Page 1

Editor,

BILL WIESMAN


un

5 ESTRATEGIAS HACER

PARA

DISCÍPULOS

SEMEJANTES A

CRISTO

BILL WIESMAN,

EDITOR


tPublicado por Casa Nazarena de Publicaciones 17001 Prairie Star Parkway Lenexa, KS 66220 EE.UU. www.EditorialCNP.com Título original en inglés: A Holy Purpose By Bill Wiesman Copyright © 2011 Published by Beacon Hill Press of Kansas City A Division of Nazarene Publishing House Kansas City, Missouri 64109 USA This edition published by arrangement with Nazarene Publishing House. All rights reserved. Publicado en español con permiso de Nazarene Publishing House de Kansas City, Missouri 64109 EE.UU. Copyright © 2011. Todos los derechos reservados. ISBN 978-1-56344-670-2 Diseño de Tapa: Keith Alexander Traductor: Daniel Pesado. Todas las citas bíblicas, si no se indica de otra manera, son tomadas de la Santa Biblia, Nueva Versión Internacional ® NVI®. Copyright ©1973, 1978,1984 por la Sociedad Bíblica Internacional. Usado con permiso de Zondervan Publishing House. Todos los derechos reservados. Los textos bíblicos marcados con “RV” se han tomado de la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960™ es una marca registrada de la American Bible Society, y puede ser usada solamente bajo licencia


DEDICACIÓN En primer lugar, este libro es dedicado a los pastores y líderes laicos de la Iglesia del Nazareno en los Estados Unidos y Canadá quienes, fielmente, sirven a nuestro Señor Jesús en la misión de “hacer discípulos semejantes a Cristo en las naciones”, con la esperanza de que les sea un recurso de apoyo de gran valor para su ministerio. Segundo, a mi hermosa esposa Sharon. Como su madre dice de ella: “Hermosa por dentro y por fuera”. Finalmente, y más importante, a mi Señor y Salvador Jesús quién cambió mi vida completamente el 18 de junio de 1973 en el altar de la Iglesia del Nazareno Bellflower, bajo el ministerio de Wallace Renegar.


CONTENIDO Reconocimientos ...................................................................................6 Prólogo..................................................................................................7 1. El Poder Invencible de un Propósito Santo, Bob Broadbooks.................9 Estrategia No. 1: Desarrollo Intencionado de Líderes .....................17 2. Hacer Discípulos Semejantes a Cristo, Stan Toler ................................21 3. Desarrollemos Nuevos Líderes para el Ministerio, Manoj Ingle............31 4. Creemos un Ambiente Propicio para la Mujer en el Ministerio, Rondy Smith .......................................................................................43 5. Prepararse para la Ordenación, Dan Copp...........................................55 Estrategia No. 2: Renovación Vibrante de la Iglesia ........................65 6. Mantener el Enfoque Misional, Buddy y Gaye Marston ......................69 7. Discipulado Como un Proceso, Gene Tanner ......................................77 8. Transformación Misional y Tradicional de la Iglesia, Dan Newburg.....85 9. Cumplir el Propósito Misional de la Iglesia: Una Historia de Dos Hermanos, Daron y Ryan Brown........................93 Estrategia No. 3: Identidad Teológica Clara y Coherente ..............103 10. Celebrar Nuestra Identidad Teológica Wesleyana, Tom Noble............107 11. Vivir en Santidad: El Evangelio Presentado en Palabras y Obras, Dan Boone ........................................................................................119 12. Cómo Pensar Transculturalmente, Oliver Phillips ..............................129 13. Hacer Discípulos: Una Teología Bíblica de la Misión, Bill Wiesman ..141 Estrategia No. 4: Extensión Misional Apasionada ..........................155 14. Llevar el Evangelio a las Calles: de Marginal a Misional, Mark Bane ..159 15. Multiplicar los Ministerios Donde Vive la Gente, Carol Ann Eby, con McArthur y Millie Jackson..........................................................173 16. Seguir al Líder, Matt Friedeman.........................................................185 17. Hacer Discípulos Hispanos Semejantes a Cristo, Roberto Hodgson y Walter Argueta................................................................................195 Estrategia No. 5: Desarrollo Multifacético de Nuevas Iglesias .....203 18. Multiplicar Redes de Iglesias Orgánicas, Darrell Maclean ..................207 19. Empezar Iglesias de Alto Impacto, Stephen Gray ...............................219 20. Desarrollar Iglesias con Muy Poco Dinero, Bill Wiesman...................229 21. Cómo Construir un Gran Futuro, Stan Reeder..................................243 22. Plantar una Iglesia en Kalkaska, Marilyn McCool..............................253 Epílogo: ¡ A Correr el Riesgo ! Rubén Villarreal ..................................271 Notas.................................................................................................281


RECONOCIMIENTOS El concepto de este libro se originó hace cerca de tres años, cuando un grupo de pastores misionales de EE. UU./Canadá, en la Cumbre de Evangelización de 2008, se reunió en la ciudad de Kansas City, bajo la dirección de Jim Dorsey. Seis de los capítulos de este libro provienen de documentos presentados en talleres durante la mencionada reunión. Estoy agradecido a todos por su participación, y a Jim por su liderazgo. Más recientemente, ya bajo el liderazgo del Dr. Bob Broadbooks, Director de la Región de EE. UU./Canadá, nuestro Comité Consultivo de Superintendentes de Distrito (CCSD) se reunió con diversos líderes de ministerios del Centro de Ministerios Globales de la Iglesia del Nazareno, para hablar sobre las necesidades que tiene la Iglesia en estos dos países para poder continuar su avance. Cientos de líderes provenientes de los países que forman esta región ofrecieron ideas y retroalimentación durante las Conferencias de Pastores y Líderes realizadas en el verano de 2010, en las nueve regiones correspondientes a sus respectivas universidades. En estas conferencias se compartieron cinco estrategias claves que están en desarrollo. Existe un gran potencial en la Iglesia del Nazareno en Estados Unidos y Canadá, y estas estrategias nos ayudarán a darle concreción. Les damos las gracias a Bob, al CCSD, a los demás superintendentes de distrito de la Iglesia del Nazareno de EE. UU./Canadá, a los innumerables pastores, y a otros líderes, por su contribución a estas importantes conversaciones. Quiero expresar mi aprecio a varios grupos que se asociaron a este proyecto. Primero, un agradecimiento especial a los líderes que en estos capítulos compartieron sus experiencias y entusiasmo por hacer discípulos a semejanza de Cristo. Gracias a Shelma Warner, Asistente del Ministerio de Evangelización en el Centro de Ministerio Globales, por su trabajo tras bastidores, el cual transformó este recurso en una realidad. Gracias a Bonnie Perry, a Richard Buckner, y a los editores de Beacon Hill Press y los miembros de su equipo por su paciencia y disposición en ir “la milla extra” en la versión en inglés de esta obra. La biografía del autor de cada capítulo incluye una dirección de e-mail. Nuestra esperanza es que este recurso sea solamente el punto de partida de muchas conversaciones, a medida que juntos colaboremos y aprendamos unos de los otros cuál sea la mejor manera de hacer discípulos semejantes a Cristo en Estados Unidos y Canadá. — Bill Wiesman Enero de 2011


PRÓLOGO El fallecido George Bernard Shaw dijo, “Algunos hombres ven cosas y preguntan por qué. Yo sueño cosas que nunca sucedieron y pregunto por qué no”. ¡Usted sostiene en sus manos los conceptos y el fruto de la imaginación de soñadores como él! Este no es un libro del tipo que trata sobre el “cómo”, sino uno que, más bien, invita a pensar “porqué no”. Transformados por un Dios santo, poseídos por Su santo propósito, y capacitados con Su Espíritu Santo, estos soñadores visionarios y pensadores nos presentan dos cosas: sus historias, y la verdad de Dios, con la confianza de que Él nos inspire a todos nosotros a adoptar un estilo de vida misional que se caracterice por el “porqué no”. Dios ha dado a la Iglesia del Nazareno, por más de 100 años, líderes y personas laicas que han estado dispuestos a soñar cosas que nunca habían existido. Estos hombres y mujeres estuvieron a tal punto comprometidos con el propósito santo de Dios, que estuvieron dispuestos a cooperar con Él en movimientos de santidad de proporciones neotestamentarias. ¡Cuando recordamos el gran avivamiento de santidad del siglo XVIII en los Estados Unidos y Canadá, y los movimientos que le siguieron en Corea del Sur, en el Cuerno de África, en el Sur de Asia, en Bangladesh, en Sri Lanka, en Perú, en Brasil y en muchos otros lugares, comprendemos que Dios aún está sentado en Su trono en el cielo y, a la vez, morando en Su iglesia aquí en la tierra! No es tiempo de esperar sobrevivir siguiendo la táctica del avestruz. ¡Ahora es el tiempo de levantar la bandera de santidad y acometer esta lucha sin ningún temor! ¡La batalla es nuestra! ¡La victoria es segura! Nuestro Dios es el Dios que puede hacer “muchísimo más que todo lo que podamos imaginarnos” (Efesios 3:20). De vez en cuando, mientras lee, deténgase y pregúntese: ¿Por qué no? ¿Por qué no aquí? ¿Por qué no ahora? ¿Por qué no mi iglesia? ¿Por qué no yo? Sueñe un sueño nuevo. Permita que el propósito santo de Dios se adueñe de su corazón y de su mente. Permita que Él lo encienda con una pasión santa. Mi deseo es que Dios pueda abrir los ojos de su corazón y le revele “la esperanza a que él os ha llamado,… las riquezas de la gloria de su herencia…, y la supereminente grandeza de su poder para con nosotros los que creemos” Efesios 1:18-19 – RVR). – Dr. J. K. Warrick Presidente de la Junta de Superintendentes Generales Iglesia del Nazareno


Bob Broadbooks es Director de la Región EE. UU./Canadá de la Iglesia del Nazareno. Bob sirvió como pastor en cuatro iglesias del Nazareno en Kansas, Colorado y Florida, y posteriormente fue elegido superintendente del Distrito Alabama Norte, donde sirvió durante seis años. En el año 2003 fue asignado superintendente del Distrito Tennessee donde sirvió por seis años, antes de ser elegido a su presente cargo. Bob se graduó de MidAmerica Nazarene University [la Universidad Nazarena MidAmérica] (bachillerato en artes) y del Nazarene Theological Seminary [Seminario Teológico Nazareno] (maestría en divinidad). En el año 2000, MidAmérica le concedió el grado honorario de doctor en divinidad. Bob tiene dos hijos mayores y dos nietos. Él y su esposa, Carol, viven en Shawnee, Kansas.

8


1

EL PODER INVENCIBLE DE UN PROPÓSITO SANTO BOB BROADBOOKS Es una experiencia estremecedora. En la ciudad de Birmingham, Alabama, frente a la Iglesia Bautista ubicada en la calle 16, existe un hermoso parque. En ese parque está una estatua de metal, en la que tres perros de tamaño real se levantan sostenidos por sus patas traseras. La correa atada a sus cuellos les impide atacar. Sus dientes están a la vista listos para acometer a sus víctimas. El visitante puede caminar entre ellos e imaginarse que él, o ella, son atacados. Imaginar ser atacados por los perros es una experiencia desconcertante. La estatua, por supuesto, remonta al observador a la década de 1960 y los logros realizados en esa ciudad en favor de los derechos civiles. A muchos kilómetros de allí, en Memphis, Tennessee, es posible visitar el Motel Lorraine y pararse en el mismo balcón donde Martín Luther King Jr. fue asesinado. El 3 de abril de 1968, en la noche de su asesinato, el Dr. King predicó su último sermón en una iglesia de esa ciudad. El se refirió a los eventos acontecidos en Birmingham y a Bull Connor, el hombre responsable de la seguridad pública de la mencionada ciudad. En ese poderoso sermón el Dr. King dijo lo siguiente: “No vamos a permitir que ninguna porra nos detenga. Somos expertos dentro de nuestro movimiento de no violencia en cómo desarmar a las fuerzas de la policía; ellos no saben qué hacer. Los he visto con frecuencia. Recuerdo en Birmingham, Alabama, cuando nos hallábamos en medio de una lucha majestuosa, cientos de nosotros, día tras día, saliendo de la Iglesia Bautista de la calle 16. Y Bull Connor les decía que nos largaran los perros, y estos se venían hacia nosotros; pero nosotros continuábamos nuestro camino frente a los perros cantando, ‘No permitiré que nadie cambie mi destino’. Luego, Bull Connor decía, ‘Arrójenles agua con las mangueras’. Pero, Bull Connor no conocía la historia. Él sólo conocía los elementos materiales los cuales no tenían ninguna relación con los elementos inmateriales que nos motivaban. Y este era el hecho concreto: allí había un cierto tipo de fuego que el agua no puede apagar. Y allí íbamos nosotros delante de las mangueras contra incendios; conocíamos el agua. Si éramos bautistas o de alguna otra denominación, ya habíamos sido sumergidos en 9


BOB BROADBOOKS

ella. Si éramos metodistas, o algo por el estilo, ya habíamos sido rociados, pero todos conocíamos el agua. “Aquello no pudo detenernos, y continuamos enfrentándonos a los perros, a quienes mirábamos fijamente; y nos enfrentamos a las mangueras, y las miramos con fijeza, y nunca dejamos de cantar, ‘Sobre mi cabeza, en el aire, veo la libertad’. Luego fuimos arrojados en los camiones de la policía en donde, a veces, quedábamos apretados como sardinas en lata. Allí nos metían, y luego el viejo Bull decía, ‘Llévenselos’, y le obedecían; mientras nosotros continuábamos cantando en los vagones de la policía, ‘Nosotros venceremos’. Algunas veces fuimos metidos en la cárcel, y veíamos cómo nuestros carceleros, que nos observaban por las ventanas, se conmovían por nuestras oraciones y canciones. Allí había un poder que Bull Connor no podía resistir; por lo que finalmente terminamos transformando a Bull en un manso novillo, y así fue como vencimos en Birmingham”. El Dr. King denominó su lucha una “lucha majestuosa”. Estas son dos palabras que yo no hubiera pensado en poner unidas; son extrañas, pero muy descriptivas. ¿Qué podría capacitar a hombres y mujeres para involucrarse en tamaña lucha? ¿Cómo lograron reunir un coraje tal que les llevó a resistir el ataque de los perros, la alta presión de las mangueras, y la humillación pública? ¿Qué clase de poder fue el que les permitió resistir la prisión y las golpizas? La respuesta es simple, pero profunda. Ellos se sentían cautivados por el invencible poder de un propósito santo. Habían decidido que no volverían a vivir en esclavitud. Querían una vida mejor para sus hijos y para los hijos de sus hijos. Ellos querían libertad. Considere el invencible poder de un propósito santo. Usted, tal vez, no ha tenido que enfrentarse a perros que le ataquen, a mangueras de alta presión o a la humillación pública, pero sí ha experimentado buena parte de una considerable presión y de problemas humillantes. Entiéndalo, como líder en la Iglesia del Nazareno, usted se halla en medio de una “lucha majestuosa”. Usted ha sido llamado a una tarea similar, y siendo así, ¿no debería estar poseído de una similar intensidad? Isaías describe su propio llamado con estas palabras: “El Espíritu del Señor omnipotente está sobre mí, por cuanto me ha ungido para anunciar buenas nuevas a los pobres. Me ha enviado a sanar los corazones heridos, a proclamar liberación a los cautivos y libertad a los prisioneros, a pregonar el año del favor del Señor y el día de la venganza de nuestro Dios, a consolar a todos los que están de duelo, y a confortar a los dolientes de Sión. Me ha enviado a darles una corona en de vez de cenizas, aceite de alegría en vez de luto, traje de fiesta en vez de espíritu de desaliento” (Isaías 61:1-3). Cuando usted es cautivado con un propósito santo, nada en lo absoluto puede detenerlo. 10


El Poder Invencible de un Propósito Santo

Celebramos lo que Dios ha hecho en nuestras iglesias y distritos en la Región de EE. UU./Canadá en los últimos 100 años, y lo que continúa haciendo. Dios ha bendecido nuestros esfuerzos. Nos regocijamos en lo que Él ha hecho, y miramos esperanzados hacia lo que hará entre nosotros.

Un propósito Santo Desafiará a los Grandes Líderes Mire alrededor a la Iglesia del Nazareno. Tenemos a algunos de los líderes más destacados de la Iglesia de Jesucristo. Tenemos grandes líderes laicos, maestros, pastores, misioneros y profesores. Miles de personas han sido ganadas para el reino a través de sus esfuerzos y la gracia de Cristo. Usted no respondió al llamado de Dios por dinero. Cuando se unió a la causa de Cristo, sabía que no habría de ser famoso. ¿Qué fue lo que captó su imaginación? Fue un propósito santo. Cuando aceptó el llamado de Cristo a trabajar en Su iglesia, usted no sabía que iba a ser tan difícil. ¿Por qué se mantiene en ello? Lo hace porque un propósito santo lo tiene encadenado a la tarea. Usted sabe que esas “mangueras de alta presión” sólo son las circunstancias del trabajo al que Él le ha llamado. Son sólo distracciones en la misión. Tenemos un mundo que ganar. A Satanás le encanta que nos consumamos con los detalles y las perturbaciones. Pero, los líderes que en verdad son grandes, son consumidos con un propósito santo. Son siempre capaces, de alguna manera, de mantener su concentración en alcanzar a la gente y en amar a Dios. Nunca pierden su voz profética. Se rehúsan a que asuntos triviales cautiven sus corazones. Siempre hallarán la manera de mantenerse enfocados en la razón real de la existencia de la iglesia. ¿Alguna vez pensó que le hubiera gustado servir en los días tempranos de nuestra iglesia? En aquella época era más fácil, o al menos así parece. Pero usted no pertenece a esa época. Usted pertenece a esta. O Dios lo puso en donde hoy está con un propósito, o todo es una simple jugada del destino, una casualidad. O Dios es el ser adecuado para ayudarlo, o no lo es. Yo escojo creer que Dios le puso donde está con un propósito, y que Él es adecuado para ayudarlo. Usted posee ciertos dones y habilidades que son necesarios ahora. Que Dios nos ayude a mantenernos enfocados en ese propósito santo. Un propósito santo es la única cosa que puede verdaderamente desafiar a un gran líder.

Un Propósito Santo Produce Resultados Dios está bendiciendo en estos días a la Iglesia del Nazareno. Vemos movimientos como el sucedido en Hechos 2 en lugares como Bangladesh y en el denominado Cuerno de África. Pero Dios está trabajando también en los Estados Unidos y Canadá. En el año 2009, sesenta mil personas hallaron a Cristo en 11


BOB BROADBOOKS

nuestras iglesias. Cada tres días y medio comenzamos una iglesia. Tal vez nuestro crecimiento no es tan destacado como en otros lugares del mundo, pero logramos avances también aquí. Tom Ranier sostiene que si una iglesia tiene una proporción de veinte a uno, es decir, si necesita veinte congregantes para ganar a una persona para Cristo, es una iglesia con bastante vigor evangelizador. Además dice que, de las 400,000 iglesias cristianas en los Estados Unidos y Canadá, sólo un tres y medio por ciento alcanza esa proporción. Nuestra investigación indica que, cuando consideramos la asistencia a nuestras iglesias nazarenas, la proporción es de nueve a uno. Estamos produciendo y discipulando nuevos cristianos. Nos gozamos en cada victoria que Dios nos concede. Pero sabemos que el crecimiento de nuestras iglesias, y el de la mayoría de las denominaciones en los Estados Unidos y Canadá, se ha desacelerado. Podemos conformarnos y tratar de sentirnos aliviados con las estadísticas ya mencionadas y nunca llegar a admitir que “el emperador no tiene su ropaje”. La realidad es que el año pasado nuestra membresía apenas aumentó. En los últimos años no hemos logrado mantener el ritmo de crecimiento de la población. Podemos recostarnos en nuestros asientos y comenzar rápidamente a dar razones para esto, como por ejemplo: “Nuestra iglesia tiene ya cien años de edad, y muchas de nuestras congregaciones están envejeciendo”; “Existe una creciente desconfianza en relación a la religión organizada en los Estados Unidos y Canadá”; y, “Las personas con mentalidad posmoderna no se sienten atraídos a la iglesia”. Usted ha escuchado esos lamentos. Podemos continuar ensayándolos o podemos, una vez más, ser cautivados por nuestro propósito santo y postrarnos sobre nuestras rodillas y rogar a Dios que nos ayude. Podemos aceptar una vez más el hecho de que poseemos un mensaje que el mundo necesita. Una vez más podemos permitir que nuestro corazón se quebrante por el pecado, y por sus efectos a nuestro alrededor. Podemos determinar establecer estrategias y planes que demuestren que nuestra intención es de verdadero cambio. Y podemos decidir que vamos a hacer todo lo posible para cambiar esta tendencia negativa. Usted dice, “Bueno, tal vez podamos imaginar el cambio, pero, ¿cómo lo lograremos?” Me alegra que se lo pregunte. Nuestro Comité Consultivo de Superintendentes de Distrito se reunió con los líderes de ministerios del Centro de Ministerios Globales de la Iglesia del Nazareno y hablamos sobre qué es lo que la Iglesia necesita para avanzar en los Estados Unidos y Canadá. Durante elverano de 2010, cientos de líderes provenientes de los dos países proveyeron ideas y retroalimentación durante las Conferencias para Pastores y Líderes realizadas en las nueve zonas educativas, correspondientes a cada una de nuestras universidades. En estas conferencias se desarrollaron cinco estrategias claves que deseamos compartir con usted. Existe un gran potencial en la Iglesia del 12


El Poder Invencible de un Propósito Santo

Nazareno en Estados Unidos y Canadá, y estas estrategias nos ayudarán a alcanzarlo. 1. DESARROLLO INTENCIONADO DE LÍDERES. Debemos desarrollar, entrenar y enviar a líderes apasionados y con enfoque arminiano wesleyano. 2. RENOVACIÓN VIBRANTE DE LA IGLESIA. Debemos ayudar a que cada iglesia local descubra una vida misional renovada. 3. IDENTIDAD TEOLÓGICA CLARA Y COHERENTE. Debemos facilitar la comunicación y colaboración entre el Centro de Ministerios Globales, las instituciones educativas, y los ministros y laicos, por medio de la página impresa, los medios de comunicación electrónicos, la conversación afable, y una predicación clara. 4. ALCANCE MISIONAL APASIONADO. Debemos animar y enviar a nuestra gente a recibir con brazos y corazones abiertos a los necesitados, y a los nuevos grupos de personas entre nosotros. 5. DESARROLLO MULTIFACÉTICO DE NUEVAS IGLESIAS. Necesitamos nutrir continuamente un ambiente y un entusiasmo en favor del comienzo de nuevas iglesias por medio de los distritos y las iglesias locales. Estas cinco estrategias están presentadas en las cinco secciones de este libro. Los respectivos líderes escribieron capítulos que ofrecen ideas e ilustraciones, y que resaltan la importancia de las estrategias. Nos estamos moviendo hacia delante en esa dirección, creyendo que Dios nos ayudará. ¿Recuerda la historia de los cuatro leprosos en 2 de Reyes 7, en el Antiguo Testamento? Los leprosos estaban sentados a las puertas de la ciudad muriéndose de hambre. Las opciones que tenían eran entrar a la ciudad, donde la gente también estaba muriéndose de inanición, o ir al campamento enemigo de los sirios, donde éstos podrían darles muerte. Tomaron su decisión. Ellos dijeron, “¿Qué ganamos quedándonos aquí sentados, esperando la muerte?” Pensaron, “Si nos perdonan la vida, viviremos; y si nos matan, de todos modos moriremos”. Usted conoce la historia. Ellos fueron hacia el campamento enemigo y descubrieron que el enemigo había partido de allí. Los sirios, pensando que habrían de ser atacados, huyeron del lugar a la carrera dejando su comida y todas sus cosas de valor. Los cuatro leprosos, como resultado, obtuvieron todo lo que necesitaban. ¿Qué había sucedido? El Señor vio que los leprosos se pusieron en marcha, por lo tanto Él fue delante de ellos y los ayudó. Este es un incontrovertible principio misionero. Usted hallará los trabajadores y los recursos 13


BOB BROADBOOKS

en los campos done está la cosecha. Nosotros sólo necesitamos comenzar a avanzar. La pregunta que los leprosos se plantearon tiene aún una importancia vital,” ¿Qué ganamos quedándonos aquí sentados esperando la muerte?” Estas son cinco estrategias claves y, juntos estamos desarrollando iniciativas para cada una de ellas. Su participación será importante para el éxito de esta aventura. Le rogamos sus oraciones. Le rogamos su compromiso en participar. Un propósito santo producirá resultados.

¡ Un propósito Santo es Absolutamente Imposible de Detener ! Tengo en mi biblioteca una copia de la Disciplina de la Iglesia Metodista Episcopal de 1836. Este libro fue publicado a menos de cincuenta años de la muerte de Juan Wesley. Lo hicieron pequeño y económico, para que pudiera caber fácilmente en el bolsillo de las personas y estar disponible para cada metodista en los Estados Unidos. Al comienzo contiene unas líneas muy interesantes: “Estimados y amados hermanos, pensamos que es conveniente darles un breve recuento del surgimiento del metodismo, tanto en Europa como en los Estados Unidos de América” (esta es una cita directa de Juan y Carlos Wesley). “En 1729, dos jóvenes ingleses, mientras leían la Biblia, entendieron que no podían ser salvos sin santidad: la procuraron e incitaron a otros a hacer los mismo. En 1737, vieron, de la misma manera que los hombres eran justificados antes de ser santificados: pero la santidad seguía siendo su objetivo. Dios, entonces, les impulsó a levantar un pueblo santo”. Note que dice, “Dios les impulsó a levantar un pueblo santo”. Ellos fueron empujados, o impelidos, por Cristo a llevar el mensaje a gente herida y desvalida. Ellos entendieron los peligros y las dificultades de esta majestuosa lucha, pero estaban absolutamente cautivados por Dios, quien les movió a realizar la tarea. Juan y Carlos Wesley creyeron que la Biblia enseña que los hombres y las mujeres necesitan ser santos antes de entrar en el cielo. Creyeron que podían ser santificados luego de ser justificados, y este propósito santo los empujó a ir a todo el mundo. Un propósito santo es imposible de detener. Las cinco mil iglesias y los ochenta distritos en los Estados Unidos y Canadá continúan esta santa marcha. Tal vez usted esté diciendo, “Pero, yo soy sólo uno – una persona, una iglesia, un distrito. No tenemos suficiente influencia. No podemos imaginarnos a nosotros mismos siendo un ejército poderoso”. Mi amigo, nada puede estar más lejos de la verdad. Muchas de nuestras iglesias pueden ser pequeñas, pero juntos somos un ejército poderoso. Juntos, en el año 2009, dimos más de 65 millones de dólares para misiones. Juntos ganamos más de sesenta mil personas para Cristo. Juntos empezamos nuevas iglesias. Juntos 14


El Poder Invencible de un Propósito Santo

estamos preparando futuros líderes ministeriales y laicos. Juntos vimos jóvenes encontrarse con Cristo y ser llamados al ministerio. Juntos llevamos el mensaje de santidad de corazón a gente de todos los colores. Juntos enviamos equipos de misiones a todo el mundo. Juntos somos una fuerza poderosa para Dios. Lo que nos hace imparables es que somos consumidos por un propósito santo. Si nuestro propósito de ser una iglesia no es un propósito santo, no progresaremos. Un líder de influencia en los círculos evangélicos de hoy dijo, “No se preocupen por el cómo hacer crecer sus iglesias; concéntrense en cumplir con el propósito de la iglesia”. Él está en lo correcto. Nuestro objetivo no es lograr que la iglesia crezca. Nuestro propósito es presentar a Jesús a la gente, y que experimenten su vida abundante. Nuestro propósito no es construir grandes edificios. Nuestro propósito no es tener grandes experiencias de adoración. Nuestra meta no es proveer grandes actividades religiosas y grandes programas. Todas estas cosas son buenas, pero no pueden ser nuestro propósito. Nuestro propósito es elevar a Jesús y Su mensaje de santidad. Nuestro propósito es hacer discípulos semejantes a Cristo. La gente vendrá a nuestras iglesias para ver a Jesús. Pueden venir una vez para ver un edificio nuevo, pero la única cosa que los hará regresar y venir consistentemente es si ven a Jesús cuando están allí. Estimado amigo, si su propósito es menos que santo, no obtendrá progreso. Dios conoce los motivos de nuestros corazones, por lo cual nosotros debemos estar seguros de que trabajamos para un propósito santo. Si su propósito es ganar algún premio, no será invencible. Si su propósito es avanzar en su propia carrera o sólo permanecer lo suficientemente en ella para poder luego jubilarse, no es invencible. Pero, si su propósito es satisfacer las necesidades profundas de la gente levantando a Cristo, usted será invencible. Eventualmente debemos llegar al punto en el que dejemos de pensar en nuestro propio bienestar para pensar en el de aquellos que necesitan a Dios. ¿Recuerda la historia del buen samaritano? El levita miró al hombre necesitado, tirado en un camino peligroso, y se preguntó, “Si me detengo a ayudar a este hombre, ¿puede esto pasarme también a mi?” Pero luego llegó el buen samaritano e invirtió la pregunta: “¿Si no me detengo a ayudar a este hombre, ¿qué le sucederá a él?” Esta es la pregunta que debemos plantearnos nosotros en Estados Unidos y Canadá; no cuestionarnos acerca de nosotros mismos sino acerca de los demás. ¿Qué le sucederá a él? ¿Qué le sucederá a ella? ¿Cuáles son sus necesidades? Debemos permitir que nos cautive el pensamiento de que si han de llegar al cielo, necesitan ser santos. Nosotros, como líderes nazarenos, tenemos la provisión para sus más profundas necesidades. Lo que deseo comunicarle es que debemos ponernos en marcha una vez más. No debemos permitir que nadie nos detenga. Oh, claro, estarán quienes digan 15


BOB BROADBOOKS

que no se podrá. Algunos dirán, “Mi iglesia es demasiado pequeña. No podemos hacer nada para Dios. No tenemos dinero. No somos lo suficientemente grandes como para ofrecer programas para toda la familia. Nuestro edificio no es adecuado. Tenemos escasez de estacionamiento. No tenemos suficientes obreros preparados”. Los que sólo saben decir, “No se puede”, estarán siempre entre nosotros. Pero, si sólo lográramos dejarnos consumir por nuestro propósito santo, podremos marchar. No existe iglesia demasiado pequeña para alcanzar gente. Todos los distritos pueden crecer. Una crisis económica no puede impedir nuestro avance. Ninguna cuestión demográfica puede impedirnos que alcancemos más gente. Puede que halla una Iglesia del Nazareno en cada ciudad de su estado, pero todas ellas no han alcanzado aún a todas las personas perdidas. Necesitaremos iglesias de todas clases y tamaños para alcanzarlos. En nuestra región, una de cada dos personas que pasa por la calle a nuestro lado no asiste a ninguna iglesia. Probablemente, el cincuenta por ciento de la gente que vive en su área no es conocida por ninguna de las iglesias. Allá afuera hay gente que necesita de Dios. Los perros y las mangueras de alta presión no pudieron detener la marcha del propósito santo llamado libertad. De la misma manera, las crisis económicas, congregaciones avejentadas, presupuestos que disminuyen, desilusiones y desánimo no pueden detener la marcha del propósito santo de Jesucristo. El fue puesto en una tumba húmeda y fría. Con lágrimas en sus ojos, sus discípulos hicieron rodar la piedra y se despidieron de Él. Pero un propósito santo es absolutamente imposible de detener. Él irrumpió victorioso de esa tumba y la marcha de la poderosa resurrección continúa hasta hoy. No debemos desviarnos, ni detenernos, ni permitir que nada nos impida continuar con Su propósito santo. Con el poder del Cristo resucitado que fluye a través de nuestras vidas, nada podrá impedir que alcancemos a hombres y mujeres con el evangelio de Cristo y el mensaje de pureza de corazón. Que el mismo Espíritu que empujó a Juan y a Carlos Wesley a salir de su mundo, nos mueva a nosotros para que llevemos nuestro mensaje a la gente sufriente en Estados Unidos y Canadá.

16


1

2

3

4

5

ESTRATEGIA NO. 1 DESARROLLO INTENCIONADO DE LÍDERES Debemos reconocer, desarrollar, entrenar y enviar a líderes apasionados con un enfoque arminiano-wesleyano. Todo gran esfuerzo comienza con el Dios que busca a un líder dispuesto. Él ha decidido trabajar por medio de hombres y mujeres llamados. El apóstol Pablo reconoció la absoluta necesidad de líderes capaces y apasionados. Por eso oró por los líderes de la iglesia en Colosas: “Por eso, desde el día en que lo supimos no hemos dejado de orar por ustedes. Pedimos que Dios les haga conocer plenamente su voluntad con toda sabiduría y comprensión espiritual” (Colosenses 1:9). La Iglesia del Nazareno en los Estados Unidos y Canadá está orando intencionalmente para que líderes de todas las nacionalidades sean llamados, desarrollados y entrenados. Estamos orando para que Dios les infunda pasión por las almas a medida que experimenten la obra de limpieza y poder capacitador de la entera santificación. También oramos para que Dios les dé sabiduría a la iglesia para que envíe a estos líderes a los campos en los que una cosecha abundante espera por ellos. La realidad actual es que un creciente número de nuestros líderes están siendo entrenados en varios centros de entrenamiento 17


ESTRATEGIA NO. 1

distritales. Muchos años atrás, la gran mayoría de nuestros líderes eran entrenados en alguna de nuestras varias instituciones educativas. Esto fue de mucha utilidad pero, con los crecientes desafíos económicos, los proveedores adicionales de educación, y la necesidad de recibir entrenamiento en el mismo lugar donde se desempeña la tarea, muchas de las oportunidades educativas y de entrenamiento se hallan más localizadas. Parte del entusiasmante desafío que enfrentamos en nuestro tiempo es ayudar a los líderes a entrenar a otros líderes en la iglesia local y en nuestros distritos. El desarrollo de liderazgo tiene la intención de cultivar la capacidad en los líderes clericales o laicos para “ser”, “saber” y “hacer” lo que implica influenciar a otros a hacer discípulos semejantes a Cristo. Capítulo 2

Hacer Discípulos Semejantes a Cristo Stan Toler usa el acrónimo D-I-S-C-I-P-L-E (Discípulo en inglés) para describir un plan de ocho pasos que permita a pastores y a maestros no sólo tener convertidos sino, además, guiar a esos convertidos para que se transoformen en vivos ejemplos de Cristo. Capítulo 3

Desafiemos a los Líderes a Asumir Nuevos Ministerios Manoj Ingle anima a los líderes establecidos a desafiar a la gente a responder al llamado de Dios al ministerio cristiano de tiempo completo. Capítulo 4

Creemos un Clima Propicio para la Mujer en el Ministerio Rondy Smith demuestra la importancia de adoptar una estrategia clara y abarcadora para el desarrollo intencionado de mujeres para el ministerio. 18


Desarrollo Intencionado de Líderes

Capítulo 5

Prepararse para la Ordenación Dan Copp afirma la comprensión bíblica del sacerdocio y el ministerio de todos los creyentes, y la ordenación de algunos llamados a un liderazgo ministerial más oficial y público. Él se enfoca específicamente en el proceso de equipar a aquellos llamados a prepararse para la ordenación.

19


Stan A. Toler, es un superintendente general en la Iglesia del Nazareno. Fue elegido para este elevado cargo en la 27ma. Asamblea General en Orlando, Florida, en julio de 2009, después de haber servido por 40 años como pastor en Ohio, Florida, Tennessee y Oklahoma. Ha escrito más de 70 libros, incluyendo su best-sellers, Dios Nunca me falló, Pero si me Asustó Terriblemente Algunas Veces; Los Buitres Vuelan en Círculo, Pero Dios no ha Terminado aún Conmigo; Dios Nunca Llega Tarde, Raramente Llega Antes, El Siempre Está a Tiempo; La Mezcla Secreta; La Persona más Rica del Mundo; Guía Práctica Para el Ministerio Pastoral; Recursos Para Oradores Inspiradores; Repiense su Vida; sus populares series El Minuto Motivador; y su libro más reciente, Si tan Sólo Pudiera Relacionarme con la Gente que Estoy Relacionado. Por muchos años Toler sirvió como vicepresidente del Instituto de Liderazgo INJOY de John C. Maxwell, y enseñó seminarios, entrenando líderes de iglesias y corporaciones para realizar una diferencia en el mundo. Recientemente fue honrado con un Doctorado en Divinidad por Southern Nazarene University [la Universidad Nazarena del Sur]. Stan y su esposa y educadora, Linda, tienen dos hijos casados y un nieto.

20


2

HACER DISCÍPULOS SEMEJANTES A CRISTO STAN A. TOLER Jesucristo dio a la iglesia una comisión que no ha cambiado en el transcurso de la historia: “Vayan y hagan discípulos” (Mateo 28:19). Hacer discípulos semejantes a Cristo es el objetivo crítico de la iglesia. Aún así, en su mayor parte, no estamos cumpliendo bien con nuestra tarea primaria. Se estima que, en Norte América, es necesario el esfuerzo combinado de ochenta y cinco cristianos, durante un año completo de trabajo, para producir un convertido. Cerca de la mitad de las iglesias en el país no añaden ninguna persona a sus listas de membresía, en el transcurso de un año, como resultado de la evangelización. Si tenemos una lucha tal en hacer posible la parte de enfrente de esta comisión – guiar personas hasta el punto de la conversión – tenemos un problema aún más serio en hacer posible la mitad posterior de la comisión: desarrollar esos convertidos en seguidores de Cristo totalmente formados a la semejanza de Él. Esta es nuestra tarea central, y no podemos permitirnos fallar en ella. Pero, ¿por dónde empezamos? Aquí tenemos un sencillo plan que consta de ocho pasos, el cual le capacitará para no sólo producir convertidos, sino para guiar a los convertidos en llegar a ser ejemplos vivientes de nuestro Señor y Salvador. Sólo recuerde el siguiente acrónimo, D-I-S-C-I-P-L-E (discípulo en inglés).

D: Desarrolle Relaciones Intencionadas Para poder influir en la vida de otras personas, usted debe, en primer lugar, conocerlos. El antiguo adagio es verdad: A nadie le interesa saber cuánto usted sabe hasta que no sepan cuanto usted se interesa por ellos. Una vez ganada la confianza, su liderazgo será aceptado. Para poder hacer discípulos, las relaciones deben ser intencionadas. Este tipo de asociaciones con un enfoque definido llevan, finalmente, a un mayor conocimiento común del Señor Jesucristo.

Procure Momentos Intencionados Las relaciones no se establecen en forma casual. Usted debe procurarlas intencionadamente. El mismo ministerio de Jesús muestra su intencionalidad: “Porque el Hijo del hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido” (Lucas 19:10). Sus ojos se esforzaban por reconocer a quienes necesitaban un 21


ESTRATEGIA NO. 1

camino para librarse de la condición en que estaban. Él también aconsejó a los discípulos para que estuvieran alertas: “¡Abran sus ojos y miren los campos sembrados!” (Juan 4:35). Esté alerta para reconocer la oportunidad de personas abiertas a relaciones, tales como cuando expresan una necesidad, un problema serio o una oportunidad que requiera un cambio en sus vidas.

Identifique al Prospecto Usted no puede desarrollar relaciones con todas las personas. Pero puede desarrollar relaciones con algunas personas. ¿Quién es la persona (o las personas) que debe conocer para guiarlos luego en el discipulado? Los siguientes pueden ser prospectos, o candidatos, para el desarrollo intencionado de relaciones para el discipulado: • Los pre-creyentes que expresen interés en afiliarse a la iglesia • Los nuevos creyentes que recién estén comenzando su peregrinaje en la fe • Los creyentes que estén luchando con asuntos personales o familiares • Las nuevas personas que comiencen a asistir a la iglesia y necesiten amistades • Los asistentes a reuniones de grupos pequeños que expresen necesidades espirituales Las amistades son relaciones intencionadas. Se fortalecen un paso a la vez.

Tome Riesgos Intencionados Usted ha escuchado decir de personas que demuestran gran interés en otros, “Ellos siempre están allí cuando se les necesita”. “Siempre” es una palabra riesgosa. Significa que, por el logro de una relación, debemos ser capaces de re-arreglar nuestras agendas. Una relación intencional incluye disposición a pasar el tiempo que sea necesario para demostrarle a esa persona que usted está sinceramente interesado en ella como tal. También puede, en el intento de establecer relaciones, arriesgarse a experimentar rechazo. No todas las personas que usted desea discipular aceptarán que usted los guíe. Todas las relaciones entrañan un cierto grado de riesgo, y esto es verdad tanto en la iglesia, como en la familia, el lugar de trabajo o en la comunidad. Ministre Como lo Hizo Jesús Discipular es un ministerio muy personal. Usted ministrará a personas que en su real humanidad poseen características realmente humanas. Encuéntrese con las personas en el punto de su necesidad. Ayúdelos a llegar a ser mejores de 22


Hacer Discípulos Semejantes a Cristo

lo que son en la actualidad. Muéstreles el camino para salir de la situación sin esperanza en la que se encuentran. Haga que la compasión por otros llegue a ser la piedra angular de su ministerio, y nunca, nunca, pero nunca se rinda con la gente. El discipulado es un ministerio – esto, es una forma en la que servimos a otros en el nombre de Jesús.

I: Identifique Niveles de Madurez Espiritual Cada persona que llega a Cristo trae consigo un enorme bagaje de su propio aprendizaje, experiencia, prejuicios, preocupaciones e ideas. Algunos de aquellos a quienes usted discipulará ya poseen algo de entrenamiento bíblico. Otros pueden tener muy poco trasfondo religioso; las cosas de Dios serán completamente nuevas para ellos. Una de sus primeras tareas será determinar el grado de progreso espiritual hasta ese momento e identificar áreas en las que necesite crecer. Tenga en cuenta los siguientes tres niveles de comprensión espiritual, y un programa de enseñanza para las personas en cada uno de ellos.

Nivel Uno: Pre-creyente El hecho concreto de que más de cuatro billones de personas en el mundo son consideradas como no cristianos demuestra, obviamente, que existe una gran necesidad de guiar a la gente a tomar la decisión de seguir a Jesús. Cristo mismo nos enseñó a alcanzar gente según se nos relata en la Biblia, en el encuentro en el pozo con la mujer samaritana (ver Juan 4:4-30). Estos casi-creyentes deben ser guiados a considerar su condición en relación con la santidad de Dios y la verdad de la Palabra de Dios. La necesidad de un Salvador no puede ser comprendida hasta obtener un entendimiento de la futilidad del pecado (Romanos 6:23). Hacemos esto en la misma forma en que Jesús lo hizo – con amor y compasión, señalándoles gentilmente la salida de un estilo de vida pecaminoso, y el ingreso a la liberta gloriosa de la gracia y el perdón. Nivel Dos: Nuevo Creyente El próximo nivel de conciencia espiritual se manifiesta en la vida de quien ha tomado recientemente la decisión de seguir a Jesús. Esta persona puede, o no, entender quién es Cristo y lo que incluyen Sus enseñanzas. Los nuevos creyentes también enfrentan desafíos predecibles: • Un rompimiento con la vida pasada. • Existe el riesgo de relaciones rotas con la familia y los antiguos amigos. • Puede suceder que sus compañeros no entiendan su decisión de seguir a Cristo. 23


ESTRATEGIA NO. 1

• Comienzan a ser parte de una “familia” completamente nueva. • Son introducidos a un nuevo sistema de creencias. • Se enfrentan con la necesidad de entender la Biblia. • Con frecuencia deben familiarizarse con nuevas formas de adoración. • Luchan con la tentación de volver a los hábitos del pasado. Su tarea como un hacedor de discípulos es aproximarse al nuevo discípulo con un espíritu de apertura y amistad, permitiéndole saber que usted posee un genuino interés en su nueva transición.

Nivel Tres: el Creyente Sin Compromiso Usted puede necesitar animar a los creyentes mejor establecidos a asumir un mayor nivel de compromiso. Esa asignación puede realizarse en diversas circunstancias, como son los grupos pequeños, los ministerios voluntarios, las relaciones como mentores o los viajes misioneros. Deberemos motivar a los compañeros creyentes a utilizar sus dones espirituales para ministrar a otros. También puede que se nos pida animar a un compañero creyente a establecer un compromiso con la iglesia local más firme a través de la membresía. Nuestra tarea no es únicamente enseñar a los nuevos discípulos la mecánica de cómo volar, sino también animarlos a que lo hagan, a que extiendan sus alas para que lleguen a ser discípulos maduros semejantes Cristo los cuales puedan a su vez discipular a otros.

S: Suministre un Sistema de Apoyo Animar a un determinado discípulo a asumir el siguiente nivel de compromiso requiere un esfuerzo concentrado y con propósito definido. El tiempo y el esfuerzo variará de una persona a otra, pero las cualidades básicas de compromiso, interés genuino, comunicación y entrenamiento concentrado deben estar presentes en cada asignación de discipulado. Esas cualidades deben estar presentes en el sistema de apoyo de su discípulo, sin importar su nivel de comprensión espiritual. Los siguientes son los elementos básicos para el sistema de apoyo que todo discípulo necesita.

Estudiar la Biblia Usted, como hacedor de discípulos a la semejanza de Cristo, es un guía que dirige a su discípulo por los senderos de la verdad bíblica. Provéale a su discípulo un sistema de apoyo de estudio de la Biblia. Un estudio bíblico regular (tal vez semanal) con su discípulo es una de las mejores maneras de compartir con él o ella el conocimiento de la Palabra de Dios. Ya sea que el encuentro se realice en 24


Hacer Discípulos Semejantes a Cristo

un hogar, en un restaurante o en las instalaciones de la iglesia, su fidelidad en enseñar la Biblia se verá reflejada en el crecimiento de su discípulo.

Rendir Cuenta Los nuevos cristianos necesitan permanecer firmes en su andar. Son muy vulnerables a las influencias del mundo y necesitan apoyo para desarrollar un nuevo estilo de vida. Usted, como hacedor de discípulos semejante a Cristo, tiene la oportunidad de animar a su discípulo a vivir una vida que honre a Cristo – una vida que refleje un andar espiritual bien coordinado. Su discípulo puede tener adicciones o hábitos que son no sólo psicológicas sino también fisiológicas. Un compromiso de orar con su discípulo por determinadas prácticas es mejor que reprenderlo para que cambie. Ayude a que su discípulo reconozca y escoja el nuevo estilo de vida que Jesús hace posible. Compañerismo Así como un recién nacido desarrolla una respuesta al afecto y la afirmación de su familia, los nuevos creyentes desarrollan respuestas al afecto y la afirmación de su nueva familia espiritual. Pablo tenía un gran interés porque los discípulos entendieran la profundidad del compromiso y la interdependencia que surge cuando se llega a ser parte de la familia de Dios. El quería que ellos tuvieran intenciones puras en todos los asuntos del corazón. El discípulo suyo ha entrado en una atmósfera totalmente nueva de relaciones familiares. Anímelo a expresar sus sentimientos y deseos en formas positivas. Promueva la participación de su discípulo en la edificación de la familia de Dios.

C: Contacto Concerniente a las Necesidades y el Progreso Espiritual En las salas de cuidados intensivos de los hospitales existe un periodo de tiempo conocido como “la hora dorada”, y durante el cual los pacientes bajo tratamiento tienen la mayor posibilidad de superviviencia. En la jerga fotográfica, la hora dorada es la primera o la última hora de luz solar, que es cuando se logran los mejores efectos fotográficos. También los hacedores de discípulos semejantes a Cristo tienen una ventana de oportunidad para brindar cuidado concentrado a aquellos a quienes están discipulando. La hora dorada del discipulado es una acumulación de sesenta minutos de contacto intensivo cada semana. Llamadas telefónicas, e-mails o mensajes de texto, notas y tarjetas son excelentes formas de capitalizar esa “dorada” oportunidad. Pero la mejor opción para mantener contacto cercano con su discípulo es pasar tiempo juntos. Es obvio que existen demasiadas distracciones en la vida. Para dedicar tiempo a las necesidades 25


ESTRATEGIA NO. 1

personales de su discípulo, usted deberá proponérselo. El que usted esté muy ocupado no es razón para dejar de lado pasar tiempo “cara a cara” con su discípulo. Haga tiempo para esta importante actividad. Esta es su mejor oportunidad para escuchar, evaluar, servir de mentor y guiar al nuevo creyente. Usted no tendrá la respuesta para cada pregunta. Su consejo estará limitado a su propio aprendizaje y experiencia. Comparta lo que sabe de la Palabra de Dios. Comparta lo que Dios le ha enseñado en su caminar de fe. Evite la ansiedad en relación a sus propias habilidades y esfuerzos. Dios conoce su corazón, y Él usará su obediencia y fidelidad para impactar a otros.

I: Incorporación en la Vida y Ministerio de la Iglesia Los nuevos discípulos necesitan la vida y los ministerios de una iglesia local (ver Hebreos 10:25). Su misión como formador de discípulos semejante a Cristo incluye también la incorporación de su discípulo a la corriente del compañerismo de los creyentes.

Sacramentos Observar los sacramentos es una oportunidad de introducir al nuevo discípulo a la vida y ministerio de la iglesia. Guíe a su nuevo creyente hasta el punto en que pueda recibir el bautismo y la Cena del Señor. El servicio bautismal puede también ser una oportunidad para alcanzar a los amigos y familiares del discípulo. La primera ocasión de participar en la Cena del Señor para el discípulo es también una oportunidad para ayudarle a incorporarse a la vida y ministerios de la iglesia. El nuevo creyente puede haber recibido la comunión anteriormente, pero enfatícele el significado del evento como un acto de testimonio público de su nuevo compromiso de fe. Adoración Un evento de adoración ofrece una excelente oportunidad para resaltar el compromiso del discípulo con su nueva fe. No sólo le brinda a la persona la oportunidad de experimentar la adoración con un nuevo significado de importancia – sino que es también un tiempo perfecto para presentarlo a otros creyentes. Traiga su discípulo a la adoración y ayúdelo a participar plenamente del evento. Invite al nuevo creyente (junto con sus amigos y familia) a sentarse con usted durante la adoración. Presénteselo a otros congregantes (especialmente a congregantes que puedan relacionarse en intereses o edad). Explíquele los varios segmentos del tiempo de adoración (cantos, predicación, enseñanza, drama, ofrendas y todo lo demás). 26


Hacer Discípulos Semejantes a Cristo

Grupos Pequeños Sean estos una clase de escuela dominical, un estudio bíblico o una célula de oración, los grupos pequeños son una excelente forma de incluir a los discípulos dentro del compañerismo de la iglesia. Los grupos pequeños se vuelven una “pequeña iglesia” dentro de la iglesia grande, y ofrecen una ocasión más personal para conocer a otros compañeros en la fe. Usted puede ser maestro o participante en un grupo pequeño. De todas maneras, asegúrese de que su discípulo reciba la información y sea invitado a las reuniones del grupo.

P: Pedir a Dios Diariamente por el Crecimiento Espiritual Pedir a Dios simplemente significa orar. Los discípulos necesitan un equipo de apoyo, “soldados” que desde la retaguardia luchen por ellos contra su enemigo (Satanás). Una comunicación continua en oración por el pre-creyente o el creyente es un arma de guerra que puede ser efectiva para ganar gente para Cristo y para sostener los nuevos compromisos de fe. Pablo dijo, “Porque nuestra lucha no es contra seres humanos, sino contra poderes, contra autoridades, contra potestades que dominan este mundo de tinieblas, contra fuerzas espirituales malignas en las regiones celestiales” (Efesios 6:12). La vida cristiana es un trabajo de equipo. “Confiésense unos a otros sus pecados, y oren unos por otros, para que sean sanados. La oración del justo es poderosa y eficaz” (Santiago 5:16). Es obvio que cada discípulo tiene la responsabilidad personal de vivir en obediencia a la Palabra y a la voluntad de Dios, pero el “factor familia” en el cristianismo provee protección y fortaleza espiritual adicional. En 1 Corintios 12:12 se nos dice, “Aunque el cuerpo es uno solo, tiene muchos miembros, y todos los miembros, no obstante ser muchos, forman un solo cuerpo”. Las varias partes del cuerpo físico sostienen a todo el cuerpo físico. De la misma manera, los miembros individuales del “cuerpo que es la iglesia” funcionan para sostener ese cuerpo.

L: Liberar los Dones Espirituales ¡Quién sabe lo que su discípulo puede llegar a ser! ¿Un pastor? ¿Un misionero? ¿Un fundador de iglesias? ¿Un líder denominacional? ¿Un líder en la iglesia local? ¿Un laico de gran influencia? ¡Sólo Dios lo sabe! Las semillas de grandeza ya han sido plantadas en todo hijo de Dios. Sus habilidades y personalidad son parte del diseño de Su Maestro para beneficio del reino. La tarea de usted como discipulador semejante a Cristo es ayudar a los discípulos a descubrir y utilizar sus dones espirituales. También es su responsabilidad enseñarles cómo el Espíritu Santo capacita y da poder para utilizar esos dones por medio de la santificación, al ser llenos del Espíritu Santo (Hechos 1:8). 27


ESTRATEGIA NO. 1

Ayudar a sus discípulos a descubrir una habilidad que pueda ser usada para la edificación del reino es esencial para su crecimiento espiritual – pero también es esencial para el crecimiento espiritual, financiero, organizacional y numérico de la iglesia. Familiarícelos con un cuestionario sobre los dones espirituales. Identifíqueles las habilidades que pueden ser utilizadas en la iglesia. Es necesario hacer del descubrimiento y utilización de los dones espirituales un asunto de oración mutua. Ayúdeles a ver cómo una vida llena del Espíritu Santo les producirá integridad – y santidad – a su peregrinaje espiritual.

E: Enlistar en el Ministerio Jesús habló sobre la demostración de los favores de Dios: “Ustedes son la luz del mundo. Una ciudad en lo alto de una colina no puede esconderse. Ni se enciende una lámpara para cubrirla con un cajón. Por el contrario, se pone en la repisa para que alumbre a todos los que están en la casa. Hagan brillar su luz delante de todos, para que ellos puedan ver las buenas obras de ustedes y alaben al Padre que está en el cielo” (Mateo 5:14 -15). No habrá otra manera en que la “luz” de la vida de un discípulo produzca más calor y brillo que cuando ministre a otros. Aquí están algunas de las mejores oportunidades para hacerlo.

Ministerio de la Iglesia Local La mayoría de los observadores externos de una iglesia local no tienen idea de la profunda cooperación que se necesita para que la iglesia cumpla su misión y propósito. Para los tales, involucrarse en la iglesia significa asistir a sus servicios. Los que pertenecen a la iglesia saben que implica mucho más que esto. Ellos saben que la iglesia es una “maquinaria organizacional” que necesita tanto piezas como mano de obra. Las oportunidades para ministrar en la iglesia local son muchas y variadas. Hay un lugar para el interés y la habilidad de su discípulo. Puede ser en la enseñanza, el ministerio de oración, el mantenimiento del edificio o de los vehículos, el cuidado de niños o la hospitalidad. Guíe a su discípulo hacia el involucramiento en un ministerio que se ajuste a sus dones espirituales. Ministerios Misioneros La iglesia también tiene una misión global y, por consiguiente, necesita discípulos que ayuden con dicha misión (Lucas 10:1-2). Usted como mentor espiritual puede alentar a su discípulo a que tenga una “visión global”. Enséñele acerca de la comisión global de Cristo. Comparta con él o ella publicaciones misioneras. Invíte al nuevo discípulo a que sirva de ayudante en una convención misionera. Anímelo a que participe en un viaje misionero. 28


Hacer Discípulos Semejantes a Cristo

Ministerio de Compasión Sus discípulos deben entender que su propia comunidad es un campo misionero. Una visión global de misiones comienza con una visión para ministrar a gente en su área inmediata. Enlistarlos en el ministerio de compasión es un excelente lugar para comenzar. Los ministerios de compasión son, en el sentido bíblico, holísticos. Esto es, que ministran a toda la persona – espiritualmente, físicamente, emocionalmente, socialmente y financieramente. La experiencia de un discípulo en el ministerio de compasión puede ser sólo el comienzo de un ministerio mucho más amplio – incluyendo el ministerio como vocación. Ministerio de Grupos Pequeños Los grupos pequeños, como serían los estudios bíblicos en el vecindario, el plan del Hermano/a Mayor, y las células de oración, son algunas formas excitantes de introducirlos en el ministerio. Enlistar a su discípulo en un grupo pequeño – o en iniciar uno – le dará la experiencia y la responsabilidad para desempeñarse en otros ministerios. Discipulado Ilimitado ¿Recuerda usted a Bernabé? Sus desapercibidos esfuerzos por introducir a Saulo (más tarde Pablo) al ”camino” resultaron en un ministerio que se extenderá hasta la eternidad. Billones de personas han escuchado el evangelio como resultado de su fiel ministerio. Un hombre ciego espiritualmente recibió la vista. Un hombre atormentado espiritualmente recibió paz y propósito. Un hombre perdonado recibió dirección para el resto de su vida. Cuando usted cumple con la segunda parte de la Gran Comisión – hacer discípulos semejantes a Cristo – usted, como Bernabé, creará hombres y mujeres que impactarán al mundo en formas que usted ni se imagina. Su compromiso con la labor de D-I-S-C-I-P-L-E no tiene límites, porque el Cristo al que usted sirve no tiene límites. “Vayan y hagan discípulos”.

29


Manoj Ingle pastorea la Iglesia del Nazareno Comunidad Nueva Esperanza en Winnipeg, Canadá. Donde Manoj Ingle pastorea, la gente es llamada al ministerio a tiempo completo. Él es graduado del Colegio Bíblico Nazareno con un Bachillerato en Estudios Bíblicos. La asistencia a la adoración en Comunidad Nueva Esperanza ha crecido de 70 a 136 en los siete años del ministerio de Manoj. Él y su esposa, Vandana, viven en Winnipeg.

30


3

DESARROLLEMOS NUEVOS LÍDERES PARA EL MINISTERIO MANOJ INGLE Durante mis primeras semanas como pastor en la Iglesia del Nazareno Comunidad Nueva Esperanza, en Winnipeg, una de mis primeras tareas fue imprimir mi tarjeta de presentación. Una conversación interesante se desarrolló con mis nuevos amigos. Me preguntaban qué título debería utilizar en la tarjeta. Un amigo sugirió, “Pastor Mayor”. Le dije a mi amigo que no soy tan viejo para que la gente me llame “pastor mayor”. Mi amigo me contestó de inmediato que debería ser llamado, “pastor mayor”, porque iba a dirigir a “pastores jóvenes” en el ministerio. Otro amigo me sugirió, “En este caso, deberías titularte, “Pastor Líder” porque vas a conducir a mucha gente a servir en el ministerio”. Reflexionando en el asunto, evalué la situación alrededor mío, y me di cuenta que ninguno de esos títulos tenía sentido. Yo era la única persona en la iglesia dedicada al ministerio a tiempo completo. En ese momento tampoco estaba dirigiendo “pastores jóvenes” con la intención de que llegaran a ser “pastores mayores” en alguna iglesia. Como resultado de esta conversación, la idea de conducir gente al ministerio me impactó. Esto iba más allá de retar a la gente a envolverse en la ministración a la iglesia como líderes laicos, pero ví la necesidad de dirigir a la gente a realizar su llamado al ministerio a tiempo completo y desarrollarlos como líderes. Algunas personas tienen reservas en cuanto a la idea de “desarrollar líderes”. John W. Gardner, en su libro, Sobre el liderazgo, habla acerca de esa resistencia y esas dudas de esta manera: “Muchos dejan este asunto de lado confiados en la aseveración de que, ´Los líderes nacen, no se hacen´… Muchas de las destrezas que permiten a un líder dirigir son aprendidas. El liderato no es un misterio. Es posible describir las tareas que un líder realiza”. Una de las primeras prioridades de un líder ministerial es invertir en las personas, de modo que estos se conviertan en líderes. Muchas veces nos vemos atrapados en desarrollar la iglesia como organización. Edificios, dinero, sistemas y otros factores adquieren más importancia que el propósito real de hacer seguidores de Jesús. Jesús nos dice en Mateo 16:18 y 28:19, que Él edificará su iglesia y que nosotros haremos los discípulos (seguidores). Como pastor, estoy 31


ESTRATEGIA NO. 1

convencido que la mejor manera de hacer la diferencia es ocuparme en hacer que seguidores de Jesús se conviertan en líderes ministeriales, los cuales a su vez harán seguidores de Jesús. Es acerca de la gente, y del mandato que Jesús nos ha dado. Incluso algunos de los grandes líderes de negocios entienden que se trata del mandato y de la gente. Dee Ward Hock, fundador ex ejecutivo de la Asociación de las Tarjetas de Crédito VISA, dijo esto acerca de una organización: “Seguro no es meramente un conjunto de reglamentos, porque yo puedo redactar una cantidad de reglamentos y guardarlos en la gaveta de un escritorio, en donde se convertirán en un amarillento pedazo de papel. Si ustedes realmente piensan profundamente en esto, descubrirán que cada organización y cada institución, sin excepción, no es real sino sólo en la mente de uno. No son los edificios. Esas son manifestaciones de la institución. No es el nombre, no es el lema, no es un papel ficticio llamado certificado de acciones. No es el dinero. Es un concepto alrededor del cual las personas y los recursos se agrupan en persecución de un propósito común”.1 La Iglesia es una creación viviente de Dios. Nuestro Padre celestial es la cabeza de la iglesia y Él nos ha dado un propósito común: Hacer seguidores completamente consagrados a Jesucristo. No es acerca de dinero, edificios, nombre o lemas. No se trata de qué tan atractiva sea nuestra tarjeta de presentación, o el título en ella. Se trata de presentar a Cristo a las personas, para que experimenten su gracia salvadora, el perdón de sus pecados y la madurez en Cristo. Esta es una gran responsabilidad ,y por tiempos puede ser abrumadora. Ahora la pregunta es, “¿Cómo llevo la gente a Cristo? ¿Cuáles son las mejores maneras de hacer discípulos de Cristo?” Tratando de encontrar la respuesta a esta pregunta, comprendí claramente dos principios generales o acciones. Sométete a Cristo en todo lo que hagas. Yo no tengo la capacidad para llevar la gente a Cristo por mi propio esfuerzo. De hecho, es imposible. La verdad es que tengo que someterme a mi mismo y a mi ministerio a Él. Y Él me guiará en la dirección correcta. Por lo tanto, nunca es acerca del título en mi tarjeta de presentación, sino acerca de Jesús. Desafía a la gente a actuar de acuerdo con el llamado de Dios a su vida para el ministerio de tiempo completo. Esto va más allá que el desafiar a la gente a envolverse en el ministerio como líderes laicos. Esto significa desafiar a la gente a responder al llamado de Dios en su vida para el ministerio a tiempo completo. Uno de mis autores favoritos dice: “Una organización no puede aumentar su productividad, sólo la gente puede. Los bienes que realmente aumentan de valor en cualquier organización es su gente. Los sistemas se vuelven obsoletos. Lo edificios se deterioran. Las máquinas sufren desgaste. Pero la gente puede crecer, 32


Desarrollemos Nuevos Líderes para el Ministerio

desarrollarse y ser más efectiva... Pocos líderes se rodean a sí mismos de otros líderes, pero aquellos que lo hacen le añaden gran valor a su organización. No sólo su carga es aligerada, sino que su visión es llevada adelante y engrandecida ... Grandes líderes producen otros líderes”.2 Al someterme yo mismo a Cristo y desafiar y dirigir a otros a responder al llamado de Dios, esto es lo que ha pasado en los últimos años en la Iglesia Comunidad Nueva Esperanza • Siete nuevos líderes ministeriales están procesando su llamado al ministerio a tiempo completo. • Tres líderes ministeriales recibieron su Certificado de Ministro Laico. • Cinco nuevas iglesias han sido patrocinadas por nuestra iglesia, utilizando estilos de ministerios eclesiásticos nuevos y múltiples con algunos de esos líderes. A medida que estos líderes se han comprometido a “hacer discípulos de Jesucristo”, lo están haciendo de una manera creativa. El evangelio ha sido llevado a la gente donde ella está, satisfaciendo sus necesidades espirituales. Una cosa es llevar la gente a la iglesia, pero otra cosa es llevar la iglesia a la gente. Como resultado, cuatro ministerios eclesiásticos satélites han sido patrocinadas por el nuestra iglesia, una congregación que tiene como promedio menos de 140 personas en las reuniones semanales de adoración.

Cinco Nuevos Ministerios Satélites Iglesia de Verano de Hecla Aquí se ministra a gente en la Iglesia de Verano de la Isla de Hecla. Hecla es una isla en donde mucha gente va a pasar el verano. Debido a los inviernos fuertes en Canadá, mucha gente está ansiosa por viajar lejos de la ciudad durante los meses de verano. Ministerio de Compasión Guarida 205 La gente encuentra refrigerio espiritual y es aceptada incondicionalmente en este lugar especial llamado “Guarida 205.” A las personas cuyas vidas están quebrantadas y llenas de dolor se les enseña a hablar con Dios para que reciban auténtica sanidad, la cual viene sólo de Jesús. Iglesia Riverton La gente se reúne y tiene compañerismo alrededor de la mesa. No sólo toman alimentos juntos, sino que también reciben la palabra de Dios. 33


ESTRATEGIA NO. 1

Hermandad de Asia del Sur Un grupo de nuevos y viejos inmigrantes junto a una segunda generación de inmigrantes se reúnen para adorar. Ellos disfrutan cantando en su propio idioma, y escuchando la Palabra de Dios. Los nuevos inmigrantes encuentran apoyo de la gente que ha estado en Canadá por largo tiempo. Una Nueva Iglesia Hispana Una nueva congregación de multisitio ha iniciado sus reuniones, y nuevos líderes y miembros del equipo para la fundación de iglesias están sirviendo a este nuevo grupo.

Los Maravillosos Resultados de Dios Ministerio de Niños Los niños están afuera del edificio aún antes de comenzar el servicio. Están ansiosos de venir a la iglesia porque se divierten mucho y aprenden de Dios en una forma divertida. Los padres le dicen al director de los niños que sus hijos permanecen entusiasmados durante toda la semana acerca de la asistencia a la iglesia. Están esperando que llegue el domingo. Un padre dijo, “Les digo a mis hijos, que si no me escuchan y no hacen la tarea escolar durante la semana, no pueden asistir a la iglesia. Esto tiene un efecto positivo en ellos, simplemente porque no quieren perderse el ir a la iglesia”. Aumento en las Conversiones A medida ocurren estos ministerios, la gente está siendo salva. Están aceptando a Jesucristo como su salvador personal. Durante el año 2006-2007, veintidós personas vinieron a Cristo. Y en el año 2007-2008 treinta personas más conocieron a Cristo, un verdadero aumento en comparación con otros años cuando sólo de tres a cinco personas aceptaban a Cristo. Estamos teniendo un auténtico hacer discípulos. Reclutamiento Las dos claves siguen vigentes: Sométete a Cristo en todo lo que hagas, y desafía a la gente a responder al llamado de Dios al ministerio de tiempo completo. Los siguientes son algunos principios, conceptos y procesos prácticos que me han ayudado a reclutar, desarrollar y movilizar nuevos líderes para el ministerio. Haga la “Pregunta Dorada” privada y personalmente. “¿Ha sentido el llamado de Dios al ministerio de tiempo completo?” Mi experiencia me dice que mucha gente tiene un llamado pero no sabe como expresar lo que siente. Esto puede ser debido al temor, y la pregunta que puede haber en su mente es: “¿Por 34


Desarrollemos Nuevos Líderes para el Ministerio

qué habría de llamar Dios a una persona como yo?” Hacer esta pregunta ayuda a entender “el llamado” que podría haber en su vida. Antes de hacer la “Pregunta Dorada” observe los siguientes indicios. Potencial ministerial. Observe a personas que demuestren un interés natural en varias actividades ministeriales. Ellos tienen una pasión por traer cambios espirituales en la vida de otros. Quizá no sepan como, pero quieren traer a otros a Jesús. Conversaciones. Escúchelos en sus conversaciones casuales, cuando estén relajados y hablen desde el corazón; eso puede ser en un ambiente de grupo. Durante esas conversaciones, la gente revelará su pasión. Espíritu de aprendizaje. No estamos buscando personas que lo tengan todo listo para el ministerio inmediatamente. Buscamos personas dispuestas a aprender y con un espíritu que se deje enseñar. Es difícil llevar a una persona al próximo nivel de liderato cuando piensa que lo sabe todo y que ya no hay nada más que aprender. Acaso, ¿entienden que “el aprendizaje es un proceso continuo”? Varios tipos de personalidad. No es necesario que todos los líderes tengan una personalidad extrovertida. Si nos enfocamos solamente en este tipo de personalidad, pasaremos por alto otros tipos de personas que son buenos líderes con destrezas en otras áreas diferentes. Actitud positiva. Las destrezas pueden ser enseñadas, pero es difícil cambiar las actitudes. Busque actitudes positivas y de cooperación.

Desarrollo Dedique tiempo con regularidad en su agenda para estar con ellos. Prepárese para invertir tiempo con sus líderes ministeriales de persona a persona y también en grupos de mentoría. Este es un proceso que consume tiempo y por momentos sentiremos que estamos desperdiciándolo, mientras otros ministerios sufren, pero la mentoría es muy importante, y toma tiempo. Recuerde que los líderes siempre forman otros líderes. Es importante tomar notas de cada reunión para medir el progreso. Las guías para las reuniones de asesoramiento son una herramienta útil para las mejores anotaciones durante esas reuniones.3 (Vea apéndice 1.) Use preguntas claves de asesoramiento. Cuando ustedes se reúnan, una de las cosas clave que harán será presentarle a la persona las “preguntas claves de asesoramiento”. Mi superintendente de Distrito, en Canadá del Oeste, Larry Dahl, ha desarrollado estas preguntas basado en un concepto que ha tomado prestado de Gary Collins.4 (Vea apéndice 2.) 35


ESTRATEGIA NO. 1

Asigne tareas ministeriales sencillas. Es importante que la persona tenga experiencia ministerial de primera mano, y que experimente el ministerio en la vida real. Para comenzar, asigne tareas ministeriales sencillas. Si son fieles en las cosas pequeñas, lo serán también en las cosas grandes. Asigne tareas ministeriales grandes. No tema asignar tareas ministeriales mayores. Permítales predicar el domingo en la mañana, varias veces durante el año. Aumente las tareas ministeriales gradualmente. Modele el ministerio para ellos. No espere que la persona ejerza el ministerio por su propia cuenta; ministre junto con él o ella. Establezca el modelo ministerial. Por ejemplo, llévelos con usted a una visita al hospital. Llévelos con usted cuando le presente el evangelio a otros. Nunca ministre solo; siempre adiestre a un nuevo líder. Evalúe el ministerio. Durante las reuniones programadas, resalte las cosas buenas que el nuevo líder ha hecho, e indíquele las mejoras que ha logrado a partir de errores pasados. Nunca corrija a alguien delante de otras personas. Déle libertad para que cometan errores. Déjele saber que cometer errores no es malo. Aprendemos lecciones invaluables cuando cometemos errores. Cuando intentamos hacer cosas nuevas cometemos errores. Esto le quitará la presión de encima al nuevo líder, y le dará la libertad de intentar cosas nuevas. Haga que la experiencia ministerial sea divertida y gozosa. Permítale al nuevo líder capturar su pasión ministerial, y mantenga el deleite permitiéndole servir desde sus puntos fuertes. Aprenda de ellos. Aprender es un proceso continuo. Como pastores les enseñamos a los nuevos líderes, pero al mismo tiempo debemos intencionalmente buscar algo que aprender de ellos. Ellos tienen mucho que ofrecer. Permítales saber las cosas que ha aprendido de ellos. Esto fortalecerá su confianza. Estimule la educación formal. Estimúlelos a que logren una educación formal de un sistema de educación aprobado. Esto es un requisito para una licencia ministerial. No siempre es posible para todo el mundo asistir a una universidad. Considere opciones tales como educación en línea, NBC, o, considere comenzar un Centro de Desarrollo Ministerial (CDM) en su iglesia local. 36


Desarrollemos Nuevos Líderes para el Ministerio

Envío Use un indicador de dones espirituales. Es importante colocar a la persona en el ministerio correcto. Use herramienta para descubrir cuáles son sus dones y talentos para ubicarlos en ministerios afines o compatibles. Escuche sus anhelos ministeriales. Muchas veces no habrá un ministerio donde ubicar a la persona. Cree oportunidades ministeriales estimulándole a que comience con el ministerio al cual cree que ha sido llamado. Escuche sus anhelos ministeriales. Puede ser que proponga una “novedad” que resulte en un ministerio que nunca antes haya sido realizado. Escuche sus ideas con una mente abierta. Déle a este nuevo líder la libertad de comenzar esos ministerios, y camine con él o con ella durante el proceso.

Conclusión No puedo imaginarme realizar todo el ministerio por mí mismo. Ciertamente todos los líderes eclesiales a los cuales Dios ha llamado al ministerio han ayudado a esta iglesia “a hacer seguidores plenamente devotos de Jesucristo”. Sin la respuesta al llamado de Dios a su vida y su dedicación al ministerio, mucha gente estuviera buscando todavía libertad para su vida. Quitémonos el sombrero ante aquellos líderes ministeriales que en fe han ministrado en formas creativas. Quiero decirles a todos esos fieles líderes ministeriales en la Iglesia Comunidad Nueva Esperanza: Gracias por haber sacado la iglesia de las cuatro paredes haberla llevado a donde está la gente y suplir sus necesidades espirituales.

37


ESTRATEGIA NO. 1

APÉNDICE 1 GUÍA PARA LAS REUNIONES DE ASESORAMIENTO Líder: ______________________________ Ministro: ____________________________ Fecha: ________________ Seguimiento: Agenda para esta reunión - resumen de temas discutidos: Preguntas claves de asesoría: Información: Conocimiento: Acción: Tareas para el líder: Cosas para hacer: Próxima reunión: Fecha:_________________ Hora: _________________ Lugar:_______________________________

Referencia: Church Planter’s Toolkit, por Robert E. Logan y Steven L. Ogne, págs. 11-12.

38


Desarrollemos Nuevos Líderes para el Ministerio

APÉNDICE 2 PREGUNTAS CLAVE DE ASESORAMIENTO

Preguntas Holísticas Preguntas que demuestran los valores de la persona y de su familia — no sólo por su contribución al ministerio. Muestra de preguntas a usar: 1. Sentimientos: ¿Cómo se siente acerca del ministerio? ¿Qué emociones siente ahora? 2. Familia:

¿Cómo está su familia? Dígame, ¿cómo afecta esto a su familia?

3. Fe:

¿Cómo están usted y Dios? ¿Qué cree usted que Dios quiere ver?

4. Enfoque:

¿Qué es importante? ¿Qué es urgente? ¿Qué viene después?

Preguntas Estratégicas Estas son preguntas estratégicas clave que hay que hacer, si es apropiado, en cada reunión. 1. Meta:

¿Hacia cuál meta trabaja? ¿Qué trata de lograr?

2. Realidad:

¿Cuál es la realidad de la situación actual? ¿Qué ha podido lograr?

3. Opciones:

¿Qué opciones tiene? ¿Pensemos en las opciones.

4. Voluntad:

¿Qué haría usted? ¿Cuáles serían sus próximos pasos?

Conceptos tomados de Christian Coaching, by Gary R. Collins (Colorado Springs: Navpress, 2001).

39


ESTRATEGIA NO. 1

Bibliografía Collins, Garry R. Christian Coaching. Colorado Springs: Navpress, 2001. Gardner, J. W. On Leadership. New York: The Free Press, 1990. Logan, R. E., and S. L. Ogne. Church Planter’s Toolkit. Maxwell, John. Developing the Leader Around You. Nashville: Thomas Nelson Publishers, 1995. WIE, “Business Transformation Through Chaos Theory” <http://www.wie.org/j22/hock.asp>.

40


Rondy M. Smith es una presbítero de la Iglesia del Nazareno, y sirve a la congregación de Hermitage, Tennessee, como pastora comunitaria desde 2001. Durante los doce años ateriores, fungió como catedrática asociada de gerencia, y como directora del programa de postgrado de Trevecca Nazarene University, en Nashville. Rondy es graduada de Trevecca Nazarene University (con título de bachiller en artes), de Kansas University (con título maestría), y Vanderbilt University (con título doctoral en educación). Rondy preside el Concilio Nazareno de Mujeres en el Ministerio para la Región de EUA/Canadá. Ella y su esposo Bobby tienen dos hijos.

42


4

CREEMOS UN AMBIENTE PROPICIO PARA LA MUJER EN EL MINISTERIO RONDY SMITH “Las mujeres sostienen medio cielo”. Este proverbio chino es una expresión de irónica sabiduría en una civilización que ha desplazado sistemáticamente a sus hijas por siglos, prefiriendo a los hijos varones. ¿Podría nuestra iglesia ser susceptible de una ironía similar? La igualdad de géneros ha sido parte de nuestra política desde el comienzo de nuestra denominación. “Reconocemos la igualdad de derechos de ambos, hombres y mujeres, para todos los oficios de la Iglesia del Nazareno, incluido el ministerio” (Constitución de 1898 de la Primera Iglesia del Nazareno de Los Ángeles). La organización de la denominación en 1908 incluía una declaración género-neutral sobre el ministerio. La declaración del actual Manual, párrafo 903.5, comienza de esta manera: “La Iglesia del Nazareno apoya el derecho de la mujer para usar sus dones especiales dados por Dios dentro de la iglesia. Afirmamos el derecho histórico de las mujeres a ser electas y designadas a lugares de liderazgo dentro de la Iglesia del Nazareno, incluyendo los oficios de presbítero y diácono”. Nuestra práctica a largo plazo no ha demostrado proporcionalmente ese compromiso verbal. En 1908, casi el 25% de todos los ordenados en el movimiento eran mujeres. Cuando empezamos nuevamente a prestar atención a esas estadísticas en 1989, sólo el 4.7% del total de ministros activos en los Estados Unidos y Canadá eran mujeres. Las últimas estadísticas sugieren un sólido incremento anual, aunque nominal, trayendo el porcentaje femenino del clero total activo de 2009 a un 15,9% (datos provistos por Rich Houscal, Investigación Nazarena). Quizá un progreso, pero no es suficiente. Esta diferencia paradójica entre el principio y la práctica no sólo daña nuestra credibilidad, sino que mutila nuestra capacidad de ser máximamente misional. Si la futura viabilidad de nuestra iglesia, como ha sido argumentado en este libro, depende del “reconocimiento, desarrollo, entrenamiento, y liberación de más líderes apasionados con un enfoque wesleyano-arminiano,” no nos olvidemos que las mujeres sostienen la mitad del cielo. El secreto para liberar el po43


ESTRATEGIA NO. 1

tencial pleno de la iglesia es el liderazgo que refleja la imagen plena de Dios. Tenemos que alinear nuestra realidad con nuestra teología, adoptando una estrategia clara y completa para el desarrollo intencional de las mujeres en el cuerpo ministerial. El propósito de este capítulo no es ofrecer una apologética erudita para la inclusión de las mujeres en el liderazgo ministerial. Mucho ya ha sido escrito defendiendo nuestra postura bíblica y teológica wesleyana de santidad en esta cuestión. (Por favor ver los excelentes recursos sugeridos al final de este capítulo.) Más bien, al decidir creer que realmente queremos decir lo que decimos, la meta aquí es ofrecer una estrategia pragmática para el desarrollo intencional de líderes femeninos en la iglesia, y celebrar las maneras en que ya estamos consiguiendo esto, a fin de motivar a otros a adoptar estos puntos de referencia de la excelencia.

Celebre lo Que Usted Más Anhela Ver Un principio probado de liderazgo consiste en celebrar lo que usted más anhela ver. Los años 2004 al 2005 fue un periodo excepcional de progreso de las mujeres en la estructura de liderazgo en la Iglesia del Nazareno. Tres elecciones históricas: Dra. Jossie Owens, primera Superintendente de Distrito mujer en los Estados Unidos; Dra. Corlis McGee, primera presidente de Universidad mujer en los Estados Unidos; y Dra. Nina Gunter, primera mujer elegida para el más alto cargo, el de Superintendente General. De su elección, Nina Gunter dijo esto en una entrevista para la revista New Horizons (Nuevos horizontes), en septiembre del 2006: “Es mi oración que mi elección como Superintendente General no sea anecdótica, sino la apertura de la puerta a un pensamiento y una acción inclusivas que se convierta en la norma”. Capitalizando el ímpetu creado por estas tres elecciones históricas, sus defensores empezaron a crear oportunidades para aumentar la visibilidad de las mujeres en el ministerio. El Dr. Dan Copp, Director de Desarrollo del Cuerpo Ministerial, formó el primer Concilio Nazareno de Mujeres Ministros (NWCC por sus siglas en inglés) en 2007. Fue interesante que dos de sus precursores más inmediatos también hubieran sido defensores activos de las mujeres ministros. El Dr. Wilbur Brannon, que sirvió en dicha oficina de 1982 a 2001, había contribuido decididamente a la fundación de la Asociación Wesleyana de Santidad de Mujeres Ministros, y a su principal conferencia, Venid a las Aguas. Nuevos Horizontes, un boletín de noticias para mujeres nazarenas del cuerpo ministerial, fue lanzado bajo su liderazgo. El Dr. Chuck Zink, quien ocupaba ese cargo poco antes de su repentina muerte en enero de 2005, había sido el instrumento como superintendente de distrito en la preparación del terreno para la elección de Jossie Owens. 44


Creemos un Ambiente Propicio para la Mujer en el Ministerio

El Concilio Nazareno de Mujeres Ministros recién designado patrocinó un evento inaugural en la conferencia M7 bajo el liderazgo de Carla Sunberg como presidenta. Toda la Junta de Superintendentes Generales estuvo presente, junto con sus cónyuges, para demostrar su apoyo unánime al esfuerzo. La Dra. Nina Gunter presentó el discurso principal y emitió un llamado de clarín: Una declaración en pro del calentamiento del clima para las mujeres ministros. Aquí están los cinco puntos de su declaración: 1. Existen pruebas aplastantes que demuestran que las mujeres tienen un sentido del llamado de Dios. 2. Dios está levantando una generación que reconoce y celebra el llamado de Dios a las mujeres como algo crítico para la definición de la iglesia. 3. La aceptación de las mujeres ministros es una respuesta bíblica y moral sagrada para todos los nazarenos. 4. Hago un llamado al liderazgo profético para que apoye a las mujeres en su comisión de predicación, de enseñanza y de liderazgo. 5. Hago un llamado a las mujeres ministros y líderes que respondan a la iglesia en amor cristiano, y no de maneras egoístas y exigentes. (Usado con su autorización de sus notas personales). Construyendo sobre ese fundamento sólido, el NWCC ha desarrollado nueve iniciativas estratégicas como guía: 1. Asegurar tutoría en todas las fases de ministerio para las mujeres con un llamado. 2. Desarrollar caminos viables para la ubicación ministerial de las mujeres. 3. Identificar fuentes de financiación para apoyar a estudiantes y ministros mujeres. 4. Cabildear en favor de políticas y legislación que asegure el apoyo sistémico de las mujeres ministros. 5. Facilitar el desarrollo de sistemas conectados a una red que con eficacia alcance desde el nivel general al regional al distrital y al local a las mujeres en el ministerio vocacional. 6. Promover una cultura de valor y visibilidad para las innumerables opciones de ministerio para mujeres, y para las excelentes maneras en las que ya están sirviendo. 45


ESTRATEGIA NO. 1

7. Apoyar la producción de recursos educativos de tecnología avanzada para el entrenamiento de liderazgo sobre cuestiones de mujeres en el ministerio. 8. Influir en el diálogo en cuanto a una correcta perspectiva bíblica y teológica wesleyana de las mujeres en el ministerio. 9. Utilizar toda la tecnología y los lugares públicos disponibles para promover el valor de las mujeres en el ministerio. (Minutas de la reunión de noviembre de 2007.) Existen silos de excelencia dentro de nuestra denominación en donde estas mejores prácticas están ocurriendo con regularidad. En un espíritu de celebrar lo que más anhelamos ver, ofrezco algunas historias como modelos o puntos de referencia.

Mi Historia Mi propia historia es un ejemplo de cómo la iglesia acertó. Hace diez años, yo era una profesora productiva y feliz en Trevecca Nazarene University [la Universidad Nazarena de Trevecca], con una práctica de consultoría administrativa próspera, cuando el Señor interrumpió mis planes con un llamado radical. Sorprendida por lo que creí que Él le hablaba a mi vida, busqué consejería con mi querido pastor, Howard L. Plummer. Él no estaba tan sorprendido, por lo cual afirmó rápidamente los dones y gracias que vio en mí para el ministerio, pero reconoció la naturaleza radical de lo que Dios pedía, y de verdad luchó junto a mí mientras yo consideraba el costo. Juntos decidimos ese día que si, en efecto, yo estaba segura de que era el Espíritu Santo que me estaba hablando, debía obedecer. El pastor Plummer me garantizó su apoyo activo. Dimití de mi puesto en Trevecca en mayo de 2001, y comencé un año de asignación voluntaria como pastora de los ministerios de equipo en la Iglesia del Nazareno de Hermitage. El pastor Plummer y yo diseñamos juntos una descripción de trabajo que reflejaba mis dones y gracias singulares, y que coincidía con algunas necesidades muy específicas de nuestra creciente congregación. El Espíritu dio su bendición y hubo frutos. En noviembre del mismo año, la junta de la iglesia me concedió una licencia de ministro local. Nunca olvidaré el peso sobre mi cabeza de las grandes manos de mi amigo y mentor, el Dr. William Greathouse, Superintendente General emérito y miembro de mi congregación, mientras que oraba por mí en mi servicio de comisión. ¡Qué momento tan sagrado! Esa asignación como voluntaria se convirtió en un trabajo a tiempo parcial, y con el tiempo, en un trabajo a tiempo completo ya que mi iglesia continuaba creciendo. Mientras tanto, recibí estímulos vitales del Espíritu a través de pala46


Creemos un Ambiente Propicio para la Mujer en el Ministerio

dines que invertían en mi ministerio. El finado Bob Spear fue el primero en mencionarme el asunto de credenciales apropiadas. Poco después, recuerdo una conversación de desayuno con Karen Dean Fry en la que me impulsó a buscar la ordenación. Necesitaba el empuje de esas voces de experiencia. Me matriculé en el curso de estudios de la Escuela para el Ministerio del Distrito de Tennessee, y fui ordenada en nuestra Asamblea de Distrito de 2008. ¡Qué privilegio tan sagrado fue tener a la Dra. Nina Gunter, nuestro primer Superintendente General femenino, presidiendo el evento! Ella ha sido una fuente de inspiración personal y de estímulo para mí, junto con muchas otras mujeres pioneras que he conocido durante mi jornada. Es importante para mí compartir otros aspectos significativos de mi desarrollo. Mi pastor local fue clave. Su capacidad de asimilarme en la vida más profunda de la iglesia y sus funcionamientos, cuando hice el cambio de laico a ministro, fue crítica. Me dio muchas oportunidades para predicar y enseñar, para administrar el sacramento de la Santa Cena, para bautizar, y para participar plenamente en desempeños altamente visibles. Estableció un habiente de verdadera equidad en el equipo pastoral para mí y otra colega, Carol Walker. Me abanderó en el distrito a través de su cargo en el comité nominativo. ¡Seguí encontrando mi nombre en las papeletas de votación hasta que fui elegida! El superintendente de Distrito es también una parte clave en el desarrollo intencional de miembros femeninos del cuerpo ministerial. Estoy agradecida al Dr. Bob Broadbooks, quien me designó al Junta de Estudios y Credenciales de Distrito después de mi ordenación. Estoy agradecida al Dr. Larry Leonard por invitarme a participar en el programa en nuestro servicio de ordenación más reciente. Señalo estas cosas porque requiere intencionalidad el asimilar al género minoritario en las filas de la “hermandad”. Estoy también agradecida por el modo en que los hermanos en la fe de mi edad, y los mayores que yo, me han recibido. El Dr. Wilbur Brannon es miembro de mi congregación, y se asegura de encontrarse conmigo después de cada sermón que predico para decirme: “Pastora, hoy has ministrado a mi vida”. Los Superintendentes Generales también deben ser intencionales al abanderar a las mujeres ministros. Estoy agradecida al Dr. Jesse Middendorf por invitarme a participar en un grupo especial de trabajo el año pasado, y por designarme a un comité de nivel general para este cuatrienio. Creo que mi historia ilustra varios factores significativos y críticos para aclimatar el ambiente para las mujeres en el ministerio. Permítaseme señalar dichos factores por medio de la formulación de algunas preguntas. 47


ESTRATEGIA NO. 1

Pastores, ¿están ustedes: • buscando activamente mujeres en sus congregaciones quienes exhiben los dones y las gracias para el ministerio? • escuchando atentamente a los corazones de las mujeres que podrían estar tratando de procesar un llamado? • trabajando diligentemente para encontrarles un lugar de servicio para probar su llamado? • abanderándolas públicamente a fin de prestarles su credibilidad? • procurando contratar a una mujer competente de modo que usted tenga una modelo activo femenino que imitar en la congregación? • pensando en invitar a las mujeres con un llamado a ocupar su púlpito de vez en cuando?

Superintendentes de Distrito, ¿están ustedes: • colocando activamente a mujeres ministros en diversos puestos en el distrito, incluyendo el de pastores titulares? • educando proactivamente a las juntas de las iglesias sobre la postura bíblica y teológica que nuestra iglesia toma en cuanto a las mujeres en el ministerio? • creando a conciencia balotas de votaciones equilibradas, con la representación de ambos sexos?

Superintendentes Generales, ¿están ustedes: • utilizando su vasta influencia para servir de paladines de la causa de las mujeres en todas partes en nuestra denominación globalmente? • intencionalmente nombrando mujeres capaces en todos los niveles de liderazgo dentro de nuestra denominación? Una reciente investigación por la Dra. Judith A. Schawnz, profesora de Cuidado y Consejería Pastoral en el Seminario Teológico Nazareno, afirma la siguiente evidencia anecdótica. La Dra. Schawnz condujo más de veinte entrevistas sobre “el sentido de aprecio” entre mujeres exitosas en el ministerio con varios puestos de liderazgo en diversas denominaciones. Ella definió el éxito como la expresión de un llamado al ministerio y la confirmación de ese llamado de parte de otros en virtud de la ocupación de un lugar de ministerio en el cual cumplir dicha vocación. Varias tendencias surgieron de estas entrevistas. 48


Creemos un Ambiente Propicio para la Mujer en el Ministerio

Una de las tendencias más claras es que cada mujer identificó tres tipos diferentes de personas que influyeron para bien en su ministerio. Primero, todas ellas expresaron la necesidad del apoyo de colegas y de modelos presentes que imitar, personas que les dejen saber que no son “las únicas” haciendo lo que hacen. Esto sugiere la importancia de conectar y hacer visibles a las mujeres en liderazgo de hoy, para que se puedan ver las unas a las otras, y puedan motivar a las mujeres más jóvenes que estén considerando un llamado. En segundo lugar, ellas se refirieron a las mujeres en el pasado que han preparado el terreno, modelando y abriendo puertas para la siguiente generación. Tenemos que contar las historias de aquellas que han ido delante de nosotras y que a menudo no son incluidas en los libros de historia. En tercer lugar, ellas citaron la importancia de abanderados en sus vidas, a menudo hombres, quienes las han motivado, les dieron el empujoncito que les faltaba, les abrieron las puertas, les dieron referencias positivas, y a veces cedieron los puestos de liderazgo para crear espacios en los que ellas pudieran servir. Necesitamos paladines que se levanten. (Comunicación de correo electrónico de Judith Schwanz fechado el 7 de septiembre de 2010). Un tal paladín es el Rev. Jon Middendorf, pastor de la Primera Iglesia del Nazareno de Oklahoma City. Ya que catorce de los veinte y cuatro miembros de su equipo pastoral son mujeres, incluyendo la pastora ejecutiva y la pastora del ministerio de alabanza, la visibilidad de ellas es algo cotidiano. Sin embargo, como un beneficio adicional, en noviembre de 2009 el pastor Jon inició un domingo anual llamado “Mujeres en el Ministerio”, a fin de exhibir y celebrar el llamado, los dones y las gracias de las mujeres en el ministerio. Él cree que esta cultura de aceptación cultivará los corazones de mujeres jóvenes que responderá al llamado al ministerio. (Comunicación de correo electrónico de Kelly Yates, la Ministro de Desarrollo de la Primer Iglesia del Nazareno de Oklahoma City, fechado el 16 de julio, 2010).

No Toda Historia Tiene un Final Feliz Hace unos meses, me senté con una hermosa y vibrante mujer-esposa-madreabuela llena del Espíritu, compasiva, educada, articulada, talentosa, extremadamente competente a sus cincuenta y tantos años, y escuché la devastadora historia de cómo se sintió rechazada por su querida Iglesia del Nazareno. Había recibido el llamado de Dios en medio de un gran éxito dentro su carrera corporativa. Su pastor vio dones y gracias para el ministerio en esta dedicada miembro, y la desafió a procurar el proceso de credenciales mientras le daba oportunidades para servir y probar su llamado. Ella prosperó. Había frutos. 49


ESTRATEGIA NO. 1

Cuando su pastor llegó a ser superintendente de distrito, él intencionalmente estuvo pendiente de dar con la asignación adecuada en la cual colocarla. Le pidieron fundar una nueva iglesia. Trabajó muy duro, y sus esfuerzos fueron bendecidos por Dios. La iglesia prosperó y creció. Pero después de cinco años como pastora, sintió una extraña liberación. No quería hacerlo, pero, obedientemente, renunció a ese pastorado, mientras se preguntaba cuál sería la siguiente asignación de parte de Dios. Fue un tiempo de emociones encontradas. ¿Por qué tenía que dejar su pastorado cuando todo iba tan bien? Aun así, estaba segura de la dirección de Dios. Pronto le pedirían afiliarse al equipo de liderazgo en su oficina de distrito. A medida que la nueva asignación se desarrollaba, se dio cuenta que encajaba perfectamente con toda la experiencia que Dios le había permitido ganar en el área corporativa. Estaba ayudando a las iglesias con su planificación estratégica y misional. Otra vez, Dios trajo frutos a su ministerio, aun cuando no dejó de experimentar algunos obstáculos en el camino. Hubo una iglesia en particular que pidió al Superintendente de Distrito no enviar a aquella “mujer” para asistirles. Ella se acongojó, pero no se desalentó, cuando comenzó a encontrar un poco de resistencia en ciertos departamentos del distrito. Todas las quejas tenían algo en común – no eran sobre su competencia, sino sobre su género. Aunque su superintendente de distrito nunca vaciló en su creencia en cuanto a los dones y la vocación de ella, parece que se permitió la intrusión de una opinión fundamentalista sobre las mujeres en el ministerio que sofocó el progreso. Y luego, tristemente, el descenso económico golpeó nuestra nación, y como sucedió con muchas iglesias y distritos, hubo que hacer recortes presupuestarios y su posición fue eliminada. Cuando el solidario superintendente de distrito comenzó a presentar el nombre de ella a iglesias que necesitaban un pastor, se encontró con la misma resistencia de género. Después de esperar mes tras mes sin poder ser ubicada, sintió desaliento. Ella sabía que había sido llamada por Dios, ¿pero ahora qué? Encontró un lucrativo empleo en una maravillosa compañía secular, pero esa no era su vocación. Buscando sanidad durante este éxodo, ella sintió que Dios la estaba guiando a visitar una vibrante Iglesia Metodista Unida cerca de su casa. A través de sus lágrimas agridulces, le costó explicarme lo que había comenzado a suceder. Ella no fue buscando nada, pero casi inmediatamente fue contactada por el liderazgo de esta iglesia en cuanto a oportunidades ministeriales. Ella sintió que su corazón se derretía al darse cuenta que Dios tiernamente la liberaba de su querida denominación y le proveía un lugar de servicio en otra parte de Su Reino. Conozco el corazón de esta mujer. Me contó esta historia solo por la profunda preocupación que siente por el futuro de nuestra iglesia. La verdad es que su historia no es una historia aislada. He oído muchas historias similares, y com50


Creemos un Ambiente Propicio para la Mujer en el Ministerio

parto su preocupación. “El sangrado del talento”, como se le llama en la literatura de liderazgo organizativo, es uno de los signos de una organización insana. En la Iglesia del Nazareno parecemos sufrir de “el sangrado del talento” debido a las dificultades de asignación ministerial, en particular entre nuestras mujeres ministros, debido al prejuicio de géneros en un mercado competitivo. Nuestras asignaciones ministeriales no están manteniendo el paso con nuestro banco de talentos. Las buenas noticias son que el número de estudiantes mujeres que se preparan para el ministerio sigue elevándose. El desafío está en la expectativa de alguna asignación ministerial una vez se gradúen. Leí un artículo en la revista Newsweek del 12 de abril de 2010, titulado “El lugar de la mujer está en la iglesia”, por Lisa Miller, y una cita en particular me ha puesto a pensar: Una joven mujer observa el mundo corporativo y ve que puede alcanzar el peldaño de liderazgo más alto. Pero se frustra por la falta de oportunidades para desarrollar su liderazgo dentro de la iglesia. La grave consecuencia de esto es que la iglesia se convierte en algo cada vez menos relevante para las mujeres. Y la consecuencia de eso es que se vuelva cada menos relevante para sus hijos… Si las historias de las mujeres y las jovencitas de la Biblia no son contadas, entonces las madres y las hijas dejarán de verse como parte del Cuerpo de Cristo. Simplemente se alejarán. Y se llevarán a sus hijos con ellas. A pesar de que no comparto todo el pesimismo de esta escritora, me preocupa que quizá la iglesia, inconscientemente, haya descuidado la población femenina de nuestras congregaciones (¿podría ser la parte mayoritaria?). No sólo se les está robando a las mujeres con llamado un lugar donde puedan cumplir su llamado, sino que se les está robando a las congregantes femeninas el valor que derivan de ver a alguien como ellas en el posición de liderazgo. La reciprocidad crea un inmediato sentido de pertenencia y conexión. Hay mucho que decir sobre el pastorear o el discipular espiritual con personas del mismo género. Al inicio de mi ministerio recuerdo que casi me abrumada el considerable número de mujeres que salían de sus madrigueras para tener consejería conmigo. Cada una de ellas expresaba un sentimiento similar. Estaban felices por tener finalmente una líder bíblica y teológicamente entrenada, y con un llamado, quien también de veras entendía la subcultura femenina. Mi perspectiva como mujer era significativa para ellas. Y están muy complacidas de que sus hijas tengan un modelo positivo para las mujeres que sirven en el ministerio. Creo que un liderazgo género-balanceado en la iglesia es una buena teología pastoral. W. Edwards Deming, uno de mis expertos favoritos en gerencia, dijo que la tarea número uno de un líder es la de remover obstáculos (Out of the Crisis 51


ESTRATEGIA NO. 1

[Fuera de la crisis], 1982). ¿Me pregunto si él había estado leyendo al profeta Isaías? “Y se dirá: ¡Construyan, construyan, preparen el camino! ¡Quiten los obstáculos del camino de mi pueblo!” (Isaías 57:14). Un liderazgo intencional remueve las barreras y los obstáculos que impiden el apoderamiento. Nuestras mujeres en el ministerio necesitan que algunas rocas les sean quitadas de su camino. Nina Gunter ha hecho un llamado al “liderazgo profético”. En Prophetic Imagination (La imaginación profética), Walter Bruggeman dice que la tarea principal de un profeta es dar voz a los sin voz, y poder al que no lo tiene. Él sugiere que los profetas a menudo deben criticar para poder reenergizar. Una de esas voces proféticas es la Dra. Jossie Owens, quien acaba de completar su asignación como superintendente del Distrito de Nueva Inglaterra. En una reciente conversación telefónica, le pedí que hablara sobre el desarrollo intencional de las mujeres en el ministerio. Audazmente, ofreció las siguientes sugerencias: • Los superintendentes de distrito deberán combatir la resistencia que hay de colocar a las mujeres en el ministerio. Los defensores masculinos tendrán que sacrificarse y sufrir por causa del avance de las mujeres. • Los superintendentes generales deberán hablar con las juntas consultoras de distrito para que abanderen a las mujeres a la hora de elegir a un superintendente de distrito. Deberemos reflejar nuestros constituyentes en los comités nominativos. • Debemos tomar en serio el uso del lenguaje inclusivo. Necesitamos cambios sistémicos y entrenamientos formales sobre cómo hablar los unos con los otros. Ella ha señalado que en muchas reuniones en las que está presente, se siente verbalmente maltratada por el lenguaje no inclusivo que se emplea. • Necesitamos relaciones de mentores requeridas y programas estructurados para el desarrollo de líderes. Ciertamente, aunque es válida la expectación de un cambio sistémico dentro de nuestras instituciones actuales que hagan propicio el ambiente para las mujeres en el ministerio, yo también quiero motivar a la innovación de parte de las mujeres ministros en sí mismas. No necesitamos esperar que las perfectas oportunidades nos sean entregadas en las manos. A ningún ministro en la Iglesia del Nazareno se le garantiza una congregación, un edificio, una cierta posición, un salario o un presupuesto. Si somos llamadas por Dios, entonces tendríamos que estar dispuestas a predicar el evangelio desde cualquier techo, esquina, o debajo 52


Creemos un Ambiente Propicio para la Mujer en el Ministerio

de un árbol. Debemos mantener un pensamiento innovador en relación a los roles ministeriales. La Gran Comisión nos está demandando que trascendamos lo tradicional y que seamos creativos. Salgamos y proactivamente propongamos ministerios nuevos y diferentes. Necesitamos iniciadoras automotivadas que se conviertan en pioneras paradigmáticas. En el libro, Execution: The Discipline of Getting Things Done (La ejecución: La disciplina de completar las tareas) (2002), los autores Larry Bossidy y Ram Charan, expertos en el liderazgo ejecutivo de alto mando, dicen que la ejecución de planes estratégicos es la habilidad menos desarrollada en la mayoría de las organizaciones. Nos gusta planificar, pero fracasamos a la hora de ejecutar, de llevar a cabo algo, de completarlo. Tenemos que trabajar duro para ver materializadas las cosas que verdaderamente valoramos. La intencionalidad será la clave para crear un ambiente adecuado a la hora de potenciar a las mujeres en el ministerio. ¡Vamos a hacerlo! ¡Actuemos y llevemos a cabo la trasformación! ¡Todos nosotros, juntos!

Lecturas y Recursos Sugeridos Brower, Kent, y C. Jeanne Orjala Serrao. “Reclaiming the Radical Story,” Holiness Today, mayo-junio 2009. Green, Tim. “Daughters Who Prophesy: The Way of Pentecost,” Preacher’s Magazine, Pentecostés 2008. Ingersol, Stan. Nazarene Roots. Kansas City: Beacon Hill Press of Kansas City, 2009. Laird, Rebecca. Ordained Women in the Church of the Nazarene. Kansas City: Nazarene Publishing House, 1993. Leclerc, Diane. “A Woman’s Place Is Where?” Holiness Today, julio-agosto 2006. Smith, Rondy. “Team-Based Leadership,” Holiness Today, julio-agosto 2008. Website for Wesleyan Holiness Women Clergy—haga clic en “Articles and Booklets” para literatura histórica y contemporánea: <www.whwomenclergy.org>. Website para el Wynkoop Center for Women in Ministry, patrocinado por Nazarene Theological Seminary—haga clic en “Bible Studies” para información más detallada sobre los aspectos bíblicos de la mujer en liderato: <www.wynkoopcenter.org>. Website for Women Clergy, patrocinado por Nazarene Clergy Development—haga clic on “Women Clergy”: <www.nazarenepastor.org>.

53


Dan Copp funge como director de Desarrollo Ministerial para la Iglesia del Nazareno. Anteriormente sirvió como superintendente de distrito del Distrito de Arizona, y pastor de dos iglesias en California. Él y su esposa Vicki son egresados de Point Loma Nazarene University y de Nazarene Theological Seminary. Ambos son presbíteros de la Iglesia del Nazareno. Dan posee un doctorado en ministerio de Fuller Theological Seminary. Dan y Vicki residen en Kansas City.

54


5

PREPARARSE PARA LA ORDENACIÓN DAN COPP La Iglesia del Nazareno reconoce e insiste en que a todos los creyentes se les ha encomendado una dispensación del evangelio que deben ministrar a todos los seres humanos. También reconocemos y sostenemos que Jesucristo, la Cabeza de la iglesia, llama a algunos hombres y mujeres a dedicarse a la obra más oficial y pública del ministerio. Como el Señor llamó a los que Él quiso, y escogió y ordenó a sus 12 apóstoles “para que estuvieran con él, para enviarlos a predicar” (Marcos 3:14), así todavía llama y envía a mensajeros del evangelio. La iglesia, iluminada por el Espíritu Santo, reconocerá el llamamiento del Señor… Aun cuando se afirma el principio bíblico del sacerdocio universal y del ministerio de todos los creyentes, la ordenación refleja la creencia bíblica de que Dios llama y otorga dones a ciertos hombres y mujeres para el liderazgo ministerial en su iglesia. La ordenación es el acto de la iglesia que autentica, autoriza, reconoce y confirma el llamado de Dios al liderazgo ministerial como mayordomos y proclamadores del evangelio y de la iglesia de Jesucristo (Manual, 400-401). ¡Esta declaración provee una inspiradora descripción del llamado de Dios al ministerio para todos los seguidores de Jesús! Inequívocamente afirma el entendimiento bíblico del sacerdocio y el ministerio de todos los creyentes, y la “ordenación” de algunos llamados a un liderazgo ministerial más oficial y público. La Iglesia del Nazareno acepta la verdad de que todos los discípulos de Jesucristo, los laicos y los que forman el cuerpo ministerial, son llamados a ser ministros. Y aunque nosotros asumimos el compromiso de equipar a ambos, laicos y ministros, en fidelidad al llamado de Dios, el propósito de este capítulo se enfoca específicamente en el llamado de los ministros, y en la provisión de los recursos para el proceso de equipar a los llamados a prepararse para la ordenación y el ministerio vocacional. Estos son días maravillosos en la Iglesia del Nazareno. Dios está llamando a un número récord de mujeres y hombres a prepararse para la ordenación y el ministerio vocacional. El Liderazgo Regional de Misiones Globales reportó cerca 55


ESTRATEGIA NO. 1

de 25.000 individuos en proceso de preparación hacia la ordenación en la Iglesia del Nazareno Global – y esto debe añadirse a los cerca de 16.000 ya ordenados – para un total de casi 40.000 personas ordenadas o en proceso de ordenación en la Iglesia del Nazareno. La Región EUA/Canadá es parte de ese excelente reporte, puesto que registra una cantidad récord de gente respondiendo al llamado de Dios. En el año 2009 la región reportó 2,973 ministros con licencia de distrito, y 3,604 ministros con licencia local, para un total de 6,577 individuos en el proceso de preparación para la ordenación. Además, fueron ordenados 324 presbíteros en el año 2009, el mayor número jamás registrado en la Región EUA/Canadá. Al mismo tiempo que Dios sigue llamando un número récord de gente al ministerio vocacional en la Iglesia del Nazareno, es importante asegurarnos de que estamos proveyendo los recursos adecuados para el proceso de preparación y ordenación: Cuando la iglesia descubra un llamamiento divino, deberá tomar los pasos debidos para su reconocimiento y respaldo y darle al candidato la ayuda apropiada para abrirle el camino de entrada al ministerio (Manual, 400). El proceso de ordenación y preparación para el ministerio vocacional comprende una asociación sinergista que envuelve al pastor y la congregación local, el distrito, las entidades educativas, la denominación y otros. Cada uno de estos importantes socios deben comprometerse intencionadamente en una relación que nutra y supervise a la persona en preparación para el ministerio vocacional. Es muy útil entender la importancia de estas sociedades y la contribución que cada una brinda al proceso. Hay recursos de gran valor en nuestra página de Internet en <www.nazarenepastor.org>.

El Pastor Local El pastor local es quien más cerca sirve con aquellos que Dios llama a ser ministros en la búsqueda del ministerio vocacional. El pastor local debe aumir la responsabilidad primaria de crear un clima en la congregación local en donde el llamado de Dios al ministerio es promovido, anticipado y apoyado. Se ha incluido intencionadamente entre los “deberes medulares del pastor” la tarea pastoral de “nutrir el llamado de la gente hacia el ministerio cristiano y servir como mentor a tales personas en la medida en que son llamadas. Esto incluirá guiarlas a la preparación ministerial adecuada” (Manual, 413.10). El pastor debe nutrir continuamente este clima en la congregación, debe invitar regularmente a que 56


Prepararse para la Ordenación

las personas consideren el llamado de Dios a ministrar como miembros del cuerpo ministerial. Esta tarea particular del ministerio es ciertamente una de las más recompensantes y satisfacientes para el pastor. El pastor Juan recientemente describió la maravillosa historia del llamado de Dios al ministerio vocacional. Cuando aún era joven sintió lo que creyó ser el llamado de Dios. La primera persona con quien habló sobre esta inquietud espiritual fue con su pastor. Juan describió el profundo sentido de aprecio por la forma en que su pastor se involucró en esa jornada. Su pastor intencionadamente caminó a su lado en aquellos primeros e importantes días, incluyendo en su agenda tiempos regulares para simplemente estar juntos y conversar, o permitir que Juan “le siguiera los pasos” en su propio trabajo pastoral. Pasar tiempo en observar de primera mano y procesar el ministerio pastoral sirvió para reafirmar en Juan el llamado a prepararse. Fue algo natural el que el pastor invitara a Juan a solicitar la licencia de ministro local. Juan es ahora un ministro ordenado en la Iglesia del Nazareno, sirve como pastor local y está sirviéndoles de mentor en su iglesia a varios hombres y mujeres jóvenes que se preparan para ser parte de la próxima generación de pastores. La historia de Juan y su pastor es similar a la de muchos de los otros cuarenta mil en la Iglesia del Nazareno. Esto nos recuerda que el pastor local tiene el profundo privilegio y la responsabilidad de nutrir en la vida local de la congregación un clima en el que Dios llame, los llamados respondan, y el pastor y la iglesia se pongan a la par de los llamados para ayudarlos en su preparación. Pastor, ¿cómo lo está haciendo usted? ¿Vive usted frente a su congregación una vida ministerial atractiva que anima a quienes lo miran a preguntarse, “¿Podrá ser que Dios me esté llamando a ser un pastor?” A medida marcha junto a su congregación, ¿está orando y buscando a aquellos que Dios puede estar llamando? ¿Anima usted a su congregación a orar y a anticipar a aquellos que Dios puede estar llamando? En su predicación, ¿incluye usted regularmente una invitación a considerar el llamado de Dios al ministerio como vocación? Mientras Dios llama, ¿está usted listo para proveer el tiempo, y para equipar y crear oportunidades de ministerio para apoyar la preparación de los llamados?

La Iglesia Local La iglesia local usualmente es el primer lugar donde el individuo se encuentra con el llamado de Dios al ministerio vocacional. Además, la iglesia es la comunidad que tiene la oportunidad de andar más estrechamente con el ministro en entrenamiento, sirviéndole de socio y mentor en el importante proceso de formación. Una iglesia local puede ser, o una maravillosa fuente de expectativas, ánimo y ayuda para nutrir a aquellos que Dios está llamando y que se están preparando 57


ESTRATEGIA NO. 1

para el ministerio, o una fuente terrible de preocupaciones y desánimo, y de obstáculos que estorban a quienes Dios llama. La congregación local debe intencionadamente comprometerse a fortalecer el clima en el que Dios llame, los llamados respondan y la iglesia esté pronta a acompañarlos en el proceso. La “licencia de ministro local” se otorga siguiendo la recomendación del pastor y la revisión y voto de la junta de la iglesia local. Esta licencia local es concedida por un año y puede ser renovada siguiéndose el mismo proceso. La persona que recibe una licencia local continúa siendo un miembro laico de la iglesia cuya junta le otorgó la licencia. El proceso de la licencia local provee a la iglesia local una excelente oportunidad de participar en el reconocimiento temprano del llamado de Dios a las personas, y el importante elemento fundacional para la formación del ministro bajo entrenamiento. La congregación entera celebra cuando una licencia local es presentada como parte de un servicio de adoración reconociendo la profundidad del pacto en el que la iglesia local y el nuevo “ministro local” entran juntos. Cada iglesia local puede nutrir un ambiente en el cual Dios llame a hombres y mujeres al ministerio vocacional. El pastor Ray describe cómo, durante sus veinte y cinco años como pastor en una congregación, uno de los aspectos más satisfacientes del ministerio en la iglesia local ha sido participar con Dios en Su llamado a que personas se preparen para el ministerio vocacional. Mencionó por nombre ocho personas que comenzaron el proceso de preparación ministerial, y que ahora son ministros ordenados y sirven como pastores. El pastor Ray considera un privilegio haber pastoreado esta iglesia de aproximadamente cien personas durante veinte y cinco años. Siempre supo que su iglesia no podría hacer todo lo que las iglesias grandes pueden hacer, pero, aún así, participó con su congregación en la expactación de que Dios llamaría a personas al ministerio como vocación dentro de su iglesia. Él continuó describiendo cómo el llamado de Dios a personas al ministerio dentro de la vida de la iglesia ha contribuido en la transformación de la comunidad rural donde ministra. También mencionó cómo el contribuir con líderes para otras iglesias les ha permitido ser parte de la obra transformadora de Dios en otras comunidades. Piense conmigo por un momento en la historia del pastor Ray. Si consideramos que más del setenta por ciento de nuestras iglesias en EUA/Canadá tienen menos de cien personas de asistencia, ¿podría ser que tengamos en ellas a un “gigante dormido”? Estas congregaciones pueden producir un impacto significativo en el reino al cooperar con Dios en el llamado y la preparacón de gente para el ministerio vocacional. ¡Imagínelo conmigo: Cada una de las 3,500 iglesias que tienen una asistencia por debajo de cien comprometidas anticipar, orar y cooperar con Dios en Su llamado al ministerio vocacional de al menos una 58


Prepararse para la Ordenación

persona de sus congregaciones – y luego añádale un compromiso similar en las restantes 1,500 iglesias! ¿Cómo está haciendo su iglesia local a este respecto? ¿Valora usted en forma pública y privada a su pastor de manera que se exprese el valor del llamado de Dios al ministerio vocacional? ¿Anima su iglesia local a los que observan con anticipación a que se digan a sí mismos, ¿Me pregunto si Dios me estará llamando a ser un pastor? ¿Siente expectación por el llamado que Dios hace a medida que participa en la vida de la congregación? ¿Está orando y vigilante por aquellos a quienes Dios está llamando? En tanto Dios llama, ¿está usted dispuesto a proveer oportunidades de ministerio y la motivación necesaria para nutrir a los llamados y apoyarlos en su preparación?

El Distrito El distrito ofrece una comunidad más amplia en la cual encontrar y celebrar el llamado de Dios al ministerio vocacional. El distrito tiene la capacidad de mantener la prioridad delante de sus pastores y congregaciones de nutrir un clima en el que Dios llame y los llamados respondan. Así también, el distrito puede modelar esta prioridad en sus varias reuniones, guiando intencionadamente a los pastores y al pueblo para que oren, anticipen y celebren el llamado de Dios durante los preparativos para los campamentos por edades, los campamentos de familias, y las asambleas de distrito. Asimismo, el distrito ofrece a las personas que se preparan para la ordenación y el ministerio vocacional una comunidad de apoyo y de responsabilidad mucho mayor. Cuando una persona recibe la licencia de ministro local debe comenzar un curso válido de estudio para ministros bajo la dirección de la Junta de Estudios Ministeriales de Distrito. Esta junta se compone de ministros ordenados comprometidos en proveer motivación, consejo, guía, ejemplo y conversación a los que están en el curso de estudios (Manual, 230.5). La junta tiene a su cargo la responsabilidad de recomendar “a la asamblea de distrito el nivel en que deba ponerse al alumno en el curso, su avance y graduación de los diversos cursos de estudio validados” (Manual, 231.3), trabajando conjuntamente con cada persona para asegurar que navega apropiadamente a través del curso de estudios. Cuando una persona en preparación para el ministerio ha tenido una licencia de ministro local por, al menos, un año y complete aproximadamente un cuarto del curso de estudios validado, el pastor y la junta local de la iglesia puede recomendarlo a la Junta de Credenciales Ministeriales de Distrito para ser considerado para recibir una “licencia de ministro de distrito”. El rol de la Junta de Credenciales Ministeriales de Distrito es “examinar y evaluar cuidadosamente a 59


ESTRATEGIA NO. 1

todas las personas que hayan sido presentadas debidamente a la asamblea de distrito para recibir las órdenes de presbítero, las órdenes de diácono o la licencia de ministro” (Manual, 228.1). La Junta de Credenciales Ministeriales de Distrito trabaja de cerca con la Junta de Estudios Ministeriales de Distrito en el proceso de considerar a un candidato para licencia nueva o renovada (en muchos distritos estas dos juntas se combinan en la llamada Junta de Ministerio de Distrito). El candidato ministerial interactúa con esos líderes distritales en una entrevista anual y en una relación de mentores durante todo el año. Es esta una excelente oportunidad para que los líderes distritales guíen y moldeen a los ministros en entrenamiento. Este proceso se expresa de manera única en cada uno de los distritos de EUA/Canadá. Ello incluye el desarrollo de eventos comprensivos de preparación para los candidatos ministeriales (algunos en asociación sinérgica con otros distritos y con la universidad regional), el fomento de relaciones especiales con mentores, entrevistas anuales que consideran extensión y secuencia del progreso, el desarrollo de planes ministeriales, entre otras cosas. ¿Cómo está haciendo su distrito en este respecto? ¿Valora pública y privadamente a sus pastores en una manera que exprese y anime el valor que posee el llamado al ministerio vocacional? ¿Valora y anima a aquellos que observan el que consideren con expectativa el llamado diciéndose, Me pregunto si Dios me estará llamando a ser un pastor? Al participar de la vida y los eventos del distrito, ¿lo hace con la expectativa de que Dios está llamando a personas? ¿Ora usted y busca a aquellos a quienes Dios está llamando? Y cuando Dios llame, ¿está usted listo para proveer oportunidades de ministerio y la motivación necesaria para apoyarlos en su preparación?

Las Entidades Educativas Las entidades que proveen educación son otros socios importantes en el proceso de preparación para la ordenación y el ministerio vocacional. La Iglesia del Nazareno requiere, antes de que la junta de distrito pueda considerar la recomendación a la asamblea de distrito para la graduación del curso de estudios y ordenación, que un candidato para la ordenación complete satisfactoriamente un curso de estudios validado. La entidad educativa es la que provee para el candidato ministerial el curso de estudios validado. Nuestro sistema nazareno de educación superior continúa sirviendo como el proveedor principal de educación para el curso validado de estudios. 60


Prepararse para la Ordenación

Las escuelas que en EUA/Canadá sirven como proveedores de educación, son: Ambrose University College [Universidad Ambrose], en Calgary, Alberta Eastern Nazarene College [Colegio Nazareno del Este], en Quincy, Massachusetts MidAmerica Nazarene University [Universidad Nazarena MidAmérica], en Olathe, Kansas Mount Vernon University [Unversisad Nazarena Mount Vernon], en Mount Vernon, Ohio Nazarene Bible College [Colegio Bíblico Nazareno], en Colorado Springs Nazarene Theological University [Seminario Teológico Nazareno], en Kansas City Northwest Nazarene University [Universidad Nazarena del Noroeste], en Nampa, Idaho Olivet Nazarene University [Universidad Nazarena Olivet], en Bourbonnais, Illinois Point Loma Nazarene University [Universidad Nazarena Point Loma], en San Diego Southern Nazarene University [Universidad Nazarena del Sur], en Bethany, Oklahoma Trevecca Nazarene University [Universidad Nazarena Trevecca], en Nashville, Tennessee En adición a los programas con título académico, algunas de nuestras escuelas proveen programas de clases sin título académico para completar el curso validado de estudios por extensión o en Internet. Cada una de estas escuelas está comprometida a trabajar en forma cercana con la iglesia local y el distrito, y así asegurar una buena preparación para el ministro en entrenamiento. Aunque nuestras escuelas nazarenas son las entidades de educación preferidas para los ministros nazarenos, la iglesia reconoce la necesidad de proveedores alternativos de educación bajo la dirección de la junta apropiada de distrito. Las entidades educativas alternativas para EUA/Canadá incluyen numerosos centros de entrenamientos distritales, varios esfuerzos de entrenamiento en idiomas específicos, y clases especiales o seminarios establecidos por la junta del distrito. ¿Cómo está haciendo su proveedor educativo en este respecto? ¿Valora pública y privadamente a sus pastores en una manera que exprese y anime el valor que 61


ESTRATEGIA NO. 1

posee el llamado de Dios al ministerio vocacional? ¿Valora y anima a aquellos que están observando a considerar con expectativa el llamado diciéndose, Me pregunto si Dios me estará llamando a ser un pastor? Al participar usted en el proceso educacional, ¿lo hace con la expectativa de que Dios está llamando a personas? ¿Ora usted y busca a aquellos a quienes Dios está llamando? En tanto aquellos que Dios llama procuran su preparación educativa, ¿está usted listo para proveerles oportunidades de aprendizaje, ministerio y la motivación necesaria para apoyarlos en su preparación?

La Denominación La Iglesia del Nazareno considera una prioridad elevada proveer recursos y servir a aquellos que Dios está llamando a prepararse para la ordenación y el ministerio vocacional. La iglesia específicamente incluye entre las responsabilidades de la Junta de Superintendentes Generales la de, “Planear, junto con la Oficina de Desarrollo Ministerial, los estudios para ministros locales, ministros licenciados y para los que sirven en funciones ministeriales, laicos o con credenciales” (Manual, 317.11). Para poder asegurar fundamentos educacionales adecuados para los ministros ordenados, la Iglesia del Nazareno requiere que un candidato a la ordenación sea recomendado por la Junta de Estudios Ministeriales de Distrito a la asamblea de distrito para la graduación de un “curso de estudios validado”. Bajo la dirección de la Junta de Superintendentes Generales, la Oficina de Desarrollo Ministerial trabaja con nuestros ocho Comités Consultivos Regionales del Curso de Estudios (RCOSAC, por sus siglas en inglés – África, Asia Pacífico, Canadá, el Caribe, Eurasia, México y América Central, Sudamérica y EUA), y nuestro Comité Consultivo Internacional del Curso de Estudios (ICOSAC, por sus siglas en inglés), para proveer un Manual Internacional de Desarrollo Normativo para la Ordenación y Manuales Regionales para la Ordenación. Cada RCOSAC se conforma de líderes ministeriales y educativos de toda la región. El ICOSAC incluye al menos dos representantes de cada región. Estos comités y su trabajo son una profunda expresión de nuestro ser como iglesia global. La perspectiva global en los varios manuales refleja las normas educativas establecidas en el Manual y delinea el proceso para revisar programas educacionales, a fin de considerar si el programa propuesto se conforma o no a las normas establecidas, de modo que sea aprobados como “un curso de estudios validado”. Todo programa de currículo para la ordenación sometido por una institución educativa para ser aprobado como un “curso de estudios validado”, debe demostrar que el programa provee adecuados fundamentos educativos para el ministerio como se delinean en el Manual. Al someterse el programa, el mismo es 62


Prepararse para la Ordenación

revisado primero por el RCOSAC de la región de misiones globales. Si es aprobado por el RCOSAC, el programa será luego revisado por el ICOSAC. Si es aprobado en esta instancia, el programa será recomendado por medio de la Oficina de Desarrollo Ministerial a la Junta de Superintendentes Generales y a la Junta General (Comité Global de Desarrollo Ministerial y de Educación). Es entusiasmante considerar que ahora existen alrededor de cien programas que completaron este proceso de validación global, los cuales ahora sirven a la iglesia como cursos de estudios validados para cerca de 25,000 ministros en entrenamiento alrededor del mundo. ¿Cómo está haciendo su denominación en este respecto? ¿Valora pública y privadamente a sus pastores en una manera que exprese y anime el valor que posee el llamado de Dios al ministerio vocacional? ¿Valora y anima a aquellos que están observando a que consideren con expectativa el llamado diciéndose, Me pregunto si Dios me estará llamando a ser un pastor? Al participar usted en la vida y eventos denominacionales, ¿lo hace con la expectativa de que Dios está llamando a personas para el ministerio? ¿Ora usted y busca a aquellos a quienes Dios está llamando? En tanto aquellos que Dios llama procuran su preparación educativa, ¿está usted listo para proveer oportunidades de aprendizaje y de ministerio, y la motivación necesaria para apoyarlos en su preparación?

Conclusión En este breve resumen hemos sido introducidos a algunos de los socios importantes en este proceso: el pastor local, la congregación local, el distrito, las entidades educativas y la denominación. La información aquí provista pretende delinear el proceso para que todos nosotros como pastores, líderes laicos, líderes distritales, líderes educacionales y líderes denominacionales entendamos lo suficiente acerca del proceso de ordenación como para asistir a otros a que comiencen a discernir el llamado de Dios sobre sus vidas. A la vez que proveemos algo de información básica, también nos sentimos inspirados al reflexionar sobre lo que Dios está haciendo al llamar a hombres y mujeres a la ordenación en la Iglesia del Nazareno. Las personas que están respondiendo a Su llamado los hacen en un número record, incluyendo hata ahora el mayor número de personas llamadas en EUA/Canadá. Reflexionar sobre el llamado de Dios nos inspira a cada uno de nosotros a comprometernos juntos y a hacer todo lo posible para ser fieles administradores del tesoro que Dios está proveyendo para la iglesia. ¿Está usted considerando el llamado de Dios a prepararse para la ordenación y el ministerio vocacional? Si aún no lo ha hecho, lo animo a hablar con su 63


ESTRATEGIA NO. 1

pastor e invitarlo a lo acompañe en el camino. ¡Usted ha sido llamado a iniciar una jornada maravillosa! “Al que puede hacer muchísimo más que todo lo que podamos imaginarnos o pedir, por el poder que obra eficazmente en nosotros, ¡a él sea la gloria en la iglesia y en Cristo Jesús por todas las generaciones, por los siglos de los siglos! Amén” (Efesios 3:20-21).

Para más información visite nuestra página de Desarrollo Ministerial en Internet, <www.nazarenepastor.org>.

64


1

2

3

4

5

ESTRATEGIA NO. 2 RENOVACIÓN VIBRANTE DE LA IGLESIA Debemos ayudar para que cada iglesia descubra una vida misional renovada Jesucristo quiere que cada expresión de Su cuerpo sea íntegra y saludable. Nuestro mundo necesita desesperadamente iglesias que alcancen a los perdidos por medio de esfuerzos misionales creativos. Pablo oró y pidió esto para la iglesia en Colosas: “No hemos dejado de orar por ustedes… para que vivan de manera digna del Señor, agradándole en todo. Esto implica dar fruto en toda buena obra” (Colosenses 1:9-10). Nosotros oramos intencionadamente porque cada una de las 5,000 iglesias del Nazareno en los Estados Unidos y Canadá descubra el campo misionero que tiene alrededor, y que Dios le ayude a producir mucho fruto. Como el apóstol Pablo sugiere, nosotros creemos que al hacer esto para el Señor estamos “agradándole en todo”. Tenemos entre nosotros un gigante dormido – 5,000 iglesias que promedian algo menos de cien en asistencia. ¿Qué pasaría si sólo el 20 por ciento de ellas descubrieran una nueva visión y entusiasmo? Esto revolucionaría nuestra iglesia en los Estados Unidos y Canadá. Muchas de nuestras iglesias aún no han descubierto cómo enfrascarse en actividades misionales. Demasiadas de ellas están enfocadas únicamente “en mantener las puertas abiertas”. Han dejado de 65


ESTRATEGIA NO. 2

tener esfuerzos saludables de alcance y evangelización. Nuestro desafío consiste en ayudar a nuestras iglesias a dejar de estar inundadas con detalles y distracciones para lograr que todo el mundo se enfoque en la misión. Nuestra tarea central siempre debe ser hallar a los perdidos, ganarlos para Cristo, y discipularlos a la semejanza de Cristo. Gracias a la dinámica presencia del Espíritu Santo, hay esperanza de que cada una de nuestras iglesias experimente una renovación vibrante. Esta sección contiene cuatro ilustraciones de iglesias locales que experimentaron un movimiento fresco del Espíritu Santo. Capítulo 6

Mantengamos el Enfoque Misiona Buddy y Gaye Marston describen cómo ellos han mantenido el enfoque misional por más de quince años en la Iglesia Salem Fields en Fredericksburg, Virginia. Lo han logrado al “responder a la pasión que Dios puso en nuestros corazones de alcanzar a gente para Cristo, rompiendo los estereotipos profundamente arraigados en los corazones y mentes de aquellos que se habían desentendido de la iglesia –- no de Cristo, sino sólo de la iglesia”. Capítulo 7

El Discipulado Como un Proceso Por Gene Tanner. La Iglesia del Nazareno Valparaíso ha añadido más de cien miembros nuevos por profesión de fe en cada uno de los últimos cinco años. La renovación se ha producido mediante un proceso constante de discipulado; un plan organizado para iniciar a los visitantes a la iglesia en el camino de la salvación, la santificación, la membresía, la asimilación y la madurez. 66


Renovación Vibrante de la Iglesia

Capítulo 8

Ser Misional y Tradicional Dan Newburg comparte la historia de la Primera Iglesia de Gardner, Kansas y nos recuerda que usted puede ser misional y seguir siendo tradicional. La renovación consiste en enfocarse hacia fuera y construir relaciones en la comunidad. Capítulo 9

Cumplamos el Propósito Misional: Una Historia de Dos Hermanos Daron y Ryan Brown son tan diferentes entre sí “como el agua y el aceite”. Aún así el Espíritu Santo ha usado sus personalidades únicas y sus aspectos fuertes para renovar dos iglesias muy diferentes.

67


Buddy y Gaye Marston sirven como co-líderes en la Iglesia del Nazareno de Salem Fields, en Fredericksburg, Virginia. Ambos habían servido previamente juntos en otra Iglesia del Nazareno. Dios les dio una clara visión misionera a los Marston para la Iglesia de Salem Fields. En los quince años de su ministerio la iglesia ha crecido de setenta y nueve miembros y noventa y cinco de promedio de asistencia al culto del domingo en la mañana, a casi mil miembros con una asistencia media de dos mil personas. Buddy y Gaye tienen una hija.

68


6

MANTENGAMOS EL ENFOQUE MISIONAL BUDDY Y GAYE MARSTON Hace unos años participamos de la conferencia Rethink (Repensar) en California, en la que uno de los oradores, un conocido millonario cibernético del Valle Silicon, dijo que con frecuencia los más jóvenes le preguntaban cómo hacer para obtener tantos millones. Su pronta respuesta era que si ellos se concentraban en hacer millones, probablemente no lo conseguirían. Pero que si se concentraban en hacer lo que les gustaba, seguramente el dinero vendría como un producto secundario. Se trata de un simple principio empresarial: todo tiene que ver con dónde uno pone su enfoque. Esto fue lo que pasó en la Iglesia de Salem Fields. No nos enfocamos en hacer crecer una iglesia –- ese fue el resultado. Nuestro enfoque fue el responder con pasión a lo que Dios puso en nuestros corazones, alcanzar a personas para Cristo rompiendo con los estereotipos que existían en los corazones y mentes de aquellos que se habían desentendido de la iglesia –- no tanto de Cristo, sino simplemente de la iglesia. En los últimos 15 años, sacrificio y paciente obediencia a esta visión que nos consume nos ha llevado a experimentar una vida de fe riesgosa. No solo hemos experimentado más crecimiento recientemente, pero en medio de una cultura llena de temores financieros, Dios nos está honrando financieramente. Todavía creemos que la Iglesia del Nazareno en Salem Fields ha “capturado la imaginación de Dios”, y lo evidencia Su favor no solo en el área financiera, sino también por medio de la realidad de vidas transformadas. Esta es una prescripción simple. Mantenemos nuestros ojos puestos en la visión que Dios nos ha dado para impactar nuestra comunidad y el mundo para El. Creemos de todo corazón que a medida vivimos el mensaje del evangelio, el Espíritu Santo dirige los corazones hacía Jesús. Invitamos a las personas a que se involucren con nosotros en esta aventura. Mientras experimentamos esta aventura de fe, seguimos enfocándonos en nuestros compromisos, lo cual produce crecimiento. Estos dos compromisos en particular parecen ser significativos.

Generosidad Radical En una cultura en la cual aquellos que no van a la iglesia son escépticos respecto a la misma, nuestra iglesia está intentando acabar con la mentalidad que 69


ESTRATEGIA NO. 2

dice, “Todo lo que la iglesia quiere es mi dinero.” Nosotros damos extravagantemente a nivel local, nacional y global. No importa cuán arduamente lo intentemos, y de verdad que lo seguimos intentando, nos resulta imposible dar más de lo que Dios nos da. No solo les enseñamos a las personas que se arriesguen a dar las primicias de todo lo que poseen, sino que lo estamos viviendo con el ejemplo como líderes y como comunidad de fe. La fe es como tomar pasos en el vacío al borde de un acantilado con la seguridad de que Dios construirá un puente bajo nuestros pies con cada paso que demos. Esta es nuestra filosofía: La fe precede a los dólares; la fe sigue adelante a pesar de los obstáculos. Con cada paso que hemos dado, el puente económico de Dios se ha ido extendiendo bajo nuestros pies. Estas son algunas de las maneras en las que hemos seguido adelante con la generosidad radical. En septiembre de 2007, completamos el proyecto de nuestro edificio, valorado en siete millones de dólares. El edificio fue creado y diseñado intencionalmente para conectar con la comunidad de manera que los atraiga. El Café Rubicón se extiende a la comunidad, invitando a que entren y tengan un tiempo de relajamiento a aquellos que seguramente nunca pondrían un pie en el edificio de una iglesia. La librería Pete´s Place hace que el encontrar recursos para nuestro diario vivir sea fácil, y el Centro de Aprendizaje de Salem Fields es una forma segura y cálida de proveer cuidado de niños mientras los padres trabajan. El edificio esta disponible de forma gratuita para todos, ya sean gente de negocios, profesores, conferencistas de liderazgo, fiestas, banquetes y bodas. Cambiar la mentalidad “de iglesia” es difícil, y muchos de los que pensaban en solo “lo que pueden hacer por mí” no pudieron hacer la transición hacia “lo que puedo hacer por otros.” Hubo un éxodo doloroso de algunos, incluyendo diezmadores; sin embrago, la audiencia en la cual nos concentramos creció y seguimos alcanzando personas para Cristo. La hipoteca mensual de $8,000 pasó a ser una de $50,000, pero la obediencia de aquellos que con pasión viven la visión ha traído la increíble provisión de Dios. Todas las facturas se pagan por completo, y no tenemos ninguna deuda pendiente aparte de la hipoteca. Este solo hecho nos asombra, pues es un viaje que empezó hace quince años con una fe increíble y con nueve dólares en el banco. En nuestra iglesia nos hemos comprometido a pagar por completo todos los presupuestos de la denominación, sin importar las presiones económicas que podamos tener. Consideramos los presupuestos como nuestro diezmo. Estamos mostrando el camino de lo que estamos enseñando –- el gozo de la obediencia por medio del diezmo y la bendición de ir siempre más allá de lo que podemos. Al mirar hacia atrás y ver todo este duro proceso que trajo un proyecto de construcción agotador, prolongado, y de presupuesto excedido, estamos asombrados 70


Mantengamos el Enfoque Misional

por la manera en que Dios ha provisto para todas nuestras obligaciones financieras. Nuestra meta es continuar expandiendo nuestro dar a otros hasta que alcancemos el veinte por ciento de nuestra entrada anual. Cuando establecimos la necesidad de conseguir un millón de dólares para compensar el costo del nuevo edificio, nuestra estrategia fue arriesgada: “Tienes una necesidad, planta una semilla.” Liderados por la visión de alcanzar a personas por medio de una generosidad radical, la junta local decidió regalarle cien mil dólares a otros. Los cheques fueron entregados a diferentes y bien merecedoras organizaciones y ministerios en la región de Fredericksburg y Spotsylvania. ¡Fue divertido regalar dinero! Todavía no hemos recibido el cheque de un millón de dólares, pero nos preguntamos si todas las bendiciones de las cuales estamos disfrutando ahora son el fruto de esa riesgosa obediencia. Estamos seguros de que Dios nos está bendiciendo de muchas formas aún si darnos cuenta. Recientemente hemos establecido un nuevo ministerio al que hemos denominado GO (las siglas en inglés para “Global Outreach”, o alcance global). GO está específicamente diseñado para dar nuestros recursos y darnos a nosotros mismo para servir a otros local, nacional y mundialmente mediante una gran variedad de esfuerzos. Todos los equipos ministeriales (juntas de liderazgo, estudiantes, niños, personal asalariado, etc.) pasan un día al mes en nuestra comunidad dedicados actos de servicio, sin esperar nada a cambio. Algunos ejemplos son regalar flores, obsequiar donas, lavar ventanas, limpiar casas, cuidar jardines, reparar casas, y construir rampas para minusválidos. Invadimos la comunidad con alimento para los desamparados, entregamos material escolar a niños sin recursos, apoyamos a padres solteros, y les damos a las madres jóvenes nuevas esperanzas y destrezas para el futuro. Nuestra generosidad nos mueve a enviar equipos para reconstruir las casas de las victimas del huracán Katrina en la costa del Golfo de México, y también a aquellos que han sido afectados por tornados. Nuestra generosidad se extiende a otros países. Estamos satisfaciendo diferentes necesidades en países como Ecuador, trayendo esperanza a los niños de ese país. Salem Fields Port Harcourt, es un área viva de ministerio que está evolucionando profundamente desde las entrañas de Nigeria. Este ministerio alcanza a jóvenes por medio de nuestros pastores James y Charity Onwah. Los mueve la pasión de alcanzar a personas por medio de sus necesidades reales. Llevan la iglesia a los campos deportivos cada semana y comparten el amor de Cristo en palabras y en acción. Muchos han profesado fe en Cristo al ver la obediencia de James y Charity. Los padres de los niños están viendo cambios positivos en la vida de sus hijos y ellos también están siendo atraídos a Cristo. Nuestra junta local aceptó unánimemente comprar un muy necesitado automóvil para James y Charity, y entregarles 71


ESTRATEGIA NO. 2

cien mil dólares para la comprar de un terreno donde construir un centro de servicio que no solo ayudará a cubrir necesidades físicas y espirituales, sino que también entrenará a niños y a niñas, y a hombres y a mujeres en vocaciones que les permitan salir adelante en un ambiente desesperanzador. No solo tenemos fe en que Dios le dio esa visión de generosidad radical a nuestra iglesia, sino que también creemos que Él nos dio una visión financiera para apoyar esa visión. Nosotros buscamos Su rostro y Él proveyó. Tenemos un plan de dar estratégico. Este plan se enfoca en tres ofrendas específicas y definidas durante el año: Acción de Gracias, Domingo de Resurrección, y Navidad. El plan hace innecesario levantar fondos, reduce el número de ofrendas de amor al proveer para aquellos en necesidad por medio del fondo general; informa a las personas a dónde va cada centavo por medio de un boletín trimestral, y provee el Desafío del Diezmo de Noventa Días - “Si Dios no te bendice en noventa días, te devolveremos el total de lo que diste.” Las historias y los testimonios de las bendiciones de Dios en las vidas de las personas que aceptaron el desafío han sido sobrecogedoras. Hemos grabado en vídeo muchos de estos testimonios y los hemos mostrado durante los servicios de fin de semana para animar a otros a captar la visión de ser radicalmente generosos.

Gracia y Autenticidad Radicales Tenemos un hermoso estanque delante de nuestro edificio. Atrae a los gansos. Afuera, estas criaturas son especialmente preciosas cuando aterrizan en el agua durante la puesta de sol. Pero si ustedes saben algo acerca de los gansos, se darán cuenta de que crean un desastre por donde quiera que pasan –- en las aceras, en el asfalto, en las orillas del río -– huelen mal y no son agradables. Recientemente escuchamos sobre una manera clandestina de matar a los gansos para así no volver a tener problemas de limpieza. Rápidamente intervenimos para que este plan no se llevara acabo, y no tomó mucho tiempo antes de que una metáfora de la vida surgiera, a menudo representada por los creyentes. En una publicación enviada por los superintendentes generales, se declaró que la iglesia necesita ser una “comunidad de gracia”, donde las personas “participen en la gracia de la hospitalidad y en la formación de carácter.” Ese ha sido nuestro compromiso durante quince años, pero ha sido complicado. En realidad todo gira alrededor del cómo lidiamos con esto que es tan complicado. Hay un gran costo personal cuando se extiende la gracia en una comunidad de fe; nos saca de nuestra zona de conforte. No escuchamos mucho sobre esto en conferencias, ni somos entrenados en el “cómo lidiar con estas complicaciones.” Se habla muy poco del dolor y de la pérdida que acompaña la creación de una comunidad que extienda la gracia. Son pocas las veces que escuchamos cómo los 72


Mantengamos el Enfoque Misional

líderes superan sus dudas, lidian con injustas acusaciones, o excavan profundo en continuas introspecciones, todo lo cual es necesario para crear una comunidad llena de gracia. Nuestro consultor de liderazgo nos ha informado que Dios nos permitirá llevar acabo esta visión en tanto y en cuanto nuestra tolerancia al dolor nos lo permita. Cuando hablamos de complicaciones, hablamos de fastidios, frustraciones, y desafíos personales que destruirán nuestros nervios. Esta es la razón por la cual, algunas veces, consideremos trabajar en el supermercado Wal-Mart en lugar de la iglesia local, pero hay un gancho que nos mantiene aquí. Son las vidas transformadas, evidencia de un poder sobrenatural que se ha infiltrado en nuestra iglesia de Salem Fields. Dios nos ha traído las vidas complicadas de personas hasta nosotros. Nuestros corazones están rotos por las complicaciones en que esas personas se han metido. Constantemente encaramos los efectos que el pecado ha tenido en personas de ambos géneros, de toda edad y de toda etnia. Es doloroso. Sería más fácil rechazarlos, y así no afrontar sus complicaciones, manteniendo nuestra comodidad. Sin embargo, el carácter de una persona no tendrá oportunidad de reformarse, de desarrollarse y de restaurarse a menos de que alguien esté dispuesto a tratar con el asunto. Estamos tan agradecidos con Cristo Jesús por haber tolerado nuestras complicaciones. Nuestro llamado y visión es crear un ambiente donde la gente tiene permiso para traer sus “complicaciones” y aún así ser aceptados “tal como son.” Una auténtica comunidad de gracia baja las barreras que han podido estar escondiendo a Cristo Jesús. Invitamos a las personas a que vengan a relajarse por medio de risas, comida y música. Algunos llaman esto “entretenimiento,” pero nosotros lo vemos como una forma de reestablecer la confianza con la comunidad por medio de la hospitalidad, la bienvenida y un espíritu respetuoso. Todo lo que hacemos durante nuestros servicios el fin de semana es enfocarnos en alcanzar a esas personas que nunca ha visitado una iglesia, o que dejaron de asistir porque la consideraron irrelevante, o se alejaron porque vieron muchas paredes que escondían a Cristo Jesús. Miramos a través de esos ojos. Escuchamos esas voces porque nos recuerdan que nosotros estuvimos ahí. Es en un ambiente así en donde las personas se sienten seguras para escuchar y responder a la convincente voz del Espíritu Santo. Las voces del mundo han encontrado una legítima hipocresía que ha erosionado la credibilidad de los cristianos. El no desear salir de nuestra zona de comodidad ha encubierto el hermoso mensaje de Cristo y ha limitado el inexplicable gozo de tener una relación con El. El único antídoto contra la hipocresía es la transparencia y la autenticidad. Es riesgoso; requiere valor. Hemos detenido el plan de deshacernos de los gansos del estanque, dejando claro que la persona responsable del mantenimiento de nuestras instalaciones 73


ESTRATEGIA NO. 2

tenga un plan para la continua limpieza. Queremos a los gansos, así que tendremos que aceptar las complicaciones que acompañan su belleza. La Iglesia del Nazareno de Salem Fields será un lugar que dé la bienvenida a la mugre en el piso, aunque esto implique estar pendientes de no pisarlo, o si lo pisamos, tener que limpiarnos nuestros zapatos. El Espíritu Santo gentilmente hará Su obra de seducir, infiltrarse y transformar los corazones. Nosotros llevaremos a cabo la responsabilidad de enseñar la verdad, y amar, mostrar gracia y aceptar a las personas tal como son. Nosotros no establecimos todas estas estrategias para que la iglesia creciera. Primero, buscamos la visión de Dios para Fredericksburg, Spotsylvania y sus alrededores, y a su vez también Su visión para sostenerla. Por fe, hemos saltado al precipicio. Algunas veces el miedo se apodera sigilosamente de nosotros y hace que nos distraigamos; algunas veces parece que nos vamos a estrellar. Pero en momentos así se nos recuerda Quién fue el que nos trajo hasta aquí, y que además tiene la habilidad de construir un puente bajo nuestros pies. Nosotros, pues, nos reenfocamos, y damos de nuevo otro paso, y recordamos como líderes que estaremos delante de Dios, y que tendremos que responder a la pregunta, “¿Qué hiciste con lo que te dí?” Esta realidad reenfoca nuestra atención para seguir haciendo nuestra parte, para que así el Espíritu Santo sea libre para hacer lo que solo El puede hacer, cambiar corazones. Es todo un asunto de en dónde ponemos nuestro enfoque.

74


Gene Tanner es el pastor de la Iglesia del Nazareno en Valparaíso, Indiana. Ha pastoreado iglesias en Ohio, Virginia e Indiana. Gene se graduó de Central Michigan University [la Universidad Central de Michigan] (Bachillerato en Artes) y de Olivet Nazarene University [la Universidad Nazarena Olivet] (Maestría en Artes). La Iglesia en Valparaíso ha crecido de un promedio de 527 en asistencia al servicio de adoración en 1994 a 1,364 en 2010. Gene y su esposa, Tamra, tienen dos hijos adultos.

76


7

EL DISCIPULADO COMO UNA JORNADA GENE TANNER Expresado en una sola frase, nuestra “Jornada de Discipulado” es un plan organizado para llevar a los que nos visitan en viaje a la salvación –- santificación, membresía, asimilación y madurez. Aunque esta pueda parecer una tarea sobrecogedora, hemos comprobado que nuestra “jornada” es una herramienta efectiva. La mayoría de las personas andarán por una senda si pueden ver que la senda existe. Algunas veces cometemos el error de esperar que la gente simplemente camine a nuestro lado, pero fracasamos en mostrarles por dónde andar. Esperamos que nuestra “jornada de discipulado” deje un claro camino. Hemos basado mucho de nuestro peregrinaje de discipulado en el libro de Rick Warren Una Iglesia con Propósito. Hemos tomado el libro del pastor Warren y lo hemos modificado para que se ajuste a las necesidades y metas únicas de la Iglesia del Nazareno de Valparaíso. A medida que otros consideren nuestro “proceso”, quiero urgirles a que también modifiquen nuestro trabajo para que se ajuste a sus necesidades.

Asimilar a los visitantes Nuestro crecimiento ha estado basado en la asimilación de los que nos visitan. No todos los que visitan nuestra iglesia desean regresar, pero para aquellos que muestran interés, tenemos un plan para que lleguen a formar parte del cuerpo. Una vez que los visitantes llenan la “tarjeta de conexión” disponible al momento de su visita, nos abre la puerta con información a la que podemos darle seguimiento. Personalmente llamo a cada visitante, el domingo por la tarde, para hacerles saber que recibí su tarjeta, y agradecerles la visita. Luego les hago una visita de hogar el jueves o viernes de la misma semana. Quiero verlos al final de esa semana de modo que si ellos prometen regresar, tengo una promesa hecha tarde en la semana en vez de temprano en la semana. Hago un reporte escrito de cada visita. El reporte pasa a nuestro director de ministerios de adultos, Pam Anderson. En la semana siguiente, Pam comienza una conexión con una llamada telefónica que continúa la relación. Nuestro deseo aquí es conectarnos con ellos y llevarlos a nuestra “jornada de discipulado”. Cuando visito los hogares, si me percato de que a los hijos les gustan los deportes, le escribo esta 77


ESTRATEGIA NO. 2

información en el reporte a Pam. Ella le da seguimiento diciéndoles de nuestros programas de deportes para niños. Si noto que hay un piano en la sala de estar, tomamos nota de esto y Pam resalta nuestros ministerios de música. Usamos mis visitas a los hogares y mi reporte para atraer a nuestros visitantes de acuerdo con sus intereses. Nuestra intención es siempre guiarlos hacia nuestro “proceso” de incorporación en el cuerpo. Nuestra “jornada de discipulado” está basada en el modelo de clase 101-201301. En nuestra declaración de visión definimos el proceso entero de la siguiente manera: “Algunas veces en esta jornada llamada vida, podemos sentirnos solos. La Iglesia del Nazareno de Valparaíso quiere ayudarle en este peregrinaje espiritual llamado vida. Queremos ayudarle a descubrir cómo realizar esta increíble jornada que Dios tiene preparada para usted y para aquellos con los que usted caminará en este camino en nuestra iglesia”.

Curso 101 El proceso comienza con el curso 101. El 101 abarca seis miércoles, de 6:30 a 8:00 p. m. Como pastor líder, yo enseño esta clase. Me da la oportunidad de conectarme con personas nuevas, y ayuda a establecer una relación agradable. El curso se repite anualmente unas cuatro o cinco veces. El curso 101 es obligatorio para quienes desean ser miembros de nuestra iglesia. Enseñamos esta clase intencionadamente los días miércoles, pues también ese día tenemos nuestra noche especial para el ministerio de niños. El mayor grupo por edades de gente nueva tiene entre los veinte y los cuarenta y cinco años; la mayoría tiene niños. De esta manera no necesitan buscar una niñera para asistir al curso 101 – simplemente traen sus hijos a los programas infantiles y juveniles de los miércoles. Este aspecto es muy importante dentro de nuestro diseño. Una vez que los hijos participaron de nuestros ministerios de los miércoles durante seis semanas, ¡quieren regresar! Esta es una gran herramienta para motivar la asistencia de los adultos. El arreglo del lugar de la clase es muy importante para el éxito del proceso. Las mesas son circulares y las combinamos para formar grupos de dieciséis. Hay siete parejas (o personas solas) ocupando las sillas y una pareja que no es nueva. Puesto que la mayoría son desconocidos, todos llevamos etiquetas con nuestros nombres. Hay una pareja en cada mesa que actúa como “guía” en el camino. Estos guías son miembros ya establecidos de nuestra iglesia; están allí para crear una conexión entre el grupo, y para guiar a las personas nuevas a través de las seis semanas. Cuando las seis semanas terminan, continuamos reuniéndonos como grupo pequeño una vez al mes. Después del curso, el guía se transforma en el líder del grupo y establece un horario y un lugar para continuar las 78


El Discipulado Como Una Jornada

reuniones. Los que participaron en el curso 101 son ahora un grupo pequeño. Los grupos pequeños tienden a funcionar mejor si todos comienzan juntos y comparten las mismas experiencias. Todos ellos comparten la experiencia de haber comenzado en nuestra iglesia aproximadamente al mismo tiempo y, luego, haber estado seis miércoles juntos en las clases. La clase 101 tiene la siguiente misión: “En nuestro interior existe el anhelo de un caminar más profundo con Cristo. Este es el comienzo de nuestra jornada. Si usted va a hacer un viaje, siempre revisará su lista de provisiones para estar seguro de tener todo lo básico para la supervivencia. En la Iglesia del Nazareno de Valparaíso le ofrecemos una clase de seis semanas para darle las herramientas que necesitará a lo largo de la jornada, a fin de llegar a ser un devoto seguidor de Cristo. Esta clase le enseñará acerca de la necesidad de la oración, el estudio de la Biblia, y el servicio en su relación con Dios. También le preparará para cumplir con la Gran Comisión al vivir una vida de servicio”.

Sesión Uno Cada sesión comienza con un tiempo de quince minutos para compartir en el grupo. El tiempo de conexión es importante si esperamos ver que evolucionen desde extraños hasta llegar a ser un grupo pequeño. La primera sesión comienza con los guías de camino de la mesa compartiendo sus propias historias. A medida que progresan las seis semanas cada pareja, o persona, tendrá la oportunidad de compartir su historia con el grupo. Comenzamos con los guías del grupo para que, de esta manera, ellos establezcan el tono de apertura y vulnerabilidad en la conversación. La primera sesión presenta la historia de cómo la Iglesia del Nazareno llegó a su existencia. Les compartimos acerca de Pilot Point, del Dr. Bresee, y de la misión mundial de nuestra iglesia. Luego, les compartimos la historia de la Iglesia del Nazareno de Valparaíso, y nuestro comienzo en 1924 en la esquina formada por las calles Lafayette y Monroe en Valparaíso. La clave es hacerles saber que tenemos una historia y que la historia de ellos es, a su vez, parte de nuestra historia en progreso. Queremos que ellos experimenten en las sesiones un temprano sentido de pertenencia. Queremos que se sientan parte de algo mucho más grande que sólo nuestra iglesia local. Un sentido de la historia los ayudará a lograrlo. Luego, les explicamos la salvación. La salvación es explicada, no predicada, sin frases trilladas ni largas historias – sólo una relación con Cristo Jesús. En la parte trasera del cuarto hay una caja. Tenemos preparadas tarjetas de 3 X 5 pulgadas, y bolígrafos con la siguiente promesa: “Estaremos juntos por seis semanas; tal vez usted vino con una pregunta que desea le sea respondida. Sería muy triste estar aquí todo este tiempo 79


ESTRATEGIA NO. 2

y no obtener la respuesta. Escriba su pregunta en la tarjeta y déjela en la caja. En la última sesión, yo contestaré las preguntas”. Al final de la primer sesión, digo, “Si alguien hizo la oración de salvación, escriba en la tarjeta, ‘Yo oré por salvación’”. Nunca he tenido una clase 101 sin que haya gente que llegue a Cristo en la primera sesión.

Sesión Dos En la segunda sesión comenzamos a compartir algo de estrategia. Aquí develamos nuestra declaración de misión – “Ayudarlo a usted para que llegue a ser un devoto seguidor de Cristo Jesús”. Aquí hablamos de ejecución, de cómo llevarlo a cabo. Sin la ejecución, nuestra declaración de misión es sólo un eslogan. Nuestra ejecución está basada en algo que nosotros denominamos “adoración+2”. Nuestra iglesia tiene una muy buena adoración; ahora enfoquémonos en el +2. Las otras dos partes de nuestro rompecabezas son crecimiento y servicio. Si la única cosa de la que usted participa en nuestra iglesia es la adoración, sólo estará viendo una tercera parte del cuadro que Dios tiene preparado para usted. También les explicamos nuestras metas de evangelización. Aquí es donde usamos las definiciones de “comunidad”, “multitud”, “congregación”, “compromiso” y “centro” ofrecidas por el pastor Warren. Terminamos esta sesión definiendo lo que es la adoración. Siendo que la adoración es parte de nuestra ejecución en adoración+2, necesitamos definir nuestros términos. Les ayudamos a comprender que la adoración es lo que le damos a Dios, no lo que Dios nos da nosotros. Los elementos son (1) celebración (Salmos 122:1), (2) inspiración (Isaías 40:31), (3) preparación (Efesios 4:12), (4) comunicación de la Palabra de Dios (Efesios 3:10), (5) testimonio (Hechos 1:8), y (6) madurez (Hebreos 6:1). Todos estos elementos le ayudan a transformarse en un devoto seguidor de Cristo Jesús. Finalmente, terminamos la sesión compartiendo nuestros valores esenciales. Sesión Tres La tercera sesión nos lleva de regreso a la teología. Aquí enseñamos los valores esenciales y nos concentramos en el libre albedrío y la santificación. Otros temas incluidos aquí son la oración y cómo desarrollar nuestro caminar con Dios al permitir que la Palabra de Dios penetre en nuestros corazones. Al terminar esta clase oramos pidiendo ser santificados. Aunque no repito la actividad de las tarjetas, “Yo oré por salvación”, he tenido una grandes respuestas de quienes oran por santificación. 80


El Discipulado Como Una Jornada

Sesión Cuatro La cuarta sesión construye sobre lo ya hemos cubierto. Ver a un bebé es algo hermoso, pero si el bebé se ve igual un año más tarde, algo está muy mal. Estar conectado y ser nutrido es vital para el crecimiento de un bebé. Espiritualmente hablando, sucede lo mismo con nosotros. Ahora comenzamos a hablar de transformar los grupos de dieciséis en las mesas en grupos pequeños. Una vez que la clase 101 termina, hay una clase especialmente diseñada para crecer los miércoles en el mismo horario (puesto que los niños ya los tenemos involucrados, ¿porqué perderlos solamente porque terminó la clase 101?) Si los participantes no están planeando participar de las siguientes sesiones, les pedimos que compartan su plan específico para seguir creciendo. Recuerde – nuestra misión es ayudar a los convertidos a llegar a ser devotos seguidores de Jesús. Hay otras opciones para conectarse y crecer en la Iglesia del Nazareno de Valparaíso. Les explicamos los ministerios disponibles y les hablamos de cómo pueden participar. Enfatizamos que crecer no es un accidente. Crecer requiere una decisión y debemos proponérnoslo. Les explicamos, “La iglesia no puede hacerles crecer – usted debe ayudarse a crecer”. Concluimos regresando a la ejecución de adoración+2. Sesión Cinco La sesión cinco esta diseñada para enseñar el plan de Dios para la Iglesia. Cada cristiano debe ser parte de la familia de la iglesia. Si así no fuera, él o ella, serían huérfanos. Aquí la clave es la unidad. Somos todos diferentes pero estamos unidos, como en una orquesta, la cual se compone de diferentes instrumentos pero todos tocan la misma canción. La iglesia tiene un esqueleto. De la misma manera que nosotros no podemos crecer más allá de nuestro esqueleto, tampoco la iglesia lo hará. Ese esqueleto se compone del compañerismo (Hechos 2:42). En este barco todos somos compañeros. Remamos juntos. Cooperamos entre nosotros y con Dios en lo que Él tiene preparado para nuestra iglesia. Nuestra historia es su historia. La segunda pieza del esqueleto es la familia (1 Pedro 3:8). La sangre es espesa. La sangre de Cristo pagó un precio que yo no puedo pagar y, como hermanos y hermanas de sangre en Cristo, funcionamos en esta divina familia relacionándonos unos con otros. Nos perdonamos unos a otros, nos sostenemos unos a otros y nos animamos unos a otros. Al pastor se le pide en Primera de Timoteo que dirija a su familia. Somos una familia, no una organización. La tercera parte del esqueleto es el cuerpo. Somos un cuerpo y no una empresa (Romanos 12: 4-6). Cada parte es importante, y usted es importante. Cada uno tenemos un don que Dios espera que utilicemos. Nuestra ejecución es adoración+2, crecer y servir. ¡Nadie 81


ESTRATEGIA NO. 2

queda al margen! ¿Por qué Dios le trajo a esta iglesia? ¿De que manera quiere Él que contribuya con este cuerpo? La cuarta y última parte de nuestro esqueleto es el rebaño (Juan 21:16). Permítanos pastorearle como parte del rebaño. Nadie debe reír o llorar solo. Al ser parte de nuestra iglesia, deseamos pastorearle. Aquí doy ejemplos de cómo la iglesia satisface las necesidades de familias individuales (no se mencionan nombres).

Sesión Seis La sesión seis concluye con una discusión que señala la diferencia entre un huésped y el propietario de una casa. Un huésped puede sentarse en un sillón y mirar televisión. El dueño de casa debe pasar la aspiradora y arreglar las camas. Hay visitantes en la iglesia, pero nuestro deseo es que lleguen a ser propietarios. La clave aquí es servicio. Se discuten las oportunidades para ministrar y, además, se realiza una encuesta de interés para ayudar a ubicar a los nuevos miembros en áreas de servicio significativo. Si lo desean, queremos que se involucren inmediatamente. Aquí también discutimos cómo financiar la visión de la iglesia. Explicamos que el diezmo no es un concepto estrictamente nazareno, y recorremos la enseñanza bíblica acerca de esta bendición. Presentamos nuestros sobres de diezmos con las líneas correspondientes a las promesas de fe y las ofrendas para construcción. Luego dedicamos tiempo para hablar sobre la membresía y les entregamos tarjetas para ese fin. Completar el curso no garantiza la membresía. Yo estoy dispuesto a tratar en forma privada cualquier cuestión o asunto que preocupe relacionado con la solicitud. También dedicamos tiempo con los guías de los grupos para planificar la primera reunión del grupo pequeño el mes próximo. Si alguien no ha compartido su propia historia, aquí le brindamos la oportunidad de hacerlo. Luego, termino respondiendo a las preguntas que hayan sido depositadas en la caja. Para finalizar, la gente del equipo pastoral hace contacto con los miembros de la clase para ayudar a los miembros nuevos a integrarse en el ministerio de su interés.

Curso 201 Una vez que la clase 101 termina, los miembros de la clase automáticamente avanzan a la clase 201. La declaración de misión de la 201 es, “¿Qué sucede a continuación? Usted ha completado una jornada de pocas semanas, conseguido algunas herramientas, obtenido algo de conocimiento sobre las condiciones del terreno, y ha conocido algunas excelentes personas que se están dirigiendo en la misma dirección que usted. Algunos de nosotros estamos hechos para estar alrededor de otros. Algunos otros no. Para aquellos que necesitan más tiempo 82


El Discipulado Como Una Jornada

en sus relaciones, le animamos a continuar su crecimiento espiritual y participar en un grupo de conexión. El grupo de conexión incluye un guía y otras personas con las que usted se puede reunir periódicamente para tratar temas sobre la vida y Dios. También podrá vivir su vida junto con el resto del grupo”. La clase 201 es la continuación del grupo que se reunió durante seis semanas en 101. Es un paso muy importante. Los ayuda a mantenerse unidos. La leña separada del fuego es la primera en consumirse sin importar qué tan ardiente estaba con el resto del fuego. Diseñamos el curso 201 para mantener a todos en el fuego. El grupo pequeño de conexión es nuestra estrategia para lograr esto.

Curso 301 Luego vamos directamente a la clase 301. La declaración de misión de 301 es la siguiente: “En el mercado laboral, muchos de nosotros necesitamos tener educación continuada para ‘mantenernos al día’. En nuestra jornada necesitamos educación continua para seguir creciendo en nuestra fe. Nuestras relaciones crecen y se profundizan a medida que nos conocemos unos a otros más íntimamente. En nuestra relación con Dios, Él nos ha dado un gran recurso para que le podamos conocer más, la Biblia. Este curso está diseñado para mantenerle creciendo como seguidor de Cristo. En estas diferentes clases usted será desafiado a profundizar y a descubrir una madurez continua en su caminar con Cristo”. La clase 301 es la clase en la que nosotros deseamos que los graduados de la 101 participen. Las tenemos los días miércoles y a la misma hora de la clase 101. Cuando la clase 101 termina habrá una clase 301 que comenzará la noche del miércoles siguiente. La clase 301 es compartida por miembros del equipo pastoral, y cubre temas como el Evangelio de Juan. Como los hijos ya participan en nuestro programa de los miércoles por la noche, este es un paso natural para nuestros nuevos creyentes. En la medida en que hemos permanencido intencionadamente fieles a este plan de hacer discípulos, el mismo ha sido bendecido por Dios. Durante los últimos cinco años, nuestra iglesia ha alcanzado a más de cien nuevos miembros por profesión de cada año.

83


Dan Newburg es pastor en la Iglesia del Nazareno de Gardner, Kansas. Gardner es la primera iglesia que Dan pastorea después de haberse graduado del Seminario Teológico Nazareno con una Maestría en Divinidades. La iglesia en Gardner ha crecido en quince años bajo el ministerio de Dan de 46 a 131 en promedio de asistencia al culto de adoración. Él y su esposa, Denise, viven en Gardner con sus cuatro hijos adolescentes.

84


8

SER MISIONAL SIN DEJAR DE SER TRADICIONAL DAN NEWBURG Comencé a asistir a las reuniones de los días domingos en la iglesia poco después de nacer y, de acuerdo con los miembros mayores de la familia, casi nunca falté. En mi camino para llegar a mi asiento destinado, pasaba por el lado de mis abuelos, tíos abuelos y tías abuelas, tíos y tías. Al llegar al primer asiento encontraba sentados allí a mis hermanos Steve, Tom, Connie y Jim. Al mirar hacia el estrado del coro, veía a mi papá, Jerry y, en el órgano, a mi mamá, Marilyn. Las temporadas santas de Adviento y de Cuaresma causaron un poderoso impacto en mi formación. A medida que nos acercábamos a la noche en que conmemorábamos el nacimiento de Jesús, miraba cómo cada semana las velas de adviento eran encendidas. Ya como adulto, comprendí que cada una de las velas de adviento tenía un significado espiritual. Sin embargo, como niño, notaba que la anticipación se hacía cada vez más fuerte al encenderse cada una de las velas. Recuerdo que pensaba, Sólo faltan tres semanas para la Navidad; dos semanas más y será Navidad; solo falta una semana para que llegue la Navidad. A medianoche, en la Noche Buena, solía pensar, ¡Mañana por la mañana finalmente podré abrir los regalos! Las tradiciones de la iglesia crearon estas memorias; fue la iglesia la que creó en mí este sentido de anticipación. El mismo impacto me produjo la estación de Cuaresma y Semana Santa. Cada miércoles de cuaresma por la noche se volvían especiales al saber que todos mis familiares vendrían a nuestra casa y tendríamos sándwiches, café y postre. Después de casi cada servicio mi tía-abuela Eva anunciaba, “Oh, Marilyn, no queremos que te sientas obligada. Tienes todos esos niños y mañana tienen que ir a la escuela”. Mi madre respondía amablemente, “No seas tonta. El café está puesto, los sándwiches están listos”. En ese momento, la tía Eva instruía a al tío Hoyt, “Bueno, en ese caso, apresúrate, vé al automóvil y busca esas galletas que horneé”. En el domingo de Ramos entrábamos al santuario agitando nuestras ramas de palmera mientras toda la congregación cantaba “Toda la gloria, Honra y Honor”. El jueves de la Semana Santa recibíamos la Santa Cena. El Viernes Santo por la mañana asistíamos al servicio unido de nuestra comunidad, y por 85


ESTRATEGIA NO. 2

la noche participaríamos en el servicio de penumbras. La Semana Santa tenía su gran conclusión al celebrar la resurrección de Jesucristo el Domingo de Pascuas. En verdad, las tradiciones de la iglesia están claramente grabadas en mi memoria. En los primeros meses de 1989 recibí el llamado al ministerio pastoral y me mudé a Kansas City para asistir al Seminario Teológico Nazareno. Los comentarios de numerosos profesores y oradores de capilla me desafiaron. Stan Toler, por ejemplo, sugirió en un servicio que, “Si tuviera que hacerlo todo de nuevo, regresaría a la iglesia donde comencé mi ministerio”. Gary Henecke añadió, “El problema con la Iglesia del Nazareno es que para el tiempo en que la comunidad aprende el nombre del pastor, el o ella ya se habrá mudado”. Estas declaraciones tuvieron un profundo impacto en mi ministerio. Por medio de esos oradores, Dios estaba moldeando mi perspectiva de la misión en la iglesia local, y la importancia de la longevidad pastoral para establecer relaciones de largo alcance a fin de que la iglesia sea misional. Cuando salí del Seminario Teológico Nazareno, mi compromiso era que Dios me guiara a una iglesia – y permanecer en ella. Nunca fue mi propósito servir en un lugar mientras buscaba una próxima oportunidad. Prometí que nunca serviría a una congregación con la intención de moverme a una nueva asignación.

La Jornada en la Iglesia de Gardner Cuando acepté el llamado a ser pastor de la Iglesia del Nazareno de Gardner, Kansas, era una iglesia en crisis. Dos años previos a mí llegada la iglesia había sufrido una división. La situación en la iglesia se había tornado muy seria; los líderes del distrito habían decidido cerrar la iglesia. Los veinticinco miembros que quedaron se rehusaron a que la iglesia cerrara sus puertas. Estaban dolidos, pero en su dolor indicaron claramente su creencia de que Dios tenía una razón para que Su iglesia estuviera en Gardner. Keith Wright, Superintendente del Distrito de Kansas City, me preguntó si yo estaría dispuesto a ser entrevistado para cubrir ese puesto. “Dan, están sufriendo. Solo lo que necesitan es alguien que venga y los ame”. Se acordó una entrevista. Me eligieron como su pastor y, así, comenzó una relación de amor con un grupo de gente y la comunidad de Gardner, Kansas, una relación que continúa quince años más tarde.

Nuestra Jornada Relacional En la iglesia de mi juventud, el pastor Carl Eliason representaba una constante. En todas formas él representaba la estabilidad para la comunidad de fe. 86


Ser Misional Sin Dejar de Ser Tradicional

Cuando los nuevos proyectos de construcción introdujeron cambios, el pastor Eliason se mantuvo constante. Cuando se discutían asuntos de reglamento, el guiaba a la congregación a través del difícil proceso. Cuando mis abuelos murieron, él lloró mientras oficiaba en los servicios funerales. Cuando mis hermanos y yo fuimos bautizados, él nos sostuvo en sus brazos. Cuando mis padres perdieron un hijo, él se afligió junto a ellos. Nuestro pastor estuvo siempre presente. Nunca me pregunté si se iría de la iglesia. Él siempre estaba allí, en los tiempos buenos y en los malos. Nunca se me ocurrió pensar que podía ser de alguna otra manera. Creo que toma un período de tres a cinco años antes de que un pastor comience a conocer y ser conocido por su congregación. Lleva tiempo el conocer las debilidades y fortalezas del pastor. También lleva tiempo para que un pastor conozca a la congregación. ¿Quién es la persona que asume el rol de patriarca o matriarca? ¿Quién ha sido herido y cómo? ¿A quién le cuesta ser bondadoso? ¿Quién tiene dificultades para recibir bondad? ¿Quién es capaz de tratar la apertura y honestidad del pastor, sus fortalezas y debilidades, y quién no? Desarrollar ministerios de largo alcance significa volverse vulnerable, y a veces hasta el punto de ser herido. Basado en la frecuencia del movimiento de pastores, parecería que la idea de ser conocido es un desafío difícil de tolerar para algunos. Sin embargo, cuando el pastor y la congregación manifiestan apertura los unos con los otros, los puntos fuertes y débiles son conocidos, el pastor y la congregación escogen amarse unos a los otros, vivir juntos de manera redentora, permitiendo que exista una comunidad real. Esto es lo que la iglesia en verdad debe ser. Debemos vivir de una manera que, a pesar de las diferencias, a pesar de nuestras debilidades, a pesar del hecho de que a veces nos lastimamos unos a otros, aún así escogemos vivir juntos en comunidad. ¿Cómo podría ser esto posible con un pastor que parte cada tres años? En una ocasión escuché decir a Jeren Rowell, “Yo le digo a la gente que estoy en un viaje, y que ellos están invitados a unírseme”. Por medio de las relaciones que se han desarrollado a través del tiempo, yo he sido invitado a participar de sus vidas. Eldon y Audrey eran dos de los veinticinco que lucharon para mantener la iglesia abierta. Su hija, Gloria, su esposo, John, y sus hijos, Krista y Greg, eran parte de los originales veinticinco. Todos fueron muy amables conmigo, pero ninguno de ellos confiaba realmente en mí. La pregunta no audible parecía ser, “¿Cuánto tiempo estará cono nosotros antes de dejarnos?” Quince años más tarde, nuestra relación es extremadamente cercana debido a la jornada relacional que hemos tenido juntos. 87


ESTRATEGIA NO. 2

Dos años después de mi arribo, a Eldon se le diagnosticó cáncer en el cerebro. Le ofrecí cuidado pastoral visitándolo en muchas ocasiones. Se me pidió oficiar en su funeral, el cual fue el primero para mí. Seis años más tarde oficié en el funeral de Audrey. Greg tenía dos semanas de casado cuando llegué. Varios años más tarde, él y su esposa fueron bendecidos con la llegada de una linda niña. Antes de su primer cumpleaños se le diagnosticó leucemia. Luego de una larga y feroz batalla, su cáncer comenzó a remitir y, después de cinco años, fue declarada libre de cáncer. Muchas veces Krista me dijo que ella se preguntaba si algún día habría de conocer “al hombre de su vida”. Lo conoció y, en su boda, su pequeña sobrina fue la niña que tuvo el privilegio de llevar las flores. Al ser incapaz de caminar por sí misma por el pasillo de la iglesia, Greg cargó a su pequeña hija de tres años hasta el frente de la iglesia. Mientras yo observaba esto, Dios me dio una visión de futuro, una visión en la que el mismo papá y su pequeña niña caminarìan juntos por el pasillo el día de la boda de la joven dama. Yo estuve también presente cuando Krista informó a su familia que estaba embarazada con mellizos. Estaba también presente cuando ella le dijo a sus familiares que los había perdido. Estuve allí para el servicio memorial, soltando globos por los mellizos y otros dos bebés que ella perdió. También estuve presente cuando nació Jack y, también, estuve presente cuando anunció que otro bebé estaba en camino. Estuve presente cuando Greg anunció que su esposa estaba embarazada aún cuando pensaban que ella era incapaz de concebir otra vez. Yo he sido su pastor. He estado con ellos en los buenos y los malos momentos. He oficiado en funerales, he llorado con ellos junto al féretro. He celebrado sus bodas regocijándome con ellos en uno de los momentos más sagrados de la vida. He celebrado con ellos los “nuevos arribos”, y he sostenido en mis brazos a sus hijos al ser dedicados al Señor. Yo conozco sus puntos fuertes y débiles, tal como ellos conocen los míos. Diariamente escogemos amarnos unos a otros, vivir juntos de una manera redentora. Otros lo notan y desean ser parte de esta comunidad de fe.

Nuestra Jornada Tradicional Las ricas tradiciones de la iglesia llegaron a ser un componente clave para el crecimiento y la estabilidad de la iglesia en Gardner. Porque creí que sería de un impacto positivo, decidí implementar algunos de los mismos elementos “tradicionales” de adoración que experimenté mientras crecía. La congregación pareció aceptar estas tradiciones de todo corazón. En medio de una cultura de iglesia que continuamente lucha con estilos, métodos y un sinnúmero de otros 88


Ser Misional Sin Dejar de Ser Tradicional

asuntos, descubrimos y aceptamos el hecho de que era bueno para nosotros identificarnos con “la alternativa tradicional”. Cantamos himnos, celebramos la Santa Cena con frecuencia, nos deseamos “la paz” y oramos el Padrenuestro cada domingo. Nos reunimos para la escuela dominical y para los servicios del domingo por la mañana y por la noche y, además, para el servicio de oración los miércoles por la noche. Comenzamos a usar el calendario eclesiástico, con las principales fechas del año eclesiástico, para formar nuestras propias memorias. La más significativa de estas fechas vino a ser la que se extiende desde el primer domingo de Adviento hasta la Semana Santa. Usamos la guirnalda de Adviento, encendemos las cuatro primeras velas como símbolos de expectación, proclamación, gozo y pureza. La celebración alcanza su climax la noche de Navidad. Durante este servicio, la vela de Cristo es encendida en honor de su nacimiento y, al mismo tiempo, se anticipa Su segundo adviento. En lugar de guardar la vela de Cristo en alguna de las cajas, con el resto de la decoración navideña, decidimos exhibirla en un lugar destacado en el santuario. Continuamos encendiéndola cada domingo como parte del servicio. El poder simbólico de esta vela se hizo evidente con claridad un domingo en el que, simplemente, olvidamos encenderla. En el medio del servicio uno de los ujieres se me acercó con el siguiente mensaje, “Kip quiere que sepa que la vela de Cristo no está encendida”. La cosa que más me sorprendió fue que la persona que lo notó era un no creyente. ¿Podrá este símbolo tan sencillo tener potencial evangelizador? Nosotros continuamos encendiendo la vela de Cristo cada domingo a lo largo de la estación de Cuaresma. La única excepción es el Viernes Santo, en nuestro servicio penunmbras. Mientras se lee la narración de la pasión, recordando el sufrimiento y muerte de nuestro Salvador, la vela se extingue mientras se pronuncian las palabras, “Jesús gritó con fuerza, y entregó su espíritu”. La congregación queda sentada en el santuario oscuro y silencioso, considerando el precio pagado por Cristo Jesús. Aunque el poder simbólico de las tinieblas del Viernes Santo es sobrecogedor, no puede sobrepasar el impacto que se produce en la congregación el Domingo de Pascuas cuando las tinieblas son rotas al re-encender la vela de Cristo. Llevada dentro del santuario a oscuras, la luz de esta vela nos recuerda que la luz de Cristo venció las tinieblas del pecado y la muerte.

Nuestra Jornada Misional La Iglesia de Gardner conoce mis fallas y debilidades y, aún así, me aman. La congregación vive con la misma seguridad. Funcionamos como una comunidad 89


ESTRATEGIA NO. 2

redentora; vivimos como una comunidad que refleja el amor de Cristo, y esto nos mueve a ser misionales. A la vez que el “amor de Cristo se refleja en la comunidad redentora”, estamos en una jornada misional tocando anualmente las vidas de miles de personas que aún no conocen a Cristo Jesús como su Salvador. En 1995 la iglesia de Gardner se reunía los domingos por la mañana, pero no tenía servicios el domingo por la noche, ni el miércoles por la noche, ni ningún otro ministerio. Desde 1995 nos hemos enfocado a propósito hacia fuera, misionalmente. Debido a ello, hemos experimentado un constante crecimiento al atraer nuevos creyentes que se involucran en nuestra jornada “tradicional y misional”. El grupo de veinticinco miembros que permaneció ha alcanzado los 145 miembros y una asistencia promedio de 130 a 150 en nuestro servicio de adoración el domingo por la mañana. Recientemente se me pidió relatar cuantos ministerios misionales desarrollamos. Necesité pensar por un momento para confeccionar la lista. Pude identificar veintiséis ministerios misionales orientados hacia fuera de la iglesia. Sabemos que hay algunos otros, porque ser misional es nuestra identidad. No es un programa, sino una jornada relacional de nuestra comunidad redentora; relación con Dios, los unos con los otros, y con la comunidad en la que Dios nos ha puesto. ¡Si, somos tradicionales – y somos misionales!

Ministerio / Descripción 1. Comida del Ángel / Distribución mensual de alimentos a ½ costo 2. Despensa móbil / Distribución mensual de lácteos frescos, vegetales, pan y otras cosas 3. Despensa local / En la iglesia, según se necesite 4. Mochilas / Alimentos entregados los viernes a niños en situación de riesgo, empacados en mochilas 5. Programa “HUGS” (por sus siglas en inglés)/ Gorras, ropa interior, guantes y calcetines (para los niños en escuela primaria) 6. Aprecio Público de Servidores / Se obsequian galletas y pan a la policía, a los bomberos y a los empleados del municipio o ayuntamiento 7. Golosinas en el baúl o cajuela de los automóviles de la iglesia / Alternativa de Halloween 8. Cena de Acción de Gracias / Cena gratis en la iglesia para toda la comunidad 9. Eventos en la Gran Tienda / Conciertos, comida, juegos, y útiles escolares gratuitos 90


Ser Misional Sin Dejar de Ser Tradicional

10. EBV / Evento evangelístico de una semana, para la comunidad, el cual culmina con la Gran Tienda 11. Consejería Familiar Gratuita / Consejería profesional matrimonial y familiar 12. LMNOP (por sus siglas en inglés) / Amor que suple las necesidades de la gente, recogiendo hojas, y haciendo limpieza, compras, y reparaciones menores 13. Cobijas de oración / Las damas tejen cobijas para gente hospitalizada y necesitada 14. Centro de Detención Juvenil / Estudios bíblicos en el centro los domingos por la mañana 15. Servicio Memorial de Nochebuena / Servicio recordando a quienes en la comunidad perdieron seres amados 16. Campamento de fútbol / Campamento para adolescents del area 17. Familias adoptivas / Varias familias de la iglesia proven cuidado para niños 18. Viaje Misionero Annual / Viaje de grupos de Trabajo y Testimonio de una semana de duración 19. Misiones Locales / Apoyo a otras iglesias con pintura, sistemas de calefacción, y reparaciones 20. Tapicería / Ministerio de mujeres; alimentos para los afligidos, apoyo, mujeres apoyando a mujeres 21. DMG (por sus siglas en inglés) / “Grupo de Hombres Desorganizados”, salida de hombres para un tiempo de diversión 22. Escaparate Chino / Mujeres; banquete elegante con orador, diversión y compañerismo 23. Retiro de Mujeres / Renovación espiritual para miembros y amigas 24. Ministerio de Asilo de Ancianos / Provee servicios de adoración en centros de cuidados para ancianos 25. Senderos de Esperanza / Ministerio de salud mental con intervención y consejería profesional 26. Día de Servicio en Gardner / En sociedad con otras ocho iglesias del área, embellecimiento de aceras y parques de la ciudad

91


Daron Brown, el mayor de estos dos hermanos, es pastor en la Iglesia del Nazareno de Waverly, Tennessee. Esta es su primera iglesia después de su graduación en Trevecca Nazarene University [la Universidad Nazarena Trevecca] y en Nazarene Theological Seminary [el Seminario Teológico Nazareno] con una Maestría en Divinidades. En sus nueve años como pastor, Waverly creció de 68 en asistencia promedio en el servicio de domingo por la mañana hasta un poco menos de 200. Daron y su esposa, Katie, tienen tres pequeños que viven con ellos en Waverly. Ryan Brown, el hermano más joven de este dúo dinámico, es pastor en la Iglesia del Nazareno de Hendersonville, Tennessee. Esta es también su primera iglesia, en la cual ha servido como pastor por tres años. Ryan está completando los requisitos educativos para la ordenación a través de la Escuela de Entrenamiento Ministerial de Distrito. Ryan y su esposa, Jamie, viven con sus dos hijos en Hendersonville.

92


9

CUMPLIR EL PROPÓSITO MISIONAL DE LA IGLESIA

UNA HISTORIA DE DOS HERMANOS DARON Y RYAN BROWN Día y noche. Aceite y agua. Daron y Ryan. Tenemos padres en común, pero no más de eso. Nuestra historia es como la de Caín y Abel, o, Jacob y Esaú, pero sin nada del drama. Nacimos separados por dos años a mitad de la década de 1970 en Clarksville, Tennessee. Daron tenía el cabello oscuro, era de complexión pequeña y estudioso. Ryan era rubio, de complexión grande y sentía aversión por la escuela. Daron era el introvertido que siempre hallaba razones para no hablar. Ryan era el extrovertido, quien pasó varios años como vendedor. Daron es organizado y cauto. Ryan es, bueno – no tanto. De hecho, es un pequeño milagro que hemos logrado colaborar para escribir este proyecto. Si usted nos hubiera visto, no podría creer que somos hermanos. Y de llegar a conocernos, estaría menos convencido aún de que somos de la misma familia. Nuestras personalidades e intereses son diferentes. Algunas personas podrían decir que Daron era la “oveja buena” mientras que Ryan era la “oveja negra”. La verdad es que Daron nunca fue tan bueno como la gente pensó. Y Bryan nunca tan malo como muchos pensaron. No obstante, los dos somos ovejas de Dios. Y es bueno saber que Dios ama y recibe a todo tipo de ovejas.

Los Primeros Años Teníamos 10 y 8 años respectivamente cuando nuestros padres se divorciaron. Nuestra hermana Laura, tenía 5. Eramos una familia fragmentada en más de una manera. La frágil familia de padres solteros anhelaba ser completa. Nosotros nos sentíamos vulnerables emocionalmente, espiritualmente y financieramente. Mirando hacia atrás, reconocemos que nuestras vidas pudieron haber tomado todo tipo de dirección equivocada. En 1985 nuestra madre comenzó a buscar una iglesia para nosotros cuatro que nos sirviera de familia espiritual. Entramos y salimos de varias iglesias excelentes, pero no parecían adecuarse a nuestra necesidad. Cuando entramos por las puertas de la Primera Iglesia del Nazareno en Clarksville, hallamos nuestro hogar. La iglesia nos recibió pronta y cálidamente. Varias parejas mayores se 93


ESTRATEGIA NO. 2

mostraron interesadas en nosotros. Vieron una familia que necesitaba apoyo y estabilidad. Invirtieron en nosotros y nos amaron. Esta conexión fue uno de los puntos culminantes en la vida de nuestra familia. Nos gusta pensar que, de alguna forma, la iglesia nos salvó aún antes de siquiera conocer a Cristo Jesús. Si nuestra historia tiene un héroe (además de Dios), sería nuestra madre – una madre soltera que crió tres hijos. Ella tenía dos y hasta tres trabajos para mantener el hogar y nuestros estómagos llenos. Después del divorcio, nos mudamos a un pequeño apartamento de dos dormitorios. Laura tenía su propio cuarto. Nosotros compartíamos el restante. Por años mamá durmió en un sofá cama en la sala. Hasta hoy ella tiene problemas en la espalda como evidencia. Nosotros atestiguamos un verdadero espíritu de entrega en nuestra madre. Modeló una de las lecciones más importantes de nuestra vida: amor significa sacrificio. Su constante disposición a posponer sus propios intereses para atender los nuestros no pasó por desapercibido para nosotros. Fue mamá quien nos animó a recibir la salvación de Dios en una invitación al altar un domingo por la noche en 1987. Ella ha sido la mayor fuente de aliento a lo largo de nuestras vidas. Su amplia sonrisa y espíritu que nutre han sido bondades de Dios obrando en nuestras vidas. Nuestra niñez tardía y los años de la adolescencia los vivimos en la iglesia. Asistíamos a los campamentos, practicábamos deportes en las ligas de las iglesias, hacíamos viajes misioneros con la iglesia, y participábamos en todas las actividades de la iglesia. Así se plantaron en nosotros varias semillas. Algunas echaron raíz inmediatamente. Otras necesitaron años para germinar.

Separación: La dirección de Daron Durante nuestra adolescencia nuestras sendas se separaron. Yo (Daron) continué adentrándome en la vida de la iglesia. Mi relación con Dios se fortaleció. Mi fe creció. Uno de los momentos decisivos de mi peregrinaje tuvo lugar en una cálida mañana veraniega. Nuestro pastor de jóvenes me dijo, “Ven y tomémonos una gaseosa juntos”. Recuerdo haber pensado, “¿Una gaseosa? ¿Estás en serio? ¿Yo tengo gaseosas en la nevera de mi casa?” Los dos anduvimos en automóvil sin rumbo fijo y conversamos. Terminamos estacionados en el Centro Comercial “Plaza del Gobernador”. Recuerdo que me habló sobre la posibilidad de que yo fuera un líder. En ese momento algo cambió en mí. Acabada la conversación, experimenté una nueva confianza, entendí que yo podría guiar a otros. Parecía que no tenía otras opciones al respecto. Me ví a mí mismo como un líder, y era un líder. No que siempre fui uno bueno. Pero desde ese día supe que soy uno. 94


Cumplir el Propósito Misional de la Iglesia: Una Historia de Dos Hermanos

Puedo trazar mi llamado al ministerio hasta los primeros años de mi niñez. Cada señal a lo largo del camino me indicaba una vida de ministerio vocacional. No fui siempre capaz de notar las señales, pero en retrospectiva no hay dudas de que las hubo. A través de mis años de adolescente ignoré mi llamado. No pensé demasiado en ello, en parte porque me sentía afligido por el pánico escénico. Varias personas me dijeron que algún día sería un predicador, lo cual aumentó mi resistencia. No tuve que pensar a qué universidad iría una vez que terminé la escuela secundaria. Solicité admisión a una sola escuela, Trevecca Nazarene University [la Universidad Nazarena de Trevecca]. Durante mi primer semestre allí continué luchando con el llamado. ¡Dios no llama a alguien que no puede hablar – seguramente nunca lo ha hecho! Recuerdo con dolor el día que me puse de pie en el frente de mi clase de oratoria. Ni siquiera se trataba de hablar nada. Todo lo que tenía que hacer era actuar una palabra. La palabra era “divertido”. Me puse de pie frente a la clase y me quedé paralizado. La clase empezó a tratar de adivinar mi palabra sería: “Confundido”. “Asustado”. “Avergonzado”. Luego de lo que parecía una extraña eternidad, todo lo que pude decir fue, “No puedo hacerlo”. Y me senté. Más tarde ese día, con mi rostro hundido en la almohada, lloré como un bebé. “¡Dios, tú no puedes estar llamándome a mí a predicar!” Dios continuó su trabajo inexorable durante la campaña de avivamiento del otoño en la universidad. Él me llevó al altar el martes por la noche. La conversación fue como sigue: “Yo te estoy llamando”. “No puedes hacerlo”. “Sí, lo estoy haciendo”. “No puedo”. “Yo estaré contigo”. Esa noche terminó la lucha. Respondí al llamado de Dios, aunque estaba inseguro de cómo funcionaría. Mi sumisión al llamado de Dios fue el momento de mí entera santificacion. Era la última parte de vida aún por someter. Hubo muchos momentos en que a partir de allí cuestioné porqué Dios me llamó. Pero desde ese día no volví a cuestionar que Dios me había llamado. Recibí mi bachillerato en artes en ministerio pastoral en Trevecca antes de mudarme a Kansas City para conseguir mi maestría en divinidades del Seminario Teológico Nazareno. No necesito decir que mis pasos en la educación fueron los clásicos, lo prescripto en la Iglesia del Nazareno para alguien que ha sido llamado. Aprecio mucho mi educación. Ambas instituciones me dieron un sólido fundamento para una vida de ministerio pastoral. 95


ESTRATEGIA NO. 2

Separación: La Dirección de Ryan En los últimos años de mi adolescencia, yo (Ryan) me aparté del Señor. Mi hermano mayor escogió ser “el hermano mayor”. El optó por la obediencia. Sabiendo que no quería ser como él, me fui a una tierra lejana. Comencé a pasar tiempo con los grupos de personas incorrectos y a tomar malas decisiones. Era la historia clásica de un adolescente rebelde: tabaco, alcohol y sexo. Cuando comencé la universidad, mi concentración académica era “vida salvaje”. Pronto dejé la escuela para dedicarme a mi concentración con más vigor. Durante mis años de adolescente y de adulto joven, tuve alrededor de una docena de oficios. Conduje un camión, dirigí algunos restaurantes, fui dueño del mío propio y vendí seguros. Teniendo sólo una recuerdo de mi relación con Dios, mi vida no tenía propósito ni estabilidad. Conocí al amor de mi vida y en menos de diez meses estaba casado. Dios nos dio dos hijos hermosos. A pesar de que ahora yo era un hombre de familia, continuaba viviendo infeliz e inestable. Después de algunos años mi egocentrismo comenzó a poner en riesgo el matrimonio. Pensando que el problema era mi esposa, regresé desesperado a la Primera Iglesia del Nazareno de Clarksville, para que Dios la “arreglara” a ella. Pero fue al revés: Él me cambió a mí. Era la primera vez que Jamie se exponía a Cristo Jesús y a la vida de iglesia. Toda nuestra familia estaba hambrienta de Dios. Y aprovechamos cada oportunidad para satisfacer ese apetito. Nos enlistamos en cursos de discipulado y comenzamos a servir en toda forma posible. Dios había llamado al hermano menor de regreso a casa. Una noche de verano, cuando cumplía casi lo treinta años, Dios me llamó a predicar. Estaba en mi casa. No hubo llamado público al altar. No hubo fanfarria. Me sentía cegado y asustado. Nunca nadie me había llamado aparte y para decirme que algún día sería un predicador. No tuve el coro de voces dirigiéndome al púlpito como lo tuvo Daron. Sólo una voz – la voz de Dios. El fue claro. Por primera vez en mi vida experimenté estabilidad y tuve dirección. Mientras servía como líder laico en la Primera Iglesia de Clarksville, comencé a prepararme para el ministerio en el curso de estudios del distrito. Me sentía agradecido por estar rodeado de pastores y mentores que me instruían y me ayudaban a avanzar en ese propósito.

Dos Ciudades y Dos Iglesias Las ciudades de Waverly y de Hendersonville, en Tennessee, son tan diferentes como Daron y Ryan. Waverly es una pequeña ciudad fabril en el centro de Tennessee. Muchos de sus residentes han vivido allí toda su vida. En más de una manera, Waverly es una ciudad clásica: música los sábados por la noche en la 96


Cumplir el Propósito Misional de la Iglesia: Una Historia de Dos Hermanos

plaza central, un área histórica algo excéntrica, y un lugar donde la gente puede conocerse entre sí. Pero, también en más de una manera, Waverly experimenta las realidades de un mundo quebrantado. Posee un notable índice de alcoholismo, de producción y uso de anfetamina, y familias fragmentadas. De seguro, Waverly es un campo misionero. La Iglesia del Nazareno de Waverly goza de una historia de congregación saludable que data de sesenta años. Ha sido una especie de trampolín para pastores jóvenes. Ha sido una iglesia sólida, que ha ofrecido un lugar seguro en el que una pareja joven pueda iniciar su ministerio. La iglesia, con un núcleo sólido de líderes laicos y una serie de pastores fieles, tiene una rica historia de estabilidad y de devoción a Cristo. En el verano de 2001, cuando yo ((Daron) estaba terminando mi educación en el seminario, Katie y yo fuimos entrevistados en Waverly. La gente y yo sentimos una conexión genuina desde el primer momento. Logramos un consenso. Dios me estaba llamando a ser su pastor. La iglesia era una iglesia tradicional de pequeña ciudad. Ellos estaban buscando alguien dispuesto a echar raíces. Yo buscaba un lugar para echar raíces. Hendersonville es una de las ciudades de más rápido crecimiento en Tennessee. A veinte millas de Nashville, a la orilla lago Old Hickory, Hendersonville sirve como una “ciudad dormitorio” para muchos que viajan diariamente al área metropolitana de Nashville para trabajar. Los suburbios que se expanden y la vida en el lago narran la historia de Hendersonville. Pero, de la misma manera que se expande la ciudad, también lo hace la necesidad de la misión. La Iglesia del Nazareno de Hendersonville comenzó en medio de un vecindario en 1964. La iglesia posee una rica historia con muchos líderes maravillosos. Pero en los últimos años se ha tornado menos estable. Con grandes instalaciones y una gran deuda, la congregación había estado disminuyendo. Al dársele la oportunidad de recibir a un hombre joven, sin experiencia y con muy poca educación, probablemente sintieron que no tenían muchas opciones.

Renovación Vibrante de la Iglesia La nota destacada aquí es el obrar de Dios (a veces por medio nuestro y a veces a pesar nuestro) para traer renovación vibrante a dos iglesias establecidas. A la vez que podríamos dedicarnos a contar innumerables diferencias entre nosotros y nuestros lugares de ministerio, también podemos ver similaridades en la forma en que Dios ha traído renovación a las iglesias en Waverly y Hendersonville. 97


ESTRATEGIA NO. 2

Renovación Vibrante de la Iglesia: Impulsada por la Oración Ambos pastores e iglesias hicieron compromisos de oración intencionados. Deseamos que la oración sea más que otro programa o actividad de la iglesia, que ocupe lugar en un ya frenético calendario. Más bien, la oración es la sangre vital misma del cuerpo de Cristo. La iglesia primitiva era capacitada por la oración. Usted puede abrir el libro de Hechos en cualquier página y hallar a la iglesia orando o moviéndose en respuesta a la oración. Cuando la iglesia de Waverly entrevistó a Daron expresó su deseo de que el pastor fuera un pastor de oración. Y el pastor expresó su deseo de que la gente fuera gente de oración. Visite usted nuestras reuniones de junta y podrá pensar que está en una reunión de oración. Mientras la iglesia en Hendersonville buscaba un pastor, los hermanos se reunían en el altar regularmente y pedían que Dios alistara a la persona adecuada para venir y guiarlos. Ambas iglesias tienen activas cadenas de oración. Gente que no pertenece a estas iglesias ni a sus comunidades llaman con frecuencia interesados en las cadenas de oración, porque las iglesias tienen reputación de ser iglesias de oración. Ambas iglesias han comenzado grupos de Cuidado y Oración. Cada semana estos grupos se reúnen para preparar tarjetas para gente que está enferma, abatida, o tiene alguna otra necesidad. Luego pasan tiempo orando por esas necesidades. Los grupos pequeños/clases de escuela dominical, en ambas iglesias, están saturados con la oración. La oración se ha transformado en nuestro primer orden de negocios. La oración nos mantiene en la ruta y afinados. Nuestro énfasis en la oración corporativa ha llegado a ser el punto inicial de la vibrante renovación.

Renovación Vibrante de la Iglesia: Corazones Misionales (Que Guían a Manos Misionales) Otro hilo común en la renovación de ambas iglesias es el énfasis en un estilo de vida misional. Michael Frost y Alan Hirsch nos dicen que “la iglesia misional se desmantela a sí misma y se filtra en las grietas y las hendiduras de la sociedad para ser Cristo para aquellos que aún no lo conocen”.1 La iglesia debe estar en “las grietas y las hendiduras”, porque Jesús invirtió su ministerio en “las grietas y las hendiduras”. Y hoy el Espíritu Santo vive en las grietas y las hendiduras. Podemos oírlo llamándonos, “¡Iglesia, por aquí! ¡Vengan y sean parte de lo que estoy haciendo!” No vemos nada malo con el modelo de la iglesia atractiva, a menos que lo atractvo descarte lo misional. Es correcto y bueno usar ambos modelos. Interesantemente, hemos aprendido en nuestros breves ministerios que lo misional es 98


Cumplir el Propósito Misional de la Iglesia: Una Historia de Dos Hermanos

atractivo. La gente anhela oportunidades de afectar a personas heridas en un mundo herido con los dones con que Dios los ha equipado. La iglesia de Waverly ha adopatado a una escuela primaria local. Donamos comida, y los viernes por la tarde empacamos mochilas para los niños necesitados. Recibimos ofrendas y presupuestos para ayudar a los maestros a comprar útiles escolares para sus salones que, de no ser así, ellos mismos necesitarían comprarlos. Varios miembros de nuestra iglesia saludan a la puerta de la escuela cada mañana. Oramos por los empleados, enviamos cartas de reconocimiento, entregamos regalos y les preparamos comidas. Además, la administración de la escuela sabe que se puede comunicar con nosotros cuando tienen necesidades especiales. Ellos saben que nosotros estamos aquí para servirles. La iglesia de Waverly también inició un dinámico ministerio para mujeres en la cárcel. Varias de nuestras mujeres se reúnen con mujeres encarceladas y las escuchan, las guían a Cristo Jesús y las discipulan. Cuando una de estas personas acepta a Cristo, el sheriff y sus delegados las traen (con sus muñecas y tobillos esposados) a la iglesia para recibir el sacramento del bautismo. Son recibidas y motivadas por la familia de la iglesia. Después de un tiempo de compartir y orar, las mujeres son sumergidas en las aguas bautismales, con todo y sus cadenas. La congregación irrumpe en alabanzas al momento en que salen del agua. Para estas mujeres luego seguirá una jornada de discipulado. Mantenemos un registro de ellas una vez que son puestas en libertad – aquí es cuando el trabajo difícil de verdad difícil. Cuando Ryan llegó a la iglesia de Hendersonville llegó a una iglesia con amor, y les ha ayudado a mantener ese amor orientado hacia fuera. También han comenzado un activo ministerio en la cárcel. Proveen útiles en un par de escuelas para niños necesitados. Con los ojos puestos en la comunidad, sirven al departamento de bomberos, a las tropas de Niños y Niñas Escuchas, a la Armada de los Estados Unidos, a las escuelas preparatorias locales, y a los equipos deportivos de la liga de la ciudad. El trabajo misional más destacado de parte de la iglesia de Hendersonville ha sido el apadrinar el inicio de iglesias nuevas. Cada año la iglesia se asocia con una congregación nueva en el casco urbano de alguna ciudad del distrito. Ellos suplen a esas iglesias con instrumentos y demás recursos para la adoración, muebles, currículo para el discipulado, abrigos y alimentos para la gente de la comunidad alrededor de la nueva iglesia, y también dinero en efectivo. A una iglesia se le asistió construyéndole una casa para alojar, de manera intermedia, mujeres recién salidas de prisión. La iglesia comprendió pronto que Dios trae renovación y avivamiento cuando ayudamos a otras iglesias a ser saludables y 99


ESTRATEGIA NO. 2

estables. Ver a Dios en acción en estas iglesias ha traído energía e inspiración a nuestra congregación. La etapa de la vida de Ryan en que se apartó de Dios le permite conectarse en Hendersonville con mucha gente sin iglesia. Haberse hallado perdido es parte de la memoria reciente del pastor que guía a esta iglesia. Debido a esta peculiaridad, Ryan ha traído la iglesia a una perspectiva fresca y misional. Casi todo el crecimiento de la Iglesia de Hendersonville ha sido con gente que tiene poco o ningún trasfondo religioso. Además de los esfuerzos misionales intencionados que involucran a toda la iglesia, nosotros dos equipamos a la gente, por medio de nuestra predicación, nuestra enseñanza y el desarrollo de relaciones, para que vivan misionalmente. Nuestro llamado y pasión es hacer discípulos que lleguen a ser discipuladores – capacitar gente que atraiga a otros a Cristo en los hogares, los lugares de trabajo, los vecindarios y las comunidades.

Renovación Vibrante de la Iglesia: Permitir el Liderazgo de Laicos Otra elemento clave común en la renovación de ambas iglesias ha sido permitir el desarrollo del liderazgo laico. Tanto en Waverly como en Hendersonville las iglesias ha sido bendecidas con líderes claves cuyas vidas están enfocadas en servir a Cristo y a otros. Sus corazones palpitan al unísono por la misión de Dios. Permiten libremente nuevos ministerios, nuevos líderes y nuevos cambios. Nuestros líderes han abierto las puertas para nuevos estilos y estructuras de adoración. No solamente aceptan los nuevos miembros asalariados del equipo pastoral, sino que, además, les dan la libertad de servir a la comunidad. Así, por ejemplo, el pastor de niños de la iglesia de Waverly da, pagado por la iglesia, entre ocho y diez horas por semana como voluntario en la escuela primaria local. Cuando se presentan nuevas ideas, en lugar de obstaculizarlas o pensar en razones por las que no se puedan realizar, nuestros líderes frecuentemente responden, “¿Por qué no?” y “¡Hagámoslo!” Cuando surgen diferencias de opinión, es bastante común escuchar a un miembro de la junta decir algo así como, “No sé mucho al respecto, pero confío en nuestro pastor y confío en el resto de ustedes”. Este espíritu es indicativo de una madurez de carácter que sólo puede ser explicada en términos de santidad de corazón y vida. Ambas iglesias son bendecidas con líderes laicos que están en perfecta armonía con el cuadro más amplio de la misión de Dios en el mundo, y que no se dejan distraer por minucias mundanales. El liderazgo de ambas iglesias está lleno de “portadores de la armadura” que nos sostienen en 100


Cumplir el Propósito Misional de la Iglesia: Una Historia de Dos Hermanos

oración, nos apoyan con motivación, y modelan la visión de Dios para nuestras iglesias. Dios anhela soplar nueva vida en las iglesias establecidas. La pregunta es ¿Esta la gente dispuesta? Tristemente, muchos líderes laicos se transforman en centinelas de puertas en vez de portadores de armadura. Las mentalidades territoriales y las agendas personales traen la ruina al trabajo que se hace en nombre de Cristo Jesús. Nosotros hemos presenciado lo opuesto. Hemos visto la esencia del liderazgo de dos iglesias establecidas vivir en sumisión al señorío de Cristo. Su fidelidad a Dios, su disposición a hacer lo que sea necesario, y su espíritu de humildad y sacrificio personal, han permitido grandes resultados para el reino de Dios. No todas las personas en una iglesia tiene que estar de acuerdo en todo. Pero estamos convencidos de que si los líderes principales están unidos y tienen mentalidad misional, la iglesia llegará a ser una herramienta poderosa en las manos de un Dios poderoso.

Renovación Vibrante de la Iglesia: Auténtico Liderazgo Pastoral Nosotros vemos similaridades en nuestra autenticidad como pastores. Ninguno de los dos es muy pulido. No sudamos aromas agradables, no usamos voces melosas y no pensamos que nos vemos u olemos o actuamos muy pastoralmente. Y, a pesar de que somos relativamente jóvenes, no pretendemos ser unos sabiondos. En realidad, no lo somos. No hay mucho centelleo en torno a nuestro estilo de liderazgo. Creemos que la gente busca lo que es auténtico, líderes llenos del Espíritu. La gente en nuestras iglesias y comunidades es lo suficientemente inteligente como para olfatear algo que no es genuino. Eso es bueno, porque ser genuinos es lo que realmente deseamos. Somos lo mismo en el púlpito y en la oficina de correos que en el portal de nuestras casas. Nuestras oraciones, sermones, sesiones de entrenamiento y conexiones de uno a uno son consistentemente auténticas. Cuando se desea edificar auténticos discípulos de Jesucristo, el líder debe ser auténtico. Los trucos fallan y lo “sabiondo” tiene fecha de caducidad. Buscamos hacer discípulos reales siendo reales discípulos.

Conclusión A través de la Biblia, Dios acostumbra llamar al menos pensado y al inusual. Nuestra historia no es nada nuevo. Dios llamó a un retarído ratón de bibliotecas y a una oveja negra – ambos de una familia quebrantada, “estrujada, maltratada y disfuncional”.2 Uno de nosotros tomó un camino mayormente recto. El otro escogió un sendero desviado y tortuoso. Ambos llegaron a un momento en que 101


ESTRATEGIA NO. 2

respondieron al llamado de Dios a sus vidas. El apóstol Pablo pudo fácilmente haber estado hablando de nosotros cuando escribió: Hermanos, consideren su propio llamamiento: No muchos de ustedes son sabios, según criterios meramente humanos; ni son muchos los poderosos ni muchos los de noble cuna. Pero Dios escogió lo insensato del mundo para avergonzar a los sabios, y escogió lo débil del mundo para avergonzar a los poderosos. También escogió Dios lo más bajo y despreciado, y lo que no es nada, para anular lo que es, a fin de que en su presencia nadie pueda jactarse. Pero gracias a él ustedes están unidos a Cristo Jesús, a quien Dios ha hecho nuestra sabiduría —es decir, nuestra justificación, santificación y redención— para que, como está escrito: «Si alguien ha de gloriarse, que se gloríe en el Señor» (1 Corintios 1:26-31). Nosotros celebramos la obra de Dios en Waverly y Hendersonville. Él está trayendo una renovación vibrante a dos iglesias ya establecidas. Y nosotros, que algo entendemos acerca de ser renovados, somos bendecidos al ser parte de esta acción.

102


1

2

3

4

5

ESTRATEGIA NO. 3 IDENTIDAD TEOLÓGICA CLARA Y COHERENTE “Debemos facilitar comunicación y colaboración entre el Centro de Ministerios Globales, las regiones educativas, las instituciones educativas, y nuestros ministros y laicos, a través de los medios impresos y electrónicos, la conversación afable y la predicación clara”. Parece haber hoy en los lugares públicos una creciente tendencia a lo contensioso. ¿Debe esta contención infiltrarse en la iglesia? Pablo oraba por los cristianos en Filipos y decía – “Esto es lo que pido en oración: que el amor de ustedes abunde cada vez más en conocimiento y en buen juicio, para que disciernan lo que es mejor, y sean puros e irreprochables para el día de Cristo, llenos del fruto de justicia que se produce por medio de Jesucristo, para gloria y alabanza de Dios” (Filipenses 1:9-11). Oramos con Pablo que la Iglesia del Nazareno en los Estados Unidos y Canadá abunde en frutos de justicia, y que vivamos y trabajemos juntos en unidad y afabilidad. Necesitamos facilitar la conversación entre nuestras instituciones educativas y nuestros líderes para poder trabajar juntos de manera más efectiva para alcanzar a nuestro mundo. Hay un gran potencial para el establecimiento de vínculos entre nuestros distritos, nuestras escuelas, nuestras iglesias y los departamentos del Centro de Minis103


ESTRATEGIA NO. 3

terios Globales. Hemos decidido como pueblo de santidad que permaneceremos juntos bajo la bandera de “Santidad al Señor”. Esta conversación continúa en los capítulos siguientes. Capítulo 10

Celebremos Nuestra Identidad Teológica Wesleyana Tom Noble nos ayuda a celebrar nuestra herencia teológica wesleyana de justificación y santificación. La porción de su capítulo sobre la entera santificación describe cinco áreas fundamentales de acuerdo sustancial entre Wesley y los posteriores maestros en el Movimiento de Santidad. Capítulo 11

Vivir la Santidad: El Evangelio en Palabras y Obras, por Dan Boone Dan Boone declara que la evangelización y la acción social deben ir de la mano, como la leche y las galletas, y la carne y la sangre. Dan plantea la pregunta, “¿No pueden ambas ser correctas? ¿No podrá haber un empate, o hasta una asociación entre ambas, en lugar de una contienda? Capítulo 12

Cómo Pensar Transculturalmente, por Oliver Phillips Oliver Phillips declara, “No hay mayor pensador transcultural que Jesús”. Los verdaderos discípulos de Jesús buscarán de manera consciente ser culturalmente inteligentes, a fin de que el ministerio que cruce los linderos culturales sea saludable.

104


Identidad Teológica Clara y Coherente

Capítulo 13

Hacer Discípulos Una Teología Bíblica de la Misión, por Bill Wiesman Bill Wiesman desarrolla una teología bíblica para hacer discípulos utilizando cuatro declaraciones de Jesús como marco de referencia: (1) “Yo edificaré mi iglesia” (Mateo 16:18), (2) “Miren los campos” (Juan 4:35), (3) “Vayan y hagan discípulos” (Mateo 28:19), y (4) “Santifícalos” (Juan 17:17).

105


Los abuelos de Thomas A. Noble fueron miembros fundadores de la primera Iglesia del Nazareno en Gran Bretaña, fundada en 1906. Se graduó de las universidades de Glasgow y Edimburgo. Enseñó teología en el Colegio Teológico Nazareno en Manchester de 1976 a 1996, y desde entonces ha sido profesor de teología en el Seminario Teológico Nazareno en Kansas City. También supervisa el programa de investigación para el doctorado en filosofía en el Colegio Teológico Nazareno de Manchester. Los Noble tienen cuatro hijas y seis nietos.

106


10

CELEBREMOS NUESTRA IDENTIDAD TEOLÓGICA WESLEYANA THOMAS A. NOBLE La teología cristiana no es sólo el estudio abstracto de las doctrinas. Es la expresión conjunta de nuestro conocimiento personal del Dios viviente. En la tradición wesleyana, esto significa que se trata de la santidad, porque el Dios viviente es un Dios santo. Y también significa que es una teología misional, porque el Dios vivo es un Dios comprometido en la misión hacia un mundo perdido y moribundo. Para todos los cristianos, la teología comienza con Cristo, el único camino al Padre. Llegamos a conocer a Dios solo en la medida en que seguimos a Jesús en el camino, llegando a ser discípulos semejantes a Cristo. La teología también trata con el Espíritu Santo, que sólo Él abre nuestras mentes para que confesemos, “Jesucristo es el Señor”, y para que clamemos, “Abba, Padre”. Los wesleyanos, por lo tanto, junto con el resto de los cristianos verdaderos, confesamos que por fe hemos venido a conocer, no doctrinas abstractas, sino al Dios vivo – Padre, Hijo y Espíritu Santo. ¿Cuáles son, entonces, los énfasis particulares de los wesleyanos dentro de la familia de la iglesia cristiana mundial? Wesley se adhirió vigorosamente a los credos y las doctrinas de la Reforma tal y como se establecen en los Treinta y Nueve Artículos de la Iglesia de Inglaterra. Pero dijo que su interés particular era reavivar la iglesia al enfatizar “el arrepentimiento, la fe y la santidad”.1 En pocas palabras, era un asunto de volvernos discípulos semejantes a Cristo. A veces a esto se le llama “la doctrina de la vida cristiana”, y de acuerdo con H. Ray Dunning, tiene “dos focos” – justificación y santificación.2

Justificado en Cristo La predicación de Juan Wesley comienza con el evangelio, las buenas nuevas, el evangelio de perdón de pecados. La justificación, dijo Wesley, significa perdón. Todos hemos pecado, individual y corporativamente. Y no podemos ganar o merecer el perdón: viene por la libre gracia de Dios, por su increíble generosidad. Pero aunque el perdón es gratuito para nosotros fue costoso para Cristo. Le costó Su vida. Por lo tanto, la justificación no puede separarse de la expiación y, particularmente, de la cruz. Nosotros tenemos que arrepentirnos y creer, pero 107


ESTRATEGIA NO. 3

no es nuestro arrepentimiento y fe lo que nos hace merecedores del perdón. Tampoco el intentar ser discípulos semejantes a Cristo por nuestra propia fuerza. Ni siquierea somos salvos por nuestro acto de fe, sino Aquel en quien ponemos nuestra fe. Tenemos seguridad personal de salvación sólo cuando ponemos nuestra fe en Cristo. Juan Wesley era un clérigo de la Iglesia de Inglaterra que había estado tratando de ser un discípulo a la semejanza de Cristo por su propia autodisciplina. Pero no tuvo la seguridad del perdón hasta que fue a una reunión en la Calle Aldersgate, en la antigua ciudad de Londres, el 24 de mayo de 1738. Nos dice en su diario que oyó a alguien leyendo el prefacio a la Epístola a los Romanos escrito por Martín Lutero y entonces, escribe él, “Sentí que confié en Cristo, y sólo en Cristo para salvación”. Ello sucedió cuando recibió la seguridad de que sus pecados habían sido perdonados, tras lo cual expresó aquellas famosas palabras de que su corazón “sintió un calor extraño”. De Lutero el captó el mensaje de la Reforma de que la salvación se obtiene por fe en Cristo solamente.3 Para Wesley, como dijo un erudito, la expiación era por lo tanto “el foco ardiente de la fe”.4 ¡Es sólo porque Cristo, “en su cuerpo, llevó al madero nuestros pecados” (1 Pedro 2:24), y porque ponemos nuestra fe en el “Cristo crucificado”, que podemos saber que somos perdonados – ¡justificados! Esto no es meramente creer una doctrina abstracta. No es meramente algún frío tipo de transacción comercial o judicial. Es entrar en una relación personal, confiando en Aquel “que me amó y se entregó a sí mismo por mí” (Gálatas 2:20). Sin embargo, una relación personal no es meramente una relación individualista. La predicación evangelizadora de Wesley tenía como fin llevar a la gente a una fe personal en Cristo y, así, a la justificación. Pero su práctica pastoral era fuertemente corporativa. Él reunía a la gente en clases y bandas para que se confesaran unos a otros, y para que se animaran unos a otros como miembros del cuerpo de Cristo. El punto teológico importante es que, no somos sólo salvos por Cristo, sino que somos salvos en Cristo. Y estar en Cristo es estar en Su Cuerpo, la iglesia. Nosotros no estamos en Cristo porque somos justificados, sino que más bien somos justificados porque estamos en Cristo. “Por lo tanto, ya no hay ninguna condenación”, escribe Pablo, “para los que están unidos a Cristo Jesús” (Romanos 8:1). Ser justificado, o “vindicado”, es estar unido a Él, de modo que como miembros de su cuerpo compartimos en Su vindicación. Él “resucitó para nuestra justificación” (Romanos 4:28). 108


Celebremos Nuestra Identidad Teológica Wesleyana

Los wesleyanos, por lo tanto, predicamos el evangelio de la “justificación por la fe”, pero esa fe deberá ser una confianza personal en Jesucristo. Somos así incorporados en Su cuerpo: estamos en Cristo.

Santificados por el Espíritu Sin embargo, no debemos detenernos allí. Algunos parecen pensar que el evangelio sólo trata de perdón y justificación, pero los wesleyanos están convencidos de que hay más que esto. ¡La increíble generosidad (gracia) de Dios no sólo nos perdona, sino que también nos transforma! Tenemos que ir adelante y hablar de la santificación. La primera cosa que debemos notar es que no obtenemos nuestra santificación por medio de una obediencia disciplinada de la ley, o tratando de ser discípulos semejantes a Cristo en nuestra propia fuerza. Hay, por supuesto, una necesidad de obediencia disciplinada, pero ello no nos hará merecedores de nuestra santificación, ni nos hará lograrla. Más bien, es la consecuencia de la obra del Espíritu Santo en nosotros. La santificación es también por la gracia o generosidad de Dios. Y, de nuevo, así como el Espíritu Santo nos da la seguridad del perdón de pecados (justificación) al unirnos a Cristo, también somos santificados por el Espíritu porque estamos “en Cristo”. Esto significa que también aquí nuestra santificación es el fruto de Su expiación. Nosotros frecuentemente nos concentramos en la justificación como un resultado de la cruz. Pero los wesleyanos quieren enfatizar que el “Cristo crucificado” no es solo la fuente de nuestra justificación o perdón, sino lo que es aún más milagroso, la fuente de nuestra santificación. Fue “para santificar al pueblo mediante su propia sangre” que Jesús “sufrió fuera de la puerta de la ciudad” (Hebreos 13:12). Y la expiación no puede separarse de la encarnación. Como Pablo escribe, En efecto, la ley no pudo liberarnos porque la naturaleza pecaminosa anuló su poder; por eso Dios envió a su propio Hijo en condición semejante a nuestra condición de pecadores, para que se ofreciera en sacrificio por el pecado. Así condenó Dios al pecado en la naturaleza humana, a fin de que las justas demandas de la ley se cumplieran en nosotros, que no vivimos según la naturaleza pecaminosa sino según el Espíritu” (Romanos 8:3-4). Marcos presenta este “vivir” como una jornada de discipulado, en la que tomamos nuestra cruz y seguimos a Cristo Jesús (Marcos 8:34). Y para los wesleyanos esto tiene que ser visto como una jornada. La santificación inicial viene 109


ESTRATEGIA NO. 3

en forma de regeneración, el nuevo nacimiento. Pero esto debe ser seguido por lo que Wesley llamó “la obra gradual” de la santificación.5 Esto lleva a su vez a la “entera santificación”, después de lo cual la “obra gradual” continúa.

Regeneración: Santificación Inicial De acuerdo con Wesley, la entera santificación era subsecuente a la justificación. Pero esto era la culminación de la santificación, no toda la historia. El comienzo de este “crecimiento en la gracia”, que lleva a la entera santificación, se dio en la regeneración. El asunto es que la justificación no es meramente una ficción legal por la que nuestros pecados son perdonados mientras que permanecemos sin un cambio como pecadores. Como wesleyanos, creemos que la transformación comienza inmediatamente con nuestra regeneración. No sólo somos justificados – en el mismo momento somos “nacidos otra vez”. ¡La justificación y la santificación pueden distinguirse, pero no pueden separarse! La transformación de la regeneración es adentro, en lo que la Biblia llama “el corazón”, el centro de nuestros pensamientos, sentimientos y voluntad. Pablo escribe que “Dios ha derramado su amor en nuestro corazón por el Espíritu Santo que nos ha dado” (Romanos 5:5). Tan pronto como nacemos de nuevo, somos motivados por un nuevo amor por Dios. Pero, una vez más, esto no es meramente individualista. Hemos sido abrazados por el amor del compañerismo cristiano. En el cuerpo de Cristo, hemos llegado a conocer el amor de Dios que sobrepasa todo entendimiento. Así, ahora somos capaces, no sólo de amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos (¡que tanto nos costaba anteriormente!), sino también de experimentar el “nuevo” mandamiento: “Y éste es mi mandamiento: que se amen los unos a los otros, como yo los he amado” (Juan 15:12). Esta es una medida de amor infinitamente superior. Este, entonces, es amor corporativo, una cualidad de amor posible sólo en el compañerismo de creyentes y en ningún otro lugar en la tierra. Pero, aún así, los recién nacidos de nuevo son novicios e infantes en la práctica de este amor. El cambio de adentro también significa un cambio de afuera, esto es, en nuestra conducta. Wesley enfatizaba vigorosamente 1 Juan 3:9 – “Ninguno que haya nacido de Dios practica el pecado”.6 ¡Este puede parecer un texto aterrador! ¿Puede, entonces, alguno de nosotros decir que ha nacido de nuevo? Fue para responder a esta pregunta que Wesley adoptó su famosa definición de lo que era un acto de pecado: “Una transgresión voluntaria de una ley conocida”. Todos los cristianos fallamos en el hecho de dejar de ser lo que podemos ser, de que sin intención ofendemos o maltratamos a la gente, de que fallamos en entender lo que debemos hacer y, de que generalmente erramos y fallamos. Debemos confesar diariamente nuestras faltas y fracasos. Esta es la humildad que le es 110


Celebremos Nuestra Identidad Teológica Wesleyana

esencial a la santidad cristiana. Pero ningún cristiano que verdaderamente haya nacido de nuevo, de acuerdo con Wesley, deliberadamente desprecia con acciones abiertas la conocida y escrita ley de Dios. En otras palabras, los cristianos regenerados no mienten, roban, defraudan, engañan, cometen adulterio, blasfemian, matan, buscan ganancia deshonesta, o infringe de alguna manera la ley conocida de Dios. Si un hijo de Dios comete deliberadamente pecados obvios y externos, “abogado tenemos para con el Padre” (1 Juan 2:1-RVR). Pero será necesario un serio, profundo y sincero arrepentimiento para reparar el daño causado a la relación con Dios. Algunas veces se piensa que es la entera santificación lo que nos da la victoria sobre el pecado voluntario, pero esto es enseñanza de “Keswick”, no doctrina de wesleyana. Wesley sostuvo la enseñanza de 1 de Juan de que el regenerado no peca intencionalmente de forma abierta y deliberada. ¡Algunas veces la gente piensa cuando tiene una nueva experiencia de victoria en este nivel que son enteramente santificados, cuando, en realidad, todo lo que ha pasado es que por primera son verdaderamente regenerados!

“La Obra Gradual de Santificación” Claro está, esto es sólo santificación inicial: de ninguna manera está completa. Aquellos que son nacidos de nuevo son ahora motivados por un nuevo amor por Dios, por el compañerismo y por los perdidos. Pero ese amor por Dios y por el prójimo está aún en tensión con la vieja mentalidad, lo que Pablo llama “la mente de la carne” (Romanos 8:5-8). Esto no significa mera sensualidad, sino que puede parafrasearse como “la mente puesta en metas y valores humanos”. Es orgullo, idolatría y egocentrismo. Es la disposición a vivir para autogratificarnos y auto-promocionarnos. De manera extraña, puede también tomar formas negativas de auto-obsesión, como sería la auto-denigración o el sometimiento a algún ídolo. En verdad es enfermedad espiritual. Existe por lo tanto una tensión entre “poner la mente en las cosas de la carne” y “poner la mente en las cosas del Espíritu”. La antigua disposición a vivir según metas y valores humanos está en tensión con la nueva disposición a vivir para Dios y para otros. Y, una vez más, esto no es simplemente individualista. Todos pertenecemos a grupos de interés corporativo – familias, grupos sociales, partidos y naciones – y todos están afectados por el pecado humano corporativo. Estos grupos también algunas veces reclaman nuestras alianzas idolátricas. Existe también otra dimensión. Todos nosotros vivimos aún en cuerpos humanos afectados por la caída, con sus naturales deseos e impulsos psicológicos basados en nuestra fisiología. Estos son deseos humanos legítimos, son parte de 111


ESTRATEGIA NO. 3

la creación y, por lo tanto, no son malos en sí mismos. Pero, en un cuerpo caído se transforman en ocasiones para la tentación. Juan Wesley basaba con frecuencia su entendimiento de la “obra gradual” de santificación en 1 Juan 2:12-14.7 Aún los niños, los recién “nacidos de nuevo”, saben que sus pecados son perdonados, pero son aquellos quienes han crecido y llegado a ser “jóvenes” quienes “han conquistado al maligno”. En otras palabras, como los atletas en entrenamiento, ellos han desarrollado sus músculos espirituales precisamente por medio de la lucha. Es la victoria consistente en la tentación lo que los ha llevado a una creciente madurez. En el poder del Espíritu, han aprendido a disciplinar sus deseos corporales, tienen victoria creciente sobre los pensamientos pecaminosos, y han experimentado una creciente victoria sobre “la mente puesta en las cosas de la carne”, esto es, la tendencia o inclinación a vivir si mismos. Están progresando en el camino del discipulado a la semejanza de Cristo. Esto también deberá ser una lucha corporativa y no meramente individualista. Esta es la razón por la que Wesley reunía a sus convertidos en clases y bandas, grupos en los que se rendían cuentas, se confesaban y testificaban mutuamente, y oraban juntos. Wesley fue uno de los más grandes practicantes de formación espiritual de la iglesia. La descripción que Pablo ofrece de crecimiento espiritual hacia la perfección es la de una imagen corporativa: Más bien, al vivir la verdad con amor, creceremos hasta ser en todo como aquel que es la cabeza, es decir, Cristo. Por su acción todo el cuerpo crece y se edifica en amor, sostenido y ajustado por todos los ligamentos, según la actividad propia de cada miembro (Efesios 4:15-16). No sólo, pues, la justificación, sino también la santificación, incluyendo la santificación inicial y la santificación “gradual”, es un asunto de estar “en Cristo” corporativamente por el Espíritu. Este amor corporativo se practica al participar del “mismo pan” en la Santa Cena (koinonia), esa expresión corporal del amor del compañerismo (koinonia), el cual (Wesley enseñó) le es esencial a la “obra gradual” de la santificación en los miembros. Pero Wesley insistía en que el amor debe fluir hacia el mundo desde el compañerismo corporativo de creyentes. Esta era la razón por la que uno no podía ser miembro de una sociedad metodista sin servir a los pobres cara a cara. Para poder crecer en santificación hacia la entera santificación, uno tenía que cumplir celosamente los mandamientos – no sólo disfrutando la victoria sobre el pecado, pero también por medio de un involucramiento positivo en amor activo hacia todos.8 Esto caracteriza al verdadero discípulo semejante a Cristo. El mundo 112


Celebremos Nuestra Identidad Teológica Wesleyana

despreciará como hipocresía cualquier pretensión de santidad que esté basada en experiencias religiosas privadas, y que no se exprese en acción práctica a favor del pobre y necesitado. William y Catherine Booth, y el Ejército de Salvación, fueron los mayores ejemplos de esto dentro del movimiento de santidad del siglo diecinueve. Hospitales y otros trabajos sanitarios, alivio en desastres, y toda forma de ministerios compasivos, son todo parte de aquellos “trabajos de misericordia” que Wesley vio como esenciales para nuestro crecimiento en la santidad cristiana. Porque sin crecimiento en esa vida de amor expresivo a la semejanza a Cristo, no había esperanza de una entera santificación.

Entera Santificación De acuerdo con la teología wesleyana, es la “obra gradual” de santificación la que prepara al cristiano para la entera santificación. Las dos están interconectadas. Sin una verdadera y real esperanza de entera santificación, la “obra gradual” se desvanece. Pero sin un progreso genuino en la vida de amor manifiesto, enseñó Wesley, la entera santificación será para siempre inalcanzable. Los maestros posteriores del movimiento de santidad han añadido su interpretación, y algunas veces se ha pensado que lo que han enseñado está en conflicto con Wesley. Pero, actualmente, si observamos el desarrollo del la tradición wesleyana en perspectiva, estas diferencias son menores. Existe en realidad un acuerdo fundamental. Con toda seguridad podemos afirmar que Wesley y los posteriores maestros de santidad están de acuerdo sustancialmente en los siguientes puntos de la doctrina de la entera santificación.9

Amor Perfecto Primero, el corazón de esta doctrina es que todo trata de la “perfección” cristiana, que es perfección en amor. Wesley fue desafiado con frecuencia en cuanto a la palabra “perfección”: ¡Seguramente nadie puede ser perfecto en esta vida! Es verdad que la palabra “perfección” puede ser muy engañosa. Pero Wesley insistió en que la palabra estaba en la Biblia, y que había sido utilizada por diecisiete siglos en la Iglesia. Lo que debemos entender es que no significa perfección absoluta, perfección adámica o perfección angélica – en otras palabras, perfección “sin pecado”. En esta vida el cristiano puede llegar a ser “perfecto” en una única manera – perfecto en amor. Así es como Wesley explicaba la doctrina, vez tras vez, cuando era desafiado a explicar lo que quería significar por “perfección cristiana”. Significa cumplir los dos grandes mandamientos de amar a Dios con todo el corazón, alma, mente y fuerzas, y amar al prójimo como a nosotros mismos. Todos los teólogos y maestros wesleyanos están de acuerdo en esto. 113


ESTRATEGIA NO. 3

Pero aunque sea personal, no puede ser individualista, siempre será colectivo. ¡Los individuos aislados sólo pueden amarse egoístamente a sí mismos, y esto, por naturaleza propia, es pecado! El amor es imposible sin las relaciones interpersonales en una comunidad. Y es la comunidad o comunión (koinonia) de la divina Trinidad la que es el origen y la fuente de todo amor interpersonal. ¡Es este perfecto amor trinitario, el del compañerismo (koinonia) entre el Padre y el Hijo en el Espíritu Santo, el que somos invitados a compartir! “Nuestra comunión es con el Padre y con su Hijo Jesucristo… ¿Cómo sabemos que él permanece en nosotros? Por el Espíritu Santo que nos dio” (1 Juan 1:3; 3:24).

Una Obra Instantánea Segundo, Wesley y los posteriores maestros del siglo diecinueve en el movimiento de santidad estuvieron todos de acuerdo en que el “amor perfecto” resulta de la “entera santificación”, la que acontece en un instante y es subsecuente a la regeneración.10 El “amor perfecto” es el fin; la “entera santificación” es el medio. El cristiano no es enteramente santificado para disfrutar la bendición privada de sentirse puro, o disfrutar grandes olas de emoción. El cristiano es enteramente santificado para que pueda amar a Dios apasionada y supremamente, para que pueda amar a sus hermanos y hermanas en el compañerismo, y para que pueda salir y amar al prójimo en el mundo, de la misma manera que Cristo lo ama a él o a ella. Este es el punto central – amor perfecto, de todo corazón, indiviso, no adulterado y sin reservas. Wesley y los posteriores maestros del movimiento de santidad también estuvieron de acuerdo en que la entera santificación se da en un instante. Es verdad que los predicadores más recientes del movimiento de santidad le dieron una mayor importancia a esto. En los avivamientos del siglo diecinueve se veía esto como un gran momento público, emocional y dramático. Llegaron aún a llamarlo “crisis”. Ni Wesley ni la Biblia lo llaman “crisis”, y Wesley estaba preparado para conceder que posiblemente pudiera no parecer darse tal momento, que la llegada del perfecto amor podía parecer darse gradualmente. Pero él estaba convencido de que en realidad había siempre un instante en que sucedía la entera santificación. El razonaba de esta manera: si yo una vez no amé a Dios con todo mi corazón, pero ahora lo amo, debe haber habido un momento (consciente o no) cuando esto se hizo real. Lo que realmente importaba, insistía él, no es si puedo recordar el momento exacto, sino más bien si yo amo ahora a Dios con todo mi corazón, mente, alma y fuerza, y a mi prójimo como a mí mismo.11 No era el evento o lo sucedido lo que importaba, sino la consecuencia – el amor de Dios llenando mi corazón. 114


Celebremos Nuestra Identidad Teológica Wesleyana

Lleno del Espíritu Santo Tercero, Wesley y todos los maestros del posterior movimiento de santidad estaban de acuerdo en que esta es una obra del Espíritu Santo. Por supuesto, cada aspecto de la santificación es obra del Espíritu. Al unirnos a Cristo, el Espíritu comienza nuestra santificación en el nuevo nacimiento. Somos “nacidos del Espíritu”. Por Su continuo obrar, estamos en Cristo, crecemos en amor y en santidad y, a medida que Él nos da más luz en diversas áreas de nuestras vidas, vivimos más en victoria sobre las tentaciones más sutiles. Entonces, cuando somos llenos del Espíritu de Cristo, de ese Espíritu quien es amor, nuestros corazones son llenos con el amor a Dios y al prójimo. Si es bíblicamente correcto llamarlo “bautismo del Espíritu”, o lo que sea que exactamente haya sucedido en el día de Pentecostés, es algo más controversial. El uso de esta frase para referirse a la entera santificación no era parte de la enseñanza de Wesley, sino que era la enseñanza de los no wesleyanos Charles Finney y Asa Mahan, y fue aceptado por algunos, pero no todos los wesleyanos.12 Si la palabra “bautismo” simplemente significa un sumergirse o una inmersión en el Espíritu, entonces eso es presumiblemente lo mismo que ser lleno con el Espíritu Santo. Pero si la palabra “bautismo” toma la idea de iniciación (puesto que el bautismo es el sacramento que marca nuestra iniciación en Cristo), entonces se podría estar expresando equivocadamente la idea de que el Espíritu Santo llega al cristiano sólo en la entera santificación. Esto es claramente erróneo, porque “si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de Cristo” (Romanos 8:9). En lo que todos pueden estar de acuerdo es que en el histórico día de Pentecostés, el Señor ascendido bautizó en su Espíritu Santo a Su iglesia reunida, y que a partir de allí, porque el Espíritu fue derramado sobre toda carne, todo cristiano hoy puede ser lleno con el Espíritu de Cristo.13 Por ello es que los discípulos hoy pueden ser tan completamente santificados que amen a Dios totalmente, de todo corazón y en forma indivisa. Este es el secreto para ser semejantes a Cristo. ¡El Consolador ha venido! La Anulación de “la Mente Puesta en la Carne” Cuarto, Wesley y todos los maestros del posterior movimiento de santidad wesleyano estuvieron de acuerdo en que la entera santificación ocasiona la “muerte al pecado” en un sentido específico. Todos usaron una frase tomada de la versión inglesa de la Biblia, versión del Rey Santiago, de Romanos 8:5-8, “la mente carnal”, pero debemos entender qué significa esto. La palabra “carnal” no significa aquí lo que a veces significa en nuestro idioma – “sensual”. Y a pesar de que la Nueva Versión Internacional traduce la frase, “naturaleza pecaminosa”, 115


ESTRATEGIA NO. 3

ni la palabra “pecaminosa” ni la palabra “naturaleza” están en el texto griego. Una traducción literal, palabra por palabra, sería: “la mente de la carne”, y algunas versiones han provisto la siguiente excelente interpretación: “la mente puesta en las cosas de la carne”. Puesto que “la carne” en la Biblia significa básicamente “lo humano”, podemos parafrasear esto de la siguiente manera: “la mente puesta en metas y valores meramente humanos”. Es el orgullo, el egocentrismo y la idolatría, todo lo cual es realmente una forma distorsionada de la auto-adoración colectiva. En esta mentalidad, “el pecado que habita en mí” (Romanos 7:17), lo que ha estado en tensión con la “mente del Espíritu” desde el nuevo nacimiento. El nuevo amor por Dios que comenzó en aquel momento ha obtenido cada vez más victorias, pero siempre ha sido opuesto por la habitual y vieja mentalidad egocéntrica. Ahora, al ser el corazón lleno del Espíritu de Cristo, el Espíritu de amor, los motivos y los deseos se unen en una consagración holística. La antigua mente dividida ha cesado, no por el poder de mi voluntad sino porque el Espíritu me llena con Su amor. Una entera consagración es ahora posible, no por mis fuerzas sino en el poder del Espíritu Santo. Así como Cristo fue “lleno del Espíritu” (Lucas 4:1), sus discípulos pueden serlo también.

La “Obra Gradual” Precede y Continua Después de ser “Enteramente Santificado” Quinto, es verdad que ha habido algunos escritores en el movimiento de santidad que negaron toda santificación gradual, reduciendo el significado de la palabra “santificación” para que signifique solo “entera” santificación. Pero esto no es cierto ni para Wesley ni para el Nuevo Testamento. La corriente principal del movimiento de santidad siempre ha estad de acuerdo en que hay un crecimiento gradual en la gracia, no sólo antes de la entera santificación sino también después. Es importante notar que en 1 Tesalonicenses 5:23, la palabra “enteramente”, o “por completo”, no se aplica al verbo “santificar”, sino a las personas por las que el apóstol Pablo está orando. ¡Él no está orando que su santificación llegue a un final! Está orando que puedan ser santificados como un todo. Es una oración por santificación “holística”. Pero, a pesar de que él ora que ellos sean santificados por completo, ¡su expectativa no es que reciban un cuerpo glorificado de inmediato! Ellos estarán aún en sus viejos cuerpos mortales. Wesley entendió esto como queriendo decir que, por carecer de mejores órganos físicos (¡especialmente por causa de esos “cerebros desordenados”!), y no por carecer de un amor perfecto, continuarán errando, y haciendo cosas malas, y diciendo las cosas que no son, y ofendiendo a otros, y no alcanzando lo que pueden llegar a ser.14 Mientras vivamos, aún el más santo 116


Celebremos Nuestra Identidad Teológica Wesleyana

entre nosotros deberá continuar creciendo en gracia, y ser iluminado por el Espíritu en forma creciente, y reconocer nuestras faltas y fracasos, y continuar subiendo “más alto cada día”. Pero, ¡este es un evangelio revolucionario! Proclama no sólo completo perdón por acciones y pensamientos pecaminosos, sino que también predica limpieza de todo orgullo interior, egocentrismo e idolatría que es (metafóricamente) “la raíz” del pecado. Dicho de una manera positiva, significa que la Iglesia, como un cuerpo, ha de ser tal compañerismo de amor en el poder del Espíritu Santo, que podrá salir en misión eficazmente reconciliadora y redentora a un mundo triste, confuso y perdido. Es por el amor y la generosidad del Padre, por la encarnación y el propio sacrificio del Hijo, y por el don dador del Espíritu Santo que nos une en Cristo, que podemos verdaderamente llegar a ser discípulos semejantes a Cristo.

117


Dan Boone es presidente de Trevecca Nazarene University [la Universidad Nazarena de Trevecca]. Ha servido como pastor, profesor de seminario y de universidad, escritor y administrador universitario. Tiene un doctorado en ministerio del Seminario Teológico McCormick, y una maestría en divinidad del Seminario Teológico Nazareno. Está orgulloso de haberse graduado en Trevecca Nazarene University [la Universidad Nazarena de Trevecca]. Él y su esposa, Denise, viven en Nashville, donde disfrutan de la vida con sus tres hijos casados y sus cuatro nietos.

118


11

VIVIR EN SANTIDAD EL EVANGELIO EN PALABRAS Y OBRAS DAN BOONE Uno de los debates más largos en el mundo cristiano confronta la evangelización con la acción social. Como boxeadores que se miden en un cuadrilátero, sólo uno permanecerá en pie. Uno será el verdadero campeón, el otro sólo será un contrincante. Aquellos que están en la esquina de la evangelización declaran que la eternidad de la persona es la meta verdadera, y que lograr que se salve, se le perdonen sus pecados y se le encamine al cielo después de que muera, es la verdadera tarea de la iglesia. La acción social es algo periférico a este esfuerzo y no debe ensombrecer la evangelización, el evangelio en palabras. Quienes están en la esquina de la acción social declaran que todo evangelio que se queda sólo en palabras y que no resulta en obras, es un evangelio incompleto y que no refleja el ministerio total de Jesús. La acción social está interesada en el aquí y el ahora de la salvación, experimentada como transformación de vida por el bien de la persona. ¿No podrán ambos estar correctos? ¿No podrá haber un empate, o hasta una sociedad entre ambos en lugar de una pelea? Como la leche y las galletas, el sol y la lluvia, la carne y la sangre, ¿no podemos hacer evangelismo y acción social? La declaración de Jesús en la sinagoga de Nazaret parece combinar los dos en uno. El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para anunciar buenas nuevas a los pobres. Me ha enviado a proclamar libertad a los cautivos y dar vista a los ciegos, a poner en libertad a los oprimidos, a pregonar el año del favor del Señor. (Lucas 4:18-19) 119


ESTRATEGIA NO. 3

A partir de este anuncio, Jesús siguió enseñando, predicando, sanando, alimentando, capacitando, desafiando las estructuras sociales que oprimían al pobre, poniendo de manifiesto el abuso de poder y rehusando someter el reino de Dios al gobierno terrenal. El anuncio de Jesús vino directo del profeta Isaías en el Antiguo Testamento, quién, junto con otros profetas, hablaba mayormente del tipo de acción que definía el pueblo de Dios. Pero no debemos olvidar que el camino para hacer lo correcto fue hallado en una adoración correcta – la confesión y perdón de pecados y la limpieza del corazón para amar lo que Dios ama y hacer lo que Dios hace. La Iglesia del Nazareno ha estado a favor de la santidad de “corazón y vida” toda su existencia. Marcar una división entre el evangelismo y la justicia bíblica es olvidar quiénes somos y de quién somos.

Nuestra Herencia Nosotros somos lo herederos teológicos de un hombre llamado Juan Wesley. Pasó años estudiando la Biblia en Oxford, y formándose en la teología de los anglicanos. Tenía profundas raíces en las antiguas tradiciones de santidad. Experimentó a Dios como amor santo que expulsa el pecado, lo cual le permitió ser restaurado a la imagen de Jesús. Esta profunda experiencia lo llevó a montarse en un caballo y recorrer el mundo. Viajó con la Biblia abierta en sus faldas y leía mientras viajaba. Interpretaba su mundo a través del lente de la Biblia. Creía que el Dios de amor que él experimentaba había venido al mundo delante de él, y que le había llamado a seguirlo. Este Dios no estaba escondido en doctrinas o esperando detrás de las puertas cerradas de la iglesia para ser descubierto y debatido. Este Dios estaba camino a redimir a su creación del pecado. Wesley veía con los ojos de Dios a los niños en las fábricas que necesitaban educación, a los pobres que necesitaban alimentos y abrigo, a los deudores en prisión que necesitaban dinero, y a los enfermos que necesitaban buena atención médica. Wesley vio el mundo quebrantado a través de los ojos de un Dios amoroso. Predicó en las minas de carbón, en los campos abiertos y en las plazas de las ciudades. La predicación era una parte tan esencial de su trabajo que levantó un ejército de ministros metodistas y les dio ejemplos de sermones para predicar. Le enseñó a su gente a testificar de su experiencia con Dios. El evangelio de Wesley era uno que hallaba su mejor lugar de habitación en el mundo. No tenía miedo del mundo ni de sus ideas aún cuando atacaran o rechazaran a su Dios. Fue un insaciable aprendiz de por vida. Escribió sobre salud, dinero, donación de propiedades, teorías económicas, aseo personal, literatura, política, ciencia y artes. Hizo amigos entre aquellos que tenían diferentes teologías cristianas y ofrecía su mano de compañerismo en el espíritu católico. Wesley no pensaba que Dios necesitaba defensa humana pero sí pensaba que los seres humanos necesitaban 120


Vivir en Santidad: El Evangelio en Palabras y Obras

de ayuda piadosa. Su vida de servicio por amor llevó a que la gente se interesara en su doctrina de la entera santificación. Las personas querían conocer acerca del Dios que podía hacer este tipo de cosa en el corazón de un ser humano y moverlo a una vida de servicio. Wesley ministró en palabra y obra. Esta herencia nos llama a un ministerio único en su tipo. Creemos en una experiencia transformadora que se da cuando la fe nace al oír la Palabra de Dios. La proclamación de las buenas nuevas de la muerte y resurrección de Jesucristo es acompañada por la inspiración del Espíritu Santo que nos da testimonio de que somos hijos e hijas de Dios. Remúevase la proclamación de la Palabra, y nuestra fe descansará en la presencia de buenas obras de moralidad para encender una fe salvadora. La evangelización es crítica para la experiencia de Dios para la cual los humanos han sido hechos capaces. Mi definición favorita de evangelismo es “invitar a alguien a participar de una historia mejor”. Todos poseen una historia. La evangelización es amor en acción, escuchar la historia de alguien hasta que podemos nombrar a Dios dentro de esa historia, capacitando a esa persona para ver la mano de Dios extendida hacia él o ella, afianzándola en una realidad salvífica que comenzó con la creación del mundo. Ahora, a través de la conversión, la persona pertenece a un pueblo, a una familia, a una iglesia. Pero esta iglesia no está formada para sentarse y esperar que el autobús celestial haga una parada determinada en el domicilio de la persona. Esta iglesia es las manos y los pies de Jesús en el mundo, yendo donde él va, haciendo lo que él hace, capacitada por el Espíritu del Cristo resucitado que mora en la comunidad reunida/diseminada de siervos. Y, ¿a qué se parece esta iglesia de “palabra y obra”, y de “evangelismo y compasión cristiana”? Le invito a recorrer un álbum de fotos de congregaciones en las que tuve el privilegio de servir.

El Nacimiento de una Familia Dios ha bendecido la congregación con matrimonios fuertes y sólidos. Cada semana se reúnen para adorar. Pero las estadísticas revelan que esos hogares son una tenue realidad en un mundo de divorcio rampante, infidelidad marital y caos familiar. Dios pone una carga en la iglesia por los matrimonios de la comunidad. (Nótese que la mayoría de los ministerios de impacto no comienzan imitando lo visto en la conferencia patrocinada por una gran y superpoderosa mega-iglesia, sino por escuchar la voz de Dios. Dios ve cada comunidad y llama a congregaciones específicas a escuchar el clamor de Su corazón por la gente quebrantada). 121


ESTRATEGIA NO. 3

La congregación ora por dirección. Gente interesada se reúne para sostener una conversación santa sobre el estatus del matrimonio en su comunidad. La estrategia resultante es conectarse con parejas jóvenes comprometidas para casarse, y que se encuentran en el principio de su jornada, y desarrollar amistad con ellos. La iglesia, vieja y anticuada, restaura su capilla como un hermoso espacio para bodas, y la ofrece como un regalo a la comunidad. En una ciudad donde alquilar un capilla para bodas cuesta entre quinientos y mil dólares, esta iglesia ofrece sus instalaciones de forma gratuita. La única estipulación es que ellos estén dispuestos a someterse a un programa de consejería prematrimonial. Las parejas ejemplares de la iglesia pasan tiempo aprendiendo el programa Preparar/Enriquecer (ahora llamado Innovaciones para la Vida). Son entrenados como consejeros prematrimoniales, y ellos mismos se ofrecen a las parejas jóvenes de la comunidad. El programa de seis sesiones incluye una comida fraternal con la pareja comprometida en el hogar de los mentores. Durante el curso del programa se administra un inventario profesional, se discuten los orígenes de la familia, y se explica el rol de la fe en el hogar. La pareja mentora comparte su fe, y cómo Cristo hace una diferencia en su matrimonio. Para atraer parejas sin iglesia al programa, personas amigables y simpáticas de la iglesia leen en el periódico semanal la sesión que presenta parejas comprometidas, y les hacen una llamada telefónica invitándolos a usar la iglesia y a enriquecerse con un programa de consejería prematrimonial. La iglesia entrena sus propios directores de bodas, lo cual brinda un toque adicional a esas vidas. Este programa, con el tiempo, resulta en el comienzo de una clase de escuela dominical de recién casados, en la que se tratan tópicos relacinados a los primeros años de matrimonio. La guardería comienza a crecer. La dedicación de niños y los cultos de bautismo se transforman en eventos con grandes multitudes, porque a los jóvenes padres se les da invitaciones impresas preparadas por la iglesia para que las compartan con sus familiares y amigos. Muchas parejas que desaparecieron por un tiempo después de la boda regresan a la iglesia para la dedicación de su primer hijo. La iglesia ejerce otro toque crítico en la vida de la pareja. Partiendo de una carga por los hogares de la comunidad, esta congregación encuentra una manera de estar cara a cara con gente perdida, comparte el evangelio en el contexto de su necesidad, y comienza una relación que puede terminar en conversión y membresía en la comunidad de Dios.

La Evangelización Entre Inmigrantes Jerry dirige un servicio de limpieza y emplea inmigrantes laosianos. Ellos trabajan fuerte y son confiables. El negocio prospera y él siente la necesidad de 122


Vivir en Santidad: El Evangelio en Palabras y Obras

profundizar su relación con ellos. Al explorar el proceso por el que los laosianos vienen a Estados Unidos, descubre varias necesidades que son atendidas por Visión Mundial. En su visita a Visión Mundial descubre varias necesidades que los miembros de su iglesia local pueden satisfacer. (De nuevo, los mejores ministerios no son copias de lo que una mega iglesia pueda estar haciendo, sino el simple resultado de cristianos que le ponen atención a Dios durante su trabajo diario. Es como seguir un sendero de migajas de pan hasta la panadería. Dios nos va guiando a lugares de servicio.) Después de un tiempo, la iglesia de Jerry ofrece un espacio de oficina para Visión Mundial en la iglesia local. Con la participación de laicos de la iglesia, uno de los miembros de la iglesia, Lee, quien fuera misionero, se transforma en la cabeza de Visión Mundial en esa ciudad. La cantidad de laosianos aumenta lo suficiente como para que la iglesia local contrate a un pastor de esa nacionalidad e inicie una congregación laosiana. La iglesia local provee ayuda a inmigrantes recién llegados, clases de inglés como segunda lengua (ESL, por sus siglas en inglés), trabajo por medio de la compañía de Jerry, y una congregación donde los adultos pueden adorar en su propio idioma y sus hijos interactúan con niños que hablan inglés en la escuela dominical. A medida que llegan a la ciudad nuevos grupos de inmigrantes, la iglesia provee, por períodos breves, vivienda, trabajo y ayuda para establecerse. Se comenzó una clase de escuela dominical en ruso que, más tarde, llegó a ser una pequeña congregación. Porque un hombre de negocios escuchó a Dios, una población entera de inmigrantes laosianos en una gran ciudad es introducida a la compasión de Cristo, escucha el evangelio en su propio idioma, y se le proveen herramientas para comenzar un nuevo capítulo, en una tierra extraña, pero entre amigos.

Cultivando para Dios Chris es un profesor de biología en una universidad cristiana. Su universidad esta ubicada cerca de una comunidad de vivienda pública donde viven algunos de los más pobres residentes de la ciudad. En la comunidad sólo existe una tienda que tiene precios recargados para los comestibles, y muy pocos vegetales. Uno de sus estudiantes, Jason, captó la visión de la manera en que el producto de la tierra está conectado a la historia de Dios. Para el pueblo de Dios, tener tierra era un don esencial. El conflicto actual en Medio Oriente está relacionado con la tierra. La gente de Israel se aferra a ella como un regalo de Dios. Su fe se formó viviendo entre adoradores de Baal y tratando, como expresión religiosa, con rituales paganos para fertilizar las cosechas. La comprensión judía de la producción de alimentos los conectaba con 123


ESTRATEGIA NO. 3

la historia de su liberación de Egipto, y el regalo de una tierra que fluía leche y miel. Los pobres eran la gente que no tenía tierra. Dependían de otros para obtener sus alimentos. Chris y Jason creyeron que podrían restaurar dignidad y beneficios económicos a una comunidad por medio de la producción de alimentos. Buscaron socios con tierras en donde se pudieran cultivar hurtos orgánicas. Crearon áreas comunitarias de cultivo, usaron la mano de obra de voluntarios de la universidad, y el abono surgió de los desechos de papel y alimentos de la universidad. Y así, con los esfuerzos de limpieza de la universidad, se redimieron tierras que previamente habían sido destinadas para basureros. Chris y Jason enseñaron a los ancianos y los jóvenes a cultivar. El excedente de la producción se compartía con los vecinos o se vendía a la tienda de alimentos de la comunidad. Una mercado comunitario para los agricultores será iniciado en un fututo cercano. La gente que hace un tiempo pagaba precios demasiado de elevados por alimentos enlatados, ahora produce sus propios vegetales, y además disfruta de la libertad de abastecerse de propias provisiones. Son notables las historias que nos llegan de los testigos de las familias de agricultores. En la huertas de cultivo se produjeron unas relaciones entre personas de diferentes edades, razas, niveles económicos y educacionales que nunca se hubieran producido en las calles de la ciudad. Dos graduados de la universidad comenzaron una iglesia en la comunidad. Varios graduados se mudaron a la comunidad. Un área totalmente decaída de la ciudad se está transformando en un jardín, una familia y un lugar de gracia. Ahora estos agricultores se están ofreciendo para enseñar a pastores bivocacionasles a cultivar hierbas y plantas poco comunes en la parte posterior de sus casas como un medio para sostener sus ministerios. También han añadido a la ecuación un tanque donde crían el pez tilapia como un medio de proveer fertilizantes mientras producen peces de alto valor proteínico. A los pobres se les predica el evangelio. ¡Quién habría pensado alguna vez que sería en un huerto casero!

Conectividad Global La evangelización mundial era algo que parecía estar remotamente alejado de esta congregación. Ellos eran fieles ofrendando para el presupuesto anual de misiones mundiales, escuchando los sermones de los misioneros en gira por el país, y leyendo los libros misioneros anuales estipulados. Pero ellos necesitaban una conexión más profunda con las personas y los lugares a los que iba el dinero enviado. Su cultura les dictaba que los sintieran, los tocaran, los conocieran, y los experimentaran de primera mano. 124


Vivir en Santidad: El Evangelio en Palabras y Obras

La limpieza étnica en Ruanda que ocasionó la masacre de miles de personas, había terminado. Por más de un año habían aparecido en los titulares de los periódicos los reportes de las sangrientas batallas entre las tribus Hutu y Tutsi. La Iglesia del Nazareno se estaba preparando para reentrar al país con cuatro parejas misioneras. Una médico misionera retirada era parte de esta iglesia local. Juanita quería regresar una vez se pusiera fin al derramamiento de sangre, pero su edad y salud no se lo permitían. Ella había servido a los refugiados en la frontera de Ruanda hasta que se vio forzada a partir por la violencia. (Como su pastor, puedo testificar que Juanita estaba equivocada en cuanto a su salud. Ella trabajó más que cualquiera otra persona en la iglesia durante los diez años que siguieron a su retiro). Juanita mantuvo la crisis viva en el corazón de su iglesia por medio de constantes oraciones, información actual y conversaciones. A medida que nuestra congregación consideraba su campaña de Promesas de Fe, ella sugirió que la iglesia local adoptara el nuevo trabajo en Ruanda. El costo de la reapertura del trabajo era equivalente a todo el presupuesto para la evangelización mundial de la iglesia local. Con el permiso de la denominación, la congregación local puso sobre sus hombros la tarea de sostener a los nuevos misioneros en el campo misionero. Ellos invitaron a las familias misioneras a venir a su ciudad, vivir en sus hogares y realizar la planeación del trabajo inicial. La congregación proveyó las comidas diarias, cuidó sus niños y proveyó para el resto de sus necesidades mientras planificaban el trabajo. Cada misionero fue asignado a una clase de escuela dominical y se reunió semanalmente con sus miembros para actualizar a la clase respecto a la estrategia. Ya una vez los misioneros partieron para el campo de trabajo, se mantuvo correspondencia diaria, personal y productiva con ellos. Las clases proveyeron dinero para guitarras, generadores eléctricos, equipo, biblias y otras necesidades. La congregación proveyó un equipo de la Película Jesús para la evangelización de las villas, y $25,000 para construir la Primera Iglesia del Nazareno en Kigali, la ciudad capital de Ruanda. Esta fue la primera congregación en el país comprendida de miembros de las tribus Hutu y Tutsi que adoraban juntos. La comunicación entre Ruanda y la iglesia local, entre los laicos y los misioneros, ya no era de segunda mano o sólo por medio de la lectura de un libro, pero por email y teléfono. Se desarrolló una amistad. Una congregación desarrolló una amplia perspectiva que expuso el materialismo americano con su superficialidad y vacío. El gran gozo de la iglesia fue construir seis iglesias más en Ruanda, y celebrar el trabajo de Dios en el país más violento y sangriento de la década. 125


ESTRATEGIA NO. 3

La evangelización y la acción social caminaron mano a mano en un lugar que quebrantó el corazón de Dios. Y todo comenzó con la carga experimentada por una misionera retirada.

Niños del Rey Kim enseñaba en una escuela en el centro de la ciudad. Era lo suficientemente recia como para hacerlo, y lo suficientemente cristiana como para interesarse aún después de terminar su horario los viernes a las tres de la tarde. Ella comenzó a traer los niños de su escuela a la iglesia el domingo por la mañana. Llenaba con estos niños el vehículo más grande de la familia, así que el esposo tenía que ir a la iglesia en su otro vehículo. Luego comenzaron a reclutar a otros amigos para que también trajeran niños a la iglesia. De esa manera, una parte de la ciudad que, por su extrema violencia, era llamada “la Pequeña VietNam”, veía una caravana de personas de tez blanca y de clase media conduciendo a través del vecindario recogiendo niños los domingos por la mañana. Pronto la iglesia necesitó adquirir un autobús. Una iglesia que tenía el 80% de su presupuesto destinado al pago de su edificio, halló un ministerio entre gente todavía con mayor escasez. Julie y Scott comenzaron a trabajar para la iglesia. Julie recibía un pago equivalente a un octavo del tiempo de un pastor universitario, o aproximadamente $35.00 por semana. A Scott se le pagaba lo mismo como pastor de niños. Julie estableció un ministerio llamado los Niños del Rey, un día a la semana. Enlazó a la gente de la iglesia, a los estudiantes de una universidad cristiana y a los residentes de una comunidad de jubilados, con los niños del centro de la ciudad. Con los Niños del Rey un niño podìa recibir ayuda con la tarea escolar, comer, jugar, escuchar una historia de la Biblia o crear algo con sus propias manos. Scott comenzó el domingo por la mañana la iglesia infantil y un gran programa musical que incluye un coro y dramas. La tercera parte del coro es laosiano, una tercera parte es afro-americano y una tercera anglo. Algunos lo han llamado Coalición Arco Iris. Los padres asistían a las presentaciones. Algunos comenzaron a asistir a la iglesia. Por años (ahora, más de veinte), esta congregación ha seguido conectada con un complejo de vivienda pública. La iglesia ha provisto la tutoría que le ha permitido a la escuela primaria local salir de la lista de escuelas fracasadas. De este esfuerzo surgió un ministerio de recuperación de adictos a drogas que ahora está asociado con la corte de la ciudad que atiende estos casos. Consejería, alimentos, trabajos y esperanza fluyen de la acción de esta congregación compasiva. Raramente ocurre un servicio de bautismo que no incluya el testimonio de una prostituta, un adicto a las drogas o un alcohólico. 126


Vivir en Santidad: El Evangelio en Palabras y Obras

Esta iglesia pudo haber predicado el evangelio dentro de sus puertas por décadas y nunca conocer el nombre de un niño o de un adulto de una comunidad flagelada. Ahora, juntos, se sientan con ellos a adorar el domingo, y a planear nuevos ministerios y como lograr más convertidos. Todo empezó con una maestra de escuela, una pareja de jóvenes adultos que trabajaron fuerte por unos pocos centavos, y con una congregación que creyó que su ADN de santidad incluye la evangelización y la acción social.

Ahora es su Turno La doctrina de la creación no termina con Génesis uno. Nuestro Dios aún está creando. Él aún trabaja para crear nuevas cosas. Lo hace en formas extrañas. Por medio del basketball. Un centro de distribución de alimentos. Ayuda en un huracán. Hábitat para la Humanidad. La Cruz Roja. El Ejército de Salvación. El centro local de crisis por embarazos. Alcohólicos Anónimos. Recuperación de las drogas. Ayuda a los dolientes. Capellanía en hospitales. Acompañantes de policías. Mentores para estudiantes. Recuperación en y después de la cárcel. Predicación en la cárcel. Somos lo herederos teológicos de Juan Wesley. Su experiencia de Dios como amor santo que expulsa el pecado lo restauró a la imagen de Jesús. Esta profunda experiencia lo llevó a montar un caballo y recorrer el mundo. Viajó con la Biblia abierta en sus faldas, leyéndola mientras viajaba. Él creía que el Dios de amor que había experimentado había ido al mundo delante de él y lo estaba llamando a seguirlo. Este Dios no estaba escondido en doctrinas o esperando detrás de las puertas cerradas de la iglesia para ser descubierto y debatido. Este Dios estaba de camino para redimir Su creación del pecado. ¿Lo está también usted?

127


Oliver Phillips sirve como Director de Estrategia en la Oficina de Estrategia Misionera de la Iglesia del Nazareno para los Estados Unidos y Canadรก. Oliver le ofrece liderazgo a las รกreas de los ministerios compasivos, urbanos y multiculturales. Phillips es un conductor certificado de seminarios para el entrenamiento en inteligencia cultural. Previo a este puesto, Oliver pastoreรณ en Maryland y Washington, D.C. ร‰l y su esposa Jean, viven en Kansas City.

128


12

PENSAR

TRANSCULTURALMENTE OLIVER R. PHILLIPS

Sin duda, no existe un pensador transcultural más grande que Jesús. Su viaje desde los portales del cielo a la encarnación fue el resultado de un pensamiento transcultural. Lo que Jesús nos demostró fue una lección en inteligencia cultural. Nuestro cociente de inteligencia cultural (CIC) es el nivel de nuestra habilidad para funcionar efectivamente en una variedad de contextos culturales. Los verdaderos discípulos de Jesús buscarán, de manera consciente, ser culturalmente inteligentes, si es que el ministrar transculturalmente ha de resultar saludable. Los practicantes más destacados del pensamiento transcultural han sido los misioneros quienes por siglos han perfeccionado el arte y la ciencia de esta disciplina. Por otro lado, el CIC es un modelo relativamente nuevo fundamentado en los campos de la antropología, la sociología y la psicología, así como en la investigación de experiencias en los campos de los negocios, la educación y las misiones. Considere por un momento las siguientes cifras estimativas de EUA/Canadá: • Para el año 2050 la población hispana se duplicará hasta alcanzar el 24% de la población de Estados Unidos, mientras que la mayoría de las personas de tez blanca no hispanos disminuirá a 52% • De acuerdo con el Negociado del Censo de los Estados Unidos, entre 2005 y 2010 la población de tez blanca creció sólo un 3.2%, mientras que la población hispana creció en un 14.4%, la asiática americana/ isleños del Pacífico en un 15.4% , y la afroamericana en un 6.3%. La tasa de crecimiento para toda la población durante este espacio de tiempo fue de 4.2%. • De acuerdo con el censo del año 2000 había más de treinta millones de inmigrantes en los Estados Unidos, lo cual representaba el 11% del total de la población.1 • Entre 1970 y 2000 la población de ciudadanos naturalizados creció un 71%.2 129


ESTRATEGIA NO. 3

Herramientas Para Mejorar el CIC Los líderes transculturales con un elevado CIC entienden cómo enfrentar nuevas situaciones culturales, juzgan lo que está sucediendo con dichas situaciones, y hacen los ajustes apropiados para actuar efectivamente en lo que, de otra manera, serían circunstancias desorientadoras. Estos líderes tienen repertorios de estrategias y de conductas para orientarse cuando se encuentran frente a conductas y perspectivas no familiares, a fin de discernir si una conducta no familiar puede ser culturalmente explicada o si es única de una persona o de un grupo en particular. Este discernimiento es crítico, por ejemplo, en el inicio de nuevas congregaciones, la comprensión de nuevas oportunidades culturales, la unificación de grupos de líderes dispersos, y el desarrollo de planes estratégicos de misiones. Los cuatro factores que componen el CIC – motivación, conocimiento, metaconocimiento y comportamiento – pueden ser adicionalmente expandidos en términos de cómo alguien mejora su propio CIC. Permítaseme desarrollar estos factores más detalladamente:

El Impulso del CIC (Motivación) El pensamiento transcultural efectivo trasciende la colección de conocimiento acerca de una cultura en particular. El CIC tiene que ver más con el acondicionamiento mental que se necesita para desempeñar una asignación transcultural cuando las cosas no parecen marchar bien. ¿Qué hay en esta asignación que me motiva a perseverar? Responder al siguiente juego informal de preguntas nos puede ayudar a ser honestos con nosotros mismos: • ¿Me gustan las interacciones culturales que me son nuevas? • ¿Prefiero estar con las personas locales cuando viajo transculturalmente antes que quedarme solo por mi cuenta en el hotel? • ¿Prefiero comer comidas locales cuando voy a un lugar nuevo? • ¿Disfruto pasar tiempo con gente que no posee una cosmovisión cristiana? • ¿Me siento confiado en poder trabajar transculturalmente de manera efectiva?3 Aquí están algunos indicadores que pueden ayudar a uno a mejorar el impulso de su CIC al pensar transculturalmente y experimentar el ministerio: • Sea honesto consigo mismo. Esté atento a los desafíos que emerjan y haga un inventario de la incomodidad que le producen. 130


Pensar Transculturalmente

• Examine su nivel de confianza. ¿Siente confianza suficiente de poder tener éxito y dar fruto si continúa en esta asignación? • Coma y socialice. Comparta comidas en ambientes formales e informales. Demanda mucha motivación comer comidas inusuales, pero aprender a disfrutar algunas de esas comidas puede ser de utilidad, aún cuando usted tenga que orar, “¡Amado Dios, qué no lo vomite!”. • Cuente los beneficios. No tome los beneficios colaterales que son fortuitamente revelados a lo largo del camino, pues sirven como excelentes motivadores para un viajero cansado. • Sienta pasión por el asunto de fondo. El desafío para todos los que se involucran en el pensamiento transcultural es permanecer anclado al asunto fundamental. ¿Qué pasaría si usted falla en esta asignación? ¿Qué diferencia habría si usted tiene éxito? Pregunta clave: ¿Cuál es su nivel de confianza y motivación para esta asignación transcultural? Si es bajo, ¿cómo podría hacer para aumentarlo? Para adaptarse exitosamente a una nueva cultura, una persona deberá estar lo suficientemente motivada como para querer asociarse con aquellos que son parte de esa cultura, y estar más que dispuesto a ir la milla extra en la búsqueda de oportunidades para la interacción significativa?

Conocimiento Tipo CIC La palabra individual más poderosa en el pensamiento transcultural es “entender”. El conocimiento tipo CIC es la búsqueda para entender qué es cultura y cómo nos moldea. Aquí están algunas preguntas iniciales que pueden revelar si de veras tenemos la fuerza motivacional para adquirir más conocimiento sobre otras culturas diferentes a la nuestra, y qué debemos hacer para adquirirlo: • ¿Soy fluido en alguna lengua diferente de la mía? • ¿Conozco la forma en que otras culturas abordan los conflictos? ¿Conozco las diferentes expectativas para el rol del hombre y la mujer en otras culturas? • ¿Conozco los valores culturales básicos de más de una cultura? • ¿Entiendo las formas primarias en que los cristianos difieren en sus creencias y prácticas en diferentes situaciones culturales?4 El primer paso para entender las diferencias culturales es entender nuestra propia cultura. Ignorar la necesidad de entender nuestra propia cultura – o asumir que uno ya la domina simplemente porque ha vivido en la cultura por décadas – es probablemente tan desastroso como ignorar los matices y las sutilezas 131


ESTRATEGIA NO. 3

de otra cultura. Un contraste educado entre nuestra propia cultura y la de otros requerirá esfuerzo, energía y la necesidad de ser inquisitivo. La cultura estadounidense, después de todo, no es monolítica: Considere la dificultosa tarea de definir a un “estadounidense promedio”.

Ver Debajo de la Superficie Algunas definiciones de cultura pueden ser de ayuda en estos momentos: • Cultura es “un patrón de pensamiento, sentimiento y reacción a varias situaciones y acciones”.5 • Cultura es la comprensión compartida que la gente usa dentro de una sociedad para alinear sus acciones. “Aunque la cultura es definida, creada y transmitida a través de la interacción, la cultura no es la interacción en sí misma, sino el contenido, los significados y los tópicos de interacción”.6 • Cultura es la programación colectiva de la mente que distingue a los miembros de un grupo y del otro grupo. Es el software detrás de la manera en que funcionamos.7 • Cultura es la manera de un grupo resolver problemas y reconciliar dilemas.8

Cinco Valores Culturales Importantes Una manera de hacer la exégesis de una cultura ajena es desarrollando un cuidadoso estudio de los valores culturales que parecen estar presentes en todas las culturas. Estos cinco valores surgen de la literatura que por mucho tiempo ha estudiado cómo la gente de cada cultura trata con el ambiente que la rodea. Por favor, mientras revisamos estos valores culturales, note que ellos reflejan sólo el énfasis y las preferencias de un individuo. Estar “bajo” o “alto” en un valor cultural específico no tiene significado intrínseco; no es “mejor” estar bajo o alto. Las orientaciones de valor cultural individual son simplemente descripciones de preferencia. Tiempo del Evento Vs. Tiempo del Reloj. En culturas en las que el enfoque está puesto en el tiempo del evento, los eventos comienzan y terminan cuando todos los participantes sientan que el tiempo es el adecuado, en lugar de imponerse artificialmente el tiempo del reloj. Este valor es, probablemente, la causa de los mayoría de los malentendidos entre las culturas inmigrantes en los Estados Unidos y Canadá. El tiempo según el reloj es un precioso producto en los países industrialmente desarrollados, donde son importantes la puntualidad y la estricta adherencia a una agenda. Pero el tiempo del evento es la forma aceptada de operar en los países en desarrollo, donde las relaciones tienen la prioridad 132


Pensar Transculturalmente

antes que las agendas. Cuando se trabaja con grupos de otros países, debemos prestar atención a estos indicios. Soy testigo del hecho de que la mayoría de las congregaciones anglosajonas que dan espacio en la adoración a un grupo de otra cultura, algunas veces no son sensibles en este respecto, estando ajenas al hecho de que la otra cultura puede o no tomar los diez minutos (o quince o cinco) que se le dan para participar en el programa. Como ciudadano estadounidenste naturalizado, y proveniente de otra cultura, nunca he podido entender el encaprichamiento con el tiempo que tiene la cultura americana dominante, aunque si he llegado a apreciar la consistencia. Tristemente, la mayoría de los estadounidenses creen que la “puntualidad es una virtud, y nunca han pensado en otras maneras de estar a tiempo a no ser que sea la del ‘tiempo de reloj’”.9 Alto Contexto Vs. Bajo Contexto. En culturas de alto contexto, las personas tienen juntos una historia significativa, por lo que se puede asumir que poseen una gran cantidad de entendimiento mutuo. En las culturas de alto contexto la comunicación es indirecta y enfatiza roles y entendimiento implícitos. Una cultura de bajo contexto es una en la que, porque no existe una larga y detallada historia conjunta, se pone mucha atención en la comunicación, no dejándole nada a la conjetura. La forma en que nos comportamos en los servicios de la iglesia los domingos por la mañana es un ejemplo de cultura de alto contexto en sentido negativo. Se asume, por la mayor parte, que la “familia de la iglesia” conoce las reglas y protocolos de conducta. Cuando un visitante entra a las instalaciones, es un territorio extraño sin señales o pistas, ya que los miembros asumen que cada uno conoce cómo comportarse, y que todos saben la diferencia entre el Antiguo y Nuevo Testamento. Note con cuanta frecuencia se cita la Biblia con capítulo y versículo en los sermones, como si los visitantes entendieran las referencias. La iglesia de hoy existe en contexto extremadamente alto. Un esfuerzo para mejorar nuestro conocimiento del CIC debe incluir el estudio del contexto en que las culturas existen. Individualismo Vs. Colectivismo. Algunas culturas son grandemente gobernadas por el compromiso de hacer lo mejor para el individuo. Los estudios demuestran que en los Estados Unidos el puntaje recibido por el individualismo es el más alto de todas las naciones. Las personas de culturas individualistas valoran la confianza propia y tienden a retener lazos relativamente funcionales y tenues con otros. En el extremo opuesto está China, que tiene el puntaje más elevado en colectivismo. En culturas colectivistas la necesidad del grupo es más importante que las necesidades del individuo. Por esta razón, el colectivismo enfatiza las familias, el trabajo en grupo, las comunidades y otros grupos por 133


ESTRATEGIA NO. 3

encima del individuo. La mayoría de las culturas asiáticas son colectivistas, como también lo son las culturas latinoamericanas y africanas. El aspecto básico para recordar es que la orientación individualista enfatiza el “yo” y la identidad individual, y prefiere decisiones individuales y el trabajar solos. Entre tanto, la orientación colectivista enfatiza el “nosotros” y la identidad del grupo, y prefiere las decisiones grupales y el trabajar con otros. Distancia de Poder Alta Vs. Baja. Un relato es la mejor forma de entender la diferencia entre la alta y la baja distancia de poder. John Potts es un gerente estadounidense que opera una maquiladora en Arizona junto a la frontera con México. Sus empleados estadounidenses siempre lo han considerado comprensivo y sensibe a sus necesidades. En un intento de conocer mejor a sus empleados mexicanos, el Sr. Potts organizó una cena en su casa e invitó a tres de sus gerentes mexicanos. Después de rechazar la invitación varias veces, los gerentes aceptaron la invitación. Desde su perspectiva, la cena estuvo muy bien y él sintió que la experiencia abría nuevas puertas de comunicación. Una semana después de la cena, dos de los gerentes renunciaron a sus cargos. El Sr. Potts se sentía descorazonado. ¿Qué señal enviada por sus empleados no había captado? ¿Qué pudo haber dicho que ofendió a los gerentes? ¿Qué protocolos violó al invitarlos a su hogar? ¿Qué pudo haber tenido la comida que sirvieron él y su esposa? Más tarde, el Sr. Potts comprendió que no fue nada que él hubiera dicho. No obstante, la cena disminuyó la distancia de poder entre él y sus gerentes; el acto de socializar con ellos afectó negativamente el ambiente de trabajo, y los gerentes temieron que se esperara que ellos hicieran lo mismo con sus trabajadores. Hacer esto les dificultaría demandar el respeto y la lealtad de los trabajadores que ellos pensaban que merecían. Remover la distancia de poder era ajeno a la cultura de estos hombres, y la invitación del Sr. Pott destruyó un elemento que era una herramienta esencial para la administración en esa cultura. Aunque el era visto como un jefe comprensivo en su propia cultura, en la cultura de los gerentes mexicanos era visto como débil. No comprendió las sugerencias que deberían haberle alertado de estas significativas diferencias. Evasión Alta Vs. Baja de la Incertidumbre. La evasión de la incertidumbre es el grado hasta el cual una cultura se siente cómoda ante el riesgo. Las culturas de evasión baja de la incertidumbre prefieren menos reglas, manos estructura y menos pautas, y toleran bien las situaciones no estructuradas e imprevisibles. La investigación demuestra que Gran Bretaña, Jamaica y Suecia lideran en la baja incertidumbre. Los de nosotros, que somos del Caribe, podemos testificar de la realidad de que los jamaiquinos, en términos generales, son un pueblo expedito y dispuesto a correr riesgos. 134


Pensar Transculturalmente

Pensar transculturalmente significa prestar atención a las actitudes de la cultura hacia el riesgo, porque determinará el nivel de detalle en el que una estrategia debe ser comunicada. Pregunta clave: ¿Qué entendimiento cultural necesita usted para esta asignación transcultural?

Estrategia del CIC (Metaconocimiento) Pensar transcultural implica no solamente la acumulación de conocimiento sobre otra cultura, sino también una estrategia para enfrascarse en la interacción. Determinar una estrategia de interacción se parece un tanto a la decisión de usar el control de crucero cuando conducimos un automóvil. Conducir en un ambiente no familiar requiere un diferente grupo de habilidades, incluido el estar agudamente consciente de las intersecciones, los letreros, los transeúntes y las señales. Bajo estas circunstancias no sería aconsejable usar el control de crucero. Como orador frecuente en iglesias con miembros de otras culturas, me he encontrado con frecuencia en situaciones en las que es fácil ignorar el ambiente cultural en que el sermón es presentado. Predicar a una audiencia afroamericana es diferente a predicarle a gente de cualquier otra cultura. El género de llamado y respuesta que es una señal interactiva en las congregaciones afroamericanas, lo cual puede incitar un continuo sentido de movimiento y intensidad, puede estar ausente en otras congregaciones. Ignorar la diferencia en la cultura de un grupo al que el sermón es predicado puede arruinar la oportunidad de traer buenas noticias a un viajero cansado. El desafío real de una estrategia para el desarrollo del CIC es aprender cómo aplicar a otras situaciones el conocimiento sobre la designada cultura meta. Pensar transculturalmente implica planificar la estrategia de enfrascamiento usando el conocimiento adquirido. Antes de reunirme con uno de los más de veinte equipos de preparación estratégica étnica, debo tomar tiempo para reajustar mi pensamiento sobre los valores y las presuposiciones del determinado grupo, como también las conductas que puedan diferir fundamentalmente de la mía. La planificación estratégica puede ofrecerme las respuestas para algunas preguntas básicas como – • ¿Cómo este grupo valora la importancia de esta reunión? • ¿Cuánto tiempo debo dedicar de manera introductoria hablando “informalmente”? • ¿Cuál es el la transición apropiada hacia el propósito actual de la reunión? • ¿Cuánta interacción espera este grupo? 135


ESTRATEGIA NO. 3

Pregunta clave: ¿Qué necesita usted planear a fin de cumplir esta asignación transcultural exitosamente?

CIC Puesto en Acción (Conducta) Poner en acción el CIC (la conducta) es hacer que todo lo que hemos aprendido sobre motivación, conocimiento y estrategia sea finalmente puesto en práctica. La conducta es el único resultado medible que puede indicar si alguien está madurando en términos de su CIC. Si hay una palabra que describe la acción de nuestro CIC es “comunicación”. La acción del CIC es la medida en que somos capaces de manejar nuestras acciones verbales y no verbales en nuestro relacionarnos con otras culturas para asegurarnos de que son las apropiadas. Si las otras áreas del CIC han contribuido a las herramientas de nuestro pensamiento transcultural, lo que sucederá en nuestra conducta será una transformación desde adentro en lugar de un cambio de conducta exterior. Nuestro CIC puesto en acción es el efecto acumulado de nuestra motivación, nuestro conocimiento y nuestra estrategia. En su libro Leading with Cultural Intelligence (Liderando con inteligencia cultural, David Livermore sugiere una fórmula triple para desarrollar una comunicación efectiva: (1) adapte su comunicación, (2) negocie de manera diferente, y (3) sepa cuando ceder y cuando no hacerlo. Adapte su comunicación. Cada cultura recibe información en diferentes longitudes de onda y frecuencias. Por causa de los diferentes contextos en los cuales todas las culturas interpretan lo que se dice o no se dice, probablemente, comunicar de manera efectiva significa cambiar nuestro modo o estilo de comunicación. Por ejemplo, el mismo discurso o la misma ponencia que crea entusiasmo y visión al ser presentada a una cultura, puede inculcar falta de confianza y recelo en otra, lo cual guiará a la alienación y al fracaso de futuros esfuerzos de comunicación. Negocie de manera diferente. Cuando la congregación patrocinadora entra en relación con la iglesia hija, hay negociaciones que pueden ocasionar disonancia. Las negociaciones transculturales deben tomar en cuenta las motivaciones de ambas congregaciones, y a su vez la forma en que cada congregación interpreta su visión y su misión para la comunidad. Las culturas ven los procesos negociadores de diferente forma. En algunas culturas las negociaciones se dan sólo después de que se desarrollen amistades y se establezcan niveles de confianza, mientras que en otras se conducen únicamente como transacciones comerciales. Sepa cuando ceder. Esta es un área delicada porque, algunas veces, la cultura anfitriona tiene la expectativa de que los visitantes se comporten como aquellos de la cultura anfitriona. Es difícil determinar cuánta modificación de nuestras 136


Pensar Transculturalmente

acciones es necesaria para uno ser aceptado en una cultura. ¿Cuándo es correcto uno rehusarse a comer algo que no coincide con su gusto culinario? Este ejercicio requiere derivar extensamente del conocimiento y estrategia de nuestro CIC para anticipar lo que la gente de otra cultura espera de nosotros. En una visita a Kenia, país con cuya cultura no estaba familiarizado ni remotamente, tuve que estar constantemente consciente de las expectativas de la gente. Estaba allí con los líderes nazarenos de ocho países africanos, cada uno con su cultura propia única. ¿Cómo esperaban estos nazarenos que yo actuara sabiendo que soy de los Estados Unidos? ¿Cómo esperaban ellos que actuara sabiendo que soy afroamericano? ¿Cómo deben afectar sus expectativas mi conducta? Mis respuestas a estas preguntas afectaron sin duda mi estancia en Kenia. Aquí se debe hacer una advertencia. Algún nivel de adaptación en una cultura determinada es visto positivamente, pero un nivel de adaptación demasiado alto es visto como mímica, lo cual envía un mensaje negativo. Necesitamos adaptarnos basados en nuestro conocimiento, motivación y estrategia del CIC. Aquí tenemos algunas sugerencias para saber vigilar efectivamente la conducta: 1. Esté conciente de sus propias presuposiciones, ideas y emociones al involucrarse transculturalmente. 2. Busque maneras de descrubrir las presuposiciones de otros por medio de sus palabras y conducta. 3. Use todos sus sentidos para leer una situación, en lugar de sólo escuchar las palabras u observar sólo lo no verbal. 4. Use una mente abierta para ver cada situación desde diferentes perspectivas. 5. Cree nuevos paradigmas/categorías para ver las cosas. 6. Busque información fresca para confirmar o desestimar nuevas categorías de experiencia. 7. Use la empatía para tratar de identificarse.10 Pregunta clave: ¿Qué conductas debe usted adaptar para esta asignación transcultural?

Conclusión En su libro Cultural Intelligence: Improving Your CQ to Engage Our Multicultural World (Inteligencia Cultural: Mejore su CIC para enfrascarse con nuestro mundo multicultural), David Livermore sugiere formas de mejorar nuestro 137


ESTRATEGIA NO. 3

pensar con CIC para ministrar en un mundo caracterizado por su diversidad. Aquí tenemos algunas sugerencias sobresalientes: 1. Comience a ahondar antropológicamente en su propia alma. Debe haber un implacable compromiso de cruzar hasta donde esté el otro para procurar su bienestar. 2. Establezca su forma de ver al otro como imagen de Dios. Es muy difícil sentir desprecio por alguien que refleje a Dios. 3. Busque primero el reino de Dios. El CIC no puede ser puesto en compartimentos. No nos embarcamos en esta jornada para ser políticamente correctos; nos preocupamos por por pensar transculturalmente porque nosotros, el cuerpo de Cristo, somos hoy el lenguaje de Dios. 4. Viva bien de cerca. Nosotros estamos diseñados para vivir en relación con aquellos que ven el mundo en forma diferente a nosotros. No debemos aislarnos con aquellos que ven, piensan y actúan como nosotros.

138


Bill Wiesman sirve como Director de los Ministerios de Evangelismo y Desarrollo de Nuevas Iglesia para la Región de Estados Unidos y Canadá de la Iglesia del Nazareno. Previo a su presente posición sirvió en Tennessee y Alabama con la responsabilidad distrital de las nuevas iglesias y la salud de la iglesias. Bill es graduado de John Hopkins University [la Universidad John Hopkins], del Nazarene Theological Seminary [Seminario Teológico Nazareno] (maestría en divinidad) y del Fuller Theological Seminary [Seminario Teológico Fuller] (doctor en ministerio). Bill tiene cinco hijos. Él y su esposa, Sharon, viven en Gardner, Kansas.

140


13

HAGAMOS DISCÍPULOS

UNA TEOLOGÍA BÍBLICA DE LA MISIÓN BILL WIESMAN

La Iglesia del Nazareno tiene una misión que unifica: Hacer discípulos semejantes a Cristo en las naciones. Esta misión se cimienta en los valores esenciales de ser cristianos, de santidad y misionales.1 Poco después de que Jesús me encontrara por medio de la Iglesia del Nazareno de Bellflower, leí todo el Nuevo Testamento, comenzando por el Evangelio de Juan. Las palabras de Jesús estaban en rojo. Puse una atención particular a esas palabras. Aún hoy lo hago. Mi teología comienza con Cristo, el único camino al Padre. Una teología bíblica para hacer discípulos puede ser desarrollada utilizando cuatro declaraciones de Jesús como marco de referencia: (1) “Yo… edificaré mi iglesia” (Mateo 16:18), (2) “Miren los campos” (Juan 4:35), (3) “Vayan y hagan discípulos”(Mateo 28:19), y (4) “Santifícalos” (Juan 17:17).

Jesús Dijo: Yo Edificaré mi Iglesia (Mateo 16:18) El Plan y la Iniciativa de Dios. El soberano Señor Jesús ha declarado enfáticamente que Él es quien edificará Su iglesia. Es Su iglesia y Él es su Cabeza. La iglesia llegó a existir en determinado punto en el tiempo porque Dios el Padre envió al Hijo a vivir, morir, resucitar de los muertos, ascender al cielo y derramar el Espíritu Santo. El capítulo 2 de Hechos describe el día de Pentecostés. Aquel pequeño grupo de creyentes en oración, reunidos calladamente en el Aposento Alto, fue cambiado de manera instantánea al ser llenos con el Espíritu Santo. Los que una vez estuvieron llenos de temor y ansiedad, ahora estaban llenos del Espíritu Santo y de poder. Los que una vez estuvieron caracterizados por negación y traición, ahora abandonan aquella pequeña habitación y salen a las calles de Jerusalén a comunicar el evangelio. Los que una vez se caracterizaban por la discordia, las luchas y la envidia, ahora poseían corazones purificados por fe a través de la presencia limpiadora del Espíritu Santo. ¡Jesús estaba edificando Su Iglesia y los primeros discípulos nunca volverían a ser los mismos! 141


ESTRATEGIA NO. 3

La Iglesia por la que Cristo murió es el plan soberano de Dios. Él no tiene plan “B”. Lo que sucedió en aquel festival judío el día de Pentecostés casi 2.000 años atrás se originó en la mente de Dios antes de que se escribiera en el tiempo. Cuando Jesús proclamó, “Yo edificaré mi iglesia”, claramente proclamó el plan y la iniciativa de Dios para reconciliar consigo a un mundo perdido. Esta realidad nos libera de tomar el crecimiento de la iglesia en nuestras propias manos, como que si todo dependiera de nosotros. Arraiga el trabajo del ministerio pastoral en la iniciativa de Dios. Antes de que nos levantemos, Dios ya está edificando Su Iglesia. Nuestro rol es reconocer lo que Dios está haciendo y participar en ello.

La Iglesia y el Hacer Discípulos La iglesia consiste de aquellos que son ”llamados” (ecclesia) y se conforma de “los hijos de Dios divinamente adoptados. No es, por lo tanto, una organización meramente humana”.2 El Jesús encarnado era divino-humano. Así la Iglesia en la tierra, como una extensión de Su encarnación, es también divino-humana. Cristo es la Cabeza. “De Él recibe su vida a través del Espíritu que mora en ella”.3 La iglesia es Su Cuerpo, compuesto de los diferentes miembros a quienes Él llama y une.4 Aquellos quienes han respondido a Su llamado y lo han recibido (Juan 1:12) son la Iglesia. La iglesia es el medio divino-humano a través del cual la Cabeza soberana de la iglesia ha escogido extender su llamado a toda la gente (2 Corintios 5:20). Aquellos que responden y le reciben por gracia por medio de la fe (Efesios 2:89) se convierten en parte de Su iglesia, y ocurre el hacer discípulos. El Libro de Hechos es la historia temprana del hacer discípulos. Tres mil fueron añadidos a la iglesia después del sermón de Pedro el día de Pentecostés, y esto fue sólo el comienzo. Pronto, la joven iglesia y sus líderes fueron acusados de trastornar el mundo entero a medida que más miembros eran añadidos y las iglesias locales eran multiplicadas (Hechos 9:31; 17:6). La voluntad y el propósito de Dios para Su iglesia son que se expanda, hasta alcanzar los confines últimos de la tierra (Hechos 1:8). Él trabaja por medio de Su Iglesia para expandir y extender Su Iglesia. Jesús dijo, “Yo edificaré mi iglesia”. Por lo tanto, Él está vital e íntimamente involucrado en cumplir esa misión. La Biblia está llena de ejemplos de la importancia del recuento y el aumento numérico de los creyentes. Un pastor nunca hubiera sabido que le faltaba una oveja si no hubiera contado las noventa y nueve (Lucas 15:4). Se nos informa que se añadieron 3.000 el día de Pentecostés (Hechos 2:41). Se nos informa también que nuestro Padre celestial conoce el número de nuestros cabellos 142


Hagamos Discípulos: Una Teología Bíblica de la Misión

(Mateo 10:30). Cuando contamos números, asistencia, y otras cosas, es porque cada uno de los contados representa a un individuo por el que Cristo murió. Los que faltan deben ser buscados y traídos a la seguridad del rebaño. Como “cuerpo de Cristo”, se espera que la Iglesia crezca como lo hace todo organismo vivo y saludable.

Crecimiento Cuantitativo y Cualitativo La edificación de la iglesia de Jesucristo no puede ser menos pero, ciertamente, es más que el mero aumento del número de miembros y congregaciones. Efesios 4:10-12 señala claramente la maduración y el proceso de crecimiento necesario para todos los creyentes. Esto es también hacer discípulos. Es crecer a semejanza de Cristo, una maduración de carácter que va más allá de la experiencia del nuevo nacimiento que cambió nuestro destino, y de la experiencia purificadora y capacitadora de la entera santificación. Es el privilegio y la responsabilidad de cada creyente crecer en la gracia, y experimentar crecimiento cualitativo en su experiencia relacional con Cristo. Este crecimiento en gracia es un proceso de maduración en el que la gracia de Dios nos guía a un conocimiento y a una sabiduría crecientes en el discernimiento de Su voluntad. Medir el crecimiento cualitativo es más difícil que medir el crecimiento numérico. Las evidencias del crecimiento cualitativo son vistas en una creciente conformación al ejemplo de Jesús en devoción y servicio. El Hacer Discípulos y la Participación Humana La clave para la participación humana en hacer discípulos es discernir lo que Dios está haciendo y unírsele a Su tarea. Dios está trabajando de manera fiel y soberana en edificar Su Iglesia por medio de miembros de Su Iglesia guiados por el Espíritu. Programas, métodos, procedimientos y metas correctas son todos importantes. Pero ninguna de estas cosas puede garantizar que haremos más y más discípulos. Pablo declara, “Así que no cuenta ni el que siembra ni el que riega, sino sólo Dios, quien es el que hace crecer. El que siembra y el que riega están al mismo nivel, aunque cada uno será recompensado según su propio trabajo” (1 Corintios 3:7-8). Es Dios quien hace crecer, pero Él trabaja por medio de “plantadores”, “regadores”, “cosechadores”, y así sucesivamente. Pablo dijo con anterioridad en la misma porción de la Biblia que se ha citado, que él y Apolos fueron “nada más que servidores por medio de los cuales ustedes llegaron a creer – según lo que el Señor le asignó a cada uno” (1 Corintios 3:5). La participación humana es esencial para la edificación de Su Iglesia. Dios ha escogido trabajar por medio de seres humanos con todas sus imperfecciones 143


ESTRATEGIA NO. 3

y flaquezas para hacer posible el discipulado. Cada miembro de la iglesia de Jesucristo tiene una importante tarea que realizar para hacer posible Su tarea general de edificar Su Iglesia. El Espíritu Santo ha dado dones espirituales a cada persona según lo ha determinado con el fin de completar Su misión (1 Corintios 12:1-11).

La Iglesia y el Reino de Dios Purkiser, Taylor y Taylor han señalado que las más de setenta veces en que ocurre la frase “’el reino de Dios’ (basileia tou theou) en los evangelios ha llevado a los eruditos modernos a concluir, casi unánimemente, que el reino de Dios fue el mensaje central de Jesús”.5 Sin embargo , la erudición moderna está todo menos en unanimidad en su conclusión acerca de la relación entre la iglesia y el reino de Dios. Peter Wagner se refirió a una ponencia de Andrew Kirk en el Congreso de Evangelización Mundial de Lausana para clarificar cómo “unos pocos autores hacen una identificación completa, un gran número hace una identificación parcial y un pequeño grupo hace una separación radical entre ambas cosas”.6 Yo me adhiero al grupo de la “identificación parcial”. La verdadera y universal iglesia de Jesucristo, como una extensión de la encarnación divino-humana, es parte del reino de Dios. “Donde quiera que los corazones rinden reverencia a Dios como Rey”7 ahí existe el reino de Dios. Es ahí también donde la iglesia existe. Sin embargo, “el reino de Dios” como lo usa Jesús, designa no solamente “el gobierno real de Dios” en los corazones de los hombres hecho posible por medio de una relación con Él, pero también el nuevo orden que el estaba estableciendo con todas sus bendiciones.8 El crecimiento del reino incluye también un aumento de la libertad de la opresión. Incluye liberación de aquello que impida a la Creación de Dios de llegar a ser todo lo que Él quiere que sea. El crecimiento del reino incluye, pero no se limita al crecimiento de la iglesia local. Jesús dijo, “Yo edificaré mi iglesia”. Pero cierto crecimiento aparentemente no es siempre crecimiento del reino. Es posible que una iglesia local añada cincuenta miembros por transferencia de alguna otra iglesia. Por nosotros no tener “el cuadro total”, podríamos medir ese crecimiento como crecimiento del reino. Pero, en realidad, el reino no creció en lo absoluto. Una iglesia local añadió cincuenta miembros pero otra los perdió, lo cual dejó un crecimiento neto para el reino de cero. Es importante distinguir el tipo de crecimiento que está aconteciendo. Si la iglesia es vista simplemente como una institución humana corrompida, entonces será necesario un aguda distinción entre la iglesia y el reino de Dios. Pero si nuestra teología de la iglesia ve a la iglesia como una extensión de la encarnación, entonces una distinción tan aguda no es necesaria. Aún así, es 144


Hagamos Discípulos: Una Teología Bíblica de la Misión

necesaria una distinción. La iglesia y el reino de Dios tal como existen hoy en el mundo son sólo muestras de lo que un día llegarán a ser. Ambas tienen las flaquezas humanas como características inherentes.

Jesús Dijo, “Miren los Campos” (Juan 4:35) Una de los más importantes principios para hacer discípulos es la doctrina de la cosecha, según la presenta Jesús en Juan 4:35; Lucas 10:2 y Mateo 9:37-38.

Foco Jesús mandó a sus discípulos a que abrieran sus ojos y miraran los campos. Podemos traducir esta frase así: “Abran sus ojos y enfóquense intencionadamente en los campos”. Esta no es una mirada casual (eido), o una observación voluntaria (blepo), o mirar desde la distancia (skopeo), sino un intenso y serio examen (theaomai).9 Los discípulos deben “enfocarse intencionadamente” en los campos. Si miramos los campos como el lo ordena, entonces comenzaremos a percibir a la gente como Jesús lo hace. Arndt y Gingrich mencionan tres significados principales para theaomai (mirar). El primero es bastante literal, en el sentido físico – ver. El tercer significado es donde la percepción es totalmente sobrenatural, como cuando decimos “Él percibe mucho error en nosotros”. El segundo significado se ajusta mejor a Juan 4:35. El segundo significado es “contemplar literalmente con los ojos físicos, pero en una forma en que se obtenga una impresión sobrenatural”. Otros ejemplos de este signficado se encuentran en Juan 1:32, en donde Juan ve la paloma y entiende que es el Espíritu. También vemos este significado en Juan 1:14, “en donde vimos la persona y la obra de Cristo Jesús, y percibimos en ellas la gloria divina”.10 Si abrimos nuestros ojos y nos enfocamos intencionadamente en los campos, el Espíritu Santo nos capacitará para percibir la gente que vemos como Jesús lo hace. Miramos, nos enfocamos y estudiamos. ÉL, sobrenaturalmente, da significado a nuestras percepciones. Jesús les ordena a sus discípulos a que abran sus sus ojos y miren los campos. Esto implica que los discípulos tenían sus ojos cerrados, o que estaban enfocados en la dirección equivocada. La iglesia corre continuamente el riesgo de enfocarse hacia adentro. La iglesia no existe por sí misma ni para sí misma. La iglesia existe para, a través de sus miembros, ser el medio por el que Cristo Jesús apele, en el poder del Espíritu Santo, a toda la gente para que se reconcilie con Dios (2 Corintios 5:18-20). El ministerio de la reconciliación provee el marco en el que el Espíritu Santo establece la agenda para la Iglesia de Jesucristo. La agenda establecida por el Espíritu Santo mantendrá a la iglesia enfocada hacia fuera, en los campos. 145


ESTRATEGIA NO. 3

Los Campos – Están maduros. Si abrimos nuestros ojos y nos enfocamos intencionadamente en los campos, el Espíritu Santo nos capacitará para ver a la gente como Jesús la ve. Jesús nos dice que “ya la cosecha está madura” (Juan 4:35) y que “es abundante la cosecha” (Lucas 10:2). La gracia preveniente de Dios ya está operando, atrayendo a todo el mundo hacia Él. Mucha gente ya está lista para recibir a Cristo y Su evangelio, que cambia vidas y cambia destinos. De acuerdo con el “Señor de la cosecha”, hay un gran número de personas receptivas, las cuales Él compara con un campo cuya cosecha está madura. No han sido cosechadas, pero pueden serlo – si los cosechadores van al campo a cosechar. Están perdidos. Jesús tuvo compasión de las multitudes, “porque estaban agobiadas y desamparadas, como ovejas sin pastor” (Mateo 9:36), La gente sin Jesús está realmente perdida. “De hecho, en ningún otro hay salvación, porque no hay bajo el cielo otro nombre dado a los hombres mediante el cual podamos ser salvos” (Hechos 4:12). La gente con aparente éxito y felicidad mundanal necesita al Salvador, de la misma manera que la gente en pobreza y sufrimiento lo necesita. Él es el común denominador para todos los que son salvos. Él es el camino, la verdad y la vida. Nadie viene al Padre sino por medio de Él (Juan 14:6). Miles de las personas que hoy viven darían una respuesta que les transformaría la vida si se les ofreciera la libre gracia de Dios. Aquellos que no han respondido están condenados a pasar la eternidad separados de Dios en el infierno. La gente sin Cristo está verdaderamente perdida. Son diferentes. Cuando abrimos nuestros ojos y los enfocamos intencionadamente en los campos, descubrimos que las personas son diferentes unas y otras. En Juan capítulo 4, Jesús está hablando con una mujer samaritana, y aprovecha la oportunidad para hablarles a sus discípulos sobre la cosecha. Las diferencias percibidas entre judíos y samaritanos eran tan grandes que la mujer se sorprendió de que Jesús siquiera le hablara. La gente de verdad es diferente. Escasez de Mano de Obra Jesús dijo, “es abundante la cosecha… pero son pocos los obreros” (Lucas 10:2). De acuerdo a Jesús, la única razón para no cosechar es escasez de mano de obra. No se Aceptan Excusas Humanas. De la misma manera en que Dios inicia y establece las condiciones para la salvación por gracia por medio de fe en Jesús, soberanamente declara que la cosecha es abundante y está lista. La única razón para no cosechar es la falta de obreros. Cualquier otro razonamiento humano es una excusa, y las excusas humanas no son aceptables para el Señor de la cosecha. 146


Hagamos Discípulos: Una Teología Bíblica de la Misión

Una excusa muy común, aunque inaceptable, es “culpar” al campo. Es excusa se expresa más o menos de esta manera: “Ofendería a la gente si le pidiera aceptar a Jesús”. La verdad es que el evangelio es una “ofensa”. Las personas que son confrontadas con una oportunidad real de recibir a Jesús deberán confrontar su propia pecaminosidad. Pero, nosotros no nos avergonzamos del evangelio, “pues es poder de Dios para la salvación de todos los que creen” (Romanos 1:16). La ofensa al evangelio hará que algunos se alejen, mientras que otros recibirán gozosos la salvación de Dios. Pablo describe como un mismo evangelio puede causar vida o muerte. “Porque para Dios nosotros somos el aroma de Cristo entre los que se salvan y entre los que se pierden. Para éstos somos olor de muerte que los lleva a la muerte; para aquellos, olor de vida que los lleva a la vida” (2 Corintios 2:15-16). La única razón para no cosechar es escasez de mano de obra.

Orar Jesús nos da la solución a la falta de obreros cuando el declara: “Pídanle… al Señor de la cosecha que mande obreros a su campo” (Lucas 10:2). No se puede enfatizar demasiado. Enfatizar demasiado la importancia de la oración es imposible. Afirmamos que los seres humanos sin Cristo Jesús están perdiosa, que Dios quiere que sean hallados, y que la mies es más grande de lo que los actuales cosechadores pueden cosechar. Dios ha puesto sobre la iglesia la responsabilidad de ejercitar la fe, de orar y pedir al Señor de la mies que envíe obreros a Su cosecha. Los “obreros adicionales” son la clave para el aumento de la cosecha, y orar es la clave para “obreros adicionales”. Una Comunión Cercana. John Miley llama la oración “un medio de gracia de muy grande valor”. Es esta comunión cercana con Dios la que permite “una seguridad de la plenitud y el amor divinos, la que amplía e inspira nuestras peticiones, y también inspira la confianza en una respuesta bondadosa de nuestro Padre celestial”. MIley continúa señalando que la sinceridad, la contrición y la consagración son esenciales para la oración efectiva. Estas deberán ser acompañadas por la fe, “fe en forma de confianza en que nuestras peticiones serán concedidas”.11 Poder en la Oración. Es esta comunión cercana con Dios, esta relación cercana la que provee poder en la oración. Es poder evidenciado por el fervor o la efectividad de Santiago 5:16, y por la total dependencia en el Espíritu Santo según lo describe Romanos 8:26-27. Que “El Espíritu intercede por los creyentes conforme a la voluntad de Dios” (Romanos 8:26-27) nos da la confianza de orar sabiendo que Dios escucha y responde la oración. Él nos ha pedido que oremos; Él nos ayuda a orar; Él contesta nuestras oraciones. ¡Pidamos al Señor de la cosecha que envíe obreros a Su cosecha! 147


ESTRATEGIA NO. 3

Jesús dijo, “Vayan… Hagan Discípulos” (Mateo 28:19-20) Michael Green señala tres motivos evangelizadores de la iglesia primitiva: un sentido de gratitud, un sentido de responsabilidad y un sentido de preocupación.12 Charles Shaver afirma dos motivos primarios: la presencia interna del Espíritu Santo y el amor a Cristo.13

La Gran Comisión Jesús les mandó a Sus discípulos que “fueran”. El cristianismo es activo, es avance, es ir al mundo entero. Elmer Towns ve la Gran Comisión como dada en cinco ocasiones diferentes y en diferentes lugares. En cada ocasión el Señor le añadió algo al mandamiento anterior. Towns proporciona un excelente bosquejo para entender la implicación total de la Gran Comisión. Su bosquejo es el siguiente: (1) Juan 20:21 – la comisión: Yo los envío; (2) Marcos 16:15 – los recipientes: Vayan a todo el mundo y predíquenle a cada persona; (3) Mateo 28:18-20 – la estrategia: Discipulen todos los “pueblos”, y luego bautícenlos y enséñenles; (4) Lucas 24:46-48 – el contenido: Prediquen arrepentimiento y perdón de pecados basado en la resurrección de Cristo; y (5) Hechos 1:8 – la geografía: Jerusalén y hasta lo último de la tierra.14 “La Gran Comisión” no es “la gran opción.” Se nos da como un imperativo. Podríamos llamarlo “el gran mandamiento”, salvo que hemos acuñado ya esa frase para el imperativo de Jesús de “amar a Dios supremamente y amarnos unos a otros.” Aquellos que profesan ser “amantes de Dios” y ser llenos con Su Espíritu no pueden menos que sentirse obligados (2 Corintios 5:14) a responder al mandato de Jesús de que “vayan y hagan discípulos.” La Fundación de Iglesias en la Gran Comisión Mateo 28 incluye dos aspectos de estrategia. El primero es “ir a cada persona y evangelizarlos personalmente.” El segundo aspecto es ir a todos los pueblos plantando iglesias, donde ellos puedan ser bautizados, discipulados, y enseñados a obedecer todas las cosas.15 Virgilio Gerber ayuda a clarificar cómo “la evangelización en el Nuevo Testamento no termina con alcanzar a la gente con el evangelio, ni con la proclamación del evangelio, ni siquiera con relacionarlos con la iglesia por medio del bautismo y la enseñanza.” Gerber va a afirmar que “el objetivo evangelizador último en el Nuevo Testamento es doble: (1) hacer cristianos responsables y reproductores, y (2) hacer iglesias responsables y reproductoras.”16 Dios Quiere que lo Perdido Sea Hallado Jesús dijo: “Vayan y hagan discípulos.” Él no dijo, “Vayan... e intenten hacer discípulos, y será suficiente.” Es el Espíritu Santo quién trae convicción, persuade, 148


Hagamos Discípulos: Una Teología Bíblica de la Misión

perdona, regenera y adopta aquellos que reciben a Jesús. Él está ya trabajando en muchas formas para traer a la gente a una situación de fe salvadora en Cristo. Jesús dijo “vayan y hagan discípulos” con la plena expectativa de que Sus discípulos irían y que se harían discípulos. Él no les pidió simplemente tratar de hacer algo. Lo que Él les mandó hacer, Él esperaba que lo llevaran a cabo. Con todo, en comunidades llenas de personas perdidas, hay muchas iglesias que ya no salen a encontrar a nadie. Esto no complace a Dios. Él espera que los perdidos sean hallados. Cuando Jesús comparte las parábolas de lo perdido en el Evangelio de Lucas, el regocijo y la celebración ocurren cuando la oveja perdida (Lucas 15:6), la moneda perdida (Lucas 15:19) y el hijo perdido (Lucas 15:24) son encontrados. ¿Por qué dedico tanto tiempo en la discusión de esta área? Porque existe la posibilidad de que un cierto tipo de “mentalidad de que nos encuentren” llegue sutílmente a ser parte de nuestra teología. Esta “teología de ser encontrado” excusa a la iglesia de encontrar al perdido.17 Podemos llegar a sentirnos satisfechos sólo con proclamar el evangelio sin persuasión o, peor aún, ser simplemente una presencia para Cristo y ocasionalmente proclamar Su evangelio, o ni siquiera proclamarlo. “Resultados” no es una “mala palabra” teológica. Las estrategias desarrolladas y los métodos utilizados basados en una teología de hallazgo, de ir y hacer discípulos, deberían producir resultados mensurables. Profundo en el corazón de nuestro Padre celestial está el deseo de que lo perdido sea hallado. Él no nos ha dado a conocer ningún otro plan excepto que Su Iglesia vaya… y haga discípulos.

La Oración de Jesús: “Santifícalos” (Juan 17:17) En esta oración sacerdotal Jesús está orando por el alcance total de la santificación, tanto la santificación inicial como la entera santificación. La santificación inicial ocurre en el nuevo nacimiento, y representa la limpieza del nuevo creyente de los actos de pecado y la depravación adquirida obrada por el Espíritu Santo. La entera santificación es distinta de la santificación inicial. J. Kennerth Grider llamaba a la entera santificación la “doctrina más distintiva del wesleyanismo”.18 Aquí debemos considerar esta doctrina distintiva de la entera santificación y sus implicaciones para el hacer discípulos.

Definición de la Entera Santificación Grider define la entera santificación como “esencialmente una limpieza instantánea del pecado adámico y un potenciamiento que los creyentes cristianos pueden recibir, por la fe, por medio del bautismo con el Espíritu Santo.”19 El Manual de la Iglesia del Nazareno define la entera santificación como sigue: 149


ESTRATEGIA NO. 3

Creemos que la entera santificación es el acto de Dios, subsecuente a la regeneración, por la cual los creyentes son hechos libres del pecado original, o depravación, y traídos a un estado de entera devoción a Dios, y de santa obediencia de amor hecho perfecto. Es realizado por el bautismo con o la llenura del Espíritu Santo, y comprende en una experiencia la limpieza del corazón del pecado y la presencia perdurable del Espíritu Santo, capacitando al creyente para la vida y el servicio. La entera santificación es provista por la sangre de Jesús, es realizada instantáneamente por gracia por medio de la fe, precedida por la entera consagración; y de esta obra y estado de gracia da testimonio el Espíritu Santo. Esta experiencia es también conocida por varios términos que representan sus diferentes fases, como perfección cristiana, amor perfecto, pureza de corazón, el bautismo con o llenura del Espíritu Santo, la plenitud de la bendición y la santidad cristiana.20

Amor Perfecto En la “entera santificación” o “amor perfecto” el Espíritu de Dios llena al creyente obediente y consagrado con amor, y le despierta el amor como respuesta. De ahí que Pablo declare que, “Dios ha derramado Su amor en nuestro corazón por el Espíritu Santo que nos ha dado” (Romanos 5:5). Y Pedro declara, “Ahora que se han purificado obedeciendo a la verdad y tienen un amor sincero por sus hermanos, ámense de todo corazón los unos a los otros” (1 Pedro 1:22, énfasis añadido). La declaración de Pablo trata con una purificación que quita del corazón todo lo que es contrario a la emanación del amor perfecto.21 “Esta es la vida plena de amor, hecho perfecto en el corazón por la agencia del Espíritu Santo. El amor puro reina de manera suprema sin el antagonismo del pecado. El amor es la fuente de toda actividad”.22 Juan escribe a sus “hijitos” así: “Ese amor se manifiesta plenamente entre nosotros para que en el día del juicio comparezcamos con toda confianza, porque en este mundo hemos vivido como vivió Jesús” (1 Juan 4:17). ¿Cómo somos como Él en este mundo? En el amor hecho completo (o perfecto). Una Distinción Importante Aquí debemos hacer una distinción importante para prevenirnos del error. Debemos distinguir entre pureza y madurez. La pureza ocurre instantáneamente cuando el corazón es limpiado del pecado innato y lleno de amor perfecto. La madurez requiere toda una vida de crecimiento en la gracia. 150


Hagamos Discípulos: Una Teología Bíblica de la Misión

El Privilegio de Cada Uno Esta experiencia de entera santificación o amor perfecto no sólo es obtenible en esta vida, sino que “es la experiencia normal de todos aquellos que viven en la plenitud del nuevo pacto”.23 Ser enteramente santificado es el privilegio de todo creyente nacido de nuevo. En 1907 Phineas Bresee organizó el Distrito Sur de California de la Iglesia del Nazareno con 14 iglesias y 2,074 miembros. En aquella primera asamblea de distrito, que comenzó el miércoles 4 de septiembre de 1907, “El Dr. Bresee habló brevemente sobre el trabajo distintivo de la Iglesia del Nazareno de predicar la santidad, y fijó en el ánimo de la asamblea la necesidad de permanecer en esa tarea.”24 Robert Pierce, el secretario de la asamblea de distrito, cita a Bresee quien continúa diciendo, “Nosotros debemos ser gente llena y ungida con el vivo poder del Espíritu Santo, e irradiar plenamente el amor de Dios”.25 Implicaciones Para la Tarea de Hacer Discípulos “Jesús oró: Santifícalos”. Su oración fue contestada el primer día de Pentecostés en la vida de unos 120 creyentes, según lo registra Hechos 2. La oración de Jesús continúa siendo contestada en aquellos que han creído a través de los siglos.26 Es dobel la implicación de la doctrina de la entera santificación para la tarea de hacer discípulos. Primero, lo de la potenciación. Segundo, lo del distintivo denominacional. Poder para el Servicio. Hechos 2 registra tres fenómenos sobrenaturales el día de Pentecostés: ”un ruido como el de una violenta ráfaga de viento”, “unas lenguas como de fuego”, y que ellos “comenzaron a hablar en diferentes lenguas” (Hechos 2:2-4). Las “lenguas como de fuego” representan la limpieza purificadora que Pedro describe en Hechos 15:8-9. Ahí él describe las similitudes entre lo sucedido a los primeros creyentes y lo sucedido a los nuevos creyentes gentiles. “Dios, que conoce el corazón humano, mostró que los aceptaba dándoles el Espíritu Santo, lo mismo que a nosotros. Sin hacer distinción alguna entre nosotros y ellos, purificó sus corazones por la fe”. Esta es la respuesta a la oración de Jesús – “Santifícalos” (Juan 17:17) – para los gentiles. Sus corazones fueron purificados por la fe. “Wesley fue claro en el asunto de que Dios nos limpia del pecado original radicalmente”.27 Wesley “habló de un amor que llena el corazón, expulsando (no sólo suprimiendo) el orgullo, la ira, los deseos y el egocentrismo”.28 Esta pureza de corazón fue profetizada por Juan el Bautista en Mateo 3:11-12. Éste describe el bautismo por parte de Jesús con el Espíritu Santo como un bautismo con fuego que habría 151


ESTRATEGIA NO. 3

de quemar la paja en un fuego que nunca se apagaría. El corazón en el que ya no moran el orgullo, la envidia, el egoísmo y la carnalidad se vuelve un canal limpio por donde pueden fluir el amor y el poder de Dios. El “ruido como el de una violenta ráfaga de viento” representa el poder del Espíritu Santo. Jesús dijo, “Pero cuando venga el Espíritu Santo sobre ustedes, recibirán poder” (Hechos 1:8). El Espíritu Santo vino el día de Pentecostés tal cual Jesús lo prometió, y los creyentes fueron llenos con el poder de Dios. Donde una vez hubo temor y cobardía, ahora estaba el poder del Espíritu Santo. Esto era la capacitación para el servicio por el Espíritu Santo de Dios que en un breve período de tiempo llevó a los de Tesalónica a declarar que los cristianos “han trastornado el mundo entero” (Hechos 17:6). Por este poder del Espíritu Santo el cristianismo explotó rápidamente a través del mundo conocido. El poder obrando en y por medio de creyentes llenos del Espíritu es la única explicación posible. Una vez que los corazones de los creyentes fueron limpiados, se transformaron en canales por medio de los cuales Dios pudo obrar. Cuando el orgullo, la envidia y la voluntad propia son limpiados, entonces, y sólo entonces, Su poder fluirá a través de canales dispuestos para cambiar al mundo. El método de Dios para hacer discípulos es por el poder del Espíritu Santo que fluye en corazones purificados para traer a otros a una relación de salvación y santificación con Jesús. El que los discípulos “comenzaran a hablar en diferentes idiomas” o lenguas representa la proclamación del evangelio a toda persona. Todas las distintas “ethne” escucharon en el lenguaje de sus propios corazones. La comunicación a este nivel en el idioma que sea solo es posible por el Espíritu Santo. El Espíritu Santo limpia con el fin de dar poder y de comunicar. La iglesia primitiva creció cuando gente ordinaria, gente bautizada con el Espíritu Santo, gente enteramente santificada, salieron por todo lugar contándole a toda persona acerca del evangelio de Jesucristo. Distintivo Denominacional. La primera implicación de la doctrina de la entera santificación en la tarea de hacer discípulos semejantes a Cristo es poder para el servicio. La segunda es que la entera santificación es nuestro distintivo denominacional. Phineas Bresee estaba convencido que Dios había levantado un pueblo llamado nazareno para diseminar la santidad bíblica. La Biblia enseña que la clave para la expansión del reino de Dios es el Espíritu Santo obrando por medio de creyentes santificados. Los nazarenos permanecemos firmes en el centro del movimiento del Espíritu Santo y la verdad de la clave para el reino. El hacer discípulos ocurre donde la santidad no es enfatizada ni enseñada, pero, ¿cuánto más podría hacer el Espíritu Santo si los canales estuvieran 152


Hagamos Discípulos: Una Teología Bíblica de la Misión

limpios? ¿Cuánto más podría hacer el Espíritu Santo si el mensaje de entera santificación fuera recibido y experimentado por todos los creyentes? La importancia de difundir la santidad bíblica nunca podrá realzarse demasiado. Los que necesitan oír no son únicamente los que no son salvos. Los creyentes sinceros y piadosos en muchas de las iglesias existentes quieren hacer lo que es correcto, pero son asediados por “el pecado (la condición) que nos estorba” (Hebreos 12:1). La energía espiritual es absorbida por una guerra de mantenimiento interior. Las buenas y plenas noticias son que Jesús sufrió fuera de la puerta para nuestra santificación (Hebreos 13:12). Dios ha provisto la respuesta para el corazón del hombre. Por eso oraba el salmista, “Dame un corazón íntegro, para que yo tema tú nombre”. Las implicaciones de la doctrina de la entera santificación para el discipulado pueden ser resumidas en dos afirmaciones: (1) Dios muestra claramente la llave para el discipulado: creyentes llenos del Espíritu, enteramente santificados – el canal limpio y capacitado por medio del cual Él puede obrar; y (2) Dios levantó a la Iglesia del Nazareno para diseminar la santidad bíblica. La Señora C. P. Lampher, presidenta de la Sociedad Femenina de Misiones Foráneas en 1907, afirmaba que “la Iglesia del Nazareno, estamos seguros, no se detendrá en su tarea. La santidad deberá ser plantada en todo lugar”.29

153


1

2

3

4

5

ESTRATEGIA NO. 4 EVANGELISMO MISIONAL APASIONADO Debemos liberar a nuestro pueblo, y motivarlo, para que alcance con brazos y corazones abiertos a los necesitados y a los nuevos grupos de personas entre nosotros. La pregunta fundamental para la Iglesia del Nazareno en los Estados Unidos y Canadá es, “¿Los amaremos aquí como los amamos allá?” Pablo decía a los cristianos en Colosas, “Perseverad en la oración, velando en ella con acción de gracias… Andad sabiamente para con los de afuera, redimiendo el tiempo” (Colosenses 4:2, 5 RVR). Hay gente necesitada y nuevos grupos de personas alrededor de nuestras iglesias. Estamos orando que Dios nos muestre cómo “aprovechar al máximo cada oportunidad”. ¿Los alcanzaremos? Si cada iglesia hiciera una evaluación de la gente dolida y necesitada cerca de sus instalaciones, encontrarían a algunos. ¿Qué hacen nuestras iglesias para suplir esas necesidades? Esto es lo que Jesús hubiera hecho. Él dejó el edificio y anduvo entre la gente. Demasiado a menudo existimos como cristianos sólo cuando nos reunimos para adorar. Se dice que Jesús sostuvo ciento veintidós conversaciones en el Nuevo Testamento, y que sólo ocho de ellas sucedieron dentro del templo. Hay necesitados entre nosotros, y ellos necesitan compasión. Pero hay también muchos nuevos grupos de gente 155


ESTRATEGIA NO. 4

cerca de nosotros, y ellos nos brindan una rica oportunidad de ministerio. Si nuestras iglesias abrieran sus ojos, descubrirían la emoción y el entusiasmo que la gente nueva puede traer a la familia de la fe. La Iglesia del Nazareno está ministrando en este momento en ciento cincuenta y seis áreas en el mundo. Se estima que representantes del 80% de esas áreas a las que hemos enviado misioneros residen en estos momentos dentro de las fronteras de los Estados Unidos y Canadá. Como se mencionó anteriormente, Dios nos ha traído el campo misionero hasta nosotros. ¿Aprovecharemos la oportunidad? Capítulo 14

Llevemos el Evangelio a las Calles De lo Marginal a lo Misional Mark Bane describe el gozo y los peligros de mover intencionadamente una iglesia existente de “lo marginal a lo misional”. Usando su iglesia como una ilustración maestra, Mark hace penetrantes preguntas y ofrece algunas guías prácticas. Capítulo 15

Multipliquemos Ministerios Donde la Gente Vive McArthur y Millie Jackson relatan su propia historia de transformación y cómo Dios les ha ayudado a ministrar a los adictos a las drogas, a los desamparado y a los oprimidos en Memphis. La misionera jubilada Carol Ann Eby añade cómo la Iglesia Comunitaria de Trevecca usa sus instalaciones y un vasto número de voluntarios de la iglesia y de Trevecca Nazarene University [la Universidad Nazarena de Trevecca] para traer esperanza y un futuro a adictos en recuperación, a los desamparados y a los encarcelados. Capítulo 16

Sigamos al Líder Matt Friedeman comparte la importante lección de estar dispuesto a decir con Pablo, “Sigan mi ejemplo de la misma manera que yo sigo 156


Evangelismo Misional Apasionado

el ejemplo de Cristo”. Ser un líder significa seguir a Jesús y estar dispuesto a invitar a otros a seguirnos. Capítulo 17

Hagamos Discípulos Hispanos Semejantes a Cristo Roberto Hodgson desafía a alcanzar al vasto número de gente de habla hispana que en Estados Unidos y Canadá que necesita experimentar el amor de Cristo Jesús. Walter Argueta nos ofrece una gran ilustración de cómo hacer discípulos hispanos semejantes a Cristo. Su iglesia en Owing Mills, Maryland, ha hallado formas de ministrar a gente nueva y necesitada alrededor de la iglesia que habla español.

157


Mark Bane es el pastor de la Iglesia del Nazareno de Sandía en Albuquerque, Nuevo México. Previamente, Mark pastoreó iglesias en Arkansas y Missouri. El es graduado de la Univerdidad Nazarena de Trevecca (bachiller en artes) y del Seminario Teológico Nazareno (maestría en educación religiosa). En 1997, cuando Mark arribó a la Iglesia de Sandía, la membresía era de 371 y la asistencia al servicio de adoración promediaba 284. En el año 2010 la membresía alcanzó los 928 y el promedio de asistencia los 925. Mark y su esposa, Cheryl, vivien en Albuquerque. Tienen dos hijos mayores.

158


14

LLEVEMOS EL EVANGELIO A LAS CALLES

DE LO MARGINAL A LO MISIONAL MARK J. BANE

La Iglesia Marginal De lo marginal a lo misional es el mejor modo que conozco de describir nuestra historia. Hace catorce años la Iglesia del Nazareno en Sandía se parecía a muchas iglesias promedio en cualquier parte de los Estados Unidos o Canadá. Teníamos unas bonitas instalaciones ubicadas en una comunidad con ingresos medios. Los miembros eran predominantemente caucásicos de ingresos medios. Había un sentimiento de paz y de comodidad entre la gente. Todo el mundo se conocía y, en términos generales, todo el mundo le caía bien a todo el mundo. Estas eran las mismas personas que comían pastel juntos cada semana después del servicio de adoración. La razón por la que éramos marginales es que teníamos un impacto marginal en la comunidad circundante. Nos planteamos nosotros mismos las siguientes ocho preguntas y no aprobamos el exámen. 1. Si su iglesia desapareciera mañana, ¿habría alguien que moriría de hambre como resultado? 2. Si su iglesia desapareciera mañana, ¿habría el riesgo de que alguien anduviera sin abrigo como resultado? 3. ¿Se gasta más del 25% de los recursos de la congregación en los que están fuera de la congregación? 4. ¿Está su iglesia añadiendo a la membresía (por profesión de fe) al menos 10% del promedio de asistencia el año anterior? 5. Si su iglesia dejara de existir mañana, ¿impactaría de manera significativa a alguien que no fuera los que ya asisten y sus familias? 6. Si su iglesia desapareciera mañana, ¿correría alguien el riesgo de quedar desamparado? 159


ESTRATEGIA NO. 4

7. ¿Son los miembros del equipo pastoral contratados principalmente para suplir las necesidades de aquellos que aún no están en la iglesia? 8. ¿Está la gente de su congregación más interesada en lo que les pasa a los que están fuera de las paredes de la iglesia que a los que están dentro? Si su respuesta es no a alguna de estas preguntas, su iglesia puede ser una iglesia marginal. Nosotros lo éramos. La iglesia en Sandía era una iglesia marginal. Como resultado de experiencias y de conversaciones al comienzo de mi ministerio en Sandía, hice la decisión de aceptar y enseñar los siguientes principios: 1. Entrenar a cada creyente de Sandía para que sea un discipulador. “Él nos hizo un reino de sacerdotes” (Apocalipsis 1:6). 2. Tomar seriamente las advertencias presentadas por Cristo en Mateo 25:3146 de cuidar “al menor de estos”, como serían los marginados, los privados de derechos y los oprimidos. 3. Establecer la meta de que en cinco años nosotros gastaríamos el cincuenta por ciento del total de nuestros ingresos en aquellos que aún no son parte de la iglesia. “Cada uno debe velar no sólo por sus propios intereses sino también por los intereses de los demás” (Filipenses 2:4). 4. Desarrollar ministerios tan vitales para la comunidad que, de no tenerlos, le impediría a la comunidad tener una existencia saludable en el futuro (Mateo 5:13-16). 5. Adoptar el concepto de “compasión responsable”, a saber, que insistiríamos en que todos aquellos a quienes diéramos un vaso de agua oirían también un sencillo mensaje sobre el amor de Cristo Jesús (Juan 4:10). La decisión era transformarnos en un puesto de avanzada compasivo. Me encontré con un documento compilado por Carl Bangs titulado, “P. F. Bresee: Hombre de Compasión Cristiana”. Phineas Franklin Bresee (1838-1915) ministró donde la gente estaba desarraigada y dislocada – en la frontera de Iowa, en el creciente Los Ángeles y en todo Norteamérica. Su parroquia era el mundo de la gente necesitada, atrapada en la pobreza y la confusión de las nuevas ciudades con su anarquía moral y económica. A Bresee le comovió la tristeza que Jesús experimentó sobre Jerusalén. Jesús lloró sobre Jerusalén. Si nosotros decimos que amamos a Jesús, debemos preguntarnos, “¿Amo yo su compasión por la gente? Si la gente está 160


Llevemos el Evangelio a las Calles: De lo Marginal a lo Misional

pobre y necesitada, ¿demanda mi amante solidaridad? ¿Los busco porque mi Señor murió por ellos? ¿O estoy buscando un pequeño club o camarilla de hombres que sean ricos en bienes de este mundo y dados a satisfacer sus almas de mundanal ganancia?” “La Iglesia del Nazareno”, dijo Bresee, “tiene una misión divinamente señalada”. Ha sido especialmente levantada para predicar que necesitamos ser santificados por completo en esta vida, y como evidencia de serlo, predicar el evangelio a los pobres”. Esta misión “no fue asumida por nuestra cuenta, ni para nuestra conveniencia. Entramos en ella en respuesta al llamado de Dios”. (Compilado de los sermones de P. F. Bresee por Carl Bangs). Esto me acordó que esos principios no sólo son bíblicos sino que también estaban claramente en la raíz de nuestro movimiento. En aquel momento la iglesia de Sandía tenía un edificio y un servicio de adoración los domingos por la mañana, y planes de suspender el servicio de adoración de la noche por falta de interés. Los próximos doce años nos llevaron en una jornada de extensión, compasión, evangelismo y discipulado que transformó por completo no sólo nuestro ministerio sino que también impacto en muchas formas significativas a la ciudad de Albuquerque.

La Iglesia Transicional Aprendí que hacer la transición de una iglesia marginal a una misional es una tarea casi imposible. Cuando cambiamos nuestro enfoque de ministerio de aquellos que estaban adentro de la iglesia a los de afuera, fuimos directamente a la Biblia para nuestra dirección y a la oración para nuestro poder. Comenzamos vigilias de oración que duraban toda la noche; iniciamos estudios bíblicos directamente de la Biblia. Comenzamos ministerios para aquellos que aún no asistían a la iglesia. Para mi sorpresa, a algunos de los miembros presentes de iglesia no les gustaron estas transiciones. Se sintieron amenazados. Habíamos cambiado nuestro enfoque de ministerios de mantenimiento a ministerios misionales. La atmósfera se hizo combativa y llena de disputas. La mayor parte de los pastores pueden comprender las tensiones que se sienten cuando se intenta movilizar a una congregación a través de un proceso de cambio. Hay tres preguntas que se nos hacen frecuentemente con relación a nuestra transición. 1. ¿Qué hizo tan difícil la transición? 2. ¿Perdimos gente en la transición? 161


ESTRATEGIA NO. 4

3. ¿Cuáles fueron las claves para lograrlo y al final convertirnos en una iglesia misional?

1. ¿Qué hizo tan difícil la transición? La respuesta corta es casi todo. Una iglesia comprometida a moverse de lo marginal a lo misional se encuentra justo en el centro entre una memoria del pasado y una visión del futuro. En una iglesia marginal hay un sentido de paz y tranquilidad, porque todo el mundo se conoce y sus actividades se han estado llevando a cabo por algún tiempo. Todos se disfrutan mutuamente y las únicas personas que se siente desconectadas son los visitantes. El nivel de comodidad de los miembros existentes. Decidimos continuar con todos los ministerios existentes en la iglesia para minimizar el nivel de incomodidad experimentado por los miembros presentes. Yo no tenía interés en causar incomodidad. Hicimos todo que la iglesia había estado haciendo a la vez que desarrollábamos nuevos ministerios enfocados en los de fuera de la iglesia. Cuando algunas de las personas buenas comenzaron a abandonar nuestra iglesia en aquellos años de transición, este era su comentario: “Pastor, amo la iglesia y los ministerios que estamos realizando, pero simplemente quiero ir a la iglesia el domingo por la mañana y dar mis diezmos.” La cultura de la iglesia cambió. Antes, si alguien venía a la iglesia el domingo por la mañana, y daba sus diezmos, él o ella serían elegidos para servir en la junta y enseñar clases, y eran considerados cristianos buenos y comprometidos. Después de iniciada la transición el nivel de compromiso requerido para aquellas posiciones se elevó. Teníamos nuevos cristianos entusiasmados ganando a otros para Cristo, trayendo nuevas personas a la iglesia, dando por encima de la norma previa de “un diezmo” y haciendo todo con una gran actitud y corazones humildes. Cuando aquellos que habían estado en posiciones de liderazgo en los años marginales no fueron ya elevados a posiciones de liderazgo, se sintieron privados de sus derechos y marginados. Como resultado, se fueron a otras iglesias cuya cultura era menos exigente. Es importante notar que el cambio de cultura fue causado por el Espíritu, y no una decisión del pastor o de la junta de la iglesia. Este cambio cultural sucedió simplemente porque la gente nueva tenía un fuego y una energía más profunda para el ministerio. Tenían un compromiso más elevado porque su fe era vibrante y nueva. Problemas financieros. ¿Por qué? Decidimos continuar los ministerios existentes y comenzar nuevos. Dejé de recibir un sueldo durante cinco años. Me transformé en un pastor bi-vocacional de una iglesia que con el tiempo levantaría casi un millón de dólares al año y tendría un promedio de entre 600 y 800 en la adoración semanal. A muchos esto les pareció una locura, pero había que 162


Llevemos el Evangelio a las Calles: De lo Marginal a lo Misional

pagar el costo. La gente laica en Sandia hizo y continúa haciendo grandes sacrificios para ver la misión hecha realidad. Uno de nuestros santos dijo, “Tuve que abandonar mis sueños de ser propietario de una casa y dejar morir otros sueños estadounidenses normales a fin de realizar la misión y los sueños que Dios tenía para nuestra iglesia.” Creo que este era la norma de la iglesia en el Nuevo Testamento. Para tener el mismo impacto en el mundo y tener el mismo poder que la iglesia del Nuevo Testamento, tuvimos que estar dispuestos a pagar el precio. Para algunos es dífícil tolerar intentar llevar a cabo la Gran Comisión a un nivel más acelerado. Uno de los mayores desafíos para completar una transición es reconocer este problema potencial y hacer todos los esfuerzos posibles para ayudar a la vieja guardia a permanecer conectada. Este problema creó tales conflictos entre los creyentes nuevos y los de más tiempo que a veces se sentía como que hacíamos mal en enfatizar la Gran Comisión, por temor a este tipo de conflictos.

2. ¿Perdimos gente a lo largo del proceso? Cuando una iglesia marginal comienza a concentrarse en lo externo, habrá reacciones. Aquellos enfocados hacia el interior comienzan a sentirse bastante incómodos cuando el centro de atención comienza a dirigirse hacia el exterior. Creo que es posible mantener la mayor parte de la gente con mentalidad marginal si se hace un esfuerzo intenso para lograrlo. Sin embargo, toda la energía usada en lograrlo habrá que restársela a la que se necesite para realizar la transición. Creo que la razón por la que algunas iglesias no llegan a ser auténticamente misionales es que están más preocupadas por los sentimientos, las relaciones, y las emociones de sus actuales amigos que por las almas perdidas eternamente. El problema de muchas iglesias de mentalidad marginal es que no están dispuestas a perder algunos para ganar muchos. Nunca olvidaré la noche que conduje hasta la cumbre de las montañas Sandía y comencé a llorar por las familias que estaba seguro que abandonarían nuestra iglesia si yo obedecía el llamado a que nos volviéramos una iglesia misional. Comencé a mostrarle a Dios las luces que brillaban representando las cerca de setenta y cinco familias que estaban en extremo acostumbradas a los ministerios enfocados hacia adentro. Lloré por cada una de ellas y le dije a Dios que no quería que ninguna se marchara. Le dije a Dios que me diera permiso para irme para que ellas se quedaran. Discutí con Dios durante horas esa noche en mi casa. Y no recibí Su respuesta hasta que el vecino cuyo patio quedaba adyacente a mi “aposento de oración” llamó a la policía para que me echaran por miedo a que yo estuviera haciendo algo malo. Fue algo casi gracioso cuando un oficial llamó en mi ventana, cerca de la medianoche, sólo para hallar a un predicador suplicando en lágrimas por “Su rebaño”. 163


ESTRATEGIA NO. 4

Le pedí al oficial, entre lágrimas y suspiros, que me diera unos minutos para componerme un poco, porque casi no podía ver entre las lágrimas. Esos minutos cambiaron mi vida, sacudieron a la iglesia e impactaron a la ciudad. Una vez que el oficial partió comencé otra vez a señalarle a Dios esos hogares. Pero Dios me interrumpió con una visión. Él me preguntó si esas setenta y cinco familias eran más importantes que las 800,000 personas que las rodeaban. Volví a argumentar con Dios y le dije que esas setenta y cinco familias eran personas que él me había llamado a pastorear. Él me recordó que me llamó a equiparlos para ganar a los 800,000. De repente, las lágrimas comenzaron a cambiar. Ahora estaba llorando por los 800,000. Comencé a escuhar el clamos de los 800,000 que no conocían a Cristo Jesús, como lo sería la familia que tenía a un ser querido falleciendo sin tener al Espíritu Santo como consejero, o a un pastor para que los apoyara en oración. Comencé a llorar por los miles de desamparados que no tenían techo, ni comida, ni ropa, ni familia, ni Dios, ni apoyo alguno. Comencé a llorar por los adictos a las drogas que sólo estaban preocupados pensando dónde conseguirían la próxima dosis. Comencé a llorar por familias que estaban a punto de experimentar los horrores y el dolor de un divorcio. Comencé a llorar por los hijos que tendrán que decidir a cuál padre prometerle su alianza. En ese momento Dios hizo una profunda afirmación: “¿Quién está llorando por aquellos que aún no están en la iglesia? Confíame a mí las setenta y cinco familias (ellas, dicho sea de paso, son mías) y únete a mí en las solitarias lágrimas que he estado derramando por los 800,000. ¡Dame la iglesia y yo te daré acceso a la ciudad!” Bueno, perdimos personas, muchas de ellas, pero nunca más de las que ganamos. Dios ha cumplido las promesas que me hizo aquella noche. La gente que partió se fue a otras iglesias. La ciudad ahora sabe de nuestra iglesia. Hemos tenido la oportunidad de predicar el evangelio de Jesucristo y el mensaje de santidad a más de 500,000 personas. Hemos visto a adictos a las drogas desesperadamente perdidos encontrar liberación. Matrimonios han sido salvos y familias sanadas. Hemos alimentado a miles de desamparados, y les hemos hallado casas. ¿Valió la pena permitir la salida de algunas familias? Doloroso como fue, no lo fue tanto como lo hubiera sido si yo hubiera tenido que estar de pie delante de Dios y reconocer que lo dejé solo llorando por las masas, mientras yo cuidaba por unos pocos.

3. ¿Cuáles fueron las claves para realizar la transición y finalmente llegar a ser misional? La respuesta es triple: fe, esperanza y amor. 164


Llevemos el Evangelio a las Calles: De lo Marginal a lo Misional

Me he oído a mí mismo decir muchas veces: “Lo que estamos haciendo es la cosa correcta, lo que estamos haciendo es bíblico, y lo que estamos haciendo es de Dios”. Las veces que nos quedamos sin dinero – sabíamos que lo que hacíamos era bíblico. Cuando alguien se iba de la iglesia – sabíamos que lo que estábamos haciendo era lo correcto. Cuando otros pastores nos acusaban de hacer lo que no debíamos – sabíamos que lo que hacíamos era de Dios. Fe es estar seguro de que usted está haciendo lo que Dios quiere que haga. El escritor de Hebreos nos recuerda que “Fe es la garantía de lo que se espera, la certeza de lo que no se ve”. La fe es la clave fundamental para realizar la transición de una iglesia de lo marginal a lo misional. La fe es lo que nos da la seguridad de que esto es exactamente lo que Dios quiere que hagamos. Si estamos seguros de que Dios quiere que seamos una iglesia misional, estaremos dispuestos a hacer lo que sea necesario. Si tenemos la fe de que Dios en verdad nos ha llamado a movernos de lo marginal a lo misional, nunca podrá costarnos demasiado, ni tomarnos demasiado tiempo, ni ser demasiado difícil. Si sabemos que esta es la voluntad de Dios, agotaremos todos los recursos, invertiremos el tiempo y pagaremos el precio. En este contexto la palabra “esperanza” puede intercambiarse por la palabra “visión”. Esperanza es “esperar con confianza”. Sueno como visión, ¿no es así? – el tipo que surge de una pasión profunda del alma por ver el mundo a nuestro alrededor salvo. Dios nos ayudará en el proceso de crear un plan para movernos hacia el próximo nivel. El líder debe tener una visión clara de cómo se verá el modelo misional. Deberá verse más claro que cualquier obstáculo, acusación, adversidad o prueba. Solo la esperanza podrá conquistar los desafíos que enfrentará el pastor que quiera moverse de lo marginal a lo misional. Tuve que renovar mi compromiso con la visión casi cada día con el fin de poder mantener la visión por encima de las circunstancias. Esta esperanza y visión requerirán horas de oración, miles de dólares y luchar con la oposición. El enemigo de las almas de la humanidad hará evidente que el costo de este tipo de visión es extremadamente alto. Amor es la clave final para poder lograr la transición. ¿Amo a Dios y sus planes para el mundo más de lo que amo los míos? ¿Amo más a aquellos que están perdidos y encaminándose al infierno de lo que amo mis lujos, mis tiempos de ocio y mis conveniencias? Jesús no dijo, “Vengan, síganme, y yo los haré grandes hombres de iglesia”? Él no dijo, “Vengan, síganme, y los haré grandes planificadores”. El no dijo, “Vengan, síganme, y yo los ayudaré a lograr el sueño americano”? No, sus palabras son claras: “Vengan, síganme, y los haré pescadores de hombres”. Si nosotros vamos a llevar nuestras iglesias a un nivel de impacto 165


ESTRATEGIA NO. 4

misional, tendremos que amarlo a Él y a los perdidos de este mundo más de lo que amamos nuestro mundo. En 1 de Juan 3:16-18 leemos – En esto conocemos lo que es el amor: en que Jesucristo entregó su vida por nosotros. Así también nosotros debemos entregar la vida por nuestros hermanos. Si alguien que posee bienes materiales ve que su hermano está pasando necesidad, y no tiene compasión de él, ¿cómo se puede decir que el amor de Dios habita en él? Queridos hijos, no amemos de palabra ni de labios para afuera, sino con hechos y de verdad. Como líderes podemos demostrar el tipo de fe que confía en Dios sin importar el costo ni las consecuencias, el tipo de esperanza que es mayor que los obstáculos que la enfrentan, y el tipo de amor que nos hace olvidarnos de nosotros mismos. Si lo hacemos, cambiaremos el mundo.

La Iglesia Misional Después de escuchar de Dios tan claramente, decidimos expandirnos hacia lugares a los que la mayoría de los cristianos nunca va. La Iglesia de Sandía comenzó a extenderse a través de toda la ciudad con una variedad de ministerios evangelísticos y de compasión. Empezamos hace catorce años con una propiedad de dos acres, 17,000 pies cuadrados de espacio en nuestras instalaciones, y ministrándoles a doscientos cincuenta personas en un solo lugar. Actualmente nos hemos expandido a 26 puntos de ministerio, cuatro congregaciones separadas con sus edificios propios, treinta acres de propiedad, 150,000 pies cuadrados de espacio de suelo, y ministramos el evangelio de compasión y santidad a alrededor de 50,000 diferentes personas diferentes al año mediante una variedad de programas y eventos misionales. Sería imposible compartir todos los diversos puntos de luz y ministerio. Así que, destacaré cuatro categorías de ministerios misionales de alcance: (A) grandes eventos evangelísticos, (B) ministerios compasivos, (C) ministerio de alcance “Llévalo a las Calles”, y (D) ministerio a los encarcelados.

A.Grandes Eventos Evangelísticos El evento original que comenzó todo esto es “La Gran Celebración de Regreso a la Escuela”. Juntamos 300 mochilas, enviamos las invitaciones por correo, y completamos el evento. Como resultado, asistieron 1,100 personas de las que la mayoría no eran salvas. Más de 200 vinieron al frente para aceptar a Cristo. Se nos agotaron las mochilas. La última familia en irse después del evento fue una mujer que conducía una pequeña camioneta Nissan llena con ocho niños. Ella se me acercó y me preguntó si podía regresar para un servicio regular. Continuó 166


Llevemos el Evangelio a las Calles: De lo Marginal a lo Misional

compartiéndome que no habían recibido mochilas, pero les había encantado el servicio y regresaría. Por supuesto, le pedí que regresara el miércoles por la noche y yo le tendría mochilas para todos los niños. Ella volvió y siguió asistiendo con regularidad. Después de unos meses, uno de nuestros laicos mayores, quien tenía cerca de 70 años de edad, desarrolló una carga por el área donde ella vivía. Resulta que ella vivía un área aproximadamente a 20 millas de Albuquerque llamada Pajarito Mesa. Esta comunidad estaba compuesta de familias mayormente hispanas con documentos de propiedad de sus viviendas cuestionables. En la comunidad no había agua, ni electricidad, ni otros servicios públicos. El hermano laico comenzó grupos pequeños de estudios bíblicos en la comunidad. Él hablaba muy poco español mientras que la mayor parte de los asistentes hablaban poco o ningún inglés. Su carga creció, y también lo hizo el estudio bíblico. Una noche recibí una llamada: “Pastor, Dios me está llamando al ministerio”. Yo me quedé asombrado. Larry continuó con su llamado y hoy es un ministro ordenado en la iglesia. Ha adquirido una propiedad de diez acres y ha construido un templo, una casa pastoral y un pozo de agua para ayudar a la comunidad. Está entrenando líderes para que continúen el ministerio en el futuro. La mejor parte de la historia de “La Gran Celebración Regreso a la Escuela” es que inspiró a la gente de Sandía a soñar con otros eventos. Ahora realizamos cinco eventos principales de alcance evangelístico, predicando el evangelio a más de 25,000 personas sin Cristo anualmente. Estimamos que el impacto total de los eventos de alcance evangelístico a través de estos años ha permitido que más de 300,000 personas escuchen el evangelio en Albuquerque.

B. Ministerios Compasivos Nuestros ministerios compasivos comenzaron con la distribución de alimentos a los pobres despúes de nuestros servicios de mediados de semana. Descubrimos que había muchas personas sin hogar en Albuquerque que necesitaban una comida el domingo por la mañana, así que añadimos un desayuno el domingo por la mañana y, más tarde, una comida el sábado por la noche. Después de unos meses, comenzamos a distribuir cajas de alimento unas pocas veces por semana. Para entonces alimentábamos probablemente entre 300 y 400 bocas por semana. Las cosas iban bien hasta que apareció un representante del banco local de alimentos antes de la comida de mediados de la semana. Mi pastor asociado pidió a los presentes unirse en la oración de gracias por los alimentos. En aquel momento el emisario dijo, “Usted no puede orar por estos alimentos — estos alimentos son del banco de alimento”. El asociado de todos modos oró por los alimentos. Dos días más tarde recibí una carta del banco de alimento declarando que ya no éramos invitados a recibir alimentos de parte de ellos. Comenzamos a orar para que Dios 167


ESTRATEGIA NO. 4

proporcionara una respuesta de modo que no tuviéramos que despedir a la gente hambrienta que desesperadamente necesitaba comida y desesperadamente necesitaba a Jesús. Al día siguiente apareció un titular en la primera página del Albuquerque Journal (El diario de Albuquerque) que decía, “Se suspende entrega de alimentos a iglesia por causa de una oración”. Inmediatamente comenzamos a recibir llamadas de mayoristas de alimentos y de supermercados que habían suministrado antes los alimentos al banco de alimentos local. Todos nos preguntaban si era verdad. Muchos prometieron comenzar a suministrarnos los alimentos. Lo hermoso de esto consistió en que habíamos estado pagando de quince a ochenta centavos la libra por el mismo alimento cuando lo adquiríamos del banco de alimentos. Ahora teníamos más alimento del que podíamos entregar — y era absolutamente gratis. Hoy alimentamos anualmente a unas 75,000 personas hambrientas sin costo alguno para la iglesia. Como resultado de nuestro ministerio de distribución de alimento, hemos plantado una iglesia, miles han escuchado el evangelio, y más de cien destituidos reciben comida y oyen evangelio cada semana. El ministerio del banco de alimentos nos ha llevado ahora a abrir una tienda de artículos económicos para ayudar a aquellos que tienen necesidad de ropa y artefactos domésticos. El Ministerio de la Tienda Económica se ha tornado en uno de los ministerios más fructíferos, proveyendo recursos para el ministerio y tocando miles de familias necesitadas y a la ciudad de Albuquerque como un todo (Mateo 25:31-46).

C. Ministerio de Evangelismo “Llévalo a las Calles” Era martes a las 6:30 P. M. El sol acababa de ponerse al oeste del valle, y el hermoso color rojo sandía suave de las montañas Sandía se tornó en oscuridad. Las calles normalmente atestadas de automóviles de la Avenida Centras (antigua Ruta 66) estaban ahora llenas de peatones – unos hablando cosas ininteligibles, otros deambulando, y otros almas intoxicadas y drogadictos procurando conseguir su próxima dosis. El equipo del ministerio “Llévalo a las Calles” comienza a armarse. Allí estaba Jenee, una joven mujer hispana quien seis años atrás era una deseperada adicta al crack, operando en las calles y tratando de evadir la cárcel casi a cualquier costo. Ahora, Jenee es parte del equipo, enseña grupos pequeños y es nuestra Pastora de Restauración y Recuperación. Su esposo, Stevie, es el Director del Ministerio de Hombres de la Iglesia del Valle Sandía. Ella es también líder del Ministerio “Llévalo a la Calles” los martes por la noche. ¿Cuán bueno es nuestro Dios que transforma vidas tan completamente? Allí estaba Shawn, una india nativa americana que había sido una adicta a la metanfetamina la mayor parte de su vida. Se había convertido hacía unos años, 168


Llevemos el Evangelio a las Calles: De lo Marginal a lo Misional

y quería compartir su experiencia. Cuando ella y su esposo, Johnny, se convirtieron, hicieron una promesa de 500 dólares para ayudar a sostener uno de nuestro eventos de alcance evangelístico. Ellos traían un montón de monedas en un calcetín los domingos en la mañana y los miércoles por la noche antes de los servicios. Yo realmente no sabía como ellos conseguían este cambio, pero daba gracias a Dios por el esfuerzo. La primera vez trajeron cincuenta y seis dólares; la próxima vez setenta dólares. Luego, un día, poco antes de Navidad, la cifra que trajeron llegó a 500 dólares, ni un centavo menos. ¿Cómo lo hicían? Shawn había estado hornea pastelillos. Por muchos sábados en la mañana ella y Johnny iban al supermercado local y los vendían. Shawn es hoy una de las cristianas más fieles y trabaja como asistente de farmacia. Ella sirve en la junta de la iglesia. Su esposo, Johnny, recientemente fue llamado al ministerio y está sirviendo en nuestro equipo como pastor del ministerio hispano de la iglesia del Valle. Allí estaba Priscilla, una madre soltera, hispana, de unos veinte y tantos años, con un muy elegante y joven hijo. Su vida ha sido radicalmente cambiada por la gracia de Dios. Ahora ella quiere devolver algo de lo que ha recibido. Allí estaba Cheryl, la esposa del pastor. Cheryl es una mujer de descendencia anglosajona y criada en un hogar cristiano que la protegió considerablemente. Creció con piscina en el jardín de atrás, campo privado de tenis, y automóviles de lujo Mercedes Benz y Porches. A pesar de haber vivido su vida en una relativa seguridad, este ministerio cautivó su corazón y la movió a tomar riesgos que previamente hubiera considerado inseguros y absurdos. Estos y muchos otros se han tirado a la calle en este ministerio único. Después de tomarse de las manos en un círculo de oración, se dirigieron hacia la oscura “zona de guerra” de las calles de Albuquerque equipados con bolsas llenas de artículos de higiene para las prostitutas abatidas y abusadas, con corazones llenos de amor que tocan a quienes los demás evitan, y con una fe que el cristiano promedio llamaría insensatez. Después de muchos meses de “llevarlo a las calles”, este pasado miércoles, D. J. (un varón travestido que se prostituye) y Shirley (una prostituta alcohólica) aparecieron para la comida de mitad de semana y se quedaron para el servicio de la iglesia. ¿Quién sabe qué sucederá mientras Dios continúa trabajando por medio de este precioso grupo de cristianos?

D. Ministerio a los Encarcelados. Por años en la Iglesia de Sandia orábamos que Dios nos ayudara a comenzar un ministerio en la prisión. Entonces Dios nos envió a Fred Rodriguez, un cristiano joven y entusiasta que ahora sirve como nuestro pastor asociado en la iglesia de Valley Campus. Él desarrolló una visión para el ministerio de la prisión. Este es actualmente uno de los ministerios más fructíferos en la iglesia. 169


ESTRATEGIA NO. 4

Mi historia favorita de este ministerio es la de Cody Posy, quien hace seis años fue encarcelado, a la edad de 14 años, por la muerte de tres miembros de una familia en un rancho en Hondo, Nuevo México. Cody entregó su vida a Cristo, fue bautizado y este año se unió a la iglesia junto con varios otros jóvenes del centro. Recientemente, Cody sintió el llamado al ministerio y está sirviendo a Dios mientras trabaja en su preparación.

Conclusión Hay riesgos en escribir una historia como esta. 1. El primero es que se piense – Esto es bueno para Sandía, pero nosotros estamos bien – de todas maneras, muchas gracias. Nosotros no vivimos bajo la ilusión de que los tipos de programas y ministerios que desarrollamos sean buenos para toda iglesia o toda comunidad. Una cosa es clara, y es que todos debemos estar involucrados en “el negocio de redimir el mundo”. Si su iglesia está teniendo sólo un impacto marginal en su comunidad, espero que los pensamientos presentados aquí le estimulen a orar y buscar a Dios para dirección futura. 2. El segundo es que se piense – Nosotros no tenemos los recursos para hacer este tipo de transición. Permítame recordarle que nosotros nunca tuvimos los recursos para hacer la transición. Nosotros decidimos que preferíamos morir tratando de lograr un impacto a morir sin tener un impacto. 3. El último riesgo es que se piense – No tenemos las habilidades y los dones para llevar a nuestra iglesia a un nivel misional. Tampoco Moisés tuvo las habilidades y los dones para liberar al pueblo de Dios. Él tuvo que depender de Dios. Yo he estado operando por encima de mis posibilidades durante todo mi ministerio. Aprendí con el apóstol Pablo que el poder de Dios se perfecciona en mi debilidad. Mi respuesta es simple: ore más y dependa más en Dios. Yo no podría hacerlo sin una constante dependencia en Él. Tengo que orar mucho más que la mayoría. Dios quiere hacer grandes cosas por medio de su iglesia. Dios puede hacer que usted vea más allá de lo que se puede ver, que llegue más allá de donde pueda llegar, y que dé más allá de sus recursos.

170


McArthur Jackson y su esposa Millie son presbíteros en la Iglesia del Nazareno. McArthur es el pastor titular de la Iglesia del Nazareno de Memphis “Tabernáculo de Santidad”, un ministro multifacético que creció de cero hasta ministrarles a cientos de personas en Memphis cada semana. La membresía de la iglesia, 181 miembros, es sólo una pequeña fracción de las vidas que son tocadas diariamente. McArthur y Millie son graduados del Insituto Bíblico Memphis, que prepara hombres y mujeres para la ordenación en la Iglesia del Nazareno. Los esposos Jackson viven en Memphis. Carol Ann Eby es una misionera retirada, quien sirvió en Papua Nueva Guinea por veinte años. Ella fue presidenta de misiones del Distrito de Tennessee, miembro del Concilio General de Misiones, profesora de inglés de Trevecca Nazarene University [la Universidad Nazarena de Trevecca], autora de cuatro libros misioneros, y contribuyente al curriculum de educación misionera al de WordAction. Carol Ann continúa activa en misiones, sirviendo como presidenta local y como oradora en Promesas de Fe y reuniones misioneras. Ella y su esposo Lee, quien también es un misionero retirado, viven en Nashville.

172


15

MULTIPLIQUEMOS MINISTERIOS DONDE LA GENTE VIVE CAROL ANN EBY CON MCARTHUR Y MILLIE JACKSON La noche cayó sobre Memphis. La cortina de oscuridad esconde a uno joven despeinado que agarra su pipa de crack mientras se esconde en un pasadizo. Las sombras disimulan a una mujer joven escasamente vestida que se dispone a tener su cita secreta prevista. El hombre sin hogar agarra su botella de licor mientras permanece acostado en un banco del parque esperando que la oscuridad le permita una noche de descanso tranquila. Están en la oscuridad, pero en la colina brilla una luz, lo que promete esperanza, transformación y rescate. Ya lo cantaba David una vez: “Tú, Señor, eres mi lámpara; tú, Señor, alumbras mi camino” (2 Samuel 22:29). Los pastores McArthur y Millie Jackson, de la Iglesia del Nazareno Templo de Santidad de Memphis, conocen la profundidad de aquella oscuridad, y habiendo sido ellos mismos liberados y transformados, están apasionadamente comprometidos a inundar el área de San Elmo en Memphis con la luz gloriosa de Dios. Millie había entrado en contacto con Joe Ann Ballard y su esposo, Monroe, cuando Millie tenía sólo doce años, cuando se mudó al vecindario con sus abuelos que la criaron. Cuando sus padres, hermanos y hermanas regresaron de Chicago, se mudaron al final de la calle de los Ballard. Cada día su madre y sus hermanos pasaban por la casa de los Ballard y veían cómo se distribuía pan y leche por la puerta trasera de la casa de los Ballard, pero ellos nunca pidieron nada. Un día Monroe preguntó a la mamá de Millie si quería pan. Ella, agradecidamente aceptó el pan y una invitación de asistir a la iglesia de los Ballard, la Iglesia del Nazareno Amistad de Memphis. La familia comenzó a asistir con regularidad. La mamá de Millie fue salva, se hizo un miembro fiel y mayordomo de la iglesia, y aún hoy sirve en el Templo de Santidad junto a McArthur y a Millie. Millie no fue criada en la iglesia; era ya un adulto cuando sus padres regresaron a Memphis. Ella se trasladó a Chicago poco después de que sus padres regresaron a Memphis para vivir con una hermana mayor que aún vivía en el lugar. Fue en Chicago donde ella entró profundamente en las drogas. 173


ESTRATEGIA NO. 4

Fue en el mes de julio de 1987, el día antes de su cumpleaños, cuando Millie regresó a Memphis. Fue a la gasolinera a comprar una botella de cerveza. Aún cuando era su cumpleaños, estaba muy deprimida y quería animarse un poco. Allí conoció a McArthur, quién echaba gasolina en su automóvil. Esta mujer joven y encantadora lo atrajo. Hablaron e intercambiaron números, pero Millie no estaba realmente interesada en una nueva relación. Había tenido mala suerte con los hombres y ya tenía a una hija. Sin embargo, Millie y McArthur comenzaron a salir juntos, ambos muy metidos en las drogas, y finalmente comenzaron a vivir juntos. Después de cuatro meses se casaron, y Millie quedó embarazada. Fue un embarazo tubular, por lo que necesitó cirugía y perdió el bebé. Muy deprimida, encontró una copia del Evangelio de Juan en el hospital, y lo leyó completo. Comenzó a pensar acerca de Dios, pero después de salir del hospital siguió muy envuelta con las drogas. Finalmente, Millie se cansó de todo eso, y en el tiempo de Dios finalmente aceptó ir con su mamá a la iglesia. Sentía que no tenía la ropa adecuada, pero recordó que había dejado un vestido en la casa de su abuela. Cuando fue a buscarlo, descubrió que no estaba limpio, así que encontró otra falda y decidió lavarla y usarla. Cuando fue a ponerla en la lavadora, volteó una botella de lejía en la máquina y arruinó la falda. Ella pensó que era Satanás quién realmente trataba de impedir que fuera a la iglesia. Tomó el vestido sucio de la casa de su abuela, se lo puso y fue a la iglesia. Cuando hicieron el llamado al altar, ella quería pasar pero sintió como que tenía puestas botas de cemento. Su mamá la tomó del brazo y la ayudó a llegar hasta el altar. Millie lloró sin control, determinada a arreglar sus cuentas con Dios. Una señora se le acercó y le dijo, “No te preocupes por el mañana - sólo haz lo que tengas que hacer hoy”. Esto le dio a Millie la seguridad de que podía aceptar la salvación. Millie tenía un apetito voraz por la Palabra como resultado de haber sido salva, pero la electricidad de su casa fue cortada porque no tenían dinero para pagar la cuenta de la luz. McArthur la vio tan angustiada que le tuvo que conectar una luz a la batería de su automóvil para que ella pudiera leer su Biblia. Dios libró a Millie de las drogas, pero ella todavía bebía un poco. Una vez en una fiesta se encontró con un amigo por quién había estado orando y a quien le quería testificar. Avergonzada por su dificultad de hablar claramente con su amigo, pidió a Dios que la librara del alcohol. Aún fumaba, aunque trataba de testificarle a su esposo, por lo que Dios otra vez la puso bajo convicción. Una noche McArthur le dijo, “Tu estás tratando de hablarme de Dios, pero cada vez que te disgustas agarras un cigarrillo”. Ella nunca más tocó otro, y alabó a Dios por haberla librado de las drogas, del alcohol y del tabaco casi al instante. 174


Multipliquemos Ministerios Donde la Gente Vive

Millie finalmente comprendió que ella no iba a poder arrastrar a McArthur a una experiencia religiosa. Pero la promesa de Dios para ella fue: Tu quieres que cambie a tu marido. Déjame cambiarte a ti y él te seguirá. Una noche, después de casi un año, McArthur estaba bebiendo sentado en el suelo junto a Millie, cuando de pronto comenzó a llorar; sintió que la estaba perdiendo por el modo en que vivía. Dijo, “¡Voy a terminar esta botella, pero después de esto no voy a beber nunca más!” Luego le dijo a Dios, “Tu no vas a darme una carga mayor de la que puedo llevar”, y Dios lo liberó del alcohol. Un pastor, Robert Cole, oró por McArthur en el teléfono para que pudiera llegar a casa con su cheque y no gastarlo en licor. Una noche, en una campaña en la Primera Iglesia Tabernáculo, bajo el Pastor Cole, McArthur vino y se sentó atrás llorando. Luego se encaminió al altar y fue gloriosamente salvado. Tenía veintisiete años. Millie testificaría más tarde, “Tiene 27 años y está en camino al cielo”.

Crecimiento a la Semejanza de Cristo y un Llamado de Dios Los Jackson permanecieron por seis años con el Pastor Robert Cole, quien pastoreaba una congregación independiente, y llegaron a ser buenos obreros en la iglesia. McArthur llegó a ser diácono y Millie enseñaba en la escuela dominical. Pero en 1996 Millie comenzó a sentir que Dios los estaba llamando más profundamente al ministerio. McArthur sentía lo mismo pero, pero se preguntaban cómo le dirían al pastor Cole que iban a dejar su iglesia. Cuando fueron a decirle, y antes de que pudieran explicarle nada, él les dijo, “Dios los ha llamado al ministerio, ¿verdad?” No tenían edificio, ni dinero, ni tampoco congregación. Un día se detuvieron al costado del camino para orar y el Espíritu Santo les mostró que debían ir y hablar con Joe Ann Ballard. Lo hicieron y cuando ella los vio, les dijo, “Yo se porqué vinieron – ustedes quieren comenzar una iglesia”.

Nace la Iglesia del Nazareno Tabernáculo de Santidad Joe Ann les dio permiso de comenzar en el vestíbulo del Centro Comunal, y tuvieron aproximadamente quince de asistencia en el primer servicio. Estuvieron allí aproximadamente tres meses y luego encontraron una tienda con entrada hacia la Avenida Chelsea que estaba infestada de ratas y sucia. Sin embargo, el propietario les dijo, “Si ustedes la limpian, pueden tenerla”. Los miembros trabajaron y la convirtieron en un pequeño y encantador santuario. Eran ya veinticinco miembros en una misión de tipo doméstico. La congregación creció y comenzaron a llenar el santuario, por lo que pronto comprendieron que necesitaban mudarse. La iglesia adquirió una nueva 175


ESTRATEGIA NO. 4

instalación en 1998 ubicada en 1879 Pinedale, con la ayuda de Dennis Johnson, Superintendente de Distrito del Distrito de Tennessee, Joe Ann Ballard, y la Junta Consultora del Distrito de Tennessee. La iglesia fue organizada el Domingo de Resurrección con 51 miembros. La nombraron Iglesia del Nazareno Tabernáculo de Santidad de Memphis. Ellos querían realmente volver a servir a la comunidad de donde habían salido, y servir a los drogadictos, a los desamparados y a los oprimidos. Ellos sintieron que podían identificarse con aquella comunidad y enfocaron sus ministerios para traer luz a aquella oscuridad.

La Bendición San Elmo Dios bendijo el ministerio y pronto, una vez más, trascendieron la capacidad de sus instalaciones. Pensaron en añadir espacio al edificio, pero no había terreno para hacerlo. Comenzaron a orar intensamente para que Dios los dirigiera a una nueva ubicación. La doctora Ballard se unió a ellos y muchas oraciones ascendieron al Padre. El pastor Allen Canley, un amigo y colega en el ministerio, fue a una subasta y descubrió que una propiedad en San Elmo estaba a la venta por orden judicial. Era un hermoso santuario con salón para eventos sociales, aulas para escuela dominical y, además, un edificio grande de dos pisos, con cuarenta otros cuartos para la educación y la administración. El precio inicial era de $550,000. ¡Joe Ann dijo, “Tenemos que orar para que bajen el precio!” Con la bendición del distrito y un precio milagrosamente rebajado, los Jackson fueron capaces de adquirir la propiedad, la cual ahora es valorada en un millón de dólares. En julio de 2005 se mudaron a la nueva propiedad. Con la ayuda de muchos equipos de trabajo del distrito junto con los miembros, y mucho estímulo y trabajo duro de Bill Wiesman, la Iglesia del Nazareno Templo de Santidad de Memphis se ha convertido en una verdadera luz en una colina, que no se puede ocultar.

Una Herramienta Usada por Dios Desde el principio, los Jackson desearon usar las instalaciones de la iglesia para múltiples ministerios en la comunidad y aún más allá. Competir era una palabra que no existía en su vocabulario. El agente de bienes raíces que estaba tratando de vender la propiedad de Pinedale puso a Bryant Walker en contacto con los Jackson. El Rev. Walker estaba fundando una iglesia, y los Jackson estaban complacidos de que él pudiera usar la propiedad de Pinedale. Pero al llegar un comprador y el grupo del Rev. Walker no poder comprar la propiedad, los Jackson recibieron a la congregación del Rev. Walker en la parte superior de las instalaciones que aún estaban vacía. La congregación Mira a Dios para Restauración fue colocada bajo la 176


Multipliquemos Ministerios Donde la Gente Vive

“sombrilla nazarena”, estuvo allí un año, y luego se mudaron a sus propias instalaciones.

Tabernáculo Restauración Derrick y Carla Brown eran una pareja joven que comenzaron a asistir a la iglesia cuando estaba ubicada en Pinedale. Derrick había estado afiliado a una pandilla y la pareja era muy joven; estaban viviendo juntos pero no estaban casados. Derrick tomó a McArthur como figura paterna. Carla lloraba cada vez que venían a la iglesia. Decían que no podían casarse por falta de dinero, pero los Jackson los ayudaron y tuvieron una hermosa pequeña boda. Los dos fueron salvos, santificados y nutridos bajo la amorosa tutela de los Jackson. Después de varios meses sirviendo en la iglesia, Derrick y Carla sintieron el llamado al ministerio. El Rev. Jackson los envió a establecer el Tabernáculo Restauración de Memphis. El ministerio está creciendo, con un promedio de treinta y cinco a cuarenta, y tanto Derrick como Carla están preparándose para la ordenación.

Casa de Esperanza y Tabernáculo Esperanza Para ayudar con los gastos del creciente ministerio Millie comenzó a trabajar de administradora de un complejo de apartamentos. Un día descubrió un coche robado en la propiedad. Buscando en el vehículo, halló la información del dueño y descubrió que pertenecía a Donald Washington. Llamó al Sr. Washington. Él vino a recoger su coche y ella lo invitó a la iglesia. Él había estado envuelto con las drogas y por esa causa había estado en prisión. Donald vino, fue salvo y liberado de las drogas. Eventualmente Arlene, ahora su esposa y a quien conoció cuando ella le instaló su teléfono, vino con él. Los Washington se casaron en 1994. Ambos llegaron a ser cristianos y sirvieron fielmente con los Jackson alrededor de doce años. Donald salió de la prisión con una gran carga por los que allí quedaban. Cuando él salió de prisión, sintió que no había nadie para ayudarlo. Él le prometió a Dios que haría lo posible por aquellos que vinieran detrás suyo. En 2008 la carga por los prisioneros se transformó en un llamado a tiempo completo al ministerio y, él y Arlene, con la bendición de la congregación y los pastores del Tabernáculo de Santidad de Memphis, salieron para hacer realidad su sueño por abrir el Centro de Esperanza. Compraron una casa que estaba muy deteriorada y con la ayuda de voluntarios de iglesias vecinas como Memphis Gracia y Memphis Calvario, otros voluntarios de diferentes iglesias del distrito, como también estudiantes de Trevecca Nazarene University [la Universidad Nazarena Trevecca] y, aún, voluntarios de Alabama, comenzaron a reparar la casa, un poco a la vez. El centro se abrió en abril de 2010. Es un centro para mujeres 177


ESTRATEGIA NO. 4

que salen de prisión y reentran en la sociedad. Al presente hay dos ocupantes, una de las cuales asiste a la universidad. El Centro de Esperanza sirve como su sistema de apoyo, y les provee hospedaje, alimentos, ropa y familia. Se les ayuda a encontrar empleo para que puedan aportar lo justo. El proyecto también dio a luz otra nueva iglesia a la que se le ha llamado Tabernáculo de Esperanza, la cual promedia una asistencia de treinta y cinco.

Memphis A Semejanza de Cristo Los Jackson conocieron a Stanley Douglas a través de Joe Ann Ballard. El Rev. Douglas necesitaba un lugar para iniciar un ministerio y, otra vez, los Jackson le ofrecieron un espació que tenían vacío, y se inició la congregación denominada A la Semejanza de Cristo. El espacio fue agrandado para proveer más espacio para la nueva congregación.

La Iglesia Madre Continúa Creciendo Uno puede preguntarse si con todas las congregaciones yendo y viniendo, la iglesia madre ha podido sobrevir. El Tabernáculo de Santidad tiene en la actualidad 183 miembros y está muy activa diseminando la luz del evangelio y el mensaje de santidad a su comunidad. El ministerio de la prisión, tanto para hombres como para mujeres, continúa una vez al mes, guiado por los ministros Marqinnn Carson y Deborah Holloway. Por este ministerio pudimos conocer a Michael J. Appleberry. Él asistía fielmente a los servicios de la prisión y prometió venir a la iglesia cuando saliera en libertad. Cuando salió de prisión, al día siguiente, vino a la iglesia y asiste desde entonces. Él no estaba casado cuando vino a la iglesia, pero conoció a una dama y pronto se enamoraron. Ambos llegaron a ser cristianos comprometidos, se casaron y ahora tienen una amorosa familia combinada con los cinco hijos de ella, los tres de él, y un hermoso hijo de su matrimonio. Terry, su esposa, es una enfermera registrada, y él ha venido a ser un próspero hombre de negocios. Tamon Jackson salió de las calles como miembro de una pandilla y usuario de fuertes drogas. También estaba involucrado en el negocio de las drogas y otros crímenes, por lo cual le esperaba una larga sentencia en prisión. Pero Dios contestó las oraciones e intervino. Tamon vino a la iglesia y fue salvo. Allí conoció a su esposa, Mardi. Tienen ahora un hermoso bebé, y ambos están muy comprometidos con Dios y la iglesia. Lisa Dunbar estuvo yendo cada mes por los últimos seis años a ministrarles a treinta ancianos. Ella tiene una voz hermosa y canta, ora y predica a su congregación del hogar de ancianos devota y fielmente. Lisa estaba viviendo fuera de matrimonio, pero después de escuchar una predicación por el Rev. Jackson sobre 178


Multipliquemos Ministerios Donde la Gente Vive

poner la casa de uno en orden, fue a su casa y regresó el domingo siguiente legalmente casada y lista para comprometerse completamente a Dios y a Su servicio. Uno de los ministerios crecientes dirigido por los Jackson se denomina C.O.R.D. (siglaa en inglés de Parejas que Vencen las Dificultades en sus Relaciones). C.O.R.D. trabajando con parejas que viven juntas pero fuera del matrimonio, o con solteros. El Rev. Jackson ha realizado ya alrededor de veinte bodas. Millie administra un amplio programa para niños llamado P.E.A.S (siglas en inglés que significan Capacitemos a los Alumnos para el Éxito Académico). Cada verano lleva a cabo un campamento con sesenta o setenta estudiantes, por diez semanas, para mantenerlos fuera de las calles. Ella lo financia con recursos propios, trabajando extra durante el invierno para proveer los fondos para el verano. También tiene a cargo un programa después de clases, en el que imprime hojas con tareas, y enseña a los niños dándoles ayuda educacional y espiritual. La iglesia es un centro comunitario donde muchos voluntarios vienen a realizar servicio comunitario a cambio de recibir del gobierno las estampillas para alimentos y otras ayudas. Este es un gran recurso para evangelizar la comunidad. La iglesia siempre adopta una familia para la Navidad, y le provee juguetes, regalos, ropa y otros artículos para los necesitados. El recipiente de este año es una joven mujer de Atlanta que está embarazada, y por ella no tener ningún otro apoyo, la familia de la iglesia la ha recibido. Otro ministerio efectivo que ha sido iniciado y dirigido por el Sr. Appelberry se llama la Hora de Poder. Él ubica tres sillas símbolo de la invitación que se le hace a Dios el Padre, a Jesús y al Espíritu Santo para que estén presentes en la reunión. Recientemente una miembro de la iglesia, Beverly White, que cuida de un niño autista, asistió a este servicio de oración. El niño era inmanejable, y gritaba y pataleteaba. Escapándosele de las manos a Beverly, fue y se sentó en la silla del Espíritu Santo. Allí se tranquilizó, y después vino a Millie diciendo, “Espíritu, Espíritu, Espíritu”. El niño le permitió a Millie que orara por él, y desde entonces ha estado en calma. Otra dama vino llorando, desolada y desesperada. Oramos por ella, y desde entonces ha conseguido trabajo, asiste regularmente a los servicios, y está gozosa y es un testigo fiel de la continua bendición de Dios sobre este ministerio. Millie es también capellán y va a hoteles y a compañías a orar por sus negocios y por las necesidades del personal. Un conductor de camiones de uno de los negocios vino a ella y le dijo, “¿Cómo puedo tener al Espíritu Santo?” Ella no deja de sobrecogerse por la cantidad de oportunidades que Dios le da para testificar. A su propia sobrina de dieciséis años de edad, y a muchos otros jóvenes cuyas vidas ella toca, les dice, “¡Cuando sientan la presión de usar drogas, practicar el 179


ESTRATEGIA NO. 4

sexo o sufrir agobios por las cosas que el mundo ofrece, sepan que ustedes no se han perdido nada! Dios es muy bueno”. Los Jackson son excelentes modelos de cómo Dios multiplica ministerios al permitir desisteresadamente el uso del espacio desocupado de sus instalaciones, y la promoción de ministerios de compasión para satisfacer las necesidades de la comunidad en que viven.

Iglesia del Nazareno Comunidad Trevecca La luz se extiende y los ministerios se multiplican no sólo en Memphis, sino también Nashville. La Iglesia Comunitaria de Trevecca, “en la colina”, es un faro de luz en las tinieblas que la rodean. Ubicada en la orilla del campus de la Trevecca Nazarene University [Universidad Nazarena de Trevecca], la iglesia está usando su edificio y un vasto número de voluntarios de la iglesia y de la universidad para ofrecer esperanza y un futuro a adictos en recuperación y a niños privados de beneficios que viven en el un cercano complejo habitacional llamado J. C. Napier Homes.

Los Mitchell Llegan de Ohio En el año 2002, debido a una transferencia de trabajo, Billy y Tina Mitchell se mudaron de Ohio a Nashville. Desde su primera visita a la Iglesia Comunitaria de Trevecca, supieron que esta debía ser su nueva iglesia. Sabían que la iglesia tendía la mano a su comunidad inmediata y que hacía una diferencia. El delito era desenfrenado; el tráfico de drogas y la prostitución funcionaban en prácticamente cada esquina de calle; y los programas de calidad que pudieran ayudar a los niños a romper este ciclo eran escasos. Durante veintidós años la iglesia había patrocinado el ministerio “Niños del Rey” una noche a la semana, tendiendo la mano a los niños del complejo de viviendas J.C. Napier. Cada jueves, desde noviembre hasta marzo, catorce hombres pasaron la noche en la iglesia en un programa de hospedaje para hombres que trabajaban pero, aún así, se ven imposibilitados de establecer su propio alojamiento.

Una Visión Fresca de Parte de Dios Lo anterior era eficaz, pero Dios le dio a Tina una visión que abarcaría mucho más. Un día, mientras ella regresaba de una visita de hospital en el Hospital Vanderbilt a principios de la primavera, de repente, viajando ella de regreso a la iglesia, vio a los desamparados, las prostitutas, los traficantes de drogas, todos a la vista de la iglesia, tan cerca pero tan lejos de Dios. En lágrimas fue a su pastor y le dijo, “Tenemos que hacer más”. Durante un año, debido a que no teníamos fondos para hacerla parte del equipo, ella trabajó como voluntaria sin paga. Después de 180


Multipliquemos Ministerios Donde la Gente Vive

esto, fue puesta a media jornada, y más tarde a jornada completa como pastora de evangelización. En estos ocho años, Dios ha multiplicado milagrosamente los ministerios de la Iglesia Comunitaria de Trevecca debido al compromiso de Tina y del pastor Dwight Gunter con Dios — “Si Tú abres las puertas, pasaremos por ellas”.

“CrossBRIDGE” Un subvención del proyecto Acceso a la Recuperación permitió establecer muchos programas. La iglesia patrocinó la puesta en marcha de CrossBRIDGE (una empresa sin fines de lucro comprometida con la transformación de los individuos y de la comunidad) BRIDGE son siglas para palabas en inglés las cuales son como sigue: “B” para BUILD (edificar)— edificar líderes por medio de la participación directa, de primera mano, con los niños y los jóvenes de nuestra comunidad. “R” para RESTORE (restaurar) — restaurar vidas destruidas por el flagelo de la adicción por medio de ministerios de recuperación. “I” para INVITE (invitar) — invitar a que la gente venga al calor de unas relaciones significativas y tiernas con Dios y los demás. “D” para DEVELOP (desarrollar) — desarrollar habilidades por medio de clases sobre la crianza de los hijos, la informática, los exámenes de aprovechamiento para el diploma de escuela secundaria, la administración del dinero, la resolución de conflictos y el manejo de la ira. “G” para GIVING (dar) — crear una cultura de reinversión en la comunidad, de devolver los beneficioes recibidos, con un énfasis especial en la reinversión de recursos humanos. “E” para ELEVATE (elevar) — levantar a la gente de la vergüenza, restaurando en ellos la imagen de Dios, comunicando e impartiendo un valor intrínseco a todo. Un Lugar “Hospitalario” La Iglesia Comunitaria del Nazareno de Trevecca se hizo una proveedora para las Sesiones Generales de la Corte de Tratamiento X del Condado de Davidson. Cada domingo por la mañana más de ochenta personas se reúnen durante la hora de la escuela dominical en un grupo de apoyo para gente en recuperación. Los domingos en la noche se tienen clases de prevención de recaídas, con un promedio de asistencia de setenta y cinco personas, las cuales reciben la guía de consejeros profesionales bajo sueldo. Los miércoles por la noche alrededor de setenta y cinco personas se reúnen en un programa de doce pasos que promueve la recuperación y que sirve de puente a una auténtica espiritualidad centrada en Cristo. Este es un programa único con nada que se parezca al mismo en ningún otro lugar. 181


ESTRATEGIA NO. 4

Un “Lugar de Bienvenida” La Iglesia Comunitaria de Trevecca ha trabajado en forma conjunta con las Fases de Recuperación para Mujeres y cuatro Casas de Restauración para hombres proveyendo alimento donado mensualmente por los fieles de la iglesia, así como entregas semanales del depósito de alimentos Segunda Cosecha, a cada una de las casas para mujeres y hombres. También provee ropa, ayuda para el alquiler, pases de autobús, clases para el desarrollo de habilidades para conseguir empleo, y clases de manejo de la ira. La congregación de Trevecca tiene amor, aceptación, es una comunidad de creyentes llena de gracia, que recibe a los grupos en recuperación como si fueran parte de la familia. La Iglesia Comunitaria de Trevecca es considerada “un lugar de bienvenida” – un lugar donde se ama “a pesar de”, un lugar donde la gente puede ser auténtica, no perfecta pero esforzándose en estar cada vez más cerca a Dios. Ampliación de Ministerios Muchos ministerios han evolucionado como una extensión de los programas de recuperación. El miniterio de “Música en la Cárcel” es un acontecimiento anual que involucra más de novecientas personas, setecientos cincuenta presidiarios y doscientos músicos y otras personas de la Iglesia Comunitaria de Trevecca, que adoran juntos detrás de las cercas con alambre de púas de la cárcel. Se realiza una caza de huevos anual para los presidiarios y sus familias en la que los adolescentes de la iglesia llenan 6,000 huevos plásticos. Para Navidad, distribuimos 1,700 bolsos de caramelos a los presidiarios. A los hijos de los presidiarios se les distribuyen mochilas al principio de cada año escolar. KidPOWER (Niños de Poder) Las futuras generaciones no han sido olvidadas. En octubre de 2010 se comenzó KidPOWER. Este programa promueve la pureza de mente y corazón, enfatiza el servicio a la comunidad, la buena condición física de salud y nutrición, la excelencia en lo académico y en las artes, y la reconciliación por medios pacíficos. Este programa ha dado comienzo con veinticinco alumnos de segundo grado de escuela proveniente de la comunidad J. C. Napier, los cuales son traídos a la iglesia cuatro días a la semana, después de la escuela, para enseñarles, uno a uno, con la colaboración de estudiantes de Trevecca Nazarene University [la Universidad Nazarena de Trevecca], y participan en ejercicios físicos, en la educación del carácter y en clases de resolución de conflictos. También se provee una clase de artes y la oportunidad de participar en proyectos de servicio. 182


Multipliquemos Ministerios Donde la Gente Vive

Café Nueva Vida La Iglesia Comunitaria de Trevecca también ha abierto sus instalaciones para ser usadas cinco días a la semana por el Café Nueva Vida, abierto a la comunidad, y cuyos beneficios financian a CrossBRIDGE, que es un ministerio comprometido con la transformación de la comunidad al sur de Nashville. Sus folletos anuncian, “Su aporte al Café Nueva Vida le proporciona a usted la maravillosa oportunidad de ayudar a hombres, mujeres, muchachos y muchachas que viven en una comunidad que sufre los efectos de la pobreza generacional”.

La Bendición y la Fidelidad de Dios, y un Llamado a Hacer Más Actualmente, casi veinte ministerios han surgido en los ocho años desde que Tina recibió la visión de “¡Debemos hacer más!”. Contando todos los departamentos, la congregación de la Iglesia Comunitaria de Trevecca participa en unos ciento sesenta ministerios. Ya sea la iglesia pequeña o grande, el multiplicar ministerios requiere siervos de Dios totalmente comprometidos con Su voluntad, ojos que miran alrededor para ver lo que Jesús ve, y una pasión para usar lo que Dios les ha dado, consagrados a Su servicio y poseídos de una visión “para hacer más”.

183


Matt Friedeman es el pastor fundador de la Iglesia del Nazareno DaySpring en Clinton, Mississippi. Matt obtuvo tres títulos de Kansas University [la Universidad de Kansas] (bachillerato, maestría y doctorado). También posee una maestría en divinidad del Seminario Teológico Asbury. DaySpring creció de cero de asistencia en 2001 a un promedio de 221 en 2010. Matt y su esposa Mary viven en Mississippi.

184


16

SIGAMOS AL LÍDER MATT FRIEDEMAN El sábado después de que nuestra nueva iglesia tuvo su apertura pública, me hallé en las afueras de Jackson, Mississippi, en una clínica de abortos preguntándome como me había metido en tal apuro. Por años había escrito quincenalmente una columna de opinión en un periódico de circulación estatal y, además, sostenido un programa radial diario, en los que urgía a la gente a involucrarse en los problemas de sus comunidades. En el tema del aborto, específicamente, había declarado santurronamente y de manera regular que si los pastores locales tomaban el liderazgo en este asunto y se dirigían a las clínicas de aborto para decir presente a favor de los aún nonatos, la gente de sus iglesias los apoyaría y la tragedia del aborto en nuestro estado terminaría. Ahora, yo era un pastor. Ahora sentía en mi alma la presión de ser más que un hablador. Y, ahora, muy a mi pesar, yo era un activista pro vida. O lo era, o vendría a se un hipócrita descarado. Y ese era sólo el comienzo de mi reacio peregrinaje hacia el liderazgo de tipo “Síganme”. Reacio o no, el mismo se transformaría en el modo de operación del liderazgo de nuestro joven cuerpo de creyentes.

Fundamento Bíblico Este acercamiento holístico a la fe tiene un solido precedente bíblico. La palabra hebrea para “conocer”, yada, tal vez signifique más exactamente “experimentar” o “encontrar”. Aparece por primera vez en Génesis 4:1. La Biblia dice, “Conoció Adán a su mujer” (RVR). En otras palabras, él experimentó o se encontró sexualmente con Eva. A partir de ahí la palabra aparece en muchos contextos a través de la narrativa del Antiguo Testamento, pero su nivel más profundo expresa el deseo de Dios de que su pueblo le conozca – no sólo de manera intelectual sino en una forma mucho más íntima. Ellos experimentarían y se encontrarían con Dios, y actuarían en Su nombre, y esto incluiría conocer a sus vecinos en actos de amor y bondad sacrificiales. Marvin Wilson, al discutir el término yada escribe, 185


ESTRATEGIA NO. 4

La idea de conocimiento, pues, comprendía la personalidad humana entera. Captar cierta cantidad de información no sería suficiente; también implicaba una respuesta en el sentido práctico de la vida, en conducta y cuestiones morales. … En breve, para el hebreo, “conocer” significaba “hacer”. … Iba mucho más allá de la mera actividad intelectual; era actuar. Incluía la actividad típicamente terrenal o el conocimiento personal aplicado a las varias esferas y experiencias de la vida.1 La vida de Jesús ejemplifica este paradigma de fe activa y modelada. En Mateo 4 Jesús llama a sus primeros discípulos; inmediatamente después, comienza Su marcha a través de Galilea, enseñando, predicando y sanando (Mateo 4:23-25). De ahí en adelante, sus enseñanzas incluyen palabras como, “Hagan brillar su luz delante de todos, para que ellos puedan ver las buenas obras de ustedes” (Mateo 5:16), y, “todo el que me oye estas palabras y las pone en práctica es como un hombre prudente” (Mateo 7:24). Los evangelios reflejan una relación vital entre las palabras de Cristo y Sus acciones – con Sus discípulos a remolque. El ministerio de Cristo se halla puntuado por poderosas enseñanzas sobre la importancia de expresar la fe en actos de obediencia. Él explícitamente advierte que no todos los que esperan llegar al cielo lo harán, sino sólo aquellos que poseen una fe activa – dando sustento al hambriento y al sediento y ayudando al extranjero, al enfermo y a los encarcelados (Mateo 25:31-46). Él describe a Su “familia” como aquellos que hacen la voluntad del Padre (Mateo 12:50). De sí mismo dijo, “aunque no me crean a mí, crean en mis obras, para que sepan y entiendan que el Padre está en mí” (Juan 10:38), y “el mundo tiene que saber que amo al Padre, y que hago exactamente lo que él me ha ordenado que haga” (Juan 14:31). Ciertamente, el último mandamiento de Jesús a Sus discípulos, en el primer Evangelio es, “Vayan y hagan discípulos… enseñándoles a obedecer todo lo que les he mandado” (Mateo 28:19-20). Su vida reflejaba esta prioridad, y mandó a sus estudiantes a ir y hacer seguidores fieles que hicieran lo mismo. Roberto Coleman, en su original libro, El plan del Maestro para la evangelización, resume el estilo de liderazgo de Jesús, y Sus implicaciones para los ministros, como sigue: En resumen, aquellos de nosotros que procuramos entrenar a los hombres debemos estar listos para hacer que ellos nos sigan, de la manera que nosotros seguimos a Cristo. ... Somos el escaparate. ... Ellos harán las cosas que oyen y ven en nosotros. ... Debemos aceptar esta verdad en nuestras vidas. No hay manera de evadir ni de evitar nuestra responsabilidad personal de mostrarles el camino a aquellos a quienes entrenamos, y esta 186


Sigamos al Líder

revelación debe incluir las obras externas en la vida de las realidades más profundas del Espíritu ... el mero conocimiento no es suficiente. Llega un tiempo en el que hay que actuar”.2

Iglesia de la Comunidad DaySpring Por lo tanto, reacio pero por necesidad, como el pastor de DaySpring, me sentí obligado por las declaraciones públicas y por los datos bíblicos a liderar con el ejemplo. Aunque el primer sábado después de la inauguración de la iglesia terminé donde al principio no quería ir, esta y otras participaciones subsecuentes han profundizado no sólo en mi vida sino también la vida de mi familia y de mi iglesia. Este acercamiento activo al liderazgo se comunica de dos formas en la Iglesia de la Comunidad DaySpring: en nuestra declaración de misión y en “los hábitos de un miembro de DaySpring”. Primero, nuestra declaración de misión, la que recitamos corporativamente en cada servicio de adoración: DaySpring existe para entusiasmar a hombres y a mujeres, y a niños y a niñas, a que tengan una relación con Cristo Jesús que transforme sus vidas, y para dar libertad a estos discípulos para que ministren en esta comunidad y alrededor del mundo para la gloria de Dios. Por medio de esta declaración explícitamente expresamos y frecuentemente afirmamos una fe y un evangelismo vitales como valores fundamentales de nuestra congregación. A medida que nuestro número de congregantes ha crecido, también lo ha hecho el número de nuestros ministerios, cuya lista aparece en el boletín semanal. Los “hábitos de un miembro de DaySpring” es una declaración que refleja los medios de gracia fundamentales, como Juan Wesley llamara a esos hábitos. Resumen las disciplinas básicas enseñadas en las clases de membresía y en los cursos de discipulado en DaySpring las cuales, a su vez, están organizados alrededor del paradigma de la Iglesia Saddleback que son membresía, madurez, ministerio y misión. Los hábitos son los siguientes: • Asistencia regular a la iglesia • Vida devocional diaria • Dar diezmos regularmente • Participación en un grupo pequeño 187


ESTRATEGIA NO. 4

• Participación en al menos un ministerio interno (para la edificación de la iglesia local) y en uno externo (de compasión o de evangelización). • Participación en la misión global de la iglesia. El liderazgo tipo “Síganme” significa que el pastor no sólo promueve estos valores sino que los experimenta personalmente, y anima a su iglesia a hacer lo mismo. Implica compartir ejemplos específicos de su propia vida con la congregación. El equipo pastoral, los líderes de grupos pequeños y los miembros de la junta de la iglesia están también comprometidos a liderar por medio del ejemplo. Los muchos contextos para la interacción fuera de los servicios de adoración – por medio de grupos pequeños y junto a otra persona en ministerios de alcance a la comunidad – permiten a quienes asisten a DaySpring ver los valores esenciales vividos en las vidas de sus líderes.

“Síganme” Como una Estrategia de Discipulado La estrategia de liderar por medio del ejemplo fue expresada inicialmente en dos situaciones diferentes: el alcance comunitario y la vida de la familia.

Alcance comunitario El temprano énfasis en el alcance comunitario compasivo demostró ser una atracción en cuanto a la membresía y la participación en DaySpring. Yo animé a la congregación a que se me univera en la clínica de aborto, y muchos lo hicieron. Del ministerio pro vida, el alcance comunitario pronto se expandió para incluir la evangelización y el discipulado en el centro de detención del condado, el cual alberga más de setecientos presidiarios. Con frecuencia la gente parece más dispuesta a participar activamente cuando ven al predicador no exhortándolos únicamente sino, más bien, invitándolos a compartir la jornada con él. Había quienes, previamente en otras iglesias, se habían sentido sofocados por pastores que preferían confinar los ministerios – los propios y los de la congregación – a las cuatro paredes de las instalaciones de la iglesia. Pero en el contexto de una congregación activa como la nuestros, estos miembros florecieron. Un miembro dijo, “Esta es la primera iglesia que actualmente confió en mí para conducir algún ministerio”. A los miembros de la iglesia de DaySpring se les anima a escuchar al llamado de Dios hacia nuevas avenidas para alcanzar los de afuera. Esto ha resultado en una plétora de ministerios externos, muchos de los cuáles son guiados por líderes laicos. El número promedio de miembros envueltos en ministerios compasivos semanales fuera de nuestras instalaciones es de ochenta, los cuales 188


Sigamos al Líder

alcanzan aproximadamente setecientas personas a través de estos ministerios. Los ministerios en estos momentos incluyen – • Ministerio en la prisión (el pastor es un auxiliar de capellán) • Estudio Bíblico en la Granja Penal (hemos comenzado a bautizar presidiarios en un servicio de la iglesia una vez al mes) • Consejería en la clínica de abortos (el acercamiento es amoroso – sin gritar, sin hacer burlas, ni exhibir pancartas con fetos abortados. Participan muchos niños y jóvenes) • Centro de Alcance para la Crisis Prenatal • Ministerio a los ancianos y a los enfermos en dos hogares de ancianos (muchos niños participan de este ministerio) • Celebremos la Recuperación para adictos y otros • Ministerios de alimentación del Ángel (una vez al mes; participan mchos niños y adolescentes) • Venta bianual gratuita de cachibaches para beneficiar a los necesitados (participan muchos niños y adolescentes) • Adopte una escuela – programa de donación de libros, tutoría, actividades de enriquecimiento para estudiantes • Ministerio de Grupos de Trabajo y Testimonio (regularmente dentro del estado y fuera del país; los adolescentes participan con frecuencia) Obviamente, el pastor no puede estar involucrado directamente en cada ministerio. Soy un pastor bivocacional con un trabajo de tiempo completo como profesor de un seminario; tengo un programa radial de opinión diario, y tengo otros compromisos familiares como es el dirigir un par de equipos de fútbol. Mi congregación sabe que estoy ocupado, aun en exceso, pero también saben que los esfuerzos evangelísticos y de alcance compasivo es un compromiso esencial en la vida de nuestra iglesia. Ellos disfrutan viendo ese fruto en mi vida, y yo espero verlo en las suyas. Tener un equipo pastoral que lidera por medio del ejemplo ha desarrollado en DaySpring una cultura de ministerio “centrado en otros”. Esto continúa atrayendo nuevos asistentes a nuestra iglesia; en muchos casos su primer contacto es a través de uno de los ministerios mencionados arriba. Cuando se hacen miembros y se involucran en uno de nuestros ministerios, el ciclo se completa. Por ejemplo, un expresidiario, ahora gloriosamente convertido, y su familia, 189


ESTRATEGIA NO. 4

han llegado a ser miembros vitales y activos de nuestra congregación, y participan en los ministerios de nuestra iglesia.

Vida Familiar La segunda arena en la que la dinámica tipo “síganme” ha tenido un impacto significativo incluye la vida de la familia. Al tiempo de plantar la iglesia, mi esposa y yo teníamos cinco hijos; poco después, nació el sexto. Temprano en la vida de la iglesia, muchos miembros expresaron que la razón por la que muchos padres con hijos venían a DaySpring era la reputación de la familia pastoral (“¡Ah – ellos tienen un montón de niños!”) o lo amigable que se era con los niños cuando las familias llegaban a la iglesia. Mientras que el ámbito de edad de la gente de nuestra iglesia abarca desde el nacimiento hasta personas en sus ochentas, muchos de los que son atraídos a nuestro compañerismo parecen ser familias jóvenes. Los padres en la actualidad están hambrientos de liderazgo y de ejemplos notables en el área de la vida familiar, especialmente aquellos que vienen de hogares rotos o quienes no fueron criados en un ambiente cristiano. Quieren establecer un hogar piadoso pero, con frecuencia, les faltan las herramientas o el ejemplo. Mi esposa y yo teníamos 39 y 41 años respectivamente cuando se inauguró la iglesia de DaySpring, y nuestros hijos iban desde uno en el útero hasta los 11 años. Así que, éramos padres mayores pero con hijos pequeños de las edades de muchos de los niños de las familias que eran nuestro principal objetivo. Porque nuestros hijos aman a Cristo Jesús y están activamente involucrados en la vida de la iglesia – ayudando a mover equipos a nuestro edificio cuando fue rentado, y ayudando con el armado y desarmado cada semana, manejando el PowerPoint en los servicios de adoración, y mucho más – estas familias lo han notado y han hecho frecuentes comentarios sobre la ética de trabajo de nuestros hijos, de su actitud jovial y de su pasión por la iglesia. Ellos han confiado en la enseñanza acerca de la vida familiar que oyen desde el púlpito y han comenzado a participar de los “Hábitos de DaySpring” y la misión de la iglesia porque lo han visto modelado en la vida de nuestra familia. Mi esposa y yo funcionamos como un equipo de ministerio, y esto también es beneficioso para la iglesia. En este día y época de familias quebrantadas y de divorcio rampante (aún en los hogares de miembros del cuerpo ministerial), la gente aspira por alguien comprometido con el matrimonio de por vida y que diga, “Sígannos”. Nosotros damos gloria a Dios por la obra de su gracia en nuestras vidas. Y, por favor, entiéndanos – es difícil compartir estas cosas, porque mi intención no es poner en evidencia las virtudes de mi familia sino resaltar la importancia vital de modelar en todos los aspectos de la vida del líder. En el 190


Sigamos al Líder

caso de nuestra iglesia, el matrimonio y la vida familiar, en retrospectiva, sencillamente se ha transformado en un poderoso ímpetu de crecimiento. Hemos sido bendecidos porque nuestros hijos continúan activamente involucrados tanto en los ministerios internos como externos (a todos los miembros de DaySpring se les exhorta a hacerlo). Ellos en la actualidad sirven en varias capacidades en el equipo de multimedia, guían en el servicio de adoración, tocan en la banda del servicio de adoración y asisten con el ministerio de niños de la iglesia. También participan regularmente en el los ministerios del hogar de ancianos y de la clínica de abortos, y en los viajes misioneros. Hay razón para que Dios, por medio de Timoteo, exhorte a los obispos a “ser esposos de una sola mujer” (1 Timoteo 3:3), y a que deban “gobernar bien su casa y hacer que sus hijos le obedezcan con el debido respeto” (1 Timoteo 3:4). Especialmente en el clima contemporáneo, es un testimonio poderoso tanto para las familias creyentes como para las no creyentes, y también una validación del ministerio de la iglesia.

Conclusión Antes de que usted pueda hacer un discípulo, debe saber lo que es un discípulo. Nuestra iglesia trata de articular estas características a través de su declaración de misión y la lista de los “Hábitos para un miembro de DaySpring”. Establecida claramente la definición básica de un discípulo, es deber del pastor ser el primero en vivir esa lista de cualidades tan crítica para la cultura que la iglesia aspira tener. Por medio de la enseñanza y el liderazgo, el pastor debe desafiar a la congregación a hacer lo mismo. Un pastor fundador y su consiguiente equipo de liderazgo dispuestos a liderar por medio del ejemplo han demostrado ser algo esencial para la continua salud y crecimiento de nuestra congregación. Estudio bíblico y oración diarios; plena participación en la vida de la iglesia a través de la adoración, el dar y los grupos pequeños, y también la participación regular en los ministerios de alcance comunitario son todos elementos clave del liderazgo de estilo “Síganme”. Por cuanto los líderes articulan tanto como demuestran las cualidades claves de un discípulo, nuestra iglesia ha crecido en ambos aspectos, en el discipulado y en los números. El componente de alcance comunitario ha sido un efectivo y especial indicador de crecimiento; a medida que nuestra congregación ha cultivado una cultura de orientación hacia otros, nueva gente es atraída a nuestra comunión y, los que asisten, son inspirados a un nivel más profundo de discipulado al ponerle pies y manos a su fe. Si no hay un entendimiento común o un ejemplo claro en cuanto a lo que es un discípulo, la congregación tiene la tendencia, con el tiempo, a asumir el estilo 191


ESTRATEGIA NO. 4

del pastor, en lo espiritual y en la conducta. El pastor debe ser “salvo, santificado y enviado”, y tener una congregación que vea y escuche el desafío a ser igual. Un pastor que dice, “Síganme como yo sigo a Cristo” es un componente esencial para el éxito inicial y la continua vitalidad de la iglesia como cuerpo.

Información Adicional Sitio Web de la iglesia: <www.dayspringonline.org>. Sitio Web político/cultural de Matt en OneNewsNow: <www.inthefight.com>. Archivos del shows The Matt Frideman Show: <www.afa.net/TheMattFriedemanShow>. Asistencia promedio a la iglesia: 250 Estilo de adoración: contemporáneo con banda en vivo. Himnos ocasionales vía banda. Otros miembros del equipo: Jim Joyce, pastor asociado (de tiempo completo). Mary Friedeman (niños/de tiempo parcial). Tim Burnett (jóvenes/de tiempo parcial). Reunión de oración: cada miércoles por la noche. Iniciamos con un cántico, luego leemos un pasaje de la Biblia. Seguimos el paradigma “adoración, confesión y acción de gracias” y dedicamos diez minutos de oración extemporánea en cada segmento, antecediendo cada período de oración con una canción relevante. Luego nos dividimos en grupos separados (hombres, mujeres, niños y niñas, estos últimos guiado por hombres) para la oración de intercesión. Esta es una parte muy importante de la vida de nuestra iglesia, y hemos hallado que es única. Raramente hay reuniones de oración donde se ore exclusivamente. Hemos ganado la reputación de ser una iglesia que usted quiere tener a su lado en los momentos de necesidad. Las sanidades son frecuentes, y los milagros abundantes. No hay escuela dominical: Usamos la iglesia infantil y las reuniones de grupos pequeños en la noche para llenar el vacío educacional y de compañerismo. Instalaciones: Comenzamos en una pista de patinaje y tres años más tarde compramos y nos mudamos a un viejo depósito de muebles (un edificio de metal de 12,000 pies cuadrados). Tenemos algunas convicciones en este aspecto también. Escuchemos al fundador de la Iglesia del Nazareno, Phineas Bresee: “¿Qué pensaría Dios de Su pueblo hoy, gastando su tiempo, energía y el dinero que alimentaría al hambriento y vestiría al desnudo y llevaría el evangelio a los no salvos, en poner piedra sobre piedra, construyendo torres inmensas, con hermosas tallas, agregando ornamentos elaborados y costosos, poniendo miles de dólares en grandes órganos y todo para finalmente alejar a los pobres de los 192


Sigamos al Líder

portales de la llamada casa del Señor? … Queremos lugares tan simples que cada tabla diga bienvenido a los más pobres. Podemos arreglárnoslas sin los ricos, pero no sin predicar el evangelio a los pobres. … Permitamos que la Iglesia del Nazareno cumpla su comisión: no edificios grandes y elegantes, sino alimentar al hambriento y vestir al desnudo y enjugar las lágrimas de los que sufren y reunir joyas para Su diadema” (Brickley 1960:157-158). Vestimenta: Muy casual. El pastor lidera aquí no usando corbata, ni usualmente usando chaqueta, y predica en calzado deportivo o sandalias. Misiones: Típicamente enviamos veinte o más personas por año en viajes misioneros de corto plazo. Las paredes del área de adoración están cubiertas con banderas de las naciones donde hemos ido a ministrar o de donde ha venido gente que ahora participa de nuestro compañerismo. En la actualidad hay unas treinta banderas desplegadas. Los mayores problemas al momento: (1) aparcamiento inadecuado; (2) tiempo pastoral (como profesor tiempo completo, director de un programa de radio y padre de seis, estoy demasiado ocupado para otras cosas); (3) necesidad de un líder capaz para plantar una nueva iglesia.

193


Walter Argueta es un ministro ordenado en la Iglesia del Nazareno, y pastor de la Primera Iglesia del Nazareno Latinoamericana de Owings Mills, Maryland. Walter es graduado del Colegio Internacional de Cristo (bachiller en artes). En los siete años del ministerio del pastor Walter la iglesia ha crecido de 77 en asistencia promedio en el culto de adoración a 460, entre tanto que ha añadido 238 nuevos nazarenos para una membresía total de 250. Walter y su esposa, Doris, viven en Maryland. Roberto Hodgson sirve como Director de Ministerios Hispanos para la región de EUA/Canadá, y como Superintendente del Distrito Latinoamericano del Suroeste. Roberto pastoreó iglesias en Washington D.C., y Maryland. Es graduado del Seminario Nazareno de Costa Rica (bachillerato en artes). Él y su esposa Carol viven en Shawnee, Kansas.

194


17

HAGAMOS DISCÍPULOS HISPANOS SEMEJANTES A CRISTO ROBERTO HODGSON Y WALTER ARGUETA La Iglesia del Nazareno está ministrando en estos momentos en ciento cincuenta y seis área mundiales. Como ya se ha mencionado, se estima que representantes del 80% de esos grupos de personas a quienes les hemos enviado misioneros están, en la actualidad, residiendo dentro de las fronteras de los Estados Unidos y Canadá. Dios ha traído el campo misionero hasta nosotros. ¿Aprovecharemos esta oportunidad? Debemos abrirles nuestros brazos, y amarlos aquí de la misma manera que los amamos allá. Si nuestras iglesias abren sus ojos, descubrirán la emoción y el entusiasmo que las nuevas personas pueden traer a la familia. El mayor de nuestros nuevos grupos de personas es el grupo hispano.

Los Hispanos en Números Considere estos extraordinarios números de la Oficina del Censo de los Estados Unidos. 48.4 millones: la población hispana estimada en Estados Unidos al 1 de julio de 2009, lo que hace de la gente de origen hispano la principal minoría étnica o racial. Los hispanos constituyen el 16% de la población total del país. Además, hay aproximadamente 4 millones de residentes en Puerto Rico, un territorio de los Estados Unidos en el Caribe. 3.1 por ciento: el aumento de la población hispana entre el 1 de julio de 2008 y el 1 de julio de 2009, haciendo de los hispanos el grupo minoritario de más rápido crecimiento. 132.8 millones: la proyección de población hispana en los Estados Unidos para el 1 de julio de 2050. De acuerdo con esta proyección, los hispanos constituirán el 30% de la población de la nación para esa fecha. 22.4 millones: la población hispana de la nación durante el censo de 1990 – menos de la mitad del total actual. 2do: el puesto de la población hispana de los Estados Unidos en el mundo en el año 2009. Sólo México (111 millones) tiene una población hispana mayor que los Estados Unidos (48.4 millones).

195


ESTRATEGIA NO. 4

66%: el porcentaje de personas de origen hispano en los Estados Unidos de descendencia mexicana en 2008. Otro 9% era de trasfondo puertorriqueño, 3.4% cubano, 3.4% salvadoreño y 2.8% dominicano. El resto era de algún otro país de Centro América, América del Sur o de algún otro origen latino o hispano.1

Ventana de Oportunidad Mas de la mitad del crecimiento neto de la población hispana entre ahora y el 2050 vendrá de la inmigración.2 Como extraños en una tierra ajena enfrentarán una miríada de desafíos que la Iglesia del Nazareno debe estar preparada para enfrentar. Con frecuencia las necesidades más inmediatas son las cosas básicas para la subsistencia, como el alimento, la ropa, el alojamiento y el empleo. El ingreso medio en los hogares hispanos en el año 2008 fue $37,913, lo cual fue un 5.6% menor que el año anterior después del ajuste por inflación. El índice de pobreza entre los hispanos es de 23.2%, mayor que el de 21.5% en 2007. Sin embargo, debe notarse que este es un grupo diverso de muchos países diferentes con importantes diferencias culturales a pesar de que hablan español. Por ejemplo, el 62% de los hispanos mayores de 25 años tenían en 2009 al menos una educación secundaria, y el 13% tenía un título de bachiller o uno superior.3 Las iglesias deben descubrir y desarrollar métodos tangibles para demostrar el amor de Dios por el extranjero. Los inmigrantes nuevos no permanecen siendo nuevos. Hay una ventana de oportunidad para alcanzarlos con amor y compasión.

Respuesta Nazarena En los últimos diez años los ministerios hispanos nazarenos en los Estados Unidos y Canadá casi se han duplicado, para un total de 500 iglesias y 30,000 miembros. Hemos establecido la meta de duplicarnos otra vez en los próximos diez años a 1,000 iglesias. El programa modular de estudios de veinticuatro cursos para la ordenación en la Iglesia del Nazareno ha sido traducido al español, permitiendo a muchos en los ochenta distritos de los Estados Unidos y Canadá ofrecer cursos en español para el desarrollo de líderes. Nuestras instituciones educativas nazarenas están respondiendo con programas de bachillerato, maestrías y doctorado en ministerio ofrecidos en español. 196


Hagamos Discípulos Hispanos Semejantes a Cristo

EDUCACIÓN MINISTERIAL EUA/Canadá • Nuestra misión: Preparar a hombres y mujeres para toda una vida de ministerio eficaz. • Módulos disponibles en español • Centros distritales de educación ministerial • Guía de desarrollo ministerial • Curso modular para la ordenación vía Internet: Northwest Nazarene University • Iniciativa para la educación ministerial Latina: Southern Nazarene University <http://www.goglobalatsnu.net/latino.htm> • Maestría en ministerio online/campus: Olivet Nazarene University / Pulso Hispano

Una Historia de un Ministerio Hispano Efectivo en Primera Persona – Walter Argueta La Primera Iglesia Latinoamerica del Nazareno de Owings Mills, Maryland, fue organizada en 1989. La iglesia luchó catorce años por lograr estabilidad, variando su asistencia entre veinticinco y sesenta. Entre los años 2003 y 2010 la iglesia creció hasta cuatrocientos sesenta de asistencia al servicio de adoración. ¿Qué causó la diferencia?

Un Pastor Nuevo En 2003 fui ordenado y asignado como pastor. Los miembros fieles habían vencido numerosos obstáculos para que la iglesia permaneciera abierta. Querían sinceramente crecer y alcanzar a la gente a nuestro alrededor para Cristo Jesús. Nos reuníamos en un sótano que no tenía calefacción, ni aire acondicionado, ni tampoco suficiente iluminación. Al comenzar a crecer, la gente tenía que sentarse en el pasillo y en las escaleras. Nos sentíamos acinados en un lugar que era o demasiado de frío o demasiado de caliente. Pero el Señor nos bendijo. Estábamos ubicados en una zona con una gran población latinoamericana. La comunidad y las tiendas latinas comenzaron a enterarse de nuestra iglesia. Un Nuevo Enfoque Nuestra primera prioridad fue la oración. Además de nuestros cultos regulares, nos reuníamos lunes y viernes para orar y buscar al Señor. Todo lo que hacíamos 197


ESTRATEGIA NO. 4

comenzaba con oración. La base fiel que estaba allí cuando arribé creía en la oración y estuvieron dispuestos a seguir mi liderazgo. ¡Orar, orar, orar! Después de comenzar a orar, el Señor nos guió a evangelizar en las calles. Después del servicio de cada domingo salíamos a las calles y hacíamos evangelismo personal. Nos encontrábamos con los latinos donde estuvieran. Íbamos a las tiendas locales, a los supermercados, a la tiendad Home Depot, y a donde quiera veíamos latinos. Realmente enfatizábamos con nuestro pequeño grupo de líderes entrenados la necesidad de compartir nuestra fe con otros. Y el Señor bendijo. En respuesta a nuestras oraciones se nos hizo posible encuentros divinos con personas, muchas de las cuales vinieron a Cristo Jesús.

Un Nuevo Edificio Crecimos rápidamente a 125 en asistencia en los primeros tres años. En unas facilidades saturadas de gente, con frío o con calor, pronto comprendimos que necesitábamos nuevas instalaciones. En el año 2004 establecimos la meta de reunir $100,000 para ese fin. Una vez más, el Señor contestó nuestras oraciones, ¡y lo logramos! Dios nos permitió alcanzar lo que parecía una meta imposible. En 2006 el Señor nos permitió comprar nuestras presentes instalaciones valoradas en un millón de dólares. Las congregaciones latinas de nuestra área eran conocidas porque otras iglesias les rentaban. Pero ahora nosotros teníamos nuestras propias instalaciones. Esto nos dio una credibilidad creciente entre la comunidad latina. Desde que nos mudamos a nuestro nuevas instalaciones hemos crecido de 125 a 460 en promedio de asistencia. Nuevos Ministerios Dios nos ha recordado continuamente la necesidad de mantener los ojos puestos en los perdidos. Una vez que nos mudamos a las nuevas instalaciones, establecimos nuevas metas y comenzamos nuevos ministerios. Nuestras instalaciones permanecen abiertas casi todo el tiempo con innumerables actividades comunitarias. Tenemos servicios de adoración los domingos, y también los sábados por la noche. Por haber reconocido la importancia de la oración y cómo Dios nos había bendecido, expandimos nuestro ministerio de oración. Continuamos orando los lunes y los viernes, luego añadimos los martes y los jueves, y los sábados temprano a las 5:00 A. M. El primer domingo del mes se constituyó en día de ayuno, y el último viernes del mes en noche de vigilia de oración. Continuamos con nuestro “evangelización en las calles”, y añadimos grupos y células familiares. Nuestra meta es alcanzar 1,000 en asistencia al añadir estratégicamente células en todas las áreas de Baltimore donde se hallen los latinos. 198


Hagamos Discípulos Hispanos Semejantes a Cristo

Reconocemos la necesidad del discipulado de nuevos creyentes, razón por la cual añadimos nuestro plan de discipulado del “Diamante de Béisbol”. Hemos sido inspirados por el Plan del Maestro de la Iglesia Casa de Oración de Cali, Colombia. Hemos desarrollado departamentos dentro de la iglesia (hombres, mujeres, jóvenes y niños) para facilitar nuestros ministerios fuera de la iglesia. Nuestros jóvenes han desarrollado un ministerio de servicio de cafetería denominado NazCafé, y han añadido estudios bíblicos los martes por la noche. Tenemos veinticinco grupos celulares diferentes con aproximadamente diez personas cada uno, los cuales se reúnen por toda la ciudad. Nuestro “ministerio de ujieres” es vital. Nuestros bien entrenados ujieres actúan como recepcionistas, saludando a los asistentes, atendiendo el aparcamiento y como guías de información. Nuestro equipo del ministerio de alabanza ha crecido hasta añadir un segundo grupo para ayudar a proveer una atmósfera que se preste para una gran alabanza. Organizamos grande eventos. Invitamos a predicadores, organizamos conciertos y celebramos nuestra herencia hispana. Hacemos todo lo que podemos para tocar las vidas de tanta gente como nos es posible. Dios está llamando a algunos a cumplir un rol de liderazgo más profundo. Para ayudarles hemos comenzado a enseñar el curso modular de estudios en español, el cual los prepara para la ordenación en la Iglesia del Nazareno. Tenemos un promedio de trece inscritos y se reúnen una vez a la semana. Nuestra visión y misión de hacer discípulos semejantes a Cristo se exitende a todas las naciones. Nuestro grupo de Misiones Nazarenas Internacionales está muy activo. Creemos en las misiones mundiales. Hemos invitado a un número considerable de misioneros para que nos inspiren y nos desafíen. Somos extremadament fuertes en recoger nuestra Ofrenda de Alabastro para ayudar a construir edificios en el campo misionero. Tenemos una misión en El Salvador que apoyamos con trabajadores y finanzas.

Nuevas Metas Dios ha respondido nuestras oraciones una y otra vez. Esto nos da la fe para creer que Él lo hará una vez más, y que podremos lograr cualquier cosa que Él quiera para nosotros. Hemos establecido las siguientes metas para el año 2015. Primero, deseamos usar nuestras instalaciones continuamente. Segundo, queremos involucrarnos en la comunidad en tantas formas diferentes como nos sea posible. Tercero, queremos llegar a una asistencia promedio de 1,000 personas a los servicios de adoración. Cuarto, queremos cerrar la puerta trasera con mejor discipulado. 199


ESTRATEGIA NO. 4

Quinto, queremos tener 100 grupos de células. Sexto, queremos comenzar un ministerio de misiones urbanas en el centro de Baltimore. Séptimo, queremos aumentar el número de estudiantes que se preparan para la ordenación de trece a veinte. Octavo, queremos desarrollar un ministerio bilingüe y contratar a un pastor de jóvenes que hable inglés. Noveno, queremos duplicar nuestro grupo de jóvenes.

Nuestro Futuro Owings Mills tiene una gran población de latinos con necesidades importantes que Dios quiere suplir por medio de nuestra iglesia. Somos un grupo de diversas herencias hispanas, pero somos uno en Cristo Jesús. Nos vemos a nosotros mismos como personas que continuamente renovamos nuestra visión de compartir las buenas nuevas de nueva vida en Cristo Jesús con los perdidos en el área metropolitana de Baltimore. La jornada en la que Dios nos ha puesto ha sido una que ha hecho que nuestra fe sea cada vez más fuerte. Creemos que Dios responde a la oración. Lo ha hecho con nosotros una y otra y otra vez. No nos sentimos cómodos como congregación aún cuando hayamos crecido en números. No estamos satisfechos. Estamos totalmente sometidos a Él y a Su voluntad. Somos una iglesia de embajadores de Cristo Jesús, creyentes en Dios, y llenos del Espíritu Santo, un ejército que continuará alcanzando gente nueva y necesitada con el amor de Jesús. Hoy nuestra iglesia está activa, ocupada y disfrutando de la presencia de Dios. Continuaremos honrando Su nombre en todo lo que hacemos. A continuación presentamos un programa de nuestras actividades en el día de hoy. Domingos 9 a. m. 10 a. m. 2 p. m. 5 p. m. Lunes 7:30 p. m. Martes 5:30 a. m. 7:30 p. m.

Escuela Dominical Servicio Evangelización y Visitación Grupos de Células Oración; varios grupos de células; entrenamiento de líderes de célula Oración temprana Instituto Bíblico; estudio bíblico para jóvenes 200


Hagamos Discípulos Hispanos Semejantes a Cristo

Miércoles 7:30 p. m.

Adoración y Estudio Bíblico

Jueves 5:30 a. m. Oración temprana Diferentes horarios – Grupos de células Viernes 7:30 p. m. Oración Diferentes Horarios – Grupos de Células Sábado 5:30 a. m. Oración temprana Primer domingo de mes Ayuno Último viernes de mes Vigilia de oración

201


1

2

3

4

5

ESTRATEGIA NO. 5 DESARROLLO MULTIFACÉTICO DE NUEVAS IGLESIAS Necesitamos nutrir continuamente un ambiente y un entusiasmo para el comienzo de nuevas iglesias a través de los distritos y las iglesias locales. La quinta estrategia es absolutamente esencial para el futuro de la Iglesia del Nazareno en los Estados Unidos y Canadá. Se deben empezar continuamente nuevas obras, porque las iglesias individuales no viven para siempre. Hoy nos es imposible encontrar las iglesias del Nuevo Testamento en Filipos o Tesalónica, pero esto no significa que no debamos empezar nuevas. Toda iglesia tiene un ciclo de vida. Esa era la pasión de Pablo. Empezó muchas nuevas obras y oró para que sus amigos hicieran lo mismo. Decía, “Intercedan por nosotros a fin de que Dios nos abra las puertas para proclamar la Palabra, el misterio de Cristo” (Colosenses 4:3). Nosotros oramos que Dios abra muchas nuevas puertas para nuestro trabajo en esta región. El propósito de la estrategia número cinco es ayudarnos a descubrir cómo empezar nuevas obras. De alguna manera debemos liberar a nuestros pastores y a nuestro pueblo para este ministerio esencial. Y el superintendente de distrito debe guiarnos continuamente en esa dirección. En los primeros días de nuestra denominación, nuestras congregaciones no solo edificaban sus propias iglesias, sino que

203


ESTRATEGIA NO. 5

siempre estaban pensando en cómo empezar algo en el “próximo pueblo”. Que Dios nos ayude a sentirnos cautivados por el “próximo pueblo”. Oramos con Pablo por “puertas abiertas” y corazones valientes. En los próximos capítulos usted descubrirá entusiastas reportes de cómo tal cosa ya está sucediendo en nuestra región. Capítulo 18

Multipliquemos las Redes de Iglesias Orgánicas Darrell MacLearn, cuarta generación de pastores nazarenos en su familia, nos desafía a fundar cientos de iglesias orgánicas haciendo discípulos que hagan discípulos que hagan discípulos, saliendo de nuestros confortables “graneros”, y plantando “allí fuera” en los campos listos para la cosecha. Darrell nos recuerda que el mismo Espíritu que vino en Pentecostés está soplando un viento fresco sobre la iglesia en Estados Unidos y Canadá. ¿Puede usted ser nazareno y orgánico? ¡La respuesta es un enfático si! Capítulo 19

Comencemos Iglesias de Alto Impacto Stephen Gray compara la fundación de una iglesia de alto impacto (una que alcance 200 en asistencia antes de los 24 meses) con el tomar por asalto las playas de Normandía en la Segunda Guerra Mundial. Stephen nos desafía a considerar el costo inicial de $200,000 a $300,000 como una inversión que bien realizada generará suficiente ímpetu para establecer decididamente una posición firme en una comunidad y dar a una nueva iglesia la habilidad de transformar el tejido de la cultura en que es iniciada. Capítulo 20

Desarrollemos Nuevas Iglesias con muy Poco Dinero Bill Wiesman ofrece un contraste con Stephen Gray. Porque el Señor de la cosecha nos ha dicho que la cosecha está lista (Juan 4:34), y que es abundante (Lucas 10:2), debemos cosechar. Y si debemos 204


Desarrollo Multifacético de Nuevas Iglesias

cosechar, entonces debemos desarrollar estrategias de cosecha que no dependan de las finanzas. Es posible comenzar nuevas obras, ministerios e iglesias literalmente con casi nada de presupuesto Capítulo 21

Cómo Construir un Gran Futuro Stan Reeder comparte el desafío de iglesias que apadrinan el comienzo de nuevas iglesias. Antes de ser superintendente de distrito del Distrito de Oregón Pacifíco, mientras servía de pastor en Westminster, Colorado, su iglesia desarrolló una visión y un plan para patrocinar el comienzo de muchas nuevas iglesias. Capítulo 22

La Fundación de una Iglesia en Kalkaska Marilyn McCool comparte cómo ella y su esposo, David, un fundador de iglesias, se lanzaron por fe a la aventura de comenzar una nueva iglesia. Cuando leí por primera vez la historia de sacrificio de David y Marylin, fui conmovido hasta las lágrimas por la fidelidad de Dios en proveer para aquellos que Él llama. Es una historia reconfortante que se ha repetido vez tras vez a través de la rica historia de la Iglesia del Nazareno. Hombres y mujeres comunes llamados por Dios han dado el paso adelante, han confiado en Dios, y han llegado a ser “gigantes de la fe”.

205


Darrell MacLearn, quien representa la cuarta generación de pastores nazarenos en su familia, sirve en el Distrito Dallas y es el Director de la Red de Iglesias Orgánicas, una red de iglesias orgánicas o simples que se enfocan en establecer relaciones, servir a la comunidad y hacer discípulos que hagan discípulos. Darrell ha servido como pastor en Oregón, Nuevo México y Texas. Tiene una maestría en artes en teología del Seminario de George Fox University [la Universidad George Fox]. Darrell también trabaja con New Church Specialties como entrenador y consultor nacional para distritos y líderes de iglesias deseosos de fundar iglesias no tradicionales y comenzar ministerios de tipo orgánico. Darrell, su esposa Robin, y sus dos hijas residen en McKinney, Texas.

206


18

MULTIPLIQUEMOS LAS REDES DE IGLESIAS ORGÁNICAS DARRELL MACLEARN “Pero cuando venga el Espíritu Santo sobre ustedes, recibirán poder y serán mis testigos tanto en Jerusalén como en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra” (Hechos 1:8). “Y cada día el Señor añadía al grupo los que iban siendo salvos” (Hechos 2:47). “Así, pues, los que recibieron su mensaje fueron bautizados, y aquel día se unieron a la iglesia unas tres mil personas” (Hechos 2:41). “Pero muchos de los que oyeron el mensaje creyeron, y el número de éstos llegaba a unos cinco mil” (Hechos 4:4). “Y seguía aumentando el número de los que creían y aceptaban al Señor” (Hechos 5:14). “En aquellos días, al aumentar el número de los discípulos…” (Hechos 6:1). “Y la palabra de Dios se difundía: el número de los discípulos aumentaba considerablemente en Jerusalén, e incluso muchos de los sacerdotes obedecían a la fe” (Hechos 6:7). “Mientras tanto, la iglesia disfrutaba de paz a la vez que se consolidaba en toda Judea, Galilea y Samaria, pues vivía en el temor del Señor. E iba creciendo en número, fortalecida por el Espíritu Santo” (Hechos 9:31). “Y así las iglesias se fortalecían en la fe y crecían en número día tras día” (Hechos 16:5). ¿Ha terminado este “movimiento de multiplicación de gente”, o sigue el mismo Espíritu de Pentecostés multiplicando Sus discípulos alrededor del mundo? Terry Barker, un misionero nazareno al África, recientemente declaró, “En el continente de África cada día es como un Pentecostés. Villas enteras están siendo salvas”. Cada mes la Iglesia del Nazareno comienza un estimado de 1,200 nuevas iglesias en África. “El trabajo de la Iglesia del Nazareno en el Cuerno de África puede muy bien ser descrito como un movimiento del Espíritu Santo. El crecimiento ha sido como el del Nuevo Testamento. Desde 2005 a 2008, la membresía creció de 15,000 a 90,000. La asistencia creció de 42,000 a 250,000. Las congregaciones crecieron de 539 a 2,535. En medio de este crecimiento

207


ESTRATEGIA NO. 5

enomenal, la Iglesia del Nazareno está trabajando en sólo tres de los 700 idiomas aquí hablados”.1 “Las iglesias están siendo fundadas a un ritmo tal que el Rev. John Yaul Nguth, coordinador de misiones para el Área Uno del Cuerno de África, le tomó casi tres meses caminar a través del área para documentar las iglesias nazarenas. Mientras Nguth viajaba para contar las iglesias ya establecidas, él mismo, al predicar a todo lo largo del camino, comenzó nuevas iglesias. Como consecuencia, el número continuó creciendo”.2 “Estamos presenciando historia y futuro”, dijo Gustavo Crocker, director de la Región de Eurasia. “Lo que estamos viendo en Bangladesh es el resultado de la misiología del siglo XXI: Un grupo de líderes nacionales, totalmente apoyados y equipados por misioneros no residentes comprometidos y capaces, y apoyados por todo nuestro sistema misionero denominacional, ha captado del movimiento del Espíritu Santo en esta nación. Como resultado, el trabajo que visité por primera vez en 1994 ha crecido hasta el punto de llegar a ser un modelo de multiplicación indígena de iglesias”.3 Este es uno de los más grandes períodos de hacer discípulos en la historia. Con todo, al mismo tiempo que celebramos lo que Dios está haciendo alrededor del mundo, lloramos porque la cosecha es mucha y no hay suficientes obreros a nuestro alrededor para cosecharla. Al mismo tiempo que celebramos, somos testigos de cómo se cierran las puertas de las iglesias, y de catedrales vacías diseminadas por las colinas, las comunidades y los centros urbanos de nuestro mundo. Aún así, hay esperanza. El mismo Espíritu de Pentecostés, de África y de Bangladesh está soplando un viento nuevo sobre la iglesia en los Estados Unidos y Canadá, y está llamando misioneros a abandonar el confort de su cultura evangélica y salir e ir a las culturas que les rodean, y hacer discípulos que hagan discípulos y fundar iglesias que funden iglesias. Guiados por el Espíritu, se están levantando misioneros con la misma naturaleza orgánica que hallamos desde el Cuerno de África hasta Bangladesh, los cuale siguen al Espíritu y salen de los graneros y van a los campos listos para la cosecha. Al no permitir que la cizaña de nuestra cultura se lo impida, están redescubriendo lo que significa ser misioneros en los Estados Unidos y Canadá.

Fundación de Iglesias Orgánicas – Una Manera Misionera de Pensar Jesús dijo, “La cosecha está lista y es abundante”. Él también dijo, “Los obreros son pocos”. Mientras reflexiono sobre estas dos verdades bíblicas, me siento sacudido por la realidad de dos ubicaciones. Una es donde está la cosecha, y la 208


Multipliquemos las Redes de Iglesias Orgánicas

otra donde están los obreros. La cosecha está en el campo, no en el granero, y los obreros están en el granero, no en el campo. ¿Será posible que nosotros nos hayamos quedado muy cómodos en el granero, danzando y celebrado el año en que nosotros fuimos cosechados, y hayamos abandonado la cosecha que hoy está lista y es abundante? ¿Es la falta de obreros hoy el resultado de una salvación que los remueve del campo de la cosecha y los lleva a la seguridad del granero? Cuando miramos al movimiento de Dios descrito arriba, una de las cosas que han notado quienes han estudiado estos movimientos es la expectativa inmediata y la cumpulsion guiada por el Espíritu en el nuevo creyente de querer ir y personalmente comprometerse en la misión. Si nosotros vamos a hacer nuevos discípulos y no sólo pasar nuestro tiempo “discipulando el discípulo”, vamos a tener que salir del granero. Lucas 10:2 dice, “Es abundante la cosecha, pero son pocos los obreros. Pídanle, por tanto, al Señor de la cosecha que mande obreros a su campo. ¡Vayan ustedes!” (énfasis agregado). El Señor de la cosecha está llamando a sus obreros a salir del granero e ir al campo de la cosecha. Phineas Bresee lo dijo bien en 1899: “Lo que el mundo necesita hoy es lugares económicos y espaciosos en cada centro de población, donde el evangelio es predicado en el poder del Espíritu Santo y los hombres están agolpados a la cruz de Cristo… No necesitamos fuertes ni barricadas, necesitamos un ejército conquistador, en marcha, que duerme con las armas y en la mañana se apresura a la batalla, llenando el mundo con gente lavada con sangre y redimida. … Hay demasiada edificación de fortificaciones para las pequeñas bandas que se necesitan fortificarse a sí mismas en el territorio del enemigo”. Esta es una manera de pensar misionera. Reflexiones sobre esta pregunta: ¿Es la responsabilidad del pecador dejar su cultura para obtener a Jesús o la responsabilidad del misionero abandonar su cultura para ofrecer Jesús? ¿Es la responsabilidad de un pecador entrar a la vida de un cristiano para hallar a Jesús o la responsabilidad de un cristiano entrar a la vida del pecador para llevarle a Jesús? Cuando nosotros entrenamos a los misioneros, los entrenamos para dejar la comodidad de su cultura, e ir a otra cultura y aprender el lenguaje, vivir entre ellos, aprender su historia y sus costumbres y ayudarles a encontrar a Cristo en medio de su cultura. Nuestra subcultura evangélica está rodeada por culturas distintivas y únicas. Les decimos a aquellos en las culturas a nuestro alrededor que abandonen sus culturas, que entren a la cultura de nuestra iglesia, que aprenda nuestro lenguaje, que canten nuestras canciones, que vistan según nuestro estilo de ropa, que practiqune nuestras costumbres, y mientras hace todo eso, esperamos que encuentren a Jesús. La plantación de iglesias orgánicas trata acerca de que seamos misioneros, que dejemos nuestras culturas, y que entremos 209


ESTRATEGIA NO. 5

en las culturas que nos rodean, ya sean étnicas, económicas, o una subcultura, y que los amemos con el transformador amor de Cristo a medida que plantamos las semillas del evangelio en el fértil terreno de sus vidas.

Jesús va a la Casa de Leví, Heather a Main Stage y Mark al Mall Una historia que se repite en Mateo 9:9-13, Marcos 2:13-17 y Lucas 5:2732 es la de Jesús comiendo con pecadores y cobradores de impuestos en la casa de Leví. Mientras leo esta historia una y otra vez, me sorprende la pregunta, “¿Por qué Jesús comió con ellos?’, una pregunta hecha por los fariseos y maestros de la ley. ¿Por qué simplemente no fue a la casa de Levi y, con una brillosa tarjeta profesionalmente hecha, lo invitó a él y a sus amigos pecadores a la nueva iglesia que estuvieran comenzando en la otra cuadra?” La manera de pensar misionera de Jesús lo guió a tener compañerismo de mesa, lo que significa relación y aceptación, para que el enfermo sea sanado. Jesús fue a la casa de Leví, y Heather fue a Main Stage. Main Stage es un de los cinco club nocturnos de desnudismo en el área de Fort Worth a los que han entrado Heather y un equipo de “misioneros“. Es una cultura única llena de “pecadores y cobradores de impuestos” que necesitan a un doctor o a un misionero que los amen y los traigan a Jesús. Heather y sus amigos son bienvenidos por los dueños y los gerentes y, cuando llegan, es para mostrarles amor a las muchachas. Les sirven de manicuras y de pedicuras, y oran con ellas mientras les lavan los pies. ¿Por qué lavan pies en Main Stage? ¿Por qué no solamente van a la puerta con alguna invitación creativa, estilo iglesia y con brillo, y las invitan a todas a la iglesia que están comenzando en la otra cuadra? Porque lavar los pies tiene que ver con aceptación y relaciones personales, en la misma forma en que compartir una comida lo fue con Jesús? Mientras lavan los pies a las muchachas, oran por ellas y hablan con ellas y las animan. Ahora están ministrándoles a aproximadamente sesenta mujeres por mes. Algunas han aceptado a Cristo Jesús, y muchas han dejado la industria del sexo por completo. Heather dice, “No hay escasez de mujeres que quieran buscar otro ambiente; la escasez es de obreros que les muestren el camino”. ¿Nos suena familiar? La cosecha es abundante – los obreros pocos. Heather está en el proceso de plantar una iglesia. Para poder realmente entender esto, tal vez necesitemos repensar qué queremos decir cuando hablamos de “iglesia” y de “plantar iglesias”. Yo estoy siempre pidiendo a la gente que defina la palabra “iglesia”. Sólo un par de veces alguien la definió como un lugar y un tiempo de reunión. Lo que escucho, vez tras vez, lo cual se apega a la Biblia, es que la iglesia es un grupo de gente. En un esfuerzo por simplificar y comunicar, Hechos 1:8 me ayuda en la definición de iglesia. 210


Multipliquemos las Redes de Iglesias Orgánicas

“Pero cuando venga el Espíritu Santo sobre ustedes, recibirán poder y serán mis testigos tanto en Jerusalén como en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra” (énfasis añadido). La iglesia es el pueblo de Dios, capacitado por el Espíritu de Dios en la misión de Dios en Su mundo. Entonces cuando hablamos de “fundar iglesias”, no estamos hablando de establecer edificios, estructuras, equipo pastoral y programas. Estamos hablando de establecer gente; la gente de Dios, revestida con el Espíritu Santo de Dios, funcionando como Su cuerpo en el mundo. Heather es una misionera que ha dejado el confort de su cultura de iglesia y ha entrado a una cultura en la que está alcanzando a un grupo de personas que no está golpeando las puertas de nuestras iglesias para que se les deje entrar. Ella está haciendo discípulos y discipulándolos para que hagan discípulos. Serán esas mismas muchachas quienes regresarán a los campos llenos de mies como misioneras autóctonas, amando a sus compañeras hermanas como ellas mismas fueron amadas. Jesús comió en la casa de Leví, Heather lavó pies en Main Stage y Mark está yendo al mall. Mark es un misionero de Michigan quien está plantando una iglesia orgánica usando la película JESÚS en un centro comercial lleno de una gran diversidad étnica. Dos pantallas grandes de TV, en un kiosco, muestran la vida de Jesús en 1,090 lenguajes y dialectos, para que los compradores lo vean. Hay consejeros disponibles para orar por los que busquen a Cristo Jesús allí mismo en ese lugar público. Cuando establecemos gente en lugar de edificios las posibilidades son tan infinitas como la creatividad misma del Creador que mora en nosotros.

Plantar Iglesias Orgánicas – Un Estilo de Vida Misional La misión de la Iglesia del Nazareno es hacer discípulos semejantes a Cristo en las naciones. La misión de la Red Nazarena de Iglesias Orgánicas es hacer discípulos que hagan discípulos que a su vez hagan discípulos. Hacer discípulos es nuestra misión. Es lo que nos empuja y es nuestro propósito. El fundar iglesias orgánicas es un asunto de simplificación y de regresar a lo básico. Es en este contexto que la palabra “orgánica” comienza a tener sentido para mi. Las granjas orgánicas tienen que ver con el proceso natural de crecimiento sin el empleo de fertilizantes químicamente formulados ni de estimulantes de crecimiento. Las cosechas orgánicas crecen naturalmente sin aditivos ni preservativos. La producción natural de la buena semilla que se siembra en buen suelo es una cosecha de 30, 60 y hasta 100 veces más de lo que se 211


ESTRATEGIA NO. 5

sembró. Plantar iglesias orgánicas tiene que ver con la simplificación, y con el regresar a la misión que con frecuencia se ha perdido en el enredo de los aditivos. Muchas iglesias hoy gastan todo el tiempo discipulando al discipulado, sin haber hecho por años nuevos discípulos. De aquí que las iglesias nazarenas orgánicas estén bajando la barra en lo de cómo hacemos iglesia, y subiéndola en lo que significa hacer discípulos. Jesús dijo, “Por tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a obedecer todo lo que les he mandado a ustedes. Y les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo” (Mateo 28:19-20, énfasis añadido). Esto no es algo que se nos manda a hacer una vez por semana en el salón de clases de una iglesia al final de la calle. Esto es algo que debemos vivir. Es un estilo de vida misional, que viste al Espíritu Santo y lo camina a lo largo y ancho de nuestras ciudades, saliendo a los campos de la cosecha a nuestro alrededor. Neil Cole escribe, “A donde usted va, el rey va, y a donde el rey va, la gente se arrodilla”.4 Tome un momento y capte el poder de esta afirmación. Si en verdad somos el templo de Dios, llenos con el Espíritu de Dios, entonces a donde nosotros vamos Él va, y Él quiere comer en la casa de Leví para que Leví lo pueda conocer, y que el Rey de reyes se pueda mover de la casa de Leví a la vida de Leví como su templo. Es cuando el mundo a nuestro alrededor esté en la presencia de un Rey de reyes que obre en nuestras vidas que se harán los nuevos discípulos. ¿Ha visto una etiqueta en los parachoques de los automóviles que dice, “Dios, amo a tu Jesús, pero no me gusta tu gente porque no se parecen a Jesús”? Yo he descubierto que la mayoría de la gente que encuentro no tiene problemas con Jesús – sólo tienen problemas con Sus representantes. Pero, cuando la gente llena del Espíritu, que encarna el poder y la presencia del Dios viviente, salga de sus barricadas y comience a amar como Cristo amó, a ir donde Cristo fue, y a servir como Cristo sirvió, los nuevos discípulos serán hechos, y se escribirá de nuevo la etiqueta de los parachoques para que diga, “Dios, amo tú Jesús y amo a tu gente – porque se ven, aman y viven como Jesús”.

Jay y Jodi se Transforman en Misioneros Jay y Jodi descubrieron la verdad de esto cuando de transformaron en misioneros y comenzaron a reajustar su tiempo de “iglesia” a su tiempo de “misión”, y Dios los cambió de la misma manera que cambio a sus vecinos de enfrente. Por años, Jay y Jodi dejaban sus vecinos para ir a ministrar a los vecinos de otras personas. Su tiempo se consumía tres o más días a la semana viajando a través de tres ciudades para ir a su iglesia, donde pasarían la mayor parte del tiempo 212


Multipliquemos las Redes de Iglesias Orgánicas

“siendo alimentados” y ministrándoles a creyentes. Cuando Dios los llamó a servirles como misioneros a sus vecinos, tomaron la decisión de usar el mismo tiempo que pasaban en la carretera y en los ministerios de su iglesia y reinvertirlo en su vecindario, acercando amorosamente a sus vecinos a Jesús. Ahora, ellos no sólo están discipulando sus vecinos, sino que los discipulan para que, a su vez, hagan discípulos. Esto ha transformado de tal manera las vidas de Jay y Jodi que están simplificando sus vidas aún más, vendiendo su casa en los suburbios, y mudándose a otro campo de cosecha abuntante y listo para cosechar. Un lugar donde Jodi pueda usar intencionadamente su entrenamiento universitario en favor de la misión. Vivir misionalmente no sólo hace nuevos discípulos – también transforma y continua cambiando al discipulador. Cuando el enfoque de Jay y Jodi cambió de un ir a la iglesia a un ser la iglesia en misión en su vecindario, la Palabra de Dios comenzó a cobrar vida en una forma nueva y transformacional para ellos y para sus hijos.

La Siembra de Iglesias Orgánicas – Una Metodología de Multiplicación La Gran Comisión nos muestra el cuadro de un Dios con un corazón que quiere la multiplicación. Se trata de hacer nuevos discípulos que puedan hacer discípulos. Me cansé de hacer discípulos que solo pudieran decir, “Venga, conozca a mi pastor. Él puede transformarlo”. Yo quiero hacer discípulos que digan, “Venga a conocer a mi Cristo. Él puede transformarlo”. Hemos hecho demasiados discípulos que están más interesados en ayudar a la gente a encontrar su “iglesia” que ayudarlos a encontrar a Cristo Jesús. La Gran Comisión no es una descripción de trabajo del pastor sino una descripción de trabajo de un discípulo. Dios llama a Su novia a Amarlo con todo el corazón, alma, mente y fuerzas. Dios llama a Su novia a Amar a su prójimo como a ella misma, y Dios llama a Su novia a quedar embarazada y dar a luz hijos fértiles. Dios no se casó con una novia estéril, sino que a través de la Biblia vemos el corazón del esposo de la iglesia deseoso de que se dé fruto y de que haya multiplicación. Cuando la semilla de Dios es sembrada en suelo fértil, producirá un cosecha multiplicadora de treinta, sesenta y aun cien veces (Marcos 4). La Gran “Misión de Ir” dice, “Por tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a obedecer todo lo que les he mandado a ustedes”. Nótese en el esquema siguiente la multiplicación que sucede en este ciclo de la Gran “Misión de Ir”. 213


ESTRATEGIA NO. 5

EL CICLO DE LA GRAN “MISIÓN DE IR” Ir Go

One se Uno Becomes hacen dos Two

Hacer Make

Multiplicación Discipleship de Multiplication Discípulos

Obedecer Obey

Baptize and Teach Bautizar y Enseñar Ir Go

Two se Dos Becomes hacen cuatro Four

Hacer Make

Multiplicación Discipleship de Multiplication Discípulos

Obedecer Obey

Baptize and Teach Bautizar y Enseñar Do theelmath andy win world one disciple ata la a time. Haga cálculo ganethe el mundo un discípulo vez.

A mí se me ha mandado a ir y hacer discípulos y bautizarlos y enseñarles a obedecer. Ahora, la próxima palabra es importante. Ellos deben ser enseñados a obedecer todo lo que se les mande. Hay muchos mandamientos resumidos en el arrollador mandamiento de amar a Dios y a los demás y, en ese amor que es vertical y horizontal, está incluido el mandamiento de ir hacer discípulos. Por lo tanto, si los enseñamos a obedecer todas las cosas, les estaremos enseñando a ir y hacer discípulos. Ahora, los dos vamos y los dos hacemos discípulos y bautizamos y enseñamos, y el ciclo continúa, y la multiplicación es exponencial. ¿Qué pasaría si cada creyente fuera discipulado para hacer discípulos? ¿Están diseñados los programas de nuestras iglesias para producir discípulos que hagan discípulos, o para invitar a amigos a que conozcan al pastor? ¿Qué necesita ser 214


Multipliquemos las Redes de Iglesias Orgánicas

eliminado de la “programación” de su iglesia para que usted le pueda dar énfasis a lo de hacer discípulos que hagan discípulos? ¿Quién lo está discipulando a usted y a quién está usted discipulando? ¿Qué pasaría si cada iglesia enviara misioneros que fundaran iglesias misionales según nosotros hemos definido la “iglesia”, que hicieran discípulos que hagan discípulos, iglesias que luego intencionadamente enviaran a misioneros y fundaran más iglesias, y así saturaran nuestras ciudades con simples y reproducibles iglesias misionales? Nuestra misión en el Movimiento Nazareno de Iglesias Orgánicas es hacer discípulos que hagan discípulos. Nuestra visión es tener una “iglesia” a distancia de a pie para cada persona en el mundo. Para lograr esta visión, las iglesias deben multiplicarse. Para que las iglesias se multipliquen, estos discípulos, nuevos y viejos, deberán ser intencionales en plantar iglesias simples y reproducibles. No es suficiente para los líderes de iglesias y de la denominación querer plantar iglesias o tener una visión, un presupuesto y ni siquiera un plan para plantar iglesias. Los líderes denominacionales, los líderes de las iglesias y aun los nuevos discípulos deberán trabajar juntos para intencionadamente plantar iglesias que tengan un ADN que les lleve intencionalmente a plantar iglesias, multiplicando y saturando las culturas alrededor nuestro hasta que halla una iglesia a donde todas las personas del mundo puedan llegar caminando.

John Funda Iglesias Nómadas – Iglesias sin Hogares John Huddle, un sembrador de iglesias orgánicas en Los Ángeles, sabe lo que significa hacer discípulos que hagan discípulos y, como resultado, plantar iglesias que planten iglesias. Él está comenzando el proceso de saturar su mundo con iglesias que tienen el ADN de plantar iglesias simples y reproducibles. Todo comenzó en una camioneta Suburban a las 4:47 p. m. de un viernes cuando John y Terrence empezaron a recoger un montón de gente para una iglesia orgánica en un apartamento en las calles Adams y Crenshaw en el centro de Los Ángeles. Terrence es un estudiante universitario y John es un instructor universitario y plantador de iglesias. John y Terrence se han conocido por unas cuatro semanas, y formaba parte de un Grupo de Transformación de Vidas (GTV) juntos. En la Suburban, un viernes por la noche, John guió a Terrence a Cristo. Una semana más tarde, Terrence halló a Mark, un desamparado que conoció en el aparcamento de un supermercado lavando parabrisas de automóviles por dinero. Terrence había sentido urgentemente en sus entrañas que debía conocer a esta persona en ese día y en ese momento por alguna razón. Terrence guió a Mark a volverse un seguidor de Cristo Jesús una semana más tarde, sentados en una colina observando el panorama del lago Piru. Mark se 215


ESTRATEGIA NO. 5

mantenía sobrio por un par de semanas, pero al no tener un hogar, y sentirse completamente solo, volvía a caer. Pero cada semana participaba en el GTV. Y por medio de Mark se abriría el mundo del parque. Vieron crecer el GTV rápidamente y, simultáneamente, nació una iglesia. La iglesia era una mezcla de matrimonios de trabajadores, solteros con hijos, parejas casadas de desamparados, desamparados solteros, personas solteras sin hogar pero con un hijo, estudiantes de escuela secundaria, preparatoria y primaria. No se tenía un grupo meta. Mientras tanto, la iglesia que John había comenzado en la esquina de Adams y Crenshaw continuaba avanzando, pero luego del día en que conoció a Mark en el GTV, se hizo evidente que otra iglesia estaba naciendo en el parque con Mark. Comenzaron con tres personas. Luego todo se dio en rápida sucesión. John engendró a Terrence (Mark se les unió), Terrence engendró a Mark, Mark engendró a Dave y Deena, Dave y Deena engendraron a Kara, Kara engendró a Stan; luego Mark engendró a Kellie y Gracie y, en el proceso, se unieron Bob y J. B., como también los Skeltons y Tijari y Howard y Nora y Fran y muchos, muchos otros, incluyendo los vecinos de John, que le habían jurado que “nunca hablarían de Dios o de religión”, pero que llegaron a creer y a participar en la tarea redentora con Dave y Deena. Cuando ellos supieron de esta iglesia nacida en el parque, Cristo Jesús les dio muchas oportunidades de compartir Su amor y Su historia en sus vidas con los que allí se reunían. En cinco semanas la iglesia en el parque creció hasta veinticinco o más, un tamaño demasiado de grande. A partir de entonces, han visto nacer otra iglesia en una bolera al cruzar la calle, en un restaurante de comida rápida KFC, y dos más en cafeterías. Esto sucedió en el año 2009. Desde el año anterior, el 2008, se habían estado reuniendo en tres lugares y, en una ocasión, alguien hizo el comentario, “¿Dónde nos reuniremos la próxima semana? Caramba – somos como los nómadas, ¿verdad?” A partir de ese momento la pregunta de todos sería, “¿Vas a los Nómadas?” John y los Nómadas en Los Ángeles están haciendo discípulos que hacen discípulos y, a partir de ahí, están fundando intencionadamente iglesias que fundan iglesias, multiplicando y saturando su mundo para Cristo.

Sembrar Iglesias Orgánicas – Un Movimiento Para Alcanzar el Mundo de Hoy Esto puede que no se parezca a aquello a lo que estamos acostumbrados: iglesia en un parque, en una bolera, en un KFC, en cabarets, en centros comerciales y en las casas del vecindario. Puede que resulte incómodo, porque “nunca antes lo hemos hecho de esta manera “. Sin embargo, “La mies es mucha, pero los 216


Multipliquemos las Redes de Iglesias Orgánicas

obreros pocos”. La cosecha es mucha y una sola forma de fundar iglesias nunca alcanzará a las multitudes que esperan por un misionero. Es tiempo de que empecemos a pensar como misioneros, y que dejemos nuestra cultura e intencionadamente y entremos en los grupos de personas que nos rodean, y que vivamos la misión de hacer discípulos que puedan hacer discípulos. Es tiempo de que saturemos nuestro mundo con iglesias que planten iglesias hasta tener grupos de discípulos capacitados con el poder del Espíritu en la misión de Dios y establecidos a una distancia a la que todas las personas del mundo puedan llegar caminando. Beneficios de Sembrar Iglesias Orgánicas • Poca o nada de inversión financiera • Aumento de ofrendas misionales • Aumento de la capacidad de dinero en el ministerio • Aumento de participación de la gente • Aumento en el enfoque de discípulos que se reproduzcan • Viabilidad de autosostén en ambientes carentes de recursos • No existen barreras geográficas, culturales, estructurales o logísticas • Simple y reproducible • Desarrollo de liderazgo natural y relacional • Rápida adaptación de estrategias misioneras a una cultura en permanente cambio “Oren, por tanto, al Señor de la cosecha que envíe obreros a los campos de cosecha”. Miles de nosotros hemos puesto la alarma de nuestros relojes a las 10:02 para orar cada día según Lucas 10:2. Estamos orando por compañeros que se nos unan en el campo para la cosecha. Estamos orando por usted. “Vayan – Yo los envío”. Se necesita todo tipo de iglesia para alcanzar a todo tipo de gente. ¿Qué tipo de gente alcanzará usted?

217


Por los últimos 20 años, Stepehn Gray ha participado en la transición, el reinicio y la fundación de nuevas iglesias. Stephen es el Director Nacional de Misiones de la Iglesia Bautista General. Stephen recibió su doctorado en ministerio del Seminario Teológico Ausbury, y ha publicado varios libros y escrito numerosas guías y herramientas para plantar iglesias para la Iglesia Bautista General.

218


19

COMENCEMOS IGLESIAS DE ALTO IMPACTO STEPHEN GRAY El 6 de junio de 1944, los aliados arribaron a las playas del norte de Francia. El mundo sostenía el aliento mientras comenzaba la anhelada emancipación de Europa del opresivo régimen de Adolfo Hitler. Después de una lucha aparentemente sin esperanza en el teatro europeo, miles de tropas aliadas asaltaron las costas con el fin de quebrar la columna vertebral de la maquinaria bélica alemana. Muchos hombres valientes perdieron sus vidas ese día en el esfuerzo de aplastar al enemigo y crear una oleada estratégica que generara suficiente ímpetu para establecer decididamente una posición de apoyo, lo cual terminaría dando a los aliados la capacidad de ganar la guerra. Aunque pueda parecerle extraño, creo que fundar una iglesia de alto impacto se parece mucho al asalto de las costas de Normandía. Usted necesita una masa crítica de gente, ímpetu, y docenas de individuos dispuestos a dar el todo por el todo. Lanzar una iglesa de tamaño considerable y de alto impacto promete un enorme y positivo potencial, pero aún implica cargar con la posibilidad de un fracaso catastrófico. Sin embargo, cuando se hace bien, una iglesia de alto impacto generará bastante ímpetu como para establecer decididamente un posición permanente en una comunidad, y dar a la nueva iglesia la capacidad de transformar la cultura en la cual es lanzada. Lanzar una iglesia de considerable tamaño y de alto impacto es uno de varios caminos para fundar una nueva iglesia que sea eficaz en una comunidad.

¿Por qué Lanzar Iglesias Grandes y de Alto Impacto? Establecer una iglesia de alto impacto no es sólo cuestión de números. Tiene que ver más con la habilidad de impactar y transformar a un alma necesitada, a una ciudad, a un condado y a un país. Permítame sugerirle cinco razones para fundar iglesias de alto impacto.

1. Romper Barreras de Crecimiento Romper las barreras de crecimiento en una iglesia es muy difícil. La mejor manera de romper cualquier barrera es hacerlo rápido. Una de las barreras de crecimiento más significativas en la vida de una iglesia es la barrera de los 219


ESTRATEGIA NO. 5

doscientos. Romper esa barrera será un importante elemento para redirigir el ímpetu. Una iglesia nueva tiene que sobreponerse a muchas barreras. Si es iniciada con menos de doscientas personas y permanece estancada por un tiempo determinado, tendrá que luchar apenas para sobrevivir. La atención se desviará del rol primario de la evangelización al de la supervivencia y el mantenimiento. De acuerdo con Peter Wagner, una iglesia nueva debe “esperar pasar la barrera de los doscientos en unos doce meses después de la inauguración pública. Si no la ha pasado en dos años, algo no está yendo bien, y sus oportunidades de lograrlo disminuyen grandemente”.1 Entonces, ¿cuán pronto debe una iglesia esperar superar la barrera de los doscientos? Algunos han dicho que debe suceder en el primer año; otros enseñan que una iglesia nueva debe alcanzar doscientos en los primeros dieciocho meses. Hace varios años conduje una investigación para descubrir la respuesta a esta pregunta. Quería saber qué era lo que hacía que una iglesia nueva creciera rápidamente. Estudié las iglesias nuevas que estaban luchando y las comparé con aquellas que parecían haber explotado. Uno de los descubrimientos significativos de esta investigación tuvo que ver con la velocidad del crecimiento (se puede leer más sobre esto en mi libro Planting Fast-Growing Churches (Plantemos iglesias de rápido crecimiento), [Randall House Publishing]. Descubrí que el setenta y siete por ciento de las iglesias nuevas de rápido crecimiento alcanzaron un promedio de asistencia semanal de doscientos alrededor del vigésimocuarto mes. Sólo un veintitrés por ciento de estas iglesias de crecimiento rápido rompieron esa barrera después de ese tiempo. Es significativo entender, estadísticamente hablando, que si al fundarse una iglesia, la misma no rompe dicha barrera en los primeros dos años, aumenta la posibilidad de de que nunca lo haga.2 El ímpetu es una cuestión medular que funcionará a favor o en contra de una iglesia nueva. El tamaño de una nueva congregación establecerá la agenda para su futura viabilidad y efectividad. Por favor, entienda – aquí no se está cuestionando el compromiso ni el llamado de una nueva iglesia que no alcance los doscientos. Tampoco estoy intentando decir que las iglesias pequeñas no sean efectivas ni válidas. Simplemente estoy afirmando lo que más de veinte años de experiencia me han enseñado. A menos de que una nueva iglesia alcance la marca de los doscientos rápidamente, aumenta la posibilidad de que su ministerio decaiga y sea presa de la lucha por la supervivencia.

2. Las Iglesias más Grandes son más Fáciles de Controlar Las iglesias más grandes son más fáciles de controlar. Yo sé que esto puede ser algo contrario a la intuición, pero es la verdad. Cuanto más grande crece una 220


Comencemos Iglesias de Alto Impacto

iglesia, más fácil será controlarla, habrá mayor participación en el discipulado y existirán más oportunidades para que los asistentes se enfrasquen en relaciones más estrechas. El mundo científico le llama a este fenómeno un “escalamiento de poder”.3 En esencia, es una teoría afirma que cuanto más grande es el organismo, menos energía se necesita para mantenerlo vivo. Por años los científicos pensaron que la energía usada para mantener vivo a un ratón era mucho menor que la de un animal más grande, como un elefante. Contrario a la creencia popular, los hechos revelan lo opuesto. El escalamiento de poder revela que cuanto mayor es el organismo, menos energía necesitará para mantenerse vivo. George Johnson, un escritor de ciencia, reporta que, “Un organismo crece de acuerdo al tamaño que le hace más eficiente. Esta es la razón por la cual la naturaleza ha desarrollado animales grandes. … Es una manera mucho mejor de utilizar la energía. Esto puede explicar también el motivo por el cual las corporaciones se fusionan. Lo pequeño puede ser bonito, pero es más eficiente ser grande”. Aunque los científicos humanistas creen que un fenómeno tal es efecto de la evolución, nosotros creemos que es parte del orden creado por Dios. ¿Qué tiene esto que ver con la iglesia? Simple. Las iglesias pequeñas utilizan más recursos y mayor esfuerzo para mantenerse vivas y avanzando que las iglesias más grandes. Las relaciones son más forzadas; las decisiones son a menudo más difíciles de tomar en el esfuerzo de mantener a todos contentos, y el discipulado se atasca. El crecimiento de la iglesia es un mandamiento. De hecho, es lo que ocurre naturalmente en un organismo u organización saludable. Si una iglesia es saludable, crecerá. A medida que la iglesia crece, su manejo será más fácil, requerirá menos energía para mantenerse viva, y creará mayores oportunidades para el alcance efectivo de la comunidad. Debemos animar a las iglesias a que crezcan en mayor tamaño y más rápidamente, y a celebrarlo.

3. Credibilidad Las iglesias nuevas son a veces vistas como grupos disidentes, descontentos y quejosos. Para la iglesia nueva no existen los muchos años de interacción con la comunidad, y esto hace difícil crear un sentido de estabilidad. En una comunidad pequeña, la credibilidad es aún más importante. El crecimiento rápido de una nueva iglesia puede “llamar la atención” lo suficiente en el vecindario como para ayudarle a obtener la credibilidad que necesita. 221


ESTRATEGIA NO. 5

4.Finanzas Las iglesias establecidas han tenido décadas para construir dadores habituales y leales. La iglesia establecida tiene la ventaja del diezmo institucional y tradicional. Una iglesia nueva no posee ese lujo. Los nuevos creyentes, como los que sólo vienen a curiosear a la iglesia nueva, raramente poseen la madurez espiritual de entender la necesidad de dar para la obra de Dios. Naturalmente, será necesario tener una mayor base de dadores para mantener una iglesia a flote. Sin una membresía grande de dónde obtener los recursos, una nueva iglesia tiene una mayor posibilidad de volverse financieramente anémica. La simple adquisición de mesas, sillas, sistema de sonido, computadoras y cosas similares pueden tornarse en una carga financiera insoportable y desviar los fondos del trabajo real de la Gran Comisión que la iglesia haga. 5. Estima Corporativa El ímpetu es algo un tanto caprichoso para una iglesia nueva. El ímpetu positivo puede encender la pasión, motivar a los miembros y hacer que más personas se unan al empuje. El ímpetu negativo, por otro lado, puede tener un efecto igual de grande en la nueva congregación. Puede generar un fatalismo emocional depresivo capaz de atrapar las mentes y los corazones de aquellos que soñaron grandes sueños. Este es uno de los problemas más difíciles de vencer para una iglesia nueva. Multitudes atraen multitudes. ¿Por qué? Las iglesias recién fundadas han sido infundidas de una alta expectación de éxito. Aquellos que llegan a ser parte de una nueva iglesia lo hacen motivados y alentados por una apasionada visión de cambiar el mundo. La misma visión que los motiva también los hace más vulnerables a la baja moral. Cuando una iglesia nueva no alcanza a vivir la experiencia esperada, se puede producir un palpable desánimo. Ese descontento puede ser un golpe fatal para una iglesia nueva.4

¿Qué es una Iglesia de Alto Impacto? Bien, ahora que hemos explorado porqué la fundación de iglesias de alto impacto puede ayudar a vencer ciertas barreras, permítame responder a una pregunta más básica: ¿Qué es exactamente fundar una iglesia de alto impacto? Si no es sólo números, ¿de que se trata? El 5 de enero de 2009, en West Plains, Missouri, la Iglesia Génesis tuvo su gran servicio de apertura con más de 220 de asistencia. En unos pocos meses, esta nueva iglesia había celebrado más de cuarenta conversiones, treinta y cinco bautismos y docenas de individuos que regresaron a Cristo. Para la Semana Santa de 2010, un poco más de un año después de su gran apertura, la Iglesia Génesis lanzó un tercer 222


Comencemos Iglesias de Alto Impacto

servicio con una asistencia de 530. Desde el día en que esta iglesia abrió sus puertas, ha tocado miles de vidas y causado un impacto enorme en la comunidad de West Plains. Ahora están en el proceso de construir su primer edificio, y tienen el sueño de iniciar muchas otras iglesias en las comunidades que les rodean. Puede visitar su página Web en <www.genesiswired.org>. En septiembre de 2006, en Zephyrhills, Florida, la Iglesia Nuevo Caminar tuvo su gran servicio de lanzamiento con más 320 de asistencia. Para Semana Santa de 2010, Nuevo Caminar alcanzó un nuevo record de 1,800 de asistencia en cinco servicios. La iglesia promedia ahora una asistencia semanal de ochocientos cincuenta y es testigo de la transformación de cientos de nuevos creyentes. Sólo el año pasado, tres veces el pastor Gary Baldus, el pastor principal de Nuevo Caminar, tuvo servicios de bautismo en la playa local de Clearwater y bautizó a más de noventa personas en cada oportunidad. La iglesia ahora compró un terreno de once acres y pronto estará construyendo sus instalacines. Estamos confiando que, con la ayuda y bendición de Dios, esta iglesia continuará creciendo y celebrando un tremendo impacto en la comunidad a la que sirve. Puede descubrir más acerca de esta iglesia en <www.mynewwalk.com>. Lanzar iglesias de alto impacto no es fácil. Aún así, si se hace bien, producirá enormes resultados para el reino de Dios. Por favor, entienda – no se trata sólo de grandes números; pero cada número representa una vida, por lo que hablar de números nunca debe hacernos sentir molestos. Para poder lanzar una iglesia de crecimiento rápido que produzca un impacto significativo en su comunidad, creo que se necesitan siete componentes, cada uno en su lugar.

1. Adoración apasionada La adoración apasionada es una necesidad. Note que no dije adoración “contemporánea”. Creo que necesitamos ir más allá de la polémica que simplemente enfrenta lo tradicional versus lo contemporáneo. Note que no dije “música”. Adoración es más que el formato de la música. ¡La adoración es holística! La adoración envuelve música, compañerismo, predicación y servicio. De hecho, Romanos 12:1 indica que la adoración no debe ser relegada a un día a la semana. Más bien, debe ser la suma total de nuestra vida: “Les ruego que cada uno de ustedes, en adoración espiritual, ofrezca su cuerpo como sacrificio, santo y agradable a Dios”. Si una iglesia ha de llegar a ser de alto impacto, debe desarrollar una cultura de adoración apasionada. Un servicio de adoración apasionada se diseña para ayudar a la gente a experimentar y conectarse con Dios en una manera que les ayude a comprometerse y servir como misioneros en su propio contexto personal. No es 223


ESTRATEGIA NO. 5

un asunto de lo contemporáneo vs. lo tradicional; es mucho más profundo que eso.

2. Masa Crítica Como se mencionó anteriormente, si una iglesia ha de desarrollar ímpetu en la comunidad, debe crecer rápidamente para poder romper las barreras pronto. La masa crítica cambiará de acuerdo con la ubicación en donde se lance la iglesia. Esto puede describirse mejor en términos de la existencia del suficiente ímpetu para producir posterior crecimiento, llevando a la iglesia al autosostenimiento, al autogobierno y a la autopropagación. 3.Fondos Apropiados Lanzar una iglesia de alto impacto no es barato y, por lo tanto, muchos temen intentarlo. De acuerdo con la investigación que completé en 2007, la cual se halla en mi libro Planting Fast-Growing Churches (Plantemos iglesias de rápido crecimiento), una iglesia de rápido crecimiento necesitará entre $200,000 y $300,000 dentro de un período de dos años.5 ¿Puede hacerse con menos dinero? ¡Si! Sin embargo, usted obtiene lo que paga. No olvide que las cosas que consideramos muy necesarias para poder funcionar adecuadamente en una iglesia establecida (instalaciones, sillas, equipamiento de oficina, y muchos otros elementos) deben incorporarse rápidamente en una nueva iglesia de alto impacto. Véalo de esta manera: “Las iglesias de más de quince años de edad ganan al año un promedio de solo tres personas para Cristo por cada cien miembros, pero las iglesias de menos de tres años de edad ganan un promedio de diez personas para Cristo por cada cien miembros”.6 El tamaño promedio de una iglesia estadounidense es de setenta a ochenta de asistencia semanal, y tiene más de quince años de edad. Esto significaría que una iglesia promedio, de acuerdo con los datos anteriores, está alcanzando una persona por año para Cristo. Una iglesia de setenta a ochenta personas tiene un presupuesto promedio (dependiendo del lugar de ministerio) de $125,000 anuales. En un período de dos años, esa iglesia gastará alrededor de $250,000 y celebrará la salvación de dos personas. El costo promedio de desarrollar su ministerio será de alrededor de $3,000 por miembro en un período de dos años. Por otro lado, una iglesia de alto impacto que alcance doscientos en los primeros dos años será mucho más eficiente. Si esa nueva iglesia utiliza $250,000 en un período de dos años, y cuenta con doscientas personas, el costo del ministerio es aproximadamente $1,200 por persona. Esa nueva iglesia gastará la misma suma de dinero, ganará más gente para el reino y su ministerio costará menos por persona. 224


Comencemos Iglesias de Alto Impacto

4. Liderazgo Fuerte Si una iglesia de alto impacto va a hacer una diferencia, necesitará ser guiada por un líder de alta calidad. Como con cualquier otra organización, una nueva iglesia crecerá o caerá por su liderazgo. 5. Buen Sistema de Discipulado Si una iglesia se desarrolla sólo basada en los números, no será una iglesia de alto impacto. Fundar una iglesia de alto impacto requiere un excelente sistema de discipulado. El propósito de la iglesia no es lograr gente salvada sino crear discípulos “semejantes a Cristo”. Esto puede ser hecho sólo si se desarrolla un sistema intencionado que permita llevar a un visitante desde su primera visita hasta ser un siervo de Cristo por el resto de su vida. A la mayoría de las iglesias en los Estados Unidos les cuesta comprometer a la gente a un nivel más profundo y nutrir en los individuos un compromiso personal de por vida con el discipulado. Las iglesias están llenas de personas que pueden repetir versículos, que saben mucho acerca de la historia bíblica antigua, y que pueden compartir conceptos teológicos relacionados con la muerte y resurrección de Jesús. Nosotros no tenemos un problema de conocimiento en la iglesia de hoy – tenemos un problema de aplicación. Sabemos mucho pero hacemos poco. El discipulado no tiene que ver con el conocimiento – tiene que ver con el hacer, el enviar y el vivir la vida de Cristo. Cualquiera puede conocer una lista de hechos y datos, pero el verdadero discípulo los pone en práctica. Una iglesia de alto impacto es una iglesia que pone en operación sistemas intencionados para crear una atmósfera de crecimiento, servicio y transformación. 6. Constante Enfoque Hacia Fuera Con demasiada frecuencia, una vez que la iglesia ha sido iniciada, deja de ocuparse en el alcance y se dedica a administrar el crecimiento. Una iglesia de alto impacto mantendrá, sin excusa alguna, un enfoque hacia fuera. ¿Por qué digo “sin excusa alguna”? Porque demasiadas personas bien intencionadas tratarán de convencer a los líderes de una nueva iglesia de que han crecido demasiado rápido y que ahora necesitan ir más despacio y cerrar la puerta trasera. En otras palabras, quieren que el pastor cambie el enfoque de crecimiento al enfoque de cuidar de aquellos que ya están en la iglesia. Esta es una de las maneras más rápidas que conozco de matar una nueva iglesia. 7. Estructurada Para Crecer Yo escuché a Nelson Searcy afirmar que “la mayoría de las iglesias quieren visitas, pero pocas saben qué hacer con ellas cuando se presentan”. Las iglesias de 225


ESTRATEGIA NO. 5

alto impacto se estructuran de varias formas para su crecimiento: (A) Desarrollan sistemas adecuados que permitan tomar decisiones rápidas y hacer cambios sin necesidad de constantemente implicar a comités enteros o requerir votos congregacionales. (B) Tienen un buen proceso de asimilación que rápidamente envuelve a los nuevos visitantes. (C) Están reestructurando constantemente las responsabilidades del equipo pastoral asalariado e involucrando a personal voluntario. (D) No tienen miedo de contratar o despedir rápidamente al personal asalariado. (E) El pastor es capaz de cambiar su estilo de liderazgo para adecuarlo al crecimiento de la iglesia. Una de las mayores barreras al crecimiento en cualquier iglesia es el pastor. La segunda, usualmente, tiene que ver con la estructura básica de funcionamiento de la iglesia. Si al pastor no se le permite liderar, o las estructuras de la iglesia son incómodas, el crecimiento será difícil.

Conclusión Fundar una iglesia de alto impacto se relaciona más con el “porqué” que con el “cómo”. En un discurso a los educadores en 1985, la anterior Secretaria Asistente de Educación de los Estados Unidos, Diane Ravitch, declaró, “La persona que sabe ‘cómo’ hacerlo siempre tendrá trabajo. La persona que sabe el ‘porqué’ siempre será su jefe”. En otras palabras, saber el “porqué” es siempre un llamado mayor que saber el “cómo”. Si se hace bien, una iglesia de alto impacto generará suficiente ímpetu como para establecer decididamente una posición segura en la comunidad, y le dará a la nueva iglesia la habilidad de transformar la cultura en la que ha sido lanzada.

226


Bill Wiesman sirve como Director de Ministerios de Evangelización y Desarrollo de Nuevas Iglesia para la Región de Estados Unidos y Canadá de la Iglesia del Nazareno. Previo a su presente posición sirvió en Tennessee y Alabama con responsabilidades distritales para las nuevas iglesias y la salud de las iglesias. Bill es graduado de John Hopkins University [la Universidad John Hopkins], del Nazarene Theological Seminary [Seminario Teológico Nazareno] (maestría en divinidad) y del Fuller Theological Seminary [Seminario Teológico Fuller] (doctor en ministerio). Bill tiene cinco hijos. Él y su esposa, Sharon, viven in Gardner, Kansas.

228


20

DESARROLLEMOS NUEVAS IGLESIAS CON MUY POCO DINERO BILL WIESMAN Desarrollar nuevas iglesias a bajo costo, no sólo es posible, sino que está pasando en todo el territorio de los Estados Unidos y Canadá. Después de graduarnos juntos del Seminario Teológico Nazareno, Kim Richardson y yo fuimos a la Primera Iglesia del Nazareno de Búfalo, Nueva York. Los dos estábamos convencidos de que comenzar nuevas iglesias era el método más efectivo que Dios le había dado a Su iglesia para alcanzar las miles de personas que no iban a una iglesia en la comunidad de la Primera Iglesia de Búfalo. Desarrollamos “Visión Búfalo 20-20” con el fin de fundar veinte nuevas iglesias en veinte años. No lo logramos. ¡Pero Dios nos ayudó con el crecimiento de la Primera Iglesia, y a comenzar cuatro nuevas iglesias que impactaron para Cristo Jesús las vidas de muchos nuevos discípulos! En aquellos primeros días no teníamos dinero para invertir en la fundación de iglesias, así que las comenzábamos casi sin presupuesto. En estos últimos días la mayoría de nuestros nuevos líderes de iglesias, ni las iglesias patrocinadoras, ni tampoco los distritos tienen los fondos adicionales para invertir en la fundación de iglesias. Para comenzar muchas nuevas iglesias, para impactar seriamente los campos listos para la cosecha, debemos desarrollar estrategias que permitan comenzar iglesias autóctonas y reproducibles; y esto significa desarrollar nuevas iglesias con muy poco dinero.

I. Nuestra Misión La misión de la Iglesia del Nazareno es hacer discípulos semejantes a Cristo en las naciones. El Espíritu Santo desea hacer miles de esos discípulos semejantes a Cristo en los Estados Unidos y Canadá – ¡y Él aún no ha terminado con la Iglesia del Nazareno! Estoy absolutamente convencido de que estamos al borde de los días más grandes de cosecha en la historia de la Iglesia del Nazareno en Estados Unidos y Canadá. Un proverbio africano dice, “En el desierto hay un crimen peor que el asesinato. Es saber dónde hay agua y no decirlo a los demás”. A nosotros se nos ha confiado una verdad de valor incalculable. El agua de vida ha sido puesta en nuestras manos. Cristo Jesús lo dijo muy claro: “A todo el que se le ha dado mucho, se le exigirá mucho” (Lucas 12:48). 229


ESTRATEGIA NO. 5

II. Nuestra Herencia Una parte inherente de la Gran Comisión es comenzar nuevas iglesias. Ir y hacer discípulos significa que será necesario bautizar y enseñar. En la iglesia primitiva se comenzaban rápidamente nuevas iglesias a medida que los cristianos se esparcían desde Jerusalén. La Iglesia del Nazareno se apoya directamente en esa corriente apostólica de fundación de nuevas iglesias. Paul Orjala declaró, En realidad, la Iglesia del Nazareno debe su récord de rápido crecimiento más a la fundación rápida de iglesias que a ningún otro factor. En 1907, había 99 iglesias y 6,198 miembros. En 1908, al final del año del lanzamiento y la consolidación de la denominación, había 288 iglesias y 10,414 miembros. Luego, de manera rápida, comenzó la multiplicación de las iglesias. Las 288 se duplicaron a 576 en cuatro años, y se duplicaron otra vez en nueve años cuando se reportaron 1,145. Para el año 1936, el número de iglesias se había duplicado una vez más. Para 1959, la denominación tenía 4,696 iglesias y una membresía total de 311,299. Pero el número de iglesias terminó estabilizándose en alrededor de 5,000. (Paul Orjala, Get Ready to Grow (Preparémonos para Crecer) [Kansas City: Beacon Hill Press of Kansas City, 1978], 102). Entre 1909 y 1944, los distritos de la Iglesia del Nazareno en los Estados Unidos y Canadá comenzaron un promedio de tres nuevas iglesias por año. En 1945 bajó a 2.8, y para 1948 bajó a sólo 2.2 nuevas iglesias por distrito. Comenzando en 1960, no sólo las nuevas iglesias por distrito han bajado a la mitad (menos de una por distrito la mayoría de los años), sino que además el número de distritos que reportan nuevas iglesias ha caído significativamente. Hasta 1960, al menos el 70% de los distritos reportaba nuevas iglesias cada año y, en algunos años, la cantidad era de un 80% o mayor. En 1960 la proporción bajó a un 67 por ciento y continuó declinando hasta mediados de 1970. Para 1978 sólo el 35% de los distritos de Estados Unidos y Canadá reportaba alguna iglesia nueva, dejando el promedio en menos de una iglesia por cada dos distritos. Cuando la fundación de iglesias se hizo más lenta, el número total de iglesias del Nazareno activas se estabilizó. Al mismo tiempo, la asistencia total dejó de crecer, como también el número de nuevos nazarenos reportados cada año. En 1994 se lanzó la Iniciativa NewStart, con un énfasis renovado en las nuevas iglesias. En los quince años que van desde 1994 hasta 2009, hemos comenzado 1,661 nuevas iglesias en la región EUA/Canadá. Pero durante esos mismos quince años hemos cerrado 1,696, para una disminución neta de 35 (Departamento Nazareno de Investigaciones). 230


Desarrollemos Nuevas Iglesias con muy Poco Dinero

Reporte deChurches Nuevas of Iglesias del Nazareno, 1909 2009 Newly Reporting the Nazarene by Assembly Year, –1909—2009 250

200

150

100

50

0

Assembly Year AÑO DE ASAMBLEA

Crecimiento en EUA/Canadá, Estadísticas Comparativas, 1999 – 2009 Crecimiento de las Nuevas Iglesias • 1,065 iglesias iniciadas desde 1999 • 697 nuevas iglesias aún activas en 2009 • Más de 28,000 miembros en las nuevas iglesias • Cerca de 36,000 en el servicio de adoración en las nuevas iglesias • 780 de las iglesias viejas ya no están activas: 15% de las iglesias activas reportaron en 1999 • Las iglesias comenzadas para el año 1999 perdieron 7,000 miembros en la década • Las iglesias comenzadas para el año 1999 perdieron 26,000 en la asistencia al servicio de adoración

Iglesias con Crecimiento en 2008-2009 Estas iglesias sobrepasaron el promedio de la denominación en la asistencia al servicio de adoración en 2008-2009 231


ESTRATEGIA NO. 5

• Las nuevas iglesias (iniciadas en 2000 o más tarde) • Las iglesias con menos de 50 de asistencia en el servicio de adoración • Las iglesias de culturas específicas (las de mejor desempeño fueron las chinas, las hispanas, las de los nativoamericanos, y las haitianas) • Las iglesias con más de 1,000 de asistenica en el servicio de adoración

Para Simplemente Mantenerse Un distrito o denominación deberá añadir un tres por ciento de nuevas iglesias cada año • Por cada 50 iglesias = un promedio 1.5 • Por cada 75 iglesias = un promedio 1.75 • Por cada 100 iglesias = un promedio de 3.0 • Por cada 5,000 iglesias = un promedio de 150 No debemos conformarnos con ser una iglesia de “mantenimiento”. Nuestra tarea es clara – debemos hallar estrategias para hacer discípulos semejantes a Cristo en los Estados Unidos y Canadá. Debemos comenzar muchas nuevas iglesias y, muchas, se desarrollarán casi sin dinero.

III. Nuestros Nueve Supuestos Clave Supuesto Uno: Usaremos una variedad de modelos. La forma de aproximarnos a la tarea debe variar en cada situación. Estas nuevas iglesias tendrán muchas identidades diferentes – iglesias rurales, iglesias urbanas, iglesias suburbanas, iglesias con múltiples ubicaciones, iglesias con múltiples congregaciones, iglesias pertenecientes a culturas específicas, iglesias multiculturales, iglesias orgánicas, iglesias de vaqueros, y así por el estilo. Estas iglesias serán comenzadas por las iglesias locales y los distritos. Algunas comenzarán de manera inmediata como nuevas iglesias; algunas comenzarán como ministerios o grupos pequeños y, tal vez, algún día serán iglesias organizadas. Estamos seguros de tres cosas. Cada una de ellas será única. Cada una no permanecerá para siempre. Y cada una ganará nuevas personas para Cristo, y sus almas estarán eternamente con Cristo Jesús. En el modelo de una iglesia orgánica, se usan con frecuencia las casas para sus reuniones. Hay nuevas iglesias que han comenzado en capillas y salones sociales de iglesias ya existentes, en estaciones de bomberos, en capillas fúnebres, en salones comunitarios de bancos y complejos de apartamentos, en centros musicales, en centros de recreación de la ciudad, en escuelas primarias, 232


Desarrollemos Nuevas Iglesias con muy Poco Dinero

preparatorias y secundarias, en cafeterías y restaurantes, en locales de tiendas que dan a las calles, en salas de cine, y así sucesivamente. Supuesto Dos: Habrá limitaciones financieras. No podemos asumir que contaremos con edificios, tierra y un pastor de tiempo completo con salario. Demasiado apoyo puede en realidad debilitar la salud y la administración de una nueva iglesia. Los recursos están en el campo donde se cosecha. Las personas que aún no conocen al Salvador que da vida, contribuirán al avance de Su reino una vez que tengan el encuentro que cambie sus vidas. Un líder de iglesia local con gran visión inspirará a la gente a involucrarse en esta ”Aventura con Dios”, y el dinero seguirá a la gente. La secuencia apropiada siempre es visión, gente, $$$. En los casos en que el apoyo financiero sea provisto por una iglesia o un distrito patrocinador, un ejemplo de limitación financiera es requerir que el presupuesto de la nueva iglesia sea balanceado dentro de los primeros seis meses. Ilustración – Presupuesto balanceado en Seis Meses o Menos • Definición de presupuesto balanceado: Salidas = Ingresos • Para balancear el presupuesto se debe reducir los gastos o aumentar los ingresos • No habrá subsidio fijo. • Subvenciones mensuales hasta seis meses basadas en ingresos y salidas proyectadas Supuesto Tres: El liderato es esencial. El liderato debe ser leal a nuestro movimiento. Esto tiene que ver con actitud y estilo, y con compromiso básico. La clave para la lealtad es el nuevo nacimiento – la gente tiende a permanecer muy leal a la iglesia en la que nacieron de nuevo como hijos de Dios y son nutridos en la fe. El mejor lugar para hallar líderes para nuevas iglesias es en las iglesias patrocinadoras. Supuesto Cuatro: La gente debe ser alcanzada en su propio idioma y cultura. El mundo ha venido al umbral de nuestras propias puertas. Somos capaces de proclamar el evangelio a los pueblos del mundo sin dejar las costas de nuestro propio país. Olas de inmigrantes están viniendo de países a los que una vez Estados Unidos y Canadá enviaron misioneros. La historia de Pentecostés es la historia de un Dios que vino a la gente de muchas y diferentes naciones de forma tal que cada uno oyó y entendió el mensaje en su propio idioma. Nosotros no podemos hacer menos. Supuesto Cinco: La gente responde mejor a obreros de entre su propio pueblo. Hay los que tienen el don de trabajar transculturalmente, los que 233


ESTRATEGIA NO. 5

siendo de una cultura son capaces de identificarse y amar a tal punto a gente de una cultura diferente que les sea posible ganar a los de otras culturas. Pero la meta más pronta será identificar a los líderes de cada grupo de gente, entrenarlos y confiarles el liderazgo. Supuesto Seis: No todos los esfuerzos tendrán éxito. Debemos estar dispuestos a probar algunas cosas que podrían fracasar. Las historias de la fundación de iglesias muestran que algunas no sobreviven. Algunas morirán; pero otras, con esfuerzo, emergerán vigorosas. Desde el comienzo necesitamos decir, “No todas volarán”. Supuesto Siete: No hay que requerir un “grupo semilla”. Habrá ocasiones en las que tengamos un grupo semilla o un grupo de compañerismo de nuestro propio movimiento. Pero esto no es esencial. La experiencia insiste en que no hay necesidad de que haya un grupo de nuestro propio movimiento. Supuesto Ocho: Debe haber una iglesia o un grupo de iglesias que sirvan de patrocinadores. Es de ayuda que haya una iglesia “madre”, o un grupo de iglesias que provean una estructura de apoyo. El apoyo físico y moral puede ser de tremenda importancia. La razón número uno por la que las nuevas iglesias fracasan es porque el que las inicia se va. La razón número uno por la que el que las inicia se va es el desánimo. Supuesto Nueve: Debe haber un entrenador o mentor por cada pastor de una nueva iglesia. Un entrenador es el que “ha pasado por la experiencia”. El entrenador para un pastor de una nueva iglesia debe haber fundado una nueva iglesia. Un mentor es un amigo que tiene experiencia en el ministerio, aunque no necesariamente fundando nuevas iglesias.

IV. Nuestros Dos Aparentes Mayores Obstáculos Los dos aparentes mayores obstáculos para comenzar una nueva iglesia casi sin presupuesto es dinero y trabajadores. ¿Cómo vamos a pagar por esto, y dónde hallaremos el líder?

El Uso Equivocado del Dinero Usar el dinero en forma equivocada causa dependencia. Un salario mensual fijo pagado a un pastor causa dependencia. Los subsidios pueden diluir la dignidad de los nuevos creyentes, haciéndoles pensar que no son parte de una iglesia “real”. Si una iglesia va a comenzar casi sin dinero, debe aprender a depender de Dios en fe, y no en la madre iglesia o el distrito o la denominación. Dios tiene recursos, y la nueva iglesia debe desarrollar los músculos de su fe tan pronto como sea posible si es que se va a mantener saludable. Las subvenciones financieras de las iglesias o distritos patrocinadores pueden proveer para los costos 234


Desarrollemos Nuevas Iglesias con muy Poco Dinero

iniciales, y para una “red de seguridad” respecto a los gastos operacionales durante un período establecido de tiempo. El uso del dinero de manera incorrecta puede suprimir la libertad de los nuevos creyentes. Una nueva iglesia que recibe subsidios regulares siente que necesita la aprobación de parte de la fuente de donde viene el dinero antes de que pueda comenzar cualquier nueva iniciativa. De hecho, algunas de las agencias que envían obreros insisten en los subsidios como un medio de control. Los miembros de una nueva iglesia iniciada casi sin dinero poseerán un sentido de propiedad y de control de iniciativas que les permitirá continuar ganando gente con el amor de Cristo Jesús. Charles Brock ha dicho, “Usualmente, el dinero es más impedimento que ayuda en la multiplicación de iglesias reproducibles” (Charles Brock, The Principles and Practice of Indigenous Church Planting (Principios y prácticas para la fundación de iglesias autóctonas) [Nashville: Broadman Press, 1981], 53). Con frecuencia, un amor redentor y disciplinado debe decir no a las carencias terrenales a fin poder suplir las necesidades eternas. Hemos aprendido en el campo misionero de naciones en desarrollo que el uso indebido del dólar puede dañar para siempre la visión espiritual potencial de los no creyentes. El resultado final será un grupo de nuevas iglesias que no podrán intentar ningún proyecto importante, o no querrán hacerlo, a menos de que alguien de afuera les ayude. Lo mismo es verdad en los Estados Unidos y Canadá. Las iglesias nuevas comenzadas con muy escaso presupuesto reconocen que desarrollar relaciones y construir puentes debe ser una prioridad. Las muletas materiales pueden parecer una bendición, pero en realidad lo que pueden producir es un crecimiento con estorbos, lento e irreproducible.

Falta de Trabajadores Jesús dijo en Juan 4:35, “¿No dicen ustedes: ’Todavía faltan cuatro meses para la cosecha?’ Yo les digo: ¡Abran los ojos y miren los campos sembrados! Ya la cosecha está madura”. Los líderes de una nueva iglesia deben demostrar con su conducta que creen al Señor de la cosecha cuando proclama, “La cosecha está madura”. No es posible enfatizar demasiado la importancia de creerle a Jesús, el Señor de la cosecha, cuando proclama, “La cosecha está madura”. Comenzar una nueva iglesia es una aventura de fe – no fe en programas o en nuestras propias habilidades, sino fe en el Señor de la cosecha. Es fe en Él y en Sus promesas lo que produce resultados en el reino. Y Él ha dicho, “La cosecha está madura”. ¿Le cree usted? Cristo Jesús dijo que la cosecha está madura. Esto significa que estamos en tiempo de cosechar. Según el Señor, hay solo una razón para no cosechar. En 235


ESTRATEGIA NO. 5

Lucas 10:2, Él les dice a los discípulos, “Es abundante la cosecha, pero son pocos los obreros. Pídanle, por tanto, al Señor de la cosecha que mande obreros a su campo”. Así que, en Juan 4 el Señor de la cosecha nos dice que ya está madura, y en Lucas 10 el Señor de la cosecha nos dice que es abundante. ¿Usted le cree? La cosecha está madura y es abundante. ¿Por qué, entonces, no cosechamos más? La única razón dada por Jesús para no cosechar es la fata de obreros. “Es abundante la cosecha, pero son pocos los obreros”. Pero Él también nos da la solución para esta escasez de obrerors: “Pídanle, por tanto, al Señor de la cosecha que mande obreros a su campo”. Los pastores de las iglesias existentes son los porteros de los campos de cosecha del Señor. Nosotros debemos orar y pedir al Señor de la cosecha que envíe obreros- no “que los levante”, como yo oré por años, sino “que los envíe”. Nosotros, pues, somos una parte de la respuesta a nuestras propias oraciones. Es Su campo de cosecha. Y los pastores son los que cuidan la entrada. ¿De donde vendrán los obreros? De nuestras iglesias ya existentes. Los líderes de las nuevas iglesias son los pastores asociados, los maestros de escuela dominical, los que trabajan con la juventud, los miembros de las juntas, los líderes laicos, los presbíteros que están en nuestras iglesias sin asignación, los ministros recién llamados, los presbíteros jubilados, y las personas de negocios que quieren hacer más por Cristo Jesús. Entonces, si nosotros los pastores somos los porteros, ¿de qué manera abrimos la puerta? 1. Identifiquemos a aquellos que tienen habilidad de liderazgo. 2. Reclutémoslos en el sentido de darles amplia oportunidad de responder al llamado de Dios a sus corazones y a su vida. ¿Por qué es que tantos son llamados al campo misionero cuando un misionero viene del campo y comparte e invita la gente a responder? 3. Entrenémoslos. 4. Enviémoslos. Debemos estar especialmente sintonizados con el llamado de Dios a la vida de los nuevos discípulos, los cuales tienen un círculo mucho mayor de amigos sin iglesia. Debemos estar dispuestos a enviar a los que Dios ha llamado al campo de la cosecha como resultado de nuestras oraciones. Si le pedimos al Señor de la mies que envíe obreros, debemos estar dispuestos a abrir la puerta y dejar ir a esos obreros a Su campo de cosecha. Debemos estar dispuestos a enviar obreros a nuestra Jerusalén, Judea, Samaria y hasta lo último de la tierra. 236


Desarrollemos Nuevas Iglesias con muy Poco Dinero

Considere este dramático cambio: 1. Identifique 2. Reclute/Seleccione 3. Envíe 4. Entrene Alguien puede pensar que lo correcto es invertir los últimos dos puntoa de “Entrenar” y “Enviar” a “Enviar” y “Entrenar”. Pero tal orden se enfocaría en la capacitación en lugar del cedazo. La única manera de aprender el liderazgo es liderando. Nunca seleccionemos a un líder basado en su potencial, sino basado en su desempeño. Si un líder puede levantar un grupo pequeño, comenzar una nueva clase, un ministerio, un negocio y así por el estilo, él o ella podrán comenzar una nueva iglesia. La capacidad de mantenimiento en un líder no revela su capacidad para fundar iglesias. El rol del liderato existente, más que ninguna otra cosa, vendrá a ser el de alguien que califique a los nuevos líderes que están emergiendo. “Por sus frutos los reconocerán” (Mateo 7:16), por tanto lo que se le permite al liderazgo evaluar, no es tanto el “llamado” de un candidato al ministerio sino el “fruto” de su trabajo. Ninguno de nosotros produce al cien por ciento. Todos nosotros hemos designado líderes que nos han desfraudado. Todos necesitamos tener un marcha de reversa para cambiar a los líderes inefectivos. Sin embargo, al final de cuentas, el trabajo progresará mejor si el enfoque está puesto en potenciar a los nuevos lìderes antes que en pasarlos por un cedazo. Vaya entresacando a los “no fructíferos” a medida que los “fructíferos” son entrenados.

Un Modelo del Nuevo Testamento – Los Pastores Laicos Una iglesia nueva que experimente el poder del Espíritu Santo y que sea motivada por las directrices del Nuevo Testamento, puede multiplicar células de creyentes sin depender de misioneros o de ministros ordenados. Los apóstoles y otros líderes les daban la oportunidad de ser entrenados sobre el terreno a personas locales, dotadas por el Espíritu Santo, a las que se les encargaba el trabajo (Edward Murphy, Guidelines for Urban Church Planting [Pautas para fundar iglesias urbanas], 257). Piénselo bien • ¿Por qué no vemos aquí en los Estados Unidos un crecimiento tan rápido como en otras áreas del mundo? • ¿Tenemos fe para creer que la cosecha está lista y es abundante? • ¿Lo creemos en relación a nuestro propio campo misionero? 237


ESTRATEGIA NO. 5

Me senté junto a Sukamal Biswas en una conferencia en Amsterdam en abril de 2010. Sukamal es el superintendente de distrito del Distrito Bangladesh. En la asamblea de distrito de 2009 Sukamal reportó 1,220 iglesias – de 100 que había reportado en 2002. Asistieron a esa asamblea de distrito cuatro superintendentes generales, a fin de poder ordenar a 193 nuevos ministros, 30 de ellos mujeres. Somos la única denominación en Bangladesh que ordena mujeres al ministerio. Se entregaron un total de 695 nuevas licencias de ministros de distrito. En un momento durante la conferencia en Amsterdan, después de notar que era precisamente Sukamal quien estaba sentado a mi lado, me volví hacia él y le pregunté, “Su crecimiento ha sido muy acelerado, pero ¿cuántas de sus nuevas iglesias tienen sus propias instalaciones?” Su respuesta fue: “No lo sé. Nuestro enfoque no está en las instalaciones. Algunas tienen edificios. Estamos más interesados en compartir valientemente el evangelio con todos en Bangladesh, y entrenar y enviar nuevos pastores”. Esto está comenzando a suceder en Estados Unidos y Canadá. Como ya vimos anteriormente en este libro, el Templo de Santidad de Memphis comenzó en el vestíbulo de un edificio en 1996 con McArthur y su esposa Millie. Hoy ellos promedian 200 de asistencia. La congregación de McArthur Jackson ha sido instrumental para comenzar tres nuevas iglesias y, aún, tiene una cuarta reuniéndose en un edificio educacional. Están entrenando tres fundadores de iglesias adicionales como parte del equipo sin salario de McArthur. Ellos, con cariño, llaman a McArthur “Obispo”, no como uno elegido para el puesto, sino como una persona que demuestra su liderazgo al enviar uno o más discípulos a comenzar una nueva iglesia. Cada una de estas iglesias comenzó casi sin presupuesto. La iglesia de McArthur proveyó un líder, alguien que sirviera de mentor, apoyo en oración, algunos obreros que ayudaran en el comienzo del trabajo, el uso de las instalaciones, y pequeñas sumas de dinero. McArthur no cree en subsidios. Él cree que Dios proveerá si Él es parte del nuevo ministerio. Y Dios ha bendecido con muchos nuevos discípulos hechos a semejanza de Cristo. Estoy entusiasmado con todo lo que el Señor está haciendo en la Iglesia del Nazareno en todo los Estados Unidos y Canadá. Pero debemos hacer más. El Seño nos está ayudando a vislumbrar la visión de lo que Él realmente quiere hacer por medio del desarrollo de iglesias de bajo costo.

V. Nuestros Recursos 1. 5,000 iglesias 2. 80 distritos 238


Desarrollemos Nuevas Iglesias con muy Poco Dinero

3. Apoyo del Centro de Ministerio Global • Grupo de Trabajo Nazareno para Nuevas Iglesias • Grupo de Trabajo Nazareno Multicongregacional 4. Oportunidades educacionales • Nueve universidades de artes liberales; el Nazarene Bible College [Colegio Bíblico Nazareno]; y el Nazarene Theological Seminary [Seminario Teológico Nazareno] • Un programa modular en línea que prepara para la ordenación, el cual es administrado por Northwest Nazarene University [la Universidad Nazarena del Noroeste] • Un programa modular en línea que prepara para la ordenación, el cual es administrado por el Nazarene Bible College [el Colegio Bíblico Nazareno] • Cuatro cursos en línea en el Nazarene Bible College para la obtención de un Certificado para la Fundación de Iglesias • Cursos intensivos de entre semestre para la fundación de iglesias en el Nazarene Theological Seminary • Muchos centros de entrenamiento distritales que ofrecen el Programa de Módulos para la Ordenación • La Universidad de Liderazgo para Líderes de Nuevas Iglesias <leadershipu.nazarene.org>. 5. El sitio web de New Church Evangelism (Evangelismo de nuevas iglesias <www.nazarenenewchurches.org> 6. Departamento Nazareno de Investigaciones <map.nazarene.org> 7. Red Nazarena de Iglesias Orgánicas (NOCN) <www.OrganicNazarene.net> 8. Socios • Socios para la Cosecha de la Película Jesús <www.jfhp.org> • Especialidad en Nuevas Iglesias <www.newchurchspecialties.org> • Centro de Elaboración de Mapas Para la Evangelización y el Crecimiento <www.mappingcenter.org> 9. MisLinks <www.mislinks.org> 239


ESTRATEGIA NO. 5

10. Temas MisLinks • Iglesia/Ministerio • Fundación de Iglesias

VI. Nuestro Desafío El desarrollo de nuevas iglesias casi sin dinero no sólo es posible – está sucediendo en todo los Estados Unidos y Canadá. Para comenzar muchas nuevas iglesias, para impactar seriamente el campo de cosecha, debemos desarrollar estrategias que produzcan iglesias autóctonas reproducibles; y esto significa desarrollar más y más nuevas iglesias casi sin presupuesto. ¿Orará usted con nosotros por dos metas grandes y audaces al pedirle al Señor de la mies que envíe obreros a Su campo de cosecha? Primero, ¿orará por un aumento de un promedio de 80 a un promedio de 300 o más nuevas iglesias por año en Estados Unidos y Canadá? Y, segundo, ¿orará para que cada líder, cada pastor y cada iglesia en cada distrito se envuelva activamente en el desarrollo de nuevas iglesias?

240


Stan Reeder es el superintendente del Distrito de Oregón Pacífico de la Iglesia del Nazareno. Previo a ser elegido como superintendente de distrito en 2009, pastoreó en Canadá, Arizona, Michigan y Colorado. Stan y su esposa Janet viven en Salem, Oregón.

242


21

CÓMO CONSTRUIR UN GRAN FUTURO STAN REEDER Mi primer encuentro con lo del comienzo de nuevas iglesias vino por medio del énfasis denominacional, “Impacto a las Ciudades” en la década de 1980. La ciudad de Toronto, en Ontario, Canadá, una ciudad cercana a donde yo pastoreaba en Hamilton, fue designada el blanco para el ataque. Se nos pidió a todos los pastores de las áreas circundantes considerar la posibilidad de comenzar nuevas iglesias como parte de la campaña. Mi problema con iniciar nuevas iglesias era que yo pensaba que necesitaba hacer crecer mi iglesia antes de que pudiera comenzar de manera efectiva un nuevo trabajo. Nótense las palabras claves:

Mi problema… yo pensaba… yo necesitaba hacer crecer… mi iglesia. El Señor necesitaba trabajar un poco en mí antes de que pudiera usarme. Yo era el que tenía el problema, no el Señor. Mi pensamiento era erróneo, y mala mi teología. “Mi problema” en la economía de Dios es “Su oportunidad” – “Porque cuando soy débil entonces soy fuerte” (2 Corintios 12:10). Yo no soy el que hace crecer la iglesia. Yo planto o riego, y Dios hace crecer la iglesia. No es “mi” iglesia; es la iglesia de Cristo Jesús. Yo no era responsable de crear una nueva y efectiva iglesia. El Señor es el que está a cargo del departamento de “crear”. Cristo Jesús es el que promete, “Yo edificaré mi iglesia, y las puertas del reino de la muerte no prevalecerán contra ella”. Yo necesitaba escuchar lo que el Señor tenía que decir. “Lo que he dicho, haré que se cumpla, lo que he planeado, lo realizaré” (Isaías 46:11). El Señor empezó a moldear mi corazón y a darme fe para plantar nuevas iglesias por medio de Bill Sullivan, quien nos hablaba de la herencia de fundar iglesias que tenemos en nuestra denominación. Desde el comienzo de nuestra iglesia al principio de la década de 1900, y hasta la década de 1950, estuvimos comenzando nuevas iglesias continuamente, y cerrábamos muy pocas. Sullivan señalaba que todas las iglesias tienen un ciclo de vida aproximadamente similar al de los seres humanos. Típicamente viven entre cincuenta y cien años, con una vida 243


ESTRATEGIA NO. 5

promedio de sesenta años. El problema que enfrentábamos en la década de 1990 era que todas las iglesias que habíamos iniciado entre 1900 y 1950 estaban envejeciendo y comenzando a morir. Él predijo que muchas de esas iglesias habrían de comenzar a cerrarse en los próximos quince años. Estaba en lo correcto. George Barna cree que alrededor de un 20% de los estadounidenses asiste a la iglesia cada domingo. ¡Debemos sentir un renovado sentido de urgencia entre los cristianos y entre nuestras iglesias! El Señor nos invita: “Clama a mí y yo te responderé, y te daré a conocer cosas grandes y ocultas que tú no sabes” (Jeremías 33:3). Podemos tener confianza en que Él nos sacará avantes. “En todo esto somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó” (Romanos 8:37). Henry Blackaby escribe, Dios nos ha ubicado en la vanguardia misma de lo que Él podría hacer. Cuando una iglesia entiende que todo depende de Dios… y rinde la vida de los que la componen por completo a Él, Dios comienza a obrar. No depende de números, de estatus, de habilidades y ni siquiera de recursos. El futuro depende de Dios y de Su pueblo, el cual lo escuchará, confiará en Él y le obedecerá.1

Lo que le Damos al Señor Antes de llegar a ser superintendente de distrito, fui pastor por muchos años. Yo sé lo que hace más fácil el ministerio del pastor. Es tan fácil como el ABC (las siglas en inglés para asitencia, instalaciones y dinero contante y sonante): • ASISTENCIA. Ser un pastor es mucho más fácil cuando la asistencia está aumentando. • INSTALACIONES. Ser pastor es mucho más fácil cuando las instalaciones de la iglesia y la tecnología están al día y bien mantenidas, y todo tiene buena apariencia. • DINERO CONTANTE Y SONANTE. Ser pastor es mucho más fácil cuando las ofrendas son fuertes y hay dinero en el banco. Tendemos a medir el éxito usando el método mencionado arriba, pero es necesario que entendamos la urgencia del evangelio, y también necesitamos poner todo en el altar. Lo que dejamos en el altar nunca se pierde; está invertido en las manos del Señor, para que Él pueda usarlo de forma sobrenatural. No podemos pensar en términos de ”lo que se pierde” en esta área – pensemos en términos de “una inversión que traerá tremendos beneficios al reino”.2 244


Cómo Construir un Gran Futuro

Miembros La última vez que presté atención, la pregunta número uno que la gente hacía cuando quería saber la condición de la iglesia era, “¿Cuántos tienen ahora de asistencia?” Cuando la iglesia de uno se convierta en una iglesia que inicie iglesias, va a invertir en gente. Y esto puede significar alguna pérdida. Ayudemos a que la gente entienda que todos están llamados a sembrar. Algunos son llamados a ir y ser parte de la base del grupo nuevo. Sin importar el rol – todos son llamados. Dinero Uno de los miembros que el Señor llamó a ser parte de una nueva iglesia era el mayor dador de la iglesia. Fue una transición que el Señor nos ayudó a hacer – y las puertas de la iglesia permanecieron abiertas. El año que apadrinamos nuestra primera fundación de una iglesia nueva, nuestros ingresos estaban varios miles de dólares por detrás de lo presupuestado. Un miembro de la junta expresó su preocupación en cuanto a dejar salir cincuenta diezmadores de la iglesia estando nosotros en déficit. Ese año no se había “perdido” nada – nosotros habíamos “invertido”, y el Señor trajo el mayor aumento en finanzas en la historia de la iglesia al siguiente año. Barro Una iglesia madre también invierte tierra y espacio. En cinco años apoyamos la fundación de cinco iglesias. Cuatro de ellas estaban relativamente cerca de la iglesia madre, y era fácil llegar a ellas conduciendo. ¡Esto significaba que, cuando la gente llegaba al área, podía escoger entre más de una de nuestras iglesias a la cual asistir! “Un pastor tiene que adquirir una mentalidad de reino, la creencia de que al Señor le complace la COSECHA, aun cuando no sea en los CAMPOS suyos” (Mark Williams). Recursos del Ministerio Una vez durante una reunión de la junta, uno de los miembros expresó preocupación en cuanto a “darle” obreros ministeriales a una iglesia nueva cuando no teníamos suficientes para las necesidades de nuestros ministerios. Esa noche tuvimos una plática de fe durante la reunión de la junta. Nos recordamos a nosostros mismos que la iglesia es de Jesucristo, y que Jesucristo le proveerá a Su iglesia. Es interesante que ese miembro de la junta sea ahora miembro de una de las iglesias nuevas que hemos establecido. ¡Con toda probabilidad es el obrero número uno en esa nueva iglesia! 245


ESTRATEGIA NO. 5

Ímpetu Ser pastor es mucho más divertido cuando se tiene un gran ímpetu a nuestro favor. Permítame ser más preciso. La iglesia madre deberá sacrificar algo de su ímpetu en favor de su iglesia hija. Después de haber comenzado una iglesia, la iglesia madre con frecuencia experimentará una “depresión post parto”. Demanda algo de tiempo superar eso. Habrá un vacío entre los recursos que usted invierta y las recompensas que el Señor habrá de añadir, pero ese “vacío” es el lugar en donde usted experimentará como nunca antes el toque del poder milagroso de Cristo Jesús. ¿Está listo para adentrarse en el “vacío”?

Lo Que el Señor Nos Da Efecto de los Círculos Concéntricos El Señor producirá un efecto de círculos concéntricos cada vez que usted arroje una pequeña piedra en el estanque de Su reino. Esas ondas expansivas producidas son siempre mucho mayores que la pequeña piedra que ha sido arrojada. El Señor puso una visión en el corazón de la Iglesia del Nazareno de Winchester: Ser una iglesia santa, positiva, de impacto, que durante los próximos cincuenta años plantara quinientas iglesias y alcanzara quinientas mil personas con las buenas nuevas de Jesucristo. ¿Cómo podria tal cosa ser posible? La estrategia 5-7-5: ¡Si plantamos una iglesia reproducible cada cinco años, y esa iglesia después de sus primeros siete años comienza a plantar una iglesia reproducible cada cinco años, en cincuenta años tendremos quinientas iglesias y habremos alcanzado quinientas mil personas con las buenas nuevas del evangelio! El Señor nos permitió participar en la fundación de cinco iglesias y en diferentes maneras, no sólo de la manera que lo habíamos planeado. Dar a luz una iglesia es sembrar una semilla. Sólo Dios sabe qué tan tremendo será el fruto resultante. “Cualquiera puede contar las semillas en una manzana, pero sólo Dios puede contar el número de manzanas en una semilla” (Robert Schuller). Reabastecimiento “En realidad, sin fe es imposible agradar a Dios, ya que cualquiera que se acerca a Dios tiene que creer que él existe y que recompensa a quienes lo buscan” (Hebreos 11:6). Al buscar al Señor honestamente en este asunto, Él nos recompensó. Él nos ha dado Su palabra en esto; Él recompensará a quienes le busquen sinceramente. 246


Cómo Construir un Gran Futuro

Reabastecimiento de la asistencia. A través de los cinco años de nuestro esfuerzo fundando iglesias, el Señor duplicó el tamaño de la iglesia madre. El año que dimos cincuenta personas para empezar la primera iglesia totalmente apadrinada por nosotros, vimos el mayor salto en asistencia en la historia de la iglesia. La matemática simple indicaría que deberíamos habernos reducido en cincuenta personas. En su lugar, el Señor realizó el “milagro de reabastecer”, y la asistencia a la adoración creció el siguiente año en más de cien nuevas personas. Reabastecimiento de las instalaciones. Nuestras instalaciones al momento estaban bastantes saturadas. Teníamos un servicio el sábado por la noche y tres el domingo por la mañana. Nos preguntábamos si no estábamos abandonando la esperanza de tener unas instalaciones más grande en el futuro cada vez que nos comprometíamos en plantar una nueva iglesia. Pero desde que comenzamos con nuestra aventura de inciar iglesias, el Señor nos proveyó de un terreno de ochenta acres ubicado en la intersección de dos de las autopistas más transitadas al norte de Denver. ¡Todo de Dios y nada de nosotros! Reabastecimiento del dinero. El año que comenzamos a plantar la primera iglesia totalmente apadrinada por nosotros estábamos con nuestras finanzas en déficit. ¡Ese no parecía el mejor momento para dar un montón de buenos diezmadores! Pero el próximo año vimos el mayor salto en ingresos en la historia de la iglesia. El Señor dobló los ingresos de la iglesia durante el período de cinco años que estuvimos fundando iglesias. ¡Todo de Dios y nada de nosotros! Él es un Dios bueno y lleno de gracia que es fiel a sus promesas. ¡Él recompensa a quienes le buscan sinceramente!

Relevancia Con amor por nuestras iglesias digo, la mayoría de nuestras iglesias son irrelevantes para grandes segmentos de la sociedad. Yo he sido muy lento en reconocer esta verdad. He sido bastante terco en mi sueño de mantener una iglesia multigeneracional que ministre a todos de la misma manera todo el tiempo. He tenido que ajustar mi sueño. Seguimos siendo una iglesia multi-generacional pero empezamos a ministrar en una variedad de formas. En la última generación han acontecido algunos cambios culturales muy profundos – algunos en los últimos pocos años. Veo tres factores que han cambiado todo. TV por cable. Me aventuro a decir que muy pocas personas pueden mencionar quiénes son los presentadores centrales en las mayores redes: ABC, NBC, CBS. Hace treinta años la gente sabía quiénes eran. ¿Qué cambió? La televisión por cable. ¡Las redes televisivas se están muriendo! La sociedad quiere lo que realmente desea. Cuando yo era un niño, teníamos un único canal. Era el canal local de Hamilton, Ontario, y yo nunca lo veía, porque era el menor de cuatro varones. Yo 247


ESTRATEGIA NO. 5

era el que estaba detrás del aparato de televisión sosteniendo la atena de dos patas en la posición correcta. Hoy algunos aparatos de televisión tienen cientos de canales y tienen acceso a cientos de películas, y todavía nos quejamos diciendo, “¡No hay nada que ver!” ¿Por qué? Porque no queremos molestarnos con algo que no nos gusta. El iPod. En el pasado, si usted quería escuchar su canción favorita, tenía que escuchar otras veinticinco canciones que no quería antes de escuchar el género y estilo que realmente le gustaba. Esto forzaba a la gente a tener un gusto más amplio por la música. Usted hoy no tiene que escuchar música que no le guste. Ni siquiera tiene que tener el disco compacto completo del grupo – sólo las canciones particulares que disfruta. Ya no funciona en las iglesias tener un estilo de música combinado que incluya una canción que les guste a los de ochenta años de edad, una para los de sesenta, otra para los de cuarenta y una para los de veinte. Debido al cambio cultural, se ha dado una intolerancia creciente hacia la música y los estilos de otras generaciones. Personalización masiva. Veinte años atrás Burger King comenzó a decir, “Téngalo a su manera”. Cada uno tuvo que ajustarse a esto. Hasta McDonald’s tuvo que rendirse ante la presión, y es por esa causa que ahora podemos ordenar un sandwich Big Mac sin cebollas. No solía ser de esa manera. La cultura ha cambiado. Hubo una vez automóviles para llenar el “ego”, como lo eran el Porsche o el Mercedes. La gente los compraba aun si las opciones de color del interior para un Porsche fueran negro, o negro. Mercedes llegó mucho más allá y se arriesgó al ofrecer el color negro o bronce. Pero eso ya no es así. Hoy usted puede ir a Internet y diseñar su propio automóvil con miles de combinaciones diferentes para que sea exactamente de la forma que a usted le gusta. Los días en que se ofrecía el mismo producto a todos ya se fueron – en todo lugar, esto es, excepto en la iglesia. Todavía les decimos a los de veinte años y a los de ochenta años, “Téngalo a nuestra manera”, y si no, peor para ustedes. Como resultado, hay muy pocas personas de veinte años asistiendo a nuestras iglesias, y los de ochenta se sienten igualmente desconectados. La fundación de nuevas iglesias hace posible que iglesias ya existentes ministren en nuevas formas sin afectar su base tradicional. Como resultado, nos hacemos relevantes para todo un grupo nuevo de personas.

Alcance La libertad que existe en una nueva iglesia hace posible que pueda alcanzar a un grupo de gente diferente que la iglesia madre no puede alcanzar. Nuestro 248


Cómo Construir un Gran Futuro

proyecto más reciente de una nueva iglesia surgió porque Dios puso en una pareja de laicos el deseo de alcanzar a un vecindario que estaba a una distancia demasiado lejos de la iglesia. Comenzaron por invitar a sus amigos a un grupo pequeño en su casa. En su primera reunión tuvieron ocho parejas que pronto crecieron hasta dieciséis. Luego, llegaron a ser más de cien personas, y aún no tenían un pastor. El Señor nos estaba bendiciendo con alcanzar gente que nunca hubiéramos alcanzado por nuestra cuenta. Una semana, cuando alrededor de ciento cincuenta personas aparecieron para ese “pequeño grupo”, el líder laico me contactó lleno de pánico y me preguntó, “¿Debo decirle a nuestra gente que dejen de invitar a más personas?” Cuarenta por ciento de los nuevos nazarenos vienen de iglesias que tienen menos de quince años de establecidas. Se requieren quince personas para ver una persona salva en una iglesia comenzada antes de 1940; se necesitan sólo tres para ganar una persona en las iglesias nuevas.3 El Señor honra a las iglesias que comienzan iglesias permitiéndoles alcanzar gente que nunca hubieran alcanzado de otra manera.

Recompensa (Mateo 25:21, 23) Un Desafío Final Al terminar de leer este capítulo, usted podría quedarse pensando, Bueno, eso sería excelente, pero soy parte de una iglesia pequeña y no tenemos los recursos para hacer nada de esto. Henry Blackaby puede tener un desafío adicional para usted. Comenzar nuevas obras estaba en la sangre de Henry Blackaby. Siendo todavía un muchacho, su papá era un hombre de negocios cristiano que a menudo tenía que mudarse. En una de las localidades a donde se mudaron, un pequeño pueblo en la Colombia Británica, su papá, siendo laico, rentó un salón de baile y comenzó una iglesia. El papá predicaba, la mamá tocaba el piano, y Henry y su hermana eran los ujieres – porque tendrían que esperar ocho meses antes de tener el primer visitante adulto. Con lento crecimiento y mucha oración, fueron capaces de tener su primer pastor después de ocho años. Cuando Henry creció, llegó a ser un pastor. Como hombre joven, fue llamado de un ministerio floreciente en Los Ángeles a una iglesia en plena decadencia en las praderas del oeste de Canadá. Cuando arribó a su iglesia en Saskatoon, Saskatchewan, había diez miembros que apenas mantenían abierta la iglesia, aunque ya habían puesto el letrero de “Se vende” al frente de la iglesia. Habían decidido que si el hermano Blackaby no aceptaba el llamado a ser su pastor, iban a cerrar la iglesia. Estaban en “vida asistida artificialmente”. 249


ESTRATEGIA NO. 5

La buena noticia fue que el primer domingo del pastor Blackaby, no fueron diez – fueron quince. La mala noticia fue que cinco de los quince eran visitantes de Prince Albert que habían llegado juntos (Prince Albert es un pequeño pueblo a noventa millas de Saskatoon). Estaban visitando la iglesia en Saskatoon porque sintieron que el Espíritu Santo los guió a que asistieran a ella. Estos cinco individuos se habían estado reuniendo en Prince Albert y habían estado orando que Dios les ayudara a comenzar una obra en su pueblo. Después del primer servicio del pastor Blackaby en Saskatoon, le preguntaron a él si estaría dispuesto a conducir las noventa millas hasta Prince Albert los domingos por la tarde para predicar en sus casas. El pastor Blackaby habló con la junta de la iglesia y todos estuvieron de acuerdo en que, si el Señor abría una puerta, ellos debían entrar por ella. Por dos años, Blackaby hizo el viaje de ciento ochenta millas, ida y vuelta, para predicar en la nueva obra. Un domingo decidió enfrentar una tormenta de nieve muy seria con tal de ir hasta Prince Albert, pero se encontró con que nadie llegó al servicio. Hubo muchas ocasiones en las que pudieron darse por vencidos, pero después de dos años aquella nueva obra llegó a tener suficiente gente y recursos como para llamar a su propio pastor. Durante los próximos doce años de ministerio, la pequeña iglesia de Saskatoon hizo el simple compromiso al Señor de que si Él abría las puertas, ellos entrarían por ellas. El Señor honró su compromiso, y durante los doce años siguientes se abrieron las puertas para comenzar treinta y ocho nuevas iglesias. Es una fórmula matemática sorprendente. Si una iglesia comienza una nueva y reproductiva iglesia cada cinco años y, a su vez, esta nueva obra, después de siete, comienza a plantar nuevas y reproductivas obras cada cinco años – en cincuenta años habrá 500 nuevas iglesias que alcancen a más de quinientas mil personas con el evangelio de Jesucristo. ¡Todo lo que usted tiene que hacer para alcanzar cincuenta mil personas es comenzar una nueva iglesia cada cinco años! Después de que me embarqué en la jornada de comenzar nuevas obras, comencé la práctica diaria de elevar al Señor una oración muy sencilla. Está basada en la instrucción del Señor a Pedro en Lucas 5:1-11. Después de no haber pescado nada toda la noche, Pedro fue instruido a arrojar las redes en aguas más profundas. Pedro obedeció aun cuando pudo haber presentado un sinnúmero de objeciones. El Señor proveyó tal cantidad de peces que el bote comenzó a hundirse, por lo que tuvieron que pedir ayuda a Santiago y a Juan para también llenar sus botes. Ambos botes estaban tan llenos que comenzaron a hundirse. ¿Hará usted también esta oración? Señor, llena nuestro bote y otro también. Pídale al Señor 250


Cómo Construir un Gran Futuro

que bendiga su obediencia a Su llamado a comenzar otra obra de tal manera que ambas iglesias se llenen. ¡Algún día, el resultado final puede ser quinientas mil almas en el cielo!

251


Marilyn McCool fue elegida en el año 2002 como la primera mujer tesorera general de la Iglesia del Nazareno. Ella es una ex banquera de 27 años de experiencia del norte de Michigan, líder de servicios comunitarios, esposa de pastor y fundadora de iglesia. Marilyn tiene una maestría de Central Michigan University [la Universidad Central de Michigan] y un doctorado de Olivet Nazarene University [la Universidad Nazarena de Olivet]. Ella y su esposo, David, tienen tres hijas y nueve nietos, y viven en Kansas City.

252


22

FUNDAR UNA IGLESIA EN KALKASKA MARILYN MCCOOL Fue una llamada a la puerta que cambiaría nuestras vidas para siempre. La noche comenzó como lo que sería un final común de un día de trabajo y de escuela común para un padre, una madre y tres hijas (de 11, 14 y 15 años de edad). Cuando abrimos la puerta de nuestra pequeña casa que habíamos construido hacía seis años en tierra que nosotros habíamos limpiado en un remoto camino no asfaltado del Condado de Kalkaska, no sabíamos que era Dios quien estaba llamando. Yo siempre pensé que uno escucha y responde al llamado de Dios en una invitación al altar durante un servicio de la iglesia, en un servicio durante una campaña, en un servicio misionero o en una fogata en un campamento de jóvenes; así que, en ese momento, no reconocí que Dios también podía llamar a uno en su propio hogar en el medio del bosque. “Hola. Somos de la Iglesia del Nazareno y quisiéramos hablar con usted. La Iglesia Internacional del Nazareno en Kansas City ha comenzado una campaña para fundar iglesias nuevas en Estados Unidos. Estamos estableciendo un trabajo pionero en el norte de Michigan y quisiéramos saber si usted y su familia estarían interesados en asistir a la iglesia en Kalkaska, si fuera posible establecer una allí”. El recién asignado superintendente de distrito del Distrito Pionero del Norte de Michigan, y el pastor de la Iglesia del Nazareno de Traverse, compartieron su visión para el norte de Michigan, empezando específicamente con Kalkaska, una nueva comunidad para “plantar” una iglesia nazarena. Siendo que habíamos sido nazarenos por dieciséis años, les aseguramos que nuestra familia le daría la bienvenida a la oportunidad, una vez más, de adorar en una Iglesia del Nazareno, especialmente en el pueblo de nuestra infancia, en donde mi esposa y yo habíamos decidido criar nuestra familia. Ya casi terminada la conversación, mecánica pero cortésmente hicimos las simples preguntas de cuándo, dónde, cómo y quién. Pero fue en ese momento cuando nos enteramos que ni la Iglesia General ni el distrito tenían recursos con los que comenzar el proyecto. No había una congregación base, no había instalaciones, no había recursos financieros – ni tampoco un pastor. 253


ESTRATEGIA NO. 5

Estábamos dándoles ánimo con frases como, “Por favor sigan trabajando en su plan” y, “Hágannos saber cómo resultan las cosas”, cuando escuché a mi esposo, David, hablar. “Si ustedes necesitan a alguien para predicar por algunas semanas hasta que encuentren un pastor, yo tengo licencia de ministro local y estaría dispuesto a ajustar mi agenda de trabajo para donar mi tiempo y predicar los domingos, si lo desean”. ¿Qué? Sus palabras me aturdieron. El tiempo se detuvo mientras los pensamientos corrían y chocaban entre sí en mi cabeza. ¿Ayudar? ¿Ayudar a quién? ¿Hacer qué? ¡Nosotros no podemos hacerlo! ¡No sabemos cómo! ¡Nunca antes hicimos algo así! ¡No tenemos tiempo! ¡No tenemos lugar para reunirnos! La gente de la comunidad no va a entender. La gente se va a burlar de nosotros. No podemos sacar nuestros hijos de su activo grupo de jóvenes. No podemos tener iglesia con sólo una familia – ¡la nuestra! ¡Me encantan las grandes iglesias a las que hemos asistido, con mucha gente, música, guardería, programas de jóvenes y redes de relaciones familiares! No recuerdo nada del resto de la conversación, hasta que el Superintendente de Distrito dijo al partir: “Quisiéramos tener el primer servicio en Kalkaska el primer domingo de noviembre (1983), dentro de cuatro semanas, si ustedes pueden hallar un lugar. Estaremos en contacto”. La puerta del frente de nuestra casa se cerró con su chirrido habitual. Todo estaba en silencio. Nos miramos unos a otros. Nadie hablaba. Cada uno de nosotros estaba ensimismado en sus propios pensamientos. ¿Estaba Dios llamando? Si lo estaba haciendo, Él debía tener un plan pero se le había olvidado darnos una copia. Acabábamos de hacer un compromiso que nos llevaría por territorios inexplorados y cambiaría nuestras vidas para siempre.

Dios provee No lo logramos. Esto es, no en la fecha originalmente mencionada para el primer servicio de la Iglesia del Nazareno en Kalkaska. Pero, al final de cuentas, empezamos. Desde el día en que Dios llamó a la casa pasamos cuatro meses reuniéndonos con oficiales de la iglesia, identificando gente de la comunidad que podría estar interesada en la Iglesia del Nazareno, buscando un lugar adecuado para reunirnos, y desarrollando una estrategia de publicidad. Como esposa y madre, yo me preocupaba cada vez más por el obvio compromiso de tiempo que requerirían las responsabilidades de iniciar una iglesia, lo cual no iba a ser compatible con las responsabilidades de mi carrera de diez años, ni con mis estudios universitarios en Traverse City. Parecía imposible agregar más a 254


Fundar una Iglesia en Kalkaska

esa lista, especialmente por el tiempo de manejo de automóvil adicional que todo esto representaba. Aunque todavía estaban pendientes la mayoría de los asuntos y los detalles, escogimos por fe el domingo 4 de marzo de 1984 para nuestro primer servicio por la tarde en Kalkaska. El viernes, 2 de marzo de 1984, el director de personal del banco donde yo trabajaba pidió verme. Me dijo, “Nuestro gerente de la sucursal en Kalkaska acaba de renunciar. Hoy es su último día. ¿Cómo se sentiría usted si dejara la oficina de Traverse City y trabajara en Kalkaska? Realmente ayudaría al banco si aceptara esta promoción y se reportara como la gerente de la oficina de Kalkaska el lunes 5 de marzo”. Dios nos había provisto un tiempo y un lugar en la comunidad de Kalkaska. Gracias, Señor. Las 2:00 p. m. del domingo 4 de marzo había llegado. ¿Vendría alguien a nuestro primer servicio? Mis ojos estaban fijos en la entrada del aparcamiento de la Iglesia Adventista del Séptimo Día que habíamos rentado por $50.00. Una furgoneta de color azul se acercaba. Un pequeño grupo de hermanos con rostros sonrientes y corazones gozosos de la Iglesia del Nazareno de Traverse City se nos estában uniendo a David, a nuestra hija más pequeña, Amy, y a mí para nuestro primer servicio en Kalkaska. Dios provee gente de un corazón y una mente. Gracias, Señor. Puesto que no teníamos la costumbre de asociar costo alguno con el tener un servicio en la iglesia, nos preocupaba la necesidad de tener que pagar los $50.00 de alquiler del día. Nos sentimos realmente pequeños cuando supimos que la ofrenda había excedido esa cantidad, $52.73 para ser exactos. Dios nos envió un mensaje claro ese día, el cual es mucho más claro hoy, pues es una verdad probada: Esta es mi obra. Los asuntos financieros son míos, no de ustedes. Yo proveeré siempre. Nunca vuelvan a limitar mis futuras provisiones con pensamientos o preocupaciones humanas. Confíenme el trabajo y las finanzas. Dios provee los recursos financieros. Gracias, Señor. Antes de despedirse, el pastor de Traverse City y su gente fueron hasta su furgoneta y nos presentaron dos platos de ofrenda de madera gastados y algunos himnarios nazarenos viejos que nos habían traído. “Deseamos haber tenido más para ayudarles, pero esto es un comienzo”. Pusimos la primera evidencia tangible de la Iglesia del Nazareno de Kalkaska en el baúl de nuestro automóvil, donde la misma quedaría hasta el servicio del próximo domingo. Dios provee platos para la ofrenda e himnarios. Gracias, Señor. “Los vemos el próximo domingo”, dijimos, mientras la furgoneta azul desaparecía al tomar la carretera de la ruta occidental M-72 hacia Traverse City. David, Amy y yo nos quedamos solos en el estacionamiento. Dios estaba allí. 255


ESTRATEGIA NO. 5

El trabajo había sido iniciado. Fue un comienzo extremadamente humilde; un pequeño servicio. Dios, recuérdalo, nosotros no sabemos qué es lo próximo que debemos hacer. Necesitamos tu ayuda. Por favor, provéenos para el próximo domingo también. En ese momento no sabíamos que en un plazo de tiempo breve íbamos a estar sin un lugar en donde adorar.

Dios da una Visión El anuncio clasificado de bajo costo fue breve. “Se busca gente interesada en una Iglesia del Nazareno en Kalkaska. Por favor, llame al 258-5128”. El timbre de la única llamada recibida superó el ruido de nuestros ocupados quehaceres hogareños. Yo respondí al teléfono. “Hola, he estado orando por una Iglesia del Nazareno en Kalkaska desde 1952. Quiero asistir a los servicios, pero necesito transporte. Mi nombre es Mary Sherwood y soy una pastora nazarena jubilada”. Con cauto optimismo compartí el mensaje con David. ¿Estaría en serio la persona que llamó? Si así era, ¡había estado orando durante treinta y dos años por este día! Dios le había dado una visión y una fe para creer. No sabíamos en aquel entonces que la hermana Sherwood llegaría a ser una asombrosa guerrera de oración, mentora y una fuente de ánimo para esta pareja de corazones desfallecientes. Ella vino el siguiente domingo por la tarde al servicio, y el siguiente, y el siguiente. Al sentirse guiado a tener una campaña evangelística para la comunidad en junio, David llamó a su buen amigo y evangelista William Varian, nuestro antiguo pastor en la Primera Iglesia del Nazareno en Kankakee (Illinois). “Iré”, dijo Bill. “Sin costo alguno para ustedes. Quiero ayudarte a ti y al Distrito Pionero del Norte de Michigan a comenzar esa obra”. Estábamos muy entusiasmados planeando invitar a toda la comunidad de Kalkaska a las reuniones nazarenas. Menos de una semana antes de comenzar la campaña fuimos cortésmente informados que no podríamos tener las reuniones en la iglesia que rentábamos para los servicios de domingo por la tarde. Nos dimos prisa en tratar de conseguir un lugar alternativo para las reuniones, pero cada intento terminaba en un “no” definitivo, hasta que alguien mencionó el antiguo templo masónico de la calle Walnut. Rápidamente contactamos al editor del periódico de Kalkalska, que también manejaba lo relacionado a las instalaciones masónicas. “Seguro”, dijo él. “Arreglemos un precio de renta por el uso de las instalaciones. ¿Qué necesitan?” Así fue cómo el antiguo templo masónico, que originalmente fe la primera iglesia 256


Fundar una Iglesia en Kalkaska

en ser construida en la villa de Kalkalska, y cuyas instalaciones fueron formalmente abiertas en 1880 como una iglesia congregacional, llegó a ser de nuevo el hogar de una iglesia cuando anunciamos que sería la primera ubicación oficial de la Iglesia del Nazareno en Kalkaska. Se realizó la campaña evangelística. Realizamos seis reuniones con un promedio de veinte y tres de asistencia. EL hermano Varian le predicó al pequeño grupo de gente como si fuera una gran congregación. Cantó su canción favorita, “Porque Él Vive”, con fervor una y otra vez, como si tuviera una visión especial del cielo. ¡El hermano Varian se divirtió con mi inexperimentado esposo y le enseñó que nunca se podía olvidar de la ofrenda! Sin embargo, lo más notable de todo fue que Dios usó esta campaña para introducir de nuevo un llamado al ministerio a un hombre quien sólo estaba “ayudando” hasta que se encontrara un pastor. Mientras tomaban una taza de café, el hermano Varian compartió su visión para la obra en Kalkalska y le dirigió un desafío directamente a David. “¿Por qué no entras al programa de estudios ministeriales y pastoreas esta obra? Tienes un título de la universidad de Olivet. Yo sé que puedes hacerlo”. Parecía que el hermano Varian tenía una visión que trascendía el alcance de nuestro entendimiento por aquel entonces. Para nosotros fue un Moisés enviado por Dios, para ayudarnos en nuestra jornada de servicio cristiano. No sabíamos en ese momento que él estaba a sólo diecisiete meses, a los 57 años de edad, de cantar el último verso de “Porque Él vive”. Su gran logro al cruzar a la otra ribera de río fue nuestra gran pérdida. La Iglesia del Nazareno de Traverse City continuó apoyando con su asistencia nuestros servicios de los domingos por la tarde, pero pronto tuvimos la visión de movernos hacia una agenda completa que incluyera servicios los domingos en la mañana y en la noche, lo cual sería posible si se rentaba el templo masónico por el día completo. Ahora estábamos por nuestra cuenta en los servicios dominicales. Pero como no podíamos permitirnos pagar un segundo día de renta para un servicio los días miércoles, comenzamos una reunión de oración en nuestro hogar y, luego, comenzamos a mover el servicio de casa en casa usando las de aquellos que formaban parte de nuestro pequeño grupo. Todo resultó en que yo comenzaba los domingos en la mañana llevando a las dos hijas adolescentes a nuestra antigua iglesia para que pudieran estar con sus amigos. Les habíamos prometido que iba a ser su decisión permanecer en su iglesia o unirse a nosotros. Escogieron no venirse con nosotros y no podíamos culparlas por eso. No teníamos nada que ofrecerles. El dolor en mi corazón era increíble. ¿Cómo podía algo de tanto bien hacernos sentir tan mal? Esa era la primera vez que nuestra familia se dividía los domingos para asistir a la iglesia. 257


ESTRATEGIA NO. 5

Yo iba con nuestra hija Amy al rentado templo masónico a escuchar a mi esposo predicar sus primeros mensajes. Dios fue fiel en ministrarme. Me dio la visión de que todo iba a estar bien. No pasó mucho tiempo antes de que muy calladamente mis otras dos hijas me dijeran un domingo por la mañana, “Hemos decidido ir a la Iglesia del Nazareno”. El primer invierno en el rentado templo masónico estaba muy frío. Pagamos una factura de calefacción de $300 por solo dos reuniones por domingo. La gente se sentaba en los servicios con los abrigos y guantes puestos, y mantas sobres sus faldas. El aire que respirábamos se condensaba por el frío, manteniéndose suspendido en todo el área mientras intercambiábamos saludos y cantábamos. En busca de más confort nos movimos del salón principal de reuniones a un pequeño cuarto con una mesa de billar ubicado en la parte trasera. La mesa de billares estaba fijada al piso, por lo que teníamos que colocar nuestras sillas alrededor de la mesa, y David tenía que ubicar su pequeño atril contra el perchero de los abrigos. ¡Qué escena! Las tuberías de agua quedaron fuera de servicio por el resto del invierno, así es que no teníamos agua corriente ni la posibilidad de usar los servicios sanitarios. Una vez, con gran dificultad, tuve que superar los bancos de nieve en mi vestido de domingo, sin abrigo ni botas, para conseguir de nuestros vecinos un cubo de agua para limpiar a un niño que había vomitado su desayuno frente al púlpito, en medio del servicio. Cuando regresé con el recipiente lleno de agua, David estaba aún predicando, y la gente simplemente había corrido las sillas un poco hacia el costado lejos del vómito. Pasó el primer invierno, y habíamos sobrevivido. En la primavera de 1985 David estaba conduciendo su vieja camioneta por la ruta occidental de Kalkaska cuando de momento se detuvo en medio de la carretara. El anuncio decía, “Se venden 60 acres”. Durante la cena él me declaró con confianza, “Hoy le puse nombre a un terreno en la ruta occidental de Kalkalska y lo reclamé para la Iglesia del Nazareno en este pueblo. He orado que Dios provea la forma. Dios me ha dado esa visión. He podido verlo todo con claridad”.

Diez Acres de Pinos Tipo Jack “¡Buenos días, señora!” Miré desde mi escritorio y ví al grandote de John de pie en medio del vestíbulo del banco, con una sonrisa tan grande como su acento tejano. “Escuché que su esposo está interesado en mi propiedad para la iglesia. Ustedes pueden tener tanto como necesiten, mucho o poco. Háganme una oferta. Lo que sea que puedan pagar por mes estará bien conmigo. Como usted sabe, me refiero a la propiedad que está en la ruta occidental de Kalkaska”. 258


Fundar una Iglesia en Kalkaska

Lo supe de inmediato. ¡Era Dios obrando otra vez a nuestro favor! Me avergonzaba tener que decirle a John que no teníamos recursos con los cuáles hacer una buena oferta, ni siquiera los más modesto recursos para la oferta que fuera. Pero, sabiendo que Dios los tenía, le respondí, “Se lo diré a David. Gracias”. Nuestra guerrera de oración, la hermana Sherwood, nos desafío a orar y ayunar por cuatro días para buscar la voluntad de Dios respecto a esta propiedad para la iglesia. Lo hicimos. El resultado fue una gran paz y el recordatorio de confiar en Dios. Unos pocos meses más tarde, el 6 de junio de 1985, David y yo estábamos sentados frente al grandote de John, en la oficina del agente inmobiliario, firmando los documentos que transferían diez acres al costado de la carretera occidental de Kalkaska a la Iglesia del Nazareno. David le entregó a John el dinero en efectivo: los $3,000 que habían sido reunidos por nuestra pequeña congregación, los $5,000 de fondos de la Ofrenda de Cajas de Alabastro, y los $5,000 del Distrito de Michigan enviados por medio del superintendente de distrito, el doctor C. Neil Strait. ¡La provisión de Dios permitió que la propiedad fuera saldada por completo! Los diez acres estaban cubiertos de pinos tipo “Jack” que crecían en la arena de Kalkaska. Era tan espesa la siembra de pinos que sólo el espíritu pionero de mi esposo lo llevaba a aventurarse más allá del paso de servidumbre a la orilla de la carretera para estudiar cuál podría ser el sitio para ubicar la futura iglesia. El señor Peelman trabajó arduamente quitando arbustos y yerbas de la orilla de la carretera para que el terreno se viera lo suficiente arreglado para el día de la dedicación, el 8 de septiembre de 1985. Rentamos una tienda grande de campaña con rayas blancas y amarillas para las reuniones de todo el día y la cena en el lugar. La carpa se veía muy bien. Teníamos un remolque preparado para llevar el piano, las sillas y las mesas hasta la tienda de campaña. Todo estaba listo para el domingo antes del servicio especial para jóvenes el sábado por la noche en el rentado templo masónico, el cual se llenó a capacidad. Unos minutos después de iniciado el servicio, recibí una llamada de alarma del banco. Una recia tormenta estaba por llegar. Nubes hinchadas, negras y amarillas, surcaban el cielo de color verde y misterioso. Olas de lluvia y viento golpeaban mi automóvil, por lo que era casi imposible conducir. Relámpagos y truenos sacudían el suelo. Mi temor por la seguridad de la gente en el viejo templo masónico fue confirmado al regresar y hallar que era casi imposible entrar al lugar. Una laguna de agua bloqueaba la entrada por donde tres pies de agua habían entrado al sótano del edificio. La gente estaba aún cantando, inconscientes de que un tornado acababa de pasar a través del área. 259


ESTRATEGIA NO. 5

Recién entonces recordé nuestro terreno de diez acres de pinos. ¡La carpa! Consternados comprobamos que todo nuestro trabajo había sido tirado al suelo. Los postes estaban torcidos, y la lona con rayas blancas y amarillas había sido doblegada por el peso del agua. ¡Nos sentíamos desfallecer! ¿Cómo podríamos arreglar este desastre en sólo unas pocas horas antes del domingo por la mañana? El domingo amaneció brillante, soleado y cálido. Era un día hermoso para dedicar la propiedad de diez acres de pinos “Jack” al Señor para Su obra en Kalkaska. Un grupo maravilloso de gente disfrutó del servicio y de la cena bajo la carpa en el terreno donde algún día se erigiría la Iglesia del Nazareno. Sólo David y yo sabíamos de la frenética aventura hasta entrada la noche anterior en la húmeda oscuridad reacomodando todo para el gran día de acción de gracias por el regalo que Dios nos había dado. En los meses siguientes, Dios continuó trabajando silenciosa pero muy rápidamente. “¿Puede decirme dónde puedo encontrar una Iglesia del Nazareno?” Miré desde mi escritorio en la oficina bancaria para ver quién me hablaba. “Hola. Soy Gil Dingman. Somos nazarenos y nos estamos mudando a Kalkaska. Soy el nuevo administrador del correo. Mi esposa y mis tres hijos llegarán en enero, y estamos buscando una iglesia nazarena para la familia”. ¡Increíble! La primera familia con trasfondo nazareno había sido enviada a Kalkaska sólo un mes después de la dedicación de la propiedad. Dios nos mostraba que Él estaba dirigiendo al traer gente que nos ayudara: el regalo de un piano de parte de la hermana Sylvia Hubbell, el cual reemplazaría nuestro reproductor de casetes; una donación inicial de dinero para el fondo de construcción; la llegada de la hermana Guy como pianista y líder de jóvenes a sus más de ochenta años de edad; y las promesas de oración de la hermana Barb Cotton, aún cuando ella no podía asistir a los servicios en aquel momento. Sin embargo, mayor que todas las bendiciones materiales, fueron las bendiciones espirituales que Dios derramó sobre Su pueblo para suplir sus necesidades espirituales. La campaña evangelística con el evangelista Russell Coffey en 1986 será recordada como un hito espiritual en la historia de la iglesia. El Señor suplió las necesidades espirituales de mucha gente, incluso las de los padres de David quienes, a la edad de setenta y cinco años, fueron salvos. David sintió pronto la necesidad de organizar oficialmente la iglesia. El 4 de mayo de 1986, el superintendente de distrito C. Neil Strait ofició en el servicio organizacional en el que nos constituimos oficialmente en Iglesia del Nazareno, con doce miembros, seis adolescentes y seis adultos: la familia Dingman, la familia McCool, Mary Sherwood y Leone Guy. Fue un comienzo inesperado con 260


Fundar una Iglesia en Kalkaska

sólo tres de los adultos empleados, pero Dios no siempre requiere la lógica humana. Todo era una versión moderna del milagro de la multiplicación de los “panes y los peces”. Unos meses más tarde, David desafió a la pequeña congregación con un programa de construcción para un tan necesario edificio, el cual daría reconocimiento a la Iglesia del Nazareno en la comunidad y, además, proveería un lugar más versátil donde adorar. David oró que la gente captara la visión. Parecía haber demasiado por hacer y muy pocos para ayudar. Dos años trabajando a tiempo completo, cuidando de nuestro hogar, cumpliendo con el rol de padre, iniciando la iglesia, predicando y, ahora, desempeñando las nuevas y poco familiares tareas pastorales de aconsejar a la gente, consumían las energías de David. No teníamos un manual que nos dijera cómo hacer las cosas, y aún los mejores esfuerzos ofrecidos al Señor eran a veces, desafortunadamente, motivos de crítica. Pero Dios fue siempre fiel enviando la gente que nos daría ánimo y motivación, cuando el desaliento proveniente de lugares inesperados parecía que nos iba a vencer. Durante ese tiempo Dios afinó la visión de David para el ministerio de la iglesia aun más claramente, y continuó adelante. David podía oír el zumbido del hacha. Dios tenía grandes planes y pronto enviaría obreros a los campos – a los diez acres de pinos “Jack”.

Poco es Mucho Cuando Dios es Parte de Ello “¡Haré ensalada de macarrones y galletas de melaza. Estén en mi casa el jueves las 7:30 a. m. en punto!” Cuando la hermana Guy hablaba a sus ochenta y tantos años de edad, todos escuchaban. Ella había estado sirviendo al Señor por tanto tiempo que yo estaba convencida de que Él le hablaba con frecuencia. “Si alguna vez vamos a salir del templo masónico que estamos rentando y ocupar nuestras propias instalaciones, necesitamos comenzar ahora. ¡Nosotros comenzaremos con una venta de cachivaches!” Cuando le pregunté a quién se refería con “nosotros”, me contestó, “¡¿A quién piensa usted? Usted y yo!” Motivada por la determinación y sinceridad de la hermana Guy, trepé la escalera de la pared en nuestro granero, abrí la ventana, y con cuidado seleccioné algunas de las cosas que más atesoraba, las saqué a la luz del día, y las puse sobre el suelo. David puso los esos “cachivaches” en su camioneta y se los llevó para la casa de la hermana Guy antes de que yo pudiera cambiar de idea. ¡Estaba encantado! Participé con bastante escepticismo, porque yo había financiado suficientes préstamos en mi carrera como para saber que era imposible realizar una venta 261


ESTRATEGIA NO. 5

de cachivaches lo suficientemente grande como para lograr si quiera un pequeño aporte para un proyecto tan grande como el de construir una iglesia. Pero cuando ya había comido la ensalada de macarrones y las galletas de melaza de la hermana Guy por tres días, mientras esperábamos a los clientes, aprendí que los $300 que reunimos por la venta fue una lección objetiva para mí en visión y fe. La hermana Guy le enseñó a esta banquera que, ¡lo poco es mucho cuando Dios está en ello! Una mujer de fe determinada, el desahacerse de algunas posesiones, la ensalada de macarrones, y las galletas de melaza. ¡Poco es mucho cuando Dios está en ello! Designamos los ingresos de la venta de cachivaches para la compra de la primera ventana de la iglesia. “Aquí está”, dijo ella. “¡Ahora, todo lo que ellos tienen que hacer es construir el edificio alrededor de esa venta!” Decidí no preguntarle a quiénes se refería con “ellos”. Un día regresé a casa para hallar a David en la mesa de la cocina dibujando algunas líneas en una hoja grande de papel. “Es un edificio multipropósito”, dijo. Con el don de ver hacia el futuro, continuó diciéndome: “En realidad, es la primera fase de un proyecto de construcción de la iglesia en tres fases”. Fue difícil para mí captar la visión panorámica de David, porque yo todavía estaba preocupada por conseguir suficiente dinero para instalar la segunda ventana del futuro edificio de la iglesia. Mi falta de fe acalló mi respuesta. La visión de un hombre, una hoja de papel blanco, un lápiz y una mesa de cocina – ¡lo poco es mucho cuando Dios está en ello! En su reporte a la asamblea de distrito el 4 de junio de 1987, David dijo, “Tenemos fe que Dios honrará nuestra mayordomía y proveerá los medios para que podamos construir un edificio multipropósito antes del siguiente invierno. Nuestra fe es tal que hemos limpiado dos de los diez acres, y estamos preparados para quemar la maleza y remover los troncos de los árboles tan pronto como el tiempo lo permita. Dios es verdaderamente bueno y estamos ansiosos esperando ver lo próximo que hará en nuestra nueva iglesia”. Yo estaba entre la concurrencia, tratando de acrecentar mi fe, y esperando que David jamás se desilusionara. Dos meses más tarde, el 10 de agosto, la empresa Construcciones Sieting removió los troncos de los árboles y preparó el sitio para comenzar la construcción. La pequeña congregación había reunido una modesta cantidad como depósito para el proyecto de construcción, y había adquirido un préstamo hipotecario de $45,000, a quince años plazo, con un pago de $490 por mes, proveniente de la sede internacional de la Iglesia del Nazareno. Ahora comenzaba el trabajo difícil. 262


Fundar una Iglesia en Kalkaska

Cuando no sabíamos a dónde ir en busca de ayuda, el Señor, de manera milagrosa, organizó un equipo de ayudantes con tal rapidez que apenas pudimos manejar los detalles: un arquitecto cristiano para convertir nuestros dibujos de la mesa de la cocina en planos con códigos adecuados para la construcción; un electricista cristiano que nos ahorraría dinero permitiéndonos hacer parte del trabajo; un cristiano dueño de un negocio que proveería el cielo raso, las puertas y, sí, las ventanas – a un buen descuento; un colocador de carpetas a quien una empresa le había cancelado una orden de costosas alfombras que la iglesia jamás hubiera podido pagar para adquirirlas; un pastor amigo quién dijo que nos daría algunas bancas de su iglesia en Sturgis, Michigan, si nosotros íbamos a recogerlas para almacenarlas en nuestro garaje; una madre con solo la pensión de jubilada del Seguro Social quien dijo que quería que tuviéramos un púlpito y dio su diezmo para que compráramos madera de roble para construir uno; la viuda de un pastor quien dijo que quería que tuviéramos un altar y dio una ofrenda para construirlo. Una pieza de roble, el diezmo de una madre bajo pensión del Seguro Social, una orden de alfombras cancelada, algunas bancas a 250 millas de distancia. ¡Lo poco es mucho cuando Dios está en ello! El 23 de septiembre de 1987 fueron cavados los cimientos para el edificio multipropósito. La fase uno comenzó cuando faltaban ocho semanas para las primeras nevadas. Sin experiencia para un proyecto de esta envergadura, David servía como contratista general y carpintero, con unos pocos hombres de la congregación que se componían mayormente de mujeres y niños. Se corrió la voz de ayuda en el distrito, y llegó, el superintendente de distrito incluido, y también la presidente de Misiones Nazarenas Internacionales, para quienes la abuela McCool sirvió excelentes almuerzos en su garaje en los fríos días de noviembre. Recordamos especialmente a aquellos que ya han partido para obtener su recompensa, pero que ayudaron diligentemente en la construcción de las instalaciones de nuestra iglesia. Sus contribuciones y memorias permanecen, y les estamos enormemente agradecidos: el abuelo Dingman, el tío Glen, el señor Penfold y nuestra guerrera de oración, Mary Sherwood, quien murió mientras escribíamos esta historia. Los extrañamos grandemente. Un pastor, algunos hombres y mujeres dispuestas, unas espaldas fuertes, herramientas y buena comida. ¡Lo poco es mucho cuando Dios está en ello! Qué el Señor bendiga a mi maestra en esta gran verdad, la hermana Guy, quien con sus más de noventa años aún continúa sirviendo al Señor. Dicho sea de paso, si usted no ha tenido la oportunidad de probar una de sus muchas docenas de galletas de melaza amasadas en su antigua mesa de granja cubierta de 263


ESTRATEGIA NO. 5

porcelana que ahora está en mi casa, usted se ha perdido una verdadera delicia. ¡Sólo pregúntele a Scott Dingman!

“Todo a Cristo Yo Me Rindo” ¡Yo no me casé con un predicador! “Todo a Cristo yo me rindo, con el fin de serle fiel”. Yo respondí al llamado al altar de ese himno en un servicio de capilla en el Campamento Bautista de Lake Ann. El pastor Brower imploró con nosotros para que dedicáramos nuestras vidas al servicio. Yo nunca pensé que tendría posibilidades de ir a la universidad, por lo tanto, mi mente de doce años de edad razonó que necesitaría casarme con un misionero o con pastor para poder entrar en el servicio cristiano. A pesar de que desde aquella noche hasta el día en que me casé nunca dejé de desear servirle al Señor, Él no me envió un misionero o un predicador con quien casarme. Muchos años después retorné al Campamento de Lake Ann con mi hija y mis nietos. Era sábado. Todos los camperos habían partido. Caminé por el lugar ya tranquilo, y me parecía tener doce años otra vez. El aroma de los panecillos de canela salía de la blanqueada cocina. La misma puerta color verde se movía con su familiar chirrido. Los cincuenta escalones de concreto que llevaban hasta el lago estaban irregularmente moldeados por el mucho uso a través de los años, y todavía estaban cubiertos con granos de arena de los días gloriosos llenos de sol. A través de las cortinas entreabiertas de la capilla casi podía oírse al viejo piano, y a los instrumentos de metal, tocando, “Su Amor me Levantó”. Pude sentir la expectación de los arreglos de la capilla para el tan esperado servicio del viernes por la noche, y de la fiesta gloriosa cuando la parpadeante luz de la fogata se balancearía iluminando los rostros de los camperos que públicamente testificarían de su salvación y de los compromisos realizados. Pensé en muchos de los jóvenes que hicieron sus decisiones aquí, las cuales moldearon sus vidas para siempre. Yo fui una de ellos. Fui traída de regreso al presente por mi hija Kirsten, que también había sido una campera en Lake Ann. Consciente de lo que estaba pasando, sonrió y me preguntó, “¿Dónde estás?” Luego la escuché compartir sus memorias de campera con sus hijos, creando así una expectativa en la tercera generación. Desde mis días de campera he aprendido que, “Yo me rindo a Él”, significa incluso nuestros hijos, y sus hijos – y nuestros matrimonios. La primera prueba real para nuestro matrimonio durante la plantación de la iglesia ocurrió cuando se hizo evidente que para David era imposible tener un trabajo de tiempo completo, ser un pastor, y coordinar el trabajo de la construcción 264


Fundar una Iglesia en Kalkaska

de las primeras instalaciones de la iglesia, todo al mismo tiempo. Después de suficiente consideración, en agosto de 1987 acordamos mutuamente que él se dedicaría a tiempo completo a la iglesia pero sin salario, lo cual siempre había sido el caso, y continuaba siéndolo (un acuerdo que tomamos para que los recursos pudieran ser invertidos en establecer la iglesia). Recortar los ingresos de la familia en más de un cincuenta por ciento y con los mismos compromisos, para mí representaba un gran esfuerzo. Pero Dios fue fiel, y calladamente trabajó con la ansiedad y el temor que me causaban los insuficientes recursos. Todavía conservo los sobres ya amarillentos que Dios usó para ayudarme a designar por partes mi salario para poder mantener el hogar. Cuando finalmente comprendí que los recursos de Dios son muchos más grandes que los nuestros, y que Él no retiene lo que es necesario, comenzaron a pasar cosas sorprendentes. Él proveyó para nosotros mucho más de lo que hubiéramos podido imaginarnos. Aprendí que, “Yo me rindo a Él”, significa aún rendirle los temores, la dependencia en nosotros mismos y, claro, también dinero. David se metió de pies y cabeza en el proyecto de finalizar el interior del edificio de la iglesia. En la Noche Buena de 1987 David y yo trabajamos en el incompleto edificio calentándonos sólo con una ruidosa y humeante salamandra. Mientras David cortaba piezas de marcos de ventana, yo las teñía. Los bombillos encendidos colgaban de cables color naranja, haciendo que proyectaran extrañas sombras. Nuestra pequeña radio portátil pasaba programas del Instituto Bíblico Moody. Puedo recordar haber pensado que nunca acabaríamos el trabajo. Cuando David se atravesó su propia mano con el taladro mientras construía el púlpito, y terminó en la sala de emergencias, ¡yo sí me convencí de que nunca terminaríamos el trabajo! Una vecina llamada Marge Findley se detenía ocasionalmente en el lugar de trabajo para irradiar algunos rayos de sol con palabras de ánimo y ofrecer su apoyo en oración por el esfuerzo. Finalmente, todo el interior quedó terminado. David terminó la construcción del púlpito, del altar y de la mesa de comunión. Contratamos a uno de nuestros amigos para que nos ayudara a limpiar todo el edificio y a alistarlo para ponerle las alfombras. Las bancas fueron rescatadas de nuestro garaje y ubicadas en sus lugares. El primer edificio de la Iglesia del Nazareno de Kalkaska fue dedicado al Señor una tarde de domingo en febrero de 1988. Fue un servicio maravilloso al que asistieron mas de cien personas de la comunidad, y también nuestro superintendente de distrito y gente de negocios que nos ayudó con el proyecto. Fue un día lleno de emoción. ¡Y oficialmente acabábamos de terminar de mudarnos del rentado templo masónico! 265


ESTRATEGIA NO. 5

Bueno, ahí lo tiene usted. En menos de cuatro años la iglesia fue iniciada, organizada, se compraron diez acres de terreno, se construyó un edificio multipropósito de cuarenta por sesenta pies de área, y se lo alistó para realizar las reuniones. Había sido un camino largo, pero se había logrado. Pensé en que la tarea que se nos dio en 1984 había sido completada en 1988. Estaba segura de que David lo veía de la misma manera. Estaba cansada. Mientras trabajaba a tiempo completo en el bano, terminé mi bachillerato en 1985 y mi maestría en 1986, que eran compromisos que ya estaba atendiendo antes de surgir lo de la plantación de la iglesia. Nuestras hijas comenzaban a graduarse de la escuela secundaria y a entrar a la universidad. Pensé que ahora nuestras vidas podían regresar a la normalidad, ¡lo que la normalidad fuera! Pero, en efecto, yo estaba por averiguar lo que era la normalidad. Iba a aprender que, “Yo me rindo a Él”, significa aun nuestros planes y deseos. “El Señor no me ha liberado de este trabajo. Tengo la visión de que la Iglesia del Nazareno de Kalkaska se convierta en una iglesia comunitaria de santidad con 200 o más personas. Puedo verlo. Todavía más, me siento guiado a terminar mis estudios para la ordenación y también entrar al programa de maestría en consejería de Olivet Nazarene University [la Universidad Nazarena de Olivet]”. Mientras David expresaba estas palabras, recuerdo haber pensado que hablaba muy en serio sobre un ministerio por el resto de su vida, pero yo no sabía cómo ser una esposa de ministro. ¡Recuerde – yo no me casé con un predicador! Lo que es más, yo no estaba familiarizada con las expectativas no escritas respecto a la esposa de pastor con las que había estado tropezando por los últimos cuatro años. La vida puertas adentro de la casa pastoral me había traído muchas experiencias de aprendizaje ¡Necesitaba ayuda! Dos años más tarde, en mayo de 1990, David recibió su diploma de maestría en consejería pastoral de la Escuela de Teología en una ceremonia de graduación en Olivet Nazarene University [la Universidad Nazarena de Olivet]. Un año más tarde, David y yo nos arrodillamos en el altar de la Iglesia del Nazareno de Cheboygan, mientras que el superintendente general Eugene L. Stowe oraba por nosotros durante el servicio de ordenación en el que David fue ordenado ministro en la Iglesia del Nazareno. Ese día recordé el compromiso que hice en el altar siendo una niña de doce años de edad en un campamento. ¡Aunque no fue para el tiempo de mi boda, Dios siempre me envió un predicador! Mientras tanto, la iglesia aceptó entrar un una transición paulatina hacia un programa de remuneración pastoral, la primera vez que lo hacía en cinco años. Se organizaron más clases de escuela dominical, se inició un programa de hospitalidad a largo plazo, se realizaron campañas evangelísticas y escuelas bíblicas 266


Fundar una Iglesia en Kalkaska

vacacionales. Hubo más profesiones de fe, se celebraron servicios de bautismo en el Lago Torch, y se unió más gente a la iglesia. Algo destacado en nuestras memorias es la mañana en que después del servicio, y de que todos hubieran partido, una tía de David le pidió que la guiara al Señor. Oraron juntos en el nuevo altar. Ella fue la primera persona en recibir al Señor en las nuevas instalaciones de la iglesia. ¿Recuerda usted cuando llevábamos todas las pertenencias de la iglesia en el baúl de nuestro automóvil? A través de los años, Dios continuó guiando a gente fiel con donaciones para la iglesia: un órgano, un sistema de sonido, nuevos himnarios, un juego de utensilios para la comunión, una Biblia de púlpito, los enseres eléctricos para la cocina, un piano, divisiones plegables, por solo nombrar algunas. Lo que seguíamos necesitando, sin embargo, era mejores letreros que identificaran la iglesia. Un día, mientras limpiaba uno de los dormitorios donde se había hospedado una visita de Arizona, encontré un sobre que contenía un cheque por una considerable cantidad, y una nota que decía, “Use esto para materiales para preparar un rótulo para la iglesia”. ¡David lo hizo – en mi casa! ¡Ya habíamos aprendido, desde hacía bastante tiempo, a entregar todas nuestras necesidades a Dios y verlo obrar! Una de nuestras mayores necesidades en la iglesia eran músicos. David y yo oramos durante ocho años para que el Señor enviara gente para ministrar con la música, pues sentíamos que adorar por medio de la música era algo vital. Cuando la hermana Guy se mudó a Flint con su hija, nos quedamos sin pianista. Un domingo, los Hombres Cantores de Grand Rapids nos ofrecieron un concierto gratis durante la hora de la escuela dominical. Escuchar una música tan especial fue algo hermoso en nuestra pequeña iglesia. Recuerdo cómo, durante el concierto, yo le rogaba a Dios y le decía que no nos permitiera seguir sin la bendición de una música tan hermosa por mucho más tiempo. Fui muy específica en mi oración. Pedí por lo mejor. Lo que no sabía era que Dios aquel día había enviado también a Mark y Milly Fiedler como visitantes. Pero, Dios no se detuvo allí. ¡Los llamó a nuestra iglesia! Tuve que pedirle perdón a Dios por una petición tan impaciente. ¡Él sólo estaba esperando por el tiempo correcto para traernos lo mejor de lo mejor! Él continuó enviando vocalistas e instrumentistas quienes fueron capaces de ministrar en muchas formas diferentes en nuestros servicios de adoración. Luego Dios envió a Mary Ferris, quien compartió la carga y el entusiasmo de comenzar servicios con los niños. Dimos gracias por su visión y por los excelentes materiales de educación cristiana que ella desarrolló. Durante una campaña de otoño, la evangelista Elaine Petit nos desafió a tomar muy seriamente el poder de la oración y tocar por este medio el corazón 267


ESTRATEGIA NO. 5

de Dios. Se hicieron compromisos de oración y comenzaron a suceder cosas extraordinarias. La gente de la iglesia experimentó milagros de sanidad. La gente empezó a orar específicamente por cinco familias con hijos. Dona Koont sintió la carga de orar que Dios enviara a la iglesia hombres comprometidos que tomaran el rol activo del liderazgo espiritual de sus familias y de la iglesia. Y, una vez más, Dios fue fiel. No debe sorprendernos que la hipoteca de quince años fuera pagada en ocho, momento en el cual quemamos los papeles del préstamo hipotecario. Las bancas antiguas fueron donadas a un ministerio cristiano local, y compramos más de cien sillas nuevas para el área del servicio de adoración. El fondo de ahorro para la nueva adición de nuestras instalaciones dobló su meta original. Y esa nueva parte de las instalaciones comenzó su construcción con mucha gente de corazones y manos dispuestos a dar su tiempo, talentos y energía para que todo se hiciera realidad. Dios continuó enviando mucha gente maravillosa capaz de ministrar en muchas maneras. ¡El 30 de marzo de 1999, a las 7:00 a. m., el equipo de trabajo abrió el suelo dándole comienzo a la construcción de la segunda fase del plan de construcción de la iglesia, el cual incluía un área de adoración de cuarenta por sesenta pies, un vestíbulo y dos oficinas! Ordenamos cien sillas más. Gracias Señor, por un grupo de personas de la Iglesia del Nazareno de Kalkaska que fue capaz de decir “sí” a tu deseo de usarlas para construir tu iglesia aun en Kalkaska.

268


Rubén Villareal es el fundador y pastor principal de la Iglesia de ThornCreek en Denver, Colorado. Esta Iglesia del Nazareno fue comenzada en 2003 con tres personas y sin ningún equipo de ayudantes, pero ahora tiene más de mil personas que la llaman su iglesia, y una asistencia promedio de quinientos sesenta y dos en 2010. Rubén ha entrenado a muchos pastores y es orador de conferencias. Rubén y su esposa Grace viven en Denver.

270


EPÍLOGO ¡ CORRA EL RIESGO ! RUBÉN VILLAREAL Unas pocas semanas después de un viaje a un conferencia de la iglesia, Dios me dio una cita que habría de cambiar mi vida ministerial. Estaba sentado en mi oficina en Colorado Springs cuando Dios me mostró esta cita de A. W. Tozer – “Dios está buscando gente por medio de la cual pueda hacer lo imposible. Qué lástima que nosotros sólo intentemos las cosas que podemos hacer por nuestros propios medios”. Esta cita me obligó a hacer un serio inventario de mí mismo. Hice una evaluación cuidadosa de mi ministerio y fui enfrentado con el hecho de que el noventa por ciento de las cosas que en las que me ocupaba no requerían la asistencia del Espíritu Santo de Dios. En otras palabras, yo no estaba intentando hacer cosas en mi vida que pudieran fallar si Dios no decía presente. No estaba intentando aquellas cosas aparentemente descabelladas que sólo podían depender de la intervención de Dios. Simplemente, no estaba operando en ese ámbito. Estaba más preocupado por la comodidad, la conveniencia, y – ¿me animo a decirlo? – el placer. Puse mi cabeza en el escritorio y le pedí a Dios perdón. En ese momento prometí intentar cosas que podrían ser logradas sólo si Dios decía presente. Fue un momento increíble para mí. Era un pastor que servía a Dios, un símbolo de fe, pero mi fe estaba limitada a mis propios recursos, mi propio intelecto y mis propios parámetros de lógica. Estaba mirando un documental sobre la vida de Bill Gates. Era obvio que era una persona de firme determinación y de pasión inagotable. Pero era todo por un producto y un servicio que no tenían valor eterno. Y esto me hizo considerar el tipo de pasión que yo tenía por el reino de Dios. ¿Estoy dispuesto a correr el riesgo? ¿Estoy dispuesto a intentar lo imposible? Me he encontrado con dos tipos de pastores. Un tipo de pastor intenta cosas que dependen de su intelecto, de sus experiencias de fe, o de sus recursos. Los resultados pueden ser hermosos, pero están arraigados en el marco de fe de ese pastor. El otro tipo de pastor es el arriesgado. Es el que está dispuesto a intentar cosas que sean inspiradas por Dios. Está dispuesto a ser parte de la minoría y ponerse 271


UN PROPÓSITO SANTO

de pie por alguna causa del Reino. He aprendido que Dios aún bendice ambos escenarios, pero la posibilidad de crecimiento exponencial se da en el último. Correr riesgos a favor del reino de Dios, aunque lo parezca, no es un paso de fe irracional. Comienza con el tiempo de adoración privada de uno con Dios. Brota de un tiempo de intimidad con Dios leyendo y profundizando en la Palabra de Dios. Es no estar dispuesto a cerrar la Biblia hasta que uno entienda lo que esa palabra, esa frase, significa. Es mirar más de cerca porque usted quiere saber la voluntad de Dios para su vida, y su apetito por Su Palabra lo empuja. Este es el suelo donde se engendra la aparente fe sin sentido. Este es el lugar donde su corazón es asido por el Espíritu de Dios, y usted se dispones a correr el riesgo. Advertencia: este no es el sendero más fácil de caminar. Requiere el compromiso de rendir cuentas ante la Palabra de Dios. Requiere un corazón que está continuamente abierto a la transformación, sin importar la edad, la ocupación o el intelecto. No es para la persona que está buscando destacarse ante la gente o que disfruta los elogios de alabanza. No hay nada más dulce que rendirse al perfecto plan de Dios para la vida de uno, en el que todas las demás circunstancias y experiencias de la vida apunten a Su propósito. ¿Qué esta arriesgando usted que podría lograrse sólo si Dios estuviera en el asunto? Si usted es como yo, debe ir despacio para responder a esta pregunta. Los grander hombres y mujeres, quienes han intentado las mayores cosas en este mundo, comenzaron con una evaluación honesta. Dios quiere hacer más en usted y por medio suyo de lo que usted se imagina o pueda pedir. Efesios 3:20 es un verso que representa un sello en mi vida personal y en la de iglesia que pastoreo – “Al que puede hacer muchísimo más que todo lo que podamos imaginarnos o pedir, por el poder que obra eficazmente en nosotros”. Dios es capaz de hacer “muchísimo más”, más allá de nuestra imaginación y de nuestra más grande visión. Dios puede hacer más. ¡Que tragedia es considerar que al final de la vida hubiera habido la posibilidad de haber logrado más para el reino de Dios, pero que no nos arriesgamos en intentarlo!

Sepa Quién es Usted Me encanta el golf. Una de las cosas más importantes que he aprendido en el golf es que es imperativo permanecer dentro del giro de uno. No se debe tratar de hacer más de lo que uno debe, ni se debe hacer menos de lo que uno debe. Usted quiere lograr el giro perfecto. De la misma manera, el ministerio tiene que ver con permanecer dentro del propio giro de uno. Dios ha dotado a cada persona con dones y capacidades 272


EPÍLOGO: ¡ Corra el Riesgo !

que son únicas. Saber quién es usted es el primer paso para saber qué es lo que puede hacer bien por medio de Cristo. Conozco a pastores de mentalidad rural ministrando en áreas urbanas. Conozco a pastores motivados por la compasión ministrando en los suburbios. Conozco a pastores que les fascinan los pueblos pequeños ministrando en grandes ciudades. Conozco a pastores a quienes les encante el sur del país ministrando en el norte. Ahora, yo sería el primero en decir que para Dios nada es imposible. Él ciertamente puede imponerse sobre las barreras demográficas o geográficas. Él es un Dios grande, pero he aprendido que nuestras preferencias naturales, nuestro trasfondo y nuestra pasión son cosas, todas ellas, que se consideran en la misión de Dios para nuestras vidas. Aprenda a ser quien Dios quiere que sea. Suena tan simple y elemental, pero siempre existirá el deseo de ser como la otra persona o llenar las expectativas de otros. Sé que cuando juego al golf, y por hacer un esfuerzo desmedido en mi giro al golpear la boa, pierdo el balance, raramente la bola va donde deseo que vaya. Normalmente eso significa que pasaré los próximos minutos en lo desparejo, entre los árboles o entre algún tipo de arbustos. ¡Eso no es para nada divertido! Lo mismo sucede con nuestro ministerio. Cuando intentamos hacer cosas que no están dentro del balance dado por Dios, será sólo trabajo, y consumirá todo nuestro tiempo y energía. Algunos de los mejores golfistas son los más viejos. Son personas que han estado en el terreno de golf por años. Conocen sus limitaciones. No golpean la bola tan lejos como un “joven lleno de bríos”, pero son más consistentes que los demás. Golpean la bola exactamente al centro del terreno. Han aprendido la realidad de lo que pueden hacer, y han aprendido a mantener su propio giro del cuerpo al golpear la bola. Aprendí que Dios siempre nos llama a realizar cosas que están de acuerdo con nuestros puntos fuertes. Nunca podría hacer lo que hacen mis colegas. No tengo los dones que ellos tienen. El día que comprendí que Dios quiere que mantenga mi propio giro de golpeo de bola, fue el día que comencé a centrarme en mis áreas fuertes en lugar de tratar de dominar mis puntos débiles. Aúnque lo intente resueltamente, mis debilidades nunca se pondrán a la par con mis fortalezas. Siempre estarán por debajo del promedio. Si entiendo mis limitaciones y me enfoco en mis puntos fuertes, entonces estoy estratégicamente posicionado para ser usado por Dios y producir resultados exponenciales. Hay sólo un Rick Warren, un Andy Stanley y un Bill Hybels. Está bien. Sólo hay un usted mismo. Me miro a mí mismo en el espejo, y sé que Dios escogió 273


UN PROPÓSITO SANTO

las cosas necias de este mundo para avergonzar a los sabios. Tuve que enfrentarme con quien soy realmente. De la misma manera, la iglesia que usted lidera tiene que mantener su giro en el golpeo de la bola. Cuando su iglesia intenta hacer algo fuera del propósito de Dios, genera caos. No ignore el equipamiento de su iglesia. Dios le ha dado a usted todas las personas que necesita y cada cosa que necesite para tener éxito y adelantar Su reino. En el centro de quién usted es, está la certeza de si usted está o no viviendo la vida justa que Dios quiere que viva. ¿Es su vida consistente? ¿Es usted la misma persona en la plataforma que en su casa? Cuando usted se enfoca en quién es usted, no puede evitar hacerse una seria evaluación de sus propios motivos, dones y habilidades. Tal vez uno de los versículos más grandes que me ayudó a entender quién soy y quién es mi iglesia, es Romanos 11:16 – “si la raíz es santa, también lo son las ramas”. Si usted está bien con Dios y tiene una relación saludable y creciente con Él, usted puede esperar tener una iglesia saludable. Cuando los motivos suyos son los correctos, sus ambiciones coinciden con la voluntad de Dios, sus fortalezas están enfocadas en la dirección señalada por Dios, y usted puede esperar tener una iglesia saludable. De la misma manera, si está viviendo una vida santa, usted puede esperar que su gente tenga una imagen clara de lo que es vivir una vida santa. Cuando usted está viviendo esa vida santa, puede esperar que Dios se mueva delante suyo incluyendo con gente que quiera causar división. Algo que aprendí temprano es que nuestras inseguridades, nuestros miedos, y nuestras preferencias siempre se hacen sentir en la iglesia. Si usted pasa suficiente tiempo en una iglesia, y observa de la mejor forma, podrá decir mucho acerca del líder espiritual. Dios quiere que cada líder espiritual experimente sanidad completa, libertad y santidad. Esto impacta su ministerio. Pregúntese usted mismo, “¿Me estoy manteniendo dentro de mi giro de golpeo con la bola?” Dios lo ha dotado de una manera hermosa para hacer progresar Su reino. Él lo ha alineado estratégicamente para que usted alcance Su voluntad para su vida. Cuando usted se enfrenta con quien usted realmente es, llegará a ser más exitoso para Su reino. Manténgase dentro de su giro de golpeo.

Como Conviven el Mensaje y la Cultura Una de las clases de Biblia que tomé en la universidad fue la de cómo hacer la exégesis del texto bíblico. Si usted fue a un colegio bíblico o seminario, este es uno de esos cursos memorables. Recuerdo la primera vez que escuché la palabra “exégesis”. No tenía idea de qué estaba hablando el profesor. Cuando se 274


EPÍLOGO: ¡ Corra el Riesgo !

hace la exégesis de la Biblia, básicamente uno excava para intentar llegar al significado, contexto e historia original del pasaje. Dependiendo de la disposición de uno, hacer exégesis puede resultar algo muy divertido. Dios también quiere que los líderes del ministerio hagamos la exégesis de nuestra cultura. Este es la brecha con la que la mayoría de los ministros lucha más. Los ministros deben conocer más de la cultura a la que le sirven que cualquier otra persona de la comunidad. Muchas veces el líder ministerial asume qué tipo de ministerio es el adecuado para un área sin antes hacer la exégesis de la cultura. El líder ministerial se adentra en un lugar con una estrategia o con soluciones predeterminadas, sin haber tomado el tiempo para conocer quién es la comunidad. Cuando comencé en ThornCreek, toqué a las puertas por alrededor de tres meses. No fue nada divertido. Me sentía como un vendedor de aspiradoras. Era algo intimidante caminar por la acera y tocar a la puerta de la casa de alguna persona. Claro, me miraban y de inmediato pensaban que yo estaba tratando de hacer algo malo. A pesar de la ansiedad, fue un tiempo increíble de aprendizaje para mí. Aprendí que la iglesia es orgánica. Cuando el área en la que trabajamos cambie, la iglesia necesita evolucionar también. No significa comprometer el mensaje. El mensaje es trascendente. Significa que estoy más comprometido con la cultura que con una idea. He aprendido que el evangelio es eterno. Es realmente el mismo mensaje no importa cómo lo envolvamos. No importa la terminología que usemos, todo se reduce a un Dios amoroso que es santo y que alcanza a la humanidad con el propósito de darle salvación y destino. Es un mensaje que no se limita al tiempo. Cuando Jesús ministraba en Galilea, lo hacía en el contexto de la cultura judía. Esa es la razón por la que Sus parábolas, las costumbres que adoptó, y hasta su ropa era todo parte del área en la que ministraba. Él estaba “en” la cultura. Jesús no fue con una mente griega. Fue con una mente judía. El evangelio se diseminó desde este contexto central. Lo hermoso del evangelio es que es trascendente. Contrario a las creencias populares, una estrategia de ministerio no puede ser determinada por una conferencia, o algún pastor popular de una iglesia en crecimiento, o el libro más reciente. El quid del éxito viene de entender su cultura y compartir el evangelio con esa cultura de una manera comprensible. Las mejores ideas y estrategias para su ministerio surgirán de la íntima relación suya con Jesucristo, y del conocimiento que usted tenga de la cultura en la que ministra. Dios le revelará las mejores estrategias. 275


UN PROPÓSITO SANTO

Un pasaje que impactó mi concepto cultural de la predicación y la enseñanza es una historia que Jesús compartió con sus discípulos. Jesús les preguntó quién pensaban ellos que Él era. Mateo 16:16-17 dice, “Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente —afirmó Simón Pedro. Dichoso tú, Simón, hijo de Jonás —le dijo Jesús—, porque eso no te lo reveló ningún mortal, sino mi Padre que está en el cielo”. Simón Pedro era “dichoso” porque Dios le reveló eso a él. Si usted quiere experimentar un ministerio “dichoso”, ello comienza con el compromiso de permitir a Dios ser su estratega en jefe, su principal fuente de la predicación y la enseñanza, y su principal fuente de motivación. Con todos las recursos disponibles en los libros, la Internet, y el material de conferencias, sería realmente fácil depender primero de otros recursos antes que de Dios. El peligro es que nos volvamos más dependientes de una página Web, o de los recursos para sermones – y menos dependientes en Dios. Dios quiere que dependamos de Él. Si lo hacemos, seremos dichosos. ¿Quién conoce su cultura mejor que Dios? ¿No es Dios lo suficientemente grande para darle estrategias relevantes y de vanguardia que conectarán su cultura con el evangelio de Jesucristo? Dios quiere hacerlo. Cuando usted tenga una relación transformadora con Jesucristo y entienda la cultura en que ministra, el mensaje y la cultura vivirán juntos, y Dios le dará una visión más clara de lo que funcionará. ¿Hace usted exégesis de su cultura? Debe ser una tarea cotidiana. Sus estrategias de ministerio deben ser motivadas intencionada y estratégicamente por aquellos a quienes les está ministrando y los desafíos que ellos enfrentan en su vida diaria. Si su meta es desarrollar seguidores de Cristo espiritualmente maduros y vigorosos, conocer a quién usted está tratando de alcanzar es esencial. Esto también significa que uno no debe aferrarse emocionalmente a ninguna idea o estrategia. Significa que usted está más apasionado por hacer lo que sea necesario para alcanzar a los perdidos por la causa Cristo, que por abrazar sus propias ideas. Para muchas iglesias la tragedia no es la ubicación, el tiempo de establecida, o la demografía. Es el que se rehusen a crecer con la dinámica cultural de su área meta y el que no quieran depender completamente en el Espíritu Santo de Dios. Simplemente han perdido el contacto. Esta es la razón por la que la gente visita las iglesias a lo largo de todo el país y sienten como que entran a un lugar que está totalmente separado del mundo en que viven, por lo cual no experimentan a Dios de una manera personal. 276


EPÍLOGO: ¡ Corra el Riesgo !

Haga la exégesis de su cultura. Cuando usted combina esta estrategia con otras estrategias intencionadas y las buenas nuevas de Jesucristo, Dios transforma vidas.

Despliegue Liderazgo que le Lleve al Nivel Próximo La iglesia ThornCreek comenzó con mi esposa, con nuestro hijo de dos años y conmigo. No teníamos un equipo básico de personal, ni una iglesia madre, ni relaciones previas, y éramos completos extraños en el norte de Denver. Fue uno de los tiempos de mayor temor en mi vida en el ministerio, pero sabía que Dios quería que lo hiciera. Rápido aprendí el valor de identificar a los caballos de trabajo. Los caballos son animales increíblemente fuertes y dos caballos juntos pueden exponencialmente tirar mucho más. Mientras crecía, siempre quise un caballo que se llamara “Starbuck”. Esto era antes de que surgiera la popular cadena de cafeterías con ese nombre. Yo debería haber obtenido las regalías por esto. Tener los caballos correctos puede ayudar mucho uno. Cuando el Rey David estaba formando su equipo de liderazgo, no se trataba de hombres mancos. La Biblia nos dice en 1 Crónicas 12:1-2, “Éstos fueron los guerreros que se unieron a David en Siclag cuando éste se encontraba desterrado por causa de Saúl hijo de Quis. Ellos lo ayudaron en tiempos de guerra. Eran arqueros que podían lanzar piedras y disparar flechas con ambas manos”. Estos hombres podían valerse por sí mismos, sin dudas. Si se continua leyendo el capítulo, en el verso 38 nos dice que “fueron a Hebrón decididos a proclamar a David como rey de todo Israel”. ¡Tremendo! ¿Quién no quisiera un equipo de líderes como ese? Dios tiene la habilidad de enviarle a usted los líderes correctos. Lo que es importante de entender es que tener el equipo de líderes adecuado es crítico, pero tener el corazón correcto es aún más crítico. Poco después de esto, David comprendió que Dios lo hizo rey por la misericordia que tenía para todo Israel. Este fue un momento decisivo para David. Nunca enfrentó ninguna batalla o ningún proyecto de la misma manera después de comprender esto. Dios le envió los líderes y al mismo tiempo edificó el carácter de David. ¡Cuando usted tenga los caballos adecuados y el corazón correcto – adelante! Usted tiene que estar lo suficientemente seguro en su interior para rodearse de líderes fuertes. No puede sentirse inseguro por el hecho de que ellos puedan hacer cosas mejor que usted. Esto es difícil de aceptar para muchas personas. Si usted no conoce sus propias fortalezas y debilidades, será particularmente difícil lograrlo. Pero, vale la pena. 277


UN PROPÓSITO SANTO

El ochenta por ciento de su tiempo debe estar enfocado en pasar tiempo con los líderes de su iglesia. Ellos son los que pueden aplicar esas nuevas estrategias de ministerio. Si realmente quiere impactar el reino, enfóquese en sus líderes. Esto no significa ignorar a otros miembros. Es importante que les ministremos a todos, y que amemos a otros con el mismo amor que Cristo nos ha dado. A Dios le agrada esto, pero usted no puede construir un ministerio sobre sus hombros. Es demasiado para que lo toleren. Desde la perspectiva del liderazgo, significa que usted reconozca quiénes son sus líderes clave en la iglesia, y quiénes pueden llevarle hasta el próximo nivel. Los líderes dotados pero infrautilizados se irán a otro lado. Cuando los buenos líderes en su iglesia no son desafiados y usados en una forma significativa que cumplimente los dones que tienen, se irán. No tolerarán líderes inseguros o líderes con falta de visión y estrategia. Calladamente se irán. La Iglesia de ThornCreek empezó con ciento cincuenta personas el Domingo de Resurrección de 2003. Ese verano bajamos hasta alrededor de ochenta. Entre esas ochenta personas, teníamos unos tres líderes. No era mucho. Pero aprendí la importancia de ponerme a la par de esos nuevos líderes – de otra manera los hubiera perdido. Aprendí a orar por más líderes. Mi oración en los primeros días era, Dios, ¿me mandarías nuevos líderes? Envíame gente en la que pueda confiar, gente con corazones humildes y con espíritu de aprendizaje – y, ¿me los enviarías rápido? Dios escuchó mi oración. Es imperativo que usted sea un líder que crece y que se ponga a la par de otros líderes. Esto significa que usted está dispuesto a hacer lo que sea necesario para llegar a ser el líder que Dios desea hacer de usted. El río del liderazgo necesita seguir creciendo y brotando de su interior. Esto puede significar que debe leer más, pasar más tiempo con otros líderes fuertes, y puede significar que debe revisar cómo administra su tiempo. Lo que sea necesario, vale la pena por el crecimiento del reino.

Fieles con las Cosas Pequeñas Hace algún tiempo entré a una tienda de videos para ver qué encontraba. Como ya usted sabe, hay algunos pasillos en las tiendas de videos que no agradan a Dios. Recuerdo haber mirado la cubierta de uno de los videos. Me detuve, no podía creer que ese video estuviera allí en una tienda de videos para la familia. Luego, algo me dijo, “Dale la vuelta – hay más fotos en la parte trasera”. Miré a mi alrededor. No había nadie de la iglesia. Estaba totalmente solo, pero no lo hice. Estaba tan conmovido que salí de allí. Fue en ese momento que Dios me habló y me dijo, “Ahora sé que estás listo para el próximo nivel”. 278


EPÍLOGO: ¡ Corra el Riesgo !

Jesús enseñó este increíble principio de liderazgo sobre las cosas pequeñas en Lucas 16:10, “El que es honrado en lo poco, también lo será en lo mucho; y el que no es íntegro en lo poco, tampoco lo será en lo mucho”. Dios me enseñó que ser íntegro en las cosas pequeñas es donde el éxito real del ministerio comienza. Es en los aparentes momentos oscuros cuando nadie está mirando. Es cuando usted está en casa mirando la televisión y son las dos de la madrugada. Es cuando usted está conectado en línea por Internet y le aparece de manera repentina es ventana que usted no esperaba. Es en esos pequeños momentos cuando Dios mira de cerca y observa cómo manejamos las cosas pequeñas. El éxito de cualquier líder en el ministerio no depende de lo que haya hecho, de una institución, de un curriculum personal, o de alguna otra cosa. Depende de su fidelidad en las cosas pequeñas. He aprendido que es más importante ser fiel que ser original. En la etapa inicial de ThornCreek, yo estaba muy preocupado por ser diferente de todos los demás. Recuerdo haber estado hablando con un pastor sobre el estilo de iglesia que ThornCreek sería. Y me sorprendí a mí mismo diciendo, “Va a ser diferente a toda las demás iglesias – va a ser única, va a ser relevante”. Advertencia: En aquellos días yo estaba demasiado lleno de mí mismo. Pronto aprendí que Dios se mueve de muchas maneras y en muchas iglesias. Los caminos de Dios son demasiado grandes para que yo los comprenda, y cada cosa deber ser hecha para su gloria. Me encanta la creatividad. Me gusta pensar “fuera de común”. Esto es relativamente fácil para mí, pero la necesidad de ser original se puede transformar en su propia vaca sagrada, y puede llegar a ser una piedra de tropiezo que impida la bendición de Dios sobre su vida. A demasiados pastores les encantan las nuevas terminologías, aman los nuevo medios y las últimas ayudas visuales. Más importante que ser creativo es ser fiel en las cosas pequeñas que Dios arroja a nuestro paso. En realidad, he aprendido que existe una fuerte correlación entre su obediencia en las cosas pequeñas y las ideas originales que fluyen por su mente. ¿Es usted fiel en las cosas pequeñas? El éxito de nuestra iglesia no depende tanto de lo que suceda el domingo a la mañana o el sábado a la noche. Está relacionado con la forma en que yo use mi tiempo durante el día, y en las horas tardías de la noche cuando nadie me ve. La fidelidad es como el fundamento de un edificio. El edificio nunca será más grande que lo que el fundamento pueda sostener. La fortaleza y el tamaño del fundamento determinarán el tamaño del edificio. De la misma manera, Dios nunca depositará en usted algo que no pueda manejar. Dios siempre trabaja primero en el fundamento de su fidelidad. Cuanto más fiel sea usted, mejor podrá manejar el propósito de Dios. Él no quiere romperle su espalda. Dios quiere 279


UN PROPÓSITO SANTO

que usted sea fiel para que pueda revelarle más de Su voluntad y poder también confiarle con más. Cuando usted es fiel en las cosas pequeñas, usted puede articularle una visión inspiradora a cualquiera. Cuando usted es fiel con las cosas pequeñas, puede liderar con confianza. Cuando usted es fiel con las cosas pequeñas, puede contar con la unción de Dios sobre su vida. Una de las oraciones que repetimos en nuestra Iglesia de ThornCreek es, Dios, oramos para poder ser fieles en las cosas pequeñas, y oramos para poder ser buenos mayordomos de todo lo que Tú nos confías. He aprendido que a Dios le place esta oración. No estamos orando por algo físico – estamos orando que nuestra fidelidad aumente. Cuando usted es fiel en las cosas pequeñas, Dios se mueve en las cosas grandes. Entonces, ¡arriésguese!

280


NOTAS BIBLIOGRÁFICAS CAPÍTULO 3 1. Martin Luther King, I Have a Dream: Writings and Speeches That Changed the World (San Francisco: Harper, 1986), 197. 2. Ibid., 201. 3. Ibid.

CAPÍTULO 9 1. Frost and Hirsch, The Shaping of Things to Come 2. Brennan Manningm, The Ragamuffin Gospel.

CAPÍTULO 10 1. John Wesley, “Principles of a Methodist Farther Explained,” The Works of John Wesley (Nashville: Abingdon Press, 1989), 9:227. 2. H. Ray Dunning, Grace, Faith, and Holiness (Kansas City: Beacon Hill Press of Kansas City, 1988), 48. 3. Wesley, Works, 18:250. 4. George Croft Cell, The Re-Discovery of John Wesley (New York: Henry Holt, 1935), 297. 5. Wesley, Sermon 43, “The Scripture Way of Salvation” (1765), Works, 2:160. 6. Wesley, Sermon 19, “The Great Privilege of Those That Are Born of God” (1748), Works, 1:431-43. 7. Wesley, Sermon 40, “Christian Perfection” (1741), Works, 2:105f. 8. John Wesley, A Plain Account of Christian Perfection (Kansas City: Beacon Hill Press of Kansas City, 1966), 81. 9. Paul M. Bassett et al., “A White Paper on Article X,” Didache: Faithful Teaching, (Summer, 2010), 10:2. <http://didache.nts.edu>. 10. Wesley, Sermon 85, “On Working Out Our Own Salvation,” Works, 3:204. 11. Wesley, A Plain Account, 115. 12. Donald W. Dayton, “Asa Mahan and the Development of the American Holiness Theology,” Wesleyan Theological Journal 9 (Spring 1974), 60-67. 13. A. R. G. Deasley, “Entire Sanctification and the Baptism with the Holy Spirit: Perspectives on the Biblical View of the Relationship,” Wesleyan Theological Journal 14:1 (Spring 1979), 27-44. 14. Wesley, Sermon 129, “Heavenly Treasure in Earthen Vessels” (1790), Works, 4:165.

281


UN PROPÓSITO SANTO

CAPÍTULO 12 1. Michael Fix, Wendy Zimmerman, and Jeffrey Passell, “The Integration of Immigrant Families in the United States,” Urban Institute, July 2001. 2. U. S. Census Bureau, “Profile of the Foreign-Born Population in the United States: 2000,” U. S. Department of Commerce, December 2001. 3. “CQ for Cross-cultural Ministry Leadership” Assessment, adapted by David Livermore, developed by Linn Van Dyne, Michigan State University, and Soon Ang, Nanyang Technological University, Singapore, <http://grts.cornerstone.edu/resources/glc/cqprofile>. 4. Ibid. (Livermore). 5. C. Kluckhohn and A. L. Kroeber, eds., Culture (New York: Random House, 1952), 181. 6. Howard S. Becker, Art World (Berkeley, Calif.: University of California Press, 1982), 133. 7. Geert Hofstede, Cultures and Organizations: Software of the Mind (New York: McGraw Hill, 1997), 5. 8. Edgar Schien, Organizational Culture and Leadership (San Francisco: Jossey-Bass, 2004), 17. 9. Rick Lawrence, “The 18 Month Myth,” Group 20, no. 2 (January/February 2000): 24. 10.

David Thomas and Kerr Inkson, Cultural Intelligence: People Skills for Global Business

(San Francisco: Berrett-Koehler, 2004).

CAPÍTULO 13 1. <http://www.nazarene.org/ministries/superintendents/mission/clarify/display.aspx>. 2. H. Orton Wiley, Christian Theology (Kansas City: Beacon Hill Press, 1940), 3:103. 3. Ibid. 4. 1 Cor 12; 1 P 2; Gal 5. 5. J. Andrew Kirk, “The Kingdom of God in Contemporary Protestantism and Catholicism,” in Let the Earth Hear His Voice, ed. J. D. Douglas (Minneapolis: World Wide Publications, 1975), 1073; quoted in C. Peter Wagner, Church Growth and the Whole Gospel (San Francisco: Harper and Row, 1981), 9. 6. Westlake T. Purkiser, Richard S. Taylor, and Willard Taylor, God, Man, and Salvation (Kansas City: Beacon Hill Press of Kansas City, 1977), 232. 7. Ibid. 8. C. Peter Wagner, Church Growth and the Whole Gospel (San Francisco: Harper and Row, 1981), 10. 9. William F. Arndt and F. Wilbur Gingrich, A Greek English Lexicon of the New Testament and Other Early Christian Literature (Chicago: University of Chicago Press, 1957), 353. 10. Donald McGavran, Understanding Church Growth, rev. ed. (Grand Rapids: Wm. B. Eerdmans, 1980), 223. 11. John Miley, Systematic Theology (New York: Eaton and Mains, 1894), 2:390 1.

282


Notas Bibliográficas 12. Michael Green, Evangelism in the Early Church (Grand Rapids: Wm. B. Eerdmans, 1970), 236 55. 13. Professor Charles Shaver of Nazarene Theological Seminary, Kansas City, personal class notes of author, February 1977. 14. Elmer Towns, Getting a Church Started (Lynchburg, Va.: Elmer L. Towns, 1982), 11 12. 15. Ibid., 12. 16. Virgil Gerber, God’s Way to Keep a Church Going and Growing (South Pasadena, Ca.: William Carey Library, 1973), 18. 17. McGavran, Understanding Church Growth, 26. 18. J. Kenneth Grider, Entire Sanctification: The Distinctive Doctrine of Wesleyanism (Kansas City: Beacon Hill Press of Kansas City, 1980), 9. 19. Ibid., 11. 20. Manual, Church of the Nazarene, 2019-2013 (Kansas City: Nazarene Publishing House, 2009), 33. 21. Wiley, Christian Theology, 2:491. 22. Ibid., 2:502. 23. Ibid., 2:511. 24. Nazarene Messenger 12, no. 11 (September 12, 1907), 3. 25. Ibid., 1. 26.William S. Deal, The March of Holiness Through the Centuries (Kansas City: Beacon Hill Press of Kansas City, 1978). 27. Grider, Entire Sanctification, 21. 28. John Wesley, A Plain Account of Christian Perfection (Chicago: The Christian Witness Co., n.d.), 84; quoted in Grider, Entire Sanctification, 22. 29.

Nazarene Messenger, 7.

CAPÍTULO 16 1. Marvin Wilson, Our Father Abraham: Jewish Roots of the Christian Faith (Grand Rapids: William B. Eerdmans Publishing Co., 1989), 288. 2. Robert Coleman, The Master Plan of Evangelism (Old Tappan, N.J.: Fleming H. Revell Company, 1963), 81.

CAPÍTULO 17 1. Hispanic Americans: Census Facts, <http://www.infoplease.com/spot/hhmcensus1.html#ixzz15G3D7aYz>. 2. Ethnicity and Ancestry Branch Population Division, U.S. Census Bureau. For more information on content, contact Anna M. Owens: anna.m.owens@census.gov

283


UN PROPÓSITO SANTO 3. Hispanic Americans: Census Facts, <http://www.infoplease.com/spot/hhmcensus1.html#ixzz15G3D7aYz>.

CAPÍTULO 18 1. David Garrison, Church Planting Movements (Bangalore, India: WIGTake Resources, 2004), 85. <http://www.nazarene.org/ministries/superintendents/news/02172009/display.aspx>. 2. <http://www.nazarene.org/ministries/superintendents/news/06152010/display.aspx>. 3. http://www.ncnnews.com/nphweb/html/ncn/article.jsp?id=10009104> 4. Neil Cole, Organic Church.

CAPÍTULO 19 1. C. Peter Wagner, Church Planting for a Greater Harvest Ventura, Calif.: Regal, 1990), 128. 2. Stephen Gray, Planting Fast-Growing Churches (St. Charles, Ill.: ChurchSmart, 2007), 61. 3. <http://hep.ucsb.edu/courses/ph6b_99/0111299sci-scaling.html>. 4. Gray, Planting Fast-Growing Churches, 65. 5. Ibid., 95. 6. Brian McNichol, quoted in “Churches Die with Dignity,” Christianity Today, January 14, 1991, 69.

284

UN PROPÓSITO SANTO  

Cinco estrategias para hacer discípulos semejantes a Cristo

UN PROPÓSITO SANTO  

Cinco estrategias para hacer discípulos semejantes a Cristo

Advertisement