Page 1

.

MENTALPOWER PÍLDORAS MENTALES

OPTIMISMO

Entre el optimista y el pesimista la diferencia es divertida. El optimista ve la rosquilla; el pesimista, ¡el agujero!”

Oscar Wilde escritor

EQUIPO

El trabajo en equipo divide el esfuerzo y multiplica el efecto”

Malcolm Cook fútbol

equipos. Siendo esto muy importante, no lo es tanto como la manera de lograrlo. No creo que sea tampoco esto lo que le importe al luso, sino el reconocimiento unánime a nivel mundial obtenido por el catalán. Términos elogiosos como el ‘mejor entrenador’, ‘el mejor equipo de todos los tiempos’, etc. a un tipo con un ego desmedido le tiene que escocer en la misma medida. ¿Será una manzana envenenada el dedo al ojo de Tito Vilanova, el alter ego? ‘Salieri’ Mourinho ha conseguido ser un grandísimo entrenador después de un intenso y persistente esfuerzo por lograrlo. Su obra era reconocida ampliamente y a sus equipos se les consideraba intimidadores, con un despliegue físico impresionante y, básicamente, eficaces. Era el músico del reino… hasta que surge el joven ‘Mozart’ Guardiola con su bellísima melodía, su fútbol de filigrana, hipnotizante, realizada por jugadores con poco físico, atrevido e innovador… y más eficaz. Aplausos, elogios, admiración, faro al que miran los de-

Mourinho: “El puto amo... aquí” n “Espejito, espejito, ¿quién es la más bella dama?” y el espejito le respondía: “Blancanieves”. La respuesta indeseada le llevó a la madrastra a la desesperación, al punto de querer envenenar a su hijastra. Después de sus incontestables triunfos en equipos como el Oporto, Chelsea e Inter, ‘The Special One’, que es así como se autodenominó José Mourinho, se creía el más bello, el mejor entrenador del mundo. Era el foco de los flashes, el único, y él se sentía que manejaba los medios de comunicación a su antojo. Se creía por encima de todos y de todo, decidía qué preguntas tenían sentido y cuáles no. Con tono endiosado, enviaba los mensajes que le interesaban… eso si decidía que hacía acto de aparición. Tal como le definió Pep Guardiola, “el puto amo aquí”. Emperador ejercitando arriba y abajo el pulgar. Y ¡zas! de repente aparece Blancanieves. En su propia casa. Así podía considerar al Barcelona tras trabajar bastantes años con Bob Robson y Louis Van Gaal, las declaraciones de amor eterno al club realizadas ante un público entregado en la recepción por la consecución de una Copa y, sobre todo, por el grandísimo interés que parece mostró por ser entrenador del Barca. El elegido, “and the oscar goes to… Guardiola”. ¿Tendrá peso en su decisión de fichar por el Real Madrid, el gran rival, el despecho por no ser el elegido en tierras catalanas? Resulta que la joven e inexperta Blancanieves empieza a ganar prácticamente todo. Y a ganarle, excepción hecha de la eliminatoria con el Inter y la final de Copa con el Real Madrid, si es que son los entrenadores los que vencen y no los

más, es decir, todos… o casi todos. Propuesta que parece ideada sin esfuerzo, es un decir, de manera natural desde el inicio. Acto de rebeldía -ésta sí resulta auténticafrente al estilo de fútbol imperante, diferenciado por su juego técnico-táctico y desarrollado con jugadores provenientes de la cantera. Y hasta los de fuera desean ir a ese club y trabajar con ese entrenador. ¡Menuda bofetada al orgullo blanco y de su entrenador la negativa de Neymar a recalar en Madrid porque parece que su elección a futuro viste colores blaugranas! En esta confrontación entre equipos da la impresión de que la vanidad del técnico blanco está tan resentida que sus decisiones parecen afectadas cuando toca enfrentarse al Barcelona. Aunque insiste y persiste, da la impresión de que está bloqueado respecto a la forma de plantear esos partidos, habitualmente miedosamente a la espera. Resultado: derrota (sí, ya sé, la excepción que confirma la regla). Como dice Santiago Solari en su magnífico artículo en El País, “quizá cuando cese en ese empeño por mover las piezas negras siempre, incluso cuando lleva las blancas, la historia será otra”. Claro, si hablamos exclusivamente de los resultados B

Joshe Abando Psicólogo deportivo www.joseabando.com

ACTITUD

La vida es cambio. El crecimiento es opcional. Elige sabiamente”

Anónimo

COMPETITIVIDAD

Mourinho acapara todos los focos y parece que lo hace bien a gusto FOTO: AFP

Juego para ganar, tanto en el entrenamiento como en partido real. No dejaré que nada se interponga en mi camino y en mi entusiasmo competitivo por ganar”

Michael Jordan baloncesto

16


Mourinho, el puto amo...aquí  

Mourinho, el puto amo...aquí

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you