Page 1

.

MENTALPOWER

PÍLDORAS MENTALES OPORTUNIDAD

No esperes extraordinarias oportunidades. Aprovecha las ocasiones normales y hazlas grandes. Los hombres débiles esperan las oportunidades; los hombres fuertes, las hacen”

Orison Sweet Marden

OPTIMISMO

Un pesimista es alguien que hace dificultades de sus oportunidades y un optimista es alguien que hace oportunidades de sus dificultades”

Harry Truman

de categoría y otros, que con el ataque entras en el playoff de la Copa. En EE.UU. oyes decir que con el ataque ganas partidos y con la defensa, campeonatos. Otros quieren los mejores anotadores y los tiradores más fiables para los últimos segundos. Encontramos especialistas en el juego defensivo debido a la importancia que se le da a este aspecto. Michael Jordan, en su afán por ser un jugador total, se propuso ser el mejor robador de balones de la NBA, tras haber sido el mejor anotador varios años. ¿Adivinan qué sucedió? Durante varios años. Javier Imbroda, exseleccionador español, comentaba en su libro ‘Si temes la soledad, no seas entrenador’ que encontraba una confusión bastante común en que unos juegan cara a la galería, para entretener y no para ganar. “La primera te la da la técnica, la segunda la mentalización y el corazón”. Competitividad. Una de las claves para obtener resultados, tanto si el énfasis se pone en la defensa o en el ataque. Aunque planteamientos del tipo

¿Defender o atacar? n “Defender es lo más difícil, hace falta solidaridad. Estuve siete años de ayudante y me fijaba en gestos, en posturas, en las caras cada vez que se entrenaba en la defensa. Ha sido uno de los retos de mi vida. Hacer ejercicios amenos, cortos y competitivos de defensa”. Quien así habla es Joan Plaza, entrenador del Cajasol, equipo que batió al todopoderoso Barça hace unos días. El basket es un deporte donde la defensa tiene buena ’fama’. La hace suya hasta el público de la NBA, donde el espectáculo prima, cuando grita en apoyo de su equipo “¡¡¡defense!!!”, “¡¡¡defense!!!”, “¡¡¡defense!!!”. Es también un deporte donde se logran muchos puntos, a diferencia del fútbol, lo que hace que el tratamiento del tema sea diferente. ¿O no? Nos podríamos preguntar por qué no animan con “¡¡¡Ataque!!!” y encontraríamos respuestas como que defender exige intensidad, concentración y ayuda. Aspectos que tienen que ver con disposición, deseo y voluntad, amén de ciertas capacidades psicológicas. Así, el apoyo del público resulta de gran utilidad. Por otro lado, atacar supone en principio una acción más creativa, combinativa, que requiere precisión técnica a una alta velocidad y toma de decisiones apropiadas en poco tiempo, un alto nivel de autoconfianza y un conocimiento. Habitualmente el público en esta fase del juego se dispone más a disfrutar con una cierta excitación y jalear el éxito en forma de canasta lograda. ¿Una buena defensa es la mejor manera de atacar y viceversa? Es fácil encontrar estereotipos que desde una óptica personal podamos confirmar con estadísticas. Busca y encontrarás. Algunos pensarán que con la defensa no bajas

de todo o nada no son los más productivos, pues todo equipo entra en continuas acciones defensivas, ofensivas y sus transiciones, lo que significa que cuanto mejor se hagan, más probabilidades de éxito. Otra cuestión es hablar del estilo. Si es más de espera, tratando de aprovechar el fallo del rival, o si es de llevar la iniciativa, mostrando una valentía que conlleva asumir ciertos riesgos, tratando de desarbolar la tela de araña del rival. Claro que para que un entrenador pueda aplicar sus ideas deberá tener en cuenta la calidad y condiciones de la plantilla, la dificultad de la Liga, el partido a disputar y la forma de entender el juego tradicionalmente en ese equipo. Y en eso consiste la grandeza del entrenador, en transmitir una visión que va más allá de lo realizado hasta entonces. Que sus jugadores asuman su mensaje y lo ejecuten con convencimiento. Que quiera que el equipo crezca desde el protagonismo, que desee lograr nuevas metas asociadas a su rendimiento que es lo que posibilitará los resultados y que aspire a construir un mundo futbolístico mejor conectando con las emociones de su público. Y si es desde la belleza, gloria. Y no por eso se deja de ser competitivo.B

Joshe Abando Psicólogo deportivo

APRENDIZAJE

Podemos aprender sabiduría a través de tres métodos: primero, mediante la reflexión, que es lo más noble; segundo, mediante la imitación, que es lo más fácil; y tercero, mediante la experiencia, que es lo más amargo”

Confucio

ÉXITO

Joan Joan Plaza, Plaza, entrenador entrenador del del Cajasol, Cajasol, tiene tiene claro claro que que defender defender es es uno uno de de los los mayores mayores retos retos para para cualquier FOTO: cualquier equipo equipo FOTO: ACB ACB

El éxito es peligroso. Uno empieza a copiarse a sí mismo y copiarse uno mismo es más peligroso que copiar a los demás. Conduce a la esterilidad”

Pablo Picasso

21

Defender o atacar  

Defender o atacar