Issuu on Google+

”Rogad al Dueño de la mies…”

Una meta: la santidad Dios nos ama. Ésta es la gran verdad de nuestra vida y que da sentido a todo lo demás. No somos fruto de la casualidad o la irracionalidad, sino que en el origen de nuestra existencia hay un proyecto de amor de Dios. Permanecer en su amor significa entonces vivir arraigados en la fe, porque la fe no es la simple aceptación de unas verdades abstractas, sino una relación íntima con Cristo que nos lleva a abrir nuestro corazón a este misterio de amor y a vivir como personas que se saben amadas por Dios… No os conforméis con menos que la Verdad y el Amor, no os conforméis con menos que Cristo. Ahora, en que la cultura relativista dominante renuncia y desprecia la búsqueda de la verdad, que es la aspiración más alta del espíritu humano, debemos proponer con coraje y humildad el valor universal de Cristo, como salvador de todos los hombres y fuente de esperanza para nuestra vida….Vale la pena acoger en nuestro interior la llamada de Cristo y seguir con valentía y generosidad el camino que él nos proponga. A muchos, el Señor los llama al matrimonio, en el que un hombre y una mujer, formando una sola carne (cf. Gn 2, 24), se realizan en una profunda vida de comunión. Es un horizonte luminoso y exigente a la vez. Un proyecto de amor verdadero que se renueva y ahonda cada día compartiendo alegrías y dificultades, y que se caracteriza por una entrega de la totalidad de la persona. Por eso, reconocer la belleza y bondad del matrimonio, significa ser conscientes de que solo un ámbito de fidelidad e indisolubilidad, así como de apertura al don divino de la vida, es el adecuado a la grandeza y dignidad del amor matrimonial. A otros, en cambio, Cristo los llama a seguirlo más de cerca en el sacerdocio o en la vida consagrada. Qué hermoso es saber que Jesús te busca, se fija en ti y con su voz inconfundible te dice también a ti: «¡Sígueme!». Pidámosle al Señor que, atraídos por la belleza de su amor, vivamos siempre fielmente como discípulos suyos. (Vigilia de oración del Papa Benedicto XVI en Cuatro Vientos, 20 de agosto de 2011)

ORACIÓN DESDE LA PALABRA DIOS El texto pertenece a la segunda parte de laDE carta, donde Pablo exhorta, ruega, instruye, consuela y anima a la El Apóstol da4, consignas para vida cristiana -comunidad. Texto Bíblico: I Tes 1-10 apostólicas, directrices fundamentales - Pasos para la lalectio divina en la comunidad y 1 fuera de ella y propone la tradición cristiana en nombre de Cristo. Es importante colocarse sobre este cimiento “ Por lo demás, hermanos, os rogamos y exhortamos en el 1. Lectura y comprensión del vida, texto:válida Nos lleva apostólico, evitando apoyarse en cualquier otra base. San Pablo expone la forma cristiana de para ala nombre del Señor Jesús:ya habéis aprendido de nosotros cómo preguntarnos sobre el conocimiento auténtico como de su comunidad de Tesalónica y para las comunidades y los cristianos de todos los tiempos. Podríamos definirlo comportarse para agradar a Dios; pues comportaos así y contenido ¿Qué dice el texto bíblico en sí? ¿Qué dice un programa genérico de vida espiritual o conducta cristiana que gira en torno a dos principios. Un principio es el 2 seguid adelante. Puesa ya conocéis las instrucciones que os El otro eslalaPalabra? “progreso”: agradar Dios nunca es un hecho concluido. “santificación”, sustantivo de acción. 2. Meditación: Sentido del texto hoy para mí ¿Quéme dice, 3 dimos, enlos nombre del Señor Jesús. Éstaesesdecir la voluntad de Dios: Aunque cristianos ya son santos, consagrados por el bautismo, su santificación debe continuar qué nos dice hoy el Señor a través de estepor textola 4 vuestra santificación, acción del Espíritu. que os apartéis de la impureza, que bíblico? Dejo que el texto ilumine mi vida, la vida de cada uno de vosotros trate su cuerpo con santidad y respeto, la comunidad o de mi familia, la vida de la Iglesia en 5Ésta es la voluntad de Dios: vuestra santificación este momento. no dominado por la pasión, como hacen los gentiles que no 3. Oración: Orar el textoDios; supone otra pregunta: le Se trata adeDios. la santificación queasunto Dios pedía en el el Señor, vuestro santificaos y sed¿Qué santos, 6 conocen Y que en este nadieya pase porAntiguo encimaT.: «Yo soy yo al Señor como respuesta a su cumplir Palabra? El pues yo soy santo» (Lev 11,44). En la nueva alianza, la santificación ya nodigo consiste en ofrecer sacrificios, la de su hermano ni se aproveche con engaño, porque el Señor corazón se abre a la alabanza de Dios, a la gratitud, ley o las tradiciones; lo que se pide ahora es una vida santa. Esta vida santa procede de Dios (5,23); es obra de venga todo esto, como ya os dijimos y os aseguramos.7Dios no implora y pide su ayuda, se abre a la conversión y al Cristo (3,12s), es obra del Espíritu Santo en nosotros (4,8) y constituye, por tanto, nuestra primera y fundamental 8 perdón, etc. nos ha llamado a una vida impura, sino santa. Por tanto, tarea: Tarea a la que hemos sido llamados (4,7). Nuestra vida tiene un claro y únicocompromiso: objetivo: agradar Dios, (4,2), 4. Contemplación, El corazónase centra en quien esto desprecia, no desprecia a un hombre, sino a permanente Dios, vivir conforme a su voluntad, en escucha y obediencia y total. a estemirada objetivo todos los demás Dios.Frente Con su misma contemplo y juzgo mi que ha dadoosu Espíritu Santo.ser absurdos. Vivir conforme al querer de propia vida y la realidadaydescubrir me pregunto:a¿Quién eres, sonos relativos incluso pueden Dios nos llevará los demás 9 Señor? ¿Qué quieres que haga? Acerca del amor fraterno, no hace falta que os escriba, como hermanos, a realizarnos como personas auténticas y a experimentar la verdadera alegría. porque Dios mismo os ha enseñado a amaros los unos a los … Dios mismo os ha a amaros los unos a los otros . 10 otros; y así lo hacéis conenseñado todos los hermanos de Macedonia. “Ha llegado el tiempo en el que nadie necesita enseñar a los demás, porque todos conocen a Dios, desdeel más pequeño hasta el Sin embargo, os exhortamos hermanos, a seguir más grande” (Jer 31,34). Ahora todos son «discípulos del Señor». Dios enseña interiormente, derramando el Amor, progresando”. su Espíritu, en el corazón de cada uno. El amor tiende a amar. Dónde Dios mismo enseña a los hombres qué es el -amor, Comentario éstos se convierten automáticamente en «hermanos». «Porque uno solo es vuestro Maestro y todos vosotros sois hermanos» (Mt 23,8). Allí donde ha llegado el amor de Dios, surge una nueva comunión fraterna, regida por el amor. El amor da firmeza a los corazones y los hace“Amor limpiosde y santos. Dinámica de oración por las vocaciones Dios” – Boletín n. 28* noviembre 2011


ORACIÓN POR LAS VOCACIONES “AMOR DE DIOS” Padre bueno, Jesúsnos dijo: “La mies es mucha y los obreros pocos, rogad al Dueño de la mies para que envíe obreros a sus campos”. Y además afirmó: “Todo lo que pidáis al Padre en mi nombre, os lo concederá”. Confiados en esta palabra de Jesúsy en tu bondad, te pedimos vocaciones para la Iglesia y para la Familia “Amor de Dios”, que se entreguen a la construcción del Reino desde la civilización del amor. Santa María, Virgen Inmaculada, protege con tu maternal intercesión a las familias y a las comunidades cristianas para que animen la vida de los niños y ayuden a los jóvenes a responder con generosidad a la llamada de Jesús,para manifestar el amor gratuito de Dios a los hombres. Amén.

Noticias vocacionales “Amor de Dios” El día 12 de noviembre de 2011 emitirá su profesión perpetua en Brasil las Hnas.  Jaíris Sampaio da Costa y Cléa Maria Silva Luz.

“No podía obrar el mal el que era la misma inocencia, y sin embargo no satisfecho de ser justo por esencia, quiso igualmente obrar el bien para nuestra edificación y ejemplo. Aquel le honra más, quien mejor procura imitarle caminando siempre a la perfección”. (J. Usera) HERMANAS DEL AMOR DE DIOS - Casa General C/ Asura 90 – 28043 MADRID (España) Tel. 34 913001746 / 34 917160393 amordedios@amordedios.net; www.amordedios.net

Dinámica de oración por las vocaciones “Amor de Dios” – Boletín n. 28 * noviembre 2011


DICOVAD NOVIEMBRE 2011