{' '} {' '}
Limited time offer
SAVE % on your upgrade.

Page 1


A

a


A

a


A

a


A

a


A

a


A

a


A

a


Hace mucho tiempo, cuando apenas daba mis primeros pasos, un poderoso ejército intentaba dominar y después entregar como un gran tesoro la Península Ibérica al majestuoso Emperador residente a la toda poderosa Roma. A pesar de la descomunal fuerza de tan cualificados guerreros y bien instruidos generales, aquel ejército supo desde el primer momento que la fuerza que había que dominar se encontraba en el centro de la Península, por lo que sus generales decidieron levantar un bastión inexpugnable y desde allí controlar todos los territorios conquistados. Allá por el año 300, el tirano y sanguinario Domiciano acrecentaba su fama de hombre cruel, de asesinos instintos, con el fin de amedrentar a los pueblos ocupados. La ley del terror le reportaba tranquilidad y era por esto que las posibilidades de levantamientos y revueltas, eran muy escasas por el temor irracional a la terrible reacción del Emperador. Puestas las cosas así, el asunto se presentaba chungo… Siendo fiel a su condición de despiadado soldado, pese a mi frágil y débil condición, ordenó a unos de sus más fieles guerreros que me sitiase por la fuerza y luego me sometiese sin ninguna consideración, al fin y al cabo yo sería presa fácil, algo que para un valeroso guerrero era una auténtica golosina… Recuerdo, no sin realizar un gran esfuerzo, que aquel militar se llamaba Valeriano Fésto. Pese a que hayan pasado dieciséis siglos, aún recuerdo con espanto aquellos horribles días, dónde sus despiadados soldados pasaban a cuchillo a muchos de mis vecinos, la mayoría campesinos, ganaderos, artesanos y mercaderes, todos, gente de bien. Y sin ningún miramiento bañó mis calles con sangre, con el pretexto de que mi gente era cristiana. Fíjense qué delito. De esta manera fue como Valeriano se convirtió en mi Gobernador, siendo que de inmediato cambió mi nombre, bautizándome con el de Villacaminos, siéndome informada que aquella denominación venía del latín Vicus Caminarius, al considerarme una encrucijada de vías de comunicación. Tantas veces me cambiaron de nombre, que al final me acostumbré a que me llamaran de todo, aunque no pasado demasiado tiempo supe, que algo que a mí me parecía una actitud caprichosa, era una estrategia para despistar al enemigo. A veces me costaba responder inmediatamente a la nueva denominación por andar un poco despistada… Esto de no saber cómo se llama una es un sinvivir. Haciendo un poco de memoria recuerdo, que me impusieron las siguientes nombrecitos: Oicos, Oicon, Olcada, Titulcia, Orenta, Olcadia, Tiberia, Orac, Carteia, Altheia… No tenía que ser demasiado sagaz para darme cuenta que los romanos, habían abierto una gran vía que partía de la Augusta Mérida y llegaba hasta Zaragoza. Evidentemente ellos, que no tenían un pelo de tontos, no la llamaban así, eso sería dar demasiadas pistas, entre ellos la conocían como la Emerita Augusta y la Caesar Augusta. Cómo para acordarse… y es que como entonces no se estudiaba Latín… Los nombres relacionados anteriormente se los impusieron a diferentes localidades que estaban en la “gran vía” y se los intercambiaban entre ellas al azar, para que el enemigo jamás supiese sus planes. Si una o varias escuadras caían prisioneras, jamás darían el nombre exacto de los territorios conquistados, despistando con esto a los enemigos de Roma que andaban bastante desorientados creyendo que estaban en un sitio, estando en realidad en otros… ¿Eran listos o no? Durante más de seis siglos fui ocupada por el Imperio Romano y no guardo ningún recuerdo amable de aquella ocupación, posiblemente existan pocos vestigios de interés que mostraros a los ciudadanos que hoy me pobláis con tanto orgullo y tanto cariño, sirva como ejemplo La Fuente Vieja... ../..

A

a


A

a


El resto de la Península tal vez fuera más afortunada, ya que existen multitud de monumentos y todos ellos de gran valor histórico. Os podría poner muchísimos ejemplos como, el Acueducto de Segovia o el Teatro de Mérida y si viajáis a Toledo, El Circo Romano. Es verdad que no todos ellos gozan de una excelente conservación, pero bueno, uno se da idea. Ni que decir tiene, esto no lo vamos a poner en duda a estas alturas, que nuestra cultura es eminentemente latina y fueron los romanos los que nos instruyeron, educaron y formaron, hasta dejarnos su Lengua, su cultura, sus ideas, su concepción de la vida, su filosofía del Derecho, la medicina, la Agricultura, las Letras… Nos dejaron todo, menos imponernos su religión. Ellos eran politeístas y adoraban a los dioses del Olimpo, nosotros en cambio éramos cristianos y continuamos siéndolo a pesar de los siglos y a las diferentes invasiones… La verdad, no pudieron con nosotros en ese sentido de tener que abjurar de nuestra religión. Luego, unos años después, cuando se fundó el catolicismo nos cambiamos voluntariamente a él. Habréis observado que, he empezado a hablar de mí desde el mismo momento que fui tomada y sometida por los romanos, sin embargo dicen, que yo ya existía y si os tengo que decir la verdad, por mucho que trato de estrujarme la cabeza, no recuerdo nada de nada del tiempo anterior. Y es que los años no pasan en balde… Es que con “3000 AÑOS DE HISTORIAS” una no está para muchos trotes. Cuando era una buena moza me contaron, que la Península Ibérica estaba poblada por las tribus indígenas que conformaban nuestros ancestros, sí, lo que todos dicen que fueron nuestros primeros pobladores. Casi, casi como mis tatarabuelos… Me contaron que hace muchísimos años nos conquistaron por los territorios del sur unos guerreros llamados Iberos y casi al mismo tiempo llegados por el norte, otros denominados Celtas. Al principio pasaron los unos de los otros. ¿Para qué, si vivían felices y con abundancia de casi todo? Decían: Mira, mira, vamos a llevarnos bien que la cosa no estar para darnos sopapos a lo tonto. Aquí en el centro, las mujeres celtas se casaron con los iberos y las mujeres iberas con los celtas, y al revés, lo que se convirtió en un desbarajuste, siendo que los nacidos de estas uniones se llamaron celtíberos, la verdad es que no se estrujaron la cabeza. En cierta ocasión vinieron unos historiadores y me contaron que justo cuando nacieron los celtiberos, nací yo. Creo que me pusieron de nombre Olca, que significaba “campo fértil” y también “vega”. Tengo que decir y no es por presumir, que me crié sana y apenas ocupaba unas obradas de terreno, pero fui creciendo y me he convertido en lo que veis que soy ahora. Dicen que mi mamá era celta y mi papá ibero. Hoy parece que vuelvo a ser lo que fui. Vuelvo a tener varios barrios y soy la jefa de toda la Comarca de la Mesa de Ocaña y mucho más… Incluso ya soy conocida por la inmensa mayoría de los españoles, bueno, no es por presumir ante mis vecinas pero poseo 15.000 vecinos y los pisos más baratos… Dicen que aquí se encuentran viviendas a patadas. Pero no me quiero despistar, tengo que reconocer que en casa vivíamos de la caza, del pastoreo, de la agricultura y de algo de labores manuales y aunque mis habitantes eran muy pacíficos, se mostraban con una ferocidad extraordinaria cuando alguien intentaba ocupar nuestras tierras o alterar nuestros límites. La verdad es que estábamos hartos de tanto invasor, que dicho sea de paso nunca vinieron a darnos sino a saquearnos. Sí, sí, saquearnos, a qué nos vamos meter en rodeos… Es como dicen los clásicos, te cansas de que te toquen las bolas de billar y pasa lo que pasa. La verdad es que no había comida para todos y teníamos que defender nuestra supervivencia y por tanto, nuestra propia identidad. En eso sí que no podíamos transigir. O vivían los demás o vivíamos nosotros. La elección estaba bastante clara. O yo y los míos o tú y los tuyos. ../..

A

a


A

a


No voy a negar que los que vivimos en el centro, estamos más al resguardo de los pueblos invasores, sin embargo, en las costas por ahí cerca de Benidorm, la continua llegada de pueblos de otros lares se habían convertido en el pan nuestro de cada día. Venían de visita y los muy tunos se quedaban para siempre… Así que los de la costa no pudieron evitar el desembarco de los Tartesos y de los Fenicios, que ya venían con unas costumbres y unas culturas bastante refinadas para la época, aunque bien es verdad que su espíritu nómada les impedía quedarse mucho tiempo en las nuevas tierras, como se dice ahora, eran culos de mal asiento y como eran bonachones, los fenicios nos conquistaron a través de su inteligencia y grandes dotes diplomáticas y sobre todo, exhibían unas virtudes extraordinarias para el comercio. Vamos, como la gente que trabaja en los mercadillos, que son amables, cariñosos, simpáticos y buena gente y son capaces de venderte una manta de lana gorda en pleno mes de agosto. Los fenicios trajeron sedas, especias, telas… y las cambiaban por nuestros productos, para a su vez traficar con ellos en otras tierras. Eso sí, valoraban mucho nuestras pieles de ganado lanar, la cerámica y la alfarería. Pero pronto las noticias corrieron como el viento y fueron los griegos los que nos giraron visita y de nuevo la eterna canción, llegaron de visita de cumplidos y se extendieron por toda la Península Ibérica. Los griegos pertenecían a un pueblo muy culto, muy empollones, filósofos, artistas, pensadores y traían una concepción muy definida de la política, todavía hoy conservamos muchas de sus enseñanzas, incluso nuestra Lengua tiene muchas de sus palabras y raíces. Para darse cuenta de lo que representaban los griegos en su tiempo nada mejor que visitar Atenas y sus alrededores. Lo que no sé es si llegamos a entender su Democracia. …¡Y llegaron los cartagineses! Y lo hicieron sin avisar, así de pronto. Nosotros que ya nos habíamos acostumbrado a los griegos y, ¡hala!, otros que vinieron a fastidiar. Estos eran fuertes como leones, disciplinados y militarmente estaban muy bien organizados, habían llegado desde la poderosa y muchas veces victoriosa Cartago. Lo habían hecho guiados por Amílcar Barca, su valeroso general, y siguieron con su tarea de fuerte expansión, con los generales Aníbal y Asdrúbal, guerreros e indómitos hasta la extenuación. Yo nunca los vi sonreír. Por cierto para los mozos nativos, lo de echarse novia era toda una odisea. Los que nos conquistaban venían sin mujeres y al poco de llegar ya habían ligado los muy canallas. Era un pueblo muy preparado para la guerra y sabían que su poderoso gran enemigo, Roma, sería muy exigente en el campo de batalla. Sus soldados respondían a una rara disciplina y eso les hacía temibles. Yo, Ocaña, con todos mis vecinos al frente, no nos rendíamos fácilmente ante ningún invasor, muy al contrario, luchábamos hasta dejarnos la última gota de sangre aunque la contienda se presentase desigual. En mi término se libraron arduas batallas y yo nunca me sentí desfallecer por muy encarnizadas que estas fuesen. Verdaderamente fue cruel la lucha y trágicos sus resultados. Pero Yo, Ocaña, soy mucha Ocaña. Creo recordar, muy vagamente, cómo en cierta ocasión, Anibal, abriendo la campaña de Sagunto, pensó que era conveniente bajar a por mí y someterme por las buenas o por las malas. Lo de conquistar el centro le obsesionaba. Al final caí con honor, pero ni aún vencida militarmente me doblegué y posiblemente fuera por esto que Anibal siempre me respetara y lejos de intentar humillarme, me concedió ciertas prerrogativas. Burro como él solo, pero caballero. ../..

A

a


A

a


Aquí, en mi término formó un Gobierno Aristocrático y el Gran Consejo, que compuso con ciudadanos nobles y por deferencia a mí, exigió como condición indispensable, tener sucesión y gozar de ciudadanía por tres generaciones. Y vuelta a la manía de conquistarnos, tras los romanos, llegaron los Bárbaros, que conformaban un ejército aguerrido, fuerte, valeroso, terriblemente feroz y con muy pocos escrúpulos. Al llegar a la Península se dividieron en las tres tribus que los conformaban. Los Suevos se fueron a Galicia, los Vándalos viajaron a Portugal y los Alanos se dirigieron a Andalucía. Para ellos, lo de unidos podemos era una bagatela. En esta ocasión, nosotros, los de la zona Centro, que no UCD, nos quedamos a salvo de los primeros ímpetus de los Bárbaros que no se detenían ante ningún obstáculo. Fueron los Godos los que iniciaron su conquista tras los Bárbaros. Su auténtico nombre era el de Visigodos y dentro de estos se denominaron a los que habitaban en el Oeste, Godos. Eran de origen germánico, aunque nacieran como pueblo en la nórdica Suecia. El gran Rey Visigodo parecía inexpugnable, dado su coraje, su arrojo y el poder de sus ejércitos. Sin embargo, don Rodrigo, tantas veces victorioso, en el devenir de los años fue dolorosamente derrotado en el año 711, terminando así su hegemonía y su dominio, dejándolo todo en manos de los musulmanes, ya incontenibles en sus conquistas y en su extraordinaria expansión. Y de nuevo a empezar, ahora serían los musulmanes los que inician la conquista de la Península Ibérica desde el Sur y tras su paso por el estrecho de Gibraltar por los Generales Tarik y Muza, nada que ver con el Dúo dinámico. Sus ejércitos eran tan temibles y numerosos, que el mar se ensombreció a su paso. En un principio, inocente de mí, pensé que se trataban de inmigrantes que venían a trabajar, integrarse en nuestra sociedad y vivir todos en concordia… ¡Una leche! ¿Y saben qué ocurrió? Que aquella visita duró ocho siglos y de inmigrantes nada, los puñeteros vinieron la saquearnos, esquilmarnos y pasarnos por sus alfaques… Hay hechos que en su día tuve que aceptar por imperativo de mis nuevos amos y ese momento coincidió, cuando me regalaron los musulmanes. ¿Qué pasa? ¿Que sólo soy motivo de una dote? Resulta que Alfonso VI se enamoró de una princesa musulmana y entonces su padre, el Emir de Sevilla Aben-Abed, no teniendo nada más valioso que ofrecerle al monarca español, me otorgó como si de un regalo de bodas se tratara. Bueno, así entre nosotros, a mí me contaron muy en secreto, que el rey nunca se casó con Zaida… Vamos que se juntaron. Vete tú a saber. Desde luego… Naturalmente Alfonso VI quedó doblemente complacido, obtuvo la mano de su amada y me consiguió a mí para unirme a su Corona. Una belleza extraordinaria, Zaida, y una joya para su Corona, yo. Ocaña y Zaida, casi ná… No tuve ningún inconveniente en que en uno de mis barrios viviesen los musulmanes, en otro los cristianos y en un tercero los judíos. Como lo hicieran con Toledo con idéntica fórmula. Total, tampoco me iba a poner estupenda en esas condiciones… Ahora hay 27 nacionalidades y la gente vive tan ricamente. La gente empezó a llamarme la población de las tres culturas y a mí me gustó porque en realidad lo que significaba era que Yo, Ocaña, era cuna de la integración, de la tolerancia, de la solidaridad y sobre todo, de la concordia. No tengo ningún inconveniente en hablar de los judíos, sinceramente, estos no me conquistaron, ni me vencieron, ni me hicieron la guerra, estos simplemente llegaron, hicieron su trabajo, viviendo sin molestar a nadie y haciendo su vida sin inmiscuirse en la vida de los demás… ../..

A

a


A

a


Atraídos por nuestra condición de buenos anfitriones aparecieron algunas familias judías de cierto prestigio para incrementar su población, con la orden expresa de ocupar cargos de alguna relevancia, como sucediera con Abraham Abzaradiel, recaudador en el arciprestazgo de La Guardia, que fijó su residencia en mi casco histórico. Dentro de mi término se dieron cita un montón de amoríos, noviazgos y enlaces matrimoniales y se constituyeron varias empresas cuyos propietarios pertenecían a las tres culturas. Si yo les contara… Además, los musulmanes dejaron en Ocaña una auténtica escuela donde proseguir con su arte durante muchos años. De su influencia nació el Arte Mudéjar y si te acercas a la iglesia parroquial de San Juan Bautista, al Teatro Lope de Vega o al Palacio de Los Cárdenas podrás saborear una exótica belleza. Y llegado a este momento, me voy a permitir dar un paso hacia adelante para recordar a todos los ocañenses, para mayor gloria, que ya en la Edad Media se celebraron Cortes en dos ocasiones, en 1422 presididas por Juan II y en el 1468 por Enrique IV. Eso no pasa en todas las localidades, que conste, por no pasar, no pasó ni en Noblejas. ¡Qué gran pueblo! No es por presumir, pero tuve el honor de recibir grandes monarcas a través de mi extensa Historia y de entre todos ellos, me siento muy orgullosa de haber dado cobijo a Isabel la Católica, que tuvo la deferencia después de casada de pernoctar en alguno de mis palacios… En honor a la verdad, la vida de la princesa Isabel en Ocaña fue casi monacal, siendo servida en una casona bien pertrechada, propiedad de nobilísimos caballeros muy afines a la Corona y absolutamente fieles a doña Isabel. Que no se crean Toledo, Madrid y toda la Comarca de Ocaña, que quiero dámelas de pimientos asados, pero de aquí, de mi casa partieron valerosos vecinos a la conquista de América. Recuerdo aquel mozalbete, Juan de Tavira, o el mismísimo Alonso de Ercilla, que un buen día se liaron la manta a la cabeza y se fueron, cada uno por su lado, a “las indias”… Algunas veces me planteé si la cercanía a Madrid nos ha beneficiado o realmente nos perjudicó y la balanza se inclina de manera alternativa, dependiendo del día, no vayan a creer. Y como todos los viejos, tengo propensión al recuerdo y sin quererlo me traslado a aquel 1710 cuando Ocaña fue escenario de una Batalla durante la Guerra de Sucesión, entre las tropas fieles al nieto de Luis XIV, Duque de Anjou y el Archiduque austriaco, don Carlos. Fue una batalla sanguinaria y yo no fui una convidada de piedra, más bien fui víctima de ambos, ya que ellos pusieron la guerra y nosotros los muertos, al tener que participar activamente por una cuestión de honor y lealtad. Como Villa de Ocaña me decanté pronto por el Duque de Anjou, al que juré lealtad a través de su Regidor Decano y Presidente don Francisco de Salazar y Miranda y actuando como segundo don Luis de Olivares. El escenario no fue otro que la Cañada de Venagabia. Nadie puso en duda que la victoria del Duque de Anjou se obtuvo gracias al arrojo y valentía de los ocañenses, que salieron en tropel armados con todo tipo de utensilios, buscando el cuerpo a cuerpo como única salida a su defensa, ya que no disponían del más mínimo armamento. Y se inician los prolegómenos de lo que constituyó para Ocaña la Batalla más sangrienta y horrorosa que hemos padecido. Tan horrible fue, que las empedradas calles quedaron cubiertas de sangre de los valerosos e indefensos ocañenses. Y continuando con mi afición de arrancar hojas al calendario, me encuentro con Fernando VII, según algunas alcahuetas de la corte, era un tonto el bolo, más tonto que Pichote. Esto que digo lo recojo con todas las reservas, que a estas alturas no quiero problemas con la familia… ../..

A

a


A

a


Napoleón Bonaparte sabía de la pinturera personalidad del monarca y prometiéndole poder y riquezas, le citó para establecer una estrategia de estado entre los dos, en la que ambos saldrían beneficiados. Las citas se fueron programando en la Granja, luego a la Granja de San Ildefonso, más tarde a Burgos y San Sebastián y todas ellas fueron hábilmente anuladas aduciendo problemas de última hora. El encuentro se celebró al fin en Bayona, en territorio francés y allí lo encerraron en una “jaula de oro” justo en el Castillo de Valençay, propiedad del Príncipe de Bonvento, un antiguo obispo, posteriormente secularizado. Y como consecuencia de esto, ¡Zas! La guerra contra los franceses, y fue en aquellos momentos, cuando la guerra arreciaba, allá por 1809, cuando se dieron cita en Ocaña dos grandes ejércitos, el español mandado por el General Jefe Araizaga, con sus lugartenientes Lacy, Zaraín, Castejón y Jácome; y el francés, por el General Sebastiani y sus lugarteniente Leval, topas alemanas, Werlé, tropas polacas, y Girard. Como dato tremendo, debo confesar, que en el ejército español se contabilizaron más de 4.000 muertos y en el francés 2.000. Pero aun siendo trágicas estas muertes, más lo fueron los cinco mil ocañenses que perecieron días posteriores a la horrible derrota. Desde aquí observamos como Ocaña, es decir, Yo, y España, mi señora madre, entramos en un periodo de calma aparente, aunque la realidad era que nos encontrábamos preparando algo sumamente importante, tanto, como que estábamos asistiendo a un cambio en todos los sentidos, sí a una revolución en lo político, en lo social y en lo económico. Desde 1868 a 1874, el llamado “Sexenio Democrático”, donde el pueblo pareció que tomaba las riendas del país y sus gobernantes salieron de un sufragio universal: Las urnas… Gobierno que no terminara de consolidarse, más por desconfianza, que por sus errores. El trienio del reinado de Amadeo de Saboya no arregla la situación en España y es por esto que todo desemboca en la I República, que daría paso a la restauración de la Casa de Borbón, con Alfonso XII de 1875 a 1885 y tras él, Alfonso XIII, que llega hasta 1931. Para muchos historiadores, con más pena que gloria, vamos, que mis contactos me dijeron en una noche de tertulia, que si se pudiera borrar como se hace en el disco duro de los ordenadores este periodo podríamos arrojarle al bidón de reciclaje… Verdaderamente España parecía estar aletargada y ese mismo año llega la II República… En 1936 estalla la Guerra Civil Española y finaliza en 1939 con la victoria del General Franco. Tras ardua tarea para restablecer el orden y el concierto, llega 1975, año en el que es coronado Rey Juan Carlos I de España, de la Casa Borbón. Llegados al año 2019, Ocaña está recuperando su verdadera idiosincrasia y sus vecinos ya sobrepasan los quince mil habitantes, aunque el censo asegure que son 13.000 y pico. Sí, tengo que reconocer que estoy engordando exageradamente, tanto que apenas me vale la ropa que tenía… He engordado a lo ancho y a lo largo, me he desparramado por los cuatro costados, ampliando considerablemente su casco urbano y la población se muestra esperanzada en que la Villa sea de nuevo el referente de toda la Comarca, algo que sin duda se conseguirá en este decenio que estamos a punto de cerrar. Ocaña volverá por sus fueros, porque Ocaña, es decir, Yo, soy eterna… ENRIQUE GARCíA-MORENO AMADOR JOSé RUBIALES ARIAS

A

a


A

a


A

a


A

a


A

a


A

a


A

a


A

a


El CLUB DEPORTIVO PASTOR POETA DE OCAÑA lleva dos años al cargo de las escuelas municipales de atletismo y orientación. En la última campaña tuvimos en nuestras escuelas 170 niños en las distintas categorías, desde 3 años hasta 17, y cerca de 20 adultos. Además tenemos una actividad no competitiva que es la de patinaje, en la que tenemos unas 40 personas entre niños y adultos, que practican cada dos domingos. En cuanto a méritos deportivos, durante la última temporada, podemos destacar la actuación realizada en los provinciales con 48 podios individuales, siendo además subcampeones provinciales por equipos en categoría infantil sub14 tanto en chicos como en chicas. En la fase regional, se obtuvieron 9 podios individuales, clasificándose para el campeonato de España Fernando García García, quien fue 11º en lanzamiento de martillo cadete sub16 representando a Castilla La Mancha. Por equipos los chicos sub14 fueron 5º y las chicas 10º. En campo a través, logramos varios éxitos colectivos. En el provincial de Sonseca los benjamines masculinos fueron 2º, las benjamines femeninas 3º, los alevines masculinos fueron 6º, las alevines femeninas 2º los infantiles masculinos 4º y las infantiles femeninas 4º. En el Cross Nacional de Quintanar de la Orden, los benjamines fueron 1º en chicos y en chicas y los alevines 2º en chicos y chicas. Y en la fase regional de Cuenca los chicos fueron 7º y las chicas 14º, siendo en ambas categorías 1º de centros escolares. También practicamos el deporte de orientación. Durante esta temporada hemos tenido una participación de 30 niños, destacando a nivel individual la actuación de Jesús Monroy, Elisabeth Ostapchuk y Carla Nieto. A nivel colectivo los resultados fueron discretos, aunque el año anterior conseguimos el subcampeonato provincial infantil femenino. Es de destacar la concesión por parte de la Diputación Provincial del premio al mérito deportivo por la promoción que realizamos sobre el deporte de orientación, el pasado 9 de marzo en la gala del deporte de la Diputación. Además de las competiciones oficiales, también participamos en las carreras populares con bastantes representantes, en Ocaña, Noblejas, Yepes, Villarrubia de Santiago, Villatobas, Villanueva de Alcardete, etc, consiguiendo numerosos podios en todas ellas. Al margen de los premios conseguidos, nuestros CLUB DEPORTIVO pretende la promoción del deporte a nivel local, para que los niños y jóvenes adquieran los valores que la práctica deportiva pretende transmitir. Durante la temporada próxima seguiremos dando la misma oferta deportiva con atletismo, orientación y patinaje, además de estudiar alguna disciplina más como la esgrima. Como todos sabéis, nuestro club ha organizado la carrera popular LEGUA DE LA MESA DE OCAÑA. Este año estamos trabajando ya en el proyecto de la III LEGUA DE LA MESA DE OCAÑA, que será el próximo 6 de Octubre El CLUB DEPORTIVO PASTOR POETA está abierto a todas aquellas personas que les guste el deporte, a partir de los tres años y cualquier edad. Para formar parte de nuestro club abriremos un plazo de inscripciones a partir del mes de septiembre en el polideportivo “El Carmen”. Para contactar con nosotros podéis hacerlo a través de nuestro correo electrónico cdpastorpoeta@gmail.com, a través de los teléfonos 699884976 (Antonio) y 691556907 (Jesús). Si queréis saber más sobre nuestro Club también podéis visitar nuestro blog http://educacionfisicapastorpoeta.blogspot.com/ y nuestra página de Facebook https://www.facebook.com/cdpastorpoeta. Desde aquí queremos invitar a todos para que sean partícipes de nuestro proyecto.

A

a


A

a


A

a


A

a


Estimados vecinos. Queremos aprovechar la oportunidad que se nos ha brindado desde la Concejalía de Festejos de nuestro Ayuntamiento para hablaros brevemente acerca de nuestra labor y propuestas futuras. En este año y poquito desde la creación de nuestra Asociación, hemos rescatado de la calle más de un centenar de animales entre perros y gatos. Muchos de ellos se han dado en adopción y otros se han llevado a protectoras o a salones de adopción a través de protectoras amigas. Todos han recibido atención veterinaria, cuidados, cirugías e ingresos hospitalarios (el que lo ha precisado), tratamientos, vacunas, desparasitaciones y esterilizaciones. Dada la sensibilidad que suscitan, cada vez más, el maltrato y el abandono animal entre los ciudadanos, desde nuestra Asociación apostamos por una tenencia responsable de animales de compañía; apostamos por la implantación de métodos efectivos para el control de la natalidad de gatos callejeros (método CES); apostamos por campañas de concienciación y sensibilización en colegios, porque el respeto a los demás, incluidos los animales y la naturaleza, debe enseñarse desde la infancia… Estamos convencidas de que una convivencia con animales, ya sean domésticos o ferales, es posible y haremos todo cuanto esté en nuestras manos para que ésa sea una realidad cada vez más visible para Ocaña y sus habitantes. Agradeciendo esta invitación de nuestro Concejal de Festejos, Jesús Ángel Montoro López, y confiando en que estos días sean divertidos a la par que respetuosos con nuestros animales y el medio ambiente, os deseamos a todos los ocañenses unas muy FELICES FIESTAS EN HONOR A NUESTRA PRECIOSA “VIRGEN MORENA”. ASOC. ENTRE HUELLAS Y BIGOTES OCAñ A

A

a


A

a


Cada año que pasa, y ya son 18 años desde su creación, el Club Natación Delfines Ocaña sigue apostando por unos valores en torno al deporte y va creciendo en cuanto a su personal humano, cualificado y al nivel de sus actividades. Desde que en el año 2011 la piscina climatizada de nuestra localidad no volvió abrir, nuestras actividades han girado en torno a una escuela de natación desde edades tempranas hasta adultos, tanto en la piscina climatizada del Colegio Literator (Aranjuez) en invierno y en verano en la piscina municipal “El Carmen”. Nuestra actividad invernal comienza el primer sábado de octubre por la tarde en la que tienen cabida niños/as desde 2 años hasta adultos en todos los niveles de enseñanza. Una de las ventajas de esta instalación es su método de depuración salina, limpieza y tranquilidad. Cuando llega Julio nuestras actividades se trasladan a la piscina municipal “El Carmen”, donde cada temporada niñ@s y mayores acuden a que se les enseñe a nadar o a depurar sus estilos. Durante este verano han pasado por nuestras manos más de 120 nadador@s, unos los de siempre y otros nuevos, pero todos tienen cabida en nuestras actividades. Siguiendo con nuestra línea de promoción de nuestros nadadores/as nos desplazaremos a las competiciones de natación que se celebran en Quintanar de la Orden y de Consuegra, y cerraremos nuestra temporada en casa en el trofeo de ferias de natación. Por último os animamos a que sigáis disfrutando del deporte de la natación tanto en sus niveles utilitario, recreativo o terapéutico en invierno como en verano. Si tienes alguna pregunta o sugerencia, no dudes en consultarnos a través de clubnataciondelfines@hotmail.com. Desde aquí queremos agradecer al Excmo. Ayuntamiento de Ocaña por brindarnos un espacio para visibilizar nuestras actividades hacia todos/as los vecinos/as de Ocaña y alrededores. ¡Felices Fiestas! JUNTA DIRECTIVA C.N.DELFINES OCAÑA

A

a


A

a


No somos nosotros adictos a los recuerdos, y eso que en estos años, 12 desde que empezaron nuestras andanzas, estamos acumulando muchos, casi tantos como pasos dados, pero los dejaremos para disfrutarlos cuando seamos "mayores". Más bien somos adictos a los nuevos retos, a nuevas conquistas y aventuras para incrementar esos recuerdos que guardamos en nuestra base de datos para el futuro. Nuestra meta siempre es lo siguiente que vamos a hacer, no hay descanso, después de una caminata toca preparar la siguiente. Esa es nuestra filosofía y de momento nos está funcionando, 12 años de vida en un grupo que continuamente está creciendo es una buena trayectoria que queremos seguir incrementando. Y no es fácil, no solo por nuestros egos y forma de ser, que controlamos de la manera más simple, riéndonos de casi todo y siendo solidarios. Además el esfuerzo físico en algunos momentos es extenuante; no salimos a dar paseos, hay muchos momentos en los que tenemos que sufrir, pero sufrir de verdad, con subidas al límite de nuestra resistencia y bajadas interminables, andando sobre todo tipo de superficies en las que ponemos a prueba nuestras articulaciones, con frio, a veces mucho, con lluvia, tantas veces terminamos caladitos…, con nieve, que nos encanta, y con viento y calor. No nos privamos de nada. Nosotros pensamos que en todas estas vicisitudes está la épica de nuestra actividad, cuanto más sufrimos más satisfacciones nos llevamos. En este último año, hemos sido capaces de seguir haciendo lo que nos gusta, ANDAR, y andando estamos recorriendo lugares y destinos increíbles, estamos comprobando como de impresionante es la naturaleza, viendo la inmensidad de nuestras montañas y observando la maravilla de país que tenemos con unos parajes y paisajes que en muchos momentos nos hacen sentirnos como unos privilegiados, por poder disfrutar de ellos. Lo más triste es cuando vemos como la incívica actitud de algunos, empuerca todas esas maravillas, ensuciando el campo con total impunidad, una pena que no nos cansaremos de denunciar. En las fotos que a continuación incluimos podréis comprobar como de dura y bonita es nuestra actividad y como nos hemos encontrado con todos esos elementos que describimos. Esperamos que os guste esta pequeña aportación de nuestras salidas más relevantes del último año y si os apetece nos podéis seguir en nuestra página de Faceebok y en Instagram "ANDARINES OCAÑA". FELICES FERIAS Y FIESTAS 2019. ANDARINES OCAñ A

A

a


A

a


A

a


A

a


A

a


A

a


A

a


A

a


A

a


A

a


A

a


A

a


A

a


A

a


A

a


A

a


A

a


A

a


A

a


A

a


A

a


A

a


A

a


A

a


A

a


A

a


A

a


A

a


A

a


A

a


A

a


A

a


Profile for JOSE RUBIALES ARIAS

PROGRAMA DE FERIAS OCAÑA 2019 PARTE 2  

PROGRAMA DE FERIAS OCAÑA 2019 PARTE 2

PROGRAMA DE FERIAS OCAÑA 2019 PARTE 2  

PROGRAMA DE FERIAS OCAÑA 2019 PARTE 2

Advertisement