Page 1

SANTA MARTA DE BETANIA Y SU DIÁLOGO CON JESÚS GACETA PIES DESCALZOS, N O . 7

Marzo de 2018. Número especial dedicado a Santa Marta de Betania, la santa del evangelio hermana de Lázaro, el resucitado por Jesús; y hermana de María, la que eligió “la mejor parte”.

Aquí, Santa Marta con el dragón que, según una historia popular, domesticó.

Santa Marta de Betania, Patrona del Hogar y los casos imposibles.


MI OBJETIVO EN ESTE NÚMERO: Desmitificar la opinión de la iglesia católica comunicada por uno de sus presbíteros respecto a las actitudes de Santa Marta en el evangelio. Nos referimos a lo comunicado en video por su Sacerdote Carlos Cancelado, cuyo discurso puede analizarse en el siguiente link. ¿Esto hace la iglesia católica con sus santos? Sí. Véalo usted mismo: https://www.youtube.com/watch?v=iIttRNr1Mjs&t=3041s

SÍNTESIS El hecho de que los sacerdotes católicos hayan sido preparados en los seminarios durante años no es garantía de que sean infalibles, ya que mientras vivan nunca dejarán de ser simples mortales como cualquiera de nosotros, sujetos a fallas, a vivir en el error y, peor, a ser pedantes a causa de su posición de creerse sabios en cuanto a temas religiosos, como lo es la postura que adopta este sacerdote, Carlos Cancelado, con respecto al dialogo sostenido por Santa Marta de Betania a la llegada de Jesús, y que aparece descrito en el evangelio.

RAZONES Si no me cree, cheque usted el video cuyo link está arriba | Carlos Cancelado explota en una perorata de insultos contra la santa desde los primeros minutos| Una cosa es que él no entienda el lenguaje de los santos y por qué Dios los elige y otra muy distinta es que Santa Marta sea una tonta como el sacerdote pretende engañarnos. ¡No se deje engañar! Vayamos por partes. El sacerdote Carlos Cancelado empieza con San Juan de la Cruz y Santa Teresa, tratándolos seriamente y pasa de inmediato a menospreciar a Santa Marta de Betania durante más de media hora, en los siguientes términos: 1. Carlos Cancelado toma la expresión de Santa Marta: “Señor, si hubieras estado aquí…” como un reclamo. Al decirlo, el sacerdote se toca la cabeza con la palma de la mano en un gesto de desaprobación, como lamentándolo mucho y grita: “para qué viene… a qué…” Supuestamente estas palabras también las dijo Santa Marta, según él, pero no es cierto; no las dijo. Cancelado las está inventando y las pone en boca de Santa Marta para que los ingenuos feligreses que asisten a sus charlas crean que son pensamientos de ella. En realidad, el patético sacerdote pasa por alto que Santa Marta es una persona muy cercana a Jesús, empática, tan cercana a él como para manifestarle una plena e increíble confianza, suficiente como para decirle lo que quiera. 2. Cancelado cree tener el poder de interpretar las palabras de Santa Marta y confunde a su rebaño con esta retórica pregunta: “¿Cuántos nos enojamos como Marta?”. Pero yo le invito a revisar el evangelio. ¿En dónde dice que Santa Marta se enojó?...


3. Cancelado, un insignificante pecador como yo, abusa de su supuesto don de interpretar las palabras de una Santa de la talla de la hermana de LĂĄzaro el resucitado por Cristo, cuya altura ĂŠl ni siquiera puede imaginar alcanzar. Dice: “Habemos muchas Martas que le decimos SeĂąor haz esto o aquelloâ€?. “Dile a mi hermana que me ayudeâ€?. Luego asegura visiblemente molesto: â€œÂĄNo hay Martas en mi parroquia!â€?, desde luego, lo dice considerĂĄndola un mal ejemplo. Pobre ignorante. Si Santa Marta fuera un mal ejemplo, no serĂ­a Santa. El mal ejemplo es ĂŠl. ÂĄOjalĂĄ que nunca haya sacerdotes como ĂŠl en ninguna parroquia! 4. Cancelado hace extraĂąamente una pequeĂąa y pĂŠsima actuaciĂłn satĂ­rica arremedando a Santa Marta, dando unos pasitos que pretende sean cĂłmicos; hace una sonrisa muy boba y luego pronuncia con voz afeminada lo que la Santa dijo en el evangelio. Ignorancia culpable la suya, porque deberĂ­a saber que Santa Marta era judĂ­a y practicante de su fe y sus tradiciones. Por eso ella le expone sus creencias a JesĂşs y, a la vez, no rechaza el nuevo conocimiento que ĂŠste le comparte. ÂżEn dĂłnde estĂĄ el error? ÂżDe cuĂĄndo acĂĄ el alumno no tiene derecho a preguntarle a su maestro para que le instruya? SĂłlo un pĂŠsimo maestro como ĂŠl, como Cancelado, si es que alguna vez ha pretendido enseĂąar, es capaz de ignorar que entre los alumnos jamĂĄs hay preguntas bobas. El bobo es ĂŠl. 5. PodrĂ­a decir mĂĄs pero este personaje, Cancelado, no vale la pena. SĂłlo le pedirĂŠ a usted que se fije en quĂŠ tĂŠrminos puede llegar a expresarse un sacerdote de sus propios santos. Él, refiriĂŠndose a Santa Marta, cree que ella pensĂł despuĂŠs de escuchar a JesĂşs: â€œÂĄla embarrĂŠ!â€?. Por si usted no lo sabe, decir la embarrĂŠ es semejante a decir en MĂŠxico la caguĂŠ. Me pregunto‌ Âżson estos tĂŠrminos propios de un sacerdote catĂłlico y‌ sobre todo refiriĂŠndose a una Santa tambiĂŠn catĂłlica? Cancelado agrega diciendo que Marta “no entendĂ­a nada, la pobreâ€? y al decir esto se lleva otra vez las manos a la frente. Luego niega con la cabeza en seĂąal de pesar. Repetidamente se queja una y otra vez a lo largo de su discurso retĂłrico: “otra vez Marta, otra vez Marta‌â€? Parece un macho sospechosamente obsesionado con la masculinidad, tan obsesionado que cree que las mujeres son obvias y simples como nosotros los hombres. Pero no; las mujeres son complejas y muy interesantes. ÂĄEn fin! Ya mejor lo dejo y me quedo con el espĂ­ritu de duda de Santa Marta, porque la duda y el escepticismo moderado son los mejores aliados en la bĂşsqueda del autĂŠntico conocimiento. Y tambiĂŠn me quedo con el modelo de Maestro Perfecto que es JesĂşs, a quien no le espantan como a Cancelado las preguntas y comentarios de una mente ĂĄvida por sorprenderse. JesĂşs comprende a Marta y le explica con amor, con detalles, con paciencia. Pero Cancelado no. Cancelado la odia. Por eso, como maestro que tambiĂŠn soy, rechazo a Cancelado, es mĂĄs, lo cancelo. O mejor dicho, ĂŠl se ha cancelado ya a sĂ­ mismo y yo ya no tengo por quĂŠ cancelarlo. Perdone mi tema, pero no permito que odien a los alumnos. Muchas gracias.

Responsable de la EdiciĂłn: M. en C. y FilĂłsofo JosĂŠ RomĂĄn Sosa. đ&#x;˜Š

proyecto.virgen.del.carmen@gmail.com


Gaceta 7, Santa Marta de Betania, marzo 2018  

Increíble. Un sacerdote odia a Santa Marta de Betania, patrona de los casos imposibles.

Gaceta 7, Santa Marta de Betania, marzo 2018  

Increíble. Un sacerdote odia a Santa Marta de Betania, patrona de los casos imposibles.

Advertisement