Page 1

El Llano es una Palabra Edición y Cuidado a Cargo de : Daciel Pérez y Miguel Pérez http://lapoesiaylosdias.blogspot.com

Te llaman José el de los sueños

(Capoulicán Ovalles)

Capoulicán Ovalles (Guarenas, 1936/Caracas, 2001) Poeta venezolano, miembro fundador del grupo

literario “El techo de la ballena”, que funcionó principalmente entre 1961 y 1969. Fue director de la Asociación de Escritores de Venezuela y obtuvo, en 1973, el Premio Nacional de Literatura. Destacaba por su capacidad de convertir la protesta en ironía y risa, mientras el país vivía una ardiente lucha armada en las montañas. Su poemario ¿Duerme usted, señor Presidente? (Ediciones El Techo de la Ballena, 1962), considerado el panfleto de la generación del 58 y confiscado por la policía, es una clara afrenta al gobierno de Rómulo Betancourt, le costó al poeta Caupolicán Ovalles, en su momento, el exilio en Colombia. La situación para entonces era insostenible en el país, ese mismo 1962, pero un 4 de mayo estallaría una insurrección militar de Izquierda, en Carúpano, Estado Sucre, conocida hoy como “El Carupanazo”

¿Duerme usted, señor Presidente? Si en vez de dormir bailara tango con sus ministros y sus jefes de amor, nosotros podríamos oir de noche en noche su taconeo de archiduque o duquesa. Podríamos reír sólo de verle, ridículo como es, esperar los aplausos de toda la gendarmería frenética. Claro que uno está cansado y quiere un poco de diversión monstruosa, como ésta de verle con la lira en el cuello colgada, como un romano o como una romana ciega de absurdas creencias geniales. Si en vez de prometer el descubrimiento de la piedra filosofal que ha de producir pan y billetes de veinte se dedicara por lo soberbio que es, a vender patatas podridas o maíz rancio, los indios de esta nación le llamarían Cacique Ojo de Perla Si en vez de llorar te murieses un día de estos, como una puerca elegante con sus grasas importadas del Norte, nosotros, que estamos cansados de tanta estúpida confesión, pondríamos a bailar las piedras y los árboles darían frutos manufacturados.

Con tu vieja y putrefacta osamenta, alimento de ratas, llenaremos un solo lugar de esta tierra y la llamaremos la Cueva Maldita y será proscrita de ver y de acercarse a ella por temor a despertar tus histéricas ternuras. Te llaman José el de los sueños, el de las vacas sagradas, el dueño de las vacas más flacas y Presidente de la “Sociedad Condal del Sueño”. Tus amigos te llaman Barbitúrico. ¿Hasta cuándo duerme usted, señor Presidente?

Sobre Capoulicán Ovalles: “Ovalles es un poeta que nos habla desde los lugares más ocultos que exigen las formas sociales; nos habla con muncho humor e ironía, pero también con sarcasmo en sus poemas.” Manuel Parra Aguilar “Hay aquí una pura y desinteresada hombría, hecho rotundo contra el cual se estrellan todas las acusaciones de los aficionados al cartel o a las especulaciones en torno a una pretendida profundidad de lo formal. (...) Se trata de una poesía que se da como una necesidad cotidiana, sin preparaciones, regodeos o perturbaciones de la existencia. Se da así, simplemente, deshonestamente poética, como quien se dispone a ingerir los alimentos o a defecar.” Adriano González León “(...) lenguaje llano y directo (el habla de la calle) que, en su uso cotidiano, muestra toda la gama de posibilidades que caben en su registro: la dureza, la ordinariez, la impertinencia y, desde luego, la caída en lo vulgar y soez; pero todo ello gobernado por una ácida ironía y un humor corrosivo que, en cierta medida, rebajan -al menos, en su dureza expresiva- el dramatismo con que el autor apela a aquellos que siguen ostentando la representación de los valores eternos que pretende transgredir .” J. R. Fernández de Cano

Si adora la vaca, ¡duerme! Si al becerro adora, ¡duerme! Y si el General le da su almuerzo, duerme como una lirona o le da una pataleta de sueño. Cara de Barro, Ojo para ver las Serpientes y llamarlas, Ojo para hacer compañía y quemarte con el humilde Kerosene, Ojo para tenerse a mi servicio como mozo de alcoba barato. ¿Duerme usted, señor Presidente? Le pregunto por ser joven apuesto y no como usted, señor de la siesta. Ojo de barro y Water de Urgencia.

“El conocimiento para mí es algo funcional porque es una configuración del poder,” (Capoulicán Ovalles)

La poesía de Capoulicán guarda una estrecha relación con la vida cotidiana y los acontecimientos políticos que marcaron el devenir de los pueblos americanos durante las décadas de los años sesenta y setenta

El llano es una palabra Nº 36  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you