Page 1

“Leela como quieras”

o Espe j


“Dicen que no hay que remover el pasado, que no hay que tener ojos en la nuca, que hay que mirar hacia adelante y no encarnizarse en reabrir viejas heridas. Están perfectamente equivocados. Las heridas aún no están cerradas. Laten en el subsuelo de la sociedad como un cáncer sin sosiego” Juan Gelman

Colectivo Espejo

Contacto: Celular: (02227)15511478 FBK: Josepe Espejo Email: espejo.revista@gmail.com


Editorial “Las luchas que hay que dar” Por: Benja

Basta recordar el argentinazo del 2001 para entender que la etapa neoliberal no tuvo un éxito en términos políticos y ni que hablar económicos. Sin embargo nos dejó una bomba de tiempo que muchas veces parece imposible de desactivar, el culto al individualismo. El mismo fue formado en torno a conceptos como “cada uno tiene lo que se merece por su esfuerzo” y “todos nacemos con las mismas capacidades”. Estos conceptos nos hicieron pasar, en un término no superior a 30 años, de una juventud que quería la patria socialista a una juventud que lo máximo que aspira es vestirse bien y tener un ipad, aunque nunca supo cómo carajo funciona. Pero no sólo una juventud ansiosa por un ipad nos dejaron, sino también mecanismos de cooptación a los movimientos sociales, burocratización de las instituciones para lograr no dar respuesta a las necesidades de las personas, criminalización de la protesta con vagos conceptos como terrorista ( basta ver la ley anti terrorista Argentina, para darse cuenta que cualquiera calza); en fin, un sin

número de cosas que nos complican el camino a la constitución de un orden social justo, nuevo y auténtico. Porque hoy no tenemos pibes dispuestos a dar la vida, reales y auténticos luchadores, hoy tenemos pibes que quieren tener cosas, porque entienden que es la forma de ser. Porque hoy tenemos pibes que incluso creyendo que hacen política aún no entienden que la política es comprometerse con el de al lado y desde al lado, no ponerse a resolver un problema que considerás el otro tiene. Pero claro cómo vas a saber de qué problema se trata, si estas en casa sentado en un sillón. Son estos los cambios que tenemos que dar, tenemos que dar vuelta las instituciones, tenemos que derogar leyes que defienden a los poderosos, tenemos que luchar con el hambre y con quienes lo generan. Son estas las batallas. ¿Estamos todos?


“Muchos nos quieren comprar, muchos ofrecimientos nos han hecho. Nosotras no vamos a hacer un

9 de Julio 178

4

No la tires, hacela circular


partido político; para nosotras no queremos nada, a nuestros hijos ya no los vamos a recuperar

somosmonos

¡¡¡Sin Julio, ni Luciano no hay Nunca Más!!!

s

s Lo

a arb

B

No la tires, hacela circular

5


físicamente pero los recuperamos cada vez que un hombre pelea, cada vez que un hombre lucha, cada

Hace 38 años a algún que otro cavernícola (paradoja si las hay la “doctrina del garrote”) se le ocurrió plantear la necesidad de romper los “focos subversivos” que alumbraban las ideas de una sociedad sometida a caprichos nórdicos con finalidad asesina. Fueron muchos los que le dieron la espalda al pueblo y la mano al tirano, saludo que se prolonga aun en el tiempo cuando vientos de represión desparraman por el aire el putrefacto olor a dinosaurio, removido por el accionar de sectores que se empecinan en practicar e imitar culturas piratas.

Los 30000 compañeros que defendieron con su vida la nuestra, no sólo ponían en discusión un cambio sociopolítico, sino sobre todas las cosas una revolución sociocultural, que arara el suelo argentino para reactivar el accionar de un pueblo que dormía con el enemigo pero que le daba de comer y fortalecía con sus actos. La cultura nacional era acribillada desde todos los rincones; fomento a la industria extranjera, censura al arte nacional, balazos a la libertad de expresión, agotaron a base de amenaza la fuerza de una sociedad que pediría paz pero que en el mientras tanto se lavaba las manos a lo Poncio Pilato: ¿Algo habrán hecho?... Por supuesto, defendían sus ideas, sus vidas, o ¿a caso hay otra forma de existir? Este vaciamiento cultural hoy sigue teniendo sus consecuencias e incluso se sigue replicando cuando los medios nos mantienen preso de asuntos con contenidos altamente tóxicos. Nos dicen de que hablar, descontextualizan, esconden,

inventan,

tergiversan información, manosean la cultura local y

acarician la de colonizadores del siglo XXI, y auspician de patrulla de choque enfrentando a la sociedad, los barrios, las ciudades, las provincias, sometiéndonos

6

a la desquiciada bipolaridad del amor odio que fragmente y

No la tires, hacela circular


vez que un hombre reclama, cada vez que un hombre existe. Nuestros hijos viven, les damos vida en

debilite al pueblo. La dictadura militar a los ojos de la opinión publica pareciera haber acabado hace 38 años, muchos se llenan la boca pero muy a nuestro pesar el golpe sigue, la herida no ha parado de sangrar, la carne aún muestra sus machucones. Aquel aniquilamiento cultural hoy se hace eco y perjudica a las nuevas generaciones, pero se esconde en las manifestaciones más burdas de la expresión social. Los artistas que cargaban sus expresiones de un simbolismo nacional emocionante se ven desplazados por la banalización del arte como recreación despojado de toda herramienta de lucha, se criminaliza la lucha de los sectores mas vulnerados de la sociedad (la de los ricos son manifestaciones, la de los pobres… piquetes) y se enaltece el acuartelamiento policial, y hasta se ve flamear las bandera piratas en los pechos de las señoritas cool en el aniversario del hundimiento del Belgrano. Los ejemplos se multiplican al igual que la tristeza de ver como el olvido desploma la memoria de los pibes del 76, y el sistemático accionar de la tv que atenta contra la verdad de saber que la lucha de los “subversivos de ayer” hoy brilla en la libertad que tenés. 3 0 0 0 0 C O M P A Ñ E R O S DESAPARECIDOS PRESENTES… AHORA Y SIEMPRE…

JereAgüero

No la tires, hacela circular

7


cada acción. Aquí, esta noche, seguro que nos están impulsando, nos están acompañando. Los

8

No la tires, hacela circular


revolucionarios nunca mueren, porque hacen cosas tan hermosas, tan bellas, tan solidarias y tan

L a V i d a Hijo de jornaleros rurales, nació en Ranchos partido de General paz, Provincia de Buenos Aires. Su padre se dedicaba a la cosecha y cuando ésta se terminaba el sustento de la familia salía de la venta de lo que se pescara en las lagunas y ríos de la zona, lo que determina un magro ingreso que nunca alcanzaba para alimentar y sostener a la familia. Desde pibe estuvo sujeto a las tareas del campo y al trabajo duro. Vendía diarios mientras iba a la escuela primaria, pero la realidad de la familia le alcanzó para ir sólo hasta segundo grado, ya que tuvo que poner a laburar para ayudar al sostenimiento de la familia. Esto lo llevó a trabajar en la tarea del alambrado de los campos y a la cosecha del maíz,

en las más diversas condiciones meteorológicas. A los 15 empezó a trabajar en la Dirección de Hidráulica de la Provincia de Buenos Aires y luego siguió en Vialidad. A los 23 se casó y tuvo tres hijos, pasó de una casilla de madera a una de material gracias a la solidaridad de sus compañeros y vecinos, con bloques que fueron construidos en muchas

No la tires, hacela circular

9


increíbles que jamás pueden morir. Mientras haya un solo hombre que sea capaz de levantar la vos, allí

ocasiones por sus propias manos. El trabajo en Vialidad lo hizo ir de campamento en campamento, pasar largas y extensas jornadas fuera de casa y lejos de la familia, hasta que pudo desempeñarse como guinchero en las canteras de Magdalena. Desde sus principios se sintió identificado y participó activamente en el movimiento político liderado por el General Perón, y a partir del golpe

del 55 se lanzó decididamente a la actividad política. Su carácter serio no le impedía volcar con paciencia y ternura lo que la vida le había enseñado del modo más áspero posible. Era severo en la crítica, pero nunca buscó herir a nadie, recuerdan sus compañeros. Leía en colectivos mientras viajaba a su trabajo, muchísimas veces reduciendo

Foto 1: Juan Martín tomado de la mano con su hija. Foto 2: Juan martín (izquierda) con su hermano. Foto 3: Juan martín con su herramienta de laburo.

10

No la tires, hacela circular


estarán ellos. Nos quieren comprar con reparación económica, somos la única organización en nuestro

horas de descanso. En su humilde casa se realizaban cientos de reuniones, jornadas de preparación propaganda y otros métodos de lucha, ya que allí funcionó también la Unidad Básica Evita de la seccional séptima de La Plata. Al frente de su casa construyó el local de dicha unidad que luego cuando la represión empezó a acechar, se transformó en el living, donde una maestra daba clases de apoyo gratuitas a todos los chicos del barrio. Él mismo ayudó a buscar bancos que junto con su padre y vecinos repararon. Con el esfuerzo y sacrificio de sus compañeros lograron levantar una biblioteca escolar, y en el fondo de la vivienda, construyó una pequeña salita de primeros auxilios donde inicialmente una doctora, y luego un doctor, (hoy desaparecido) brindaban atención sanitaria y entregaban medicamentos gratuitamente al barrio. Por si esto fuera poco, al costado de su casa en una suerte de galpón, su mujer y las compañeras del barrio armaron un taller de costura donde

compartían además del trabajo sus inquietudes y problemas. La mentalidad enferma y deformada de los milicos hizo que su casa fuera clasificada como “un peligrosísimo reducto guerrillero”. Esto no lo configuraba como un loco un aventurero, era una persona consciente de los problemas de los otros y de la necesidad de la acción directa. Como todo tipo consciente de esa época sabía que la represión lo acechaba y que le quedaba poco tiempo de vida, lo que le hizo preparar su casa como posible teatro de combate. Había ideado y construido un sistema que electrificaba toda la carpintería metálica y el techo de chapa. Además tenía una escopeta conectada a una carga de manera tal que se accionará ante un probable intento de forzar la entrada. También construyó un refugio en el techo de su vivienda para disparar desde allí y rodeó toda la casa de explosivos del tipo “cazabobos”. A las 23 horas de un viernes 17 una numerosa comisión policial de la “AAA” rodeó su casa y le

No la tires, hacela circular

11


país que la rechaza, porque también hay que educar con la ética. Queremos decirles a los jóvenes de hoy

0221 156023957

12

Las Malvinas Argentinas


“pibes: la vida de ustedes no vale plata, la vida de nuestros hijos no vale dinero, vale vida”.

intimó a entregarse, claro ejemplo de que no tenían la menor idea de quién era, no existía en su cabeza esa opción, en sus propias palabras “ A mí no me va a pasar lo que le sucedió a Chávez. Yo voy a morir aquí y peleando…” decía en relación a un amigo y compañero que se habían chupado hacia un tiempo. La triple A quiso ingresar y uno de sus integrantes recibió el efecto de los explosivos “cazabobos”. A continuación se produjo un intenso tiroteo que pasó la media noche. Ante la feroz resistencia, los hijos de puta (por la comisión policial) pidieron la intervención del regimiento 7 de infantería el que se hizo presente con un

mortero. En la mañana ya del día 19 los vecinos se juntaron y le pidieron a la policía que cesara con el fuego, ocasión que la yuta aprovechó para llevarse a los más revoltosos y ya que estaba desvalijar algunas casas del barrio. Siendo las 11:15 decidieron disparar el mortero y dinamitar la casa. Según cuentan los vecinos luego de que la casa quedara en ruinas se escucharon un par de disparos más de entre los escombros. Así vivió, así pensó, así sintió la necesidad de otros, así luchó y así murió Juan Martín Jáuregui. Un ejemplo de lucha, de resistencia y de entrega.

Las Malvinas Argentinas

13


Jamás venderemos la sangre de nuestros hijos, no hay plata para pagar la vida de ningún hombre que la

Días de Sol

Arévalo 829

14

No la tires, hacela circular


entrega por su pueblo. Nos repugna la reparación económica, queremos justicia, queremos cárcel para

La ética

Por: Benja Depaula

Uno tiene un dilema, uno siempre tiene un dilema, uno ensaya en su cabeza qué hacer ante la situación, va y viene, piensa en vano la consecuencia de los posibles actos, pero lo que realmente importa es en quién se convierte uno después de decidir, en el retorno de nuestra acción. Uno ve una situación, un pibe en la calle con hambre, uno ve un par de familias sin casas, uno ve el mundo y las peleas por los recursos, uno ve las injusticias del globo entero, por como el hombre se plantea la cosa esta que llaman vida. Uno encuentra entonces un dilema, ¿Qué hacer?, ¿Seguir caminando y pensando que las cosas son así? o ¿Actuar y demostrarse que en realidad las cosas no son de ningún modo sino que están así? y ¿En que me transformaría la primera opción?, ¿En que la segunda? Es difícil escribir en Marzo pero cuando uno piensa en los pibes de los 70's encuentra en esa generación hombres y mujeres que actuaron, sin sopesar las consecuencias que les traería para sus vidas, encuentra una completa entrega. Encuentra la más grande demostración de ética colectiva de la que se tenga memoria. Y vos, ¿vas a seguir caminando?

No la tires, hacela circular

15


los asesinos, queremos la prisión, no esta farsa de decir que están presos los que viven cómodamente en

No sólo es un 24

Por: Lucho Gangoni

Una vez me dijeron que un escritor peruano había querido decir que la crónica latinoamericana apareció como una necesidad de contar nuestra realidad. Ahí donde el periodismo sabe a poco, donde no nos alcanza para retratar las vivencias de nuestros pueblos; siempre perseguidos, siempre reprimidos, saqueados, silenciados, olvidados, demonizados, excluidos, torturados, asesinados; ahí, es donde aparece la crónica para relatar nuestro día a día con la descripción rozando la ficción. Es que, en estas tierras, lo real es mágico (o monstruoso) y el lenguaje tiene que hacer malabares para trasmitir nuestros penares diarios, e históricos, nuestro derrotero. Desde el primer genocidio, el que sufrieron los pueblos originarios; hasta el perpetrado por la bota del imperialismo en toda Nuestramérica, de la mano del plan Cóndor; nuestros Pueblos fueron víctimas de innumerables vejaciones. Aún hoy lo son. Muchas veces nos cerramos en números. En números que no son cuantificables. Decimos 30 mil desaparecidos. Pero nos olvidamos que fue un plan sistemático en toda Nuestramérica, las otras dictaduras se cargaron otros tantos compañeros. Todos compañeros con la convicción de que las cosas se podían cambiar, todos compañeros comprometidos con su proceso histórico, que leyendo las necesidades del Pueblo lucharon para cambiar las condiciones de vida, de relaciones sociales, para cortar las cadenas de la opresión por la segunda y definitiva independencia. Pelearon con dignidad. Defendieron la Patria siguiendo los designios de San Martín “cuando la patria está en peligro, todo está permitido excepto no defenderla”. Y los compañeros pelearon contra las dictaduras que venían a desbaratar la industria nacional con los planes económicos

16

No la tires, hacela circular


sus casas. Y no aceptamos la lucha individual, y no queremos monumentos, todo es de la muerte.

Ilustraciones: Ricardo Carpani

hechos a medida del saqueo de nuestras distintas Patrias Chicas, q u e conforman esta ruda Patria Grande. Siguiendo los insignios de Bolívar que decía que “la unión de nuestros Pueblos no es una mera quimera de estos hombres sino inexorable decreto del destino”. Los medios se los propuso el sistema. A la violencia del sistema se la combate con violencia popular. Los compañeros peleaban por la paz, la paz con justicia social. La violencia en manos del Pueblo no es violencia sino justicia, y ya no importa quién lo haya dicho. La única justicia está en la revolución, y dejémonos de azares, sin justicia no habrá paz, por eso la violencia, porque no queremos la paz de los cementerios, aunque siempre el Pueblo ponga los muertos. La violencia en manos del Pueblo es dignidad, dignidad de lucha por la paz y la justicia. Por cada uno de nuestros pibes, de nuestros jóvenes, de nuestros ancianos. Por la humanidad toda, por nuevas formas de relacionarse con las personas y la naturaleza.

No la tires, hacela circular

17


Monumentos para los muertos, reparación para los muertos, exhumación de los muertos, museos de los

¿Qué es un desaparecido? ¿Y dónde está? ¿Y por qué más de 30 mil en el último golpe? ¿Y por qué no se cuentan otras dictaduras? ¿Derrocamiento de Perón? ¿De Irigoyen? ¿Cuántos desaparecidos hubo ahí? ¿Pasan los 30 mil? ¿Importa la cifra? ¿Cómo vivió tu mamá del 76 en adelante? ¿Vivió el mundial 78? ¿Cómo? ¿Y tú papá? ¿Qué hacía tu mamá en el 55? ¿Cómo era Lobos en esa época? ¿A alguien le contaron sobre, alguien puede contar sobre el derrocamiento de Irigoyen del 30? ¿Y qué pasaba ahí? ¿Dónde estabas? ¿Qué hacías? ¿Y los 195 desaparecidos en democracia? ¿Luciano Arruga? ¿Mario Golemba? ¿Víctor Martínez? ¿Cómo hace la policía cuándo un pibe chorro no quiere trabajar para ellos? ¿El pibe puede decidir? ¿Eso es trabajo en blanco o en negro? ¿Qué significa que trabajen para la policía? ¿Por qué la clase media espera protección de la policía y tiene miedo del pibe chorro? ¿Por qué la policía sale en el diario notificando su buena labor cada vez que agarra un pibe con un faso? ¿Por qué nadie dice nada al respecto? ¿Por qué ese pibe queda escrachado en un diario por quien supuestamente tendría que cuidarlo? ¿Por qué el policía no puede meter preso gente que produce y vende y no gente que consume? ¿Los policías estudian sobre lo que hacen? ¿Los policías consumen? ¿Cómo distinguir el fascismo que nos habita hoy día del que nos habitaba en épocas dictatoriales?

Asistenazismo El deseo nunca es una energía pulsional indiferenciada, sino que es el resultado de un montaje elaborado, de un engineering de altas interacciones: toda una segmentaridad flexible relacionada con energías moleculares y que eventualmente determina el deseo a ser ya fascista. /Mil Mesetas – G. Deleuze y F. Guatarri/ Al pibe de la villa vos lo queres ayudar, porque pensas desde la clase y lo vez más bajo en lo social. Lo ves con cara de pobre y algo de lastima te da, no abuses de tu dinero, guacho eso es caridad! Y por caritas no te dan lo que vas

18

No la tires, hacela circular


muertos”. Hebe de Bonafini 1999

a necesitar… ¿Quién sabe lo que queres? ¿Quién sabe si lo sabes? Es una cuestión de átomos que por error se tocaron en un encuentro que no tenía que pasar. Todos hacen lo que pueden en nombre de la caridad, que es una carita grande con manos para ayudar y que te quiere si sos manco y te culpa si las manos se la llevo lo que pensas. ¿Quién te pide? ¿Quién te demanda? Cómo carajo diferencias el pedido de la d-manda. Que importa la diferencia, si acaricia al alma y ves que aguantas el frío y ves el poxy que no te animas a jalar, ya sos todo un hombre, un hombre asistencial. Hacete el villero! asistencialista amoroso, y con tu partido jalate el paco que queres deportar. Hoy el fascismo se viste de anti, porque el poder es asistencial. ¡Ah pero que intelectual! ¡Ah pero que intelectual! Vos mejor quédate solito si pensas esa barbaridad. Esto es un proyecto de lucha que lucha por la verdad. Aunque la verdad y la justicia todavía no se sepan diferenciar. ¡Ah pero que intelectual! ¡Ah pero que intelectual! Vos porque tenés oportunidad, burgués de terciopelo. ¿Así te estás instruyendo para desbaratar? Dentro del neoliberalismo que es la facultad, sos el neonazi de la libertad. ¡Ah pero que intelectual! ¡Ah pero que intelectual! No das con el proyecto de lucha, acá necesitamos otra cosa. ¿Y yo qué soy una cosa me vas a excluir así nomás? Al final la inclusión es una ilusión, incluyen a los pobres, y los nazis hacen la revolución. ¡Ah pero que intelectual! ¡Ah pero que intelectual! El asistencia/lista concluye: Si viniste a la escuela sin paquearte tenes un 6 por buena conducta. Si faltas cuatro meses a clases un 7 y de yapa te vamos a buscar. Si venís y trabajas para la escuela estás aprobado por los años restantes. ¡Ah pero que intelectual! ¡Ah pero que intelectual! Pensemos en el futuro de los pibes, sabiendo que los chicos quieren seguir estudiando después: ¿Cuál es el objetivo de lo que hacemos? ¿Qué estamos haciendo? ¡Ah pero que intelectual! “¿Por qué el deseo desea su propia represión, cómo puede desear su represión?” /Mil Mesetas. G.Deleuze – F. Guattari/

Agu. D´elia.

No la tires, hacela circular

19


Espejo 28  

El número 28

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you