Page 1

Hábitos y estilos de una vida saludable Siempre se recomienda mantener un buen estilo de vida como condición determinante para estar sanos. Pero, ¿sabemos qué es un estilo de vida saludable? La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la salud como “el estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”. Si partimos de este concepto, y consideramos la transición epidemiológica que actualmente vivimos, donde las enfermedades crónicas desplazaron a las enfermedades agudas, surge la necesidad de entender y estudiar la relación entre estilo de vida y salud. Los estilos de vida están relacionados con la cultura y costumbres, creencias y valores, capacidad de decisión, individualidad, ingresos económicos, presión social, hábitos, actitudes y modas o tendencias. Los estilos de vida saludable son los hábitos y costumbres que cada persona realiza para lograr un desarrollo y un bienestar, sin atentar contra su propio equilibrio biológico y su relación con el ambiente natural, laboral y social. Es por ello, que todos los especialistas coinciden en señalar cuatro requisitos indispensables para un estilo de vida saludable: Peso corporal adecuado, equilibrio entre mente y cuerpo, mantenerse activo, por medio de actividades físicas y recreativas y conservar limpio todo nuestro cuerpo, el agua y nuestro entorno

¿Cómo lograr hábitos saludables? Evite aquellas acciones que van en contra de la salud, como: consumo de excesivo de alcohol, fumar, estrés, violencia intrafamiliar, comidas altas en grasas, sedentarismo y todas aquellas costumbres que perjudiquen su salud y que usted puede detectar y cambiar. Autocuidado La actual Constitución Bolivariana de 1991 establece que la salud es un derecho de todos los ciudadanos y las obligaciones del Estado para hacer cumplir este derecho, pero también señala que los ciudadanos deben participar activamente en la promoción y defensa de la salud. Es decir, cada uno de nosotros debe cuidar su propia salud, la de la familia y la de la comunidad. En este sentido, tenemos que practicar y promover el autocuidado como parte esencial de un estilo de vida saludable. ¿Cómo hacerlo? Cumpliendo los siguientes requisitos: Querernos a nosotros mismos, conocer nuestro cuerpo, decidir sobre nuestra propia salud y realizar actividades saludables en el hogar, en el trabajo y en la vida diaria. Finalmente, recordemos que la salud no está determinada únicamente por el desarrollo de enfermedades, sino también por la calidad de nuestro entorno físico y social. Todo esto debe ser reforzado con prácticas de prevención primaria como el chequeo médico frecuente y la promoción de la salud.


Los especialistas plantean que si se combina una dieta equilibrada con ejercicios, se puede prevenir entre un 30 o un 40% el desarrollo de enfermedades cardiovasculares. A nivel mundial significan evitar entre 3 a 4 millones de casos cada año. Desde el año 1990 a la fecha, las muertes por enfermedades del corazón han sufrido un incremento del 17,2 %. Esta transición epidemiológica en nuestro país repercute en un mayor estado de dependencia de los adultos mayores, generando una peor calidad de vida para esta población y un incremento considerable de sus costos en salud, indudablemente un gran problema de salud pública.

La estrategia descrita para combatir este flagelo debe iniciarse desde la infancia, más aún desde que el niño nace y durante toda su vida. En Chile las cifras de aumento de prevalencia de sobre peso y obesidad en los niños de educación parvulario es alarmante, alcanzando un 10.8 % de sobre peso, un 21 % de obesidad y un 30.9 % si se suman sobrepeso y obesidad. Estudios internacionales demuestran que la obesidad a los cinco años, predice un riesgo doble de ser adultos obesos. Además se une a lo anterior el alto grado de sedentarismo (70%) existente en la población adulta e infantil.


tema: hábitos y estilos de vida saludable  

jose luis avella grado:10-01

tema: hábitos y estilos de vida saludable  

jose luis avella grado:10-01

Advertisement