Issuu on Google+

Información confidencial de uso exclusivo al destinatario

MOVILIDAD SOSTENIBLE Comparativa de costes

Vehículo eléctrico Cross Rider Vs Vehículo industrial convencional

SEPA Universidad de Córdoba


Estudio comparativo Vehículo eléctrico Cross Rider - vehículo convencional Renault Kangoo Hoy en día son muchas las opciones a la hora de elegir un vehículo que cubra las necesidades de movilidad de un organismo o empresa. También las posibilidades en vehículos eléctricos va incrementándose diariamente. Si bien, las enormes ventajas que suponen no emitir gases durante nuestros desplazamientos, no producir ruido o consumir 10 veces menos energía que con un vehículo convencional para recorrer la misma distancia, nos muestra hacia donde debe dirigirse nuestra sociedad en cuanto a movilidad se refiere. Para realizar este estudio comparativo hemos tenido en cuenta diferentes características que repercuten económicamente tanto por coste como por tiempo invertido. Los datos obtenidos según nuestras fuentes arrojan los siguientes valores:

Renault Kangoo

Cross Rider

Balance

Precio venta

11.700 €

12.120 €

- 420 €

Emisiones

151 g/km

22 g/Km.*

+ 129 g/km

Consumo anual (10.000 km)

1.200 € a 1.500 €

150 €

+ 1.200 €

Volumen carga

2,6 m3

1,56 m3 + 2,95 m3

+ 1,89 m3

Masa máxima carga

500 kg

300 kg + 300 kg

+ 100 kg

Filtros aceite y aire

Sin filtros ni aceites

120 €/año

0 €/año

Mantenimiento Revisiones garantía

+ 120 €

Seguro

Obligatorio para salir a No necesario si no se repostar (300€/año) va a salir (150€/año)

+ 150 €

Impuestos

Matriculación y circulación.

+ 100 €

Circulación bonificado al 75%.

Tras analizar los datos de la tabla, podemos contabilizar en más de 1.100€ el ahorro logrado el 1er año, incrementándose a más de 3.000€ durante el periodo de garantía del vehículo (2 años). Fuentes: Web oficial Renault. (www.renault.es), Web Comarth + Elab. Propia.(www.todoterrenoelectrico.com)


Balance: El uso de un vehículo eléctrico frente a uno convencional no solo supone un ahorro en costes por su menor consumo energético y su menor precio €/energía, sino por una importante reducción en cuanto a labores de mantenimiento implica. Otra gran ventaja reside en la reducción a 0 minutos y 0 km la necesidad de acudir a una gasolinera para repostar, así como la mayor fiabilidad de los motores eléctricos frente a los térmicos. El hecho de no necesitar radiador, embrague, filtros, bomba de combustible, inyectores, bujías,… y otros muchos elementos reduce enormemente su probabilidad de fallo, así como el tiempo necesario para la reparación en el caso de hacerse necesaria. (*) Cuando hemos comparado las emisiones de uno y otro vehículo debemos tener en cuenta los siguientes parámetros: •

las emisiones en el caso del vehículo convencional se realizan en el mismo lugar de trabajo, mientras que en el caso del eléctrico, estas emisiones tienen lugar en las centrales térmicas, ubicadas a decenas de kilómetros de la ciudad. Contribuyendo a una mejor calidad del aire respirado. También hay que tener en cuenta que, gracias a las energías renovables y su aportación al sistema de generación eléctrica nacional, las emisiones por cada kWh consumido están reduciéndose mes a mes.

Y además se tiene la posibilidad de instalar paneles FV en el tejado de sus instalaciones para compensar ese consumo adicional que podría crearse.


A nivel de volumen y capacidad de carga se presenta una gran ventaja de uno frente al otro, la versatilidad. versatilidad Con esto nos referimos a la posibilidad de adaptar el volumen y la carga disponible a las exigencias del servicio en cada momento, por lo que no sería necesario mover los 2,15 m3 y sus 500 kg de capacidad para recoger un volumen y peso inferior a 1m3 y 250 kg, evitando un consumo energético extra y completamente desaprovechado. En labores de recogida como es la desarrollada por el SEPA, los inconvenientes de los vehículos convencionales se incrementa sustancialmente por las continuas paradas y posteriores arranques, lo que eleva el consumo a 20 L/100km, eleva también el desgaste de las diferentes piezas que componen el motor (aceite, filtros, batería,…) además de presentar unos valores de eficiencia energética extremadamente bajos. Ventajas de utilizar un vehículo eléctrico hay muchas más, y algunas son no tangibles como la imagen medioambiental (muy valorado por la sociedad) o la reducción de emisiones sonoras (importante en una institución educativa). Esperamos que esta comparativa objetiva y basada en datos contrastados de cada fabricante sea de su utilidad y le ayude a tomar una decisión que le beneficie.

Blobject. S.L. Avda. Dr. Fleming s/n 14004 Córdoba Tel: 957-760033 jlbonilla@blobject.es


Estudio comparativo de un Vehículo Eléctrico