Issuu on Google+


Había una vez un ratoncito llamado Ramoní que se anotó en la Gran Escuela de Ratones Pérez. Ramoní tenía un compañero que se llamaba Buu que era muy malo. Un día tenían que hacer una prueba juntos y Buu hizo trampa, el siempre hacía trampa, peleaba y mentía. Hasta que llegó el gran día que el director iba a nombrar al nuevo ratón Pérez del año.

¿QUIÉN SERÁ EL GANADOR?...


CAPITULO FINAL 4 (Autores: Joaco P, Nicanor, Felicitas, Martu y Joaco C) En la Gran Escuela de Ratones Pérez se terminaron las clases. El director iba a nombrar al ganador entonces dijo “Este año todavía no hay Pérez porque hubo un empate entre Ramoní y Buu, se va a definir con una carrera”. Los papás de Buu no dejaron ir al hermanito porque sabían que iban a hacer trampa y si no era injusto para Ramoní. Al otro día se hizo la carrera. El director dijo “Prepárense que va a empezar”. Después de cinco minutos el director dijo “Preparados, listos, ya”. Ramoní iba primero, estaba a dos metros de llegar a la meta mientras que Buu estaba último. Finalmente Ramoní ganó. Al otro día se nominó al Ratón Pérez del año 2014. El director dijo “El Pérez del año es ¡Ramoní!”. Fin.


CAPITULO FINAL 5 (Autores: Vito, Mica, Tatu y Luz) “El ganador es Ramoní” dijo el director. Ramoní se fue a su casa, entró a su cuarto y empezó a saltar en su cama haciendo mortales porque estaba muy contento de ser el nuevo Pérez del año 2014. El papá fue al cuarto de Ramoní para felicitarlo por ser el nuevo Pérez, entonces le dijo “Como premio te vamos a construir una pileta muy grande con doble trampolín”. Ramoní estaba muy feliz y se le ocurrió invitar a Buu para amigarse. Entonces lo llamó por teléfono y Buu aceptó la invitación. Ramoní le aclaró que lleve traje de baño y toalla porque tenía una pileta nueva. A los cinco minutos Buu llegó a su casa. Después Ramoní lo llevó hasta la pileta y Buu lo tiró a propósito desde el trampolín más grande del mundo para hacerle un chiste. Ramoní salió de la pileta enojado pero cuando miró a Buu se dio cuenta de que era una broma y se rieron a carcajadas. A partir de ese día, se hicieron mejores amigos. Fin.


CAPITULO FINAL 6 (Autores: Mati, Manu, Thomas y Sofí) El director dijo “Ganó Ramoní” y él le dejó a Lola que sea Ratona Pérez. Lola era una alumna que había entrado tres meses antes. A ella le encantó que Ramoní la dejara ser Pérez y estaba tan contenta que quería casarse con él. Pero Buu también gustaba de Lola y quería casarse con ella. Ramoní quiso que se casara con Buu porque en verdad no le gustaba tanto. Como Lola no aceptó, finalmente se casó con Ramoní y tuvieron 6 hijos. Este es el fin de nuestra historia.


CAPITULO FINAL 7 (Autores: Mateo, Rocío, Leopoldo, Ambar y Franco) Ramoní ganó y Buu fue elegido para ser su ayudante. Como estaba tan feliz, Ramoní hizo una fiesta para festejar su triunfo y lo invitó a Buu con su hermano, al profesor, a sus familiares y a sus amigos. La fiesta era en un hotel de lujo. Todos bailaron, cantaron, jugaron e hicieron 100 mortales porque estaban muy felices y estaban disfrutando mucho la fiesta. Ramoní hizo un video de su vida y lo mostró en la celebración. Al otro día Ramoní y Buu tenían que recoger un diente, era su primera tarea juntos. Los años pasaron y Ramoní y Buu de tanto pasar el tiempo juntos, se amigaron. Fin.


CAPITULO FINAL 8 (Autores: Beni, Mora, Oli y Marcos) El ganador es… “Ramoní” dijo el director, “Alumno ¿quieres decir unas palabras?” y Ramoní dijo “No, lo diré después de ir al baño”. Cuando volvió dijo “Gracias por elegirme pero el papá de Buu se va a poner muy triste entonces seremos Buu y yo”. El director dijo “Acepto la propuesta de que los dos sean Pérez”. Ramoní le dijo a Buu “¿Querés subir al escenario conmigo?” y Buu le contestó “Si claro, me encantaría”. Buu subió al escenario y Ramoní le dijo al oído “¿Querés ser mi mejor amigo?” “¡¡¡Sí!!!” dijo Buu. Ramoní y Buu fueron los mejores Pérez del mundo. Colorín colorado este cuento se ha acabado.


CAPITULO FINAL 9 (Autores: María, Iñaki, Fran y Cata) “El nuevo Ratón Pérez es el alumno Ramoní” dijo el director. Pero Ramoní le dijo que quería ser Pérez con Buu. El director aceptó la propuesta de Ramoní y Buu lloraba de felicidad porque iba a ser el nuevo Pérez con él. Los papás de Buu lloraban de felicidad porque su hijo fue el elegido del año 2014. Los demás papás aplaudían porque al principio de la escuela los ratoncitos se odiaban y ahora eran los mejores amigos. Fin.



Quiero ser Pérez