Issuu on Google+

Riesgos y su prevenci贸n en Guarder铆as Infantiles


Índice 1.- Presentación .....................................................................................................................5 2.- Documentación para la Organización de la Prevención ..........................................7 3.- Radiografía del Sector ...................................................................................................11 3.1 Clasificación por Grupos Profesionales ................................................................12 3.2 La Prevención en el sector ....................................................................................12 4.- Riesgos Generales .........................................................................................................13 4.1 Lugares de Trabajo ..................................................................................................14 4.2 Instalaciones............................................................................................................16 4.3 Riesgos Higiénicos: Infecciones..........................................................................20 4.4 Riesgos Ergonómicos: Lesiones Musculoesqueleticas...................................20 4.5 Riesgos Psicosociales. Estrés ..............................................................................21 5.- Riesgos Específicos. Medidas Preventivas ..............................................................23 6.- Equipos de Protección Individual: Epis......................................................................31 7.- Señalización de Seguridad ..........................................................................................35 8.- Medidas de Emergencia: Plan de Autoprotección...................................................41 9.- Responsabilidades y Sanciones .................................................................................49 10.- Fuentes Bibliográficas...............................................................................................54

2

3


1. Presentaciรณn El objeto de esta guรญa es facilitar una herramienta de trabajo para ayudar al empresario en la realizaciรณn de la Evaluaciรณn de Riesgos en el SECTOR ESCUELAS INFANTILES (GUARDERรAS O ESCOLETES) de PIMEM. Recordamos a las empresas que es responsabilidad de las mismas, la integraciรณn de la Prevenciรณn en el sistema de gestiรณn de la empresa, y para ello es necesario implantar un Plan de Prevenciรณn, que afecte a todas las actividades y defina responsabilidades para todo el personal, siendo la Evaluaciรณn de Riesgos y la Planificaciรณn de la Actividad Preventiva, los instrumentos esenciales para la gestiรณn y aplicaciรณn del Plan de Prevenciรณn. Los sistemas para la gestiรณn de la prevenciรณn tienen que promover que los procesos de trabajo se realicen bien en las empresas, de forma segura, ya que se demuestra que detrรกs de cada accidente de trabajo lo que hay es una mala prรกctica en la forma de realizar el trabajo ya bien sea por falta de formaciรณn o informaciรณn del trabajador, instalaciรณn inadecuada, anteposiciรณn de la producciรณn a la seguridad, etc. En ningรบn caso, el contrato con un Servicio de Prevenciรณn Ajeno (SPA) exime al empresario de la obligaciรณn de integrar la actividad preventiva en el sistema de gestiรณn de la empresa. El SPA les aconsejarรก y establecerรก las prioridades detectadas en la evaluaciรณn de riesgos, pero es responsabilidad de la empresa el planificar las mismas y el disponer de los medios necesarios para su ejecuciรณn.

4

5


2. Documentaci贸n para la organizaci贸n de la prevenci贸n

6

7


Durante el desarrollo de las actividades relacionadas con la prevención se generan una serie de documentos que el empresario deberá tener a disposición de la autoridad laboral, son: , Plan de Prevención Para integrar el sistema de gestión en la empresa de modo que se haga extensible a todos los niveles jerárquicos y a todas las actividades, el empresario deberá elaborar este documento, el cual debe incluir: v Identificación de la empresa, actividad, número de trabajadores y centros de trabajo v Política, objetivos y metas en materia de seguridad y salud laboral v Estructura organizativa v Funciones y responsabilidades en materia de prevención v Identificación de procesos técnicos v Prácticas y procedimientos organizativos en relación con la prevención de riesgos v Recursos humanos, técnicos y materiales necesarios para el desarrollo de todas las actuaciones preventivas. El plan de prevención deberá ser aprobado por la Dirección de la Empresa, ser asumido por toda la estructura organizativa y conocido por todos los trabajadores. , Evaluación Inicial de Riesgos y Planificación de la Actividad Preventiva La evaluación de riesgos es un documento a través del cual se va a estimar la magnitud de aquellos riesgos que no hayan podido evitarse. Será elaborado por el técnico del Servicio de Prevención Ajeno después de visitar los centros de trabajo, el propio empresario o el trabajador designado. v Evaluación general: que se extiende a toda la empresa teniendo en cuenta, la naturaleza de la actividad, las condiciones del lugar de trabajo, equipos y materiales, etc. v Evaluación específica: centrada en los puestos de trabajo y en las características de los trabajadores que deban desempeñarlos Deberá realizarse una evaluación inicial cuando comience la actividad de la empresa, que será actualizada cuando cambien las condiciones de trabajo, se incorporen nuevos equipos de trabajo o se hayan producido daños para la seguridad y salud La Planificación de la Actividad Preventiva, se basa en la evaluación de riesgos y consistirá en que el empresario planifique las acciones con objeto de eliminar o controlar y reducir los riesgos detectados en la evaluación, conforme a un orden de prioridades en función de la magnitud del riesgo y el número de trabajadores expuestos a los mismos.

8

Contenido de la planificación: Se incluirán los medios humanos y materiales necesarios, y la asignación de recursos económicos para conseguir los objetivos propuestos. También se integrarán en la planificación y se coordinarán todos los aspectos relativos a las medidas de emergencia, la vigilancia de la salud, y la información y formación de los trabajadores. La planificación se deberá hacer para un período determinado, si este período de planificación es superior a un año deberá establecerse un programa anual de actividades. , Formación, Información, Consulta y Participación de los trabajadores. Documentos donde se relacionan todos los trabajadores que han recibido información y formación sobre los riesgos existentes en su puesto actividad laboral, medidas preventivas y de protección a adoptar así como medidas de emergencia; así como los trabajadores que han sido consultados y participan en las acciones en materia de seguridad y salud que lleva a cabo la empresa , Entrega de EPIs. Documento donde se relacionan todos los trabajadores que han recibido equipos de protección individual para protegerles de los riesgos durante el desempeño de su trabajo. , Vigilancia de la salud. Documento que entregará el Servicio de Prevención Ajeno con el que se haya contratado con una relación de los trabajadores con su aptitud o no aptitud, o aptitud condicionada para realizar los trabajos para los que está contratado. , Investigación de accidentes. Documento que se genera para investigar las causas que han provocado el accidente y establecer las acciones para evitar que vuelva a producirse , Equipos de trabajo Documento donde se enumeran e identifican los equipos utilizados en las distintas áreas de trabajo, así como los requisitos de uso y las personas autorizadas. , Actuación frente a riesgo grave e inminente Documento donde se recogen las medidas e instrucciones para que en caso de un riesgo grave e inminente el trabajador pueda interrumpir su actividad y abandonar el lugar de trabajo

9


, Protección de trabajadores especialmente sensibles Documento donde se establecen los principios de la empresa para garantizar la seguridad y salud de manera específica de aquellos trabajadores que, por sus propias características personales o estado biológico conocido, incluidos aquellos que tengan reconocida la situación de discapacidad, menores y mujeres embarazadas, sean especialmente sensibles a los riesgos derivados del trabajo, aspectos que se tendrán en cuenta en las evaluaciones de riesgos , Coordinación de actividades empresariales Documento que se genera cuando en un mismo centro de trabajo desarrollan actividades trabajadores de dos o más empresas, para establecer los medios para cooperar en la aplicación de la normativa de prevención de riesgos e informarse recíprocamente de los riesgos que generan sus actividades , Medidas de emergencia

3. Radiografía del sector

Documento donde el empresario, teniendo en cuenta el tamaño y la actividad de la empresa, analiza las posibles situaciones de emergencia y adopta las medidas necesarias en materia de primeros auxilios, lucha contra incendios y evacuación de los trabajadores, designando para ello al personal encargado de poner en práctica estas medidas y comprobando periódicamente, en su caso, su correcto funcionamiento.

11


Las guarderías que podemos encontrar en la asociación, son pequeñas empresas con 1 a 4 trabajadoras (actividad donde en general, hay una mayor proporción de mujeres), contando con la autónoma y propietaria. Se trata de educación de 0-3 años donde las tareas del personal comprenden la supervisión de los niños en todas sus actividades, el cambio de pañales a los bebés, la atención emocional de los niños, la enseñanza, la preparación y el servicio de comidas, la detección de signos de enfermedad y/o de riesgos para la seguridad y muchas otras funciones. 3.1 Clasificación por grupos profesionales La plantilla más usual de las GUARDERIAS que forman parte de la asociación, está compuesta por: Pedagogo/a, Psicólogo/a, Maestro/a, Educador/a Infantil, Técnico/a Superior en Educación Infantil, Personal de cocina y Personal de limpieza, en función de la necesidad o el volumen de la actividad del Centro 3.2. La Prevención en el sector El convenio colectivo de trabajo para Centros de Asistencia y Educación Infantil, dedica un capitulo a la Seguridad, Salud Laboral y Enfermedades Profesionales en el trabajo.

4. Riesgos generales

‘’Artículo 57- Los Centros y el personal afectado por este Convenio cumplirán las disposiciones sobre seguridad y salud laboral contenidas en el Estatuto de los Trabajadores, y en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, y demás disposiciones de carácter general. A tal efecto, al comienzo de cada curso, el Centro podrá solicitar del Instituto de Salud e Higiene (u Organismo Autónomo competente), o del Médico del Centro, una revisión médica de los trabajadores que así lo deseen. En cada Centro de Trabajo se designará un responsable de Seguridad y Salud Laboral. ‘’Artículo 58- La Comisión Paritaria de este Convenio estudiará en el marco de desarrollo reglamentario de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, las enfermedades profesionales propias de este sector, tales como: enfermedades neurológicas crónicas, patologías otorrinolaringologicas, enfermedades infectocontagiosas, alergias crónicas, etc., para proponer ante los organismos competentes la creación de un servicio especializado en su tratamiento.’’

12

13


4.1. Lugares de trabajo Muchos de los accidentes de trabajo se deben a las condiciones en que se encuentran los lugares de trabajo. Se expone en el cuadro siguiente las principales características que debe reunir un lugar de trabajo:

Locales con trabajo sedentario: 17-27 ºC

Condiciones Termohigrométricas

Locales con trabajo ligero: 14-25 ºC Locales sin riesgo de electricidad estática: 30-70 % Locales con riesgo de electricidad estática: 50-70 % Renovación de aire por hora y trabajador.

Ventilación

Oficinas y similares: 30 m3/ h por trabajador. Resto de los trabajos 5 m3/ h por trabajador. Renovación de aire general: 6 a 10 rph.

Elemento

Lugares de trabajo: Condiciones generales (RD 486/1997)

Servicios higiénicos y locales de descanso

Lavabos separados por sexos con inodoros, lavabos, espejos, jabón y sistema de secado individual Vestuarios separados por sexos con asientos y armarios o taquillas individuales. Duchas con agua caliente y fría. Locales de descanso según el anexo V del R.D. 486/97.

Estructura

La estructura debe ser sólida y apropiada para las condiciones de uso previsto. Sin sobrecargas. Suelos fijos y estables.

Suelos

No resbaladizos. Sin irregularidades

Barandillas

Sin pendientes peligrosas Suelos y paredes con riesgo de caída mayor de 2 m.

Primeros Auxilios Ventanas Oberturas de iluminación zenital Dispositivos de ventilación

Longitud menor que 10 m: 10% pendiente máxima.

Escaleras Fijas

algodón hidrófilo, vendas, esparadrapo, apósitos adhesivos, tijeras, pinza y guantes desechables) Abertura, cierre y ajuste de manera segura. Abertura, cierre y ajuste de manera segura.

Abertura, cierre y ajuste de manera segura. Las que se abran hacia arriba estarán dotadas de un sistema de seguridad que

Longitud menor de 3 m: 12% pendiente máxima.

Rampas

Dispondrán de material de primeros auxilios (botiquín con: desinfectantes y antisépticos, gasas estériles,

Puertas y portones

impida su caída. Si son automáticos dispondrán de dispositivo de parada de emergencia

Longitud mayor que 10 m: 8% pendiente máxima.

Anchura mínima de un metro.

Anchura mínima 1 m.

Separación suficiente de los lugares de trabajo.

Peldaños: pisada, 23-36 cm. Contrapisada: 13-20 cm

Pasillos

Libres.

Lados abiertos: escalera 1’20 m de ancho, barandillas. Lados cerrados: escalera 1’20 m de ancho, barandilla en un lado.

Zonas de apilamiento fuera de los pasillos.

Separación entre máquinas

Mínimo 80 cm.

Solo accesos ocasionales

Escaleras de mano

Ruidos

Escalera de madera: peldaños firmes.

3 m. de altura. 2,5m en comercios, oficinas y despachos.

Montantes de una sola pieza.

2 m2 por trabajador.

Bien firme en la base o con ganchos de sujeción.

Áreas de Trabajo

10 m3.

Ascenso y descenso de cara a la escalera.

Facilidad de acceso de la materia prima.

Ángulo de inclinación 1:4 entre la altura y su inclinación.

Ergonomía del puesto de trabajo.

Escaleras de tijeras con tirante de enlace.

Previsión de los espacios recorridos por los elementos móviles.

Medición de ruidos según el R.D. 286/06.

Orden y limpieza.

General 200 lux mínimo. Almacenes 100 lux mínimo.

Iluminación

Vías de uso ocasional, 50 lux. Exigencias visuales altas: 500 lux. Exigencias visuales muy altas: 1000 lux.

14

15


4.2 Instalaciones y Equipos de trabajo 4.2.1 Instalación Eléctrica de Baja Tensión: Riesgo eléctrico El riesgo de electrocución se produce cuando la corriente eléctrica de una intensidad determinada recorre el cuerpo humano y afecta a órganos vitales del mismo. La electricidad es causa de muchos incendios y explosiones. El tipo de contacto puede ser v Contactos eléctricos directos: Son aquellos que se producen al entrar en contacto con un elemento del circuito por el que está previsto que circule la corriente. v Contacto eléctrico indirecto: Contacto con masas puestas accidentalmente bajo tensión.

4.2.2 Instalación de Protección Contraincendios: Riesgo de incendio El riesgo de incendio, cuyo origen es el fuego, se encuentra presente en todos los lugares de trabajo y actividades, y las consecuencias en caso de materialización suelen ser trágicas tanto por las repercusiones económicas como humanas. La Ley 31/95, en su articulo 20 ‘’Medidas de emergencia’’, contempla como una de las situaciones de emergencia a considerar de manera obligatoria en las empresas el caso de incendio, contando con personas con la formación necesaria para controlarlo Además las exigencias constructivas de protección contraincendios, establecen las condiciones que han de cumplir los establecimientos para facilitar la evacuación y evitar la propagación En cuanto a la normativa aplicable:

Efectos v piel: quemaduras v músculos: contracción o tetanización v sistema nervioso: asfixia v corazón: fibrilación ventricular Cualquier local debe de cumplir, respecto de la instalación eléctrica, con los requerimientos mínimos de las normativas laboral y de baja tensión siguientes: v R.D. 614/2001, de 8 de junio, sobre disposiciones mínimas para la protección de los trabajadores frente al riesgo eléctrico. ‘’las instalaciones eléctricas de los lugares de trabajo se utilizarán y mantendrán en la forma adecuada y el funcionamiento de los sistemas de protección se controlará periódicamente, de acuerdo a las instrucciones de sus fabricantes e instaladores, si existen, y a la propia experiencia del explotador’’ v R.D. 842/2002, de 2 de agosto, por el que se aprueba el Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión (REBT) y sus Instrucciones Técnicas Complementarias, de aplicación a las instalaciones posteriores al 18-9-2003. Para las anteriores, sigue en vigor el Reglamento de 1973. Las Guarderías, se consideran Locales de pública concurrencia según el vigente REBT, por lo que las instalaciones eléctricas en baja tensión de estos locales deben ser objeto de inspección por un Organismo de Control: v Iniciales: Antes de la puesta en servicio de las instalaciones, una vez ejecutadas las instalaciones, sus ampliaciones o modificaciones de importancia v Periódicas: cada 5 años

v Real Decreto 486/1997, de 14 de abril, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo Este Reglamento establece las condiciones mínimas de protección contra incendios que deberán satisfacer los lugares de trabajo: ‘’Según las dimensiones y el uso de los edificios, los equipos, las características físicas y químicas de las sustancias existentes, así como el número máximo de personas que puedan estar presentes, los lugares de trabajo deberán estar equipados con dispositivos adecuados para combatir los incendios y, si fuere necesario, con detectores contra incendios y sistemas de alarma Los dispositivos no automáticos de lucha contra los incendios deberán ser de fácil acceso y manipulación. Dichos dispositivos deberán señalizarse’’. v Real Decreto 485/1997, de 14 de abril, sobre disposiciones mínimas en materia de señalización de seguridad y salud en el trabajo Este Real Decreto establece los requisitos que deben cumplirse para la identificación de los medios de protección contra incendios y la señalización de su emplazamiento. El emplazamiento de los equipos de protección contra incendios se señalizará mediante el color rojo v Real Decreto 1942/1993, de 5 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento de instalaciones de protección contra incendios Este Reglamento establece los requisitos que deben cumplir los aparatos, equipos y sistemas empleados en la protección contra incendios, así como su instalación y mantenimiento. La seguridad contra incendios incluye un conjunto de medidas encaminadas a evitar el inicio del fuego y a controlar y eliminar la propagación de éste y las graves consecuencias que puede producir.

En el diseño de las instalaciones eléctricas y su seguridad habrá que tener en cuenta los aspectos que contempla: v RD 314/2006, de 17 de marzo, por el que se aprueba el Código Técnico de la Edificación.

16

17


Extintores de incendios

Las actas de estas revisiones, firmadas por el técnico que ha procedido a las mismas, se conservarán, al menos, durante cinco años a partir de la fecha de su expedición.

v un extintor cada 15 metros, se selecciona en función del tipo de fuego v preferentemente sobre soportes fijos verticales, máximo a 1,70 m. sobre el suelo v deben estar en buen estado v el personal debe estar adiestrado en su manejo v emplazamiento visible y accesible v próximo a los puntos de mayor probabilidad de incendio, a ser posible, próximos a las salidas de evacuación v las características técnicas y especificaciones se ajustarán al Reglamento de Aparatos a Presión y a su Instrucción Técnica Complementaria MIE-AP 5 v a los veinte años de vida útil se desechará el extintor En función de las distintas clases de fuego (sólidos, líquidos, gases, metales, eléctricos), se utilizara el agente extintor mas adecuado, así para la mayoría de clases de fuego se utiliza el de Polvo ABC polivalente, y específicamente para fuegos eléctricos el más adecuado es el de CO2 o nieve carbónica. Las instalaciones de protección contra incendios deben cumplir los requisitos necesarios para garantizar su eficacia en el caso de tener que ser utilizadas. Para ello, las características de los materiales, los aparatos y los equipos y las condiciones de diseño, instalación y mantenimiento de los mismos deberán adecuarse a lo dispuesto en la normativa. Las instalaciones de protección contra incendios se someterán a las revisiones de conservación, según el programa de mantenimiento mínimo que se indica:

18

19


4.3 Riesgos higiénicos: Infecciones Las enfermedades infecciosas, como las de carácter diarreico, la rubeola y las respiratorias son riesgos profesionales fundamentales del personal de las guarderías. Ciertas infecciones (como la rubéola y el citomegalovirus) pueden resultar especialmente peligrosas para las mujeres embarazadas y las que planean tener hijos, debido al riesgo de deficiencias de nacimiento causadas por el virus.

discos invertebrales (hernias discales) o incluso fracturas vertebrales por sobreesfuerzo. Estos trastornos son crónicos, y aunque no son lesiones mortales, pueden tener larga y difícil curación, y en algunos casos el trabajador puede llegar a quedar incapacitado para realizar su trabajo habitual 4.5 Riesgos Psicosociales: Estrés

Los niños enfermos pueden propagar enfermedades. Las vías de exposición más comunes son fecales-orales y respiratorias. Los niños de corta edad suelen tener hábitos de higiene deficientes. Los contactos de la mano con la boca y de los juguetes con la boca son habituales. La manipulación de juguetes y alimentos contaminados es otra forma de entrada. Algunos organismos pueden sobrevivir en objetos inanimados durante largos períodos de tiempo, que van de horas a semanas. También los alimentos pueden constituir un vector portador si las personas que los manipulan están enfermas o sus manos están contaminadas. La inhalación de partículas en suspensión en el aire producidas por estornudos o toses realizados sin protección, como pañuelos de papel, pueden provocar la transmisión de infecciones. El personal de las guarderías que trabaja con niños menores de tres años, está expuesto a un riesgo mayor, en especial al cambiar y manipular pañales usados y contaminados por organismos portadores de enfermedades.

Entre las causas de estrés del personal de las guarderías cabe citar la gran responsabilidad asumida respecto al bienestar de los niños; los problemas de imagen debidos a la amplia difusión concedida a incidentes de malos tratos y abusos a niños protagonizados por miembros del personal de estos centros; y las condiciones de trabajo: bajo índice de cuidadores por niño, el ruido continuo, la falta de tiempo y de instalaciones apropiadas para disfrutar de las comidas y los descansos lejos de los niños y la inadecuación de los mecanismos de interacción entre padres y trabajadores, que pueden dar lugar a presiones y críticas innecesarias y posiblemente injustas de los padres a los cuidadores. También existe una relación entre el estrés y los trastornos musculoesqueleticos, ya que el estrés aumenta la tensión muscular por encima de la necesaria para realizar la actividad

Las medidas de precaución consisten en la disposición de las instalaciones convenientes para el lavado de manos; la higiene regular de esta parte del cuerpo entre niños y trabajadores; el cambio de pañales en áreas designadas al efecto y sometidas a desinfecciones periódicas; la evacuación de los pañales usados en recipientes cerrados y cubiertos de plástico que se vacíen a menudo; la separación de las áreas de preparación de los alimentos del resto de zonas; el lavado frecuente de juguetes, áreas de juego, mantas y otros artículos que pueden contaminarse; una ventilación apropiada, la consecución de índices adecuados de número de niños por cuidador, lo que permite una aplicación correcta de los programas de higiene; la formulación de una política de exclusión, aislamiento o restricción de los niños enfermos, dependiendo de la dolencia; y la adopción de las políticas de baja por enfermedad pertinentes para que los trabajadores enfermos puedan permanecer en su domicilio. 4.4 Riesgos Ergonómicos: lesiones musculoesqueleticas Las lesiones musculoesqueléticas son trastornos físicos de origen laboral. Las más frecuentes se deben a manipulación de cargas por manipulación (levantamiento y transporte) de niños y a posturas forzadas al levantarse, agacharse, durante los juegos, etc. Estas lesiones se pueden producir en cualquier parte del cuerpo, pero en el sector de la enseñanza infantil, son más sensibles las extremidades superiores y la espalda, en especial la zona dorsolumbar, que puede ir desde un lumbago a alteraciones de los 20

21


5 Riesgos EspecĂ­ficos Medidas preventivas

22

23


El personal de las guarderías se enfrenta a muchos de los riesgos existentes en entornos interiores, como la presencia de contaminantes en suspensión en el aire, la iluminación deficiente, un control de la temperatura inadecuado, resbalones y caídas, y peligro de incendio. Las precauciones son las habituales en este tipo de entornos, aunque las normativas sobre construcción e incendios suelen imponer requisitos específicos para los centros docentes debido al gran número de niños que asisten a los mismos. Sin embargo, el estrés (que a menudo acaba en agotamiento) y las infecciones son los riesgos principales a que se exponen estos trabajadores. Otros factores de riego se deben a la necesidad de levantar y transportar a los niños

24

25


26

27


28

29


6. Equipos de Protecci贸n Individual: EPIs

30

31


Un equipo de protección individual (EPI) es, “cualquier equipo destinado a ser llevado o sujetado por el trabajador para que le proteja de uno o varios riesgos, que puedan amenazar su seguridad o su salud en el trabajo...”. “... deberán utilizarse cuando los riesgos no puedan evitarse o limitarse suficientemente por medios técnicos de protección colectiva o mediante medidas, métodos o procedimientos de organización del trabajo”, v El uso de equipos de protección individual es una medida de prevención de carácter excepcional, a la que tan sólo se debe recurrir cuando se han agotado todas las vías alternativas que se deben implantar para eliminar el riesgo, por lo que constituyen el recurso final de la cadena preventiva, la última protección. v También debe contemplarse el uso de estos equipos como complemento de otras actuaciones que, tras haber sido implantadas, no garantizan un control suficiente de la situación de riesgo v Provisionalmente, mientras se adoptan las medidas correctoras colectivas.

3. Facilitar a los trabajadores información sobre el equipo 4. Proporcionar gratuitamente los EPI´s a los trabajadores 5. Velar por que la utilización de los equipos sea la adecuada 6. Asegurar el mantenimiento de los equipos Obligaciones de los trabajadores 1. Utilizar y cuidar correctamente los equipos de protección individual. 2. Colocar el equipo de protección individual después de su utilización en el lugar indicado para ello. 3. Informar de inmediato a su superior jerárquico directo de cualquier defecto, anomalía o daño apreciado en el equipo de protección individual utilizado que, a su juicio, pueda entrañar una pérdida de su eficacia protectora. La distribución de los EPI debe ser personalizada, ya que deben ajustarse a las características anatómicas de cada trabajador. En todas las etapas de gestión de los equipos de protección individual, el empresario consultará a los trabajadores, sea directamente o a través de sus delegados de prevención.

Es decir, los EPI deben entenderse como un medio de protección de riesgos complementario y, en la medida de lo posible, temporal. Un EPI (mascarillas, guantes, etc.) nunca elimina, ni tan siquiera controla una situación de riesgo; es fundamental un buen uso de los EPI para que estos elementos cumplan su función correctamente, puesto que una protección puede perder toda o parte de su eficacia, incluso puede generar otros riesgos, si no cumple los requisitos de fabricación necesarios (certificación), se utiliza incorrectamente o no se adapta a los usuarios. Obligaciones del fabricante 1. Certificar que el EPI comercializado cumple los requisitos de idoneidad, dispuestos en el Real Decreto que regula las condiciones para la comercialización y libre circulación intracomunitaria, estampando en cada EPI el marcado de conformidad CE, como declaración de conformidad 2. Elaborar y entregar al usuario un folleto informativo sobre la correcta utilización y conservación del equipo. Obligaciones del empresario 1. Determinar los puestos de trabajo (ver Evaluación de Riesgos) en los que debe recurrirse a la protección individual, precisando los riesgos para cada uno de los puestos, partes del cuerpo a proteger y equipos que deben utilizarse 2. Elegir los EPI´s conforme a la Evaluación de Riesgos, teniendo en cuenta el folleto informativo del fabricante (datos relativos al almacenamiento, uso, limpieza, mantenimiento, almacenamiento, caducidad,..)

32

33


7. Se帽alizaci贸n de Seguridad

34

35


Según el Real Decreto 485/1997, de 14 de abril, sobre señalización de seguridad y salud en el trabajo, ‘’señalización es aquella que, referida a un objeto, actividad o situación determinada, proporciona una indicación o una obligación relativa a la seguridad o la salud en el trabajo mediante una señal en forma de panel, un color, una señal luminosa o acústica, una comunicación verbal o una señal gestual, según proceda’’

Señales de advertencia Advierten de un riesgo o peligro

La señalización de seguridad y salud en el trabajo deberá utilizarse: v para llamar la atención de los trabajadores sobre la existencia de determinados riesgos, prohibiciones u obligaciones; v alertar a los trabajadores cuando se produzca una determinada situación de emergencia que requiera medidas urgentes de protección o evacuación; v facilitar a los trabajadores la localización e identificación de determinados medios o instalaciones de protección, evacuación, emergencia o primeros auxilios; v orientar o guiar a los trabajadores que realicen determinadas maniobras peligrosas. La señalización no es una medida sustitutoria de las medidas técnicas y organizativas de protección colectiva y deberá utilizarse cuando mediante estas últimas, no haya sido posible eliminar los riesgos o reducirlos suficientemente, tampoco será una medida sustitutoria de la formación e información de los trabajadores en materia de seguridad y salud en el trabajo. La necesidad de la señalización surge cuando, ante la imposibilidad de eliminar o reducir suficientemente el riesgo o de controlarlo exhaustivamente, se debe advertir a los operarios expuestos de la existencia del riesgo, orientando o guiando a los mismos sobre pautas de comportamiento y facilitando la localización e identificación de determinados medios o instalaciones de protección, evacuación, emergencia o primeros auxilios.

Señales de prohibición Prohíben un comportamiento susceptible de provocar un peligro

Los requisitos que debe cumplir una señalización adecuada son: v atraer la atención de los destinatarios de la información; v dar a conocer la información con suficiente antelación para que pueda cumplirse; v ha de ser clara y con una única interpretación; v debe informar sobre la forma de actuar en cada caso concreto; y tener posibilidad real de que se cumpla.

36

37


Señales de obligación Obligan a un comportamiento determinado.

Señales de salvamento o socorro Proporciona indicaciones relativas a las salidas de socorro, a los primeros auxilios o a los dispositivos de salvamento

Señales relativas a los equipos de lucha contra incendios Señalización de riesgo permanente 1. Para la señalización de desniveles, obstáculos u otros elementos que originen riesgos de caída de personas, choques o golpes podrá optarse, a igualdad de eficacia, por el panel que corresponda según lo dispuesto en el apartado anterior o por un color de seguridad, o bien podrán utilizarse ambos complementariamente. 2. La delimitación de aquellas zonas de los locales de trabajo a las que el trabajador tenga acceso con ocasión de éste, en las que se presenten riesgos de caída de personas, caída de objetos, choques o golpes, se realizará mediante un color de seguridad. 3. La señalización por color referida en los dos apartados anteriores se efectuará mediante franjas alternas amarillas y negras. Las franjas deberán tener una inclinación aproximada de 45º y ser de dimensiones similares de acuerdo con el siguiente modelo:

38

39


8. Medidas de Emergencia: Plan de Autoprotecci贸n.

40

41


Hay que partir de la base de que el centro docente deber cumplir las condiciones de protección contra incendios de la norma de Edificación correspondiente al año en que fue construido, las cuales establecen condiciones particulares para edificios de uso docente. El artículo 20 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, ‘’obliga a los empresarios a analizar las posibles situaciones de emergencia y a adoptar las medidas necesarias en materia de primeros auxilios, lucha contra incendios y evacuación de los trabajadores y personas ajenas presentes en la empresa, designando para ello al personal encargado de poner en práctica estas medidas y comprobando periódicamente, su correcto funcionamiento. El citado personal deberá poseer la formación necesaria, ser suficiente en número y disponer del material adecuado, en función de las circunstancias antes señaladas. Para la aplicación de las medidas adoptadas, el empresario deberá organizar las relaciones que sean necesarias con servicios externos a la empresa, en particular en materia de primeros auxilios, asistencia médica de urgencia, salvamento y lucha contra incendios, de forma que quede garantizada la rapidez y eficacia de las mismas”. En consonancia con los preceptos de esta ley, se aprueba una normativa autonómica pionera, para gestionar de forma integral las emergencias, y establecer criterios organizativos y pautas de actuación para mejorar la prestación de los servicios de emergencia: Ley 2/1998 de 13 de marzo, de Ordenación de Emergencias en las Islas Baleares v El Decreto 8/2004, de 23 de enero, desarrolla los principios de la Ley 2/1998, regula la autoprotección, para que las personas y empresas afectadas por situaciones de riesgo puedan preveer las consecuencias y asegurar su protección. Según el mismo, ‘’actividades de educación infantil y/o formación sin límite de capacidad: enseñanza infantil y preescolar (guarderías, jardines de infancia, parvularios, etc.) ’’, Pueden resultar afectados de manera especialmente grave por situaciones de emergencia, y están obligados a adoptar medidas de autoprotección y a redactar e implantar un Plan de Autoprotección. PLAN DE AUTOPROTECCION La aparición de una situación de emergencia en una GUARDERIA podría dar lugar a consecuencias graves o incluso catastróficas si previamente no se ha previsto tal circunstancia y se han diseñado medidas de prevención, ya que la mayoría de los ocupantes de estas instalaciones son muy peculiares al no poder actuar por si mismos. El conjunto de medidas de prevención-protección previstas y/o implantadas, así como la secuencia de actuaciones a realizar ante la aparición de un siniestro, deben plasmarse por escrito y ser conocidas por todas aquellas personas que puedan verse afectadas. A este documento se le denomina "PLAN DE AUTOPROTECCION". Las guarderías, están obligadas a disponer de este plan que permita hacer frente a una situación peligrosa (incendio, inundación, derrumbe, etc.) y que personas y bienes sufran el menor daño posible 42

Contenido Para la redacción del Plan de Autoprotección hay que seguir el índice del Manual de Autoprotección que indica el Decreto:

2.1. EMPLAZAMIENTO (DOCUMENTO Nº 1) 2.2. EVALUACION DEL RIESGO (DOCUMENTO Nº 2) 2.2.1. riesgo potencial 2.2.2. evaluación 2.2.3. planos de situación y emplazamiento 2.3. MEDIOS DE PROTECCION (DOCUMENTO Nº 3) 2.3.1. inventario 2.3.2. planos del edificio por plantas 2.4. PLAN DE EMERGENCIA (DOCUMENTO Nº 4) 2.4.1. objeto 2.4.2. factores de riesgo-clasificación de emergencias 2.4.3. acciones 2.4.4. equipos de emergencia 2.4.5. desarrollo del plan 2.5. IMPLANTACION (DOCUMENTO Nº 5) 2.5.1. responsabilidad 2.5.2. organización 2.5.3. medios técnicos 2.5.4. medios humanos 2.5.5. simulacros 2.5.6. programa de implantación 2.5.7. programa de mantenimiento 2.5.8. investigación de siniestros Plan de emergencia (documento nº 4) Es el documento más importante del Plan de Autoprotección, con un objetivo preventivo, donde se recoge la estructura de la organización y las instrucciones para la actuación ante un incidente con el mínimo de daños. La prioridad más importante de este plan es garantizar la evacuación El Plan de Autoprotección ha de ser redactado y firmado por un Técnico competente y visado por el Colegio Profesional correspondiente o por las entidades acreditadas. El técnico que redacta y firma el Plan se responsabiliza de su adecuación a las exigencias legales, pero es el titular del establecimiento el responsable de implantarlo y actualizarlo

43


Técnico competente v ingenieros e ingenieros técnicos, arquitectos y arquitectos técnicos con la especialización y formación en la materia objeto del plan de autoprotección, e inscritos en el registro correspondiente de la Direcció General d’Emergencies v técnicos de prevención de nivel superior con la especialidad de seguridad en el trabajo, de los Servicios de Prevención acreditados por la Autoridad Laboral v directores de empresas acreditadas por el Ministerio del Interior Los centros que deben disponer de un Plan de Autoprotección, han de comunicar a las autoridades competentes los planes y medidas de autoprotección que adopten, así como sus modificaciones. La documentación generada, tanto gráfica como escrita, se ha de presentar por triplicado, una vez visada en el Registro General de Planes de Autoprotección. Una de las copias se devuelve al interesado para presentar en el ayuntamiento y poder solicitar la licencia de apertura. Para comprobar la adecuación de plan de autoprotección, los servicios técnicos competentes de la Direcció General d’Emergencies realizarán una inspección in situ, al menos cada año, del estado de las medidas y de los medios de autoprotección existentes. Teléfono 112 Se establece en todo el territorio balear para emergencias y urgencias, el nº de teléfono publico 112. La llamada al 112 es la única vía de acceso al servicio de atención de urgencias El nº 112 ha de figurar visible como teléfono de emergencia en todas las entidades donde se puedan generar situaciones de riesgo o verse gravemente afectadas por éstas v La Ley 3/2006, de 30 de marzo, de gestión de las emergencias en las Islas Baleares, surge para regular el sistema publico de gestión de emergencias y en especial el de protección civil, además de complementar la Ley 2/1998, de Ordenación de Emergencias y el resto de normativa. Esta ley obliga a: v colaborar con las administraciones publicas para la realización de simulacros v que el personal responsable de las medidas de emergencia, reciba información y formación específicas en materia de gestión de emergencias v establece el régimen sancionador derivado de las infracciones que se puedan deducir del incumplimiento de esta ley. Algunos ejemplos:

44

v RD 393/2007, de 23 de marzo, por el que se aprueba la Norma Básica de Autoprotección de los centros, establecimientos y dependencias dedicados a actividades que puedan dar origen a situaciones de emergencia. La Norma Básica de Autoprotección ‘’establece la obligación de elaborar, implantar materialmente y mantener operativos los Planes de Autoprotección y determina el contenido mínimo que deben incorporar estos planes en aquellas actividades, centros, establecimientos, espacios, instalaciones y dependencias que, potencialmente, pueden generar o resultar afectadas por situaciones de emergencia’’

El objetivo final del Plan de Autoprotección, es la organización de los medios humanos y materiales disponibles para garantizar una intervención inmediata y coordinada ante una situación de riesgo, así como la evacuación y protección de las personas minimizando las consecuencias. Para ello: v hay que asignar a las personas de la escuela unas funciones muy bien determinadas. Hay que indicar por escrito los nombres y apellidos y las responsabilidades de las personas designadas para llevar a cabo las actuaciones indicadas en el Plan de Emergencia v se debe informar a todos los trabajadores de cómo deben actuar ante una emergencia. 45


v se deben conocer las instalaciones, el entorno y disponer de planos de ellas. v hay que saber cuáles son los medios de protección existentes (extintores, sistemas de alarma, etc.) y garantizar su buen funcionamiento. v es importante disponer de un sistema con el que se pueda transmitir la señal de evacuación a todo el centro: una sirena, un sistema de megafonía, etc. y que sea identificada perfectamente por todo el mundo. v nunca debe utilizarse el ascensor en el caso de una emergencia. v las vías de evacuación estarán señalizadas, dispondrán de iluminación de emergencia y se mantendrán libres de obstáculos (mobiliario, cajas, material de trabajo, etc.) que impidan el paso fluido de las personas. Las puertas de salida que dan acceso a una vía de evacuación deben ser anchas, abrirse en el sentido de la circulación y localizarse con facilidad. v situar la ubicación del punto de encuentro en el caso de una evacuación (lugar situado en el exterior del edificio hacia el que hay que dirigirse). v se deben realizar simulacros periódicos (al menos una vez al año), con el fin de verificar la eficacia del plan y detectar los posibles errores. v la divulgación del Plan de Emergencia es la fase más importante de su implantación. Es imprescindible que todo el personal de la escuela conozca previamente las tareas y acciones que deben de hacer individual y colectivamente. v la responsabilidad de impulsar, mantener y actualizar el plan será del director o directora (empresario/a) del centro educativo Para aquellos titulares que ya tengan elaborado un instrumento de prevención y autoprotección en base a otra normativa (Decreto 8/2004), deberán añadirle aquella parte del contenido que no esté contemplada en dicho documento.

Vigencia El Plan de Autoprotección se mantendrá adecuadamente actualizado, y se revisará, al menos con una periodicidad no superior a los 3 años Además de este documento escrito (Plan de Autoprotección), los lugares de trabajo deberán disponer de: v salidas de emergencia. Las vías de evacuación se deben señalizar, deben estar siempre despejadas y disponer de iluminación de emergencia, y nunca se deben utilizar los ascensores en los casos de emergencia v señalización de seguridad cerca de los equipos de protección contraincendios, en los cuadros de distribución de la instalación eléctrica, … v para actuar con rapidez, cerca de los teléfonos o en la centralita debe haber un listado con los siguientes números: servicio médico de empresa; urgencias y ambulancias; bomberos; policía; mutua de accidentes, etc. v un botiquín portátil con el material preciso para realizar los primeros auxilios, como mínimo que contenga desinfectantes y antisépticos autorizados, gasas estériles, algodón hidrófilo, venda, esparadrapo, apósitos adhesivos, tijeras, pinzas y guantes desechables. Hay que revisar periódicamente su contenido y reponer el material usado

46

TELÉFONOS DE EMERGENCIA 112 v Urgencias sanitarias: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 061 v Bomberos de Mallorca: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 085 v Bomberos de Palma: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 080 v Guardia civil: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 062 v Policía nacional: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 091 v Policía municipal:. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 092 v Información toxicológica: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 91 562 04 20 v Teléfono de emergencias: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

BOTIQUÍN DE PRIMEROS AUXILIOS v Desinfectantes v Antisépticos autorizados

v Apósitos adhesivos v Tijeras

v Algodón hidrófilo v Pinzas v Vendas v Esparadrapo

v Guantes desechables

47


9. Responsabilidades y sanciones

48

49


El incumplimiento por los empresarios de sus obligaciones en materia de Prevenciรณn de Riesgos Laborales puede dar lugar a responsabilidades administrativas, penales, y civiles. En caso de que una empresa contrate la realizaciรณn de trabajos o servicios con otras empresas, la empresa principal responde solidariamente con las empresas que desarrollen su actividad en su centro de trabajo, ya que la empresa contratista deberรก vigilar por el cumplimiento de la normativa en prevenciรณn de riesgos laborales. De acuerdo con lo previsto en el Real Decreto 5/2000, de 4 de agosto, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social, la graduaciรณn de las sanciones se corresponde con LEVES, GRAVES y MUY GRAVES:

50

51


52

53


10. Fuentes Bibliográficas v I.N.S.H.T. Guías, Fichas y Notas Prácticas para la evaluación riesgos laborales v Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales v RD 39/1997, de 17 de enero, Reglamento de los Servicios de Prevención v RD 5/2000, de 4 de agosto, por el que se aprueba la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden de lo Social v Ley 54/2003, de 12 de noviembre, de reforma del marco normativo de la PRL v RD 604/2006, de 19 de mayo, por el que se modifica el RD 39/1997, de 17 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de los Servicios de Prevención v RD 485/1997, de 14 de abril. Señalización de seguridad v RD 486/1997 de 14 de abril. Lugares de trabajo v RD 773/1997, de 30 de mayo. Equipos de Protección Individual v RD 1407/1992, de 20 de noviembre, por el que se regulan las condiciones para la comercialización y libre circulación intracomunitaria de los EPIs v RD 1435/1992, de 27 de noviembre, relativo a la aproximación de las legislaciones de los Estados miembros sobre máquinas. v RD 56/1995, de 20 de enero, modifica el Real Decreto 1435/1992. v RD 1215/1997, de 18 de julio. Equipos de trabajo v RD 2177/2004, de 12 de noviembre por el que se modifica el RD 1215/97 v RD 614/2001, de 8 de junio. Seguridad frente al riesgo eléctrico v RD 842/2002, de 2 de agosto. Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión. v RD 1942/1993, de 5 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento de instalaciones de protección contraincendios v RD 664/1997, de 12 de mayo, sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos v RD 349/2003, de 21 de marzo, por el que se modifica el RD 665/1997, de 12 de mayo, sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes cancerígenos durante el trabajo, y por el que se amplía su ámbito de aplicación a los agentes mutágenos. v RD 374/2001, de 6 de abril, sobre la protección de la salud y seguridad de los trabajadores contra los riesgos relacionados con los agentes químicos v RD 1299/2006, de 10 de noviembre, por el que se aprueba el cuadro de enfermedades profesionales en el sistema de la seguridad social v X Convenio Colectivo de ámbito estatal de Centros de Asistencia y Educación Infantil

54

55



manual prl escoletes