Issuu on Google+

Importancia De Los Derechos Humanos En la actualidad se habla mucho de los Derechos Humanos, pero en realidad existe un desconocimiento demasiado de que son Los derechos humanos, estos han existido desde hace

aproximadamente

más

de

50

años.

Después de la Segunda Guerra Mundial, en 1945 la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sintieron la necesidad de que en todo el mundo, sin ninguna distinción, toda persona debería de gozar

los

derechos

y

libertades

fundamentales. Teniendo en consideración que la dignidad es la base de todos los derechos y libertades fundamentales de todo ser humano, los Derechos Humanos se proclaman el 10 de diciembre de 1948, en París, con el propósito de que fueran respetados en todos los pueblos de la tierra. Pero en la realidad ¿Estos Derechos se cumplen en todo el Mundo? ¿Toda persona

en

verdad

conoce

sus

Derechos

Humanos? Estas son algunas preguntas que sin pensarlo demasiado se daría una respuesta negativa, ya que por alguna causa no son conocidos. Para poder saber la importancia que tienen los Derechos Humanos será necesario que primero sepamos que somos diferentes, esto no quiere decir que exista alguien inferior a otro.


Entrevistas Entrevista a Laura Bonilla, defensora de derechos humanos colombiana. Laura es licenciada en Ciencias Políticas, y trabajó desde el año 2001 hasta el 2005 en la ciudad de Bogotá en la defensa de derechos de población vulnerable. En el año 2004, ingresó a la Corporación Nuevo Arco Iris como asistente del investigador Mauricio Romero para realizar un proceso de investigación y seguimiento al proceso de diálogos entre el gobierno nacional y las AUC. Esta investigación fue una de las pioneras en encontrar la relación y alianzas entre políticos del orden nacional y regional y grupos paramilitares en las diferentes regiones de Colombia. A finales del 2006 asumió el cargo de Directora del Observatorio de Conflicto Armado de la Corporación Nuevo Arco iris, y formó parte del grupo técnico para la elaboración de un mapa de riesgo electoral, coordinado por la Misión de Observación Electoral. Laura Juliana es considerada una especialista en el tema de investigación sobre el desarrollo, rearme y expansión del modelo paramilitar en Colombia. P: ¿Cómo valoras la situación de los Derechos Humanos en Colombia? L.B.: Sigue siendo uno de los países con situaciones delicadas en el cumplimiento de los derechos humanos, particularmente del derecho a la vida que es prioridad. Actualmente los homicidios no son tan masivos como en el pasado, pero los hostigamientos han adquirido un carácter mucho más selectivo. P: ¿De qué formas se puede trabajar en Colombia por la defensa de los Derechos Humanos? L.B.: Hay varios frentes de trabajo en materia de Derechos Humanos que son igualmente importantes: La denuncia y el trabajo de fortalecimiento de comunidades. Ambos cumplen una función indispensable en el trabajo por la defensa de los derechos humanos, tanto en la creación de conciencia y cultura sobre el respeto a los mismos, como en la lucha contra la impunidad de las


múltiples violaciones que ha sufrido el país. Un tercer y transversal frente al día de hoy debería ser aquel que nos permita volver a poner la paz en las agendas públicas y privadas del país, dado que mientras esto no sea posible resulta muy difícil avanzar efectivamente en cualquier materia humanitaria.

Entrevista a Bahiy Eddin Hasan, director del Instituto de Derechos Humanos de El Cairo. Bahiy Eddin Hasan, director del Instituto de Derechos

Humanos

de

El

Cairo,

destacado

activista por los derechos humanos en Egipto y activo participante en la organización del foro alternativo de la Conferencia Mundial Contra el Racismo de Durban (Sudáfrica) del pasado mes de septiembre, repasa en esta entrevista el estado de los derechos humanos en el Mundo Árabe, la situación interna egipcia, el enjuiciamiento a Ariel Sharon o la propia conferencia de Durban. P: ¿Cuál es la situación de los derechos humanos en Egipto en comparación con el resto de países del mundo árabe? Bahiy Eddin Hassan: Si comparamos Egipto con otros países de la región, podríamos decir que se encuentra en una posición intermedia en lo que respecta a los derechos humanos. En general, el respeto (las condiciones) por los derechos humanos en el mundo árabe no es buena, y tampoco puedo decir que Egipto es el peor ni el mejor país al respecto. Comparativamente hablando, por ejemplo, la situación en países como Marruecos o Líbano es algo mejor, mientras que la situación en Libia, Iraq, Siria, Sudán o Arabia Saudí, y por supuesto Argelia, o Túnez, es muchísimo peor. En nuestra institución, por supuesto, no estamos en absoluto satisfechos con el estado de los derechos humanos en el mundo árabe ni en mi país, Egipto; país al que además creo le corresponde adoptar un papel protagonista en la defensa de los derechos humanos en el mundo árabe.


P: ¿Considera usted que el creciente grado de islamización de la sociedad egipcia y la falta de laicismo de parte del Estado perjudica a los derechos de las minorías en el país? B.E.H: Por un lado, el argumento es cierto. Pero por otro lado, hay un problema con ese mismo argumento. Incluso si las leyes y la Constitución afirman que un país es un Estado islámico, esto no es razón suficiente para justificar la existencia de desigualdades entre la gente. En un debate que tuvo lugar en la comisión de Derechos Humanos de NNUU, se afirmó que el declarar una religión como "religión de Estado" no podía ser considerado como una fuente que propiciara la violación de los derechos humanos, a menos que las prácticas del Estado condujeran a que se cometieran este tipo de violaciones. En principio, no existe una conexión directa. P: ¿Podría usted resumir su visión sobre el futuro de la protección de los derechos humanos en las sociedades árabes actuales? B.E.H.: Creo que es nuestra obligación promover una cultura de los derechos humanos en el mundo árabe. En este sentido, tenemos que encontrar los medios para llegar a la gente normal de la calle, hacerles llegar esta cultura de los derechos

humanos.

Para

eso,

necesitamos

medios

de

comunicación

verdaderamente independientes. Hacer a la gente consciente de esta realidad debería ser nuestra prioridad y es la herramienta más útil con la que contamos. Esto podría contribuir a que se produjera un cambio en el equilibrio de poder actual. Entrevista a Berenice Celeyta, defensora de Derechos Humanos en Colombia: “Uno de los elementos fundamentales para construir justicia es la verdad” Berenice Celeyta Alayón, comunicadora social con postgrado en Antropología forense, lleva más de veinte años dedicada a la defensa de los derechos humanos en Colombia. Ha desempeñado labores de investigación criminalística, asesoría jurídica y acompañamiento a las víctimas del conflicto social y


político. En la actualidad es presidenta de la Asociación para la Investigación y Acción Social Nomadesc. P: ¿Cuéntenos en qué momento están las investigaciones para esclarecer la Operación Dragón, que pretendía asesinar a congresistas, líderes sindicales y defensores de derechos humanos, entre los que se encontraba usted? B.C: Ya pasó la etapa previa. Se abrió investigación contra el teniente coronel Julián Villate Leal, contra el DAS2 y contra la Policía. También contra la empresa de servicios públicos en Cali, pues su gerente y su jefe de seguridad estuvieron implicados en el seguimiento a defensores, interceptación de teléfonos y el pago de una alta suma de dinero para que tres personas (el congresista Alexander López, el entonces presidente de Sintraemcali, Luis Hernández, y yo) fuéramos asesinados en 2004. Lo sabemos porque una persona que participó en esta operación, al enterarse de que no se trataba sólo de un seguimiento, tomó la decisión de entregarnos la información, “para no cargar en su conciencia el asesinato de personas inocentes”. No ha habido cierre, pero tampoco un juicio justo y veraz. P: ¿A qué retos diarios se enfrenta una defensora de derechos humanos en Colombia? B.C: A muchos. A la amenaza constante, a la persecución, a la estigmatización, a la muerte. Estar amenazada produce miedo, zozobra, pero el reto mayor es buscar que la verdad se conozca, generar fortalecimiento de los tejidos sociales rotos por el conflicto y la violencia, buscar solidaridad internacional en términos de acompañamiento, prevención y cooperación. Uno de los desafíos más grandes en Colombia es esclarecer los hechos, porque los medios de comunicación omiten contar la verdad, lo que para nosotros es una de las razones por las que nos mantenemos sumidos en la mentira y la impunidad. La censura y la autocensura son parte del conflicto.


“Haz El Bien y Evita El Mal� Esta frase lo que nos quiere decir es que el bien debe hacerse y el mal debe rechazarse, no da lo mismo obrar bien que obrar mal nosotros siempre deberemos orientarnos a buscar el bien y debemos evitar descubrir el mal. No es correcto obrar mal ni siquiera cuando obrando mal se puede buscar un bien.


Actividades LĂşdicas AyĂşdale a nuestro amigo goofy a encontrar sus llaves.

Sopa de letras

Encuentra las 4 diferencias

Sudoku


IMPORTANCIA DE LOS DERECHOS HUMANOS