Page 1

THE IRON MAIDEN

TRADUCIDO POR:JOSE IGNACIO COGOLLOS VALMAYOR TALLER DE INGLES 2ª EVALUACIÓN


Esta es una historia de miedo. Esto sucedió hace muchos años, pero todavía lo recuerdo como si fuera ayer. Yo nunca lo olvidare y mi esposa tampoco. Antes de casarnos, mi esposa Amelía y yo fuimos a Alemania. Nosotros fuimos a una vieja ciudad Nurenberg. En Nürenberg, Alemania conocimos a un Americano. Nos gustaba, el fue en vacaciones. Su nombre era Elias. El tercero de nosotros,y nos gastamos todo el dinero juntos. Todos los días fuimos alrededor de la ciudad viendo los edificios. Estos son muy viejos y muy bonitos. El edificio mas viejo de Nurenberg es el castillo. El castillo esta situado en lo alto en el centro de la ciudad. Los visitantes del castillo pueden ver el mar y la ciudad debajo de ellos.


El castillo tiene un foso al pie de las paredes. Un tiempo el foso estuvo lleno de agua. El foso guardaba las personas en el castillo y estaba seguro de los enemigos. Ahora, sin embargo no tiene agua. No tiene agua desde hace cientos de años. Hoy hay en el foso árboles y bonitos jardines . La carretera del castillo es empinada y alta. Un día Amelía, Elías y yo fuimos a visitar el castillo. Nosotros andábamos la empinada carretera y vimos los jardines del foso, lejos por debajo. Este veranos el caluroso. La gente estaba sentado en la sombra de lo árboles en los jardines. Era una bonita escena. Nosotros andamos hacia la colina y vimos abajo otra vez el foso. Lejos hacia abajo cerca del fondo de la pared vimos un gato.


Era grande y negro y jugaba con un gatito era cazador y la madre también, eran felices juntos. Que felices son, dijo Elías. Vamos a unirnos a su juego, podemos jugar con ellos. Elías miro hacia abajo escogió una piedra. Mira dijo él, yo tiraré esta piedra, ella caerá cerca del gatito. El sabe donde caerá. Ten cuidado dijo Amelia. Ella mirabaUn hombre estaba sentado al lado de la puerta. Era un hombre oriental , su trabajo era mostrar a los visitantes la torre. La torre era muy oscura por dentro, la única luz era la de la puerta. triste y asustada. Por favor ten cuidado, no le des al gatito con la piedra. Yo no le daré al gatito, replico Elías, yo juego con ellos no les hago daño . Pero es una larga dirección hacia abajo, dijo Amelia. No no, dijo Elías. Mira. El dejo caer la piedra lejos hacia el gatito y su madre. Elías dobló al otro lado del muro. Él abrió la mano y cayó la piedra hacia abajo. La piedra cayó en el gatito. El gatito murió directamente, la madre gato miro hacia arriba. Entonces sus ojos verdes miraron recto hacia ellos. Entonces ella vio la muerte del gatito. Entonces ella habré la boca y enseña sus afilados dientes. Sus dientes son rojos por la sangre del gatito. De repente la gata corre y va a lo alto de los muros. Ella busca como llegar asta nosotros, entonces cae y vuelve a la tierra. La piel se convierte en roja por la sangre del gatito. La gata se ve muy aterrorizada. Amelia estaba disgustada y se siente enferma. Elías


estaba malhumorado, el lo estaba viendo al otro lado del muro. Todo el tiempo ella asentía, ella miraba horrible el tiempo. La pobre gata esta loca, decía Elías, a sido un accidente, decía Elías, lo siento, yo solo juego con los gatos, yo no quería matar al precioso gatito. Amelia se sentía bien en esos momentos, ella hablaba otra vez de eso. Nosotros lo vemos otra vez, la gata sube de nuevo. Ella ve a Elías y corre hacia la pared. Oh pobre gato llora Amelia, ella estaba enfadada,

ella quería matar a Elías.

Elías era un hombre valiente, él no estaba asustado por el gato . Elías ríe. Inmediatamente la gata para de mirar y vuelve a su sitio con el gatito. Ella empieza a lamer de nuevo la sangre de su cuerpo. Nosotros sentimos el camino hacia el castillo. De vez en cuando nosotros nos parábamos y mirábamos hacia abajo. Todo el tiempo mirando abajo, nosotros veíamos a la gata mirando hacia arriba. Ella nos seguía a nosotros, ella caminaba redondeando el fondo del muro. Ella cogió al gatito en alguna parte, y nos siguió. Nosotros fuimos hasta la carretera, hasta una gran puerta. En la puerta un camino nos llevo hasta el castillo. Esto edificio es muy famoso alrededor del castillo. Este edificio es llamado la torre de la tortura, el mas interesante de los edificios de Nürenberg. Nosotros fuimos dentro de la torre, y fuimos los únicos visitantes que hubo. Un hombre estaba sentado al lado de la puerta. Era un hombre oriental , su trabajo era mostrar a los visitantes la torre. La


torre era muy oscura por dentro, la única luz era la de la puerta. Nosotros comenzamos a subir por una polvorienta escalera de madera. En lo mas alto de las escaleras había una larga habitación. Tenia una pequeñas ventanas en la paredes, la luz entraba por las ventanas. Nosotros teníamos preguntas sobre la habitación. La espada era más grande que ellos. Había sangre en el suelo, hace cien años a la gente se les cortaba la cabeza con un hacha de madera. En todas partes había horribles instrumentos. Estos instrumentos fueron usados para torturar a la gente en el pasado. Algunas sillas tenían afilados pinchos en sus asientos. Haba cosas que parecían cestas, pero estaban hechos de acero. Las cestas eran para meter cabezas y cabezas que eran aplastadas muy despacio. Todas estas cosas eren horribles y terroríficas de ver. La cara de Amelia estaba blanca y cogía mi mano. En centro de la habitación había cosas terroríficas. En el centro estaba la llamada la Doncella de Hierro. Estaba hacha de metal y tenia forma de mujer. Estaba cubierta por polvo y muy sucia, era muy vieja . Era de metal y en la parte delantera del cuerpo había un anillo hecho de hierro, tenia una cuerda en el anillo. El otro extremo de la cuerda fue a través de una polea de madera a un pilar de la habitación. El guía nos enseñó esta doncella de hierro. El tiro de la cuerda y la parte delantera de la doncella de abrió hacia arriba. Esto era como un


pesado puente una bisagra. Nosotros miramos dentro del cuerpo. Esto era un cuarto, dentro un persona podía estar de pie, recto. La es muy pesada. Cuando el guía dejo la cuerda la puerta se cerró herméticamente. Nosotros vimos el interior de la puertas más cuidado. Esto era muy aterrador. En el interior de la puerta hay más pinchos largos de hierro, este pincho estaba afilado en la punta al final. Tenia la puerta cerrada, y los pinchos estaban en los ojos del hombre que estaba dentro. Otro pincho entraba a través del corazón en su estomago. Amelia vio esos pinchos, ella era asustadiza y tenue. Yo bajaba la escalera y el sol de nuevo, yo me senté allí . De pronto ella se sintió mal. Nosotros volvimos otra vez donde Elías. Él estaba todavía mirando la doncella de hierro, Yo quiero entrar dentro dijo Elías. Yo quiero ver que se siente estando dentro, pero primero tu ata mis manos juntas y ellos mis pies. Elías dijo con gran emoción. Nosotros debemos encontrar algo de cuerda, él dijo. Elías dijo al guía ¿Tenemos algo de cuerda? El guía no entendió la pregunta y no se movió. El solo agitó la cabeza. Elías cogió dinero para guardarlo. Él se lo ofreció al guía. Coge este dinero, le dijo Elías. Y no estaba asustado. El guía cogió el dinero. Entonces el encontró un trozo de cuerda. El volvió y ato un trozo de cuerda alrededor de las manos de Elías. Entonces Elías dijo, esperad un momento. No atéis los pies juntos ahora, yo soy un hombre pesado y tu no tendrás fuerzas para


levantarme dentro de la Doncella de Hierro. Yo estaré dentro. Entonces tu podrás atar mis pies juntos cuando yo este dentro. Mientras él habla con Elías consiguió meterse en la Doncella de Hierro. Ello era lo suficientemente grande. No había espacio allí. Amelia le miro asustada pero el no dijo nada. El guía ató a Elías con los pies juntos con una cuerda. Ahora Elías no podía moverse. Ahora sus manos y sus pies estaban atados herméticamente juntos. Elías estaba muy feliz y sonriera a Amelia. Estoy bien, él rió. Ahora cierra la puerta muy despacio. Oh, ¡no! ¡No! Lloró Amelia. Yo no puedo verte a ti. No puedo. Elías miró a Amelia y entonces me miro a

mi . . Amelia no se movió. Ella tiene mi brazo

herméticamente y ella temblando del susto. Despacio, muy despacio el guía dejó la cuerda y fue por la polea. La puerta se cerró poco a poco. Los pinchos mas cerca de Elías estaban en su cara y en su cuerpo. El parecía contento mas contento cuanto mas cerca tenia los pinchos mas contento estaba. Después unos minutos después el guía dejó la puerta hacia abajo solo en una pequeña dirección. Yo miraba a Amelia. Sus labios era blancos. Ella no miraba a Elías. Ella miraba al suelo cerca de la Doncella de Hierro. Yo mire también. El gato negro estaba allí. Los ojos del gato estaban brillando. Había todavía sangre en su piel. Yo lloré cuando vi a ese gato. El gato estaba de pie. Ella lo miro muy feroz. Elías vio al gato y se rió ¿El gato sigue aquí? El rió. Sí ella vino


cerca de mi, dale una patada en el pie. Yo no puedo mover el pie. Entonces Amelia tenue. Yo puse mi brazo tendido en alto. En el mismo el gato negro volvió a llorar. Ella salto rápidamente. Ella salto hacia el guía . Ella salto hacia el guía. Ella araño su cara con su larga y afilada uña. Sus uñas entraron en los ojos del guía y bajaron a su mejilla.

Sus mejillas estaban llenas de lágrimas. El guía gritaba. El salto y dejo la cuerda en sus manos. La cuerda corrió a través de la polea Elías dijo la cuerda se escapa rápido. En un segundo el miro aterrorizado. Sus ojos miraron recto hacia delante. Sus labios se movieron pero no emitieron sonido. La puerta callo y se cerro y lo atrapo. Yo tire abriendo la puerta, el pincho fue al cuerpo de Elías y Elías sintió la tierra. Su cara estaba horrible. Yo aterrorizado con Amelia. Yo le cogí por el exterior y lo puse encima del asiento


reciente. Yo no pude ve el cuerpo de Elías. Ella lo vio muy aterrorizada. Y entonces corrí volví a la habitación. El gato negro estaba tumbado en la cabeza de Elías ronroneando en voz alta y lamiendo la sangre de la cara de Elías. Rápidamente yo deje encima de la pared y cogí una gran espada con mis manos. Con todas mis fuerzas. Yo aumente la espada sobre mi cabeza y dejé que cayera fuerte. Yo correctamente maté al gato. Yo estoy seguro de eso. No, uno puede pensar esto, yo era cruel.

the iron maiden  

is one tale of horror

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you