Page 1

José Carlos Galindo Mac-swiney A01371908

“Las reservas naturales” una muestra de corrupción y egoísmo

El pasado 24 de Enero del año 2016, se destruyó más de 22 hectáreas del manglar en Tajamar, los habitantes de Cancún Quintana Roo, enojados por dicho acto salieron a las principales avenidas de dicha ciudad para protestar e impedir la construcción de una enorme zona residencial de lujo. El ocurrido 20 de Noviembre, miles de mexicanos protestaron a las fueras del bosque de Chapultepec, debido a que el gobierno convocó una licitación para la realización de una intervención urbana y la construcción de un espacio recreativo, los protestantes argumentan que el bosque de Chapultepec es el principal pulmón de la ciudad. Al igual que los casos anteriores, existen miles de sucesos documentados donde se destruyeron miles de hectáreas naturales protegidas, para dar paso a la construcción de infraestructura, nuevos conjuntos habitacionales e inclusive centros comerciales. Simplemente esté año en México se talaron 40 mil hectáreas de bosque, y una gran parte de dichas hectáreas pertenecían a las llamadas “reservas naturales” las cuales de acuerdo a su definición por la RAE, son espacios protegidos por el gobierno local ya que cuentan con elementos biológicos frágiles. (RAE, 2016). Supuestamente en el actual año 2016, una gran parte de la población mundial es consciente acerca de los problemas que existen respecto a la ecología: calentamiento global, mala calidad en el aire, cientos de especies en peligro de extinción, sin embargo no existe un gran cambio para erradicar estos conflictos que afectan a toda la humanidad. De acuerdo al teólogo y filósofo brasileño Leonardo Boff, “si no cuidamos el planeta como un todo podemos poner en riesgo de destrucción partes de la biosfera y, al límite, inviabilizar la propia vida del planeta (Boff, 2015). Al escuchar esté tipo de teorías es cuando nos preguntamos él porque existe el cambio de uso de suelo en reservas naturales. En éste ensayo se discutirá el conflicto ético y moral que existe en dicha actividad. Dejando por un momento la situación que concierne al medio ambiente, existe una preocupación debido a que dichos actos se generan por medio de corrupción, según la revista Proceso, desde hace algunos años, México se encuentra entre los 13 primeros países con mayor índice de corrupción (Proceso, 2016). De acuerdo a la RAE, la corrupción se define como “Situación o circunstancia en que los funcionarios públicos u otras autoridades públicas están corrompidos” (RAE, 2016). La


construcción en reservas naturales es una muestra de la corrupción y la deshonestidad que se vive actualmente en el país.

De acuerdo a Kant es importante actuar sin especular sobre la conveniencia de los actos, dejando a un lado los sentimientos y los deseos que puedan desviarnos del fin último, el cual sería el intentar actuar correctamente. La corrupción definitivamente es un problema ético, los intereses de un individuo se priorizan ante el cumplimiento de las normas establecidas, en éste caso el funcionario público ve por su fin económico antes del respetar el actual uso de suelo propuesto por la SEDUVI en cada uno de los municipios.

De acuerdo a la teoría utilitarista de John Stuart Mill, una acción es considerada correcta dependiendo de las consecuencias que genere (Mill, ND). Respecto al tema del ensayo, argumento que el construir en reservas naturales no es considerado correcto, debido a que, a pesar que podría decirse que genera una consecuencia positiva ya que al generar nuevos proyectos se estarían formalizando cientos de empleos, de igual manera se debe considerar que la industria de construcción genera un crecimiento económico en el país, siendo uno de los pilares para el PIB y generando miles de trabajos, dicha consecuencia podría considerarse como a corto plazo, mientras que el deterioro ambiental sería considerado como la verdadera consecuencia de la acción, dejando a un lado que sería una a largo plazo, ya que, el impacto ambiental actualmente afecta de una manera baja a la población, sin embargo en algunos años, y para las siguientes generaciones, el mencionado problema será a mayor escala.

Tomando la problemática desde el punto de vista del desarrollador que desea construir en estas áreas protegidas, es difícil definir si en verdad existe una problemática ética. Actualmente distintos filósofos comienzan a trabajar en un nuevo campo en la ética, tal es el caso del brasileño Leonardo Boff, el cual liga de una manera directa la ética humana con el deterioro ambiental. Del mismo modo la ONU dio a conocer los 17 objetivos de desarrollo sostenible, en los cuales señala la importancia que genera para la humanidad el ser responsable con el medio ambiente.

Al destruir áreas protegidas, estamos destruyendo el hábitat que fue destinado específicamente para la supervivencia de ciertas especies (flora y fauna), en este tema tocamos la ética ambiental, la cual se basa en el respeto y la solidaridad, concibiendo a la Tierra como un espacio vital que debemos de compartir, no únicamente con otros humanos, sino con especies que comparten territorios con nosotros (Kinne, 1997). Del mismo modo se debe considerar que los animales


cuentan con una vida y una gran cantidad de especies se encuentran en peligro de extinción. Está es una crisis que debemos de atender debido a que la afectación es a gran escala, rompiendo la cadena alimenticia y causando desequilibrio en la naturaleza.

Según el objetivo 15 de los objetivos para el desarrollo sostenible de la ONU se debe promover el uso sostenible de los ecosistemas terrestres, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y frenar la pérdida de la diversidad biológica (ONU, 2016), sin embargo al destruir zonas protegidas, se argumenta que muchos animales tienen la facilidad de adaptación, esto quiere decir que muchas especies que se encuentren en la zona, pueden ser trasladadas a otros puntos que cuenten con características similares a las que se encuentra actualmente. Algunos investigadores como Robert T. Hall argumentan que los animales no cuentan con "razón" ni "lenguaje" y por ello no se necesita tener consideración moral hacia ellos. Del mismo modo los animales no experimentan empatía, “no debemos de tener ninguna consideración moral hacía ellos” (Hall, 2014). No obstante con la supuestas teorías acerca de los animales, está comprobado científicamente que la fauna siente empatía hacia los seres humanos, y en los últimos años la empatía de los humanos hacía los animales ha ido en aumento, Leonardo Boff menciona que la tierra se encuentra colapsando al igual que lo hace cualquier ser vivo (Boff, 2015). Las especies tienen el poder de adaptación al igual que los seres humanos, sin embargo una gran cantidad de ellas no lo logran. Desde mi punto de vista al igual que se necesita el respeto en una sociedad para lograr armonía, también debemos de respetar a las especies que nos rodean, no deben de ser tomadas como un medio para un fin.

Después de los puntos analizados, mi postura ante el tema se encuentra en contra de la construcción en reservas naturales, debido a que es una muestra de la corrupción que se vive en el país actualmente, del mismo modo afecta a la ecología generando problemas a gran escala como: calentamiento global, deterioro de la capa de ozono y afectación a las especies existentes en el lugar afectado. También coloca a los desarrolladores en un dilema ético ya que debemos de decidir un crecimiento económico o respetar las normas establecidas de una manera honesta.

Fuentes: 1. Leonardo Boff. (2016). Ecología ambiental. 24/11/2016, de LeonardoBoff.com Sitio web: http://leonardoboff.com/site-esp/lboff.htm


2. Brandt, Reinhard. (2001). Kant política, derecho y antropología. México: Plaza y Valdéz. 3. Bertha Teresa Ramírez. (2016). Protestan contra obras del tren México Toluca. 09/09/2016, de La Jornada en línea Sitio web: http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2016/04/25/trenmexico-toluca-tala-y-sobreexplotacion-de-mantos-acuiferos 4. Adrian Varillas. (2016). Manglar Tajamar, un cementerio de flora y fauna. 09/09/2016, de El Universal Sitio web: http://www.eluniversal.com.mx/articulo/estados/2016/01/24/manglartajamar-un-cementerio-de-flora-y-fauna 5. Adela Cortina Orts; e-libro, Corp. (1996). Corrupción y ética. Bilbao: Universidad de Deusto. 6. ONU. (2015). 17 objetivos del desarrollo sostenible. 28/10/2016, de ONU Sitio web: http://www.un.org/sustainabledevelopment/es/biodiversity/ 7. Robert T. Hall. (2002). Bioética de la Biotecnología. Mexico, D.F.: fontamara. 8. IMCO Staff. (2015). México: Anatomía de la Corrupción. 28/10/2016, de IMCO Sitio web: http://imco.org.mx/politica_buen_gobierno/mexico-anatomia-de-la-corrupcion/ 9. Esteban Galisteo Gámez. (2012). La ética utilitarista. 28/10/2016, de La guia filosofía Sitio web: http://filosofia.laguia2000.com/los-valores/la-etica-utilitarista 10. Adriana de Castro Cuéllar, Jorge Luis Cruz Burguete y Lorena Ruiz–Montoya . (2008). Educar con ética y valores ambientales para conservar la naturaleza. 28/10/2016, de SCIELO Sitio web: http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S140514352009000200014 11. Sergio Sánchez . (2012). Utilitarismo. 24/11/2016, de Philosofica Sitio web: http://www.philosophica.info/voces/utilitarismo/Utilitarismo.html


Las reservas naturales, una meustra de corrupción y egoismo  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you