Issuu on Google+

Catastrofe de Japón Una semana después del sismo y del tsunami, los médicos se esforzaban el viernes por ayudar a los heridos y enfermos en albergues sin agua corriente ni electricidad en el noreste de Japón, amenazado por una epidemia de gripe debido a la ola de frío.

Numerosos supervivientes que seguían un tratamiento médico partieron de sus hogares sin llevar sus medicamentos. Muchos están alojados en gimnasios sin calefacción ni agua corriente. El hospital Inawashiro del puerto de Kesennuma, cuya planta baja y primer piso fueron destruidos por el maremoto, tuvo que evacuar a sus 47 pacientes. Muchos de estos enfermos sufren de enfermedades crónicas o de heridas relacionadas con el sismo, y algunos de ellos tienen demencia senil. Once de ellos fueron confiados a sus familiares, pero los otros 36, incluyendo a una mujer de 100 años de edad, fueron trasladados a la sala de clase de una escuela primaria donde están instalados en futones colocados directamente sobre el piso.


Terremoto yTsunami en Japón. Japón ha sufrido un movimiento sísmico de grado 9 (8,9), que está considerado uno de los más importantes de la historia, desde que se llevan a cabo registros de esta naturaleza. El país nipón está acostumbrado a este tipo de fenómenos, tan es así, que alrededor del 20% de todos los terremotos que se producen anualmente en el mundo afectan a Japón. Un terremoto de grado 6 que sería noticia en cualquier parte del mundo, no pasa en Japón de ser algo casi cotidiano. El fenómeno del tsunami es bien conocido por los japoneses, de hecho es esta una palabra japonesa que significa "ola de puerto". Los occidentales conocemos desde hace unos años los tsunamis por el trágico suceso que asoló en 2004 las costas de Indonesia y un buen número de países asiáticos provocando miles de víctimas.

Accidente nuclear en Japón. La central nuclear de Fukushima Si hay una nación relacionada de manera trágica con la energía nuclear, es sin duda Japón. A este desastre se une el hecho de que es el único país del mundo sobre el que ha caído una bomba atómica, dos en este caso (Hiroshima y Nagasaki) en 1945. El escape nuclear en la central de Fukushima parece el tercer problema al que se enfrenta Japón en una semana, y el más grave con diferencia.

Los liquidadores encargados de evitar la fuga y de sellar la central arriesgan sus vidas para evitar que se produzca la tan temida fusión que provocaría la emisión de una gran cantidad de radiactividad, con consecuencias devastadoras para la población japonesa, y que podría convertir un radio superior a cien kilómetros alrededor de la central en un paraje deshabitado durante años.En este aspecto hay que señalar la opinión de diferentes físicos nucleares manifestada en diversos medios de comunicación, y que en algunos casos se contradicen. Mientras unos dicen que la situación puede ser apocalíptica, otros se muestran mucho más moderados y señalan que esta puede llegar a contr


Alarma radioactiva en Japón Crece la preocupación a nivel mundial con las noticias que llegan desde Europa. André-Claude Lacoste, presidente de la Autoridad de la Seguridad Nuclear (ASN), ha conmocionado a la opinión pública mundial afirmando que el accidente nuclear de Japón podría ser de nivel 6 y no de nivel 4, como en un principio ha admitido el gobierno japonés. Este hecho elevaría considerablemente el riesgo, ya que la radiactividad saldría fuera del perímetro de la central nuclear, adentrándose entre la población urbana e incrementando así su efecto devastador.

Radiación Japón: los riesgos para la salud

nuclear

en

El peligro de sufrir de cáncer Sea por vía nasal u oral, la exposición a las sustancias radiactivas resultantes de una explosión nuclear, representaría un peligro para la salud al constituir una causa para la aparición de distintos tipos de cáncer. Este riesgo sería mayor entre la población infantil porque las células de los pequeños se dividen más rápido que las de los adultos. Además, los infantes consumen más leche que las personas mayores, lo cual incrementaría el peligro.



Japon