Page 1


Patria qué herida Aquiles González Carlos Quevedo Gabriel Roa José De Vizia Luisa Cáceres

Compilación: José De Vizia


Patria qué herida Compilación: José De Vizia © 1° Colección, 2014 Edición: José De Vizia Portada: Winndy Balza Usted es libre de compartir, distribuir, ejecutar y comunicar públicamente la obra siempre y cuando se reconozca los créditos del autor o autores.


para Venezuela, y todas aquellas personas que luchan por un paĂ­s mejor.


La guerra es la salida cobarde a los problemas de la paz

THOMAS MANN Cuando los pacificadores apuntan por supuesto tiran a pacificar MARIO BENEDETTI

A veces pienso que todo el pueblo/ es un muchacho que va corriendo/ tras la esperanza que se le va. ALĂ? PRIMERA


Aquiles González Sobreviviendo a la guerra disfrazada

Llueve mansamente y sin parar, llueve sin ganas pero con una infinita paciencia, como toda la vida pero esta vez la lluvia que cae no moja a la ciudad sino que la enciende, la atiborra de unas ganas de autodestruirse, la empapa con un odio que termina por inundar a sus habitantes y los vuelve soldados de una guerra disfrazada de lucha política. Solo existen titiriteros cómplices ocultos bajo el manto de una falsa enemistad, cada quien tiene su cuota de poder mientras que la sociedad, como carne de cañón, se va entregando al odio que engendra violencia y la violencia crea más odio y a su vez este odio alimenta y acrecienta más violencia y todo termina por volverse un carrusel maldito que gira y gira infinitamente y nos hunde en esta miseria del eterno no entendimiento.

9


Tentado de entregarme a la rabia ante las desgracias que ocurren, me mantengo aferrado al amor irresoluto que siento por su nombre, aunque me bloqueé el paso con la barricada de sus silencios, aunque torture a mi corazón con las inconsistencias con las que me trata, aunque esté defendida por un grupo armado con inclemente prejuicio, me mantengo aferrado a su amor porque esa esperanza me aleja de todo conflicto, de toda la miseria que siento por estos días que causan tantas desgracias colectivas… amarla me salva de toda la infelicidad que se vive hoy en día.

10


Luisa Cáceres

La paz es un humo blanco y tres letras que los políticos pronuncian

mientras se llenan la boca de petróleo y dólares pero con decir la palabra mágica muchas veces la magia no ocurre.

la paz es un humo blanco que arde en los ojos y me impide respirar La paz son muchas balas incrustadas en mi hueso occipital

y bolitas de plomo que golpean con fuerza, la piel de la pierna y espalda de mi amigo esa que también es mi piel.

11


La paz viene ordenada por una persona con la boca llena pero aún peor,

ejecutada por una de alma y boca vacía con cuerpo uniformado quien se supone es mi hermano y me protege pero sólo genera dolor al apretar el gatillo de su arma. la paz que me ofrecen estos políticos, no es la paz que me imaginaba de niña, no es la paz de la que me hablaba mi padre.

si tu paz es un humo blanco, bolas y balas de plomo yo no quiero tu paz.

12


Carlos Quevedo

La guerra es la paz dijo Orwell, un día la guerra es un acuerdo de violencia sin razón ningún ejército defiende la paz no son los dedos oponibles lo que te hace inteligente no sé lo que es.

13


José De Vizia

Mi Venezuela linda país lleno de sueños donde los jóvenes daban saltos más grandes que el auyantepui veinte y pico años viviendo en ti viendo como en quince y tanto años te han destruido hasta caerte a pedazos yo te viví cuando mi mamá me daba un realero pa’ la merienda yo te viví cuando ir a jugar con los panas no era un peligro

14


y quiero seguir viviéndote hasta que tengan mérito tus dos primeros colores, mucho más que el tercero.

15


Gabriel Roa

Tu rostro se volvió el signo de un clamor, pálido, ensangrentado, con lágrimas a sus lados tu rostro se levantó ese día, con ganas de salir a buscar algo que se nos había perdido tu rostro estuvo ahí en el momento injusto en el lado injusto en el chasquido in justo

16


tu rostro llevó la bala que llevaron veinticinco mil más

tu familia lloró las lágrimas que lloraron veinticinco mil más tu rostro palideció en brazos de otros hombres que,

al igual que tú solo buscaban a la deriva el tiempo perdido tu rostro se marchitó cual flor otoñal,

aún cuando apenas iniciaba la primavera nuestra tu rostro fue cargado por otro rostro que, igual que tú, llevó una bala más 17


tu rostro se nos apagó hermano

y solo nos queda ese recuerdo que ahora flota en todas partes tu rostro es uno

de esos miles de rostros llenos de barro y sangre que pregonan todo en que creen tu rostro vivirá siempre

tatuado en las paredes que te vieron desvanecer entre gritos y cañones tu rostro perdurará pero nada nos gustaría más 18


que fuesen tus ojos los que encuentren lo que buscaban tu rostro ya no podrá pero los nuestros sí y lo haremos en tu memoria por ser tú

signo de nuestra búsqueda.

19


Patria quĂŠ herida

Valencia, 2014. Š Algunos derechos reservados.

Patria qué herida  

Plaquette. Compilación de cinco escritores que dedican sus escritos a los tiempos difíciles que se viven actualmente en Venezuela.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you