Issuu on Google+

Septiembre 2010 // nº 3 // Valor $3

http://plenariomujerestrabajadoras.blogspot.com // plenariodetrabajadoras@gmail.com

Por el Aborto Legal, fuera la iglesia de los ENM Como ocurriera hace unos días frente al informe de Papel Prensa, con los derechos de las mujeres también “los K gargarearon mucho pero no concretaron nada”. De esta forma transcurrió sin dudas la gestión de Ginés en el Ministerio de Salud. Con el comienzo de la gestión CFK la cosa tomó una fisonomía más clara: a la cabeza del Ministerio y en la presidencia del Consejo de la Mujer fueron colocados dos elementos claramente clericales. La gestión K está marcada por no haber impulsado ninguna medida efectiva para hacer retroceder la muerte de mujeres embarazadas que se encuentra en los niveles más altos de América Latina. Era “Compromiso del Milenio” reducir en ¾ para el 2015 la muerte “materna”. “La estructura de causas de las muertes maternas en la Argentina ha variado poco en las últimas dos décadas. Las complicaciones relacionadas con el aborto siguen siendo la primera causa de muerte. Sólo otros dos países de la región latinoamericana (Jamaica y Trinidad Tobago) presentan este mismo cuadro de situación” (Observatorio de Salud Sexual y reproductiva) Las mujeres en Argentina son la mayoría de la mano de obra precarizada, esa situación social coloca a las mujeres en un alto grado de vulnerabilidad: sin cobertura social, a merced de los empleadores, sin jardines maternales, con salarios por debajo

del salario mínimo, sometidas a ser expulsadas del trabajo al quedar embarazadas, sin acceso a la salud porque el hospital público se cae a pedazos, sin matrícula escolar para enviar a los niños. Desde su aprobación, salas públicas del país, hospitales y las obras sociales incumplen con la ley de salud reproductiva en lo relativo a la entrega gratuita de anticonceptivos, porque el gobierno nacional y los provicniales han dejado instituciones enteras en manos de elementos clericales o por la defensa del negocio de laboratorios y de la salud privada en el caso de las obras sociales. La conquista del derecho al matrimonio entre personas del mismo sexo ha sido una rotunda victoria contra el clero. Con su ofensiva contra el matrimonio homosexual, la Iglesia quería introducir una agenda de mayor alcance, que sirviera de base para un reagrupamiento político derechista. Ese programa planteaba el fin de los juicios militares en nombre de la “reconciliación”, el archivo definitivo para el derecho al aborto, tal como lo plantearon varios obispos en sus homilías. La capacidad de un gobierno de explotar una victoria democrática está condicionada al carácter más general de su orientación política. En lo relativo al aborto, el gobierno ya ha reencausado su rumbo derechista con el freno de Manzur a la Guía para el tratamiento del aborto no punible, y la

negativa de funcionarios y diputados kirchneristas de introducir el tema en el Congreso. Las colectaroras como Sabatella, agitan el aborto legal en el movimiento de mujeres pero apoyan de forma general la estrategia del gobierno. El gobierno deniega los derechos democráticos más elementales a las mayorías populares, asegurando que vetará el 82% móvil y rechazando tratar el aborto legal, mientras es el garante de los intereses de la Barrick Gold. La victoria del matrimonio homosexual estimula la lucha por los derechos democráticos. Tomemos en nuestras manos la lucha por el aborto legal, las jubilaciones y los todos derechos democráticos. Sólo la lucha independiente de un movimiento de mujeres libre de ataduras con los partidos patronales y los sectores clericales logrará imponer estas conquistas claves. Vamos masivamente al Encuentro Nacional de Mujeres. Advertimos que no permitiremos que se repita la experiencia de Tucumán, donde la presencia organizada de la Iglesia impidió que sesionaran muchos talleres. Llamamos a todas las organizaciones de lucha por los derechos de las mujeres a preservar el carácter del ENM, a expulsar el oscurantismo y a darle un rumbo unificado a la lucha en todo el país por el aborto legal y todas nuestras reivindicaciones.


La FUBA contra las redes de trata Entre los días 30 de agosto y 3 de septiembre la FUBA ha organizado las segundas jornadas contra las redes de trata en la Universidad. Esta iniciativa fue tomada por la Secretaría de la Mujer que está a cargo del Plenario de Trabajadoras. Alrededor de 30 actividades en diferentes facultades se han puesto en pie. La actividad incluso se ha extendido a las propias cátedras que han abierto sus cursos a esta iniciativa como así también a otras instituciones educativas por fuera de la UBA como es el caso de IUNA y del Joaquín V González. El 3 de septiembre la FUBA llama a la movilización contra las redes de trata que se realizará desde el Congreso hasta el obelisco, en la Ciudad de Buenos Aires.

Dosuba no cumple con la ley de salud reproductiva La ley establece que el suministro de los métodos y elementos anticonceptivos -"reversibles y transitorios"- serán incluidos en el Programa Médico Obligatorio (PMO), en el nomenclador de prácticas médicas y en el nomenclador farmacológico. Tanto los hospitales públicos como las obras sociales y los sistemas de medicina privada deberán "prescribir y suministrar los métodos y elementos anticonceptivos que deberán ser de carácter reversible, no abortivos y transitorios, respetando los criterios o convicciones de los destinatarios". (artículos 6 y 7) Sin embargo de diferentes formas, estas disposiciones no se cumplen en muchas obras sociales y hospitales públicos y salas de atención primaria de la salud. En las instituciones públicas es desigual la entrega y distribución de forma gratuita de los métodos anticonceptivos. En la Obra Social de la Universidad de Buenos Aires, Dosuba, se ha inventado un mecanismo burocrático y violatorio de los derechos de las mujeres toda vez que para acceder a la cobertura del 100% de los anticonceptivos la paciente debe cambiar de ginecólogo y atenderse en los dos únicos centros afectados a tal fin: uno instalado en el instituto Lanari, donde reside una parte ínfima de las afiliadas a la obra social y otro en un Centro de Salud privada en la zona de concentración de afiliadas. Impulsamos una campaña para que nos hagan llegar las denuncias de las coberturas en centros públicos y obras sociales para impulsar un reclamo colectivo frente a los organismos correspondientes. Reclamamos que Dosuba cubra al 100%, sin restricciones y sin violentar el derecho de las mujeres a elegir médico. Anticoncepción gratuita y adecuada para cada mujer en todos los efectores de salud. VB

Plan “Argentina Trabaja” explotación y punterismo extremos Desde hace 1 año el plan “Argentina Trabaja” paga a sus integrantes $1200. “El salario está congelado en 1.200 desde su lanzamiento hace un año. O sea, más de 500 pesos por debajo del salario mínimo. Mientras tanto, el medio millón de despedidos con el primer impacto de la crisis no han recuperado sus puestos de trabajo” (G Kane PO 1143). Desde su creación, se prometieron 100 mil puestos de trabajo, sin embargo desde los comienzos fueron denunciados los manejos clientelares, la falta de funciones para las cuadrillas y que “la iniciativa fue cooptada por punteros políticos que inventaron cooperativas que sólo existían en los papeles para hacer caja política y sumar adherentes” (LPO 11/2/10) “el escándalo en Almirante Brown por las cooperativas inventadas -que incuyó la renuncia de un concejal y el despido de un funcionario con la policía-, la ministra ordenó una auditoría cuyo resultado nunca salió a la luz”. En la cuadrillas se trabaja sin obra social. Con el sueldo miserable y sin cobertura el estado utiliza este programa para reemplazar trabajadores municipales que deberían cobrar sueldos de convenio. El principal fraude laboral lo comete el gobierno nacional con este plan. Decenas de cuadrillas están integradas por una mayoría abrumadora de mujeres. Junto al reclamo de sindicalización, para luchar por el pase a planta, el aumento salarial, la cobertura social, debemos incluir los reclamos de jardines maternales, acceso a la salud, capacitación sin discriminación de sexo y cobertura social para todas las trabajadoras. La vulnerabilidad social produce el caldo de cultivo sobre el que se basa el tener que soportar acosos y maltratos a riesgo de perder el trabajo si levantamos cabeza. Terminemos con este estado de situación. Luchemos organizadas por lo nuestro.

Gobiernan para los proxenetas La ley de trata de personas obliga a las víctimas de trata mayores de edad a demostrar que no han consentido con ser captadas, trasladadas y vendidas. Las penas son menores a las que el código penal establece para el robo de cabezas de ganado, no determina el seguimiento de la ruta de los bienes de los tratantes y no establece un programa de asistencia a las víctimas, subsidios, trabajo, etc. La denuncia de diferentes organizaciones ha obligado al Congreso a considerar la modificación. Las comisiones respectivas no llegaron a un acuerdo sobre el aumento de las penalidades a los proxenetas; el programa de cobertura de las víctimas sigue siendo inexistente. Sólo se eliminaría la figura del consentimiento, aberración jurídica impulsada por el kirchnerismo junto a los demás aspectos críticos de la ley actual. La entonces senadora Vilma Ibarra y Aníbal Fernández defendieron la figura del consentimiento en nombre de una falsa defensa de la mujer que “decide” prostituirse. En realidad se trata de la defensa del proxeneta y del tratante, que bajo las mismas condiciones de coacción logra evitar gracias a este artículo ser condenado por tratar a personas mayores de edad. Dicha defensa resulta primordial no sólo para mantener el negocio de la explotación de la prostitución, sino también para defender el negocio avícola, la industria de la indumentaria y el trabajo rural, todos atravesados por la esclavitud y la superexplotación laboral. En las audiencias organizadas por las comisiones de Familia y Legislación Penal, respectivamente, se expresaron víctimas y organizaciones que luchan contra la trata y funcionarios. "Marcelo Colombo de la Ufase (fiscal contra trata) reconoció que en dos años se logró sólo diez condenas en todo el país" (12/8 Noticias Urbanas). En la declaración en la jornada anterior, la mamá de Marita Verón, Susana Trimarco, informó que en la causa que está por ser elevada a juicio oral, luego de 8 años de la desaparición de su hija, hay 426 tratantes denunciados. Un enorme contraste entre la inacción del estado y la acción de los familiares de víctimas. En la audiencia de las comisiones del congreso de Familia y Legislación Penal, dedicada a los funcionarios, se le negó la palabra a la policía Nancy Miño, quien denunció a la División

Trata de Personas de la Federal por complicidad con tratantes y proxenetas. Las omisiones flagrantes de las propuestas de modificación muestran que, con mejores o peores herramientas legales, el negocio de la prostitución y la esclavitud laboral no será tocado porque sirve al régimen de los punteros patronales. Sólo en la Ciudad de Buenos Aires hay, de mínima, más de 800 prostíbulos que no pasan desapercibidos para nadie, que también integran la red del turismo porteño. Nada dicen de las ordenanzas que los concejales de los partidos patronales impulsan en todo el país para reglamentar la explotación de la prostitución ajena, como ocurrió en Salta Capital por parte de los concejales de Urtubey. Sólo las Concejales del PO denunciaron esto en su momento. Ni una palabra sobre la política de los intendentes de la Provincia de Buenos Aires, radicales y kirchenristas, sojeros y defensores del negocio de la prostitución y de la esclavitud laboral. Mucho menos de las 70 granjas avícolas de la familiar de Zúccaro, el intendente de Pilar, cuyo abogado defensor es el ex intendente Bivort, las que siguen en pie aún después de las repercusiones mediáticas de las denuncias de reducción a la servidumbre y trabajo infantil. Es que exportan a China y proveen de huevos baratos a todos los supermercados. La ley debe ser derogada y reemplazada por otra que elimine todos los factores que permiten mantener las causas en el limbo por la declaraciones de incompetencias entre juzgados federales y ordinarios; federalizar el delito de explotación de prostitución, las penas deben ser mayores a los 15 años y la incautación de bienes de tratantes debe servir para subsidiar a las víctimas. La modificación que está en curso es cosmética. Sin embargo, la mejor herramienta legal no terminará con la raíz con la naturaleza de un régimen social que comercializa a las personas y recicla las ganancias por medio de los bancos. Lucha callejera e independencia absoluta de los partidos patronales contra la esclavitud laboral y sexual. Todos los 3 de cada mes concentración en el Congreso contra la Trata de Personas. 18hs. Vanina Biasi


La falsa preocupación de la CTA por las trabajadoras La CTA hizo públicos a través de Página/12 algunos de los resultados a los que llegaron sobre la inserción de la mujer en el mercado de trabajo: “En 2009, entre las asalariadas, el 39 por ciento estaba en “negro”, contra un 33% en el caso de los hombres”, dice el informe. El 60% se concentra en el servicio doméstico y en comercio. Las peor pagas están privadas de los beneficios sociales (aguinaldo, salario familiar, vacaciones, obra social). Las trabajadoras de las cooperativas de la dirigente de la CTA de Jujuy, Milagros Salas lo hacen en las mismas condiciones de ilegalidad, con sueldos por debajo de convenio y sin sindicalización para defenderse de la “patronal”, que integra la conducción de la CTA!. Sin embargo el informe dirigido por la ex Secretaria de Género de la central, Estela Díaz, se encarga de ocultar esto. En 2005 el Plenario de Trabajadoras denunció, de cara al XX Encuentro Nacional de Mujeres en Mar del Plata, que: “Nosotras encabezamos el índice de desempleo, del trabajo precario y ganamos un 34% menos que los hombres”. Por aquellos años la CTA de Yasky, De Gennaro y cia, pedía a gritos – junto con Carrió—el Ingreso Mínimo Ciudadano, confesando que no lucharía por trabajo en blanco, y llegaban a Mar del Plata como tropa del kirchnerismo para frenar la enorme movilización de piqueteras y trabajadoras sindicalizadas que exigíamos el no pago de la deuda, fuera Bush y, no casualmente: el 82% móvil. Desde entonces la CTA permitió el crecimiento del trabajo precario en el Estado, impulsó las cooperativas truchas y se entregó el reclamo salarial y el 82% móvil. “Queremos tomar la problemática de las compañeras trabajadoras como parte esencial de las políticas para la clase trabajadora en su conjunto”, le dijo Yasky a Página 12 y el estudio que él mismo presenta dice que el 77% de los docentes son LAS docentes: Yasky se preocupa por las docentes entregando el salario y las huelgas a lo largo y ancho del país a cambio de ¿la personería gremial? Ni siquiera. Y sigue: “Mientras que los varones tienen una tasa de actividad del 74 por ciento, esa proporción en las mujeres ronda el 48 por ciento”(idem); casi el 50% de las mujeres de hasta 60 años no tiene trabajo. Según la CTA, una de las razones de la menor ocupación es que sobre las mujeres recaen las tareas domésticas… y recién este año Alejandra Angriman, actual secretaria de genero de la CTA, se acordó de pedir que se incluyan los jardines maternales en los debates paritarios, algo que nuevamente será un acto de demagogia verbal por lo que la CTA no hará nada. En todo el informe, la CTA solo menciona el salario en relación con el género, nunca en relación con el costo de la canasta familiar. El informe es una farsa, un catálogo de quejas que plantea que ninguna salida es posible sin “un cambio cultural”. Las trabajadoras ya sabemos cómo son nuestras condiciones de vida cada día en el laburo, la falta de guarderías, el trabajo en negro, etc. No responsabilizamos a nuestros compañeros de nuestros penares, luchamos junto a ellos para frenar los avances de la patronal y del gobierno. Y sabemos que la burocracia entregó las luchas de las mujeres organizadas y nada hace por organizar a las que no lo están. La CTA de la mano de sus dos variantes, la degenarista y la yaskysta entregó las luchas de las mujeres trabajadoras, siendo abrumadora la presencia de mujeres en sus dos gremios más importantes, Ctera y Ate, y es la impulsora del trabajo a través de cooperativas que imponen un régimen sin cobertura y con sueldos por debajo del miserable salario mínimo. El Plenario de Trabajadoras plantea igual salario por igual trabajo, salario bajo convenio igual a la canasta familiar, respeto al derecho a sindicalizarnos, jardines maternales en los lugares de trabajo, estudio y en las barriadas, 82% móvil. Por eso pusimos en pie la lista 3, para salvar a la CTA de la descomposición a la que la lleva esta burocracia, en cualquiera de sus dos variantes. Valentina Viglieca integrante de la Lista 3

FUERA LA IGLESIA DE LOS ENCUENTROS En el Encuentro Nacional de Mujeres último, que se realizó en Tucumán, la Iglesia realizó una ofensiva perfectamente preparada y a una escala mucho mayor que en otros encuentros, con el objeto de disuadir a que las mujeres de Tucumán participaran del mismo. A esto se sumó esta vez la preparación de un ejército de mujeres adoctrinadas que fueron a romper los talleres. La sospecha de que iban a atacar los talleres de aborto fue superada por su presencia en los talleres de trata, violencia, sexualidad y trabajo donde también atacaron a las compañeras presentes con los argumentos más oscurantistas y patriarcales. El Plenario de Trabajadoras como integrante de la comisión organizadora, enfrentó esta política de ataque a este espacio que las mujeres trabajadoras y luchadoras hemos defendido a lo largo de estos años. Planteamos que la iglesia se tenía que retirar del encuentro y se lo hicimos saber a las compañeras que en los talleres se sentían avasalladas y que no sabían como sacarse de encima este yugo. Sin embargo, el PCR se negó a esta política en nombre de la pluralidad, por lo cual, usando el argumento de la presencia de mujeres creyentes había que soportar la infiltración de la iglesia y su tarea deliberada orientada a destruir los talleres, en definitiva al propio encuentro. Este año con el tratamiento de la ley del matrimonio entre personas del mismo sexo, la Iglesia volvió a operar con esta metodología invadiendo las audiencias públicas en las provincias del interior con sus patotas. Nuevamente el movimiento de mujeres y de diversidad sexual tuvimos que enfrentar esta acción. Es necesario que desde las organizaciones que luchamos por los derechos de la mujer intervengamos en conjunto para impedir cualquier infiltración de la iglesia en el próximo encuentro, solo así se podrá avanzar y los encuentros podrán ser un medio útil para la clarificación y organización de la lucha por nuestros derechos. Vamos con la consigna: FUERA LA IGLESIA DE LOS ENCUENTROS- POR UN MOVIMIENTO DE MUJERES INDEPENDIENTE DEL ESTADO, LAS PATRONALES Y LA IGLESIA. Alejandra (Comisión Organizadora del ENM Tucumán 2009)

CHARLAS HACIA EL ENCUENTRO NACIONAL DE Lanùs: sàbado 18/09 a las 17 hs. Sarmiento 1828, Lanùs Este. Avellaneda: sàbado 18/09 a las 16 hs. Huergo 1179 (Huergo y Nicolàs Avellaneda), Dock Sud, Avellaneda Quilmes: lunes 6 de Septiembre 16,30 hs. Calle San Martín 2291 (esquina 894) San Francisco Solano. Expone Virginia Villanueva Plenario de trabajadoras ACTIVIDADES POR EL ENCUENTRO DE LA MUJER Berazategui: sábado 4 de Septiembre 15 horas Cine debate Proyección paso a las luchadoras Coordina Virginia Villanueva Plenario de trabajadoras Calle 130 entre 27 y 28 Barrio La Serranita,Ranelagh Berazategui Quilmes, Jueves 2 de septiembre 15 y 19 horas Mesa Redonda sobre trata de personas Escuela media numero 6 de Quilmes (Alem y Calchaquí Quilmes Oeste) Panelistas: Osvaldo Tondino, de la mesa de enlace de entidades de bien Público de Quilmes. Virginia Villanueva, Plenario de trabajadoras Quilmes


La vida de las mujeres no puede quedar librada a los choques y la extorsión entre bloques patronales En la Argentina se interrumpe el 40% de los embarazos. Aborta, cada año, más de medio millón de mujeres, casi 2.000 por día. Todas en la clandestinidad, las más pobres en pésimas condiciones sanitarias. El 20% de los embarazos son de menores de 19 años. En los últimos años, nenas y adolescentes están en las estadísticas de muerte materna. El aborto ilegal es la primera causa de muerte y de internación de las mujeres en edad de procrear. Esto, sumado al colapso del sistema sanitario, ubica a la Argentina entre los tres países con mayor índice de muerte materna, duplicando los de Uruguay y Chile. Según el Ministerio, cada año mueren 100 mujeres y 6.000 quedan con lesiones. Es falso: los hospitales sólo registran la causa puntual de defunción (hemorragia, septicemia, paro), no qué la produjo. La Sociedad de Ginecología y Obstetricia de Buenos Aires dice que los hospitales porteños no registran dos de cada tres muertes relacionadas con la maternidad. El creciente control clerical del sistema sanitario, la educación y la Justicia (el ministro Manzur dice urbi et orbi que él es “hombre de la Iglesia”) impide que en el sistema público se cumplan incluso los abortos no punibles --reconocidos desde 1921—que se hacen tranquilamente en la práctica privada. Todas las consultoras reconocen que la mayoría de la población apoya el derecho de las mujeres a interrumpir un embarazo. Sin

embargo, los dos gobiernos K y la presidenta (“soy peronista, no progresista, y estoy contra el aborto” repite) frenaron cualquier ampliación del derecho al aborto y congelaron los proyectos en el Congreso. La situación sanitaria es tan escandalosa que varios organismos internacionales han censurado al gobierno por los índices de muerte materna y de madres-niñas, por no garantizar ni la anticoncepción gratuita ni la educación sexual. Esto explica las marchas y contramarchas del Manzur y el Gobierno respecto de la Guía de Abortos No Punibles. Después de haber cajoneado todos los proyectos mientras tenían mayoría en las cámaras, ahora los K están divididos, del mismo modo que con el matrimonio igualitario. Entre los 50 diputados que “transversalmente” firman el proyecto de aborto legal de la Campaña, hay muchos del Frente para la Victoria; Carta Abierta propone la legalización, los jueces de la Corte como Argibay y Zaffaroni también, los medios K le dan aire al tema. Sin embargo se encargan de ocultar la política que en los hechos ha entregado el manejo de la salud, la justicia y la educación en gran medida a la propia iglesia. La misma división se registra dentro de la oposición patronal. La iglesia promete dar batalla, no sólo por el aborto legal sino también por mantener el control sobre la salud y la educación. No son solo las declaraciones de los obispos o los editoriales de La Nación. Todos los médicos del Hospital Provincial de Rosario se declararon objetores de conciencia después

de que Binner convirtió en Resolución la Guía de Aborto no Punibles. En el Normal 1, se usó la clase de educación sexual para exhibir una película antiabortista fraudulenta de la Iglesia. En Mendoza, la legislatura discute una Guía que admite que lo médicos no receten anticonceptivos por “objeción de conciencia”. La lucha por la legalidad del aborto no puede convertirse en una pieza más del escenario de choques entre el gobierno K y la oposición, que intentan utilizar las reivindicaciones, la vida y la salud de las mujeres de modo extorsivo. Nuestros derechos no pueden quedar librados a los enjuagues de los bloques patronales, sus enfrentamientos y capitulaciones. Ni los K ni la oposición van a defender nuestros derechos. Están comprometidos hasta los tuétanos con el clero. El movimiento de mujeres debe movilizarse sin confiar en ninguno de los bloques patronales y arrancar en la calle la plena legalidad del aborto, el acceso gratuito y universal a la anticoncepción y la educación sexual científica. Tenemos por delante el desafío de construir el 28 de septiembre una gran movilización unitaria en todo el país en el Día de América Latina y el Caribe por el Aborto Legal. Olga Cristóbal


Trabajadoras