Page 1

l Fernando Vicario


2

Ella alguna vez dijo que lo único bello que podía suceder en esta ciudad, era un incendio. Estaba cansada, decía, de la monotonía arquitectónica, de ver las mismas formas, casas , lineas en todos los lugares. Y ahora, algo horrible pasaba. No eran los puentes simulabando ir a una parte, pero que en realidad que encerraban un gran círculo de vidas igualmente monótonas, o los monumentos y construcciones irrisorias y domingueras. Lo grave era lo hecho con edificios con más de un lustro, los únicos , los pocos lugares que se detenía a observar y desear conocerlos por dentro sin sentirse dentro de la caja de

un cereal. Aquellos eran edificios que el ayuntamiento transformaba en estacionamientos. Casas bellas con sus sombras y paredes raídas, bodegas abarrotadas de luz y espacio, hace tiempo abandonadas y ahora ocupadas por los malvivientes y el escombro de sus drogas y maldiciones, de sus recuerdos fragmentados. Eran lugares, que por su tiempo -fuera de ese tiempo mudo y estúpido presente en toda la ciudad, tan excesivamente cronológico y neciamente progresista- resultaban ajenas al resto. Miedo , las personas las condenaban con el miedo, y desde entonces estaban ya perdidas.

Le gustaba entrar en ellas, y atardecer en su interior. ¿Temor al estar dentro de ellas?, no, el temor existe cuando el espiritú de una persona esta en enemistad con la naturaleza, y para aquél tiempo, la hierba salvaje, la malesa creciendo ensu interior confirmaba una amistad mutua entra naturaleza y las entrañas de los viejos edificios, en los que era fácil imaginar, se celebraban reuniones entre fantasmas y melancolías por las noches en que nadie las observaba. Ver la ciudad en cenizas, incendiarla, decía, lo único bello que podría pasar aquí es un incendio, y cuando queden sólo las cenizas,recordar que pudo ser también, una ciudad linda.


3


Editor Carlos G. Sifuentes

Contacto facebook.com/

fotofilia.ags

fotofilia.ags@gmail.com

Colaboración Fernando Vicario

Visítanos en: www.lja.mx

Además de la edición descargable del suplemento en: www.issuu.com/jornadags/ docs/fotofilia41

FERNANDO VICARIO Con un amplio gusto por la lectura y la escritura, busca siempre un lado alterno al momento de la captura. Cuenta con varios trabajos enfocados a la crítica del manejo de la religión.

Suplemento quincenal creado para su publicación en la edición sabatina de La Jornada Aguascalientes

FOTOFILIA 41  

FOTOGRAFIA