Issuu on Google+

Quincenario recalentado para La Jornada Aguascalientes | #79 | Editor: Francisco Trejo Corona | Sí hay y bien -> autonomia.lja.mx

Ella es Ophelia Pastrana:

Una mujer por la inclusión desde su trabajo Por Juan Luis Montoya Acevez por sí mismo. Si bien, durante su segunda gestación se enfrentó a múltiples batallas legales, familiares y sociales, logró con éxito la construcción de su identidad. Al principio de esta evolución, @ OphCurse (su cuenta en Twitter) bromeaba y respondía las dudas, comentarios y hasta quejas de cientos de usuarios, y hacia referías a un antes y un después; desde una visión externa, esto mostraba una forma de negociación entre lo que esta mujer estaba decidida a lograr y lo que la sociedad pensaba al respecto. Si bien, su historia fue un recurso para apoyar e impulsar la expropiación y apropiación del cuerpo de varias personas, también implicó una sobreexposición morbosa por parte de varios medios de comunicación, e incluso grupos activistas de la llamada comunidad LGBTTT…

•Ella es Ophelia, entusiasta de la cultura digital, Trekkie y cazadora de errores de los CM.

Para quienes son usuarios constantes de Twitter e interesados en los medios sociales y las tecnologías de información, Ophelia Pastrana es un referente, casi una guía de trabajo. Una mujer colombiana, que radica en México, con su propia empresa de marketing digital (Kraken), además de fundadora de otras tantas consultorías y agencias. Inserta y apasionada de la “aldea digital”, su historia personal también se encuentra en el mismo objeto de su trabajo; lo cual sigue siendo de interés para múltiples medios de comunicación y sectores sociales, ya sea como persona de inspiración, objeto de morbo o de empatía, pero, sin duda, Ophe-

lia Pastrana es clara, sólo es una mujer, una profesionista y un ser humano que puede publicar sus comentarios sobre los errores de los community managers, difundir sus éxitos laborales, como las fotos de su gato, Matu. Ophelia es una mujer procedente de una familia con poder político y económico en Colombia, y en México, es innegable la fortuna que ha generado esta chica gracias a su talento y dedicación; a pesar de ello es casi imposible, al hacer una reseña de vida, hacer referencia a los procesos que realizó para hacerse de una identidad femenina, pues su trabajo simplemente habla

Por otra parte, la promotora de la cultura digital ha hecho publicaciones sobre su desaprobación respecto a ciertas conductas de mujeres trans, como la hipersexualización: el vestir con vestimenta que podría parecer ropa interior, el “perreo” y los actos de violencia entre los subgrupos de la asumida comunidad trans; lo cual ha sido considerado por algunas y algunos activistas como una expresión de fobia introyectada. Sin embargo, es claro el mensaje de Ophelia: en la pugna contra la discriminación, los discursos de odio y la exclusión; es necesaria la empatía, el exhibir a seres humanos como otros, que, si bien están sometidos a legislaciones y múltiples políticas que son debatibles, son como las y los demás, sin recurrir a escenificaciones sobredramatizadas.

cierta parte al proceder de una familia con alto nivel adquisitivo, el proceso de asumir su identidad fue tan complicado como otros. Asimismo, el proceso de transformación no fue mediatizado como en otros casos en los que las personas exhiben un diario de cada intervención quirúrgica, ingesta de medicamentos o compras para un nuevo guardarropa. Esto se debe a que ella sólo quiere ser reconocida como lo que es, una de las mujeres más exitosas en el país y en otros tantos. A pesar de esto, muchos medios de comunicación mexicanos, al buscar una entrevista con la empresaria, suelen realizar las mismas prácticas amarillistas que sólo ratifican los problemas sociales de discriminación, como siempre incluir fotografías de un antes y un después, y el solicitar explicaciones psicológicas sobre el porqué de la transición. Actualmente, Ophelia Pastrana sólo busca la promoción de su trabajo y conocimiento del tema, y aunque es necesario ir caminando desde diferentes sectores laborales y sociales hacia una sociedad en el que las personas sean libres de vivir con la identidad que desean, y el unirse con quienes quieran, por el momento es importante rescatar este tipo de historias, que permiten dar a conocer a la población que el género, el sexo, lo que se siente y ama, no debe menoscabar las posibilidades de desarrollo personal y profesional.

El comprender estos elementos le posibilitó generar una imagen profesional y responsable, y aunque se enfrentó a algunos problemas en su anterior compañía, por el qué dirán los clientes, se emancipó y posicionó su sello laboral, con lo que su estratégica habilidad en el marketing digital se promocionó por todo México, a tal punto de que su vida personal poco a poco fue convirtiéndose simplemente en otra arista de Ophelia Pastrana.

Al redactar este texto, siempre pensé en que estaría publicando, como otros tantos, la historia que Ophelia Pastrana quisiese dejar detrás, pero lo que espero es dar a conocer que las llamadas identidades sexogenéricas sólo son elementos más de nuestra vida en la cotidianeidad, que por el momento presenta situaciones específicas por las cuales se deben generar acciones colectivas y voluntades de diversos niveles; por lo que también es necesario hacer un reconocimiento a @OphCurse, pues en el empresariado mexicano y de otras naciones, con su trabajo día a día, abona hacia una sociedad más incluyente y por la concordia entre las y los ciudadanos.

Aunque el éxito profesional y personal de @OphCurse se debe, en

@m_acevez * PR marca UAA, profesor universitario, sufre de insatisfacción crónica.


559 (CC)

Astigmatismp y Miopía

¿Yonkeelap? Por Francisco Trejo Primero fue una amiga quién me comentó, “véndelo en Yonquilab”. Así lo escuché. Luego un compañero del trabajo hablaba del Yonque. Finalmente fui testigo, se escribe Yonkeelap, sabrá Dios como se pronuncie o qué signifique y es un mercado de pulgas virtual en el que principalmente participa gente de Aguascalientes. Dicen que el administrador cobra 150 pesos por destacar una publicación, inversión que se supone reditúa porque en teoría el objeto se venderá más rápido. ¿Lo raro de todo esto? Yonkeelap está montado sobre Facebook y en contra de los términos del servicio, ya que el sistema efectúa que está prohibido usar las publicaciones como plataforma de venta directa, solamente es válido como promoción. Una vez más la comunidad se pasa las reglas por el arco del triunfo. Lo peor/mejor es que ha surgido una moda de usares bazares virtuales en la plataforma de grupos de Facebook. Bazar Aguascalientes (y diez “bazares” más) , Locomercio, Compro y Vendo en Aguascalientes, Mercado Libre Aguascalientes. Sobran. Hasta existen para ropa de bebé o videojuegos. Como si la palabra trueque o bazar fuera un vacío legal. Raro. Tampoco son la gran maravilla. Una persona que conozco busca vender un PlayStation Vita y siempre pasa lo mismo: un usuario con avatar tipo cholo (lo siento, @aldan) pregunta acerca del costo, responde el vendedor, el usuario dice que está muy caro, otra persona afirma que pasará por el objeto y finalmente nunca se concreta la venta. Por cierto, ¿qué onda con el secretismo acerca de los precios? Ya sé que en México, el grueso de la gente se cree LA GRAN VENDEDORA, pero la verdad no tiene nada de malo publicar el precio de una vez. Digo lo de LA GRAN VENDEDORA porque el mexicano es muy dado a regatear o creer que se va a chingar 100 pesos del prójimo gracias a su astucia en ventas. Una anécdota lateral es acerca de una persona cercana a mí que abrió un negocio sobre una página de Facebook. Aunque soy crítico del mal uso de la plataforma, respeto el que alguien busque formas originales de ingreso (en este caso su página era un escaparate a un local y servicio). Total que vendedores rivales, también en Facebook, se la hicieron de emoción a mi amistad al grado de mandar un mensaje falso y acusarla de “cortar el cómo nos ganamos el pan, no se vale que entres a vender lo mismo”. La gente está MUY loca. Otro caso digno de mencionar son los imbéciles de que venden animales vivos en este grupo o aquellos que se exponen al vender su auto de manera tan pública y con tantos datos personales alrededor. Ni que decir de cómo se exhibe el denominador más bajo del aguascalentense con los insultos, ofensas y ortografía. O los casos tan obvios de defraudadores que abren perfiles con fotos de mujeres vulgares, con el fin de agregar mucha gente para robar sus datos (o convertirse en fanpages con muchos usuarios).

@masterq | paco@bocadillo.mx

De Bitcon o la criptomoneda de hoy Desde hace meses la Bitcoin es tema de discusión entre economistas y cibernautas. Y no es para menos, su valor sigue aumentando exponencialmente con el paso del tiempo y ha resistido ataques incluso del FBI. Bitcoin es una moneda virtual creada en 2008, salió a la luz el 11 de febrero de 2011 junto con un mensaje de su creador, Satoshi Nakamoto, que básicamente decía: “He desarrollado un nuevo sistema P2P (peer to peer, de persona a persona) de moneda electrónica de código abierto llamado Bitcoin. Es completamente descentralizado, no necesita un servidor central o partes de confianza, porque todo está basado en criptografía en vez de confianza”. Nakamoto es posiblemente un seudónimo del programador (o grupo de programadores). Es muy difícil obtener información suya incluso en la “Dark Web”, que es toda la información no indexada en los motores de búsqueda tradicionales o que se pueda acceder a través de la WWW convencional en la que se navega de forma anónima y sin ningún tipo de regulación, la forma más fácil de conocerla es a través del Onion Router. Dos años después de ese comunicado, Nakamoto abandonó el software anunciando que se dedicaría a otros proyectos. Volviendo a la Bitcoin, es una criptomenda pues genera a partir de un algoritmo criptográfico. Cada Bitcoin contiene una clave pública de su propietario, a través de la que se hacen las trasferencias y cualquier usuario puede revisar las firmas para verificar la cadena de propiedad de cada una. Así cada uso de Bitcoin contribuye a crear un sistema distribuido a través del P2P que evita el doble gasto y que el sistema sea vulnerable. Es en parte, esa invulnerabilidad, lo que ha hecho que hoy una Bitcoin llegue a costar hasta 1,259 dólares estadounidenses, lo mismo que la onza oro. Los contratos a futuros esperan que alcance los 1,700 USD en 4 meses.

Por Alejandro Tlacaélel Ramírez De León.

adaptarse a cambios en el precio (ocasionados por la misma oferta y demanda) por lo que desde 2012 y hasta 2016 se emitirán 25 Bitcoin cada 10 minutos. Las posturas en torno a la Bitcoin son muy variadas. aquellos que se oponen son, por ejemplo, el superintendente del departamento de servicios financieros del Estado de Nueva York, Benjamin Lawsky, las califica como “un lejano Oeste virtual para narcotraficantes y otros criminales”. Incluso la comisión de seguridad interior y asuntos gubernamentales del Senado estadounidense, inició hace 3 meses labores para intentar legislar o registrar a los usuarios de Bitcoin. Del lado extremo, se encuentran personas como Dread Pirate Roberts (@ silkroadpirate) que asegura desde una postura casi anarquista, que la moneda puede llegar a ser una amenaza para los Bancos Centrales; pues no es controlada por ninguno de ellos y está libre de problemas inflacionarios. (Nota del Editor: Este hombre ahora está bajo custodia del FBI por, entre otras cosas, generar y administrar el mercado Silk Road, donde se vendían desde drogas hasta armas, pasando por pornografía un tanto diferente o servicios ilegales). Aunque hoy en día no hay producción académica rigurosa en torno al tema, la mayoría de los análisis de economistas ortodoxos, parten de la “regla K” de Milton Friedman y del modelo de competencia de monedas privadas de F. Hayek y B. Klein. Otros cercados a posturas heterodoxas desde las categorías de Commodity, Dinero Fiat y Cuasi-Especia. Esa última me parece la más adecuada. Aunque la Bitcoin no es la única moneda virtual (otra es Litecoin), hoy podemos asegurar que es la criptomoneda más fuerte y seguramente lo seguirá siendo después de 2040. Pero nunca llegará a ser el dinero del futuro, primero porque no cumple

con todas las funciones del dinero y porque, hasta ahora, se presta a operaciones especulativas basadas en su volatilidad, la gráfica adjunta de mtgox en este texto muestra la variación de su valor en el último mes. Y la razón más fuerte, la Bitcoin no llegará a ser dinero pues no la controla ningún Banco Central, es decir, ninguna economía territorial la respalda ni puede usarla como instrumento de política monetaria. Eso es algo que parece que sus defensores desconocen; una política monetaria bien llevaba es una importante herramienta para que un país no solo controle su sistema general de precios, empleo, mercado externo, también puede ayudar a reducir desigualdades económicas. Hay un aspecto donde la Bitcoin sí ha llegado a ser una amenaza para los Bancos Centrales. Pero hasta ahora solo ha ocurrido en una economía pequeña, en Chipre (en la Unión Europea) donde la deuda del gobierno nacional lo ha obligado a aceptar los lineamientos del Banco Central Europeo y del Fondo Monetario Internacional. En los que básicamente las consecuencias de malas decisiones de banqueros y gobernantes son pagadas por los ciudadanos. Ante esas políticas, los ciudadanos hicieron al menos dos usos de Bitcoin que les permitió verse menos afectados. La primera fue comprar Bitcoin y convertirlas casi inmediatamente a otras monedas, para salir de las restricciones de liquides. La segunda, la Universidad de Nicosia, Chipre, ante los recortes presupuestales en educación ha permitido que sus estudiantes paguen con Bitcoin e iniciarán un posgrado sobre monedas digitales en la primavera del siguiente año. @Tlacaelelmx * Cideíta, Triatleta en (re)construcción, ha andado con tatuadas.

El software que emite cada Bitcoin funciona de manera autónoma, al menos en teoría nadie lo puede detener más que el software mismo. Lo que debe ocurrir en 2030 cuando sean emitidos 21 millones de Bitcoin, hasta entonces la regulación de su valor se deja a la oferta y demanda. El número fijo de Bitcoin evitaría que se presentaran problemas inflacionarios como en las monedas tradicionales. Al inicio, la emisión de cada Bitcoin estaba planeaba para reducirse a la mitad cada año, pero la programación del software le permite

• En el texto mencionamos a Dreard Roberts Pirate, con nombre real en Ross William Ulbricht, creador del Silk Road


¿Por qué en Aguascalientes la gente gasta más para transportarse? Por Alejandro Larios Barrientos

Cartografías del deseo:

Mujeres artistas en Aguascalientes / Patrimonio Cultural, construcción presente

Por Mayté Esparza La hipótesis inicial de la investigación del título planteó la posibilidad de reconocer y valorar en el presente las producciones culturales sin tener que pasar por el filtro del tiempo como legitimador; si existía una vía distinta para el reconocimiento contemporáneo exclusivamente de los valores del pasado; si era posible escapar a la selección y rescate de los bienes patrimoniales basado en valores de grupos sociales dominantes que al final, resultan restrictivos y exclusivos. Optamos por enfrentar estos retos e invitar a pensar en las producciones artísticas como un bien social que al ser apropiado y valorado en el presente por las sociedades que lo producen pueden entrar en el inventario intangible y tangible del patrimonio cultural nacional.

• Genial foto de Gerardo González para La Jornada Aguascalientes. Si pudieramos verla en movimiento parecería un pasaje de Breaking Bad

La semana pasada fue aprobado el presupuesto federal para el siguiente año, es decir, se definió como se gastará el gobierno los impuestos recaudados y los ingresos no impositivos (petroleros). Desafortunadamente no se estableció inversión pública para revertir los efectos del cambio clim��tico ni para un desarrollo sustentable orientado al transporte (DOT). ¿Pero esto cómo le afecta a la gente?

un hogar promedio gasta casi 500 pesos al mes. Sin embargo, quienes consumen este producto son los hogares más ricos que, en promedio, son los que el proveedor principal tiene una mayor escolaridad. El gasto en gasolina de los hogares con proveedor principal que estudió preparatoria o universidad es casi 6 veces mayor que aquellos hogares donde el jefe de familia no terminó la primaria.

Como se ha constatado en este espacio, en los últimos años la inversión pública urbana se ha enfocado en construir grandes avenidas y pasos a desnivel, así como en favorecer el crecimiento de las manchas urbanas. Esto provoca que la gente tenga que recorrer grandes distancias y que la única forma sea a través del auto, lo que incentiva un uso excesivo. Además, esta infraestructura favorece a los más ricos pues son los que tienen mayores capacidades para tener auto. En cambio, un DOT es aquel que busca compactar las ciudades; donde en un mismo espacio haya vivienda, trabajo y servicios; y que para llegar a ellos sea sencillo mediante transporte eficiente, en bicicleta o caminando.

A pesar de que los ricos son los que más consumen gasolina, la falta de opciones competitivas, adicionales al auto, para transportarse en Aguascalientes, ha provocado que la gente con menor capacidad económica tenga que hacer un esfuerzo para adquirir un auto y transportarse en él. Esto termina por reflejarse en el gasto de la gente pues en Aguascalientes la gente gasta una mayor parte de su ingreso en transporte que en otros estados y que en el país. En Aguascalientes la gente gasta 14% en transporte, mientras que en el Distrito Federal menos de 10% y en el país menos de 13%.

Una de las necesidades básicas de la gente es la de transportarse, para lo cual los mexicanos destinan casi 13% del total de su gasto; esto es cerca de la mitad de lo que gastan en alimentación. Después del gasto en alimentación y en vivienda y servicios domésticos, es el rubro en el que más se gasta. Lo anterior según los resultados de la recién publicada Encuesta Nacional de Gasto de los Hogares (ENGASTO) 2012 del INEGI. La encuesta antes citada encontró que de los productos más consumidos es la gasolina magna para lo cual

Estas diferencias en el gasto son consecuencia del tipo de ciudades y de cómo invierte el gobierno. Mientras que en el Distrito Federal la densidad poblacional es de 160 hab/ha (habitantes por hectárea), y en el promedio de las 59 zonas metropolitanas más importantes del país de 111 hab/ ha, en Aguascalientes es de 105 hab/ ha. Es decir, en el DF la ciudad es más compacta que en las otras ciudades por lo que la necesidad de transportarse largas distancias es menor. Asimismo, esta diferencia también se observa en la inversión pública de fondos federales en transporte y accesibilidad urbana en 2012, diagnóstico realizado por el Instituto de

Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP). Mientras que en el DF sólo se invirtió 10% en infraestructura para el auto del presupuesto para transporte y en el promedio de 17 ciudades 65%, en Aguascalientes se invirtió 82%. Lo que evidencia que no se ha invertido en proporcionar opciones de transporte competitivas que le generen un ahorro a la gente, como la bicicleta o transporte urbano de calidad. Aunque no se aprobó en el congreso federal destinar recursos para un DOT, el congreso estatal y el cabildo tienen en sus manos la responsabilidad de decidirse a financiarlo. Ha habido algunas iniciativas pero no han sido contundentes. A finales de octubre el diputado Alfredo Reyes Velázquez del PAN informó que en el congreso local se organizaría a principios de noviembre un foro nacional de movilidad urbana encaminado a conformar una iniciativa de ley de movilidad sustentable. Sin embargo, este evento aun no se ha realizado o no se ha informado sobre los resultados. La ciudad sigue creciendo y la gente sigue gastando en un sistema de transporte público obsoleto, por lo que no se puede esperar un año más para financiar una movilidad sustentable y un desarrollo orientado al transporte: necesitamos #LanaParaLaCiudadHumana. http://habitatciudadano.blogspot. mx/ @AlexLario5

El marco teórico de Cartografías del deseo está sustentado por las declaraciones de la UNESCO, los análisis sobre Patrimonio Cultural de México de Enrique Florescano los cuales consideran indispensable en las políticas de legislación, así como en las instituciones y el concepto de patrimonio: “la ampliación hacia la participación activa de los agentes culturales priorizando la producción más que los inventarios, mantenimiento y conservación de los bienes tangibles ya que en la valoración y la transmisión de la cultura como herencia, bien y valor es una construcción histórica”; estas propuestas normativas se enlazan con la propuesta de Suely Rolnik y Felix Guattari: Micropolítica. Cartografías del deseo, libro del que se desprende el nombre de esta investigación. Al tener la noción de deseo, como concepto medular de Rolnik y Guattari, nos permite organizar y comprender voluntades, iniciativas, formas de negociación y negación, habilidades críticas, la educación social respecto a la actividad artística, las diferencias entre las acciones surgidas en el ámbito público y privado, la resistencia y subversión, los principales obstáculos para reconocer las formas de organización, la apropiación y la empatía como motor de la producción artística. La noción de deseo no es una fuerza pulsional amenazante que debe recluirse al ámbito privado sino la noción que explica la vitalidad de la vida política pero sobretodo creativa de los pueblos. El patrimonio cultural -según discusiones internacionales- se establece, reconoce y conserva mediante un proceso de atribución de valores principalmente porque es conformador de identidad (en el sentido de identificación, empatía) social y como opciones de referencia. Según la definición de la UNESCO sobre Patrimonio Cultural, la población debe implicarse activamente en los procesos culturales, convirtiéndose en protagonistas de los mismos, configurando su propio acervo cultural mediante un aprendizaje significativo y tratar de menguar la apatía y la desvinculación con la historia.


¿Qué se siente ver a tu banda favorita en vivo? Por León Mejía López | Foto: Austin City Limits, por Yamille Marmont

Si Black Sabbath es el diablo, me quiero ir al infierno

Por Agustín Valencia Pequeña referencia histórica: El 28 de octubre de 1989, estaba programado en el estadio Nou Camp (León, Guanajuato) el primer concierto de Black Sabbath en México. Pero nunca ocurrió, autoridades locales y grupos conservadores acusaron a la banda de “satánismo, por lo que el concierto se realizaría en San Luis Potosí (en esa época, los conciertos de rock estaban prohibidos en el Distrito Federal). En San Luis Potosí ocurrió lo mismo que en León y el concierto se tuvo que cancelar de forma definitiva. Black Sabbath supo eso hasta que ya se encontraban en el aeropuerto de D.F. Al respeto Tommy Lommy comentó que habían tocado en países socialistas y con gobierno limitares, pero nunca antes fueron tratados de tal forma.

¿Qué se siente ver a tu banda favorita en vivo? Es una pregunta a la que sólo algunos hemos podido responder, porque está claro que ver a tus ídolos, muchas veces, no es cosa fácil. Está claro que en ocasiones hay que hacer muchos sacrificios: ahorrar una buena lanita significa faltar a fiestas o dejar de tener saliditas con la novia/el novio, portarse bien para que los papás no se pongan pesados, chutarte todas sus canciones y que todos tus amigos se aburran de sus rolas y te digan que ya los quites, etc. ¿Recuerdan ese día en que se enteraron que el grupo que les ha gustado ya desde hace años anunció que visitaría alguna ciudad cercana a ustedes?, ¿o aquel día en que decidieron mover mar y tierra con tal de poder seguirlos, aún y cuando esto significara viajar a otro país? Re-imaginen esa ocasión: la banda tal acaba de anunciar algunas cuantas fechas en nuestro país y visitará alguna ciudad cercana. O tu misma ciudad. ¿Qué sintieron? ¿Qué fue lo primero que pensaron o dijeron? , “¡A huevo, claro que me lanzo a verlos…! ¡Cueste lo que cueste!”. ¿O no? De ahí en adelante, le siguieron los meses y meses de espera. Primero, la tortura de comprar los boletos porque siempre pasa que, si la banda en cuestión es muy famosa y piensas que el lugar que eligieron es “pequeño para ellos”, está como ése nervio presente, ése donde te dices a ti mismo: “mi mismo, se van a acabar los boletos, ¡ya cómpralos!”. Si tienes tarjeta o tus papás tienen tarjeta, pues ya la hiciste porque los compras en preventa y se los vas pagando. Pero cuando tu presupuesto es más ajustado y pues de billetitos, hay que ahorrarle un mes mínimo, esperar a que aún haya boletos y lanzarte. Ahora que ya tienes los boletos, sigue ese limbo de tiempo entre el día que los compras (porque seamos honestos, si tu banda favorita se va a presentar y

tienes chance de ir, ¿no compras los boletos en cuanto salgan?, ¿o qué me veo muy lanzado?) hasta el día en que será el concierto. Pareciera ser que los días pasan más lento; escuchas TODAS y en serio TODAS sus canciones para corroborar que no te falla ninguna letra de ninguna canción; en internet revisas sus conciertos, sus setlists, cuál tocaron al final y con cuál abrieron… vamos, ¡hasta revisas cómo se ha estado vistiendo el líder o el baterista o quien sea que fuese tu preferido! Después de todo ese martirio que parecía ser eterno, al fin llega el día del concierto. La emoción crece desde temprano, pues te despiertas sabiendo que ese día es especial. Que no es un día como cualquier otro. Que estás a unas cuantas horas de ver a tus ídolos. Entonces revisas tu cajón, ahí están los boletos, te preparas, sales hacia el lugar donde estarán percutiendo tus oídos, llegas y cada vez te sientes más y más emocionado. Tan sólo ponte a pensar que estás, quizá, a algunos metros de alguno de los miembros de la banda (no pun intended). Te dejan pasar al recinto, compras la primera chela, discutes con tus acompañantes cuál será la primera canción aún y cuando estuvieron dos meses o hasta más confirmándolo, compras la segunda chela, verificas que todo esté en orden en el escenario, volteas a inspeccionar todo el lugar como si buscaras a alguien pero bien sabes que sólo checas cuánta gente ha asistido, compras la tercera chela y de pronto… las luces se apagan. Los gritos del público, tus propios gritos, “¡A HUEVOOOOO! ¡WHOOOO!”, más gritos, empiezan a aventar la cerveza y ¡PUM!, suena el primer riff de la canción con la que ya sabías que iban a abrir el concierto y simplemente te vuelves loco. Te olvidas de toda la gente que te rodea y te concentras en la música, en las letras, en ver cómo tocan sus instrumen-

tos, te concentras en cantar (o gritar, ya si de plano la emoción te ganó) cada canción y hasta te pones a escuchar a los que están al lado tuyo para ver si están cantando bien o si sólo son unos bandwagoners que van a escuchar la canción de moda. Y de ahí en adelante es una hora, hora y media, dos horas o, si eres afortunado y la banda sale con ganas de consentir a sus fans, más de dos horas de puro frenesí. Coreas y cantas cada canción. Festejas cada movimiento y cada frase que el frontman pronuncie. De vez en cuando volteas a ver a tus amigos y se te sale un “¡No m*ames, son unos ch*ngones!”. “Ok, nosotros fuimos -inserteelnombredesubandafavoritaaquí- y con ésta canción nos despedimos, ha sido un placer”… estas son más o menos las palabras que cada cantante menciona cuando están por tocar la última canción. Te emocionas más. Son los últimos tres, cuatro, cinco o seis minutos que te quedan frente a tus ídolos, maldito groupie. La locura total, el clímax, un mini-orgasmo pues y cuando finalmente termina todo, la calma. No puedes verla pero sabes que traes una sonrisa de idiota, de lado a lado de la cara y, así hayas terminado sudado, golpeado, pisoteado, andes ebrio o lo que sea, acabas de ver a tu banda favorita y ese sentimiento no se calma con nada. Ni siquiera cuando días después del concierto, caes en esa famosa depresión post-algo. No, ni siquiera eso te quita la sonrisa de la cara con la cual llegarás a presumirle a tus amigos y compañeros que acabas de ver a la mejor banda del mundo. A tu banda preferida. *Nota al pie: el escritor de este artículo ha ido a ver a su banda favorita (Arctic Monkeys) dos veces y en las dos ocasiones ha terminado más mojado que puberta leyendo ’50 Shades of Grey’. Espero que ustedes, cuando lean esto, se hayan sentido identificados también.

El sábado 26 de octubre terminó la agonía que empezó en mayo con el anuncio del concierto de Black Sabbath, en el Foro Sol. Considerados por muchos como los ‘padres’ del heavy metal, una aseveración que si bien no la comparten todos, no es para nada temeraria afirmarla. Todos ataviados de negro ¿Acaso deseosos de cumplir con el cliché metalero o para armonizar nuestra vestimenta con lo que estaría a punto de pasar cuando sonaran los primeros riffs de la guitarra de Tony Lommi?. Vimos salir a Megadeth a tocar un set list memorable, que incluyó wake up dead, tornado of souls y la que hizo desbocar al público (incluido el siempre ridículo coreo del fan mexicano de “Megadeth, Megadeth, aguante Megadeth”) Symphony of destruction. De las pocas formas que existen para abrirle un concierto a Black Sabbath, Dave Mustaine y su banda, hicieron de ese oficio, el de telonero, una plausible actuación. La elección del set list, ya reproducido en la gira por motivo de su disco 13, en Sudamérica, fue en principio, más una cuestión de arquetipos y estilo propios que de complacencia al público. Cada canción ennegrecía todo el escenario, se intercalaban fragmentos del Paranoid, del Vol. 4, del Black Sabbath, del Master of Reality o de su último trabajo, no hubo claroscuros durante la hora y media que estuvieron presentes, esos desesperantes puntos de inflexión inherentes a bandas menores, no es para ellos. Hubo momentos notables, grabados al menos en mi memoria, cuando Ozzy en Iron Man señaló a Tommy como tal, en clara alusión al combate que libra contra el cáncer. Ver a Ozzy andar por todo el escenario a pesar de sus limitaciones; el baile que se armó, una hermandad llena de contacto duro y otro cuando Tommy Cufletos, sabedor de lo abrumador que puede ser estar en el asiento de Bill Ward, asombró a todos con un intenso y prolongado solo de batería, que sirvieron de pequeño descanso a los veteranos (que en México serían llamados ya, adultos en plenitud y que me da una irrisoria esperanza de seguir rockeando a esas edades) miembros originales de la banda. Algo que sorprendió, y que debe quedar constancia, es el hecho que por fin los ingenieros de audio de Ocesa, se atrevieron a aumentar los decibeles y comprobamos que en el foro sol, un concierto SÍ se puede escuchar fuerte. El título fue sacado de una conversación con una bella mujer.


/AUTONOMÍA 79