Page 1

Quincenario con problemas de primer mundo | #43 | Editor: Francisco Trejo Corona | TENEMOS SITIO! -> lja.mx/autonomia

Primavera Mexicana, ¿mal título?, le sigue el verano, el otoño y el invierno.Lo bueno es que siempre regresa

ESTA ES LA PRIMAVERA BURGUESA Por Juan Luis Montoya Acevez / Foto: Gerardo González

La llamada primavera mexicana ha captado la atención de diferentes niveles de la comunidad, incluso en la sociedad de Rancho Depresso (o Aguascalientes) estado donde nunca pasa algo. Este despertar, tras varios años de aletargamiento luchando contra el “confort” de los tres monos sabios (no ver, no oír, no escuchar), en espera del momento en que suene la alarma del estado diluido, fue finalmente causado por el movimiento estudiantil #YoSoy132. Más allá de las expectativas o el gusto por ver una re-evolución antes de morir, también sería interesante reflexionar sobre el porqué jóvenes son los protagonistas, qué frutos podrían producirse y qué deberíamos prevenir. Si bien la teoría marxista planteaba la reestructuración del sistema capitalista a partir del movimiento del proletariado, de los obreros, los paradigmas cambian al igual que el tiempo. En un mundo donde la precarización laboral es mayor, el acceso a la educación es cuestionable y donde el ritmo de vida casi sólo da respiro para buscar un momento de diversión en los medios tradicionales y digitales; es normal que los ideales queden demolidos por los gruñidos de la panza y el sentido de responsabilidad hacia la familia elegida o impuesta al nacer. Es así que los jóvenes, letrados, informados y [¿por qué no escribirlo?] sin tantas carencias económicosociales, fueron y son quienes tienen la mejor oportunidad para visibilizarse y demandar. Por supuesto, no podemos dejar de lado los eventos que detonaron la movilización estudiantil que derivó en el movimiento #YoSoy132, como la nefasta visita de Enrique Peña Nieto a la Universidad Iberoamericana. Sin embargo, también recordemos que la organización de marchas y reuniones partió de estudiantes de otras instituciones (privadas también= como el ITAM, ITESM y Anáhuac. Importante aclarar que esto no significa que los jóvenes que se atrevieron a exigir la voz pública tengan el futuro asegurado, ya que la juventud es la que han puesto de relieve las deficiencias de las estructuras sociales y la política, ya desde hace años a

través de las subculturas juveniles, mal catalogadas como crisis identitarias por algunos sectores. Éstas son en realidad un discurso político, una revolución silenciosa, derivado del “desencantamiento” de la posmodernidad encantada del que hablan Rossana Reguillo, Rogelio Marcial y otros científicos sociales (por cierto, mejores referentes que Wikipedia, puede ser una guía pero dudosa, al menos eso se considera en la academia). Por otra parte, se considera a los medios sociales (Twitter, Facebook y otros) como sustanciales de este movimiento y otros aislados en cada región del país. Si bien es una oportunidad para evitar el ocultamiento, reconozcamos que simplemente 30% de la población mexicana tiene acceso a internet según el INEGI, y sin considerar quiénes realmente saben utilizar o dominan las plataformas electrónicas. Porque una cosa es tener la posibilidad de acceder a los medios electrónicos, otra es tener la capacidad o el interés para utilizarlos. Asimismo, se reporta ayer en La Jornada Aguascalientes que poco más de 70% de los jóvenes tienen acceso al internet (con o sin equipo propio), estadística que parece positiva pero habría que agregar factores como el interés de los jóvenes por contenido de calidad o político, además de que considerar que tanto cuentan estadísticamente como para hacer la diferencia ¿En verdad estamos frente a una “primavera mexicana”?, ¿qué porcentaje representan los no universitarios, jóvenes obreros, amas de casa, mujeres y hombres adultos… ancianos? De ahí estriba una de las principales propuestas para la democratización de medios. Por ejemplo al charlar con mi colega María Hernández (profesional de la comunicación que radica en Aguascalientes), comentamos durante una charla que sería benéfico aspirar a una diversificación mediática, en la que cada medio promulgue libremente su postura y en la que la población tenga las mismas posibilidades de acceso sin importar el poder adquisitivo. La revista Praxis es rojilla, defendemos equis cosa, denunciamos tales… pero también puede leer,

ver o escuchar la Élite, la Chilapastrosa, la Santísima. Tan malo es subestimar la capacidad de la audiencia, como sobreestimar la de los medios de comunicación. Otro de los puntos del discurso de los jóvenes #YoSoy132 es que se aprecian de ser apartidistas pero no apolíticos, aunque se les ha imputado ser simpatizantes de Andrés Manuel López Obrador, lo cual no es de sorprender pues un candidato a la presidencia es del partido históricamente hegemónico, es así que en años atrás se buscó la alternancia al PAN. Desde una visión sociológica, cierta parte de la población no está satisfecha, así que se busca otra opción. Ahora tenemos otra propuesta, que ha sido relacionada a un sindicalismo que al parecer ha dejado a algunos niños y adolescentes más horas para divertirse en casa que dedicar tiempo a la educación. ¿Qué nos queda en este sistema democrático procedimental que no ha logrado la democracia participativa? Sólo tienes cuatro opciones, aunque quisieras una quinta, sexta, no sometida al poder estructural de cada agrupación. Finalmente, es pertinente reflexionar sobre los jóvenes que han mostrado su rostro ante la nación, además de algunos otros que tal vez, sólo tal vez, se adjudican participantes sin ser activos en las localidades. Si bien esta es una oportunidad para los chicos y chicas que todavía pueden no someterse a los lineamientos del mundo y trabajo adultocentrista (debido a nuestro sistema de subsistencia), lo es más para aquellos con más opciones de desarrollo profesional, personal y económico. Posteriormente, ¿podrían ser sujetos de exclusión laboral?, ¿podrían ser víctimas de algún asalto o accidente fortuito? En casos extremos, ¿alguno tendría la posibilidad de ser protegido o refugiarse, incluso en otro país? Quizás, esta es una de las razones por la que los teóricos neomarxistas nos hablan de la decadencia del sistema neoliberal, ¿hacia dónde podríamos ir? - @m_acevez * PR marca UAA que tiene la costumbre de comprar celulares enormes e ir por cigarros a la 1 AM.


Altavoz / Pestilencia electoral Hablando de política, sin elecciones Dimes y diretes, debates sin sentido y llenos de paja, cero propuestas, miles de tonteras saturando los medios, puñaladas partidistas, golpes bajos evidentes, lenguas largas, gente jugándo al espía, quemazones de moral, pruebas flojas y desesperadas, patadas de ahogado, personalidad múltiple, incoherencias, asesores perdidos, candidatos difusos, credibilidad volátil, desconfianza a flor de piel, confusiones por doquier, respuestas vanas, verdades evadidas, campañas que apestan. Estoy cansada de esto. Así que hablaré de otros temas que también nos afectan y lamentablemente se han tornado políticos. 1) Santa Esthercita líbrame de la evaluación. Si algo molesta a un alumno es presentar un examen, entre muchas cosas por el miedo de quedar mal ante el grupo mientras el maestro llega a mencionar la calificación, nos avergüenza el momento y en ocasiones cuando más de la mitad reprueba uno se siente confortado o al menos apoyado, bien dicen que “mal de muchos, consuelo de tontos”. Sin embargo ¿qué ocurre cuando los evaluados son los educadores? Se arma el alboroto, se sacan excusas de la manga, se habla de que el hecho tiene tintes electorales y de que se busca manchar su desempeño con una prueba mal intencionada. ¿ Y qué tanto es cierto? Pareciera como si, esta evaluación al ser aplicada después del primero de julio, los resultados serían distintos, mejores, pero no es el caso. Considero que si no te has empeñado en prepararte durante años, nada cambiará si estudias por unos días más. En este caso, ¿por qué huir a un examen?, ¿es justificación la zona geográfica o el nivel económico? Sólo veo inmadurez y un mal ejemplo para el alumnado. 2) Quiero cagar, saquen las pancartas. Hoy en día la sociedad se manifiesta por una u otra cosa con el objetivo de expresar inconformidad o rechazo ante cierta prácticas, sobre todo por el actuar del gobierno, que han generado mellas a nivel económico y en cuestión de seguridad. No obstante, de pronto las agrupaciones pululan y con las votaciones a la vuelta de la esquina, pierden control al grado de generar caos hacia el resto de los ciudadanos. Estoy de acuerdo en dar a conocer lo que te molesta, en listar propuestas y mejoras en distintas aristas sociales, a lo que no doy razón es a aquellos que sin un fundamento se rebelan, manteniendo una personalidad deforme y en ocasiones contradictoria, violenta, que pierden el respeto y se trepan a la libertad ajena.

¿A alguien fuera del círculo le interesa?

Los perdedores del #YoSoy132 Algún Día / La típica apatía de los universitarios junto a toda la línea del PRI El simulacro electoral que estaba planeado llevarse a cabo en el campus universitario de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, se canceló, lo que desde mi punto de vista es una derrota de la sociedad hidrocálida en su conjunto. Para este tipo de ejercicios el mejor referente es el reciente simulacro electoral de la UNAM que funcionó de la siguiente manera: se instalaron 25 casillas entre Ciudad Universitaria, las FES de Aragón, Acatlán, Cuatitlán, Iztacala, Zaragoza y afuera de las estaciones de metro Copilco y Universidad. Entre esas casillas se repartieron 25 mil boletas, sin los logos de los partidos, solo las imágenes de los candidatos. El padrón que se utilizó fue construido conforme quienes llegaron a participar en el simulacro se inscribieron, pues el padrón de estudiantes de la UNAM no es público. Cabe notar la escuela, ya que la población de la UNAM se cuenta entre 223 mil. Junto con el hecho de que quienes participaban lo hacían por su voluntad, se puede argumentar que el resultado no es muestra representativa (hablando en términos estadísticos) de la población total UNAM. Tampoco podemos pensar, obviamente, que una universidad del nivel académico de la UNAM sea representativo de una sociedad con bajos niveles de educación como lo es México (según CONEVAL en 2010 solo el 41.11% de la población mayor de 15 años, tenía la educación básica incompleta). Sin embargo, llevar a cabo un ejercicio democrático de ese tipo es socialmente mucho más saludable que cancelarlo. Como fue el caso del simulacro en la UAA, que se manejó, al menos en un primer momento, no tenía una metodología que asegurará resultados representativos. Si vemos la dinámica de los simulacros universitarios, no solo de la UNAM, podemos darnos cuenta que ninguno lo es, y tampoco son avalados por el IFE. Y es que su objetivo no es representar a una sociedad o segmento de ella, el objetivo es fomentar la participación democrática, solo eso. Ttan simple y tan complicado. Los grupos inmiscuidos perdieron. TODOS. Los grupos que se llevan bien y son actantes entre las relaciones de la juventud/universitarios y el gobierno en turno, perdieron de la siguiente manera: el JFR dejó ver su verdadera naturaleza ya que atacó de manera autoritaria y antidemocrática (ya no

3)

Indígenas congelados.

Hasta hace unos meses el tema de las sequías en tierras tarahumaras era “la noticia”, nos preocupaba y llenaba de pesar. Los periodistas lo tenían en primera plana, hubo colectas, el gobierno tomó cartas en el asunto, otros movimientos indígenas cobraron importancia y causaron interés general.

se diga revolucionaria) un ejercicios ciudadano, atentando incluso con el supuesto decálogo que maneja EPN. ¿Cómo? Por exhibirlos por medio de sus “pruebas irrefutables” que no fueron más que conseguir fotos en Facebook que cualquier persona con dos gramos de cerebro hubiera podido extraer si hacía las matemáticas. La otra parte que pierde es la Federación de Estudiantes de la Universidad Autónoma de Aguascalientes ya que muchos de sus integrantes, por la naturaleza de sus carreras o el ambiente en el que se desempeñan, son parte de las brigadas del PRI en la presente campaña. Emite una especie de comunicado donde dice manifestarse en pro del voto informado, pero lo hace demasiado tarde, cuando la comunidad estudiantil se encuentra en exámenes finales y ya no es posible llevar a cabo ni un simulacro ni alguna acción real que fomente la participación democrática y/o el voto informado. Otro grupo, opuesto a estos dos, que también perdió, fue el conformado por el Comité J. Pani y los #YoSoy132 que no fueron capaces de organizarse y llevar a cabo el ejercicio del simulacro electoral. Los dos grupos mencionados en el párrafo son conformados por jóvenes, son casi todos los representantes de la sociedad hidrocálida del futuro cercano. Se pelearon y descalificaron pero al final, no pasó nada. Triunfó la apatía que nutre, entre otras cosas, la anomia social que vive Aguascalientes y México. - Alejandro Tlacaélel Ramírez De León @Tlacaelelmx

Astigmatismo y Miopía / ¿Qué pasa si nos bajamos de la nube de los "animales políticos" y la gente de medios? Les voy a confesar algo: como persona de medios o que trabaja en los medios, estoy hasta el copete [como el de Peña Nieto] de la lluvia de notas satélite a la campaña electoral que surgen todos los días. Si bien la semana comentábamos en esta misma publicación que todo el asunto en contra del PRI y a favor del voto informado, generado por los estudiantes, era un bocanada refrescante luego del tedio que se había vuelto el show político entre la edecán del debate y los chismes genéricos de los candidatos, hoy en día ya huele un tanto a rancio. No es que señale (a título personal, sin hablar por mis compañeros) que no tengan importancia los #YoSoy132, sino

¿Y ahora, dónde están los indígenas?, ¿qué ocurrió con ellos, mejoró su situación, el gobierno sigue emprendiendo acciones? Quizás vuelvan a aparecer cuando algún político o gobierno quiera lucirse, deba sacar la casta para salvaguardar nuestra identidad indígena o requiera de una cortina de humo para hacernos

que la conversación a nivel general ha decaído un poco, centrándonos más en asuntos sin tanta importancia en lugar de atender al tema principal, que es estar informado acerca de por quién vamos a votar, exigir medios veraces y tener consciencia política. Poco o nada importa la afiliación o militancia de los protagonistas del 132 o quién cancelo equis simulacro electoral, son hechos en los que hay actuar que reaccionar. En el mundo utópico lo ideal sería que los partidos políticos plantearan estrategias más efectivas de difusión para las propuestas de su bloque parlamentario o ejecutivos, en lugar del juego idiota de las descalificaciones o envío de lotes de fotos sacadas de Facebook, cual quinceañera maniática en venganza de su ex novio. Los partidos lograron su cometido, desviar la conversación hacía la polémica de los protagonistas en lugar de actuar reactivamente. ¿Qué importa si los 132 vienen de la izquierda? El PRI debería gastar su energía en mostrar porque creen que son la mejor opción, mientras que los estudiantes deberían ir tras los peces gordos en lugar de exhibir a soldados rasos que trabajan porque pues, la política es su área de trabajo. Ambos se ven mal. Al final ¿a quién le importa?, claro está que a ellos por “animales políticos”, uno porque su trabajo es lidiar con ellos. Lo digo y me justifico en que, previo a redactar esto charlé con varias personas que no están enfermas de política, estudiantes de la UAA pensantes y activos (en sus áreas de interés como las ciencias exactas, tecnologías de la información o artes audiovisuales) a quienes les viene valiendo madre si cancelaron el simulacro o no. En el mejor de los casos, ya saben por quién votar y lo justifican decorosamente, en el peor todavía consultan opciones. Puede que no haya indignación real fuera de aquellos que hacen ruido en Facebook. Nos la creemos. Y claro, es lamentable la falta de consciencia política en los universitarios, además de patético que muchos no saben quién es el alcalde o que partido está en el poder. Es algo a resolverse. La cosa es que toda esta grilla finalmente puede que resulte de interés sólo para sus protagonistas y aquellos a cien metros a la redonda, porque (poniendo de ejemplo el caso de la Autónoma) la verdadera mayoría anda en cosas claramente más importantes [para ellos]. Y no por eso son malos mexicanos, simplemente algo estamos haciendo mal todas las partes sobrantes como para alejarlos. - Francisco Trejo Corona @masterq

olvidar otro tema por congelar. @mayrovles


TODO MENOS POLÍTICA / BLOCKBUSTERS DEL VERANO

Lado B / El Veneno para Batman Ya sé, ya sé… ¿Otra vez Batman? Bueno, no precisamente, hoy vengo a contarles un poco sobre Bane, el otro, otro, otro archienemigo-antítesis de todo lo que el héroe de la DC Cómics representa, y que es el antagonista en la tercera y última entrega del director Christopher Nolan éste verano. Bane es el villano que luce una máscara como de luchador mexicano en los cómics. Es más, su camiseta de tirantitos y sus hipermúsculos le dan el look de luchador rudo de la AAA. No tiene poderes propiamente, sino que toma fuerza sobrehumana de un químico -bautizado "veneno"- que le provee un dispositivo de su cinturón; le salen conductos hacia su nuca y su antebrazo, aunque como sucede comúnmente en los cómics, cada artista tiene "licencia creativa" para hacer ligeras modificaciones siempre y cuando éstas no repercutan en la historia de manera contradictoria a otra (aunque algunas veces sí lo hacen). A simple vista, Bane es el bruto “súper fuerte”, un tanque humano que te hace creer que es el típico villano sin cerebro, pero es una hábil charada para esconder a uno de los mejores estrategas de sangre fría, carácter gélido y con un nivel de previsión equiparable al mismo Batman. Una antítesis como el Joker, si éste fuera el equivalente maligno de Batman a 180º, Bane lo sería a 270º. Demasiadas matemáticas, okey. Su primera aparición fue lentamente en los cómics anteriores al número 500 del título llamado "Batman" a secas, allá por el '93. Bane fue el típico villano maquilatorio (?) en lo oscurito, que rara vez daba la cara y más bien tenía su equipo de esbirros (?) bien entrenados para que mantuvieran ocupado al hombre murciélago mientras Bane asestaba sus golpes con precisión quirúrgica.

Bane culminó su jugada con la destrucción parcial del Ásilo Arkham y liberación de la mayoría de los pacientes, como Joker, Dos Caras, Croc, Espantapájaros, etc. Para entonces Batman ya lo tenía ubicado pero el villano sorprende al héroe en su peor momento, esperándolo en la baticueva después de una de sus más duras peleas con el Joker y Scarecrow. Bane le da el tiro de gracia a Bruce Wayne dejándolo vivo, pero inválido, y habiendo maquinado un enorme caos en toda ciudad gótica. Herido y humillado, tiene que pedir a uno de sus nuevos compañeros, Jean Paul Valley, que lo reemplace temporalmente, situación que más tarde se sale de control. No obstante el nuevo Batman, en una moderna armadura que a nadie le gustó, venció a Bane. Más tarde nos enteraríamos de los orígenes de la sustancia que usa Bane, y como estaba relacionado con el murciélago desde uno de sus primeros casos, cuando un científico corrupto logró convertir a Batman en un adicto a éste, quebrando su fuerza de voluntad y provocando una grave crisis en el justiciero. Éste veneno era una versión anterior a la que usaría Bane, que sí afectaba su cordura pero aumenta su fuerza y resistencia a un grado sobrehumano. Años después aprenderíamos la triste historia del hombre llamado Bane, criado en una cárcel gracias a un corrupto sistema penitenciario, en una aún más corrupta isla latinoamericana llamada "Santa Prisca" (con ligeros guiños a cómo los americanos ven a Cuba). Latino, criado por criminales en un hoyo de muerte que a nadie le importaba y sin siquiera tener claro quien era su padre, Bane emerge de lo peor que Latinoamérica tiene que ofrecer: corrupción, drogas e impunidad.

Después de algunos años como villano de segunda ya dentro de los cómics, Bane incursionó de la peor manera al cine en la terriblemente célebre "Batman y Robin" de 1998. Ahí se limitó a ser un remedo de villano, mero secuaz descerebrado de Poison Ivy, que ni siquiera tenía diálogos, sólo se limitaba a gruñir. El veneno lo volvía súperfuerte pero también súper-estúpido, ni modo, así suele suceder con el poder. Como dato curioso, el actor que interpretó a Bane; Robert "Jeep" Swenson falleció poco tiempo después de estrenar ésta horrenda película que terminó con la franquicia de Batman durante muchos años. Ojalá hubiera tenido un mejor final. Desde entonces Bane no ha vuelto a tener un papel realmente relevante en los cómics, pero habría que recordar que el universo DC ha sido rebooteado nuevamente, ósea, recomenzaron las historias desde cero, así los héroes y villanos tienen nuevos orígenes con ligeras y/o graves variaciones, sin embargo al personaje de Bane aún no le ha tocado el turno de ser revisado y recreado; lo más lógico es que el autor que lo haga, le dará algunos matices que haya utilizado Christopher Nolan en The Dark Knight Rises, para adecuarlo a los tiempos modernos y otorgarle ésos aires de demonio humano hiperrealista con los que Nolan me provoca escalofríos cada que escucho "Let the games beige!", con ésa voz de híbrido entre hombre y demonio que los efectos especiales de audio le otorgan a la gran actuación de Tom Hardy.

/AUTONOMÍA Francisco Trejo Corona Editor Alejandra Huerta Serrano Asistencia Editorial Uziel Palomino Staffer Alejandro Altamirano Ilustrador

¿Mi expectativa? Dejemos a Heath Ledger en el pasado, se ganó su gloria pero su momento ya pasó. Éste verano le pertenece a Bane como el mejor villano.

Concepto Gráfico Mireya Reyes Rodríguez

@evilretro

twitter.com/autonomiamx

ESTAMOS EN facebook.com/autonomiamx

LJA.mx/autonomia <- SITIO! CONTACTO

/AUTONOMÍA LIVE QUE ALGUIEN MATE AL ABUELO / SESIÓN EN VIVO / DISPONIBLE EN LJA.MX/AUTONOMIA

autonomia@ lajornadaaguascalientes.com.mx

Encuéntranos también en


/Autonomía HOW2: Musicphoto biz!

Texto y Foto: Yamille Marmont

siempre facilitará el proceso), al menos que tengas como conocido a alguien de la organización, en ese caso sólo entrarás y ya, pero aquí no nos interesa eso. Si ya eres conocido en el medio, un simple mail al manager de prensa o publicista (ya sea del músico / banda o de la productora encargada) te pondrá en la guest list. Si la publicación de la que vas tiene un editor, muchas veces él se encargará de realizar el proceso de solicitud. En mi caso, siendo una mezcla de -inserte aquí lo que hago en las redes sociales-, fotógrafa y colaboradora en un suplemento impreso, prefiero hacerlo yo directamente porque al fin de cuentas no tengo limitaciones de contenido y me siento más cómoda resolviéndolo por mi cuenta. Hay tres puntos que les interesan más a los publicistas, y en base a estos será que te den un pase o no, así que déjalos claros en el mail del request: La industria de la música es de las más complicadas y divertidas en todos los sentidos, ¿quién no quisiera ser parte de ella de algún modo?. Por lo que el primer tema que seleccionaron para ser publicado no fue de mi sorpresa, así que más que una guía paso a paso de cómo hacer las cosas, hablaré en primera persona: de lo que yo hice, de vivir en una ciudad pequeñísima en el centro de México donde nada sucede a obtener un pase para tomar fotos en Lollapalooza, por ejemplo. Así que pónganse cómodos, que este será un post largo dedicado principalmente a la parte que por lo general nadie te dice. 1- Empezando. Tenía unos 15 años cuando llevé por primera vez mi cámara a un show local, de esos a los que ya tenía un par de años asistiendo. Tocar en bandas y organizar shows eventualmente me hizo conocer a una buena parte de la escena musical independiente del país y con el tiempo ya todos sabían que yo tomaría fotos (malísimas, por cierto) de esos eventos y las subiría a MySpace. Por lo mismo de hablarles a varias personas o ser parte de la organización, me podía subir al escenario, entrar gratis y no tener restricciones de espacio, pero nada demasiado formal, al fin de cuentas todo lo hacía por pasar el rato. Si bien a los 16 fue cuando empecé con mi trabajo personal, cuando tenía 18 años comenzaron a llamarme para hacer photoshoots de bandas y músicos (los cua-

ETC-ÍSMOS

les sigo haciendo hasta la fecha, en menor medida), de los mismos que ya me conocían por cargar con mi cámara en las tocadas, tanto nacionales como extranjeros a los que se me ocurrió darles mi tarjeta. Si bien la escena local murió hace mucho, yo empecé a viajar bastante y para mi sorpresa en todos lados ocurría lo mismo: conocía a alguien de la puerta y me dejaban pasar, así nomás. De esa forma surgió todo, sin planearlo. 2- El famoso pase de prensa. También conocido como press pass en inglés, photo pass y media pass, depende de quién seas y qué hagas. El press pass (por lo general) te asegura entrada y ubicación preferencial además de otros beneficios dependiendo la magnitud del evento. Estos son para personal de publicaciones y medios en cobertura, algunas veces también permite acceso a la tarima para fotos o a backstage con el propósito de una entrevista. El photo o media pass es para fotógrafos y camarógrafos que tienen que estar bajo la tarima, y básicamente permite el acceso a ella, además de la entrada personal y de la cámara al concierto o festival, contrariamente a lo que la gente cree, no incluye entrada a backstage ni al tour bus. La mayoría de las veces, simplemente hay un guest list y como ya mencioné, depende del evento el tipo de jerarquías y de pases. Para solicitar alguno de ellos, debes pertenecer a alguna publicación (si es impresa

1- ¿De qué publicación/medio eres enviado?: De ésto básicamente dependerá todo. A ellos les interesa saber qué alcances pueda tener el evento a través de ti. Si bien está clara la importancia que tiene tu fuente de origen, saberla vender juega un gran papel. 2-¿Con qué propósito? Explica bien qué harás con el contenido del evento, un review, una nota o simplemente fotos. No es lo mismo 2 páginas en una revista impresa a una foto publicada en un ezine, ¿verdad?. 3- ¿Quién eres? Tus datos como nombre completo, ciudad / país, teléfono y página web de la publicación ayudarán a identificarte a la hora del ingreso al venue. Por más obvio que parezca, no olvides incluirlos. En mi caso, jamás pido pase para fotos, sino el de prensa ya que aprovecho para escribir una crónica del evento o hacer una entrevista. Si es un festival, me pongo en contacto con los organizadores y si es un show con la oficina de prensa del músico. Los contactos los solicito a través de las disqueras. Además, siendo prácticamente todos los eventos a cubrir fuera del país o en otra ciudad, por lo general me hace ‘la chica que viene desde lejos’ y facilita todo el proceso. 3- Keepin’ it pro. Esta es la parte a la que muchos de ustedes no les gustará. Supongamos que lo lograste. Tendrás 3 canciones por artista para tomar fotos. La gran mayoría de las veces, con dos minutos es suficiente (al menos que no

sepas usar una cámara). Sé respetuoso con las demás personas que están haciendo su trabajo y con el público, por muy fan que seas de la banda o músico en el escenario, guarda silencio (nada de cantar o aplaudir, me vale si es tu canción favorita, vas a trabajar), actúa rápido y sé cordial con las otras personas que están haciendo lo mismo que tú. Por lo general tendrás derecho a llevar a un acompañante, no dudes en explicarle la importancia de actuar profesionalmente y si es posible, ocúpalo para facilitarte la tarea a ti. Por ejemplo, para que detenga tu maleta de equipo mientras estás trabajando. Ahora, si por el lado contrario tu solicitud no fue respondida probablemente se deba a lo siguiente: no trabajas/escribes/tomas fotos para ninguna publicación o tu blog no es muy conocido. No hay razón para que un publicista te entregue una credencial si ambas partes no terminan beneficiadas de alguna manera, ¿no crees?. Respeta su tiempo, ellos también están haciendo su trabajo. 4- Es cuestión de tiempo y trabajo. Antes de que me odien por no explicar una fórmula secreta para tomarle fotos en backstage a Zola Jesus o agendar un tour por lugares que ni conozco para otoño con I The Breather, quiero aclarar lo siguiente: yo hago esto por hobbie y como promoción a mi trabajo artístico. Me ha tomado casi 7 años todo y quise explicarles un poco sobre cómo empecé por la simple razón de motivarlos, si no puedes tomar fotos desde la tarima de equis festival, comienza tomando fotos de las bandas en los bares de tu ciudad. ¿No escribes para una revista? Abre un blog. Si el contenido es bueno, te tomará tiempo pero eventualmente dará resultados. Probablemente me enfoqué mucho en fotografía de conciertos, pero como ya mencioné, esa es mi manera de promocionarme como marca. Si no conozco a las bandas ni a los sellos discográficos entonces, ¿cómo se supone que me van a contratar para las fotos de una portada de un disco?. Si no tocara puertas de ese modo, imposible tener en mi portafolio comercial a aquellos con los que siempre quise trabajar. @yamillemarmont * Dicen que no volvió a ser la misma luego de ver 50 veces Aladdin en un ejercicio de trabajo

/ Finest City morrita

California es sinónimo de clima soleado, cabellos decolorados, y diversión en la arena, por lo que yo, siendo de Chula Vista soy la antítesis de todo eso: odio el sol, me tiño el cabello de negro una vez al mes y soy alérgica a las playas (y a la gente que las frecuenta). Aún así, por algún motivo me moría de ganas de regresar al lugar donde todo empezó, hasta que el fin de semana pasado, con el pretexto de dos días libres en el trabajo y algunos pendientes con bandas gringas, me reencontré con la ciudad de San Diego después de algunos años. La denominada como Americaʼs Finest City (La Mejor Ciudad de América) es conocida por sus burritos y skaters famosos, pero también por una banda en particular, Blink 182. Aunque sí me gustan, contrariamente a muchos de mi salón de la secundaria, yo nunca fui muy fan porque prefería a bandas como The Ataris o Descendents, y por supuesto, jamás me imaginé que conocería a Tom Delonge. Me citaron a las 6:30pm para reunirme con Angels and Airwaves (uno de los muchos proyectos alternos que ha tenido Delonge). Aproximadamente 15 minutos después de estar esperando cruzó la puerta un tipo con

más kilos de los que le recordaba, un gorro y un trago en la mano. Era Tom, acompañado de los otros de la banda. Se le notaba cansado, incluso un poco enfermo y ligeramente tomado, pero es posiblemente uno de los tipos más amables y más famosos con los que he convivido. Unas fotos, una charla, unas bromas y corrí hacía el escenario para checar el set de P.O.D. También me tocó ver de cerca a Shirley Manson y a los demás de Garbage. Siempre tuve un estimado de su edad en mi mente, pero jamás me tomé la molestia de averiguarlo, hasta hace poco gracias a Twitter que me enteré. 50 años que no aparenta ni de chiste, ni en fotos, ni en persona, y mucho menos en el escenario. El regresar a California después de muchísimo tiempo fue como abrir un viejo álbum de fotos y disfrutar cada vuelta de la página con esa nostalgia de convertirme en adulta que aún no me abandona y con la que seguramente ya los tengo hartos. Las compilaciones del Punk-O-Rama estuvieron más presentes en mi vida durante la adolescencia que mis mismos padres y tengo más cicatrices en las piernas por patinar que por las mordidas de mi perro, eso para

• Maleta de viaje lista, desgraciadamente el perro no entra al avión | Foto: Yamille Marmont mí es ser sandieguina, aunque haya sido por casualidad. Y con esa energía que me caracteriza, sobre todo al registrar equipaje a las 5am, me despedí de San Diego, lugar en el que realmente no pienso vivir en un futuro cercano por ser demasiado feliz para mi gusto

y porque posiblemente tendría obesidad mórbida causada por comer 10 burritos diarios. - Yamille Marmont


Autonomia 44  

La edición impresa del día de hoy

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you