Issuu on Google+

Aguascalientes, Ags._AÑO 1_NÚMERO 4_Mar17_ NOVIEMBRE_09 http://lajornadaaguascalientes.com.mx/autonomia/

Altavoz

autonomía - Gota a gota - En la boca del lobo - Habemus documentum - “Mujer que no da lata es hombre”

2 3 4

- Mujer ¿sujeto u objeto en México?

Aguastianguis -Crucero

Manuscrito

OFF TOPIC

5

- No estoy seguro - Caminos centrifuga - Los paracetamoles

6

- Photoshop para la política - Esta casa está embrujada - La rareza y su poder

Foto_Jocelín Durán

8

7


autonomía

2

Mar17 _ NOVIEMBRE _ 09

EDITORIAL P

ara este número se vive en la universidad un ambiente de inquietud, ya confirmado el recorte presupuestal que pudiera significar el %3 del subsidio federal, es necesario mover esfuerzos y que la comunidad universitaria este unida para impedir a toda costa que esto pueda suceder. Hasta ahora las colegiaturas se siguen elevando al grado de que muchas personas de bajo nivel socioeconómico no pueden solventar su educación, cosa que no pasa en otras instituciones públicas como lo es el ITA, así pues, es caro estudiar en la Universidad Autónoma del estado que además es pública, este dato sobre los estratos sociales, es fácil de deducir para quien conoce el costo de las colegiaturas mensuales. Otra forma de hacerlo, es echarle una mirada al salón y comprobar que los compañeros más pobres viven preocupados por la idea de poder terminar su carrera. Este dato no oficial habla por sí solo y nos dice que contadas personas de escasos recursos pueden egresar como licenciados de la UAA; llegar y mantenerse en el nivel de educación superior realmente es un privilegio. Los estudiantes atacados por rumores del presunto cobro del uso del estacionamiento y el servicio de internet, y el inminente y constante incremento de la colegiatura, hemos decidido formar un consejo de unión universitaria en el que cada vez se unen más carreras, dialogado para posterior-

Manuscrito cuenta con el regreso de Miguel Ramos a las páginas de Autonomía, en la misma sección debuta Aby Weiss y repite Carlos Alonso López. Otra que vuelve (con algunos pinceles y lienzos) es Hilda Hermosillo. Carlos Olvera no escribió esta ocasión pero se encargó de ilustrar el texto de Guadalupe Jaime sobre los freaks,

mente llevar a cabo el pertinente proceso de investigación; una vez concluido este nos dispondremos a juntar firmas para exigir: al gobierno, que busque recortar presupuesto a otros sectores menos importantes un buen ejemplo sería reducir el jugoso aguinaldo de los altos “funcionarios”, a la Universidad Autónoma de Aguascalientes las claras cuentas y la correcta administración y distribución de todos los recursos que a ella llegan, trabajar en conjunto con esta para buscar soluciones alternas de obtener los recursos, y que se exija a cada profesor de base la investigación que están obligados a llevar a cabo sin excepción alguna. Otro elemento que afecta al estudiante son las cafeterías y tienditas que existen en esta institución, las cuales, manejan precios elevadísimos en sus productos en gran parte, debido a la renta que la propia universidad les cobra. Es necesario que se cambie de estrategia para que los alumnos tengan un fácil acceso a la alimentación pues no solo nos afecta a nosotros sino a maestros, trabajadores, etc. Las cooperativas son buen ejemplo de que se puede brindar un muy buen servicio a un muy bajo costo. En la existencia de prostitución para poder solventar la educación, la Universidad Autónoma no se escapa de ello, puede presumir que de sus reclutas, algunas mujeres acuden a este tipo de negocio para poder recibir las clases que se imparten en el plan-

Coordinadores del suplemento Sofía González Ponce Francisco Jesús Trejo Corona

Cada proceso de reinscripción resulta ser de lo más pesado ya que el departamento de crédito y becas por esas fechas no encuentra tregua, la contadora pasa uno a uno a los que mendigan un semestre más, con varios de adeudo. Con estas bases este consejo no forma parte de la Unión de Estudiantes Autónomos que realizaron una marcha el domingo 15 del presente mes, mas apoyó este movimiento sin saber que lamentablemente sus representantes, alumnos de la carrera de ciencias políticas, sólo buscaban aparecer en el ojo político pues se montaron en las bases de nuestro consejo en su comunicado y al ingresar al Congreso pidieron que fuéramos muy respetuosos y no alzáramos la voz… para culminar con un general y penoso aplauso a los diputados; cuando lo que se buscaba era exigir y negociar; algunos nos retiramos del lugar con la sensación de haber asistido a un perfecto montaje teatral. Con este mensaje reiteramos que no queremos una universidad lujosa con minivelaria para que se vea más elegante ni pantallas de plasma para adornar, queremos una Institución educativa pública que sirva a la sociedad por medio de sus investigaciones como resultado del trabajo en conjunto de las autoridades, los profesores y los alumnos, que fomente la interactividad entre estos actores y se pueda proyectar calidad y ciertamente luz.

por cierto, a estos dos los pueden escuchar en Open House en XHUAA. Agradecemos a Ale Huerta por su apoyo editorial. Susana Hermosillo nos habla sobre esas personas que limpian vidrios y tragan fuego en la salida a Zacatecas. Y por último Francisco Trejo se proyecta al ilustrarnos sobre el buen uso del haber/a ver.

COLABORARON Director Jorge Álvarez Máynez

tel.

Diseño y Edición Laura Marcela Arellano Martínez Cristian Gerardo de Lira Rosales

directorio

Internet es tu amigo Se parte de Autonomía. Comenta o colabora en el blog

lajornadaaguascalientes.com.mx/autonomía Únete a la comunidad en Facebook

autonomía en La Jornada Manda un correo electrónico:

autonomía@lajornadaaguascalientes.com.mx

autonomía

gota

gota A

¿Han escuchado sobre el método de tortura de la gota china? Si no lo han hecho, permítanme describirlo: consiste en mantener a una persona tumbada boca arriba y dejarle caer una gota de agua fría en la frente cada 5, 10 ó 15 segundos (según el criterio del torturador) durante un prolongado periodo de tiempo. Tal vez en un principio no suene muy aterrador, es decir, ¿qué tanto daño pueden hacer unas gotitas en la frente? Pues bien, más allá del perjuicio que se le pueda ocasionar a la piel, el suplicio se produce principalmente en un terreno psicológico; éste se vuelve más que indeseable después de horas y horas de estar encerrado en un cuarto, sintiendo cómo caen miles de gotas en la frente, una a la vez y sin poder hacer nada al respecto; al final, la víctima termina por quebrarse y se somete a la voluntad del torturador, o en el peor de los casos, muere. ¿A qué viene todo esto? Resulta que analizando toda la problemática por la que pasa el país actualmente, he encontrado una semejanza con el método de tormento antes mencionado. Gota tras gota, el país se desespera y pierde toda noción, avasallado por su verdugo.

Por Sergio Rodríguez Inseguridad extrema, pobreza, corrupción, injusticia, crisis económica, y administradores incompetentes, estas son las gotas que se derraman constantemente sobre México. La velocidad con la que se dejan caer las gotas ha aumentado en los últimos días pero el martirio no parece tener un final cercano. De vez en cuando aparece alguien que promete desatar las correas que nos mantienen inmóviles, pero resulta que lo único que hace es apretarlas más o cortar el flujo de agua sólo por unos minutos. Para poder resistir lo principal es no ceder a la desesperación, se debe conservar la calma para poder planear una salida y una vez fuera, no debemos olvidar como fue que empezó todo en primer lugar. Hay que ir aflojando esas correas.


autonomía

Altavoz

EN

BOCA DEL LA

Por Miguel Ramos “Choco”

E

s de sorprender que el humano pueda vivir con tantos miedos y que todavía necesite prepararse para tener un susto adecuado o una reacción precisa a lo que se teme, porque si grita de manera equivocada no podrá disfrutarlo como los demás. Hasta cuando el peligro no está presente uno está esperando a que suceda, porque así nos han dicho que debemos de ser. Como un ejemplo propio, recuerdo que cuando estudiaba sexto de primaria tomé unos cursos en las tardes, cerca de la escuela, no tan cerca de mi casa. Las primeras ocasiones fui acompañado por mi mamá, para aprender cómo parar un camión, pagar, dónde timbrar o, en todo caso, cómo gritar bajan, y de regreso. Me había prevenido también de los posibles peligros. Uno de los primeros días cuando ya me iba solo, estaba esperando el camión para regresar a casa y un hombre extraño (todos los hombres en la calle son extraños) estaba esperando también. Llegó un camión que no era el mío y se detuvo unos metros más delante de la parada, y el hombre extraño comenzó a correr hacia mí, porque así lo vi. Yo salté hacia atrás para evitar el supuesto ataque sin motivo, pero después me di cuenta que él siguió corriendo hasta subirse al camión que lo esperaba. Tenía once años y ya conocía este miedo antes del miedo; porque se teme cuando el monstro te toca, no cuando está atrás de ti. Se dice que lo desconocido es lo más temido porque ante esa situación uno se encuentra indefenso porque no sabe de qué huye o si puede enfrentarlo, ni sabe si puede ganarle. En esos casos ninguna de las tres opciones es la correcta, por lo que quedan por tomar dos posturas:

1) Pedir ayuda divina; ya que lo invisible quizás pueda vencer a lo invisible. 2) La incredulidad; fabricando nuestra versión del origen del miedo para matar lo que pensamos que no existe. Pero ¿se puede hacer esto?

...

ica ed mem er ucon enf l esc os a e a er a ez d a b nen que prim caj r a c y os na ot la ie an prev amos nte l r ar u r, y ulpa e n í a p jo c v le s l os oc st m e s ni n No ue n scon al in s co os m tir no c ha ació q d e o s m o t i r n s e n c u bl i g tos que ntim esita sen no o es su o n me des s se nec ar a par a a n es da ar la as; as p ela o y que c h n t o m s t i l l a bu c o m o r a sí pa la que ign de ja a por a o . c a e s, o l v i d a d a bl e n , s u s t bi vir a vi

...

LOBO

del lobo la boca nto de n e e c a n ue El miedo e, como en el c un cuenv e u se que no l lobo, que más q ía de lo inm e y te o e r S d . e e el P ía hasta qu a profec to es un e lo inexistente, sus ar mas, r visible, d nsado de toma no ver, dea pueblo c a sus santos, de ejemplo de de r ezar r eer. Es un claro manecemos c r cidió no ede pasar si pe etado. u p e r e l de c lo qu s tiempo á m s o g cie

Luego vienen las divisiones y los últimos intentos de cambiar la No se d postura del oponente, porque ahoe be de fianza, tener ra el miedo pasa a segundo térp m u c h a c e r o s u p o n go m u c h a c o n q mino, lo importante es convencer es la qu onciencia, ya qu ue tampoco e a todos los que se pueda, pues al un temo han usado pa e ésta última r a planta r difer en fin de cuentas la verdad es lo que d r te la mayoría cree. Un claro ejemplo m onos a conocer sin per miso, nos d lo o án s s o r iesg si d es el miedo nacional y aún vigente c on instr u ejamos de hac os si haceer, un m de la influenza, donde la gente se ctivo iedo divide en los que creen que es una mentira del gobierno y por ende exiliar el miedo; y los que creen en el virus y en la muerte y qué será eso y que Dios nos salve.

3

Por Francisco Trejo Corona

Mar17 _ NOVIEMBRE _ 09

Habemus

Documentum Antes que nada el blindaje. Me considero alguien con una ortografía aceptable aunque acepto que sistemáticamente cometo errores en algunos verbos, más por costumbre que por creencia, también tengo que admitir que hasta hace poco colocaba un inexistente acento en la palabra examen o qué decir de mi uso de las comas y paréntesis. Como sea, siempre he sido creyente de que el fondo importa más que la forma, es algo bajo demeritar un texto por la falta de alguna tilde o una letra en lugar otra cuando las ideas son buenas, correctamente argumentadas y -lo más importante- interesantes. De manera totalmente visceral tengo que decir que las personas de las que hablaremos no cumplen en forma ni fondo, alguien con esas fallas del lenguaje sinceramente no puede darnos eso que se necesita en el medio escrito. He llegado a preguntarme cómo han llegado a la educación superior con tales carencias ¿Cómo les permiten graduarse de la preparatoria? Sí ¿Cómo les permiten inscribirse en una Universidad si confunden a ver con haber? Y ahí con hay o ¡ay! La que sigue es genial: con tigo. Sí, como si tigo fuera una especie de ente que nos acompaña. Tal vez las matemáticas son el fuerte de algunos de estos individuos. Correcto, uno debe de ser universal, pero pongamos ese argumento de números contra letras como algo válido. Incluso así, muchos de ellos tienen el descaro de pedir un lugar en humanidades. Sus defensores dirán: nadie nace sabiendo, vamos, déjalos en paz. ¡No me jodan! Tenemos primero, segundo, tercer semestre y seguimos viendo oraciones del nivel de: vamos a haber películas o nos los encontramos hay. Mis dudas son, en serio: ¿Pa-

saron la escuela por obra del Monstruo Espagueti Volador? ¿Nadie les dijo algo? ¿La primaria fue para nada? Si no me creen, sólo tomen un paseo por los trabajos de sus compañeros, sus apuntes o incluso sus mensajes en redes sociales. Que me perdone el gremio, pero encuentro especialmente grave este problema entre los comunicólogos en formación, entre quienes lamentablemente pulula este mal del haber / a ver. No podemos informar a la sociedad con quicieras o con migo. A continuación algo de conocimiento, uno muy básico, pero necesario ya que Autonomía quiere ayudar a curar este mal: BIEN: No debiste haber gastado tanto dinero. BIEN: ¡Vas a ver con mi mamá! BIEN: Gracias por haber estado aquí. MAL: Vamos haber que tal. // Vamos haver que tal. MAL: Debe a ver algo interesante. MAL: Haber que se le ocurre ofrecerme el día de hoy. BIEN: A ver que se le ocurre ofrecerme el día de hoy. MAL: ¿Estás enojada con migo? BIEN: Traigo las llaves conmigo. MAL: Me voy ha Colima. BIEN: ¿A dónde ha ido? Si ofendo la inteligencia (o el ego) de algún lector, ofrezco una disculpa, pero al menos este texto puede ser compartido entre gente menos afortunada , erradicar estas confusiones del lenguaje y de paso que varios universitarios puedan comunicarse a la altura, por no decir que justifiquen su educación básica. Que conste que estoy siendo visceral. Blindaje ante todo. Siguiente lección en Autonomía: reconozca sus errores de lógica.


autonomía

4

Altavoz

M U J E R ¿SUJETO U OBJETO EN MÉXICO?

S

tipo de mujer, a uno lo pintan con colores alegres y le colocan una flor sobre la oreja con reminiscencia a una mujer costeña o de personalidad extrovertida, otro porta colores elegantes y aretes de perlas para aparentar una personalidad discreta, etc.; esto es, hablar de la mujer en general como una burla directa hacia el género femenino. La campaña se llama una nueva política; habría que ver si desacreditar a los demás para quedar bien es una nueva forma de hacer política… Con motivo del próximo Día Internacional Contra la Violencia hacia la Mujer a obtener forma el 25 de noviembre, surgen estos temas que sólo unos cuantos ponen sobre la mesa todo el tiempo, o como algunos políticos somera y fugazmente con fines exclusivamente propagandísticos. La lucha que se reinicia día con día por la igualdad de género en un contexto en el que todavía encontramos leyes que la impiden, tal es el caso de la Ley General de acceso de las mujeres a una vida libre de violencia, en la que se fomenta que después de que ésta ha sido violentada acuda a un refugio, es ella quien tiene que esconderse y es en este sentido que se protege de alguna manera al victimario; esta lucha se ha querido minimizar, soslayar, dejar para después en el mejor de los casos, es necesario se aborden estos temas tan incómodos para muchos, terminar con la intolerancia y los prejuicios. Abrir todos los sentidos y llegar al trasfondo de la situación, dejar de lado el discurso moral para otorgarle a la mujer su derecho a decidir sobre su propio cuerpo y futuro, cuándo se castigarán los crímenes cometidos contra ella y se fomentará una cultura de respeto y equidad y qué autoridad que se supone, representa los intereses del pueblo, se preocupa por ello, no solo en el discurso sino en la praxis también. Todos estos motivos y muchísimos más, son los que no le pueden permitir a la mujer bajar la bandera como reivindicadora de sus derechos y sentarse a esperar un trato justo; nos deben incitar a estar alertas ante cualquier indicio de desviación de estos y cuando al mirar la cara de la hermana, la hija, la madre recuerde porqué se lucha y se vive.

Por Magali de la Soledad Villalpando

Por Sofía González Ponce

“Mujer que no da lata es hombre”

e podría pensar que esto fue dicho en un espectáculo de Polo Polo, no se me ocurre otro lugar; ¿qué tal en una conferencia sobre la mercadotecnia? Al asistir al reciente Foro Internacional de Marketing & Media con sede en Aguascalientes, me acomodaba para escuchar al primer conferencista del segundo día, cuando apareció y comenzó su discurso; enseguida se notó cómo hacía uso indiscriminado de los recursos de los que un comediante se vale. Sin más, abordó los chistes misóginos con los que dirigió a la audiencia hacia un estallido de risotadas. Sin tiempo de reaccionar, la persona con la que iba me jaló para salir disparados; en la entrada, una mujer nos despedía con carcajadas teatrales y jubilosas del lugar, cual circo o set de humor es los comediantes. Debo admitir que yo quería permanecer en aquel foro, para escuchar al orador y el punto al que quería llegar con tanto chacote. Esconder con bromas el verdadero asunto al que aludía; es decir, hacer de su menosprecio hacia la mujer algo de lo que hay que reírse, hacernos aceptar que ser latosas es algo que está en nuestra naturaleza como mujeres, algo inherente de nuestra condición como la menstruación o por la menstruación misma y con nuestra risa como respuesta afirmativa; es devaluarnos, reconocernos molestas para ellos, ¿encontrarán latoso también cuando la mujer se encarga de hacer las tareas domésticas o dobletea jornadas en su trabajo? ¿La encontrarán latosa también cuando necesitan satisfacer su apetito sexual? Otra situación que ataca directamente a la condición de mujer, (nos platica la profesora de la UAA, Rocío Castro) es la reciente campaña política de la diputada priísta Lorena Martínez, en la que se exponen los rostros de varias figuras políticas de pésima reputación, maquillándolos, exhibiéndolos con collares, aretes, cosificándolos y de esta manera son ridiculizados por parecer mujeres. Encontramos de nuevo la necesidad de hacer bromas por medio de la figura femenina o lo que ella implica y es que muchas veces no nos detenemos a pensar en el mensaje y nos conformamos con la primera lectura que aprehendemos. Cada personaje representa un distinto

Mar17 _ NOVIEMBRE _ 09

A

lo largo del desarrollo histórico, cada género ha desempañado un papel predominante en los diferentes sucesos de nuestro país, figuras masculinas y femeninas han ayudado a que la nación se vaya desarrollando poco a poco para llegar a nuestros días. En este caso me enfocaré a la mujer contemporánea como una realidad y no solamente como una utopía. Sitúese en México en el gobierno de Adolfo Ruiz Cortinez (1953) donde se proclama la urgencia emitida por los partidos de reconocer los derechos cívicos de la mujer a través de nuestra Carta Magna. Es decir, la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, acto histórico a mi punto de vista, logrando la unificación de las diversas fuerzas políticas en su momento con un objetivo en común; la inclusión al género femenino en México principalmente dirigido al reconocimiento de sus derechos y obligaciones como ciudadana: a través del aspecto social, moral y político, enalteciendo el derecho de poder votar y ser votadas, esta reforma del artículo 115 tuvo grandes avances, sólo que se delimitaban a las elecciones municipales; no obstante fue un paso a gran escala para la sociedad mexicana. Es importante mencionar que un año, antes de la proclamación de la Constitución del 1917, Yucatán, Chiapas y Tabasco adoptaron la igualdad legal de la mujer y el hombre, adelantándose a la reforma que se dio con Miguel Alemán en 1946, las mujeres recibieron el acceso a la vida política municipal a través del voto. Sin embargo, la reforma más importante se dio en 1953 antes descrita. Una vez expuesto el contexto histórico, me enfocaré a la mujer contemporánea, a esa niña, adolescente, joven, adulta y senecta, a todos los retos que tenemos que enfrentar día con día para seguir adelante siendo hija, madre, esposa, profesionista, amiga, hermana, novia y demás, si se me olvida un rol podría denominar a la mujer como la “todóloga” porque lo que no sabe, lo inventa y sino le disimula, enfrentando cualquier circunstancia de la más sencilla a la más complicada. Dada la cultura en donde nos tocó nacer y desarrollarnos, el respeto a la mujer se ha ido ganando gracias a la lucha de muchas mujeres y la inserción en etapas al campo laboral. Si nos remontamos a épocas pasadas, no se me ocurriría pensar que la mujer usará pantalón y mucho menos que aportará económicamente a su hogar, ya que era mal visto dado el patriarcado que vivíamos, sin embargo, eso es cosa del pasado. En estos momentos la mujer desempeña un rol predominante en distintos as-

pectos de la vida; es la que lleva la batuta, aunque muchos digan: ¡No es cierto! ¡Yo digo la última palabra! Sí mi amor, lo que tú digas. En la mujer recae el núcleo familiar, tanto de los hijos como del esposo, si ella está bien, todo marcha a la perfección. Aclarando que siempre hay excepciones ante la regla. Lamentablemente es aquí donde entra el negrito en el arroz, sí estimado lector, pensará: ¡ya va empezar con sus cátedras de feminista! Mas se llevará una gran sorpresa, será todo lo contrario. Debo aceptar que en este núcleo, nosotras propagamos la inequidad social, sí, reafirmo lo dicho, este es el núcleo de la colectividad, y es donde se forman los valores y principios sociales, recuerde que a partir de las normas y costumbres se formulan las normas o reglas del juego; es decir, el marco jurídico que nos regula. Es por tanto, que las mujeres debemos concientizarnos y desde nuestra propia casa debemos comenzar a generar otra conciencia social para así poder llegar a tener el México que tanto anhelamos, dejemos la crítica y las quejas a un lado y empecemos a generar una conciencia de la valía de la equidad de género. Aquí entra otra problemática, si bien existe el machismo en pleno siglo XXI, como género tenemos una problemática aún mayor, no existe la reciprocidad entre las mujeres, me atrevo a opinar que en el tema profesional, es donde como diría Hobbes, se da una lucha garrafal de todas contra todas, no se puede ver a una mujer triunfadora porque inmediatamente se ejerce algún tipo de coacción. Otra problemática es la discriminación que vivimos día con día, ¿cómo una mujer va a ser exitosa, visionaria e independiente?, dirían los abuelos: “Para qué estudias, si vas a terminar casándote y teniendo hijos”, ¡haz algo productivo! Sin embargo, independientemente del género que se posea, uno es el único responsable de sus objetivos y metas, lo demás, ya es una decisión personal de compartirlo. Estas dificultades, son uno de los tantos dilemas que viven y enfrentan en su vida cotidiana las mujeres que tratan de hacer la diferencia, a ellas me dirijo: Quizá el recorrido sea más duro, quizá lleven cicatrices a cuestas, precisen sonreír aunque en muchas ocasiones lloren por dentro, no obstante; ¿no creé que vale la pena seguir? ¡Vale la pena sacudirse! P.D. No olvide que el mundo se constituye por hombres y mujeres con distintas capacidades formando un complemento, deje de ser enemigo y sea amigo del sexo opuesto.


autonomía

Mar17 _ NOVIEMBRE _ 09

Por Susana Hermosillo Mondragón

ESOS CRUCEROS DE MI CIUDAD A pesar de la veda que se declaró por parte de Gabriel Arellano hace un año y medio, de no admitir la comercialización y negocios en los cruceros.

MISMO RUMBO DISTINTA VISTA Sobre la carretera número 45, boulevard salida a Zacatecas, se puede observar un profuso movimiento comercial. Exactamente en el kilómetro 7, se ubica el novedoso complejo Altaria, considerado uno de los centros mercantiles más importante de la región, ya que es un espacio conformado por tiendas que ofrecen líneas de productos que portan marcas de prestigio. De la misma manera, podemos encontrar sitios que permiten el esparcimiento, entretenimiento y la convivencia familiar. Frente a éste, se localiza la plaza comercial Galerías, lugar en el que se puede adquirir y contratar una infinidad de productos y servicios de renombre. Un kilómetro más adelante, encontramos el crucero que fusiona las avenidas Siglo XXI y Panamericana. Al igual que Altaria y Galerías, esta zona es comercial, sin embargo lo que te pueden ofrecer son artículos sin marca y algunos servicios considerados ilegales.

TODO UN MUNDO Y

ESTILO DE VIDA La mayoría de los comerciantes del lugar tienen algún vínculo familiar. Padres, hijos, tíos, primos, están dispersos en cada una de las esquinas para cubrir toda el área y no dejar que se les escape la venta. Asimismo, hombres y mujeres que laboran en este sector se conocen y atan lazos para formar familias y escribir nuevas historias de apego. Las personas del lugar aprenden a convivir y tratan de hacer que sus horas de labor se hagan un poco más ligeras bromeando y platicando sobre asuntos cercanos. En ocasiones, gente de otras provincias llega al crucero a tratar de hacer negocio, como es el caso del Sr. Sergio Cruz que año tras año viaja a nuestra ciudad para vender sus productos. Él asegura que durante dos meses deambula por las calles del centro y los cruceros principales en busca de la venta para obtener dinero que le permita sobrevivir en urbe ajena y poderse dirigir hacia otra ciudad. Hablando de las condiciones del sitio en esta temporada de fríos crudos por la mañana y calores insoportables, el sol cae sobre los hombros de los vendedores quemando y asolando sus energías. Sus rostros denotan cansancio; sus pieles matiza-

das, vituperan en contra del astro luminoso por causarle tantos estragos. El ambiente del sitio es desalentador y pesado; la atmósfera esta cubierta por una mezcla de gases intoxicantes que son expulsados por los automóviles que transitan por ahí. Estos ciertamente envenenan el organismo.

PRODUCTOS SEGÚN LA TEMPORADA

Bolis, bolis! Grita doña Tere , mientras carga un bote blanco repleto de rompopes, cubiertos con una franela mojada para que el sol no los desbarate. Don Carlos, ofrece jugos de naranja y zanahoria por las mañanas durante toda la temporada de calor. En febrero el crucero se adorna con los papalotes que revolotean por ser comprados. En este mismo mes, las rosas se venden individuales o por docena; en temporada de lluvias los impermeables se hacen presentes. En septiembre trompetas, matracas y banderitas tricolor colorean la zona para festejar las fechas patrias; entrando noviembre, las mascaras de espectros cuelgan en las manos de los vendedores y en invierno, las bolsitas de mandarinas y cañas se venden al por mayor. Muchos de los trabajadores buscan alternativas de mercancías para no quedarse sin trabajo durante el año. En excepción de los limpiaparabrisas, guías de traileros y los tragafuegos que están al servicio con un mismo oficio durante los trescientos sesenta y cinco días del año.

NO

OFICIOS OFICIALES

Algunas veces los conductores exigen a los limpiaparabrisas que ya no ensucien sus autos. El semáforo cambia de verde a rojo y Jaime de veintitrés años corre hacia el centro del crucero, los automovilistas lo observan y desvían la atención hacia el semáforo esperando que cambie nuevamente de color para avanzar. En eso con gran habilidad Jaime echa un brinco al cofre del vehículo para pasar la fibra con jabón sobre el vidrio; rápidamente pasa una especie de jalador que quita el detergente y por último limpia con una franela húmeda para no dejar residuos. El tiempo está calculado, aproximadamente diez segundos en lo que las luces del semáforo cambian a verde. Los conductores buscan entre sus bolsos, carteras o guanteras del automóvil algunas monedas para darle a Jaime y a su amigo Giovanni quien está en la otra parte del crucero, otros simplemente suben los cristales de las ventanas del auto y se hacen los desentendidos. Tanto Giovanni como Jaime, están al pendiente de las rondas de la policía, porque si los ve limpiando parabrisas, los detienen y los encierran 36 horas, debido a que este oficio no esta permitido. Entrevistando al suboficial, Misael Flores Terán, que se encarga de vigilar esta zona, nos informa que desde hace cuatro años se instituyo una regla en el

código municipal, en la cual se estipula que el limpiar parabrisas, aventar fuego y hacer malabares son faltas administrativas, ya que obstruyen y molestan a los automovilistas que circulan por ahí. Además de esto, asegura que varias de las personas que están en el crucero, sólo se dedican a robar y a ejercer violencia en contra de los automovilistas. Esto es verídico y no se puede negar, sin embargo no todos son así. Las personas que ejercen noblemente estos oficios, siempre están con el “Jesús en la boca”, pues si los llega a agarrar la policía les va muy mal. “Los policías nos golpean hasta más no poder y nos dejan tirados sin dinero y a veces encuerados; nosotros hemos ido a los derechos humanos pero no hacen nada, y no se porque son tan malos, si nosotros solo queremos trabajar para comernos un taco”. Estas declaraciones que hace Giovanni limpiaparabrisas de 19 años, dejan de manifiesto que muchos de ellos sufren el abuso injustificado de las autoridades. De igual manera, comenta que los policías los amenazan con matarlos si dicen algo referente a las injusticias que cometen con ellos, “si alguno de los polis se entera de que abrimos el pico, de rato nos topan y gacho con la calaca”. Las cicatrices que están impresas en el cuerpo de este joven, nos muestran las agresiones que ha sufrido, él trata de ignorarlas, pero aunque así sea, estas son marcas indelebles que no sólo sellan su piel, sino también sellan su alma.

Agua s tiang uis fácil; cuando le di el primer trago, sentí que se me quemaba la boca y mi panza rechinaba. Con el paso del tiempo los sabores se van despareciendo, también sentía que me mareaba, hoy ya no lo siento. A lo que no me puedo acostumbrar es a los porrazos de la tira, a cada ratito vienen a joder”. Así es como el tragafuegos describe su sentir hacia su actividad. Seguramente a muchos de ustedes no les sorprenda este trabajo, pero independientemente de ello hay que aprender a observar y a reconocer la labor de la gente como Juan, que más que una labor de entretenimiento es toda una faena artística.

EL

PELIGRO Y LAS

Y AL CAER LA GANANCIAS

NOCHE

Dos botellas de gasolina, una sucia mochila y una mujer joven con un bebé entre brazos, aguardan en el camellón. La chica acompaña a su esposo durante su jornada de trabajo. Juan de 22 años que es tragafuegos ejerce su oficio por la noche en el crucero. Él decidió trabajar en esto porque afirma que es su única manera de subsistir. “Nadie me da trabajo porque no se leer ni escribir, por eso es que aquí me tienes” Juan cubre una jornada de cuatro horas normalmente; durante ese lapso acumula alrededor de ciento cincuenta pesos, esta cifra suena bien pero él arriesga y lucha mucho para obtenerla. Su experiencia como tragafuegos es amplia, puesto que tiene cinco años viviendo de esta manera. “Con el paso del tiempo el olor y el sabor de la gasolina van formando parte de tu vida”, esto expresa Juan mientras dirige su mirada nostálgica hacia los automóviles. La profesión no parece fácil, cuando distingue el semáforo en amarillo Juan se prepara, enciende un palo de madera, se hecha un trago de gasolina y pronto corre al centro de la carretera porque no puede retener por mucho tiempo la esencia en su boca; coloca el palo con la llama hacia arriba, ágilmente escupe el carburante en forma ascendente hacia la flama, en ese momento el calor se hace presente, Juan se convierte en dragón, el fuego emana de su boca para alumbrar la opaca noche. Cuando Toda la gasolina sale, Juan se limpia la boca con un trapo y de una manera veloz comienza a pedir dinero a los automovilistas. Algunos ni cuenta se dan de su presencia, otros lo ignoran, unos más lo admiran y otros le dan una moneda. “Para empezar pues el retener la gasolina en la boca no es

5

Teresa madre de 3 hijos, se dedica a vender lo de temporada. “no pues el día que mal nos va salen 150 libres, pero normalmente se ganan de 200 a 300 pesos diarios”. Comparando los ingresos de la señora Tere con el salario mínimo de un trabajador de fábrica le va muy bien, pero finalmente el riesgo no desaparece, éste esta vigente a cada segundo. A pesar de todo el peligro que corren al hacer este tipo de suertes en los cruceros, los tragafuegos, comerciantes, limpiaparabrisas y guías, reconocen esta labor como su

único modo para vivir y ganar dinero, además de que afirman es un negocio redituable puesto que llegan a ganar en temporadas altas hasta 300 pesos en un día. Aunque el trabajar en un crucero tiene ventajas, también hay factores de inseguridad a la que se exponen hombres, mujeres y niños que laboran en estas partes de la ciudad. Uno de los factores más preponderantes que orillan a este sector poblacional a buscar empleo en las calles es la falta de estudios y la escasez de empleo que existe en la ciudad para ellos. E aquí una evidencia del acontecer social en el crucero, que como muchos sabemos es una zona que encierra una infinidad de cuestiones socioeconómicas y sobre todo nos muestra ejemplos de vida y formas de subsistir a este maldito sistema.


autonomía

6

Mar17 _ NOVIEMBRE _ 09

Caminos Centrifuga No estoy seguro Por Miguel Ramos “Choco”.

N

o estoy seguro de que sean mis labios los que te digan te amo; y cómo estar seguro si ni siquiera estás aquí para escucharlo. Pero si alguien más te lo dice y de casualidad lo escuchas, amor mío, no le hagas caso; cierra las piernas, esconde tus pechos, aléjate rápido. Porque sólo yo puedo decírtelo con el corazón en los labios.

Por Aby W.

H

ablo de tu ausencia como si fuera la sopa hirviente de todos los días, del niño, y de las tardes nubladas donde puedes hundir los dedos de los pies dentro del pasto helado, y dejar caer el cuerpo abriendo la boca, comiendo la tierra, respirando, y tratando de encontrar razones para no creer, que he muerto y no he llegado a tu mesa Bajar las escaleras a las ocho de la mañana, tomar café, comerte el periódico a tiras de depresión, buscando la manera de encontrarte en algún clasificado que se titule más o menos así: “material tóxico” o “material antiguo y cortante”, o algo que duela, y de todos modos se disuelva Si tomamos un tranvía o cojeemos las bicicletas, pero huir. Incluso usando los labios, humedeciendo los ojos. Es normal en estos días veinticinco, querer reírte, como si tuvieras entre los dedos todas las certezas que parten desde un sentimiento, roído por la razón, o por algo que tenga que ver con muchas neuronas aprisionando en el estómago hasta el pecho Sólo necesitamos un par de botas, y más de diecinueve miradas para ya estar del otro lado, o comiendo el pastel de la abuela que hizo para nuestra no boda. Utilizamos tijeras para cortar el césped crecido desde el invierno pasado, cuando no salíamos de la habitación, porqué habían causas radiantes, como cabarets Japoneses, que nos obligaban a estar atados a cuatro paredes y una almohada A esta hora de la madrugada, olemos a todos los aromas reverberantes de las orquestas y los teatros en los centros de las ciudades, donde no van nuestros pasos apresurados ni nuestros ojos jugando a cámaras fotográficas. Por qué tener este fatalismo nos revive tanto, tanto, de tal manera que parecemos espectros luminosos en busca de un mundo rojo y blanco, simultáneamente...

Los Paracetamoles Por Carlos Alonso López

S

ustituyendo a la pistola una máquina para rapar, y, para sancionar deslices, intentos o consumaciones del género sexual, bien apuntalada al alma, la consigna de Los Paracetamoles: “Rapes malogrados para evidenciar a los canallas”. En resumidas cuentas, Los Paracetamoles son una cuadrilla de gentes autoproclamadas intachables, resueltas a reivindicar con la herramienta del escarnio a los impuros que se acarician por la calle, que con sus carnes imantadas, de moral jodida, pretenden atraerse libertad de a poco. Ellos patrullan las ciudades en grupos de tres; cuando se aproxima el día del amor y la amistad, requieren dos elementos extras a manera de refuerzo. Desde luego, en vísperas de fechas como ésta, sus reclutadores redoblan jornada en casi todas partes: escuelas, sanatorios, oficinas, por supuesto lupanares. Sus incursiones resultan eficaces en extremo, mecánicas como diarrea que deshidrata. En caso de topar con reincidentes, la cuadrilla sustituye el rape

con un saneamiento de testículos. El saneamiento de testículos consiste en instar al propio repetidor a depilarse aquellas partes a tirones, so pena de un proceso denominado endurecimiento de testículos, quién sabe qué querrán decir con esto. En relación a las mujeres, las agresiones resultan más que similares. Con castigos tales, los reincidentes son escasos. El Paracetamol graduado es un maestro de la contundencia. Rastrean mejor que sabuesos en bares, miradores, cafés y coches. Éstos últimos son su especialidad; ni siquiera se molestan en trabajar fuera de ellos; rompen cristales, aprisionan cuellos, rapan cabezas y se sienten vivos al poner en práctica el fundamento de su doctrina: ¡Paracetamoles, suprimamos calenturas! De igual manera, los impulsa el compromiso de fundar una república, cuyo nombre será, república del beso nulo. En lo personal, ojalá fracasen. Sin consecuencia alguna, Ricardo Azul fue besador profesional por seis años consecutivos, al final, su ca-

beza mal rapada, su zona íntima incapaz de sensaciones, hacían que los nombres de Lulú, Xané, Tita, Caty, entre muchas otras contratantes, le supieran a pañal en la boca. Mientras Ricardo sufre, el Frente Amatorio Anti Paracetamoles (FAAP) debe estar aletargado por ahí, lo aseguro. Somos Acolnahuacatzin y Cuetlaxochitzin. Es nuestra primera vez en esto, estamos con miedo, con las bocas juntas, a la espera de que algún cristal reviente y nos rasguñe los cachetes. Antes estuvimos lamiendo nieves por el centro, ahora, atrincherados en un vocho, sin salida posible. Por los costados, vemos acercarse las sombras espectrales de varios Paracetamoles. (Nosotros somos el señuelo, el FAAP está por emboscarlos). Nota: A decir del pesimismo o el optimismo del lector, la frase entre paréntesis podrá ser descartada o adicionada al resto del texto. De optar por lo segundo, tenga la delicadeza de extrapolar unos instantes.


autonomía

Mar17 _ NOVIEMBRE _ 09

A

ntes que otra cosa, despejar cualquier duda semántica que pueda interponerse entre el lector y el título del presente artículo: Photoshop es una aplicación para la creación, edición y retoque de imágenes por computadora desarrollado por la compañía Adobe Systems, bastante popular entre diseñadores, fotógrafos, publicistas e informáticos. En el argot moderno, se han inventado expresiones como fotoshopear, fotoshopeador, fotoshopeado; todas ellas, vertientes de la utilidad de dicho programa: alterar la realidad [gráficamente hablando, por su puesto]. Para la generación multimedia, es decir jóvenes mediana-

mente familiarizados con la tecnología, estos términos aplican con cierta normalidad (ejemplo: voy a fotoshopearme para borrarme las ojeras, ese cartel se ve demasiado fotoshopeado, etcétera) y nos remiten a una herramienta para combatir la inevitable imperfección del mundo que nos rodea, al menos desde el ámbito virtual. Pues bien, en las revistas, la mercadotecnia y la política [¿cuál era la diferencia?] Photoshop es un valioso aliado que permite a los diseñadores gráficos replantear, remasterizar y recrear circunstancias visuales que no surgirían así de manera natural. Podría ser el maquillaje del nuevo siglo, por decirlo sin mayores rodeos, y quién conoce sus funciones y las utiliza con maestría, sabe de qué

7

se habla: con algunos clics podemos aumentar las medidas de Victoria Beckham, volver más limpia una ciudad con fines de difusión turística y colgarle una sonrisa a la clase obrera que desde un espectacular, comparte responsabilidades. Pero volvemos al punto de partida: todo es un simple mapa de bits. Más de una figura pública puede y debería agradecer al mencionado software que automovilistas y peatones no mueran aterrorizados de cuanto rostro hay pegado por las calles dentro de la propaganda: el Dios de los pixeles también desvanece arrugas, elimina verrugas, blanquea los dientes y hasta puede cambiarle el sexo a los ex presidentes para una nueva política. Increíble, ¿no es así? En mi caso, como transeúnte que se topa con publicidad de este tipo por todas las esquinas (de verdad), lo agradezco; pero también algunas veces pienso que los retratos deberían de cansarse de sonreír… Ahora viene mi analogía: ¿Dónde obtuvieron las autoridades ese Photoshop versión CS-Realidad? De pronto lo que había en el monitor escapó de la computadora y la voluntad de un creador se tradujo al acontecer diario de un estado, de un país, del mundo, y qué miedo, todo siguió siendo tan fácil. Con algo de destreza fue posible restar luz y fuerza, y subirle de tono a los impuestos. La república tan pintoresca, con esa acuarela de demagogia. Ahora algo más cerca: 900 millones de pesos se diluyeron en una gama de discursos imposibles de transparentar para el estado mientras la cosmovisión popular continúa embutida en un lienzo blanco. Dicen que nada existe si no hay una fotografía que lo represente, pero también es cierto que una imagen miente más que mil palabras y desde esta arista, las trampas que nos tiende el asimple-vista de los hechos, nos exige afinar nuestras capacidades de interpretación. La manipulación persistirá con o sin Photoshop y lo irónico estriba en el uso que se le da, digo ¿porqué a nadie se la ha ocurrido todavía cambiarle esa carota a la señora Gordillo?

Esta casa está embrujada (porque no nos dieron nada)

A

sí se expresaban en coro algunos de los niños que se congregaron afuera de mi casa el fin de semana en que terminó octubre y comenzó noviembre. Venían, por supuesto, a pedir dulces como es costumbre en las fechas de Halloween y Día de Muertos. Menciono ambas celebraciones porque le pese a quien le pese, los niños piden dulces desde la noche del 31 de octubre hasta la del 2 de noviembre. Es cierto, no les di nada. Pero no porque tenga algo en contra de las celebraciones de la temporada o alguna otra razón por el estilo. Muy por el contrario, reconozco que el salir a pedir tu “muertito” es una costumbre muy divertida y además nos sirve para tener en mente la muy mexicana tradición del día de muertos. No les di nada por la sencilla razón de que no tenía nada para darles. El año pasado sí tenía. Compramos dulces de variados sabores y texturas, pero en los tres días en que suelen pasar los niños a pedirlos, sólo aparecieron alrededor de cuatro niños. Este año olvidé totalmente que se acercaban las fechas y nadie más de la casa lo recordó, así que no había dulces. ¿Qué ocurrió? Los tres días aparecieron varios grupos de niños afuera de la casa pidiendo algunos dulces. Achaquémoselo a la ley de Murphy. Traté de ponerme en los zapatos de los niños y luego me pregunté: ¿Qué será peor? ¿Que no te abran la puerta, o que te la abran, pero sólo para decirte que “no hay”? Supuse que era peor salir y decirles que no tenía nada para darles, así que me limité a no abrir cuando tocaba algún grupo de niños. Fue a uno de estos grupos al que le escuché la frase que ahora empleo como título. Llamó mucho mi atención porque hasta ese momento nunca había escuchado una respuesta creativa frente al hecho de no recibir dulces. Reconozco también mi ignorancia respecto a los orígenes de la costumbre de pedir dulces en estas fechas en México. No sé si tenga un origen derivado de la tradición de muertos o se trate solamente de un sincretismo del Halloween. En los Estados Unidos se tiene la costumbre de pedir dulces la noche de Halloween empleando la frase “Trick or Treat”, es decir, o me das un dulce o te juego una broma. Las bromas pueden llegar a ser bastante pesadas e incluso a afectar

la propiedad de aquél que no quiso ser generoso con los pedigüeños en cuestión. De esta costumbre sí conozco algo de historia: los celtas creían que en la noche de Halloween los espíritus vagaban por la tierra, y estos espíritus podían ser tanto buenos como malos. Un espíritu especialmente méndigo era Jack O’ Lantern (nombre que perduró hasta nuestros días en forma de calabazas adornadas como lámparas), que visitaba las casas y proponía a sus habitantes hacer un trato con él o atenerse a las consecuencias de no haberlo hecho. La gente aceptaba el trato por muy extremo que fuera, pues el truco con el que se cobraba Jack O’ Lantern consistía en maldecir la casa, lo que en la época medieval representaba

toda clase de desgracias, como perder las cosechas, ver morir al ganado, o enfermar de peste. Con todo esto lo que quiero decir es que como mexicano ignorante de mis patrias y ancestrales tradiciones, supongo que la canción de los niños es una adaptación (una, llamémosle, mexicanización) del Trick or Treat. Esto me demuestra que las tradiciones no son estáticas ni inamovibles, sino que van modificándose y adaptándose con el paso del tiempo y las influencias que se reciben a lo largo de éste. Esto no necesariamente implica que nos estemos volviendo víctimas de la globalización, con todo lo satanizado que está el concepto, ni tampoco significa que la fusión resultante de dos tradiciones que en los últimos años

Por Miguel Ángel Soto Orozco se nos han querido presentar como opuestas, incompatibles o hasta mutuamente excluyentes vaya a ser una capirotada o un absurdo. Por el contrario, esta sencilla rima me indica que el mexicano sigue siendo un ente creativo, haciendo gala de su creatividad hasta en el hecho de adaptar algo extranjero. Por ello, no me incomoda que se celebre el Día de Muertos y también se celebre el Halloween. No me preocupa que se pierda una tradición, porque creo que más que perderse, se reformula y construye continuamente, y de esta manera, se enriquece. Sí, se enriquece. Lo que sí me preocupa es que mi casa está embrujada. Lo bueno es que al menos tuvieron la amabilidad de avisarme.


autonomía

La

8

Off Topic

y su poder Ú

ltimamente en la cultura mexicana se ha dado el boom de un fenómeno muy curioso, el cual consiste en exaltar todo aquello que puede resultar bizarro, raro, o desagradable en todos los sentidos, principalmente en el sentido visual, emocional, intelectual, conductual, moral, e incluso, algunas veces, auditivo. Esta rara tendencia se encuentra presente en todas partes, desde una galería de arte hasta en televisión. Este hecho de exaltar todo aquello estética y socialmente desagradable, se ha encontrado presente en las culturas y sociedades desde hace ya bastantes años, un ejemplo de ello es el cine de Almodóvar o el de Luis Buñuel, el arte de Goya, incluso el de Botero, pero ¿para qué irnos tan lejos? Si en México se encontraba esta tendencia con artistas como Frida Kahlo o literatos como Parménides García Saldaña y José Agustín. La gran diferencia consiste en que anteriormente se rompían estereotipos sociales, culturales, estéticos y de pensamiento colectivo con finalidades ideológica e, incluso, políticamente fuertes. Con esto se trataba de mostrar la realidad, la injusticia, la

Mar17 _ NOVIEMBRE _ 09

Por Guadalupe Jaime Herrera

desigualdad, la pobreza, la dependencia, etc. En sí los problemas sociales, económicos y culturales que aquejaban al país. Esta “rebeldía subversiva”, como fue tachada anteriormente, no era más que una válvula de escape, una especie de contracultura que sirvió para que el país no sólo abriera los ojos, sino para que despertara y comenzara a luchar por lo que quería y necesitaba. Todas estas actitudes sirvieron de sobremanera para que las sociedades evolucionaran, se hicieran presentes y demostraran que pensaban, que podían actuar y que eran poderosas. Actualmente, al menos en la cultura mexicana, la tendencia de exaltar lo desagradable no obedece a ninguna ideología de gran peso, por consecuencia no le trae ningún beneficio al país, al contrario esta tendencia resulta contraproducente en cuanto a la proyección de nuestra cultura en otros países. Se dice que es una forma de sacar a relucir los problemas sociales y exhibirlos de manera que se encuentren al alcance y comprensión de toda la sociedad. Pero en sí es una manera muy ridícula y banal de tratar estos problemas tan serios, como importantes y trascendentes. ¿Cuántas veces no nos hemos encontrado con alguna cosa

tan desagradable que a diferencia de hacernos “conscientes” ante tal o cual situación sólo logro provocarnos nauseas y un deseo incontrolable de alejarnos de ahí? Como un cuadro realizado con cabellos y excremento humanos o una persona con una rara enfermedad sirviendo de bufón en un programa de televisión. Es en este tipo de situaciones cuando uno se pregunta ¿qué tiene que ver Frida Kahlo con Amandititita o Niurka Marcos? O ¿José Agustín con Margarito y Sammy? Bien, pues lo único que estas personas comparten son dos cosas, 1) el género y 2) por desgracia: la fama. No dudemos que al paso que vamos Carmen Campuzano y el tal “Paolo Boti”, sean nuestros futuros líderes de opinión; “La Güereja”, la primera mujer en llegar a la presidencia de la república; “El Arte del Cuchiplancheo” de Penélope Menchaca, la Soberana Constitución; y una canción de María Daniela y su Sonido Láser se convierta en nuestro Glorioso Himno Nacional. Finalmente ¿de quién es la culpa, de los medios o de la sociedad? La respuesta es tan rara como sencilla: “tanto peca el que le agarra la pata como el que mata a la vaca”

Ilustración_Carlos Olvera Zurita


/AUTONIMIA 4 17112009