Page 3

LUNES 8 DE FEBRERO DE 2010

Jennifer González

Pese a ser uno de los estados con índice por debajo de la media nacional, la tasa de mortalidad por homicidio con arma de fuego casi se sextuplicó en Aguascalientes entre los años 2000 y 2007, de acuerdo con el estudio del Instituto Ciudadano de Estudios Sobre Inseguridad, A.C. (ICESI), realizado mediante el cruce de estadísticas de la Secretaría de Salud, el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) y los que las instituciones de procuración de justicia proporcionan a través del Sistema Nacional de Seguridad Pública. De acuerdo con los resultados de ese estudio, por cada 100 mil habitantes de la entidad 2.1 fallecían asesinados con arma de fuego en 2007; ese año la media nacional registrada fue de 4.8 y en números reales, significó el fallecimiento de 23 ciudadanos. Con esta tasa, Aguascalientes se ubicó como el séptimo estado con menor incidencia, sólo por encima de Coahuila, Hidalgo, Querétaro, Tlaxcala, Yucatán y Chiapas y empatado con Guanajuato; sin embargo, consta en el documento, fue el índice de homicidios más alto registrado en ese período de estudio. El crecimiento de muertes violentas en Aguascalientes se observó de 2000 a 2002, cuando la tasa de mortandad por homicidio pasó de .4 a .8 y luego a .9 por cada 100 mil habitantes; esa tendencia se vio interrumpida por un período de tres años de estabilidad, durante los cuales el indicador se mantuvo en .7 muertes por homicidio entre 2003 y 2005. Esas cifras corresponden a cuatro asesinatos registrados en 2000, al doble; es decir, ocho en 2001 y nueve al año siguiente. La incidencia bajó a siete homicidios registrados en 2003 y la misma cifra en 2004 y 2005. Para 2006, en el estado se registraron 10 muertes por arma de fuego y fue entonces cuando la tasa de mortalidad se elevó nuevamente a .9 muertes por cada 100 mil habitantes. Con la cifra de ese año, Aguascalientes era en 2000, junto con Yucatán, la entidad con la tasa de homicidios más baja de todo el país; para el año siguiente, Yucatán conservó el último lugar en este tipo de muertes violentas, mientras Aguascalientes pasó al segundo lugar como entidad con menos homicidios, lugar que conservó al año siguiente, pese al incremento en la incidencia. Para 2003, nuevamente tuvo la incidencia más baja, una vez más a la par de Yucatán. Para los dos años siguientes pasó nuevamente al penúltimo sitio, pese a conservar el mismo índice, porque la incidencia de este delito

3

n

Pasó de .4 a 2.1 por cada 100 mil habitantes, entre los años 2000 y 2007

n

Sin embargo, es el séptimo estado de la República con menor incidencia de este delito

Se multiplicó por seis la cantidad de homicidios por arma de fuego

Violencia disparada n Foto archivo La Jornada Aguascalientes

en Yucatán bajó a .2 y .4. Ambos estados permanecieron en los mismos lugares para 2006.

n

Ya para 2007, cuando la tasa de homicidios se disparó, Aguascalientes pasó a ocupar el sép-

timo lugar, en tanto Yucatán pasó al segundo, debido que el índice de Chiapas disminuyó drásticamente, pasando de 4.0 a .7 muertes por homicidio por cada 100 mil habitantes. Con base en cifras del INEGI, el estudio calculó hasta 2006 la tasa de mortalidad por homicidio por grupos de edad, quedando la de Aguascalientes en 14.5 fallecidos en edad productiva por cada 100 mil habitantes, teniendo esta característica la totalidad de los asesinatos registrados hasta entonces. En el apartado de causalidad, el estudio de ICESI señala que el incremento en la tasa de homicidios está relacionado con la pobreza e inequidad social que México mantiene en el plano institucional; en el plano interpersonal, ve como posibles causales la

presencia del alcohol, la edad y sexo de la víctima, así como el lugar y la hora de comisión del delito y encontró que en algunos casos, como los homicidios de mujeres influye el estado civil de la víctima. Asimismo, señala diferencias entre las cifras de la SS y el SNSP, que en el caso de Aguascalientes es de cinco homicidios. La secretaría de salud reportó 44 homicidios, en tanto que el Sistema Nacional de Seguridad Pública informó de 49. Como posibles soluciones, el estudio habla de implementar técnicas de investigación basadas en método científico, de políticas públicas de prevención del delito y programas de prevención de la violencia para niños, además de fomentar la equidad de género y  social.

La inversión estatal per cápita en seguridad fue de mil 306 pesos el año pasado

Deben aguascalentenses invertir más de 3 mil pesos y 11 horas para denunciar n

Entre 2007 y 2008, los ciudadanos de Aguascalientes gastaron en ello casi 4 mdp

Jennifer González

Si se toma en cuenta que para 2010 el salario mínimo en Aguascalientes quedó en 54.47 pesos, se puede decir que denunciar un delito tendrá este año un costo de 2 mil 004 pesos con 50 centavos y que la ratificación costará mil 672.23 pesos. En total, el inicio de una averiguación previa costará a las víctimas de delito tendrá un costo monetario de 3 mil 676 pesos con 73 centavos. De acuerdo con el estudio “El Costo de la Inseguridad en México”, realizado por el Instituto Ciudadano de Estudios Sobre Inseguridad, A.C. (ICESI), el costo monetario de acudir al MP se refiere a los traslados que la persona tiene que hacer, cada uno de los cuales se calculó en 9.2 salarios mínimos; en el tiempo que debe permanecer ahí, que suma 18.4 salarios mínimos y para la ratificación, un total de 30.7 salarios mínimos por los mismos conceptos. La misma investigación calculó que en 2007 y 2008, el

n

Foto Germán Treviño

estado destinó 914 y mil 306 pesos por habitante a inversión seguridad pública, entre lo que se incluyen las instancias de procuración de justicia. Para 2009, la suma creció a mil 432 pesos per cápita; es decir, alrededor del 40 por ciento del monto invertido sólo en iniciar una averiguación previa.

El estudio revela que en 2008 se denunciaron 19 mil 289 delitos, que en total tuvieron un costo de un millón 970 mil 154 pesos; esto significó un incremento con respecto al año anterior, ya que en 2007 se recibieron denuncias por 18 mil 382 delitos, cuyo costo total fue de un millón 754 mil 447 pesos.

El análisis del ICESI, realizado en 2008, evaluó también el costo en horas que tiene para el denunciante iniciar la averiguación previa, calculando un promedio de horas invertidas para desplazarse al ministerio público, el tiempo de espera para ser atendido, las horas que tarda el levantamiento de la denuncia y el traslado de vuelta a casa, tanto para hacer la denuncia. En Aguascalientes, como en todas las entidades del país, una víctima de delito debe ocupar seis horas de su día para hacer una denuncia: la mitad se utilizan en los traslados de ida y vuelta a casa, una hora es el tiempo promedio de espera y dos más es lo que tarda en levantar la denuncia. Para ratificar una denuncia, el estudio contempla las mismas acciones y calcula que se destina el mismo tiempo para trasladarse de casa al MP y del MP a casa; media hora en espera para ser atendido y una hora y media para efectuar la ratificación.

LJA 08022010  

LJA 08/02/2010

LJA 08022010  

LJA 08/02/2010

Advertisement