Page 1

Lic. en Higiene y Seguridad Consultor en ErgonomĂ­a.

Jorge Varas

EVALUACION ERGONOMICA DE PUESTOS DE TRABAJO HOTEL AUSTRAL FECHA: 09/01/2013

TE: 0297-4548717

Cel: 0297-154149651

e-mail: jrvaras@uolsinectis.com.ar


INDICE

Introducción………………………………………………………………………………..3 Marco Teórico ……………………………………………………………………………. 3 Posturas Forzadas ………………………………………………………………………… 8 Factores de Riesgo Ergonómicos Relevados ……………………………………………. 12 Metodologías de Valorización Ergonómica……………………………….…………..…. 16 Efectos sobre la salud……………………………………………………………………... 22 Recomendaciones………………………………………………………….…………….... 27 Conclusiones………………………………………………….………………………….... 34 Referencias……………………………………………………………………………...… 35

Lic. Jorge Varas – Consultor en Ergonomía

Página 2


INTRODUCCION Se reconocen los trastornos musculoesqueléticos (TME) relacionados con el trabajo como un problema importante de salud laboral que puede gestionarse utilizando un programa de ergonomía para la salud ocupacional y la seguridad. El término de trastornos musculoesqueléticos se refiere a los trastornos musculares crónicos, a los tendones y alteraciones en los nervios causados por los esfuerzos repetidos, los movimientos rápidos, hacer grandes fuerzas, por estrés de contacto, posturas extremas, la vibración y/o temperaturas bajas. (1,2) Otros términos utilizados generalmente para designar a los trastornos musculoesqueléticos son los trastornos por trauma acumulativo, enfermedad por movimientos repetidos y daños por esfuerzos repetidos. Algunos de estos trastornos se ajustan a criterios de diagnóstico establecidos como el síndrome del túnel carpiano o la tendinitis. Otros trastornos musculoesqueléticos pueden manifestarse con dolor inespecífico. Algunos trastornos pasajeros son normales como consecuencia del trabajo y son inevitables, pero los trastornos que persisten día tras día o interfieren con las actividades del trabajo o permanecen diariamente, no deben considerarse como consecuencia aceptable del trabajo. Un factor de riesgo ergonómico que, junto a los movimientos repetitivos y la manipulación manual de cargas, provoca alteraciones musculoesqueléticas.

MARCO TEORICO La ergonomía forma parte de la prevención de riesgos profesionales en una fase desarrollada y tiende a integrarse dentro de la gestión de las empresas u organizaciones, interconectando los aspectos de la calidad de los servicios, la eficiencia de las tareas y las propias condiciones de trabajo. La ergonomía parte de un principio de congruencia básica, cada vez más asumido por la gerencia empresarial o lideres de gestión, según el cual trabajar bien implica en ciertos casos trabajar lo justo y necesario, sin tener que llevar a cabo movimientos innecesarios para lograr el fin del trabajo que se desarrolla. Aunque no existe un procedimiento único para la ergonomía, esta siempre actúa orientándose a buscar un equilibrio entre las exigencias de las tareas y las necesidades de las personas, respecto a Lic. Jorge Varas – Consultor en Ergonomía

Página 3


las dimensiones físicas, psicológicas y organizacionales del trabajo. Siendo estas las variables de la ergonomía (Figura 1): La configuración Física; herramientas, máquinas, equipos, instalaciones. La configuración Lógica; Códigos, señales, lenguajes, instrucciones, procedimientos. La configuración Organizacional; Coordinación, comunicación y la propia estructura de la organización.

Figura 1 – Variables de la ergonomía La aplicación de esta ciencia no es instintiva y no considera una simple agregación de acciones puntuales sobre las condiciones del trabajo, sino que debe contemplarse como una resultante de las interacciones de las variables que la conforman y que debe estar presente desde la concepción conceptual de los proyectos, conformación física del mismo hasta la utilización física de los usuarios de los sistemas de trabajo. Esto significa que para actuar en ergonomía es casi imprescindible, la existencia de un programa que no solo contemple aspectos técnicos y metodológicos,

sino que

además defina y genere las condiciones favorables en la organización de estudio, en aspectos tangibles, como son las condiciones de confort ambiental, pero que también considere el conjunto de experiencias mutuas que se establecen entre las distintas personas dentro de la organización

Lic. Jorge Varas – Consultor en Ergonomía

Página 4


respecto a los planteamientos de la dirección, administración y gestión de la empresa u organización. Se incluyen aquellas expectativas relacionadas con la posibilidad de satisfacción de algunas necesidades personales,

el control y la confianza mutua,

la posibilidad de formación de

compromisos estables, etc. (3). Estos aspectos implican en la práctica consideraciones importantes relacionados con “El rol del usuario” de los sistemas, reconociendo la importancia de los trabajadores en la entrega de información sobre las condiciones del puesto de trabajo, ya que son estos los que interactúan con el mismo.

Ya que desde el mismo modo que se exige al trabajador un cierto cumplimiento y

características del resultado de su labor, también deberán tomarse en cuenta las necesidades de él. Pudiéndose considerar la ergonomía desde este punto de vista como “una tecnología que facilita el cumplimiento del trabajo”. (4) Ya que la ergonomía es una técnica preventiva y una ciencia dinámica, en constante cambio, que considera más de una variable (Hombre – máquina - condiciones del puesto de trabajo), interviene en la fiabilidad de los sistemas y del comportamiento humano, con la higiene industrial (factores ambientales, etc).

Por lo tanto, cuando se consideran en el análisis ergonómico las condiciones

mentales y organizacionales de las tareas, se pueden destacar los siguientes aspectos:

1. Ámbito de las Visiones Globales.

El análisis del trabajo dentro de las organizaciones

requiere de una visión o representación mental no fragmentada o inconexa.

Esta visión

global tiene que traducirse en acciones locales y puntuales para que sea operativa. En ergonomía hay que “descender a los detalles”.

2. Ámbito de los Muchos y Pequeños Detalles.

Estos análisis de los detalles deben ser

realizados sobre muchos aspectos particulares de los sistemas de trabajo

(herramientas,

máquinas, instalaciones y organizaciones) que, en contra de algunas percepciones sociales, están ya razonablemente perfeccionados y, por lo tanto, resulta a veces difícil o al menos su mejoramiento exigen esfuerzo y dedicación por parte de los especialistas. Personas que no tienen conocimiento sobre ergonomía podrían afirmar que el trabajar en estos detalles es una

Lic. Jorge Varas – Consultor en Ergonomía

Página 5


pérdida de tiempo y dinero, pero el hecho de que un proyecto considere decenas de estas insignificancias, es una muestra clara que sí es de relevancia.

3. Ámbito de las Interrelaciones e Interdependencias.

Los factores de un ámbito influyen

en distinta medida sobre otros factores, por lo que es preciso analizar y ponderar estas relaciones.

En algunas ocasiones se tienen que alcanzar compromisos difíciles ante la

incompatibilidad de los aspectos implicados en las condiciones del puesto de trabajo.

4. Ámbito de la realidad Psicosociológica. La mayoría de estas acciones se dan influyendo en un contexto grupal y laboral donde aparecen efectos de la llamada realidad psicosociológica, que inducen fenómenos complejos como la hipótesis autocumplidas, los efectos autoalimentados, etc.

Trastornos Musculo esqueléticos (TME) Teniendo en cuenta la conceptualización referida anteriormente, uno de los mayores retos de la ergonomía ha sido el estudio de la interacción del hombre frente a los requerimientos físicos (postura, fuerza, movimiento). Cuando estos requerimientos sobrepasan la capacidad de respuesta del individuo o no hay una adecuada recuperación biológica de los tejidos, este esfuerzo puede asociarse con la presencia de Trastornos Musculo esqueléticos

relacionado con el trabajo (TME) (5).

Actualmente, se reconoce que el mecanismo de aparición de los TME es de naturaleza biomecánica; cuatro teorías explican el mecanismo de aparición: la teoría de la interacción multivariante (factores genéticos, morfológicos, psicosociales y biomecánicos), la teoría diferencial de la fatiga (desequilibrio cinético y cinemático), la teoría acumulativa de la carga (repetición) y finalmente la teoría del esfuerzo excesivo (fuerza) (6). (Figuras 2 y 3) Los TME son la causa más común de dolores severos de larga duración y de discapacidad física.

Lic. Jorge Varas – Consultor en Ergonomía

Página 6


Figura 2

Figura 3

Lic. Jorge Varas – Consultor en Ergonomía

Página 7


Los estudios epidemiológicos realizados en diversos países muestran que los TME se presentan en las diversas actividades humanas y en todos los sectores económicos, e implica un inmenso costo para la sociedad (estimado en 215 mil millones de dólares por año, sólo en los Estados Unidos) (7).

POSTURAS FORZADAS

Las posturas forzadas se producen cuando las posiciones de trabajo provocan que una o varias regiones anatómicas dejen de estar en una posición natural para pasar mediante un movimiento articular a una posición de hiperextensión, hiperflexión y/o hiperrotación articular.

Movimientos articulares más comunes:

Hiperextensión: La continuación de la extensión más allá de la posición natural o anatómica. Hiperflexión: Movimiento que reduce el ángulo formado por los huesos que se articulan. Hiperrotación: Giro hacia la izquierda o a la derecha respectivamente. Abducción: Movimiento que aleja el eje de la extremidad de la línea media del cuerpo. Aducción: Movimiento que acerca el eje a la extremidad a la línea media del cuerpo. Supinación: Movimiento del antebrazo que lleva la palma de la mano a la posición anatómica, es decir, hacia adelante. Rotación, en la que veremos dos tipos de movimiento, pronación y supinación.

Lic. Jorge Varas – Consultor en Ergonomía

Página 8


CUELLO

Hiperextensión

Hiperflexión

Hiperflexión

Hiperrotación

Inclinación

HOMBROS

Abducción

Aducción

Rotación

Rotación

Externa

Interna

CODOS

Hiperextensión

Hiperflexión

Hiperrotación Externa

Lic. Jorge Varas – Consultor en Ergonomía

Hiperrotación

Posición neutra

Interna Página 9


MUÑECAS

Abducción

Aducción

Hiperextensión

Hiperflexión o

Hiperflexion o

Dorsiflexión

palmiflexión

Posición neutra

COLUMNA

Hiperextensión

Hiperflexión

Lic. Jorge Varas – Consultor en Ergonomía

Lateralización

Posición Neutra Página 10


RODILLA

Hiperflexión

Hiperextensión

Las posturas forzadas más habituales son:  Pie siempre en el mismo sitio.  Sentado, tronco recto y sin respaldo.  Tronco inclinado hacia delante, sentado o de pie.  Cabeza inclinada hacia delante o hacia atrás.  Malas posiciones al utilizar los elementos de trabajo.

Las tareas con posturas forzadas implican fundamentalmente a tronco, brazos y piernas. Las posturas forzadas se pueden dar tanto en movimiento como parado, por posturas inadecuadas con elevada carga muscular estática, por ejemplo mantener los brazos en alto por encima de la cabeza. La carga muscular estática hace que la circulación de la sangre y el metabolismo de los músculos disminuyan y se produzca fatiga del músculo.

Lic. Jorge Varas – Consultor en Ergonomía

Página 11


FACTORES DE RIESGO ERGONOMICOS RELEVADOS

Para el puesto de trabajo solicitado, PERSONAL DE LIMPIEZA DE HABITACIONES, se concluye que los factores de riesgo más relevantes son los siguientes:

1) AMBIENTE LABORAL: Se refieren a las condiciones externas circundantes del puesto de trabajo: Ruido ambiental, Vibraciones, Iluminación y color, Confort térmico, Orden y limpieza, Contaminantes del ambiente (químicos, biológicos),

Espacio de trabajo – antropometría del

puesto, Distancia, Accesibilidad, Mobiliario.

Figura 4

2) CARGA FISICA O FISIOLOGICA: Se refiere al empleo de mecanismos fisiológicos musculares: Manipuleo de cargas estáticas,

Manipulación de cargas (levantamiento, traslado, empuje),•

Esfuerzos internos musculares (prensión, pinzado), Posturas, Manipuleo de cargas dinámicas, Tiempos de aplicación u ocupación, Ritmos de trabajo (frecuencia, período, ciclo).

Lic. Jorge Varas – Consultor en Ergonomía

Página 12


Figura 7 3) CARGA MENTAL: Se refiere al tratamiento de la información en sus fases de percepción, memorización, selección, decisión y respuesta: Atención, Repetitividad y monotonía, Destreza, Complejidad. 4) FACTORES PSICOSOCIALES: Los factores psíquicos se refieren a las condiciones personales del trabajador: Sexo, Edad, Estado físico, Estado de salud, Nivel cultural. Los factores sociales se refieren a la adecuación del trabajador al ambiente social del puesto: Libertad de tareas o autonomía, Responsabilidad e iniciativa, Territorio. 5) FACTORES ORGANIZACIONALES: Se refieren a la influencia de la organización del trabajo: Manejo del salario, Horario de trabajo, Turnos, Descansos y pausas, Comunicaciones (verticales y horizontales). En el sector de la limpieza los principales problemas para los trabajadores que se han percibido tras realizar el estudio, se deben a la carga física por la aplicación en muchas de las tareas que realizan los trabajadores, de fuerzas intensas y movimientos repetitivos. A nivel ergonómico, y basándonos en los estudios realizados de manejo manual de cargas, posturas forzadas y movimientos repetitivos podemos destacar las siguientes impresiones: Lic. Jorge Varas – Consultor en Ergonomía

Página 13


En cuanto a manipulación manual de cargas (MMC): La manipulación manual de cargas es considerada cualquier operación de transporte o sujeción de una carga por parte de uno o varios trabajadores. La manipulación manual de cargas puede causar trastornos acumulativos debido al progresivo deterioro del sistema músculo-esquelético por la realización continua de actividades de levantamiento y manipulación de cargas (por ejemplo dolores dorso-lumbares), o traumatismos agudos como cortes o fracturas debidos a accidentes. El primer síntoma que se produce con la MMC es la fatiga, seguida de alteraciones en músculos, tendones, ligamentos y articulaciones especialmente a nivel de espalda y miembros superiores, que si persisten en el tiempo, pueden desencadenar afectaciones óseas, neurológicas y vasculares. Tras el análisis de tareas como desplazamiento de objetos, elementos de mobiliario y el carro de limpieza, se comprueba que se realizan esfuerzos físicos que no suponen a priori un problema a la mayoría de trabajadores debido a la utilización de útiles cada vez más adaptados al tipo de tareas que se realizan, las fuerzas de empuje y arrastre, que no superan los valores de referencia recomendados, no obstante, se debe tener en cuenta que este valor es relativo puesto que los factores que condicionan este resultado son las distancias recorridas, el espacio existente de movilidad, el peso de los objetos existentes en el carro y las características de la persona. En cuanto a las posturas forzadas: En el ámbito laboral se definen las “posturas forzadas” como aquellas posiciones de trabajo que supongan que una o varias regiones anatómicas dejan de estar en una posición natural de confort, o posición neutra, para pasar a una posición (forzada) que genera extensiones, flexiones, y/o rotaciones excesivas con la consecuente producción de lesiones por sobrecarga. Las tareas con posturas forzadas implican a cualquier parte del organismo y fundamentalmente a tronco, brazos y piernas.

Las posturas forzadas en numerosas ocasiones originan trastornos músculo - esqueléticos. Estas molestias músculo - esqueléticas son de aparición lenta, por lo que se puede ignorar el síntoma hasta que se hace crónico o aparece el daño permanente. Los daños se localizan principalmente en el tejido conectivo, especialmente en los tendones y sus vainas y pueden verse también dañados o irritar los nervios o impedir el flujo sanguíneo a través de venas y arterias. Lic. Jorge Varas – Consultor en Ergonomía

Página 14


Se caracteriza por molestias, incomodidad, impedimento o dolores persistentes en articulaciones, músculos, tendones y otros tejidos blandos con o sin manifestación física causado o agravado por movimientos repetitivos en ocasiones, posturas forzadas inadecuadas. Puede constatarse en las elevadas frecuencias observadas en caso del dolor de espalda.

Se definen tres etapas en la aparición de los trastornos originados por posturas forzadas:

En la primera etapa aparece el dolor y el cansancio durante las horas de trabajo, desapareciendo fuera de este. Esta etapa puede durar meses o años. A menudo se suele eliminar la causa mediante medidas ergonómicas.

En la segunda etapa, los síntomas aparecen al empezar el trabajo y no desaparecen por la noche, alterando el sueño y disminuyendo la capacidad de trabajo. Esta etapa puede durar seis meses.

En la tercera etapa, los síntomas persisten durante el descanso. Se hace difícil realizar tareas, incluso las más triviales.

Durante las tareas analizadas como hacer camas, movimiento de camas, aspirar, limpieza de mobiliario, limpieza del polvo y sanitarios se ha comprobado que la mayor parte del tiempo adoptan posturas inadecuadas o forzadas dependiendo del uso y tamaño de los útiles de limpieza y el espacio de trabajo existente para realizar la limpieza de los diferentes objetos. Las posturas que se adoptan en mayor medida son giros e inclinaciones de espalda para acceder a determinadas zonas inaccesibles llegando a flexionar ligeramente las rodillas en tareas de aspirado. En las tareas de limpieza de sanitarios y de mobiliario, el personal evaluado, realiza inclinaciones muy frecuentes de espalda para la limpieza de mobiliario de baja estatura o para el acceso a zonas poco inaccesibles, además se producen flexiones de ambas piernas para la limpieza de zonas bajas, estas correcciones posturales respecto a la postura de bipedestación son consideradas por el método de riesgo de lesión músculoesquelética sobre las que se precisa una intervención a corto y medio plazo.

Lic. Jorge Varas – Consultor en Ergonomía

Página 15


METODOLOGIAS DE VALORACION ERGONOMICA

Para la valoración de los puestos de trabajo de acuerdo al relevamiento realizado en el puesto de trabajo solicitado, se determino que los Métodos RULA (Rapid Upper Limb Assesment), REBA (Rapid Entire Body Assessment) y el Método OWAS (Ovako Working Analysis System) se adecuaban mejor a las tareas observadas, estos métodos se basan en la carga postural de los puestos de trabajo. Asimismo se concluyo que el Método MAC (Manual Handling Assesment Chart) evalúa de mejor manera la manipulación manual de cargas de los puestos relevados.

Método RULA (Rapid Upper Limb Assesment)

La adopción continuada o repetida de posturas penosas durante el trabajo genera fatiga y a la larga puede ocasionar trastornos en el sistema musculoesquelético. Esta carga estática o postural es uno de los factores a tener en cuenta en la evaluación de las condiciones de trabajo, y su reducción es una de las

medidas

fundamentales

a

adoptar

en

la

mejora

de

puestos.

Para la evaluación del riesgo asociado a esta carga postural en un determinado puesto se han desarrollado diversos métodos, cada uno con un ámbito de aplicación y aporte de resultados diferente. El método Rula fue desarrollado por los doctores McAtamney y Corlett de la Universidad de Nottingham en 1993 (Institute for Occupational Ergonomics) para evaluar la exposición de los trabajadores a factores de riesgo que pueden ocasionar trastornos en los miembros superiores del cuerpo: posturas, repetitividad de movimientos, fuerzas aplicadas, actividad estática del sistema musculoesquelético.

El RULA divide el cuerpo en dos grupos, el grupo A que incluye los miembros superiores (brazos, antebrazos y muñecas) y el grupo B, que comprende las piernas, el tronco y el cuello. Mediante las tablas asociadas al método, se asigna una puntuación a cada zona corporal (piernas, muñecas, brazos, tronco...) para, en función de dichas puntuaciones, asignar valores globales a cada uno de los grupos A

y

B.

El valor final proporcionado por el método RULA es proporcional al riesgo que conlleva la Lic. Jorge Varas – Consultor en Ergonomía

Página 16


realización de la tarea, de forma que valores altos indican un mayor riesgo de aparición de lesiones musculoesqueleticas. (8)

.

El método organiza las puntuaciones finales en niveles de actuación que orientan al evaluador sobre las decisiones a tomar tras el análisis. Los niveles de actuación propuestos van del nivel 1, que estima que la postura evaluada resulta aceptable, al nivel 4, que indica la necesidad urgente de cambios en la actividad.

Realizado el análisis de acuerdo a las distintas tareas se obtuvo una puntuación final de 4 esto corresponde a un nivel 2, con esto se concluye que pueden requerirse cambios en la tarea, es conveniente profundizar en el estudio. Nivel

Actuación

1

Cuando la puntuación final es 1 ó 2 la postura es aceptable.

2

Cuando la puntuación final es 3 ó 4 pueden requerirse cambios en la tarea; es conveniente profundizar en el estudio

3

La puntuación final es 5 ó 6. Se requiere el rediseño de la tarea; es necesario realizar actividades de investigación.

4

La puntuación final es 7. Se requieren cambios urgentes en el puesto o tarea.

Método OWAS (Ovako Working Analysis System)

El método OWAS (Ovako Working Analysis System) fue propuesto por los autores finlandeses Osmo Karhu, Pekka Kansi y Likka Kuorinka en 1977 bajo el título "Correcting working postures in industry: A practical method for analysis." ("Corrección de las posturas de trabajo en la industria: un método práctico para el análisis") y publicado en la revista especializa "Applied Ergonomics".

La colaboración de ingenieros dedicados al estudio del trabajo en el sector del acero finlandés, de trabajadores de dicha industria y de un grupo de ergónomos, permitió a los autores obtener conclusiones válidas y extrapolables del análisis realizado, quedando dichas conclusiones reflejadas en la propuesta del método OWAS.

Lic. Jorge Varas – Consultor en Ergonomía

Página 17


El método OWAS, tal y como afirman sus autores, es un método sencillo y útil destinado al análisis ergonómico de la carga postural. Su aplicación, proporciona buenos resultados, tanto en la mejora de la comodidad de los puestos, como en el aumento de la calidad de la producción, consecuencia ésta última de las mejoras aplicadas.

En la actualidad, un gran número de estudios avalan los resultados proporcionados por el método, siendo dichos estudios, de ámbitos laborales tan dispares como la medicina, la industria petrolífera o la agricultura entre otros, y sus autores, de perfiles tan variados como ergónomos, médicos o ingenieros

de

producción.

En función del riesgo o incomodidad que representa una postura para el trabajador, el método OWAS distingue cuatro Niveles o "Categorías de riesgo" que enumera en orden ascendente, siendo, por tanto, la de valor 1 la de menor riesgo y la de valor 4 la de mayor riesgo. Para cada Categoría de riesgo el método establecerá una propuesta de acción, indicando en cada caso la necesidad o no de rediseño

de

la

postura

y

su

urgencia.

(9,10,11,12)

Para el caso de estudio se obtuvo una categoría de riesgo 2, significando que existen posturas con posibilidad de daño o de ocurrencia de TME, por lo tanto es necesaria la realización de medidas correctivas para minimizar el riesgo. Categoría de Riesgo

Efectos sobre el sistema músculoesquelético

Acción correctiva

1

Postura normal sin efectos dañinos en el sistema músculo-esquelético.

2

Postura con posibilidad de causar daño al Se requieren acciones correctivas en un sistema músculo-esquelético. futuro cercano.

3

Postura con efectos dañinos sobre el sistema músculo-esquelético.

Se requieren acciones correctivas lo antes posible.

4

La carga causada por esta postura tiene efectos sumamente dañinos sobre el sistema músculo-esquelético.

Se requiere tomar acciones correctivas inmediatamente.

Lic. Jorge Varas – Consultor en Ergonomía

No requiere acción

Página 18


Método REBA (Rapid Entire Body Assessment)

Este método permite analizar posturas asociadas al manejo de cargas animadas (personas). Fue desarrollado por Hignett y McAtammey (2000). Ocupa un sistema de análisis que incluye factores de carga postural dinámica y estática, la interacción persona-carga y un concepto que incorpora “la gravedad asistida” para el mantenimiento de la postura de las extremidades superiores. Es decir, la ayuda que supone la fuerza de gravedad para mantener la postura (Por ejemplo, es más difícil mantener el brazo levantado que hacia abajo, aunque la postura sea forzada). Como cualquier otra técnica de evaluación, la aplicación efectiva de esta metodología requiere capacitación y entrenamiento de los usuarios. Un resumen de esta metodología se presenta a continuación.

1.- Atributos del método REBA 

Es un método observacional.

Permite un análisis postural sensible para factores de riesgo musculoesqueléticos.

Divide el cuerpo en segmentos para codificarlos individualmente, con referencia a los planos de movimiento.

Entrega un sistema de puntuación para la actividad muscular, debida a posturas estáticas (segmento corporal o una parte del cuerpo), dinámicas (acciones repetidas, excepto caminar), inestables o por cambios inesperados o bruscos de la postura.

Evalúa si la interacción entre la persona y la carga es importante en el manejo manual.

Incluye una variable de acoplamiento mano-carga. Entrega un nivel de acción a través de una puntuación final.

303808 Subsecretaría de Previsión Social 2.- Aplicación del método REBA El método REBA evalúa el riesgo de posturas específicas, de forma independiente. Por lo tanto, para evaluar una tarea se deben seleccionar sus posturas más representativas, ya sea por su repetición o por su exigencia.

Lic. Jorge Varas – Consultor en Ergonomía

Página 19


La información fundamental requerida por este método es la siguiente:  Los ángulos formados por las diferentes partes del cuerpo (tronco, cuello, piernas, brazo, antebrazo, muñeca) con respecto a determinadas posiciones de referencia.  Estas mediciones pueden realizarse directamente sobre el trabajador o bien ocupando fotografías.  La carga o fuerza manejada por el trabajador al adoptar la postura evaluada, expresada en kilogramos.  El tipo de acoplamiento de la carga manejada manualmente. Las características de la actividad muscular desarrollada por el trabajador (estática, dinámica o sujeta a posibles cambios bruscos).

Para la definición de los segmentos corporales de REBA, se analizaron una serie de tareas simples con variaciones en la carga y los movimientos. El estudio se realizó aplicando metodologías publicadas en la literatura técnica, tales como la Ecuación NIOSH (Waters et al.1993), la Escala de Percepción de Esfuerzo (Borg 1985), el método OWAS (Karhu et al. 1977), la técnica BPD (Corlett y Bishop 1976) y el método RULA (McAtamney y Corlett 1993). La aplicación del método RULA fue básica para la elaboración de los rangos de las distintas partes del cuerpo que REBA codifica y valora. (13, 14, 15, 16, 17).

Se realizo la aplicación de la metodología para el puesto de trabajo solicitado resultando:

Puesto de trabajo Limpieza de Habitaciones: Se evidencia debido a la diversidad de las actividades a desarrollar un mayor compromiso postural respecto de la manipulación de cargas, eso se evidencia en el valor obtenido, cuya puntuación final da un valor de 10, que significa un nivel de riesgo final ALTO donde es necesario en el corto plazo un nivel de intervención y posterior análisis para la mejora de los puestos de trabajo.

Lic. Jorge Varas – Consultor en Ergonomía

Página 20


Método MAC (Manual Handling Assesment Chart) Estas tablas fueron publicadas el día 1 de septiembre del 2003 por HSE (Health and Safety Executive) organismo inglés dedicado a la regulación de riesgos de salud y seguridad en el trabajo (ISBN

0

7176

2741-1).

En el caso de la evaluación de tareas de transporte de carga, los factores de riesgo considerados por esta metodología son los siguientes:  Peso de la carga y frecuencia de traslados  Distancia entre las manos y la región lumbar  Carga asimétrica  Restricciones posturales  Acoplamiento mano-objeto  Superficie de tránsito (piso)  Factores ambientales  Distancia de traslado  Obstáculos en la ruta

Cabe destacar la forma en que esta metodología, evalúa el riesgo asociado al peso de la carga y la frecuencia de transportes. En efecto, se propone un procedimiento gráfico representándose en el eje horizontal la frecuencia y en el eje vertical la carga transportada por el trabajador en kilogramos.

El análisis estuvo centrado a la manipulación de cargas del personal evaluado desplazando el carro de limpieza, que utilizando esta metodología se encontró que la puntuación final llega a un valor de 4, que significa un nivel de riesgo final VERDE, que no requiere la acción de medidas correctivas

Lic. Jorge Varas – Consultor en Ergonomía

Página 21


EFECTOS SOBRE LA SALUD

Las posturas forzadas, principalmente, provocan

lesiones crónicas, debido al mantenimiento

continuo de diversas posturas, agravado por la realización simultánea de movimientos repetitivos y manipulación manual de cargas.

Los signos y síntomas más habituales son: molestias, dolor, incomodidad, sensación de entumecimiento, inflamación de la zona, etc.

De igual forma que en los trastornos por movimientos repetitivos, se definen tres etapas en la aparición de los trastornos originados por posturas forzadas:

1ª etapa: Aparece dolor y cansancio durante las horas de trabajo, desapareciendo fuera de éste. Esta etapa puede durar meses o años. A menudo, se puede eliminar la causa mediante medidas ergonómicas.

2ª etapa: Los síntomas aparecen al comenzar el trabajo y no desaparecen por la noche, alterando el sueño y disminuyendo la capacidad de trabajo. Esta etapa persiste durante meses.

3ª etapa: Los síntomas persisten durante el descanso. Se hace difícil realizar tareas, incluso las más triviales.

Utilizando la herramienta informática ErgoMaster 4.0 se determinaron las zonas del cuerpo que las personas relevadas manifestaron molestias, resaltándose la zona lumbar y la zona del cuello como factores de estudio para prevenir futuras dolencias (Figura 12). La valuación de las zonas de discomfort va desde cero hasta diez (zona de discomfort severo).

Lic. Jorge Varas – Consultor en Ergonomía

Página 22


Figura 12 – Utilización Software Ergomaster 4.0

De acuerdo a la estadística brindada por el sector de RRHH existe desde el año 2009 la siguiente tendencia relacionada a las dolencias registradas en el sector relacionadas a los trastornos musculoesqueléticos

Lic. Jorge Varas – Consultor en Ergonomía

Página 23


En la misma se observa como tendencia que las lumbalgias y las cervicaglias son las mas frecuentes dentro de las dolencias registradas.

De acuerdo a la evaluación postural y en función de los factores de riesgo detectados con las distintas metodologías de evaluación, existe probabilidad de ocurrencia de distintas dolencias, a saber: Bursitis: inflamación de la cavidad que existe entre la piel y el hueso o el hueso y el tendón. Se puede producir en la rodilla, el codo o el hombro. Inflamación en el lugar de la lesión. Se producen por arrodillarse, hacer presión sobre el codo o movimientos repetitivos de los hombros.

Figura 13 - Bursitis

Cuello u hombro tensos: inflamación del cuello y de los músculos y tendones de los hombros. Dolor localizado en el cuello o en los hombros. Se produce por tener que mantener una postura rígida.

Lic. Jorge Varas – Consultor en Ergonomía

Página 24


Dedo engatillado: inflamación de los tendones y/o las vainas de los tendones de los dedos. Incapacidad de mover libremente los dedos, con o sin dolor. Se produce por la existencia de movimientos repetitivos, tener que agarrar objetos durante demasiado tiempo, con demasiada fuerza o con demasiada frecuencia.

Figura 14 – Dedo Engatillado Síndrome del túnel del carpo bilateral: presión sobre los nervios que se transmiten a la muñeca. Hormigueo, dolor y entumecimiento del dedo pulgar y de los demás dedos, sobre todo de noche. Trabajo repetitivo con la muñeca encorvada. Utilización de instrumentos vibratorios. A veces va seguido de tenosinovitis.

Lic. Jorge Varas – Consultor en Ergonomía

Página 25


Figura 15 – Síndrome del túnel carpiano

Tendinitis: inflamación de la zona en que se unen el músculo y el tendón. Dolor, inflamación, reblandecimiento y enrojecimiento de la mano, la muñeca y/o el antebrazo. Dificultad para utilizar la mano. Movimientos repetitivos.

Figura 16 – Tendinitis

Tenosinovitis: inflamación de los tendones y/o las vainas de los tendones. Dolores, reblandecimiento, inflamación, grandes dolores y dificultad para utilizar la mano. Movimientos

Lic. Jorge Varas – Consultor en Ergonomía

Página 26


repetitivos, a menudo no agotadores. Puede provocarlo un aumento repentino de la carga de trabajo o la implementación de nuevos procedimientos de trabajo.

Figura 17 - Tenosinovitis

RECOMENDACIONES. Estas propuestas quieren incidir fundamentalmente en la mejora de las condiciones ergonómicas y organizativas del trabajo y son coherentes con los resultados analizados y con el marco legislativo.

En general, para mejorar la situación de los trabajadores del sector de limpieza se recomienda el estudio y evaluación de cada centro de trabajo, contando con las condiciones existentes y actividades a desarrollar en cada uno de ellos que se debería describir en el perfil de puesto, fomentando el trabajo y la integración de la prevención de riesgos en la actividad a todos los niveles de la organización.

Dotar de medios humanos suficientes para llegar al control de las condiciones de trabajo y desarrollo de la gestión preventiva a todos los centros de trabajo y sus trabajadores, estos deberán contar con la calificación necesaria en materia de prevención de riesgos laborales respecto a las actividades de limpieza desarrolladas en el sector.

Lic. Jorge Varas – Consultor en Ergonomía

Página 27


Formación adecuada de los mandos intermedios (encargados y supervisores) para que adquieran las habilidades suficientes para realizar sus tareas de forma eficaz y saludable, especialmente en lo concerniente a gestión de equipos humanos y capacidad de liderazgo de cara a:

- Mejorar la comunicación con los trabajadores, - Potenciar la participación de éstos en el máximo de aspectos del trabajo posible, - Mejorar el control del mando sobre la planificación del trabajo.

Se recomienda implementar planes de formación a todos los niveles de la organización en cuanto a formación básica inicial y formación específica de contenido ergonómico y psicosocial adecuado a cada actividad de limpieza, así como la introducción a nuevas técnicas de limpieza. La formación debe llegar a todos los trabajadores independientemente del turno, horario, puesto de trabajo asignado, etc.

Planificar y desarrollar las medidas correctivas necesarias que deriven de los estudios ergonómicos específicos de cada puesto de trabajo, informando de las mismas a los trabajadores.

Fomentar desde la organización la realización de los reconocimientos médicos periódicos específicos a los trabajadores, lo que permitirá detectar con antelación los posibles problemas de salud derivados del trabajo.

Se recomienda el uso de carros adaptados para el transporte de los útiles y productos de limpieza (cubos, escobas, fregonas, productos, etc.) y para la recogida de los residuos generados en la actividad. Serán de fácil manejo, provisto de empuñaduras y de ruedas adecuadas al tipo de suelo por el que se desplacen. Los carros no deberán superar la altura de 140 cm. (en general, se aconseja que la altura de empuje y arrastre de los carros se encuentre aproximadamente a la altura de los codos, entre los 90 y los 100 cm.). Se debe llevar a cabo un mantenimiento periódico de los carros, en especial de las ruedas, que se deberán conservar en adecuadas condiciones de limpieza y engrase para facilitar su rodamiento.

Lic. Jorge Varas – Consultor en Ergonomía

Página 28


En la medida de lo posible, el carro se colocará en el centro de la zona a limpiar para aprovechar al máximo los desplazamientos, además se ordenarán los materiales en el carro de forma que cada útil o producto se encuentre fácilmente accesible desde el lugar en el que se desarrolla la actividad. Para manejar los carros, se recomienda empujarlos desde su parte posterior en lugar de tirar de ellos. De esta manera, se realiza un menos esfuerzo y disminuye la carga sobre la espalda.

Los útiles que dispongan mangos como escoba, fregona o mopa, tubos de aspiradora, deben sostenerse con ambas manos. Los diestros deben asir la parte central del palo con la mano derecha, porque esta mano es la que realiza más trabajo físico. Con la mano izquierda, asir la parte superior del palo, sin sobrepasar la altura del hombro, evitando cansancios innecesarios. Por el contrario, los zurdos deben realizar la operación a la inversa. Al asir estos palos, se debe prestar atención a la postura de las manos que se adopta para evitar la deformación o inclinación cubital. El palo debe sujetarse con toda la superficie de la mano. Se deberá sostener los palos a una altura adecuada y cerca del cuerpo, de forma que las manos queden entre la altura del pecho y de las caderas. La longitud de los palos debe ser suficiente como para que se alcance el suelo sin necesidad de inclinarse. Los útiles deberán ser ligeros fabricados con materiales de bajo peso (aluminio, pvc, etc.)

En las operaciones de barrido y fregado, mover los útiles lo más cerca posible de los pies y hacerlo tan sólo con el movimiento de los brazos, sin seguirlos con la cintura, asegurándose de que la columna vertebral se mantiene constantemente vertical y no inclinada. Cuanto más vertical esté el palo en estas operaciones, aunque la superficie que abarcamos sea pequeña, el esfuerzo que tenemos que hacer con los brazos y con la espalda es menor.

Evitar las inclinaciones y torsiones de espalda: aproximarse a la zona a limpiar, flexionar las piernas o apoyar una rodilla en el suelo para la limpieza de zonas bajas.

Se recomienda el uso de mangos telescópicos que permitan adaptarse a las diferentes estaturas de los usuarios (tareas de aspirado) o, en su defecto, mangos con altura suficiente que permitan ser sostenidos entre el nivel del pecho y de la cadera (se aconseja que los mangos cuenten con aproximadamente 140 cm. de longitud que, sumados a la altura del elemento a utilizar, proporcionen una altura final adecuada). Lic. Jorge Varas – Consultor en Ergonomía

Página 29


Se recomienda el uso de cubos de limpieza industrial que dispongan de escurridor con prensa para evitar sobreesfuerzos, si disponen de ruedas facilitará su transporte. Evitar los que disponen asa fina de metal (o colocar un recubrimiento en la zona de agarre), de forma que se vea reducida la presión localizada sobre la mano.

Se recomienda el uso de mopas de mayor tamaño o que cuenten con base intercambiable para poder abarcar superficies más grandes. El incremento del tamaño de la mopa no debe suponer un aumento significativo en el peso del útil.

En operaciones de limpieza de mobiliario, sanitarios, etc. se evitarán las inclinaciones y giros de espalda. En la limpieza de las zonas inferiores o elementos del aseo de baja altura, aproximarse a la zona a limpiar, flexionar las piernas o apoyar una rodilla en el suelo. En la limpieza de zonas altas (como espejos, azulejos, etc., aproximarse lo máximo posible al área y/o utilizar escaleras o banquetas que garanticen las condiciones de seguridad, evitando realizar trabajos con los brazos por encima de los hombros. Para facilitar el alcanzar zonas de difícil acceso sin necesidad de flexionar el tronco, se recomienda colocar alargadores a los elementos a utilizar.

Se evitará la aplicación de fuerza manual excesiva en los movimientos de flexión/extensión, en las rotaciones o en la sujeción del paño Se recomienda el uso de manoplas de microfibra para reducir la fuerza de agarre.

Cuando la limpieza de aseos o mobiliario suponga la adopción frecuente de la postura arrodillado (con una o ambas piernas), se recomienda el uso de pantalones multiusos con rodilleras extraíbles.

En operaciones de limpieza de polvo, evitar las inclinaciones y giros de espalda. En la limpieza de los estantes más bajos o zonas bajas del mobiliario, aproximarse a la zona a limpiar, flexionar las piernas o apoyar una rodilla en el suelo, evitando permanecer mucho tiempo en la misma posición. En la limpieza de estantes elevados o zonas elevadas del mobiliario, aproximarse lo máximo posible al área y/o utilizar escaleras o banquetas que garanticen las condiciones de seguridad, evitando realizar trabajos con los brazos por encima de los hombros. Lic. Jorge Varas – Consultor en Ergonomía

Página 30


Para facilitar el alcance a zonas de difícil acceso sin necesidad de flexionar el tronco o de trabajar con los brazos por encima de los hombros, se recomienda colocar alargadores a los palos del plumero, además se aconseja la utilización de mangos telescópicos para poder acceder a zonas elevadas sin forzar la extremidad superior.

El plumero dispondrá de cuerpo flexible para alcanzar los rincones más recónditos e inaccesibles (altos de armarios, radiadores, estanterías, etc.).

Con el fin de evitar sobreesfuerzos por movimientos repetitivos en muñecas, se aconseja sustituir los plumeros manuales por plumeros giratorios.

Para todas las operaciones de limpieza se deberá evitar prolongar la sobrecarga postural estática alternando el apoyo del peso del cuerpo sobre una pierna y la otra alternativamente.

En la medida de los posible, se recomienda realizar una alternancia de tareas (de forma que se vayan utilizando grupos musculares distintos), con el fin de minimizar el efecto de la exposición a movimientos repetitivos.

Se deben proporcionar tiempos de descanso adecuados para minimizar el riesgo de la exposición a movimientos repetitivos. Se recomienda la realización de pausas cortas y frecuentes (3/5 minutos de descanso por cada 2 horas de trabajo continuado).

Hacer seguimiento de las situaciones de mayor carga de trabajo y analizar junto con los responsables del área las posibles disfunciones en la organización que puedan ser mejoradas, programando el volumen de trabajo y el tiempo necesario para su desarrollo. En definitiva se debe potenciar el control sobre los tiempos de trabajo.

Esto es, mayor adecuación horaria, tiempos asignados, mayor consulta y participación sobre la organización de sus puestos, etc. En este caso se deberá indagar las causas por las que los tiempos asignados para la realización de la tarea son escasos: falta de personal, dificultad de la tarea, exceso Lic. Jorge Varas – Consultor en Ergonomía

Página 31


de la misma. Analizando la adecuación entre los recursos humanos disponibles y el nivel de carga de trabajo existente. Contar con personal de apoyo para las situaciones en las que se generen picos de trabajo (imprevistos, bajas de personal, etc.).

Evitar al trabajador sensaciones de urgencia y apremio de tiempo.

Evitar, en la medida de lo posible, los trabajos que requieran esfuerzos intensos y continuados. Si no es posible, procurar reestructurar la asignación de tareas con el fin de distribuirlas equilibradamente entre los trabajadores.

Prestar una especial atención a aquellos puestos que, por el trabajo que en ellos se realiza, tienen mayor probabilidad de cometer errores y, especialmente, cuando las consecuencias de éstos son graves.

Flexibilizar, en la medida de lo posible, la distribución de pausas a lo largo de la jornada.

Estudiar en profundidad las capacidades que el trabajador pone en juego en su puesto de trabajo; rediseñar el contenido del trabajo no reduciendo la contribución del trabajador a aspectos automatizados sino enriqueciendo su tarea.

Favorecer la utilización de capacidades diversas, la oportunidad de nuevos aprendizajes a través del trabajo que permitan incrementar las cotas de decisión e intervención acerca de la auto organización y planificación del trabajo.

Analizar los medios actuales existentes en su organización para canalizar la participación; ¿son adecuados, ágiles, eficaces?, ¿qué aspectos podrían mejorarse?, ¿sería preciso crear nuevos canales de participación?.

Fomentar una mayor motivación e identificación del personal con los objetivos de la organización.

Lic. Jorge Varas – Consultor en Ergonomía

Página 32


Reforzar la identificación con la organización (integración) y potenciar la motivación y satisfacción por la labor realizada. La escasa implicación e identificación con el trabajo realizado podría mejorarse tras una sensibilización a todos los niveles acerca del significado y la importancia del trabajo que realizan. Esto puede conseguirse implementando medios de participación de los trabajadores en la mejora de los aspectos organizativos (por ejemplo; reuniones periódicas entre responsables y trabajadores, recogida de sugerencias, concurso de ideas, etc.), Fomentando la participación de los trabajadores en los distintos aspectos que configuran el trabajo (distribución y planificación de las tareas, etc.), así como dar más participación a los trabajadores en la definición de los planes de formación.

Evitar que los sistemas de control (de trabajo, tiempo, horarios) generen una supervisión excesiva pero evitar también los sistemas de control inoperante que den como resultado una ausencia total de control.

Proporcionar a los encargados y supervisores una formación adecuada para que adquieran las habilidades suficientes para realizar sus tareas de forma eficaz y saludable, especialmente en lo concerniente a gestión de equipos humanos y capacidad de liderazgo de cara a:  Mejorar la comunicación con los trabajadores.  Potenciar la participación de éstos en el máximo de aspectos del trabajo posible.  Mejorar el control de la jefatura sobre la planificación del trabajo.  Flexibilizar progresivamente la supervisión promoviendo la delegación en los trabajadores y la responsabilidad individual.  Proporcionar al trabajador un mayor control sobre su trabajo (capacidad de decisión sobre ritmo, organización, etc.).  Mejorar los canales de información así como los medios de participación de los trabajadores/as.

Sera importante que los trabajadores puedan conocer las respuestas a las siguientes preguntas para asegurar una reducción a los riesgos asociados a las tareas a desarrollar, a saber: Lic. Jorge Varas – Consultor en Ergonomía

Página 33


¿Cuáles son los riesgos asociados a su puesto de trabajo?

¿Cuáles son las características que debe reunir el equipamiento de trabajo?

¿Cómo puedo mejorar la configuración de mi puesto de trabajo?

¿Cómo puedo chequear el nivel de cumplimiento de mi puesto de trabajo con relación a la normativa vigente?

En general, el diseño de un puesto de trabajo debe cubrir las necesidades del usuario en el control de su entorno, el espacio personal, las necesidades de comunicación y la privacidad. Además, es necesario que la disposición de los componentes principales del puesto no perjudique al usuario, impidiendo que puedan surgir problemas visuales, de musculatura e incluso mentales. Este objetivo beneficia no sólo la salud y satisfacción del usuario, sino que aumenta la eficacia y el rendimiento del trabajo.

CONCLUSIONES A medida que ha avanzado el tiempo, las tecnologías crecen de forma no controlada trayendo consigo nuevos problemas a la seguridad y salud de las personas, de allí la importancia fundamental que tiene la ergonomía como ciencia interdisciplinaria para abordar los problemas que se presentan cada día.

Es importante conocer los métodos y técnicas de trabajo adecuadas para ayudar a los trabajadores y aumentar su calidad de vida como personas.

La ergonomía es una técnica preventiva que considera al trabajador y su entorno (condiciones del puesto de trabajo). De manera tal, de poder dar soluciones ergonómicas, viables y efectivas a los problemas existentes.

Lic. Jorge Varas – Consultor en Ergonomía

Página 34


Mediante la aplicación de esta ciencia se puede mejorar la productividad de la organización, mejorar las condiciones de trabajo y estimular el desarrollo personal de los trabajadores.

Aplicando distintas técnicas, tanto cualitativas como cuantitativas, se determino que en los sectores de estudio existe la probabilidad de ocurrencia de TME (Trastornos Musculo Esqueléticos) para ello la organización deberá implementar un Programa de Ergonomía Integrado (PEI), de acuerdo a lo normado por la Res. 295/03, actualización del Dec. Regl. 351/79 de la Ley de Higiene y Seguridad en el Trabajo 19587/72.

Ante esto surge que organizando mejor las actividades diarias y teniendo en cuenta las condiciones posturales de los operarios, sumada a una concientización general del problema, los riesgos de presencia de TME se verán reducidos en un mediano plazo.

REFERENCIAS 1. Ley 19587/72 Higiene y Seguridad en el Trabajo. 2. Resolución 295/03 que actualiza el Dec. Regl. 351/79 3. Gutierrez. A. Marco.(1987), Temas de ergonomía. Editorial Mapfre, España. 4 Farrer. Francisco(1995), Manual de ergonomía. Editorial Mapfre, España. 5. Kumar S. Theories of muskuloskeletal injury causation. Ergonomics. 2001;44(1):17-47. 6. Weil D. Valuing the economic consequences of work injury and illness: a comparison of methods and findings. American Journal of Industrial Medicine. 2001;40(4):418-437. 7. Takala J. Global estimates of fatal occupational accidents. Epidemiology. 1999;10(5):645-646. 8. MCATAMNEY, L. Y CORLETT, E. N., 1993, RULA: A survey method for the investigation of workrelated upper limb disorders. Applied Ergonomics, 24, pp. 91-99.

Lic. Jorge Varas – Consultor en Ergonomía

Página 35


9. KARHU, O., KANSI, P., Y KUORINKA, L., 1977, Correcting working postures in industry: A practical method for analysis. Applied Ergonomics, 8, pp. 199-201. 10. NOGAREDA, S.,Y DALMAU I., 2006. Evaluación de las condiciones de trabajo: carga postural. NTP 452.

Instituto

11. KIVI, P.

Y

nacional

de

Seguridad

e

Higiene

en

el

trabajo.

MATTILA, M.,1991, Analysis and improvement of work postures in the building

industry: application of the computerized OWAS method. Appl Ergon, 22, pp. 43–48. 12. MATTILA, M. Y VILKKI, P., 1999, OWAS methods. En: W. Karwoswki and W. Marras, Editors, The Occupational Ergonomics Handbook, CRC Press, Boca Raton, pp. 447–459. 13. Corlett EN, Bishop RP. 1976. A technique for assessing postural discomfort. Ergonomics 19(2):175 -182. 14. Hignett S, McAtammey L. 2000. Rapid Entire Body Assessment (REBA). Applied Ergonomics. 31:201-205. 15. Karhu O, Kansi P, Kuorinka L. 1977, Correcting working postures in industry: A practical method for analysis. Applied Ergonomics. 8:199-201. 16. McAtammey L, Corlett EN. 1993. RULA: A survey method for the investigation of work-related upper limb disorders. Applied Ergonomics. 24:91-99. 17. Waters T, Putz-Anderson V, Garg A, Fine L. 1993. Revised NIOSH equation for the design and evaluation of manual lifting tasks. Ergonomics. 36 (7):749-776.

Lic. Jorge Varas – Consultor en Ergonomía

Página 36

Estudio de ptos de trabajo hotel austral  

Estudio ergonómico de puestos de trabajo del Hotel Austral sito en la ciudad de Comodoro Rivadavia, Patagonia ARGENTINA

Estudio de ptos de trabajo hotel austral  

Estudio ergonómico de puestos de trabajo del Hotel Austral sito en la ciudad de Comodoro Rivadavia, Patagonia ARGENTINA

Advertisement