Page 1

Confesiones Por Jorge Sagastume …la lluvia lavo el aire y en el agua tus dulces pies pues brillaron como peces… P. Neruda

Siempre estás ahí inclinada en mi sueño como un corchete que se muere por tocarme por embaucarme en un no sé que y ahora que te vi pasar, así de suave con ese sigilo que hay en tu cuerpo pensé en tus besos mejor dicho en lo inasible de tus besos que nacen de tu boca chiquita tan chiquita que solo puede atrapar una vocal desnuda. Pero yo te sigo viendo en mis sueños y tu mirada me busca es una especie de lluvia blanda que se posa en mis ojos hayy como quisiera zarpar contigo hacia un punto indefinido o hacia distintas direcciones y comerme los colochos de primavera que nace en tu cuerpo ese follaje delgado y profundo que adivino en tu huraña cintura y el sueño perenne de tenerte de abrazarte en lo azul de la tarde o bajo una llovizna filosa de deseo me sustrae de todo y me vuelve el más simple de los mortales cuando beso tus pies, tus blancos y lindos pies de ángel que rozan la piel de cada noche. Y yo te sigo pensando en la tempestad de cada insomnio pensando en el momento que podré cubrirte con mis brazos con mis manos, arroparte con mi boca temblorosa y beberme esa sustancia materna que hay en tus ojos bajo un aroma de luna llena. Y tú sigues ahí y yo sé que me estas esperando nuestros cuerpos se buscan,


se palpan cada noche y tu mirada en una delgada hebra que se hace un nudo de sueño y sale a buscarme en esas noches de llovizna y yo salgo a tu encuentro crepuscular mientras el sereno cae desordenadamente sobre la blancura de tu hombros ahogados de belleza. Pero ya ves amor mío cuando trato de cobijarte con mis versos te vuelves tan esquiva como el viento que lejos estás y que cerca te tengo Comarca de Cuscatlán Enero 3, 2013

Confesiones1  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you