Issuu on Google+

La Particip ación

Rodrigo García Esteban-Manzanares Jorge Morán del Pozo Isabel Prudencio Rodríguez Héctor Toledo Villarejo


ÍNDICE 1. Introducción. 2. Dificultades para la participación de los padres. 3. Ampa. 4. Principales momentos en los que se mantiene la comunicación entre la familia y la escuela. 5. Visitas de los padres a los centros de enseñanza. 6. Uso de las TIC en la relación entre padres y escuela. 7. Importancia de la participación de los padres en la escuela. 8. Derechos de los padres en la participación en los centros públicos. 9. Entrevistas a profesores. 10. Errores de los padres en la educación de sus hijos. 11. Conclusiones. 12. Debate propuesto. 13. Bibliografía.


INTRODUCCIÓN Desde los principios hubo unanimidad en la idea de que el deber de la educación de los niños recae sobre los padres. Para esta labor estos cuentan con la ayuda de la escuela. El debate de la participación de los padres en la escuela es de plena actualidad y sabemos que es muy importante su implicación desde la educación infantil, ya que la unión de estos dos entornos influirá en el aprendizaje del niño desde el momento en el que comienza a desarrollar sus capacidades y es más vulnerable a los cambios que suceden a su alrededor. Hay que tener en cuenta que la escuela y la familia son agentes de socialización. Antes era la mujer la que se encargaba de la educación de los hijos, pero con su incorporación al mundo laboral esta tarea ha sido derivada a la escuela. La falta de interés de los padres en la escuela afecta negativamente a los niños repercutiendo en el futuro de estos mismos. A continuación mostramos los factores por los que los padres pueden mostrar esa falta de interés en la educación de los niños: -Factores individuales: modo y forma de pensar. -Factores familiares: estructura familiar y estilos de crianza. -Factores socioculturales: cultura ambiente. Entre los problemas que presentan los niños por la falta de implicación de sus padres en la educación destacan: -Problemas escolares (peleas, falsificación de firmas, mentiras, copiarse en los exámenes, etc.) -Menor rendimiento académico -Deserción escolar -Problemas de drogas y alcohol -Repetición de la conducta en años posteriores


La educación de los niños no puede dejarse sólo en manos de los maestros, la familia debe estar presente ya que es una figura muy importante que favorecerá el aumento de la autonomía, la madurez, el crecimiento en libertad y la responsabilidad. En el caso contrario de la no participación de los padres en la escuela, se ha comprobado que los niños que tienen padres implicados en su educación presentan una mayor autoestima, mejor relación con sus padres y mejor rendimiento escolar. Además también se ha comprobado que esta situación repercute en los maestros, ya que los padres consideran que son más competentes aquellos que trabajan de manera conjunta con ellos.


DIFICULTADES PARA LA PARTICIPACIÓN DE LOS PADRES La Constitución Española de 1978, la LODE y la LOGSE y normativas que la desarrollan garantizan y el derecho a participar de todos los elementos que componen la Comunidad Educativa. Aun así, no basta con el amparo legal, ya que antes de ser recogida por la Ley, la participación era una necesidad y una demanda social, por tanto, una vez alcanzada, debe practicarse, mejorarse y dinamizarse, ya que el objetivo no era “legalizar” el derecho a la participación, solamente, sino lograr la participación real, es decir, una buena relación entre el hogar y la escuela. Incluso con este derecho plenamente reconocido, surgen obstáculos de tipo institucional, individual y personal que dificultan la participación. Tradicionalmente, en algunos sectores de la Comunidad educativa ha existido cierto temor e inseguridad para darse cuenta de la importancia de una buena interacción con las familias. Además, se asignaba a los padres y madres un papel poco activo y se intentaba que la colaboración fuese limitada. Es decir, participaban cuando había sido planificada la actividad, se les invitaba al reparto de papeles y a asumirlos, pero no a planificar, a decidir conjuntamente, a tomar iniciativas. Una de las causas más frecuentes de falta de participación de los padres es la falta de motivación y formación de los mismos, lo que ha hecho que asuman un papel pasivo en la educación de sus hijos. Esto también puede deberse a la falta de información que tienen algunos padres sobre la participación en el centro escolar de sus hijos. En ocasiones, los obstáculos se producen por exigencias y expectativos poco realistas por parte de padres y profesores, como por ejemplo: las expectativas sobre el futuro del hijo e hija pueden ser más o menos realistas desde la visión de cada uno, el profesor o profesora puede exigir a la familia un nivel y grado


de colaboración al que esta no puede llegar, los padres pueden esperar que el profesor realice funciones que les corresponden a ellos, etc. Hoy en día las diferencias culturales y sociales también pueden dificultar el tratamiento igualitario entre los elementos de la Comunidad Educativa. Es cierto que estas barreras se van eliminando progresivamente y que existen excepciones notables en sentido positivo y ejemplos rechazables en sentido negativo. Los problemas en la participación de los padres en los centros escolares también pueden estar producidos por los propios docentes, ya que éstos pueden adoptar aptitudes negativas ante los padres, pues pueden considerar su participación como una invasión en sus competencias. Otro problema del mismo tipo es el choque de mentalidades acerca de cómo se debe educar al niño, ya que cada uno tiene un modelo educativo distinto. Un problema muy importante y que afecta a muchos padres es la incompatibilidad de su horario laboral con el horario en el que debe realizarse la participación en la escuela. Incluso los padres que pertenecen a asociaciones de padres o a otros organismos colaboradores pueden tener problemas para colaborar con el colegio debido al exceso de burocracia, que les resta tiempo para desarrollar proyectos y tomar decisiones. Los obstáculos analizados no son más que apreciaciones y reducciones de la realidad, y por tanto imprecisas. Conviene analizar y buscar soluciones conjuntas y concretas en debates a nivel local entre padres y madres y profesores y profesoras, identificando las dificultades específicas de la zona y del centro, así como las formas de eliminarlas. Las dificultades son un arma de doble filo ya que la culpabilidad va de un lado al otro, y a veces recae sobre la Administración.


A pesar de estas dificultades la escuela tiene que ser un lugar para la reflexión y para la respuesta vital en los momentos en que la sociedad necesita adaptarse a los cambios políticos, sociales, culturales y religiosos. La institución educativa, no está al margen de las nuevas exigencias tecnológicas y comunicativas, y es sensible a la necesidad de estructurar el proceso de asimilación y acomodación de tales cambios en las nuevas generaciones, por lo que debe ofrecer soporte educativo que para garantizar la preparación para la vida moderna.


AMPA Cabe destacar que las familias tienen una gran responsabilidad en el proceso educativo que deben de compartir con los centros escolares y con las instituciones del entorno para intentar facilitar el aprendizaje y la formación de sus hijos. La implicación de las madres y padres en la educación ayuda a progresar mejorando y es un elemento de calidad en el propio sistema educativo. La práctica de la participación es el mejor modo de crear ciudadanos y de construir un buen futuro. El AMPA es una asociación, sin ánimo de lucro, que está formada por los padres y madres de alumnos de un centro educativo que no sea universitario, cuya finalidad es la de participar e intervenir en la gestión del centro, para de esta manera mejorar la educación y lograr un clima de convivencia en el mismo. Dichos padres y madres están dispuestos a participar y con dicha participación se pretende aumentar la calidad de la Escuela Pública y profundizar en la gestión democrática de los centros. Tiempo atrás, podemos observar el gran avance que se ha producido desde que se crearon las primeras AMPA. Sin embargo, hay que ser conscientes de que se ha cerrado una etapa y se abre otra, desde que Castilla-La Mancha asumió las transferencias educativas. Esta asociación tiene una inmensa responsabilidad ya que deben estar a la altura. La Escuela Pública depende, en gran medida, del apoyo, las ideas y la participación del AMPA. De alguna manera es la encargada de diseñar y dar forma al modelo de Escuela Pública. Los madres y padres siempre quieren lo mejor para sus hijos,


por ello, para el adecuado desarrollo de su personalidad, tienen como fin el enseñarles a superar las dificultades que puedan surgirles en su día a día, a que sepan convivir con todos y a respetar las diferencias e impulsar un modelo valiente e integrados de Escuela Pública, que no se limite simplemente a preparar intelectualmente, si no que prepare para la vida y para mejorar las relaciones sociales. No hay nada mejor que mejorar la participación en la vida escolar de los hijos, y a su vez no hay mejor manera de comenzar a participar que colaborar con el AMPA. El camino de participación es complejo y está repleto de obstáculos, pero la participación es la via mas adecuada para que el profesorado y las familias puedan adecuar su competencia como padres y profesorado de manera mutua. La mejora de los procesos de comunicación entre padres y profesorado es probablemente una de las mayores necesidades que tiene nuestro sistema educativo. Los padres mediante la participación se implican con el profesorado, y de esta manera descubren que son importantes en la educación de sus hijos, y así podrán sentirse más cómodos a la hora de comunicarse con los profesores y de esta forma descubrir cómo funciona la escuela de sus hijos. También, los padres adquieren habilidades que les ayudan a aprovechar más las tutorías con los profesores. En cuanto a la participación de los padres, también cabe mencionar la posibilidad que tienen los profesores para lograr una mayor comprensión de las dificultades que impiden que los padres se impliquen en la educación de sus hijos y de esta manera aprenden estrategias sobre cómo llegar de forma eficaz a todos los padres. Los profesores se sienten menos aislado y los centros se animan a desarrollar actividades que fomentan maneras muy variadas de implicación de los padres. También, los hijos/alumnos descubren el interés compartido que manifiestan profesores y padres.


Es fundamental reconocer y apreciar que a lo largo del tiempo los padres de familia o tutores han sido figuras fundamentales en el mantenimiento de los establecimientos escolares, que son quienes principalmente se han esforzado para colaborar con su trabajo. Actualmente no es suficiente que los padres de familia o tutores participen sólo como apoyos, ya que hoy se requiere una participación que en la escuela y en las aulas sea más cooperativo con los maestros para así asegurar que los procesos de aprendizaje de sus hijos y los resultados que estos obtienen, sean lo más satisfactorios posibles. Por último es fundamental que el colectivo escolar apoye la participación de los padres y tutores, para que juntos generen las alianzas necesarias para lograr un apoyo en la formación y el logro educativo de todos los estudiantes.


PRINCIPALES

MOMENTOS

EN

LOS

QUE

SE

COMUNICACIĂ“N ENTRE LA ESCUELA Y LA FAMILIA Entrada y salida del colegio Reuniones Entrevistas personales Circulares Folletos y carteles Notas informativas Cuestionarios

MANTIENE

LA


VISITAS DE LOS PADRES AL CENTRO DE ENSEÑANZA La participación de los padres en los centros de enseñanza es bastante baja, desde 1986 está por debajo del 30%, este dato se saca de la participación de los padres en las elecciones del consejo escolar. No obstante, este solo es un motivo de los muchos que tienen los padres para ir al colegio, hay que averiguar el número de veces que los padres acuden al colegio o instituto a lo largo del año, para ello hemos recogido los datos de Fernando Gil Villa de la Universidad de Salamanca, en el los que aparecen los datos de 6 centros de la provincia de Salamanca de Primaria y Secundaria. Cuando preguntó a los padres si visitaron el centro donde estudiaba su hijo el curso anterior, el 70% contestó que sí, y el 26% que no, el porcentaje negativo aumenta cuando la pregunta es menos directa. Tabla 1. Frecuencia con la que visita el centro de enseñanza de su hijo/a Nunca Una vez Dos veces Tres veces Cuatro veces

32,6% 10,5% 18% 11,6% 6,6%

Se observa que el número de familias que no visitan el centro de su hijo en todo el año es el 32,6%, superior al 26% mencionado anteriormente. A partir de la cuarta visita la frecuencia de visita disminuyen considerablemente. Una encuesta realizada a escala nacional por Inés Alberdi expone que más de la mitad de los padres o madres entrevistados no ha ido “nunca” o “una o dos veces” al centro escolar de su hijo en el curso pasado. Los padres que más asisten al colegio de sus hijos son los que van a un colegio privado.


Tabla 2. Frecuencia con la que visita el centro de enseñanza de su hijo/a según el tipo de centro. PÚBLICO Una vez al año 19,4% Dos veces al año 30,6% Tres veces al año 18,8% Cuatro veces al año 10,0% Cinco o más veces 21,3%

PRIVADO 8,4% 19,3% 14,5% 9,6% 48,2%

Casi la mitad (49%) de los padres con hijos en el sistema público solo visitaron el centro una o dos veces, y el 21,3% lo hicieron más de cinco veces. Los porcentajes se invierten cuando sus hijos estudian en el sistema privado. Inés Alberdi descubre que los contactos entre los padres y el centro escolar son más a menudo en los centros privados subvencionados, más aun si son centros privados religiosos, y en menor medida si son centros públicos. Una vez comentado la frecuencia con la que asisten los padres el centro escolar, y la diferenciación de centros privados y públicos, queda mostrar la finalidad con la que los padres van de visita al centro escolar de sus hijos. Tabla 3. Motivo/s de la visita/s de los padres al centro Consejo escolar Reuniones A.P.A Entrevista tutor Entrevista profesor Entrevista director Entrevista jefe estudios Entrevista psicólogo Fiesta del centro Actos religiosos Actividades deportivas Reuniones de padres Conferencias, cine Otras actividades

13,8% 18,2% 51,9% 24,3% 10,2% 5,5% 1,1% 3,9% 5,8% 1,9% 12,7% 4,9% 5,8%

Los padres que respondieron al cuestionario pudieron ir al centro más de una vez pero no ninguna por distintos motivos, por ello el porcentaje total no suma 100%. De la tabla anterior se observa que sólo menos del 20% asistieron a alguna reunión de la Asociación de Padres de Alumnos. La razón que se observa de más motivación para la visita de los padres, es la visita al tutor, este aspecto muestra que los padres están motivados únicamente por el aspecto


académico del centro. La próxima y última tabla muestra la diferencia de datos del motivo de la visita de los padres según si el centro es público o privado. Tabla 4. Motivo/s de la visita/s de los padres según tipo de centro. Consejo escolar

PÚBLICO PRIVADO 8,2% 27,9%

Reuniones A.P.A

14,8%

26,9%

Entrevista tutor

45,5%

68,3%

Entrevista profesor

19,8%

35,6%

Entrevista director

5,8%

21,2%

Entrevista jefe estudios 4,7%

7,7%

Entrevista psicólogo

0,4%

2,9%

Fiesta del centro

1,6%

9,6%

Actos religiosos

1,9%

15,4%

Actividades deportivas

1,2%

3,8%

Reuniones de padres

9,3%

21,2%

Conferencias, cine

4,7%

5,7%

Otras actividades

3,9%

10,6

Contando con que la frecuencia de visita de los padres a los centros escolares es mayor en los centros privados, se puede decir que esta frecuencia se muestra sobre todo en la entrevista con el tutor y el profesor. Se observa que en todos los apartados es mayor la asistencia de los padres en un centro privado. Un dato llamativo de los centros privados es la poca o escasa asistencia a eventos religiosos, ya que estos centros se caracterizan por ser religiosos.


USO DE LAS TIC´s EN LA RELACION ENTRE PADRES Y ESCUELA http://www.educa.jccm.es/alumnado/es/familias-educacion PROGRAMA PAPÁS Papás es una innovadora iniciativa de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes a través de la cual los centros que así lo deseen podrán ofrecer servicios por Internet a padres y alumnos, abriendo un nuevo canal de comunicación entre el centro y las familias mediante el cual mejorar la atención a los padres y madres del alumnado del centro. APOYO EDUCATIVO A FAMILIAS Es un programa que ofrece diversa información para padres en algunos de los temas más complicados para sus hijos, entre los que aparecen: -

Modelos de participación familia-escuela

-

Expectativas mutuas de padres y profesores

-

Implicación en el estudio de los hijos

-

¿Qué es el acoso escolar?

-

Sugerencias de incorporación al instituto

-

Implicación de las familias y mejora de la escuela

-

Sugerencias de apoyo al estudio

-

Ayudar a los hijos a convivir.


¿POR QUÉ ES IMPORTANTE LA PARTICIPACIÓN DE LOS PADRES EN LOS CENTROS EDUCATIVOS? http://www.parentsparticipation.eu/es/man-observatorio/por-que-es-importantela-participacion-de-los-padres-en-los-centros-educativos Hay muchas razones por las que se justifica la participación de los padres en la educación de sus hijos, las más importantes son las siguientes: -

Porque es un derecho y una responsabilidad fundamental. Que los padres participen en la educación de sus hijos es un derecho que se reconoce en el ámbito nacional e internacional. El único derecho que tienen los padres no es participar solamente en los centros educativos de manera autónoma y responsable, sino también tienen la obligación de hacerlo según estipulan las posibilidades y competencias del centro. El derecho de participación tiene unas obligaciones jurídicas para los centros educativos, si estos no permitieran participar a los padres, estarían ignorando un derecho fundamental reconocido en los textos jurídicos internacionales y la mayoría de las constituciones nacionales.

-

Porque mejora de forma importante la calidad educativa de los alumnos.


Muchos estudios e investigaciones plasman la importante influencia de este derecho en la calidad del aprendizaje de los alumnos en los centros educativos. Cuanto menor es la implicación de los educadores del centro, mayor tiene que ser el esfuerzo de los demás para conseguir la óptima educación de los alumnos. Por todo esto, surge el interés de que los padres conozcan todos los mecanismos y engranajes que el sistema educativo adopta para conseguir una efectiva participación conjunta entre profesorado y familias para la educación de sus hijos. -

Porque todos los padres desean lo mejor para sus hijos. Los padres quieren conseguir que sus hijos tengan un bienestar personal que les permita crecer y desarrollarse integralmente y de forma autónoma, dentro de un marco de libertad y responsabilidad. Para que esto sea posible, las administraciones educativas deben garantizar una autonomía pedagógica, de organización y de gestión de los centros, usando los sistemas de evaluación para que se cumplan las condiciones minimas para que el centro consiga los fines que la sociedad demanda: una educación de calidad para todos en igualdad de condiciones. La autonomía de los centros se ejerce a través de los órganos democráticos de participación, estos garantizan a los padres la posibilidad de elegir el tipo de educación para sus hijos, la organización del tiempo escolar de acuerdo con sus necesidades, la forma de agrupar los alumnos, el modelo de convivencia, la creación de espacios y servicios de interés, etc.


¿CONOCES LOS DERECHOS DE PARTICIPACION EN LOS CENTROS DE EDUCACION OBLIGATORIA? http://www.parentsparticipation.eu/es/man-observatorio/conoces-tus-derechosde-participacion-en-los-centros-de-educacion-obligatoria Los derechos que hacen posible una participación de calidad en los centros educativos y cuya ignorancia frustra el compromiso y responsabilidad de los padres con el trabajo educativo del centro, son cuatro. Se agrupan en dos categorías: derechos individuales de los padres (derecho de información, derecho de elección de centro y derecho de recurso) y derechos colectivos (derecho de participación). Derechos individuales de los padres -

Derecho de información. Para ser un agente activo y responsable que imparte una educación de calidad, hay que dar información relevante a los padres de manera accesible (tablones, páginas web, reuniones, etc) y adaptarla a sus características y necesidades (desconocimiento del idioma, deficiencias sensoriales, etc)


El compromiso político de las autoridades para conseguir una educación inclusiva se refleja en la adaptación de la información para los padres. Se tienen en cuenta las necesidades de la población inmigrante y perteneciente a minorías religiosas, étnicas y lingüísticas, queriendo integrar sus derechos y deberes en el ámbito educativo. Los padres deben disponer de información clara sobre estos cinco aspectos imprescindibles: A) Los criterios de acceso a la educación obligatoria. B) La organización del sistema escolar. C) El proyecto educativo de centro. D) La organización y funcionamiento del centro. E) Los sistemas de evaluación utilizados en el centro objeto de interés. -

Derecho a elegir el centro. Hay que conseguir que los padres puedan elegir el centro adecuado para sus hijos en relación con sus convicciones, ideas y valores educativos, de manera que se facilite el grado de implicación, corresponsabilidad y participación efectiva en el proyecto educativo del centro. Para ello hay una oferta diversa de proyectos educativos, junto a medidas financieras suficientes para que los padres elijan libremente los distintos centros creados por las autoridades públicas.

-

Derecho de recurso. Este derecho consigue que los padres puedan participar de forma efectiva en los centros sin que sean perjudicados por las medidas tomadas por la administración educativa o del propio centro en relación con la actividad educativa de sus hijos. Por ejemplo, el derecho a recurrir será de calidad en la medida que los padres puedan impugnar decisiones de la administración. También se quiere saber si la instancia más cercana a que los padres puedan recurrir impone un plazo de resolución. De todas maneras, no es suficiente con que existan vías de reclamación, es necesario que los órganos resuelvan justificando sus decisiones dentro del plazo establecido. Derechos colectivos de los padres

-

Derecho de participación de los padres.


Los padres tienen el derecho de participar en los órganos de gobierno y control de las instituciones educativas del ámbito nacional, regional/autonómico y del centro. Los padres deben poder tomar decisiones en todos los niveles y ámbitos educativos para que los órganos fuesen realmente democráticos y efectivos. En países como Suiza o Bélgica solo hay dos niveles de gestión educativa: la regional y la propia de cada centro escolar. Eso es posible ya que sus regiones o comunidades gozan de total soberanía en materia de educación obligatoria, y carecen de una estructura formal a nivel nacional para la participación de los padres. De todas maneras, el derecho de participación efectiva de los padres en la educación necesita un minimo de autonomía pedagógica, organizativa y de gestión de recursos por parte de los centros. También debe garantizarse una adecuada representación de los padres en los órganos colegiados de gobierno de la comunicad educativa. Además, es importante el compromiso e interés de las autoridades para que dicha participación se consiga satisfactoriamente, ya sea: A) Poniendo medios para conocer la opinión de los padres. B)

Ofreciendo una formación que les permita conocer el sistema educativo, dirigirlo y seguirlo según las necesidades de sus hijos, y participar en las decisiones adoptadas por el centro escolar de la región e incluso el ámbito nacional.


ERRORES DE LOS PADRES EN LA EDUCACION DE SUS HIJOS Casi la totalidad de los padres y madres dan mucha importancia a los estudios de sus hijos, pero no tienen claro su papel en el aprendizaje de sus hijos, teniendo conductas erróneas. En la actualidad, se da mucha importancia a las notas académicas, estas notas muchas veces están relacionadas con la implicación de los padres en la educación de sus hijos. Según los expertos en educación, la ausencia de recompensa al esfuerzo de sus hijos tiene que ver con la desorientación de los padres en su papel como educadores. Algunos ejemplos en los que los padres educan mal a sus hijos, destacan la sobreprotección, la falta de límites, la negatividad y los malos ejemplos. Otros fallos están relacionados con el desconocimiento de respuestas a preguntas como “¿tienen que estudiar los padres con los hijos?” o “¿hay que hablar con el


profesor?”. A partir de experiencias profesionales, se consideran los siguientes 12 errores de los padres en la educación de sus hijos relacionados con la escuela: 1- Ejercer de maestros. Muchos padres ayudan a sus hijos a hacer los deberes, a estudiar o les explican la lección y corrigen sus trabajos. Los profesionales indican que es un error intentar ser padre y profesor a la vez porque aparecen situaciones conflictivas en casa. El papel de los padres es acompañar el aprendizaje de sus hijos, para ello los padres deben visitar más a los profesores de sus hijos para poder saber cómo guiarles, como hemos visto anteriormente, los padres acuden poco a la escuela de sus hijos. 2- “Querer Einsteins”. Desde pequeños, los padres sobreestimulan a sus hijos para que desarrollen rápidamente sus habilidades, todo esto provoca efectos contrarios en los niños como falta de atención, falta de concentración o hiperactividad. En muchas ocasiones, el listón alto de exigencia puesto por los padres provocan en los niños desmotivación. 3- Focalizar todo en los estudios. Los padres se centran únicamente en los estudios de sus hijos, provocando grandes presiones en sus hijos que dependen de los resultados. Hay que dejar a los niños tener su ocio y tiempo libre y que estos vean que sus padres también se interesan por esto. Para ello es importante que los padres acudan al centro de sus hijos para saber qué actividades extraescolares hay disponibles para sus hijos. 4- Premiar las notas. Una estrategia que utilizan habitualmente los padres parara animar a los hijos en su estudio es prometerles grandes regalos si aprueban o si sacan buenas notas.


Su mejor estimulo debería ser descubrir cosas nuevas, plantearse retos y desarrollar sus intereses, porque si no se hace de esta manera, lo que consiguen los padres es que sus hijos sean esclavos de un estimulo material y quizás no estudien por gusto si no que lo hagan por su premio. 5- Disfrazar la falta de esfuerzo de trastorno. Otra conducta que suelen utilizar los padres y que es también negativa es buscar siempre trastornos neurológicos detrás de los fracasos escolares de sus hijos. El error de los padres es no darse cuenta de que detrás de la falta de esfuerzo y motivación por los estudios lo que existe es una inversión de prácticamente todo su tiempo en ocio. 6- Impaciencia. Otra actitud frecuente es querer ir demasiado deprisa en lo que se refiere al aprendizaje en vez de extender la educación como un proceso a largo plazo. La impaciencia de los padres provoca que sus hijos se desesperen ante las primeras dificultades en los estudios o los primeros malos resultados, sin tener en cuenta que las dificultades y los errores están ligados al aprendizaje. 7- No respetar la línea de la escuela. Algunos padres, intentan enseñar a sus hijos a leer o a calcular por sus propios métodos, y de esta manera lo que hacen es interferir en el ritmo o el método pedagógico que sigue la escuela. Los padres deben de dejar que la escuela cumpla con su trabajo y no deben de mezclarles diferentes métodos ya que esto conllevaría una confusión en los niños. 8- Proyectarse en los hijos.


Otro error que es bastante reiterado por parte de los padres es pensar que el modelo y los métodos educativos que les sirvieron a ellos van a servir a sus hijos. La escuela ha cambiado mucho y los niños también, y lo que a sus padres les podría resultar llamativo, puede que no sea igual para tus hijos o que a ellos simplemente no les llegue a llamar la atención. 9- Cuestionar a los profesores. No apoyar a los maestros, mostrar constantemente el desacuerdo con el profesor en presencia de los hijos, es otra conducta que algunos padres no deberían realizar. Los profesores tienen una visión privilegiada de los alumnos que en ocasiones no se corresponde con su comportamiento y su actitud en casa, y que a los padres les conviene conocer. 10- Hacer de Sherlock Holmes. Hay padres que rastrean los deberes, los trabajos, las fechas de los exámenes a través de las redes sociales o de los padres de otros niños para ver si el hijo elabora o no sus tareas, y eso provoca cierta desconfianza y no resuelve absolutamente nada. Los expertos desaconsejan imponer un control absoluto, siempre y cuando dejen a los niños una cierta autonomía. 11- Solventarles los problemas. Otro comportamiento habitual y erróneo de los padres, es solventar los problemas de organización que puedan llegar a plantearse a sus hijos. En este apartado también se debe considerar una cierta autonomía de los hijos para que de esta manera puedan afrontar ello sus propios problemas. 12- Vincular las tareas a castigos.


El tiempo de realización de las tareas escolares debería ser un tiempo de tranquilidad y sosiego para trabajar, no de regañinas. En segundo lugar, porque el objetivo debe ser educar a los niños en el placer de la lectura o del estudio y no convertir esas actividades en un castigo.

ENTREVISTAS A PROFESORES Hemos realizado entrevistas a varios profesores de primaria para conocer su opinión acerca de la participación de los padres en los centros escolares.

Entrevista Jesús 1.wma

Entrevista Jesús 2.wma

Entrevista Jesús 3.wma

Entrevista Jesús 4.wma


Entrevista Esperanza 1.wma

Entrevista Entrevista Eseranza Entrevista Esperanza 2.wma 3.wma Esperanza 4.wma

Entrevista a Elena. Primera pregunta.wav

Entrevista a Elena. Segunda pregunta..wav

Entrevista a Elena. Tercera pregunta..wav

Entrevista a Elena. Cuarta pregunta..wav

CONCLUSIONES Tras la realizaci贸n del trabajo hemos llegado a una conclusi贸n central, que es la gran importancia de la participaci贸n de los padres ya no s贸lo en los centros


escolares, sino en la educación de los niños. Esto se debe, a que la educación de un niño debe ir en una sola dirección y para ello padres y maestros han de trabajar de manera coordinada, ya que si esto no sucede, hemos comprobado gracias a estudios realizados que tiene un efecto nocivo para los alumnos. Además gracias a este trabajo somos conscientes de la opinión de los maestros sobre la participación de los padres en los centros escolares y hemos visto que todos coinciden en la importancia de su presencia siempre y cuando se respete la labor del docente y que asociaciones como el AMPA son necesarias en los colegios porque realizan labores muy importantes y beneficiosas para el desarrollo de actividades en los centros.


DEBATE PROPUESTO

El debate propuesto en clase consiste en una serie de preguntas acerca de la opinión personal de nuestros compañeros sobre el tema expuesto en clase. Las preguntas son las siguientes: -

¿Qué opinas sobre la participación de los padres en los centros escolares?

-

¿Es beneficiosa esta participación?

-

¿Cómo implicarías más a los padres en la educación de sus hijos?

-

¿Qué opinas del AMPA?

Es necesario destacar que durante la exposición intentaremos que existan respuestas opuestas a cada pregunta para dar más intensidad al debate.


BIBLIOGRAFÍA

FRANCO MARTÍNEZ, R. (1989): Claves para la participación en los centros escolares. Escuela Española. Madrid. ÁLVAREZ FERNÁNDEZ, M. (Coord). (1988): Organización de la vida escolar: Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid. GARCÍA MACÍAS, J. (1987): Relaciones centro educativo-comunidad. Apuntes de Educación, n° 27. Editorial Anaya. Madrid. VV.AA. Padres y maestros, una relación necesaria. Tema del Mes de Cuadernos de Pedagogía, n° 147. Barcelona. Enlaces web:

http://www.parentsparticipation.eu/es/man-observatorio/por-que-es-importantela-participacion-de-los-padres-en-los-centros-educativos http://www.parentsparticipation.eu/es/man-observatorio/conoces-tus-derechosde-participacion-en-los-centros-de-educacion-obligatoria


Trabajo participación de los padres