Issuu on Google+

UNIDAD 1- EL SISTEMA FINANCIERO ESPAÑOL 1. Concepto, funciones y composición del sistema financiero 1.2.1. Concepto El sistema financiero es el conjunto de instituciones, medios y mercados cuyo fin principal es canalizar el ahorro que generan las unidades económicas con superávit (ahorradores) hacia los prestatarios o unidades económicas con déficit (inversores). De la definición anterior, podemos establecer que: •

Unidades económicas con superávit serán aquéllas que gastan una cantidad inferior a la que tienen, es decir, utilizan para su consumo o inversión solamente una parte de sus ingresos totales; son:  Familias o economías domésticas.  Empresas.  Sector público.  Sector exterior.

Unidades económicas con déficit serán aquéllas que gastan una cantidad superior a la que tienen, es decir, utilizan para su consumo o inversión una cantidad superior a sus ingresos totales; las anteriormente enumeradas podrán estar también en esta situación. 1.2.2. Funciones Las funciones del sistema financiero son:  Fomentar el ahorro.  Captar ese ahorro y canalizarlo hacia la inversión. Al no existir coincidencia en general entre ahorradores e inversores el sistema financiero actúa de mediador entre los mismos.  Ofertar aquellos productos que consigan adaptarse a las necesidades de los ahorradores y los inversores, de manera que ambos obtengan la mayor satisfacción con el menor coste.  Lograr la estabilidad monetaria y financiara haciendo que las instituciones financieras se adapten a los cambios económicos, asignando a las autoridades financieras los instrumentos de control adecuados. 1.2.3. Composición El sistema financiero está formado por:  Activos financieros.  Intermediarios financieros.  Mercados financieros. 1.3. Activos financieros 1.3.1. Concepto y funciones


Se denominan activos financieros a los títulos emitidos por las unidades económicas que suponen un instrumento para conducir el ahorro hacia la inversión y que representan un activo (derecho) para quien los posee y un pasivo (obligación) para quien los genera. Pueden estar documentados de muy diversas formas, tanto sobre papel como mediante anotaciones en cuenta, que constituye la tendencia actual. Así pues, las funciones fundamentales que cumplen los activos financieros en una economía son:  Transferencia de fondos entre agentes económicos, ya que canalizan el ahorro desde los ahorradores hacia los inversores.  Transferencia de riesgos, ya que el emisor de un activo adquiere una obligación de pago que estará vinculada al desarrollo de su actividad, por lo que, en última instancia, lo que está haciendo es trasladar parte del riesgo derivado de su inversión hacia el poseedor del derecho de cobro. Así, por ejemplo, el dinero será un activo plenamente líquido frente a un depósito a plazo. La liquidez de un activo vendrá determinada por dos factores, riesgo y rentabilidad:  Riesgo: es la probabilidad de que llegado el vencimiento de su obligación de pago, el emisor del activo no haga frente al pago o amortización de la deuda. Es decir, el riesgo de una inversión es la posibilidad de tener más o menos dinero del que se invirtió. Dependerá, por tanto, de la solvencia del emisor y de las garantías que se unan a ese activo financiero (avales, seguros, etc.), pero no de su cotización en el mercado.  Rentabilidad: es la capacidad de producir intereses u otros rendimientos (dividendos, ganancias de capital, etc.) para el comprador como pago de su cesión temporal de fondos y su asunción de riesgos. Por tanto, dicha rentabilidad estará en función de la liquidez y del riesgo y será una especie de recompensa para el tenedor del activo por soportar el riesgo de que el emisor cumpla con su obligación y por renunciar a su capacidad de compra. La relación que existe con la liquidez es inversa, de manera que un activo de mayor liquidez proporcionará una menor rentabilidad, mientras que con el riesgo se establece una relación directa, ya que cuanto más riesgo tenga un activo, mayor será la rentabilidad que produzca para compensar dicho riesgo. Teniendo en cuenta estas tres características, los agentes económicos realizarán una combinación de activos que cumplan sus preferencias en cuanto a liquidez, riesgo y rentabilidad, y obtendrán lo que se denomina una cartera de activos diversificada y eficiente. 1.3.3. Clasificación Los activos financieros se pueden clasificar según diferentes criterios: Según la emisión: a) Activos primarios: son los emitidos directamente por las unidades económicas con déficit o demandantes de fondos. Los ahorradores e inversores se ponen en contacto de forma directa. b) Activos secundarios: son creados o emitidos por los intermediarios financieros (por ejemplo, un banco) con el fin de captar fondos, previo pago de una rentabilidad, que


luego prestarán a los que lo soliciten, cobrando, en este caso, una cantidad (ejemplo: cuentas corrientes). Según el emisor: a) Públicos: son aquellos activos que han sido emitidos por el Estado, las Comunidades Autónomas, los Ayuntamientos o cualquier otro organismo público (ejemplo: Letras del Tesoro). b) Privados: cuando el emisor no es un organismo público, sino cualquier otra empresa o sociedad de carácter privado (ejemplo: acciones). Según el grado de liquidez: a) A la vista: son aquellos activos que se amortizan a la presentación de los mismos (ejemplo: moneda y billetes). b) A corto plazo: los que tienen un plazo de amortización inferior al año (ejemplo: letra de cambio a 60 días). c) A largo plazo: con vencimiento superior a un año (ejemplo: préstamo a largo plazo). d) Perpetuos: no se amortizan. 1.4. Intermediarios financieros 1.4.1 Concepto Son las instituciones que concilian los deseos de las unidades económicas con déficit con los de las unidades económicas con superávit. El contacto directo entre demandantes y oferentes de dinero es extremadamente difícil, pues las condiciones de plazos, riesgo y rentabilidad que cada uno persigue son casi imposibles de conciliar. De ahí que aparezcan los intermediarios financieros realizando una labor de mediación entre ambos agentes y sus respectivos intereses. 1.4.2. Clasificación Intermediarios financieros bancarios Son aquellos que tienen capacidad para crear dinero. Se caracterizan porque van más allá de una labor puramente intermediadora. Los activos procedentes de las unidades económicas con déficit (activos primarios) no son canalizados a las unidades económicas con superávit con las mismas características. Lo que éstas llegan son activos secundarios (cuentas corrientes, depósitos a plazo, etc.) creados para ajustarse a las preferencias de los ahorradores. Son los siguientes:      

Banco de España. Bancos comerciales. Cajas de Ahorro. Cooperativas de crédito. Entidades de dinero electrónico (EDE). Instituto de crédito oficial (ICO)


Intermediarios financieros no bancarios. Se caracterizan porque son meros mediadores entre demandantes y oferentes de dinero. No realizan ninguna transformación de activos y, por tanto, a diferencia de los anteriores, no crean dinero, pues no pueden captar fondos del público. Este tipo de intermediarios está integrado por un grupo muy heterogéneo de instituciones a) Los Establecimientos Financieros de Crédito (EFC), entidades de crédito que desempeñan una o varias de las siguientes actividades:  las de préstamo y crédito, incluyendo crédito al consumo, crédito hipotecario y la financiación de transacciones comerciales,  las de factoring,  las de leasing,  la emisión y gestión de tarjetas de crédito. b) Fondos y Sociedades de inversión: Sociedades de Valores (Dealers), Agencias de Valores (Brokers) y Sociedades Gestoras de Carteras. c) Instituciones aseguradoras. d) Sociedades de Garantía Recíproca. 1.5. Mercados financieros 1.5.1. Concepto El mercado financiero es el mecanismo o lugar donde se intercambian los instrumentos o activos financieros y se determinan sus precios. Actualmente, el concepto de mercado ha cambiado, porque no se exige la existencia de un espacio físico, ya que la negociación se produce a través de la red informática, telefónica, etc. 1.5.2. Funciones Las funciones que se atribuyen a los mercados financieros son:  Poner en contacto a los agentes económicos que intervienen o participan en el mercado, como pueden ser los ahorradores o inversores (individuales o empresarios), y los intermediarios financieros, logrando que ambos se beneficien de los intercambios y repartiendo el riesgo entre los inversores.  Fijar los precios, es decir, constituir el mecanismo adecuado para fijar el precio de los distintos activos.  Proporcionar liquidez a los activos; evidentemente cuanto más se amplíe o desarrolle el mercado de un activo, más facilidad existirá para convertirlo en dinero.  Reducir plazos y costes de intermediación. Los mercados financieros desempeñan un papel importante en la situación general de la economía, por su influencia en las decisiones de inversión. Históricamente, estos mercados estaban integrados por la Bolsa y bancos (o similares). En la actualidad existen también los mercados de derivados, en los cuales se puede decidir qué riesgos se pueden soportar y cuáles eliminar o transferirlos de inversores cautelosos a otros más audaces. Los mercados financieros ofrecen una serie de activos financieros con diversas relaciones de rentabilidad y riesgo, de forma que cada agente económico elige de acuerdo con sus preferencias.


1.5.3. Características Las características que todo mercado financiero debe cumplir son:  Transparencia: los intervinientes en el mercado podrán obtener información relativa al mercado de forma rápida y a bajo coste.  Libertad: está determinada por la no existencia de barreras de entrada o salida de compradores y vendedores, es decir, no se ponen limitaciones para el intercambio de activos en cuanto a cantidades y a la formación del precio.  Profundidad: se dispone de un gran número de órdenes de compra y venta para cada activo y a distintos precios.  Amplitud: se deben negociar multitud de activos en cada momento para que se puedan satisfacer las necesidades de los oferentes y demandantes potenciales.  Flexibilidad: un mercado es flexible cuando los agentes que intervienen en él tienen capacidad de reacción ante las variaciones que se produzcan en los precios u otras condiciones del mercado. 1.5.4. Clasificación Existen varias clasificaciones de los mercados financieros entre las que se pueden destacar: En cuanto a la forma de funcionamiento o estructura:  Directos: cuando oferentes y demandantes de fondos se intercambian sin mediadores los activos financieros.  Intermediados: se produce cuando al menos uno de los participantes en la operación de compra-venta de activos es un intermediario financiero. Su función es poner en contacto oferentes y demandantes de fondos, por lo que cobran una comisión. Respecto a la fase de negociación de los activos:  Mercados primarios: se trata del mercado en el que se colocan los activos financieros nuevos del emisor al inversor, a cambio de fondos con los que financiarse (ejemplo: emisión de Letras del Tesoro, ampliaciones de capital, etc.).  Mercados Secundarios: se negocian activos financieros ya existentes, es decir, los activos se compran a su propietario y no al emisor del título. Por la característica de sus activos:  Mercados monetarios o de dinero: se negocian activos financieros a corto plazo, con una alta liquidez y un bajo riesgo. Dentro de este tipo de mercado se encuentran tanto los mercados interiores como los mercados de divisas, aunque en estos últimos el nivel de riesgo es mayor, porque al riesgo propio del crédito se añade el riesgo de cambio.  Mercado de capitales: se negocian aclivos financieros a largo plazo, es decir, comprenden las operaciones de inversión y financiación. Dentro de este mercado se encuentran los mercados de valores, en los que están el de renta fija y renta variable, y los mercados de crédito. Ambos mercados cuentan con una liquidez menor y un riesgo mucho más elevado que el del mercado monetario.


Por el grado de intervención de las autoridades:  Mercados libres: el volumen de activos que se intercambian y su precio se fija únicamente como consecuencia del libre juego de la oferta y demanda.  Mercados regulados: el precio o la cantidad de los títulos se modifican administrativamente. En cuanto al plazo:  Mercados al contado: la contrapartida se realiza en el momento de cerrar la operación.  Mercados a plazo: la contrapartida se entrega en un momento posterior al cierre de la operación. Por su grado de formalización:  Mercados organizados: son aquellos en los que se negocia una gran variedad de activos, en un lugar concreto y sujeto a una serie de normas y reglas de obligado cumplimiento.  Mercados no organizados (OTC): las operaciones no se producen en un lugar o espacio concreto, las normas son flexibles y vienen marcadas por los usos de las partes que intervienen en el mismo.


el sistema financiero español