Page 1

TT Dramaturgia Boliviana

LA ESCENciA Editorial Digital

Autor:

Alejandro Molina Obra:

- Las Cartas del Cabo

Octubre - 2016 Cochabamba - Bolivia

14


El Texto publicado en esta ediciรณn es de propiedad intelectual del autor. para mayor informacion consultur a: Correo electrรณnico: aleandromo@gmail.com Cochabamba - Bolivia 2 - LA ESCENciA - Editorial Digital


ALEJANDRO MOLINA: Actor, director y dramaturgo. Licenciado en Artes Dramáticas por la Escuela Nacional de Teatro / Universidad Católica San Pablo. Santa Cruz. Ha cursado talleres con Antonio de Araujo, Jean Marie Broucaret, Ignacio Márquez, Héctor Noguera, Vivian Acosta y con el Teatro de los Andes entre otros. Participó del“Teatro Duende” dirigido por Percy Jiménez y “Teatro la Oveja Negra” dirigido por Cristian Mercado. Realizó giras y presentaciones por Bolivia, Argentina, Chile, Brasil, Francia y España. Participó en los largometrajes “El Ascensor” de Tomás Bascopé y “Norte estrecho” de Omar Villarroel. Actor de los cortometrajes “Nina” de Uri Carrasco. (Mejor corto 48Hrs. Film Festival 2014. Proyectado en Cannes 2014), “Enójate” de Makina Films. (Mejor actuación 48Hrs. Film Festival 2013), “La madre, el padre, el perro y sus hermanos de Yashira Jordán y “Lado B” de Arte Facto Visual producciones entre otros. Premio PETROBRAS Nóveles Escritores 2010 con la obra: “Las cartas del cabo” (Ed. ASTILLERO. 2011 Madrid/ Ed. La HOGUERA. 2011 Sta. Cruz).

Dramaturgia Boliviana - 3


4 - LA ESCENciA - Editorial Digital


Las Cartas del Cabo De: Alejandro Molina

Dramaturgia Boliviana - 5


Las cartas del cabo

Alejandro Molina

1  

6 - LA ESCENciA - Editorial Digital


“Un disparo atraviesa un cuerpo. Luego atraviesa su recuerdo, y luego se hunde en el olvido llevándose solo un despojo hacia la muerte.”

2  

Dramaturgia Boliviana - 7


PERSONAJES:

La Ma La Pocha La Flaca La Nena Él Ella (La Negra) Mujer 2 Dos clowns Soldados El General El Capitán El Cocinero El Chofer Varios muertos Voces de familiares Una banda de músicos

3   8 - LA ESCENciA - Editorial Digital


Escena 1:

ORACIONES

Noche de invierno. El cuarto de una casa antigua. La Nena arrodillada al borde de su cama reza.

La Nena:

… no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal... (Silencio) Dale. Dime que pasó. Tú que lo sabes todo. No me vas a ocultar la verdad. ¿Verdad? Te digo sinceramente yo… Me había prometido a mi misma no rezar más si no me aclaran la verdad. Porque La Pocha no es una mentirosa. No del todo. Bueno. Depende a que se le puede llamar una mentira. Pero La Ma tampoco es una mentirosa. En ese caso. Pero entonces. ¿Quién tiene la verdad?

Voz de fuera: La Nena:

¡Nena dormite de una vez! …no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.

4   Dramaturgia Boliviana - 9


La Nena se persigna. Hace el ademán de levantarse pero vuelve a arrodillarse. Junta las manos para rezar y habla bajito.

La Nena:

Una última cosa. Sabes. Yo la verdad. Estoy cansada. No, no me refiero a querer dormir, no me refiero a ese cansancio. Estoy cansada de… ¿Es necesario que te explique todo?

La nena se persigna y se acuesta. Apagón.

Escena 2:

PRIMERA CARTA

El andén de una estación de trenes. Mucha gente despide a los soldados que se van a la guerra. Una banda de músicos del ejército. Alegría, llanto, esperanza. Voces que se cruzan.

Una voz:

Te vas a cuidar papito.

Otra voz:

Tráeme un recuerdo de la guerra.

5   10 - LA ESCENciA - Editorial Digital


Otra voz:

Vas a buscar a tu hermano, está en el 14 de infantería.

Una voz:

No te vayas, por favor, no te vayas.

Otra voz:

Escribe. Cuando puedas, no importa. Voy a esperar.

Una voz:

Te quiero. No me olvides.

Él:

Negra, te he dicho que no vengas aquí. Nos pueden ver.

Ella:

Que nos vean pues. De quién nos vamos a ocultar.

Una voz:

Josecito, por amor a Dios, volvé con nosotros…

Él:

Tú no me entiendes Negra. Nunca me has entendido.

Ella:

No hace falta entenderte pues. Yo te amo. (Lo abraza)

Una voz:

¡¡Hijo!! ¡¡¡Hijito!!!

Él:

Por favor Negra soltáme. No entiendes que…

Mujer 2:

¿Pacho?

Una voz:

Cuidate de las balas papito.

Mujer 2:

¿Eres tú Pacho?

Él:

Puta.

Otra voz:

Te voy a extrañar mi amor.

Mujer 2:

Que estás haciendo aquí. ¿No te habías ido al Beni?

6   Dramaturgia Boliviana - 11


Una voz:

Chau… chau…

Mujer 2:

¿Y esa mujer? ¿Qué hace contigo esa mujer?

Ella:

¿Quién es esta vieja?

Una voz:

Vas a tener cuidado con los “pilas”

Mujer 2:

Viejo será tu calzón. Culebra atragantada.

Una voz:

¿Estas llevando tu frazadita?

Él:

Tranquila Negra.

Ella:

¿Negra le dices a esta pequinés?

Mujer 2:

Cerrá el pico.

Ella:

Haber cerrámelo que yo no puedo.

(1)

Las dos mujeres intentan trenzarse a golpes. El se pone al medio. Se escuchan llantos.

Una voz:

¡¡Aaahhhhh!! ¡¡No vas a volver!!

Otra voz:

¡¡¡Nooo!!! ¡¡Por favor no te vayas!!

Él:

Cálmense por favor. Podemos arreglar esto.

Ella:

Seguro. 7

12 - LA ESCENciA - Editorial Digital


Que se desinfle las postizas y arreglado el asunto. Él:

Tranquila Negra.

Mujer 2:

¿Negra le dices a esta pisapapeles?

Una voz:

¡¡Josecito!!!

Ella:

Yo pisapapeles y tu pisacaca. ¡Teñida! (Vuelven a trenzarse)

Otra voz:

¡¡No se lo lleven!!! ¡¡No!!

Otra voz:

¡Chauuuu! ¡¡No me olvides!!

Él:

¡Basta Negra!

Mujer 2:

¡Quítate, que voy a decolorar ese cuero!

Ella:

¡¡ Será tu sobaco lo único negro!!

La discusión entre las mujeres sube de tono. En los altavoces de la estación se escucha el último llamado para abordar el tren. La banda comienza a tocar el tema “Despedida de Tarija”. La escena de pronto se asemeja a una vieja película en blanco y negro.

Voz en off:

Las llamábamos “madrinas de guerra”.

8   Dramaturgia Boliviana - 13


Ya que había madrinas de bautizo, madrinas de matrimonio, madrinas de cumpleaños, madrinas para todo. ¿Porqué no unas madrinas de guerra? Ellas

se

encargarían

de

enviar

y

hacer

llegar

nuestra

correspondencia. Donde fuera. El único requisito era que tuviesen alguna relación de parentesco con los soldados. Y a veces ni eso. Ellas nos despedían.

El tren comienza a partir. Él, sin poder arreglar la situación, abandona la pelea y sube al vuelo al último vagón. La luz se va perdiendo.

Escena 3:

EL OLVIDO

Noche cerrada. Probablemente una morgue. El discurso del presidente Salamanca llamando a la guerra se escucha en el ambiente

(2).

La Ma, con un candelabro

encendido camina buscando algo en la oscuridad. De lejos la sigue La Flaca.

La Ma:

El olvido no tiene cara. ¿A quién puedo reconocer entonces? Están todos ahí mirándose unos a otros. 9

14 - LA ESCENciA - Editorial Digital


Otros ojos, otras bocas que no besaron sus bocas. Otras manos que se confundieron entre la tierra buscando otra suerte. Amontonados los cadáveres de unos y otros. Buscan sin remedio bajo el miedo atroz del silencio. A quién puedo recordar si no recuerdo nada. Mi vida se partió de repente en una mitad ciega y otra mitad lejana. Y aquí estoy, es lo único que se bien, aquí estoy y la mitad de mi vida se ha perdido. Y pregunto a los muertos. Quién de ustedes me dice dónde encontrarlo. Pero los muertos no saben responderme. Maldigo el fuego ingrato que los enterró sin nombre. La Flaca:

No maldiga Ma.

La Ma:

Maldigo la tierra que los devoró…

La Flaca:

No maldiga.

La Ma:

(Ensimismada) Nada. 10

Dramaturgia Boliviana - 15


Otra vez nada. La Flaca:

En la inscripción no había nombres Ma.

La Ma:

¡Siempre dicen que no hay nombres! Cuerpos. Eso es lo que hay. Eso es lo único que saben recolectar estos…

La Flaca:

Estos niños Ma. Estos niños.

La Ma:

Es fácil morir para los hombres. Morir sin patria, morir sin madre. Como un juego cruel de vanidad. Dejando el llanto para otros. Morir y matar sin pena. Si vuelvo a nacer quiero ser hombre. Es fácil ser hombre y no esperar.

La Flaca:

Vamos Ma. Vámonos ya. Tengo frio en los huesos.

La Ma y La Flaca lentamente se van alejando y se pierden en la oscuridad.

Escena 4:

SEGUNDA CARTA

Voz en off:

Junio de 1932. 11

16 - LA ESCENciA - Editorial Digital


¿Qué día es hoy? Quién sabe. El infierno verde. El lugar más inhóspito. El Chaco es una blanca sed en el horizonte. Enormes pajonales donde el sol es implacable. No hay agua por ninguna parte. Un paisaje incurable de arboleda enferma. Destino de sequías, espejo del agua que no existe. Esta guerra es una lucha contra la naturaleza. Los soldados tienen más sed que odio. He venido a morir. Debes saberlo.

Escena 5:

LA POCHA Y LA MA

La Ma y La Pocha, sentadas de cara al público.

La Ma:

Se lo comió la guerra. Ese animal. Cuántas almas Dios mío.

12   Dramaturgia Boliviana - 17


La Pocha:

Qué historia es esa. El mundo está partido y la vieja tiene la cabeza más dura que una patada. Mi madre dice que escucha disparos. ¡Y que querías escuchar vieja! ¿Violines? El mundo ha cambiado.

La Ma:

No me vengas con cuentos. Nada ha cambiado. Aquí nada ha cambiado. Yo sigo siendo La Ma y tú… Qué sabes tu hija.

La Pocha:

Ma, no puede seguir este cuento de que cada noche vos escuchas y … y… a mí la verdad me da igual tener un padre o tener un regalito de navidad. Ya está. Te tengo a vos.

La Ma:

La Pocha:

Pues tanto mejor. Como los hijos hablan por hablar no me molestaría salir a la calle a gritar a todas las lenguas:

La Ma:

Silencio.

La Pocha:

“Marido infiel desaparece misteriosamente después de una guerra. No estaba muerto. Se volvió a casar en el extranjero...” 13

18 - LA ESCENciA - Editorial Digital


La Ma:

¡No blasfemes hija!

La Pocha:

“…causando severo trauma mental en su esposa. Ésta dice que escucha disparos.

La Ma:

¡Calla! Disculpen. Mi hija…

La Pocha:

Disculpen. Mi Madre… ¿Nos disculpan?

La Ma y La Pocha se agarran de la mano y salen de escena. Apagón.

Escena 6:

TERCERA CARTA

Dos clowns. Centinelas. Uniformados y armados. Espían desde el interior de una caseta de vigilancia desecha.

Clownuno:

Me robaron.

Clowndos:

Clownuno:

Hoy se llevaron dos latas de conserva de mi carpa

Clowndos:

Lo siento mi capitán. 14

Dramaturgia Boliviana - 19


Clownuno:

Hoy me robaron una lata de salmón ahumado.

Clowndos:

Es una pena pero…

Clownuno:

Y una lata de calamares en su tinta.

Clowndos:

Lo siento mi capitán. Pero creo que nos dejaron.

Clownuno:

Desgraciados.

Clowndos:

Concuerdo mi capitán.

Clownuno:

No tienen respeto.

Clowndos:

Parece que el General se ha ido sin nosotros mi Capitán.

Clownuno:

Lo sabía.

Buscan con la mirada en el silencio.

Clownuno:

Allá. (Señala un lugar) ¿Lo viste?

Clowndos:

Si.

Clownuno:

No se ve nada.

Cowndos:

Nada…

15   20 - LA ESCENciA - Editorial Digital


Clowndos eructa

Clownuno:

¿Que fue eso?

Clowndos:

Nada.

Clownuno:

No. No, espera.

Clownuno huele a su alrededor

Clownuno:

Salmón.

Clowndos:

Mi capitán ¿qué hacemos ahora?

Clownuno:

¡Salmón ahumado!

Clowndos eructa de nuevo

Clownuno:

¡”Mi” salmón ahumado!

Clowndos:

¿Qué hacemos?

Clownuno:

Yo te voy a bajar el culo a latigazos.

16   Dramaturgia Boliviana - 21


Clowndos:

¡Capitán! Por favor. Modérese. Esta es una situación militar.

Clownuno:

Esta bien, está bien. Tiene usted razón. Es solo una situación militar.

Clowndos:

¿Que hacemos mi capitán?

Clownuno:

Podemos… ¡Te voy a matar desgraciado!

Clowndos:

Tranquilícese. No fui solo yo. Lo repartimos entre cinco.

Clownuno:

Desgraciado. Desgraciados.

Clowndos:

No hay rastro de la tropa mi capitán. Sugiero que salgamos del puesto para inspeccionar. ¡Permiso para salir del puesto mi capitán!

Clownuno:

Anda y que te coman los infiernos.

Clowndos se cuadra y sale de la caseta

Clownuno:

Espera. Espera. 17

22 - LA ESCENciA - Editorial Digital


¿Que hicieron con la segunda lata? Clowndos:

¿La Podrida?

Clownuno:

¿Podrida?

Clowndos:

La enterramos.

Clownuno:

Mis cala…mares en su….

Clowndos

Permiso para ir a inspeccionar. Mi capitán.

Clowuno:

¡Soldado! ¡Soldado! ¡Vuelva aquí! ¡Soldado! ¡Subordinación y constancia!

Clowndos se retira y la luz se va perdiendo mientras Clownuno continua despotricando.

Escena 7:

PESADILLAS

En el cuarto de La Nena. A oscuras. La Nena está soñando y tiene una pesadilla.

La Nena:

15 metros… 16… 17 metros… 18

Dramaturgia Boliviana - 23


Agua. Agua. 18… 19 metros… ¡No te muevas! ¡No te muevas! ¡Agua! ¡Agua!

Se asoman a la puerta La Ma y La Flaca. La Ma trae una vela encendida. La Flaca trae un vaso lleno de agua y una toalla. Después de observar un momento La Ma le hace una seña a La Flaca y esta se acerca a La Nena, se sienta en la cama, remoja los dedos en el agua y le salpica un poco al rostro de la Nena. Al ver que ésta sigue gritando dormida, le vacía todo el contenido del vaso en la cara.

La Nena:

(Despertando arrebatada) Los ví. Los ví… Muchos. Los ví. Unos sobre otros en un pozo profundo. Sin agua. Están ahí. Muchos. Las caras llenas de tierra.

19   24 - LA ESCENciA - Editorial Digital


La Nena se abraza a La Flaca y llora. La Flaca la acurruca y la seca con la toalla

La Flaca:

(Cantando) En el claro de aquel bosque Hay un pozo de agua dulce. Quien lo busca no lo encuentra, Quien lo encuentra no lo ve.

Duerme niña. Lo que has visto En el fondo de este pozo, No son aguas ni son dulces Son las almas del edén.

Lentamente se apaga la luz

Escena 8:

CUARTA CARTA.

Tienda de campaña en Boquerón. El cocinero le acerca un plato de asado al Capitán. Este habla mientras come. 20   Dramaturgia Boliviana - 25


Capitán:

Mierda Pérez. ¿Hoy es navidad? Por fin un buen plato, después de tanto caldo. Toda la tropa se queja de la comida. Son unos ineficientes. Campesinado en pleno. Y todavía quieren comer bien. Mierda Pérez. ¿Han venido a combatir o a comer? Amor a la patria Pérez. Subordinación y constancia. ¿Cuándo van a aprender? El otro día viene un soldado a pedir comida. ¿Que han creído estos indios? ¿Qué pueden comer con los oficiales? Faltaba más. ¡Caray! ¿Qué dices tú?

Cocinero:

Tiene razón mi capitán.

Capitán:

Oye Pérez, este asado esta buenísimo.

Cocinero:

Gracias mi capitán.

Capitán:

Te decía Pérez. Finalmente no es nuestra culpa que los alimenten mal. 21

26 - LA ESCENciA - Editorial Digital


Que se quejen al gobierno. ¡Ja, ja! Que se quejen… ¿Qué culpa tenemos nosotros?

El capitán termina de comer y se limpia la boca con las mangas de su saco.

Capitán:

Sabroso asado Pérez.

Cocinero:

Gracias mi capitán.

Capitán:

¿Y de dónde has sacado carne para este asado tan bueno?

Cocinero:

Mi capitán, eso que le he traído es de los muslos de un muerto.

Capitán:

De los… ¿qué? Ooooooo, es una broma ¿Cierto Pérez?

Cocinero:

No mi capitán.

Silencio

Capitán:

Pérez...

Cocinero:

Si mi capitán.

22   Dramaturgia Boliviana - 27


Capitán:

¿Como que de un muerto?

Cocinero:

Si mi capitán. De uno de esos.

Capitán:

Ahhhhh. Ja, ja, ja.

Silencio

Capitán:

Pérez

Cocinero:

¿Si mi capitán?

Capitán:

¿El muerto era paraguayo o boliviano?

Cocinero:

Capitán:

¿Pérez?

Cocinero:

Con permiso mi capitán. (Se retira)

Capitán:

¡Pérez! Un muerto… Ja, ja… Y cree que yo me voy a tragar eso de que cocinó un… Campesinos… No saben que inventar. Ja, ja… De un muerto…

23   28 - LA ESCENciA - Editorial Digital


Escena 9:

LA SOLEDAD

Noche cerrada. Posiblemente una morgue. La Ma busca a tientas. La Flaca la sigue desde lejos.

La Ma:

Puede que me haya olvidado. Está de moda olvidar. Puede ser una historia sin gloria. Una de las tantas que olvidarán los niños. ¿Quién escribe nuestra historia José? Me olvidarán como olvidaron a Margarita, Que murió en las calles de Santa Cruz. Sin un peso. Gritaba ¡Yo fui a la guerra! ¡Yo fui a la guerra! Me olvidarán y te olvidarán José. ¿Pero tú me has olvidado? Solo dame una señal. Puede que me haya olvidado. Puede que no entienda las señales. 24

Dramaturgia Boliviana - 29


¿José? ¿José? ¿Eres tu José?

La Ma se pierde buscando en la oscuridad.

Escena 10: QUINTA CARTA

Un camión plantado en medio del camino, entre los dos frentes. Se escuchan disparos. Un coronel y el chofer.

Coronel:

¡Pedazo de asno! Si se te hubiera iluminado.

Chofer:

Yo no tengo la culpa mi Coronel.

Coronel:

¿Y quién tiene la culpa? ¿Papa Noel?

Chofer:

El tanque estaba lleno.

Coronel:

Pues lo habrás llenado de aire.

Chofer:

Lo he llenado con lo que me han dado mi Coronel.

Coronel:

Yo te voy a dar… Silencio. Parece que nos vieron. 25

30 - LA ESCENciA - Editorial Digital


Ambos registran con la mirada la cercanía de un soldado.

Chofer:

(murmurando) Es uno de los nuestros.

Coronel:

Mierda.

Chofer:

¡Eh! ¡Somos bolivianos!

Coronel:

¡Silencio carajo!

Chofer:

Pero mi Coronel.

Coronel:

Silencio he dicho. ¿No te das cuenta que si nos encuentran nos detienen y nos llevan presos?

Chofer:

Pero mi Coronel, son de los nuestros.

Coronel:

Si, pedazo de asno. Pero acabamos de dejarlos abandonados.

Chofer:

Los…

Coronel:

Carga tu arma.

Chofer:

¿Cómo?

Coronel:

Carga tu arma y apunta.

Chofer:

Pero mi Coronel.

Coronel:

Haz lo que te digo o te disparo yo.

26   Dramaturgia Boliviana - 31


El chofer apunta el arma en dirección al soldado

Coronel:

Cuando te de la señal disparas. Y comienzas a correr. Si alguien te pregunta, le dirás que te has escapado de milagro. Ni una palabra de esto, ¿entendido?

Chofer:

Entendido mi Coronel.

Coronel:

Atento

Silencio

Coronel:

¡Ahora!

Se escucha un disparo. Apagón.

Escena 11: LA FLACA Y LA NENA La habitación de La Nena. Es tarde de noche. La Flaca reflexiona sentada en la cama junto a La Nena, que no se quiere quedar dormida.

27   32 - LA ESCENciA - Editorial Digital


La Flaca:

Los argentinos… Qué se yo. También hay argentinos buenos. El Che era buen argentino. Carlitos Gardel… Algunos dicen que era uruguayo. La gente dice tantas cosas. Gran país. Buenos Aires. Su nombre lo dice: Donde se respira bien, donde el viento es benévolo.

La nena:

¿Benévolo?

La Flaca:

Que hace bien. Si. Que hace bien.

Silencio

Pero en el fondo… ¡Diego Maradona!

Ese es un buen argentino. Y

Riquelme. Si.

Riquelme. 28   Dramaturgia Boliviana - 33


Es como en el fútbol. Si. Así es. De pronto entran a la cancha dos equipos Y por más preparación que hayan tenido. Por más entrenamiento. Por más manejo de la bola. No sirve de nada. Siempre habrá un hombre vestido de negro. El que tendrá las tarjetas. El que dejará que las cosas pasen. El que tendrá la última palabra. Los Argentinos… A veces pienso que hay algo que no… La Nena:

Flaca. ¿La guerra fue con los paraguayos o con los argentinos?

La Flaca:

Nena. (Le acaricia el pelo) A mis 45 años. Todavía no estoy segura.

La Flaca le da un beso en la frente a La Nena y sale del cuarto. Apagón.

Escena 12: EL GENERAL Puesto militar en la retaguardia. El general Kundt, viejo alemán, está sentado en su escritorio. Entra un soldado.

29   34 - LA ESCENciA - Editorial Digital


Soldado:

¡Cabo Mamani. Flores. Reportándose! ¡Mi general!

General:

Ya. Siéntese.

Soldado:

¡Permiso para sentarse! ¡Mi general!

General:

Ya. Permiso concedido.

El soldado se sienta

General:

¿Cuál es su nombre?

Soldado:

(Se pone firme) ¡Rigoberto Mamani Flores! ¡Segunda división. Destacamento 13. Artilleros!

General:

(Cortándolo) Ya, ya. Suficiente. Siéntese.

Soldado:

¡Permiso para sentarse! ¡Mi general!

General:

Ya. Permiso concedido.

El soldado se sienta

General:

¿Sabe porqué lo he mandado llamar?

Soldado:

¡Negativo! 30

Dramaturgia Boliviana - 35


General:

¿Negativo qué?

Soldado:

(Se pone firme) ¡Negativo mi general!

General:

Ya, ya. Está bien. Siéntese.

Soldado:

¡Permiso para sentarse! ¡Mi general!

General:

Ya. Permiso concedido.

El soldado se sienta

General:

Así que no te imaginas porque te he mandado llamar.

Soldado:

¡Negativo mi general!

General:

Me han dicho que has perdido una mano.

Soldado:

¡Negativo mi general! ¡Solamente tres dedos!

General:

Bueno. Eso quiere decir que ya no sirve la mano.

Silencio

General:

Y me han dicho que te han volado un ojo.

31   36 - LA ESCENciA - Editorial Digital


Soldado:

¡Positivo mi general! ¡Pero todavía me funciona el otro!

General:

Mira Roberto…

Soldado:

(Se pone firme) ¡Rigoberto Mamani Flores! ¡Segunda división! Destacamento 13. Artilleros

General:

(Cortándolo) Ya, ya. Suficiente. Siéntese.

Soldado:

¡Permiso para sentarse! ¡Mi general!

General:

Ya. Permiso concedido.

El soldado se sienta

General:

Mira Rigoberto. En el estado en el que estás ya no nos sirves.

Silencio

General:

Te vamos a enviar a casa.

Soldado:

(Se pone de pie bruscamente) No mi general. Con todo el respeto mi general. No puede hacerme esto mi general. Después de que me he cargado a 5 pilas(1) mi general. Por favor mi general. Yo sé que no

32   Dramaturgia Boliviana - 37


veo bien, mi general, pero puedo apuntar con la otra mano mi general… General:

Ya, ya. No seas payaso. Sentarse.

Soldado:

¡Permiso para sentarse! ¡Mi general!

General:

¡Sentarse carajo!

El soldado se sienta

General:

¿Por qué no quieres volver?

Silencio

Soldado:

¡Yo quiero servir a mi patria! ¡Mi general!

General:

¡Shaisse mit der patria! ¿Por qué no quieres volver?

Soldado:

Mi general. Va a disculpar mi general. Pero no puedo volver mi general.

General:

No te he preguntado. Pedazo de nalga. ¡Es una orden! 33

38 - LA ESCENciA - Editorial Digital


Soldado:

Lo que pasa mi general. Con todo respeto mi general. Es que he dejado asuntos pendientes en casa mi general. Y no puedo volver así nomás.

General:

¡Ahhh!. ¡Otro Don Juan carajo!

Soldado:

¡No mi general! Cómo pues.

General:

¿Y la has preñado?

Silencio

Soldado:

¡A las 3 mi general!

General:

¡Puta! 3 más de paso. Y no habrás…

Soldado:

Si mi general.

General:

¿A las tres?

Soldado:

Si mi general. A las tres les he dicho que cuando vuelva me iba a casar con ellas.

General:

¡Hijo de puta, te vas directo a la cocina ahora mismo! ¡Y me cocinas caldo carajo por el resto de tu puta vida! ¡Perderse!

Soldado:

¡Permiso para retirarse mi general!

34   Dramaturgia Boliviana - 39


General:

¡Perderse he dicho carajo!

El soldado sale apresurado. Apagón.

Escena 13: LOS MUERTOS Noche cerrada. Probablemente una morgue. Los cuerpos no identificados yacen sobre las mesas. Hablan en un diálogo de sordos. Algunos se quejan. La Ma y La Flaca escuchan.

Muerto 1:

¿Alguien tiene agua?

Silencio

Muerto 1:

Agua por favor. Muero de sed.

Silencio

Muerto 1:

¡Una cantimplora por favor! 35

40 - LA ESCENciA - Editorial Digital


Muerto 4:

Quiero saber porqué no se han cumplido mis órdenes.

Muerto 3:

Es una insubordinación.

Muerto 2:

Yo estaba al mando.

Muerto 4:

¡Insolente!

Muerto 7:

Una Enfermera. ¿Alguien me escucha? Una Enfermera.

Silencio

Muerto 5:

Señor presidente. ¡Señor presidente!

Muerto 1:

¡Una cantimplora por favor!

Muerto 2:

Soy el general en Jefe del ejército en campaña.

Muerto 3:

Y yo soy el Capitán General.

Muerto 1:

Agua por favor.

Muerto 5:

Señor Presidente.

Muerto 7:

Una enfermera.

Muerto 2:

¡General en Jefe!

36   Dramaturgia Boliviana - 41


Muerto 3:

¡Capitán General!

Muerto 4:

Insolente.

Muerto 6:

Que dolor de cabeza.

Muerto 2:

Como General en Jefe pido mayor consideración.

Muerto 3:

Como Capitán General exijo subordinación.

Muerto 1:

¡Una cantimplora!

Muerto 4:

Insolente.

Muerto 2:

¡No lo soy!

Muerto 6:

Mi cabeza… Mi cabeza…

Muerto 1:

Agua.

Muerto 5:

Señor Presidente. Señor Presidente.

Muerto 6:

¿Alguien ha visto mi cabeza?

Muerto 2:

Yo estaba al mando.

Muerto 1:

Agua…

La Ma:

Silencio. No quiero oír más. Cierro esta puerta y que nadie hable.

37   42 - LA ESCENciA - Editorial Digital


Que nadie trate de explicar lo que le contaron. Yo cierro esta puerta y no me importa como habrá sido. Mi cuerpo y mi corazón han vuelto a pertenecerme. Y ya no tengo las fuerzas para buscar a un fantasma que me devuelva la vida. Mi cuerpo y mi corazón han muerto conmigo. Ya no me importa quién los ha matado. Silencio. La muerte es así. No pregunta nada.

Escena 14: LA POCHA Y LA NENA El cuarto de La Nena. La Pocha, sentada sobre la cama abraza a La Nena que acaba de despertar de otra pesadilla.

La Nena:

Pocha. Veo a los muertos.

L a Pocha:

Ya paso nenita. Ya pasó.

La Nena:

Están todos allí. Apilados. 38

Dramaturgia Boliviana - 43


La Pocha:

Basta Nena. Olvídalo. Ya pasó.

La Nena:

No puedo Pocha.

La Pocha:

Duérmete Nena. Ya pasó.

La Nena:

Muchos metros bajo tierra…

La Pocha:

Basta Nena. No quiero escucharlos.

La Nena:

No hablan Pocha. Los muertos no hablan.

La Pocha:

Mejor así. Nena. Mejor así.

La Nena:

Ellos solo están apilados.

La Pocha:

Duerme Nenita. Olvídate de los muertos.

Escena 15: SEXTA CARTA (3) El sótano de la casa. La Flaca, sentada, lee una carta que ha encontrado en el baúl de La Ma. Un soldado hace ronda cerca de ella.

Voz en off:

Es necesario que sepas todo lo que me pasa aquí, para que cuando regrese no te extrañes de comprobar que el niño iluso y romántico que se separó de tu lado, ya no es el mismo. Es necesario que tú y todos los de retaguardia sepan lo que esta guerra está haciendo en

39   44 - LA ESCENciA - Editorial Digital


nuestros cuerpos y en nuestras almas, para que al regreso no nos reciban como extraños.

La Flaca mira alrededor suyo y divisa la sombra del soldado que da vueltas alrededor suyo. Temerosamente vuelve a leer la carta.

Voz en off:

Antier ocurrió algo horrible. Los paraguayos seguían insistiendo en romper nuestra línea y nosotros en defenderla. Yo estaba en un agujero armado de una ametralladora liviana. De pronto, al cesar el fuego de la artillería, oí gritos y vi sombras de color verde olivo que avanzaban ocultándose detrás de los árboles. Disparé mi arma y la volví a cargar. Vi nítida la silueta de un soldado enemigo que se lanzaba a la carrera, llevando un fusil en la mano y una granada en la otra. Estaba muy cerca. Cerré los ojos y apreté el disparador de mi ametralladora, sintiendo cómo se sacudía entre mis brazos con su carcajada siniestra de medio minuto. Cuando miré nuevamente hacia adelante, un grito de terror se ahogó en mi garganta. Allí, a pocos pasos, estaba tendido el soldado paraguayo convulsionándose en los estertores de la agonía. Su brazo derecho había quedado extendido y su mano, con el dedo índice apuntándome, me señalaba con un gesto de acusación: “Tú, tú me mataste”.

La Flaca:

Tú me mataste. 40

Dramaturgia Boliviana - 45


Se escuchan

ráfagas de metralleta, explosiones, gritos de dolor. El ambiente

relampaguea. El soldado cae de rodillas. Se vuelve a levantar, se toma la cabeza, tira al piso su arma y denota una paranoia creciente caminando alrededor de La Flaca. Comienza a rezar. La Flaca vuelve a leer la carta.

Voz en off: …la mano crispada, con el índice extendido, me parecía a ratos una tarántula pálida y gigantesca que iba a saltar sobre mi garganta. No sé cuantas horas pasé velando a mi víctima, rezando y llorando por él… y por mí. Le pedí perdón y le dije una y mil veces: “¡Yo no te maté; te mató la guerra!” La Flaca:

Yo no te maté; te mató la guerra.

Apagón. El rezo del soldado continúa escuchándose en la oscuridad.

Escena 16: LOS PRISIONEROS Dos clowns. Prisioneros de guerra. Espían desde el interior de una celda.

Clownuno:

No se oye nada.

Clowndos:

Nada. 41

46 - LA ESCENciA - Editorial Digital


Clownuno:

¿Por qué no se oye nada?

Clowndos:

Clownuno:

Soldado. ¿Por qué no se oye nada?

Clowndos:

Seguramente todos duermen mi capitán.

Silencio

Clownuno:

¿En pleno día? Esto es extraño. Ya deberían haber venido. Hoy me tocaba limpieza en casa de los alemanes.

Clowndos:

Clownuno:

No te quedes ahí parado. Haz algo.

Clowndos:

¿Algo como qué mi capitán?

Clownuno:

No sé. Algo.

Clowndos eructa

42   Dramaturgia Boliviana - 47


Clownuno:

¿Qué fue eso?

Clowndos:

Nada

Clownuno:

No. No, espera.

Clownuno huele a su alrededor.

Clownuno:

Queso.

Clowndos:

Tranquilícese mi capitán.

Clownuno:

¿De dónde has sacado queso?

Clowndos:

He ido a hacer limpieza.

Clownuno:

…donde los alemanes. ¡Desgraciado!

Clowndos:

Capitán, modérese. Esta es una situación militar.

Clownuno:

Esta bien, está bien. Tiene usted razón. Solo faltaría que nos hayan abandonado.

Clowndos:

¿Hola? ¿Alguien me escucha?

43   48 - LA ESCENciA - Editorial Digital


Silencio

Clownuno:

¿Hola?

La luz se va apagando mientras los dos clowns siguen preguntando en la oscuridad.

Escena 17: ÚLTIMAS CARTAS

Voz en off 2:

Sábado 13 de febrero. Día de carnaval.

Voz en off 1:

¿Pudiera volver al principio? ¿Pudieras tú?

Voz en off 2:

Yo recuerdo el carnaval Como una tarde mojada Llena de sed.

Voz en off 1:

Pudiera ser solo yo. ¿Será posible que en un instante 44

Dramaturgia Boliviana - 49


se nos olvide todo? Voz en off 2:

La casa. Las paredes mojadas. La piel. El agua.

Voz en off 1:

Y se haga necesario empezar de nuevo.

Voz en off 2:

En el agua. Estar en el agua Cuando no hay Agua.

Voz en off 1:

¿Lo harías tú?

Voz en off 2:

Estar aquí. Contándote esto.

Voz en off 1:

¿Lo haría yo?

Voz en off 2:

Que son cosas que traigo. Y que tal vez una bala me puede arrebatar.

45   50 - LA ESCENciA - Editorial Digital


Escena 18: FINAL LA MA

La Ma:

Anoche comencé a sentirlo. Desde que me estoy quedando ciega Mis otros sentidos suplen la ausencia del entendimiento. Anoche lo comprendí. No hay duda. Son los años que se acumulan, Cada uno lleva el olor del recuerdo. Unos sobre otros se amontonan en mi piel seca. Olores que ocultan olores y los condenan a descomponerse en la epidermis. Ahora comprendo. Mi cuerpo desprende agrio perfume de memorias acumuladas De promesas lejanas, de cartas sin entregar que se pudrieron en la aridez del Chaco. Una mezcla de sudores, necesidades y deshechos imborrables. A mi paso se desprende el vaho de los hospitales y de las morgues donde intenté justificar mi historia. Esta historia que quisiera contarte. 46

Dramaturgia Boliviana - 51


Pero tú no estás. Ya nadie nos soporta. Ya nadie quiere vernos. Por Dios. ¿Porque es tan fácil la muerte para los otros?

Escena 19: ORACIONES

La Nena:

Padre nuestro que estás en los cielos. Santificado sea tu nombre…

Lentamente se apagan las luces.

FIN

47   52 - LA ESCENciA - Editorial Digital


REFERENCIAS.(1)

“Pilas” era el sobrenombre que usaban los soldados bolivianos para referirse a los soldados paraguayos. Hace referencia a los pies descalzos que tenían. Pata pila = Pie pelado

(2)

El discurso completo del presidente Salamanca, en caso de ser necesario para la puesta en escena es el siguiente:

“Ciudadanos, hijos de Bolivia. En un momento de verdadera angustia nacional, al presentarse una nueva agresión a la dignidad de Bolivia, se ha producido esta magnífica reacción que manifiesta la vida y el vigor del patriotismo boliviano. Si una nación no reacciona ante los ultrajes que le infieren no merecería ser una nación, y si el gobierno no respondiera a su deber no merecería ser gobierno. Esto significa que el gobierno encuentra en este momento la base de la opinión nacional y el esfuerzo y el patriotismo para tomar el camino que le señalan la dignidad y el honor a la patria. El gobierno ofrece poner su voluntad, su patriotismo y su inteligencia en esta obra que el destino pone en sus manos, pero para seguir su camino con serenidad y progreso exige de los ciudadanos todo el sacrificio necesario, no solo en dinero, sino la vida misma y todos los demás sacrificios que debe realizar un país que desea verdaderamente vivir como país. Las últimas informaciones no son definitivas, aún hay un enigma que deberá ser despejado para que el gobierno tome el camino que le corresponde. Esto no significa que sea un gobierno inactivo, pues sabe de sus deberes y sabrá cumplirlos hasta donde alcancen sus fuerzas. Os invito a jurar que nos sacrificaremos todos en defensa de la patria, sabremos hacernos dignos del país y capaces de defender su honor y su territorio, dar gloria a Bolivia y tener fe inquebrantable en su porvenir. Ciudadanos, ¡Viva Bolivia!”

(3)

Esta escena es una adaptación de la carta de un soldado a su novia recopilada por Roberto Querejazu Calvo, en su obra Masamaclay.

48   Dramaturgia Boliviana - 53


BIBLIOGRAFÍA:

-

Céspedes, Augusto. Sangre de Mestizos. Ed. Juventud. 1969. La Paz.

-

Querejazu Calvo, Roberto. Masamaclay. Ed. Los amigos del libro. 1965. La Paz.

-

Testimonios de la Guerra del Chaco. Ed. La Patria. 2001 Oruro.

-

Alcázar Criales, Hernán. Un Héroe negro en la Guerra del Chaco. Ed. H.A.M. de La Paz. 1991. La Paz.

49   54 - LA ESCENciA - Editorial Digital


Las Cartas del Cabo de Alejandro Molina

Galeria Fotogrรกfica Dramaturgia Boliviana - 55


56 - LA ESCENciA - Editorial Digital


Dramaturgia Boliviana - 57


58 - LA ESCENciA - Editorial Digital


Dramaturgia Boliviana - 59


TT LA ESCENciA Editorial Digital de Dramaturgia Boliviana CONTACTOS:

Jorge Alaniz León – Director Correo Electrónico: jorge.alaniz@gmail.com Teléfonos: (0) 591-4285859 - 70728056 Cochabamba - Bolivia

14 Alejandro Molina - Las Cartas del Cabo  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you