Issuu on Google+

TT Dramaturgia Boliviana

LA ESCENciA Editorial Digital

Autor:

Jorge Alaniz Leรณn Obra:

- Los Experimentos

(o escenas cursis de historias de amor)

Junio - 2016 Cochabamba - Bolivia

10


El Texto publicado en esta ediciรณn es de propiedad intelectual del autor. para mayor informacion consultar a: jorge.alaniz@gmail.com - 70728056 Cochabamba - Bolivia 2 - LA ESCENciA - Editorial Digital


JORGE ALANIZ LEÓN Jorge Alaniz es dramaturgo, director y actor de teatro, se formó a inicios del 2002 hasta el 2004 en el Taller Municipal de Teatro dirigido por Claudia Eid y Diego Aramburo del Kíkinteatro, posteriormente pasó a trabajar con el Kíkinteatro, grupo con el cual representó al pais en diferentes festivales nacionales e internacionales con diferentes obras, luego trabajó con El Masticadero, grupo con el cual también representó a Cochabamba en festivales nacionales. Hasta la fecha ha impartido talleres artísticos en distintas instituciones, como la Universidad Privada Boliviana, la carrera de Comunicación Social de la UMSS, el Taller Municipal de la Alcaldía de Cercado, el mARTadero – Vivero de las Artes y encuentros teatrales. El año 2010 retoma el trabajo de lAPuesta, grupo de teatro que formó luego del cierre del Taller Municipal de Teatro, grupo con el cual obtuvo dos veces consecutivas el premio de los Fondos Concursables de para la Creación Teatral con las obras “Las Heroínas de cada Día” y “Camino al Agua” paralelamente montan obras de creación propia, priorizando sus propios textos, obras entre las cuales están: la vida inútil, DIME QUE ME QUIERES (La Venganza), Los Experimentos (o escenas cursis de historias de amor). Varios de sus trabajos, tanto de puesta en escena como de escritura teatral reciben diferentes premios en los festivales y concursos que participan, llegándose a destacar como uno de los dramaturgos más premiados. El 2013 inicia un nuevo proyecto bajo el nombre de LA ESCENciA - Revista Digital de Artes Escénicas, siendo la única de su formato en Bolivia y que cuenta con distribución digital a nivel internacional, hasta el momento se cuenta con 10 números que contienen entrevistas, notas, crónicas y fotografías de diferentes artistas del ámbito escénico, el año 2016 recibe el Premio Plurinacional Eduardo Abaroa en la Categoría de Periodismo Cultural Digital. El año 2015 emprende la segunda parte de dicho proyecto bajo el nombre de LA ESCENciA – Dramaturgia Boliviana, proyecto que tiene el objetivo de difundir textos teatrales de autores bolivianos, hasta el momento se cuenta con 6 volúmenes, lanzándose uno por mes.

Dramaturgia Boliviana - 3


Foto: Bani Villarroel 4 - LA ESCENciA - Editorial Digital


LOS EXPERIMENTOS (O escenas cursis de historias de amor) De: Jorge Alaniz Leรณn

Dramaturgia Boliviana - 5


LOS EXPERIMENTOS (O escenas cursis de historias de amor)

De: Jorge Alaniz Leรณn

6 - LA ESCENciA - Editorial Digital


Personajes: • • • • • •

Agustín – Hombre que sufre por un fracaso amoroso Doctor – Científico de renombre Enfermera – Asistente del doctor Sandra–Necesitada de amor Maya – La primera o el primer amor de Agustín (Aparece como recuerdo) MÁQUINA – o la responsable de los experimentos (Puede ser una voz en off)

Dramaturgia Boliviana - 7


“Hay personas que pueden herir a los demás por el simple hecho de existir” Haruki Murakami, “Al Sur de la frontera al Oeste del sol” ¿Qué sentido tiene estar con alguien si no te cambia la vida? Eso dijo, y Julio estaba presente cuando lo dijo: que la vida sólo tenía sentido si encontrabas a alguien que te la cambiara, que destruyera tu vida Alejandro Zambra, “Bonsaí”

8 - LA ESCENciA - Editorial Digital


(Afuera de una clínica o centro de rehabilitación) Agustín: Hola, hubiese querido decirte todo esto en persona, pero es mejor así. He pensado mucho antes de tomar esta decisión y bueno, aquí me tienes, haciendo otro intento, uno más de tantos, solo espero que esto funcione, no sé qué será de mí si esto no funciona. Hice todo, lo hice todo para seguir adelante, para poder olvidar, pero por más intentos que tenga, nada me ayuda ¡Nada! Perdón, no debo enojarme, no le hace bien a mi cuerpo. Quiero estar bien, en realidad pienso que estoy bien, no te preocupes por mí, estoy bien, en serio, quiero dejarte tranquila, quiero que sigas con tu vida, yo seguiré con la mía, aunque lejos de ti, pero seguiré con mi vida. Quisiera verte, sí, dije verte, no espiarte, no, no, no te espío, no es espionaje lo que hago, es una simple visita para saber cómo estas, me hace bien, quiero verte, saber que estás bien, que eres feliz… yo sé que eres feliz, sí, se te nota, se nota que no me necesitas, que tal vez yo fui algo pasajero, algo que un día decidiste sacar de tu vida y está bien, está bien, lo acepto, en serio, lo acepto sin ningún problema, en serio, y si digo en serio es porque de verdad quiero mejorar, ya no quiero soñarte, me hace mal, no quiero buscarte, aunque te vea por todos lados no quiero encontrarte, no ahora, ahora me pone mal verte. Pero quiero estar mejor, quiero seguir adelante, salir de todo esto y un día, por lo menos un día poder hablar con calma y reírnos de todo este problema. Quiero mejorar, quiero estar tranquilo, no me quiero morir, no, porque tal vez algún día tu decidas volver conmigo, entonces debo seguir, debo mejorar, por eso vine a hacer esto, por ti, por mí, por nuestro amor. (Entra a la clínica) (Sandra sentada espera algo, entra Agustín, se sienta a lado de Sandra, ambos esperan) Sandra: … Agustín: … Sandra: ¿Es la primera vez que vienes? Agustín: Sí y espero que sea la última Sandra: Imposible, el tratamiento implica varias visitas Agustín: ¿Varias? Sandra: Así es. Agustín: ¿Cuantas? Sandra: Bueno, eso también depende de si el doctor te da el alta, porque si no, se aumentan más visitas. Agustín: No puede ser. (Ambos callan) Sandra: ¿Quieres hacer el amor? Agustín: … ¿Perdón? Sandra: Pregunto si quieres hacer el amor, eres un hombre, yo soy una mujer, ya tuvimos una pequeña charla, entonces pregunto si quieres hacer el amor. Agustín: ¡Pero si ni siquiera nos conocemos! Sandra: Sandra, mucho gusto, ¿Ahora quieres hacer el amor? Agustín: ¡No! Sandra: Era fácil decirlo y listo. Agustín: Bueno… me llamo Agustín. Sandra: Mucho gusto. Agustín: Y no quiero hacer el amor con nadie. Sandra: Está bien. (Ambos callan) Agustín: ¿Siempre hacen esperar tanto? Dramaturgia Boliviana - 9


Sandra: Es normal, lo hacen para crear tensión a todo este proceso doloroso. Agustín: ¿Doloroso? Sandra: ¿Te parece que puede ser fácil? Agustín: No, pero… ¿Acaso no utilizan anestesia o algo para adormecer el cuerpo? Sandra: No. Agustín: ¡No puede ser…! Tengo miedo. Sandra: Te entiendo. Agustín: ¿Sí? ¿Me entiende? ¿Puede entender lo que siento? ¿Entiende el dolor que llevo dentro? Sandra: ¿Quieres que me desnude? Agustín: ¡No! Sandra: Bueno Agustín: ¿Qué pasa? ¿Qué te pasa? Sandra: ¿Por qué? Agustín: Primero me preguntas si quiero hacer el amor contigo como si fuésemos una pareja de novios y ahora me preguntas si quiero verte desnuda, no te entiendo, ¿Qué tienes? Sandra: Disculpa, no lo aguanté, nunca pude aguantarlo Agustín: Deberías buscar ayuda Sandra: ¿Y para qué crees que vine a este lugar? Agustín: Lo siento, ¿Y mejoraste algo? Sandra: Parece que no. Agustín: ¿No? Sandra: No Agustín: Mejor me voy de aquí. (Entra el doctor con la enfermera) Doctor: ¡Mírame! ¡Mírenme! ¡Miren en lo que me he convertido! ¡Miren y admiren en lo que me he convertido! Admiren a este magnífico espécimen de la ciencia Miren y admiren a este esplendido, magnifico y sacrificado hombre de la ciencia ¡Gracias a mi trabajo el sufrimiento ha sido eliminado de este lugar, el sufrimiento ha sido desterrado de este espacio, de esta ciudad, de este país, de este continente y del mundo entero! Gracias a mí, a mi maravilloso ingenio y a mi capacidad de emprendimiento y cero mediocridad. Yo. ¡Solo yo! El magnífico doctor Fernández, ningún pelele, ningún mediocre o conformista. Yo fui capaz de erradicar el sufrimiento de los cuerpos que habitaba, mis pacientes ahora se encuentran en camino a una recuperación muy favorable, donde los sentimientos nunca más serán un perjuicio para tener una vida exitosa! (A los pacientes) ¡Buenos días! Gracias por asistir a mi consultorio. (A Sandra) 10 - LA ESCENciA - Editorial Digital


Sandra, buenos días, ¿Cómo va la recuperación? Sandra: Ahí vamos doctor. Doctor: No, no Sandra, ese no es el ánimo para culminar con éxito el tratamiento. Volveré a preguntar: Sandra… ¿Cómo va la recuperación? Sandra: ¡Bien doctor, muy bien! Doctor: ¡Bien! ¡Esa es la actitud! (A Agustín) ¿Y usted quién es? Agustín: Me llamo Agustín. Doctor: No, cuando yo pregunto quién es usted, usted debe responder… Enfermera: Soy una persona infeliz por los problemas que me trae el corazón, soy una persona que sufre pero que desea con todas sus fuerzas ser nuevamente feliz y por eso estoy aquí. Doctor: (A la enfermera) ¡Gracias! (A Agustín) ¿Entendió? Agustín: … Doctor: No, no entendió nada, pero no importa, ¿Qué le vamos a hacer? A veces nos tocan pacientes así. ¿Puedo saber qué lo trae por aquí? Agustín: Creo que es mí… Doctor: ¡Suficiente! No es necesario decir más, no es necesario porque yo, con mi poderosa mente puedo adivinarlo todo. Sandra: (A Agustín) En realidad todos venimos aquí por lo mismo. Doctor: ¡Sandra! Sandra: ¿Sí doctor? Doctor: ¡Aquí las explicaciones las doy yo! ¿Está claro? Sandra: Yo solo quería… Doctor: ¡No Sandra! Sandra: Pensé que… Doctor: ¡Enfermera! (La enfermera castiga a Sandra) Doctor: Sandra, he dicho que aquí las explicaciones las doy yo, ¿Está claro? Sandra: Clarísimo doctor Agustín: Oiga no creo que sea necesaria tanta violencia Doctor: ¡Enfermera! (La enfermera se acerca a Agustín para castigarlo) Agustín: ¡Está bien! ¡Está bien! no es necesario. Doctor: Muy bien, todos los pacientes deben entender que para tener una recuperación exitosa es necesario que sigan todas las instrucciones al pie de la letra, ¿Está claro? Sandra: Sí Agustín: … (La enfermera se acerca violentamente a Agustín) Agustín: Sí, ¡Está claro! Doctor: Bien ¡Empecemos! Agustín: Un momento. Doctor: ¿Qué sucede? Agustín: Disculpe es que me vino un poco de miedo. Doctor: ¿Miedo a qué? Dramaturgia Boliviana - 11


Agustín: Es que… es mi primera vez. Doctor: Todos tenemos una primera vez. Sandra: Mi primera vez no fue nada agradable Doctor: Sandra ese comentario no aporta en nada a su recuperación. Sandra: Lo siento doctor. Doctor: Sandra, usted debería estar continuando con su tratamiento. Sandra: Está bien doctor. (La enfermera saca a Sandra del consultorio) Agustín: Digo que como toda primera vez, uno se pone nervioso, no sabe qué hacer, no distingue si hace las cosas bien o se está equivocando, es todo un conflicto el tener una primera vez. Doctor: Esto es simple, usted quiere mejorar, entonces acude a mí, yo puedo ayudarlo pero si se pone a cuestionar cosas es mejor parar todo aquí, ¡Retírese! Agustín: ¡No por favor! Doctor: No puedo trabajar así. Agustín: Lo siento no quise ofenderlo (El doctor le da la espalda) Agustín: Lo siento, de veras, no quise ofenderlo, sí quiero hacer el tratamiento, por eso estoy aquí, por eso vine, estoy decidido, sé que esto funcionará, por eso estoy aquí. Doctor: ¿Ha intentado otros tratamientos? Agustín: Hice todo, he probado toda clase de caminos, pero no logro olvidarla Doctor: ¡No la mencione! Agustín: ¿Ve? Me dije a mi mismo que no la mencionaría más, pero no puedo, no puedo controlarlo, se me sale de la boca, se me sale del cuerpo, y no quiero que se me salga, ya Maya se salió de mi vida pero ¡No quiero sacarla más de mí! Doctor: No, no es necesario mencionar nada que la haga presente. Agustín: Pero… Doctor: ¡Nada! Agustín: Pero… Doctor: ¡Enfermera! ¡Empecemos el proceso número uno! Enfermera: ¡Muy bien doctor! (La enfermera alista a Agustín para iniciar el proceso número uno) MÁQUINA: INICIANDO EL PROCESO NÚMERO UNO Enfermera: ¿Siente que ha amado con todas las fuerzas que le da el cuerpo entero? Agustín: … No sé… Enfermera: ¡Responda! Agustín: ¡Sí! Enfermera: ¿Siente que dio todo por ella, todo, sus pertenencias, sus amigos, su familia, su trabajo, todo, hasta usted mismo? Agustín: Sí Enfermera: ¿Quiso morir cuando ella se fue? Agustín: … Enfermera: ¡Conteste! Agustín: Sí. 12 - LA ESCENciA - Editorial Digital


Enfermera: No puede dormir, despierta a las 4:48 de la mañana y lo primero que piensa es en llamarla y cuando se da cuenta que no puede hacerlo ¿Piensa en suicidarse? Agustín: ¡Sí! Enfermera: ¿Ha estado más de dos días frente a su puerta esperando a que salga o a verla con alguien como pretexto para seguir bebiendo hasta reventarse los puños con alguna pared? Agustín: Sí. Enfermera: ¿Se mira al espejo y se hace preguntas sin respuesta, revisa el teléfono solo para ver si recibió un mensaje, una llamada o una timbrada de ella? Agustín: Sí. Enfermera: ¿Se quedó sin amigos porque cuando sale con ellos solo pregunta por ella hasta que se enteró que ella y su actual novio ahora ocupan el lugar de usted en el círculo de amigos que tenía? Agustín: ¡Sí! Enfermera: ¿Quiere morir? Agustín: ¡Sí! Enfermera: ¿Cuál sería su mejor opción? Opción A: envenenarse hasta vomitar las tripas, opción B: ahorcarse en el árbol frente a su casa, opción C: Cortarse las venas y con la sangre escribir su nombre en las paredes de su cuarto Agustín: ¡A, opción A! Enfermera: ¿Por qué? Agustín: Con el veneno vomitaría todo lo que tengo dentro, hay algo aquí dentro que me está carcomiendo el alma, algo que no me deja vivir, algo que quiero sacar cueste lo que cueste. Enfermera: ¿Quiere sacarlo? Agustín: ¡Sí! Enfermera: No escucho, ¡Dígalo más fuerte! Agustín: ¡Sí quiero! Enfermera: ¡Más fuerte! Agustín: ¡Sí quiero! ¡Sí quiero! Quiero sacar todo lo que hay en mi cuerpo que me hable de ella, ¡Quiero vomitar todo lo que me permita sacarla! Enfermera: No es posible. Agustín: … ¿Qué? ¿Cómo que no es posible? Enfermera: (Al doctor) El paciente está listo. Doctor: Escuche mi estimado Agustín, su situación es complicada, muy complicada, la más complicada que nos tocó asumir en este centro, incluso estaría a un paso de decirle que… Agustín: ¡Qué! Doctor: Que lo suyo no tiene cura. Agustín: ¡No puede ser! Necesito ayuda, ¿Acaso no entiende? ¡Estoy desesperado! Necesito olvidarme de ella, aunque por momentos no quiera hacerlo, necesito sacarla de mi mente, de mi cuerpo, ¡De mi vida entera! Doctor: ¡Enfermera! ¡Iniciemos el proceso número dos! (La enfermera prepara a Agustín para iniciar el proceso número dos) MÁQUINA: INICIANDO EL PROCESO NÚMERO DOS. (La enfermera realiza el proceso número dos a Agustín) Enfermera: El proceso número dos ha concluido. Doctor: Muy bien, ¿Cuál es el resultado? Enfermera: Niveles altos de Dopamina lo cual genera demasiado placer en el paciente, Feniletilamina en exceso Dramaturgia Boliviana - 13


que no permite al paciente mirar la realidad, Serotonina que engaña al paciente haciéndole creer que tiene el control de la situación, lo cual contradice a la cantidad de Norepinefrina en el cuerpo que ocasiona que su corazón esté a punto de explotar, ni hablar de la Oxcitocina que domina todo el cuerpo del paciente. Doctor: Confirmado, usted no tiene remedio. Agustín: Pero quiero curarme, quiero estar bien, vivir con normalidad, para eso vine aquí, ¿Ustedes pueden ayudarme no? Doctor: ¿Usted está dudando? Agustín: No, para nada, era solo un titubeo, un pequeño tambaleo en mis decisiones, ¿Acaso no podemos sentir un poco de duda en la vida? La duda es necesaria porque avisa que hay algo en que desconfiar. Doctor: ¿Está desconfiando de nosotros? Agustín: No, no quise decir eso. Doctor: ¿Está desconfiando del único científico en el mundo que tuvo el valor para iniciar un camino que nadie, nadie en este mundo se animó a construirlo? Agustín: No quise decir eso. Doctor: Somos los únicos en este mundo en realizar este tipo de tratamiento, somos y seremos los únicos porque nadie tuvo el valor ¿Entiende? Nadie tuvo el valor para eliminar de este mundo ese sentimiento tan estúpido llamado amor, claro, todos andan por ahí enamorándose, amándose, prometiéndose amor hasta la muerte, celebrando aniversarios, día de la primavera, San Valentín y otras fechas inventadas, creándose pretextos para ser importantes en la vida del otro, y ¿Qué pasa cuando el otro se larga de sus miserables vidas? Eso, se convierten en miserables, en más miserables de lo que fueron al amar, porque para amar uno tiene que convertirse en miserable, pero no antes ni durante, si no después, después de amar, cuando el otro o la otra se van de sus vidas, y se las dejan peor de lo que estaban cuando los encontraron, y se convierten en basura humana, ¡Basura! ¿Entiende? ¡Basura! Y este mundo no puede estar lleno de basura, ¡No! para eso estamos nosotros, para limpiar la basura, ¡Pero no la humana! esa se limpia sola, nosotros estamos para cortar el problema de raíz, y la raíz es ese sentimiento llamado amor y ¿De dónde viene ese sentimiento? ¡Del corazón! ¿De dónde más? ¿De dónde viene? Agustín: ¡Del corazón! Doctor: ¿De dónde? Agustín: ¡Del corazón! Doctor: ¡Entonces vamos a cambiarle el corazón por uno que no tenga sentimientos! Agustín: ¿Qué? Doctor: ¿Acaso no escuchó? Vamos a cambiarle el corazón por uno que no tenga sentimientos, así usted dejará de sentir y podrá seguir con su vida de manera normal. Agustín: ¿Es en serio? Doctor: ¡Claro que sí! ¡Vamos a abrirle el pecho! ¡Hurgar hasta lo más profundo! ¡Buscar ese inútil órgano que tanto sufrimiento le ocasiona! ¡Vamos a arrancarlo! ¡Vamos a anularlo! ¡Vamos a extirparlo de su cuerpo! Y vamos a ponerle un corazón que no tenga sentimientos. Agustín: ¡No! Doctor: Es parte del tratamiento. Agustín: ¡No por favor! Doctor: ¡Enfermera Iniciemos el proceso número 4! Enfermera: Doctor… Doctor: Qué sucede. Enfermera: No podemos iniciar el proceso número 4 sin haber realizado el proceso número 3. 14 - LA ESCENciA - Editorial Digital


Doctor: ¡No importa el proceso número 3! no es necesario el proceso número 3 ¿Entiende? Enfermera: Doctor no es posible aplicar el proceso número 4 sin antes aplicar el proceso número 3. (El doctor castiga a la enfermera) Enfermera: Es mi deber repetirle que no podemos aplicar el siguiente proceso sin él… (El doctor castiga a la enfermera con mayor violencia) Enfermera: Doctor… (El doctor castiga a la enfermera con mucha más violencia, la enfermera se desmaya. El doctor alista a Agustín para aplicarle el siguiente proceso) Agustín: ¿Qué es eso del proceso número 3? Doctor: Nada que le incumba. Agustín: Es que me dio curiosidad y si ese proceso número 3 viene con el tratamiento completo pues me gustaría recibirlo. Doctor: (No sabe qué hacer, castiga a Agustín hasta desmayarlo, el doctor alista nuevamente a Agustín para iniciar el proceso número 4) Sandra: (Entra temblando) Doctor… Doctor: ¡Sandra! ¿Qué hace usted aquí? Sandra: Doctor no estoy mejorando. Doctor: Sandra, ya le expliqué que el proceso es largo y que debemos esperar un tiempo para que los resultados aparezcan. Sandra: Doctor…Necesito un poco de cariño. Doctor: ¡No es necesario Sandra! Sandra: ¿Quiere hacerme el amor? Doctor: ¡Sandra! Sandra: ¿Lo ve? ¡No estoy mejorando! Doctor: Ya le dije que todo es un proceso, ¡Se requiere de tiempo para que usted vaya mejorando! Sandra: ¡Por favor doctor! hágame el amor ¡Se lo suplico! Doctor: ¡No Sandra! Sandra: (Violenta) ¡Si no me hace el amor lo mato! ¿Entiende? ¡Lo mato! ¡Así que más le vale que me haga el amor y calme todo lo que no pudo calmar con su tratamiento! Doctor: El tratamiento es infalible Sandra, pero ahora necesitamos tiempo para ver los resultados. Sandra: (Más violenta) ¡Hágame el amor! ¡Si no quiere que lo mate! ¡Hágame el amor! (Sandra saca del cuello al doctor, la enfermera despierta) Enfermera: ¿Doctor? ¿Doctor Fernández? ¿Dónde se fue? Todavía no hemos terminado el trabajo doctor, tenemos varias cosas pendientes, ¿Doctor? (Sale a buscar al doctor, vuelve junto al doctor, él tiene los pantalones abajo) Doctor: (Temblando) ¡Enfermera! Qué… ¿Qué es lo que quería hacerme? Usted debe saberlo, ¡Dígame! ¿Qué quería hacerme esa paciente? Enfermera: ¿Acaso no recuerda lo que era? Doctor: ¡Usted más que nadie sabe lo que sucede luego de realizar el proceso número 3! Enfermera: Así es doctor, luego del proceso número 3 “Borrado forzoso de la memoria” uno olvida todas las cosas que antes le hacían feliz. Doctor: ¿Qué era lo que la paciente Sandra buscaba enfermera? Enfermera: Una muestra de amor. Dramaturgia Boliviana - 15


Doctor: ¿Muestra de amor? ¡Eso no existe enfermera! Enfermera: Es cierto doctor, retomemos el trabajo. Doctor: Buena idea. ¿Quién es él? (Señalando a Agustín desmayado) Enfermera: Paciente Agustín Mendoza, llegó con un cuadro crónico implorando por nuestra ayuda. Doctor: ¿Lo ve? ¿Ve cuan necesarios somos para que la sociedad siga avanzando? Enfermera: Lo somos doctor. Doctor: Si no fuese por nosotros, la humanidad estaría pudriéndose por culpa del amor. Enfermera: Así es. Doctor: ¡Somos los salvadores de este mundo! Enfermera: Lo somos. Doctor: Bien, ¿El paciente se encuentra estable? Enfermera: Por el momento sí doctor. Doctor: Bien, dejémoslo descansar un momento y revisemos la correspondencia Enfermera: Escribió el presidente de la república. Doctor: ¿Qué dice? Enfermera: Envía dos millones más en agradecimiento por el tratamiento recibido. Doctor: ¿Cómo va su tratamiento? Enfermera: Culminó con éxito doctor, se ha olvidado por completo de ella. Doctor: ¡Bien! Enfermera: También escribió el presidente de Miramar SRL. Doctor: ¿Y? Enfermera: Agradece por el tratamiento recibido. Doctor: ¿Nada más? Enfermera: Envía 3 millones en agradecimiento. Doctor: ¡Bien! vamos bien, vamos muy bien. Enfermera: Así es doctor. Doctor: Enfermera… Enfermera: ¿Sí doctor? Doctor: ¿Qué es esto? (Le muestra su mano que está temblando) Enfermera: ¡Son secuelas! Doctor: ¿Secuelas de qué? Enfermera: De la muestra de amor que pedía la paciente. Doctor: ¡No puede ser enfermera no puede ser! Enfermera: Cálmese doctor, no es bueno que se exalte así. Doctor: Enfermera ¿Qué me está pasando? ¡Siento algo en mi estómago! Enfermera: Dígame qué es. Doctor: ¡Mi estómago suena como si me hubiese comido un montón de mariposas! Enfermera: ¡No puede ser! Doctor: ¡Qué me está pasando enfermera! Enfermera: Doctor, por favor, necesita descansar, es solo eso, fue mucha actividad para usted en tan poco tiempo. (La enfermera saca al doctor) Agustín: (Despertando) ¿Hola? ¿Hola? ¿No hay nadie? Sandra: (Entrando) ¿Doctor? 16 - LA ESCENciA - Editorial Digital


Agustín: (Asustado) ¡No me toque por favor! Sandra: ¿Quien dijo que quiero tocarlo? Agustín: Creo que mejor me voy de aquí (Intenta salir, entra la enfermera y se lo impide) Enfermera: ¿Puedo saber qué sucede? Sandra: El paciente quiere irse. Enfermera: ¿Es cierto eso? Agustín: Sí, es que no estoy seguro de querer olvidarla… (La enfermera castiga a Agustín hasta que se desmaya) Sandra: ¿Era necesario eso? (La enfermera castiga a Sandra hasta que se desmaya. Entra el doctor) Doctor: (Entra y mira a los desmayados) ¡Enfermera! Enfermera: ¿Sí doctor? Doctor: Usted sabe muy bien que los castigos se aplican solo cuando yo lo ordeno. Enfermera: El experimento estaba en peligro. Doctor: ¿Usted cree que estos dos enamoradizos ponen en riesgo el experimento? Enfermera: Sí doctor. Doctor: ¿Usted “Siente” que todo nuestro esfuerzo está en peligro al tener a estos dos débiles de corazón en nuestro centro? Enfermera: Sí doctor. Doctor: ¡Pues no es cierto! ¡Usted no está aquí para creer y menos para sentir! Enfermera: Lo sé doctor. Doctor: ¿O es que ha vuelto a tener sentimientos? Enfermera: No, para nada. Doctor: ¿Está segura? Enfermera: Doctor, yo fui su primer experimento, yo puse en claro que el proceso sí funciona y fue gracias a ese intento que usted empezó a reproducir el experimento en el mundo entero. Doctor: Así es y gracias a que usted fue nuestra prueba piloto, ahora soy el doctor más famoso de toda la historia de la humanidad. Enfermera: Así es. Doctor: Y según varios estudios realizados, todas las pruebas piloto tienen un margen de error ¿No es cierto? Enfermera: No es cierto doctor. Doctor: ¿Está segura? Enfermera: Lo estoy, yo no tengo ningún margen de error, soy la prueba piloto perfecta. Doctor: Así es mi querida prueba piloto. Enfermera: … Doctor: ¡Mi querida y estimada prueba piloto! Enfermera: Llámeme enfermera por favor. Doctor: No, usted es una simple prueba piloto, no puedo llamarla enfermera porque ese cargo, esa profesión y su rol dentro del proyecto pueden generar algún sentimiento, ya sea de mi parte o de parte suya y usted sabe muy bien que aquí no estamos para sentir nada. Enfermera: Lo sé doctor. Doctor: ¿Segura? Enfermera: Sí. Dramaturgia Boliviana - 17


Doctor: Muy bien prueba piloto, entonces podemos continuar ¿Cómo están los pacientes? Enfermera: Bien. Doctor: … Necesito más detalles prueba piloto Enfermera: La paciente Sandra todavía tiene resquicios de algunos sentimientos. Doctor: ¿Y a qué se debe eso? Enfermera: Ella lo describe como una necesidad difícil de controlar Doctor: Debemos tenerla bajo un control muy estricto. Enfermera: Está bien doctor. Doctor: ¿Y el otro paciente? Enfermera: Pone resistencia a todos los procesos. Doctor: ¿Cómo es posible? Enfermera: Además muestra arrepentimiento ante el inicio de cada proceso. Doctor: ¡No puede ser! Este paciente es el más conflictivo que hemos tenido. Por lo visto, todavía quiere amar a esa persona. Enfermera: Así es doctor. Doctor: Bueno, ¿Cuantos pacientes nos falta para alcanzar nuestro objetivo? Enfermera: Solo este. Doctor: ¿Cómo? Enfermera: Hemos realizado el experimento en todas las personas doctor, solo nos falta este paciente. Doctor: Eso quiere decir… Enfermera: Que estamos a punto de alcanzar nuestro objetivo. Doctor: ¡Sí! ¡Tal como lo había planeado hace unos años, el amor y sus demás sentimientos dejarán de perjudicar a este mundo! ¡Por fin eliminaremos el amor de este mundo! ¡Porque el amor perjudica! Enfermera: El amor perjudica doctor. Doctor: ¡Bien! ¡Entonces, es momento de festejar! Enfermera: Aun no doctor. Doctor: Pero… estamos a un paso de conseguirlo. Enfermera: Todavía no. Doctor: ¿Pero entonces qué hace falta? (La enfermera señala a Agustín) Doctor: ¡No puede ser! Preparemos el inicio del proceso número 4. Enfermera: Doctor. Doctor: ¿Qué sucede? Enfermera: Es mi deber recordarle que no podemos iniciar el proceso número 4 sin haber realizado el proceso número 3. Doctor: ¡Su deber es obedecer prueba piloto! Enfermera: por favor llámeme enfermera. Doctor: Pru-e-ba- pi-lo-to, ¿Está claro? Enfermera: Está claro doctor. Doctor: ¡Bien empecemos con el proceso número 4! (El Doctor prepara a Agustín para el proceso número 4) MÁQUINA: INICIANDO EL PROCESO NÚMERO 4 (todo se detiene) EL PROCESO NÚMERO 4 NO PUDO SER INICIADO 18 - LA ESCENciA - Editorial Digital


Doctor: ¡Qué sucede enfermera! Enfermera: Doctor el proceso número 4 no pudo ser iniciado Doctor: ¡Ya lo sé! ¿Acaso me toma por sordo? ¿Por qué no se pudo iniciar el proceso número 4? Enfermera: No quedan más corazones. Doctor: ¿Cómo es posible eso? Enfermera: Se acabaron doctor, la demanda ha sido mucha estos días Doctor: ¡No puede ser! ¿Cómo es posible? ¡No puede ser! ¿Se da cuenta de lo que está diciendo enfermera? Enfermera: Sí, pero no tenemos más corazones disponibles para el trasplante. Doctor: ¡No es posible! Enfermera: Lo siento doctor, vino mucha gente, hemos trabajado mucho últimamente y ahora ya no tenemos corazones disponibles Doctor: Enfermera, ¿Se da cuenta que esto no está bien? Este es nuestro último paciente, operamos a este y listo, cumplimos con la meta, ¡Lo conseguimos! ¡Será este y nada más! Enfermera: Entiendo doctor, lo entiendo muy bien, pero ya no quedan más corazones. Tendremos que suspender el experimento. Doctor: ¡Jamás! No enfermera, el suspender no está en nuestros planes. Enfermera: Pero doctor, no quedan más corazones, lo mejor es suspender el proceso. Doctor: ¡No vamos a suspender nada! ¿Está claro? No vamos a suspender nada ¡Es esté paciente y listo! ¡Conseguiremos nuestro objetivo! ¡No podemos suspender nada! Enfermera:… Doctor: ¡Que falta de compromiso con el trabajo! ¡Que falta de compromiso con uno mismo! ¡Justo cuando estamos a un paso! ¡No vamos a suspender nada! Nosotros hemos nacido para esto, porque si no lo hacemos nosotros nadie más podrá hacerlo ¿Entiende? ¡Nadie! Enfermera: … Doctor: Dígame prueba piloto, ¿Piensa suspender? ¿Acaso no va a valorar el motivo por el cual usted se convirtió en prueba piloto? Usted fue la primera y si no hubiese sido por usted nada hubiese funcionado y justo ahora cuando estamos a un paso de conseguirlo ¿Vamos a suspender? ¡No! ¡Haremos esto aunque nos cueste la vida! ¿Está claro? así que si es posible pondremos nuestras vidas para terminar esto ¿Está claro? Enfermera: Está claro doctor, pero no tenemos corazones disponibles. Doctor: Sí tenemos enfermera. Enfermera: Acabo de revisar y no existen más corazones disponibles doctor. Doctor: Usted fue la primera en recibir un corazón anulado de sentimientos, ¿No es cierto? Enfermera: Es cierto. Doctor: Por lo tanto, ese corazón está muy adecuado a no generar ningún sentimiento. Enfermera: Así es doctor. Doctor: ¡Bien! le daremos su corazón al paciente. Enfermera: Doctor… Doctor: Solo así podremos terminar esto. Enfermera: Doctor, no podemos utilizar mi corazón. Doctor: Sí podemos prueba piloto, es lo mejor en este momento. Enfermera: Es muy peligroso, usted sabe que un intercambio de corazones puede ocasionar que mi cuerpo entero se contagie de ese órgano. Doctor: ¿Y? Dramaturgia Boliviana - 19


Enfermera: Si tengo dentro de mí un corazón activado de sentimientos, mi cuerpo entero se puede contagiar. Doctor: Es un gran riesgo pero debemos asumirlo prueba piloto, confío en que usted sabrá controlar su cuerpo. Enfermera: Doctor… Doctor: Para esto nos hemos preparado ¿No? Enfermera: Pero doctor… Doctor: ¡Pero nada! ¿Acaso no entiende que usted debe estar al servicio del experimento? ¡Usted no importa! ¡Nunca importó! ¡Solo importa el experimento! Usted no es más que un simple accesorio ¿Entiende? ¡Un simple e insignificante accesorio! Enfermera: … Doctor: ¡Entonces empecemos! ¿Está lista prueba piloto? Enfermera: … Doctor: ¿Prueba piloto? Enfermera: … Doctor: Prueba piloto, ¡Necesito que esté más atenta al proceso! Enfermera: … Doctor: ¡Le estoy hablando prueba piloto! Enfermera: … (El doctor castiga a la enfermera hasta que se desmaya) Doctor: ¡Bien empecemos! MÁQUINA: INICIANDO EL PROCESO NÚMERO 4. Agustín: (Despertando) ¿Qué me están haciendo? No, por favor, no me hagan esto, estoy arrepentido, no quiero olvidar a Maya, no la saquen de mi corazón, la necesito para vivir, me hizo mucho daño pero no quiero olvidarla, si la saco de mi corazón luego no podré identificar el momento en que pueda volver a empezar, por favor no la saquen, no borren a Maya de mi corazón, dejen mi corazón así que luego sanará y podré volver a amar ¡Por favor no me anulen el corazón! ¡No! ¡No! (Sonido de estática .Todos se desmayan. Largo periodo) Enfermera: Él era joven, un soñador, todo un emprendedor, ingenuo al principio, pero le tomó un tiempo dejar de ser así, ya no era el principiante, o el estúpido como le llamaban en el colegio, él quería superarse, ser alguien grande, y lo consiguió Un día fue el más grande de la clase, yo lo miraba de lejos, lo seguía mientras él crecía, de la admiración pasé al amor, sí, lo amé desde que vi en él esa necesidad inmensa de ser alguien mejor, yo quería ser como él, quería estar con él, entonces sucedió. Nos hicimos uno, pero no como pareja, nos hicimos parte de todo esto, yo estudié lo mismo que él, fui a los mismos lugares que él, me interesé por sus gustos, sus inquietudes y sus metas, todo eso sucedió y yo fui feliz, yo no existía sin él, pero él sí existió sin mí. Un día apareció ella y yo me convertí en nada, lo tenía en el laboratorio, sí, pero ella lo tenía en su casa, en su cama. No era justo, yo lo merecía, Una mañana le dije que lo amaba, se lo dije porque él estaba muy triste, ella se había ido de su vida, le dije que lo amaba, que daría mi vida por él, que la di sin que él se dé cuenta, que no existo sin él y que estaría dispuesta a hacer lo que sea con tal de estar a su lado, hacer lo que sea por él. Esa es la mejor forma de amar 20 - LA ESCENciA - Editorial Digital


¿No? (Fin del sonido) Agustín:(Despertando) ¡No puede ser! No era necesario, yo pedí que se detengan, ¿Por qué lo hicieron? ¡Por qué! Maya, ¿Dónde estás? ¡Todavía te recuerdo, todavía estas aquí! (Tocándose el corazón) Sandra: (Despertando) Claro que sigue ahí, te cambiaron el corazón, no el cerebro. Agustín: ¿Dónde está Maya? ¿Dónde la pusieron? ¡Una carta! Necesito una carta de Maya! (Saca una carta del bolsillo y lee) Y así… siempre me cansaron tus retrasos, tus excusas para llegar tarde, tus intentos burdos para disculparse, tu increíble estupidez para no entender que nunca pude soportarte, pero sobre todo la cara de estúpido que ponías cuando te contaba de mis relaciones pasadas. ¡No puede ser! No siento odio, no siento bronca, no la extraño, no la siento, no siento nada, ¡Nada por ella! ¿Qué me han hecho? (Tomando del cuello a la enfermera) ¡Devuélvame a Maya! ¡Devuélvamela! La necesito, la quiero de regreso, no importa lo que me haya hecho, ya no importa, por favor, devuélvanme a Maya, la quiero, ¡La amo! (La enfermera castiga a Agustín, este se desmaya) Doctor: ¿Qué fue todo eso enfermera? Enfermera: Algunos resquicios doctor, nada más. Doctor: Es muy raro que este paciente se resista tanto al proceso. Enfermera: Es cuestión de tiempo doctor, en unos días estará más estable. Doctor: Así es enfermera. Ahora, hemos cumplido con nuestra tarea ¡Hemos alcanzado nuestro objetivo! Enfermera: Así es doctor. Doctor: ¡Es hora de festejar! (La enfermera saca una botella de champagne, ambos brindan sin alegría, ambos sobrios, hacen un baile que no demuestra felicidad, no pueden sentir por tener los corazones anulados, el doctor se acerca a ella sin sentir nada, ella empieza a sentirse incomoda, empieza a sentir) Enfermera: Doctor… (Intenta morder los labios del doctor) Doctor: ¿Si? ¿Qué sucede? Enfermera: Doctor… (Intentando morder los labios del doctor) Doctor: ¿Qué sucede prueba piloto? Enfermera: Nada doctor, lo siento. Doctor: ¿Qué siente prueba piloto? ¡Contrólese, usted no puede sentir nada! Enfermera: No se preocupe doctor, todo está muy controlado. Agustín:(Despertando) ¿Qué paso? ¿Qué me hicieron? Doctor: Despierte rápido que no es momento de esperas, debemos confirmar la conclusión del experimento. Enfermera: Doctor… Doctor: No diga nada, no es necesario, necesito su ayuda. Pellizque al paciente. (La enfermera pellizca a Agustín) Agustín: ¿Qué pasó? Doctor: ¡Más fuerte prueba piloto! (La enfermera vuelve a pellizcar a Agustín) Agustín: ¿Qué pasa? ¿Por qué hace eso? Doctor: ¡Más fuerte prueba piloto! Enfermera: Doctor si sigo pellizcando así el paciente tendrá el brazo amoratado. Doctor: ¡No me importa! ¡Es necesario evaluar el experimento! ¡Pellizque prueba piloto, pellizque! Dramaturgia Boliviana - 21


(La enfermera no quiere pellizcar) Doctor: ¡Hágase a un lado! (El doctor pellizca el brazo de Agustín) Agustín: ¿Pero qué le sucede? ¿Por qué hace eso? Doctor: ¿Siente algo? Agustín: Nada. Doctor: ¿Nada de nada? Agustín: Nada. Doctor: Sí, ¡Lo conseguimos! ¡Lo hemos hecho! Enfermera: Doctor. Doctor: ¿Qué sucede prueba piloto? Enfermera: El hecho de que no sienta dolor físico no asegura en nada nuestro éxito. Doctor: Tiene razón prueba piloto, empecemos con el cuestionario (a Agustín) Maya. Agustín: … Doctor: ¿Digo Maya y usted no siente nada? Agustín: No. Doctor: Usted fue abandonado por Maya. Agustín: Sí Doctor: ¿Lo recuerda? Agustín: Lo recuerdo. Doctor: ¿Y? Agustín: Es solo eso, un recuerdo. Doctor:(A la enfermera) parece que tuvimos éxito. Enfermera: (Un poco alegre) Continúe con más datos para ver si el procedimiento fue eficaz. Doctor: Agustín, escuche, usted fue abandonado por Maya, su novia de muchos años, ella un día despertó con el sentimiento muerto, usted se murió en su corazón, entonces, sin avisar ni decirle nada se fue de su lado, usted la esperó con mucha paciencia cocinando su plato favorito y planificando estrategias para enamorarla nuevamente, pero ella no volvió, a los 3 días usted salió a buscarla y se encontró con ella del brazo de otro, ese momento tanto su cabeza como su cuerpo murieron en vida, intentó reconquistarla pero terminó siendo una basura humana por tantos intentos fallidos, luego quiso olvidarla con otras mujeres pero no pudo, se refugió en el alcohol hasta que un día intentó suicidarse, y todo porque Maya se fue con otro ¿Ahora siente algo? (La enfermera llora desconsoladamente) Doctor: ¡Qué sucede prueba piloto! Enfermera: ¡Es una historia muy triste! Doctor:… Agustín: ¿Le parece una historia triste? Enfermera: Uno hace todo lo posible para ser amado y ese es el resultado. Agustín: A mí también me parece una historia muy triste, es más, no puedo creer que yo la haya vivido, la recuerdo, la tengo en la mente, pero no siento nada, ¿Algún rato me importó esa historia? Doctor: Claro que le importó, si por eso llegó hasta aquí. Agustín: Es como si fuese un dato, una información que no genera nada en mí. Doctor: ¡Lo conseguimos! ¡Somos el éxito hecho carne! ¡Por fin el amor fue eliminado de este mundo! Prueba piloto, continuemos con el festejo. 22 - LA ESCENciA - Editorial Digital


Enfermera: Llámeme enfermera por favor. Doctor: ¡Ya le dije que la llamo “Prueba piloto” por su gran aporte a este experimento! Enfermera: Lo sé pero suena muy despectivo que me llame así. Doctor: ¡Yo la llamo como me da la gana! Enfermera: Pero podría ponerle un poco de cariño. Doctor: No empiece prueba piloto, ¡No empiece! Enfermera: (Llorando) Por lo menos me trataría con cariño. Doctor: Usted no puede sentir cariño, ¿Acaso no lo recuerda prueba piloto? ¡Contrólese! Enfermera: ¡No me grite! Solo pido un poco de cariño, una palabra bonita, o un gesto, cualquier cosa, ¡Nada más! Doctor: No es momento de cursilerías prueba piloto, estamos a un paso de conseguir nuestro mayor éxito, seremos leyenda con esto ¿Entiende? ¡Leyenda! Enfermera: ¡Pero no quiero ser una leyenda sin sentimientos! No quiero serlo, prefiero que me recuerden como una piedra, menos como una leyenda sin sentimientos. Doctor: ¡Es lo mismo! ¿Acaso no entiende? ¡Es lo mismo! (La enfermera llora) Doctor: No piense que con su llanto me va a convencer ¿Acaso no sabe que conmigo no funcionan esas cosas? Enfermera: ¿No le importan mis lágrimas? Doctor: ¡Nunca me importaron! Es más, desde que me sometí al proceso deje de sentir por muchas cosas, ese era el objetivo ¿No? Enfermera: Pero por lo menos puede tratarme con un poco de cariño Doctor: ¡Ya le dije que no siento nada de eso! Enfermera: ¡Usted no tiene sentimientos! ¡Usted tiene un corazón de piedra! Doctor: ¡Así es y estoy muy bien de esa manera! Enfermera: Usted necesita un poco de corazón. Doctor: Ya no lo tenemos ¿Recuerda? ¡Usted y yo anulamos nuestros corazones! ¡Y ahora a seguir festejando nuestro mayo éxito! (La Enfermera sale, el doctor continúa festejando) MÁQUINA: INICIANDO PROCESO NÚMERO 4 (Entra la Enfermera) Doctor: ¿Qué pasa? ¿Quién inicio el proceso? (Sonido de estática .Todos se desmayan. Largo periodo) Doctor: Y en medio de todo… el ser alguien, el querer ser alguien para dejar de ser un desconocido, entonces: trabajos, procesos, experimentos, pruebas, fallos, equivocaciones y errores que no llevan a nada, fracasos, muchos fracasos. Y en medio de todo, una familia, mi lugar seguro, el único donde siento que importo algo. Una familia, mi familia, una esposa (mi gran amor) y un hijo: (Los que me recuerdan que estoy vivo) Hasta que ellos se van de mí. Una calle, un accidente, ambos muertos (mi familia muerta), yo en medio de toda la sangre, aun respirando, luchando por vivir, por ellos, por mi familia, por los que ya no están aquí, por los que me abandonan. Yo me quedo tieso, 3 años, 4 meses, 8 días y 6 horas en coma, sin poder decir nada, escuchando todo lo que sucedía, escuchando como planificaron el entierro, los pésames recibidos en un cuerpo tieso, a ella la enterrarían al costado, al otro lado estaría Dramaturgia Boliviana - 23


mi hijo, al medio estaría yo… pero yo no me pude morir. A veces… despertar se parece tanto a morir Días oscuros, llenos de tristeza. Solo Con sangre vomitada e intentos de suicidios, Noches sin dormir pensando en ellos. Hacerme sangre, sufrir por su ausencia, culparme por no haberlos cuidado. Tenía que hacer algo urgente. Y lo hice. (Fin del Sonido) Doctor: (Despertando) ¡Lo hemos conseguido! ¡Somos los salvadores de este mundo! Enfermera: (Despertando) ¿Doctor? Agustín: ¿Qué paso? ¿Qué me hicieron? Doctor: No se diga más Celina, ¡Ahora si es hora de festejar! Agustín: ¿Celina? Enfermera:… Doctor me llamó Celina. Hace mucho que no me llamaba así. Me gusta que me llame así. Doctor: ¡Celina! Enfermera: ¿Doctor, está bien? Doctor: ¿Qué acaso uno no puede estar feliz por haber alcanzado la victoria? pero nada de esto hubiese sucedido sin tu valioso aporte mí amada Celina… (Se tapa la boca sorprendido) Enfermera: ¿Amada? … ¿Doctor está usted bien? Doctor: Claro que sí mi amor (Se tapa la boca) ¿Pero qué estoy diciendo? ¿Que son estas cosas que salen de mi boca? Agustín: ¿Usted ama a Celina? Sandra: ¿Quién ama a quién? Doctor: ¡Siempre la ame! ¡Siempre! Ella fue mi amor eterno (Se tapa la boca con más fuerza) Pero… ¿Qué estoy hablando? Esa palabra ya no existe en mi boca. Enfermera: Andrés… Doctor: ¡Doctor Fernández para usted prueba piloto! ¿Acaso no fue suficiente todo lo pasado para dejar de tener esas confianzas conmigo? Enfermera: ¿Me amas? Doctor: ¡Más que a mi vida! Sandra: ¡Qué! Y ¿Yo? Enfermera: ¡Dime! ¿Me amas? Doctor: Más que a mi vida, lo sabes, ¡Siempre lo supiste! (Se tapa la boca) ¡No puede ser! Enfermera: ¿Y si me amabas por qué te casaste con otra? Doctor: ¡No! no quiero decirlo, ¡No debo decirlo¡ Los temas de amor ya no deberían estar en mi boca! El amor salió de mi cuerpo cuando ella se fue, ¡Así que ahora no debe existir nada de amor en mi vida! (Se sopapea) ¡No debo decir esa palabra! ¡Nunca! ¡Esa palabra ya no existe en mi vocabulario! ¡Mi amor! (Se sopapea) Enfermera: ¡Dime! Doctor: Mi amor (Se sopapea) Contigo no había futuro, tú eras solo un accesorio para seguir con el experimento, por favor no te enojes mi amor (Se sopapea) Pero… ¡Qué estoy hablando! ¡Qué me hicieron! (A la enfermera) ¡Algo salió mal! ¡Algo salió mal prueba piloto! 24 - LA ESCENciA - Editorial Digital


Enfermera: ¿Me llamo Celina recuerdas? Doctor: ¡Prueba piloto algo pasa! ¡Algo salió mal! Hicimos algo mal, el experimento no se completó, ¡Por eso hablo estas cosas! ¡Haga algo prueba piloto! Enfermera: Un simple accesorio que hizo todo para que consigas tu propósito, mientras yo me convertía en piedra por haber anulado mi corazón. Doctor: ¡Era necesario prueba piloto! ¡Era necesario mi amor! Enfermera: ¿Necesario para qué? ¿Para que tú olvides? ¿Para que tú superes tú problema? ¿Y yo? ¿Yo no valía nada? Doctor: ¿Pero qué clase de reclamo es ese prueba piloto? ¡Todo era para bien del experimento! nuestras vidas estaban por encima de eso. Agustín: No es muy agradable escucharlos discutir ¡Eh! Doctor: Lo siento no queríamos molestarlo, pero… ¿Qué estoy diciendo? ¡Usted se calla! Enfermera: ¡Nunca sentiste nada por mí! Doctor: Sí lo hice, te amé toda la vida ¿Acaso no lo entiendes? Enfermera: Entonces ¿Por qué te fuiste con ella? Doctor: Con ella tenía todo lo necesario para continuar con el experimento, contigo era amor pero no era suficiente, ¡Nunca fue suficiente prueba piloto! Enfermera: Me llamo Celina, ¡No prueba piloto! Doctor: Para mí siempre fuiste una prueba piloto, un experimento, un espacio para probar, equivocarse y seguir, eso también es el amor ¿No? solo fuiste una persona que siempre estuvo para ayudar, solo eso, ¡Nada más! Enfermera:(Besa apasionadamente al doctor) Doctor:(Asiéndose soltar) ¿Qué hace prueba piloto? Enfermera:(Vuelve a besar más apasionadamente al doctor) Agustín: ¡Oigan no es momento para sus amoríos! Sandra:(Se pone a llorar) Doctor:(Asiéndose soltar) Usted se calla (Vuelve a besar a la enfermera) Enfermera: ¡Andrés! Doctor: ¡Mi amor! ¡No! ¡No! qué estoy diciendo? ¡Esa palabra no existe en mí! ¡Hace tiempo que dejó de existir! Enfermera: Ambos nos amamos, no lo niegues, ¡Es cuestión de aceptarlo y ya! Doctor: ¡No! yo no quiero amar, no quiero amar a nadie, ¡No está bien amar! ¡Hace tiempo que decidí no amar! Enfermera: Acabas de decirlo, me amas, ¡Me amaste desde siempre! Doctor: ¡El amor no sirve para nada prueba piloto! Enfermera: ¡Celina! Doctor: ¡Prueba piloto! Enfermera: ¡Celina! Doctor: ¡Prueba piloto! Enfermera: Dime Celina, ¡Dime que soy tu amor! Doctor: ¡Sabes que lo eres! (La besa) (Sandra Sale) Enfermera: Te perdono, te perdono todo, pero por favor no te vayas, no nuevamente, no lo hagas, quédate conmigo ahora, ahora sí, nada de esto hubiese pasado si hubieses aceptado que me amabas a mí y no a ella. Doctor: ¡Te amo! ¡Te amo! (La besa apasionadamente) MÁQUINA: INICIANDO EL PROCESO NÚMERO 4 Dramaturgia Boliviana - 25


(Entra Sandra) Enfermera: ¡No! ¿Qué pasa? (Sonido de estática .Todos se desmayan. Largo periodo) Sandra: Una de niña que cree las historias que le cuentan Que quiere dejar de ser niña para ser mujer Una niña hermosa mujer. Con una profesión, un esposo, una familia con un perro y un auto. Pero no. Nada de eso sucede cuando aparece alguien que quiere contarle un cuento. Al principio la niña le cree. Él dice amarla, le dice que es la única en su vida y que quiere ser correspondido pero la niña no siente nada por él, eso lo enfurece, hace que no controle sus actos, entonces utiliza la fuerza para hacerla suya, la niña termina siendo suya. A la fuerza. La niña que es muy niña no entiende lo que le sucede, entonces busca respuestas y encuentra personas que decían tenerlas, entonces… les cree nuevamente y nuevamente la hacen suya. A la fuerza. Como siempre. Y todos los que la toman a la fuerza la abandonan La olvidan Y la niña no quiere ser solo tomada a la fuerza. No. También quiere ser recordada, que por lo menos la guarden un tiempo. Pero no, porque todos se van luego de hacerla suya. A la fuerza Como siempre. Nadie recuerda a la niña. Nadie le dijo que volvería para que ella lo espere. La niña quiere quedarse en alguien. En sus cuerpos, en sus recuerdos. La niña quiere que no la olviden. (Fin del sonido) Doctor: (Despertando) ¿Qué pasó? ¿Qué me hicieron? Sandra: (Despertando) ¡Doctor tiene que hacerme el amor! Doctor: ¡Que cosas está diciendo Sandra! ¡Enfermera! Sandra: ¡Hágame el amor doctor! tiene que hacerlo, debe hacerlo para que pueda sanarme de todo esto. Doctor: ¡No es posible Sandra! Sandra: Sí es posible doctor ¡Lo necesito! Y luego de hacerlo necesitaré que me recuerde, no me olvide doctor, ¡Por favor! Doctor: ¡El tratamiento Sandra! Sandra: ¡No funcionó conmigo doctor! ¡Usted sabía que conmigo no iba a funcionar! Doctor: ¡Sandra debe controlarse! Sandra: (Se abalanza contra el doctor) ¡Hágame el amor doctor! ¡Lo necesito! ¡Necesito que alguien me haga sentir feliz! ¡Necesito que alguien me recuerde! MÁQUINA: ALERTA MÁXIMA, EL CORAZÓN MUESTRA FALLAS. 26 - LA ESCENciA - Editorial Digital


Doctor: Cálmese Sandra, no es momento para estas estupideces Sandra: ¿Le parece una estupidez? ¿Está diciendo que lo que siento es una estupidez? Doctor: Lo es Sandra, ¿Acaso no nos preparamos para eliminar esto? ¿Recuerda las veces que sufrió por amor? ¡Usted misma vino aquí para eso! ¡Recuérdelo Sandra! ¡Recuérdelo! Sandra: ¡No puedo doctor! ¡Solo recuerdo esta necesidad de no ser olvidada! Agustín: (Despertando) ¿Qué pasó? Sandra: (Mira a Agustín, luego al Doctor, luego a Agustín, luego al Doctor, se abalanza contra Agustín, salen de la escena revolcándose) Doctor: ¿Prueba Piloto? ¿Enfermera? ¿Celina? Enfermera: (Despertando) ¿Qué pasó? ¿Quién inicio el proceso número 4? Doctor: ¡Usted lo hizo! Enfermera: Cómo voy a ser yo si estaba tan feliz escuchando lo mucho que me ama. Doctor: ¿Qué cosas está hablando prueba piloto? Enfermera: Andrés, terminemos con todo esto y vámonos de aquí a disfrutar nuestro amor. Doctor: ¿Está loca prueba piloto? ¡Claro que sí mi amor! (Saliendo con la Enfermera) Enfermera: (Deteniendo al doctor) ¡Doctor por favor contrólese! Debemos terminar el proceso. Doctor: ¡Pero si tú misma me pediste que dejemos todo esto! Enfermera: ¿Yo? ¡Es que no sé lo que sucede! No sé qué está pasando, yo estaba programada para no sentir, para no ser tan expresiva, ¡Mis sentimientos estaban muertos! Doctor: Los míos también pero ya me ve aquí… tengo… tengo… Enfermera: Qué… Doctor: Tengo ganas de… Enfermera: ¿De qué? Doctor: ¡De escribir un poema! Enfermera: ¡No puede ser! ¡Doctor contrólese! (Sopapea al doctor, luego lo abraza, luego se separa con asco) pero ¿Qué está pasando? ¿Doctor qué es lo que nos pasa? ¿Por qué tenemos estos sentimientos si ya no tenemos el corazón dentro de nosotros? Doctor: Nos hemos contagiado, el corazón que nos pusimos contagió a todo el cuerpo. Enfermera: ¡No puede ser! Doctor haga algo, si nos contagiamos de ese corazón cualquier momento empezaremos a tener más sentimientos y eso no nos hará bien. Doctor: ¡No nos hará nada bien! (Ambos se abrazan muy felices) Agustín: (Entra semidesnudo) ¿Qué está pasando aquí? (Al doctor) usted, es un charlatán ¡Es un farsante! Doctor: Pero… ¿Qué dice? Agustín: Usted prometió curarme, hacer que olvide, pero nada, ¡Nada! Todo está peor que antes! Doctor: No es mi culpa ¡Usted puso demasiada resistencia al experimento! Agustín: ¡Su experimento no sirvió para nada! Doctor: ¡Lo mejor hubiese sido que nunca apareciera en nuestro consultorio! Agustín: Pues si quiere ahora mismo me largo de aquí, pero antes debe devolverme mi corazón. MÁQUINA: ALERTA MÁXIMA, EL CORAZÓN MUESTRA MUCHAS FALLAS. Doctor: ¡No! Agustín: ¿De qué corazón habla? MÁQUINA: ALERTA MÁXIMA, EL CORAZÓN SE ESTÁ SOBRECARGANDO. Dramaturgia Boliviana - 27


Doctor: ¡No puede ser! Agustín: ¡Mi corazón! Lo necesito de regreso, este corazón es una piedra, necesito sentir, ¡Necesito sentir! Doctor ¡Hágame el amor! Doctor: ¿Qué dice? Enfermera: Doctor debemos devolverle el corazón a este paciente ¡Es urgente! Doctor: ¡No podemos! ¡No hasta que terminemos el experimento! Enfermera: ¿Acaso no entiende? ¿La vida de los pacientes está en peligro? Doctor: ¡Usted no decide nada prueba piloto! ¿Está claro? ¡Usted no decide nada! ¡Usted es un simple accesorio de todo este proceso científico! Enfermera:(Sopapea al doctor, sale) Doctor: (A Agustín) ¡Usted! ¡Usted es el culpable! Agustín: ¡Quiero mi corazón de regreso! ¡Ya no quiero continuar con su experimento! Doctor: No podemos devolvérselo así de fácil, ¡Entienda! Usted es parte importante de todo este avance tecnológico, con usted completaremos el primer ciclo, luego pasaremos a anular otros órganos del ser humano, ¡No puede abandonarnos en este momento! Agustín: ¡No me interesa su experimento! ¡Quiero mi corazón de regreso! Lo necesito ¿Entiende? Lo necesito para seguir viviendo, para sentir por Maya, ¡Para no olvidarme por completo de ella! Doctor: ¡No lo hare! ¡No tiraré a la basura años de mi investigación! MÁQUINA: ALERTA MÁXIMA, EL CORAZÓN ESTÁ EXTREMADAMENTE SOBRECARGADO Sandra: (Entrando y arreglándose la ropa) ¡Doctor! Doctor: ¡Sandra! ¿Qué le paso? Sandra: ¡Pude hacerlo doctor! Por fin pude ser amada, fui amada doctor, ahora solo queda esperar a que me recuerde. Doctor: Pero… ¿Qué dice? ¿Cómo es posible? Enfermera: (Entrando y arreglándose la ropa) ¡Esto tiene que terminar ahora mismo! Doctor: ¿Qué hizo prueba piloto? Enfermera: Era necesario para detener todo esto. ¡La vida de los pacientes está en peligro! MÁQUINA: INICIANDO EL PROCESO NÚMERO… (Sonido de estática) (El proceso se detiene) MÁQUINA: INICIANDO EL PROCESO NÚMERO… (El proceso no avanza) MÁQUINA: PROCESO NÚMERO 4 NO INICIADO Doctor: ¿Qué sucede prueba piloto? Enfermera: El corazón está a punto de estallar, ¡Fue sobrecargado de sentimientos! Doctor: ¿Cómo es posible eso? Enfermera: Se sobrecargó de sentimientos, ¡Fue mucho para él! Doctor: ¡No es posible! Enfermera: ¡Sí es posible doctor! El corazón llegó muy dañado producto del fracaso amoroso del paciente, no podía resistir a tanto, encima con las veces que lo intercambiamos… Doctor: Debemos hacer algo, no puede ser que el último corazón con sentimientos explote. Agustín: ¡Mi corazón! ¡No! Enfermera: Cálmese, lo mejor es calmarse (Sale) 28 - LA ESCENciA - Editorial Digital


MÁQUINA: CORAZÓN A PUNTO DE EXPLOTAR. Agustín: ¡No! Doctor: ¡Es el último corazón! ¡Debemos hacer algo! MÁQUINA: INICIANDO EL PROCESO NÚMERO 4 (Entra la Enfermera) (Sonido de estática, todos se desmayan) (Fin del sonido, Ahora la enfermera lleva el corazón dentro) Doctor: (Despertando) ¿Qué pasó? ¿Quién hizo esto? Enfermera: (Despertando) ¡Andrés! Yo tengo el corazón ahora, soy más fuerte que cualquiera en este lugar, podre resistir junto con el corazón. Doctor: ¡No! Enfermera: Tú me hiciste fuerte para que aguante todas las pruebas posibles. MÁQUINA: CORAZÓN A PUNTO DE EXPLOTAR. Doctor: ¡No puede ser! Enfermera: Yo resistiré junto con el corazón, cuando pase todo esto seguiremos con nuestro experimento juntos, ¡Seremos felices! Agustín: ¡Es mi corazón y usted no puede decidir sobre él! (El doctor sale) Enfermera: ¡Usted se calla! Agustín: ¡No me voy a callar! Enfermera: ¡Usted es un simple experimento! Agustín: ¡Mire quien habla! ¡La mujer accesorio! (La Enfermera sopapea a Agustín) MÁQUINA: INICIANDO EL PROCESO NÚMERO 4 (Entra el Doctor) (Sonido de estática, todos se desmayan) (Fin del sonido, Ahora el Doctor lleva el corazón dentro) Enfermera: (Despertando) ¿Qué pasó? ¿Quién inició el proceso? Doctor: (Despertando) ¡Ahora yo tengo el corazón! Agustín: (Despertando) ¡Usted no es tan fuerte como para salvar al corazón! Sandra: (Despertando) ¡Doctor no se muera por favor! ¡Qué será de mi vida sin usted! Enfermera: (A Sandra) ¡Ni se le ocurra acercarse al doctor! (Al Doctor) ¡Doctor usted no es tan fuerte como para salvar al corazón! Doctor: ¡No quiero salvarlo! Todos: ¿Qué? Doctor: Este es mi invento, mi experimento, si algo debe fallar en este proceso debe fallar por mi responsabilidad, no por problemas de otros, ¡Yo debo morir junto a este corazón! Todos: ¡No! (Sale Agustín) MÁQUINA: CORAZÓN A PUNTO DE EXPLOTAR. Doctor: ¡Háganse a un lado todos! MÁQUINA: INICIANDO EL PROCESO NÚMERO 4 (Entra Agustín) Dramaturgia Boliviana - 29


(Sonido de estática, todos se desmayan) (Fin del sonido, ahora Agustín lleva el corazón dentro) Sandra: (Despertando) ¿Qué pasó? Agustín: ¡Si alguien tiene que morir por todo esto debo ser yo! Todos: ¡No! Doctor: Por favor no se muera, entienda que si usted vive podemos estudiar su cuerpo, su ADN ¡Necesitamos conocer algunos datos para seguir con el experimento! Agustín: No es necesario ¡Todo esto debe morir con lo que empezó y ese fui yo! Enfermera: Por favor paciente, entienda que a todos nos hizo bien el tener al menos por un momento su corazón en nuestros cuerpos ¡Su corazón es importante para todos nosotros! Doctor: Sobre todo para la ciencia. MÁQUINA: CORAZÓN A PUNTO DE EXPLOTAR. Agustín: ¿Acaso no entienden? Es mi corazón, yo decido sobre él, así como decidí traerlo hasta aquí ahora decido que se muera conmigo. Doctor: ¡Entienda por favor! Es importante dejar huella de este grandioso experimento, no es solo por mí, es por todos los que pasaron por esta sala ¡Por todas esas personas que entregaron su corazón para que este mundo sea mejor! Enfermera: Por favor, piense en lo mucho que aportará para continuar con este experimento, recuerde, usted vino aquí con un objetivo, el de olvidar a un amor fracasado. Agustín: ¡Ni lo mencione! Enfermera: ¡Es solo para demostrarle que usted mismo tomó una decisión que ahora puede salvar a muchos! Agustín: Pero… ¿Y Maya? ¿Qué será de su recuerdo? Yo quiero tenerla en mi corazón, aunque ya no esté más a mi lado, aunque termine a lado de otro, ¡No quiero olvidar a Maya! Doctor: Así como todos, usted también se contagió con su corazón, cualquier rato volverán los recuerdos, los sentimientos, es solo cuestión de tiempo, todo es cuestión de tiempo. Agustín: … Está bien, está bien, yo no voy a morir, pero… ¡Mi corazón necesita un cuerpo en quien explotar! (Se miran entre todos buscando un voluntario para morir junto con el corazón) Doctor: (Mirando a Sandra) A todos nos llega el momento querida Sandra. Sandra: ¿Qué? Enfermera: Serás recordada como siempre quisiste. Sandra: ¡No puede ser yo no vine aquí para morirme! Enfermera: Es por el bien de toda la humanidad, además… Sandra: Además ¿Qué? Doctor: Sandra usted ya no tiene remedio. Sandra: ¿Qué? Doctor: Su caso es imposible de sanar y lo único que queda es esperar el momento final. Sandra: ¡No! Doctor: Sí Sandra. Sandra: ¿Y por qué me lo dice recién? Enfermera: Por eso lo mejor es morirse siendo un gran aporte para la ciencia. Sandra: ¡Pero no me quiero morir! Doctor: Sandra, es lo mejor MÁQUINA: CORAZÓN A PUNTO DE EXPLOTAR. 30 - LA ESCENciA - Editorial Digital


Doctor: ¡Es ahora Sandra! Sandra: ¡No! Enfermera: Iniciaremos el proceso. (Sale la Enfermera) MÁQUINA: INICIANDO EL PROCESO NÚMERO 4. (Entra la enfermera) Sandra: ¡No! (Sonido de estática, todos se desmayan) (Fin del sonido, ahora Sandra lleva el corazón dentro) Enfermera: (Despertando) Completamos el proceso doctor. Doctor: (Despertando) ¡Muy bien! Agustín: (Despierta y corre a ayudar a Sandra) ¡Sandra! MÁQUINA: CORAZÓN A PUNTO DE EXPLOTAR. Doctor: ¿Qué sucede prueba piloto? Enfermera: ¡Deje de llamarme así! Doctor: ¡Silencio prueba piloto! Enfermera: (Besa al doctor) Agustín: (Atendiendo a Sandra) ¡No es momento para esas cosas! Enfermera: ¡Llámame por mi nombre Andrés! Doctor: Ahora no puedo mi amor, hay cosas más importantes Enfermera: ¡Siempre hubo otras cosas antes que yo! Doctor: ¡El bienestar de la humanidad está antes que cualquier cosa! ¿Cuándo entenderás eso? (Besa a la enfermera) Enfermera: ¡Siempre te entendí! ¿Cuándo me entenderás tú? Doctor: Cuando termine todo esto. Agustín: ¡Ayúdenme! Enfermera: ¿Lo prometes? Doctor: Con todo mi corazón. Enfermera: Mentiroso (Sopapea al doctor) Agustín: (Atendiendo a Sandra) ¡Ayúdenme por favor! MÁQUINA: CORAZÓN A PUNTO DE EXPLOTAR Doctor: ¡Pero qué te pasa! Enfermera: ¿Cómo puedes prometer con un corazón que no tiene sentimientos? Doctor: Era solo para completar la promesa. Enfermera: Nunca fui importante para ti Doctor: El experimento estaba primero Enfermera: ¡Lo sabía! (Sopapea al doctor) Sandra: ¡Doctor! Agustín: ¡Ayúdenme! Sandra: Doctor… Doctor: Dígame Sandra (A la enfermera) ¡Ayúdeme! Enfermera:… Doctor: Ayúdeme prueba piloto! Dramaturgia Boliviana - 31


Enfermera: ¡Que te ayude tu Sandrita! Doctor: ¡No es momento para celos Prueba piloto! ¡Ayúdeme! Enfermera:… Sandra: Doctor, al menos podre morir con un corazón con sentimientos. MÁQUINA: CORAZÓN A PUNTO DE EXPLOTAR EN 4… Doctor: ¡Adiós Sandra! Sandra: ¡No me quiero morir Doctor! Enfermera: (Irónica) ¡Siempre la vamos a recordar querida Sandra! MÁQUINA: CORAZÓN A PUNTO DE EXPLOTAR EN 3… Agustín: Sandra, lo siento, yo no quería… Sandra: ¿Por qué a mí? ¿Por qué yo? Yo solo quería que me amen y no me olviden. MÁQUINA: CORAZÓN A PUNTO DE EXPLOTAR EN 2… Doctor: ¡Gracias por su sacrificio y aporte Sandra! Sandra: ¡No! ¡No me quiero morir! ¡Por favor no! ¡Yo solo quería que me amen! ¡Que me recuerden! MÁQUINA: CORAZÓN A PUNTO DE EXPLOTAR EN 1… Sandra: ¡No! MÁQUINA: INICIO DE EXPLOSIÓN DE CORAZÓN (El corazón explota, todos desmayan, Sandra muere) Doctor: (Despertando) ¿Sobrevivimos? ¡Sí! ¡Estamos vivos! ¿Y el experimento? ¿Qué pasó con el experimento? (Empieza a sentir dolor en el pecho) Enfermera: (Despertando) ¿Doctor? ¿Está bien? ¿Doctor? (Empieza a sentir dolor en el pecho) Agustín: (Despertando) Pero… qué les pasa? (Empieza a sentir dolor en el pecho) Doctor: ¡Celina! ¿Qué sucede? ¿A qué se debe este dolor? Enfermera: Doctor, no lo entiendo, el corazón explotó, ¡Todo debería estar bien! Doctor: ¡Haga algo Celina! ¡Me muero! Enfermera: ¡Por favor cálmate Andrés! (Intenta ayudar al doctor, pero no puede porque empieza a sentir dolor en el pecho) Doctor: Celina, ¡Ayúdame por favor! Enfermera: Me duele, es un dolor muy fuerte ¡No puedo soportarlo! Agustín: ¿Qué sucede? ¿Por qué este dolor? (Al doctor) ¡Haga algo! ¡Usted nos metió en todo esto! ¡Haga algo! (Se retuerce de dolor) Enfermera: (Con mucho dolor) ¡Andrés! Ayúdame Andrés, por favor ¡No quiero morir! Doctor: (Retorciéndose del dolor) ¡No puede ser! ¡Qué sucede Celina! MÁQUINA: ELIMINANDO LOS RESQUICIOS DEL CORAZÓN. Doctor: ¡Era eso! ¡Era eso! ¡Todos los restos que dejó el corazón deben ser eliminados! Agustín: ¡No! por favor, ¡Quiero vivir! ¡Aunque con un corazón sin sentimientos! ¡Por favor! ¡Quiero vivir! MÁQUINA: PREPARANDO EXPLOSIÓN GENERAL EN 5… Enfermera: ¡No! MÁQUINA: EN 4… Doctor: ¡Por favor no quiero morir! ¡Debo concluir el experimento! MÁQUINA: EN 3… Agustín: ¡Maya, mi amor! ¡Perdóname mi amor! MÁQUINA: EN 2… 32 - LA ESCENciA - Editorial Digital


Agustín: ¡No te odio Maya! ¡Nunca lo hice! MÁQUINA: EN 1… INICIANDO EXPLOSIÓN GENERAL (Todo el lugar explota, sonido de estática total) Agustín: Lo he intentado todo Maya, todo, y nada pudo sacarte de mí, he intentado en vida, y nada, ahora lo intento en la muerte. No pudimos estar juntos en esta vida Maya. Será en otra vida. Ahora toca olvidar.

FIN

Dramaturgia Boliviana - 33


LOS EXPERIMENTOS (O escenas cursis de historias de amor) De: Jorge Alaniz Leรณn

Galeria Fotogrรกfica

Fotos: - Serena Liliana Vargas

34 - LA ESCENciA - Editorial Digital


Dramaturgia Boliviana - 35


36 - LA ESCENciA - Editorial Digital


Dramaturgia Boliviana - 37


38 - LA ESCENciA - Editorial Digital

T


TT LA ESCENciA Editorial Digital de Dramaturgia Boliviana CONTACTOS:

Jorge Alaniz León – Director Correo Electrónico: jorge.alaniz@gmail.com Teléfonos: (0) 591-4285859 - 70728056 Cochabamba - Bolivia


10 Jorge Alaniz - Los Experimentos