Page 72

RKVISTA MONTSERRATINA

369

—Según leemos en algunas Revistas acreditadas, se ha publicado un aviso oficioso según el cual la Sagrada Congregación de Ritos no ha registrado todavía la concesión del privilegio de la medalla, que, con especial bendición, puede reemplazar los escapularios. Por otra parte, y según decreto reciente de Pió X, toda concesión hecha por el Papa es nula y de ningún efecto, si no se presenta á la Sagrada Congregación: hacemos esta observación para que ios que deseen lucrar tan especial privilegio se procuren debidamente la facultad oportuna. El Congreso Mariano international de Salzburgo.—liemos recibido las primeras noticias de la celebración de esta gran Asamblea. La presidencia honoraria la tiene ol Cardenal do Salzburgo Iltmo. Sr. Katschtaler, y la efectiva el Sr. Obispo de Savant, Dr. Napotuk. Los españoles están representados por unos 40, pocos en número, pero que traen muchas representaciones, y que sin duda con el ánimo los acompaña España entera, quo en estos momentos no se han atrevido muchos á dejar. El dia 21 por la tarde, después de un repique de campanas, se entonó el Veni Creator, se bendijo la bandera del Congreso, á la que el señor Obispo do Savant on nombre de Austria regaló una preciosa corbata con los coloros do la Inmaculada, haciendo lo propio el Canónigo Dr. S a n z o n nombre de España con la dedicatoria: «Los españoles á María, Reina del Universo. Salzburgo lOlO». La única nación que para la presidencia del Congreso tuvo representacióo doble fué España, y lo fueron llamados al efecto los Canónigos Sanz, de Valladolid, y el Penitenciario do Toledo. El número de asistentes era 8.000, sin contar gran número á quienes fué imposible penetrar on la Catedral. Los sacerdotes pasaban de mil, con 23 obispos, 10 abades y unos 20 prolados. El canto del himno papal, composición del mismo Cardenal Katschtaler, tué de uu efecto grandioso y conmovedor. So leyeron telegramas del Papa y del Soberano de Austria. El señor Cardenal dió la bienvenida á los Congresistas, y el Obispo do Savant pronunció un discurso on alemán. Siguieron los Idiomas latín, francés, inglés, y luego ol castellano. El Dr. Sanz fué muy aplaudido; vítores que se daban á su trabajo y |)rincipalmonto á su Madre y Mandataria España. Luego el Congreso se subdividió en secciones por nacionalidades, cuyos temas y conclusiones deberían luego llevarse á la aprobación g e neral. Podemos decir que no fueron muchos de todas las secciones los que merecieron este honor, mientras que, pocos en número, pero como do suma importancia, fueron recibidos con aplauso general varios de las españolas. Dada la importancia que tiene, transcribimos esta nota del Correo Español: «Con ol fin de hacer más útil esta liermosa Liga, la sección propone un intercambio de trabajos religiosos y morales jiara periódicos y revistas; pues sólo asi podremos lus católicos marianos de los diferentes ¡laises desnientir las tendenciosas noticias que acerca de los intereses católicos y do los intereses nacionales relacioiíadus con los religiosos publica con marcada intención la Prensa acatólica. Y para poner desde luego en practica esta idea, seis Sacerdotes españoles de lo» aqui presentes se ofrecen desde ahora á prestar su cooperación en esta obra restauradora. Cuando al dia siguiente por la noche loyó uno de los secretarios del Congreso, des le la tribuna pública de la Catedral, la conclusión anterior, primera de las presentadas por la sección española, fué tal el entusiasmo producido en el Inmenso público que llenaba las naves del templo, que fué menester interrumpir por unos minutos la lectura, prueba de lo mucho que les agradó y de que se habla puesto el dedo eu la llaga. Aunque no se leyeron—ni habla para q u é - l o s nombres de los g e n e ro so» of ere utes de su cooperadou, que solamente coustaráu ea las a c t a s ,

Revista montserratina 1910 juliol desembre pdf  

Revista Montserratina 1910 (números de Juliol a Desembre) Abadia de Montserrat. Edició digitalitzada per la Biblioteca Nacional d'Espanya

Revista montserratina 1910 juliol desembre pdf  

Revista Montserratina 1910 (números de Juliol a Desembre) Abadia de Montserrat. Edició digitalitzada per la Biblioteca Nacional d'Espanya

Advertisement