Page 37

RKVISTA

MONTSEBRATINA

333

que les movió á interpelar á la Cámara, Insultar al Pontífice y provocar con amenazas. Los comentarios de la prensa alemana, varios según los diferentes sentimientos y criterios de que están informados, hacen honor al Papa desde el cam|)o antic erical y rabiosamente sectario cuando algunos de sus órganos reconocen más tarde su exquisita prudencia, las interesadas miras de sus colegas y encaminadas principalmente á poner la división entre las varias fracciones políticas. Muy soliviantados estaban los espíritus cuando el Gobierno alemán, de acuerdo con la Santa Sede, quiso entrar en vias de psz, por lo quo mandó á su representante cerca de la misma ei Dr. Von Mühlberg que se pusiera al habla con el Emmo. Sr. Cardenal Secretario de Estado. Su Emma. comunicó al delegado germánico de parte del Padre Santo que S. S. dispensaba la publicidad de la encíclica on los lugares más interesados. Atendidas las palabra?, no se trataba de dar reparación al Gdbierno prusiano por supuestos agravioc, tampoco del retiro de la encíclica ni de la suspensión de su promulgación. Sabido es quo desde 1909 la vía oficial de promulgación de los actos pontiticios viene establecida en el Boletín oficial de la Santa Sede segiin rezan sus palabras, y asi ha sido insertada la encíclica E(¡ii(B sape. De este modo era promulgada oficialmente p<pr todo el mundo católico sin necesidad de otra particular formalidad en los diversos paises. La disposición del Papa no ora sino una espontánea y Ubre Iniciativa de S. S. para pacificar los ánimos en los países protestantes. Tal solución y consiguiente nota del Sr. Cardenal Secretario de Estado ai Gobierini nloinán expresando la mente de la Santa Sede, han terminado un accidenta que la mala fé de los corifeos de Lulero había suscitado para sus desatentados propótitos. La peregrinación ((ue de la misma Alemania Í O postró á los pies del Supremo Jerarca desagraviarla sin duda su paternal corazón de las ofensas de tantos de sus connacionales. Provenían de Berlín y otras localidades de la región prusiana, presididos por el l'árroco Kdo. Scheidwei1er. En el discurso de salutación al Vicario de Cristo, hacen protestas de amor á la Sede de San I'cdro, de filial adhesión á la Cátedra de la Verdnd, que aprendieran del gran Bonifacio, hijo del ínclito Patriarca Sau Benito, y ])or la que están dispuestos a derramar su sangre. Su Sanlidad les ha contestado agradeciendo los sacrificios que por ver á su sagrada persona fe habian impuesto, celebrando la gloriosa fe que recibieran del Apósi'd de Alemania, haciendo elogio de sus cristianas empresas en Jerusalén bajo los auspicios del Emperador, por quien invocaba las bendiciones de lo Alto, su augusta familia, los cardenales Fischer y Kopp, Obispo, clero y ¡meblo, especialmente para los jiresentes. Su Santidad fué aclamado con un trijile hoch, entonando el himno ambrosiano, cuando regresalia á sus habitaciones. Los n. rteamericauos eran dirigidos por Mons. Hennessy, Obispo de Wichita. Estaban reunidos en un grupo numerrso, en la sala, junto á la bandera nacional, llevada por una joven vestida de blanco. Después de la oración del Obispo, reveladora de los buenos sent'mientos y afectos al Pontífice, ha contestado éste alegrándose de la libertad de que gozan los católicos en los Estados Unidos, animándoles á ayudarse todos para progresar en el ejercicio de la fé y demás virtudes cristianas, admitiéndoles por fin al beso de la mano. Noticias de efectivas desgracias han contristado el corazón del mejor do los Padres De nuevo el terrible azote del terremoto ha castigado é impreso el sello pavoroso del terror en esta hermosa península, especialmente en la provincia de Avellino. Entre otros pueblos el de Calitri, de 10.000 habitantes, ha sufrido una destrucción casi completa con todos los horrores y consecuencias del desastre: escenas terroríficas y cuadros

desoUdores uos preseuta ahora Calitri, que llora la muerte é infortuoio

Revista montserratina 1910 juliol desembre pdf  

Revista Montserratina 1910 (números de Juliol a Desembre) Abadia de Montserrat. Edició digitalitzada per la Biblioteca Nacional d'Espanya

Revista montserratina 1910 juliol desembre pdf  

Revista Montserratina 1910 (números de Juliol a Desembre) Abadia de Montserrat. Edició digitalitzada per la Biblioteca Nacional d'Espanya

Advertisement