Page 1

Diario de Mallorca

JUEVES, 17 DE NOVIEMBRE DE 2011

Novedades

Bellver

3

Aquejado de esa enfermedad benigna pero que puede a veces matar y que la cultura occidental del diecinueve llamó orientalismo (en España hubo una versión colonial y cuartelera, el africanismo), Jordi Esteva no renuncia a seguir disfrutando de sus síntomas mientras el cuerpo y la mente aguanten y le sea posible sostener su Nikon sin temblor e hilvanar metáforas arropando un relato con imágenes más precisas y vivas que las obtenidas con la fatigada lente

La isla del sueño Viajes POR JOSÉ LUIS DE JUAN

Más que un viajero a la antigua usanza, Esteva es un hombre que no ha salido jamás de la habitación de su infancia y por eso tiene tanto que contar. Si se inventara sus correrías por África y por el Índico no serían éstas menos reales y fascinantes. Pero parece cierto que en su juventud recorrió lugares remotos, que vivió en Egipto durante algunos años y allí estuvo preso, y que ya sintiéndose maduro decidió volver a las andadas y a la antigua fiebre. Pero volvamos a aquella habitación donde había la bola del mundo, a ese tiempo en que el escritor viajaba en una poderosa alfombra voladora. Allí, dice su propia leyenda, una vez puso a ciegas el dedo en el globo y se encontró con una isla. Estaba no lejos de las costas de Arabia y se llamaba Socotra. No mayor que Mallorca, la isla se convirtió en el embrión de un sueño infantil. Jordi Esteva es de los que el destino o los dioses han dispuesto que realicen sus sueños de la primera edad. No importa el tiempo que tarden en materializarse ni la manera como esto ocurre. Es quizá un premio a la autenticidad de la obsesión, o a la audacia calculada o simplemente a la fidelidad forjada en el momento crucial en el que uno se hace a sí mismo. El caso es que Socotra se convirtió en un universo onírico, un universo que era digno de su condición. Porque la historia de la isla estaba trufada de leyendas, presente en la mitología griega y romana, así como era el escenario de las aventuras del personaje más notorio de Las mil y una noches, el marino Simbad. Socotra era una isla a la deriva que engañaba a los navegantes, envuelta siempre sus cumbres de nubes espesas, poblada de una fauna y una vegetación exótica y

JORDI ESTEVA Socotra. La isla de los genios  ATALANTA, 362 PÁGINAS, 23 €

La historia de Socotra estaba trufada de leyendas, presente en la mitología griega y romana, así como era el escenario de las aventuras del personaje más notorio de ‘Las mil y una noches’, el marino Simbad

Jane Seymour en ‘Simbad y el ojo del tigre’, película rodada en Mallorca.

única. Este libro cuenta con pasión juvenil el viaje a la isla del sueño (¿pues qué otra cosa es el sueño, rodeado de agua por todas partes?), narra su realidad, la tez y la lengua de sus gentes, y el rastreo de las huellas del ave Roc, que era capaz de atrapar un elefante con sus garras. De la mano de uno de los descendientes del úl-

timo sultán de Socotra, el narrador se deja llevar por pistas imposibles con un jeep destartalado conducido por un joven que hace las veces de ingenuo escudero, Ahmed, y luego por las montañas acompañado por ariscas camellas. Un paisaje intocado, fabuloso, acompaña ese isleño periplo. Arroyos, helechos, lagunas de aguas puras, dracos enormes,

Protagonistes, ara Diccionari PER MARIA ROSELL

Celebrem una iniciativa interdisciplinar que permetrà resseguir les trajectòries vitals de les pioneres de la nostra història: aquelles que “ens fan sentir que formem part d’una genealogia, dins d’una cadena de transmissió femenina que enllaça el passat amb el futur”. Aquesta és la motivació del Diccionari biogràfic de dones, una eina en línia a disposició de tothom gràcies a l’impuls de la Generalitat de Catalunya, el Consell de Mallorca i la Xarxa Vives d’Universitats. Més de  vides, moltes d’elles inèdites, de les grans dones dels territoris de parla catalana sobre les quals ha investigat una bona selecció d’especialistes, que continuen ampliant la base de dades de manera que el lector puga gaudir de la riquesa històrica d’aquesta ferramenta. El DBD es presenta amb un disseny funcional, accessible per a curiosos i investigadors a través de diferents motors de recerca. Podem iniciar, així, una cerca de tipus cronològic, que abasta un arc des del s. I fins a l’actualitat, i combinar-la amb altres de tipus múltiple: seleccionant territoris (des d’Al-

cúdia a Xicago, per exemple) o àmbits d’actuació i condició (místiques, barroques, surrealistes, sindicalistes...). El resultat és un ventall ampli, representat per pageses medievals que recuperen terres a l’erm, comtesses que governen, religioses que funden monestirs, mestresses de casa que administren, reines i santes, mestres, llevadores que ajuden a donar llum, guaridores, metgesses i hospitaleres, aviadores, sindicalistes, dirigents polítiques, notables actrius teatrals, pintores, artesanes, compositores, empresàries, obreres, dones rebels, dones compromeses o activistes. El DBD ens il·lustra, a més, des d’un enfocament microhistòric, remetent-nos als quaderns de comptabilitat de la mercadera Caterina Llull Sabastida, vídua al  d’un funcionari reial de qui hereta les activitats mercantils per la Mediterrània i l’administració dels bens familiars. Encara més interessant, i un punt novel·lesc, és l’entrada denominada Camperola, que ens endinsa, des de l’univers feudal fins al segle XX, en les lluites personals i col·lectives de capdavanteres com Tudil·la (), representant d’una comunitat de pagesos que va guanyar un plet contra el comte Borrell II, o en vides dignes del millor romanç de frontera protagonitza-

los escondidos árboles del incienso y de la mirra. En los vivacs, en torno al fuego, se desgranan las historias. Es el niño del mapamundi quien va recitando la lección aprendida sobre Socotra y los mitos que la envuelven, de modo que estimule la memoria y la imaginación de sus acompañantes. Quiere saber los cuentos más antiguos, saber hazañas de los nigromantes que una vez poblaron la isla, y de aquellos yins o genios que aguardaban en las cuevas o debajo de las piedras como vulgares escorpiones. Y después de tanto caminar y trepar por rocas desmoronadas en desfiladeros jurásicos sin fondo, Jordi Esteva abre los ojos y está aún allí, frente al globo terráqueo, en ese punto, una pequeña mancha amarilla sobre el manto azul del mar de Arabia. Pero el sueño compartido ya nos pertenece, igual que la isla, por mucho que vaya a cambiar, convertida en otro dichoso lugar en el mapa, en otro paraíso perdido. Esteva se pregunta al final retóricamente qué pasa cuando se cumplen los sueños. Ya lo sabemos: eso, parafraseando a Rilke, es el inicio de lo terrible.

Al ‘Diccionari biogràfic de dones’ trobem vides dignes del millor romanç de frontera protagonitzades per personatges com Elisenda de Sant Climent, feta captiva pels musulmans prop de Pollença el 1238, traslladada a l’harem del rei de Tunis i futura mare de la reina mora Bocaia

Àngels Anglada.

des per dones com Elisenda de Sant Climent, feta captiva pels musulmans prop de Pollença el , traslladada a l’harem del rei de Tunis i futura mare de la reina mora Rocaia. Menys sumptuosa però igualment rocambolesca va ser la història de les processades per bruixeria durant les primeres dècades del XVII, moment de màxima efervescència de la persecució; les penúries socioeconòmiques de l’època es justificaven per l’actuació d’un col·lectiu de dones, generalment vídues, grans, amb algun defecte físic o remeieres, que es

convertiren en el boc expiatori d’aquella Catalunya deprimida. Van ser dones com Blanca Bardiera o Margarida Templat, absoltes finalment, a diferència d’Àngela Vilafreser, morta a la forca. Trobem les feministes contemporànies: Anna Canalias Mestres (-), escriptora i pedagoga que publicava articles a la premsa mallorquina sobre l’accés al sufragi, o Rosa Viñals Lladós (-), cirurgiana i llevadora. Al diccionari hi ha, però, absències cridaneres, com ara la de l’escriptora Maria Beneyto o la de Abelló (), tot i que sí que hi apareixen altres contemporànies com Sánchez-Cutillas (), Leveroni (-) o Àngels Anglada (-). Sens dubte, el diccionari supleix una carència notòria entre els diccionaris i obres bio-bibliogràfiques actuals que, en general, s’han centrat en la trajectòria de dones creadores. http://www.dbd.cat

Bellver Suplemento Cultural  

Diario de MAllorca

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you