Page 1

Julio 2011 - Año 1 - Número 1

JUTZPÁ LA OSADÍA DE PENSAR JUNTOS.

Revista de la Juventud Judía


Editorial:

3

JUTZPÁ: Una invitación a atreverse por medio de las letras

La Juventud Tiene que Seguir Luchando Siempre por la Justicia

6

La División de los Familiares de las Víctimas:

Aquel Otro Mundo

9

10

Justicia y Judaísmo

Construyendo la Historia del Futuro

12

14

Justas Mujeres

Papel Persa

16

18

Yo Todavía No Me Caí de Espaldas

Causa AMIA:

Cronología de la Impunidad

19

20

Coches-Bomba Judíos

Los Jóvenes de la IWO

21

22

“No Me Ves Pero Ahí Voy a Buscar tu Prisión, de Llaves que Sólo Cierran”

Memoria y judaísmo:

Concepciones del Recuerdo en el Judaísmo

Movimientos Juveniles y el Atentado a la AMIA.

¿Cómo Transformar el Atentado a la AMIA en Algo Positivo?

24

Fragmentación, Vertientes y Reclamos

Hacia una Práctica Educativa Crítica y Transformadora 2

Jutzpá La osadía de pensar juntos

4

23 25


EDITORIAL

JUTZPÁ: UNA INVITACIÓN A ATREVERSE POR MEDIO DE LAS LETRAS Leonardo Naidorf, Coordinador del Departamento de Juventud de AMIA. Enrique M. Grinberg, Representante Departamento de Actividades para la Diáspora de la Organización Sionista Mundial.

Una revista es un mundo; es un mundo de palabras estáticas que mágicamente se ponen en movimiento. Giran y giran en otros buscando y encontrando nuevos sentidos en las ideas impresas sobre la superficie irregular del papel. Rotan y se trasladan aleatoriamente por ejes invisibles que podemos jugar a trazar a partir de los diversos recorridos que realizan o de las estelas que las mismas dejan en su errático deambular. Transitan geografías inhóspitas del pensamiento profundo, nos invita a navegar por un mar de reflexiones, a surcar ríos y montañas de emociones y sensaciones, encuentros y desencuentros. Son oxigeno vital para la comunicación y el vinculo para con el prójimo, nos ayudan a acercarnos al semejante pero también al diferente, aunque a veces también nos separan. Edifican universos de subjetividad sin tiempo, pasado, presente y futuro. Nombran y renombran, crean y recrean. Son testimonio, valor, compromiso y transmisión. Son propias, son ajenas, son compartidas, son de todos y de cada uno. Esto y mucho más son las palabras. Hoy nace Jutzpá, un término hebreo muy usado en Israel difícil de definir y explicar, una palabra

que admite múltiples sentidos según el contexto en el que sea utilizada, mencionada o leída. Atrevimiento, audacia, insolencia, impertinencia, irreverencia, descaro y tantos otros sinónimos que admitiría. Aunque no podamos precisar totalmente su significado si podemos intuir el lugar a que nos quiere remitir. Nos consigna al lugar de la incomodidad, de la inconformidad, de la imperfección, a un espacio de búsqueda y pregunta, a lo instituyente, a lo aun no dicho ni escrito, a lo aún no leído. En este espíritu prismático y multicromático sale a la luz Jutzpá, creando nuevos tonos y gamas en el mundo editorial comunitario. Son y serán sus hacedores jóvenes que desean expresarse con valentía y seriedad e interpelar a sus pares por medio de una pluma individual que se convierte en colectivo al conformar el todo de esta revista. Pero este mundo estaría incompleto sin ustedes queridos y jóvenes lectores, ustedes también son parte de este hacer y esta Jutzpá. Este mundo es de ustedes. El presente y futuro les pertenece: atrévanse a soñarlo y construirlo de manera diferente, a cambiarlo por medio de las palabras, la acción, el amor y la Jutzpá.

Revista Jutzpá, la osadía de pensar juntos. Año 1 – Número 1 – Julio 2011

Staff

Propietario: Fundación Alianza Cultural Hebrea, Pasteur 633, 1º piso (C1028AAM). Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina. Editores responsables: Enrique M. Grinberg (Departamento de Actividades para la Diáspora de la OSM) y Leonardo Naidorf (Departamento de Juventud - AMIA). Secretaría de redacción: Erick Haimovich y Kevin Ary Levin. Colaboran en este número: Enrique Grinberg, Leonardo Naidorf, Erick Haimovich, Kevin Ary Levin, Giselle Avruj, Jonathan Meta, Valeria Levin, Agustín Ulanovsky, Ilán Kazez, Ariel Gejlechen, Emiliano Senes, Brenda Margulis, Ezequiel Wajs, Diego Martín Messer, Daniela Rapp, Brian Fuksman y Sofía Weinmann. Diseño: Iván Reiner - [dg.ivanr@gmail.com]. Contacto: E-mail: revista.jutzpa@gmail.com - Tel: 4132-3632 -Fax: 4132-3614 . *Está permitida la reproducción total o parcial de nuestra publicación, citando la fuente y enviando dos copias a nuestra dirección. *Los artículos firmados no necesariamente responden a la línea editorial de esta publicación. *Revista de distribución gratuita

3 Jutzpá La osadía de pensar juntos


Familiares

“LA JUVENTUD TIENE QUE SEGUIR LUCHANDO SIEMPRE POR LA JUSTICIA”

Erick Haimovich y Kevin Ary Levin.

Coordinadores para Argentina del Departamento de Actividades para la Diáspora de la Organización Sionista Mundial.

E

l atentado a la

AMIA unió en la tragedia a más de 85 vidas; impactó también la vida de cientos de familiares y amigos. Es a través

de ellos que podemos descubrir un conjunto de historias profundas y variadas, así como proyectos de vida que resultaron truncos por la bomba.

Nos encontramos con Bertha Loayza, tía de Adhemar Zárate Loayza, víctima fatal del atentado, y uno de los obreros

que trabajaban en la refacción del edificio de la mutual en el momento de la explosión.

¿Cómo nos podría describir a Adhemar? Adhemar tenía 31 años en el momento del atentado. Había llegado de Tarabuco, Bolivia, para vivir en Argentina dos años antes junto a su esposa y cuatro hijos, buscando trabajo. Lo había encontrado con el arquitecto a cargo de las refacciones en el edificio de AMIA Andrés Malamud, también víctima del atentado, que era una excelente persona y se había portado muy bien con Adhemar durante el tiempo que trabajaron juntos. Antes del atentado, Adhemar había tenido un problema familiar y debió viajar a Bolivia. El arquitecto le aseguró que cuando volviera, tendría su trabajo esperándolo. Y así fue: regresó a Buenos Aires el sábado 9 de julio de 1994. El lunes 11, una semana antes de la explosión, volvió a trabajar. Siempre fue muy gracioso. En el trabajo hacía chistes; le decían el Chapulín Colorado. Tocaba el piano, y me contó que había uno en AMIA que tocaba mientras trabajaba ahí. ¿Cómo fue para usted el 18 de julio de 1994? Otro sobrino mío, el primo de Adhemar, Carlos Domínguez, trabajaba con Adhemar en las refacciones y sobrevivió el atentado. Vivíamos en una misma casa, nuestras tres familias. Esos días ellos habían trabajado también sábado y domingo, porque estaban terminando y necesitaban dejar todo listo para ese lunes. Después de las 10, llegó Carlos, lastimado, con sangre, lleno de tierra, pero seco. “¿Qué pasó?” le dije. “Hubo un atentado”, me respondió. Fue entonces que nos contó que había sido en la AMIA. “¿Y Adhemar?” le pregunté, a lo que él respondió “No sé, tía.” “¡¿Dónde está Adhemar?!” empecé a

“Después de las 10, llegó Carlos, lastimado, con sangre, lleno de tierra, pero seco. ‘¿Qué pasó?’ le dije. ‘Hubo un atentado’, me respondió. Fue entonces que nos contó que había sido en la AMIA. ‘¿Y Adhemar?’ le pregunté, ‘¡¿Dónde está Adhemar?!’” gritar, desesperada. Carlitos me pidió que me calmara. Me contó que Adhemar estaba sacando los escombros, mientras él estaba adentro sacando vigas. Justo antes se habían cruzado, mientras Carlos entraba y Adhemar salía. Imagino que en ese momento Adhemar habrá estado mirando a medida que la camioneta se acercaba, y su cuerpo fue destrozado. La esposa de Adhemar estaba en la calle, buscando trabajo. Cuando vio en unos televisores que hubo un atentado en la AMIA, fue corriendo a casa. 4

Jutzpá Familiares

No podía llorar. La hija menor de Adhemar tenía alrededor de 8 meses en ese momento. El hijo mayor tenía 7 años, estaba en la escuela. Una decía “Papá murió allá” porque había estado escuchando. Fuimos a Pasteur y no nos dejaron pasar. Ese día no estábamos seguros de lo que había pasado. Fuimos a todos los hospitales y a la morgue. Pensamos que quizás estaba deambulando por la calle. Pasamos mucho tiempo en la calle Azcuénaga en la sede provisional


“Visito su tumba cada cumpleaños, el 27 de octubre, y cada aniversario de su muerte. Nunca falto esos dos días. También voy siempre al acto del 18 de julio. Siempre estuve, con mi insignia de ‘Memoria y Justicia'”. de AMIA luego del atentado, esperando novedades. Cada día había alguna noticia, algún cuerpo encontrado. Mis paisanos estaban sentados, y se iban a medida que el cuerpo de su familiar era encontrado. Nosotros esperamos hasta el final. Al final, ya no me importaba. Sólo quería hacer una sepultura con el nombre de Adhemar. Fue enterrado en el cementerio Santa Mónica, en Pontevedra. Ahí enterraron a todos mis paisanos víctimas de la AMIA, juntos: Adhemar, Juan Eugenio Vela, Rimar Salazar y David Barriga. Hay otro muchacho de Santa Cruz, Bolivia, que fue llevado por su hermano para ser enterrado ahí. ¿Cómo continuaron las vidas de la esposa e hijos de Adhemar? Recibieron algo de dinero como indemnización y enseguida volvieron a Bolivia. Ahí dos viven con su abuela materna hoy. Una volvió hace dos años… estuve buscándola, sin éxito. No la veía desde 1994, cuando tenía tres años. Me llamó un día, me dijo “Soy Claudia, la hija de Adhemar”. “¡Por fin te encontré!”, le dije. Fue una alegría. No cambió nada de cara…era tan querida para Adhemar. Hace años que intento

conseguir para los chicos una indemnización que les asegure una mejor vida, y nunca se puede. ¿Cómo lleva a cabo la recordación de Adhemar? Visito su tumba cada cumpleaños, el 27 de octubre, y cada aniversario de su muerte. Nunca falto esos dos días. También voy siempre al acto del 18 de julio. Siempre estuve, con mi insignia de “Memoria y Justicia”. Antes iba con mi esposo, que falleció el año pasado. Mi marido participó de todas las audiencias realizadas en Comodoro Py, con la misma insignia en el pecho. Lamentablemente, murió el año pasado, el 26 de junio. Se llamaba Efraím Medina. Siempre estuvo dispuesto a seguir luchando. El iba por su sobrino, y por sus sobrinos nietos, para que se haga justicia y para que reciban una indemnización. Recientemente, visitó Bolivia el iraní Ahmad Vahidi, sospechoso de estar involucrado en la planificación del atentado y actual Ministro de Defensa de Irán. ¿Cómo reacionó ante este episodio? Con indignación. Evo Morales se disculpó, argumentando no estar al tanto

“¿Por qué discriminar y pensar que fue un atentado contra judíos? Somos todos gente, estamos todos en la misma. Y somos todos víctimas.” 5

Jutzpá La osadía de pensar juntos

de sus vínculos con el atentado. Mentira, todo mentira. Por primera vez a raíz de eso, me llamaron de la prensa boliviana. “Hace 17 años que murió Adhemar,” les dije. “¿Recién ahora les preocupa el tema?”. Algo así no puede pasar… ¿Cree que se hará justicia con los responsables del atentado? Ya pasaron muchos gobiernos, y no pasó nada. ¡Está dormida la justicia! No se sabe nada porque no se quiere saber. Comenzando por Menem, que es culpable y sabía que el atentado iba a suceder. Cuántos años ya pasaron… y estamos también sin justicia ante el atentado en la Embajada de Israel. Documentos

perdidos,

casssettes

perdidos, todo intencional para que no se sepa la verdad. Hicieron política con nosotros, no justicia. Pero hay que seguir luchando. La juventud tiene que seguir luchando siempre por la justicia. De esa forma, no nos pasará nunca más algo así. Es un atentado con 85 muertos. Y ya murieron varios familiares, sin ver justicia. No puede ser esto… ¿por qué adormece la justicia en los tribunales? De todas formas, creo que hay que ser optimista, hay que seguir con el asunto. ¿Por qué discriminar y pensar que fue un atentado contra judíos? Somos todos gente, estamos todos en la misma. Y somos todos víctimas.


Familiares

LA DIVISIÓN DE LOS FAMILIARES DE LAS VÍCTIMAS: FRAGMENTACIÓN, VERTIENTES Y RECLAMOS Valeria Levin. Pehilá de Hashomer Hatzair.

U

na bomba. Una fecha. Un atentado. Muchas agrupaciones. Aquel 18 de julio de 1994 se llevó vidas y dejó organizaciones; y con ellas, militancia en busca de justicia. Reiteradas veces hemos escuchado los nombres de las agrupaciones, los distintos actos a los que convocan, las internas que tienen, lo que hacen en conjunto, las disputas o, simplemente, las hemos escuchado. Sabido es que al haber fragmentación, hay diversas identidades. Memoria Activa, Familiares, APEMIA, son nombres que no nos dicen nada si no sabemos en qué se diferencian entre sí. El análisis al interior de los mismos va más allá del acto al que convocan o con quién deciden juntarse. Si analizamos lo que postula cada entidad, entenderemos cuál es su lucha y si lo hacemos, podremos darle el reconocimiento que se merecen. Antes de adentrarnos en los familiares que se nuclean en una agrupación con nombre propio, debemos hacer un punto en mencionar aquellos que no están dentro de ninguna institución. Sabemos que al momento de asistir al acto central que organiza la comunidad por el atentado, siempre se le cede la palabra a un familiar. En

ese caso, el familiar no pertenece ni a Memoria Activa ni a APEMIA. El Acto Central recibe su nombre no por ser el que más gente convoca, sino por ser el organizado, centralizado por las principales instituciones de representación comunitaria y política: AMIA y DAIA. La Agrupación de Familiares y Amigos de las Víctimas del Atentado a la AMIA es una organización presidida por Sergio

Bursztein y que conforma una querella junto con la dirigencia comunitaria. ¿Qué es Memoria Activa? Esta agrupación que durante años se juntó todos los lunes por la mañana frente al Palacio de Justicia para reclamar, decidió formar una querella independiente tras sentir que no estaban representados en la lucha. Esta agrupación sospechaba que AMIA y DAIA no buscaban

“Memoria Activa, que reclamó durante 500 lunes por la mañana frente al Palacio de Tribunales para exigir justicia, decidió formar una querella independiente tras sentir que no estaban representados en la lucha.”

6

Jutzpá Familiares


llegar a la verdad y acusaba al ex titular de la DAIA, Rubén Beraja, de encubrimiento. Acusaciones que luego todos asumieron como hechos. Memoria Activa sostiene que en un primer momento consideraban culpables a los autores intelectuales y materiales. Pero, al avanzar la causa, comenzaron a considerar que el atentado también fue posible debido a un contexto local determinado que propició las circunstancias (el gobierno menemista con cuentas pendientes, negociados turbios, funcionarios corruptos, entre otras cuestiones). Conformada por familiares y amigos de las víctimas, esta organización cuenta con el copatrocinio del Centro de Estudios Legales y Sociales  (CELS), del  Centro por el Derecho y la Justicia Interna-

cional (CEJIL) y Human Rights Watch/ Americas aparte de haber contado cada lunes con innumerables invitados de destacado compromiso con los derechos humanos  que asistían para prestarle su apoyo. Cada acto anual de Memoria Activa, separado del llamado Acto Oficial, comienza con el sonido del shofar. Luego, un familiar de víctimas y un invitado leen un discurso. Memoria Activa realizó una denuncia ante la  Comisión Interamericana de Derechos Humanos, por violación del derecho a la vida y a la integridad física de las víctimas, así como por obstaculizar la consecución de la justicia con los siguientes términos: en primer lugar, al Estado argentino por violar el derecho a la vida y a la integridad física de las víctimas; en segundo lugar, por la violación de los derechos de las víctimas y sus familiares a obtener justi-

7 Jutzpá La osadía de pensar juntos

cia por parte de los tribunales locales. En 1999 Memoria Activa presentó por primera vez la causa ante la Comisión de la OEA (Organización de Estados Americanos – Democracia para la paz, la seguridad y el desarrollo). En el 2005, el entonces Presidente Néstor Krichner prometió ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA, resolver la causa. La entonces declaración del gobierno argentino asumiendo la responsabilidad por la deficiente investigación de la causa AMIA fue una admisión sin precedentes. Gracias al accionar de Memoria Activa, el Estado argentino se reconoció responsable por la violación de derechos humanos, lo que abrió camino a muchas iniciativas futuras como la indemnización a familiares, la crea-


Familiares

“El Estado argentino se reconoció responsable por la violación de derechos humanos.” ción de un grupo de preparación antes catástrofes, -cuestión a la que el gobierno se comprometió pero nunca avanzó. La página oficial de Memoria Activa presenta material sobre la Causa AMIA, Causa Encubrimiento, Informes, Discursos, etc. En su formación, jóvenes de las tnuot acompañaban a Memoria Activa sólidamente todas las semanas. ¿Cómo surge y qué es APEMIA? La Agrupación por el Esclarecimiento de la Masacre Impune de la AMIA fue creada por Laura Ginsberg, tras haber perdido a su marido, y decidiendo separase de Memoria Activa. Ginsberg asegura que la masacre de la AMIA es un hito de la impunidad nacional y es una causa testigo de la criminalidad política del Estado. El “encubrimiento agravado” no significa otra cosa que el encubrimiento del aparato criminal del Estado. También afirma que no es sólo un tema de los judíos, como los distintos gobiernos y la dirección de la comunidad judía quisieron presentarlo. A inicios de la década del ’90, la Argentina se convirtió en un laboratorio de preparación de las políticas de lucha contra el terrorismo internacional implementadas durante todos estos años. Por eso la complicidad de los Estados amigos y la participación directa del Estado argentino en estos crímenes de terrorismo de Estado. Esta agrupación cuenta con el apoyo de estudiantes universitarios, la titular de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, el Partido Obrero y dirigentes del movimiento piquetero. Importantes son también aquellos que por fuera de las agrupaciones forman una querella independiente como Sofía Guterman, Rosa Barreiros y Aída Plaksin. Las tres se alejaron de Fami-

liares y Amigos de Víctimas del Atentado a la AMIA porque no compartían la idea de apelar el resultado del juicio oral. Ellas no conforman ningún tipo de agrupación de familiares, sino una querella. Sofía dijo una vez a partir de analizar la figura del ex juez Juan José Galeano: “Pienso que aunque lo niegue, Irán tiene participación ideológica en el atentado, pero a veces nos preguntamos si lo podría haber llevado a cabo sin la autorización de Siria. Esa es una

y Aída, se refugió en la escritura, volcando su sufrir en profundas palabras tras haber perdido a su hija. La causa, los imputados, los que abandonaron la lucha en el camino, los fiscales, la conexión local, las escuchas telefónicas, las polémicas figuras que aparecen involucradas, etc., son instancias a analizar en profundidad y merecedoras de un capítulo aparte. Cada agrupación se posiciona frente a éstos, de manera distinta. Hay familiares que no se involucran más judicialmente, hay quienes se refugian en la escritura, hay quienes se refugian en la militancia. Quizás 17 años después del atentado nos resulta difícil creer que hay tantas

“APEMIA afirma que no es sólo un tema de los judíos, como los distintos gobiernos y la dirección de la comunidad judía quisieron presentarlo.” pista que fue dejada completamente de lado, posiblemente porque el presidente que nos gobernaba era descendiente de sirios o tenía negocios con Siria. Había intereses en torno a este país. Rubén Beraja está entre los indagados por el juez Ariel Lijo y tendrá que demostrar si es culpable o inocente. A esta altura creemos que todos los que tengan culpa de los indagados tienen que ser procesados y condenados. No sabemos si participó o no, queda en él demostrar si participó o no.” Sofía, quien ya tiene publicados 5 libros, además de buscar justicia junto con Rosa

8

Jutzpá

Nombre Sección

agrupaciones por un pedido de justicia. Es fácil juzgar desde afuera y es más cómodo aún, hacerlo sin involucramiento. Durante años los jóvenes de las tnuot asistimos al acto de juventud en lo que denominamos una vigilia. A la espera de la fecha, una vez se pronunció “de pie, hasta que aclare”. Como jóvenes comprometidos no podemos ignorar ningún pedido de justicia, de la misma manera que no podemos darle la espalda a ninguna agrupación, a ningún individuo en su reclamo. Creer en su causa es también luchar contra la impunidad.


AQUEL OTRO MUNDO

M

Giselle Avruj. Sobrina de Cristian Degtiar (víctima del Atentado a la AMIA).

e encuentro de vuelta frente a esta hoja de papel sin saber cómo expresar lo que vengo sintiendo hace tantos años. Quizás pueda comenzar por el comienzo, y empezar a hablar de un mundo donde todo era increíblemente perfecto, un mundo que muchos viven hoy en día, sin saber lo que realmente vale el tenerlo todo. Para mi tenerlo todo desde chica era mi familia, no pedía más que eso. Desde que nací, la vida me enseñó que los lazos familiares no cumplen los mismos roles, y que amar va más allá del vinculo. Mi tío Cristian se transformó así, en mis primeros años de vida, en un hermanito, mi hermano mayor, así lo llamaba en ese entonces. Hace ya 17 años que una bomba estalló y desde allí nunca más volvimos a ser los que éramos, ya no estabas vos tío. Se instaló en mi un dolor que convive conmigo día a día, en donde en cada uno de los días me encuentro creciendo, pasando etapas, y repreguntándome el por qué. ¿Por qué te fuiste? ¿Por qué a vos? ¿Por qué

“¿Por qué te fuiste? ¿Por qué a vos? ¿Por qué a nosotros? ¿Por qué? ¿Por qué? No encuentro respuestas, y surgen más preguntas.” a nosotros? ¿Por qué? ¿Por qué? No encuentro respuestas, y surgen más preguntas. Ese 18 de julio dividió dos mundos, un mundo donde el instante quedó intacto, las sonrisas penetradas, las huellas marcadas. Un mundo donde se siguen sintiendo el calor de tus abrazos, donde seguimos disfrutando de tus mimos, donde nos sigue retumbando el sonido de tu voz. Mis 5 años mirando tus deslumbrados 21. Pero ahí esta el otro mundo. Este mundo, que me condenó a vivir con un dolor a cuestas, un mundo donde los años pasan y los años nos alejan. Este mundo donde me enfrentó a mi crecimiento, a superar etapas que en vos se vieron interrumpidas. Y me encuentro hoy, yo con 22 años, habiendo pasado la barrera de tus 21, a días de recibirme, y volviéndome a preguntar el por qué, no lo entiendo. Pero es im-

posible detener algo que hace años fue determinado. Yo sigo creciendo, y vos tío, siempre, con esa juventud eterna. ¿Hasta cuando me va a seguir invadiendo la angustia y el dolor? La única respuesta que encuentro es que todo el dolor que hoy siento es por haberte amado y disfrutado tanto. Te ama, tu muni muni.

“Ese 18 de julio dividió dos mundos, un mundo donde el instante quedó intacto, las sonrisas penetradas, las huellas marcadas.”

? á p z t u J n e ir ib r ¿Querés esc ros a t o s o n n o c e t a Contact om .c il a m g @ a p z t u revistaj

9 Jutzpá La osadía de pensar juntos


Justicia

JUSTICIA Y JUDAÍSMO Jonathan Meta. Rakaz de Marom Argentina. “La verdad brota desde la tierra, y la justicia mira desde los cielos.”(Salmos 75:11-12)

E

l primer día que entré a la facultad de derecho me encontré perdido entre sus pasillos, sus distintas ideologías y por sobre todo, entre las distintas concepciones de “justicia” y “lo legal”. Fue en la primera clase donde nos preguntaron si alguno de nosotros defendería en juicio al más nefasto de los violadores, torturadores o asesinos que el mundo haya conocido. Mas allá del shock que pudo haber causado semejante pregunta en los primeros minutos de mi primer día en la facultad, no era muy difícil entender el trasfondo filosófico de aquel interrogante. ¿Acaso todos tienen derecho a juicio?; ¿Acaso no alcanzan las obviedades históricas plasmadas en tantos documentos?; ¿No es más justo hacer justicia por mano propia, haciéndole sufrir por sus acciones igual que sufrieron tantos miles?; ¿No sería esa la correcta venganza por todos sus actos?

“'No te vengarás, ni guardarás rencor a los hijos de tu pueblo…', Levítico, capitulo 19; versículo 18.” El artículo 18 de la Constitución Nacional, que declara inviolable la defensa en juicio de la persona y los derechos, establece justamente aquella igualdad ante la ley que es característica fundamental de nuestro sistema de gobierno. Analizando esta sentencia podemos entender que la igualdad ante la ley, también refiere igualdad entre los ciudadanos. En otras palabras, no solo no es aceptable ejercer justicia por mano propia, sino que mientras una persona tenga la posibilidad de ir a juicio por sus crímenes, todo el resto de los habitantes del territorio tendrán la misma posibilidad de defensa. La ley

nos hace iguales en este caso porque todos nos sometemos a ella, sin importar las cuestiones personales que puedan existir entre las partes. Ante un ilícito, todos tenemos el derecho a demandar, así como también tenemos el derecho inviolable a ser defendidos. Mientras vivamos en este sistema jurídico y creamos en el, debemos tener esto presente. Sea que esto nos beneficie o nos perjudique.

que si bien todo esta previsto, esto no interfiere con la voluntad de la gente de hacerse cargo de sus decisiones y responsabilidades. Definitivamente la persona que nace líder (dentro del pueblo judío podríamos pensar en muchos) tiene ciertas actitudes que lo legitiman como tal ante su gente; pero también debemos acordar que esta persona tiene ciertas aptitudes que lo dejaron llegar a la situación de tomar

“El libre albedrío genera entonces a la justicia, ya que presupone que todos por igual somos susceptibles de cometer errores y permite la definición de los límites de la convivencia en sociedad.” En el libro de Levítico, capitulo 19; pasuk 18, encontramos que se nos prescribe: “No te vengarás, ni guardarás rencor a los hijos de tu pueblo…”; así como encontramos en Deuteronomio 16:18 “Jueces y oficiales pondrás en todas tus ciudades que Ashem tu D.S te dará en tus tribus, los cuales juzgarán al pueblo con justo juicio”. Encontramos en estos dos pasajes de la tora un principio básico dentro del concepto judío de justicia: No hay lugar aquí para condenar a una persona sin un juicio previo. Esto lo podemos relacionar tanto con una condena sin respetar aquel derecho a la defensa, como también la imposibilidad de ejercer nosotros mismos violencia sobre el acusado. Vemos a partir de esto, que el judaísmo no entiende como justicia el “ojo por ojo”. Este no es el significado de aquella balanza que intenta equilibrar (de forma aparentemente “justa”) la vida de los hombres. Al buscar justicia, actuaremos como la ley nos enseña, con quien la ley designa para decidir tal cuestión y aceptando lo que aquel resuelva. En la tora hay un discurso invaluable sobre la justicia y la paz, sobre 10

Jutzpá Justicia

los comportamientos que el ser humano debe seguir por el resto de su vida, plasmado en la parasha Nitzavim (Deuteronomio 29:9 – 31:30). Aquí encontramos varios componentes de los que podemos aprender a la hora de hablar de “la justicia”: En primer termino podemos entender que no existe concepto de lo “justo” si no hay libre albedrio; si las personas no pueden disponer libremente de sus acciones, entonces es muy difícil hablar de justicia. El libre albedrio es aquello que nos da la posibilidad de utilizar el discernimiento para responsabilizaros de nuestras acciones luego. El libre albedrio genera entonces a la justicia, ya que presupone que todos por igual somos susceptibles de cometer errores (o no tan errores) y permite la definición de los limites de la convivencia en sociedad; permite establecer que es lo que debo hacer por mi y por mi prójimo. Esto esta plasmado en el versículo que versa “Los he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida…”. Dice el tratado de principios (3:19) “Todo esta previsto, pero el hombre tiene libre albedrio”, podemos interpretar esto diciendo


“La justicia es la verdad en acción, es decir: la superación del hombre sobre todas las inclinaciones del corazón y sobre todo pensamiento de beneficio ajeno” Ajad Ha Am decisiones que cambien el rumbo de su vida. El hombre nace con aquella posibilidad pero también depende de él escribir su propia historia, y así ayudar a escribir también la del mundo entero. Por otro lado, encontramos un versículo que se hace central dentro de la filosofía judía y que también creo nos ayuda a definir el concepto de justicia: “Porque este mandamiento que yo te ordeno hoy no es demasiado difícil para ti, ni está lejos; No está en el cielo, para que digas: ¿Quién subirá por nosotros al cielo, y nos lo traerá y nos lo hará oír para que lo cumplamos?; Ni está al otro lado del mar, para que digas: ¿Quién pasará por nosotros el mar, para que nos lo traiga y nos lo haga oír, a fin de que lo cumplamos?”. ¿De que sirve una ley que no es de cumplimiento posible para las personas?; ¿De que sirven jueces que entiendan la ley como una sentencia apartada de la realidad que vive la gente, que no intenten comprender tampoco por que es que se genero la norma y la tipificación de la conducta no deseada? La ley tiene que estar cerca de nosotros; tanto de quienes la interpretan como de quienes simplemente la cumplen. Esto no significa desde ningún punto de vista que la ley deba ser algo completamente moldeable a los deseos de cada persona, sino que cuando analizamos una situación debemos tratar de ver el panorama completo; debemos entender cuales son las posibilidades que tuvo realmente la persona de cumplir con la norma debida y que es lo que lo llevo al incumplimiento. Cuando la ley esta “cerca” de las personas no solo se hace más fácil de cumplir, sino que también genera verdadera predisposición de las personas como para cumplir con ella. Hay un componente mas que se describe en esta parasha y que no puede

ser dejado de lado a la hora de analizar el concepto de “justicia” para el judaísmo: “Ustedes permanecen firmes aquí hoy, todos ustedes: desde las cabezas de las tribus hasta los oficiales. Todo hombre de Israel”. Dicen los comentaristas que el “permanecer firmes” es lo que permite que este luego el “todos ustedes”, implicando cierta unión entre el pueblo de Israel. Ya dijimos que la ley es aquello que nos une y nos hace iguales: todos somos sometidos a ellas y evaluados en igualdad de condiciones. Todos debemos respetarlas y hacerlas respetar, tanto con nosotros como con el prójimo. Esta idea de unión, de comunidad, es lo que nos permite decir que para que todos estemos parados no debemos olvidar las características personales de cada uno. Necesitamos de cada uno para que todos podamos seguir parados, seguir firmes. Esto es lo mismo que se proponía en aquella famosa revolución francesa: “Libertad, Igualdad y Fraternidad”. Sin las leyes, no hay libertad; Las leyes son las que hacen posible la igualdad entre todos los ciudadanos; y sin fraternidad, sin el sentimiento de comunidad, no podrían existir las otras dos ni viceversa. Ejad Ha Am, fundador del sionismo espiritual, dijo una vez que “la justicia que se encuentra en el corazón del hombre es el juez supremo de los actos de la persona y de los actos de las demás personas también. La justicia es la verdad en acción, es decir: la superación del hombre sobre todas las inclinaciones del corazón y sobre todo pensamiento de beneficio ajeno; para juzgar un juicio basado en verdad, toda acción debe ser basada en cualidades de independencia”. En definitiva, debemos recordar constantemente aquel antiguo midrash (Vayikrah Rabba 16:2) que relata la historia de una persona que vendía 11 Jutzpá La osadía de pensar juntos

pociones para alargar la vida. Cuando mucha gente se la acerco al comerciante a comprar esta poción, el saco un libro de tehilim de su bolso y leyó los versículos: “¿Quién es el hombre que se aferra a la vida, Que desea muchos días para ver el bien?; Guarda tu lengua del mal, Y tus labios de hablar engaño; Apártate del mal, y haz el bien; Busca la paz, y síguela”. Nos está diciendo aquí el libro de los Salmos que tenemos que seguir aquel ejemplo de Aron Hakohen, buscar la paz y perseguirla; que tenemos que protegernos de hablar mal de los demás, de engañar tanto al prójimo como a nosotros mismos. Es nuestra función procurar que la verdad “brote de la tierra”, comenzando nosotros mismos por manejarnos solo con la verdad. Como dice el tratado de principios (2:4): “(Rabán Gamliel) solía decir: Haz Su voluntad como si fuera la tuya, para que Él haga tu voluntad como si fuera la Suya.  Anula tu voluntad ante la Suya, para que Él anule la voluntad de otros ante tu voluntad”. Solo a partir de la coherencia y el verdadero respeto por las leyes, es que podremos modificar la conducta de los demás. En otras palabras, mas vale aquel que lleva a la acción sus ideales para ser agente de cambio que el que simplemente los predica mostrando un comportamiento completamente distinto a este todos los días de su vida. Solo a partir de la coherencia, el respeto por el otro y la creencia en la igualdad entre todos los seres humanos podemos armar una sociedad mas justa. Una sociedad que pueda decir que tuvo la libertad de elegir entre el bien y el mal; entre la vida y la muerte, y eligió la vida.


Justicia

CONSTRUYENDO LA HISTORIA DEL FUTURO Agustín Ulanovsky. Mazkir de NOAM Argentina y Director de Punto IL.

S

e lo nota satisfecho al fiscal de la causa

Los

AMIA Alberto Nisman.

frutos del trabajo del grupo de investigaciones que él lidera

desde hace seis años han logrado contrarrestar una primera etapa

judicial signada por la corrupción y el encubrimiento.

Órdenes

de captura

internacional contra ocho ex altos funcionarios y diplomáticos iraníes, el

Carlos Telleldín y la reconstrucción de parte de lo sucedido Nisman goce de un merecido reconocimiento. No obstante, sabe que los resultados obtenidos son aún insuficientes; la historia de la causa AMIA dependerá mucho del éxito que él tenga en procesar y hallar a los responsables. Quizás por ello haga tanto foco en la importancia de la vernuevo juicio a hacen que

dad que sus investigaciones obtuvieron para convencerse que el legado de tantos esfuerzos no está condenado a que se alcance la justicia, algo que ni él puede asegurar. realizada al fiscal

A continuación le presentamos parte de la entrevista Alberto Nisman:

Uno de los tradicionales reclamos en los actos de la AMIA es Memoria y Justicia. La memoria se hace por medio del activismo, manteniendo viva la causa y difundiendo lo que pasó, pero a 16 años y medio del atentado, ¿qué expectativa de justicia podemos tener y que tipo de justicia? Bueno, yo agregaría Memoria, Verdad y Justicia, no como lema sino para entender un poco más la pregunta. El tema de la verdad hay que diferenciarlo de la justicia; gran parte de la verdad del Atentado ya se sabe y ése es un avance importantísimo. Sabemos quién lo planifico, dónde se planificó, por qué se planificó, quién fue el grupo operativo, cuál fue el brazo ejecutor, quién fue el inmolado, qué rol tuvo cada uno de los participantes. Es decir, una gran parte de la toma de decisión y de todo el aspecto macro se sabe. Quizás en el aspecto local es donde hay todavía más interrogantes pero gran parte de la verdad se sabe, lo que es muy distinto a que haya justicia. Coincido ahí con usted que justicia todavía no hay. ¿Por qué no hay justicia? En gran medida, y mas allá de los problemas internos que ha habido por una investigación totalmente defectuosa y direccionada que ha motivado dos causas por irregularidades que están a punto de ser sometidas a juicio público, no hay justicia fundamentalmente porque hay

un estado que ampara a los terroristas, les da protección y no los entrega a la justicia argentina. Pese a los enormes esfuerzos que hemos hecho desde la fiscalía, que ha hecho el juzgado e inclusive Argentina como país y la comunidad internacional, se hace muy difícil. ¿Cómo hacer con un estado que protege a los sospechosos? A esto se suma que Argentina no tiene previsto como otros países el juicio de rebeldía. Entonces, desde ese punto de vista, hasta que esas personas no se sometan a un proceso, es difícil que exista justicia entendida como que los culpables paguen por el atroz crimen cometido. Entonces, ésta es una lucha que no vamos a dejar, que hay que seguir pero que, en cierta forma, nos excede un poco porque depende ya de la República Islámica de Irán, que no entrega a los sospechosos y que está totalmente emparentado con el terrorismo, y también de lo que pueda hacer INTERPOL. Nosotros notificamos todas las novedades e informaciones que tenemos de salidas, más allá de que algunos salen con inmunidad por ser funcionarios del régimen como el Ministro de Defensa Ahmad Vahidi, a INTERPOL Central y al INTERPOL del país a donde va a ir pero no podemos salir nosotros a detenerlo. Entonces, desde ese punto de vista, es difícil que los sospechosos sean juzgados con 12

Jutzpá Justicia

un país que está atrás protegiéndolos. Esto no quiere decir que siempre va a ser así. Es tan cambiante el mundo en el que vivimos que es muy probable que la cosa cambie en un día, en un mes, en un año o en diez años. Hay movimientos que no podemos ignorar y, además, tenemos el hecho de que el delito ha sido declarado imprescriptible por lo cual el paso del tiempo no favorece a los imputados. De por vida todos aquellos que nosotros entendemos que son los responsables de haber cometido este atentado van a tener esta orden de captura y pedido de detención para que rindan cuentas en la justicia argentina. Se han puesto distintos nombres a la causa AMIA y a sus múltiples derivaciones. Si usted tuviera que ponerle un nombre a la Causa, ¿cuál sería? Referido a la investigación, INTERPOL habló de “AMIA 1” y “AMIA 2”. Fue el primer organismo que dijo que “AMIA 1” fue una investigación irregular, manejada por un juez corrupto, y causa “AMIA 2” que es ésta que llevamos y fue aprobada como “una investigación que merece todo nuestro apoyo en la medida en que se basa en nueva evidencia que ha sido correctamente presentada”. Yo creo que este período que se ha abierto en el 2005, más


No fue un atentado contra la comunidad judía sino

Ya de por sí es muy difícil investigar

un atentado contra la República Argentina materia-

que dolosa e intencionadamente bus-

terrorismo y más deshacer un camino

lizado en la comunidad judía por un régimen muy vin-

có perjudicar la investigación.

culado al terrorismo que quería sancionar al país por

¿El atentado será visto como un

el incumplimiento de unos contratos por material

Argentina o a la sociedad argentina

nuclear que Argentina había firmado en la década del 80 pero que luego suspendió y canceló. allá del total apego a la legalidad, nos ha caracterizado por la búsqueda de la verdad. Fue la época en que más certezas se obtuvieron pese a que habían ya pasado largos 11 años después del Atentado. Por eso lo llamaría “la etapa de la verdad” o “la etapa de las certezas”, no de todas por supuesto, faltan muchas todavía y sería insólito que después de tanto tiempo se pueda saber el 100%. Hay cuestiones que ya son imposibles de conocer pese a que estamos haciendo todo lo posible pero también existe la posibilidad y hay que barajarla. Se lo nota satisfecho con su labor… Satisfecho voy a estar cuando tenga a los responsables presos, que sean juzgados y tengan un tribunal que me diga que son culpables o que realmente mi teoría está equivocada. Yo estoy convencido de que no, que todos los acusados son absolutamente culpables y en ese momento voy a estar no digo contento porque en una causa donde hay tantos fallecidos, uno no puede hablar de felicidad pero sí satisfecho desde el punto de vista de la labor. En ese caso, sería difícil que esté satisfecho porque la realidad es que eso todavía no se ha dado y usted lo ve difícil. Al día de hoy lo veo difícil pero no pierdo las esperanzas sino ya me hubiera ido a mi casa. Estamos haciendo todo lo posible, inclusive en el aspecto in-

ternacional para tratar de que las detenciones se puedan efectivizar. Tanta presión que estamos haciendo, en algún momento dará resultados.

atentado a la comunidad judía en en su conjunto? Esto lo dijimos en el dictamen, está escrito y justificado en prueba. No fue un atentado contra la comunidad judía sino un atentado contra la República Argentina materializado en la comunidad judía por un régimen muy vinculado al terrorismo que quería sancionar

Dentro de 50 años, ¿cómo cree que se recordará el atentado a la AMIA? En gran parte va a depender mucho de cómo termine la situación procesal de estas personas acusadas y si son o no sometidas a juicio. Desde mi punto de vista, pase lo que pase, creo que se va a valorar que nos acercamos mucho a la mayor parte de la verdad. Cuando empecé en 2005, hicimos varios croquis y planos y la gran mayoría de las cuestiones tenía signos de pregunta. Hoy gran parte de los casilleros tienen su respuesta y esto es importantísimo en un hecho de estas características que encima sufrió todo lo que pasó en los primeros años. Hubo algo direccionado para que no se supiera la verdad.

al país por el incumplimiento de unos contratos por material nuclear que Argentina había firmado en la década del 80 pero que luego suspendió y canceló. No se siguió con este contrato por la sospecha de que Irán iba a utilizar el material nuclear para fines no pacíficos y la respuesta fue un atentado contra el país. Desde ese punto de vista, me parece que está muy claro y que va a ser recordado así. Obviamente, uno lo ve y piensa en un ataque a la AMIA, una institución judía pero está claro que fue un atentado contra la Argentina materializado en la Asociación Mutual Israelita Argentina.

“El tema de la verdad hay que diferenciarlo de la justicia; gran parte de la verdad del Atentado ya se sabe y ése es un avance importantísimo. Sabemos quién lo planifico, dónde se planificó, por qué se planificó, quién fue el grupo operativo, cuál fue el brazo ejecutor, quién fue el inmolado, qué rol tuvo cada uno de 13

los participantes.”

Jutzpá La osadía de pensar juntos


Justicia

JUSTAS MUJERES

“A

Erick Haimovich. Rosh Jutz de la Tnua Israel Hatzeira. unque parezca que mis ojos despiden chispas de vida, ya siempre miro hacia adentro, porque en silencio converso con mi hija, con mi amiga”

Sofía Guterman, “Mi amiga, mi hija”. las huestes del enemigo acampaban mente, ante los gobernantes para tenEl monopolio del poder masculino ga relaciones sexuales con los mismos. dentro de sus límites y supieron que el durante siglos se constituyó como Durante 3 años y 8 meses los israerey había ordenado exterminar y aniun círculo legitimante del poder: ser litas procedieron de esta forma, hasquilar al pueblo, se dijeron los unos a sacerdotes, reyes, talmudistas, gueta la hija del Sumo Sacerdote, debió los otros: reconstruyamos la ruina de rreros, príncipes, emperadores era casarse y, violando el decreto, rompió nuestro pueblo y luchemos por él y por principalmente ser escritores. El posus vestiduras y se presentó desnuda el Beit Hamikdash. Y se agruparon para der político, religioso y militar no eran frente al pueblo congregado, arriesalistarse a luchar y rezar y clamar piela exclusividad del deseo de poder de gándose a que la lleven a la hoguera. dad y misericordia” los hombres, sino que el juego era por Tamar logra convencer a sus hermael poder de la palabra, el poder de las Libro I de los Macabeos. nos, los líderes macabeos, para que no letras, el poder de la escritura, el poSin embargo, la historia de Jánuca nos la maten, argumentando en contra de presenta una fider de la lectura. la “posesión” de las mujeres por parte gura femenina Aquellos que podel gobernador. Así la rebelión maca“Durante muchos siglos, poco conocida, dían manejar la empieza cuando los hermanos, a la e incluso en algunas co- pero central en bea palabra, manecabeza de Iehuda, marchan hacia el lujaban la historia, rrientes religiosas de la la conceptualiza- gar donde se encuentra el gobernador, ción del heroísmo por lo que legitiactualidad, predominó la y de la rebelión. este sale a recibir a la novia pensando maban el presenque le sería entregada y los macabeos, te. En definitiva, siguiente concepción de Frente a las dis- como represalia, lo matan. diatribas la historiografía La hija del Sumo Sacerdote se dignifica la educación dentro del tintas culturales imhegemónica vemujer y permite la dignificación judaísmo (también afue- puestas por los como nía a esconder de todo un pueblo. La lucha contra la helenistas, los a las mujeres de ra): enseñadles la Torá opresión helenística comienza con la israelitas prela historia para 'a vuestros hijos y no a sentaban resis- imagen simbólica de una mujer rebenormalizar su lándose. Este acontecimiento, en la tencia, llegando ideología. Por lo vuestras hijas'.” historia del pueblo judío, no es un dato a hacerse algún tanto, releer texmenor. ¿Cuántas mujeres dignificaron tos de época y pensar que las mujeres su condición de mujeres a lo largo de tipo de daño, para evitar cumplir la no existían, no puede ser menos que toda la historia del pueblo judío, e innorma que se dirigía en contra de la ley ingenuo. Releer los textos de época y cluso de la humanidad y, tal dignificajudía: así, cuando se decretó que los pensar que los escritores eran homción, llevó a la recuperación de la digisraelitas debían estar junto a sus mubres, es un poco más audaz y nos nidad de todo un pueblo? jeres durante su período de impureza, puede llevar a pensar acerca del rol de Madres de la Plaza, las Cuatro Madres, éstos se separaron de sus mujeres algunas mujeres de la historia. mujeres de la AMIA para no violar la norma. Sin embargo, El judaísmo nos presenta un caso paDurante muchos siglos, e incluso en pese a haber presentado resistencia radigmático. Jánuca es la festividad algunos corrientes religiosas de la acen muchos otros casos, hubo un caso del heroísmo, de la osadía judía y de la tualidad, predominó la siguiente conque llegaron al silencio: se dispuso que valentía de un pueblo. Los macabeos, cepción de la educación dentro del toda vez que se case una joven israeque en el siglo II a. C., se rebelaron lita esta debía ser presentada, previajudaísmo (también afuera): enseñadles contra la decisión del reinado helenista de prohibir la religión judía, han sido “Aquellos que podían manejar la palabra, manejaban retomados a lo largo de toda la histola historia, por lo que legitimaban el presente. En ria como el exponente del valor de los definitiva, la historiografía hegemónica venía a esmortales frente a la opresión: “Cuando vieron Iehudá y sus hermaconder a las mujeres de la historia para normalizar nos que aumentaban los males y que 14

Jutzpá Justicia

su ideología.”


la Torá “a vuestros hijos y no a vuestras hijas” (Talmud Babilónico, Tratado de Kidushin). Lamentablemente, retomando las ideas del primer párrafo, el control de la palabra implicaba el control de pasado y de lo que se sabe. No puedo hablar, por lo que soy susceptible a las manipulaciones de la memoria. ¿Qué sucede cuando la memoria está en manos de las mujeres? ¿A qué se debe tal giro histórico? ¿Existe diferencia, en la modernidad y este manantial de igualdad, entre la memoria de los hombres y la memoria de las mujeres? El 30 de abril de 1977 un grupo de madres desesperadas, lideradas por Azucena Villaflor, se reunían en las proximidades de la Pirámide de Mayo bajo el grito de “queremos saber dónde están nuestros hijos”. Desde entonces, pañuelos blancos empezaron a cubrir sus cabezas, recordando incansablemente que su dignidad como madres había sido profanada. En febrero de 1997, tras quince años de ocupación en el Líbano, se sucedió el “desastre de los helicópteros", cuando dos helicópteros de la Fuerza Aérea israelí que trasladaban soldados al sur del Líbano chocaron en el aire, muriendo los 73 soldados que viajaban allí. Tras este hecho, un grupo de madres del kibutz Gadot y del kibutz Majanaim, madres de jóvenes que servían en unidades de élite, se reunieron para exigir la retirada inminente de la “franja de seguridad” del Líbano, que terminó sucediendo años más tarde. En julio de 1994 voló la AMIA. También volaron hijos, esposos, nietos. Se organizaron grupos de familiares que exigen hasta el día de hoy Memoria y Justicia. No casualmente, muchas mujeres se destacan en esta lucha contra la impunidad y contra la indignidad de una sociedad.

“¿Qué sucede cuando la memoria está en manos de las mujeres? ¿A qué se debe tal giro histórico? ¿Existe diferencia, en la modernidad y este manantial de igualdad, entre la memoria de los hombres y la memoria de las mujeres?” Desde la lucha incansable desde la Memoria Activa de Diana Malamud, hasta los íntimos poemas de Sofía Guterman. Desde el tenaz “Yo acuso” de Laura Ginsberg, hasta el incansable grito de Olga Degtiar. Desde la lucha de Adriana Reisfeld hasta la angustia eterna de Rosa Barreiros y Aída Plaskin. La pregunta es si hay algo especial en las mujeres que le permitan destacarse en la búsqueda de la justicia. Quizás no. O quizás si. ¿Acaso las mu-

15 Jutzpá La osadía de pensar juntos

jeres (como los judíos), después de siglos de dolor, pueden seguir luchando y manteniendo viva la memoria, mientras duela? ¿Acaso influye la maternidad? ¿Acaso la mujer queda mutilada frente a la ausencia de un hijo y aquello que puede aliviar es la justicia? ¿Acaso es una venganza femenina contra un pasado que quiso acallarlas? Sigamos cuestionándonos sobre la esencia de la justicia mientras el mar siga temblando.


Justicia

PAPEL PERSA Ilán Kazez.

E

l atentado a la AMIA forma parte de una tristemente abultada lista de atentados terroristas internacionales. Sin embargo, este ataque tiene ciertas particularidades. Muchos atentados terroristas son perpretados por grupos radicalizados, que lamentablemente encuentran en la muerte y la destrucción un medio para lograr fines políticos. Lo particular del atentado a la AMIA es que no fue llevado a cabo por un grupo minoritario de fanáticos, sino que estuvo decidido, planificado, organizado y desarrollado por un Estado. Ese Estado es la Republica Islámica de Irán. Aquí trataré de reunir los aspectos más significativos sobre este asunto. En febrero del año 1979 se produce en Irán “La revolución islámica”, que derroca al gobierno pro-occidental del Sha (una suerte de emperador iraní) e instala un régimen teocrático, una “Republica Islámica”, con fuertes rasgos de radicalización y totalitarismo. Desde ese entonces Irán busca expandir los postulados de aquella revolución (postulados que incluyen un profundo odio hacia los judíos, Israel y occidente) y el terrorismo es utilizado como medio para llevar a cabo esta expansión. ¿Por qué un atentado en Argentina, un país de Sudamerica alejado de Medio Oriente? Para responder a este interrogante hay que remitirnos a los años ’80 donde la Argentina firmó unos contratos de transferencia nuclear con Irán. Esos contratos fueron rescindidos unilateralmente por el gobierno encabezado por Menem a principios de los años 90, desición que molestó bastante a los iraníes. Otro factor que influyó en esta decisión es el hecho de que 2 años atrás, el 17 de marzo de 1992, se había atacado a la Embajada de Israel en Buenos Aires y se logró la impunidad. ¿Por qué la AMIA? Atacar la AMIA significaba dar un golpe certero a una institución central en la vida judía y sionista de Argentina, uno de

Mazkir del Consejo Juvenil Sionista Argentino, Boguer de Betar. los países con mayor población judía del mundo. Según varios testimonios, la decisión de explotar la AMIA se tomó el 14 de agosto de 1993 en la ciudad iraní de Mashad, en el marco de una reunión del llamado Comité de Asuntos Especiales, integrado por las más altas autoridades políticas y religiosas del régimen. En dicha reunión se encontraban Alí Khamenei (Guía Espiritual del país), Alí Akbar Rafsanjani (Presidente de la Nación), Alí Akbar Velayati (Ministro de Relaciones Exteriores), Alí Fallahijan (Ministro de Información), Mohsen Rabbani, (sheik de la mezquita “At-Tauhíd” en Buenos Aires, quién viajó especialmente para la reunión), y Ahmad Reza Asghari (Tercer Secretario de la Embajada de Irán en Buenos Aires). En esa reunión se debatió la propuesta del atentado, formulada por la llamada “Oficina de Inteligencia y Seguridad”. Esta oficina estaba presidida por el propio presidente Rafsanjani, y, además de Fallahijan y Velayati, la integraban los jefes de la fuerza “Al Quds”, Ahmad Vahidi y del Cuerpo de la

16

Jutzpá Justicia

Guardia Revolucionaria, Mohsen Rezai. A su vez, desde mediados de los años ’80, Argentina (como otros países) fue infiltrada por el servicio de inteligencia iraní, con Mohsen Rabbani a la cabeza. Rabbani se lo considera el principal conector entre Argentina e Irán para planificar el atentado. Según diversas fuentes, Rabbani arribó al país en 1983 y, a partir de entonces, construyó las bases que permitieron la instalación y el progreso de la estructura de espionaje. Durante su estadía en Buenos Aires, Rabbani se constituyó como un referente de la comunidad musulmana chiita aquí, atrayendo a nuevos seguidores de la Revolución. Luego de la mencionada reunión del Comité de Asuntos Especiales, y con la decisión del atentado ya tomada, Rabbani volvió a la Argentina y entre diciembre de 1993 y febrero de 1994 recorrió diversas concesionarias de vehículos. Fotografías aportadas por la Secretaria de Inteligencia del Estado y los distintos testimonios, prueban que Rabbani, en fecha anterior al atentado, recorrió distintas agencias de Buenos


“'La revolución islámica' en Iran, que derroca al gobierno pro-occidental del Sha (una suerte de emperador iraní) e instala un régimen teocrático, una 'Republica Islámica', con fuertes rasgos de radicalización y totalitarismo.” Aires efectuando averiguaciones para adquirir un vehículo igual o similar a la Traffic que, pocos meses después, estallaría frente al edificio de la mutual judía. No deja de ser sospechoso el hecho que durante los meses previos al atentado, los fondos y las transferencias de dinero hacia las cuentas de Rabbani hayan crecido importantemente, sobre todo después de su visita a Irán en el marco de la reunión del Comité de Asuntos Especiales. En la planificación del atentado, la Embajada de Irán en Buenos Aires jugó un papel central como puente entre el país persa y Argentina. Se ha demostrado que para ese entonces, el flujo de información y correo entre Irán y su embajada en Argentina se multiplicó de manera considerable y desproporcionada. Lo mismo sucedió con la visita de funcionarios iraníes. Según la Cancillería Argentina, “para esa época no concurría ningún motivo, circunstancia o evento oficial que pudiera llegar a justificar semejante flujo de correos diplomáticos”. Dos meses antes del atentado Rabbani pasó de ser un Sheik (autoridad religiosa musulmana) a Consejero Cultural de la Embajada

de Irán en Buenos Aires, consiguiendo un sospechoso status de inmunidad (o sea, nadie podía detenerlo). El 18 de julio de 1994 ningún Embajador iraní de la región se encontraba en sus oficinas: tanto el embajador en Argentina, Hadi Soleimanpour, como los de Chile y Uruguay abandonaron Sudamérica días previos al atentado. Lo mismo sucedió con Ahmad Reza Asghari (3º Secretario de la Embajada de Irán en Buenos Aires y partícipe de la reunión del Comité de Asuntos Especiales), quién oficialmente tenía previsto abandonar el país en octubre de ese año y sorpresivamente dejó su cargo el 8 de julio de 1994. El trabajo operativo del atentado estuvo a cargo del grupo terrorista libanés Hezbollah, con Imad Moughnieh (Jefe del Servicio Exterior del grupo) a la cabeza. El inmolado fue un joven libanés llamado Ibrahim Hussein Berro. El 1º de julio de 1994 el grupo operativo ingresó al país a través del Aeropuerto Internacional de Ezeiza y fueron trasladados hasta Foz do Iguazu (en Brasil), cercana a la Triple Frontera. Diversos registros de llamados telefónicos confirman el hecho de que el grupo opera-

“Según varios testimonios, la decisión de explotar la AMIA se tomó el 14 de agosto de 1993 en la ciudad iraní de Mashad, en el marco de una reunión del llamado Comité de Asuntos Especiales, integrado por las más altas autoridades políticas y religiosas del régimen irani.”

17 Jutzpá La osadía de pensar juntos

tivo se encontraba en esa zona. En la tarde del 15 de julio, el coche bomba fue ingresado en la playa de estacionamiento “Jet Parking”, ubicada aproximadamente a 400 metros de la AMIA. Otro registro telefónico confirma que minutos después de esa maniobra, desde la zona del estacionamiento se realizaron llamadas desde el celular de Rabbani a una mezquita de Flores y a la zona de Foz Do Iguazu. En la mañana del 18 de julio de 1994 el grupo operativo abandonó el país desde Aeroparque. A las 9.53 de ese día Ibrahim Hussein Berro transitaba arriba de una Traffic blanca por Pasteur al 600. El resultado lo conocemos de memoria: 85 muertos, cientos de heridos y casi 20 años de impunidad. La información expuesta aquí esta basada en el dictamen emitido por el fiscal de la causa Alberto Nisman el 25 de octubre del 2006. Dicho dictamen fue avalado tanto por la justicia argentina, como de los países de occidente y la INTERPOL. Hoy en día existe un pedido de captura internacional para los 8 altos funcionarios iraníes de ese entonces. Desde el Gobierno Nacional (tanto de Néstor como de Cristina Kirchner) se reclamó la extradición y la colaboración de los iraníes para presentarse ante la justicia argentina (incluso se llegó a proponer que se juzgue en un tercer país neutral). Irán hizo caso omiso ante esos pedidos. Mientras tanto, sus voceros locales (con Luis D’elia al frente) propagan la defensa del país persa, sostienen que la AMIA fue un autoatentado y que el dictamen fue inventado por la CIA y el Mossad. Casualmente un argumento similar es el que utiliza el actual presidente de Irán para negar la Shoa.


Justicia

YO TODAVÍA NO ME CAÍ DE ESPALDAS Ariel Gejlechen. Boguer de la Tnua Israel Hatzeira.

S

iempre la introducción más correcta, la más justa, las más concisa pero a la vez perfecta, parte de que resumamos que: el

18 de 1994 la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) estalló tras la explosión de una bomba, la cual dejó un saldo de 85 víctimas, en lo que fue uno de los mayores ataques terroristas en la Argentina y en el mundo. julio de

Coincidamos en que todos los datos arrojados en las 3 líneas anteriores son de público conocimiento y no necesitan de análisis alguno para su verificación. Ahora, hablemos de todo lo que conlleva términos como: AMIA, terrorismo, 85 víctimas, explosión. Nos llevaría a un análisis mucho más profundo buscando información, familiares, culpables, víctimas y asociaciones terroristas; análisis que nosotros como “sociedad” no estamos (todos) capacitados a averiguarlos pero siempre, “lamentablemente”, preparados para escuchar a dios, el que sabe todo, el que dice y hace y el que también no hace: LOS MEDIOS. Los medios de comunicación no solo en Argentina, si no en todo el planeta han sido tema de debate en cuestiones de tipo ideológica, política y de poder. Uno, como espectador y como persona, como ser humano, nunca termina de entender por qué la televisión, la radio, los diarios, las revistas producen tanta atracción y atención en lo que dicen, en lo que hacen, en los famosos, en las noticias, en lo morboso, en lo lindo y en lo triste, en miles de más cosas. Los que si estamos seguros es que los medios hoy en día marcan la agenda por la cual los acontecimientos y los hechos fluyen hora tras hora, y así, notamos que cosas son importantes para algunos y cuales no lo son tanto (que no por una mera casualidad son

los temas que mas nos afectan). Y el atentado a la AMIA no esta ni estuvo exento a esto. Obviamente, antes de introducir al tema mediático en torno al Atentando de la AMIA, no podemos dejar afuera a la política y al poder dominante en cualquier país de tipo democrático: el gobierno. Desde aquel 18 de julio de 1994, por nuestro país pasaron los gobiernos de: Menem (ya iniciado antes de la explosión), De La Rua, Duhalde y Néstor y Cristina Kirchner. A uno, a priori, tras 17 años del Atentado, le costaría entender que haya algo que suceda gobierno tras gobierno, año tras año, que logre relacionar de la manera mas perfecta la voladura de la AMIA, con el accionar de los medios y el gobierno. Bien, se sorprenderán entonces al saber que vivimos en tiempo donde los más increíble o extraordinario, pierde esa cosa de “espectacular” para transformarse en algo natural. Me remito a los hechos: cada mes de julio de cada año desde el momento del atentado, el gobierno, a través de los medios, intenta e intentó mostrarnos que la causa avanzaba, que los culpables estaban cerca de ser condenados y apresados, que se estaba haciendo justicia, “que se estaba investigando”. ¿Y el objetivo? ¿Por qué en cada mes de julio de cada año? Bien, casualidades faltan en este artículo. Se da el fenómeno de que cada vez que esta-

“Se da el fenómeno de que cada vez que estamos cerca de un nuevo aniversario del estallido de la bomba, todas las miradas de la sociedad están con respecto a la AMIA, (mismo obviamente la de los medios) y es por eso que, a modo de tormenta, llueven noticias, informaciones, 'avances' en el caso.” 18

Jutzpá Justicia

“Los medios de comunicación no solo en Argentina, si no en todo el planeta han sido tema de debate en cuestiones de tipo ideológica, política y de poder.” mos cerca de un nuevo aniversario del estallido de la bomba, todas las miradas de la sociedad están con respecto a la AMIA, (mismo obviamente la de los medios) y es por eso que, a modo de tormenta, llueven noticias, informaciones, “avances” en el caso, acusados, y demás, todo para hacernos creer que se está esclareciendo lo que pasó, de manera de frenar también el agite social en contra del gobierno con respecto a este tema y dando a cuenta a todos la gran imagen que tiene la política dominante en nuestro país (por lo menos con respecto a la AMIA). Pero pongamos algunos ejemplos. Les propongo hacer un recorrido mediático del atentando en cada julio de algunos años de cada gobierno: Menem 1994: Post-estallido. Aparecen datos por todos lados, y en su mayoría falsos. Algunos hablan de bomba nuclear, se empieza hablar de un esclarecimiento total de la causa, pero ni siquiera había un solo culpable. Se habla de una base terrorista en Brasil, que se comprobó que nunca había existido. 1995: “Supuesto avances” (nadie sabe cuáles). El único acusado en ese momento: Telleldín, por haber vendido la Traffic que luego explotaría en la sede


CAUSA AMIA: CRONOLOGÍA DE LA IMPUNIDAD Emiliano Senes. Punto Il. AMIA-DAIA. (confusión también por si el la armó con los explosivos o si solo la vendió). Se arman un montón de comisiones, que no saben que rol cumple cada una, todo para demostrar que se trabajaba full time con el tema. La cuestión era que no había nuevos hallazgos. De la Rua 2000: Se anuncia el juicio oral a realizarse en el 2001. El gobierno empieza a culpar al gobierno anterior de Menem, en base a que este habría recibido plata para no juzgar a nadie. De esa manera, se lavan un poco las manos e intentan quedar bien parados. Se aplica la ley de arrepentimiento, 6 años después de haber sido propuesta. 2001: El gobierno de De la Rua acusado en todos los frentes. El presidente sigue firme en limpiar su imagen y no en buscar justicia, por eso es todavía más renegado. Se aproxima el juicio oral, y no tienen otra que agarrase de eso. Néstor y Cristina Kirchner 2003: Néstor asume con una buena imagen. Abre los expedientes del caso, reabre la investigación y obviamente lo hace en, adivinen: el mes de julio. Luego firma decreto para el rastreo de movimiento de fondos. Esto a nueve días del noveno aniversario. 2004: En uno de los titulares de uno de los diarios más importantes de la argentina aparece Néstor Kirchner prometiendo subsidios a los familiares de los fallecidos en la Amia. ¿Cuándo? El 13 de julio de 2004. Una casualidad. 2007: En ese momento, la candidata a presidente Cristina Kirchner visita España para recordar a los fallecidos en los atentados del 11 de marzo de 2004 en la masacre de Atocha, y deja la frase “Nosotros tenemos nuestra Atocha y nuestras Torres Gemelas” aludiendo a lo que paso acá con AMIA. Si, el 26 de julio. Y me planto. No fue ni será una mera coincidencia. De agosto a junio del año siguiente nadie se acuerda de las 85

T

ras el terrible atentado contra la

AMIA,

el mismo

18 de julio de 1994 Argentina.

se abre una

causa que será símbolo de impunidad e injusticia en la

La “conexión local” Las primeras investigaciones, relacionadas con el motor de una Traffic blanca encontrado en el lugar del hecho, llevaron a la detención de Telleldín, último tenedor del vehículo. Debido a las maniobras de diversos funcionarios públicos (jueces, policías, fiscales, miembros del Poder Ejecutivo, etc.), la investigación se vio manchada a poco de comenzar. Nulidad y absolución En septiembre de 2001 se inició el juicio en el Tribunal Oral; éste consideró que todo lo actuado hasta el momento debía considerarse nulo por falta de imparcialidad del juez a la hora de guiar el proceso y por la existencia de numerosas irregularidades; en consecuencia, declaró absueltos a los imputados. Reconocimiento: En julio de 2005 el Estado argentino reconoce su responsabilidad internacional en la falta de prevención del ataque, el encubrimiento posterior y las fallas en la investigación, ante la Comisión Internacional de Derechos Humanos; en consecuencia, afirma el compromiso de avanzar en la resolución del caso. Tras el autor material El 25 de octubre de 2006 el fiscal actual de la causa, Alberto Nisman, acusó formalmente al gobierno de Irán por su responsabilidad en el ataque; así, pidió la captura internacional de exfuncionarios iraníes (un ex-presidente, ministros, diplomáticos), al mismo tiempo que señaló a Hezbollah como personas, nadie recuerda la causa, los culpables, lo que se escondió, lo que falta por encontrar. Falta. ¿Falta tanto? Cual osos polares que en julio (justo casi invierno) salen como locos a desinformarnos de la manera mas fácil (pero muy poco eficaz) posible. El 25 de julio de 1994 Juan José Galeano, el 19 Jutzpá La osadía de pensar juntos

autor material del atentado. Comienza así una ardua batalla diplomática para conseguir la extradición de los sospechosos.

Crimen de lesa humanidad En noviembre de 2006 el juez Canicoba Corral declaró como crimen de lesa humanidad al ataque terrorista contra la AMIA, lo que lo hace imprescriptible; esto implica que la pretensión punitiva (es decir, la investigación y el eventual juzgamiento de los responsables) no reconoce límite de tiempo. Contra la impunidad En mayo de 2009 la Corte Suprema de Justicia de la Nación estableció la validez de las investigaciones iniciales de la causa, revirtiendo así la decisión del Tribunal Oral de 2004 que imponía la nulidad total de lo actuado. La Corte expresa de esta forma una voluntad política de terminar con la impunidad y encontrar a los culpables. Ofrecimiento En septiembre de 2010 la presidente Fernández de Kirchner ofreció a Irán, en la Asamblea General de la ONU, la elección de un país neutral para realizar allí el juicio contra los acusados de ese país, que no confían en la imparcialidad de la justicia argentina; esto fue rechazado por el gobierno iraní. Sitio recomendado: http://www2.jus. gov.ar/Amia

entonces juez investigador de la causa AMIA, amenazó con tener esclarecido el brutal hecho y dijo “Cuando de los detalles, se caen de espaldas”. A hoy, julio de 2011 todavía sigo esperando esos “detalles”. Será que estoy sentado, que todavía no me caí de espaldas...


Memoria

COCHES-BOMBA JUDÍOS

“A

Brenda Margulis. Bogueret de la Tnua Hashomer Hatzair. 15

años no podemos creer cómo tan solo en segundos puede cambiar tu vida.

Cómo tan sólo en segundos se puede destruir No sólo se perdieron 85 vidas, esas vidas eran 85 mundos. Se destruyeron miles de vidas” decía Sergio Burstein, en el discurso a 15 años de Atentado a la AMIA tanto.

¿Pero, tuvo otras consecuencias más allá del inconmensurable impacto de estas 85 vidas perdidas? En mi opinión, fue mucho más allá de esto. El atentado golpeó a la Comunidad judía Argentina como un todo. A partir del mismo las instituciones judías modificaron sus estructuras, los pilotes comenzaron a ser nuestra marca de “identidad”. Indudablemente, estas modificaciones generaron cambios en las formas de pensar, sentir y actuar de todos los miembros de la comunidad judía. En el marco político, la kehilá cobró un nuevo rol en la sociedad en que está inmersa. Desde ese momento una de las principales tareas de nuestras instituciones fue el reclamo de justicia por las víctimas del Atentado, establecer sanciones económicas a Irán, pedido de captura internacional a los responsables y esclarecimiento de la conexión local. Los pilotes, bitajon y otros sistemas de seguridad inundaron todos los edificios de la colectividad. Y en diferentes lugares del país la comunidad erigió monumentos en recuerdo de las víctimas del brutal atentado. Y, a pesar de los años, el tema no ha perdido vigencia en toda la comunidad judía argentina. Otra vez déjenme preguntarles algo.

Sergio Burstein en su discurso luego continúa diciendo “Tantas veces nos preguntamos hasta cuándo tendríamos que esperar que haya una justicia justa que condene a los culpables y termine con este inmenso abanico de impunidad.”. Sin ánimos de ofender a Sergio Burstein creo que quedó demostrado que esperar no es la solución. En casi 17 años todavía los responsables siguen impunes. Y no sólo siguen impunes por este caso, sino también, por casos como Luciano Arruga, Jorge Julio Lopez, sin nombrar las muchísimas redes de trata funcionando en nuestro país. ¿No tendríamos que ir por más, como hicieron los padres de las víctimas de la Tragedia de Santa Fe que además de pedir juicios a los actores que tuvieron relación directa con este suceso iniciaron una campaña para modificar la Ley de Seguridad Vial; y con eso proteger a la mayor cantidad de personas de los accidentes de tránsito? ¿Nuestro reclamo no tendría que ser aún más comprometido? ¿No tendría que buscar la manera modificar más drásticamente las instituciones estatales para que no haya ningún atentado, desaparición, ni asesinato y todos los casos de impunidad sean resueltos en tiempo y forma? ¿No tendríamos que ser nosotros los impulsores del desmantelamiento

20

Jutzpá Memoria

¿Son entonces los pilotes un mero símbolo de impunidad? ¿Generan también una tendencia a cerrarnos, creando miedo en nosotros?” de estos sistemas que finalmente perpetúan la injusticia? También, con respecto a la seguridad, pregunto ¿Qué sentido tiene cubrir solamente el frente de las instituciones y no toda la cuadra? En el caso de que hubiese otro coche bomba bastaría sólo con que vuele el edificio contiguo para que vuele toda la cuadra. ¿Estamos otra vez frente a un caso de falta de compromiso social? ¿Son entonces los pilotes un mero símbolo de impunidad? ¿Generan también una tendencia a cerrarnos, creando miedo en nosotros? En conclusión, quiero pedirles que abramos los ojos y miremos en dos direcciones. Por un lado animémonos a criticar si nuestra forma de llevar la agenda del Atentado es totalmente correcta, tanto institucionalmente hacia fuera (políticamente hablando) y hacia adentro (en término de seguridad); y por otro lado si nuestras formas de pensar, sentir y actuar como judíos son, a veces, producto del miedo que nos dejó el atentado, son nada más y nada menos que coches bombas inconcientes que tenemos incorporados y naturalizados, que nos empujan a no ver más allá de nuestras puertas, de nuestros pilotes. Soy Brenda Margulis, bogueret de Hashomer Hatzair.


LOS JÓVENES DE LA IWO

T

ras el devastador atentado acaecido en la sede de la AMIA, numerosas han sido las acciones tomadas tanto por los familiares, los amigos, la comunidad judía y la sociedad argentina que han dejado por sentado de manera concluyente la voluntad de vivir ante tal invitación a la muerte. Un atentado terrorista busca sembrar el terror y la muerte, responder con una voluntad inquebrantable de existir es sin lugar a dudas una forma de resistencia fortísima. Jaim Guri dice en su poema “La Resistencia”: “[…]Resistió quien educó en secreto Resistió quien escribió y distribuyó una revista subterránea que alertó Resistió quien escondió una Torá[…]” Salvando las inconmensurables distancias que cualquier atentado guarda con la Shoá (motivo del poema) u otro genocidio, muchas de las acciones tomadas por jóvenes y adultos tras el

Ezequiel Wajs. Rosh Hanagá de la Tnua Israel Hatzeirá. atentado son formas indiscutibles de presentar una resistencia férrea a los fines del atentado. Tal es el ejemplo de la lucha por salvar la cultura y la memoria. Tan sólo 4 días después del atentado comenzó un operativo voluntario compuesto mayoritariamente por jóvenes con el fin de rescatar libros y documentos situados en el archivo de la Fundación IWO (Idisher Visnshaftlejer Institut - Instituto Judío de Investigaciones) ubicada en la sede objetivo del atentado. Dicha fundación posee archivos únicos en el mundo sobre la cultura e historia del Pueblo Judío que sin la rápida acción de la gente se hubieran perdido en el olvido y los escombros. Es esta voluntad de los jóvenes de salvaguardar la historia y la cultura es el primer triunfo, tan temprano, sobre el atentado. La memoria, el recuerdo y la lucha por la justicia

21 Jutzpá La osadía de pensar juntos

hoy en todo su carácter multifacético son otros de aquellos triunfos que debemos atesorar y cultivar hoy día. Los jóvenes siempre hemos tenido una participación protagónica cuando de resistir se habla, y en el caso de la IWO hubo centenares de jóvenes que se resistieron a dejar que la cultura de sus antepasados, sus documentos e historias fueran destruidas por el terror. Sin ellos jamás se habría podido emprender semejante empresa, han salvado documentos únicos en el mundo y gran parte del mayor baluarte de la cultura judía en Latinoamérica. Han sido ellos que, trabajando en un lugar sembrado de tanta muerte, han podido insuflarle a nuestra cultura tanta memoria y vida. “¿Cómo no íbamos a rescatar los libros? ¡Si estábamos rescatando vida… vida pura!” Martín (21 años en 1994 Voluntario)


Memoria

“NO ME VES PERO AHÍ VOY A BUSCAR TU PRISIÓN, DE LLAVES QUE SÓLO CIERRAN”

18

de julio de 2008, me encuentro sentado en mi banco, a punto de comenzar un día más de cuarto año de mi colegio secundario, el Julio Cortázar. Después de cuatro minutos donde la profesora de Inglés lee un texto de un coche bomba, de una mutual judía, una Traffic, Pasteur y Tucumán, que los muertos no mueren dos veces o algo así, empezamos la clase de Inglés, para luego seguir con las materias de Historia, Economía y Contabilidad y Matemática, como rutinariamente lo hacemos. El sentimiento que inmediatamente tuve fue, por un lado, de una conmemoración pobre (comparándolo con las diferentes fechas, 24 de marzo que en ese momento no era el Día de la Memoria, San Martín, Belgrano, Malvinas, etc.) y, por el otro, una memoria algo vacía: ¿Acaso un texto de cuatro minutos sin una reflexión que le siga, sin hablar de encubrimiento, justicia, impunidad iba a abarcar la complejidad de lo que significa el atentado a la AMIA? ¿Un recreo a las 9:53 y después seguimos con la clase o gritar en contra de la impunidad que se sienta en el sillón presidencial de la República Argentina? Vamos a dejar la primera persona del plural de lado para analizar esta situación como la manifestación de un tironeo de identidades. Para no volvernos tan existencialistas y divagar entre el constructivismo y el esencialismo vamos a disparar el conflicto con una pregunta de moda Otoño-Invierno de 1994, para luego volver a la profundidad y a la subjetividad de las subjetividades: ¿El atentado a la AMIA, fue contra la comunidad judía argentina y/o contra la sociedad argentina en su totalidad? Indicios que fue contra la sociedad argentina en su totalidad: Minuto de silencio realizado en partidos del Torneo Clausura. Bandera argentina izada a media asta como señal de luto nacional. Pedido en la ONU que un tercer país entre en el conflicto de los atentados entre Argentina e Irán. Víctimas del atentado no judías. Participación de personalidades no judías en campañas de homenaje y pedido de justicia. Discursos de autoridades no pertene-

Diego Martín Messer. Rosh Jutz de la Tnua Hanoar Hatzioni. cientes a la comunidad judía en los actos. Presencia de miembros del Gobierno Nacional en actos y diferentes recordatorios. Memoriales ubicados en diferentes lugares del país. Utilización de la frase “Nunca más”, atribuida a la campaña de memoria hacia la última dictadura militar. Indicios que fue sólo contra la comunidad judía: Rezos de recordación de los caídos en hebreo. Banderas de Israel en actos de AMIA. Pilotes en la entrada de todas las instituciones judías, e inclusive garitas policiales en algunas, debido a la característica de coche-bomba que tuvo el atentado. Participación mayormente judía en la organización de los actos de homenaje y recordación. Dificultades de acceso a los actos si no perteneces a alguna institución judía. Las escuelas judías solamente llevan a sus alumnos al acto central. Cartel que suma las víctimas de la Shoá con las de AMIA, denotando el carácter judío del atentado. Los indicios nos sirven para observar de una manera práctica las diferentes posturas que se fueron tomando al respecto. Recomendamos agregar a este artículo, a modo de adjunto, el discurso realizado por Sergio Burstein, refiriéndose a Luis D´Elía, tras los 15 años de la tragedia: "…sugirió que nos quejemos a nuestro presidente israelí, calificando así a los argentinos de religión judía como ciudadanos de segunda, negándonos nuestra nacionalidad argentina…”. También agregar el cortometraje La Llamada de la serie “18-J”, que narraba como familiares que vivían en un pueblo del Norte argentino se enteraban del Atentado. Estos ejemplos demuestran que la línea de separación de estas dos hipótesis es muy borrosa, por eso la razón de usar el “y/o” en la pregunta disparadora. Retomando el discurso de las subjetividades, no podemos obviar que el atentando fue utilizado, naturalmente, por sectores que tienen diferentes intenciones o visiones de la realidad, respectivamente, por lo que la utilización de “atentado a la Argentina” o “atentado a los judíos” no se vuelve inocente: mientras el idealismo hegemónico mantiene hacer memoria,

22

Jutzpá Memoria

luchar contra la impunidad y darle fuerza a las campañas de concientización hacia “un atentado contra un país”, sectores del discurso sionista dice que los atentados contra la comunidad judía (incluye el atentado realizado contra la Embajada de Israel en 1992 con características similares), tienen que ser un puntapié para los judíos argentinos de darse cuenta que el atentado fue contra ellos. La solución sería irse a vivir al país de los judíos donde tenemos un pueblo con una memoria fuerte y un ejército que nos defenderá: el Estado de Israel. Entendemos que no hay una verdad absoluta de que un concepto es válido y otro no, pero es interesante analizar desde los hechos concretos y los sentimientos esta polarización de víctimas. El hecho que cause cierto quiebre de identidad individual no es aislado, sino que se relaciona con un proceso histórico y un fenómeno de ghettoización que se dio en las comunidades judías y las sociedades en las que se desarrollaban a través del tiempo. Después de todo debate, artículo o encuentro de ideas es necesario tomar una postura ante la situación y cuánto más profunda sea mejor. Con profunda nos referimos a investigar, indagar, hacer teorías, descartarlas, mezclar información, hacer analogías, para conocer a fondo un tema y no ser víctimas de una idea panfletaria. En hechos lo realizamos abriendo el deber de informarse y hacer memoria activa a toda la sociedad argentina y también al plano internacional, utilizando la educación como medio. Finalmente es fundamental tener una memoria real para lo que significó, significa y va a significar un atentado de tal magnitud. Porque no queremos cambiar la palabra libertad de nuestro himno por seguridad, tampoco la quisiéramos cambiar por impunidad, ni por terrorismo, nos gustaría recurrir a otras tres palabras un poco más familiares memoria, verdad y justicia. De cara a las elecciones, no nos olvidemos que enterrar la causa también sería enterrar el voto.


MEMORIA Y JUDAÍSMO: CONCEPCIONES DEL RECUERDO EN EL JUDAÍSMO

L

a memoria en el judaísmo Preguntarnos acerca de nuestra pertenencia al judaísmo nos moviliza, incluso nos asusta. Cuestiones como qué es ser judío, cómo serlo y por qué nos paralizan, nos hacen socavar nuestras raíces. Esto no le sucede a todos de igual manera, no se puede generalizar; pero sí, a todo judío, reconocido a sí mismo como tal o no, esta inquietud alguna vez lo atravesó o es incluso su mayor manifestación de judeidad. El judaísmo no se trata de respuestas, sino de preguntas o de interpretaciones que a su vez nos conducen a nuevos cuestionamientos. Estos siempre están asociados a dos conceptos: la memoria del pueblo y la consecuente responsabilidad que sobre la transmisión de la misma poseemos. Dos palabras hay dentro del judaísmo que constantemente se repiten dentro de cada festividad y rezo: zajor e izcor. Estas, de alguna manera reproducen el pacto que con Dios tenemos. Es él, según la Torá, quién nos ordena recordar y hacia quién oramos en pos del recuerdo. Recordar que Él nos sacó de Egipto, que es Él el mismo Dios que el de Abraham, Itzjak y Iaacob, que Él es el Todopoderoso. Retomando los dos conceptos mencionados anteriormente, podemos diferenciar dos tipos de memoria. Con el zajor apelamos a todo aquellos que hemos sufrido y atravesado, mientras que el izkor es un llamado al recuerdo de aquellos que ya no están más. De alguna manera, la primera nos convoca, nos interpela y se asocia con una concepción del judaísmo, que en palabras de Ricardo Forster podemos recuperar: “...la memoria en el judaísmo no significa la exaltación de un pasado ejemplar, sino la presencia selectiva de lo impostergable, ayer, hoy y mañana. Continuidad no en un sentido escatológico, como cumplimiento inexorable de un destino o de una promesa, continuidad, más bien, como expresión de lo frágil, de

Daniela Rapp. Bogueret de Israel Hateira.

“Dos palabras hay dentro del judaísmo que constantemente se repiten dentro de cada festividad y rezo: zajor e izcor” aquello que se puede perder, ejercicio de la rememoración que salva en el presente aquello que de ningún modo tiene garantizada   la permanencia, ni en el tiempo ni en el recuerdo de los hombres. En este sentido, lo propiamente judío de la memoria se relaciona con lo amenazado, con lo que permanece en estado de intemperie y que la historia de los vencedores -como decía Benjamín- desplaza hacia el olvido.” Paralelamente, nos encontramos con una responsabilidad pasiva en términos del izkor. Aquí creamos un vínculo con el pasado e invocamos a Dios que no se olvidé de aquellos que ya no están. Sin embargo, si miramos esta palabra/plegaria desde otro punto de vista, en realidad a quiénes invocamos por esa memoria es a nosotros mismos. Reafirmamos nuestro lazo con nuestra comunidad. Historia y Memoria Cuando hablamos de tradición y de continuidad inevitablemente tenemos que pensar en términos como historia  y  memoria. Ambos están estrechados, pero sería un error definirlos como sinónimos. Citando a Pierre Nora (doctor en historia, en letras y en filosofía; profesor universitario; ensayista, y miembro de la Academia Francesa) podemos acercarnos a esa diferencia entre las concepciones anteriormente mencionados:  "Memoria e historia funcionan en dos registros radicalmente diferentes, aun cuando es evidente que ambas tienen relaciones estrechas y que la historia se apoya, nace, de la memoria. La memoria es el recuerdo de un pasado vivido o imaginado. Por esa razón, la memoria siempre es portada por grupos de seres vivos que experimentaron los hechos o creen haberlo hecho. La memoria es siempre un fenómeno 23 Jutzpá La osadía de pensar juntos

colectivo, aunque sea psicológicamente vivida como individual. Por el contrario, la historia es una construcción siempre problemática e incompleta de aquello que ha dejado de existir, pero que dejó rastros. A partir de esos rastros, controlados, entrecruzados, comparados, el historiador trata de reconstituir lo que pudo pasar y, sobre todo, integrar esos hechos en un conjunto explicativo”    Construyendo el presente a través del recuerdo Entendiendo la diferencia entre memoria e historia y siendo concientes de la importancia del recuerdo para el judaísmo, podemos reconstruir nuestro rol dentro de nuestro pueblo. Debemos transformar la heredada condena que tenemos como pueblo perseguido y transformar ese peso y constante miedo de ser destruidos en una empatía comprometida. Como dijo el historiador Yosef Haim Yerushalmi, debemos tomar el zajor como una herramienta para sentirnos partes de todo lo sucedido con nuestros antepasados para así trasladar las enseñanzas a nuestra cotidianeidad. Debemos crear una simbiosis en donde la memoria que construyamos este totalmente ligada a la historia. En este sentido, lo que debemos intentar es no caer en una memoria banal, repetitiva y mecánica. Si lo hacemos, estaríamos perdiendo todo tipo de capacidad crítica y analítica, que en realidad es lo que nos permite hacer de nuestra memoria un hecho más significativo y valedero. No sirven de nada las tradiciones, si no traen consigo una explicación que sea de utilidad para la cotidianeidad. Lo interesante de la memoria es poder utilizarla como una herramienta más para entender nuestro presente.


Educación

MOVIMIENTOS JUVENILES Y EL ATENTADO A LA AMIA. HACIA UNA PRÁCTICA EDUCATIVA CRÍTICA Y TRANSFORMADORA

P

Brian Fuksman. Rosh Jinuj de la Tnua Hashomer Hatzair.

revio a reflexionar acerca del rol que poseemos los movimientos juveniles de

Edu-

cación no formal frente al atentado que sufrimos como judíos y como argentinos

Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) 85 muertos, es necesario que definamos brevemente a lo que llamamos una práctica educativa crítica y transformadora. el

18

de julio de

1994,

cuando la

fue el centro de un ataque terrorista dejando un saldo de

Cada individuo en su vida cotidiana realiza acciones, pero tales acciones no pueden percibirse como meros actos, sino que, por el contrario, poseen un determinado significado que puede visualizarse como positivo o negativo. De esta forma podemos afirmar que, por ejemplo, la acción de arrojar una piedra a un compañero posee una significancia, decimos entonces que una determinada acción está “bien” mientras que otras están “mal” y deben evitarse. Podemos preguntarnos ¿Por qué existen estos significados y de qué manera pueden surgir? Según mi criterio personal, pienso que los individuos crean y recrean determinados significados a sus acciones para poder convivir en sociedad y generar una coexistencia evitando caer de esta forma en un extremo relativismo. Dichos significados pueden surgir del diálogo y la negociación entre los individuos que conviven en sociedad donde entre todos, de forma crítica y protagónica, se vuelven conscientes de que el “mundo no es, sino que está siendo”, de que el orden social es un objeto abierto al cual cada individuo puede transformar y darle nuevos significados a sus acciones para que respondan a sus necesidades reales tanto individuales como colectivas. En este constante diálogo los hombres y mujeres lograrán pensar y repensar la sociedad en la que viven y al volverse protagonistas y conscientes de que su mundo está en constante cambio, tendrán la posibilidad de transformarlo. Sin embargo, en muchas ocasiones este diálogo crítico se ve limitado y hasta a veces es reprimido. Muchos de los significados que poseemos acerca de nuestras acciones no fueron elaborados de forma crítica sino que, por

el contrario, nos lo han impuesto mediante un comunicado unidireccional. Nos han depositado la idea de que una determinada acción “es así y no puede ser de otra forma”, que tal acción está bien o mal, sin dejar lugar a la reflexión. En esta imposición el individuo pierde su protagonismo y su capacidad para transformar la realidad ya que se vuelve un individuo pasivo que comienza a percibir el mundo de una forma naturalizada donde el objeto se ha vuelto cerrado quitándole toda posibilidad de modificarlo. En otras palabras, pierde la esperanza de transformar la realidad social ya que le enseñan que su significado es algo natural al que no se lo puede reelaborar. A partir de esta breve descripción, podemos comenzar a analizar los significados que existen y que relacionan a los jóvenes que activan en los movimientos juveniles con el atentado a la AMIA y el reclamo de justicia. Es importante destacar que el objetivo de este artículo no es brindar una “receta” sobre cómo generar una mayor participación de los jóvenes en la lucha contra la impunidad de este atentado contra la AMIA. sino que su objetivo es invitar a la reflexión para generar dentro y fuera de los movimientos juveniles una nueva práctica educativa que fomente un mayor pensamiento crítico de los jóvenes motivando, de esta forma, la creación de nuevos sig-

nificados colectivos que promuevan un mayor compromiso y activismo al momento de trabajar para que esta clase de actos violentos no queden impunes. Los movimientos juveniles en sus peulot (actividades) y a través de diversas herramientas de la Educación no formal, tienen la posibilidad de generar un encuadre pluralista donde tanto educadores como educandos, en un auténtico diálogo y compañerismo de aprendizaje, pueden sentirse cómodos para reflexionar acerca de su mundo y los significados que poseen, sus valores y significados acerca de justicia, cooperativismo, empatía, etc. A través de esta educación, los jóvenes pueden lograr comprender y visualizar su mundo como un objeto abierto al que pueden transformar ya que en las peulot nos cuestionamos acerca de las acciones que realizamos, y luego de dicha reflexión y renegociación de los significados, nos volvemos protagonistas en nuestro mundo y orientamos nuestras acciones para lograr transformarlo. De esta forma, a través de este diálogo crítico y de dicha educación democrática, se fomentará un rol mucho más activo y crítico entre los hombres y mujeres, jóvenes y adultos hacia un reclamo de justicia y un sólido rechazo contra la violencia que no es más que un medio de imposición de significados que atentan contra nuestra libertad. Si no logramos dicho activismo y reflexión crítica, se nos impondrá la idea de que todo reclamo de justicia será inútil, se naturalizará la impunidad, perdiendo en consecuencia toda esperanza de realizar una transformación en nuestro mundo.

“Los movimientos juveniles en sus peulot (actividades) y a través de diversas herramientas de la Educación no formal, tienen la posibilidad de generar un encuadre pluralista donde tanto educadores como educandos, en un auténtico diálogo y compañerismo de aprendizaje, pueden sentirse cómodos para reflexionar acerca de su mundo y los significados que poseen, sus valores y significados acerca de justicia, cooperativismo, empatía.” 24

Jutzpá Educación


¿CÓMO TRANSFORMAR EL ATENTADO A LA AMIA EN ALGO POSITIVO? Sofía Weinmann. Rosh Jinuj del Ken de Habonim Dror en Buenos Aires.

E

l proceso integral de la educación formal es de carácter intencional, planificado y regulado, que implica

un currículo oficial en el que están definidos todos los contenidos a ser transmitidos a los alumnos.

Requiere

de metodo-

logías, calendarios y tiempos declarados y se certifica a su término con un título que acredita la aprobación.

Es

el proceso que

posibilita la socialización de los sujetos y permite la reproducción ideológica y simbólica de una sociedad.

Frente a una necesidad general y fundamental de una sociedad, se responde mediante la educación formal institucionalizando las pautas culturales. Esto significa que se conforman comportamientos típicos, haciéndolos habituales, normados, con carga de significado y deber moral, ético y estético. La repetición y adaptación de estas conductas expresa la idiosincrasia e identidad particular de un pueblo, construyendo una identidad colectiva. El Atentado a la Amia constituye grandes preguntas para la sociedad argentina. ¿Cómo es posible utilizarlo para educar a las generaciones futuras? ¿Qué valores pueden extraerse de este suceso? ¿Cuáles son los componentes que pueden integrar la identidad argentina? ¿De qué manera es parte de nuestra identidad judeo-argentina? Es importante recalcar que no sólamente la comunidad judía recuerda el atentado, sino la sociedad argentina en su conjunto. Un modelo de aliento a la memoria y la reflexión está en la ley 193 de la Ciudad de Buenos Aires, que obliga a las escuelas de nivel primario y medio, bajo su jurisdicción, a leer cada año el “Texto en Homenaje a las Víctimas del Atentado a la AMIA y DAIA”. Sin duda, el desafío de toda institución educativa es resignificar lo sucedido

“¿Qué valores educativos pueden extraerse del Atentado a la AMIA? ¿Cuáles son los componentes que pueden integrar la identidad argentina? ¿De qué manera es parte de nuestra identidad judeo-argentina?” expresando no sólo los aspectos teñidos de violencia y destrucción. Proponer recorridos que permitan, a partir de la historia comunitaria, rememorar la propia, familiar e individual, humanizar a las víctimas y articular estos eslabones de la cadena con aquellos que orientan hacia la reconstrucción, el futuro, la continuidad, la esperanza. Este hecho marcó una herida a nuestra identidad como judíos y argentinos. Es imprescindible que constantemente las escuelas de la Red Escolar Judía se replanteen cuál es su postura frente a su recuerdo, cargándolo así de significado. Por lo tanto, es tarea de quienes dirigen los establecimientos educativos generar programas en los que se incluya el aprendizaje y la reflexión. Al mismo tiempo, es compromiso de cada maestro poder transmitir e inculcar a sus alumnos aquellos valores morales que se extraen del suceso, para convertir a nuestra sociedad en una más justa, solidaria y tolerante. Un trabajo arduo, consciente y movilizado por convicciones personales del educador puede lograr los objetivos de alentar la memoria y generar la reflexión en los educandos. A su vez, son el maestro y la institución que lo contiene quienes deben promover acciones inspiradas en los valores de libertad, justicia, verdad, tolerancia, igualdad, solidaridad y paz. Tanto el trabajo en el aula como la participación activa para la recordación del atentado, ya sea en actos comunitarios o internos en los colegios, constituyen una marca que moldea a los niños y

“La pérdida de vidas inocentes no es natural, y es algo que debe ser juzgado y condenado. Comprender que la responsabilidad para que no vuelva a suceder un hecho así pasa por las acciones cotidianas de todos.” 25

Jutzpá La osadía de pensar juntos

adolescentes y los moviliza, generando así un impulso a continuar con el reclamo de justicia y la construcción de la memoria colectiva. En la tarea docente, a la hora de planificar las clases correspondientes a este tema, es necesario antes que nada plantear con qué objetivos es preciso abordarlo. No es suficiente recordar un acontecimiento simplemente por el valor de la memoria. Es fundamental destacar aquellos objetivos que puedan manifestarse en el campo del quehacer cotidiano y que constituyan una relevancia para la inserción de los alumnos en la sociedad. En mi corta experiencia en la docencia del área judaica en el nivel primario, elegí y elijo tratar el atentado a la AMIA a partir de los ejes de justicia y paz. Creo que el objetivo debería ser siempre el de educar hacia mentes críticas y cuestionadoras de la realidad, que puedan comprender el concepto de aquello que es esperable y aceptable, y aquello que nunca debería haber sucedido. La pérdida de vidas inocentes no es natural, y es algo que debe ser juzgado y condenado. Comprender que la responsabilidad para que no vuelva a suceder un hecho así pasa por las acciones cotidianas de todos. Y somos todos, en nuestra calidad de seres humanos, los que decidimos asumir la tarea de luchar por la paz, siendo tolerantes y aprendiendo a convivir con el otro, desde los ámbitos más pequeños de los que formamos parte. Sin duda el espacio de la educación formal está provisto de recursos y herramientas que posibilitan la continuidad, permanencia y reconstrucción de nuestro relato subjetivo y significativo de la historia, y que promueve la acción, con el fin de cumplir los objetivos que nos propongamos.


DESAFÍOS ¡Encontrá la salida al laberinto de la impunidad! “Ingresamos al laberinto hace ya 14 años, aquel 18 de julio de 1994, cuando no sólo arrancaban partes de nuestras vidas de una de las formas más violentas y terribles que pueda imaginar la mente humana, sino que además el “Estado Argentino” nos abría la puerta de ingreso a su guarida más perfecta, el laberinto de la impunidad.” Discurso pronunciado por Diana Malamud, Plaza Lavalle, 14 aniversario del Atentado a la AMIA.

Después de 14 años somos casi expertos en recorrer laberintos y sin embargo todavía no encontramos la salida. (continuación del discurso de Diana Malamud)

Crucigrama de la Vergüenza Completá el crucigrama con el autor de la frase 1. _ _ _ _ _ _ _I_ 2. _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ M_ _ _ _ 3. _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _P_ 4. _U_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ 5. _ _ _ _ _ N _ _ _ _ _ _ _ _ 6. _ _ _ _ _ _ I _ _ _ _ _ _ 7. _ _ _ _ _ _ _ _ D_ _ _ _ _ _ 8. _ A_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ 9. _ _ _ _ _ _D _ _ 1. Habría que investigar a la derecha israelí… hay que vincular si en-

6. “El “Fino” Palacios es el policía más reconocido, más premiado de

tre los atentados a (Itzjak) Rabín y estos atentados no hay relación"

los últimos veinte años…está mal imputado, fue una mala imputa-

2. "Me dirijo a mis hermanos judíos diciéndoles que, en el dolor, yo

ción a alguien que yo conozco”

también soy una víctima"

7. “He impartido instrucciones a los ministros del Interior y de Jus-

3. “La investigación fue fantástica”

ticia para que actúen en el sentido de apoyar e impulsar todas las

4. “Me propuse trabajar sobre una hipótesis, y brindar así a la co-

investigaciones necesarias. Hemos hecho saber a los jueces que

munidad una explicación en el menor tiempo posible respecto a que

tienen todos los medios que sean necesarios para llevar sus inves-

había ocurrido y como se había producido el atentado”

tigaciones adelante”.

5. “La causa se encontraba atascada, la familia de Telleldín ame-

8. “Los familiares le hacen el juego al terrorismo”

nazada y debía garantizar su seguridad con el objeto de que éste

9. “¿Qué historia van a usar ahora para mandarme a juicio de nue-

declarara lo que hasta ahora había omitido”.

vo?” inmoló en la AMIA).

(ex presidente de la Argentina) 8. Carlos Corach (ex Ministro del Interior) 9. Telledín (reducidor de autos, sospechoso por ser el que vendió la Traffic que se (ex Juez de la Causa AMIA) 5. Hugo Anzorreguy (ex titular de la SIDE) 6. Mauricio Macri (jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires) 7. Fernando De la Rúa 1. Luis D’Elía (dirigente piquetero) 2. Carlos Saúl Menem (ex presidente de la Argentina) 3. Raúl Granillo Ocampo (ex Ministro de Justicia) 4. Juan José Galeano Respuestas

26

Jutzpá

Nombre Sección


PRESENTES

Alguea De Rodríguez, Silvana Antúnez Jorge Arazi Moisés Gabriel Avedaño Bobadilla Carlos Averbuch Yanina Band Naum Barreiro Sebastián Barriga David Basiglio Hugo Norberto Behar De Jurín Rebeca Violeta Belgorosky Dora Bermúdez Favio Enrique Boland Romina Ambar Luján Brikman Emiliano Gastón Buttini Gabriel Casabé Viviana Adela Czyzewski Paola Sara Chemauel Jacobo Degtiar Cristian Adrián De Pirro Diego Díaz Ramón Nolberto Dubin Norberto Ariel Dyjament Faiwel Feldman De Goldfeder Mónica Fernández Alberto Figueroa Martín Finkelchtein Ingrid Gutman De Finkelchtein Leonor Furman Fabián Marcelo Galarraga Guillermo Benigno García Tenorio Erwin Ginsberg José Enrique (Kuky) Goldenberg Cynthia Verónica Guterman Andrea Judith Hersalis Silvia Leonor Hilú Carlos Jakubiec De Lewczuk Emilia Jaworski María Luisa Josch Analía Verónica Josch Carla Andrea Kastika Elena Sofía Klin Esther

Knorpel León Gregorio Kozuk De Losz Berta Kupchik Luis Fernando Lew Agustín Diego Lourdes Jesús María Malamud Andrés Gustavo Melman Gregorio (Héshele) Mercovich Ileana Mirochnik Naón Bernardo (Buby) Nudel Mónica Palti Elías Alberto Parsons Germán Perelmuter Rosa Pérez Fernando Roberto Plaksin Abraham Jaime Portnoy Silvia Inés Ramírez Olegario Reisfeld Noemí Graciela Roisman Félix Roberto Said Marisa Raquel Said Ricardo Salazar Mendoza Rimar Schalit Fabián Schalit Pablo Schiber Mauricio Serena Néstor Américo Strier Mirta Szwimer Liliana Edith Tenenbaum Naum Javier Terranova Juan Carlos Berelejis De Toer Emilia Graciela Toer Mariela Treibman Marta Ubfal Angel Claudio Vela Ramos Eugenio Vela Ramos Juan Velázquez Gustavo Daniel Núñez De Velázquez Isabel Victoria Villaverde Danilo Wolinski De Kreiman Julia Susana Worona Rita Zárate Loayza Adhemar

27 Jutzpá La osadía de pensar juntos


“Justicia, justicia perseguirás...” (Deuteronomio 16:20)

Jutzpa  

La osadia de pensar juntos

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you