Issuu on Google+

Hoteles Distantes

lujosos, bellos bellos yy exclusivos exclusivos lujosos,

5 FESTIVALES GASTRONÓMICOS

Couach Fly 500 "La Pellegrina" Un espectacular fin de semana en Las Vegas


Placeres

LAS MEJORES MESAS DE

GLASGOW

«No es porque estén hechas de pino o roble, maderas características de la región, ni porque estén cuberitas con el más fino tweed; las mejores mesas de la capital cultural de Escocia se distinguen por lo que sus dueños ponen sobre ellas. Aquí cuatro de los mejores ejemplos. Buen provecho» Por Jonás Alpízar

Terraza de un café en Merchant City, Glasgow.

46

www.luxeandclass.com


A

claremos, antes de entrar en materia, que los escoceses no basan su dieta en haggis (infame guiso con asaduras de cordero), es más, muchos de ellos nunca lo han probado y tampoco lo recomiendan. Hacer caso al estereotipo es como admitir que el digestivo diario de los mexicanos es un mezcal con gusano. Que las campañas turísticas de Escocia anuncien estas tripas concentradas como el “plato nacional” responde más a la astucia de este pueblo que a una tradición actual. Sólo basta con situarnos en el centro de Glasgow y visitar uno de estos cuatro restaurantes. O los cuatro ¿por qué no?

• Rogano Son exactamente siete manzanas lo que separa a Blythswood Square de Exhange Place, lugar donde está nuestra siguiente parada: Rogano. A mi paso por St. Vincet St. aprecio el contraste de los grandes edificios corporativos con los inmuebles tradicionales hechos de ladrillo. Tras unos minutos de extravío y angustia, me topo con la discreta fachada del restaurante. En el interior se respira un aire de historia que sólo se encuentra en los establecimientos con más de 70 años de funcionamiento. La decoración art decó y las fotografías en blanco y negro dan fe de la tradición. Para este entonces mi oído se ha venido acostumbrando al “escocés” y pido, en mi acento seguramente gringo, el A Taste of Rogano Menu. Poco después, sobre la pequeña mesa vienen desfilando Marbury sliced smoked salmon, Crispy goat cheesse bon bons, Half lobster thermidor, y, de postre, Iced armagnac parfait. Casi todas las botellas de la carta de vinos son de origen francés. Me pregunto si obedecerá esto a la afinidad que tiene el pueblo de Escocia con el de Francia, especialmente cuando de despotricar contra los ingleses se trata.

• Brian Maule at Chardon d'Or Al principio estaba convencido de que el mesero me estaba hablando en una especie de lenguaje céltico, de ninguna forma podría ser en inglés. Distinguí un par de palabras, entre ellas butter y tomatoes, pero las demás esquivaron mi entendimiento. Por la atmósfera impoluta de paredes doradas y mesas blancas, sumada a la seriedad del mesero, preferí no hacer que éste último repitiera lo que parecía ser una complicada letanía. Asentí y me abandoné a la suerte del plato desconocido. Estando rodeados por agua, es natural que los escoceses sientan especial predilección por los productos marinos, y Chardon d’Or es quizá el mejor lugar para probarlos. Situado en el corazón de Glasgow, dentro del distrito de negocios, este elegante restaurante ofrece una combinación de cocina tradicional francesa con los mejores productos locales. Finalmente mi pedido llegó, y resultó ser una deliciosa selección de mariscos fritos al sartén con mantequilla de ajo, tomates bronceados al sol y calabacines, acompañado por un Tokay Pinot Gris, de Alsacia. Por fortuna, la comida resultó ser más amistosa que el indescifrable pero interesante acento escocés.

Brian Maule at Chardon d'Or 176 West Regent Street, Glasgow. www.brianmaule.com

Rogano 11 Exchange Place, Glasgow www.roganoglasgow.com

Interior del restaurante Rogano

Interior del restaurante Rogano www.luxeandclass.com

47


• Blythswood Square Lo primero que vi, después de la decoración con predominantes en negro y rojo del interior, fue el impecable bartender. El restaurante del Hotel Blythswood Square se distingue por muchas cosas, pero podríamos destacar dos: las dos manos de Scott Ingram, Salon Manager residente. Con la habilidad propia de un mago y la delicadeza de una bailarina de ballet, Scott mezcla y agita una combinación de jazmín y albaricoque que termina por servir en una copa. Acostumbrado quizá al trato con comensales provenientes de todo el mundo, Scott tiene un acento comprensible. Por esto mismo puedo mantener una conversación fluída y fructífera. Me pregunta si voy a visitar alguno de los teatros cercanos —A esta hora servimos el Pre-Theatre Menu—dice con aire refinado. Me explica que por 22 libras se pueden degustar tres tiempos de sus especialidades, con una copa de Prosecco, justo para levantar los ánimos y prepararnos para el show. Yo respondo que tengo suficiente con el espectacular coctel que me recomendó, que será para la próxima.

Blythswood Square Blythswood Square No.11, Blythswood Square, Glasgow. www.townhousecompany.com/blythswoodsquare

Interior del restaurante Blythswood Square.

• The Finnieston Caminando en línea paralela al Río Clyde, retomamos Saint Vincent St. y la seguimos hasta que se convierte en Argyle St. Aquí, podríamos quedarnos a disfrutar del peligroso espectáculo en el cual los grandes autobuses de pasajeros dan una imposible vuelta de 90 grados entre comercios y paseantes, o podríamos visitar The Finnieston. Nos decantamos por la segunda. En la pequeña barra, a un lado de la puerta de entrada, habitan un par de estilizados barmans que agitan los brazos y mezclan líquidos. Los escoceses se toman muy en serio la preparación de bebidas, su concentración es tal, que uno pensaría que toda su existencia dependiera de ello. Adornado con largas butacas similares a las de las iglesias, y con azulejo negro que contrasta con la madera oscura predominante; este, sin duda, es el local más relajado del recorrido. No sé si fue por dicha tranquilidad o por la feliz acumulación de bebidas espirituosas, pero sólo aquí me atrevo a preguntarle al mesero si él ha probado haggis, y que si me lo recomienda. —¿Sabe de qué está hecho?— cuestiona con una sonrisa. Ante mi afirmativa, progisue —¿por qué querría comer eso habiendo tantos restaurantes tan buenos?—.

The Finnieston 1125 Argyle St. Glasgow www.thefinniestonbar.com 48

www.luxeandclass.com

Platillos del restaurante Blythswood Square.


www.luxeandclass.com

45


Las mejores mesas de Glasgow