Issuu on Google+

(¿HACIA QUÉ LADO IRÍA EL BUS, SI ESTUVIESE EN MOVIMIENTO?)

LA ATENCION, LA MEMORIA Y EL ATOMO-SIMIENTE Probablemente muchos no se habrán percatado de ello enseguida. Claro, si estamos o vivimos en una ciudad como Londres, Sídney o en un país como Japón, por ejemplo, lo contrario sería lo correcto. Se hace difícil para un adulto encontrar la respuesta de manera fácil, mientras que para un niño, es muy probable que no lo sea, pues ellos todavía no están condicionados a la mente inquisidora y analítica de los acontecimientos considerados como importantes, la cual casi siempre es superada por la intuición y la claridad de la mente y a la memoria cognitiva de plazo corto. Los expertos en temas neurales nos dicen que mientras que la mayoría de nosotros piensa que


nuestros recuerdos son bastante pésimos, imagínese si nuestros recuerdos fueran suficientemente perfectos. Es posible que usted haya sido capaz de responder a este enigma correctamente, ya que hubiera podido comparar esta imagen a todas las imágenes del autobús escolar que tiene en su cabeza, debido a sus innumerables experiencias previas al respecto, y sólo las que van a la izquierda se corresponderían.

Por otro lado, imagínese tener una memoria eidética o fotográfica y recordar todos los detalles de todos los días de su vida. Sería extraordinario filtrar a través de todos esos datos y recuperar información útil (en la vida real ha habido muy pocas personas con la memoria eidética como la del genio croata Nicola Tesla, por ejemplo). Por lo tanto, la mente recuerda enseguida las cosas a las que presta atención, pues son consideradas como importantes y por eso ‘olvida’ dónde dejó la llaves de la casa o del carro o los lentes, o el control remoto, etc. pensadas como rutinarias y sin interés posterior. Piense en las memorias cargadas de emociones buenas o malas, pero cargadas de esa riqueza emocional y por tanto muchas de ellas recordadas vívidamente. Por lo tanto, si usted necesita recordar más - o bien hace cosas o actividades que son más significativas para usted o encuentra una manera de darle sentido a lo que está tratando de recordar o no olvidar. Buen ejercicio para las personas que tienen comienzos de padecimiento de la enfermedad de Alzheimer.

Desde el punto de vista espiritual, podemos decir que todos los seres humanos tenemos en nuestra estructura una nano memoria o disco duro muy poderoso, en términos cibernéticos. Mientras todos los átomos del cuerpo humano se renuevan continuamente, un átomo especial es indestructible. Ha permanecido estable no solamente a través de una sola vida, sino que ha formado parte de todos los cuerpos densos empleados por un Ego o Espíritu particular, en sus diferentes encarnaciones. A la muerte, dicho átomo es retirado únicamente para despertar de nuevo en la aurora de


otra vida física, sirviendo así de núcleo en torno del cual se construirá el nuevo cuerpo denso para ser empleado por el mismo Ego. Por lo tanto se llama el "átomo simiente." El átomo-simiente para el Cuerpo Denso está en la cabeza triangular de uno de los espermatozoides del semen del padre. Este cigoto únicamente hace posible la fertilización. Durante la vida, el átomosimiente en mención se sitúa en el ventrículo izquierdo del corazón, cerca del ápice. Cuando la sangre corre a través del ventrículo izquierdo del corazón, deja una huella impresa sobre el diminuto átomo-simiente situado en el ápice, lo cual corresponde a una cámara cinematográfica o a un disco duro. Al ocurrir la muerte, dicho átomo-simiente sube al cerebro por medio del nervio neumogástrico, abandonando el cuerpo denso, junto con los vehículos superiores, por medio de la comisura de los huesos parietal y occipital. En el momento del deceso, cuando el átomo-simiente del corazón, que contiene grabadas todas las experiencias, pensamientos, emociones, imágenes, etc. de esa vida que se consumió, de aquella vida que acaba de terminar, el espíritu abandona su cuerpo físico llevándose los vehículos más refinados. La quintaesencia de toda nuestra experiencia de la vida se imprime sobre el átomo-simiente en las diferentes etapas post mortem como conciencia y virtud que nos impulsará a evitar el mal y hacer el bien en la próxima existencia.

Los ejercicios rosacruces de retrospección aceleran grandemente ese proceso y nos procuran beneficios maravillosos de servicio a los demás en esta vida presente y en las futuras.

J. Mejía R. 09 de julio de 2013

Ref: Internet y Diccionario Rosacruz.


Hacia qué lado iría el bus