Page 1

DICIEMBRE 2009

Enseñanzas de Meishu-sama / 3 Orientación del mes, Revdo. Yoshihei Yasue / 4 Especial natalicio de Meishu-sama/ Vida y Obra de Meishu-sama / 5 Cronología de la vida de Meishu-sama / 6 Encuentro con la Profesora Miyako Yoshioka (1º parte) / 9 Participación en la construcción de los Suelos Sagrados de Atami y Hakone / 13 Conferencia Revmo. Tetsuo Watanabe / 18 Ikebana Sanguetsu / 20 1


El año 2009 llega a su fin. Estamos cerrando un período de muchas actividades que concluyen con el Culto de Natalicio de Meishu-sama el día 23 y la oración de elevación por el alma de nuestros antepasados el 26 de diciembre. Es un momento de reflexión, oportuno para hacer un balance de todo lo realizado durante este año en el cumplimiento de nuestra misión. En esta fecha de natalicio de Meishu-sama, vamos a regalarle nuestros más nobles sentimientos, teniendo como objetivo ser un mejor instrumento en su obra. Meishu-sama desea salvar a la humanidad y nosotros como instrumentos en este plano, debemos ampliar la conciencia de que el tiempo no para y todavía hay mucho por hacer. ¡Vamos a romper nuestros límites! En 2010, vamos a ofrecer amor, solidaridad, gratitud, esfuerzo e inteligencia en el camino del servir. Sólo así podremos extinguir el sufrimiento de la Tierra y construir un nuevo mundo -el Paraíso Terrestre-, misión máxima de la Iglesia Mesiánica Mundial. Al mismo tiempo queremos agradecer a todos ustedes por todo el empeño puesto durante este año y tenemos la certeza de que estaremos nuevamente juntos en 2010. ¡Felices fiestas!

Sede Central: Aristóbulo del Valle 1861 Vicente López Buenos Aires Tel.: 4796-4142 www.johreicenter.com Boletín Informativo del Johrei Center Argentina - Distribución gratuíta 2

IZUNOME Argentina / / / / / / / / / /


Enseñanzas de Meishu-sama / / / / / / / / / /

Mi naturaleza (...) Creo que en la actualidad no existe persona alguna más feliz que yo, por lo que estoy constantemente lleno de gratitud a Dios. ¿Cuál es la causa de esta plenitud? En realidad, no soy como la generalidad de las personas, ya que Él me ha atribuido una gran misión que me empeño en cumplir día y noche. Todos los fieles mesiánicos saben que un incontable número de seres está siendo salvada por medio de ella. Sin embargo, hay un secreto para lograr la felicidad que es fácil de practicar aun por las gente común, que no tiene una misión especial como la mía. En primer lugar, deseo abrir mi corazón mostrando lo que perdura en mi interior. Desde mi juventud me gustaba dar alegría al prójimo, al punto de haberse convertido en una especie de afición para mí. Mi pensamiento permanente es cómo hacer felices a los demás. Por ejemplo, cada mañana cuando me levanto, lo primero que hago es preguntar cómo se encuentran los demás miembros de mi familia. Si alguien está de mal humor, me afecta sobremanera.(...) Por esta razón, lo que más me duele y me aflige es escuchar gritos iracundos, quejas y lamentaciones inútiles, así como cuando hablan repetidas veces sobre un mismo asunto. Soy alegre y pacífico desde lo más profundo de mi ser. Ésta es mi naturaleza. Entonces, ocuparme del bienestar de todos constituye una de las causas de mi felicidad. Por eso, siempre afirmo que si no hacemos feliz al prójimo, no podremos ser felices. Creo que mi mayor objetivo, el Paraíso Terrestre, será la ampliación y repercusión de este sentimiento en el corazón de todos los hombres. (...)

30 de agosto de 1949 / / / / / / / / / / IZUNOME Argentina

3


Orientación del mes / / / / / / / / / /

Rev. Yoshihei Yasue Supervisor de Latinoamérica

A

todos los miembros mesiánicos de Latinoamérica, ¡Feliz culto del Natalicio de Meishu-sama! Estamos celebrando su 127º aniversario. ¿Lograron profundizar la práctica de altruismo, el pequeño gesto de amor? ¿Pudieron ofrendar hoy a Meishu-sama la alegría de ver a otras personas felices?

uniéndonos al Mesías Meishu-sama.

La época en que nació Meishu-sama había en el mundo una gran diferencia entre la potencia avasallante de Europa colonizadora y el resto del mundo. Y Meishu-sama vivía en Japón, que estaba asimilando la cultura occidental armonizándola con la cultura milenaria propia. Tal vez por eso él tenía el espíritu innovador y revolucionario, al tiempo que amaba la belleza y la armonía.

Actualmente, vivimos en una sociedad llena de agresión y violencia. También, de egoísmo y materialismo. Por eso, con más razón necesitamos construir el paraíso interior. Si nos convertimos en un miembro mesiánico amado por Dios, en verdad estaremos contagiando a los demás y seremos protegidos por Él.

Todas sus enseñanzas eran tan avanzadas, que la gente de aquella época no podía entenderlas. Solo las siguieron los miembros mesiánicos, aun sin entender su profundidad, por la fe y gratitud de salvar sus vidas con Johrei.

Con esa experiencia, yo aprendí que, a pesar de que estemos desviados del camino, Dios está siempre guiándonos para evolucionar más allá de los acontecimientos, como las dificultades por las que ella vivió.

Hoy en día, el avance de la tecnología está revelando cada vez más la veracidad y la importancia de las enseñanzas de Meishu-sama; Kyoshu-sama está orientándonos para profundizar aún más nuestra comprensión sobre ellas. Las prácticas de sonen: para encaminar a los antepasados que sufren, de agradecer en cualquier circunstancia y la de altruismo (el pequeño gesto de amor) nos permitieron comprender con mayor hondura las enseñanzas de Meishu-sama y nos están conduciendo a ser hombres paradisíacos 4

IZUNOME Argentina / / / / / / / / / /

Sin embargo, las prácticas referidas no son tan fáciles. Requieren constancia y compromiso. Ese compromiso no es por los otros, sino que es para el bien de uno mismo: es para construir el paraíso en el corazón.

Aquí les presento una experiencia de fe muy interesante de la Srta. Miriam Ríos.

Otro punto que comprendí fue la importancia de apoyar y alentar para dar continuidad a las prácticas. Así, pude sentir el amor en la práctica de altruismo -el pequeño gesto de amor- en los ministros, miembros y de la familia que la acompañó. Bien, ya faltan pocos días para próximo año. Continuemos la práctica de sonen para que el año que viene podamos hacer felices a muchas personas más. Muchas gracias y que tengan buena misión. ,


Especial natalicio de Meishu-sama / / / / / / / / / /

Vida y Obra de Meishu-sama

El Maestro Mokichi Okada (1882-1955) conocido por sus seguidores como Meishu- Sama, nació en Assakusa, Tokio. Desde su infancia siempre fue propenso a las enfermedades, pero sumamente inteligente, puesto que en la escuela siempre obtuvo el primer lugar. Cuando creció, aunque era ateo, se tornó un hombre dotado de fuerte sentido de justicia y opuesto al conflicto. Debido a su calor humano atrajo un sinnúmero de seguidores. La primera mitad de su vida, fue atormentada por el sufrimiento de la enfermedad y diversas veces experimentó fracasos, sin embargo como empresario tuvo gran éxito, tornándose un ejemplo para los demás. A mediados de su vida, fue

sorprendido por la muerte de su esposa e hijos. Además, sus sufrimientos provenientes del gran terremoto e incendio de la región de Kanto, y de la crisis económica mundial lo llevaron gradualmente en dirección a la búsqueda de las causas del sufrimiento y del origen de los males sociales. Finalmente buscó la religión, dedicándose totalmente al estudio del Espíritu Divino. En este proceso de búsqueda, él percibió que su misión, atribuida por los Cielos, era la “Construcción del Mundo Ideal, o sea, del Paraíso Terrestre que es el objetivo final del Dios Supremo”. En seguida, Dios concedió a Meishu Sama la fuerza, el medio y la teoría necesaria para resolver los problemas de la enfermedad, de la miseria y del conflicto, los tres grandes

sufrimientos de la humanidad. El Maestro, entonces, fundó nuestra institución en 1935, la Sekai Kyusei Kyo, como instrumento para el desarrollo de esta gran misión salvadora confiada a él por Dios. El fundamento de la filosofía de Meishu Sama, en resumen, radica en su “Visión del Hombre y del Mundo”, constituidas por el espíritu invisible y el cuerpo visible. Él indicó los medios para mantener la seguridad de la vida humana y proteger el medio ambiente, pregonando que está llegando el momento de construir la Verdadera Civilización basada en la fusión de la cultura espiritual con la material, siendo la base para la formación de un Mundo Nuevo, en una Nueva Era. ,

/ / / / / / / / / / IZUNOME Argentina 5


Especial natalicio de Meishu-sama / / / / / / / / / /

Cronología de la vida de Meishu-sama 1882

Nace el 23 de diciembre, en Hashiba, Asakusa, Tokio.

1889 (6)

Entra en Nisshin, Escuela Regular Elemental, en enero. La familia se cambia a Sanya, Asakusa, en mayo.

1891 (8)

La familia se cambia a Senzoku, Asakusa. Es transferido a Asakusa a la Escuela Regular Escuela Elemental Secundaria.

1896 (13) Graduado de la división secundaria de la mencionada escuela

en marzo. 1897 (14) Entra al programa de la Escuela Preparatoria de Bellas Artes

de Tokio en septiembre. Seis meses después, se retira de la escuela debido a un problema del ojo. Entre los 15 y 19 años, contrae dos veces pleuresía, tuberculosis y otras enfermedades. 1897 a 1904

Planea abrir una tienda de arte y antigüedades. Estudió el arte del laqueado. Leyó libros de filosofía Oriental tales como los de Henry Bergson y William James. Empezó a ver películas, su pasatiempo favorito.

1905 (22) Su padre, Kisaburo, muere. Se cambia a Okecho, Kyobashi, y

abre una tienda de menudeo, “Korin-do”. 1907 (24) Abrió un negocio al mayoreo comerciando accesorios para

mujeres, en febrero. Se casó con Taka Aihara en junio.

Meishu-sama a los 25 años

1912 (29) Su Madre, Tori, muere. 1913 (30) Co-propietario y co-administrador de una casa de películas,

pero debido a su enfermedad, pronto se retiro de la administración. 1914 (31) Empezó como proveedor de la Tienda Departamental

Mitsukoshi. 1915 (32) Creó una nueva técnica para decorar bisutería, llamada Asahi

Daiya [Diamante de la Salida del Sol], y obtuvo patentes en 10 países. Logró un éxito espectacular y su negocio al mayoreo subió a la cima de la industria. 1916 (33) Quiso tener un periódico para luchar por la justicia social, y se

aventuró en muchos negocios para adquirir capital para ello. 1919 (36) El Banco de Soko, con el cual Meishu-Sama estuvo en

asociación en el negocio de préstamo de dinero, quebró. Su esposa, Taka, muere en Junio. Meishu-Sama se declaró en quiebra, y pasó los siguientes 22 años pagando deudas. Se casó con Yoshi Ota en diciembre. 1920 (37) Cambió la Tienda Okada a la Empresa de Okada, S.A., para

reconstruir su negocio. Ocurrió el pánico económico mundial, que fue un golpe fuerte a su negocio. Se unió a la Iglesia Omoto 6

IZUNOME Argentina / / / / / / / / / /

Taka Okada, primera esposa de MeishuSama, alrededor de sus veintes.


en junio. Su primera hija, Michiko, nace en octubre. 1921 (38) Hace esfuerzos para reconstruir el negocio, y se retira de

la participación activa en la Iglesia Omoto. Su primer hijo, Michimaro, nace en diciembre. 1923 (40) Vendió su casa en Oga-cho, en el centro de Tokio, y se cambió

a Omori, el Barrio de Ota, un suburbio de Tokio. En septiembre, un gran terremoto y fuego ocurrieron en Tokio, que fue otro golpe fuerte al negocio. Su primer hijo muere en octubre. Su segundo hijo, Mihomaro, nace en diciembre. 1924 (41) Llegó a estar activo en Omoto otra vez, e hizo investigación

espiritual. Leyó “La Supervivencia del Hombre” de Sir Oliver Lodge, e “Ido al oeste” de J. S. M. Ward. Comenzó a experimentar misteriosos acontecimientos, tal como un visitante que ve la imagen de Kannon cerca de él. 1925 (42) Su segunda hija, Miyako, nace en agosto. Empezó escribiendo

poemas de Waka en una revista de Omoto. 1926 (43) Empieza a recibir las revelaciones. En diciembre, se Boda de Meishu-Sama y su prometida, Yoshi Ota, frente al Gran Templo de Hibiya el día de la ceremonia en diciembre de 1919.

concientizó de su misión divina, y alcanzó el estado de “Viendo la Verdad” o el estado más alto de iluminación. Empezó a practicar la curación. 1927 (44) Nace su tercera hija, Itsuki, el 4 de junio. En ese momento,

el Reverendo Onisaburo Deguchi, el líder de Omoto, dijo a Meishu-Sama que tenía el gran poder de curar la enfermedad, y que no vacilara en usarlo. 1928 (45) Decidido a dedicarse completamente a su trabajo de curación

espiritual, se retiró de la participación activa en su negocio. 1929 (46) Su tercer hijo, Shigeyoshi, nació en abril. 1930 (47) Tuvo la Torre Miroku [13-story, pagoda miniatura] construida en

su jardín en Omori en junio. El 22 de junio de 1930, Meishu-Sama [en el centro de la fila de arriba] alcanzó la cumbre del Monte Fuji.

1931 (48) Escaló el Monte Nokogiri el 15 de junio, y recibió una revelación

respecto al giro de la Noche al Día. 1932 (49) Nace Kunihiro, su cuarto hijo. 1934 (51) Abrió el centro espiritual de curación “Ojindo” en Koji-machi,

Tokio, para practicar su Terapia Espiritual Shiatzu estilo Okada, el 1 de mayo. Dejó Omoto el 15 de septiembre. Se realizó la inauguración provisional de la Sociedad Kannon de Japón en el centro Ojindo el 23 de diciembre. 1935 (52) Inauguración de la Sociedad Kannon de Japón el 1º de enero,

en una casa en Kojimachi, Tokio. Compró una amplia propiedad en Kaminoge, en los suburbios de Tokio, se cambió ahí el 1° de octubre, y la hizo sede de su nuevo grupo espiritual. 1936 (53) Se formó la “Asociación de la Salud de Japón” el 15 de mayo,

y se publicó la “Medicina del Mañana”. Fue citado por la Policía de Tamagawa el 27 de mayo. Se anunció la disolución de la Sociedad Kannon de Japón el 1 de julio. Sus actividades terapéuticas fueron prohibidas por la Policía Metropolitana de Tokio, y la “Asociación de Salud de Japón” se disolvió. Detenido en las estaciones de policía de Omiya y Tamagawa en agosto. El Fujimi-tei [Solar de la contemplación del Monte Fuji] fue construido en la propiedad de Tamagawa en octubre. 1940 (57) Detenido en la Estación de Policía de Tamagawa por segunda La fotografía espiritual de Meishu-Sama y la Diosa Kannon de los Mil Brazos, tomada por Mitsuo Azuma el 11 de octubre de 1934.

vez, en noviembre. Abandonó formalmente su práctica curativa, y cambió su actividad a la del entrenamiento de sus discípulos. Empezó haciendo pinturas, dibujos y caligrafías en la Casa con / / / / / / / / / / IZUNOME Argentina 7


Especial natalicio de Meishu-sama / / / / / / / / / /

Cronología de la vida de Meishu-sama

vista al monte Fuji. 1941 (58) Tomó un viaje a Atami y Hakone en Octubre. 1944 (61) Compró una propiedad en Hakone, y se cambió ahí el 5 de

mayo. Compró una casa en Atami, y se cambió ahí el 5 de octubre, nombrándola Tozan-so o Casa de la Montaña Oeste. 1945 (62) Empezó la construcción del jardín en el Suelo Sagrado de

Hakone. Se compraron los terrenos del Suelo Sagrado de Atami. La II Guerra Mundial finalizó en agosto. Se dan la libertad de religión y expresión. 1947 (64) Se incorporó a la Nihon Kannon Kyodan [Sociedad Kannon de

Japón]. 1948 (65) Se levanta temporalmente la sede en Shimizu-cho, Atami, en

Haciendo una pausa con Meishu-Sama durante un paseo por el Distrito de Higashiyama, Atami, son, de derecha a izquierda, su hija Itsuki, su esposa Yoshi y su tía Rei Ohta, y su asistente Kyuhei Kaneko.

octubre. Compró y se cambió a la casa Hekiun-so, en Atami, en otoño. 1949 (66) Se consagró el Nikkoden [Salón Amanecer] en Hakone. 1950 (67) Se reorganizó su grupo espiritual como Sekai Meshiya Kyo

en febrero, y sus seguidores empezaron a llamarlo MeishuSama. Hubo un gran fuego en la Ciudad de Atami el 13 de abril, pero dejó la sede Shimuzu-cho temporalmente intacta. Fue arrestado y detenido por la policía con cargo de soborno, del 29 de Mayo al 19 de junio. Ese verano, el Sanguetsu-Un [Casa de Montaña y Luna], casa de té, se terminó en Hakone. La sede Temporal se cambió de Shimizu-cho a Sakimi-cho, en Atami. 1951 (68) El 22 de mayo, dio una conferencia titulada “La Creación de

una Nueva Civilización” en el Salón Público Hibiya, Tokio. Hizo su primer viaje misionero al área de Kioto y Osaka en mayo. [Hacía este viaje a Kioto dos veces al año, en verano y otoño. El último fue en la primavera de 1954]. 1952 (69) El Museo de Arte de Hakone se terminó en junio. En octubre se

compraron los terrenos del Suelo Sagrado. 1953 (70) En febrero el trabajo del Johrei empezó en los Estados Unidos.

Se realizó la Ceremonia para Elaborar la Ascensión en el Salón de Culto en Atami, en Octubre. 1954 (71) Tuvo un ataque el 19 de abril. En diciembre se terminó el

Palacio de Cristal. 1955 (72) Asiste al Risshun [Inicio de la Primavera] Culto en el Salón

de Culto de Atami el 4 de febrero, su última aparición ante los miembros. Muere el 10 de febrero a las 3:33 p.m., en su residencia Keikiun-so, en Atami. 8

IZUNOME Argentina / / / / / / / / / /

Meishu-Sama, acompañado de su hija Itsuki [Sandai-Sama, la 3a. líder espiritual] y su esposa Yoshi [Nidai-Sama, la 2a. líder espiritual]


Especial natalicio de Meishu-sama / / / / / / / / / /

Encuentro con la Profesora Miyako Yoshioka Esta es la 1º parte del reportaje que se concretó durante la visita de la Sra. Miyako, hija de Meishu-sama y Nidai-sama, en Suelo Sagrado de Guarapiranga el 18 de octubre de 1998. La Sra. Miyako es la segunda hija de Meishu-sama y en esta primera entrega nos relata situaciones familiares vividas por ella además de pensamientos y enseñanzas de Meishu-sama. La vida diaria de Meishu-sama en su casa, la relación con sus hijos, familiares y dedicantes.

Desde joven Meishu-sama se interesaba mucho por lo extranjero, llegó a ser llamado Sr. Okada o “dandi”. Su preferencia por lo extranjero era tan fuerte, que actualmente sería tildado de “snob”. Usaba sombrero de fieltro y luego que los trajes surgieron en Japón, adquirió trajes. Usaba también bastón al tipo occidental, pipa, cigarros y varios otros objetos occidentales. Nidai-sama también estaba siempre a la última moda. Escuché decir que sus quimonos eran teñidos conforme a estampas diseñadas especialmente por Meishu-sama. Además, ella también volaba en avión. Meishu-sama casi no escuchaba música japonesa. Su colección de música occidental era grande y él le pedía al Sr. Inoue, su encargado: “Ponga tal música” o “Traiga tal disco”. Toda esa música que el tarareaba era occidental. Rev. Ono: ¿Música clásica? Sra Miyako: Si, música clásica. Rev. Ono: ¿No cantaba música japonesa del tipo Enka? Sra. Miyako: Nada de Enka. El se interesó

mucho por lo extranjero olvidándose de lo que era nacional. En fin, como Meishu-sama se interesaba tanto por lo extranjero, también asistíamos a ver filmes internacionales frecuentemente. Él nos enseñaba sobre cultura, a través de comentarios sobre el estilo de vida extranjero. Durante la guerra, ir al cine era muy caro, además muchos cines habían cerrado. Por eso, Meishu-sama exhibía filmes en la Sede del barrio de Sakimi y junto con los miembros veía películas americanas, francesas, etc. Así mismo, sin visitar países extranjeros, Meishu-sama conversaba con mucha propiedad sobre Francia, Italia, etc. Es una pena que Meishu-sama no esté presente aquí. No conoció Brasil… Ciertamente lo conoció desde el Mundo Espiritual. Meishu-sama realmente poseía una visión mundial. En la época que vivía en Kaminogue, en un área de 16.000 metros cuadrados sobre las márgenes del río Tama, Meishu-sama acostumbraba a observar por largo tiempo el Monte Fuji y las montañas adyacentes. En aquella época no había edificios y paseos, podíamos ver todo el paisaje. Era como si el / / / / / / / / / / IZUNOME Argentina 9


Especial natalicio de Meishu-sama / / / / / / / / / /

Encuentro con la Profesora Miyako Yoshioka Monte Fuji fuese parte de nuestra propiedad. Desde el jardín la visión era completa y Meishu-sama, se quedaba parado allí, contemplando a lo lejos, ciertamente debería estar pensando diversas cosas sobre el mundo. En nuestro caso, solo vemos cosas visibles y próximas a nosotros, más creo que Meishu-sama estaba siempre soñando con algo grandioso. Por ejemplo, cuando arreglaba el jardín, él decía: “No pienso que estoy arreglando mi pequeño jardín, pienso que estoy podando el jardín del Cielo”. Él decía: “La honestidad es el punto básico de la fe. Si una persona miente, por poco que sea, no posee fe”. Y continuaba: “Por más que un hombre ore a Dios, si el miente, no será un hombre de fe. Por otro lado, aunque no profese la fe, aquellos cuya actitud no los avergüence delante de Dios, pueden ser magníficos hombres de fe”. Meishu-sama siempre me decía: “En lugar de parecer buena para los demás, mantente siempre volcada hacia Dios y tórnate una persona de Su agrado” o “Pensar en agradar al hombre, puede llevarte a la eliminación del Camino de Dios”. Cuando se piensa en Meishu-sama, las personas tienden a imaginarlo como alguien de difícil acceso, que se mantiene en una posición elevada, todo lo contrario, era muy fácil aproximarse a Meishu-sama. Por haber nacido en Assakussa, Tokio, fue una persona de hábitos populares, muy honesta y afectuosa. Meishu-sama detestaba a las personas deshonestas, desvergonzadas y deshumanas y acostumbraba a llamarlas personas del tipo 3D. Pienso que Meishusama estaba siempre “sintiendo en la piel” los problemas y sufrimientos ajenos. Sra. Massako: Sabemos que usted y Kyoshu-sama practican diversas actividades culturales. ¿Desde chica 10

IZUNOME Argentina / / / / / / / / / /

(1° parte)

usted practica estas actividades con el incentivo de Meishu-sama? Sra. Miyako: Meishu-sama apenas nos incentivaba. Practicábamos lo que queríamos. El no nos forzaba a nada. El solo practicaba y casi siempre daba el ejemplo con su postura. Si estábamos distraídos, él nos decía: “Tienes que hacer esto o aquello”, por lo tanto no nos obligaba a nada. Tal vez, ante nuestra postura Meishu-sama pensase: “Algún día ellos me comprenderán”. A él no le gustaba imponer las cosas y era muy paciente. En lugar de determinar qué debía ser o no hecho, Él valorizaba la iniciativa de cada uno y comprendía que un ser humano no es motivado por órdenes. Él era muy habilidoso para motivar a las personas. Sra. Massako: ¿Entonces cuando las personas se daban cuenta, ya estaban practicando, no es así? Sra. Miyako: De mañana, cuando nos despertábamos más tarde que Meishusama, jamás él nos reprendía diciendo cosas como: “Se despertaron más tarde que yo”. Cuando nos levantábamos con un “Buen día”, él nos respondía jugando “Buenas tardes”. Generalmente imaginamos a Meishu-sama como un modelo de Fé, una personalidad de difícil acceso, pero por encima de todo el lema de Meishu-sama era: “Vivir con alegría”. Sucede que, como Meishu-sama adoraba vivificar las flores, mi Mamá no tenía la menor chance de hacer lo mismo. Él acababa vivificando las flores de todas las habitaciones, hecho por el cual mi madre (Nidai-sama) nunca vivificó flores en nuestra casa. Cada tres días, Meishu-sama acostumbraba a cortar flores de nuestro jardín y luego de esto, las colocaba en agua, pues así durarían más. Así, cada tres días


toda la casa estaba llena de vivificaciones hechas por Meishu-sama. A él le gustaban mucho las flores. Yo nunca vi a mi madre vivificando flores. Observando los arreglos florales de Meishu-sama, siento que más que simplemente juntar flores, él daba vida a las flores, esto es, ellas adquirían espíritu. Arreglarlas simplemente implica colocar nuestra propia voluntad. En tanto, Meishusama buscaba realzar la belleza de la flor, o mejor, él actuaba de esa manera no solo en relación a las flores, si no que trataba al ser humano con el mismo sentimiento: descubriendo sus cualidades, su lado bello, atribuyéndole la dedicación apropiada. En nuestra casa había un dedicante llamado Sr. Inoue que tenía una cierta deficiencia física. Como el Sr. Inoue no podía realizar cualquier tipo de servicio, más tenía muy buen gusto, Meishu-sama le daba la responsabilidad de hacer las compras. Así como las flores deben ser adecuadas a cada lugar, Meishu-sama vivificaba el potencial de cada persona. Otro ejemplo es el de una persona que ya falleció, entonces puedo comentar el asunto. Durante la guerra, en el período de escacés de alimentos, ella conseguía obtener una cantidad mayor de alimentos declarando un número ficticio de familiares. Este fraude fue descubierto y por eso ella fue detenida por un mes. Cierto día, Meishu-sama dijo: “Hoy el Sr. X será liberado, ¿verdad?”. Escuché el comentario de Meishu-sama desde un sector de la casa en donde las personas condenaban y juzgaban la actitud de este señor. Entre tanto, lejos de juzgarlo como un impostor, Meishu-sama comentó su retorno e incluso dijo: “Vamos a utilizarlo como dedicante de contabilidad”. Al contrario de lo esperado, Meishu-sama confió en esta persona, elevando su postura independientemente de la posibilidad de ser herido, él quería reconstruír la vida de esta persona. Se debe a que Meishu-sama sabía que apoyándolo, en lugar de juzgarlo, él naturalmente se corregiría. Meishu-sama era realmente una persona muy benevolente.

Alguien dijo, Meishu-sama era una persona muy atrayente. No era como una existencia divina sino alguien que nos enseñaba el modo de vida del ser humano. En cualquier tipo de asunto religioso acostumbraba a decir: “Actuar con sentido común y practicar la fé”. Es natural que Él dijese esto porque desde su punto de vista debería ser inmenso el número de personas insensatas. Por otro lado, como son muchos los insensatos, las personas de buen sentido se convertían en personas de fe. Él también decía: ”Basta hacer normalmente las cosas que son normales hacerse”. Como Él no daba mayores explicaciones, imagino que, desde su punto de vista, las cosas buenas son todas “normales”. Siento que él quería decir que si se tiene en mente “estoy practicando algo bueno” o “estoy practicando el bien” no estamos en un estado “normal”. En mi interpretación, Meishu-sama pensaba lo siguiente: “Ya que nacemos como seres humanos, debemos tener actitudes humanas”. Tal vez era muy grande la cantidad de personas deshumanas desde la perspectiva de Meishu-sama. Creo que él nos enseñó cómo debe ser el modo de vida de una persona común. Si él se hubiera mantenido en una posición elevada, apenas habríamos podido idolatrarlo y nunca sus acciones hubieran sido modelos de nuestra práctica. Es posible percibir cuanto se empeñaba Meishu-sama para que todos lo comprendieran. Siempre que le preguntaban por la fe, Meishu-sama decía: “La verdad es simple”. Nunca lo vi pregonar ningún tipo de sermón. Creo que tal vez a él no le gustaban los sermones, por eso le mostraba a las personas a través del ejemplo. Él decía: “Las personas que dicen que entienden todo, en realidad, no entienden nada. Quien sabe que nada sabe, es aquella que sabe de las cosas”. A él no le gustaban las personas que se decían importantes o inteligentes. Por otro lado también decía: “Detesto a las personas tontas”. Él no hablaba de tonto por tonto simplemente, pero sí del tonto que no comprendía la verdad”. / / / / / / / / / / IZUNOME Argentina 11


Especial natalicio de Meishu-sama / / / / / / / / / /

Encuentro con la Profesora Miyako Yoshioka En cuanto a la educación de los hijos, mi madre (Nidai-sama) decía: ”No bastan solamente conocimientos, la sabiduría es fundamental”. No había mayores explicaciones, pero creo saber a que sabiduría se refería, por ejemplo, tener una percepción aguda: quien no percibe las cosas, no tiene Makoto y por otro lado, cuando se piensa en el prójimo, las cosas se perciben. En mi opinión, el hecho de que Meishusama repitiera: “La verdad es simple” es porque, cualquier persona, aunque perciba o diga que respeta a sus hijos y familia, no percibe lo que pasa con los otros. Sobre todo, el sentimiento de pensar en los otros era lo que mis padres tenían como más fuerte dentro de sí. Para mí, esto es tener sabiduría. Algunas veces, cuando estaba apreciando quimonos, Meishu-sama decía: “Déjeme escoger a mi también. Como usted está vestida, no consigue ver”. Él tenía el hábito de apreciar los quimonos que las mujeres vestían. Hay hombres que casi no observan a las mujeres, más Meishu-sama, desde joven, investigaba los adornos de los cabellos femeninos, cuando iba al teatro, observaba a las mujeres con el objetivo de estudiar los accesorios que usaban, los adornos del cabello, etc. Es por eso que decían que su primera esposa era muy celosa y estaba siempre “apretando las riendas”. Meishu-sama dejaba de lado a aquellos que, por más que él hablase no lo entendían e incluso lo corregían. Debido a la personalidad típica de los nacidos y criados en Tokio, él decía lo siguiente: “Ya que tapan sus oídos a lo que digo, hagan lo que quieran”. Y añadía: “Los seres humanos se suben a situaciones difíciles como en un ascensor y después, cuando despiertan, se arrastran”. 12

IZUNOME Argentina / / / / / / / / / /

(1° parte)

Por eso, cuando uno se cae, es mejor caer hasta el fondo del pozo. Como Meishu-sama deseaba la salvación de las personas, él utilizaba una forma propia de corregir. Como una persona típica de Tokio, Meishu-sama pensaba en la mejor y más rápida manera de solucionar el problema. Por ejemplo, hacía pasar a las personas por algunas situaciones difíciles. Por eso, en este caso el “más o menos” no servía. Si no caía de verdad, no se resolvía. Cuando se va hasta el fondo es cuando se aprende realmente. La personalidad de Nidai-sama, entre tanto, era la opuesta a Meishu-sama. Ella hacía de todo, se empeñaba al máximo, para que las personas comprendiesen algo. Nidai-sama era muy amorosa y cuando alguno de nosotros cuestionaba sobre la razón de que una persona maliciosa entraba en el camino de la fe, ella nos orientaba: “Exactamente este tipo de persona es el que es atraída hacia el mundo de la fe. Si alguien así estuviera en el mundo exterior, sería mucho peor. Por lo tanto, es nuestra misión conducir a este tipo de persona hacia las puertas del Paraíso”. Nidai-sama estaba tranquila cuando escuchaba decir que Fulano era bueno, y si escuchaba que era malo, cuidaba de esa persona con mucho más empeño y amor. Creo que el amor de los padres por sus hijos, es amor divino. Este es el tipo de amor que Meishu-sama y Nidai-sama brindaban a las personas y a toda la humanidad. Pensando de esta manera se hace más simple comprender el concepto de amor de Meishu-sama y Nidai-sama. ,

Fin 1° parte.


Especial natalicio de Meishu-sama / / / / / / / / / /

Participación en la construcción de los Suelos Sagrados de Atami y Hakone Entrevista a los señores: Yoshitaro Katsumata, Jefe de jardinería del Suelo Sagrado de Hakone. Isao Morimoto, Jefe de jardinería del Suelo Sagrado de Atami.

Periodista: La construcción de los Suelos Sagrados de Hakone y Atami fue desenvuelta bajo la orientación directa de Meishu-sama y por la dedicación de todos los fieles de Japón. En aquella época, el país aun no estaba libre del caos de la postguerra, habiendo escasez de innumerables maquinarias y materiales de construcción. Oí decir que solo fue posible contar con la fuerza humana. Excavar montañas, nivelar valles, amontonar piedras, transplantar árboles… sólo se consiguió realizar esa gran obra de acuerdo a la providencia Divina, gracias a la fe absoluta que los fieles depositaron en Meishu-sama, cuyo deseo era construir el prototipo del Paraíso Terrestre y al intenso espíritu de dedicación de los fieles. ¿No es cierto? Teniendo como objetivo el centenario del natalicio de Meishu-sama, se puede decir que la última etapa de la construcción del Zuiun-Kio está siendo procesada a través de la obras del Museo de Bellas Artes de Atami. Hoy, reactivado una vez más el ardor de nuestros corazones y con el espíritu de dedicación de aquella época deseamos corresponder a los deseos de Meishu-sama. Vamos a profundizar nuestros

conocimientos de aquella época oyendo a los señores Yoshitaro Katsumata, jefe de jardinería de Shinsen-Kio de Hakone, e Isao Morimoto, jefe de jardinería del Zuiun-Kio de Atami, los cuales al lado de Meishu-sama dirigieron los grupos de dedicantes durante la construcción del Suelo Sagrado. En primer lugar indagaremos los pormenores acerca de los cuidados que Meishu-sama dispensaba a los dedicantes y trabajadores. Katsumata: Me parece que fue en 1948 o en 1949 el año en que se desencadenó el tifón de Ion. Con ese acontecimiento la carretera de Miyagino (Hakone) se hundió dos metros, formándose un río enorme; dentro de nuestros trabajadores, había dos o tres que tuvieron sus casas arrasadas por la corriente y muchos otros sufrieron grandes perjuicios por las inundaciones. Todos estaban en dificultades, principalmente porque era una época de escasez de alimentos. “Esto es muy grave”, dijo Meishu-sama al tomar conocimiento de la situación. Aunque él no tuviese abundancia de alimentos, repartió su arroz entre los fragelados. / / / / / / / / / / IZUNOME Argentina 13


Especial natalicio de Meishu-sama / / / / / / / / / /

Además de eso, recibimos bastante ayuda monetaria y también otros auxilios que nos emocionaron tanto al punto de hacernos llorar. Morimoto: En Atami aconteció lo mismo.

Sr. Yoshitaro Katsumata

En virtud del racionamiento del arroz, yo estaba en dificultades. Consciente de eso, Meishu-sama repartió el suyo conmigo, diciendo: “Cuando se trabaja para Dios teniendo hambre, los resultados no son buenos. Por este motivo, entregué una porción para cada uno”. Hubo una época en que recibíamos arroz todos los días. En una oportunidad, Meishu-sama nos preguntó: “¿Ustedes consiguieron hacer “Mochi”, para el año nuevo?”. “Como el arroz está racionado, solo conseguimos hacer una pequeña cantidad” –le respondimos. “Entonces vamos a repartir el “Mochi” –dijo él. Después de esta conversación muchas veces recibimos el “Mochi” que estaba entre las ofrendas de Año Nuevo. Yo también me acuerdo de lo que el Sr. Katsumata dijo. Realmente en aquellas ocasiones la alegría era tan grande que no podía contener las lágrimas. Katsumata: No podíamos concebir la idea de tener que pedir, ni tampoco me acuerdo de haber expresado un aire de tristeza. Apenas nos limitábamos a responder las preguntas que Meishu-sama nos hacía. Como era una época mala en que no sólo hacían falta los alimento sino casi 14

IZUNOME Argentina / / / / / / / / / /

todo, Meishu-sama también estaba en dificultades. Pero, sin importarle mucho esa situación, él se preocupaba por nosotros en todos los sentidos cosa que otras personas no consiguen hacer.

Marimoto: Es verdad. Cambiando de tema, fue en la época del cambio del viejo Yen (moneda japonesa) por el nuevo, cuando comencé a servir en la Iglesia. Todavía trabajaba en otro sitio, y al término de este trabajo el patrón me dijo que era imposible pagarme con el valor del nuevo Yen, entonces la pedí que me hiciese la paga basándose en el valor del antiguo. Entre tanto, con lo que recibí, no me fue posible pagar a mis empleados y fui perjudicado. A causa de ese hecho, cuando me encontré con Meishu-sama, le pregunté cómo sería el pago y él me respondió que no era necesario preocuparme, pues sería hecho con el valor del Yen nuevo. Periodista: ¡Extraordinario! Inmediatamente, él presintió las preocupaciones de los trabajadores y con esa respuesta tranquilizó a todos. ¿Y qué me dice acerca de las orientaciones con respecto al trabajo? Katsumata: Al comienzo, era el Sr. H, pero después el cargo pasó a ser mío. Recibía órdenes y hacía el trabajo de acuerdo a la orientación recibida y pedía siempre la supervisión de Meishu-sama. Algunas veces surgían contradicciones entre lo que Meishu-sama decía y las órdenes que daba el Sr. H. Entonces Meishu-sama le llamaba severamente la atención diciendo: “Usted está valorizando mucho su sentimiento. ¿Qué provecho tiene eso en la construcción del prototipo del


Paraíso Terrestre?” Escuché esa reprimenda más o menos tres veces.

difícil de cavar”. Se limitó a decir eso y partió para Atami.

Después de esto comencé a recibir órdenes directamente de Meishu-sama y no recibí muchas reprimendas. Creo que yo no era muy desobediente.

Hasta entonces, él siempre daba instrucciones cada tres Sr. Isao Marimoto días, después de supervisar una o dos zonas, en caso especial, me llamaba al Solar de la Contemplación de la Montaña y daba las instrucciones adecuadas. Sólo en el caso del lago, esto LAS PALABRAS DE MEISHU-SAMA SE no aconteció. Me preocupó mucho, pues CONCRETABAN al irse Meishu-sama para Atami, no lo vería por mucho tiempo. Cuando el lago no era muy grande, calculé que no llevaría mucho Periodista: La obediencia siempre en tiempo para que quedase terminado y me primer lugar, ¿no es así, Sr. Katsumata? puse a pensar en lo que haría cuando éste ¿Durante la construcción del Suelo quedase concluido. Sagrado de Hakone, cuáles eran las épocas Pero, al comenzar a cavar el suelo, en que Meishu-sama le daba orientaciones? verifiqué que las rocas eran volcánicas, Katsumata: Sólo durante el verano, duras de excavar, lo que dificultaba mucho con ocasión de su visita a Hakone, el trabajo. Por lo tanto, como Meishu-sama aproximadamente entre los meses de había previsto, trabajando con ahínco, la junio y septiembre. Todos los años, el 30 conclusión del lago llevó exactamente un de septiembre o el 1° de octubre, él partía año. para Atami para regresar solamente al año Habíamos comenzado esa obra a fines siguiente. Tres o cuatro días antes de su de septiembre cuando Meishu-sama partida, indicaba las taréas que deberían regresó para Atami; cuando él retornó ser cumplidas. De acuerdo con las órdenes a Hakone en junio del siguiente año, recibidas trabajábamos hasta junio del año todavía estábamos colocando las piedras siguiente. en filas. Inmediatamente él nos dijo que Sólo hubo una vez que tuve una duda, las colocásemos en un nivel mucho fue con relación al tiempo previsto para la más elevado; además de eso, nos dio construcción del lago, pero todo ocurrió instrucciones pormenorizadas al respecto. de acuerdo con lo que Meishu-sama había El lago quedó listo justamente cuando él iba dicho. a regresar para Atami, en ese mismo año, Periodista: ¿Qué lago? lo que quiere decir que la construcción llevó exactamente el tiempo previsto por MeishuKatsumata: El lago que existe al lado sama. del Palacio de la Luz del Sol. Ahí, cavando de acuerdo a la orden de Meishu-sama, encontramos rocas, él miró la composición del terreno y dijo: “Va a demorar un año para que el lago quede listo, ya que el terreno es

Periodista: ¿De dónde trajeron esas enormes piedras que se emplearon al contorno del la laguna? / / / / / / / / / / IZUNOME Argentina 15


Especial natalicio de Meishu-sama / / / / / / / / / /

Participación en la construcción de los Suelos Sagrados de Atami y Hakone Katsumata: Se trajeron desde Okutsuki. (terreno situado debajo de los Sepulcros Sagrados). Allí había gran cantidad, al extremo que no se sabía a dónde llevarlas. “Traigan las rocas de allí y úsenlas”, nos dijo y obedecimos. Solo tuvimos problemas con una roca, la más grande; estaba en el lado este de la puerta del Palacio de la Luz del Sol, es un poco más alta que esta, y tan grande, que de un brinco se podía subir al techo de la puerta del Palacio. Esa roca era de enorme dimensión, se la llevó a la laguna y se la colocó en el lugar más o menos donde se había acordado, pero nos dijo: “Muévanla un poquito”; por su peso, para moverla, se tenía que cavar hondamente; la movimos poco a poco hasta el lugar en el que hoy se encuentra. Hemos sufrido mucho.

decía: “Háganlo así…”.

Marimoto: Oí decir que había dos piedras enormes en una de las obras del Solar de la Montaña Divina.

Así fue que, cierta vez cuando él mandó que bajásemos unas piedras, las colocamos enterrándolas un metro bajo tierra. Además de eso colocamos una casi planta frente al Palacio de la Luz del Sol, enterrándola también más o menos un metro. Todo eso porque Meishu-sama nos había dicho, “si esa piedra quedase muy alta, causará mala impresión”. Realmente, una vez colocada quedó mucho mejor de la forma como él lo dijo.

Katsumata: Sí, las piedras del lago que allí existen, ellas también son grandes. Las coloqué en aquel lugar, pensando en que armonizaran con el lago. Meishu-sama, mirando nuestro trabajo nos instruía sobre la altura en que ellas deberían quedar, o si sería necesario colocarlas más adentro o más afuera, haciendo así las debidas correcciones. Marimoto: Generalmente, los especialistas hacen un buen trabajo y la mayoría de las personas quedan satisfechas. Katsumata: Mi intención al colocar aquellas piedras en ese lugar, era que se vieran grandes desde cualquier ángulo, por eso no quise modificar su posición. Pero, las instrucciones de Meishu-sama estaban basadas sólo en el ángulo de visión a través del cual las piedras deberían ser apreciadas, de manera que en un abrir y cerrar de ojos él 16

IZUNOME Argentina / / / / / / / / / /

LA FORMA COMO MEISHU-SAMA DABA VIDA A LAS PIEDRAS Periodista: En el Jardín de Musgos también hay piedras grandes. ¿No es así? Katsumata: Sí, hay una muy grande. Está enterrada casi un metro debajo de la tierra. Las otras rocas están así nomás sobre la superficie. Nosotros cuando encontramos rocas, hacemos todo lo posible para que parezcan grandes, pero Meishu-sama pensaba de modo diferente. Para él, lo importante no era que sean grandes o pequeñas, era utilizarlas de acuerdo con el lugar apropiado, dándoles vida.

Periodista: Su manera de colocar las piedras era bien diferente de aquella empleada por todos los jardineros que habían existido hasta entonces. Si es así pienso que esto les debe haber causado confusión, ¿No? Katsumata: Efectivamente, en especial el primer año. Por más que el especialista se esforzara, pensara bien o hiciera a su manera, no quedaba bien. En cambio si lo hacía conforme a las indicaciones del Maestro el resultado era otro, por ese motivo consideré que lo esencial era la obediencia. Posteriormente, pude comprender por qué


Meishu-sama decía que colocásemos una piedra de determinada manera. Por eso hoy en día, hago como él: inmediatamente que recibo una falla, la corrijo. Periodista: Al comienzo, el señor Marimoto trabajaba fuera y al mismo tiempo para Meishu-sama. Después pasó a trabajar sólo para Meishu-sama o sea para la Iglesia. Creo que para llegar a eso, debe haber pasado por varias dificultades. Marimoto: Fue cuando comencé a trabajar en el Shinsen-Kio de Hakone. Cierto día, recibí una llamada telefónica de la sede provisoria, situada en el barrio de Shimizu, en Atami, diciéndome que llevase tres plantas de bambú enano, hasta Hakone. Como pensé que cualquier persona podría plantarlos, llevé uno largo, uno mediano y otro corto. “Aquí están”, dije. Con la intención de dejarlos allí y volver luego, sin embargo, cuando acababa de tomar el tren de regreso, el Sr. K. vino corriendo, me alcanzó y dijo: “Meishu-sama quiere que usted plante los bambúes que ha llevado, por eso le pido que lo haga”. Me pareció algo raro que me llamara cuando aún se habían quedado cerca de 30 maestros y entre ellos el hermano mayor del Sr. Katsumata; le pregunté cómo, dudando… ¿Tengo que regresar especialmente para plantar?... y me contestó… Meishu-sama desea que usted sea el que plante, de manera que quiero que regrese conmigo. Viendo que era una decisión personal, decidí volver e inmediatamente pregunté adónde tenía que plantar los bambúes y me dijeron que lo haga detrás del Solar de la Montaña Divina, al frente de una roca que había en un costado. Sin pensar en la intención de Meishu-sama al determinar que ellos fuesen plantados allí, coloqué el bambú mediano en el fondo,

enseguida el más alto y al frente, bien separado, el más corto. En ese momento el Sr. H. que estaba al lado, me preguntó: “¿Porqué plantó el más chico alejado de los otros?”. De inmediato le respondí que me vino a la cabeza. “Tanto la raíz de bambú, como la del “sasa” (una especie de bambú), se expanden a lugares bastante alejados y allí nacen sus brotes. Por eso calculé que él habría nacido aquí. “Pero agregué: “Si Meishu-sama le preguntase por qué lo planté de esa manera, responda que el menor fue colocado donde la raíz se expandió y nació el “brote”. Dicho esto, me marché. Después medité por qué Meishu-sama me mandó plantar aquellos bambúes y le pregunté al Sr. K. el motivo de aquella orden. El respondió que Meishu-sama quería saber de qué manera plantaría yo. A lo que respondí que si ese era el motivo, él podría habérmelo dicho, pues yo también tenía mis propias ideas al respecto. Mientras tanto según él, Meishu-sama había pensado que yo plantaría el más alto en el fondo, enseguida el mediano y al final el más corto y todos separados por la misma distancia. Luego al mirar la manera como yo los había plantado, él dijo que el jardinero tenía que trabajar como si estuviese vivificando flores. Periodista: ¿Quiere decir que usted fue probado? Meishu-sama deseaba saber si usted los plantaría como si ellos ya hubiesen sido plantados hace mucho tiempo y crecidos naturalmente y también hasta qué punto usted veía las cosas en forma correcta. ¿A él le gustó la manera como los plantó usted? Marimoto: Parece que sí. Periodista: Él vio su capacidad, ¿no es cierto? / / / / / / / / / / IZUNOME Argentina 17


Especial natalicio de Meishu-sama / / / / / / / / / /

Fragmento de la orientación de Reverendísimo Tetsuo Watanabe Anécdotas sobre Meishu-sama - 1º parte

Buenos Aires, 13 de septiembre de 1987 Buenos días a todos. Agradezco la presencia de ustedes, ayer y hoy. Como dije ayer, sólo hablo portuñol, por lo que le pido al reverendo Yasue que traduzca mis palabras al castellano. Este año se cumplieron cuarenta años que soy miembro de la Iglesia Mesiánica Mundial. Esto no significa que tengo cincuenta años, porque yo me torné miembro cuando tenía sólo siete añitos. Mi padre y madre se hicieron miembros recibiendo orientación del Maestro Meishu-sama, cuando yo tenía sólo un año. Cuando tenía siete años, yo no tenía fe, no entendía la fe. Yo recibí el Ohikari porque si no lo hacía, no iba a recibir dulces, chocolates; por eso me hice miembro; pero desde niño vine recibiendo Johrei. Mi 18

único remedio era Johrei. Me caí de una escalera, se abrió mi cabeza y sólo recibí Johrei. Me corté la planta del pie, un tajo profundo, sólo Johrei. Casi estuve con tétano, y sólo Johrei. Hoy va a hacer cuarenta y siete años y nunca tomé remedios ni fui al dentista. No tengo ninguna caries. Si tuviera y me doliera mucho, y no me calmara con Johrei, creo que iría. Cuando era pequeño, transmitía Johrei a mi mamá, porque ella siempre me pedía que le transmitiese. Porque ella quería que yo me acostumbrara a hacerlo. Por eso, ella me decía: -“Tu Johrei es bueno, transmíteme”. Pero yo lo hacía sin fe. Cuando colocaba la mano en el hombro de mamá, ella decía: “Oh, tu Johrei es fuerte; es fuego, mi dolor en el hombro se está derritiendo como si fuese manteca derretida”. Yo la hacia darse vuelta de espaldas, me calentaba la mano en el calefactor y luego le transmitía. Cuando terminaba el Johrei, mis manos estaban rojas y me dolían. En verano, mi Johrei era fresquito, porque cada vez que le transmitía, yo

IZUNOME Argentina / / / / / / / / / /

la apantallaba. Mi mamá decía: -“Oh, tu Johrei es bueno: en invierno calienta y en verano, es fresquito”. Yo no tenía confianza en mi Johrei, pero sí la tenía en el Johrei de mi papá, de mi mamá, de los miembros. Porque yo sentía el Johrei. Desde pequeño, cuando tenía dolor de cabeza, con Johrei el dolor descendía, el calor se acumulaba en el estómago, iba a los intestinos y enseguida corría al baño, donde descargaba, eliminaba. Cuando tenía diez años, mi mamá tuvo su último parto. Nació mi hermanito, fuerte, sano, pero mi mamá, como no descendió la placenta, se estaba muriendo. En esa época esto ocurría con muchas mujeres. Cuando ya se estaba muriendo, mi papá envió un telegrama a Meishu-sama, para hacer el pedido de gracia. Pero ni bien lo mandó mamá falleció. Mi papá nos llamó a los seis hijos y nos dijo: -“Hijos, vayan arriba, al altar, a agradecer a Dios, porque mamá murió en paz”. Yo llegué hasta el altar pero no agradecí, sino que le reclamé a Dios: -“Dios, eso no, no quiero agradecer;


mi mamá, tan bondadosa, no puede morir. Si muere, yo dudo de Dios”. Todos hicimos tres veces el Zengen Sanji, porque era costumbre en aquella época, cuando alguien moría o cuando se hacía un pedido de gracia especial. Cuando terminamos de rezar el Zengen Sanji tres veces oímos como si fueran muchas toneladas de piedras que caían sobre el techo de la casa. Fue como un temblor. Mi padre, que estaba acompañando a mi mamá, ya le había unido las manos y había colocado un lienzo blanco sobre la cara. En ese momento gritó: -“¡Hijos! Vengan Mamá resucitó! Los seis hijos bajamos la escalera como uma bola. Yo no pisé ni un solo escalón, pasé sobre las espaldas de mis hermanos. Cuando llegué donde estaba mamá, ya estaba sentada, con una sonrisa, mirándonos. ¡Yo estaba tan feliz! Después supimos que en el mismo momento en que resucitó, Meishu-sama había recibido el telegrama de mi papá; lo leyó y dijo: -“¿La esposa de Watanabe, que está haciendo tanta difusión? ¡Esta mujer no puede morir ahora!” Sólo dijo eso y en

Después supimos que en el mismo momento en que resucitó, Meishu-sama había recibido el telegrama de mi papá; lo leyó y dijo: -“¿La esposa de Watanabe, que está haciendo tanta difusión? ¡Esta mujer no puede morir ahora!” Sólo dijo eso y en ese momento, ella resucitó.

ese momento, ella resucitó. Y entonces, en el mismo instante, mi hermanito recién nacido, falleció en lugar de ella. Muchas veces fuí a escuchar las palabras de Meishu-sama a Hakone. Todos los miembros le tenían gran respecto, como a Dios, y por eso nadie lo miraba, todos inclinaba la cabeza en su presencia. Pero yo era niño y me gustaba mirarlo, cómo caminaba, qué cara tenía. Meishu-sama tenía un poder enorme, un amor grande y todos lo respetaban realmente, pero El no actuaba como un Santo. Era tan natural, tan natural… Y cuando oía palabras humorísticas, El reía tanto… Lo mismo cuando componía poemas de humor, El reía a las carcajadas, y cuando oía testimonios de miembros que recibían gracias; incluso a través de El mismo, lloraba de emoción. A partir del milagro de mi madre, que está escrito en las reminicencias de Meishusama, puedo decir que para mí él es el Salvador, El Mesías. Continuará / / / / / / / / / / IZUNOME Argentina 19


Especial natalicio de Meishu-sama / / / / / / / / / /

Las vivificaciones florales

El amor por las flores Durante los años 1951 y 1952, el fundador acostumbraba vivificar las flores cada tres o cuatro días. Cuando se encontraba en Hakone, él lo hacía después del desayuno, en la sala de la casa de contemplación de la montaña, arreglada especialmente para ese fin. Un dedicante forraba una esterilla, juntaba los floreros y preparaba las flores enviadas por los fieles y el material escogido por el fundador. Meishu-sama yendo para el jardín con una tijera en la mano, elegía las flores las cortaba e inmediatamente las colocaba en una vasija que el dedicante le llevaba. Lo hacía así para que la flor quedara el menor tiempo posible en contacto con el aire. Así después de seleccionar el material vivificaba las flores en un soplo. Al terminar decía: “Lleve ésta a la sala japonesa, éstas a la sala occidental”, y así en adelante, daba instrucciones a los dedicantes en donde ubicar cada arreglo. Durante estas horas, Meishu-sama siempre estaba muy contento.

20

IZUNOME Argentina / / / / / / / / / /

Cuando era joven el fundador quiso ser pintor y, más tarde, profesional de “maki-e”, pero no pudo concretar ni una cosa ni la otra, así el fundador siguió el camino de la religión. A continuación, siguió durante toda su vida, la predisposición de un gran amor al arte, y nunca dejó de apreciar las cosas bellas. Entre todas las cosas bellas amó sobre todo a las flores, cultivándolas en su jardín, aún cuando vivía en casas pequeñas. Después de mudarse al Solar de la Montaña Preciosa, cuyo terreno era bien amplio, inició un verdadero cultivo, pasando a tener flores de las cuatro estaciones del año. Así la flor se tornó inseparable en su vida.


Revista Izunome Argentina - Dic 2009  

Edición numero 1

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you