Page 1

OCTUBRE 2011

Bolivia, julio de 2011

Orientaci贸n de Rev. Yoshihei Yasue Culto mensual

El inicio de un crep煤sculo Cuando la Lechuza de Minerva levanta vuelo Revmo. Tetsuo Watanabe

Historias de la Fe Ramona Barbona Johrei Center Argentina


Directriz 2011 / / / / / / / / / /

Objetivo 2011 “El Paraíso Terrestre se construye con la práctica de pequeñas acciones altruistas”. “Recibir las palabras “Muchas Gracias” es la respuesta de que usted está haciendo pequeñas acciones altruistas”.

Deseo de la institución para los miembros Aumentar el número de hogares felices a partir de la práctica del amor altruista.

Prácticas esenciales para alcanzar la directriz V Tener el Johrei como punto principal para poder acompañar a nuestro prójimo hacia el camino de la felicidad. V Leer y practicar constantemente las enseñanzas y orientaciones para la evolución de la conciencia y, así, poder unirnos a Meishu-sama. V Poder expresar el sentimiento de gratitud a través de la dedicación de tiempo, dinero y capacidades para la construcción y expansión de la obra divina. V Junto con la práctica de Sonen, poder sentir el paraíso que vive en mi interior. V Recibir la fuerza espiritual, participando en los Cultos de la Sede Central.

2

IZUNOME Argentina / / / / / / / / / /


Sumario / / / / / / / / / /

4

Editorial “Para ustedes con mucho amor, paz y alegría”

6

Orientación de Reverendo Yoshihei Yasue Octubre de 2011

8

5

Enseñanza de Meishu-sama “El mundo desconocido”

7

Experiencia de Fe Lourdes Torres - Johrei Center Perú

Cuando la Lechuza de Minerva levanta vuelo Revmo. Tetsuo Watanabe

15 19

14

Ikebana Sanguetsu La flor de salvación visitó Uruguay

Una cuestión de antepasados Nota preparatoria para el Culto anual de antepasados.

16

Historias de la Fe Ramona Barbona - Johrei Center Argentina.

Experiencias por medio de Mitamamigaki La preparación espiritual

21

Agricultura Natural Siglo XXI Nuestros antepasados y la agricultura Boletín Informativo del Johrei Center Argentina Distribución gratuita

Johrei Center Sede Central Aristóbulo del Valle 1861 Vicente López - Bs. As. Tel: 4796-4142

Johrei Center CABA Billinghurst 324 CABA Tel: 4862-9135

argentina.johreicenter.com

Johrei Center Morón Pellegrini 1199 Morón - Bs. As. Tel: 4627-0135

Johrei Center Río IV Rivadavia 549 Río IV - Córdoba Tel: 464-4603

/ / / / / / / / / / IZUNOME Argentina 3


Editorial / / / / / / / / / /

Para ustedes con mucho amor, paz y alegría.

Q

ueridos lectores, ¡Qué afortunados somos de vivir en este actual, singular y especial momento! Es un período en que parece que el tiempo pasa volando, que veinticuatro horas es poco para todo lo que hay que hacer. A pesar de eso le pedimos que nos otorgue algo de ese precioso tiempo, para concientizar y compartir un motivo de gran alegría. Serénese, pare sus actividades un momento, relájese no haga nada, solo regálese este instante. Ahora piense: ¿por qué estoy aquí? ¿por qué yo? Escuche atentamente su interior, tiene mucho para transmitirle; concéntrese, tómese su tiempo. Recuerde que venimos a este mundo preparados para ser portavoz de nuestros antepasados. Es un verdadero privilegio venir en un período de transición sin precedentes, y ser representante de todos ellos. Sí, usted mismo fue el elegido para representarlos, viven en su interior. Recuerde que ellos reflejan sus sentimientos y pensamientos en cada uno de nosotros. Se alegran cuando estamos felices y comparten nuestros deseos y ambiciones. Ahora, vuelva a preguntarse: ¿por qué yo?, o ¿por qué no, yo? Es momento de confiar en usted mismo, es momento de reconocer que es alguien muy, muy valioso, que está dotado de la capacidad para desarrollar su divinidad, y tiene el honor y el desafío de ser digno representante de todos sus ancestros. Viva cada momento, escuche a los antepasados que se comunican desde su interior. Diga bien alto: ¡gracias antepasados por confiar en mí! Ahora, respire profundamente, respire Dios, y vamos con mucho amor, paz y alegría a dejar nuestra marca amorosa en cada una de nuestras acciones altruistas. En homenaje, agradecimiento, y con la profunda alegría de representarlos, ofrecemos a nuestros ancestros la revista de este mes y deseamos de corazón que disfruten junto con ellos, así como disfrutamos en confeccionarla. Buena lectura

4

IZUNOME Argentina / / / / / / / / / /


Enseñanzas de Meishu-sama / / / / / / / / / /

El mundo desconocido Vivimos y respiramos en el Mundo Material, o mundo temporal; pero con la muerte nos volvemos habitantes del Mundo Espiritual, el mundo desconocido o mundo intemporal. El Mundo Espiritual es invisible, impalpable y como no es perceptible por los sentidos, se hace difícil creer en su existencia si sólo tuviéramos noticias de él por medio de palabras, con una simple explicación. Sin embargo, puesto que él es una realidad y no un vacío, sería imposible que no se manifestara por algún fenómeno, bajo cualquier forma. En efecto, los fenómenos espirituales en todas sus dimensiones se presentan en todos los aspectos de la vida humana, en sus mínimos detalles y en todos los lugares del mundo. Sólo que el hombre no los percibe. Esa falta de percepción es causada por el desinterés del sistema educacional de la cultura tradicional en relación con el espíritu, como consecuencia de la fase nocturna que atravesaba el mundo. En la oscuridad de la noche, con la luz de la luna, sólo se conseguía mostrar la realidad escasamente; pero de día, con la luz del sol, es posible distinguir todo con claridad, de forma global e instantánea. Por lo tanto, en un futuro próximo el mundo conocido, que era regido por la luna, será el mundo bajo la gran Luz. Como resultado de ese cambio de regencia, serán revelados todos los secretos, falsedades y errores. 5 febrero de 1947

/ / / / / / / / / / IZUNOME Argentina 5


Orientación del mes / / / / / / / / / /

Rev. Yoshihei Yasue Supervisor de Latinoamérica Mes de octubre de 2011

F

eliz culto de agradecimiento. ¿Cómo están ustedes? Antes que nada deseo agradecer a todos ustedes por sus dedicaciones sinceras para la Obra divina en los países de Latinoamérica. El mes pasado como otros meses, recibí muchos relatos de experiencias de Fe que me mandaron de los países de nuestra región narrando diversas gracias recibidas, especialmente los cambios que ocurrieron en el corazón de muchos miembros provocando la transformación notoria de sus hogares. Lo hermoso es que ellos tienen tanta alegría de ser útiles a Dios y a Meishu-sama como lo demuestra la experiencia de la señora Lourdes Torres de Perú. Es grandioso el amor de Meishu-sama que purifica y perdona tantas máculas que tenemos. Esas máculas, producto del egoísmo y del materialismo, anteriormente nos atrapaban de tal manera que ni siquiera nos dábamos cuenta de su existencia o, aún descubriéndolas, no podíamos sacárnoslas. Sin embargo, al recibir y transmitir Johrei, al participar en las dedicaciones, al entregar esos Sonen tan oscuros a Meishu-sama, nacen la voluntad, la fuerza y el deseo de practicar pequeños actos de amor para hacer felices a otras personas. En el culto del mes pasado les transmití la orientación del Presidente mundial Revmo. Watanabe que decía entre otras cosas: “Los ancestros actúan siempre para que sus descendientes encuentren el camino para ser felices y útiles a Dios. Por eso, si hay alguna persona cerca de ustedes que esté enferma o con algún problema, es señal de que sus antepasados están actuando para que ustedes extiendan la mano del Johrei. Si lo consiguen no sólo los antepasados de esa persona sino también sus antepasados, estarán felices porque son útiles a Dios”. 6

IZUNOME Argentina / / / / / / / / / /

También les dije que hubo un antecesor que nos encaminó a nosotros para que hoy seamos felices, al conocer a Meishu-sama. Por eso vamos a ser el antecesor de una persona que hoy está sufriendo para que ella también encuentre esa felicidad. ¿Se acuerdan? Yo me siento muy feliz cuando ustedes me cuentan que están transmitiendo Johrei a sus amistades y familiares y que, como están practicando la orientación, los traen al Johrei Center. Escuchando las experiencias percibo que para purificar todas las máculas de la humanidad que están en nuestro interior, no basta encaminar los sufrimientos que se manifiestan en nosotros, sino que debemos practicar todos los días las pequeñas acciones de amor para que otros sean felices, porque la alegría y gratitud que sentimos por poder hacerlas es la mayor luz que ilumina nuestra profundidad. Ahí brilla el paraíso interior. Ese es el mejor regalo que podemos hacer a nuestros ancestros porque viven allí. Con esos regalos, el próximo mes vamos a celebrar el Culto por el Alma de los Antepasados. Muchas gracias, buena misión.


Experiencia de Fe / / / / / / / / / /

Lourdes Torres Johrei Center Perú Septiembre de 2011

B

uenos días, mi nombre es Lourdes Torres, tengo veinte años de miembro y quisiera relatarles mi experiencia de fe con la Práctica del Sonen. Cuando era pequeña sufrí por el rechazo que mi padre tenía por mí y mis hermanos. Nunca manifestaba su afecto, ni nos daba abrazos ni besos. Cuando trataba de acercarme él me lo impedía, lo que me llevó a acumular mucha frustración y una baja autoestima. Con el pasar de los años esto afectó mi vida en muchos aspectos, sobre todo cuando formé una familia. No manifestaba cariño hacia mis hijas y esposo y los atendía como si fuese sólo una obligación. Sin darme cuenta, entré en un estado de depresión. A pesar de tener a mi familia sentía un vacío, una sensación de que algo me faltaba. Acumulé mucha rabia, mucha cólera, las que casi siempre llegaban a ser incontrolables. En mi trabajo sentía envidia de las personas que sobresalían, llegando incluso a hablar mal de los demás. Pero a partir del año 2005, en que empecé a encaminar muchos de estos sentimientos a través de la Práctica del Sonen, mi vida poco a poco comenzó a cambiar significativamente. Ese mismo año tuve el gran permiso de viajar a Suelo Sagrado de Brasil. Al retornar, las purificaciones en casa aumentaron, sobre todo con relación a mi salud. Mi gastritis se agudizó y tuve que ser operada de la vesícula. Mi esposo, al no entender la situación, se quitó el Ohikari y dejó de venir a la Iglesia. Incluso muchas veces quiso impedir que yo dedicara, pero a pesar de eso seguí esforzándome en cumplir mi misión. Profundizando las Prácticas del Sonen de encaminamiento y gratitud esta situación también fue mejorando con el tiempo. Pasé a atender a mi esposo y familia de corazón, mostrándoles mi afecto, pensando siempre en su felicidad. Esto se reflejó también en un cambio de actitud de mis hijas. Mi hija mayor por ejemplo, a quien antes no le gus-

taba estar en la casa, comenzó a pasar más tiempo con nosotros. Al no tener paciencia con mi hija menor a veces la castigaba, entonces en lugar de eso empecé a hacer la práctica del Sonen junto con ella observando igualmente un cambio. De la misma forma, en el trabajo pude sentir cambios pasando a hacer las cosas con gusto, agradeciendo por todo y realizando la práctica de pequeños gestos de amor. Luego de pasar por una etapa en la que por momentos tenía poca voluntad para practicar las orientaciones, gracias al acompañamiento del ministro desde inicios del 2010 empecé a transmitir más Johrei y acompañarlo a dar asistencia visitando a los miembros alejados; lo que me hizo ganar más confianza y seguridad, perdiendo el temor y la vergüenza de dar Johrei en cualquier lugar. A través de esta dedicación pude sentir de forma más directa el sufrimiento de las personas, además de lograr romper mis límites, lo que generó en mí un mayor deseo por dedicar y servir. Gracias a la práctica del Sonen y de altruismo, de los desafíos de ofrenda de gratitud y mi dedicación de asistencia, mi esposo volvió a usar nuevamente el Ohikari. Nuestra relación mejoró mucho, ahora nos transmitimos Johrei en familia y veo mi hogar cada vez más limpio, ordenado y armonioso. Por medio de todas estas prácticas y experiencias pude realmente entender que todas aquellas situaciones fueron “mensajes de mis antepasados”, y que finalmente ellos pudieron ser liberados y salvados. Mi deseo ahora es llevar el amor de Dios, que descubrí que existe en mi interior, a muchas más personas pero de una forma más comprometida, dando asistencia y acompañándolas con el objetivo de que también se vuelvan útiles a la Obra de Dios y Meishu-sama. Agradezco a Dios, Meishu-sama y mis Antepasados por todas las bendiciones recibidas. / / / / / / / / / / IZUNOME Argentina

7


Orientación de nuestro Presidente / / / / / / / / / /

Revmo. Tetsuo Watanabe Presidente Mundial

Cuando la lechuza de Minerva levanta vuelo Reflexiones motivadas por el gran terremoto del este de Japón

El presidente mundial de la IMM habla de la importancia de desarrollar un amor que trascienda las fronteras y genere gratitud, formando una corriente capaz de envolver a toda la humanidad, y que esta es una misión que nos corresponde a nosotros, discípulos de Meishu-sama.

Texto originalmente publicado en la edición japonesa de la Revista IZUNOME, nº 89. 8

E

l gran terremoto que ocurrió en la costa este de Japón el pasado 11 de Marzo a las 14 horas y 36 minutos fue la mayor catástrofe natural que alcanzó a la nación en la post-guerra, dejando hasta el momento (9 de Mayo de 2011) más de 24.178 muertos y desaparecidos. Para agravar todavía más la situación, el sismo provocó en las instalaciones de la Usina Nuclear de Fukushima otro problema gravísimo: el derrame de residuos nucleares radioactivos. No sólo la población local sino personas del mundo entero sentirán la gran amenaza que existe detrás de la fuerza de la Naturaleza y de la energía nuclear. A comienzos de abril, visité Sendai y Fukushima – dos regiones muy afectadas por el terremoto y por el tsunami – y oré por las almas de todos los fallecidos. Me encontré con algunos mesiánicos víctimas de la catástrofe y procuré ofrecerles mi consuelo y solidaridad. Quedé

IZUNOME Argentina / / / / / / / / / /

emocionado al ver la manera en que las víctimas de esa tragedia se apoyan mutuamente, intentando mantener encendida la llama de la esperanza y una sonrisa en el rostro. Su postura contrasta radicalmente con el estado calamitoso – marcado por los escombros – que se instaló en todas partes. Junto con esta emoción, surgieron dentro de mí varias reflexiones. Para recibir el amanecer El filósofo alemán Friedrich Hegel, en su obra “Principios de la Filosofía del Derecho”, escribió: “La lechuza de Minerva levanta vuelo solamente al inicio del crepúsculo”. Minerva (Atenea en griego) es considerada, en la Roma antigua, la diosa de la sabiduría. A su lado hay siempre una lechuza, su servidora. Este animal es considerado en Europa el ser más sabio del bosque y, por eso, es el símbolo de la sabiduría. Siempre que tenía una tarea que cumplir junto a


Orientación de nuestro Presidente / / / / / / / / / /

otros dioses o con los mortales, Minerva utilizaba a su servidora, la lechuza. La expresión “al inicio del crepúsculo” simboliza el final de una época y, junto con ésta, el término de la manera de pensar que la regía. La expresión “La lechuza de Minerva” es, por lo tanto, una metáfora relacionada al inicio de la mentalidad que prevalecerá en la nueva era, recibiendo el amanecer. Puede ser que este gran terremoto sea el “inicio de un crepúsculo”. Pienso así porque éste es el momento para que forjemos un nuevo espíritu o una nueva mentalidad que mire hacia el amanecer, encontrando sabiduría y transformando las maneras de pensar y de vivir. Es innecesario decir que el proceso de purificación ocurre para armonizar aquello que se encuentra en desarmonía, cuyas causas precisamos descubrir en nuestro pasado y corregir para que surja una nueva armonía. Nosotros tenemos condiciones para eso: el Supremo Dios creó a los seres humanos y les otorgó la capacidad de percibir y corregir sus propios errores. Darnos cuenta de eso y hacer real el mundo de la armonía es una manera de alabar el Poder Divino y evidenciarlo.

desesperación, etc., eso se refleja en el Mundo Espiritual y genera una atmósfera un tanto negativa. A continuación, hablaré sobre el espíritu de las palabras proferidas por el ser humano, las cuales también ejercen una influencia muy grande. Son numerosas las palabras que pertenecen al Mal, por ejemplo: las maldiciones, las lamentaciones, los reclamos, las mentiras, etc., nublan el Mundo Espiritual. (…) Cuando los nublamientos aumentan y sobrepasan determinado límite, surge una acción purificadora natural, con el fin de limpiarlas y eliminarlas. Es el mismo principio de la limpieza hecha por el hombre cuando se acumula suciedad en el interior y en el exterior de una casa. Fuertes lluvias, tifones, tormentas eléctricas, inundaciones, grandes incendios, terremotos,

etc., también son acciones purificadoras. Ellas barren, lavan e incineran las impurezas. (…) 1 En otras palabras, la causa que da origen a la desarmonía son las nubes espirituales – las “máculas” – originadas por los sentimientos, palabras y acciones malignas de los seres humanos. Es importante resaltar que, cuando aquí decimos “seres humanos”, no nos estamos refiriendo a una población o a un pueblo específico, sino a toda la humanidad, a todos los que habitan este mundo, nos estamos refiriendo a nosotros mismos. Por tratarse de un concepto totalmente diferente del que existe hasta hoy, normalmente no es fácil comprenderlo. Sin embargo, entenderemos esto más fácilmente si razonamos teniendo como base el calentamiento global provocado por el efecto

El Revmo. Watanabe visitó Fukushima y llevó a los miembros, solidaridad y orientaciones.

Todas las desgracias tienen origen en las acciones, palabras y creencias malignas del ser humano Meishu-sama nos enseñó lo siguiente sobre las causas de las calamidades naturales: “(…) cuando el Sonen (razón-sentimiento-voluntad) del ser humano está volcado hacia el mal; o sea, la mayoría de las veces, cuando hay mucha queja, insatisfacción, maldiciones, injurias, / / / / / / / / / / IZUNOME Argentina 9


invernadero, que resulta de la enorme cantidad de residuos generados diariamente por la humanidad. Cuando la discusión gira en torno a las causas de la alteración climática, se acostumbra pensar de dos maneras: que ella es generada por la Naturaleza o por el hombre. En la Iglesia Mesiánica aprendemos que el ser humano es parte de la Naturaleza y que sus acciones (del ser humano) son la causa principal de todo esto. Siendo así, es posible decir que las calamidades naturales son, en realidad, fruto de la carrera obstinada del ser humano en busca de la realización de los deseos materiales, de las prácticas económicas extremadamente egoístas, realizadas en nombre del deseo de hacer la vida más confortable, haciendo que todo sea más rápido, más claro y más práctico. Esto significa que el Sonen no es correcto, o que acaba generando “nubes”. “Nubes” generadas inconscientemente Debido a los problemas con la usina nuclear de Fukushima Daiichi, la distribución de energía eléctrica fue afectada y, para aliviar la situación, fue implementado un régimen de apagones en gran parte del este de Japón, incluyendo la provincia

de Shizuoka. Debido a esto, dejé preparada una vela de esas grandes en mi departamento en Atami. El primer día que la energía fue cortada, la encendí. Dentro de la más profunda oscuridad, comencé a pensar en las personas que, además de la falta de luz, tenían que convivir también, durante varias noches, con el temor de las réplicas del terremoto. Me sentí impotente y eso me pesó en el corazón; por otro lado, aquella pequeña llama de la vela, brillando, trémula, fue poco a poco iluminando el ambiente y creando una atmósfera serena, que me proporcionó una inmensa sensación de paz. El apagón, según lo programado, duraría cerca de tres horas y media. Mientras tanto, poco más de dos horas después, inesperadamente, la energía volvió y las luces se encendieron. En un primer momento, mi visión se oscureció por completo y llegué a taparme los ojos. Pensé: “¡Es mucha claridad! ¡Es demasiada claridad!” Hace cinco décadas, cuando tenía veinte años de edad, las luces de las casas y de los caminos eran más débiles que las actuales. El consumo de energía era un quinto del de hoy y no recuerdo, en esa época, sentir que no teníamos suficiente iluminación. En Nagoya, la ciudad donde vivíamos, podíamos ver las estrellas brillando en el cielo. Hay bellezas que sólo podemos

vislumbrar en la oscuridad. Sin embargo, a lo largo de los años, venimos pensando que vivir con todas las luces encendidas, para tener una mayor claridad, es la cosa más natural pero, en verdad, venimos desperdiciando mucha energía, sin siquiera sentir gratitud por ella… Fue en aquella habitación, cuando aún se sentía el olor de la vela apagada, que hice estas reflexiones. Pude pensar en cosas que, en medio de la claridad, no hubiera pensado. De cierta forma, la oscuridad traída por el corte de energía me mostró la ausencia de claridad en los sentimientos. Luego que la energía regresó, comencé a apagar todas las luces y dejé encendida solamente una. Tengo la impresión de que, inconscientemente, participamos de la producción de “nubes”. Individualmente esa cantidad puede no ser grande, pero cuando las “nubes” creadas por todos los individuos se juntan y acumulan hasta cierto punto en el mundo invisible, se manifiestan en forma de grandes purificaciones como tifones, terremotos y otras calamidades. La luz del Bien que disipa las “nubes” Retomando el asunto y para evitar la aparición de grandes purificaciones, no basta con adoptar medidas para prevenir el surgimiento de “máculas”, de “nubes”. Meishu-sama nos enseña un método más positivo: (...) hay una manera extremadamente fácil de eliminar las máculas: basta que la situación se invierta, o mejor, que los pensamientos, las palabras y las acciones del hombre se tornen buenos. En otros términos: a través del bien, purificar el Mundo Espiritual nublado por el mal. En ese caso, el bien se trans-

10

IZUNOME Argentina / / / / / / / / / /


forma en luz para eliminar los nublamientos.” 2 En ocasión de esta gran catástrofe, tanto las víctimas como el propio Japón están recibiendo incentivo, apoyo y ayuda de toda clase – tanto en donaciones como en trabajo voluntario – que llegan de todo el país y de otras partes del mundo. Esas informaciones son divulgadas en todo momento por la prensa, radio y televisión. Siento el amor y el lado bueno de las personas, uniéndose y haciendo nacer una gran onda de luz; parece que esta misma gran purificación vino a enseñarnos qué tan maravilloso es el amor. Durante las coberturas hechas por los medios, varias veces oímos la palabra “retribución”. A lo largo de los años, el Japón siempre estuvo enviando equipos de apoyo y donaciones a países víctimas de alguna tragedia. Además de eso, por medio de los programas oficiales de apoyo a países en desarrollo – principalmente los asiáticos – ha estado dedicándose a la transferencia de recursos y de tecnología. En el pasado, luego de la Segunda Guerra, el Japón recibió ayuda financiera de los Estados Unidos (cerca de 5 billones de dólares) en donaciones de alimento y materiales de varios países: Canadá, México, Chile, Brasil, Argentina y otros. Gracias a eso, en 1954, el Japón pudo pasar hacia el lado de los países donantes que desarrollan programas oficiales de asistencia. Es como dice el dicho: “Una mano lava la otra (y las dos lavan el rostro)” De esa manera, el amor que trasciende las fronteras genera gratitud y esta da origen a más amor. Esto se convierte en una corriente que se va extendiendo a todo el mundo: el Bien se transforma en la luz que do-

minará a la oscuridad generada por el Mal. Llevar este gran amor y su práctica al mundo es la misión de todas las personas que claman por la paz mundial, comenzando por nosotros, los mesiánicos. Mirar de frente la “oscuridad” del mundo Para que esta onda de amor surja, antes que nada, precisamos cultivar dentro de nosotros, de una manera aún más profunda, el sentimiento del Bien y del amor amplio, el cual no discrimina. Con coraje debemos encarar la dura realidad del mundo, el sufrimiento de las personas que viven en él, precisamos serenar nuestro corazón y mantenernos atentos para que podamos oír las voces de esas personas. La catástrofe traída por el terremoto y por el tsunami reclamó millares de vidas preciosas y dejó otras tantas en condiciones difíciles; mientras tanto, no podemos dejar de pensar que, sólo en el Japón, todos los años, cerca de treinta mil personas terminan con su propia vida. ¡Una triste realidad! Al observar el mundo, constataremos que son innumerables las heridas y las muertes causadas por crímenes, terrorismo, conflictos étnicos y religiosos, guerras y disputas por territorios y recursos naturales. En el mundo existen millones de

personas necesitando ayuda. Son más de 25 millones que sufren a causa de persecuciones políticas, conflictos armados, violación de los derechos humanos y calamidades naturales y hay más de 190 millones de niños desamparados. El número de personas que viven bajo la línea de pobreza absoluta, llegando a la desnutrición, sobrepasa el impresionante número de 840 millones. Anualmente, cerca de 15 millones mueren a causa del hambre. Además de la desnutrición, la falta de saneamiento básico provoca enfermedades y se cobra la vida de un gran número de niños. 3 Si no miramos de frente a la “oscuridad” que cubre parte del mundo, no conseguiremos dar el próximo paso. La mayoría de los japoneses sintió de una manera muy cercana la gran tragedia que golpeó nuestro país. Nadie consiguió pensar que aquello no tenía nada que ver con ellos. Me parece que las personas fueron tocadas y fueron movidas por la conciencia. Todos sentían: “¡Necesito hacer alguna cosa para ayudar a las víctimas!” Ahora basta dirigir este sentimiento, esta conciencia para el resto del mundo. En la enseñanza “Debemos ser universales”, Meishu-sama cita un poema del Emperador Meiji: “¿Por qué han de levantarse olas y vientos en los cuatro mares que considero hermanos?” / / / / / / / / / / IZUNOME Argentina 11


Y concluye: “Si todos pensaran así, si la humanidad tuviese ese sentimiento amplio, mañana mismo estaría establecida la paz en el mundo” Independientemente del país o etnia a la que pertenezcamos, si conseguimos ver, sinceramente, a todas las personas como miembros de una sola familia, no podremos quedarnos pasivos delante de un sufrimiento. Tengo la certeza de que nuestra conciencia nos impulsará a hacer algo por ellas. Pero difícilmente eso ocurra; a veces, hasta podemos sentir a las personas como nuestros familiares pero no llegamos a transformar este sentimiento en acción. Esto mismo es una demostración de la imperfección humana. Si nos conformamos y nos quedamos cómodos con esta condición, no conseguiremos aproximarnos al ideal de Meishu-sama. Todos los seres humanos, sin excepción, son portadores de la partícula divina y, por eso, son existencias únicas, importantísimas. Es fundamental tener esta conciencia y empeñarnos en cultivar dentro de nosotros el Bien y el amor altruista. Para tornarse una persona que ama al mundo Se trata del proceso para tornarse paradisíaco. Primeramente, precisamos 12

aprender a amarnos correctamente a nosotros mismos, a nuestra familia, amigos, conocidos, a todas las personas que están a nuestro alrededor y con las cuales tenemos algún vínculo. El próximo paso es desear la felicidad de los individuos de la comunidad, del país y, finalmente, volvernos capaces de amar a las personas del mundo. Esto es lo que Meishu-sama nos está mostrando cuando habla sobre aproximarnos a lo que es ser una persona ideal, o sea, “aquella que hace propio el sentimiento de Dios de amar irresistiblemente a toda la humanidad”. Por esto, recibimos de Meishu-sama el Johrei y las Enseñanzas. La práctica de ambos es lo que nos hará crecer. Sobre el Johrei, cualquier persona que reciba el Ohikari podrá suministrarlo. Al mismo tiempo, podemos decir que ésta es una práctica noble, el corazón de la Obra divina. Cuando habla sobre los criterios para otorgar el grado de calificación (sacerdotal) a las personas, Meishu-sama menciona a la “fuerza del Johrei”. Esto significa que, de persona a persona, existen diferencias en la intensidad del Johrei. Meishu-sama nos enseñó que la causa de la aparición de las diferencias de intensidad del Johrei está en el sentimiento de la persona que lo suministra. Él dice: Existe una gran diferencia, dependiendo de la persona que

IZUNOME Argentina / / / / / / / / / /

transmite Johrei. Esto se debe a la intensidad de la fuerza espiritual de cada uno(…) Cuanto más makoto (sinceridad) la persona tuviere, mayor será su fuerza.(…) Esto es porque todo se encaminará de acuerdo con su sentimiento.(…) Esto es como el agua. Por más pura que sea, si se la hace pasar por un canal impuro, se ensuciará. Si el canal fuera limpio, permanecerá pura. Nos enseñó, además, que el Johrei tiene una relación intrínseca con la práctica del amor altruista: El Johrei no es para curar enfermedades; es, ante todo, un método para crear felicidad. (…) para ser feliz, es necesario creer en Dios Absoluto, adorarlo, comprender y practicar Su voluntad, sumar méritos y purificar el espíritu de manera que su nivel espiritual se eleve al cielo. No hay otro proceso para que alcancemos la felicidad, en eso reside el profundo significado del Johrei. Nidai-sama compuso el siguiente poema: Los mesiánicos deben hacer del Johrei una acción horizontal de transmisión del amor, y de las Enseñanzas de la Verdad, una acción vertical. Y enseñó: “El pensamiento de que la fe se eleva sólo con el Johrei no es correcto, pues afirmo que, aún siendo los nublamientos eliminados, si las enseñanzas no fueran transmitidas como alimento del espíritu y no fueran practicadas, no se podrá decir que los beneficios del Johrei se manifiestan adecuadamente.” En suma, para que consigamos transmitir un Johrei verdaderamente intenso, precisamos elevar y evolucionar nuestro sonen y nuestra alma. Meishu-sama nos enseña que, si acumulamos virtudes, “la gratitud del beneficiado se con-


vierte en luz y ésta, a través del hilo espiritual, es transmitida al practicante del Bien, aumentándole, consecuentemente, la luz”. Así, además de tornarse nuestro amor pleno, ganaremos la confianza y el respeto de las personas, volviéndonos todavía más amados por Dios. ¿No será de esa manera que el poder del Johrei se manifestará en su totalidad? La nueva mentalidad que liberará Luz Como expuse anteriormente, el Bien se transforma en la Luz que disipa las nubes. Tanto las palabras y las acciones venidas del Bien y de la gratitud, lo mismo que los textos – a los cuales Meishu-sama se refirió como “Johrei a través de las letras” – y el arte de elevado nivel, todos se transforman en la Luz que disipa los nublamientos. En otras palabras, todo lo que se liga al bien se torna en Luz. Afirmo que, si nos impregnamos del Sonen de desear la felicidad de las personas en todo lo que realizamos – ya sea en las donaciones monetarias o de otra índole, en la ayuda humanitaria a las víctimas de catástrofes, así como en el trabajo profesional, en los quehaceres domésticos, en la preparación de las comidas, en los estudios y en las investigaciones, en una sonrisa o una predisposición para escuchar a los otros, Dios derramará ahí Su Luz y todos – los practicantes y las personas al final – serán conducidas hacia la felicidad. Aunque la salvación de la humanidad sea Su obra, Dios la realiza a través del hombre Cuando en este poema Meishu-sama menciona al “hombre”, él no se está

refiriendo solamente a la mano que transmite Johrei. Creo que él está haciendo mención del cuerpo, del espíritu, las palabras y las acciones. ¿Por qué nos empeñamos en las prácticas del Johrei y del amor altruista? Afirmo que es para consumar, en nuestro corazón, el Paraíso que existe en el centro de nuestro ser y tenemos el permiso de que la voluntad de Meishu-sama, de querer salvar al mayor número posible de personas, se realice en nuestros corazones. Debemos concretar esto dentro de nosotros. En cuerpo y alma transmitirlo a los que están a nuestro alrededor, dándonos las manos y trabajando junto con aquellos que poseen el mismo deseo de salvar a la humanidad. Si el número de personas así aumentara, cubriendo toda la Tierra, las nubes se disiparán y surgirá un Mundo Espiritual bello, sereno y cristalino, en el cual el clima y la Naturaleza se encontrarán en perfecta armonía. Creo que esta es la nueva mentalidad que liberará Luz al “inicio del cre-

púsculo” Para finalizar, me gustaría dejar claro que no estoy diciendo que las personas que ya están dando el máximo de sí mismas se esfuercen más. A los que se encuentran en situaciones difíciles, víctimas de catástrofes y tragedias, les basta comenzar por lo que les es posible. Como forma de agradecimiento y retribución al espíritu de aquellos que retornaron al Mundo Espiritual, representando a toda la humanidad, ¡vamos a empeñarnos juntos en la edificación de una nueva época!

1. Enseñanza “El clima y el tiempo”, 25/1/1949. 2. Enseñanza: “La tempestad es una calamidad humana”, 30 de Enero de 1950. 3. Datos extraídos de documentos de la Alta Comisaría de la ONU para Refugiados (ACNUR); de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y de la Declaración de los Objetivos del Milenio (UNMDG), adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Rikuzen Takada: oración para las personas fallecidas en el terremoto y tsunami. / / / / / / / / / / IZUNOME Argentina 13


Ikebana Sanguetsu / / / / / / / / / /

La flor de salvación visitó Uruguay El sábado 10 de Septiembre un grupo de instructores de Ikebana Sanguetsu de Argentina, guiadas por Sensei Olga de Yasue, realizaron una presentación y demostración de Ikebana Sanguetsu en el Johrei Center de Montevideo, Uruguay. Camino al Johrei Center, por las bellas calles de la capital oriental, Sensei Olga se detuvo en una basílica que llamó mucho su atención. Nos acercamos a ella y pudimos leer un cartel que mencionaba a la Virgen de los Treinta y tres orientales, patrona del lugar. Seguimos leyendo y descubrimos estas palabras: “florecerá la unión de las religiones”. Fue entonces cuando decidimos hacer una oración ante la imagen de la Virgen y pedimos permiso para llevar uno de los pilares de la filosofía de Mokichi Okada a través de la flor. En el Johrei Center nos esperaban las responsables, quienes nos acompañaron en la dedicación. La demostración se realizó ante una gran cantidad de personas quienes quedaron encantadas y agradecidas, expresando mucha emoción frente a las Ikebanas y la belleza de la flor. Las mismas fueron dedicadas a la Madre Naturaleza, a los antepasados de Uruguay y a los padres de los presentes. Al finalizar supimos que en la misma estuvieron presentes, además de los miembros de la institución, un pastor evangélico y miembros de la comunidad judía, lo que nos confirmó, una vez más, que estamos todos unidos. Instructora Liliana Bernasconi. 14

IZUNOME Argentina / / / / / / / / / /

Luego de la demostración, se le preguntó a los participantes ¿Qué experimentaste a través de la flor? y las respuestas fueron estas:

V Alegría, una alegría muy grande al ver que alguien como la Sra. Olga venga a vivificar la flor, que es algo muy hermoso. Yo he hecho mini-Ikebanas para mi hermana que falleció hace poco y a quien le gustaba mucho la flor. V Agradecimiento, necesidad de transmitir mi agradecimiento por la demostración. V Una experiencia excelente con la Sensei. V Muy lindo, es un sentimiento que aflora de adentro. V Hermoso, poder entender cómo la flor forma parte de nuestra vida, de nuestros sentimientos, de los que recibimos y damos. V Me removió todo: angustia, alegría, sentimientos encontrados. V Curiosidad, pues no me gustan mucho las flores pero ahora el sentimiento es otro. V Emoción, ganas de llorar. Me afloró todo. Me acordé de mi padre con felicidad. Yo tuve unos padres divinos. V Emoción, porque no me gustaba que arrancaran las flores de las plantas. Fue la primera vez que no me molestó verlas en un arreglo.


Culto anual de antepasados / / / / / / / / / /

P

api me contó que yo soy como uno de esos pequeños brotes que aparecen en los árboles ahora en primavera. Son hojitas tan apretadas que parecen un pompón verde. Él dice que yo me parezco a los de los árboles de nuestra calle que son como rulitos rubios. Si la raíz está sufriendo, todo el árbol lo nota, igual que si me pisaran el pie. Pero cuando es feliz también lo notan las hojitas, como cuando llueve y todos los árboles están contentos y brillantes porque la raíz tomó agua. Papi dice que cuando nos reunimos todos juntos a rezar por los antepasados en la iglesia, somos como una lluvia. Que en realidad todos rezamos por los antepasados de todos y eso es muy poderoso porque somos muchos y todos somos Uno. Como un bosque, donde todas las raíces están mezcladas, nacen y se alimentan de la misma Tierra… o como los pelos de mi cabeza. Él dice que todo lo que sabemos, lo aprendimos unos de otros desde un muy remoto pasado que ni me puedo imaginar. Que la sabiduría nos pertenece a todos. Si hace miles de años no se les hubiera ocurrido fabricar una rueda, yo no pasearía en coche, me habló de un pintor muy sabio Leonardo da Vinci que diseñó el “tornillo aéreo” que era como un helicóptero y la “maquina voladora” cuándo solo los pájaros volaban… y cosas así. Me contó de las películas mudas y de cuando los dibujitos animados se pintaban ¡con pincel! ¡qué trabajo!, mi hermana

pinta los dibus con la computadora. Papi dice que nadie puede jactarse, que significa algo como “mandarse la parte” de lo que se sabe, ya que al nacer nos encontramos con el conocimiento de los que vinieron antes y es como nacer arriba de una torre, cada vez más alta. Cuando los gauchos recorrían largos trayectos, tenían que cambiar de caballo en las postas, por uno que no estuviera agotado, para así seguir el camino. Para mí sería injusto darle solo premio al que llega a destino, porque gracias a los anteriores él pudo hacer el último

trecho. Hablando de caballos mamá me explicó una vez, que tengo que cuidar el cuerpo y entrenarlo como si fuera mi caballo. Yo siempre les pido un caballo, pero en el departamento no entra, por eso me quiero mudar al campo. Ella dice que un caballo caprichoso es como un dolor de cabeza, y le doy la razón. En la costa subí a uno que no solo me mordía el pie, sino que en vez de llevarme de paseo quería volverse a descansar. Al caballo de uno hay que mostrarle quien manda, pero con mucho amor. Cepillarlo, darle buenos alimentos, llevarlo a galopar, ejercitar-

lo. Cuando es muy viejito, o si se enferma, lo cambiamos por otro y así galopamos siempre…. eso es la Vida. Nosotros somos el jinete que nunca se muere y va recorriendo los tiempos y conociendo muchos paisajes y aprendiendo cosas en cada lugar. Muchas veces nos volvemos a encontrar con amigos que conocimos en recorridos anteriores y somos muy felices aunque no recordamos que ya cabalgamos juntos. Es increíble, pero seguro también estuvimos junto a nuestros ancestros en vidas anteriores y dice Meishu-sama que uno es designado para acompañarnos, guiarnos y cuidarnos… eso me gusta mucho y me da mucha confianza y seguridad, se le llama espíritu guardián. Por eso quiero ir a esa Ceremonia tan importante de Noviembre, porque quiero rezar con todos por mis raíces y las ramas del árbol al que pertenezco… y por los demás del bosque también. Quiero que mi árbol sea un roble, porque cada estación cambia de color y tiene hermosos frutos con sombrerito. Les voy a agradecer a mis antepasados por todo lo que sé, por mi vida, por lo que aprendieron sufriendo para que yo no sufriera y por la alegría de construir juntos un Paraíso; porque, ¿saben? ellos están como viviendo en nosotros o nosotros con ellos (igual que las raíces) y si los recordamos, les rezamos y mandamos nuestro cariño, seguro vendrán si los invitamos para construir juntos el Paraíso del que hablaba Meishu-sama. / / / / / / / / / / IZUNOME Argentina 15


Historias de la Fe / / / / / / / / / /

C

onocí la iglesia hace 30 años en un momento muy difícil de mi vida. Estaba en un proceso de purificación muy profundo. Dos de mis hijos habían fallecido. Primero el bebé de un año y medio tuvo una meningitis fulminante falleciendo en 24 horas, y el segundo de 5 años murió cuando había salido a jugar en la esquina de mi casa, atropellado por un auto conducido por un menor de edad. Todo esto ocurrió tan solo en el lapso de 20 días. En el momento que conocí el Johrei, José, el papá de César mi hijo menor, estaba con cáncer, y su familia lo estaba llevando a Santiago del Estero. Él era mi segunda pareja, agresivo, golpeador, jugador; igual que la primera que tuve, además había raptado a mi hijo de 9 meses llevándoselo a Santiago. Decidí volver a convivir con él para no perder a mi hijo y evitar que el 16

juez me sacara la tenencia. Con José conocí la miseria. Trabajé siempre y aprendí mucho. En esos momentos, “Dios me hizo conocer a Dios sin querer conocerlo”. Un tiempo antes José, se quemó en un accidente cuando cayó en un pozo de Edenor jugando a la pelota con el nene.

IZUNOME Argentina / / / / / / / / / /

No quería ir al médico, se había lastimado la pierna y la cadera y solo accedió a ir a un “huesero”. Éste me dijo que el dolor que tenía era cáncer y al poco tiempo José dejó de caminar. César en ese entonces tenía un año y medio. Yo trabajaba en un frigorífico como charqueadora de carne de exportación, ese trabajo me impedía cuidarlo y por lo tanto tuve que cambiar de empleo. Conseguí trabajo en los departamentos que están frente a mi casa. En ese momento interno a José pero se escapa, le aviso a la familia para que se haga cargo de él, porque yo no podía, entonces ellos se lo llevan a Santiago. Ya había hablado con el médico de cabecera, que además era conocido, y me había dicho que lo mejor que podía hacer era dejarlo ir y que me ocupara de mi hijo. En el trabajo de los departa-


Ramona Barbona (primera de la derecha) dedicando junto a otros miembros en Suelo Sagrado de Guarapiranga en 1993.

mentos me ocupaba de la correspondencia, la limpieza y también planchaba en distintas casas. En esos días me encontré con una señora que me dio la dirección de un lugar donde me iban a dar energía. Ella me veía muy cansada y yo estaba muy preocupada porque no sabía si el papá de César ya se había muerto o no, además no tenía teléfono y la única forma de comunicarnos era por telegrama. Más o menos a los 15 días encuentro, buscando otra cosa, el papelito que me había dado la señora con la dirección. Lo había puesto en el bolsillo de una pollera sin darle importancia. Entonces dije: “hoy voy a ir”. Quedaba en San Isidro, arriba del cine. Yo estaba muy desaliñada, hasta tenía los zapatos mojados. Había que subir una escalera blanca con una puerta blanca también. Esa escalera blanca produjo un estallido dentro de mí. Porque lo primero que sentí, por mi aspecto, era que yo no estaba en condiciones de subirla. Pero subí igual, me recibieron y me ofrecieron Johrei. Mientras me transmitían lo único que pensaba era que en ese momento podría estar con mi hijo y no perdiendo tiempo allí. Cuando terminó, la señora que me atendió, me dijo que iba a agradecerle a Dios porque yo había ido, ni me nombró a Meishu-sama. También me dijo que tenía que ir unas cuantas veces y que ojalá

que Dios me permitiera hacerlo. Yo por dentro me decía “¡nunca más!“. Me preguntó cuál era mi problema y le dije con mucha bronca que el padre de mi hijo se estaba muriendo de cáncer, me invitó a ir hasta el altar para hacer una oración pidiéndole a Dios y a Meishu-sama que lo hicieran partir sin sufrimiento. Tiempo más tarde entendí que a partir de ese día mi vida había dado un vuelco de 180º. Cuando llegué a mi casa me di cuenta que los rosales estaban todos en flor, hasta ese día no lo había notado, no lo podía ver. A José y a mí nos gustaban mucho las flores. Al otro día voy a trabajar y cuando vuelvo recibo el telegrama de que José había fallecido. En ese momento no pensé en la oración, aunque ya había pensado en volver a recibir Johrei. No tenía ni un peso para ir al entierro, pero la contadora de los departamentos me ofreció la plata que necesitaba para ir a Santiago. Nunca me había pasado algo parecido, que alguien me ofreciera dinero sin haber trabajado, ya que me adelantaba el sueldo y el aguinaldo. Dejé a César con mi hija que ya estaba casada y fui al entierro. Él tenía otros dos hijos de otra pareja. Yo viajé con uno de ellos que era discapacitado, pero después el chico no se quiso quedar con sus abuelos y me lo traje conmigo; yo pensaba: “que voy a hacer con este chico”. Ahí

escucho una voz del más allá que me dice, “vas a ser enfermera”, así que a las 5 de la tarde me anoto en la Cruz Roja, para estudiar Auxiliar en enfermería. Al salir de allí, pasé por el Johrei. Seguí recibiendo y todas las cosas se fueron dando, algunas malas y otras buenas. Tiempo después entendí que era para limpiar el camino. A los 15 días los familiares de José entraron a mi casa y se robaron todo. En octubre de ese año recibí el Ohikari. En el Johrei Center había un lugar donde uno se anotaba ofreciéndose para transmitir Johrei, le dije al Ministro y me ofreció ir al hospital de Vicente López, todavía no me había recibido de enfermera. Transmitía Johrei a quien se acercara y nunca más dejé de hacerlo. Cuando me recibí primero trabajé en Stani unos meses, allí no había mucho que hacer, tomaba la presión, curaba lastimaduras, tomaba la fiebre y por supuesto, transmitía Johrei. Estuve pocos meses, porque yo sentía que ese lugar no me dejaba nada aunque tenía un muy buen sueldo. Me ofrecieron ir a trabajar al hospital de Vicente López, ganando la cuarta parte y decidí hacerlo. Dediqué mucho. El hospital fue mi segunda casa, 27 años en terapia intensiva, dedicaba transmitiendo todos los días y los médicos confiaban en mí. / / / / / / / / / / IZUNOME Argentina 17


Historias de la Fe / / / / / / / / / /

Yo vivía en una casilla en la esquina de donde vivo ahora, la tierra donde estaba no era propiedad de José, solo la casilla. En esos momentos la familia de José me quiere sacar la casilla. Tuve que ir a los tribunales de San Isidro donde me dijeron que tenía 72 horas para dejarla. Cuando salgo me tocan bocina, era el mejor amigo de José, le cuento lo que me estaba pasando. El era abogado y me dijo que no me preocupara, que él iba a arreglarlo todo. Al otro día me presenté con él y ya estaba todo solucionado. Pero no solo en ese momento me quisieron sacar la casa. Años más tarde, cuando ya había pagado todo, ese hijo discapacitado de José, vino y me reclamó la parte que le correspondía. Se lo comenté a una vecina y ella me dijo que hablara con Jorge, que era abogado y deseaba ayudarme, pues él estaba al tanto de todo lo que me pasaba. Jorge era aquel menor que había atropellado a mi hijo tantos años atrás. Fue uno de los momentos más fuertes de mi vida. Cuando me encontré con él, sentí la presencia de mi hijo, el que había fallecido en el accidente, hasta su fisonomía era similar. Me dijo que no iba a tener ningún problema porque al hijo de José no le correspondía nada y que él se iba a ocupar. El sentía una gran deuda y en ese momento percibí que mi hijo se hacía presente. Otro de los milagros que recibí fue con mi hijo César que cuan18

do era chico sufría de broncoespasmos. El Ministro me ofreció otorgarle el Ohikari para que él pudiera transmitir, en esos momentos no había Shoko, a los 2 o 3 meses sin que me diera cuenta, César dejó de tener los broncoespasmos. A mi me mantiene la fe en Dios y en Meishu-sama. Encontré en las enseñanzas todo lo que quiero saber. Me hablan de purificación, me aclaran que lo único que te mantiene en pié es la fe. Para mí la fe es algo interno, es algo adentro que te habla, tu yo interior, tus ganas de hacer algo y servir. Es lo que me mueve a servir. Durante todos estos años hubo muchas purificaciones y milagros. Mantuve mi fe por haber sido útil al otro, sabiendo que levantando mi mano podía ser utilizada por Dios y Meishu-sama. Entendí que las personas se curaban cuando se tenían que quedar y partían cuando se tenían que ir. Dios y Meishu-sama no hacen otra cosa que darnos a nosotros un pequeño granito de arena para poder servir. ¡Y cómo no tener fe! Pongo en práctica lo que Meishu-sama dice, transmito Johrei con amor, y no pido nada a cambio. Sigo sus orientaciones. Practico el armado de arreglos florales y la ofrenda. Para mí la ofrenda de gratitud es la purificación de tu dinero. Es la energía que te

IZUNOME Argentina / / / / / / / / / /

mantiene para la parte material. Don Pedro, el esposo de Fina me enseñó a hacer la ofrenda. Me dijo: “primero cuando recibís tu mensualidad tenés que separar para hacer la ofrenda, y lo que te queda es para pagar tus gastos”. A partir de ahí cambié de prioridad, primero está Dios y Meishu-sama, porque es la luz que me encamina todos los días. De esta manera llegué a pagar deudas enormes. Desde que fui mesiánica no volví a tener necesidades, tuve deudas y las pagué, hice mi casa, pude pagar un colegio privado a mi hijo, y hoy le falta poco para recibirse de abogado. Ahora tengo una casa chiquita, pero antes de jubilarme pude hacer también un departamentito adelante, en donde con Fina tenemos un grupo de Johrei. En ese departamento las paredes están impregnadas de alegría y momentos felices. Desde que soy mesiánica trato de crecer siempre, me propongo no retroceder y si tengo que caminar 50 cuadras para ir a transmitir, lo hago. Entendí que con el Johrei nuestro espíritu se acomoda. Aprendí que limpiamos de adentro hacia afuera y que tenemos que curar el alma. Yo vengo por Dios y Meishu-sama, no me importa qué, ni cuándo, ni porqué, ni a qué. Acá vengo a agradecer a Dios y a Meishu-sama que estoy viva.


Experiencias de la preparación espiritual para el Culto de agradecimiento por medio del mitamamigaki Durante la preparación de Experiencia de un Público frecuentador nuestra iglesia para el Culto Llegué el lunes para dedicar. Después de hacer de agradecimiento del mes de la oración Amatsu-norito una señora me ofreció dedicar para el Culto de gratitud. Me llevó a “limseptiempre, muchos miembros piar” la habitación del fondo y me dijo: “Aplicá y frecuentadores tuvieron tu Sonen, hacé lo que sientas, podés doblar los manteles, limpiar las mesas, lo que sientas”. la gracia de experimentar Entonces retiré los manteles de la mesa, la puse en rincón y cuando empecé a limpiarla me acordé emociones y sentimientos un de la mesa grande de mi casa. Cuando mis herencontrados con su historia y manos y yo éramos chicos no la pasábamos nada ocurría de todo. Mi mamá hablaba sola, mi la de sus antepasados. Dos bien: papá abría la boca nada más que para comer y de ellos las comparten con nosotros contestábamos de forma evasiva a las de mi mamá cuando nos cuestionaba nosotros y les estamos muy preguntas sobre el colegio; otras veces pasaban cosas peoagradecidos. res, ella se levantaba gritando, llorando, haciendo escándalos y lo peor es que nosotros nos reíamos de todo eso, ni siquiera nos dolía. De modo que era todo muy feo. Cuando estaba limpiando la mesa me encontré con el espíritu de mi mamá, y fue re lindo. Sentí que juntas estábamos limpiando la mesa. Le pude decir: “Mamá, estamos limpiando la mesa”, fue tan lindo, muy sincero. Sucedió de veras, estábamos limpiando de veras esa mesa, esa mesa del pasado en el cuál no encuentro ningún buen recuerdo. Estoy muy agradecida, por todo lo que me da Meishu-sama, desde entonces vengo a la Iglesia, / / / / / / / / / / IZUNOME Argentina 19


Mitama Migaki / Pulir el alma Tare mo kamo tootobu kongoo seki totemo migakazari seba kawara naru ra-n. Meishu-sama

Ni un diamante aunque fuere el mejor, sin ser pulido, no pasará de ser más... que un simple guijarro. Meishu-sama

dedico en la limpieza y después tengo ganas de limpiar mi casa desde otro lugar, arreglo rincones, compro flores, riego el jardín, corto el pasto. Pude limpiar los estantes de mi casa, limpiar cada cuadro, ordenar todo. El cambio es impresionante. A veces me decaigo, por eso vengo a la Iglesia para fortalecerme, porque siento que en ocasiones no tengo ganas. Al regresar lo hago con mucho amor a mi casa, hasta tengo ganas de recibir visitas. No estaba mal con mi mamá cuando partió al mundo espiritual, sólo que me quedaban en el recuerdo los malos momentos pasados en la mesa familiar. Siempre estaba ese sentimiento de tristeza, ese sentimiento de que las cosas no estaban bien, y luego de terminar mi dedicación sentí agradecimiento.

Experiencia de un Miembro El martes por la mañana fui a dedicar en el área de liturgia. Elegí limpiar dos cuadros que estaban atrás, limpiaba con el sentimiento de que la purificación y limpieza llegaran a mis antepasados, entregando a Meishu-sama todo lo que sentía. Limpié el primero lo más bien y al empezar con el segundo, cuando apoyé la mano empecé a llorar como si fuera una explosión de alegría, de decir gracias, de pedir perdón por no haber llegado antes tal vez y agradecer y agradecer por todo lo que se me había dado, por lo que se me había brindado, por todo este sentimiento que había sido entregado. Todo lo negativo que había sido entregado fue ese llanto que no podía cortar, ese sentimiento de gratitud por lo que ya había sido entregado. Bueno, volví a limpiar el primer cuadro, y nada. Volví a limpiar el segundo y la emoción volvía a parecer, incontrolable. Con curiosidad decidí buscar el significado del cuadro, ya que era un ideograma japonés. La respuesta que me dieron era que la caligrafía es un Ohikari escrito por Meishu-sama, donado por un miembro antes de fallecer. Me conmocionó la ternura de la respuesta. El día sábado volví a dedicar. El responsable del

20

IZUNOME Argentina / / / / / / / / / /

día me dio la consigna y me orientó: “Limpie donde nadie haya limpiado”, la verdad es que todo estaba muy limpio. Empecé por el baño, limpiando arriba del marco de las puertas y las puertas. Ni bien apoyé el trapo arriba, salió negro. Empecé a llorar, sentía un dolor que me salía creo que del estómago, un dolor inmenso, un dolor que no pude ubicar, era como algo frío, oscuro, un caudal de dolor inmenso. Quería gritar, pero si gritaba como lo sentía, creo que hubiera venido hasta el vecino. Era un dolor enorme, abrí la garganta, abrí la boca y grité con la respiración. Un poco me alivió. Si me preguntan de dónde venía el dolor puedo responder que venía de lo más profundo. Tuve una niñez muy difícil, de un maltrato especial, que me convirtió en una persona retraída, tímida, que ya no quería estar en contacto con ningún hombre. En mi niñez nunca lo pude hablar con nadie hasta que en mi juventud hablé con un psicólogo. Ese dolor, esa suciedad, todo lo feo, me vino de lo más profundo y no lo podía contener. Ese sentimiento afloró, sé que estoy en un proceso y el permiso que tuve, por eso tengo la certeza de seguir trabajando. En algún lugar, en mi interior, sabía que estaba y por el dolor uno se niega a trabajar, ahora sé lo importante que es.


Agricultura Natural Siglo XXI / / / / / / / / / /

Nuestros antepasados y la agricultura

E

n los orígenes de la humanidad, nuestros antepasados conseguían su sustento cazando, pescando y recolectando frutos salvajes. Eran nómades, migraban a otras regiones según las estaciones del año; seguramente, las posibilidades de los que habitaban en los polos no serían las mismas de los que vivían en zonas tropicales. Vivían en grupos y así se trasladaban pero, a lo largo de la historia y de la evolución, decidieron asentarse, buscaron un lugar cerca de una fuente de agua, lago, vertiente, río porque sabían que sin el precioso elemento no había posibilidades de vivir; inventaron herramientas y construyeron sus casas con lo que la naturaleza del lugar les proveyó. Su largo peregrinar por la tierra les fue dando experiencia y conocimiento. Seguramente habían observado que los frutos caen cerca del árbol, que la tierra transforma lo que en ella se coloca y que las semillas de los frutos dan brotes. Entonces, paulatinamente, iniciaron la revolución más importante para la supervivencia del hombre: la agricultura. Empezaron a trabajar la tierra, sembraron, esperaron, cosecharon y se alimentaron y dejaron para la posteridad ese hermoso legado que es la relación con la Madre Tierra, ser vivo amoroso y generoso. Eso hizo que los hombres vivieran en comunidad, que se estrechara la relación entre ellos, que se ayudaran en la siembra y en la cosecha, que cada ciclo se iniciara con un ritual pidiendo a sus dioses por la siembra y luego agradeciendo y celebrando por la cosecha obtenida. Aprendieron a prever y en consecuencia a guardar las semillas para la próxima siembra, a conservar el diezmo (cada diez semillas, una) para obtener la misma cantidad de tierra cultivada la próxima vez. La agricultura fundó las bases de la convivencia entre hombres: el trabajo con un objetivo concreto, la organización, la planificación, la previsión, el proyectar y el re-crear lo que la Divina Providencia creó; además, la experiencia de vivir en comunidad, de crecer y evolucionar porque, cuando el hombre tiene el alimento diario asegurado, puede dedicarse a otras tareas que siguen enriqueciendo su vida. Vaya nuestra gratitud a esos amados antepasados que siguen viviendo en nosotros. / / / / / / / / / / IZUNOME Argentina

21


Tan natural como hecho en casa

Para reencontrarnos con un sabor ancestral, acá va la receta de un budín inglés que hacía mi tía Celia.

Ingredientes 500 gr. de harina. 250 gr. de azúcar. 200 gr. de manteca. 4 cucharaditas de polvo de hornear. 4 huevos. 125 cm3 de leche. 100 gr. de frutas abrillantadas. 80 gr. de pasas de uva sin semillas. 2 cucharadas de licor o coñac. 1 cucharadita de esencia de vainilla. Nueces picadas. Ralladura de limón.

Preparación

B

atir el azúcar con la manteca a punto pomada e ir incorporando los huevos de a uno por vez; batiendo siempre, agregar de a cucharadas la harina y el polvo de hornear (previamente tamizados juntos), luego las pasas de uva remojadas en licor, el licor, la esencia de vainilla, la ralladura de limón (la leche se agregará al final para regular la consistencia de la masa, que debe ser bien cremosa). Aparte, preparar un molde alargado (budi-

nera) enmantecado y enharinado y volcar la preparación dentro del mismo; distribuir las nueces picadas y la fruta abrillantada sobre la preparación; ubicar la budinera en la rejilla mas baja del horno, hornear a temperatura moderada durante 80 a 90 minutos. Luego de ese tiempo, apagar el horno para evitar el enfriamiento brusco y dejar enfriar el budín dentro del mismo. Una vez frío, desmoldar ¡y a saborearlo con un rico te o con unos mates calentitos, amargos o dulces!

CULTO ANUAL DE ANTEPASADOS Les recordamos que el Culto anual de antepasados en la Sede Central, se realizará el día 2 de noviembre en dos horarios: a las 16 y 19:30 hs. Las planillas de antepasados de octubre quedarán para este Culto, es decir que no es necesario que confeccionen nuevas planillas. 22

IZUNOME Argentina / / / / / / / / / /

Sede Central 2 de noviembre 16 hs. y 19:30 hs.


Reunión de Jóvenes Cambio de horario

El sábado 15 de octubre a las 17:00 hs. se realizará la reunión de jóvenes en la Sede Central de Argentina. Invitamos a todos los jóvenes miembros de entre 18 y 40 años a participar de esta reunión de estudio basada en la enseñanza del mes. Para más información comunicarse con el ministro Ulises.

Les recordamos que a partir del mes de septiembre, en la Sede Central, la oración de inicio del día se realiza a las 10 horas. El horario de funcionamiento sigue siendo de 9 a 20 horas.

Calendario de actividades - OCTUBRE

1 OCT

3 OCT

15 OCT

22 OCT

24 OCT

Culto Central de Gratitud a Dios y a Meishu-sama 18 hs. Sede Central Oración de Gratitud a Dios y a Meishu-sama 19:00 hs. Johrei Center CABA Reunión de Jóvenes 17:00 hs. Sede Central Ceremonia Central de Elevación por el Alma de los Antepasados 18 hs. Sede Central Oración de Elevación por el Alma de los Antepasados 19:00 hs. Johrei Center CABA

En el interior la oración de gratitud y de antepasados será realizada el segundo y cuarto sábado respectivamente. / / / / / / / / / / IZUNOME Argentina 23


Suelo Sagrado de Hakone

Suelo Sagrado de Atami

Suelo Sagrado de Kioto

Suelo S. de Guarapiranga

Suelo Sagrado de Saraburi

Nuestra Institución en el Mundo SEDE GENERAL JAPÓN Suelo Sagrado de Atami Shizuoka-ken, Atami-shi, Momoyama-cho 26-1 Kyusei Kaikan. Tel: (0557) 85-3141

México Chichen-Itza 317-C, Colonia Letran Valle, Delegación Benito Juarez. México D.F. +52-55-5511-9584

AMÉRICA Argentina Aristóbulo del Valle 1861 Vicente Lopez, Pcia. de Bs. As. +54-11-4796-4142

Perú Av. República de Chile 690 Jesús María, Lima +51-1-424-2749

Brasil Rua Morgado de Matheus 77 Vila Mariana, Sao Paulo, SP +55-11-5087-5000 Bolivia Alameda Potosí 891 Santa Cruz de la Sierra +591-3-335-4430 Canadá 1886 Eglinton Ave. West 2gd Floor Toronto, Ontario +1-416-789-1313 Chile Tomas Andrews 067, Barrio Providencia, Santiago. +56-2-665-1522 Colombia Calle 25G Barrio Modelia, Bogotá +57-1-263-3108

Uruguay Av. Italia 3111, Montevideo Venezuela Capuchinos A Guarita, Ed. Guarita, Loc. 04, planta alta, Parroquia San Juan, Caracas EUROPA Alemania Musikantenweg 20 Frankfurt/main +49-69-3899-6923 España Calle Sardenya 259, entresuelo 4, Barcelona +34-68-728-6825 Francia 11, Rue de Belzunce 75010 Paris +33-1-5320-9930

Portugal Rua Gomez Freire 143 a-d Lisboa +351-213-156-576 AFRICA Sudáfrica 386 Schoeman Street Pretoria Central, Pretoria +27-12-320-5484 Angola Rua do Complexo Escolar Futungo 2, Barrio Futungo, Municipio da Samba +244-228-74-0620 Mozambique Av. 24 de Julho 1274, Barrio Central, Maputo +258-21-300-275 AUSTRALIA 13 Dewrang Street, Lidcombe, NSW, Australia +61-2-9749-1457 ASIA Filipinas Block 1 Lot 18 (340) New York St, Camella Homes, Bacoor Cavite +63-46-471-5745 Korea del sur 611-1 Kyodong, Milyang City, KyongNam +82-55-352-2082

Grecia Calle Omitu 25 Irakleio TK, Atenas +30-210-279-9103

Sri Lanka N°25 Mihindumawatha Gampaha +94-33-567-9092

Estados Unidos 26 Elm Avenue, Hackensack, NJ +1-201-343-0355

Inglaterra 465b Hernsey Road, Hernsey Rise, N19, 4Dr. Londres +44-207-281-1532

Tailandia 90-1 Moo I Champak Paew, Kaeng Khoi, Saraburi +66-36-36-2000

Hawai 1111 Dillingham Blvd. Kokea Center E-3, Honolulu. USA. +1-808-841-6567

Italia Viale Jonio 317 Roma +39-347-484-3725

Taiwan 7F-4 N°158 Sung-Chiang RD Taipei +886-2-2567-9489

Costa Rica Carretera Pavas, s/n. +506-2231-0627

www.johreicenter.com www.izunome.jp


Revista Izunome Argentina - oct 2011  

Año 2 edición n° 23

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you