Issuu on Google+

Cfl?{GRESfI HACIÍIHAT

ffiffi wffiffiffiffiffiffin

TEHHITÍIHI{I§ Y SÍIBERAH¡AS


CÍIHGRESO HAGIÍIHAL

0E T¡ERnAs, TERRITflNItlS Y SÍIBERAH¡AS

]UIRilDRTOS


§-*s r¡'¡amdat*s

s*r, l*y*s de **t*g*hÉ*rr:* er:r.¡stru[d*s

**ss'r*erátse* y p*rtirspativ* p*r p*pa;$ares. síeh*s mar:datCIs

te¡"r§t*ri*s,

**

f*rr::a

:ig*if,r*tiy* r.¡*mer* d* *rg*ni¿*ci*ncs fíer:*a"r :*s:tid*, pues §* *riq*n d*sde É*s

§q:s

ur"r

seet*r*s, {as id*rutid*d*s y §*s grup*: de ir*t*r*s y re{**cn **s** f ees pr:*h§*s r:ris¡¡"¡*s.

*l*s"§fu*lu e*l*etiw* de c*nstru¡eri*r: d* p*es Ljn m*¡"¡dat* *s la *xpresi*u,

d*

§os

n**musae$*s d* nu*stnas rue$txs, s*u, !*

*xpnesímu} #c $*s pr#{trsüs ef* errüarulxaeio* s*eÉm§,

de n:*dm *s¡:*lrt;*rte* s"]íde

im

p*r in que

ru* res*!t*s:

nada,

L*s m*s:de{*s n* s*gu*dmr: em *! psante*r,,ie*tc rríticm de f * q*e sur*de en ñil*5tr* país; m;ás hí*¡:, earm*f*rf¿an Ías que

tenrrr*s {*r*

em¡:lradiee!tlnes pr§r"reápeÍes cssrstema eapitasíst* y su rxodelm ce*ncmlc*; *upruuu*

lcs element*s e*s:tr*l*s d* nuestras suehas; y prüpuestas frc*t* a §a vida c*$ertiva,

ri*i*t¡uin"*u**r*u

pos{unas

¡:N*s parten de nN*str*s ir.lt*r*s*s, dmse*s y necesidadrs {*n1# pr#(#§*§ y s*ciedad" Ta¡x¡hidr: diagnostican y pia*t*aru s*tuesnmes

ef*l Baís, pr*poniendo ur¡

*

§*s

prohlern*s *:tructur*!es

m*d*l* a§t*rniativr #* hlenestar

dc:prmduecá*n,poder,euitura,terr¡t*rí*y*utu*r*,*

y váda,

*

*§v*!

i\ .\.

,)

t l{r


t¡: n*s*m*m l*s ntandatfi$

5*ffi:

: :

a

LeE§slmcí*m

i0n

p*pu!ar: una vision de país,

mirada estratégica,

rnarldatas':d* desde el purblo.

w Áut*d*t*rr¡inacion:

son nuestra voluntad y capacidad de g*bernar Ios

t*rrlt*ri*s desde ios proyertos de vida prcpi*s"

€ Er¡strumento poiitico

de resistencia:frent*

*l sístema

define ia forma de oi'gani:ar i* vida, !a s*eiedad y

y de imicñativa, pu*s

terrítcrim.

iQué contiene un mandato? Ün Hgriz*rafe gs§§'*ffisrm" lrluestra vír!*r: de smciedad, el s*rltido y l*s prapuestas

emm

Í*s ru*lxsmnganlaam*s

áa

vida y

§*

s*ei*d**S, en p*rspeet§ve

de s*b*rmním pc:pNlar"

flrmwws

y

#§ffl#§€gs*s ds

smms#rsssss{iás

#xgf&w

s*g§gf"

e*n

ti*rra, lo mi*er*-energétie*,

y #{ásstr{§§ss§*re ff#r#

L*s ran:íncs y rutas a *nd*r eci*ctivar*ent* en re{*rimr:

i* cultura y

$a

idsmttdad, §a ee*nomía campcsia:a, §*s territmrl*s urh*n*s, la guerr* y

§x

*E

&gu*,

Ecs

saher*s,

cmnfllcto.

Ffmsg

de

ggrg*$m" Tmr**s y aetivñdades ecRcr*t*s qu* riesarr*El*n:*s día

dia * qr:* ri*s prffiñürt*m*s *r: perí*d*s e**er*t*s dr t[*mp*" ffimhen:*s §**r y trmhajar á*s mandmt*s {t}{\ l*r:t*s qi*

a


a. dfrgÉ#gd.

§l

&{errar

y croanizariones. Lts

nLJüir*s pro(esos

snarld*t*s d*{:en p*nrmitsr

sa artieu§aeisn de las diversas perspectivas y d*sd* la *xper"i*neia §*cal y regional para la acción

§as *nganíeaeirnes,

conjr:nta.

h. degrsrm

§da§.

frnriqNee*r lss mandates eosx Ruevas visiones y rem§ldad*s, ganane$c idemtidad popa,urmn f-lacer remsídad un n*qulere ser fuerza s*r!*§ y p*§ítiea, pnra

*i*i*ro

y de aeumulación

r'

t*r:*r

p*p*§*r.

c*pae tdar* d*

transfor*u,,0, rdrv'r¡ru\¡\Jr

fiva§§zfl#r. [n ia eoristr¿*cri*e"t eie una propu*sta dn pans ctesd* los ejes

propros de la tierra, est*rrst*rá* y !a

r*m*ru*,*.

f

Tr"armr pñar"res de *ptrieaeióm de sus masidmr*s e¡"1 lss ffw.***$rymrn* territrn§*s. scben exprssar pr#{e$*s de org*nírxeücm s*aias y trahajo

ia g*mte, scst*nerse

eom

er1 *§

t§*rxpü y *n

*" §gdg&g. {*nfrontar ras p*rírieas rslanda{*s *sum§m*s

§a

§a

re§l*d*d hasta sr¡ trxnsf*rmae¡nm"

¿etr¡ases

tan*a d* d*f*nder

rem§ídades ruÍtura§es, §rertsf*nrs:*r e§ n"l*cle§m

las di nárn ieas porírieas *xssrenres;

§os

f'

ffimwgá$gg

traves de

§a

los

e**nmm¡r* y ean*fuiar de raír

maardar;;

asu¡mir uria p*sieí*rt Baslva en re{aei*¡.: a !*s

de despejo. *esde

t*rri{us'ü*" emn.iqu*eer *u*stras

;#úq*, -il.i¡,--,; §' -''""

-*

g*b*rruaRt*s.

r§*gt Fropíriar

aliaa:¿as para las aeeion*s de m*v[!!zacíór: aec!é* direeta, !a *xpresion pcpusar y ra rucha"

Hsta {*rtil[a cert*nces est¿i eneai,nimad* que e todas sas urganñzn*i*mes pr#{es#s irur*rp*rcm c{ estudio y apr*pi*rimn de sr¡s mandml*,

P*rt*, s* haga* ñrü{e5ü5 edueatiwos y de dinarníraeí*n y eiur{*des"

ln

e:e s*r:t!d*,

territorics

v

§a p*rspectrua

y, p*r

a

3r

*tri

effi nLrBVas r*g§*n*s

es qNe f*s sx*r¡eiatss s* validnn cñ

sü{t#r*§, *mBr*ndie**d* uru& $ran ear*¡:ana

d*

n¿Jevüs

diÉxsi*n y

mcvilización l*lítíe* ¡'t*ci*nal, a traw*§s d* r*edius d¡reet*i{*m* §*s *s*mbf **r,

reunienes, tult¿s, s*¡'¡risrarí*s

a.¡ *tr"cs, que penrnita§1 l"¡aeer r*n*cer i*s * $a rr.¡r de sas vísü*nes y nee*sfd*drs de §* geni*, así eomo poí medic rf* f* prcpaq*ruda *uurit*, *udi*yísual, artístira,

rnandatos, enriquec*rr*s

¡'¡rusicai, hasta haeer de lüs mau:datrs

¿"¡,,

r¡:andetc d* t*do el puebl*

ealambiano,

'.::ia:,+.ittr

:iii 'i 'ir.. nt:

"

;i,l.r

li,i ,i'iinr l,ttl:':,

:.=l::..a?É

ji:::1,;'..',:+:


La globalización capitalista: despojo y acaparamiento de tierras y territorios

{*?r¡*:fuí*, l* :;afuerx*:, har* par'te d* Í*s pi*lr*s glt"lbañirad*r*$ qflje parc Í* rur*{ signifiea s1.l ir:e*16r*racíqlr'I *§ pr*r*s* ds *eusn*á*ri*n y eJnrcis:ae!óp eapi{af sst*,

a tr*v*s de§ ;tc*p*r*ruier¡t* d* ?i*rras p*r p*rt* rí* ir:v*nsi*r¡ís{*s s":*ci*11af*s *xÍrcr:j*rcls ffiredá*d* p*r ef desB*j* vi*§erlr* y s* p*:teri*r i*,;*lir*ei*1,i; la

*

rce*¡:w*rsi*n ¿i*l r*s* d*á s**l* xr: fulleü*rr ¿{* f*s #ür* ft*,ü#{i*s, ix qrm* rair:*ría, iJe i¡:f¡'**stre.retr;r;; n*:r*larÉ*s ¡:*r,a *i Í1"*nei*n*mier:t*

y §ms m*6ape'*yectt:s *f*§ rapít*üism*;

*c*r:q:r:tie*

3'

y

r**rd*n*mien{* t*rrit*¿"íal qu* air*i:ata *[ r*r¡Ír*l s*rí*1,

ruitl,frxi +j*r*!ri* tra*iei*r:al y *rur*straÍsxcs:t* p*r §*s

(nrr¡LaI}ieimqJ*s"

& n:ivrl qlqlhañ se dietami***

á*s p*iítirxs

t** #c:p*j* p*ra l*

e*p:í[x§ista y a nrve§ fl*ral s*

6:r**á:?*s

y [*s

,*cg,frct,§laei*n

eumpl*l: g:*r pxr{r eir l*s drh;í¡t*d*s y sumis*s e*qtac:j*s n¿rir¡n*l*s, rueriia¡:[* l* *up*d§*i*r: d* §ey*s q** #5*$L¡r#r] s* e*rnplími*n{*. fl st* s"si *s a r,t* ¡.¡ ru r* * r:v*q ei* e*i * n i* i isixr: e* ru ít* ist*. á

I I


F.

tl lr l¡ I. lr l¡ lr

empresa§ calahor*rían con los organismos de las Naciones Unidas, las organizacignes laborales y la scciedad civil para promover pr¡nc¡pios sociales y ambientales de (arácter universñl"2; ii) los Prinripios para una lnversión Agrícola Responsable; iii) e! doeumento de la (omisión sobre el Desarrollo Sostenible del (cnsejo [eonómlco y Social de la 0N§.J3 qile, entre 0tr05 temas, traza "opciones" de política y medidas ne(ssarias pana acelerar la aplieación de la minería; iv) las Directrices voluntarias sabre la gobernanza respünsable de la tenencia de la tierra, la pesca y los bosques en el contexto de la seEuridad alimentaria y

vi las directrices operativas para ül program* UFI-HIilS {fieduceióm de emlslones por Deforestación y Degradaeión)5;vi) La (snvencién Marm de Ia Naciones ljnidas sshre el naciona14;

Cambio (limático6; vii)

el

Protocolo de Kioto sobre la (onvención de Naciones Unidas sobre

el (ambio Climático7; y viii) las directrices de políticas impuestas en e! mareo de los tratados

de !ibre comercia, entre otros.

Istas políticas eR lo sustancial son permisivas, proclives y funcionales a la acumulación capitalista. Las que constituyen claras ventajas para los inversionistas son de obligatorio cumplimiento, eümo las recetas del FMly la 0M(, y las que lmplican algunas abligaciones en materia ambiental, laboral y DDHH n0 son vinculantes y se instrumentalizan en favor del Eran capital.

Asílo han señalado organizaciones sociales, ambientalistas y otras que hacen seguirniento a tales politicas. Tal es el caso de la FIAN internacional, la Vía Campesina, la Red Social por

la Justlcia y las Derechcs Humanos y Focus on the Global S*uth, organlzaci*nes qr¡e en sil decumento "Por qué fizs üplnemos a los prindpias de la lnversion Agrírcla frespansable", cunsideran que el principio orientado a que los derechos existentes sobre las tierras y

los recursos naturales deben ser reconocidos y respetados, "está más prencupado por garantizar una transferencia sin problemas de derechos sohre las tierras existentes hacia Ios inversores, que en mantener las tierras de loslas campesinos/as y las comunidades en sus propias man05 ahora y en el futuru'l y que "el hecho que las r*ejores tierras de eultivo

están siendc invadidas por los inversionístas extranjerss sff{ava la posibilidad, ya señ de personas sin ti§rra 0 cün escñsez de titnras, para obt*ner o mejarar sustancialmente sus derechos de tierra existentes'i En

el rnisrno srntido, consideran que el principio que

?http:l/www.un.org/eslgiohalcompüfi1{0ntcxt.shtrnl 3http://www.un.org/esa/dsdicsd/csd*pdfsksdl

gl[t¡t. j 72ü'f 1 t 9/E{N1i?ü't"l 19_spanish.pdf

+httpllwww"faCI.org/fileadmin/us*r_uploadlnewsro*mldocslv6_Finat

sp_May_20i2.prjf Shttp:liwww.unredd.orglPort*ls/1 Sldocument5levent§l;$sgü309Fanamalüoer¡menxluNgá20RIDD7o20l % 5 B § pYo5 D9o2 ü2 6 M a r0$" pdf 6 fxttp:llilnf{c{.¡ntlresourreldrcs/convkpft 7

onvsp.pdl

http:/lunfcrr.intlresoune/docslconvkplkp:pan.pdf

pyo20Guidelines-ya?*


establece qr** las lnversirnes n* deben p#ner *n rlesEo la seguridad alimentaria sino por el comtrar§m f*rtafiecerlm, n* cünte¡mpfia ef derseha hurnano a una alirnentación

y la soh*ranía af Éme ntarla, pon eNant* "la pnoducc!ón neta de alimentos p*dría murner,Itar gracias a lms inversiones m grar: eseafa en la agrieultura industrial, peru al eusto inaceptahle de tener eor¡lunidad*s luea§es desp*ladas de sus adeeuada

tierras,

d* hmher destnuído a fmslas eernptsínoslas

[cea§*s

::$madas, y de destruir l*s suel*s y f*entes de

ffiespecto del prí*cipio que *stablece que e*r3sulta

y los

aeuer'dCIs

y la

gar':adería de !os pastores

*gu*,i

a l*s

rnatenfialrnent* afectmdrs se

de las aansuftas se r*glstran y

sm

ses

hae*n runnplír; afirn"lan

que implícitamente se parte d* la prermlsa que síennpre ¡¡ahrd aceptari*ru d*! prüyectü de ír¡versfrCIn y "estm e*nvlerte üa cmrusulta en H1ers "eseaparate,,* e5 1,ila mailerü de er"npaquetar el nese*§tad* pfrrd que pere¿{f, mrás f*gíttme¡" d&dm qn:e sas "*mpresas nacínruales y transr:arl*n*!es, las elites naeimnmfes y lnu gmbiernms hen instrxsTl*ntalizadn * manipufadE: l*s "{ünsultas" p#re Brüm6v*r $#s i*tereses e¡x Eas *p*racü*r:es d* la tí*rr*, que str *jecutan *n much*s casss ün eoy3tra dE l*s !¡.¡tereses y l*s der*ehos hurmanos dn las rmmNe':idad*s campesinas y pmst*ras,l &d§ci*r:a§mente, aseguran q{;e

e§ pn§neiplc sohre §a viahi!idad ee*¡:*msen y lm íp1v*rsi*l: r*sB*nsab§e frgrfi-effiPr*sar[al que ap*ir:ta a que §*s proyertms *eher¡ ser vimb¡*s *n

todes §*s sentido§, {{}n rssp*t$

mE

estad* de dereeh*, deber¡ r*f}*jar fas rnejares

¡lr;icticas *mpresanía[*s, y el resuliado s*r s*stenihie,

"*§"]

{ugar dc dar prí*r}d*d a un

d* pr*d*aei*it *gríe*fa dorude n'ruj*r*s, carnpesim*s, pastores y pn*duetures de aiñmer¡tús e Psquene *scala estám en e§ centrü, tas fmrrmas aEnoee*l*gieas d* $* agnicultura y §a ganadmría s#en apcyadas y §*s mercades socales refcr¿ados, modelm

las

p*litie*s gub*rlIannentales

p#nen {* siguem p*e'lldndns*} aI s*rvic!* de f cs grand*s inversicnistas extranj*ros y su mod*!* destnurtivo d* la aqrirultura industriai,i E§

§tr

Grupo Agrcindustrial Hacienda §e§laeruz, propiedad del señar [fram*vieh y la

farnili* Marulanda, por ej*mplu, pret*nden ohtener

ava18

par parte de Naeiones

tlnidcs (*mc participante activo del Faet* Mundiale, no obstante que viola un* d* sa:s príncipias que plantea que "Las emptresas deben asegurarse de nc scr eo¡"npsíces ee: ahusos a lns derechos humancs'i La multinacianal Pac;fic Rubiales * p*$ar que vioÍa pr§neipin srbne cr:rnplimiento de ilormas laboral*s qr:e planteü qile "f as etnp'esas de heft n*sp*t*n §a lihertad de asociacién y el reconseimienim efectivm def e*ermehc a la e§

B Üeni¡n*i¡ pr*r*nt;:da por lván {tpeda en ei debate d* ti*¡¡es realizad* en et Senad* *l ?} d* may* de thllp:/l\ry!y\,'¡.p0rtafolirl.colneg*r!asirol**:bi*,t!en*-n u*vas-*rnpresas-el-p*ct*-qf*b*i

lüll


ne$oc¡ación colectiva"y los relativos al medio ambiente, ha suscrito y hace parte del Pacto Mundial. Similar situación persigue (ementos Argos pretendiendo acceder

a los beneficios de los Meanismos de Desarrollo Limpio (MDL)10 en el marco det Protocolo de Kiototl, que permite a grandes empresas parti(ipar en el rentable mercado de compra- venta de bonos por captura de

Estas normas, principios

(02.

y pactos "flexibles" y ns

vinculantes de NNUU que pretenden establecer compromisos para un supuesto desarrollo sustentable y respetuoso de los derechos humanos y el medio ambiente, son birlados por las empresas o instrumentalizados a conveniencia para mejorar su imagen, obteRer

beneficios

y mayor pasicionamiento en los mercados. El Sistema de Naciones

Unidas más allá de solicitar anualmente una (omunicación de Progresq en el caso

del Pacto Mundial, informando sobre "los avan(es realizados en ta aplicación de los diez principios y su participación en proyectos de desarrollo de las Naciones Unidas"i2, n0 tiene competencia para obligar a ninguna empresa a cumplir con los principios. No sucede lo mismo con las políticas globales trazadas por la OMC et FMI o el Banco Mundial, que sí son implementadas rigurosamente en nuestros países con la complicidad de las estados y los gobiernos de turno. En

el plano nacionat, el gobierno de Santos dando continuidad a la política

de

confianza inversionista de sil antecesor, gestiona e implementa leyes y polítieas para viabilizar las políticas globales neoliberales y los compromisos adquiridos en

el marco de los TL( firmados con Europa, (anadá y Istados Unidos. Las llamadas locomotoras del desarrollo son la concreción de la política global capitalista, que para nuestros pueblos y comunidades significa despojo y expoliacién. tl Plan de desarrollo "Prosperidad para t0d0s" de santos y "EI estado comunitario desarrollo

para todos" de Uribe, se complementan e implementan al pie de la letra los dictámenes de Ios organismos supranacionales.

tl

Plan Nacional de Desarrollo 2010-2014: "prosperidad para tados'i diagnostica

la existencia de baja competitividad y productividad del sector agrario atribuibtes,

supuestamflnte, a la baja rentabilidad de la ecanomía campesina para reafirmar un enfoque productivista y exportador basado en un modelo de "empresarizaeión" lvá* (epeda e* octubre de 201 1 en rarta enviada al S*cretario de NNUU Ban Ki-moon

1

0 Denunciado por

1

t http://unfccc.inUresource/dorslccnvkp/kpspan.pdf

1

2

httpllwwwun.org/es/globalcompactlproqress.shtml


'-r I

a'!'1

:l¡!

'

&

':r-

:

_

",á

§\

ra

l:

k

q.!

&i t'

,}

'i"

t?

lf

--.''-=

==

t

E

'l:r:1 -i ';:

tlrt i;'t:

lt:t.';: l.

i.* 3] i] i"l ii :; ; r" i'XI "

ri ,,; Í t ,l:,. :. f*i.:',t:, *;"..i,ii, -"','' i.)fir::;jr,l

.+rf-' ..t..* a' :::::':r::::::liá

t'

:{ia-a

j"'r..i.

*

,

l

-;', :,, i I,

.':-.

, ;'I''-"jr

,,:

,

,. ', t',¡;¡,

l,:¡:"*

',,1

"'

i

i}

it t

itlt::tii¡íiifj;

tll

i

ri ir * ii.i ;

¿-i ij

i:

:i,,t ii i

i

il i:'il 5 ; r,:*i ii,i*jit *..lpir*li*ir

{

.",¡::

:.;i¡':ifiJi*

I

i:ti¿o -,-,,,-,i:i ,,1 fi;ii';l*{iN}.

,jiir ,i-' Ji:l.r

i¡ ji1

f;,.1íjt":; "li,-it

i

l*i'-, .: ili}Ji,:r;' .",

:r,

fq

fi¿:i

,;: ,ir j ,i1,, r,¡i}i;¡

i': r;; rr:**rí¡tír

1':yry¡. ',:

','.:,:,i.".;i'i*ii,.

*

iii'l*i'a:l]{ii: rú,*{i,i;i,}'i;.,

"

*S*'Ljulil i;, qi;*, 'Jt iiiii]lt,i

.;fi :*iiL¡.

r

.,,,1r¡¡'1 ¿ t,,iL{t;;j li¿:

t':l:; ,jr \tt, 'tiiil,,:

r:§

r'

,; ir;i'lill* frili*ii, :i i .;L.l #ir].,j* r*i ";irr, ,

" ii',,;;,'.ii;,É.. i*

r., ::-,.

; "'-. . -

'J

;l * rt i {,t i il f

¡r,";

I

,L'd;1,,. :l ;ii;

il ",,.r LIlr1¡.ir''

il¿

l¡i "i:i,:,,r-:

.;. 1J ."t,, r . I'ti:i."t'-'..

il h,;

t':,

,

i¿'l*,;r"li:;ili;rt,;;r':: lí::,i I 1,,. .

*§{;il}if{*

¿;i

i

** i* pi**i*li,t:: ¡.),: i;: ii+:l"iii, ii ii:. i::,; ;; i* *q r*i r ii It.lII i*. t ;,ji* {::^i.i} iit il'¡{i. i: -;. r}.l.t;;t',}fii;:; r':i, t.iil ii9{:*í# íít pf,f$.r., .,,;:. ,

,

-

!

, i-:. , j.,i-., - .o¡ l¡-,* 'rr ,.:u..r.;.,JI*{} ül:.:'t;;.r: i.:a:i iai'ai"lt"¡ ,, :.' l .lit ti¡'ii,r:;; rli'r i:;..t ltr¡itilll

t-j{:

*lt

' : r' :':'l:' I :i:i :,.r, .,,: .,,rt:.;.:iirÍ :::- iitllLi:, ii;:Illrl I i r ]i; l ir:1 i,,'t,:i u, i,t ¡tl-ilr"it1: i i:'1', i: ''" ' 'il I ;l':

'

tr& 2


frgunas jurídieas

r*m* *i icnt;'ato

de uso o el d*rechn real de suprnficie dcsaparece cüffi1ü

elase, *s pr*§*t*riaadc o, en el mejor de los {asü5,

[*s

t*:nm§r"**s

c**v*ntid* en n*r:tista de §a tienra. flsr

de Zigmunt Bauman'6, el e*mp*sinad* *s cm¡:s[ci*n*d* un deseeh* d*

§a

g§**:alíanció*,

[r: el marco del mencionado títul* del prcy*ct* de ley

se

{r*&* las"Zcnas de ffiesarro§l*

[r::presarial en áreas de t*rr*¡:*s haldí*s"17. Las s*e iedades recmn*eir3*s p*r el Ministeri* de Agrirultura y Desarrollo ilural"c*trTrfi erTlpresas esp*e iallzadas del seeton aEr*p*euario

y iorestal, podrán solicitar

*l

*t*rgam§entm de derechos reales de su¡:crficie smhre

terrenos baldíüs"14, la extrnsi*ffies pmra

t*! ef*eta sert¡: d*finid*s p*r

panorama n* pued* ser m*s desastros* par* rurales, sumad*s i*s d*r*eh*s real*s

d*

Bas

*á lN(00[R"

tl

ec*n*mías pr*pi*s d* las eomus:id*d*s

superfreie s*brs baldí*:, l*s rjercid*s s*bre

pr*pi*dad*s dc ean^rpesinCIsias d*sp*jadns/as, ei e*ntrat* de uso, y la modificaci*n de ia

l*y

1$ü de 1994 e¡: materia

d* tJA[

se ase$ur*n grandes

*xt*nslan*s d* tierr*s para ]*

explmtaeión agr*industrÉaB a qran escala" fim e§ {*pítuio XIV Aeecso de tierr*s para extra*jenms {Títu§m l$§ smhn* F*rmmlixmcümrl y Aee*s* a la Prmpiedad ffiNraÍ], se es{mh$ffi(e qL&e {ms *xtr*r:jerüs fts s*rán sujet*s d* xdjudicacümm

dtl h*ldíms ü pr##reffias de xce*s* a tierras r¡i cone*si*ar*e.i*s de d*r*eh*s

r*ales de suprrfteie s*hr* haldios. h{*didas por d*más *hvi*s, e*¡: §a qLre 5* qui*r* direata, p*r itlt*rl"nedá* d* test*ferr*s *

ree

p*r

[a vía de ]* r*r*pra *rriend* a otras figuras jurídieas, sea para E*

desvian la afenri*n s*br* f * er*rient* *xtranjeriz*ei*¡: de la tierra

pr*da;ceimn agríeola a grarl eseala ü para la espeeulación

e*

§as h,clsas

de vaF*res

cmm $*s

pr*eí*s, flüfTts está sucediendc en la altilianura, pcrejempl*"

y m*diana pr*da*eeién eamg:*sie"la, y sub*rdinadas al g'¡'l*delm de "desanr*[§*" r¡*raá" l-a

Las pncas medid*s qu* fav*r*cerían la pequ*ña (üs?tü las

IR(,

resutrter'¡ marginales

p*lítiea de f*rm*liz*ci** de pnedi*s i:a resultad* s*r *§ pmsc pn*vio para viabi§irmr acapanam[eru{* de ti*rras,

*rtte

Éa

inviabilidad eer¡r:*rnlra de l* pr*ducci** r*mlpeslr,la,

en el mare* d*! rmmd*l* de d*sanrn§l* rural que fi* c*nten:pla pmiitlcas d* f*mento qu*

la prmma:eva y fmnt*l*¿ca. Así, á*s dictámcneg del §ancq: mercad* d* tiennas- Iease acap*r*miento de tierras- est¿*r: para "din*n:iemr" parm

m{ usm

i* *xp*rtaa[ésl-

adecuad* d*l suel* y ei*var la prmdurtlvidad y

trease

exp*liacicm- de nucstras niquea*s"

1$5*ri*1*q*yfilosofo p*l,lro c*nsiderad* una 17 Artiruio 3{i6, (apítul* t1{. 18

É*i¿ulo 3*7, {apítuk: ll{.

B*ra dinamlzar eE *plicdnd*se rÉgurosamen{*, &4r*md[m$

¿j*

l*s ¡uincipai*s rtíli**s de la gl*bali:acién capitalista,

áa

c*nrpetitivided


l

i

l i

1

f,s evidentf que t*das *stas suedidas favor*c** fa reecl]v*nsidn del uso dei suelo en {ohmhlm er} funeión d* x*s §¡"lteneses deü gran *apitaf, q¡.Je encuentra en la tierra, sea e0ffifi fact*r de *spec*laeícr: frnaneiera * {sm* f**t*, d* producri$r.l lndustrial, una ffiuevfr fuente de inversltin que contrihuy* a nesnlver la *rssis s.fiL¡ffidla! d*l eapitalismo. üe esta n'l&r'lere Ía glufoaüízacidn rnpíta!ísta asegL¡r'& *r¡ *stos países, en e! r¡an,ec de la divisi*n internaeionmldeltrafuajm, ln prodlreeion de n**t**.!as primas para !a produrei*n d* alirn*r':tos c d* agrm eomhr:stlhles, reprlrnarirandn n*estras econ*rnías y asígnitr.rdsn*su en el enead*namient* produetivq e! r*l eon más hajc valor agnegado. {o¡r *§ agravante

qu:e la pmlítira de ccnfian¿a ir¡versiunista perrrrite q{.'0 tndas taiEamancías vayan parar a ñ las easas n:atric*s d* !a nrultinacíonaies y u-ffi se r*íruviertan: *nr er país.

T*da esta política gubernamenta! se enlTlarcñ effi una vision de desarrollo rural con

enfoque tenritorlal que implica *n (ün§eeilencia n* se trata de la soberaatím y

e$

despoj* y eontnml de los terl,itmri*s, nc solo de as tiernas; f

s*lo de la defensa de l* propiedad d* !a tierna, iino tamfoi*r:

§a

p*rmaner¡ei* de las emmumidades en lss t*rniturlos.

§¡t el

terna ¡ninero la torte (*nstitt"¡c!o¡'lal deelnró !n:*xequlble la !*y 3&J de J*.!üre p*r auseneia de aonsulta pnevía dand* ra¿ón a §os dema*dantes qus arqurnfrnt#rsn que "at ser la reforma al eüdigm d* mi*as una de aqu*!§as nsrmas qu* preve n¡edidas de earáetrn general üas cuailes tie¡'len un grado de afectaclcr¡ dir.erta y espeeífica en pueblos y comumidades afrc deseendientes, debió hahense heehs efeetivm e! derechm n la r*nsulta previa'i [-a eorte tanbit*ru deridic "dlferir lss efectos de !a lmexequihitridad declar*da p*n *l te!"rnínm de dos {l} anos":*, ae§arandn que "en tod* cas* se trata d* una deelanaeücn de inex*quihilidad, qu* ímpf ira de rnanera ineüudüfuie, que xa ley 13#2 de iütr$ despareeer;t de nuestro ord*nar¡li*rltn juríd§c*, {Jt}f, vetr transeurre e§ plazn fijadu pur la f,CIrte,,i]" N* ebstante el controlj*rísdieci*nafi

üa

§*c*mctora rnünera üv&ffiu& e,* el pars" !-a pclítiea ahírrt* *n detrimento de la mime'íe tradieional

púfuliea fav*reee !a gran mln*ría a eíelo

y el m*di* ambiente y las multínaeicna§*s f,üffifi la nngin ecid Ashanty, f,eo*r* Mlnerals corp {anttqua 6r*ystar}y pacific fiuhÍaies, entre mtras. El g*foi*rnru y las empresas pretenden hacer {reer qrre Ía gr*n rninería seilera rega!ías, impNestos y puestos de trahajo. La mínería es ir¡te nsiva en iniersion dc capitaI n* en fuer¿a de trah*i*, la Eeneracidn de emBlee es eRtre 19s y 1i veees rnencs que Na agricultura y I $ For la cuai s* madif,ca la ley 6g5 de 201 1 (édig* de Minas" 2*htrp:l/wlvw.c0rreeünstirN(iüilar.Eov.eorrrratcÁ¡it:

i¡c ¡go-.r r.trtrn 2'lhttp:l'lwlYvi"{*rt*ronstitucional.gcu.ecle0mun¡ca*os¡ru0.y*:**3_§/02üecmunieada,ú/clül7t¡a7*<Je%2üenerc?á2úde?b2ütü12.php

I


la !ndustri*, r*sp*{ti',,a¡,',r€nic. [rlonibia es un par*ís* frscal/trib*tari* y juridie* para §* gr*a"l

min*rí*, esencia de la denominada p*lítica d* e*nfian¿a inv*rsi*nista; en E*

*xptutari*n de oro ias regalías son del 3%, mi*ntras

par* §* saE de la Ga**;ira *s

E{"r*

del 12?*22. 5on evidentes ias ventajas trihutarias para fas grandes empreses n:!neras qr.le

*xp*iian nuestros re(urs0§, mi**tr*s qt¡* §* ra:tÉg* * las e*svlustid*d*s, e*n:*

*E

pueblo lVay,uu,

ln

materia de hidrocarburos, la primera d*cada de est* s[qln fu* r*eiblda pmn §*s

ciases que están en el poder,

{*n

Ls¡ra

seri* de refnr*:as que rrp;*rtÉ*ron d*

más inequitativa la rer"rt* p*tr*Eera fav*r*eiend* a ias *rylpr*§ü$

E*

f*rr*a

mt,aͧinmeimnales

y etismi*uy*r:d* *E ia:gr*sm ntmclcr¡*l p*r la expl*taei*n dr *ste re{tlrs* *n m*d§* d* de i :**:, baj* ias r*"galras **l 2ü?i a un pr*m*di* d* *%. ill decr*t* 1760 del 20CI3, esrinde a [<*p*tr*{ y crea §*

pr*t*stas ohreras que han slei* r*currentes. La l*y 756

Agenci* Naeiml.l*§ d* l-{idrccarh*r*s, ereand* e*s:dÉci*r¡*s para la privatiz*ei*n d* la ernprese

d*

d*! país; a travds de !a icy 1118 del ?*ü6 se apru*ba la v*nta trffiñr*sñ reversnmd* Nm msfuerx* p*r tener u§# *r?"?pr*sa esta{*i

rm¿{s remtm[:te

acaimm*s qri* esta

p*tr*i*ra l*grad* *r't

§a hNelEa

d*'Et,4*

rile

§m

Uná*r: Sir.ldiemB *furera. fista

vent* de

aeeirn*s repnes*rlta que h*y fie*p*trol en s*l* 5 ar¡cs hay* tam[dm qNe *rltregmr más ds

4* hill*nc: d* p*s*s

aE

s*etmr prlv*d*, qL§* $tr pmdrí*m hahar ir¡vertíd* soeialrs:er:t*"

tl ender¡d*mi*nt* qen*rado p*r *i 6*hiern*

de A§r**nm t"irlb* es:

s¡"rs

d*s g*bi*rn*s,

el aetr.¡al g*hiernc d* §ar:t*s d*eide pagarÍ* c*n ci tnasl;ldq: de ias rtg*§í*s dir*ctas que ant*s er&n *1*n*j*d*s p*r l*s d*p;*rt*mtntos y mxr:ieipi*s rxis:rr* *n*n.getÉe*s,

re¡:tr*lizénd*i* e* Flan**ei*n hlaei*n*i qile es el* ma**j* dir*et* d* áa Pr*sid*neix. &¡1*ei:*s reui:iclpics que r*cibían pcr derech* pr*pi*, eerce d*E **% de sa":: inqr*sms pffir (on{ept* d* reqalías, a fxt*r* pu*d*r.: ser invi*hles ecmn*rmiañul'ltrffittr, sá rlm t[*rxerl e{ far¡ryr

de la aprobac!én de sus pr*yeet*s" {*!*mhia ti*ne eri reserv*s probadas *n

htdr*earhurüs un pr*rnedio de 2.8üü n"lill*nes d* barri§*s. H,asta §:*r*

pmems

ar:*s

y {*§x §*s precics internaeicnales d*l erl:d* m*ffi*res de 4* d*E*r*s rfl hanri§, *§ p*ís *xpi*tab* un promedio d* 5**.*** b*rriles diari*s" {mn [a sr*hida del pr*ri* d*l erudm, el qohlerno d*ride ml*mrx* la mrta *e 1.5 miltrones de barriles día¡'i*s para 2ü15"

§ü nl*

sr *mcu*r:trm p*tr*{*o ntlev*,

er"r

rfi*nüs de

'1#

amms smncm*s

n$ mr:*

i*rpmr{adcrrs

de est* e*mfuustibE*. ft*qmerirnos de il"!&ftera urgent* un mmrldat* p*pu[ar d* L*y Marc* qi* |'áldnorarba,¡r*s que ej*ra* la s*b*ranía smhr* *st* hirr¡ d* l* rratural*e*, p*r* pr*dueeimm s* g:ri*rie* la

qe** *B tá*mpo qL§* se piensa

e*

f*er¡tes d* agNa, [a f]mra y

fxne:* d* est*s r*gi*l:*s.

::

§a

áa

üatos c{e Mari* Alejar:#r* Vai*me¡a. Anaiista

cf

d*f*r:s* d* la g*nt*, d*

á*s

* {m*rtrahajo,

:

.-.-...

'i,;r;..::lrur:rir;¿r:1Í;;;,;i;:i:::i:

.r;:;,.....:;.,,t";:ri"¿,;Jj::..:i1,::;'Ñ

ffi,i

ii¡@ffi

I :!aL,

irl#ri


En $os ñms

Fa

terfi,it*ri*s urfumre*s

§a

sltuaci$n *s simiE*r, l*s planes d* ordenamiento territorial,

p§anes pareiales y §*s planes de d*sarr*f

aeu¡mulaci$m eag"ritalístm y de

!* lucai esttr¡ e*ncebidos bajc ia óptica de

*e la misma manera s*n d*spojadas de sus terrlturlos, las c*munidades que hahita¡l lcs sector*s urbano-populares sufren los irnpaetos de las polítiras de Renmwaei** y dc vai*riuaciun def sue§*. Así, rniemtrms §as cfiudmdes eolmmbianas effi

que

Ím

s*gregae$ón s*eíc-*spacia§.

§as cor"munüdades n'urml*s

neprcdue*$} en su$ prineipales ealles

y plauu*las el ester*utipa d* urbe mcderna y

"orgarolaada'i amp§itis sectmnes

d* §*s hordes u¡s"fuan*s y p*níxrbanms pm**cen sas e*ndicícnes de segregacíón qu* uaücrixa e[ estí!* de vida eonsu¡n§sta y dcsvirtúa las práctieas comunÉtarias y p*pulares d* oríqen campesinm. L*s planes de d*sarrollm d* las prínelpales ciud*des del país *stán aemmpan*d*s d* planes maestrc$, de operaci*¡:es estratdEicas y d* utrms imstrurnemtos admínistratlvmr que garmnfírar:

§a

esp*eialia*aión deñ suef

* {*urnentamd*

su vmlor mn $*s mercadns},

ef, "e*{fr¿" fus:ei*namltr'¡to de las prrr:elp*!es aetiv§dades d* la c!udad {nnmvilidad de fi¡*r¿* de trahaj* y de mrrear:eías, flujos frr'rarleieros deseer:trallrad0s, etr) y e§

e**trol de [a vida eotldíana de *mplio: sect*res popu[ares empohreaidos a travris de estrüteüias eíviec-militares y eulturales {cmm* el aonsurmisrng y el ryr¡&rs¡r¡o srr¡mg. [Jr¡a macabra relariér: e¡:tr* crecirnientn ec*rtcmico de las prireeipa§*s actlvidmdes y grenti*s hrgem*r:ic*s dc las ciudad*s {$n ilffi e*ntr*§ pcbfiaeimnal de fos seetore: urh*m*-p*pula[,es, r"r*s dibuja ciud*des qu* primrleart *§hienestar, e*nforty lm f*r*rd* intfl:rn*ri*nslista para el aurrrertt* de una breaha *ntre quíencs purdem ptrsflr pflr sg bie**s{ar y aqu*lfos qu* s$ffi marg*nados, exaf *}d*s y segreg*d*s e§udad y smhre

dm su

dei*efu* a

Xa

t*do a una vída digna en ella,

[sta si*'¡álitt¡# s* h*e* *vidente af retrísar l*s dncurn*mt*s sup*rt*s d* *ste diseñm, **.¡ dunde d* e"nanera casi que secuencial se presentam Fcs pr*yeetcs de ley que h*y se materíali¿*r} *n *§ pi*n maestro de n:*vi!idad, p§e* maestr* d* alirffien{aeácn, p!*n rnaestr* de sequridad, plan rnaestnr de infraestruetura y plan H1*cstrü amhíenta[,

este qi¡tñffi* *s el rnarco de r*ferencia para e! disenm y pler:eaeidn d*! cCIrnponente turís{ieo de las eiudades, pues para el gofoi*rr:o !a prencnlparl*rl e*t est* campo parm *l e*so de las rixdades se ft*redarntrlta en l* mec*sídad de generar espae!*s mds aecEedmres y

arx*bles para

lms visltantes lc que acreeíenta mas §as *pcímmes de lnversícr: del sectoy privad*" (*da uno d* estos plan*s t!*r¡* esrno dár*e{r!r el plan nacimnal de desarrnl[n,

ye qile a part[r de la estrategia fir'lane§era nací*r¡a! se reaiiaa e§ ha§a¡1ce y *va!uaeímn de la aplieacióm de estss, estrategla quü sü inicia erl §ug*tá y se replice

a

cñt;dad*s del país.

sas denn¿is


Tsdms

lcs dispositivos administrativos dispuestos para la re-organizacién y control

regulado de la ciudad señalan claramente las tensiones de la vida urbana capitalista:

seguridad versus empobrecimiento

y

pauperización, crecimiento infraestructural

versus lumpenización de la violencia, consumism0 versus crisis ambiental, alirnentaria y energética, entre otras contradicciones" Algunos ejemplos de estas tensiones pueden

verse en el plan maestro de alimentación que tiene e[ objetivo de cnear Erandes superficies de abastecimiento donde se concentren todos los productos, eliminando

la relación entre pequeñas proveedures y pequeños comereiantes, privilegiando la "eficiencia administrativa" de grandes cadenas {Carrefour. Exito, La 14, 0XX0, etc.) quienes también estarán a cargo pequeños mercados al interior de las ciudades,

eliminando los pequeños supermercados, las plazas de rnercado en su forma original y las tiendas de barrio, cbligando a los pobladores a (omprar sus pr*ductos y condicionand* el (onsum0 de estos según sus intereses y ofertas, eliminando tarnbiés: la dieta tradieional y con esta los elementos culturales e identitarios propios. Por su parte, el plan maestro de seguridad aumenta la presencia del pie de fuerza en las ciudades, duplicanda ta prese*cia de la policía en los

territorias de nnúltiBles formas,

entr* las que están la ley de cuadrantes, se aurnenta la presencia en unos tenritorios y se establece una relación con la cnnnunidad desde las Juntas de Accion (omunal sier¡do en muchos casas las que terminan ejerciendo todo

tipo de autoridad; adernás

se incrementa la legislacién en términas de seguridad aumentando Ia penaliraei*n

de alEunas conductas delictivas, además se judicializa y se penaliza [a pratesta social estismstizando cualquier tipa de forma de expres!ón ciudadana genuina de inconformismo. Los mayores afectados de esta lógica de securitización de la ciudad, son los jóvenes de los sectores populares, quienes han sido señalados y estigmatizados (CIrflo actores de violencia, inseguridad

y agresión urbana. Paradójico resulta que al

lado de este imaginario deljaven pabre mala, nun(a se señala la carencia de calidad en el sistema educativo, falta de oportun¡dades culturales, lahorales o identitae'ias por -

parte del mercado y de la sociedad en su conjunto.

[l

plan maestro de infraestructura concentra y materializa toda la estrategia financiera,

sin querer decir con esto que los demás no tengan Ia misma funcién, pero es desde éste

donde se van a generar los cambias y transformaciones más profundas del territoria y su coilnpCIsición social. Este plan redefine las ciudades en térmi*os financieros para dar§* más agilidad a los sectores financiero, comer(ial e industrial, desde el diseño

de grandes estructuras viales, de vivienda y de servieios: Grandes avenidas c0m0 ccrred*rcs que (omunican todo el país, los rnega colegios que haeen parte de la pnlítica educativa del país, las grandes y eficientes construcciones de prestación de salud de earácten privado, las grandrs construeciones para la vivíenda para las que se


;T-

destir}a gran pmrte de las tierras d* las riudades, c*¡'¡ valores excesivos dejando fuera del *aeesc a ésta a la mmy*rí* de la pchlmci*n; pmr ultimo podemos mencionar el

aumentc de la e*nstr¿.¡eel*n de gramdes eentrms e*m*reiates, culturales y recreativos ecm equípamlentms hastamte e*mpl*t*s, estms eors'Io parte de ña campaña de mercadeo para las ciudad*s eolomhi*nas en vía de atraer más ir'¡versidn extranj*ra. Flnalt"nenlte,

p§an n:*estrc an¡hirmtal mrdes¡a y dfsena l*s esr"¡dad*s pera !a adecuación

de espacios rniás sanss en prtrservaeíénr detr medí* arnbiemte, primr[za y r*guta el uso d* l*s espacins dentro del t*¡'ritor[m ul,han* dea[arad*s rcservas naturales para

fomentar *§ ee* turism*, pero nc defrnen clanam*s:te cu;á[ es !m respmnsahllidad del seet*r industrial privado em *§ uso de §ms sumlos desde B*gicas extraetivas. Tmmp*e* es{e plan define elar*mer:te su rtrspünsahilidad en e! manejü usü del agua, ni regula contra la ccntamínaeimn de las eiudades por la aetíwidad pr*durt[va rea!á¿ada pmr *st*

strtor.

El capita§§sn.no werde se confmrr.n*

{*t} aun:*mtar"¿0n&§ t#rde§"exc[uy*ndc

mecesidad*s arnhienta§es urhmnas de [a maynría

d*

las

0a pmhlacíón; mce*sc a servicios

p*blieos gratuítms, d*rechm al lihne trámsito y disfrute del país*je, z*nas coml*s:itarlas de nmer*aci*r:y drp*rte, *ducariorl ambientaI y sae:*amient* hásicm, entre o{n*s. Al aplirarse este disem* de manera gl*bal er¡ todas meeesidades propias de cada

§as

eiNdades de[ pa[s

drja d* fiado fias

t*rritario y su crdenarniento d*sde sus p*rticufiaridad*s

y

!ru fmrrna de e*nstrueei*n de tejido s*ei*! de sn:s hahltantes, factones qtle dehenían determinan cr"¡ál s*ría nuestra eiudad; pmr el cmntrmnío estm plam**ei*n gener* probl*mátícas (ofi]url*s en e§ territmrio urharr*, que sün las qu* s** nas *xpres*r:

e*

despmjo de lms

p*bl*d*res

ef

urhanms

ütr*

prohlerma resuftado d* este diseño d* eiudmd es e§ desempleo erec[es:te en las clildades {*rT}* nesffilt*d* de las ref*rmas labora§*s apflicadas para la c*r¡smlidmcióm,

s* d*sp*ja a las tnabajador*s y los trmhajad*res de {md*s

sr*s d*r*ehüs trl: rnat*rá* lah*ral que vün desde la perdida de lns p*síhiiidad de penslomarse hasta Nm elirs':lnaeíón de las vacací*r:*s y pa§* por hmras extras de tn*baj*; estms situacién se alterma cnn

Ia tereerizaeión laboral que l*s s*nnete a *rr:pleanse b*j* *stas lcgieas y desd* !* subccntrataciÚn, y el trabaj* ir¡forl.¡"1afi qNe desde lm §$giea de ir:dignidad y "pn*pietmri*s"de sei emprcse se remumeia írcc*nsefer:t*mente

d*

ser

a sus derechos"

*xp*lsisr, de

de sus territ*rims, (nni* n*sultad* de !a ren*v*eí$rl *Rba*a, se re*filza d* man*rx víolenta y s!r: s*!ídas p*sihles a [*s prop[etanios, qu[*nes 5e vün ohligadcs a vender g¡.ls terre¡:cs baj*s las c*ndiciunüs que les sm¡: §rnpues{as. Lm

*ste ohj*t§v* es caml}s: ver (*ffi]ü i*s terr[tonics que hmecs: p*r{e de iCI: d* l*s plames de *rdenamlentc, entnam ert uÍt r;ápid* detepí*r* *e*n:npañad* d*§

Pana frognan dlsentcs

I

lms pCIbladar*s


aumento de la inseguridad y la delinruencia común (0n la presencia de zonas de tolerancia que en algunos (asos aumenta y en atros apare(en de la nada, lo que se traduce en ventas a perdida. En esta légica, luego de !a "recuperación urhana'l

dstos se revalorizan y son apropiados por quienes puedan pagar su "renovación'i La inserción delparamilitarismo en la ciudades, en los espacio de comercio llega! donde se generail toda clase de redes clandestinas que van desde el contrabando hasta el microtráficq pasando por el lavado de activos y Ia creación de fuerzas

ilegales para establecer el orden en los territorios utilizando jóvenes aprovechando su precaria situación económica.

Así pues, el esquema territorial impuesto por el capitalismo a Colombia despoja, segrega y excluye a los sectares populares con Ia complicidad de una

institucionalidad sorda

e indiferente, que se ha casado con un modelo de

desarrollo extractivista, rentista y oligopólico, que justifica en el interés general los intereses particulares. En este contexto de imposición de políticas globales neoliherales, los pu*blos,

sectores sociales poputares, comunidades, organizaciones, campesinos y campesinas, afro descendientes, indígenas jóvenes, estudiantes, mujeres y hombres, reunidos en la ciudad de (ali, entre el 29 de septiembre y 4 de octubre

de 2011 en el (ongreso Nacional de Tierras, Territorio y Soberanías, tegislaron mandatos populares en torno a tierras; economías extractivas; aguas; saheres

y culturas; economía campesina,

economías propias

y

populares

y

soberanía

alimentaria; tierras y territorios urbanos; guerra y conflicto armado. Los mandatos aprobados son instrumentos de resistencia contra et modelo dominante, a la vez que (onsi¡tuyen un embrión de poder popular y cimiento para la ccnstrucción de una nueva sociedad. Los mandatos se sumail y potencian la lucha contra la globalización neoliberalcapitalista" Son mandatos del pueblo para el pueblo que deben cumplirse por parte de las crganizaciones y eomunidades en los territorios rurales y urbanos, en el marco de los planes maffo regionales aprobados en el Congreso.


r

{*¡:s*lIdar §a t"s¡:idad d*l m*vá¡xirr:t* y ins *rgar:i,:*ri*nrs p*pxlar*s p*r* c*!d;rr. a la ll4adr* T¡enr*, d*f*nd*r l*s t*rrit*ri*s y e*ns*lid*r l* s*h*r*r:í* p*p*Í*r. il *:píriÍr"* itmitxrl* y fr*t*rr:ai qL:* ü*5 fua *e*mpanad* *n este {*ngr*s*, t**drá qu* {*ffiv*rff*r ** i",ll} gr** fu,X*uin:icnt* 5*c[*l y F*pa;lmr p*r la Ti*rr*, *] T*t'rit*ri* §* 5r

5*[:*ra¡':í4. ilrl prim*r ñ*r* s5 l,: cmnfmrmmei*ro de i*r"l esp**i* de e*mndir:*c!*r: d* §*r pr*r*s*s qil* Fl*: $ttffir;?n3üs * *s§*s rear.¡dat*s"

[i s*gund* marudat* g**eral es cuid*r i* &4adne Ti*rr"* y rtr(ürl#(*t.ie tLss der,*eü:*s. **isn r:* rllid* i* fuI*dre T§crr* m* l* l:'¡*rme*" Y n* §* mer*mr: *s qu* des{nu5r*r: f

i*: f***tts r*t *qu* p*t'* *xp§*{*r *r* * p*tr*3*r:. §st* {**g¡*s*

l"r,*

m*r¡d*t*ej*

pr*hihir i': ryrxn rv'¡i¡:*ri* y Ía *xpÉr:ltaci*r: petr*{*ra d*s*f*radx. ün c*ns**u*¡1ei*, h* d*rlar*d* il* ürfrt# * §$*gaÍ la 6:r*s**** *n *ues{r*s t*rrit*rios d* la ltngl* ümld

i* fil-{F $¡{}itr:n, xtrar*, p*rifre ftufuiaE*s, ffipH, {*ssg* ft*s*ure*s, §murfrtt (*f*** {*rt*n r}* {*k¡r¡:[:i&, {*mex, &,{sd*r* ffi*s*urr*s, ür*y st*r {hny ilc* #r* flvii*trcit {*rpi y ilni*r: Fer:*:*, pt:r s{"i parllcip*ci*ru ciir*cta r¡1 *gresi*n:*s a §*s AsharI?i,

c*n:u¡:irJ**J*s y t*rriÍ*ri*s,

5r

n*tífir*r**s qu* *c*tti*nd*

*

s* atentaej* síst*mátte*

m Én

s*h*raruí* r:aeÉ*n*§*

[_*s

dtr*e h* o¡r"lc*s{ra} de im«*íg*r:*s y afrmd*sryndien{es, §*s d*r*rh*s rJ* i*s p;:rhl*s y de §* fu1*drry Timrr*, al e{*rechc a l* víd* ps7, y fr

tas

r:*rr¡*: i*nsxlttl{i*rr*{*:

}r

y

d*i **r*rh* int*rr:aei*r3ai

qje

l*s e$*r*eh,:s h*m*n*:,

re*lix*r*r-n*s lar arci*r¡es ql:* c*rr*sp*ndüñ p#¡'* iru:pedIr sil ñr*§eil{i*, p*ra qu* s*iqxn ricl p*ís y s**r1 sa¡:ei**a#*s" §l {*reen mxnrixt*

*: r*¿iir*r *{#r11# *rganie*ei*nss

s*e!*i*: pr:p*l*ry:-- t*dxs

p*]i{iex: *il¡ii*s p*ra r*rustraser tt*c*r*iru* }teei* i¿ s*i¡;eí*r: p*lítie* y n*g*eiada citl eq:xflietc :*eiai y *rmad*. i-a g*rrra en s:uestr*s t*rrit*ri*s alt*re §*s are[mr¡es

pr'*fundamerlf* la arm**í* d* l*s r*mumid*d** y d* Ia ro*txr*§*z*, y §Tü rs p*sih§*

; I

I

I


esperñr ffi*j*ra§ *n §G§ derechms fuur*am*s si el canflicto continúa. El dereiho a la paz solo se eump§irá si $a realí¿amüs nosotrcs y nosotras mismas con la r*slstryneia a la guerra, la exñgene§* a

tros aetorcs arnnadcs para que respeten el derech* humanitario --en especlal !a upmsieiafi a que e! cuerpo de las mujeres sea util[zadü (0m0 bctín de gil*rrfr--,y las **e!*rues direetas de desmif itarización

de nuestros ierritori*s. ilÍ pueb§m colcmhlano y todas sus exprf;si*nes sociales adrptar*müs una egenda de diálnqos nacioma| y n*gíun*Íes er: el (angreso l{ee§onal

d*

Pa¿

ql:e t*ndrá lugar *l pr*xlnro añr, al rqJal nos e*r}v*{&mffis"

ü[ cuarto mandat* general es prmfund!¿ar ña iiberaeioru de !a Madre Tlerna y sa realización participativa dE la nsf*rrna agrar*a. $lo permítlrerv:os que em e! lugar de los grandes fatifr,endlos del nane*trtfieo y *l paranrilltarlsr**, que

deben ser desmanteladas, se instate

eN grar: latüfundi* de los conglameradms agraimdustrimles. Pmn *§ e*ntrario, csas tierras *rmbmdas en rler:t*s de arlos

a lndíg*n*s,

cmmp*sisn#s

y

afrsdese*r¡d§*ntes-- d*be¡: nestifuinse

e*a::*r'¡ídad*s" #c*pareff!$s paeífieam*nte

f*

q{.¡* pq}r hist*ría

a nuestras y p#r dermehm

nos pertene(e; y allíd*nde s* puedan presemtar dlfenencias s*brc los derech*s t*rnituríales d* cada puehno * §e{t*r, aeudir*¡::*s a los prin":elBí*s de trm utlidad y

*!

respeto inter*tnico para resclverlas.

§l quint* mandatn

*s eomstituir a las orgar:lzaeloroes soc!*l*s y curnunídades {0rT}n prot*e{*r*s d*§aEua. ü*sde el*jencieic del gmbi*nn* pr*pio y genera§

autmrídad, ah*rdrr*mos eorufnomtar'¡d* sN

*l ma*ejn, gestüdn 3r proteec$$r¡ de las fuenrtes d* *gu*, privatrr*cá$r"r y degrmdaei*n prcduetm de la expamsi$n *e la

fnontera ñ§rope(ilaria y min*no-*nergetiea y e[desarrolb de ff]e$frprCIyeffiss qu* arilenüxüil su dlsp*nshi!Édad.

[l sexto m*¡:dato gemeral es c*nstruir iln* *c*r!*rfiía propia y mrtículada de los pueblo§, ns silp*ditada a$ mercadm g§*bal, que üñrüntlce la saheranía y autonomía alim*ntarías y !*s saheres as*e§ad*s a lms s*mí!las, §ms psantas y

los alimentos. Vamcs a f*rtaleeer las prártleas de prmdr:eeiún, tramsfmrn¡aeicn,

interranibic

y (onsilma

cuhr:ralmen{e aprcpi*das, soeia{mente just*s y en armcnía eon la vida; na *tif learemos ni p*rmít!rerncs agratéxicus y transgdnleus; impediren"r*s la pres*ncia de l*s agnocon'lba:stíh!*s, plarutacf*nes fores{ales y otrcs rnsr¡reul{ívcs quÉ am*nazan nuflstr* s*beranía terrít*rla§ y ali¡nentaria"

§l sdptimo rnandato es realirar ur¡ crd*nami*r:t* soela! deE t*rr[t*rlo urham*" Frmpnniendosueloyaüuñcümübienesvita!*s,pr.ibliensy{srTiil'}*§. §eeonoci*ndCI


F

la diversidad y las diferencias de los pobladores que habitan las ciudades de Colombia. Legalización detenitorios urbanos y no reubicación forzada. El octavo mandato general es emprender todas las acciones necesarias hasta

que los responsables inttlectuales y materiales del exterminio contra nuestros pueblos sean juzgados. Recogemos las semillas de vida, memoria, verdad, justicia y reparación, sembradas por Ias luchadoras y luchadores populares en la defensa de la vida y de la Madre Tierra, y víctimas de este conflicto. El Hoyeno

Mandato es consotidar espacios para que tor niños y niñas de nuestros

tenitorios deliberen y decidan.

El futuro del territorio está en peligro si no

despertamos nuestros (orazones y conciencias para que sus aportes sean tenidcs

en cuenta. Obsdeciendo su palabra mayor, generaremcs siempre los espacias donde los niños y niñas de nuestros pueblos puedan pensar, construiry defender el país de sus sueños.

Éstos ssn los mandatos de los pueblos

y

cumpliremos. Nos movili¿arernos en calles

las organizaciones populares.

y

Los

campos para hacerlns realidad"

Llamamos a todos y todas a comprometersq con ellos, a la intelectualidad a sum&rse a esta construcción

dr

país, a los partidos políticos populares a aeatarlos.

Cansados de obedecer. Cansados de ser consultados

mientras otros deciden. Queremos gobernar. ¡Uamos a gobernar en nuestros territorios!

(sli, 3 de octubre de 2Al l.

lr-r {



Congreso Nacional de Tierras, Territorio y Soberania