Issuu on Google+

COSMOS 1. Los 5 Cometas más grandes de la historia 2. Las 10 Galaxias más fascinantes de la historia 3.Las 15 Constelaciones mas impresionantes de la historia

$2.000

Johann David Castaño Martín


1. Los cinco Cometas más grandes de la historia

Cometa West, 1976

Cometa McNaught, 2007

Descubierto en el año 2006 por el astrónomo Robert McNaught en un observatorio australiano, este cometa alcanzó su punto más cercano al sol en 12 de enero de 2007, ubicándose a 25.6 millones de kilómetros de la estrella de nuestro Sistema Solar. El cometa alcanzó su punto más brillante el día 14 de enero a la hora 12 (Hora UTC) y los mejores puntos para observarlo se dieron en el hemisferio sur.

El Cometa West, fue visible en el cielo matutino del hemisferio norte a principios del mes de marzo de 1976. Había sido descubierto en 1975 por el astrónomo danés Richard West. Su trayectoria lo llevó a pasar a 29.5 millones de kilómetros del sol el 25 de febrero y, diecisiete horas después, pudo ser observado a simple vista.


Cometa Ikeya-Seki, 1965

Este fue el cometa más grande y brillante del siglo XX. Fue descubierto sólo un mes antes de su perihelio (momento en el que alcanza su punto más cercano al sol) y, al igual que otros grandes cometas, el recorrido de su órbita lo llevó muy cerca de nuestra estrella, pasando a tan solo 1.2 millones de kilómetros de su centro.

Cometa Skjellerup-Maristany, 1927

El gran cometa Skjellerup-Maristann, descubierto en diciembre de 1927, fue bastante desafortunado ya que llegó en las peores condiciones posibles de observación. El recorrido de su órbita era tal que el cometa no podía ser observado en el cielo oscuro, ni en el hemisferio norte ni el hemisferio sur.


Gran Cometa de Enero de 1910

2. Las 10 Galaxias más fascinantes de la historia

Galaxia del Sombrero

Este cometa fue observado por primera vez por los trabajadores de una mina en Sudáfrica, el 13 de enero de 1910. Dos días después, tres hombres en una estación de tren vieron también el objeto durante 20 minutos y pensaron que era el cometa Halley. Recién el 17 de enero, el director del observatorio de Transvaal (que había recibido una llamada de un editor de un periódico sudafricano) pudo observar el brillante objeto sobre el horizonte, antes de la salida del sol.

La Galaxia del Sombrero (también conocida como M104o NGC 4594) es una galaxia espiral sin barrotes en la constelación de Virgo. Cuenta con un núcleo brillante, un aumento excepcionalmente grande central y una senda de polvo destacado en su disco inclinado. La galaxia tiene una magnitud aparente de 9.0, por lo que es fácilmente visible con telescopios de aficionados. El aumento grande, el agujero central supermasivo negro y la senda de polvo todo atrae, la atención de astrónomos profesionales.


Galaxia Ojo Negro

Una galaxia espiral en la constelación Coma Berenices, Messier 64, la famoso galaxia ´´Ojo Negro´´ o la ´´galaxia de La Bella Durmiente´´, tiene una espectacular banda oscura de polvo absorbente en el frente del brillante núcleo de la galaxia. Es bien conocido entre los astrónomos aficionados debido a su apariencia en los telescopios pequeños.

Galaxia el Par Ocultador

El 2MASX J00482185-2507365 o El par ocultador es un par de galaxias espirales superpuestas que se encuentran en los alrededores de NGC 253, la Galaxia de Escultor. Ambas galaxias son más distantes que NGC 253, con la galaxia de fondo, 2MASX J00482185-2507365. Este par de galaxias ilumina la distribución de polvo galáctico más allá de los brazos visibles de una galaxia espiral. El grado hasta el momento inesperado de polvo fuera de los límites de estrellas de los brazos, muestra nuevas áreas para el estudio astronómico extragalácticos.


Galaxia de Remolino

También conocida como Messier 51 bis, M51A, o NGC 5194, la Galaxia de Remolino es una galaxia de espiral de diseño magnífico que actúa recíprocamente localizada a una distancia de aproximadamente 23 millones de años luz en la constelación Canes Venatici. Es una de las galaxias espirales más famosas del cielo. La galaxia y su compañera (NGC 5195) son fácilmente observados por los astrónomos aficionados, incluso puede ser visto con binoculares. La Galaxia de Remolino es también un destino popular para los astrónomos profesionales, que la estudian a una mayor comprensión de la estructura de la galaxia (en particular la estructura asociada con los brazos espirales) y las interacciones de galaxias.

Galaxia Magnífica Espiral

También conocida como NGC 123, esta galaxia es dominada fascinante por millones de estrellas brillantes y polvo oscuro, atrapados en un remolino gravitacional de los brazos espirales que giran alrededor del centro. Los cúmulos abiertos contienen brillantes estrellas azules puede verse salpicado a lo largo de estos brazos espirales, mientras que los carriles oscura de polvo interestelar denso puede verse salpicados entre ellos. Menos visibles, pero perceptibles, son miles de millones de tenues estrellas normales y grandes extensiones de gas interestelar, que dominan la dinámica de la galaxia interior. Invisible son las cantidades aún mayores de materia en una forma que aún no sabemos, la materia penetrante oscura tuvo que explicar los movimientos de lo visible en la galaxia exterior.


Galaxia Supernova 1987A

Hace dos décadas, los astrónomos descubrió una de las más brillantes estrellas en explosión en más de 400 años: una estrella condenada, llamada Supernova 1987A. Esta imagen muestra toda la región alrededor de la supernova. La característica más prominente en la imagen es un anillo con decenas de puntos brillantes. Una onda de choque de material desatada por la explosión estelar es golpear a las regiones a lo largo de las regiones interiores del anillo, la calefacción para arriba, y haciendo que brillen. El anillo, de un año luz de ancho, fue cubierto probablemente por la estrella alrededor de 20.000 años antes de que explotara. En los próximos años, todo el anillo está en llamas, ya que absorbe toda la fuerza del choque.

Galaxia NGC 1512

Una galaxia espiral situada a unos 30 millones de años luz de distancia hacia la constelación de Horologium, Galaxia NGC 1512 es lo suficientemente brillante para ser visto con telescopios de aficionados. La galaxia está a unos 70.000 años luz de diámetro, que es casi tan grande como nuestra galaxia, la Vía Láctea. El núcleo de la galaxia es notable por su anillo ´´circumnuclear´´ “starburst ´´, que es un círculo asombroso de cúmulos de estrellas jóvenes que se extiende por unos 2.400 años luz de diámetro. Galaxia ´´destellos´´ son episodios de vigorosa formación de nuevas estrellas y se encuentran en distintos entornos galaxia.


Galaxia NGC 3370

Una galaxia espiral polvorienta situada unos 98 millones de años luz de distancia hacia la constelación de Leo, el centro de NGC 3370 muestra bien delimitados senderos de polvo y un núcleo extraordinariamente mal definido. Este punto de vista de NGC 3370 se obtuvo por el Telescopio Espacial Hubble con la Cámara Avanzada para las encuestas y es lo suficientemente aguda para identificar individuales estrellas variables Cefeidas en la galaxia. Estrellas variables Cefeidas se utilizan para establecer distancias extragalácticas. En 1994, una de tipo Ia sypernova explotó en NGC 3370.

Galaxia M81

La galaxia espiral grande y hermosa M81, en el norte de la constelación Osa Mayor, es una de las galaxias más brillantes visibles en los cielos del planeta Tierra. Este punto de vista magníficamente detallado revela su núcleo brillante, los brazos espirales de gran y barrido de calles de polvo cósmico con una escala comparable a la Vía Láctea. Haciendo alusión a un pasado desordenado. Una senda de polvo notable se ejecuta directamente a través del disco, por debajo ya la derecha del centro galáctico en contra de M81 de otras características espirales prominentes. La senda de polvo puede ser el resultado de la persistencia de un encuentro cercano entre la M81 y la galaxia más pequeña compañera, M82.


Galaxia Objeto de Hoag

Las 15 Constelaciones mas impresionantes de la historia Andromeda

Una galaxia de anillo, la aparición del Objeto de Hoag ha interesado a los astrónomos aficionados tanto como su estructura poco común ha fascinado a los profesionales. ¿Es esta galaxia uno o dos? Esta cuestión salió a la luz en 1950 cuando el astrónomo Art Hoag se topó con este objeto extragaláctico inusual. En el exterior está dominada por un anillo de brillantes estrellas azules, mientras que cerca del centro se encuentra una bola de estrellas mucho más roja que probablemente mucho mayor. Entre los dos hay una brecha que parece casi completamente a oscuras.

Durante el otoño y el invierno, podemos elevar nuestra mirada al cielo, y encontraremos a Andrómeda. La veremos además casi pasando por el cenit. Toda la zona de Andrómeda es muy bella para la observación telescópica. En ella está la famosa M 31 o “Gran Nebulosa de Andrómeda”, visible a simple vista. Con unos prismáticos se puede ver su forma de óvalo alargado. Está de nosotros a 1,5 millones de años-luz y ya era conocida por los astrónomos de la antigüedad.


Antlia

Apus

Era un aparato que se utilizaba para elevar las aguas. Esta constelación se encuentra en el hemisferio austral. También alguna vez se ha traducido Antlia, como “La burbuja de aire”. Es muy difícil de ver por la posición que tiene en el cielo. Es decir que desde nuestras latitudes de España, es prácticamente imposible verla. En cambio, desde todos los lugares situados debajo del plano del Ecuador, o sea con latitudes negativas, sí será esto posible, aunque es una constelación que no tiene excesivo interés. Se la conoce sólo desde 1679, en que Royer la incorporó al cielo junto con otras muchas del hemisferio sur.

Está situada muy cerca de la constelación de Octans, donde se encuentra el Polo Sur del cielo, por tanto, nos está prohibida su observación, desde las latitudes de nuestro país. La constelación la incorporó Bayer, en 1603 a todas las del cielo del sur. Juan Bayer, nació en Rhain (Baviera) y ejerció de abogado en Augsburgo. Es autor de un gran obra Uranometría, que se publicó acompañada de una colección de mapas celestes, en los que empleó por primera vez las letras del alfabeto griego, para designar las estrellas según su brillo. Es el primer mapa en que figuran las nuevas constelaciones que rodean el Polo Sur celeste.


Acuario

Podemos asignarle el número trece, entre las constelaciones del Zodíaco, empezando por Piscis que es la primera. El Sol se encuentra dentro de Aquarius, desde el 16 de febrero, hasta el 11 de marzo (unos 23 días). Se encuentra situada bajo Pegaso y es una constelación muy grande, aunque apenas hay estrellas brillantes dentro de ella. Tenemos en la constelación, una grandiosa nebulosa muy famosa que se conoce como la “Nebulosa de Saturno”, pero es lástima que no sea visible a simple vista, ya que tiene de magnitud 7,2 y sabemos que las últimas estrellas que un ojo humano, con agudeza visual normal, solo alcanza a ver la magnitud 6. La constelación, simula un hombre echando agua sobre la boca de un pez, situado bajo él en el cielo.

Aquila

Con las líneas que perfilan en el cielo, las estrellas que forman la constelación de El Aguila, podemos identificar sin ninguna duda, la figura de ese bello animal que vuela bajo el Cisne y los dos sobre El Escorpión. Sobre una de las alas de El Aguila atraviesa la Vía Láctea, proporcionándonos si la observamos en una noche sin luna, bellísimos puntos de observación con telescopio. También podríamos comprobar que el plano del Ecuador, pasa prácticamente por el centro de ella. Altair, que es la estrella más brillante de la constelación, o estrella alfa, significa en su traducción del árabe el águila voladora. En orden de brillo entre todas las estrellas del cielo, ocupa el duodécimo lugar.


Ara

Está situada esta constelación debajo del Escorpión. Ara o altar, constelación austral introducida por Tolomeo de las 48 antiguas que en la práctica representaba la prolongación de la constelación del Escorpión. Ara era visible hace veinte siglos para las culturas del mediterráneo y Mesopotamia, pero debido a la precesión de los equinoccios la constelación se ha desplazado progresivamente hacia el sur convirtiéndose en una constelación circumpolar austral e invisible para la zona de las culturas mediterráneas. Referente a su diseño original existen algunas opiniones antagónicas que finalmente dieron lugar a un Altar ardiente al que los árabes transformaron en incendiario. Ara, se trata de una constelación pequeña y muy bonita situada en una zona del cielo de latitud 50º austral próximo al polo sur celeste.

Aries

Hace 2.000 años, cuando el Sol atravesaba el plano del Ecuador, hacia el 21 de marzo, la constelación sobre la cual se proyectaba, era la de Aries, pero en la actualidad, es la anterior o sea, Piscis. Por eso hemos insistido siempre, en que la primera de las trece constelaciones del Zodíaco debería ser Piscis y no Aries. Recordemos que cuando el Sol está en ese punto que llamamos “Equinoccio de Primavera”, empieza la estación de ese nombre para todos los lugares de nuestro hemisferio (el hemisferio boreal) y el otoño, para los lugares situados en el hemisferio austral, o sea, los lugares situados debajo del plano del Ecuador. Ya sabemos que están cambiadas las estaciones en los dos hemisferios.


Cancer

Podríamos decir que es la quinta constelación del Zodíaco. El pertenecer al Zodíaco es lo que hace que sea conocida, ya que por la importancia de sus estrellas, pasaría casi desapercibida. Recordemos que habíamos definido el Zodíaco como una zona del cielo que está limitada por dos planos paralelos a la Eclíptica a ± 8o de distancia. Podemos afirmar que en efecto, no es fácil a primera vista, adivinar la forma de un cangrejo entre las estrellas que configuran la constelación. Sus estrellas, aunque poco luminosas, pueden verse a la izquierda de Cástor y Pollux, mirando hacia el sur. Sabemos que en la actualidad, debemos considerar que hay 13 constelaciones en esta zona del cielo.

Capricornio

El Sol está dentro de Capricornio unos 29 días. Es la constelación número doce del Zodíaco. Ya sabemos que hay trece por las que el Sol atraviesa, en su caminar aparente alrededor de la Tierra. Es interesante para el lector, saber que cuando el Sol lleva recorridos 270o en su movimiento aparente alrededor de la Tierra, a partir del paso por el equinoccio de primavera, y estamos más o menos en el 21 de diciembre, se dice que el Sol está en el Trópico de Capricornio, también llamado Solsticio de invierno. Sin embargo, la constelación sobre la que se encuentra en esas fechas no es Capricornio, sino Sagitario. La constelación está en el hemisferio austral.


Cassiopeia

Es una constelación que todo el mundo conoce. Tiene forma de W o de M muy abierta. Esta constelación y la Osa Mayor, dejan en medio a la Polar. Existen en ella varias estrellas variables y se encuentra de nosotros a 6.200 años-luz. Está situada en plena Vía Láctea. En esta zona se descubrió en 1572 una “nova”. Tycho Brahe la estuvo observando minuciosamente. Al parecer, eclipsaba al mismo Venus y era visible en pleno día. Es interesante decir que las novas, son fenómenos muy raros y no llegan a la media docena los casos catalogados. Dos de ellos, antes de Tycho en 1006 y en 1054 de nuestra era. Otro ocurrió en 1604 y se le llamó la “estrella de Kepler”.

Centauros

Es una constelación conocida, esencialmente porque en ella se encuentra la estrella más próxima a nosotros. Es la alfa de magnitud 1, que se llama Rigil Kent. Ocupa el número 4 entre las estrellas más brillantes del cielo y tiene una compañera que todavía está algo más cerca de nosotros. La primera está a 4,3 años-luz y esta segunda a 4,2 años-luz. Es, por tanto esta estrella, un hermoso par amarillo-naranja de magnitudes 0,3 y 1,7. A pesar de estar “tan cerca “ esta estrella de nosotros, en muchas ocasiones para hacernos una idea de esa distancia, comentamos que la Tierra (que sabemos tiene un radio de 6.370 Km), se vería desde esa estrella, con el mismo tamaño que la punta de un alfiler situado en Moscú, visto desde Madrid (a 3.000 Km de distancia).


Crater

Delphinus

La estrella más brillante de la constelación es la delta, que está situada de nosotros a 130 años-luz y tiene una magnitud de 3,8. Es curioso observar que la estrella alfa es menos brillante que la delta que hemos citado. La alfa de nombre Alphard tiene una magnitud de 4.08. Esto va en contra de lo que normalmente observamos y es que dentro de cada constelación, se asignan en orden del brillo de cada estrella, las letras del alfabeto griego. Así a la más brillante se le asigna la alfa, a la siguiente la beta, y así sucesivamente la gamma, delta, etc. Es una constelación en la que podemos ver “a ojo desnudo” unas doce o trece estrellas. Las dos estrellas alfa y beta, forman la base de la copa imaginaria.

La representación de Delphinus aparece grabadas en monedas de la ciudad siciliana de Siracusa que datan de 480 a. C. En ellas se ve a un joven a caballo del animal, en recuerdo de la leyenda griega que narraba como Arión una vez que viajaba hacia Italia consiguió salvarse del sangriento saqueo de algunos de los tripulantes d la nave donde se había embarcado arrojándose al mar donde había un barco de delfines que le pusieron a salvo. La leyenda dice que una vez que llegó a Italia meridional fundó la ciudad de Tarento. Para los pueblos hebreos han visto en la figura celeste el recuerdo del pez que se tragó a Jonás antes de que adquiriese el don de la profecía. Curiosamente los árabes, auque vieron en la constelación un camello, la llamaron Al-Dulfin, traduciendo literalmente el nombre grecolatino.


Draco

Es una constelación muy grande. Desde la cabeza hasta la cola la podemos ver en el cielo sin dificultad, ya que además es toda ella circumpolar para nuestras latitudes. El polo pi de la Eclíptica, está situado dentro de ella. Recordemos que la intersección de los dos planos, el Ecuador y la Eclíptica es la línea de los equinoccios y uno de los dos extremos es el punto Aries o “Equinoccio de Primavera” , que es el punto que se toma como origen de la coordenada ascensión recta y también de las longitudes eclípticas. Esta constelación, rodea a la Osa Menor y es interesante la observación en ella de muchas estrellas. También de la Nebulosa de “El Polo de la Eclíptica”, llamada así por su situación. Aunque sea citar una vez más ese fenómeno de “la Precesión de los Equinoccios”, descubierto por Hiparco en el siglo II antes de Cristo.


Revista informatica johann