Page 1

SINTOMA

Los síntomas neuróticos son formaciones del inconsciente que siempre constituyen una transacción entre dos deseos conflictivos. El síntoma es el producto singular de la historia del sujeto del que se trata. Y es un texto que requiere su enunciación y que se transforma en una pregunta al Otro. Es el resultado de una o más de una vivencia subjetiva que no ha podido ser simbolizada del todo o en parte. Los síntomas no tienen valor universal sino que requieren ser tratados en el contexto particular de cada sujeto. A pesar de las similitudes que presentan algunos síntomas su significación es distinta para cada uno de los sujetos que los padecen. A pesar de lo antedicho se puede hacer mención de la formulación de algunos malestares que son lugares comunes, aunque sin olvidar que los motivos por los que todo esto sucede son siempre diferentes para cada sujeto. En medicina, los síntomas son las manifestaciones perceptibles de una enfermedad subyacente que de otro modo podría seguir no detectada. El concepto de síntoma se afirma entonces sobre una distinción básica entre superficie y profundidad, entre los fenómenos (objetos que se pueden detectar directamente) y sus causas ocultas que no se pueden experimentar sino que hay que inferir. En la obra de Lacan la palabra “síntoma” se refiere por lo general a los síntomas neuróticos, es decir, a las manifestaciones perceptibles de la neurosis, y no de las otras estructuras clínicas. Por lo tanto, las manifestaciones de las psicosis, como las alucinaciones y los delirios, no son habitualmente llamadas síntomas sino fenómenos, mientras que la perversión se manifiesta en actos perversos. Lacan sigue a Freud al afirmar que los síntomas neuróticos son formaciones del inconsciente, y que siempre constituyen una transacción entre dos deseos conflictivos, la originalidad de Lacan reside en que entiende los síntomas neuróticos en términos lingüísticos: “El síntoma se resuelve enteramente en un análisis del lenguaje, porque el síntoma está en sí mismo estructurado como un lenguaje” (Lacan: Escritos I. Función y campo de la palabra y el lenguaje en psicoanálisis. 1953). Lacan dice que el síntoma es un significante (si bien es cierto que cuando Lacan habla de los significantes a menudo se refiere a lo que otros llamarían sencillamente “palabras”, estos dos términos no son equivalentes. También pueden funcionar como significantes unidades lingüísticas más pequeñas que las palabras como morfemas o fonemas, o más grandes que las palabras como


frases y oraciones y además pueden hacerlo también entes no lingüísticos, por ejemplo objetos, relaciones y actos sintomáticos) Esto diferencia la concepción psicoanalítica del síntoma respecto del enfoque médico, que lo considera como un índice (Lacan concibe el índice como un “signo natural”, en el cual hay una correspondencia unívoca fija entre signo y objeto, a diferencia del significante que no tiene ningún vínculo fijo con ningún significado.) Una consecuencia de tal distinción es que en lo que concierne a la teoría psicoanalítica, ningún síntoma neurótico tiene un sentido universal, puesto que es el producto de la historia singular del sujeto del que se trata. A pesar de sus aparentes semejanzas todos los síntomas neuróticos son singulares. Desde 1962 en adelante se advierte en la obra de Lacan una tendencia gradual a apartarse de la concepción lingüística del síntoma y a acercarse a un enfoque que lo ve como puro goce que no puede ser interpretado. Sólo en 1960 desarrolló Lacan su oposición clásica entre goce y placer. El principio de placer funciona como un límite al goce. Es una ley que le ordena al sujeto “gozar lo menos posible”. Al mismo tiempo el sujeto intenta constantemente transgredir las prohibiciones impuestas a su goce, e ir “más allá del principio de placer”. No obstante, el resultado de ir más allá del principio de placer no es más placer sino dolor puesto que el sujeto solo puede soportar cierta cantidad de placer. Más allá de este límite el placer se convierte en dolor, y este, “placer doloroso” es lo que Lacan denomina goce: “El goce es sufrimiento” (Seminario 7. El Reverso del Psicoanálisis). El término “goce” expresa entonces la satisfacción paradójica que el sujeto obtiene de su síntoma o, para decirlo en otras palabras, el sufrimiento que deriva de su propia satisfacción (La “ganancia primaria de la enfermedad” en los términos de Freud).

REFERENCI9A VIRTUAL http://www.fernandoreyesdiez.com/sintomas1.html

Sintoma  

sintoma neurotico

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you