Page 40

El Club de las Excomulgadas Él arqueó una ceja, se apoyó sobre un codo, y cubrió su pecho con la mano. "Tengo la sensación de que ha pasado un tiempo para ti. ¿Quieres retrasar las cosas?" "Sí, ha pasado un tiempo. Qué amable de tu parte haberlo notado. Y Dios, no, no quiero ir más despacio. Me gustaría que ambos ahora estuviéramos desnudos." Sus labios se curvaron. "Así que las cosas que dices son porque me estoy moviendo demasiado lento." "Me estás matando aquí, Mick". "Déjame ver si puedo acelerar las cosas un poco para ti." La empujó sobre la cama para que su cabeza quedara en las almohadas, después abrió sus piernas y se arrastró entre ellas.

quitarse la ropa. Sólo lo necesitaba en su interior. Ahora. Pero él no se desabrochó los pantalones o se trepó sobre su cuerpo. En su lugar, movió sus dedos mágicos hasta su vestido y jugó con sus muslos, levantándolo mientras sus labios trazaban el camino que sus dedos habían abierto. Querido Dios. Realmente estaba tratando de matarla, ¿No? El vestido fue a la parte superior de sus muslos, dejando al descubierto la ropa interior que había seleccionado cuidadosamente para su vestido de fiesta, y pesar de que se había reído porque pensaba que nadie lo sabría. Ahora se alegraba de haberlo hecho, porque Mick levantó la cabeza y sonrió al considerar el escaso encaje dorado de seda, la única barrera entre su boca y su vagina.

Jaci Burton – El Juego Perfecto – Play by Play I

Eso era exactamente lo que necesitaba. Tal vez ni siquiera se molestara en

40

01 theperfectplay  
01 theperfectplay  
Advertisement