Issuu on Google+

ADICCIÒN A LOS VIDEOJUEGOS Los videojuegos no son tan malos siempre y cuando nos sepamos controlar para así no hacernos adictos.

¿CÙANDO SE DA LA ADICCIÒN? Puntos importantes: Juega controlando tu horario. No dejes pasar tu tiempo libre solo jugando.

La adicción se da cuando una persona necesita un estímulo concreto para lograr una sensación de bienestar y por lo tanto, supone una dependencia mental y física frente a ese estímulo.

¿QUÈ ES LA ADICCIÒN ALOS VIDEOJUEGOS? La adicción a los videojuegos (consolas, móviles, ordenadores, etc.) significa una fuerte dependencia hacia los mismos que se caracteriza por ser una actividad que ocupa demasiado tiempo en la vida de la persona y se continúa practicando a pesar de conllevar consecuencias negativas. Algunos de los aspectos en que padres y educadores debieran fijarse son: - El joven parece estar absorto al jugar, sin atender cuando le llaman. - Siente demasiada tensión e incluso aprieta las mandíbulas cuando está jugando. - No aparta la vista de la televisión o pantalla. - Empieza a perder interés por otras actividades que antes practicaba. - Trastornos del sueño.

- Mayor distanciamiento de la familia y amigos. - Problemas con los estudios. - No respeta de ninguna manera los horarios estipulados.


ADICCIÒN A LOS VIDEOJUEGOS CAUSAS Las causas de que exista una adicción a los videojuegos son muy diversas, pero nos podemos encontrar con las siguientes: - Personalidad dependiente: Hay personas que por su personalidad tienden más a la adicción que otras. - Problemas familiares (falta de comunicación, incomprensión, separaciones dramáticas, poca dedicación al niño por motivos laborales...)

- Problemas escolares/ sociales. Escasa integración en un grupo de amigos, soledad, desmotivación escolar. Es importante destacar que los videojuegos en sí mismos no suponen una amenaza, puesto que todo dependerá del uso y control que se ejerza sobre ellos. Por eso, las adicciones no se centran en el propio videojuego, sino en la forma descontrolada y abusiva en la que se puede presentar.

CONSECUENCIAS Como decimos, la adicción puede superarnos hasta llegar a convertirse en una enfermedad. No es algo que afirme un servidor, sino que es una realidad expresada por distintos médicos que comprueban cambios en la psicología de los afectados. Estos jugadores que pasan horas ante sus ordenadores o consolas, se mantienen en una fuerte tensión constante, volcando cada uno de sus sentidos en la causa que les ocupa. Esto conlleva una fuerte fatiga mental que puede llegar a declinarse en cuadros depresivos y/o de ansiedad. Estas mismas

personas, una vez apartadas de sus máquinas, distan vagamente la realidad del juego y, mayoritariamente, presentan claros síntomas de agresividad. Pero no sólo nos encontramos con una controversia mental, sino que también puede haber daños físicos tales como tendinitis, dolores oculares o de cabeza por culpa de los largos tiempos que se emplean en el juego. También puede ocasionar obesidad, violencia sin justificación, baja el nivel de aprendizaje, cae una depresión, angustia o estrés.


DETECTAR LA ADICCIÓN A TIEMPO No hay ningún barómetro que mida el límite que indique el inicio a la adicción, sin embargo podemos distinguirlo cuando apreciamos un aumento en las horas de juego y el constante deseo de dejar de hacer cualquier actividad, ya sea lucrativa o laboral, con el único fin de plantarnos delante del videojuego. Si se llega a este extremo, deberemos intentar evitar el juego por voluntad propia y de no poder, pedir ayuda a gente especializada que nos aparte del problema. Pensemos que habitualmente, la persona enganchada no admite estarlo, y generalmente niega que esto sea un problema afirmando dejarlo cuando él precise. El trabajo es hacerle ver la realidad o que nos la hagan ver a nosotros si somos los que no percibimos la adicción.

¿CÒMO EVITAR LAS ADICCIONES? Para evitar la adicción a los videojuegos y otros aparatos electrónicos, sobre todo a tu edad, los expertos recomiendan: *Establecer un máximo de tiempo diario de juego, no mayor de dos horas. *Dependiendo de la edad que tengas, debes jugar el videojuego correcto, cada uno tiene distintas clasificaciones y debes apegarte a esa regla; de lo contrario, llenarás tu vida de imágenes violentas a muy temprana edad. *Si ya eres adicto lo mejor que podes hacer es pedir ayuda, lo recomendable es ir con un psicólogo para que te oriente mejor y te diga qué puedes hacer para controlar tu ansiedad provocada por los videojuegos.

CONCLUSIONES El juego no es malo al igual que no lo es sentir ganas de jugar. Es una evasión de nuestra vida real y una forma de divertirnos. Podemos mantener una atracción hacia ellos siempre que sepamos controlar nuestros límites y seamos conscientes de las repercusiones que puede tener hacia nuestra persona. Por contra, la adicción no deja de ser un problema, y más cuando no somos conscientes de que hemos sobrepasado los límites. La forma de controlar este problema es ocuparse con actividades productivas que puedan sustituir ya sea lectura o el deporte, entre otras muchas cosas. Lo importante y adecuado es buscar una solución.


Revista