Page 1

Organización estructural de los animales Existen ocho características fundamentales de la estructura de los animales que diferencian a este grupo de los demás grupos de seres vivos. Estas características son: 1. Los animales son pluricelulares. Esto significa que todos los individuos que pertenecen al reino animal están compuestos por más de una célula, sin importar a qué especie pertenezcan. Esta característica separa claramente a los animales de los protozoos. Los protozoos son un grupo de organismos unicelulares (formados por una sola célula) que antiguamente eran clasificados dentro del reino animal pero actualmente son clasificados en un grupo diferente, el reino protozoa, también conocido como protista o protoctista. 2. Los animales tienen célula eucariota. Todos los animales tienen células con núcleo verdadero y que en su citoplasma tienen organelos diferenciados que cumplen funciones específicas. El ácido desoxirribonucleico (ADN) se encuentra dentro del núcleo celular. 3. La célula animal no tiene pared celular. Esto diferencia a los animales de las plantas, que sí tienen células con pared celular. Las células animales están separadas de su entorno solamente por la membrana celular y, por tanto, son células con mayor flexibilidad que las células vegetales. La matriz extracelular está conformada por colágeno y glicoproteínas flexibles. 4. Los cuerpos de los animales presentan tejidos diferenciados. Con excepción de las esponjas (filo porifera) y los placozoos (filo placozoa), todos los animales presentan diferenciación de tejidos en su cuerpo. Las plantas también presentan tejidos diferenciados, pero los tejidos de los animales son característicos. Entre estos tejidos característicos se


encuentran el tejido nervioso que permite el flujo de información, y el tejido muscular que permite el movimiento y la locomoción 5. Todos los animales son capaces de desplazarse. Todos los animales tienen la capacidad de moverse voluntariamente de un lugar a otro en alguna etapa de su vida. Aquellos animales que pasan su vida adulta fijos en un solo lugar (parásitos internos, corales, etc.), son capaces de desplazarse a voluntad en etapas preadultas, por ejemplo, cuando son larvas. Ésta no es una característica estructural, pero es la consecuencia directa de una característica estructural. La presencia de tejido muscular y tejido nervioso es lo que permite el movimiento de los animales. 6. Los animales tienen esqueleto. Todos los animales tienen un esqueleto interno o externo que sirve de soporte para el cuerpo y los órganos internos. En el caso de los animales vertebrados, el esqueleto es interno y formado por huesos. En el caso de los animales invertebrados, el esqueleto puede ser externo (exoesqueleto) formado principalmente por quitina, o puede ser un esqueleto interno hidrostático, compuesto por fluido presurizado, presente en gusanos, moluscos y nemátodos. 7. Los animales tienen un tubo digestivo interno. Todos los animales se alimentan ingiriendo los alimentos a través de un tubo digestivo que queda dentro del cuerpo. También eliminan los desechos de su alimentación a través del tubo digestivo. Algunos animales, como los mamíferos, tienen el tubo digestivo con dos orificios: una boca por donde entra el alimento y un ano por donde salen los desechos. Otros animales tienen un tubo digestivo con un solo orificio, por donde entran los alimentos y salen los desechos.


8. Los individuos tienen lĂ­mites precisos. Salvo algunas excepciones notables, como los corales, los individuos de las especies animales estĂĄn claramente separados del medio y de otros individuos de su misma especie. Por tanto, los individuos pueden ser identificados individualmente con facilidad.

animales  

organizacion de los animales

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you