Page 1

en nders A n r a i rist  Pasto h a C n   a s o n J Ha s   acione r t s u il


Adaptación de  un  libro  Hans  Christian  Andersen Textos  :  Pablo  Auladell Ilustraciones  :  Joana  Pastor

Diseño y  maquetación  ;  Joana  Pastor   Impreso  por:  linea  2 Acogids  a  la  ley  de  Propiedad  Intelectual,  esta   publicación  no  puede  ser  reproducida,  almacenada  o   transmitida  bajo  ninguna  forma  o  medio-  ni  total   ni  parcialmete-sin  la  autorización  previa  de  los   propietarios  del  copyraight

dersen r n A n o ia a  Past Christ Hans   ciones  Joan a ilustr


La pulga,  el  saltamontes,y  el  pelele  querían  ver  quien  saltaba  más  alto.      


-Daré a  mi  hija  en  matrimonio  al  que    salte  más  alto,  por  que    es   demasiado  tonto  saltar  sin  premio   Y  se  dispuso    para  tan  singular  competición  una  de  las  salas  del   palacio.

El  rey  dijo:


La pulga  que  tenía  muy  buenos  modales,  salto  al  centro  de  la  sala   saludando  al  público  asistente.


Llegó  luego  el  saltamontes,  que  era  mås  pesado  pero  tenía  bastante   elegancia  y  llevaba    un  uniforme  verde  que  usaba  desde  que  nació. Los  dos,  la  pulga  y  el  saltamontes,  explicaron  muy  quien  eran  y  se   Él_   ÚÚÚ_ÚÚ_Ú _ÚR


   _ÉÚÚÚQÚ ÚÚl ÚÛÚÚ pensaba   mucho  y  cuando  el  corte  de  la  corte  lo  olfateó  mantuvo la  opinión  de  que  debía  de  ser  de  buena  familia.  


Entonces, un  anciano    consejero   progonó  a  grandes  voces  que  daba  por   comienzo  la  competición  de  saltos. Se  hizo  un  gram  silencio  en  la  sala.


La pulga  saltó  tan  alto  que  nadie  pudo  verlo,  de  modo  que  decidieron   que    ni  siquiera  había  saltado  y  quedo  eliminada.


El saltamontes  saltó  la  mitad  de  altura,  pero  le  cayó  al  Rey  en  la  cara   y  el  Rey  dio  eso  había  sido  asqueroso.


El pelele  estuvo  sentado  un  buen  rato  en  una  silla,  meditando.   El pelele estuvo sentado un buen rato en una silla, meditando. Todos  llegaron  a  pensar  que  no  saltaría. Todos llegaron a pensar que no saltaría.

-­¡Con tal de que no este enfermos!-­ dijo el perro de la corte y volvio a olfatearlo.

-¡Con tal  de  que  no  este  enfermos!-  dijo  el  perro  de  la  corte  y  volvio  a   olfatearlo.


De pronto  ¡  zas  !  el  pelele  dio  un  saltito  desviado  y  cayó  sobre  el   regazo  de  la  princesa,  que  estaba  sentada  en  un  taburete    bajo  de  oro. Y  sentenció  el  Rey  :   -El  saltó  más  alto  posible  es  saltar  hasta  llegar  a  mi  hija  

Hace falta  buena  cabeza  para  llegar  hasta  ahí


El pelele estuvo sentado un buen rato en una silla, meditando. Todos llegaron a pensar que no saltaría. -­¡Con tal de que no este enfermos!-­ dijo el perro de la corte y volvio a olfatearlo.

Y así  como  el  pelele  se  quedó  con  la  princesa.


La pulga  se  lamentó  durante  mucho  tiempo  de  la  desgracia     `a`_ `Í`   n_`QÅ `_`  Å_ ` R El  saltamontes  se  sentó  junto  al  rio  a  pensar  en  cómo   _ `  `_```_`_ Ï QÅ   `  `Q  ``Å impresa.                


los saltarines  

collage en blanco y negro