Page 1

8 INSIGNES QUE DESAFIARON A EUROPA Pau Pardo Joan Sendra

Con prólogo de: RUBÉN URÍA

BZF


BAJO ZERO FÚTBOL

BZF


8

INSIGNES QUE DESAFIARON A EUROPA

BZF

PRÓLOGO por Rubén Uría

Si un club no tiene los mejores jugadores que el dinero puede comprar ¿cómo demonios pudo llegar a conquistar la Copa de Europa? Si un equipo no tiene el pedigrí, la historia, la masa social y los recursos para alcanzar la cima del fútbol mundial ¿cómo pudo moldearse y reinventarse para lograr hacer posible lo que todos les decían que era imposible? Ser Campeón de Europa sin ser el club más poderoso es uno de los desafíos más apasionantes en la historia del fútbol. Apenas algunos clubes pertenecen a ese selecto club de equipos que, aún no siendo grandes, alcanzaron esa grandeza de una manera tan meritoria como inesperada. Aston Villa, Steaua, Estrella Roja, PSV, Feyenoord, Hamburgo, Nottingham Forest o Celtic de Glasgow son leyendas forjadas desde la dificultad, historias de superación deportiva, pequeños milagros hechos balón y producto de la visión arriesgada, personal y brillante de auténticos genios. Todos fueron equipos de autor. Clubes que alcanzaron lo más alto de la cima del fútbol mundial gracias a la personalidad arrolladora y los conocimientos de entrenadores carismáticos. Tony Barton en el Villa, Emmerich Janei en el Steaua, Guus Hiddink en el PSV, Ernst Happel en el PSV o Jock Stein en el Celtic de Glasgow lo hicieron posible. Qué decir del genio entre genios, Brian Clough, que cogió al modesto Forest en segunda, lo ascendió a Primera y después le convirtió en doble Campeón de Europa, en la gesta más increíble que haya dado el fútbol contemporáneo en un banquillo. Clough (“Si discutiera con un jugador, nos sentaríamos juntos unos veinte minutos, hablaríamos del asunto y al final decidiríamos que yo tengo razón”), leyenda de los banquillos, tuvo dos cualidades sobresalientes: una personalidad arrolladora y un liderazgo extremo. Forjó un equipo a su imagen y semejanza, lo automatizó hasta límites insospechados y convenció unos jugadores que no se creían campeones de que lo eran. Aston Villa, Steaua, Estrella Roja, PSV, Feyenoord, Hamburgo o Nottingham Forest. Equipos que no eran grandes, pero que se ganaron su grandeza. Clubes que eran pequeños y que, gracias a la personalidad de sus entrenadores, se hicieron grandes. Sin pedigrí, sin demasiados recursos y sin los mejores jugadores que el dinero podía comprar, fueron campeones de Europa. Hoy, son leyenda.

3


8

INSIGNES QUE DESAFIARON A EUROPA

8

INSIGNES QUE DESAFIARON A

EUROPA Dirección Pau Pardo l @PardoD_ Joan Sendra l @JoanSendra97

Diseño Jaime Penadés l @JaimePenads

Redacción Pau Pardo l @PardoD_ Joan Sendra l @JoanSendra97

Firma Invitada Rubén Uría l @rubenuria

BAJO ZERO FÚTBOL @BajoZeroFutbol bajozerofutbol@gmail.com www.bajozerofutbol.com

4


BZF

ÍNDICE 6. CELTIC FC: LA LEYENDA DE LOS LEONES DE LISBOA 14. FEYENOORD: UNA PROEZA LEGIONARIA 22. NOTTINGHAM FOREST: CONQUISTA Y DEFENSA DE EUROPA 34. ASTON VILLA: EL AVE FÉNIX BRITÁNICO 42. HAMBURGO: LA CAÍDA COMO IMPULSO HACIA LA GLORIA 50. STEAUA DE BUCAREST: EL PIONERO DEL ESTE 58. PSV EINDHOVEN: LA RUPTURA CON EL FÚTBOL TOTAL 66. ESTRELLA ROJA DE BELGRADO: EL ÚLTIMO DESTELLO DEL FÚTBOL BALCÁNICO 74. BELODEDICI Y HAPPEL: LOS DOBLE INSIGNES

5


8

INSIGNES QUE DESAFIARON A EUROPA

CELTIC FC LA LEYENDA DE LOS LEONES DE LISBOA PALMARÉS DEL CLUB El Celtic es, junto al Rangers, el gran dominador histórico de las competiciones escocesas, y es por ello que entre estos dos gigantes acumulan más de 100 ligas. Al ser uno de los equipos referentes de su país, el Celtic ha conseguido reunir no solo una gran masa social, sino también un buen número de trofeos nacionales en sus vitrinas junto al más preciado, el de campeón de Europa. Hoy en día, el Celtic de Glasgow es el dominador absoluto de su liga. Aprovechando la delicada situación económica de su eterno rival, el Glasgow Rangers, que le llevó a descender hasta la cuarta división cinco años atrás, el Celtic se ha coronado campeón de la competición doméstica el último lustro, la temporada 2016-17 con 27 puntos de ventaja en liga regular respecto al segundo clasificado. No obstante, en Europa todo es más complicado, y las recientes actuaciones del conjunto escocés no han sido brillantes en las competiciones continentales, lo único reseñable de los últimos cinco años fue el pase a octavos de la Champions en la temporada 2012-13. Palmarés Nacional: • Premier League de Escocia (48 Títulos) • Copa de Escocia (36 Títulos) • Copa de la Liga de Escocia (16 Títulos) Internacional: • Copa de Europa (1 Título) Fuente: www.thescottishsun.co.uk

6


BZF

Celtic - Feyenoord - Nottingham Forest - Aston Villa - Hamburgo - Steaua Bucarest -PSV Eindhoven - Estrella Roja

LA TEMPORADA DEL TÍTULO Y SU CONTEXTO: 1966-67 fronteras. Con un entrenador brillante sentado en el banquillo y once jugadores dispuestos a dejarlo todo en el campo comenzó a forjarse la leyenda de los leones de Lisboa.

El equipo de Glasgow llegaba a la final de Lisboa como campeón de la Copa de Escocia y de la Premier League de Escocia tras realizar una fenomenal campaña liguera donde anotaron una media de más de tres goles por partido (111 goles en 34 partidos), mostrando un gran poder ofensivo. Esta era la segunda liga consecutiva que lograba el Celtic tras doce años de sequía, la anterior, en la temporada 1965-66, había servido para que los de Glasgow pudieran disputar aquella edición de la Copa de Europa 196667.

Parecía que las competiciones domésticas se les habían quedado pequeñas y los jugadores del Celtic tenían ganas de demostrar su potencial fuera de sus fronteras.

Parecía que las competiciones domésticas se les habían quedado pequeñas y los jugadores del Celtic tenían ganas de demostrar su potencial fuera de sus

7 Fuente: www.futbolingles.es


8

INSIGNES QUE DESAFIARON A EUROPA

CAMINO A LA FINAL sellando la eliminatoria con un 0-2 en el marcador. Nuestro protagonista anotaría de nuevo, esta vez de penalti, subiendo el 0-3 definitivo en el luminoso, dejando un marcador global de 5-0.

En aquella participación europea, el Celtic de Glasgow se enfrentó en la primera ronda al FC Zúrich, el cual no supondría, a priori, una gran oposición en su camino hacia el título. La ida se disputó en casa con el control del juego dominado por los locales. La primera parte dejó patente que los de casa impondrían su fútbol mientras los suizos intentarían adaptarse al excelente juego del Celtic. Los celts gozaron de oportunidades para abrir la lata, pero el cuero no quiso entrar entre los tres palos y se llegó al descanso como se empezó, 0-0. En la segunda mitad los jugadores no defraudaron y sí hubo goles. Los bhoys no habían estrenado el luminoso durante más de una hora, pero cinco minutos de gracia les bastaron a los verdiblancos para crear una importante brecha en el marcador. Los de Glasgow marcaron en el 64' y 69' para firmar el 2-0. La vuelta se resolvió de forma contundente, evidenciando la superioridad escocesa en aquel cruce. El conjunto helvético sabía que tendría que nadar a contracorriente para voltear el 2-0 de la ida. El público suizo perdió toda esperanza cuando Gemmell abrió la lata y Chalmers posteriormente aumentó la ventaja visitante

En la segunda ronda el Celtic se enfrentó al Nantes. El club francés pasaba por una buena racha deportiva que se alargaría hasta mediados de los 70. En la ida fue el Nantes quién dio el primer golpe marcando el 1-0, no obstante, el Celtic anotó un gol antes del descanso y dos más en la segunda parte, encarrilando la eliminatoria con un 1-3 a domicilio. En tierras escocesas los verdiblancos arruinaron pronto todo optimismo francés anotando el 1-0 en el minuto 13 por mediación de Johnstone, y aunque los visitantes empataron en el 43', dos goles británicos más en la segunda mitad supusieron el 3-1 definitivo, y los de Glasgow echaron a los galos de la competición con un contundente 6-2 en el marcador global. En cuartos de final el Celtic se vio las caras frente al Vojvodina, uno de los rivales más duros del torneo. El Vojvodina había eliminado en la ronda anterior al Atlético de

8


Celtic - Feyenoord - Nottingham Forest - Aston Villa - Hamburgo - Steaua Bucarest -PSV Eindhoven - Estrella Roja

BZF

Fuente: www.thecelticwiki.com

pase de forma épica, los jugadores británicos ya estaban en semifinales y nada parecía poder pararles.

Madrid, venciendo a los colchoneros en el propio Vicente Calderón tras una intensa prórroga. La ida se disputó en la ciudad serbia de Novi Sad, y los verdiblancos sabían lo importante que era conseguir un buen resultado como visitantes para no afrontar cuesta arriba el encuentro de vuelta en el Celtic Park. La igualdad tardó en romperse, pero lo hizo en el minuto 70 cuando los locales tomaron ventaja. El marcador no se movió más, el árbitro pitó el final del partido y el Celtic terminó cayendo 1-0 en Yugoslavia. Aquel 1-0 en contra cosechado en Europa del Este dificultaba llegar a semifinales, pero la vuelta se jugaba en casa y los escoceses contaban con el apoyo de su público, la remontada se antojaba improbable, pero no imposible. El partido en el Celtic Park siguió un guion similar y la primera mitad acabó 0-0. Todo cambió en la segunda parte cuando los locales se vieron forzados a atacar con mayor insistencia para buscar un gol que les mantuviese vivos en la copa. El Celtic encaminó la remontada con un gol de Chalmers y la decidió con un remate de cabeza de Billy McNeill en el minuto 90 que puso el 2-0 y selló el pase céltico con un marcador global de 2-1. Contra el conjunto balcánico el Celtic había logrado el ansiado

En semifinales esperaba el Dukla Praga. Los checos atravesaban una época gloriosa habiendo ganado seis de las últimas siete ligas checoslovacas. La ida se disputó en el Celtic Park. El primer gol no se hizo de rogar y Johnstone marcó en el minuto 27, pero cerca del ecuador del partido, Stanislav Štrunc consiguió igualar la contienda. Los checos habían empatado al filo del descanso, habían anotado uno de esos llamados “goles psicológicos”, no obstante, aquel Celtic en lugar de hundirse se fortaleció. La segunda parte solo tuvo un color y el conjunto céltico marcó dos más para sellar el partido 3-1 y jugar con ventaja en su visita a Checoslovaquia. En la vuelta, aprovecharon el gran marcador cosechado en la ida y defendieron el resultado. El plan del Celtic salió a la perfección. Tras un partido poco vistoso, los escoceses lograron empatar 0-0 en Praga para pasar a la final con un marcador global de 3-1. Se habían codeado con los más grandes logrando salir vencedores, habían llegado a las puertas de la gloria, pero aún quedaba vencer al Inter de Milán para alzarse campeón de Europa.

9


8

INSIGNES QUE DESAFIARON A EUROPA

LA GRAN FINAL: CELTIC FC-INTER DE MILÁN El Celtic llegaba a la final como novato en este tipo de torneos, aunque también lo hacía como campeón de la liga escocesa.

¿Cómo llegaban? Tras haber superado las fases eliminatorias, al fin llegó la gran final. El Inter era considerado el gran favorito. El conjunto italiano llegó a la final como uno de los equipos más potentes de Europa, habiéndose coronado campeón del torneo en las ediciones 1963-64 y 1964-65, además, afrontaba el partido como líder de la Serie A, aunque acabaría segundo tras la Juventus.

de Sandro Mazzola tras anotar desde los 11 metros para poner el 0-1. Tras el fatídico penalti cobrado en contra de los escoceses, el partido cambió de forma radical y fueron los de Jock Stein quienes se hicieron con el control del partido y ejercieron su dominio sobre el terreno de juego. Jugó mejor el Celtic de Glasgow e incluso dos balones fueron a parar al larguero, pero la suerte fue esquiva y se llegó al descanso con un inmerecido 0-1 que dejaba una segunda parte muy abierta.

El Celtic, por su parte, llegaba a la final como novato en este tipo de torneos, aunque también lo hacía como campeón de la liga escocesa. El conjunto de Glasgow nunca había llegado a una final de semejante calibre y aquella era la oportunidad de grabar para siempre su nombre en la historia. El Inter de Milán era el favorito, pero los hoops habían mostrado al mundo entero un fútbol ofensivo de calidad, demostrando con creces capacidad para alzarse con la “orejona”. Nadie vaticinaba lo que iba a ocurrir en aquella gloriosa final del 25 de mayo de 1967.

A pesar de la notable superioridad de los británicos y sus numerosas llegadas al área rival, los italianos repelían las acometidas del Celtic una y otra vez. Se hizo esperar, pero al fin Tommy Gemmell logró empatar el encuentro en el minuto 63 con un potente y certero cañonazo, imposible para Giuliano Sarti, el guardameta del conjunto neroazzurro. Tras el gol, los milaneses volvieron a centrarse también en el ataque y el encuentro se tornó parejo, aunque los escoceses seguían con su juego habitual mientras el combinado italiano debía reorganizarse y “quitar el autobús”. El partido avanzaba con empate en el marcador y nadie estaba dispuesto a cederle ni un metro al rival, ambos equipos parecían dar por buena la prórroga. Los gaélicos habían estado asediando durante una hora la meta rival y aprovecharon esa inercia para seguir creando peligro en la portería de Sarti, confiando en poder anotar el gol de la victoria antes de llegar a una agónica prórroga. Como reza aquel dicho popular, “el que la

Escenario de la final Fuente: www.portalnet.cl

Estádio Nacional do Jamor, Portugal 45.000 espectadores, 25 de mayo de 1967

¿Cómo fue la final? El choque comenzó con dominio de la escuadra italiana, tanto fue así que el Inter forzó una pena máxima en el minuto 7 y los italianos abrieron el marcador por mediación

10


Celtic - Feyenoord - Nottingham Forest - Aston Villa - Hamburgo - Steaua Bucarest -PSV Eindhoven - Estrella Roja

BZF

¿Qué supuso para el Celtic? El fantástico fútbol del Celtic encandiló a toda Europa y les dio prestigio y reconocimiento, lo cual se plasmó en el periódico portugués Mundo Desportivo, que después de la hazaña de los hoops, escribió: “Era inevitable. Tarde o temprano el Inter de Helenio Herrera, el Inter del catenaccio, de las victorias por la mínima, tenía que pagar por su juego demasiado conservador'', atizando duramente el estilo de juego de los italianos, y siguiendo la línea crítica de aquel diario, muchos se atrevieron a decir que ese día no solo ganó el Celtic, ganó el fútbol.

sigue la consigue”, y Steve Chalmers, a seis minutos del final, cazó una pelota cerca del área pequeña para dar la vuelta al marcador y poner en ventaja a los escoceses 2-1. El Inter adoptó una actitud ultraofensiva debido a las circunstancias, ya que debía anotar en ocho minutos. El entrenador intersita envió a todos sus efectivos arriba para intentar lograr un gol a la desesperada, pero la cantidad no garantiza calidad y los de Stein supieron defenderse perfectamente de las acometidas rivales, finalizando 2-1 el encuentro a favor del Celtic de Glasgow.

Además, tras su victoria, el Celtic pasó a ser el primer equipo británico en coronarse campeón de Europa, siéndolo antes que los grandes e históricos clubs ingleses que todos conocemos, conjuntos de la talla del Liverpool o el Manchester United.

11 Fuente: www.terra.cl


8

INSIGNES QUE DESAFIARON A EUROPA

LOS PILARES DEL EQUIPO #ElMuro: Ronnie Simpson

Fuente: www.celticquicknews.co.uk

Fue un jugador que comenzó a mostrar sus aptitudes bajo los palos con extrema precocidad, ya que debutó con el Queen's Park a la edad de 14 años y 304 días, siendo el futbolista más joven en representar a un club de la Liga de Escocia. Tras el Queen's, Simpson jugó en el Third Lanark y el Newcastle United. Tras su paso por Inglaterra, Ronnie Simpson volvió a su Escocia natal para defender los colores del Hibernian. Sus grandes actuaciones le llevaron a fichar por el Celtic, dónde empezaría a la sombra de otro gran portero, John Fallon, aunque pronto se ganó la titularidad gracias a sus impecables actuaciones. Se retiró en el club en el que más éxitos cosechó, el Celtic, pero aquello no le hizo apartarse de los terrenos de juego y tras un tiempo se convirtió en técnico del Hamilton. Simpson también participó en política en los años 70. Desgraciadamente, Simpson falleció el 19 de abril de 2004 de un ataque al corazón a los 73 años de edad. Fue incluido en el Salón de la Fama del Fútbol Escocés y en el XI ideal de mejores jugadores de la historia del Celtic.

#ElKaiser: Billy McNeill Central corpulento que sabía aprovechar su 1,87 de altura, contundente en el juego aéreo y en los balones divididos. Sin embargo, McNeill no solo tenía un físico portentoso, el central escocés sabía leer el juego a la perfección, lo cual, sumado a su enorme capacidad de liderazgo, lo convertían en un zaguero muy completo que aportaba total seguridad al equipo. Llegó al club de Glasgow con tan solo 17 años, y aunque al principio le costó adaptarse al equipo, logró encontrar su sitio en el once. Con la llegada de Jock Stein al banquillo del Celtic se convirtió en un insustituible en el centro de la defensa y en un líder absoluto dentro del rectángulo de juego. En el club de Glasgow jugó un total de 18 temporadas, toda su carrera deportiva. Después de retirarse, Billy McNeill se dedicó a entrenar, poniéndose al frente del Clyde, Aberdeen, Celtic, Manchester City y Aston Villa entre otros. Lamentablemente, el 26 de febrero de 2017, McNeill confirmó que padecía demencia senil a los 77 años. Fue incluido en el XI ideal de mejores jugadores de la historia del Celtic, siendo votado, además, como mejor capitán histórico del club.

Fuente: www.thecelticwiki.com

12


Celtic - Feyenoord - Nottingham Forest - Aston Villa - Hamburgo - Steaua Bucarest -PSV Eindhoven - Estrella Roja

#ElCerebro: Jimmy Johnstone

#ElKiller: Stevie Chalmers

BZF

#ElEntrenador: John “Jock” Stein

Fuente: www.thecelticwiki.com

Fuente: www.celticfcprints.net Fuente: www.pesoccerworld.com

El pequeño y habilidoso extremo, del Celtic de Glasgow era uno de los mayores espectáculos de la Europa de los 60. Johnstone tan solo media 1'57, lo que, sumado a su velocidad, destreza con el balón y facilidad para regatear, le convertían en un auténtico quebradero de cabeza para los defensas rivales. El icónico centrocampista escocés jugó 13 temporadas en el club de sus amores, el Celtic de Glasgow. Posteriormente, Johnstone jugó en el San Jose Earthquakes estadounidense, el Sheffield United inglés, el Dundee escocés, el Shelbourne irlandés y en el Elgin City escocés, donde se retiró. El pequeño diablo de pelo rojo ganó muchos partidos, pero perdió el más importante de su vida, un duro y largo partido contra la tetraplejia, falleciendo el 13 de marzo de 2006 a la edad de 61 años. Jimmy Johnstone fue incluido en el XI ideal de mejores jugadores de la historia del Celtic, siendo votado, además, como el mejor jugador de la historia del club. También quedó tercero en la gala de entrega del Balón de Oro en 1967.

Recordado por anotar el gol decisivo en la final de la Copa de Europa, este delantero centro escocés destacaba en el aspecto físico gracias a su gran velocidad y su enorme resistencia. Pero no era solo el físico lo que hacía letal a Chalmers, aprovechando que era un corredor incansable y un jugador altruista que miraba por el bien del equipo, Stevie Chalmers utilizaba sus cualidades físicas y su inteligencia para buscar espacios en las defensas rivales y crear huecos que sus compañeros pudiesen aprovechar. No obstante, Chalmers también sabía definir de forma extraordinaria y dominaba a la perfección el juego aéreo, lo que le permitió destacar como goleador. Sus primeros pasos en el Celtic no fueron muy prometedores, pero con la llegada de Jock Stein todo cambió drásticamente. El nuevo manager no sólo reconoció el talento de Chalmers, sino que supo exactamente cómo sacar lo mejor del jugador. Stevie Chalmers pasó la mayor parte de su trayectoria futbolística en el Celtic, pero al final de su carrera jugó para el Morton y el Partick Thistle, donde se retiró.

Durante su carrera como entrenador ganó diez ligas de Escocia, seis copas de la Liga, nueve copas de Escocia y una Copa de Campeones de Europa. Como jugador defendió los colores del Albion Rovers, el Llanelli y el equipo en el que triunfaría como técnico, el Celtic. El primer equipo al que entrenó fue el Dunfermline Athletic. En poco más de un mes salvó al equipo del descenso y al año siguiente cosechó su primer título, una Copa de Escocia. Los grandes resultados llevaron a Jock a firmar por el Hibernian, llamando la atención del Celtic. La temporada siguiente se convirtió en entrenador del club británico. Con el Celtic ganó diez ligas -nueve consecutivas- ocho copas escocesas, seis Copas de la Liga de Escocia y la Copa de Campeones de Europa. Pasó también por el banquillo del Leeds y posteriormente dirigió al combinado nacional de Escocia. El 10 de septiembre de 1985 Jock Stein murió de un ataque al corazón celebrando un tanto de Escocia contra Gales, aquel gol significaba el 1-1 que les permitía ir a la repesca y jugarse contra Australia la clasificación para el Mundial.

ESTADÍSTICAS MÁS DESTACABLES Máximo goleador: El máximo goleador del torneo fue el delantero del Anderlecht Paul van Himst con 6 goles. Más porterías a cero: El portero del Inter de Milán Giuliano Sarti con 6 porterías a cero. Mayor goleada del torneo: La mayor goleada fue el FC Haka Valkeakoski 1-10 Anderlecht. #LoCurioso En aquella final, Jock Stein elaboró un 11 inicial donde todos los jugadores habían nacido a menos de 50 kilómetros del centro de la ciudad de Glasgow. 13


8

INSIGNES QUE DESAFIARON A EUROPA

FEYENOORD RÓTERDAM UNA PROEZA LEGIONARIA

PALMARÉS DEL CLUB El Feyenoord es el tercer equipo con mayor cantidad de títulos de los Países Bajos, aunque el segundo en lo que a trofeos internacionales se refiere. El club de Róterdam fue uno de los fundadores de la liga neerlandesa, la Eredivisie, en el año 1956, liga de la que nunca ha descendido hasta la fecha. El conjunto holandés arrastra una gran masa social, de hecho, sus seguidores son conocidos como La Legión debido a su gran número y a su fama de no abandonar jamás a su club, viajando y apoyando al Feyenoord en cualquier lugar o circunstancia, incluyendo aquella vez en la que alentaron a su equipo hacia la toma del cetro europeo en 1970. El Feyenoord es considerado por la FIFA como uno de los clubes "clásicos" del mundo. Actualmente, la situación del Feyenoord es muy diferente. La última década del conjunto neerlandés ha sido desastrosa tanto en liga como en Europa debido a problemas con los hinchas, la retirada de jugadores importantes y una mala gestión de la plantilla. En las competiciones europeas, el Feyenoord se ha visto incapaz de pasar la fase de grupos de la UEL o clasificarse para ella. En lo que a la competición doméstica se refiere, hacía 18 años que no se alzaban con el título, aunque habían estado dando firmes pasos para volver a ser uno de los grandes de Holanda. Un ejemplo de ello ocurrió el 24 de octubre de 2010, cuando sufrió la peor derrota de su historia al perder contra el PSV Eindhoven por un contundente 10-0. Sin embargo, en la temporada 2015-16 lograron un satisfactorio tercer puesto y en la campaña liguera 201617 consiguieron, tras 18 años, consagrarse campeones de la Eredivisie.

Fuente:www.ofutebologo.com.br

Palmarés Nacional: • Liga de Fútbol de los Países Bajos (5 Títulos) • Eredivisie (9 Títulos) • Copa de los Países Bajos (12 Títulos) • Supercopa de los Países Bajos (2 Títulos) Internacional: • Copa Intercontinental (1 Título) • Copa de Europa (1 Título) • Copa de la UEFA (2 Títulos) • Copa Intertoto de la UEFA (3 Títulos)

14


BZF

Celtic - Feyenoord - Nottingham Forest - Aston Villa - Hamburgo - Steaua Bucarest -PSV Eindhoven - Estrella Roja

LA TEMPORADA DE LA GESTA Y SU CONTEXTO: 1969-70 experimentado como Ernst Happel. Estos grandes aciertos por parte del club permitieron gestar una de las mayores hazañas de la historia del fútbol continental.

El equipo neerlandés vivió su época más gloriosa entre 1968 y 1974, período en el que conquistó tres ligas, una copa, una Copa de la UEFA, una Copa de Europa y una Intercontinental. Coincidieron jugadores nacionales de enorme calidad en el equipo holandés como Rinus Israël, Willem van Hanegem o Theo Laseroms. Se hizo efectivo el fichaje de dos extranjeros vitales para el engranaje táctico del equipo: por un lado, el centrocampista austríaco Franz Hasil que iniciaba las jugadas ofensivas y por otro, el delantero sueco Ove Kindvall que las finalizaba. Y, por último, se sentó en el banquillo a un técnico

Coincidieron jugadores nacionales de enorme calidad, se hizo efectivo el fichaje de dos extranjeros vitales para el engranaje táctico del equipo y se sentó en el banquillo a un técnico experimentado como es Ernst Happel.

15 Fuente: www.ofutebologo.com.br


8

INSIGNES QUE DESAFIARON A EUROPA

Fuente: beyondthelastman.com

CAMINO A LA FINAL vigente campeón de Europa al haber ganado la Copa de Europa de 1968-69 derrotando en la final a un equipo holandés, el Ajax de Ámsterdam, con un inapelable 4-1. Sin embargo, esta era otra temporada y, aunque los italianos partiesen con el cartel de favoritos, el Feyenoord no iba a agachar la cabeza. El conjunto rossonero no tardó en abrir la lata en San Siro y el franco-argentino Néstor Combi puso el 1-0 en el minuto 9. El Milán buscaba dar la estocada final a un Feyenoord herido para prácticamente asegurar su presencia en la siguiente ronda, pero el conjunto de Róterdam supo aguantar y el partido acabó sin más goles. Habían caído por la mínima y el Feyenoord tendría que nadar contracorriente para pasar a la siguiente ronda, debían ganarse en casa el derecho a seguir vivos en Europa. Los jugadores del Feyenoord se plantaron en De Kuip con la firme idea de remontar, aún con todo en contra. Los locales estaban muy motivados y se adelantaron con un gol tempranero de Jansen, quién se libró de varios adversarios con calidad e introdujo el

El Feyenoord se enfrentó en la primera ronda al KR Reikiavik. El conjunto islandés era probablemente el más débil del torneo, su liga no era profesional (de hecho, hoy en día tampoco es profesional, sino semiprofesional) y sus jugadores tenían otros oficios a parte del fútbol, por lo que derrotar a los escandinavos no fue una tarea complicada. Bastó con el partido de ida en la capital islandesa para zanjar la eliminatoria, ya que el conjunto dirigido por Ernst Happel avasalló a los islandeses. El Feyenoord no dejó ni la más mínima oportunidad al KR Reikiavik, y un encuentro que parecía más un entrenamiento que un partido europeo acabó 2-12. Con un marcador tan holgado, los neerlandeses no tenían necesidad de hacer sangre. En la vuelta, los de Róterdam ganaron cómodamente 4-0 y la eliminatoria acabó cerrándose con un marcador global de 2-16 para pasar a la siguiente ronda. En los octavos de final, Het Legioen se vio las caras con uno de los grandes de Italia y Europa, el AC Milán. El conjunto milanés se enfrentaba a los roterodamenses como

16


Celtic - Feyenoord - Nottingham Forest - Aston Villa - Hamburgo - Steaua Bucarest -PSV Eindhoven - Estrella Roja

BZF

Fuente: /beyondthelastman.com

global en el marcador. Otra vez tuvieron que tirar de épica, no se rendían y ahora tocaba jugar las semifinales, la leyenda iba escribiéndose paulatinamente.

balón en la portería rival con un centro-chut que golpeó en palo y entró. El acoso a la portería milanista siguió, pero los hinchas locales tuvieron que esperar hasta el 81 para ver el segundo gol cuando Van Hanegem marcó de cabeza el 2-0 a falta de 9 minutos para el final. Con un global de 2-1 a favor, los holandeses ya estaban en cuartos de final y habían eliminado al vigente campeón de Europa, todo invitaba a soñar.

En las semifinales, los de Róterdam fueron emparejados con el Legia de Varsovia. Los varsovianos habían conseguido su tercer título liguero en 1969, lo que les permitió disputar la Copa de Europa en la temporada 1969-70. Ese mismo año trajo un cambio de entrenador, llevando a Edmund Zientara al banquillo de los polacos. En esa misma temporada, el Legia de Edmund Zientara revalidó el título de campeón de liga. En lo que a la Copa de Campeones respecta, la ida en Polonia finalizó con empate a 0, dejando la eliminatoria muy abierta. La vuelta en los Países Bajos se saldó con victoria local por 2-0 gracias a los goles de Van Hanegem y Hasil, alcanzando así el Feyenoord su primera final en una Copa de Europa con un marcador global de 2-0. Lo que al principio parecía un sueño imposible poco a poco iba tomando forma y haciéndose realidad, en la gran final aguardaba otro “insigne”.

Los cuartos de final llevaron a enfrentarse al Feyenoord contra el FC Vorwärts Berlín (actual FC Viktoria Frankfurt), un equipo alemán que consiguió en ese año su mejor participación europea llegando a cuartos de final, fue un hueso duro de roer y vendió bien cara su piel. Contra los alemanes, el conjunto de Róterdam repitió la hazaña exactamente de la misma forma que lo hizo versus AC Milán. Cayendo 1-0 en la ida, los neerlandeses se veían forzados a repetir la hazaña que lograron en la ronda anterior. Cumplieron, y aferrándose a la épica lograron vencer 2-0 en casa, sellando su pase a semifinales con un apretado 2-1

17


8

INSIGNES QUE DESAFIARON A EUROPA

LA GRAN FINAL: FEYENOORD-CELTIC ¿Cómo llegaban? El 6 de mayo de 1970 fue el día en el que se jugó la gran final. El Celtic de Glasgow partía como favorito para coronarse nuevamente campeón de Europa, ya que en su haber contaba con una Copa de Europa a diferencia de su rival. Muchos de los jugadores escoceses contaban con experiencia a la hora de jugar partidos de aquella magnitud, y gran parte de la plantilla del Celtic ya había disputado una final de Copa de Europa tres años atrás.

Fuente: www.thecelticwiki.com

¿Cómo fue la final?

El Feyenoord de Róterdam por su parte disputaba aquel histórico encuentro sin ninguna experiencia previa en finales de ese tipo. Al igual que el Celtic en el 67, los holandeses se enfrentaban a un experimentado rival con el cartel de “novatos” colgado. Pocos hubiesen apostado lo que ocurrió, pero el Feyenoord estaba dispuesto a dar la campanada y regalarnos una final sublime

Aquella mágica noche de Copa de Europa en Italia se respiraba fútbol en estado puro, el desplazamiento de hinchas había sido multitudinario y la gente estaba eufórica esperando el silbido inicial del árbitro. Algunos segudores incluso se subían a las rejas de hierro que separaban las gradas del césped, gritando y saludando a cámara para dejar constancia de su presencia en aquel inolvidable evento. El calor del ambiente auguraba un encuentro lleno de pasión y mucho fútbol.

.Escenario de la final Estadio Giusseppe Meazza, Italia 53.187 espectadores, 6 de mayo de 1970

Desde el minuto uno, el Feyenoord trató de imponer su juego y lo consiguió, anulando en gran parte una de las mayores armas que tenía el Celtic en su poder, los ataques por las bandas. Pero a pesar de controlar el juego y el ritmo del partido, los atacantes de la escuadra neerlandesa no estaban afinados y no generaban el peligro que cabía esperar. El conjunto británico se veía superado en lo táctico por el Feyenoord, pero lograron adelantarse en el marcador gracias a un tanto anotado en la primera media hora de juego por el defensa Tommy Gemmell, el mismo jugador que anotó en la final de 1967 ante el Inter de Milán. La sonrisa esbozada en los rostros escoceses por el gol de Gemmell no tardaría en borrarse, y un par de minutos más tarde, el capitán Rinus Israël igualaría la contienda con un excepcional y Fuente: www.skyscrapercity.com

18


Celtic - Feyenoord - Nottingham Forest - Aston Villa - Hamburgo - Steaua Bucarest -PSV Eindhoven - Estrella Roja

BZF

decantado del lado de los novatos que, por primera vez en su historia, se coronaron como el mejor equipo del viejo continente.

certero cabezazo pegado al palo para poner el 1-1 en el marcador. Tras el gol, el dominio del Feyenoord sobre el conjunto de Jock Stein se intensificó. La segunda mitad de aquella final de Copa de Europa siguió mostrando a un Feyenoord que merecía más pero que no era capaz de batir al guardameta rival. Los de Happel maban sobre el terreno de juego, pero los 90 minutos reglamentarios concluirían con empate en el marcador.

Los escoceses pecaron de conservadores, habían cometido el mismo error que el Inter en aquella final de 1967, y al igual que en el pasado, venció el equipo más valiente y que más fútbol ofreció.

El partido se fue a la prórroga y el Celtic se mostró más defensivo de lo habitual, lo que hizo envalentonarse a los neerlandeses hasta que el atacante sueco Ove Kindvall anotó el 2-1 a favor del Feyenoord en el 116'. Los escoceses pecaron de conservadores, habían cometido el mismo error que el Inter en aquella final de 1967, y al igual que en el pasado, venció el equipo más valiente y que más fútbol ofreció. La gran final se había

¿Qué supuso para el Feyenoord? Gracias a haber ganado la final de la Copa de Europa de 1970, el Feyenoord representó a Europa en la Copa Intercontinental, disputada frente a Estudiantes de la Plata. El cuadro rojiblanco venció y se proclamó campeón del mundo.

19 Fuente: www.xtratime.org


8

INSIGNES QUE DESAFIARON A EUROPA

LOS PILARES DEL EQUIPO #ElMuro: Eddy Treijtel

Fuente: www.feyenoordshirts.nl

Nacido en la ciudad de Róterdam, Treijtel era uno de los mejores guardametas neerlandeses del momento, gozaba de la confianza de Happel, era titular en el Feyenoord y ya estaba asentado en el equipo del sur de los Países Bajos. A pesar de haber jugado en todas las fases previas a la final, el guardameta holandés no disputó aquel partido frente al Celtic. Ernst Happel consultó con el capitán del Feyenoord y su hombre de confianza, Rinus Israël, la posibilidad de que jugase la final Graafland en su lugar, y finalmente fue así.

#ElKaiser: Rinus Israël Capitán loable y adalid de aquel Feyenoord de los 70, su liderazgo dentro y fuera del campo era indiscutible, su temperamento inalterable y su capacidad innata para afrontar las adversidades lo convertían en el capitán ideal. En el terreno de juego, Israël ocupaba la demarcación de central, y a pesar de no tener una altura nada destacable para su posición -1'78 metros-, Rinus Israël era un jugador muy sólido que sabía cómo intimidar a los rivales, lo cual le hizo ganarse el apodo de IJzeren Rinus, cuya traducción aproximada sería Rinus de Hierro. Comenzó su carrera en el ASV-DWV, pero pronto se trasladó al Feyenoord donde desarrollaría gran parte de su carrera futbolística cosechando múltiples éxitos. También jugó para el Excelsior y, por último, varios años en el Zwolle donde finalmente puso fin a su trayectoria como jugador. Lejos de abandonar los terrenos de juego, Israël decidió ser entrenador, y llegó a dirigir al Zwolle, Den Bosch, Feyenoord, Paok o Dinamo de Bucarest entre otros.

Fuente: www.feyenoordforum.net

20


Celtic - Feyenoord - Nottingham Forest - Aston Villa - Hamburgo - Steaua Bucarest -PSV Eindhoven - Estrella Roja

BZF

#ElCerebro: Willem van Hanegem Con una gran visión de juego, una excelsa técnica y una lectura de los partidos exquisita, era por los pies de Van Hagenem por donde pasaban las jugadas de ataque para darles forma y sentido. El centrocampista holandés comenzó su carrera en el Xerxes, equipo del cual lo fichó el Feyenoord, donde conseguiría los mayores éxitos de su carrera, alzando trofeos de máximo prestigio tanto a nivel nacional como internacional. Jugó durante toda su carrera en Países Bajos vistiendo también la elástica del AZ y el Ultrecht, excepto un año en el que marchó a Estados Unidos para unirse al Chicago Sting. A nivel de selecciones, Van Hagenem fue un habitual de la selección de Holanda y tuvo un papel destacado en el combinado neerlandés en el Mundial de 1974.Tras una envidiable carrera como jugador, comenzó su andadura como técnico, entrenando en su país a equipos como el Sparta, AZ o Feyenoord, aunque también probó a dirigir a un equipo de la lejana Arabia Saudí, el Al Hilal. La última función de Van Hanegem en el fútbol fue la de entrenador en el FC Utrecht. Actualmente trabaja como analista de Ziggo Sport.

Fuente: www.feyenoordforum.net

#ElKiller: Ove Kindvall

Fuente: www.voetbalheldenoppapier.nl

El delantero sueco no era el típico ariete alto y corpulento que solo crea peligro en las inmediaciones del área, Kindvall media 1'74 y era ágil, endemoniadamente rápido, técnicamente bien dotado y un formidable rematador. Siempre será recordado por anotar el gol decisivo en la final de la Copa de Europa. Empezó jugando en su país natal para el IFK Norrköping, destacando por su escandalosa facilidad para anotar goles. Tras ganar el premio a mejor jugador sueco del año, el Feyenoord decidió apostar por él y lo llevó a Róterdam, donde a nivel de clubes se coronó campeón de Europa, de Holanda, del mundo y fue tres años máximo goleador de la liga holandesa entre otros logros. Posee el colosal registro de 129 goles en 144 partidos con el Feyenoord. Después de un glorioso paso por el club roterodamense, Ove Kindvall volvió a Suecia para jugar de nuevo en el IFK Norrköping. Sin salir de Suecia, Kindvall fue traspasado al IFK Göteborg hasta el final de su carrera futbolística. Kindvall también quedó cuarto en la entrega del Balón de Oro de 1969.

ESTADÍSTICAS MÁS DESTACABLES Máximo goleador: El máximo goleador del torneo fue el delantero del Leeds United Mick Jones con 8 goles. Más porterías a cero: El portero del Inter de Milán Giuliano Sarti con 6 porterías a cero. Mayor goleada del torneo: La mayor goleada fue el KR Reikiavik 2-12 Feyenoord. #LoCurioso:Tras vencer en aquella final y alzarse con el título, el Feyenoord se convirtió en el primer equipo de los Países Bajos en coronarse campeón de Europa, siéndolo antes que el mejor club de la historia del país hasta nuestros días, el Ajax de Ámsterdam. 21


8

INSIGNES QUE DESAFIARON A EUROPA

NOTTINGHAM FOREST CONQUISTA Y DEFENSA DE EUROPA PALMARÉS DEL CLUB Con más de siglo y medio de historia a sus espaldas, el Nottingham Forest es uno de los clubs más antiguos de Inglaterra, además de ser de los más laureados del país británico. Debido a su antigüedad y palmarés, el club de Nottingham tiene una gran cantidad de hinchas y simpatizantes alrededor del mundo. Fue uno de los equipos fundadores de la Football Alliance en 1889, ganando multitud de títulos nacionales desde su fundación. La situación del Nottingham Forest ha cambiado drásticamente si la comparamos con lo que antaño fue el club. Hace tiempo que el conjunto inglés pasó de ser uno de los grandes de Europa a merodear por diferentes categorías del fútbol británico. Desde la fundación de la Premier League en 1992, el Nottingham Forest ha peleado por evitar el descenso a categorías inferiores más que por obtener títulos, habiendo jugando hasta el día de hoy en la Premier League (primera división inglesa), en la Championship (segunda división inglesa) e incluso en la League One (tercera división inglesa). Actualmente, el Nottingham Forest milita en la Championship. Palmarés Nacional: • First Division (1 Título) • FA Cup (2 Títulos) • Football League Cup (4 Títulos) • FA Community Shield (1 Título)

Fuente: www.sportsignings.com

Internacional: • Supercopa de Europa (1 Título) • Copa de Europa (1 Título)

22


Celtic - Feyenoord - Nottingham

BZF

Forest - Aston Villa - Hamburgo - Steaua Bucarest -PSV Eindhoven - Estrella Roja

LAS TEMPORADAS DE LOS TÍTULOS Y SU CONTEXTO: 1978-79 / 1979-80 Peter Shilton y confió en otros como Viv Anderson o John Robertson. Brian Clough creó, con jugadores casi desconocidos, un equipo cuyo nombre llegaría hasta el rincón más recóndito de Europa.

La época dorada del Nottingham Forest se sitúa entre 1978 y 1984, momento en el que llegó Brian Clough al banquillo del club y consiguió en menos de cuatro años ascender a la First Division (actual Premier League) y ganar el doblete, copa y liga.

El club inglés indagó en el mercado de fichajes con una inteligencia sublime y consiguió armar un equipo competitivo a un coste relativamente bajo.

Para afrontar su andadura en la First Division, el recién ascendido Notingham decidió reforzar su plantilla con jugadores poco solicitados, pero a los que se les podía sacar provecho. El club inglés indagó en el mercado de fichajes con una inteligencia sublime y consiguió armar un equipo competitivo a un coste relativamente bajo. Escogiendo jugadores veteranos o que aún no habían mostrado todo su potencial como

Fuente: www.cityground.blogspot.com

23


8

INSIGNES QUE DESAFIARON A EUROPA

CAMINO A LA FINAL 1978-79 goleador de la liga griega de todos los tiempos. La ida se antojaba complicada bajo la presión de los hinchas griegos en el estadio Nikos Goumas. El conjunto de Nottimgham comenzó enchufado y marcó en el 10'. El partido no tenía claro dominador y los locales buscaban empatar el encuentro, sin embargo, sería el conjunto inglés el que marcaría de nuevo segundos antes del medio tiempo. La segunda parte mostró mejor a los atenienses que encontró su recompensa anotando de penalti para poner el 1-2 definitivo. Con ventaja en el marcador global, los británicos tenían la eliminatoria de cara. El choque de vuelta no siguió el guion previsto de igualdad y el Nottingham arrasó con el conjunto heleno. Al final de la primera parte el marcador señalaba un contundente 3-0 a favor de los de Clough. La segunda mitad fue más igualada, y aunque los visitantes lograron anotar el 3-1 en el 50', dos goles ingleses más de Birtles sentenciaron el partido con un demoledor 5-1 y la eliminatoria con un inapelable 7-2.

El Forest fue emparejado en la primera ronda con el Liverpool, que se había coronado campeón de la Copa de Europa las dos temporadas anteriores. Toda Inglaterra quedó en shock, los jugadores del Nottingham Forest podían abandonar la competición europea sin ni siquiera salir del país. En frente tenían al vigente campeón, que aquel año acabaría ganando la First One, un equipo fantástico que desplegaba un fútbol envidiable. Los reds llegaban al choque con una victoria en liga 7-0 contra el Tottenham y los jugadores del Forest se sintieron intimidados, pero Brian Clough supo mantener alta la moral de sus pupilos y convencerles de que ellos eran mejores. La ida se disputó en el City Ground de Nottingham, donde los pupilos de Clough intentarían hacer frente al gigante. Contra todo pronóstico, los locales dejaron al Liverpool a la altura de un equipo regional y no dieron opción, cosechando un provechoso 2-0 que les ponía con pie y medio en octavos. La vuelta se jugó en el legendario Anfield, donde nuestro protagonista solo necesitaba defender su ventaja. The tricky trees hicieron gala de una gran solidez defensiva y mantuvieron a los atacantes del Liverpool a raya, impidiendo que marcaran un solo gol. El partido concluyó 0-0 y el marcador global se decantó del lado del Nottingham Forest 2-0. La primera ronda ya había enfrentado al Nottingham con el campeón de la anterior edición, un equipo con mucha más experiencia europea y una plantilla escandalosa, el primer paso en Europa había sido duro pero satisfactorio.

El Grasshoppers fue el rival del Nottinham Forest en cuartos de final. El conjunto suizo tenían entre sus filas al temible delantero Claudio Sulser, que acabaría siendo el máximo goleador de aquella edición de la Copa de Europa. La ida se jugaba en el City Ground, los locales partían como favoritos, pero en el fútbol siempre hay lugar para la sorpresa. El anteriormente mencionado Sulser abrió el marcador en apenas 11 minutos, dejando perplejos a los asistentes al encuentro. Los locales reaccionaron pronto y Birtles empató el choque en el 31'. Acabó la primera parte con igualdad en el marcador y en el juego, dando comienzo a una segunda mitad con un Nottingham más avispado. Al poco de reanudar el encuentro, los ingleses forzaron un penalti que Robertson aprovechó para voltear el marcador. El 2-1 a favor era un gran resultado, pero cuando el partido llegaba a su fin, Gemmill y Lloyd se encargaron en el 87' y 89' de agrandar la brecha en el luminoso y poner el 4-1 para dejar al Forest con pie y medio en semifinales. La vuelta fue más igualada, al Grasshopper se le presentaba

El Forest se enfrentó en octavos de final al mejor AEK Atenas de la historia. En 1974, un empresario llamado Loukas Barlos había asumido la presidencia del club, inyectando una cuantiosa cantidad económica. Barlos, junto a la inestimable ayuda del entrenador Frantisek Fadrhonc, construyó uno de los mejores equipos de la historia del club. La época dorada de Barlos duró hasta 1981 y vio jugar a algunos de los mejores jugadores que han jugado para AEK, entre ellos destacó Thomas Mavros, el máximo

24


Celtic - Feyenoord - Nottingham

Forest - Aston Villa - Hamburgo - Steaua Bucarest -PSV Eindhoven - Estrella Roja

BZF

Fuente: www.sportskeeda.com

apenas 20 minutos de partido. Los de Clough reaccionaron y ocho minutos después recortaron distancias, llegando al descanso con 1-2 en el marcador. La segunda parte fue bien distinta y en 20 minutos los de Nottingham ya se habían adelantado 3-2. Los alemanes consiguieron empatar a nueve minutos del final, y el partido concluyó 3-3. En la vuelta no hubo tal festín de goles, los alemanes sabían que el 3-3 les era muy beneficioso, debían ganar o empatar sin superar el 3-3 de la ida, y de caso de igualar el resultado cosechado en Inglaterra, esperaría la prórroga. Esta vez el encuentro transcurrió por otros cauces y el primer gol no llegó hasta el minuto 65 cuando Bowyer adelantó a los visitantes. Los integrantes de la plantilla anglosajona defendieron muy eficazmente su portería y lograron mantenerla a 0. Así, el Nottingham Forest logró una plaza en la final gracias a un ajustado 4-3 a favor en el marcador global.

un cometido casi imposible. Sulser volvió a hacer de las suyas y anotó de penalti a la media hora de encuentro. Cuatro minutos después, O'Neill empataría, dejando en el marcador un 1-1 que no se movería durante el resto del partido. Los de Brian Clough resultaron victoriosos, con el corazón henchido de confianza y un marcador global de 5-2, el Nottingham Forest pasó a la siguiente ronda. Si los británicos querían llegar a la final, primero debían derrotar en semifinales al FC Colonia, concretamente a una de las mejores versiones del conjunto alemán en toda su historia. Fue un partido digno de recordar, aquella noche hubo mucho fútbol en el City Ground, y sobretodo espectáculo. El conjunto germano lanzó el primer golpe, y en el minuto 6 el 0-1 ya era una realidad. Visiblemente tocado, el conjunto inglés no reaccionó y le endosaron un segundo gol en

25


8

INSIGNES QUE DESAFIARON A EUROPA

LA GRAN FINAL: NOTTINGHAM- MALMÖ ¿Cómo llegaban?

El Forest también era novato en esta competición, de hecho, esta era la primera vez que jugaban en Europa, y habían conseguido llegar a la final. Tras vencer al Liverpool, los de Nottingham creyeron firmemente que podían alcanzar la final, y derrotaron rival tras rival, hasta que por fin lograron citarse con el Malmö para disputar aquel magno evento. El Nottingham Forest partía como favorito de la gran final, era uno de los grandes de Inglaterra mientras el conjunto nórdico era considerado de segunda fila. Los suecos practicaban un juego muy defensivo mientras que los ingleses tenían como sello un juego ofensivo con rápidos y habilidosos jugadores en las bandas. En la final habría un choque de estilos del que solo uno podía salir vencedor.

El Malmö FF sería el rival del Nottingham en la final de la Copa de Europa. El conjunto sueco estaba constituido por jugadores no profesionales, que desempeñaban otro trabajo fuera del verde, como es el caso del capitán Staffan Tapper, que además de centrocampista, trabajaba en un banco. La llegada del conjunto escandinavo a la final fue una gran sorpresa, era un equipo sin experiencia en finales europeas y no realizaban un juego muy vistoso, pero sí eficiente. La llegada de un joven entrenador inglés llamado Bob Houghton cambió el fútbol en Suecia, incorporando la defensa en zona, los ataques con balones largos hacia las bandas y presionando la salida de balón del rival. El Malmö se caracterizó por su férrea defensa, encajando tan solo tres tantos hasta llegar a la final.

26 Fuente: www.elenganche.es


Celtic - Feyenoord - Nottingham

Forest - Aston Villa - Hamburgo - Steaua Bucarest -PSV Eindhoven - Estrella Roja

Escenario de la final

BZF

Cuando parecía que la primera parte finalizaría con empate en el marcador, en el minuto 45+1, Trevor Francis remató en el segundo palo un gran centro de Robertson que acabaría introduciéndose en la portería del rival para llegar al medio tiempo con 1-0 en el marcador.

Olympiastadion, Alemania 68.000 espectadores, 30 de mayo de 1979

Aprovechando la táctica ultraconservadora del Malmö, los ingleses plantearon una segunda parte sin sorpresas, evitando contragolpes con una gran organización táctica. Los escandinavos por su parte apenas buscaron el gol y carecieron de ocasiones para sorprender al contragolpe. El Nottingham no tuvo su día, desperdiciaron diversas oportunidades, pero el marcador favorable les permitía no arriesgar. Desde que se vieron con el luminoso en contra, los suecos no dieron señales de querer remontar aquella final y parecían satisfechos cayendo por la mínima. Transcurridos ya los 90 minutos de un partido muy flojo en lo que a fútbol se refiere y con 1-0 en el marcador, el árbitro dio por finalizado el encuentro, catalogado como una de las peores finales europeas de todos los tiempos.

Fuente: www.elenganche.es

¿Cómo fue la final? Ambos equipos llegaron a Alemania con ganas de levantar una “orejona” por primera vez en su historia. Mientras el Nottingham Forest acudía al encuentro con la plantilla al completo, el capitán del Malmö, Staffan Tapper, se había roto el dedo gordo de un pie el día anterior y tuvo que jugar infiltrado y con analgésicos. El Nottingham Forest asumió desde el principio su papel de favorito, controlando el juego frente a un Malmö replegado y excesivamente conservador. La inferioridad de los suecos era patente y se aventuraron escasas veces a intentar crear ocasiones sobre la meta de Shilton. La única ocasión de peligro sueco sucedió sobre el minuto 10 de partido cuando Burns intentó ceder el balón a su portero, pero en lugar de eso, dio una asistencia a uno de los rivales, con la fortuna de que éste no llegara a controlar plenamente el balón y diera a Shilton la ocasión de reaccionar y abortar el peligro. Los nórdicos no eran capaces de desplegar el juego que les había permitido llegar hasta la final y daban una imagen de equipo sin ideas ni personalidad. A la falta de competitividad del Malmö se sumó la sustitución de Tapper en el 34' que, resentido por la lesión sufrida en su dedo el día anterior, no pudo proseguir el partido.

¿Qué supuso para el Nottigham Forest? El Nottingham Forest de Brian Clough había conseguido alzarse con el título más importante del club hasta la fecha. Gracias a ganar aquella final de la Copa de Europa, el club inglés pudo disputar la siguiente edición, debido a que, como en la misma temporada 1978/79 fue el Liverpool quien se coronó campeón de la First Division, el Forest no disputó la edición de la Copa de Europa del año siguiente en calidad de campeón de Inglaterra, sino como ganador de la edición anterior.

ESTADÍSTICAS MÁS DESTACABLES Máximo goleador: El máximo goleador del torneo fue el delantero del Grasshopper Claudio Sulser con 11 goles. Más porterías a cero: El guardameta del Malmö FF Jan Möller con 6 porterías a cero. Mayor goleada del torneo: La mayor goleada fue el Grasshopper 8-0 Valletta FC. #LoCurioso: Trevor Francis, autor del gol de la victoria frente al Mälmo, debutó en la Copa de Campeones en aquella final debido a una sanción de la UEFA. 27


8

INSIGNES QUE DESAFIARON A EUROPA

CAMINO A LA FINAL 1979-80 eliminatoria. En el 60' los locales anotaron de penalti el “gol del honor”, el marcador no se movió más y el encuentro terminó 1-2 con un marcador global de 4-1 para los Tricky Trees. El Forest estaba realizando un fútbol sólido y efectivo, y aunque sus rivales hasta el momento no habían sido equipos punteros, nadie dudaba del potencial de los ingleses, imponían respeto en Europa y eran serios candidatos a revalidar el título.

En su segundo año en Europa, la competición fue más benévola y en la primera ronda el Nottingham Forest resultó emparejado con un rival mucho más asequible que el Liverpool del año anterior, el rival en cuestión fue el Östers IF sueco. La ida se disputó en campo inglés, con el cuadro local deseoso de colocar la primera piedra en su camino hacia la Copa de Europa. El encuentro se desarrolló sin demasiada emoción llegando 0-0 al término de la primera mitad, pero un magnífico Bowyer se encargó de darle vida al partido anotando dos goles en la segunda parte, logrando un ventajoso 2-0 que permanecería inamovible durante los 90 minutos. Los ingleses supieron jugar muy bien sus cartas y el partido de vuelta siguió el guion que interesaba al conjunto de Nottingham. Brian Clough planteó un partido defensivo, conservador, orientado a que hubiese el menor número de goles posible. Así fue la mayor parte del encuentro hasta que en el minuto 52 los suecos lograron marcar el 1-0 y poner en apuros los planes del entrenador inglés. Afortunadamente para Clough y el resto de integrantes del Nottingham Forest, Woodcock acabó con toda posibilidad local de remontar anotando el empate en el 80', solventando así las dudas generadas tras el primer gol del partido.

En cuartos de final, el sorteo cruzó los caminos del Nottingham Forest y el Dynamo de Berlín. El equipo berlinés pertenecía por aquel entonces a la República Democrática de Alemania, y llegó a ganar diez ligas consecutivas en su país, desde la temporada 1978-79 hasta la 1987/88, todas ellas conquistadas con gran polémica, siendo acusado el club de favoritismo arbitral y prácticas antideportivas. La ida se jugó en Nottingham, el público local animaba y jaleaba, esperando un resultado favorable de cara a la vuelta en Berlín. Los de Brian Clough no saltaron al campo con la concentración necesaria y se notó desde el primer momento. Fue un partido flojo por parte de los ingleses y los alemanes supieron aprovecharlo, aunque no sería hasta el minuto 63 cuando el cuadro bávaro lograría batir a Shilton y anotar el 0-1 definitivo. Un partido así no podía repetirse y los jugadores del Nottingham recuperaron en la vuelta toda la concentración que habían perdido en el encuentro anterior. Bowyer marcó el 0-1 en el minuto 16, Trevor Francis aumentó la ventaja de los ingleses en el 38' y, un minuto después, Robertson materializó el tercero para el Forest. La primera parte acabó con un 0-3 que daba el pase al Nottingham, pero aún quedaban 45 minutos por disputarse y nada estaba sentenciado. En la segunda mitad los alemanes se rehicieron y lograron recortar distancias en el 49' de penalti, pero solo sirvió para maquillar el resultado. El partido acabó 1-3 y los ingleses se clasificaron para semifinales con un marcador global de 2-3, aunque esta vez habían tenido que sufrir más para pasar de ronda.

La suerte también se pondría de parte del Nottingham en octavos y los ingleses fueron emparejados con el FC Argeș Pitești. El encuentro de ida se jugó en el City Ground de Nottingham. El partido no tardó en decantarse a favor de la escuadra británica, en el 13' Tony Woodcock estrenó el marcador, para que tres minutos más tarde, su compañero Birtles pusiera el 2-0 en el luminoso. El marcador no se movió más en los restantes 74 minutos y los visitantes acabaron desquiciados. El Forest no sufrió demasiado para mantener la ventaja de dos goles e irse a Rumanía con una ventaja de 20. En la vuelta en casa del Argeș, el Forest tardó aún menos en adelantarse en el marcador y en el minuto 5 Bowyer ya había marcado el 0-1. El conjunto visitante apenas necesitó 18 minutos más para que McGovern anotara el 0-2 y matara la

En semifinales, el Forest se topó con uno de los pesos pesados del continente, el Ajax de

28


Celtic - Feyenoord - Nottingham

Forest - Aston Villa - Hamburgo - Steaua Bucarest -PSV Eindhoven - Estrella Roja

BZF

Fuente: www.stanbowles.net

evitando una mayor goleada. El conjunto británico les endosó otro gol a los neerlandeses en el 60' de penalti, y de ahí no pasó. La vuelta fue muy dura a pesar de la ventaja, y el Ajax luchó hasta el final por derrotar a los ingleses. Las continuas acometidas de la escuadra holandesa dieron sus frutos en el minuto 65 cuando Lerby abrió la lata. Los anglosajones supieron defender el 0-1 favorable y no encajaron ningún gol más, eliminando a un Ajax condenado por su mal partido de ida. Lo habían vuelto a hacer, el Nottingham Forest se plantaba en la final de la Copa de Europa por segundo año consecutivo, seguían haciendo historia.

Ámsterdam. El primer encuentro se jugó en el City Ground, con un Nottingham bien plantado durante los 90 minutos. Los ajaicens tuvo mucha suerte a lo largo del partido, el resultado final pudo haber sido mucho peor. Los holandeses se vieron desbordados en todo momento por el buen juego de los de Brian Clough, elaborando rápidos ataques por las bandas. Los locales estrenaron el marcador en el minuto 33, y dominaron los minutos restantes de la primera mitad. La segunda parte fue más de lo mismo, atizando una y otra vez a un Ajax que parecía jugar con su equipo filial. El único jugador del conjunto visitante que se salvó aquella noche fue el portero Schjivers,

29


8

INSIGNES QUE DESAFIARON A EUROPA

LA GRAN FINAL: NOTTINGHAM- HAMBURGO ¿Cómo llegaban?

notable capacidad para adaptarse a lo que requería el encuentro en cada momento, el Hamburgo era, simplemente, un equipo formidable.

A diferencia del año anterior, el rival del Nottingham en la final no era un equipo tan asequible como lo fue el Malmö, esta vez tenía que enfrentarse al Hamburgo. El conjunto alemán empezó su periplo glorioso a finales de los años 70, en gran medida gracias a la llegada de Kevin Keegan, que había ganado dos Balones de Oro. Había realizado un torneo impecable, logrando vencer en el partido de vuelta de semifinales al Real Madrid por un contundente 5-1. Con una plantilla llena de talento, gran orden táctico sobre el terreno de juego y una

El Forest por su parte ya sabía lo que era disputar una final europea y, además, ganarla. El Nottingham contaba con la experiencia como punto a favor, seguía siendo uno de los clubes más poderosos de Inglaterra y tenía en su plantilla a la mayoría de los jugadores que disputaron la final del año anterior, aunque Trevor Francis no podía jugar debido a una lesión. El fútbol les había dado la oportunidad de acrecentar la leyenda del club.

30 Fuente: www.insideroma.com


Celtic - Feyenoord - Nottingham

Forest - Aston Villa - Hamburgo - Steaua Bucarest -PSV Eindhoven - Estrella Roja

Escenario de la final

BZF

desesperaron a los atacantes rivales una y otra vez. En la segunda parte continuó el guion con el que había finalizado la primera, un Hamburgo valiente y decidido intentando rebasar el muro casi infranqueable de su rival, y enfrente a un Nottingham Forest ordenado y contundente que confiaba en su solidez defensiva para amarrar el resultado que le haría campeón.

Santiago Bernabéu, España 51.000 espectadores, 28 de mayo de 1980

El cuadro alemán intentaba colgar balones al área, pero no lograba que su delantero los aprovechara para crear peligro gracias al gran trabajo de la zaga inglesa. El conjunto de Brian Clough logró anular a Keegan y a los hombres más peligrosos del equipo bávaro. El Forest tenía controlado el partido y había jugado sus cartas a la perfección.

Fuente: www.pinterest.se

¿Cómo fue la final? Sendas equipos plantearon un partido defensivo con la intención de no conceder espacios al rival. Ambos conjuntos eran muy seguros atrás, pero también tenían un gran potencial ofensivo, aunque en este caso los ingleses no podían contar con el héroe de la final anterior, Trevor Francis. El choque empezó con igualdad, ningún equipo imponía su juego y el devenir del encuentro era incierto.

Los jugadores realizaron un esfuerzo titánico durante todo el encuentro, el cansancio hacía mella en los jugadores y los ingleses parecían ser los más afectados. La insistencia del Hamburgo fue digna de admiración, pero los alemanes no fueron capaces de marcar y el tanto de Robertson valió para darle al Nottingham Forest el triunfo por 1-0.

¿Qué supuso para el Nottigham Forest?

Los ingleses supieron aprovechar mejor sus ocasiones y Robertson estrenó el marcador en el minuto 20 con un tiro ajustado a la cepa del poste que golpeó en la madera y se introdujo en la meta de Rudolf Kargus. Tras el gol, los de Brian Clough decidieron reforzar su faceta defensiva y dejar cargar a los alemanes con el peso del partido.

El Nottingham Forest había logrado revalidar su título de campeón de Europa, lo cual le permitió disputar la Copa Intercontinental y la Supercopa de Europa, quedando subcampeón en ambas competiciones. El Nottingham siguió codeándose con los grandes equipos ingleses y europeos hasta 1993, cuando descendió de categoría y Brian Clough abandonó el club.

El Hamburgo trató de empatar el encuentro con gran insistencia, pero un Peter Shilton inconmensurable atajó todas las acometidas del equipo rival, haciendo gala de una gran seguridad y de unos reflejos que

ESTADÍSTICAS MÁS DESTACABLES Máximo goleador: El máximo goleador del torneo fue el centrocampista Søren Lerby del Ajax de Ámsterdam con 10 goles. Más porterías a cero: El guardameta con más porterías a 0 fue Mariano Remón, del Real Madrid con 5 porterías a cero. Mayor goleada del torneo: La mayor goleada fue el Ajax 10-0 AC Omonia. #LoCurioso: Tras conseguir su segunda Copa de Europa, el Nottingham Forest se convirtió en el único equipo en ganar más Copas de Europa que ligas de su país, habiéndose coronado el conjunto inglés campeones de Europa en dos ocasiones y campeones de la liga inglesa en una única ocasión. Hoy en día, el Nottingham Forest sigue siendo el único equipo con esta particularidad. 31


8

INSIGNES QUE DESAFIARON A EUROPA

LOS PILARES DEL EQUIPO #ElMuro : Peter Shilton El guardameta inglés es el jugador con más partidos oficiales disputados de la historia del fútbol con 1390, de los cuales 125 fueron con la selección inglesa. Fichado por Clough para la flamante vuelta del Nottingham a la élite, en su primera temporada concedió tan solo 18 goles en 37 partidos, siendo una de las claves de tan memorable temporada, en la que fue nombrado como jugador del año en Inglaterra. Con esta carta de presentación, Shilton prometía ser determinante para los futuros éxitos del club, y así fue, siendo un pilar fundamental en ambas ediciones de la Copa de Europa, al ser el guardameta con más porterías a cero en la segunda. Leyenda viva del fútbol y del cuadro inglés, cosechó hasta 5 títulos vistiendo de rojo (Liga, Copa, dos copas de Europa y la Supercopa de Europa) y fue el muro del mejor Nottingham de la historia.

Fuente: www.itv.com

Sobre él pesa el curioso dato de haber encajado los dos goles más famosos de la carrera de Diego Maradona: “La mano de Dios” y “El gol del siglo”.

#ElKaiser: Viv Anderson El lateral derecho anglosajón es todo un símbolo del fútbol inglés en general y del Nottingham Forest en particular. Este portentoso jugador fue uno de los héroes del ascenso del club a la First Division, su rendimiento en la categoría de plata fue premiado por Clough tras el ascenso, convirtiéndole en uno de sus hombres fuertes. En su primer año, demostró que la segunda división siempre le había quedado pequeña y destacó a un altísimo nivel, recibiendo la llamada de la Selección, convirtiéndose de la mano de Ron Greenwood en el primer jugador de raza negra en ser internacional por Inglaterra. Esta primera temporada no fue un espejismo y Anderson se consagró como uno de los mejores laterales del continente en los dos años siguientes, siendo un fijo en los onces del doble campeón de Europa. Destacó como jugador por su capacidad defensiva en el uno contra uno, siendo muy pegajoso en el marcaje, y por su proyección ofensiva, ya que era el único integrante de la línea de atrás que contaba con el beneplácito de Clough para abandonar posiciones defensivas. Anotó más de un gol clave y de bella factura a lo largo de su carrera.

32

Fuente: www.dailymail.co.uk


Celtic - Feyenoord - Nottingham

Forest - Aston Villa - Hamburgo - Steaua Bucarest -PSV Eindhoven - Estrella Roja

BZF

#ElCerebro : John McGovern La carrera de este centrocampista escocés no se puede entender sin Brian Clough en ella. Debutó en el Hartlepools United con tan solo 16 años de la mano de Clough, que creyó en él desde el primer instante. Con Brian fue también al Derby, al Leeds, y cómo no, al Nottingham Forest. Allí ascendió y fue pilar fundamental en la consecución de todos los éxitos del club, tanto europeos como nacionales, cuyos trofeos levantó como capitán del equipo.

Fuente: www.dailymail.co.uk

Si Brian Clough estaba prendado de él no era fruto de la casualidad, debido a que John era el jugador de equipo por antonomasia. Un pivote defensivo que si destacó a tan gran nivel fue por ser conocedor de sus propias limitaciones y centrarse en la explosión de sus virtudes, tales como el robo de balón, el rigor táctico y la eficacia en el pase corto. Este equilibrio fue fundamental para hacer brillar a sus compañeros y que el equipo nunca perdiese la compostura.

#ElKiller : John Robertson El extremo John Robertson es el único atacante que jugó en el Nottingham como titular en las dos Copas de Europa. Debutó como profesional en el mismo Forest en el año 1970, y muchas temporadas en el fango de la Second Division forjaron su carácter y su sentimiento por el club del este de Inglaterra. Clough contó con él desde el día de su llegada, convirtiéndole en uno de sus indiscutibles soldados. Sus goles contribuyeron al ascenso y a los éxitos del club en la élite. De hecho, su papel ofensivo fue vital en ambas finales de Copa de Europa, con el regate decisivo en la primera ante el Malmö y con el gol de la victoria en la segunda ante el insigne Hamburgo. Durante su carrera solo jugó para el Forest y el Derby de Clough, aunque es considerado una leyenda para el conjunto de rojo, para el cuál marcó 62 tantos en 397 encuentros.

Fuente: www.taringa.net

#ElEntrenador : Brian Clough Nottingham Forest, al que primero tuvo que salvar del descenso. Tras dos años entrenando a The Tricky Trees, llamó de nuevo a Taylor, de quien se había separado por desavenencias en su etapa en el Brighton. Con la vuelta de su amigo al banquillo volvieron los éxitos y llevaron al equipo del este de Inglaterra a la First Division. En su primera temporada en la élite lograron un doblete que les llevaría a la Copa de Europa, la cual conquistarían como novatos. Este éxito comportó la clasificación automática para la siguiente edición, que tampoco se le resistió al ambicioso y controvertido Clough.

Fuente: www.playgroundmag.net

El polémico y arrogante entrenador inglés ha sido para muchos el mejor técnico británico de la historia. De la mano de su amigo y compañero de fatigas, Peter Taylor, formaron un cuerpo técnico ligado desde sus inicios a la prodigiosa capacidad de obrar milagros. Tras iniciar su carrera en el Hartlepools United, fichó por el modesto Derby County, al que subió de categoría y en cinco años hizo campeón de liga y llevó a semifinales de Copa de Europa. Tras esta hazaña, vivió años de crisis y sequía que le llevaron a querer empezar de cero con un modesto club inglés, el

Destacó por exprimir el talento de sus jugadores al máximo y hacerles alcanzar su mejor nivel, incluso rendir por encima de sus posibilidades. Pero si hay algo por lo que se recuerda al bueno de Clough es por su arrogancia y prepotencia, con alguna frase como: “No diré que fui el mejor, solo que estaba en el Top 1”.

33


8

INSIGNES QUE DESAFIARON A EUROPA

ASTON VILLA EL AVE FÉNIX

BRITÁNICO PALMARÉS DEL CLUB El equipo de Birmingham es sin duda uno de los equipos con más tradición en Inglaterra debido a su exitosa trayectoria a nivel nacional y al hecho de no haber descendido de la Premier League desde que esta se fundó en 1992 hasta la temporada 2015/16. The villians cuentan con un extenso palmarés en competiciones domésticas y diversos títulos de orden continental. Aunque el Villa ha sido un club muy laureado en distintas épocas, su situación ha ido empeorando en las últimas temporadas, de luchar a principio de siglo por entrar en posiciones europeas –y en algunos casos consiguiéndolo- a merodear las posiciones de descenso en varias temporadas hasta consumar su caída a la Championship en la temporada 2015/16. Palmarés Nacional: • First Division (actual Premier League) (7 Títulos) • FA Cup (7 Títulos) • Copas de la Liga (5 Títulos) • Community Shield (1 Título) Internacional: • Supercopa de Europa (1 Título) • Copa Intertoto de la UEFA (2 Títulos) • Copa de Europa (1 Título)

34 Fuente: www.midlandsmemorabilia.com


Celtic - Feyenoord - Nottingham Forest -

Aston Villa - Hamburgo - Steaua Bucarest -PSV Eindhoven - Estrella Roja

BZF

LA TEMPORADA DE LA GESTA Y SU CONTEXTO: 1981-82 más tarde de ganar la liga de Tercera División y con dos Copas de la Liga a mediados de la década de los 70.

La temporada de la consecución de la “orejona” fue la 1981-1982, el equipo se clasificó para ella gracias a haberse alzado con la First Division la campaña anterior de manera sorprendente tras 71 años sin ganarla.

Pese a hacer un brillante campeonato en Europa, esa misma campaña fue un desastre liguero, quedando undécimos en la competición regular. Sin embargo, esto no fue un problema ya que ser el vigente campeón les clasificaría para la siguiente edición (en la cual caerían en cuartos de final). Finalmente la temporada del sueño concluiría con la conquista de la Supercopa de Europa.

El curso de la proeza empezaría con la conquista de la Community Shield, que está en sus vitrinas por una curiosa regla de esta época. El partido disputado ante el Tottenham en Wembley Stadium finalizó con un empate a dos y como las tandas de penalti no existían todavía, los contendientes compartirían el título de campeón seis meses cada uno.

El hecho más llamativo es que el cuadro de Birmingham no volvería a ganar ningún galardón hasta pasados más de 10 años, ganando la Copa de la Liga en la 1993-94, llegando a descender en la temporada 198687.

La temporada por tanto se presumía histórica para el club villano, que afrontaba su primera participación en la máxima competición continental tan solo diez años

Fuente: www.marca.com

35


8

INSIGNES QUE DESAFIARON A EUROPA

CAMINO A LA FINAL 1-2 cosechado en tierras alemanas con dos tantos de Morley sería el factor clave para pasar de ronda. La vuelta en Villa Park fue una auténtica batalla por defender la renta del partido en Alemania, y el Dinamo, que se adelantó en el minuto 15 no pudo pasar del 10 ante la férrea defensa del equipo de Saunders.

La competición empezó de manera cómoda para el equipo inglés, que venció en dieciseisavos de final al modesto equipo islandés, Knattspyrnufélagið Valur, por 7-0 en el global de la eliminatoria (5-0 en casa y 0-2 fuera). En octavos de final ya esperaría un rival de entidad como el Dinamo de Berlín de la Alemania Oriental, que llevaba tres ligas nacionales consecutivas y acabaría ganando hasta diez, por lo que el equipo británico partía sin el cartel de favorito. La ajustada eliminatoria se decidiría gracias al valor doble de los goles, ya que con un empate a 2 en el global de la eliminatoria, el

Ya en cuartos de final el sorteo sonrió al Villa, debido a que le tocó el Dinamo de Kiev. El equipo ucraniano era el rival más asequible, pero la situación del equipo inglés era muy inestable, lo que podía jugar en su contra. El equipo estaba en un momento complicado en liga, ya que miraba más hacia abajo que

36


Celtic - Feyenoord - Nottingham Forest -

Aston Villa - Hamburgo - Steaua Bucarest -PSV Eindhoven - Estrella Roja

BZF

Fuente: www.birminghammail.co.uk

más dilatada que el equipo de Birmingham. Dos partidos separaban a “los villanos” de jugar una histórica final de Copa de Europa en su primera participación en ella. El primer asalto se disputaría en Trinity Road, los de Barton tomaron la iniciativa del juego ante el planteamiento defensivo del equipo malva, rondaba el minuto 27 de partido y el atacante inglés Tony Morley haría historia anotando el gol que iba a dar acceso a la primera final europea en casi 100 años de vida del club. El encuentro acabaría 1-0, el Constant Vanden Stock decidiría al finalista, 90 minutos de férrea defensa como visitante tuvieron la culpa, eran finalistas.

hacia arriba y por si fuera poco, el técnico milagro, Saunders, dimitiría por desavenencias con la directiva del club y entonces el segundo técnico, Tony Barton, cogería las riendas del equipo. La inestabilidad pareció notarse en el partido de ida ya que no lograron pasar del empate a cero en Kiev pero en el partido de vuelta jugado en Villa Park se saldó con un cómodo 2-0 obra de Shaw y McNaught que abrieron las puertas de unas históricas semifinales. En el paso previo a la gran final de Rotterdam tocaría enfrentarse con el Anderlecht belga que por aquel entonces contaba con grandes jugadores y una trayectoria europea un tanto

37


8

INSIGNES QUE DESAFIARON A EUROPA

LA GRAN FINAL: ASTON VILLA-BAYERN DE MÚNICH ¿Cómo llegaban?

El Bayern de Múnich contaba en sus filas con los tres máximos goleadores de la competición: Breitner, Rummenigge y Hoeness.

Se iba a disputar la gran final y los dos equipos llegaban en dinámicas opuestas. Mientras que el Bayern llegaba en tercera posición de la Bundesliga a cuatro puntos del líder, el Hamburgo, y de ganar el encuentro liguero ante el Arminia Bielfield, el Aston Villa llegaba con el campeonato inglés concluido y en undécima posición.

¿Cómo fue la final?

Por lo que al plano europeo concierne, el equipo bávaro había realizado un gran torneo, ganando a rivales como Benfica y pasando a la final tras una vibrante eliminatoria contra el CSKA de Sofía en una época en la que el fútbol búlgaro era muy superior a la actualidad. Tras caer fuera de casa por 4-3, los alemanes estuvieron obligados a voltear la eliminatoria en su feudo, y lo consiguieron con un contundente 4-0.

Noventa minutos por jugarse y una hazaña que conseguir. Caía la noche en Róterdam, el Aston Villa ante la oportunidad de su vida y conocedor de su inferioridad planteó un partido muy defensivo. Por si la dificultad no fuese ya importante, la lesión del guardameta titular, James Rimmer, en el minuto nueve, complicaría aún más la empresa y conducía más si cabe al plano de la épica las posibilidades de alzarse campeones. En su lugar entraba Nigel Spink, un joven portero que tan solo había jugado un partido en toda la temporada.

El Bayern era favorito en todos los aspectos; mejor plantilla (contaba con jugadores como Rummenigge o Hoeness), más presupuesto y mayor experiencia en la competición, en sus vitrinas contaban con hasta tres “orejonas” en ese momento, además de múltiples participaciones, mientras que el Villa era un mero debutante que había logrado colarse en la final. El partido prometía convertirse en un verdadero paseo alemán.

La primera mitad, aunque de mutuo respeto tuvo una mayor incidencia ofensiva por parte del Bayern, que gozó de varias ocasiones de gol en las botas del mítico jugador alemán Carl-Heinz Rummenigge. Pese a ver como las ocasiones tenían claro tinte muniqués, los villanos sabían que este era el guion que tenían que asumir y que en su capacidad de sufrimiento iba a estar la clave para tener opciones de coronarse campeones.

Escenario de la final

En la segunda mitad el equipo bávaro se sacudió la presión definitivamente para monopolizar el juego, la superioridad era apabullante, las ocasiones se sucedían y Spink se convertía en héroe de la noche parándolo absolutamente todo, ninguno de los tres 'pichichis' de la competición (Breitner, Rummenigge y Hoeness) conseguía batirle. Rondaba el minuto 67 y una de las máximas del fútbol se cumplió, y es que, aquel que

Fuente: www.taringa.net

Stadion Feijenoord, Países Bajos 39.776 espectadores, 26 de mayo de 1982

38


Celtic - Feyenoord - Nottingham Forest -

Aston Villa - Hamburgo - Steaua Bucarest -PSV Eindhoven - Estrella Roja

BZF

¿Qué supuso para el Aston Villa?

perdona, lo acaba pagando. Peter White perforaría la red alemana tras una brillante jugada del mejor jugador del equipo inglés, Tony Morley. El gol vendría fruto de un error defensivo de un equipo que desde bien entrada la segunda parte lo estaba apostando todo al ataque y arriesgándose a que una contra rival les sorprendiese.

Para este club que había pasado tantos años en categorías del fútbol modesto, conseguir la mayor hazaña del fútbol internacional ha supuesto el prestigio que conlleva tener una Copa de Europa en las vitrinas y aunque a raíz de ganarla no se convirtió en un grande a la altura de Bayern o Liverpool, agrandó su historia con una gesta incomparable.

El equipo muniqués no podía con la muralla británica, aunque estuvo a punto de mandar el partido a la prórroga cuando a falta de pocos minutos para la conclusión logró anotar un gol que hubiese supuesto el empate, pero que no subió al marcador debido a que su delantero estaba en posición antirreglamentaria. Segundos más tarde el conjunto inglés también anotaría un gol ilegal que no subiría al luminoso, pero este sería anecdótico porque el árbitro pitó el final.

La consecución del título permitió al club disputar nuevamente la Copa de Europa, la Supercopa de Europa (en la que derrotó al Barça por 3-1) y la Copa Intercontinental, que no pudo ganar ante Peñarol. La temporada 1981-82, por tanto, trajo consigo un memorable doblete europeo y un título nacional (la Community Shield) siendo la mejor de la historia del club hasta la fecha.

El Aston Villa había logrado la gesta, derrotado al gigante y acaparado las portadas de los periódicos internacionales para delirio de sus hinchas.

Fuente: www.dailymail.co.uk

39


8

INSIGNES QUE DESAFIARON A EUROPA

LOS PILARES DEL EQUIPO #ElMuro : Jimmy Rimmer El portero de Lancashire fue todo un histórico de las porterías inglesas y uno de los hombres fuertes del Aston Villa campeón debido a que llegó con un gran bagaje y una Copa de Campeones a sus espaldas (conseguida con el Manchester United). Fue el portero que más veces dejó a cero su puerta en la competición. Anecdóticamente se lesionaría en la final y un joven Nigel Spink le substituiría para erigirse como héroe. Jugó para varios equipos ingleses pero fue en Villa Park dónde se convirtió en ídolo, disputando la friolera de 229 encuentros.

Fuente: www.gazzetta.gr

#ElKaiser: Allan Evans Toda una leyenda villana, escocés de nacimiento, este gran defensor lideró la zaga del Aston Villa campeón de liga, Copa de Campeones y Supercopa de Europa. Destacó por su fuerza, contundencia y carisma. Tras más de una década defendiendo sus colores, 380 partidos y 51 goles a sus espaldas, hablar de Allan Evans cerca de Trinity Road es sinónimo de respeto y admiración. Como dato curioso, cuando el cuadro de Birmingham fichó a este jugador procedente de la liga de Escocia era delantero centro, pero tras pasar su primer año casi en blanco se le convirtió en defensa central, y el invento salió perfecto. De hecho los técnicos decían que sabía defender muy bien a los delanteros porque conocía su manera de moverse y de actuar.

Fuente: www.pinterest.com

#ElCerebro : Dennis Mortimer El jugador nacido en Liverpool y canterano del Coventry llegó a Villa Park como uno de los centrocampistas más prometedores del país. Destacó por su infatigable físico y su potentísima zancada. Jugó una década entera en el Aston Villa, en ella disputó 403 partidos y anotó 36 goles y bajo su capitanía llegaron los grandes éxitos. Mentar a Mortimer lleva implícito hablar de liderazgo.

Fuente: www.vavel.com

40


Celtic - Feyenoord - Nottingham Forest -

Aston Villa - Hamburgo - Steaua Bucarest -PSV Eindhoven - Estrella Roja

BZF

#ElKiller : Tony Morley El canterano del Preston fue uno de los grandes baluartes del Villa para lograr la hazaña, en un equipo con un reparto de goles bastante amplío, este veloz extremo sobresalió con cuatro tantos y la memorable asistencia a Withe en el gol que daba el título ante el Bayern. Desempeñándose en la banda izquierda del ataque, las defensas rivales temblaban cuando recibía el balón ya que era francamente impredecible, destacaba tanto en la faceta asistente como en la goleadora, firmando más de un gol antológico tras sortear varios rivales. Como siempre ha dicho, su ídolo futbolístico fue George Best, a quién intentaba imitar sobre el verde. Jugó cuatro temporadas en el Villa, en ellas disputó 137 partidos y anotó 25 goles que le abrieron las puertas de la selección absoluta.

Fuente: www.metro.co.uk

#ElEntrenador : Tony Barton El entrenador de Sutton se enroló en el cuerpo técnico de Ron Saunders que fue campeón de la First Division y tras media temporada como asistente, los problemas de Saunders con la directiva del club elevaron su cargo al de primer entrenador. Como número uno del banquillo villano consiguió la Copa de Campeones y la Supercopa de Europa. Tras no cumplir las expectativas de todo un campeón en los dos siguientes años (quedó 6º y 10º), fue despedido en el 1964. Volvió a los banquillos ese mismo verano para dirigir al Northampton, pero un ataque al corazón le obligó a retirarse y solo volvería al mundo del balompié para ser asistente en el Porstmouth.

Fuente: www.pinterest.com

ESTADÍSTICAS MÁS DESTACABLES Máximo goleador: El máximo artillero de la competición fue el delantero alemán del Bayern de Múnich: Dieter Hoeneß con 7 tantos. Como dato a destacar, los 3 máximos anotadores de la competición jugaban para el conjunto bávaro, acompañando a Hoeneß estuvieron Rummenigge con 6 y Breitner con 5. Más porterías a cero: Jimmy Rimmer, portero del Aston Villa con 7 porterías a cero, anecdóticamente se lesionaría en la final y propiciaría la entrada del héroe de ella, Nigel Spink. Mayor goleada del torneo: Las mayores goleadas del torneo las firmaron el Liverpool con un abultado 7-0 al OPS Oulu finlandés y Estrella Roja de Belgrado con un contundente 8-1 al Hibernian escocés, siendo este también el partido con más goles de la competición, hasta 9. #LoCurioso: Alargó hasta 6 los años de hegemonía inglesa del continente tras los dos títulos del Nottingham de Brian Clough y los tres del Liverppol, el gran club del país.

41


8

INSIGNES QUE DESAFIARON A EUROPA

HAMBURGO SV LA CAÍDA COMO IMPULSO

HACIA LA GLORIA PALMARÉS DEL CLUB El club de la marinera y cosmopolita ciudad de Hamburgo ocupa sin lugar a réplica un lugar entre los más grandes de Alemania, además de ser uno de los más antiguos del país bávaro y uno de los más populares con alrededor de 70.000 socios. Este club siempre se mostró pujante tanto en las ligas regionales a causa de la posguerra de la II Guerra Mundial como en las ligas de ámbito nacional, véase la actual Bundesliga. Por diversos factores como el conflicto bélico, el club experimentó una sequía de títulos que duró desde finales de los años 30 hasta mitad de la década de los 70, su época dorada. Dicha laguna solo fue levemente paliada por la Liga y la Copa cosechadas a principio de los años 60. Palmarés Nacional: • Bundesliga (7 Títulos) • Copa de Alemania (3 Títulos) • Copa de la Liga de Alemania (2 Títulos) Internacional: • Copa de Europa (1 Título) • Recopa de Europa (1 Título) • Copa Intertoto de la UEFA (2 Títulos)

42 Fuente: www.footballcitizens.com


BZF

Celtic - Feyenoord - Nottingham Forest - Aston Villa - Hamburgo - Steaua Bucarest -PSV Eindhoven - Estrella Roja

LA TEMPORADA DE LA GESTA Y SU CONTEXTO: 1982-83 La temporada siguiente volvió a alzarse campeón de liga y a plantarse en una final europea, la de la Copa de la UEFA, en la que cayeron ante el Goteborg. Pese a otro duro traspiés a las puertas de un título continental, el billete para una nueva edición de la Copa de Europa era una ilusión a la que agarrarse y una oportunidad que no había que desaprovechar.

El club Rothosen vivió a partir de mediados de los 70 y hasta finales de los 80 su época más brillante. La Copa Alemana de 1976 y la Recopa de Europa de 1977 parecían el preludio de una nueva era para el equipo del norte de Alemania, dilucidarían una tendencia positiva que auparía al club a codearse con conjuntos tan grandes como el Bayern de Múnich, con el que mantiene todavía una gran rivalidad, heredada de los épicos enfrentamientos mantenidos en aquella época. A finales de la década de los 70 un hecho lo cambiaba todo, el fichaje de Kevin Keegan, el doble balón de oro y estrella del Liverpool impulsó al cuadro bávaro a cotas inimaginables. El campeonato liguero de 1978-79 consolidaba el crecimiento y le daba acceso a su primera Copa de Europa, en la que no defraudó como rookie, ya que alcanzó la gran final, aunque perdió ante otro insigne como el Nottingham Forest. No obstante, esta derrota no propiciaría su caída, más bien endureció su carácter y le hizo fuerte. Y pese a la salida de dos pilares como Branco Zebek o Keegan, el Hamburgo era ya un club grande.

La consecución de tan gran proeza fue el punto más álgido de la mejor etapa de la historia del club.

El Hamburgo utilizó las dos caídas consecutivas en finales europeas como impulso para conseguir la tan ansiada Copa de Europa.

43 Fuente: www.eldomingoalascinco.com


8

INSIGNES QUE DESAFIARON A EUROPA

CAMINO A LA FINAL equipo era francamente inferior a nuestro protagonista. La ida se disputaría en tierras germánicas, y tras aguantar la primera parte férreamente, el equipo griego sucumbió y encajó el primer tanto, obra de Von Heesen en el 70'. Con este resultado se llegó al final del encuentro, el Hamburgo era favorito pero la eliminatoria quedaba abierta. Sin embargo, ganó con holgura en el Estadio de El Pireo, dónde su 0-4 no tuvo contestación alguna. Al tempo marcado por Félix Magath el equipo alemán avanzaba con paso firme.

La primera ronda de la competición estaría marcada por el morbo, el rival a batir era el Dinamo de Berlín, de la República Democrática Alemana, en la parte de Berlín Oriental. Este equipo venía de ganar la quinta de las diez ligas que alzaría consecutivamente de manera un tanto polémica. El choque por tanto poseía también un trasfondo político y captaba gran atención desde los dos lados del muro berlinés. La ida disputada en territorio comunista se saldó con empate a uno, la vuelta en campo del HSV decidiría la eliminatoria, y el cuadro occidental no daría opción alguna, finiquitando el pase con un cómodo 2-0 gracias a los goles de Hartwig y el capitán Hrubesch.

Los cuartos de final volverían a enviar al Hamburgo al lado oriental del telón de acero, su rival era el Dinamo de Kiev ucraniano que venía de pasar sin jugar la eliminatoria ante el Nëntori Tirana albanés. El conjunto de Kiev era un rival de entidad por aquel entonces, vivía los mejores años de su historia, no solo dominando la liga local, sino que también había ganado la Recopa y Supercopa de

En los octavos aguardaría el Olympiakos, que tenía como gran aliciente que la disputa de la final de dicha edición se iba a disputar en Atenas. Pero lo cierto es que, como

44


Celtic - Feyenoord - Nottingham Forest - Aston Villa - Hamburgo - Steaua Bucarest -PSV Eindhoven - Estrella Roja

BZF

Fuente: www.ndr.de

primer envite tendría lugar en Euskadi, y aunque el Hamburgo se adelantó con un gol de Rolff en el 58', el conjunto blanquiazul tardaría apenas 15 minutos en lograr la igualada con un gol obra de Gajate Vidriales. El asalto definitivo tendría lugar en el Volksparkstadion, la primera parte no tendría goles, ambos eran conscientes de lo que suponía un gol en tal tesitura. Pasados los primeros compases de la segunda mitad eran los Txuri-urdin los que necesitaban marcar porque el 0-0 les dejaba fuera, pero fueron los alemanes los que en la figura de Jacobs aprovecharon los nervios para adelantarse en el marcador en el minuto 75, la Erreala seguía necesitando un gol y lo encontró en el 80', en los pies de Diego Álvarez. Este resultado forzaría la prórroga, pero en el minuto 83 Von Hassen acabaría con las aspiraciones realistas marcando el 21 definitivo. La final era una realidad, Atenas esperaba.

Europa. Por si fuera poco, contaba en sus filas con todo un Balón de Oro como Oleh Blokhin. No obstante, el equipo dirigido por Ernst Happel tenía claro que aquel era el año de hacer algo grande, y sentenció la eliminatoria con un 0-3 en la ida con un hattrick de Lars Bastrup. La vuelta se convertía en un trámite a pasar antes de las semifinales y el 1-2 favorable a los ucranianos fue insuficiente. Quedaba un escollo último escollo para llegar a la final de Atenas. Ese escollo era la mejor Real Sociedad de la historia, el conjunto donostiarra venía de ganar una liga tan complicada como la española y tenía en su plantilla jugadores como Roberto López Ufarte, José Mari Bakero o Luis Arconada. Otorgar el papel de favorito era bastante complicado, el nivel era muy parejo y la eliminatoria se presentaba apasionante, pero solo podía quedar uno. El

45


8

INSIGNES QUE DESAFIARON A EUROPA

LA GRAN FINAL: HAMBURGO SV-JUVENTUS Escenario de la final

¿Cómo llegaban? El rival en la final iba a ser el mejor equipo que disputaba aquella edición, la Juventus de Turín. Los bianconeri habían quedado segundos en liga por detrás de la Roma, en parte a causa de centrar sus esfuerzos en la máxima competición continental. Mientras tanto, el Hamburgo lideraba la inconclusa liga alemana empatado a puntos con el Werder Bremen.

Fuente: www.templosdelfutbol.com

Estadio Olímpico de Atenas, Grecia 75.000 espectadores, 25 de mayo de 1983

Por lo que a Europa se refiere, la Vecchia Signora venía de eliminar a equipos como el insigne Aston Villa o el Widzew polaco, que a pesar de tener menos categoría, había sido el verdugo del todopoderoso Liverpool. Su paso por la competición denotaba autoridad y superioridad. Pero nada que envidiar tenían los alemanes, que con la competitividad por bandera, habían llegado con cierta solvencia.

¿Cómo fue la final? El choque iba a dar comienzo, la Juventus era sabedora de su favoritismo, pero Ernst Happel tenía un plan y lo iba a poner en práctica. Desde el minuto 1 el cuadro alemán tuvo especial obsesión por dos cosas, anular a Platini y buscar a Félix Magath para que organizase su fútbol desde la medular. La estrategia del técnico austríaco estaba saliendo a la perfección, los bianconeri eran incapaces de conectar entre líneas y el bloqueo era total. Esto permitía jugar a los rojos en campo contrario bajo la batuta de Magath, quién en el minuto 9 de partido firmaría una de las mayores obras de arte en la historia de las finales de Copa de Europa. Arrancó desde el centro del campo y tras sortear a un rival, desde aproximadamente 25 metros y con la pelota perfilada a su pie izquierdo decidió probar con su potente disparo, dicho golpeo quitó las telarañas de la escuadra izquierda de Dino Zoff, que vio como ese inapelable misil les ponía por detrás en el marcador. El gol, no solo no cambió la mentalidad de sus jugadores, si no que hizo crecer su optimismo al ver a la Juve como un rival más batible que en los prolegómenos del encuentro. Pocos minutos más tarde pudo caer el segundo gol, pero Boniek sacó sobre la línea el remate raso de Manfred Kaltz.

La Juventus de Turín era clara favorita, ya que contaba con mayor bagaje en competiciones europeas y con una plantilla de más jerarquía y talento: con estrellas de la talla de Dino Zoff, Scirea, Platini, Boniek o Paolo Rossi. Aunque ninguno de los dos clubes tuviese hasta la fecha ningún título, era evidente que el bagaje que tenían los italianos era mucho más amplio, su experiencia en la competición era mayor. Además, contaban con una plantilla muy poderosa diseñada con el único objetivo de alzarse campeones de Europa. Entrenados por Trapattoni, las cebras tenían jugadores de la talla del guardameta Dino Zoff, defensas como Scirea, centrocampistas como Platini y Boniek o al delantero Paolo Rossi, por lo que ostentaban de manera muy clara el papel de favorito.

46


Celtic - Feyenoord - Nottingham Forest - Aston Villa - Hamburgo - Steaua Bucarest -PSV Eindhoven - Estrella Roja

BZF

ampliar la renta con las oportunidades de Groh o Magath. Con los minutos corriendo a toda prisa para los italianos y sin excesiva lentitud para un Hamburgo muy cómodo en el verde se llegaba al final del encuentro. El gigante había sido derrotado, los alemanes eran campeones para júbilo de su gente.

Pasado este momento de efervescencia, los de Happel aminoraron el ritmo ofensivo pero mantuvieron el orden táctico y la intensidad, concediendo únicamente un remate a Platini, frustrado gracias a la genial intervención de Uli Stein. Así pues, concluía de manera aburrida y de prominente centrocampismo la primera mitad.

¿Qué supuso para el Hamburgo?

La segunda parte arrancaría con una Juventus muy impetuosa y con ganas de lograr pronto la igualada, sabedor de que conforme pasasen los minutos, marcar sería más complicado. Pero se topó con un Hamburgo muy bien plantado, que apenas le daba opción de profundizar en sus jugadas y convertía sus posesiones en pases de balón estériles en campo contrario. Las pocas veces que los italianos lograron llegar al área se toparon con la figura de Uli Stein, que con notables intervenciones agotaría toda posibilidad de empate juventino. Por si fuera poco, la estrategia de Happel de ubicar a dos jugadores en el carril derecho logró incomodar mucho a la escuadra de Trapattoni, que se veía obligado a anclar a Tardelli en labores defensivas, por lo que perdían mucha capacidad para generar ocasiones, de hecho los alemanes pudieron

Tras tantos y tan duros varapalos, la Diosa justicia les premiaba con la gloria. Esta Copa de Europa fue el premio a años de sobreponerse a las caídas, ni una final de la misma competición ni otra de la UEFA perdidas apearon al club del norte de Alemania de luchar por conseguir sellar su nombre en la eternidad. Para un club que llevaba más de media década haciendo tan bien las cosas, este título supuso el mayor de los premios. En esa misma campaña, dado que se alzaron también con el campeonato liguero, consiguieron el histórico doblete y no solo escribieron sus nombres con letras de oro en la historia del fútbol europeo, también en la de un club con más de cien años de vida y una enorme y fiel masa social.

Fuente: www.premiumsporthd.it

47


8

INSIGNES QUE DESAFIARON A EUROPA

LOS PILARES DEL EQUIPO #ElMuro : Uli Stein

#ElKaiser: Manfred Kaltz

Fuente: www.nwzonline.de

En esta ocasión no hablaremos de un líbero ni de un defensa central en la categoría de mejor defensa, porque el nombre propio de la línea de cuatro de atrás no fue otro que el del lateral diestro Manfred Kaltz. Destacado por ser un gran defensor, respondía al perfil de lateral moderno, ya que entre sus múltiples virtudes se encontraba su capacidad para sumarse al ataque o la de poner milimétricos centros al área. Su calidad técnica se veía reflejada en su talento para ejecutar penaltis. De su figura cabe destacar que fue un One club men, ya que portó la elástica blanca durante 20 temporadas de manera ininterrumpida jugando 657 partidos y anotando 89 goles. A día de hoy ostenta el récord de partidos jugados en Bundesliga.

Fuente: www.livefutbol.com

Natural de la ciudad de Hamburgo, llego al club de sus amores en 1980, dónde rápidamente se hizo con un puesto y fue una pieza clave en la época de oro del club. Allí jugó en dos épocas distintas, pero fue en la primera en la que disputó más partidos (209 en siete temporadas) y cosechó los mayores éxitos. En la Copa de Europa sus paradas fueron fundamentales para conseguir el triunfo, salvando las ocasiones de Platini y Cabrini en la final.

48


Celtic - Feyenoord - Nottingham Forest - Aston Villa - Hamburgo - Steaua Bucarest -PSV Eindhoven - Estrella Roja

BZF

#ElCerebro : Felix Magath El mejor jugador sin duda de aquel equipo, Felix era un centrocampista diferente, un jugador que destacaba por encima del resto, capaz de llevar la batuta del equipo y escoger a qué ritmo se iba a jugar el partido. Sobrado de calidad técnica, era capaz de sacarse algún mágico recurso de la chistera y cambiar el signo de un encuentro e incluso de un campeonato. Suyos son los dos goles más importantes de la historia del club, el de la final de la Recopa ante el Anderlecht y el de la final de la Copa de Europa ante la Juventus, un tanto que le definió perfectamente como jugador, el que imagina una diagonal perfecta y busca la escuadra en su disparo porque si no el gol pierde belleza. Jugó la práctica totalidad de su carrera para el Hamburgo, ya que desde que llegó en 1976 procedente del FC Saarbrücken de segunda división hasta el día de su retirada en 1991. En todas estas temporadas jugó 345 partidos y anotó 53 goles. Junto a Ernst Happel y Kaltz llevó al club a la gloria, tomando el relevo del mítico Kevin Keegan.

Fuente: www.storiedicalcio.altervista.org

#ElKiller : Horst Hrubesch Aunque en la tabla de máximos goleadores de la competición figure Bastrup con cuatro tantos, el gran goleador de este equipo fue su pareja de baile. Hrubesch anotó dos goles en esta edición pero fue fundamental para fijar a los centrales rivales. Apodado el tanque o la bestia de los cabezazos este potente delantero poseía un poderío aéreo muy grande y tenía un gran socio en Kaltz, cuyos centros casi siempre acababa rematando. Fichó por el Hamburgo en 1978 y en los 158 partidos que disputó marcó la friolera de 96 goles, estableciendo un promedio de 0'61 goles por partido, algo muy difícil de ver en aquella época.

Fuente: www.mopo.de

ESTADÍSTICAS MÁS DESTACABLES Máximo goleador: El atacante italiano de la Juventus, Paolo Rossi, fue el máximo artillero de la competición con 6 dianas. El campeón tenía su representante en cuarto lugar, el danés Lars Bastrup con 4 dianas. Más porterías a cero: El guardameta que dejó su potería vacía en más ocasiones fue el alemán Uli Stein, que lo consiguió en hasta 5 ocasiones, haciendo gala de sus dotes como portero y reflejando el nivel defensivo de su equipo. Mayor goleada del torneo: La mayor goleada del torneo se la endosó el Rapid de Viena al modesto FC Avenir Beggen luxemburgués, con un resultado de 8-0. #LoCurioso: Su triunfo acabó con seis años de hegemonía inglesa. Ese año fue elegido por la revista World Soccer Magazine como mejor equipo del mundo.

49


8

INSIGNES QUE DESAFIARON A EUROPA

STEAUA DE BUCAREST EL PIONERO DEL ESTE PALMARÉS DEL CLUB El Steaua de Bucarest ha sido sin duda el club más laureado de la historia del fútbol rumano. Siendo uno de los dos únicos equipos que ha jugado siempre en la Primera División, esta institución posee la más extensa sala de trofeos del país en ámbito nacional y es el único que ha sido capaz de grabar su nombre en la eternidad del fútbol europeo. En la actualidad sigue siendo el mejor club de Rumanía, por encima de equipos como el Dinamo de Bucarest o el Cluj, pero a escala internacional lleva muchas décadas sin ser un conjunto pujante o a tener en cuenta. Palmarés Nacional: • Liga I (26 Títulos) • Copa de Rumanía (22 Títulos) • Supercopa de Rumanía (6 Títulos) • Copa de la liga de Rumanía (2 Títulos) Internacional: • Copa de Europa (1 Título) • Supercopa de Europa (1 Título)

50 Fuente: www.bbc.com


Celtic - Feyenoord - Nottingham Forest - Aston Villa - Hamburgo - Steaua

Bucarest -PSV Eindhoven - Estrella Roja

BZF

LA TEMPORADA DE LA GESTA Y SU CONTEXTO: 1985-86 mucho a equipos como el Steaua o el Dinamo, fuente de abastecimiento de la selección nacional que había logrado disputar su primera Eurocopa en el año 1984.

Nos enmarcamos en la década de los 80, todavía podemos hablar de los antagónicos bloques de la Guerra Fría, el capitalista y el comunista. El deporte cobra importancia de cara a demostrar la supremacía de un bando con respecto del otro, hasta el punto en que los gobiernos y ejércitos de los países tienen influencia en equipos de fútbol, como es el caso del Steaua de Bucarest. Por tanto nos encontramos en una época de fuerte beligerancia también en términos futbolísticos, el balompié de la zona este del planeta planta cara y nuestro protagonista se convierte en el primer club de la Europa comunista en ganar un título continental y a su vez, obviamente, la Copa de Europa.

Por lo que al ámbito doméstico se refiere, el Steaua se clasificó para la competición ganando la Liga I, la cual ganaría cinco años consecutivos. En la segunda mitad de los 80, el club gozaría de los mejores años de su historia. El balompié de la zona este planta cara y nuestro protagonista se convierte en el primer club de la Europa comunista en ganar un título continental

Esta pujanza del fútbol rumano de clubes acabaría en el año 1989, con la Revolución Rumana muchos jugadores de esta nacionalidad podrán salir con destino a otras ligas con más facilidad. Este hecho debilitó

51 Fuente: www.taringa.net


8

INSIGNES QUE DESAFIARON A EUROPA

CAMINO A LA FINAL para jugar el primer envite y otra vez se dio un partido duro en el que nuestro protagonista cayó por 1-0 en tierras húngaras y se obligaba a dar la vuelta a la eliminatoria como local. Su estadio volvió a ser un fortín y con idéntico resultado a la ronda anterior, 41, con goles de Victor Pițurcă , Marius Lăcătuş, Ilie Barbulescu y Mihail Majearu, certificarían el pase a cuartos de final.

La aventura daría el 'pistoletazo' de salida fuera de casa pero ante un rival asequible, el Vejle BK danés. El partido de ida de dieciseisavos fue complicado, el cuadro local opuso mucha resistencia y el equipo de Bucarest no pudo pasar del empate a uno, por lo que tocaría resolver en el Stadionul Ghencea. La vuelta sería otro cantar y un contundente 4-1 les daría el pase a octavos de final.

En la misma línea descrita hasta el momento, el primer choque tendría lugar en campo contrario. En este caso el del sorprendente

En esta ronda aguardaba el Budapest Honvéd, nuevamente tocaría desplazarse

52


Celtic - Feyenoord - Nottingham Forest - Aston Villa - Hamburgo - Steaua

Bucarest -PSV Eindhoven - Estrella Roja

BZF

Fuente: www.agerpres.ro

que tenía colgado el cartel de favorito. Con Frank Vercauteren y Enzo Scifo -que marcó el gol- a la cabeza, el partido de ida en el Constant Vanden Stock aventajaría los malvas en la eliminatoria, 1-0. Por enésima vez, el feudo rumano tendría que vestirse de gala para llevar en volandas a sus chicos hacia la victoria. Y así lo hizo, solo un conjunto compareció aquel día, un demoledor 3-0, con dos tantos de Victor Piturca y uno de Pelé Gavrila Balint, metía al Steaua de Bucarest en su primera final continental.

Kuusysi finlandés y no se cosecharía un resultado positivo. El empate sin goles en territorio escandinavo volvería a forzar la eliminatoria a resolverse en el este de Europa. El partido que dilucidaría semifinalista se saldaría con un apretado 1-0 con un tanto del goleado Victor Piturca en el minuto 86. En semifinales esperaba un rival de postín, el Anderlecht. El equipo belga venía de eliminar al todopoderoso Bayern de Múnich en cuartos y con la moral por las nubes, por lo

53


8

INSIGNES QUE DESAFIARON A EUROPA

LA GRAN FINAL: STEAUA-FC BARCELONA El Barça era el claro favorito por diversos factores; tenían una mejor plantilla, mayor entidad competitiva y, además, contaban con un plus añadido: la final se disputaba en España y la grada estaría poblada de fans azulgranas.

¿Cómo llegaban? Los equipos llegarían a esta final como clubes punteros en sus respectivas ligas. El FC Barcelona era segundo por detrás del Real Madrid y el Steaua era líder por encima del Dinamo de Bucarest. El equipo español era el claro favorito por diversos factores; tenían una mejor plantilla, mayor entidad competitiva y además, contaban con un plus añadido: la final se disputaba en España y la grada estaría poblada de fans azulgranas. Aunque el factor negativo fue que el Barça venía de perder duramente la final copera ante el Real Zaragoza.

¿Cómo fue la final? La primera parte estuvo marcada por la falta de ideas de un FC Barcelona que pese a jugar con una mentalidad ofensiva, se daban de bruces con un Steaua de Bucarest muy serio y bien posicionado. La propuesta del equipo catalán respondía a su cartel de favorito, pero se topaba con un equipo muy trabajado en el plano táctico con el gran líbero Miodrag Belodedici comandando la defensa. Se llegaría al final del primer tiempo sin apenas ocasiones y con la sensación de comodidad del equipo rumano.

En lo referente a su trayectoria en la competición, el Barça había tenido que enfrentarse a rivales de mayor entidad como el Porto o la Juventus, que era vigente campeona. No había pasado ninguna eliminatoria de forma solvente, con dos eliminatorias superadas por el valor doble de los goles fuera de casa y otra, las semifinales, en penaltis.

En el segundo tiempo el Steaua fue más atrevido pero sin descuidar la espalda, los Schuster, Marcos Alonso o Lobo Carrasco no podían penetrar entre el fantásticamente armado entramado táctico del equipo de Bucarest. El conjunto de Emerich Jenei no se descomponía ante la presión ambiental y parecía dispuesto a llevar el partido a la prórroga, convirtiendo la final en una de las más aburridas jamás vistas en competiciones europeas.

Por su parte el equipo rumano alcanzaba la final de la competición sin ganar ni un solo partido a domicilio en toda la edición pero siendo muy solvente en casa, por lo que ganar una final en un estadio lleno de fans rivales parecía una empresa casi utópica. La final iba a suponer para ambos clubes la oportunidad de sumar su primera Copa de Europa, la final tenía muchos alicientes.

Se llegó a la prórroga, 30 minutos por jugarse, el cuadro rumano era sabedor de que en la línea que había llevado durante el partido no sufriría ante un desquiciado Barça, sabía que su suerte podía llegar en la tanda de penaltis. Tras 120 minutos de mucha intensidad y un juego más bronco que bello se llegaba a la conclusión del encuentro, la final se decidiría desde los once metros.

Escenario de la final Estadio Sánchez Pizjuán, España 70.000 espectadores, 7 de mayo de 1986

Fuente: www.skyscrapercity.com

54


Celtic - Feyenoord - Nottingham Forest - Aston Villa - Hamburgo - Steaua

Bucarest -PSV Eindhoven - Estrella Roja

BZF

¿Qué supuso para el Steaua de Bucarest?

La suerte estaba echada, el punto fatídico dictaría sentencia. La táctica pasaba a un segundo plano, la frialdad y el acierto de los lanzadores, así como los reflejos y la intuición de los guardametas grabarían el nombre del ganador en la eternidad del fútbol europeo y su club, dándole la primera “orejona” de su historia.

La Copa de Europa cosechada aquella temporada supuso no solamente la primera en sus vitrinas, sino la primera en la historia de la Europa del Este, consiguiendo un hito entre los equipos de la Europa comunista.

La tanda empezó bien para el Barça, Urruticoechea detenía el primer lanzamiento para desatar el optimismo en la hinchada culé, pero este se vio reducido tras el fallo del defensa-delantero, José Ramón Alexanko. Los rumanos fallarían el segundo disparo y el equipo catalán volvía a tener la opción de ponerse por delante, pero las porterías del partido parecían rociadas con repelente, y tras dos ejecuciones por equipo el resultado seguía siendo el mismo que durante todo el partido, 0-0. Turno para uno de los mejores jugadores del equipo rumano, Marius Lacatus al fin abrió la lata tras tantos minutos sin goles. La presión pasaba al equipo azulgrana, era vital marcar, pero el Pichi Alonso tampoco podía batir a un Helmut Duckadam que se hacía enorme ante los impotentes jugadores culés. El extremo Gavril Balint tenía la opción de ampliar la renta y dejar la tanda encarrilada, y lo hizo con creces. En los pies de Marcos Alonso quedaría la última bala para seguir vivo, pero no consiguió batir a un Duckadam que se erigió como héroe y mito del equipo bucarestino, pasando a los anales de la historia por dar al Steaua su primera -y únicaCopa de Europa.

El Steaua se convirtió en un animador del fútbol europeo hasta la Revolución Rumana

Además, ganar este título le dio acceso a jugar la Supercopa de Europa, en la cual sumó su segundo título de carácter europeo, redondeando más si cabe la mayor hazaña del fútbol del lado este del telón de acero. Dicha Supercopa fue disputada ante el Dinamo de Kiev y posee el curioso dato de ser el debut de Gica Hagi. El mítico jugador rumano llegaba prestado para esta final pero su voluntad fue la de seguir vistiendo de rojo y azul pese a la crispación de su antiguo club. Así pues, una institución acostumbrada a gobernar su liga con puño de hierro, se convirtió en los años siguientes en un animador de la Copa de Europa, alcanzando las semifinales al año siguiente y la final dos más tarde, en la que cayeron ante el AC Milán. Su impacto solo lo pudo frenar la Revolución Rumana, que provocó la desbandada de los jugadores nacionales a otras ligas.

Fuente: www.imgrum.net

Fuente: www.publimetro.cl

55


8

INSIGNES QUE DESAFIARON A EUROPA

LOS PILARES DEL EQUIPO #ElMuro: Helmut Duckadam Apodado el “Héroe de Sevilla” por su gran final, el guardameta internacional por Rumanía desarrolló su carrera en dos equipos, el UTA Arad y el Steaua de Bucarest, lugar dónde cosechó sus mayores triunfos como jugador profesional, ganando dos Ligas de Rumanía, una Copa de Rumanía y una Copa de Europa. Para desgracia suya y del fútbol rumano, a los 26 años de edad una fuerte trombosis en el brazo derecho le hizo abandonar los terrenos de juego, acabando con una carrera que prometía llegar al estrellato. Sobre él se cuenta que recibió un Mercedes del por aquel entonces presidente del Real Madrid, Ramón Mendoza, debido al hecho de “fastidiarle” la Champions al Barça. El presidente del Steaua, que además era hijo del dictador de Rumanía, Nicolae Ceauşescu, le exigió que lo devolviese por su contrariedad al régimen comunista y su negativa le costó supuestamente una paliza a cargo de la policía secreta rumana, que le rompería los diez dedos de las manos causándole artrosis.

Fuente: www.es.fifa.com

#ElCerebro: László Bölöni De familia húngara pero nacido en la región rumana de Transilvania, Bölöni fue el eje del Steaua campeón de Europa aportando al equipo el equilibrio en la medular. Aunque empezó su carrera jugando para el ASA Târgu Mureş, fue en el equipo rojo y azul dónde encontró su mejor nivel, allí se convirtió en pieza clave en el engranaje del equipo ganando tres Ligas de Rumanía, dos Copas de Rumanía, una Copa de Europa y una Supercopa de Europa. Tras su exitoso periodo en el gigante rumano decidió marcharse a probar suerte a otros países, como Bélgica y Francia. Pero la retirada no le alejó del balón y como entrenador ya ha dirigido a clubes como el Mónaco o el Nancy y a la Selección de Rumanía. En su país siempre le recordarán por su gol ante Italia (que era vigente campeona del mundo) para clasificar a la selección a la Eurocopa de 1984.

Fuente: www.fanatik.ro

56


Celtic - Feyenoord - Nottingham Forest - Aston Villa - Hamburgo - Steaua

Bucarest -PSV Eindhoven - Estrella Roja

BZF

#ElKiller: Victor Pițurcă Fue desde muy joven un trotamundos del fútbol rumano pasando por equipos de segunda división como el FC Universitatea Craiova, Pandurii Târgu Jiu o el FC Drobeta Turnu Severin antes de dar el salto a primera con el FC Olt Scornicesti. Su gran rendimiento hizo que el club más importante de la nación, el Steaua de Bucarest, le fichara en 1983. Allí se hizo toda una institución ganando cinco Ligas de Rumanía, cuatro Copas y una Supercopa, además de los dos títulos europeos. En la mítica Copa de Europa fue el máximo artillero del equipo con cinco dianas que condujeron al cuadro rumano a la memorable final de Sevilla. En la temporada 1987/1988 fue también máximo goleador de la Liga Rumana. Para acabar su carrera se fue a jugar a Francia para defender los colores del Racing Club de Lens. A nivel internacional se fue muy injusto con él, ya que pese a marcar 6 goles en 13 partidos, no le dieron más oportunidades.

Fuente: www.steaualibera.com

#ElEntrenador: Emerich Jenei

Fuente: www.adevarul.ro

El técnico rumano de ascendencia húngara jugó doce años para el Steaua antes de llevarle a ser campeón de Europa como entrenador. Su estilo de juego destacaba por la obsesión del orden táctico, eliminando cualquier hueco entre líneas y convirtiendo la figura del líbero en la clave de su engranaje defensivo haciendo las labores tanto de hombre de cierre como de stopper en ¾ de campo. Entrenó en Bucarest cinco deporadas en las que además de la Copa de Europa ganó la Liga Rumana en cinco ocasiones y la Copa Rumana en cuatro. Su periplo en el club rojo y azul tuvo dos fases partidas por su estancia como seleccionador nacional. Al principio fue nombrado co-seleccionador junto a Lucescu, pero más tarde se quedaría él solo al frente. En abril de 1991 volvería al club de sus amores para hacerlo campeón de liga. Su última experiencia en los banquillos en el año 2000 fue también al frente de la Selección de Rumanía para clasificarlo para la Eurocopa. El dato curioso está en que sustituyó a Victor Pițurcă, su 'pichichi' en la Copa de Europa.

ESTADÍSTICAS MÁS DESTACABLES Máximo goleador: El máximo artillero de esta edición no jugaba en ninguno de los dos finalistas, y fue el delantero del Göteborg, Torbjörn Nilsson, con siete dianas. Y el segundo en un cuádruple empate fue el atacante rumano Victor Pițurcă con cinco. Más porterías a cero: El portero que más veces dejó a cero su puerta fue Urruticoechea, del Barça, lográndolo hasta en cinco ocasiones. Mayor goleada del torneo: La mayor goleada del campeonato la consiguió la Juventus con un 0-5 al Jeunesse Esch luxemburgués. #LoCurioso: Esta fue la primera edición en la cual no participaron los equipos ingleses debido a la sanción que recibieron por la terrible Tragedia de Heysel. Dado que los ingleses habían ganado en cinco de las últimas seis ocasiones, en las posteriores aumentó la diversidad de campeones. 57


8

INSIGNES QUE DESAFIARON A EUROPA

PSV EINDHOVEN LA RUPTURA CON EL

FÚTBOL TOTAL PALMARÉS DEL CLUB

Internacional:

El Philips Sport Vereniging o PSV Eindhoven es sin duda uno de los clubes más laureados de los Países Bajos dónde mantiene una encarnizada lucha con el Ajax de Ámsterdam por el cetro de Rey de Holanda. Es uno de los cuatro conjuntos que nunca han descendido desde que se aplicase el formato Eredivisie.

• Copa de Europa (1 Títulos) • Copa de la UEFA (1 Título)

Palmarés Nacional: • Liga de Fútbol de los Países Bajos (3 Títulos) • Eredivisie (20 Títulos) • Copa de los Países Bajos (9 Títulos) • Supercopa de los Países Bajos (11 Títulos)

58 Fuente: www.nrc.nl


Celtic - Feyenoord - Nottingham Forest - Aston Villa - Hamburgo - Steaua Bucarest -PSV

BZF

Eindhoven - Estrella Roja

LA TEMPORADA DE LA GESTA Y SU CONTEXTO: 1987-88 Uno de sus fichajes más sonados fue el de Ruud Gullit procedente del Feyenoord, que se erigió como estrella ganando dos títulos de liga, no obstante, forzó su marcha al AC Milán un año antes de la gran gesta. En esta tesitura de resurrección holandesa se llegó a la Copa de Europa del triunfo.

Tras la consecución de la Copa de la UEFA en el año 1978, la década de los 80 arrancaría en forma de crisis para el equipo holandés, las fuertes discusiones entre las estrellas del equipo y el entrenador propiciaron un clima irrespirable y una sequía de más de media década. Incluso, estas desavenencias acabarían en 1982 con el adiós de una leyenda como Van der Kuijlen, jugador con más partidos y más goles de la historia del PSV. En 1985 un hombre llegaría con aire fresco para sacar a la entidad rojiblanca del lúgubre túnel en el que se había adentrado. Este no sería otro que el exjugador Hans Kraay, que asumiría la dirección deportiva. Su política se convertiría en la base del futuro éxito del equipo granjero, esta estaría cimentada en dos pilares: fichar las estrellas de los conjuntos rivales y la captación de jóvenes talentos.

La política de Hans Kraay como director deportivo se convertiría en la base del futuro éxito del equipo de Eindhoven y le auparía a la cosecha de títulos nacionales e internacionales

59 Fuente: www.volkskrant.nl


8

INSIGNES QUE DESAFIARON A EUROPA

CAMINO A LA FINAL Zancadilla al “GIGANTE”:PSV-Real Madrid

Esta edición empezaría ya con un duro rival en la primera ronda, el Galatasaray turco y su duro feudo. En el partido de ida disputado en casa del PSV, el cuadro holandés consiguió una holgada victoria por 3-0. No obstante la vuelta se iba a jugar en el infierno otomano por lo que la eliminatoria no estaba ni mucho menos sellada. El partido de vuelta acabó con un 2-0 para los locales, que se quedaron a un gol de forzar la prórroga, así, nuestro protagonista logró salir con vida de tan difícil estadio.

Las semifinales serían otra historia, tocaba enfrentarse al gran aspirante al título, el Real Madrid de la Quinta del Buitre que además venía de eliminar al otro gran candidato, el Bayern de Múnich de Lothar Matthäus en la ronda anterior y al Napolés de Diego Armando Maradona en el primer cruce del campeonato. En clave plantilla el conjunto blanco era muy superior por lo que el PSV debía creer en su trabajo táctico y capacidad de sufrimiento para llegar a una histórica final de Copa de Europa. La ida sería en el Santiago Bernabeu, por lo que la misión era clara: llegar con vida al Philips Stadion.

En octavos aguardaría el Rapid de Viena austríaco y no sería un rival que opusiera mucha resistencia, la ida se jugó en Austria y se saldó con victoria holandesa por 1-2. La vuelta en el Philips Stadion parecía un mero trámite, y así fue, el cuadro vienés no dio sensación de poder complicar la clasificación a un PSV que resolvería, en términos pugilísticos, por la vía del cloroformo con un contundente 2-0.

Echaría a rodar el balón en Chamartín y desde el principio el conjunto español saldría a ganar. En el minuto 4 el meta holandés Hans van Breukelen cometería penalti sobre el mexicano Hugo Sánchez, que él mismo se encargaría de transformar para poner por delante a su equipo. Las cosas no podían empezar peor, el guion que quería el cuadro granjero se torcería en la primera página. Tocaba remar a contracorriente y un error de Paco Buyo en el 20' permitiría el tanto de Edward Linskens, el meta madridista ayudaba al PSV a meterse en la eliminatoria con el gol del empate, no solo importante por el marcador sino también por el factor campo. Pero el gol no propiciaría una reacción estimulante en el equipo rojiblanco llevándole al ataque, si no que se hizo

El Girondins de Bordeaux sería el contrincante en cuartos de final, el sorteo había sonreído a un PSV que evitaba así a rivales como el Real Madrid, Bayern o Benfica. La ida tendría lugar en tierras francesas, la misión era anotar gol en campo contrario y se consiguió, aunque no la victoria, el 1-1 era un buen resultado para la ida teniendo en cuenta el nivel defensivo de los holandeses. Para el partido de vuelta la portería a cero sería clave y el conjunto de Guus Hiddink logró sellar su meta con éxito.

60 Fuente: www.spherasports.com


Celtic - Feyenoord - Nottingham Forest - Aston Villa - Hamburgo - Steaua Bucarest -PSV

Eindhoven - Estrella Roja

BZF

Fuente: www.evertonalerts.com

estaban dispuestas a llevar al PSV a la gran final de Stuttgart. Como no podía ser de otra forma, el planteamiento de Leo Beenhakker sería puramente ofensivo porque el empate a cero no le valía, y en el otro lado, los pupilos de Guus tenían claro que no encajar gol era la vía más rápida para alcanzar la final. Los madrileños tendrían una gran cantidad de ocasiones de gol, pero el meta holandés se haría enorme bajo palos para impedir el gol blanco, convirtiéndose en héroe total de la afición. Goleadores como Butragueño o Hugo Sánchez miraban incrédulos tras cada parada y el cuadro merengue acabó desquiciado por su incapacidad para batir a su rival. La final era un hecho, el PSV viajaría a Stuttgart a medirse con el Benfica por el cetro continental.

todavía más defensivo y desquiciante. Los 'Míchel', Butragueño o Hugo Sánchez no podían con los Berry van Aerle, Eric Gerets o Jan Heintze. La desesperación se hacía evidente en el Real Madrid, los ataques carecían de sentido y claridad alguna ante el muro holandés, en toda la segunda mitad solo iban a disponer de una buena ocasión, pero el remate de Hugo Sánchez fue respondido por una magnífica estirada de Van Breukelen. Este encuentro propició el pesimismo madridista, que veían al equipo de Hiddink como un conjunto insuperable a nivel defensivo y reforzó en Eindhoven la idea de que la gesta era posible. La fecha era histórica, el estadio presentaba una formidable imagen y 27.000 voces

61


8

INSIGNES QUE DESAFIARON A EUROPA

LA GRAN FINAL: PSV EINDHOVEN-BENFICA ¿Cómo llegaban?

¿Cómo fue la final?

Solo quedaban dos, los contendientes por el trono de Europa serían Benfica y PSV. En el plano doméstico, los portugueses llegaban a este escenario como segundos en Liga Portuguesa por detrás del Porto. Mientras que el PSV llegaba como flamante campeón de su tercera Eredivisie consecutiva, de la que era amo y señor.

El choque daba comienzo con mucho respeto entre ambos, eran dos equipos destacados por el trabajo y que habían depositado mucho esfuerzo para llegar a la final en una edición en la que no eran favoritos. El primer acercamiento del partido tendría al PSV como protagonista, pero el disparo desde la frontal de Koeman tras la salida de un córner se iría la derecha del marco defendido por Silvino Louro. Tras esta acción el cuadro lisboeta tomaría la posesión del esférico y volcaría todos sus ataques sobre el costado izquierdo buscando al habilidoso Rui Águas, pero pese a la insistencia, estas posesiones nunca se transformarían en jugadas de peligro gracias a las ayudas y al buen hacer defensivo holandés. Con algo más de ritmo que de jugadas de gol (ningún disparo entre los tres palos) se llegaría al descanso.

A nivel internacional, las águilas habían eliminado a un gran Anderlecht en cuartos de final y al Steaua de Bugarest de Hagi en semifinales, equipo que había ganado la Copa de Europa dos años antes y que entraba así en el selecto grupo de insignes que desafiaron a Europa. Mientras tanto el PSV había eliminado al gran aspirante al título, el Real Madrid, que pasaba por uno de los mejores momentos de su historia. Dada la competitividad de esta edición, ninguno de los dos equipos entraba en las quinielas para verse en la final, por lo que otorgar el cartel de favorito era una ardua tarea. Si bien es cierto, el bagaje del Benfica en la competición era más amplio, estaba más acostumbrado a partidos en Europa e incluso había conseguido coronarse campeón hasta en dos ocasiones a principios de los años 60. Aunque como dato curioso, ya pesaba sobre ellos la maldición de los 100 años de Bela Guttman. Por nivel de juego y estado de forma quizás el PSV era levemente superior, pero por pedigrí, eran los portugueses quiénes partían con ventaja. Aguardaba una gran final.

En el inicio de la segunda mitad el peligro de Benfica sería cargado por la derecha buscando al brasileño Chiquinho Carlos, haciendo ostensible que el mayor peligro portugués estaba en los costados. Sin embargo sus intentonas se vieron frustradas por la rocosa defensa holandesa. Aunque escasas, las ocasiones seguían siendo cosa del PSV, que con desplazamientos en largo de Koeman provocaba peligro en área rival. En uno de estos envíos llegaría una gran jugada de peligro, el ariete holandés, Gillhaus aguantaría la envestida del defensa rival para ceder el balón a Vanenburg, que desde la frontal del área dispararía con potencia a la izquierda de la portería.

Escenario de la final

Se llegaría en tablas al final del encuentro, 90 minutos de mucha igualdad y pocas ocasiones hacían que la prórroga no prometiese mucho, y aunque el partido se rompiese un poco en el tiempo extra, no se daría ninguna ocasión capaz de decantar la balanza en favor de ningún aspirante.

Fuente: www.public.fotki.com

Neckarstadion, Stuttgart, Alemania 70.000 espectadores, 25 de mayo de 1988 62


Celtic - Feyenoord - Nottingham Forest - Aston Villa - Hamburgo - Steaua Bucarest -PSV

Eindhoven - Estrella Roja

BZF

La Copa de Europa fue la guinda de una temporada para el recuerdo, en la que se consiguió el siempre rememorado triplete de la mano de Guus Hiddink, ya que ganaron la liga a cuatro jornadas del final, con 117 goles a favor y solo dos derrotas y la Copa Holandesa ante el Roda JC Kerkrade en la final.

Con la conclusión del tiempo añadido aguardaban unos apasionantes penaltis, la suerte estaba echada y los once metros dilucidarían al flamante campeón. Radicalmente opuesta a la tanda entre Steaua de Bucarest y FC Barcelona, la disputada entre Benfica y PSV estaría marcada por la efectividad. Se marcarían los primeros 11 penaltis, alguno de ellos de forma magistral; Koeman, Kieft, Nielsen, Vanengurg, Lerby y Janssen marcarían para el cuadro rojiblanco y Elzo Coelho, Dito, Hajiri, Antón Pacheco y Mozer para los lisboetas. En el décimo segundo estaría la clave, primero de la muerte súbita para Benfica, Antonio Veloso frente a Hans van Breukelen. El lateral portugués escogía el lado derecho de la portería en su ejecución, pero el meta holandés adivinaría sus intenciones para atajar el disparo y confirmarse como el héroe de la competición. La gesta se consumaba, el PSV Eindhoven era campeón.

La temporada 1987-88 fue la mejor de la historia del club rojiblanco ya que consiguió ganar el triplete: Eredivisie, Copa de Holanda y, como colofón a una espectacular temporada, la Copa de Europa. Dicho éxito reforzó la figura de su técnico Guus Hiddink que renunció al famoso “fútbol total”, priorizando la efectividad sobre la vistosidad.

Aparte de lo tangible en materia de títulos, dicho éxito supuso una reivindicación propia, la de un equipo que rompió con el estilo de “fútbol total” y que recibió muchas críticas por ello. Los granjeros antepusieron el orden defensivo, la posicionalidad, los marcajes y la búsqueda de la efectividad por encima de la belleza a la vistosidad y libertad de movimientos que hacía reconocible a la “naranja mecánica”.

¿Qué supuso para el PSV? Para el club de Eindhoven este logro es su mayor hazaña hasta la fecha, con la victoria se convertía en el tercer club de los Países Bajos que se alzaba con el mayor título continental, tras Feyenoord y Ajax de Ámsterdam.

63 Fuente: www.topsport.bg


8

INSIGNES QUE DESAFIARON A EUROPA

LOS PILARES DEL EQUIPO #ElMuro: Hans van Breukelen

Fuente: www.thegreatmatch.com

Si alguien hace honor a la categoría de muro, ese es el bueno de Hans. Portero de grandes reflejos, tenía como punto fuerte su poderío aéreo y seguridad en sus salidas. No solo se le recordará por detener la última pena máxima de la final de Stuttgart, su actuación en semifinales ante el Real Madrid pasará también a los anales de la historia por pararlo absolutamente todo en el encuentro de vuelta y llevar al cuadro holandés a la final. Un dato curioso sobre este guardameta es que llegó al PSV procedente del Nottingham Forest, que lo había fichado dos temporadas más tarde de cosechar las dos Copas de Europa consecutivas, por lo que pese a no haberse enrolado en las filas de un campeón hasta la fecha, sabía lo que era jugar en un club que desafiaba el poder establecido por los grandes del viejo continente. Ese mismo año ganó la Eurocopa parando un penalti a la URSS en la final.

#ElKaiser: Ronald Koeman El defensa holandés era el gran nombre propio de un equipo en el que destacó el bloque por encima de la individualidad. Sobre él cabe decir que fue una figura muy difícil de encontrar en el fútbol actual, un líbero al uso. Sus grandes virtudes eran el trato del balón -poseía un gran desplazamiento tanto en largo como en corto-, su inteligencia táctica -que le permitía tapar su carencia de velocidad y la rigidez de su cintura- y su capacidad para anotar goles, de hecho es el defensa más goleador de la historia con 193 tantos en su carrera. Su fichaje por el PSV fue una gran apuesta del club, que se lo arrebataba a su gran rival, el Ajax de Ámsterdam en 1986, y su impacto fue total, su liderazgo en esta época dorada le llevó a fichar por el FC Barcelona de Cruyff, formando parte del Dream Team y ganando la Copa de Europa marcando un gran gol ante la Sampdoria. En el año 1988 también fue uno de los integrantes de la Holanda campeona de Europa.

Fuente: www.radio4g.com

#ElCerebro: Søren Lerby

Fuente: www.psv.nl

El danés fue uno de los jugadores fichados con el dinero que dejo Gullit en las arcas del club y fue una pieza básica en el engranaje del PSV campeón, dotó a la plantilla de mucha experiencia ya que había jugado ocho años para el Ajax y en clubes tan importantes como el Bayern de Múnich o el AS Mónaco. Era un centrocampista actualmente conocido como box to box que destaca por su amplio despliegue físico en el centro del campo, un pulmón que además de garantizar el orden táctico en fase defensiva, aportaba el temple necesario para madurar las jugadas con balón. Además, su capacidad para llegar al área contraria y buena técnica le permitió anotar muchos goles durante su carrera, siendo el máximo goleador de la edición de 1979-80, anotando 10 goles con la camiseta del Ajax de Ámsterdam. Se retiró la temporada siguiente al mítico triplete, y aunque solo pasó dos años como rojiblanco, su contribución a la gesta sigue en la retina de los aficionados que la vivieron.

64


Celtic - Feyenoord - Nottingham Forest - Aston Villa - Hamburgo - Steaua Bucarest -PSV

Eindhoven - Estrella Roja

BZF

#ElKiller: Wim Kieft Aunque el 'pichichi' de la edición fue Hans Gillhaus, lo cierto es que el hombre gol de aquel equipo fue Kieft, este espigado delantero fue uno de tantos que pasó antes por el Ajax. Destacaba por su gran envergadura y genial posicionamiento dentro del área que le hacían capaz de rematar prácticamente cualquier envío al área. Aunque su Copa de Europa no fue muy prolífica –solo anotó un gol- los 55 goles en 82 partidos con la elástica del equipo de Philips fueron clave para que el club atravesase la época más dorada de su historia. A nivel internacional, también fue uno de los integrantes de la selección campeona de Europa, y aunque su figura se veía eclipsada por Marco van Basten, tuvo un papel decisivo en aquel logro ya que su gol ante la República de Irlanda metió a los tulipanes en semifinales.

Fuente: www.sportsspeakers.nl

#ElEntrenador: Guus Hiddink El técnico holandés empezó su andadura en el club De Graafschap y su buen hacer en este modesto club hizo que Hans Kraay lo incorporase como asistente en el club de Eindhoven, pero sus grandes dotes como manager le llevarían a coger las riendas en poco tiempo. Su valentía fue clave para la consecución de tantos éxitos, entre ellos el triplete, ya que renunció al 3-4-3 que se estaba practicando en Holanda por clubes como el Ajax o el mismo PSV antes de su llegada para apostar por el clásico 4-4-2. Su carrera como técnico empezaba muy pronto saboreando la gloria. Y el prestigio que así adquirió le ha llevado a banquillos tan importantes como el del Chelsea, Real Madrid o el Valencia Club de Fútbol; así como a diversas selecciones nacionales, como Rusia, Turquía, Holanda o Corea del Sur, país dónde es leyenda por las míticas semifinales alcanzadas en el Mundial de 2002 (eliminando a España en un encuentro muy recordado) y que le ha valido para dar nombre a un estadio dentro del país. Se puede decir que Guus siempre ha sido un experto exprimiendo todo el jugo de sus plantillas, aunque a priori fuesen inferiores a las demás.

Fuente: www.thesun.co.uk

ESTADÍSTICAS MÁS DESTACABLES Máximo goleador: A pesar de la calidad de sus participantes, ningún jugador destacó en la faceta goleadora de sobremanera, hasta 7 jugadores empataron a cuatro goles en lo más alto de la tabla, ellos son: Petar Novák, René van der Gijp, Ally McCoist, Rabah Madjer, Rui Águas, Míchel y Gheorghe Hagi. Ninguno de ellos del flamante campeón, que tendría a su representante, Hans Gillhaus, en un empate con otros 10 jugadores a tres tantos. Más porterías a cero: Con cinco porterías a cero cada uno, los dos arqueros de la final, Hans van Breukelen y Silvino Louro, comparten este logro. Mayor goleada del torneo: La mayor goleada del torneo fue protagonizada por un equipo cuyo recorrido en esta edición acabó en la jornada siguiente, los octavos de final, el Sparta de Praga le endosó un duro 8-0 al Fram islandés. #LoCurioso El equipo holandés logró ganar la competición sin ganar ni un solo encuentro de Copa de Europa en todo el año natural de la consecución de la misma, en todo el año 1988, es decir, desde cuartos de final, pasó las eliminatorias gracias al valor doble de los goles fuera de casa y la final, lo hizo en penaltis. 65


8

INSIGNES QUE DESAFIARON A EUROPA

ESTRELLA ROJA DE BELGRADO

EL ÚLTIMO DESTELLO DEL FÚTBOL BALCÁNICO PALMARÉS DEL CLUB Múltiples encuestas posicionan al Estrella Roja de Belgrado como el equipo de fútbol más popular de Serbia, siendo aproximadamente el 45% de la población seguidora del club. Su gran popularidad tanto en Serbia como en países vecinos es fruto de, no solo su extenso palmarés a nivel nacional, sino también gracias a sus grandes actuaciones en competiciones europeas antes de la guerra. A pesar de su historia, el Estrella Roja se ha visto afectado por diversos sucesos ajenos al club que han mermado el poder futbolístico del titán serbio. Una de las principales razones de la decadencia de la entidad fue la división de Yugoslavia en seis naciones: Eslovenia, Croacia, Bosnia-Herzegovina, Montenegro, Macedonia y Serbia. Algunos equipos potentes de estas nuevas naciones abandonaron la liga yugoslava, bajando el nivel de la misma. Por otro lado, la guerra civil y las sanciones de la ONU supusieron un duro golpe para el fútbol yugoslavo que quedó aislado del resto de Europa casi una década. Todo esto, sumado al total dominio que su gran rival, el Partizan, ha estado mostrando en los últimos diez años, ha propiciado que el Estrella Roja de Belgrado sea un gigante en horas bajas.

Fuente: www.xtratime.org

Palmarés Nacional:

Internacional:

• Primera Liga de Yugoslavia (19 Títulos) • Primera Liga de Serbia y Montenegro (5 Títulos) • SuperLiga Serbia (3 Títulos) • Copa de Yugoslavia (12 Títulos) • Copa de Yugoslavia/Copa de Serbia y Montenegro (9 Títulos) • Copa de Serbia (3 Títulos)

• Copa de Europa (1 Título) • Copa Intercontinental (1 Título)

66


Celtic - Feyenoord - Nottingham Forest - Aston Villa - Hamburgo - Steaua Bucarest -PSV Eindhoven - Estrella

BZF

Roja

LA TEMPORADA DE LA GESTA Y SU CONTEXTO: 1990-91 Cabe destacar que en aquella temporada 1990/91 finalizó la sanción de la UEFA que prohibía competir a los equipos ingleses en la Copa de Europa a raíz de la tragedia de Heysel de 1985, a excepción del campeón de Inglaterra, el Liverpool, cuya sanción fue mayor.

El Estrella Roja disputaba la Copa de Europa de 1990-1991 como campeón de liga y copa, además, el quipo yugoslavo tenía una plantilla repleta de prometedoras estrellas que posteriormente buscarían acomodo en los principales equipos de Europa. Muchos de los jugadores que formaban parte de aquel equipo ya habían llamado fuertemente la atención en el Mundial de Italia 90 ante la Argentina de Diego Maradona.

Muchos de los jugadores que formaban parte de aquel equipo ya habían llamado fuertemente la atención en el Mundial de Italia 90 ante la Argentina de Diego Maradona.

Con una plantilla cargada de talento y un fuerte sentimiento de grupo, el Estrella Roja se aventuró a disputar una Copa de Europa de la que nunca hubiese pensado que saldría campeón.

67 Fuente: www.kupindo.com


8

INSIGNES QUE DESAFIARON A EUROPA

CAMINO A LA FINAL Maracaná”. Poco tardó en moverse el marcador y en el minuto 8 el Rangers anotó en propia. A pesar de aquel gol tempranero, hasta el 65' no llegaría el segundo, una falta ejecutada con maestría por Prosinečki que, describiendo una elegante curva, golpearía en el palo y se introduciría en la meta rival. Con 2-0, el conjunto balcánico tenía el cruce encarrilado, y cuando Pančev puso el tercero, dejó la eliminatoria prácticamente sentenciada. En la vuelta, Pančev acabó con toda esperanza local materializando el 0-1 con una volea espectacular. Los locales anotaron a 20 minutos del final, pero no pudieron hacer nada más. El envite acabó 11 y el marcador global era de 4-1 para el Estrella Roja.

Rumbo a la final, el Grasshopper sería el primer obstáculo. Los de Zúrich vivían una época dorada que empezó a principios de los 80 y que no finalizaría hasta mediados de los 90. La ida se disputó en el estadio del Estrella Roja. Los visitantes pusieron pronto en apuros a los serbios anotando el primer gol. Yendo por detrás en el marcador, los locales sacaron su mejor arma, el contraataque, y media hora más tarde, en el 44', Binić podría el empate con un formidable testarazo, resultado que se mantendría hasta el final del partido. En la vuelta los serbios sacaron a relucir su mejor versión acosando de forma reiterada la meta rival, y se adelantaron al poco de empezar el partido. En la segunda parte el viento soplaría a favor del conjunto de Europa del Este y en el 49' Prosinečki no perdonó desde los once metros. Con el 0-2 en el luminoso y dominio claro del conjunto visitante, los ataques rojiblancos eran constantes. En el 58' se marcó el 0-3 y se sentenció la eliminatoria. Poco después, Peter Közle marcó un gol de penalti para no irse de vacío en su propio estadio. Con 1-3, el árbitro señaló el tercer penalti de la noche y Prosinečki puso el 1-4 definitivo. Supieron solventar la eliminatoria en la vuelta y avanzaron con un 5-2 en el global.

En cuartos de final, los emparejamientos favorecieron al Estrella y los yugoslavos debían enfrentarse al Dynamo Dresden. Lejos de ser un rival fácil, sí era el más asequible. Tras una mala racha deportiva, el conjunto de la República Democrática Alemana había incorporado como entrenador a Eduard Geyer en 1989. Con Geyer en el banquillo los bávaros volvieron a imponer en la República Democrática Alemana y en Europa. La ida se jugó en “Marakana” y el Dynamo Dresden no estuvo a la altura de las circunstancias. Prosinečki anotó a balón parado un gol de bella factura que abría la lata. Binić se sumó a la fiesta y aumentó la renta local a 2-0 y Savićević anotaría el definitivo 3-0 en el minuto 56 con

En la segunda ronda aguardaba el Rangers de Glasgow. El conjunto escocés era, a priori, uno de los rivales más complicados. La ida se disputaba en el Estadio Estrella Roja, apodado “Marakana” o “Pequeño

68


Celtic - Feyenoord - Nottingham Forest - Aston Villa - Hamburgo - Steaua Bucarest -PSV Eindhoven - Estrella

Roja

BZF

Fuente: www.mediavida.com

dio una clase maestra de cómo contragolpear, enlazando con peligro ataque tras ataque. El primero de los eslavos llegó tras culminar uno de los tantos contragolpes peligrosos que realizaron durante el encuentro, y sería Savićević quien lograría el definitivo 1-2 después de una carrera increíble desde el centro del campo. Tocaba sellar el pase a la final en el “Pequeño Maracaná”. Los locales se adelantaron gracias a un gol de falta, y los germanos empezaron a apretar en la segunda mitad. Cinco minutos bastaron a los muniqueses para voltear el marcador, en el 61' y 66' el luminoso mostraba un 1-2 y la prórroga parecía inevitable. El Estrella se lanzó con todo y el balón acabó en el lateral izquierdo del área alemana, franca para que Mihajlović centrara. El defensa yugoslavo colgó la bola al área y Augenthaler, capitán del Bayern y autor del 1-1, no acertó a despejar. Augenthaler se estiró y golpeó el balón centrado, cambiando la trayectoria del cuero que lentamente entró rozando el larguero en la portería del Bayern, sin que el guardameta Aumann pudiese evitarlo por muy poco. Un final de infarto para un partido de infarto, el cuerpo técnico del Estrella estalló de alegría e invadió el campo tras el gol, poco después el árbitro decretó el final del encuentro y el estadio se vino abajo. El Olympique de Marsella les estaba esperando en la final, tanto esfuerzo, tanto sacrificio, todo por lo que habían luchado hasta ahora se decidiría en un partido.

un lejano y certero disparo pegado a la base del poste. La vuelta tuvo más polémica que futbol y quedará para siempre como un partido digno de olvidar. Los locales se adelantaron en el minuto 3 de penalti y el público alemán se esperanzó. No obstante, cuando corría el minuto 52 de encuentro, Savićević se vistió de Maradona y batió al guardameta alemán Thomas Köhler tras dejar por el camino a medio Dynamo. Savićević había sentenciado con el 1-1 en una muestra increíble de técnica, manejo del esférico y decisión. Posteriormente Pančev marcó el 1-2, desatando la furia de la hinchada local. En el minuto 78 y con el marcador 1-2, el colegiado español Emilio Soriano Aladrén se vio obligado a suspender el encuentro debido a los disturbios ocasionados por parte de la afición local. La UEFA dio por perdido el partido 0-3 para el Dynamo Dresden por razones disciplinarias. El Bayern de Múnich sería la antesala a la gran final. Los eslavos estaban a un paso de hacer historia, el Bayern de Múnich era lo único que se interponía entre los yugoslavos y la final. En frente tenían a un equipo plagado de jugadores que habían sido campeones del mundo el año anterior, como era el caso de Augenthaler, Aumann, Thon, Reuter, Kohler y Pfluger. La ida se jugó en Alemania bajo la presión de la hinchada germana. Los locales dieron el primer golpe para poner el 1-0 en el luminoso. Después del gol, el Estrella Roja

69


8

INSIGNES QUE DESAFIARON A EUROPA

LA GRAN FINAL: ESTRELLA ROJA-O. MARSELLA ¿Cómo llegaban?

¿Cómo fue la final?

El Olympique de Marsella había demostrado ser un equipo muy organizado atrás e increíblemente eficaz arriba. Los franceses habían eliminado en cuartos a uno de los mejores Milán de la historia, y en semifinales enviaron al Spartak de vuelta a Moscú. Ese increíble Marsella ganaría la Champions dos años después siendo el primer y único equipo francés en coronarse campeón de Europa. Entre las filas marsellesas se encontraba el centrocampista ghanés Abédi Pelé, uno de los mejores jugadores africanos de la historia y el jugador estrella del equipo galo y mejor delantero europeo del momento, Jean-Pierre Papin, quien ganaría ese mismo año el Balón de Oro.

Los dos equipos que se verían en la final eran claramente ofensivos, con mucho potencial arriba. Pese a ello, los dos entrenadores alinearon onces claramente defensivos con un planteamiento muy conservador, con la vista puesta más en no perder que en ganar. Ambos conjuntos se plantaron en el campo con la idea de anular el juego ofensivo de su rival. Ni los franceses pudieron deleitar al público con las vertiginosas jugadas de Waddle, Papin o Pelé, ni los yugoslavos consiguieron animar aquella noche italiana con las magníficas contras con las que habían encandilado a media Europa. El Estrella Roja intentó disputar el encuentro con un fútbol rápido y poco elaborado, dejando a sus rivales el control del balón y la posesión, lo cual incomodaba a un equipo acostumbrado a contragolpear.

El Estrella Roja, por su parte, llegaba a la final como la gran revelación del campeonato. Una fantástica generación de futbolistas yugoslavos había nutrido al equipo y lo había dotado un poder ofensivo demoledor que dominaba como nadie el arte del contragolpe.

Con dos equipos ofensivamente neutralizados, la defensa asumió el papel protagonista en el encuentro y aquella final se convirtió en un recital de fútbol defensivo, agotando los 90 minutos reglamentarios sin apenas crear peligro en ninguna de las dos áreas y sin conseguir mover el marcador.

Escenario de la final Fuente: www.prezi.com

La prórroga se desarrolló de igual manera y lo único destacable fue la entrada al campo de Dragan Stojković en el minuto 111, jugador que había sido transferido aquella misma temporada del Estrella Roja al Marsella y que saltaba al rectángulo de juego para enfrentarse a sus antiguos compañeros. Se cumplió el 120' con el marcador 0-0 y el árbitro señaló el final del partido, concluyendo la que sería recordada como una de las peores finales europeas y dando paso a la tanda de penaltis. Hay quien dice que las tandas de penalti son una lotería, pero aquella noche en Bari se demostró que quien decide no es el azar. Con un portero seguro desde los once metros como Stojanović y lanzadores

Estadio San Nicola, Italia 51.587 espectadores, 29 de mayo de 1991

70


Celtic - Feyenoord - Nottingham Forest - Aston Villa - Hamburgo - Steaua Bucarest -PSV Eindhoven - Estrella

Roja

BZF

¿Qué supuso para el Estrella Roja?

infalibles desde la pena máxima como Pančev o Prosinečki, los yugoslavos partían con ventaja para vencer a su rival.

Los jugadores del Estrella Roja habían llegado a aquella final con multitud de ofertas por parte de los grandes de España, Italia, Francia y otras partes de Europa. Cuando los yugoslavos ganaron la final, el interés de aquellos equipos se intensificó y muchas de las estrellas del combinado serbio marcharon a final de temporada. Šabanadžović puso rumbo a Grecia para vestir la camiseta del AEK de Atenas, Prosinečki se marchó a la capital española para jugar con el Real Madrid, y Stojanović aterrizó en Holanda para defender la portería del Amberes.

El primer lanzador sería Prosinečki, el croata no falló y puso el 1-0. Era el turno de los franceses y Stojanović tenía en frente a Manuel Amorós, el lateral francés de ascendencia española pateó demasiado al centro y el guardameta yugoslavo detuvo el disparo sin dificultad. El Estrella tenía ventaja y Binić era el siguiente lanzador, no le tembló el pulso y consiguió el 2-0 para los balcánicos. Casoni no le iba a poner las cosas fáciles al Estrella y anotó para los franceses el 2-1. Belodedici puso el 3-1 para el Estrella Roja con nervios de acero, el trofeo estaba cada vez más cerca. Llegaba el turno de Papin, no erró y marcó el 3-2, a pesar de que Stojanović se había lanzado hacia el lado correcto. Mihajlović anotó el 4-2 y los yugoslavos casi podían sentir “la orejona” entre sus manos. Iban 4-2, en frente del arquero yugoslavo estaba Carlos Mozer, frío como un témpano y dispuesto a batir al meta rojiblanco. Mozer golpeó la bola haciendo gala de una gran seguridad e introdujo la pelota hasta el fondo de la red para poner el 4-3. El Olympique de Marsella no se iba a amedrentar, y el Estrella Roja no podía sucumbir a la presión. Quinto penalti para los de Belgrado, Pančev tenía la oportunidad de finiquitar el partido, en él recaía el peso del encuentro. Pančev cogió carrerilla desde la medialuna, corrió hacia el balón y lo golpeó con potencia, anotando el 5-3 y dejando al guardameta del Marsella, Pascal Olmeta, de rodillas, impotente. Todo había acabado, el Estrella Roja ya era el nuevo rey de Europa.

A pesar de las bajas sensibles, el Estrella consiguió reponerse y logró alzar la Copa Intercontinental al año siguiente tras derrotar al Colo-Colo de Chile. La temporada 1991/92 fue la última temporada memorable del Estrella Roja de Belgrado. Al año siguiente, el equipo serbio no pudo retener más a sus grandes jugadores y éstos marcharon a Italia. Mihajlović se fue a la capital para defender los colores de la Roma, Jugović decidió vestir la elástica de la Sampdoria, Pančev fue fichado por el Inter de Milán y Savićević por su eterno rival, el AC Milán. Comenzó la guerra y acabó el fútbol, Yugoslavia se sumió en conflicto bélico que la hundió en todos los sentidos, incluyendo el futbolístico.

71 Fuente: www.footballcitizens.com

Fuente: www.redstarbelgrade.info


8

INSIGNES QUE DESAFIARON A EUROPA

LOS PILARES DEL EQUIPO #ElMuro: Stevan Stojanović

Fuente: www.mojacrvenazvezda.net

Capitán de aquella generación que se coronó campeona de Europa, Stojanović fue uno de los jugadores más destacados del conjunto balcánico y el primer portero en capitanear a un equipo que ganase la Copa de Europa. Seguro bajo palos y dotado de grandes reflejos, este guardameta también destacaba por ser hábil deteniendo penaltis. Desde las categorías inferiores del Estrella Roja, Stojanović logró hacerse un hueco en el primer equipo jugando allí la mayor parte de su etapa como jugador, recalando en el Royal Amberes de Bélgica los últimos años de su carrera.

#ElCerebro: Dejan Savićević Comenzó jugando en el equipo de su ciudad, FK Budućnost Podgorica. Pronto destacó como un mediapunta creador, hábil, inteligente y goleador, lo cual le llevó a ser fichado por el Estrella Roja de Belgrado. Con el conjunto serbio, Savićević lograría ganar la Copa de Europa y la Copa Intercontinental destacando con grandes actuaciones. Tras su brillante paso por el Estrella Roja, el AC Milán decide hacerse con sus servicios y le ficha. El centrocampista montenegrino tuvo una difícil adaptación al conjunto italiano, pero consiguió finalmente brillar, ganando de nuevo la Copa de Europa. Volvió al Estrella Roja y finalmente marchó a Austria para jugar con el Rapid de Viena donde acabó retirándose.

Fuente: www.mojacrvenazvezda.net

72


Celtic - Feyenoord - Nottingham Forest - Aston Villa - Hamburgo - Steaua Bucarest -PSV Eindhoven - Estrella

Roja

BZF

#ElKiller: Darko Pančev No era especialmente fuerte, rápido o habilidoso, pero poseía una asombrosa capacidad para definir y convertir en gol todos y cada uno de los balones que llegaban a sus botas. Comenzó a jugar en el FK Vardar, con el modesto conjunto macedonio logró 84 goles en 151 partidos, lo que le llevó a fichar por el Estrella Roja, donde ganó la Copa de Europa en 1991 tras anotar el penalti decisivo de la tanda, aquel año, Pančev también sería galardonado con la Bota de Oro. En 1992 marcharía al Inter de Milán, donde empezó a decaer su nivel. Tras su desolador arranque en el conjunto italiano, Pančev fue cedido al VfB Leipzig alemán, donde marco 2 goles en 10 partidos. Volvió al Inter, después jugó en el Fortuna Düsseldorf y por último en el FC Sion, sin llegar jamás a recuperar su nivel.

Fuente: www.taringa.net

#ElEntrenador: Ljubomir "Ljupko" Petrović Este polémico entrenador serbio comenzó sus lazos con el fútbol como jugador, desarrollando toda su carrera en el NK Osijek de Yugoslavia. Como entrenador, antes de llegar al Estrella, entrenó al NK Osijek, FK Spartak Subotica, FK Rad y FK Vojvodina. Con el Estrella Roja en 1990/91 vivió su momento cumbre como técnico, ganando la Liga de Yugoslavia y la Copa de Europa gracias a su valiente y ofensivo juego basado en veloces contraataques. También entrenó en el Este de Europa, Sudamérica, España y Asia. Fuente: www.24h.com.vn

ESTADÍSTICAS MÁS DESTACABLES Máximo goleador: Los máximos goleadores del torneo fueron el delantero del FC Swarovski Tirol Peter Pacult y el delantero del Olympique de Marsella Jean-Pierre Papin con 6 goles cada uno. Más porterías a cero: El portero del Spartak de Moscú Stanislav Cherchesov con 5 porterías a cero. Mayor goleada del torneo: La mayor goleada fue el Real Madrid 9-1 FC Swarovski Tirolnm, siendo también el partido con más goles. #LoCurioso: Aquel año, Darko Pančev y Dejan Savićević quedaron segundos en la gala del Balón de Oro por detrás de Jean-Pierre Papin, ganando así ambos el balón de plata.

73


8

INSIGNES QUE DESAFIARON A EUROPA

BELODEDICI Y HAPPEL

LOS DOBLE INSIGNES #ElKáiser: Miodrag Belodedici Belgrado. De allí salió en dirección España para buscar nuevas experiencias y jugó en el Va l e n c i a , V i l l a r r e a l y Va l l a d o l i d . Posteriormente probó suerte en el Atlante mexicano y acabó volviendo al Steaua para concluir su carrera como jugador.

Líbero por antonomasia, este fino defensor de origen serbio pero rumano de nacimiento empezó su carrera jugando para el Luceafărul de Bucarest, equipo coordinado por la Federación Rumana en busca de reunir a las mejores promesas de la nación. De este club fue fichado por el Steaua, dónde ganaría cuatro Ligas de Rumanía, cuatro copas de Rumanía, una Copa de Europa y una Supercopa de Europa. Tras la etapa en su país se marchó a Yugoslavia para jugar con el Estrella Roja de Belgrado, y por ello fue acusado de traición y condenado a diez años de prisión in absentia, pero a raíz de la Revolución Rumana se retiraron los cargos contra él y se convirtió en jugador del club yugoslavo, para el que ganó la liga yugoslava en tres ocasiones, una copa yugoslava, una Copa de Europa y la Copa Intercontinental. Aunque su periplo jugando para el conjunto serbio solo duró cuatro temporadas, Belodedici fue la piedra angular de la defensa campeona de Europa, por lo que se convirtió en toda una leyenda del club de

A nivel internacional fue el líder de la defensa en la mejor participación de Rumanía en un Mundial hasta la fecha, eliminando a toda una Argentina en octavos de final aunque para su desgracia fallaría la pena máxima decisiva ante Suecia en cuartos. Destacó como jugador gracias a su templanza atrás, respondía perfectamente a la figura de líbero, un jugador rápido y elegante en las coberturas y que siempre estaba bien posicionado sobre el verde. Con el balón era sobrio y ostentaba una gran visión de juego, siendo capaz de derribar líneas con sus pases y realizar envíos en largo con mucha precisión.

74


BELODEDICI Y HAPPEL: LOS DOBLE INSIGNES

BZF

#ElEntrenador: Ernst Happel a la Selección de Austria. En su estancia en Alemania, el técnico austríaco entrenó al Hamburgo, club con el que volvió a la cima del fútbol europeo consiguiendo la Copa de Europa tras haber alcanzado anteriormente dos finales europeas (una de UEFA y otra de la Copa de Europa). Bajo las órdenes de Happel, el club germano ganó dos ligas alemanas y se proclamó campeón de la Copa de Europa por primera y única vez en su historia. Ernst Happel ha sido considerado como uno de los mejores estrategas del fútbol en Europa, de carácter introvertido, pero con ideas brillantes, Happel falleció a causa del cáncer el 14 de noviembre de 1992, y ese mismo año, el estadio Praterstadion se pasó a llamar Ernst Happel Stadion. Happel destacaba por su obsesión por el rigor táctico y la estrategia, siendo digna de mención su capacidad de lectura de partidos y rivales, y su virtud para anularlos. Para el recuerdo quedará el marcaje a Platini en la final contra la Juventus de 1983.

Nacido en la enigmática ciudad de Viena, Happel desarrolló casi toda su carrera como futbolista en la capital austríaca vistiendo los colores del Rapid de Viena, aunque también jugó en Francia para el Racing Club de París. Sin embargo, los mayores éxitos de Happel llegarían como entrenador, su primera etapa dirigiendo desde el banquillo la realizó en Holanda. Tras ponerse al frente del ADO Den Haag, el entrenador austríaco llamó poderosamente la atención del Feyenoord, y decidió coger las riendas del club roterodamense, donde alcanzaría la gloria como técnico. A nivel local, Ernst Happel tan solo pudo aportar una liga a las vitrinas del club de Róterdam, pero fuera de sus fronteras lograría una Copa de Campeones de Europa y una Intercontinental. Tras cuatro años en el Orgullo del Sur, Happel marchó a España para entrenar al Sevilla. El entrenador vienés también pasó por Bélgica, Alemania, Grecia y Austria, además de entrenar a la Selección de los Países Bajos y

75


BAJO ZERO FÚTBOL

BZF

8 Insignes que desafiaron a Europa  
8 Insignes que desafiaron a Europa  
Advertisement