Page 3

Apreciado Señor Ewert Hace más o menos un año, un amigo me hizo conocer su revista Resolut. Me quedé sorprendido por encontrar en ella la publicación de numerosas críticas libres, críticas con referencia a dominios bien diferentes. Me quedé también impresionado por su valor, y es necesario tener mucho para ofrecer tan libremente esos libros, así como su “proyecto de energía libre”. Si comprendí bien al leer su revista Resolut, le es posible publicar las obras de principiantes, con la condición de que esas obras sean convincentes, y de que su autor participe en la financiación. Le envío, por tanto, con este disquete, mi manuscrito que tiene como título: Las Sociedades Secretas y Su Poder en el Siglo XX. Seguramente se preguntará como logré todas esas informaciones. A decir verdad, fue buscando otra cosa que me tropecé con el tema: “logias secretas y políticas”. Deben saber que toda materia, desde el microcosmo hasta el macrocosmo, es mantenida tal como es gracias a fuerzas electromagnéticas. Si encontramos el medio de intervenir en la acción de esas fuerzas electromagnéticas y modificarlas, se puede actuar por un lado sobre la materia y, por otro, sobre el tiempo. Existen dos formas de llegar a eso: con o sin máquinas. Estas máquinas son discos voladores antigravitacionales, comúnmente denominados “ovnis”, que pueden maniobrar independientemente de nuestro campo magnético terrestre, gracias al campo magnético que generan (antigravitación) y a los módulos espacio-tiempo. Otras máquinas que hacen ligazón con esos campos electromagnéticos y pueden transformarlos en energía utilizable, son conocidas (Ver literatura complementar, P. 477) con el nombre de “máquinas de energía libre” (por ejemplo los conversores de taquiones, los motores espacio-quánticos). Hombres que pueden modificar la materia por una rotación consciente de su propio campo magnético o merkabah son conocidos como “avatares” (el más conocido en el mundo occidental fue Yeshua Ben Joseph, o Jesús, que fue un maestro entre ellos). Tienen la posibilidad de crear directamente desde el éter (materialización), de transformar la materia, por ejemplo: cambiar el agua en vino o el plomo en oro (alquimia), anular la gravedad, planear o andar sobre el agua (levitación), desplazarse sin pérdida de tiempo de un país a otro (tele transportación), curar espontáneamente, modificando la estructura celular, etc.

Página 3 de 292

Sociedades secretas  
Sociedades secretas  
Advertisement