Page 260

de nuestro sistema solar, que gira en torno al sol cada 3.600 años. Esos annunaki aterrizaron por primera vez sobre nuestra Tierra hace aproximadamente 450.000 años para salvar su planeta. Empezaron a extraer oro y otras materias primas que necesitaban y crearon el homo sapiens hace 300.000 años más o menos, haciendo manipulaciones genéticas en las hembras de los homínidos. Necesitaban auxilio, pues no querían extraer ellos mismos esas materias primas. Mesopotamia fue su primera colonia. Si bien algunos especialistas se muestran escépticos en cuanto a las tesis de Sitchin sobre los dioses-astronauta, el mundo científico reconoce cada vez más que sus conclusiones son justas. Principalmente después de que las sondas espaciales americanas Voyager fotografiaran Urano y Neptuno, y demostraran que la descripción de los sumerios según la cual los dos planetas eran géminis con una vegetación pantanosa azul verdosa, era exacta. Urano y Neptuno solo fueron, descubiertos de forma oficial recientemente. Willian Bramley escribió en Die Götter von Eden sobre los sumerios: "En las tablas

mesopotámicas, la creación del homo sapiens es atribuida principalmente a un “Dios”. El nombre de ese “Dios” es EA. Él era el hijo de un rey de esos extraterrestres que, digamos, reinaba en otro planeta perteneciente al vasto reino de esa raza extraterrestre. El príncipe Ea era conocido por el título de "En-Ki", que significa “señor o príncipe de la tierra”. Según los textos de los sumerios, el título de Ea no le era totalmente apropiado. Habría perdido en provecho de su hermanastro Enlil inmensos territorios de la tierra sobre la que reinaba, como consecuencia de uno de los numerosos piques e intrigas que, aparentemente, preocupaban a los regentes de las civilizaciones extraterrestres. Se atribuye al príncipe Ea no solamente la “creación del ser humano”, sino también muchas otras realizaciones. Habría secado los pantanos del golfo Pérsico para tornarlos en tierras fértiles; habría construido diques y barcos y habría sido un buen científico. Por su creación del homo sapiens, dio prueba de que entendía respecto a la técnica genética, pero, si hemos de creer a las tablas de arcilla, necesitó muchos experimentos. Y lo importante es que habría sido benevolente para con su creación, el homo sapiens. De acuerdo con los textos de Mesopotamia, Ea tomó partido por el nuevo género humano en el consejo de extraterrestres. Se levantó contra muchas crueldades que otros extraterrestres, entre ellos su hermano Enlil, infligieron a los seres humanos. Se sabe por las tablas sumerias que él no quería esclavizar al ser humano, pero perdió por minoría. Los seres humanos, que eran considerados poco más que animales de carga, fueron cruelmente tratados por sus maestros. En las tablas se habla de hambre, enfermedades y de lo que hoy denominamos conducta de guerra biológica.

Página 260 de 292

Sociedades secretas  
Sociedades secretas  
Advertisement