Page 197

En los primeros días del MK ULTRA, el programa de control mental de Estados Unidos, el ex oficial de Marina Hubbard, conocedor de lo que la Marina hacía secretamente, empezó a estudiar los mecanismos del pensamiento humano. Tras haber rehusado unirse a las investigaciones gubernamentales, así como a los grupos de psiquiatras, publicó el libro: Dianética, la ciencia moderna de la salud mental. El libro proclamaba que la libertad e integridad del espíritu eran el derecho de nacimiento de la humanidad. El libro fue un bestseller y las técnicas de audición de Hubbard obtuvieron muy buenos resultados. Con el fin de dominar a los seres humanos, el gobierno se sirvió, en secreto, de algunos de los métodos que Hubbard había propuesto en la cienciología para que los seres humanos alcanzasen la libertad de espíritu. Otras técnicas descritas por Hubbard eran, de hecho, un antídoto contra los métodos del MK ULTRA para el control de la conciencia. El gobierno americano entabló entonces contra Hubbard una campaña de difamación diabólica, que fue llevada a cabo por la sección de control de pensamiento de la CIA. Hubbard, en aquella época todavía joven, había revelado, aparentemente sin querer, la clave del secreto mejor guardado de la guerra fría. Su oficina fue descerrajada y le robaron un protocolo que describía los mecanismos de control del pensamiento designados hoy con el nombre de "psicotrónica". Hubbard y sus colegas fueron agredidos físicamente y escaparon por poco de una tentativa de secuestro. Con todo, Hubbard no es un inocente corderito, como lo evidencia la enorme influencia ejercida por la iglesia de la Cienciología. Con toda seguridad, conocía muchos hechos esenciales relativos a los acontecimientos mundiales, y no se contentó con pasar sus “años de mágico” en la Iglesia Thelema de Aleister Crowley en California, sino que se las arregló para llegar al 33.º grado del “Rito Escocés” de los francmasones (quizá incuso hasta al de los Illuminati). Su formación lo familiarizó con los principios del poder, utilizó técnicas, también utilizadas en el mismo período de tiempo por el gobierno contra el pueblo, para integrar a sus cienciólogos en un sistema jerárquico. Otra persona con influencia internacional es el ex presidente francés François Mitterrand, gran maestre de la “Grande Oriente”, la logia francmasona más importante de Francia, y miembro del “Comité de los 300”. Fijémonos que entre los francmasones y también entre los cristianos, el 90% de los miembros son utilizados por la elite, y en su mayoría no tienen ni la más mínima idea de lo que se trama en la cúpula. Ocurre lo mismo con el Lions Club, el Rotary, etc... (En 1905 el eminente francmasón Paul Harris fundó en Chicago, por orden de la logia B'nai

Página 197 de 292

Sociedades secretas  
Sociedades secretas  
Advertisement