Page 1

Gestión y Auditoría en Enfermería

Módulo VI

RESPONSABILIDAD MEDICO LEGAL

INTRODUCCIÓN

Para desarrollar con un alto rigor, los diversos aspectos de la Responsabilidad Médico Legal, se hace necesario ingresar antes a entender la responsabilidad civil; también denominada por un sector de la doctrina iusprivatista como derecho de daños, constituye uno de los pilares fundamentales del Derecho Civil Patrimonial. Asimismo, el daño y la culpa. De acuerdo con sus postulados, todo daño injusto, ya sea patrimonial o extrapatrimonial, debe ser reparado. En el derecho moderno, la principal función de la responsabilidad civil es reparar los daños; así, mediante las reglas de la responsabilidad civil se busca reparar el daño causado a la víctima, imponiendo a su autor la obligación de pagar una indemnización, la misma que debe ser integral a fin de colocar a la víctima en la misma situación que se encontraba antes de producirse el daño. Desde sus orígenes, la responsabilidad civil ha sufrido más de una transformación. Originalmente el factor de atribución de responsabilidad se encontraba fundada en la idea de culpa, por ello se decía que “sin culpa no había responsabilidad”; sin embargo, con la industrialización de la sociedad y el surgimiento de las nuevas tecnologías aparecieron nuevos daños que debían ser indemnizados.

-1-


Gestión y Auditoría en Enfermería

Módulo VI

Frente a este escenario, resulta complicado, por no decir imposible, atribuir, por ejemplo, responsabilidad al conductor diligente de un vehículo que sin culpa atropella a un peatón. En estos y otros casos similares, la responsabilidad civil fundada sobre la noción de culpa, resulta insuficiente para reparar e indemnizar los daños que se causan en la sociedad, pues resulta difícil o hasta imposible probar la culpa del autor. Por consiguiente, la doctrina amplió el fundamento de la responsabilidad civil recurriendo a la categoría del riesgo creado. En la actualidad, casi todas las legislaciones han incorporado como factores de atribución de la responsabilidad civil a la culpa (sistema subjetivo) y al riesgo creado (sistema objetivo). Con la responsabilidad civil se persigue reparar los daños y perjuicios que se hayan causado con nuestro actuar antijurídico. El incumplimiento o el cumplimiento defectuoso de un contrato o infringir los principios generales, como el de no dañar, acarrea el pago de daños y perjuicios. Asumimos este criterio reconociendo que existen otros muy ilustrados, que afirman que se trata de dos vínculos obligacionales diferentes: contractual (inejecución de obligaciones) para exigir que se cumpla o se deje sin efecto una obligación preexistente; y, extracontractual (fuente de las obligaciones) por un incumplimiento que ha generado daños, criterio que es refutado, en el sentido de que la culpa es una noción unívoca y quien realiza una conducta reprochable o cause un daño contractual

o

extracontractual

debe

indemnizarlo.

De

lo

dicho

desprendemos que la finalidad de la responsabilidad civil es la misma para sus dos esferas. Los cuatro elementos indispensables para la existencia de la responsabilidad civil son: la antijuridicidad, el daño, el nexo causal y el factor de atribución; y deben estar presentes tanto en la responsabilidad contractual como en la extracontractual, si bien con sus peculiaridades, que son más formales que de fondo, es decir, no

-2-


Gestión y Auditoría en Enfermería

Módulo VI

modifican la esencia de los elementos indispensables a que hacemos referencia. La responsabilidad contractual nace a partir del hecho antijurídico que origina el incumplimiento o cumplimiento defectuoso o inadecuado de un contrato previo legalmente válido, convención en la que debe estar siempre presente la buena fe de las partes y que si se lesiona se afecta los legítimos y expectaticios intereses de la otra parte. Algunos tratadistas lo consideran como inejecución de la obligación. En la responsabilidad extracontractual el agravio nace por la acción u omisión directa o indirecta del responsable del daño quien con su actuar ha contrariado una ley específica o una norma genérica, por ejemplo: la de no causar daño a otro; por tanto, estos actos generan obligación de resarcirlos. El daño es el detrimento, perjuicio o menoscabo causado por culpa de otro en el patrimonio o la persona. En Derecho civil, la palabra "daño" significa el detrimento, perjuicio o menoscabo que una persona sufre a consecuencia de la acción u omisión de otra, y que afecta a sus bienes, derechos o intereses. La rama del Derecho civil que se ocupa de los daños es el llamado Derecho de la responsabilidad civil o Derecho de daños. El daño puede ser causado por dolo o culpa, o bien puede deberse a caso fortuito o fuerza mayor. En el caso de daño doloso, el autor del daño actúa de forma intencional o maliciosa. En el caso de daño causado culposamente, la conducta es negligente, descuidada o imprevisora, y no presta la atención que debiera según el cánon o estándar de diligencia aplicable (generalmente, el del "buen padre de familia"). En principio, el daño doloso obliga al autor del daño a resarcirlo. Además, suele acarrear una sanción penal, si también

-3-


Gestión y Auditoría en Enfermería

Módulo VI

constituye un ilícito penado por la ley. En cambio, el acto ilícito meramente civil suele provocar tan sólo el nacimiento del deber de reparar o indemnizar el daño. Nadie responde de los daños causados de modo fortuito, en los cuales se dice que la víctima debe asumir con su daño. La responsabilidad por daños exige como regla general que exista un nexo causal entre la conducta del autor y el daño. La culpa es el término jurídico que, según Francesco Carrara, al igual que la negligencia, supone la "voluntaria omisión de diligencia en calcular las consecuencias posibles y previsibles del propio hecho". A esta teoría se le han formulado diversas críticas, lo que no implica que no se reconozca que el concepto de previsibilidad desempeña un papel de importancia en la culpa, sino tan solo que ese elemento no puede considerarse como suficiente para servirle de fundamento, dado que en otras razones, aun siendo previsible el resultado, puede no darse la culpa, si el sujeto ha actuado con la debida diligencia y prudencia. RESPONSABILIDAD PROFESIONAL. Cuando el profesional por dolo, imprudencia, negligencia, etc. Ocasiona un daño en la persona que ha requerido sus servicios. La Responsabilidad del Médico se inicia con el Juramento (de la Declaración de Ginebra, 1948) de un buen desempeño de la profesión y desde la inscripción en el Colegio Profesional (C.M.P.) y en relación con el cliente (paciente) que es de naturaleza contractual; existiendo deberes comunes para la mayoría de profesiones, como son: Deber de Lealtad, Secreto Profesional e Indemnización del daño que hubiera ocasionado. La responsabilidad médica es una variedad de la responsabilidad profesional.

-4-


Gestión y Auditoría en Enfermería

Módulo VI

RESPONSABILIDAD JURÍDICA. Es la obligación de las personas imputables de dar cuenta ante la justicia de los actos realizados contrarios a la ley y sufrir las consecuencias legales. EJERCICIO DE LA MEDICINA Durante el ejercicio de la Medicina, hay momentos en donde el Médico debe tomar decisiones trascendentales, en especial en las situaciones de vida o muerte de un paciente; en éstas circunstancias el médico no se detiene a preguntarse si lo que se propone realizar pueda entrañar consecuencias legales, puesto que al hacerlo podría convertirse en un letal freno, que en última circunstancia sólo perjudicaría al paciente. Sin embargo, el médico puede cometer errores, los mismos que no serán reprochables –ética y legalmente-, si ha tratado al paciente con los medios adecuados, con los conocimientos actuales y siguiendo las normas que su deber le imponen. Aquí podría surgir una duda: ¿Ha extremado realmente los medios adecuados?, ¿Una sospecha puede justificar una denuncia judicial? Uno de los derechos inherentes al ser humano es el Derecho a la Salud, que con mucha frecuencia se lo confunde con un Derecho a la Curación, pues el paciente cree que el derecho al Tratamiento debe involucrar necesariamente un resultado positivo. En las actuales circunstancias y ante la proliferación de denuncias por MALPRAXIS ó NEGLIGENCIA, es necesaria una adecuada profilaxis para prevenir un gran número de estas acciones y evitar la tendencia creciente, que le quitará al médico toda voluntad de asumir responsabilidades, impulsándolo a pasarle la "carga" a otro, "para evitar o para salvar la responsabilidad"; pues si las cosas continúan así se contribuirá a desarrollar una "Psicosis de Miedo" y una tendencia a

-5-


Gestión y Auditoría en Enfermería

Módulo VI

mezclar riesgos legales con riesgos legítimos. ¿Quién puede negar que existan errores que parecen criminales únicamente a los ojos de quien nunca han estado en situación de cometerlos y que por lo tanto no pueden entenderlos? Esto no implica eludir la responsabilidad sino por el contrario, afirmar que el ejercicio de la medicina significa un riesgo, pero un riesgo que tiene doble presupuesto de sustentación: ético y científico, que protegerán al médico de reclamos temerarios. La protección jurídica de la salud y el respeto a la dignidad humana son las coordenadas básicas que regulan las cuestiones comprendidas dentro de la Responsabilidad Médica. La Organización Mundial de la Salud define la Salud como "un estado de completo bienestar físico, mental y social" y no solamente como la ausencia de enfermedad o de invalidez. El bienestar implica la adaptación integral del medio físico, biológico y social en que el individuo vive y realiza sus actividades. Ambos, Salud y Bienestar deben gozar de la Protección del Estado y del Derecho Peruano. La Salud es un bien jurídico protegido por el Estado y por el Derecho Peruano en un doble aspecto: a.- Como un bien jurídicamente tutelado: En el sentido de que todo daño que se produzca en la salud del individuo será sancionado desde el campo del Derecho Penal y reparado o indemnizado en el plano Civil. b.- Como valor: Frente al cual el Estado debe organizar y/o fiscalizar un sistema de prevención, tratamiento y rehabilitación, en los supuestos que la salud se altere por factores personales, socios ambientales, laborales, etcétera.

-6-


Gestión y Auditoría en Enfermería

Módulo VI

La PRAXIS MÉDICA, se fundamenta sobre el conocimiento de las ciencias médicas. El primer aspecto surge de la relación médico – paciente y el segundo se inicia con la Universidad a los que se agrega el Post Grado, labor del Colegio Médico del Perú y de la Sociedad Médica respectiva. Cuando se violen las normas del adecuado ejercicio profesional queda configurada la MALPRAXIS, la cual se define como la "omisión por parte del Médico, de prestar apropiadamente los servicios a que está obligado en su relación profesional con su paciente, omisión que da como resultado cierto perjuicio a éste", o también "cuando el médico a través de un acto propio de su actividad, y en relación causal y con culpa produce un daño determinado en la salud de un individuo"; es decir consta de dos partes: •

El médico deja de cumplir con su deber.

Causa un perjuicio definido al paciente.

Por tanto, el no ceñirse a las normas establecidas (originando un perjuicio) hace al médico responsable de su conducta y de los daños que ocasiona. RESPONSABILIDAD MÉDICA. Es la obligación de los médicos, de dar cuenta ante la sociedad por los actos realizados en la práctica profesional, cuya naturaleza y resultados sean contrarios a sus deberes, por incumplimiento de los medios y/o cuidados adecuados en la asistencia del paciente; pudiendo adquirir a veces, relevancia jurídica. MEDIOS: Defectuoso examen del paciente. Errores groseros de diagnóstico y tratamiento. Daños causados por uso indebido (o en mal estado) de objetos (aparatos e instrumental) y medicamentos.

-7-


Gestión y Auditoría en Enfermería

Módulo VI

Omisión de pautas esenciales para el diagnóstico de una enfermedad. Falta de control hacia los auxiliares del médico y los daños que los mismos puedan culposamente ocasionar. TIPOS DE RESPONSABILIDAD MÉDICA. De acuerdo al fuero: Responsabilidad

Civil:

Deriva

de

la

obligación

de

reparar

económicamente los daños ocasionados a la víctima. Responsabilidad penal: Surge del interés del Estado y de los particulares, interesados en sostener la armonía jurídica y el orden público; por lo que las sanciones (penas) son las que impone el Código penal (prisión, reclusión, multa, inhabilitación). De acuerdo a la Técnica Jurídica: Responsabilidad Objetiva: Es la que surge del resultado dañoso, no esperado,

que

el

accionar

del

médico

puede

provocar,

independientemente de la culpa que le cabe. Responsabilidad Subjetiva: Es la que surge de la subjetividad del médico, puesta al servicio de una determinada acción penada por Ley, (por

ejemplo

abortos,

certificados

falsos,

violación

del

secreto

profesional). Responsabilidad Contractual: Es la que surge de un contrato, que no necesariamente debe ser escrito (puede ser tácito o consensual), cuyo incumplimiento puede dar lugar a la acción legal. Responsabilidad Extracontractual: Es la que no surge de contrato previo. Se le conoce como Aquiliana (Lex Aquilia). Su aplicación en el campo médico es excepcional (por ejemplo asistencia médica inconsulta por estado de inconsciencia o desmayo, alienación mental, accidente, shock).

-8-


Gestión y Auditoría en Enfermería

Módulo VI

En otras palabras: La Responsabilidad Médica significa la obligación que tiene el médico de reparar y satisfacer las consecuencias de sus actos, omisiones y errores voluntarios o involuntarios, dentro de ciertos límites y cometidos en el ejercicio de su profesión. Es decir, el médico que en el curso del tratamiento ocasiona por culpa un perjuicio al paciente, debe repararlo y tal responsabilidad tiene su presupuesto en los principios generales de la Responsabilidad; según los cuales todo hecho o acto realizado con discernimiento (capacidad), intención (voluntad) y libertad genera obligaciones para su autor en la medida en que se provoque un daño a otra persona. CULPA MÉDICA. Es una infracción a una obligación preexistente fijada por Ley o por el contrato. Delimitación.Dolo: Hay intención deliberada, es decir, cuando la previsión del resultado como seguro, no detiene al autor. Por ejemplo: Aborto, Certificado falso. La Responsabilidad es plena. Culpa: Falta necesariamente la intención de dañar, pero hay una negligencia, desidia, impericia, falta de precaución o de diligencia, descuido o imprudencia, que produce perjuicio a otro o que frustra el incumplimiento de una obligación, y debe ser imputada a quien la causa. Caso Fortuito: Los hechos son extraños al hombre, ocurren por azar, es decir, es una consecuencia extraordinaria o excepcional de la acción. El médico no ha previsto el resultado porque éste no era previsible, por lo tanto no puede serle imputado. "El no haber previsto la consecuencia dañina separa a la culpa del dolo, el no haberla podido prever separa el caso fortuito de la culpa".

-9-


Gestión y Auditoría en Enfermería

Módulo VI

Tipos.Culpa Inconsciente: Es la falta de previsión de un resultado típicamente antijurídico, que pudo y debió haberse previsto al actuar (ha obrado con negligencia o imprudencia pero no imaginándose el resultado delictuoso de su acción). Culpa Consciente: Es la previsión de un resultado típicamente antijurídico pero que se confía evitar, obrando en consecuencia (es decir, prevee el resultado de su acto pero confía en que no ha de producirse; la esperanza de que el hecho no ocurrirá, la diferencia del DOLO). Culpa Profesional: Es cuando se han contravenido las reglas propias de una actividad, o sea hubo falta de idoneidad, imprudencia o negligencia. Culpa Médica: Es una especie de culpa profesional. FORMAS DE CULPA MÉDICA 1.- Impericia Del latín IN: privativo, sin; y PERITIA: Pericia. Es la falta total o parcial, de conocimientos técnicos, experiencia o habilidad en el ejercicio de la medicina. Es decir, es la carencia de conocimientos mínimos o básicos necesarios para el correcto desempeño de la profesión médica. Relaciones.Impericia y Terapéuticas peligrosas: El uso de terapéuticas peligrosas en algunas afecciones, requiere la adecuada preparación del profesional. Impericia y Cirugía: La muerte del paciente o la existencia de secuelas de diversos tipos son causa de responsabilidad médica. Son elementos de valoración: El riesgo operatorio y la oportunidad de realización.

- 10 -


Gestión y Auditoría en Enfermería

Módulo VI

Los recaudos previos a la operación: hospitalización, exámenes preoperatorios (Tiempo de coagulación y sangría, VDRL, HIV, etc.)., existencia de otras afecciones, posibilidad de anomalías anatómicas, alergias, antisepsia, etc. Cuidados post-operatorios. Impericia y Anestesiología: Puede ocasionar desde parálisis o paresias hasta la muerte del paciente. La mayoría de problemas se presentan con las anestesias raquídeas (intra o peridurales). Son elementos de valoración: Conocimiento anatómico correcto: Correcto conocimiento de las envolturas medulares y anexos. Modo de acción de los anestésicos y lugar en que bloqueará los impulsos sensitivos. Factores que regulan la anestesia: Lugar, volumen, posición del paciente, rapidez de aplicación, disminución de la presión arterial, influencia sobre los músculos respiratorios, etc., conocimiento de posibles complicaciones: punción de vasos sanguíneos, hipertensión grave, reacción tóxica, parálisis. Impericia y error. Errores de diagnóstico debido a: •

Ignorancia

Errores groseros de apreciación.

Examen insuficiente del enfermo.

Equivocaciones inexcusables.

No hay responsabilidad por un error diagnóstico: •

Ante un caso científicamente dudoso.

Por guiarse de opiniones de especialistas.

Cuando no se demuestra ignorancia en la materia.

- 11 -


Gestión y Auditoría en Enfermería •

Errores de tratamiento en cuanto a la:

Administración de un producto que no es de elección.

Dosis o vías inadecuadas o indebidas.

Módulo VI

Incriminación: Previsibilidad del resultado. Se reprime no la incapacidad genérica del autor, sino el hecho de emprender acciones para las cuales el médico "se sabía incapaz" (imprudencia) o "se debía saber incapaz" (negligencia". 2.- Imprudencia. De latín IN: Privativo, sin y PRUDENTIA: prudencia. Es realizar un acto con ligereza, sin las adecuadas precauciones; es decir, es la carencia de templanza o moderación. O también, la conducta contraria a la que el buen sentido aconseja, emprender actos inusitados fuera de lo corriente, hacer más de lo debido; es o implica una conducta peligrosa. Es la violación activa de las normas de cuidado o cautela que establece la prudencia, actuando sin cordura, moderación, discernimiento, sensatez o buen juicio. En el sentido estricto se identifica con el conocimiento práctico y por lo tanto idóneo y apto para la realización del acto médico (experiencia, comprensión del caso y claridad). Ejemplos: •

Transfundir sangre sin establecer el grupo sanguíneo, HIV, VDRL, hepatitis, etc.

Dejar gasa o instrumental en la cavidad abdominal.

Realizar un acto innecesario (histerectomía abdominal con apendicectomía profiláctica).

Transmitir enfermedades contagiosas, por el médico o el instrumental (TBC, sífilis, SIDA).

- 12 -


Gestión y Auditoría en Enfermería •

Módulo VI

Hacer operaciones o amputaciones con diagnóstico de cáncer con sólo el examen clínico.

3.- Negligencia. De latín NEGLIGO: descuido y NEC – LEGO: dejo pasar. Es el descuido, omisión o falta de aplicación o diligencia, en la ejecución de un acto médico. Es decir, es la carencia de atención durante el ejercicio médico. Puede configurar un defecto o una omisión o un hacer menos, dejar de hacer o hacer lo que no se debe. Es no guardar la precaución necesaria o tener indiferencia por el acto que se realiza. La negligencia es sinónimo de descuido y omisión. Es la forma pasiva de la imprudencia y comprenden el olvido de las precauciones impuestas por la prudencia, cuya observación hubiera prevenido el daño. Ejemplos: •

No sujetar al paciente a la mesa de operaciones o camilla.

Examen médico insuficiente, en ingesta de sustancias tóxicas.

Falta de protección en la aplicación de radioterapia.

No controlar al paciente en el post-operatorio.

No advertir efectos colaterales de un determinado tratamiento.

No informar al paciente o familiares sobre su enfermedad o pronóstico.

En transplantes, no informar al donante y receptor sobre los riesgos, secuelas, evolución previsible y limitaciones resultantes.

Abandonar al enfermo (guardia, emergencia o huelga).

No controlar con regularidad y a cortos intervalos, la temperatura de la incubadora, el respirador artificial, etc.

Dar de alta a un paciente con fractura, sin ordenar una radiografía de control.

No ordenar la biopsia ante una sospecha de cáncer.

Negarse a atender a un paciente en caso de emergencia.

Atender un parto sin control del estado del feto. - 13 -


Gestión y Auditoría en Enfermería •

Módulo VI

Olvidar el retiro de gasas o instrumental en intervenciones quirúrgicas.

No indicar las pruebas de sensibilidad.

Omisiones,

defectos

y

falta

de

evoluciones

cronológicas

completas. •

No dejar constancia escrita sobre autorizaciones, alergias, interconsultas,

exámenes

auxiliares

solicitados,

tratamiento

instituido. •

No atender al paciente (huelga).

No concurrir a un llamado.

No esperar en casos graves, el relevo por otro médico.

Falta de aplicación de sueros o vacunas, ulteriores a heridas contaminadas.

La imprudencia y la negligencia suelen ser las caras de una misma moneda. Por ejemplo: •

Indicar PNC (imprudencia) sin haber realizado previamente la prueba de sensibilidad (negligencia).

Dejar instrumental (imprudencia) y no sacarlos (negligencia).

Hacer un legrado uterino (imprudencia) sin vigilar el estado de la paciente, ni dar aviso al familiar o persona responsable (negligencia), constituyéndola

y

autorizar en

juez

el

alta

si

"se

siente

mejor"

(Médico)

de

su

propio

estado

(imprudencia). El fundamento de la incriminación en Imprudencia y Negligencia es la IMPREVISIÓN por parte del médico de un resultado previsible. "La responsabilidad llega hasta donde alcanza la previsibilidad".

- 14 -


Gestión y Auditoría en Enfermería

Módulo VI

INOBSERVANCIA DE NORMAS Y PROCEDIMIENTOS Es una forma de acción culposa que se configura cuando, existiendo una exigencia u orden verbal o escrita, dispuesta con fines de prevención de un daño y ordenado por un superior responsable, el subalterno no le da cumplimiento, generando un daño al paciente. Puede circunscribirse a la esfera administrativa si no ocasiona daño al paciente. Ejemplos: •

Omisión o defecto en la confección de la Historia Clínica.

Realizar el Interno o Residente actos no autorizados o sin la debida supervisión.

Recetar productos milagrosos o no autorizados.

Abandonar el centro laboral sin autorización.

Abandono de guardia.

No obtener la autorización del paciente o familiares en casos quirúrgicos.

No fiscalizar las tareas del personal auxiliar, que debe cumplir con las indicaciones dadas por el médico.

Abandonar sin dejar sustituto, incubadoras o pacientes graves.

Incriminación: Surge de la actitud de indiferencia o desprecio. CAUSALIDAD. Para ser incriminado judicialmente debe existir una relación causa – efecto (médico – daño o muerte), que debe ser directa, próxima y principal del resultado. "El médico no quiere la consecuencia dañosa pero si quiere obrar imprudentemente o con negligencia". Ejemplos: •

Realizar actos positivos o negativos que provoquen daño.

- 15 -


Gestión y Auditoría en Enfermería •

Módulo VI

Omisión o no aplicación del tratamiento adecuado que priva al enfermo de su posibilidad de curación.

Falta de rapidez en una intervención quirúrgica o médica (hemorragia o infección): No operar por no haber hecho el depósito de la garantía estipulada en el reglamento.

Se considera también los riesgos que provienen, unas veces de su propio ejercicio, riesgos conscientemente asumidos por quienes se someten a ellos, y otras veces, de reacciones anormales e imprevistas del propio paciente que, en el estado actual de la ciencia, aunque pudieran preverse son difícilmente evitables. Cuanto mayor sea el deber de obrar con prudencia y en pleno conocimiento de las cosas, mayor será la obligación que resulta de las consecuencias posibles de los hechos. No hay delito si el daño o la muerte se producen por culpa de la propia víctima o de terceros. Donde se han adoptado todas las precauciones, no se puede reprochar penalmente negligencia, no obstante el resultado dañoso. I ATROGENIA De griego IATROS: médico (curar) y GENOS: origen. Es el daño en el cuerpo o en la salud del paciente, causado por el médico a través de sus acciones profesionales, conductas o medios diagnósticos, terapéuticos, quirúrgicos, psicoterapéuticos, etc., y que este daño o resultado indeseado no le es imputable jurídicamente. Es decir, la iatrogenia es el resultado nocivo que no deriva de la voluntad o culpa del médico en la producción del daño, sino es producto de un hecho imprevisto (o mejor imprevisible) que escapa a toda posibilidad de ser evitado por los medios habituales o normales de cuidado individual o colectivo.

- 16 -


Gestión y Auditoría en Enfermería

Módulo VI

Ejemplos: •

Daño por un medicamento considerado inofensivo.

Ulcera duodenal aguda generada por la administración de dosis altas de corticoides, siendo este el tratamiento indicado.

Incompetencia cervical uterina en los casos de conización.

Secuela de biopsias, que determinan abortos a repetición en mujeres jóvenes.

Formación de queloides

****************** MARCO LEGAL 1. Ley General de Salud, LEY Nº 26842 2. Ley del Ministerio de Salud, LEY Nº 27657 3. Reglamento de Organización y Funciones del Ministerio de Salud, D. S. Nº 014-2002-SA A nivel legislativo, uno de los primeros alcances legales que encontramos respecto al acto médico en nuestro país lo ubicamos en el artículo 4° y 5° de la Ley de Trabajo Médico (Reglamento) que define al acto médico como lo fundamental del trabajo del médico cirujano, por el cual tiene la más alta responsabilidad moral y legal de sus efectos. La norma en mención establece que el acto médico se rige estrictamente por el Código de Ética y Deontología del Colegio Médico del Perú y los dispositivos internacionales ratificados por el Gobierno Peruano. Establece además que el Médico Cirujano, no puede ser privado de su libertad por el ejercicio del acto médico, cualesquiera que sean las circunstancias de su realización, salvo mandato judicial expreso o comisión de flagrante delito. Once años después encontramos una primera definición que contribuye al presente análisis pero que tampoco nos satisface por las razones que se explican más adelante. La definición en mención que se plasma en los artículos 4° y 5° del Reglamento de la Ley de Trabajo Médico establecen que el acto médico basado en el principio de responsabilidad y abnegación es lo

- 17 -


Gestión y Auditoría en Enfermería

Módulo VI

fundamental y distintivo del trabajo del médico-cirujano. Su contenido, vigilancia evaluación ético-deontológica se rige por el Código de Ética y Deontología del Colegio Médico del Perú. Dispone además que se reconozca como acto médico, toda acción o disposición que realiza el médico en el ejercicio de la profesión médica. Ello comprende, los actos de diagnóstico, terapéutica y pronóstico que realiza el médico en la atención integral de pacientes, así como los que se deriven directamente de éstos. Los actos médicos mencionados son de exclusivo ejercicio del profesional médico. Así mismo el artículo 12° del Código de Ética y Deontología del Colegio Médico del Perú define como acto médico a toda acción o disposición que realiza el médico en el ejercicio de la profesión médica. Han de entenderse por tal, los actos de diagnóstico, terapéutica y pronóstico que realiza el médico, en la atención integral de pacientes, así como los que se deriven directamente de éstos. Los actos médicos mencionados son de exclusivo ejercicio del profesional médico. De los conceptos aportados por las normas en mención resaltamos un hecho muy particular que nos llama especialmente la atención y que implica un análisis muy pormenorizado en nuestro intento de tratar de dar una definición jurídica al acto médico. Nos referimos al hecho de que en ambas normas se atribuye el acto médico fundamental y excluyentemente al Médico Cirujano, así tenemos que el artículo 4 mencionado sanciona que: El acto médico basado en el principio de responsabilidad y abnegación es lo fundamental y distintivo del trabajo del médico-cirujano; y por otro lado el artículo 5 nos dice que: Los actos médicos mencionados son de exclusivo ejercicio del profesional médico. Pero en relación a nuestro intento por definir y precisar los elementos del acto médico nos preguntarnos ¿Es esto así?

- 18 -


Gestión y Auditoría en Enfermería

Módulo VI

II. FUNDAMENTO JURÍDICO DEL ACTO MÉDICO: LA "LEX ARTIS AD HOC" El acreditado jurista español Luis Martínez Calcerrada define la Lex Artis ad Hoc como el criterio valorativo de la concreción del correcto acto ejecutado por el profesional que tiene en cuenta las especiales características de su autor, de la profesión, de la complejidad y trascendencia vital del acto, y en su caso de la influencia en otros factores endógenos, (es el caso especial de los médicos) para calificar dicho acto conforme o no con la técnica normal requerida, derivando de ella tanto el acervo de las exigencias o requisitos de legitimación o actuación lícita, de la correspondiente eficacia de los servicios prestados y, en particular de la posible responsabilidad de su autor por el resultado de su intervención. Para el mismo autor la LEX ARTIS es cambiante pues la definen los pueblos, los profesionales, los legisladores y también las circunstancias que casi siempre propician un especial modo de actuar y entender las reglas. En el Perú José Carlos Ugaz, define la LEX ARTIS AD HOC como el conjunto de reglas técnicas y éticas que regulan la conducta de un determinado profesional y su violación por negligencia determina la culposidad. Para el Dr. Cáceres Freyre, la LEX ARTIS es aquel standard que determina la diligencia empleada. Resumiendo, podemos afirmar que La LEX ARTIS AD HOC es el fundamento del acto profesional de los profesionales en general., es decir el acto debido a que está obligado el Ingeniero cuando levanta puentes, el arquitecto cuando diseña edificios, el contador cuando ingresa datos contables en un libro registrable y así por el estilo... Podríamos incluso pensar, intentando un mayor análisis, si es que aquellas ocupaciones que no merecen mayor destreza poseen o se encuentran enmarcadas dentro del criterio valorativo de la Lex Artis Ad Hoc; creemos que sí, pero naturalmente en un grado menor. De igual

- 19 -


Gestión y Auditoría en Enfermería

Módulo VI

modo para estos casos pensamos que es importante definir cada una de ellas, nuevamente por la trascendencia jurídica de sus consecuencias, ¿qué se entiende por los acto debidos de cada uno de ellos?, ¿Cuáles son sus características III. EL MÉDICO: ARTISTA DE LA CURACIÓN. Para la Real Academia de la Lengua Española, médico es la persona que se halla legalmente autorizado para profesar y ejercer la medicina, y ésta última es la ciencia y arte de precaver y curar las enfermedades del cuerpo humano. En este sentido, podemos definir, que etimológicamente son médicos aquellos autorizados por la ley para curar las enfermedades del cuerpo humano. Para el jurista del Derecho Médico Iberoamericano, Dr. Fernando Guzmán Mora; médico es aquel profesional a quien la estructura social y jurídica de un país ha catalogado como idóneo para ejercer la Medicina. Para el Consejo Federal de Medicina de Brasil (símil del Colegio Médico del Perú) médicos, en términos generales, son aquellos agentes sociales dedicados a diagnosticar las enfermedades para tratar adecuadamente a los enfermos y lo define con mayor precisión como el ser humano personalmente apto, técnicamente capacitado y legalmente habilitado para actuar en la sociedad como agente profesional de la medicina, lo que le asegura el derecho de practicar todos los actos que la legislación permite o abriga. V. DEFINICIÓN DE ACTO MÉDICO El acto del que cura es el ACTO MÉDICO. Guzmán Mora lo define como "el hecho del hombre específicamente capacitado en esta ciencia, que acarrea consecuencias y que tiene por objeto la vida o la salud de otro hombre, de manera que el resultado de este actuar siempre tendrá que ver con la ley, por incidir sobre un sujeto de derecho; por afectar los derechos de otro hombre que se ha puesto en sus mano". Creemos que

- 20 -


Gestión y Auditoría en Enfermería

Módulo VI

lo define bien como hecho jurídico pues si bien que cuando ordinariamente nace de una relación voluntaria (relación médico paciente) estamos frente a la primera fuente de relaciones obligatorias constituida por el acto jurídico como cauce de expresión de la autonomía privada. (El más típico acto jurídico constitutivo es el contrato y que para nuestro caso es uno de prestación de servicios), por otro lado tenemos los casos donde la relación jurídica del acto médico no nace como consecuencia de la voluntad de los individuos, sino como consecuencia del mandato de la ley; lo que el derecho denomina la constitución heterónoma de la relación obligatoria. Para el Colegio Médico del Perú "Acto médico es toda acción o disposición que realiza el médico en el ejercicio de la profesión médica. Han de entenderse por tal, los actos de diagnóstico, terapéutica y pronóstico que realiza el médico, en la atención integral de pacientes, así como los que se deriven directamente de éstos. Los actos médicos mencionados son de exclusivo ejercicio del profesional médico". Para el Consejo Federal de Medicina de Brasil acto médico es todo procedimiento técnico profesional practicado por médico habilitado y dirigido para: a)prevención primaria, definida como la promoción de la salud y la prevención de la ocurrencia de enfermedades o profilaxia, b)La prevención secundaria, definida como la prevención de la evolución de las enfermedades o ejecución de procedimiento diagnósticos y terapéutico y c)la prevención terciaria, definida como la prevención de la invalidez o rehabilitación de los enfermos. Para nosotros el Acto médico es el procedimiento que realiza aquél que está legalmente autorizado para curar y que se desarrolla a través de la prevención, diagnóstico de enfermedades, tratamiento (terapéutica) y recuperación de las personas enfermas.

- 21 -


Gestión y Auditoría en Enfermería

Módulo VI

En el sentido del contexto anterior consideramos que el acto médico obedece primero a un concepto jurídico antes que a una determinada actividad profesional. En efecto, pensamos que la importancia y trascendencia del acto médico no resulta de la actividad en sí, ni de la atribución privativa del acto profesional de curar hacia los agentes de una determinada profesión, o de su nobleza o valoración sentimental, sino resulta de sus consecuencias en las relaciones entre las personas; (nos referimos con esto al surgimiento de derechos y obligaciones). Y queda muy claro esto, pues no tiene sentido discutir, esclarecer, parlamentar, sobre acciones, procedimientos, o actividades si es que éstas no son de necesidad de la sociedad y no merecen mayor importancia que ésta le pueda atribuir. En este sentido el acto médico por ser una actividad básicamente relacional (relación médico-paciente) necesariamente obedece en primer lugar al concepto que se le pueda atribuir desde la perspectiva jurídica pues es a esta disciplina la que le corresponde estudiar estos asuntos del hombre y sus relaciones. VI. NATURALEZA JURÍDICA DEL ACTO MÉDICO. Su origen o nacimiento se circunscribe a una relación de naturaleza contractual o extracontractual. Como mencionábamos anteriormente, en el primer caso nace como consecuencia del contrato (acto jurídico) que surge de la relación del enfermo que acude al profesional médico motivado por la alteración en su salud para que éste último, de acuerdo a su capacidad y al tipo de enfermedad, lo intente curar o rehabilitar. En el segundo caso nace como consecuencia de un deber jurídico general, específicamente una "relación obligatoria heterónoma" la que en los hechos es una relación jurídica similar a la que habría creado un contrato, sin su voluntad y aun contra su voluntad que se produce de supuestos legalmente tipificados. En tales casos basta la producción o la aparición en la realidad social del supuesto de hecho previsto por la norma para que automáticamente pueda considerarse como nacida una

- 22 -


Gestión y Auditoría en Enfermería

Módulo VI

obligación. Por todo lo anteriormente mencionado podemos afirmar que la naturaleza Jurídica del Acto Médico es una de carácter civil. VII. ELEMENTOS DEL ACTO MÉDICO. Como toda actividad jurídica podemos identificar los siguientes elementos: 1. Sujeto Activo: Que no puede ser otra que la persona legalmente capacitada para el ejercicio profesional de la curación. En nuestro país se encuentra claramente normado en el artículo 22º de la Ley General de Salud al establecer que para desempeñar cualquier actividad profesional propia de la medicina, odontología, farmacia se requiere tener título profesional además de estar debidamente licenciado para casos de especialización, de lo que podemos inferir, en un primer momento, que nos encontramos frente a actos médicos generales y especiales. Así mismo debemos entender que esta autorización legal a determinados sujetos para ejercer el acto médico se debe encontrar encaminado al acto de diagnosticar, tratar y recuperar la salud de las personas sea en forma individual o grupal. El Consejo Federal de Medicina de Brasil en su resolución CFM 1.627/2001 señala: "Los actos médicos pueden ser privativos del profesional médico o pueden ser compartidos con otros profesionales, siempre y cuando la legislación que la reglamenta así lo determine... como ejemplo podemos mencionar las cirugías buco maxilo faciales que pueden ser legalmente practicadas por médico o por cirujanos dentistas, la psicoterapia, que es compartida por médicos y psicólogos, otros procedimientos como inyecciones parenterales, curativos en lesiones superficiales, colecta de material para examen mediante técnicas invasivas que son compartidas por médicos y por enfermeros.

- 23 -


Gestión y Auditoría en Enfermería

Módulo VI

2. Sujeto Pasivo: Es sujeto pasivo del acto médico la persona humana. Nos queda claro que no existe acto médico sobre animales. Al respecto es importante resaltar lo mencionado por el Dr. Alberto Perales Cabrera cuando diferencia, con mucho acierto para nosotros, acto médico del acto sanitario del veterinario, pues mientras que en el primero, el profesional atiende tanto la enfermedad como la dolencia de las personas, en el segundo simplemente trata la enfermedad de los animales; entendiendo por enfermedad el resultado morboso producido por la acción de los factores patógenos sobre el individuo con quiebra de su sistema homeostático y por dolencia la reacción del sujeto anímico frente a la enfermedad que sufre o cree sufrir y la interpretación idiosincrásica; psicología, social y cultural que le confiere . Nótese la interesante distinción que hace al atribuir a la persona enfermedad más dolencia y al animal simplemente enfermedad. VIII. CARACTERÍSTICAS DEL ACTO MÉDICO Encontramos que para la existencia del acto médico deben concurrir conjuntamente las siguientes características: 1. Unidad del acto: El acto médico es un procedimiento profesional que comporta la facultad legal de realizar las cuatro actividades siguientes; ya sea en forma conjunta o separada, pero siempre las cuatro. 1.1. Prevención: Cuida de prevenir la aparición de enfermedades a través de métodos profilácticos y de acciones que persigan la promoción de la salud de la población. 1.2. Diagnóstico: Implica poseer competencia técnico científica para proceder a la identificación y diferenciación de las diversas patologías con la finalidad de prescribir el tratamiento de modo profesional como una modalidad de trabajo social reconocido y autorizado. 1.3. Terapéutica: Implica poseer competencia técnico científica para proceder al tratamiento quirúrgico o prescriptorio de

- 24 -


Gestión y Auditoría en Enfermería drogas

o

medicamentos

Módulo VI encaminados

a

suprimir

las

patologías. 1.4. Rehabilitación: El acto médico debe ser necesariamente rehabilitador, entendiendo por éste término su carácter recuperador de la salud alterada. Queda claro que dentro de esta esfera, de la unidad del acto, se encuentra todas aquellas otras actividades propias de la medicina, en la medida que se encuentran destinadas a la recuperación de la salud, de tal manera que la actividad administrativa, la típicamente asistencial, la investigadora y la docente deben necesariamente enfocarse en este sentido para ser denominado como acto médico. 2. Positividad del Acto: El acto médico debe ser positivo en el sentido de que el acto debe tener bases científicas, pues lo contrario llevará a la pérdida de su carácter asistencial. En los casos ordinarios, el profesional de la salud realiza actos descritos con anterioridad por otros y admitidos con carácter científico en la práctica profesional; no obstante el conocimiento se puede ir enriqueciendo constantemente con nuevas aportaciones que sólo pueden pasar al terreno de la praxis profesional cuando han cumplido con las normas y principios de la investigación científica. Es importante mencionar que la positividad del acto descarta de plano aquellas actividades similares o análogas realizadas por personas con conocimientos médicos y que efectivamente consiguen el restablecimiento de la salud de los pacientes, pero que sin embargo son producto del empirismo. 3. Temporalidad e Inmediatez del Acto: Es decir que la actividad del profesional de la salud está limitada a una serie de periodos de tiempo orientada a la prevención, tratamiento o rehabilitación de la salud del paciente, de tal manera que superada la alteración de la salud del paciente (en la generalidad de los casos) concluye el acto pues lo contrario implicaría una relación indefinida en la relación médico

- 25 -


Gestión y Auditoría en Enfermería

Módulo VI

paciente. Así mismo esta temporalidad debe estar dentro de una relación inmediata, es decir directa entre el médico y paciente. 4. Actividad Final: En cuanto satisface directamente la demanda del consultante brindándole atención integral en el diagnóstico, tratamiento, y/o recuperación de su salud, bajo la forma de consulta médica, hospitalaria, de urgente atención odontológica o gíneco - obstétrica. IX. OBJETO DEL ACTO MÉDICO: Es objeto del acto médico la protección de la salud de las personas individual o colectivamente. Para el Consejo Federal de Medicina Brasilero consiste no sólo en "prestar asistencia médica" sino también investigar enfermedades o enseñar disciplinas médicas. No hay acto médico cuando la actividad realizada es ilícita, es decir es contraria al ordenamiento jurídico, cuando transgrede normas imperativas, el orden público y las buenas costumbres (ejemplo: realizar abortos, realizar actos encaminados a la comercialización de órganos, etc.) X. FINALIDAD DEL ACTO MÉDICO La finalidad del acto médico es múltiple. Podemos citar sin ser limitativo, el incremento del bienestar de las personas, la profilaxis o diagnóstico de las personas, el tratamiento y rehabilitación de los enfermos. XI. FORMA DEL ACTO MÉDICO: El acto médico es necesariamente formal. El artículo 29 de la Ley General de Salud establece que todo acto médico debe estar sustentado en una historia clínica veraz y debe contener las prácticas y procedimientos que se han aplicado al paciente destinados a resolver el problema de salud diagnosticada. Además de lo anterior el artículo 44° de la misma norma es determinante cuando ordena que el médico y el

- 26 -


Gestión y Auditoría en Enfermería

Módulo VI

cirujano-dentista quedan obligados a proporcionar copia de la historia clínica al paciente en caso que éste o su representante lo solicite. Por otro lado a pesar de lo anterior, consideramos que podrá existir acto médico sin historia clínica, sin embargo su displicencia (de la historia clínica) o mala elaboración revertirá en perjuicio del profesional, en caso se vea involucrado frente a una denuncia o demanda por negligencia profesional. XII. LIMITACIONES AL ACTO MEDICO Encontramos las siguientes limitaciones al acto médico: 1. Las establecidas por la Ley 2. Las establecidas por el Código de Ética Profesional 3. Las establecidas por la moralidad vigente y la cultura 4. Las establecidas por la voluntad del paciente 5. Las establecidas por los recursos técnico - científicos disponibles. XIII. CLASES DE ACTO MÉDICO. Analizado el acto médico como concepto, tratemos de averiguar si podemos establecer si el acto médico puede ser clasificado. Creemos que sí, pues de igual manera como el concepto surge de las relaciones jurídicas nacidas de la relación médico - paciente, consideramos que su clasificación surge como consecuencia de la relación del concepto entregado y del estudio singular de los aspectos afectivos, cognoscitivos, operativos, éticos y sociales del acto médico, así como de sus elementos arriba mencionados. Siendo

esto

así podemos clasificarlos en

innumerables formas, sin embargo para efectos del presente ensayo podemos mencionar que puede ser clasificado de la siguiente manera: 1. EN RAZÓN A LA PROFESIÓN: Considerado el acto en razón de quien lo realiza y del marco legal vigente podemos establecer rápidamente:

- 27 -


Gestión y Auditoría en Enfermería

Módulo VI

a) Acto médico del Médico Cirujano, en razón a su propia actividad y naturaleza. b) Acto médico del Obstetriz, en razón a su propia actividad y por mandato de la ley 23346. c) Acto médico del Cirujano Dentista, en razón a su propia actividad y por mandato de la ley. d) Acto médico del Químico Farmacéutico, en razón al mandato de la ley 16447. Al respecto debemos mencionar que si bien la norma le otorga la calidad de profesión médica consideramos que no poseen acto médico pues no les encontramos facultad legal de diagnóstico de enfermedades. 2. EN RAZÓN A SU RESPONSABILIDAD: Para Enrique Varsi cabe la siguiente clasificación en razón de su responsabilidad: a) El acto médico primario o propio: El realizado por el profesional en sí. b) El acto médico secundario o impropio: El realizado por el profesional de la Salud dependiente del que realizó el acto médico primario. 3. EN RAZÓN A SU AUTONOMÍA: Analizado con lucidez por los artículos 31º y 34º del Reglamento de la Ley 23536 podemos también clasificarlos en razón a su autonomía. Así tenemos: a) Autonomía Absoluta referida a los Profesionales que actúan directamente con el paciente ejerciendo sobre él acciones con absoluta responsabilidad en su diagnóstico, tratamiento y recuperación. Le corresponde esta autonomía a los siguientes Profesionales: 1. Médico y 2. Cirujano Dentista. (No incluimos al médico veterinario, ni al Ingeniero Sanitario

pues

conforme

la

definición

entregada

anteriormente,

consideramos que no realizan actos médicos) b)

Autonomía

Relativa:

Los

profesionales

que

actuando

independientemente tienen una acción limitada y circunscrita a determinada área o campo de acción pudiendo recurrir en un momento dado a la intervención de un profesional con responsabilidad absoluta,

- 28 -


Gestión y Auditoría en Enfermería

Módulo VI

determinando para este nivel a los siguientes Profesionales: 1. Químico Farmacéutico, 2. Obstetriz. Mencionamos a estos profesionales en virtud al mandato de la ley. Respecto a los profesionales psicólogos y biólogos mencionados por la norma debemos decir que si bien que realizan actos con autonomía relativa consideramos que no poseen acto médico. d) Dependencia Absoluta: Profesionales que complementan la acción de otras actuando por indicación de ellas, y por tanto, están supeditadas permanentemente en el tratamiento asistencial al paciente a las profesiones con autonomía relativa o absoluta. Profesionales que involucra: 1. Enfermero. 2. Nutricionista. y 3. Asistente Social. Estas profesiones definitivamente no poseen acto médico por cuanto no poseen facultad legal de diagnóstico de enfermedades. 4. EN RAZÓN A LA MISMA ACTIVIDAD: a) Actos médicos finales: Aquel que satisface directamente la demanda del consultante brindándole atención integral en el diagnóstico, tratamiento, y/o recuperación de su salud, bajo la forma de consulta médica, hospitalaria, de urgente atención odontológica o gíneco obstétrica. b) Actos médicos intermedios: Los actos médicos que complementan la atención integral del paciente brindando los elementos y/o cuidados necesarios para su tratamiento y recuperación, proporcionando el medicamento, el cuidado del enfermo, un alimentación balanceada, el conocimiento, orientación y dominio de sus problemas emocionales o una ambiente adecuado para su salud. c) Actos médicos de Apoyo: los actos médicos realizados en equipo, desarrollando acciones orientadas a la protección y promoción de la salud, coadyuvando a su conservación y/o recuperación tanto de la persona, la familia, o la comunidad a través de la investigación o el servicio social.

- 29 -


Gestión y Auditoría en Enfermería

Módulo VI

5. EN RAZÓN DE LA ESPECÍFICA ACTIVIDAD LABORAL: a) Actos Médicos asistenciales: Propiamente el acto médico en sí. Son realizados básicamente en centros sanitarios autorizados por la autoridad administrativa de salud bajo su control y supervisión. También serán actos médicos los realizados fuera de centros sanitarios siempre y cuando se realicen por situaciones de emergencia o actividades de campaña prevento-promociónales b) Actos Médicos Administrativos: Aquellos actos realizados por profesionales médicos necesariamente encaminados a la planificación, organización, dirección, coordinación, evaluación, control y supervisión de la actividad asistencial y que son llevados a cabo en el ámbito administrativo en salud. c) Actos Médicos Investigativos: Son los dedicados a la búsqueda y adecuación de nuevos conocimientos, tecnologías y técnicas para el cuidado de la salud. d) Actos Médicos Docentes: Son aquellos dedicados a programar, organizar, desarrollar o supervisar actividades de educación y capacitación en salud. 6. EN RAZÓN DE LA ESPECIALIDAD Encontramos que los actos médicos a su vez pueden ser clasificados en razón de la subespecialidad del profesional que lo realiza. Así podemos enunciar algunos sin ser limitativos: a) Respecto al acto médico del anestesiólogo, el Acto médico anestésico; el cual a su vez se puede sub clasificar en: a.1) Acto pre anestésico: examen clínico del paciente, indicación de exámenes o exploración y prescripción de medicamentos. a.2) Acto anestésico: Administración de anestésicos generales y/o locales en bloqueos regionales, control de signos vitales, intubación laringo-traqueal, inyección de drogas coadyuvantes, fleboclisis y/o transfusiones de sangre o hemoderivados y/u otros cuando corresponda. Además, prevención y tratamiento de complicaciones durante el acto mismo.

- 30 -


Gestión y Auditoría en Enfermería

Módulo VI

a.3) Acto post anestésico: Control de la normalización del despertar del enfermo hasta la reversión total de los efectos de la anestesia administrada o hasta por 12 horas o hasta la instalación del paciente en una unidad de tratamiento intensivo o similar. b) Acto médico pediátrico: Acto realizado por el médico pediatra. c) Acto médico estomatológico u odontológico: Acto realizado por el médico estomatólogo y el odontólogo. d) Acto médico cardiológico: Acto médico realizado por el cardiólogo e) Acto

médico

traumatológico:

Acto

médico

realizado

por

el

traumatólogo f) Acto médico oftalmológico: Acto médico realizado por el oftalmólogo 7.

EN

RAZÓN

A

SUS

RESULTADOS

O

CONSECUENCIAS

JURÍDICAS: En razón a sus resultados jurídicos tenemos que el acto médico puede ser: a) Acto Médico Debido: Aquel que ha sido desarrollado conforme con la técnica normal requerida y a su vez se puede subdividir en: a.1. Acto Médico Eficaz: aquel que ha cumplido con la finalidad de recuperar la salud del paciente. No genera responsabilidad. a.2. Acto Médico Dañoso (iatrogenia ): Aquel que a pesar de haber sido realizado debidamente no ha conseguido la recuperación de la salud del paciente debido al desarrollo lógico e inevitable de determinada patología terminal o aquel que tiene resultados negativos temporales debido a factores propios de la patología enfrentada o a factores propios, peculiares y particulares del paciente ("ya sea su hábito constitucional, su sistema inmunológico, su forma de reaccionar o disreaccionar, o cualquier factor desconocido pero evidentemente existente, o sea idiopático" como nos refiere Luis Alberto Kvitko). Tampoco genera responsabilidad. A modo de ejemplo podemos mencionar la flebitis post catéter, la infección urinaria leve después de mantener por varios días una sonda vesical, la flebitis de las piernas después de la extirpación de un apéndice gangrenado, etc.)

- 31 -


Gestión y Auditoría en Enfermería

Módulo VI

b) Acto Médico Indebido (Mala práctica o Iatropatogenia): Aquel acto médico que no ha sido desarrollado con la técnica normal requerida y que lógicamente genera responsabilidad, pudiendo ser penal o civil dependiendo de la naturaleza del acto indebido y de la legislación nacional vigente al momento de producirse. 8. EN RAZÓN A SU NÚMERO a) Acto médico personal: Aquél realizado por un único profesional médico b) Acto médico en equipo: Aquél realizado por varios profesionales. Un caso clásico de estos actos médico son los actos quirúrgicos en sala de operaciones. XIV.

¿QUÉ

ACTOS

PROFESIONALES

PUEDEN

SER

REPUTADOS

JURÍDICAMENTE ACTOS MÉDICOS? Por todo lo anteriormente expuesto podemos reputar como actos médicos aquellos que se encuadren necesariamente en todos los supuestos de la definición, de los elementos, características del acto médico y lo establecido por la ley, fundamentado por lo que se denomina la "lex artis ad hoc" que presupone aquel criterio valorativo de la corrección del acto ejecutado por el profesional que tiene en cuenta las especiales características de su autor, para calificar dicho acto como conforme o no con la técnica normal requerida. Ante esto cabe la siguiente pregunta: ¿La actividad que realiza el paramédico, el salvavidas, el bombero o similares que buscan salvar las vidas de aquellos que lo requieren producto de variadas situaciones riesgosas constituyen actos médicos? Creemos que no, pues carecen del más primordial elemento del acto médico que es la autorización legal encaminada al diagnóstico, prognóstico, tratamiento y recuperación. En todo caso estaríamos frente a un acto de recuperación elemental y primario pero no ante un acto médico, al no revestirse de los demás elementos necesarios para su constitución.

- 32 -


Gestión y Auditoría en Enfermería

Módulo VI

XV. DENOMINACIÓN DE LOS ACTOS DE OTROS PROFESIONALES DE LA SALUD: Para el Dr. Alberto Perales los actos realizados por otros profesionales de la salud (entre los cuales comprende a todos los profesionales de la salud a excepción de los médicos) le corresponde el acto de salud, entendiendo como medicina a la ciencia y arte de evitar y curar las enfermedades y salud, como disciplina multisectorial y multiprofesional orientada a lograr el estado completo bienestar físico, mental y social de las personas. Para nosotros corresponde denominarlo acto sanitario, comprendiendo en aquella actividad a los profesionales de la salud no médicos, entendiendo por éstos, a los demás profesionales de la salud que si bien contribuyen de manera importante a la recuperación de la salud de la población no son considerados así por la ley y/o carecen de facultad legal para el diagnóstico de enfermedades y terapéutica. XVI. IMPORTANCIA JURÍDICA DEL CONCEPTO DE ACTO MÉDICO: Conocer el debido concepto, su clasificación, los elementos, la forma del acto médico contribuye a abordar con precisión jurídica y científica la investigación de la responsabilidad de los profesionales de la salud en todas sus dimensiones (sean estas éticas, penales, civiles, o administrativas) en un contexto sereno como un instrumento garantista, de mejoramiento del ejercicio profesional y de una atención adecuada a los pacientes. Así mismo contribuye y facilita la defensa de sus operadores. Un ejemplo práctico obtenido de la práctica forense legal la encontramos cuando a efectos de individualizar la responsabilidad establecemos con precisión el grado de autonomía, especialidad y resultado que le cabe a determinado profesional en determinado acto médico. Otra aplicación práctica surge cuando se trata de establecer daños por intrusión de no médicos (por ejemplo prescripción médica de un profesional de la salud que no tiene facultad legal para este acto; terapéutica o actos quirúrgicos realizados por quienes no están

- 33 -


Gestión y Auditoría en Enfermería

Módulo VI

autorizados para esto), intrusión entre distintos profesionales de la salud (por ejemplo cuando un cirujano dentista cura fuera del ámbito del sistema estomatognático), intrusión dentro de una misma profesión (por ejemplo cuando un médico general realiza, sin encontrarse frente a una situación excepcional, una cirugía exclusiva del cirujano pediátrico o así por el estilo). Por otro lado tenemos que si bien que el estudio e investigación jurídica de la actividad que realizan los profesionales de la salud estará siempre asociada en torno al derecho de la responsabilidad, no podemos dejar de evaluar otros aspectos que le son propios como su constante evolución; la importancia de su temática para los derechos humanos; la cotidianidad y alta frecuencia en la generación de conflictos, su alto costo económico y a todo nivel, sus posibles soluciones tanto a través de las distintas políticas de resarcimiento, de la administración de justicia, como de los métodos alternativos y distintos mecanismos de control y participación ciudadana; el interés generalizado que despiertan estos temas para toda la comunidad, ya que, en principio, nadie se puede sustraer a la posibilidad de estar inmerso en la administración, prestación y utilización de un servicio o producto de la salud.

- 34 -


Gestión y Auditoría en Enfermería

Módulo VI

XVII. CONCLUSIONES 1. En el Perú no sólo son médicos aquellos que típicamente ejercen la medicina sino también aquellos a quien la ley les confirió dicha facultad. 2. Entendemos por acto médico a aquella actividad o procedimiento realizado por aquel que está legalmente autorizado para curar y que se

desarrolla

a

través

de

la

prevención,

diagnóstico

de

enfermedades, tratamiento (terapéutica) y recuperación de las personas enfermas. 3. La Lex Artis Ad Hoc es el fundamento jurídico del acto médico y es regulado por los códigos de ética de los Colegios Profesionales que realizan acto médico. 4. Consideramos que en nuestro país poseen acto médico las siguientes profesiones: El médico, el odontólogo y la obstetriz. 5. La responsabilidad legal como consecuencia del acto médico provendrá únicamente del acto médico indebido (iatropatogenia) 1. Ley General de Salud, LEY Nº 26842 2. Ley del Ministerio de Salud, LEY Nº 27657 3. Reglamento de Organización y Funciones del Ministerio de Salud, DECRETO SUPREMO Nº 014-2002-SA

- 35 -

Gestion y Auditoria en Enfermería VI  

Gestion y Auditoria en Enfermería VI