Page 1

TEMPUS OCTOBRIS, OCTUBRE 2013

TEMPUS OCTOBRIS Boletín de Apoyo al Manifiesto por la despolitización y la independencia judicial (Edición de octubre del año 2013)

Turpis coniunctio cuniculorum, stranei commilitoni lecti.

PRO IUSTITIA LIBERTAS EQUIPO DE REDACCIÓN Y DIRECCIÓN Esther Fernández Arjonilla y Jesús Manuel Villegas Fernández. IDEARIO EDITORIAL Tempus octobris es una revista electrónica gratuita, de periodicidad mínima bimensual, en defensa de la independencia judicial. Aunque no hace suya ninguna posición ideológica -salvo los principios de la Constitución Española de 1978- está abierta a colaboraciones de todas las tendencias, de las que responden sus autores a título personal, sin más limitación que el respeto a la Ley.

TEMPUS OCTOBRIS, OCTUBRE 2013

1


TEMPUS OCTOBRIS, OCTUBRE 2013 EDITORIAL

¿NECESITAMOS DERECHA O IZQUIERDA JUDICIALES? El Partido Socialista Obrero Español acaba de anunciar el recurso de inconstitucionalidad que interpondrá contra la vigente Ley Orgánica del Poder Judicial, referido éste a determinados preceptos reformados por la Ley 4/2013. Esto es, la oposición lleva al Tribunal Constitucional la “ley Gallardón”. Es una buena noticia. Con todo, los socialistas no impugnan la designación política de los miembros del Consejo General del Poder Judicial. (CGPJ). ¿Por qué? Pervive entre la izquierda española una tradición temerosa del corporativismo judicial, de una carrera a la que presume “de derechas”. Mejor sería, por tanto, confiar el gobierno judicial a grupos parlamentarios. La Justicia sería demasiado importante para dejarla en manos de los jueces. Este argumento, aunque sinceramente creído por muchos, parte de un error conceptual. Misión del Consejo es defender a la Justicia frente a la política, luego es absurdo poner a la zorra a guardar conejos. Muestra de ello es que altas instancias internacionales han aconsejado que el órgano de gobierno de los jueces sea escogido, al menos en su mitad, por “sus pares” (recomendación 12/2010 de Comité de Ministros y Carta de Magna de los jueces -Consejo Consultivo de jueces europeos). Recordemos que el modelo constitucional derogado preveía una composición mixta, dado que ocho de sus miembros sí que debían sus puestos a las Cámaras. O sea, se les dejaba a los políticos un buen trozo del pastel. Pero ni por esas, lo suyo es zampárselo todo. Sea como fuere, una somera lectura del texto legal revela la falacia: compete al Consejo la elección de los miembros del Tribunal Supremo, el ascenso y promoción profesionales, la inspección, la potestad disciplinaria… ¿Qué tiene que ver con la política? Son materias jurídicas que deberían ser resueltas objetivamente, atendiendo únicamente a la Ley, al mérito y capacidad, no a la proximidad ideológica. Teorías aparte, la práctica ha puesto las cosas en su sitio: la designación parlamentaria es una calamidad, una úlcera crónica en el Poder Judicial, un descrédito sin fin. No sólo eso, los jueces han demostrado que no merecen la etiqueta reaccionaria que les venían endilgando, pues su responsabilidad social en los últimos tiempos ha sido ejemplar. En su conjunto, no se escoran hacia la derecha ni a la izquierda, sino que suelen estar atentos al sentir de su pueblo tal como ha sucedido, por ejemplo, en asuntos tan delicados como las tasas o las ejecuciones hipotecarias. Los sectores más progresistas de la judicatura lo saben, pero están atrapados en la herencia sentimental de aquellos buenos tiempos de lucha antifranquista. ¿Y la derecha colaboracionista? Encantada de la vida, descubierta su nueva identidad, se refocila gozosa en las húmedas y sucias sábanas de un camastro que comparte con los achacosos, pero aún seductores, viejos camisas rojas. Quién los ha visto, y quién los ve. Salgamos de una vez de esa prisión ideológica donde nos han confinado, cada uno encerrado en su respectiva celda (en el pabellón de la derecha o de la izquierda) y despojémonos de los trajes de rayas presidiarias, ya sean rojas o azules.

TEMPUS OCTOBRIS, OCTUBRE 2013

2


TEMPUS OCTOBRIS, OCTUBRE 2013

DUALIDAD DIGITAL Jesús Manuel Villegas Fernández, magistrado El autor explica, en tono muy personal, la experiencia del debate radiofónico mantenido en el jueves 3-X-2013 en el programa de la cadena SER “Hora 25”.

El último número de la revista Tempus se despedía en su contraportada con la famosa escultura del artista italiano Maurizio Cattelán, ese marmóreo dedo de Carrarra que, impúdico, apuntaba hacia los cielos milaneses en la plaza de los negocios, ante el mismísimo edificio de la Bolsa. Atracción y repulsión a la par sentía ante esa mole pues, pese a su dudoso gusto, revelaba una brava osadía que ya quisiéramos para nosotros los jueces. Cuando los coordinadores de la Asamblea General de Jueces asumimos el mandato de organizar unos comicios simbólicos en contestación a la farsa electoral montada por la clase política para subyugar el gobierno judicial, nos hemos visto enclaustrados en una urna de silencio, pues ante nuestro proyecto no hubo más reacción que el mutismo institucional. Hemos aplicado nuestras energías a perforar esa campana de insonorización, empeñados en que se nos oiga, motivo que nos ha impulsado a dirigirnos hacia los medios de comunicación. Pese a la entusiasta acogida de la prensa más modesta, los grandes grupos periodísticos fueron sordos a nuestras peticiones, como embrujados por un conjuro de taciturnidad. Por eso, cuando nos comunicaron que la cadena SER, nada más y nada menos que en su célebre programa “Hora 25”, se había prestado a organizar un debate a tres bandas sobre las elecciones alternativas, nos aproximábamos a una encrucijada que nos haría visibles en el mapa intelectual de nuestro país. En cuanto fui consciente de la responsabilidad que entrañaba la ocasión (un juez como yo, sin formación política y limitadísima experiencia ante los medios) me sentí abrumado. Pero no quedaba más remedio que tomar el toro por los cuernos, y arropado por compañeros tan doctos como Ramón Badiola, me encaminé al ruedo, acomodándome en los estudios de la cadena SER de Guadalajara. Un joven empleado me informó con parca cortesía que los habían abierto solo para mí y, tras colocarme a solas en una habitación repleta de micrófonos, me encasquetó unos auriculares. Un vaso de agua y adelante. Eso era todo.

TEMPUS OCTOBRIS, OCTUBRE 2013

3


TEMPUS OCTOBRIS, OCTUBRE 2013 Al otro lado de la línea se hallaba el decano de los juzgados de Madrid, don José Luis González Armengol. Dicho sea con todos los respetos para con su persona, el ácido desparpajo de su estilo terminó haciéndome evocar la estatua del artista italiano. La mente, compuesta por millones de conexiones, azarosa y a ratos maliciosamente imbricadas, atinó a forjar una imagen cattelaniana del señor decano. Pétreo pose para un orador de inquebrantable verbo marmóreo. Modelo ideal para el escultor. Aun subscribiendo el ciento por ciento de su corajuda intervención, me asombró que se diera punto en boca sobre las elecciones alternativas. Barruntaba yo que acaso nos criticase. Se ve que calcularon que lo mejor sería hacer como si no existiéramos. Y pensar que incluso me había ilusionado con que mi admirado colega concurriera como candidato alternativo. Una lástima, pues se ahonda la brecha entre los jueces de base y los de las alturas. Ya estamos acostumbrados. Luego le tocó el turno al presidente de la APM. Desconectadas de la realidad, sus palabras reverberaban lejanas, como de un noticiero de los años cuarenta, con ese timbre enlatado de aquellos locutores fallecidos largos años ha. Muy otra fue la estampa que irrumpió en mi imaginación: un relicario dieciochesco que contemplé fascinado en la catedral de Teruel. También era un dedo erecto. Una talla tosca y descascarillada que, cubierta de mugre centenaria, albergaba una momificada extremidad humana. Ostentaba su reseca podredumbre tras un indiscreto vidrio que, cosas de la sugestión, no me aprovechaba para refrenar el tufo mortuorio. De esta tétrica guisa me figuraba a mi interlocutor. Entre un trozo de piedra y otro de hueso. Rigidez pétrea o post-mortem. Ahí yacemos atrapados, incapaces de alcanzar la anhelada unidad. Pero no nos rendiremos; nosotros somos el futuro. Aquí permaneceremos hasta democratizar la carrera, hasta que triunfe el principio de “un juez / un voto”. Aunque para ello las estatuas tengan que tornarse humanas y los cadáveres alzarse de sus sepulcros.

LOS JUECES HABLAN He aquí el enlace para escuchar el debate de la CADENA SER: http://www.cadenaser.com/espana/audios/constitucionaltribunal-claramente-politico-ofrececonfianza/csrcsrpor/20131003csrcsrnac_67/Aes/

Otras intervenciones que no debemos perdernos son las del juez de Marchena, Manuel Ruiz de Lara, coordinador de la Asamblea. http://www.canalsur.es/portal_rtva/web/noticia/id/339167/un_ju ez_de_marchena_pregunta_a_bruselas_por_los_intereses_abusiv os_de_las_hipotecas http://alacarta.canalsur.es/television/video/recortes-en-sanidady-prision-permanente/475479/288

Fotografía: Manuel Ruiz de Lara durante la Asamblea General de Jueces de febrero de 2013

TEMPUS OCTOBRIS, OCTUBRE 2013

4


TEMPUS OCTOBRIS, OCTUBRE 2013 OBITER DICTA “SOY UNA GUERRERA”

(Representación alegórica de Cerdeña, Cagliari)

El 16 de octubre de este año 2013, en cumplimiento de los acuerdos adoptados por la Asamblea General de Jueces, se abrió el plazo para la presentación de candidaturas a unas elecciones simbólicas como alternativa a la farsa electoral oficialista. Es sólo un gesto sin valor jurídico. Ahora bien, su importancia es formidable, pues constituye una llamada a la opinión pública para mostrar que el Poder Judicial español, por dignidad, no es cómplice de un sistema nacido de una mentira originaria, engendro contra natura del incumplimiento del programa electoral. Más de trescientos cincuenta jueces, vinculados entre ellos por el correo electrónico, sin conexiones políticas, económicas o asociativas, han impulsado un boicot al proceso oficialista al que se ha sucedido el de la mayoría de las asociaciones. El éxito ha sido clamoroso, la candidatura oficialista más apoyada sólo cuenta con 210 avales. Insignificante en una carrera formada por más de cinco mil miembros. Es la reacción de los jueces de base, de aquellos que no gustan de manchar sus togas con el polvo político del camino. A estas fechas una veintena han presentado sus candidaturas alternativas, las cuales serán sometidas a una votación por correo electrónico de cuyos resultados se levantará acta notarial del 26-X-13. Una candidata, Rosa Esperanza, anunciaba en un emotivo comunicado: “soy una guerrera”. Luchadora cuyas armas son la razón ilustrada, la justicia, la libertad de expresión. Admirable gesto de valentía de unos jueces ajenos al mundillo de los politicos-togados, de los nombramientos dedocráticos. Su experiencia es la ardua labor cotidiana en el juzgado. Algunos de ellos entre circunstancias personales muy difíciles. Gracias. Participad, por dignidad. Basta un mensaje de correo electrónico. No es mucho. MINI-CEREBROS

Nuestro colaborador científico, Francisco Benito, informa de que han sido elaborados con éxito en laboratorio mini-cerebros humanos, mediante un experimento dirigido por el austriaco Juergen Knoblich. Se vislumbra una prometedora esperanza para los transplantes. La epidemia de cabezas huecas está asolando el país.

TEMPUS OCTOBRIS, OCTUBRE 2013

5

Tempus octubre 2013  
Tempus octubre 2013  

Bulletin for a free legal and judicial system in Spain

Advertisement